Page 1

Informe de

GESTIÓN 2016-2019

Río Bogotá PTAR Salitre

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

1


I RÍO BOGOTÁ RÍO BOGOTÁ PTAR SALITRE PTAR SALITRE


Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca- CAR Director General

Néstor Guillermo Franco González Secretario General

José Alfredo Salamanca Ávila Martha Mercedes Carrillo Silva

Dirección de Cultura Ambiental y Servicio al Ciudadano

Camilo Bello Zapata

Dirección de Gestión Ambiental

Rosemberg Alexander González

Dirección de Infraestructura Ambiental

Camilo Zambrano

Proyecto “Por Fúquene todos de Corazón”

Edwin García Másmela

Dirección de Laboratorio e Innovación Ambiental

César Clavijo Ríos

Dirección de Recursos Naturales

Carlos Bello Quintero

Dirección de Evaluación, Seguimiento y Control Ambiental

Carlos Andrés Silva Sánchez

Oficina Asesora de Comunicaciones

Eric Palacino Zamora

Ana María Escobar

Edición

Norberto Cristancho Prieto Impresión IMPRENTA NACIONAL DE COLOMBIA 2019


Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca – CAR CONSEJO DIRECTIVO 2019

Iván Duque Márquez Presidente de la República

Julio César Turbay Quintero

Representante del Presidente de la República

Enrique Peñalosa Londoño Alcalde Mayor de Bogotá

Francisco Cruz Prada

Delegado del señor Alcalde Mayor de Bogotá D.C.

Jorge Emilio Rey Ángel

Gobernador de Cundinamarca

Carlos Andrés Amaya Rodríguez Gobernador de Boyacá

Herman Estiff Amaya Téllez

Delegado del señor Gobernador de Boyacá

Ricardo José Lozano Picón

Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible

Claudia Adalgiza Árias Cuadros

Delegada del señor Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible

César Augusto Carrillo Ortegón

Alcalde Municipal de Chiquinquirá, Boyacá

Eleázar González Casas

Alcalde Municipal de Soacha, Cundinamarca

William Octavio Venegas Ramírez

Alcalde Municipal de Sopó, Cundinamarca

Ana María Mahecha Olarte

Alcaldesa Municipal de Vergara, Cundinamarca

Magdalena Collazos Luna Luis Alfonso Rubiano López Representantes del sector privado

Julio Hernando Balcero

Representante de las Comunidades indígenas

Luis Alejandro Motta Martínez Andrés Iván Garzón

Representantes de Entidades sin animo de Lucro


Presentación

Contenido

El Río, un lugar común para todos Cuidado y permanencia Una nación, un río Respeto ancestral al agua Cambio de hábito Ser guardianes del río Vive el Río Bogotá Cuenca alta, cuenca media, cuenca baja Soñando y viviendo el Río Contaminación, una historia que debe terminar El Saneamiento ambiental en la región CAR La fuerza del Río sin control El Río Bogotá, la gran apuesta Revivir el Río Infografía Río Bogotá y PTAR Salitre PTAR Salitre Fase II Procesos en la PTAR Salitre Sede Administrativa Reconocimientos Parque Metropolitano PTAR Salitre Cierre Financiero PTAR Canoas Descripción PTAR Canoas Procesos La adecuación hidráulica en el Río Bogotá Responsabilidad de todos Esquema de la adecuación hidráulica Tramos de la adecuación hidráulica Puentes ecológicos Parques líneales Bochicar, nuevos ojos para ver el Río Crónicas del Río, un buen porvenir en familia Un curtidor incansable La Cultura Ambiental en la recuperación del Río Bogotá Festival Vive El Río. Glosario CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

10 17 19 22 24 27 31 33 35 38 42 44 48 50 54 56 59 60 62 66 67 68 70 75 78 80 81 84 88 93 96 104 106

7


8

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

9


El Río Bogotá Un lugar común para todos Néstor Guillermo Franco Director Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR

Quienes convivimos con el Río Bogotá1 tenemos en nuestro haber una sentencia judicial por su grave contaminación. El Consejo de Estado marcó la línea que tenía que seguir la institucionalidad y la comunidad para recuperarlo. Hay muchos actores invisibles en esta sentencia y entre ellos tienen un lugar preponderante los magistrados Marco Antonio Velilla y Nelly Yolanda Villamizar porque en este fallo se condenó en activo a todos los habitantes de la cuenca como contaminadores del Río Bogotá. Condena que fue ratificada por la Sala Plena del Consejo de Estado. Pero es una condena que debe recibirse con agrado y con beneficio, porque ha motivado la transformación para recuperar el Río Bogotá, que, como otros ríos en el mundo, entraron en procesos similares después de ser sometidos a un largo castigo de contaminación.

Diego Téllez

10

Históricamente en Europa y en nuestros países, los ríos funcionaban para dos cosas; tomar agua limpia arriba y disponer del agua sucia abajo. Los ríos europeos empezaron a recuperarse a mediados del siglo pasado cuando se percataron del enorme daño que se había causado y aún hoy muchos siguen en recuperación como el río Sena en Francia. I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Cuando en 2007 el Banco Mundial seleccionó tres ríos urbanos de Latinoamérica para recuperarlos a través de financiación, estaban el río Matanza Riachuelo en Buenos Aires, el río Tieté en Sao Paulo y el Río Bogotá. Los tres comenzaron al tiempo. En el caso del río Matanza, también hubo una sentencia que ordenó su descontaminación. La diferencia es que la sentencia en Colombia si tuvo herramientas que garantizaron la articulación institucional, cosa que no pasó en Buenos Aires porque allá sigue pendiente la tarea. En nuestro país el esfuerzo por recuperar los ríos urbanos lo lidera el Río Bogotá. ¿En qué se diferencia la situación del Río Bogotá? Son diversos los impactos y la magnitud que genera este río como uno de los más importantes del país, y pese a estar contaminado, permite la generación del 33 % del producto interno bruto a nivel nacional. ¿Qué podríamos pensar de las potencialidades económicas si estuviera totalmente descontaminado? Este porcentaje se multiplicaría y reivindicaría la riqueza de las cuencas alta, media y baja que han estado limitadas por la contaminación. El Río Bogotá no solo nace y muere en el departamento de Cundinamarca, sino que presta servicios ecosistémicos a más de once millones de habitantes. Sus posibilidades son inmensas y quienes tenemos la obligación de entender esas potencialidades somos nosotros mismos, no el río que silenciosamente nos brinda lo que le pedimos, soportando pacientemente el maltrato que le hemos dado. La enorme tarea de descubrir el nuevo río es descubriéndonos a nosotros como ciudadanos; de reconocernos como responsables en beneficios o perjuicios en lo que es la suerte del río cuyo destino depende de cada uno de nosotros. Podemos tener una mayor calidad de vida si no lo proponemos, alrededor del río. Podremos tener unas mejores condiciones de salud pública si no lo propo-

La enorme tarea de descubrir el nuevo río es descubriéndonos a nosotros como ciudadanos; de reconocernos como responsables en beneficios o perjuicios en lo que es la suerte del río cuyo destino depende de cada uno de nosotros.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

11


nemos, alrededor del río. Podremos generar riqueza para toda la ciudadanía, si no lo proponemos, alrededor del río. Pero si seguimos perseverando en el comportamiento de las pequeñas prácticas cotidianas que van encaminadas a contaminarlo, no se va a lograr. Si fuéramos responsables con el manejo del agua gris y de nuestros residuos domésticos, estas megaobras no tendrían que hacerse. El orgullo de una ciudad no debería ser la construcción de grandes plantas de tratamiento de aguas residuales, el orgullo de una ciudad debería ser no ge-

