Page 16

R E P O RTA G E S

R E P O RT S

R E P O RTA J E S

LA ESGRIMA MUNDIAL CONCEDE

CONFIANZA PLENA A SU PRESIDENTE

By Jean-Marie Safra

“C

elebramos con alegría la elección de René Roch. No diré que este voto me recuerde aquel para el Sr. Bush o el Sr. Gore porque ha sido decisivo”. En pocas palabras, pero con elegancia y humor, el decano Bondoux, antiguo magistrado de alto rango y antiguo esgrimista de altos vuelos, proclamó el tercer mandato de cuatro años que acaba de ser confiado a René Roch a la cabeza de la Federación Internacional de Esgrima. Este sábado 9 de diciembre, los grandes electores de la FIE se habían dado cita bajo el artesonado del prestigioso y muy encopetado Automóvil Club de Francia, en la Plaza de la Concordia de Paris. En efecto, ahí no hubo necesidad de recontar hasta el infinito las papeletas de voto y de recurrir a argucias de abogados. El suspenso duró poco: setenta y cuatro votos para René Roch, veinticuatro para su rival, Jenö Kamuti, nuevamente derrotado. El tercer combate de René Roch frente a Jenö Kamuti, y también su tercera victoria, fue sin embargo, con toda certeza, lo que le provocó menos inquietud. Reelección fácil y sin problemas. Es cierto que no era balance contra proyecto. Era balance y proyecto contra balance y proyecto porque Jenö Kamuti había presidido durante cuatro años la Confederación Europea. La actividad de los dos candidatos en el transcurso de la segunda olimpiada hablaba por si misma y las federaciones decidieron en función de sus acciones concretas.

16 • ESCRIME INTERNATIONALE

Vasto programa. Pero este será el tra“ bajo de todos, cada uno en su nivel de responsabilidad o de sus aptitudes. ” Jenö Kamuti felicitó a su rival y le propuso su colaboración para el futuro. René Roch la aceptó de buen grado haciendo gala del espíritu caballeroso que desea mantener en la más pura tradición de nuestro deporte. Es posible que el Presidente de la FIE midiera el camino recorrido después de su reelección en Atlanta en 1996, hace cuatro años. En ese momento, René Roch había arrancado su victoria por un estrechísimo margen: un sólo voto de ventaja, prácticamente un tocado decisivo, con 14 iguales, para una medalla de oro olímpica. El combate –¿merece la pena recordarlo?– había sido despiadado. Al parecer, en el transcurso de su primer mandato, la personalidad y los métodos de René Roch, habían molestado. “Creían haber elegido un presidente decorativo”, resume hoy día. El malentendido había sido enorme. Ya que, para el nuevo presidente de la FIE, el desarrollo de la esgrima en los cinco continentes y su modernización constituían prioridades absolutas. Y por lo tanto: urgencias. Esta era su convicción más profunda y estaba escrito de su puño y letra en su programa. Nada, ni nadie, debería ni podrá disuadirle. René Roch fue ciertamente el primer dirigente en tomar conciencia de que el futuro olímpico de la esgrima no estaba asegurado por parte del COI, si no se emprendían reformas profundas.

Así, en resumidas cuentas, entre 1992 y 1996, el presidente de la FIE no había convencido más que a una débil mayoría de federaciones nacionales. Las otras se negaban a acelerar el tren de las reformas cuando no las frenaban por todos los medios. Se tuvo que superar las reticencias y dominar las oposiciones. Sobre todo, se necesitó tiempo para demostrar a todos que René Roch no tenía la intención de desnaturalizar la esgrima. Muy al contrario, durante su mandato, la FIE ha realizado un trabajo de hormiga a fin de darle un nuevo impulso y de entrar en el tercer milenio con nuevas cualidades. Resultado, el pasado 9 de diciembre, René Roch ha conseguido incluso más sufragios a su favor que cuando tuvo lugar su primera elección a la presidencia en 1992. Prueba de que su gestión ha sido comprendida, prueba de una adhesión casi general, prueba, igualmente, de reconocimiento ya que es raro que, con el paso de los años, un elegido vea aumentar su popularidad de esta forma, en lugar de sufrir la erosión del tiempo. A sus 71 años, nadie contesta que sea un presidente moderno y que además sea popular. En el momento en el que Jenö Kamuti reconocía públicamente por el micrófono su derrota, sin duda René Roch saboreaba también, en su justa medida, este plebiscito del mundo de la esgrima, dieciséis años después de haber entrado en el mundo de la FIE, entonces dirigida por Rolland Boitelle. Dieciséis años, demasiado tiempo. Nada sin embargo, en comparación a la muy estrecha relación que parece

FIE Escrime # 35  

Fencing Escrime Magazine # 35

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you