12

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Richard Hernández

nerar agua residual y que incluso la que se produce podría recircular dentro de nuestras residencias dos o tres veces como se hace en Israel o Europa. Por cultura, religión y formación hemos tenido la mala costumbre de creer que nuestro ecosistema es de por vida. Que el recurso es inagotable y que somos “los reyes del mundo”, cuando en realidad, como lo señaló el papa Francisco en su encíclica Laudato Si, somos mayordomos administradores de la casa común que es el planeta y debemos entregarla mejor de lo que la recibimos.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

13


El esfuerzo que ha venido desarrollando la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca ha estado encomendado a esa buena administración. Pero esta práctica de recuperación del afluente no puede partir solamente de la institucionalidad en solitario, ni de una administración seccional, una alcaldía o un funcionario. Este esfuerzo ha tenido una participación importante. El Consejo de Estado y el Tribunal Administrativo de Cundinamarca a través del comité de verificación del Fallo que es el que nos ha motivado todos los días, unas veces con exigencia otras con aplausos, para continuar en la tarea que no hubiera sido posible sin el concurso de la Procuraduría General de la Nación como órgano de control disciplinario que ha acompañado con entusiasmo la tarea de recuperación del Río Bogotá. Así como la Contraloría General de la República encargada de garantizar el buen uso de las inversiones. He comprometido con solo dos firmas durante mi periodo, la responsabilidad en algo más de 1.800 millones de dólares en el acto de contratación de la PTAR Salitre y en el acto de cierre y cofinanciación de la PTAR Canoas, en las cuáles hay un enorme compromiso institucional frente a la ciudadanía. Y obviamente como buen funcionario público estaré pendiente de saber explicar y de garantizar que esa inversión que es de seis mil billones de pesos ha sido la mejor decisión para sacar estas iniciativas adelante. Tengo el enorme orgullo y la enorme tranquilidad de que el equipo CAR, le está cumpliendo al Río Bogotá que ahora se puede visitar. Existen 40 kilómetros de senderos que la ciudadanía puede disfrutar. Se pueden hacer navegaciones guiadas. Hoy el río tiene amigos y la invitación es también a hacer otra recuperación, quizás la más importante; la querencia hacía ese río, que significa reencontrar-

14

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


nos con un lugar del que formamos parte, como en nuestra niñez. Ese río no nos guarda rencor por todo lo que le hemos hecho y está ansioso de tenernos a todos como ciudadanos responsables caminado por su vera, navegando por su cauce y ojalá disfrutando de sus aguas limpias en poco tiempo.

Néstor Guillermo Franco González Director Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR

1. La Ortografía de la lengua española (1999), de las academias, establece el uso de la letra inicial mayúscula en los nombres toponímicos o geográficos: «Se escribe con mayúscula el nombre que acompaña a los nombres propios de lugar, cuando forma parte del topónimo. Ejemplos: Ciudad de México, Sierra Nevada, Puerto de la Cruz. Se utilizará la minúscula en los demás casos. Fuente: https://www.fundeu.es/noticia/sobre-mayusculas-geograficas-4033/ Por considerar la importancia de este afluente las menciones en este documento serán de Río Bogotá y en el caso de la palabra río sin el nombre propio de complemento o para otros casos ej. el río contaminado, el río recuperado, etc,figurarán en minúscula.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

15


Diego Téllez

16

El Río Bogotá en su paso por la Sabana.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Cuidado y Permanencia

Mirar el río hecho de tiempo y agua y recordar que el tiempo es otro río, saber que nos perdemos como el río y que los rostros pasan como el agua. Jorge Luis Borges

El agua es relativa a la vida. Su origen tiene el don de ser fuente nutricia, elemento dador de permanencia y benefactor de crecimiento. Transparente en su tímido nacimiento y caudalosa cuando se acumula en grandes cantidades, es fuerza creadora de corrientes que han moldeado la geografía como un cincel natural. Abunda en el planeta, la salada en océanos inmensos, la dulce, en ríos que se abren paso. Serpentea valles, baja por montañas, delinea canales, irriga quebradas, lagunas y humedales. Invade las entrañas de la tierra, se transforma, se evapora, enarbola ciclos, asciende al cielo y regresa a su origen. Es un alimento para seres vivos de todas las especies. Anega terrenos, hace renacer la savia del árbol, reverdece el follaje y fortifica los cultivos de las capas vegetales. Es sinónimo de salud, de existencia y de construcción de comarcas. Aquellas donde los primeros seres que habitaron la altiplanicie, el páramo, la montaña y las sabanas se aglutinaron como curiosos moradores en grupos, adquiriendo habilidades en la caza, en la búsqueda del sustento y la creación de herramientas. Al compás de épocas y edades estas comunidades se fueron convirtiendo en civilizaciones.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

17


Diego Téllez

Páramo de Guacheneque en Villapinzón, Cundinamarca, donde nace el Río Funza, que más tarde fue rebautizado como Bogotá.

18

En torno a las cuencas de los ríos, grupos humanos dieron sus primeros pasos en la construcción de sociedades. La posesión del agua desató confrontaciones, discordias y guerras a lo largo de los siglos. Cada ser humano de toda cultura, de diferentes lenguas y procedencias hasta el día de hoy, que ha utilizado y usufructuado el agua, es el responsable de su cuidado y permanencia. Apropiarse de la cuenca y de sus bondades, también es mostrar respeto por el presente y el futuro de todos. I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Una nación, un río Colombia es un país de exuberante riqueza fluvial. Aparte de tener costas en los dos océanos y cinco cuencas hidrográficas, sus valles, cordilleras y selvas son bañadas por innumerables ríos. En la altiplanicie central donde se levantan imponentes páramos, que son fábricas de agua endémicas, nace un río que recorre una hermosa sabana; cubre un trecho considerable, recibe riachuelos, ríos, quebradas y más tributarios. Continúa sinuoso y cae por una pendiente, retomando abajo el curso por otros pisos térmicos, allí cambia de aspecto y desemboca en un gran afluente, el Magdalena, que luego de atravesar más de medio país, llega al mar.

Respeto ancestral al agua Once mil años atrás, esta geografía era reluciente, agreste y secreta. Para la comunidad muisca, el agua no sólo era su medio de vida sino su tesoro sagrado. La sabiduría del río era su deidad y al mismo tiempo su insumo cosmogónico y medio de purificación espiritual.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

Diego Téllez

Meandros del Río Bogotá en cercanías de Cota. Cundinamarca

19


Este río central, silencioso y tímido lo bautizaron ellos como Funza.1 Tanto en épocas de lluvia como de sequía los muiscas tomaban las enseñanzas del río que les prodigaba buenas cosechas y alimento. Así, había que respetarlo, vivir cerca de él y comprender sus tiempos, reposos y bravura. En la noche de los tiempos, reza la leyenda aborigen, el río Funza era el alma de la sabana. 1.“El nombre de Bogotá, transformación de las voces muiscas Muequetá y Bacatá, correspondía al pueblo de indios que hoy se distingue con el nombre de Funza, a corta distancia del río del mismo nombre. Allí se encontraba la sede imperial del CaciDesembocadura que. Fue el Libertador Simón Bolivar, quien a raíz de la victoria río Fucha,meandro de Boyacá,dispuso este nombre”. (Manuel Aguilera, nota en El El Say. 1936 Carnero de Juan Rodríguez Freyle, pág.78. Ed. Bedout).

Instituto Geográfico Agustín Codazzi

20

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Diego Téllez

Nuestros antepasados reverenciaban y entendían el equilibrio natural. La mitología muisca narra saberes y creencias con el agua como un elemento espiritual. Los escarpados cerros eran los lugares predilectos del agua. En sus entrañas albergaban lagunas que tenían una función sagrada. De nuevo en El Carnero, de Juan Rodríguez Freyle (1638), el autor describe que en Guatavita y Siecha se celebraba el Rito de correr la tierra cuya travesía de caminantes de diferentes cacicazgos se rendían a dar ofrendas por senderos de líquenes y frailejones hasta Chingaza. Y el tema de las inundaciones que creaba Funza en la sabana, fueron controladas con la aparición del dios Bochica que liberó con un golpe de su báculo de oro, el agua de ese dique pedregoso dando paso al salto del Tequendama.

En las lagunas de la cordillera central (Siecha, Guatavita, Chingaza) diferentes comunidades muiscas celebraban el rito de “correr la tierra”.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

21


Artesanía mural Muisca en la Plaza de la Independencia, Zipaquirá. Norberto Cristancho

Cambio de hábito En la época colonial los asentamientos españoles transformaron la vida en las riberas del río. Y ese respeto hacia el agua cambió dramáticamente. Alexander Von Humboldt1 hizo una expedición sin precedentes en 1801 por el río describiéndolo como “De gran riqueza acuática, de fauna única, con flamencos y garzas, además del mejor terreno para cultivos”. El sabio Francisco José de Caldas en sus visitas al salto y otros parajes aledaños al afluente, en sus notas como geógrafo y botánico, resaltó que “la naturaleza se ha complacido en mezclar la majestad y la belleza con la impresión en esta obra maestra”. 1.Mantilla, I., Ochoa, F., & Martinez, R. (2016). Consideraciones históricas el salto del Tequendama con los datos de Humboldt. Revista De La Academia Colombiana De Ciencias Exactas, Físicas Y Naturales, 40(157).

22

Pero la placidez contemplativa no fue preservada porque con el crecimiento de la población en las riberas, el descuido, y las pocas legislaciones tanto coloniales como las posteriores, con la nueva república, tampoco fueron efectivas. Las aguas negras de la propia Santa Fe de Bogotá canalizada en ríos como el Arzobispo, San Francisco y San Agustín también iban a parar al afluente. Durante más de tres siglos el río Bogotá y sus tributarios fueron tratados como simples vertederos.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


El crecimiento demográfico de manera exponencial fue inevitable a lo largo del siglo XX en la ciudad y sus alrededores. De una población de cien mil habitantes en el año 1900, pasó a más de nueve millones en el año 2017. Este cambio se atribuye a la migración hacia el centro del país, la búsqueda de mayores oportunidades laborales, un centralismo administrativo, la ilusión de una mejor calidad de vida y el crecimiento industrial, aparte de los desplazamientos por la recurrente violencia en campos y poblaciones medianas.

Joselh Homez

El éxodo fue aumentando la demanda de servicios públicos y de nuevas construcciones de vivienda e infraestructura, ocasionando un rezago en la salubridad del río Bogotá, pues la urbe se expandió hasta sus orillas. Riachuelos como El Salitre y Tunjuelo se unieron a los desagües que iban a parar a sus aguas con desechos de toda índole.

Lago de Luna Park (Hoy barrio Restrepo en Bogotá). Alrededor de 1950. Fotos antiguas de Bogotá.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

23


Diego Téllez

Desde las alturas del páramo hasta la cuencas media y baja, el Río recorre 380 kilometros, y tres pisos térmicos que hablan de la riqueza natural de la región CAR.

24

Ser guardianes del río La mana o nacimiento donde brota el agua que da inicio al río Funza- Bogotá está en el páramo de Guacheneque en el municipio de Villapinzón en el norte del departamento de Cundinamarca. Allí en medio de un singular paisaje, yace un pequeño grupo de lagunas que dan origen al río. Vidal González un hombre que lleva 26 años como guardián y guía, considera esta cumbre, llena de plantas entre las que abundan los encenillos, el romero y las manos de oso, como su hogar. Entre muchas remembranzas y anécdotas, cuenta que aún no se han puesto de acuerdo los historiadores sobre si el nombre del páramo es Guachené o Guacheneque y el por qué el río cambia su nombre ocho kilómetros abajo para ser llamado río Bogotá, nombre de la ciudad que más lo contamina.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Desde Villapinzón este río recorre 46 municipios pasando por las denominadas tres cuencas; alta, media y baja, distribuidas en 380 kilómetros. En su trasegar que toma diferentes velocidades y tonos, atraviesa campos, sabanas y valles. Como un ser vivo que es, va cambiando de climas que mezclan toda una serie de relaciones y dinámicas con los moradores de las fincas, potreros y veredas; los ciudadanos de cada municipio, la agricultura, la ganadería, las explotaciones mineras, el consecuente pastoreo y su más terrible enemigo; el vertimiento de toda clase de desechos. Descendiendo de un páramo espléndido, con bruma y misterio, y llevado por corrientes mansas en su paso por la provincia de los Almeidas y la Sabana Centro en Cundinamarca, el río Bogotá se esparce por terrenos verdes. moldeando curvas cuyas orillas son pródigas en espesos grupos de sauces y cipreses. En cada uno de sus recodos hay diferentes historias; improntas antaño místicas y de reverencia, hoy preocupantes porque el alma que subyace en su fondo, que no es otra que el agua pura que adoraban los muyhscas; aquella que siempre ha nacido, crecido y viajado con él, está enferma. Vidal camina cerca del mirador que da a las lagunas del nacimiento del río en Guacheneque. Relaciona otro relato, cuando hace muchos años, producto de la ambición, querían desecar una de las lagunas del páramo de nacimiento para extraer lo que se creía que era oro y expoliar sus riquezas. “Ahora más abajo, el río ha sufrido un daño grave que afecta al mismo ser humano”, añade este veterano guía.

Diego Téllez

“Ahora más abajo, el río ha sufrido un daño grave que afecta al mismo ser humano”, Vidal González Guía en el Páramo de Guacheneque

Esa misma indiferencia, descuido y enajenación por décadas, requiere de un cambio en el comportamiento de las comunidades que le han dado la espalda al río, porque como ha dicho el director de la Corporación

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

25


Richard Hernández

Las obras de recuperación del Río no son suficientes sino hay una verdadera conciencia de los habitantes de la región respecto a su cuidado.

Autónoma Regional de Cundinamarca CAR, Néstor Guillermo Franco, “es muy triste desarrollar grandes obras de descontaminación si no hay una verdadera conciencia ambiental”. Aún estamos a tiempo de que el río sane para que renazca y emerja con vitalidad, transparencia y belleza. Por eso la Corporación ha hecho una labor de inversiones cuantiosas en obras concretas para la recuperación del río, y paralelamente, ambiciosos programas y estrategias de capacitación y aprendizaje entre las comunidades e instituciones para que el cuidado del río sea una prioridad, un cambio en la conducta de todos y una obligación de cada morador de las tres cuencas por donde el río Bogotá deja su huella y su testimonio de vida como recurso que debe permanecer.

26

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Descripción del Río Bogotá A través del Acuerdo 58 de 1987 la CAR ha distinguido tres zonas que generan tres cuencas a lo largo de la trayectoria del río Bogotá.

Cuenca Alta, Cuenca Media y Cuenca Baja.

Cuenca Alta

Desde el nacimiento del Río Bogotá en Villapinzón hasta el Puente de la Virgen (Cota).

Cuenta Media

Desde el puente de la virgen (Cota), hasta antes del embalse del Muña en Alicachín.

Cuenca Baja

Desde el embalse del Muña hasta la desembocadura en el río Magdalena.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

27


Cuenca Alta

Tramo

Desde el nacimiento del Rió Bogotá, en Villapinzón hasta el puente de la Virgen en Cota.

Longitud del río 170 Km. en el tramo

Estructura Hídrica

El caudal del río es regulado por la presencia de dos embalses: El Embalse de Tominé y el Embalse del Sisga Páramo de Guacheneque. Nacimiento del río.

Caudal medio

Uso principal del agua

28

El caudal medio en la estación de La Virgen es de 13.5 m3/s.

El agua del río se utiliza para potabilización y suministro de agua para consumo de la ciudad de Bogotá en la Planta de Tratamiento de Tibitoc.

División Política 18 Municipios

Villapinzón, Chocontá, Suesca, Sesquilé, Gachancipá, Tocancipá, Zipaquirá, Cajicá, Sopó, Chía, Cota, Nemocón, La Calera, Cogua, Guatavita, Guasca, Tabio, y Tenjo.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Cuenca Media

Tramo

Desde el puente de la Virgen (Cota), hasta antes del embalse del Muña en Alicachín.

Longitud del río en el 90 Km. tramo

Estructura Hídrica

Caudal Medio

Uso principal del agua

Recibe las aguas residuales del sistema de drenaje urbano de Bogotá y sus áreas periféricas. Las cuencas de drenaje urbano de Bogotá reciben el nombre de las principales corrientes naturales que cruzan la ciudad: río Juan Amarillo o Salitre, río Fucha, y río Tunjuelo. El aporte medio de aguas, principalmente de aguas residuales domésticas, en esta cuenca es el más importante con caudales medios de 37 m3/s.

Existe una demanda significativa de agua para riego a través del Distrito de Riego de la Ramada.

Travesía náutica cerca a la 80 en la ciudad de Bogotá.

División Política Bogotá y 8 Municipios

Bogotá D.C. Funza, Mosquera, Soacha, Sibaté, Subachoque, El Rosal, Madrid, Bojacá Facatativa.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

29


Cuenca Baja

Tramo

Desde el embalse del Muña hasta la desembocadura en el río Magdalena.

Longitud del río en el 120 Km. tramo

Estructura Hídrica

Caudal Medio

Uso principal del agua

30

A la altura de la estación La Guaca, Km 247, el río Bogotá recibe la descarga de la cadena de generación hidroeléctrica Paraíso Guaca que anteriormente había embalsado las aguas en el Muña. La segunda parte de la Cuenca Baja tiene pendientes moderadas y mayores temperaturas que aceleran los procesos metabólicos en el río. El río Bogotá en su desembocadura tiene caudales del orden de los 50 m3/s. El río Magdalena tiene caudales que generan una dilución superior a 1 10 cuando el río Bogotá le vierte sus aguas.

En las compuertas de Alicachín el agua del río Bogotá se entuba para ser utilizada en la generación eléctrica en dos cadenas paralelas de generación. Una de estas cadenas utiliza el Embalse del Muña.

Salto del Tequendama, Cuenca baja División Política 14 Municipios

San Antonio del Tequendama, Tena, La Mesa, El Colegio, Anapoima, Apulo, Tocaima, Agua de Dios, Ricaurte, Girardot, Zipacón, Anolaima, Cachipay Viotá.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Diego Téllez

Soñando y viviendo el Río El río de la niñez era cristalino y tenía un sonido semejante a la leña ardiendo. El leve crujir de su caudal dejaba escuchar los golpes del agua contra guijarros y rocas, unas lisas y otras resbalosas. La onda de las aguas tomaba cursos rápidos y a veces lentos, formando canales y marcando una dirección signada por el relieve y la geografía. Era un espejo transparente con una corriente inofensiva, que bajo la superficie formaba burbujas juguetonas que iban de un lado a otro. Entonces las familias represaban el agua con las mismas piedras formando pozos donde se nadaba de manera confiada y natural. Nadie se preguntaba si el agua tendría algún mugre o tronco sucio, porque la montaña donde nacía era silvestre y virgen.

Gracias a las obras adelantadas por la CAR, en 2019, las aguas del Río Bogotá recibieron caravanas de embarcaciones que cambiaron el aspecto del paisaje y la percepción del afluente.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

31


Los más pequeños aprendían a dar sus primeros braceos, mientras los más grandes se aventuraban a lanzarse a las partes hondas haciendo clavados desde inmensas piedras que hacían las veces de trampolines. Así pasaban muchas tardes. Todo ocurría en un manantial que bajaba desde la montaña a tierra cálida. Ese río era la aventura y el recuerdo de unos días felices, únicos, inocentes e irrepetibles. ¿Cómo recuperar ese río transparente y confiable?

Norberto Cristancho El Río Bogotá en la Cuenca Alta. Limites entre Zipaquirá y Cajicá

32

¿Hasta qué punto este recuerdo es el del río contemporáneo? Desde hace varias décadas hay espuma acumulada en las cuencas media y baja del río Bogotá, aves carroñeras sobrevuelan sus orillas en busca de alimento entre la basura. Ese panorama de orillas espumosas y sospechosamente oscuras, está impregnado de químicos, desechos y aguas negras. I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Contaminación, una historia que debe terminar En la cuenca alta, en el páramo, el Río Bogotá baja limpio desde su nacimiento, y abajo empieza a recibir una descarga de contaminación por desechos químicos de curtiembres de su primer municipio de escala; Villapinzón. Esto parece lo más grave, pero más adelante al afluente caen más vertimientos de aguas residuales. En otros recodos se advierten tomas para cultivos agrícolas en la periferia. Es frecuente ver reses y aves alimentándose en las riberas con agua contaminada.Cuando el río llega a Bogotá en la cuenca media recibe una enorme descarga de desechos que prácticamente lo matan. En la escala de contaminación el número uno es transparente y potable; y el número diez contaminado y peligroso; el río Bogotá está a nivel ocho.

Christian Galvis Aguas contaminadas por riego industrial en la cuenca media.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

33


El consumo de agua por parte de animales en algunas orillas del río es frecuente en la sabana, así como las tuberías y desagues ilegales.

Christian Galvis

Todas las aguas negras de los municipios y de la ciudad han desembocado en el río desde hace más de cien años. Pareciera natural que neveras, colchones, camas, plásticos y basura en general, deberían igualmente ir a parar al río. La inconciencia ha sido tal que podría decirse que los habitantes de sus cuencas y de la capital, que suman más de nueve millones de personas han sido responsables de convertir el río en un caño 34

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


El Saneamiento Ambiental en el Territorio CAR El Gobierno Nacional suscribió hace varios años con el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) seguir los lineamientos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS1. El objetivo número seis corresponde al agua limpia y saneamiento que involucra el compromiso de los gobiernos de cómo se va a manejar el tratamiento del 70 % de las aguas residuales producidas antes del 2030. Este es un pacto tanto de las instituciones como de la sociedad. Un tema circular en el que recae gran responsabilidad sobre la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR es la política de saneamiento ambiental del territorio. En este sentido hay que garantizar que tanto municipios y ciudades puedan tener sistemas de tratamientos de aguas residuales que aminoren la cantidad de material contaminante asociado a descargas de manera irregular a las fuentes hídricas. Las estrategias de descontaminación que ha implementado la CAR están compuestas por varios elementos donde se conjugan la cultura ambiental, que involucra la responsabilidad compartida entre comunidad e instituciones por el cuidado del río a través de producción más limpia, su adecuación hidráulica y las obras de infraestructura para mitigar y descontaminar las fuentes hidricas a través de las plantas de tratamiento de aguas residuales PTAR, que se construyen en Bogotá y otros municipios. 1. ODS en Colombia los retos para 2030. Colombia fue uno de los países precursores en su diseño desde la Conferencia Río+20. En 2012 fue pionera en la inclusión de la Agenda en sus instrumentos de planeación, como los planes de desarrollo y el CONPES sobre ODS. PNUD Objetivos de Desarrollo Sostenible. undp co PUBLjulio ODS en Colombia los retos para 2030 ONU.pdf

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

35


RESULTADOS EN INFRAESTRUCTURA PARA LA GESTIÓN AMBIENTAL EN SANEAMIENTO BÁSICO

Año

Contratos o convenios recibidos en ejecución de administración

2012-2015

Contratos o convenios suscritos

En Ejecución

Terminados en liquidaciónn

Liquidados

Ejecución

2016-2019

2012

2

2

2013

8

1

1

6

2014

12

6

3

3

2015

16

10

1

5

2016

6

5

2017

6

5

4

4

16

31

1 1

2018 2019 TOTAL

38

6

17

54 Vinculada a PDA de Cundinamarca y Boyacá, 2 convenios Marco con EPC.5 Acuerdo de Voluntades Fuente: Dirección de Infraestructura Ambiental DIA.CAR

36

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


SANEAMIENTO AMBIENTAL 2016 - 2019

Presupuesto

$

79.296,256,932

Convenios y Contratos

$

74.730,275,657

Total

154.026,532,589

PROYECTOS

PLANTAS DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES MUNICIPALES

PTAR EN CUNDINAMARCA

Villapinzón

Resguardo (Fusagasugá)

Los patos (Tocancipá)

Ubaté

Chía II

Chía II

Zipa II

San Antonio del Tequendama

Pueblo Viejo (Cota)

San Miguel de Sema

El Yulo (Ricaurte 54 CONVENIOS 7 CONTRATOS TOTAL DEL PRESUPUESTO DESTINADO

423.872.620,232

86 % del total de los recursos comprometidos PTAR OPTIMIZADAS

AMPLIACIÓN

Suesca

Guatavita

Tenjo

Cogua

Mosquera

Nemocón

Madrid

El Rosal Bojacá

DISEÑO DE DETALLE PARA OPTIMIZACIÓN DE PTAR

Saboyá Chocontá Santa Martha (Facatativa) Calahorra (Cajicá) Machetá

POBLACIÓN BENEFICIADA : 1.650.000 HABITANTES Fuente: Dirección de Infraestructura Ambiental DIA.CAR

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

37


La fuerza del río sin control La temporada de lluvias 2010- 2011 fue el gran campanazo de alerta sobre lo sensible y riesgoso que es una inundación a gran escala como fenómeno cotidiano palpable y cercano. Hubo calamidades similares durante otras décadas, pero las de esta fecha fueron determinantes. El río Bogotá alzó su voz, gritó y llamó la atención de su descuido. El Fenómeno La Niña afectó más de nueve municipios de la sabana y seis localidades de Bogotá. Según el IDEAM en aquella temporada las lluvias fueron 170 % más de lo habitual en todo el país. Dentro de sus condiciones normales el río tenía la capacidad de transportar 100 m3 por 38

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Arnoldo Vanegas

segundo. Con el regimen de la lluvia tan elevado en el páramo de Guacheneque durante muchas horas, esta capacidad de transporte de agua subió a 136 metros cúbicos por segundo, ocasionando un desborde sin precedentes. La enorme acumulación de sedimentos producto de la contaminación acumulada, la invasión en diferentes sectores en municipios de la ronda y descansos del río, la ausencia de areas de inundación controlada, la nula existencia de adecuados jarillones, además de la pérdida de velocidad y capacidad de transporte de agua en su caudal, ocasionaron el desastre. El río tiene memoria y costumbres, caminos y descansos. Y tanto las

El sector de la Universidad de la Sabana en Chía fue uno de los más afectados en las inundaciones de 2010. Nueve municipios y seis localidades de Bogotá resultaron damnificados .

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

39


invasiones como el irrespeto a sus senderos acuáticos fueron su detonante para exigir lo que le corresponde como cuerpo de agua vivo. La capacidad hidráulica colapsó y muchas héctareas de la sabana de Bogotá fueron anegadas sin compasión.

el río Bogotá cuenta con la capacidad de transportar 200 metros cúbicos de agua por segundo. Esto se logró después de haber removido más de 8 millones de metros cúbicos de sedimentos y de realizar las obras de ampliación de su cauce que pasó de 30 a 60 metros de ancho.

Un desastre ambiental que advirtió sobre las causas y sus responsables. El Banco Interamericano de Desarrollo BID y la Comisión Económica para América y el Caribe CEPAL, valoraron los daños y pérdidas de esta ola invernal indicando que la inundación del río Bogotá “impuso la urgencia a todos los programas de manejo y conservación del recurso hídrico; a la gestión de embalses, distritos de riego y abastecimiento hídrico; a programas de educación ambiental y procesos participativos y para intervenir y hacer mantenimiento hidráulico en sectores críticos por inundación”. Por eso se proyectó intervenir 70 kilometros desde Chía hasta Fontibón para ampliar su capacidad hidráulica. La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca asumió su verdadero papel como ente encargado de velar por ese equilibrio y de la tarea de recuperar el río. Para ello inició las obras de adecuación hidraulica en la cuenca media, con varios objetivos: recuperar el cauce del río, ampliar su capacidad de transporte y recuperar las áreas de amortiguamiento naturales del afluente. La Corporación ha invertido más de 200 mil millones de pesos, en una monumental iniciativa que estuvo pendiente años atrás. Finalizando 2019 el río Bogotá cuenta con la capacidad de transportar 200 metros cúbicos de agua por segundo. Esto se logró después de haber removido más de 8 millones de metros cúbicos de sedimentos y de realizar las obras de ampliación de su cauce que pasó de 30 a 60 metros de ancho. La Corporación compró 230 hectáreas de

40

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Richard Hernández

terrenos aledaños a la ruta del río para inundacio-

nes controladas y en este mismo sentido recuperó la ronda reforestando cerca de 120 mil árboles de diferentes especies nativas. La planificación y realización de estas obras es una realidad. En las temporadas de fuertes lluvias, que han tenido una tendencia similar, no se han vuelto a inundar estas áreas. Las zonas de amortiguación son necesarias y el ensanchamiento del río lo ha hecho más fuerte y contenido. Sin embargo la tarea continúa y la responsabilidad no es solamente de quienes habitan en la zona de influencia sino de todos los pobladores de las tres cuencas que atraviesa el río.

La CAR desarrolló obras de adecuación hidráulica para mejorar el cauce del río, ampliar su capacidad de transporte y recuperar las áreas de amortiguamiento naturales del afluente.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

41


Richard Hernández

El Río Bogotá, la gran apuesta

Obras de adecuación hidraulica en el sector Ogamora en Soacha en la cuenca media

Aníbal Acosta es el ingeniero jefe del Fondo para las Inversiones Ambientales en la Cuenca del Río Bogotá (FIAB) que tiene la Corporación para desarrollar la titánica labor de descontaminar el río Bogotá. Con una trayectoria de más de diez años al frente de este proyecto, sabe que esta época es la más promisoria puesto que ya hay hechos contundentes; la cofinanciación, la voluntad política y un plan de acción efectivo, por eso, “los astros se han alineado” para hacer realidad un río limpio y navegable en todo su trayecto al cabo de pocos años. Acosta señala que la contaminación en la cuenca alta y en especial en los municipios de Chocontá y Suesca, se ha reducido “porque los desechos de las curtiembres de Villapinzón en el tramo hasta Chocontá se van

42

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


diluyendo” debido, entre otras razones, a que durante los últimos quince años la utilización de químicos como el cromo y los taninos ha bajado. Algunas fábricas de la región cerraron y dejaron de producir. “La carnaza y el pelambre ya no se arrojan al río porque se usan para artículos como guantes y elementos que simulan huesos para mascotas. Y con la grasa del pelo de la vaca que antes iba al río, se hacen jabones biodegradables” añade. La Corporación tiene programas integrales de cultura ambiental hacia las comunidades municipales y barrios de la ciudad para que cada habitante sea consciente de su papel como responsable de la salud y vitalidad del río.

Curtiembres en Villapinzón y acciones de control

Christian Galvis

Pese a que la contaminación no se acaba de la noche a la mañana, aquél paisaje de espuma aglomerada se ha combatido aplicando la normatividad que cambió el uso de detergentes.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

43


Revivir el río Ingeniero Anibal Acosta Director del Fondo de Inversiones Ambientales de la Cuenca del Río Bogotá FIAB de la CAR

Prensa CAR

La recolección de agua es generosa en la sabana. Los embalses del Sisga, Tominé (Guatavita) y Neusa recogen agua en épocas de lluvia, la almacenan y la liberan en tiempo seco otorgándole un buen suministro al río Bogotá que lo mantiene vital. Sin embargo, no hay suficiente caudal natural en épocas de verano para suplir la demanda del río para que llegue hasta la ciudad. Estas descargas con agua fresca y de buena calidad, hacen que los vertimientos de aguas negras de municipios como Villapinzón, Suesca, Tocancipá y Gachanzipá, se diluyan, a excepción de Chía, Cajicá y Zipaquirá que son los más grandes de la cuenca alta. -Yo siempre comparo la contaminación, - dice el Ingeniero Acosta-, como cuando se le hecha a un vaso con agua una gota de tinto; uno sigue viendo el agua limpia, pero si a un vaso de agua le echo una jarrada de tinto, queda del color del tinto. Digamos que los municipios arrojan gotas de agua al río, por eso se van diluyendo. Pero la gran jarrada es en la cuenca media cuando llega a la ciudad”. Para mantenerse vital las aguas necesitan oxígeno. Su vitalidad se mide en la cantidad que obtengan, por

44

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


ejemplo, para los peces como la trucha se necesita oxígeno disuelto mayor a 7 miligramos por litro, o sea aguas extremadamente puras como las del nacimiento en el páramo. A medida que empieza la contaminación del afluente y la pérdida de oxígeno disuelto a la altura de el Puente La Virgen donde termina la cuenca alta, es de 2 miligramos por litro. Con esta agua de poca contaminación el río baja de su cuenca alta a la media llegando a la ciudad de Bogotá. Aquí los ríos Salitre, Fucha y Tunjuelo recogen las aguas residuales de los ocho millones y medio de habitantes de la ciudad que han caído al río desde hace décadas. Entonces, dice el ingeniero Acosta, “se mata al río Bogotá”. La CAR, junto a la Alcaldía Mayor de la ciudad, la Gobernación de Cundinamarca, las administraciones municipales de los 46 municipios y sus comunidades,

Izquierda:Paso del Río Bogotá Cuenca alta en el sector Fontanar-Almaviva, entre los municipios de Cajicá y Chía. Derecha: Contaminación y aves carroñeras en la Cuenca media.

Norberto Cristancho

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

Christian Galvis

45


El 80 % de la contaminación del afluente se genera en la capital del país. En consecuencia la responsabilidad ambiental está repartida en varias manos. LA CAR, junto a la Alcaldía mayor de Bogotá,la Gobernación de Cundinamarca.las administraciones municipales de los 46 municipios y sus comunidadestrabajaban por desarrollar una estrategia real y efectiva para contrarrestar lo que se ha convertido en un flagelo. La PTAR Salitre y la recuperación del río Bogotá pretenden solucionarle a la ciudad esa necesidad histórica y urgente del tratamiento de sus aguas residuales. Cuando esté en funcionamiento esta PTAR va a ser la más grande de Colombia, la más tecnificada y la más eficiente. La primera etapa de la PTAR Salitre comenzó a funcionar en el año 2000-señala el ingeniero Anibal Acosta- pero “solo en la primera fase de tratamiento del agua, que solamente retiraba basuras, sólidos en suspensión y algo de materia orgánica. Los otros tratamientos; el segundo y el tercero que son complementarios y necesarios para que el agua quedara descontaminada, nunca se terminaron por problemas del concesionario”. Los desechos de la ciudad en un área comprendida entre la calle 26 hasta la calle 240 en el norte de la ciudad, y desde los cerros orientales hasta el río Bogotá, llegan a la PTAR Salitre. Y del centro de la ciudad hasta el sur, incluyendo el municipio de Soacha, van a llegar a la PTAR Canoas. Con esta última se va a limpiar cerca de la tercera parte de los desechos que produce la ciudad porque la parte más densamente poblada está de la 26 hacia el sur. La Corporación aporta para la PTAR Canoas, de acuerdo al cierre financiero con el Distrito, la suma de 1.500 billones de pesos.

46

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Prensa PTAR Salitre

La PTAR Salitre va a sanear un tercio de la contaminación y la PTAR Canoas va a sanear dos tercios. La ampliación que se está realizando en la PTAR Salitre es de 7 m cúbicos por segundo que es el caudal con que va quedar esta planta y la PTAR Canoas va a tratar 16 metros cúbicos por segundo. Se prevé que la Planta de Tratamiento de Aguas residuales El Salitre II entrará primero en funcionamiento en 2020 y la PTAR Canoas en 2025.

Avance de las obras de la Planta de Tratamiento de Aguas residuales PTAR Salitre.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

47


INFORMACIÓN DEL RÍO BOGOTÁ

Ubicado en el altiplano cundiboyacense, nace en el páramo de Guacheneque en el municipio de Villapinzón. Desemboca en el río Magdalena a la altura del municipio de Girardot, es decir, 375 kilómetros longitudinales. Su área de influencia es de 589.143 hectáreas.

Ahora es un río navegable en su cuenca media. Este afluente es muy importante para Colombia dado que en su ronda y en las zonas aledañas se desarrollan actividades económicas que representan un

De estas actividades se destacan la producción en las laáreas: Dentro de ellas se destacan producción

32%

2026

Agrícola El río atraviesa

46 Municipios de Cundinamarca y Boyacá

2026 Para esta fecha el río estará recuperado.

48

Representa una influencia sobre algo más de

12

millones

de personas especialmente de Bogotá

120.000 Árboles sembrados en la ronda del río Bogotá

100 %

120.000

Pecuaria

25.000

Industrial

la tala de árboles, las captaciones de agua ilegales, la disposición de basuras, el depósito de residuos domésticos e industriales que llegan al río Bogotá, lo convierten en referente de suciedad y contaminación, que con estas obras cambiará notablemente.

100 %

25.000

Ejecutado en obras de adecuación hidráulica.

Personas capacitadas para la preservación de la Cuenca.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Tratará las aguas residuales del norte y centro de Bogotá. Finalizando 2019 tenía un tratamiento de aguas de 4 metros cúbicos por segundo. Con las obras de ampliación y mitigación el agua tendrá un tratamiento secundario pasando a tratar 7,1 metros cúbicos por segundo.

CIFRAS

55.000 12 a 15

150

$ 450

Toneladas de lodos se sacan cada año de la PTAR Salitre.

Viajes de volquetas con lodos salen al relleno Doña Juana cada semana.

Toneladas al día de carga orgánica se remueven de la PTAR Salitre y no llegan al río Bogotá.

Millones de dólares es la inversión total para las obras de ampliación y optimización de la PTAR Salitre.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

49


PTAR Salitre Fase II La ampliación y optimización de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR Salitre Fase II, hace parte del Plan de Saneamiento y Recuperación del Río Bogotá.

50

Este proyecto, liderado por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), es de gran importancia para la comunidad y el ambiente, ya que tratará un volumen de 7.0 m3 de agua por segundo e impedirá que un promedio de 450 toneladas mensuales de basuras llegue al río. Su funcionamiento integral es decisivo para lograr la descontaminación del río Bogotá. La ubicación de esta planta está en el noroccidente de la ciudad en los sectores de Suba y Engativá, entre las zonas de Lisboa y el Cortijo. La fase I ya funciona, La fase II lleva un 40 % de obra. La planta hace el tratamiento de los desechos producidos por el centro y el norte de Bogotá donde hay una población de dos millones de personas. Para 2040 cifra que crecerá a más de 3 millones de habitantes, lo

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Prensa PTAR Salitre

que hace necesario preparar técnicamente una respuesta ante el crecimiento demográfico de esta parte de la ciudad. En 1997 se hizo la primera planta de tratamiento de aguas residuales en la ciudad por parte de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá EAAB fase inicial. Para la segunda fase se hizo una licitación pública internacional adjudicada al consorcio Expansión PTAR Salitre en 2016 y en 2017 se iniciaron obras. En 2020 será la primera planta en tratamiento de aguas residuales más importante del país.

La planta contará con ocho digestores encargados de la descomposición anaeróbica de la materia orgánica, con el fin de darle diferentes usos, como el agricola.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

51


Prensa PTAR Salitre

Las obras de la PTAR Salitre II han cumplido los cronogramas y estarán al servicio antes de lo esperado.

52

La inversión de la CAR en esta obra es de 430 millones de dólares de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo BID. Durante el segundo semestre de 2019 la obra presenta un avance del 40 por ciento. La obra civil; un 40 %. La Corporación hace un positivo balance de las labores ejecutadas señalando que el cronograma se ha ido cumpliendo antes de lo programado y que se ha contratado personal residente en los municipios del área de la obra como Engativá y Suba que componen más del cincuenta por ciento de la mano de obra requerida para el proyecto. La nueva etapa de la PTAR Salitre se inició en 2016 y termina en 2021. Pronto se terminará la construcción de los clarificadores donde el agua va a salir limpia con las pruebas de estanqueidad. El ingeniero Aní-

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


bal Acosta compara las plantas de tratamiento con la elaboración de un jugo de maracuyá en una licuadora, porque “a la media hora de haberlo licuado hay que revolverlo porque la pulpa está separada del agua, este proceso es exactamente lo mismo”. Cuando el agua entra a estos estanques de 54 metros de diámetro, - dice el ingeniero- se licúa, se hierve y produce sedimentación. Los sólidos y todo lo grueso se decanta y el agua limpia sale por encima. “De esa primera fase de entrada, pasa a los reactores biológicos. La primera agua clarificada viene hacia estos reactores biológicos, en ellos hay unas bacterias que son las que consumen la materia orgánica, allí se agita nuevamente. Esa agua limpia vuelve y se agita y después pasa a la materia orgánica donde la consumen las bacterias. Después sigue a unos clarificadores secundarios donde se volverá a cernir para obtener mayor pureza. El tercer proceso es en los digestores, después a la desinfección y de allí, de nuevo al río”. “Los desechos que quedan hay que tratarlos. Estos biosolidos pasan a un tratamiento en unos espesadores y una vez procesados sirven para la recuperación de suelos degradados en canteras abandonadas”.

Para la segunda fase de la PTAR Salitre se hizo una licitación pública internacional adjudicada al Consorcio Expansión PTAR Salitre en 2016 y en 2017 se iniciaron obras.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

53


DESCRIPCION DE PROCESOS EN LA PTAR SALITRE

PLANTA ACTUAL La Fase I entró en funcionamiento en 2000 con un tratamiento del agua de 4 metros cúbicos por segundo. Era indispensable mejorar su capacidad. CAPTACIÓN Y PRETRATAMIENTO En el pretratamiento se han removido y retenido materiales de gran tamaño, residuos sólidos, arenas y grasas. Las cuáles puedan interferir en el proceso del tratamiento de aguas residuales. CLARIFICADORES PRIMARIOS En tanques de 45 metros de diámetro se moverá el agua lentamente permitiendo que los cúmulos de materia orgánica se depositen en el fondo. Se extrae material flotante y lodos primarios. CLARIFICADORES SECUNDARIOS En tanques de 56 metros de diámetro se retiran los flóculos biológicos por decantación produciendo agua tratada con bajos niveles de materia orgánica y materia suspendida.

54

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


TANQUES DE AIREACIÓN

En los reactores biológicos se usan microorganismos aeróbicos que tienen la capacidad de asimilar materia orgánica y nutrientes disueltos en el agua residual. PROCESO DE LODOS Los lodos, producto de los procesos de clarificación y aireación, serán enviados a grandes digestores que iniciarán el proceso para transformarlos en Biosolidos, los cuáles son usados como abono.

EFLUENTE DEL RÍO BOGOTÁ

Ahora el agua estará en mejores condiciones paras ser devuelta al medio ambiente, lo que hace posible que el río Bogotá se recupere como cuerpo vivo.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

55


Sede administrativa PTAR Salitre La sede administrativa de la planta de Tratamiento de aguas residuales del Salitre tiene un diseño circular en armonía con los volúmenes de los tanques biodigestores. Se trata de una propuesta arquitectónica de vanguardia, que aparte de ser innovadora, ofrece un estilo arquitectónico que se complementa ecológicamente con el entorno. Según Richard Hernández, arquitecto del Fondo para las Inversiones de la Cuenca del Río Bogotá, FIAB de la CAR, entidad responsable de la planeación de las obras en la PTAR El Salitre, esta edificación tiene un diseño circular en su estructura, inspirado en el estilo y concepción de espacios con las obras de Rogelio Salmona, como la biblioteca Virgilio Barco y el urbanismo circular de la ciudadela Colsubsidio diseñada por Germán Samper. Según Hernández, el estilo modular y circular fue producto de la mesa de concertación con la comunidad. La mayoría de edificaciones dentro de la planta obedecen a un diseño que reune la

56

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Render FIAB

funcionalidad para las labores técnicas combinadas con un respeto por el medio ambiente. Al lado se encuentra el terreno de lo que será el Parque Metropolitano que brindará recreación y cultura ambiental para los habitantes de esta parte de la ciudad.

Las obras estarán prestando los diferentes servicios plenamente a mediados de 2020.

Esta forma cilíndrica permite una relación coherente y no agresiva con el espejo de agua. Los dos pisos de la sede administrativa poseen en su interior un espacio que unifica y da transparencia con el paisaje, su cubierta así como las paredes se integran y complementan con zonas verdes y corredores.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

57


Reconocimientos El buen desempeño y los avance de las obras de la planta de tratamiento de aguas residuales PTAR Salitre lograron que el Banco Mundial extendiera el crédito que otorgó para esta obra, hasta 2020. Durante el primer semestre de 2019 el Banco Mundial realizó una auditoría destacando los adelantos de obras en el parque metropolitano PTAR Salitre “que registran un avance del 100 % con respecto a su base, con la plantación de árboles y construcción de senderos”. El gerente del Banco para el proyecto, Antonio Rodríguez, manifestó su satisfacción por los desarrollos en la construcción de la obra que finalizando 2019 están cercanos a un 80 % en obra civil respecto al cronograma de trabajo.

Render del Proyecto Parque Metropolitano del Salitre.

58

Por su parte el gobierno nacional ha reconocido la importancia y magnitud de esta obra. Durante una visita a la PTAR Salitre, el Ministro de Vivienda Jonathan Malagón destacó los avances y señaló que con esta obra el país “avanzará 11 puntos en la meta nacional como uno de los proyectos estratégicos de saneamiento básico”.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Junto al director de la Corporación Néstor Franco, el ministro participó en la siembra de árboles en el parque metropolitano PTAR El Salitre que se levanta en un área de 23 hectáreas. Igualmente, la comitiva, visitó la central de monitoreo Bochicar ubicada en la planta donde 14 cámaras vigilan la cuenca media del río Bogotá.

El Ministro de Vivienda Jonathan Malagón con el director Néstor Franco durante la visita a la PTAR Salitre. Diego Téllez

En otra visita el viceministro del agua José Acero celebró el trabajo de la CAR en conjunto con la Alcaldía y el gobierno nacional, señalando que “actualmente se está tratando el 42 % del agua residual, pero con la PTAR Salitre aumentará el tratamiento a un 54,5 a nivel nacional”.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

59


Parque Metropolitano PTAR Salitre, pulmón verde y aula ambiental

La inversión para su construcción es de 20.000 millones de pesos. La Alcaldía de Bogotá, a través del IDRD aporta $ 4.000 millones y el presupuesto restante lo asume la CAR. El parque estará entregado en 2021 y beneficiará a 2.500.000 habitantes de Suba y Engativá.

Como resultado de la compensación ambiental por la construccion de la PTAR Salitre, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR y la Alcaldía Mayor de Bogotá a través del Instituto Distrital de Recreación y Deporte realizaron un convenio para la construcción del parque metropolitano PTAR Salitre. Su diseño fue producto de una mesa de concertación entre la comunidad y la corporación para concebir un enlace entre el componente ambiental y el recreativo. Según la CAR, se pasó “de tener un pasivo ambiental a un activo ambiental”, ya que antes este lugar era el basurero de El Cortijo. La inversión en esta iniciativa ecológica, recreativa y cultural es de 20.000 millones de pesos. La CAR lideró este proceso con participación de varias etnias y las organizaciones sociales comprometidas. El nuevo diseño se empezó a construír con escenarios donde confluirán las especies nativas, senderos ecológicos y diferentes usos ambientales. El parque contará con tres accesos, un lago artificial y una maloca ambiental; observatorio de aves y un centro de interpretación ambiental. Sobre un terreno de más 24 hectáreas, los visitantes y la comunidad de la zona también disfrutarán de un humedal, un domo geodésico para cultivo de especies nativas, ciclorutas, y zonas de propagación animal y vegetal. Se sembraron seis mil diferentes especies de árboles conformando un 70 % de entorno ambiental, de protección de fauna y un 30 % para actividades deportivas. Los diseños en espiral están inspirados en la cultura muisca. Ubicado entre los humedales Jaboque y Juan Amarillo, desde ya será un pulmón verde y área de protección consolidada para la fauna en la ciudad.

60

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


PARQUE METROPOLITANO PTAR EL SALITRE

1.

ACCESOS

2.

SENDERO PEATONAL

3.

CICLORUTA ECOLÓGICA

4.

ZONA DEPORTIVA

5.

HUMEDAL ARTIFICIAL

6.

AULA AMBIENTAL MALOKA

7. DOMO VIVERO 8. CENTRO DE INTERPRETACIÓN AMBIENTAL

9.

SERVICIOS AMBIENTALES COMPLEMENTARIOS

10.

ZONAS DE RECREACIÓN

11.

AVISTAMIENTO DE AVES

12.

AULA MIRADOR A LA PTAR SALITRE

13.

BARRERA AMBIENTAL

14.

EDIFICIO ADMINISTRATIVO

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

61


Cierre financiero del proyecto para la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales de Canoas

La PTAR de Canoas se empezará a construir en 2020 y será entregada en 2025. Será el complemento a la PTAR Salitre cuya ampliación hizo la CAR. La PTAR Canoas descontaminará el ciento por ciento de las aguas residuales de Soacha y el 70 por ciento de la capital. El 30 % restante lo tratará la PTAR Salitre.

Durante la administración 2016-2019 la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca en cabeza de su director general, se hizo realidad el cierre financiero del más grande proyecto que se complementará con la PTAR Salitre para la descontaminación total del río Bogotá y todos sus afluentes en la capital de la república: la planta de tratamiento de aguas residuales Canoas, ubicada en el sur de la ciudad. La inversión para la construcción de este enorme proyecto es de 4.500 billones de pesos. La firma del convenio de cofinanciación asegura dentro de las vigencias futuras de la corporación la suma de 1.5 billones de pesos de parte de la entidad, mientras que la Alcaldía Mayor de Bogotá destina 3 billones de pesos. Por su parte la Gobernación de Cundinamarca invertirá 47.000 millones de pesos. Cuando la PTAR Canoas esté finalizada descontaminará el ciento por ciento de las aguas residuales de Soacha y el 70 por ciento de la capital. El 30 % restante lo tratará la PTAR Salitre que estará en toda su capacidad en 2020. Así, la región y el centro del país, tendrán el más moderno y eficiente sistema de descontaminación en cuanto a tratamiento primario y secundario de aguas residuales de América Latina. Con la firma de este convenio queda demostrado que la visión a largo plazo y de manera coordinada garantizará el bienestar de la ciudadanía en materia de saneamiento ambiental para las generaciones venideras, asegurando recursos hasta el año 2049.

62

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


El secretario de Ambiente Francisco Cruz, el director de la CAR Néstor Franco, el Alcalde Enrique Peñaloza, Johana Ospina gerente del Acueducto y la Magistrada Nelly Yolanda Villamizar durante el cierre financiero de la PTAR Canoas.

Disfrutar de un río descontaminado, limpio y que entre a formar parte del paisaje de manera armoniosa, con senderos zonas verdes y parques conectados ambientalmente para el goce de la ciudadanía, será una realidad muy pronto. Este cierre financiero donde se involucraron las instituciones mencionadas significa la puesta en marcha definitiva del proyecto al sur de la ciudad. El caudal medio de tratamiento de la PTAR Canoas será de 16 m3/s, removerá 690 toneladas de residuos contaminantes al día, equivalente a 28 camiones doble troque diarios, lo que la convierte en la planta de CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

63


tratamiento de aguas residuales más grande de Colombia, la más grande de América Latina con tratamiento primario y secundario, y la ubicará entre las 15 más grandes del mundo. Una vez adjudicada se dará inicio a la construcción en 2021. La primera fase estará terminada en el año 2023, la segunda fase en 2026 cuando comenzará a funcionar completamente. Con esta planta de tratamiento se mejorarán los parámetros de calidad exigidos en la normatividad: el estándar nacional exige 70 miligramos por litro y la PTAR logrará 30 miligramos por litro de DBO (Demanda Biológica de Oxígeno) y de SST (Sólidos Suspendidos Totales). El cierre financiero para la puesta en marcha de este ambicioso proyecto responde también a las disposiciones del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que pide asegurar el cumplimiento de las órdenes impartidas en la sentencia del río Bogotá para su total descontaminación. 64

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


DATOS PTAR CANOAS

Infografía Diario La República con datos de la CAR. Render: Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá

La PTAR Canoas representa el 23 % del tratamiento de las aguas residuales del país y es la garantía del cumplimiento de los objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030, que buscan erradicar la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

65


PLANTA DE TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES DE CANOAS COFINANCIADA POR LA ALCALDÍA MAYOR DE BOGOTÁ, LA CAR Y GOBERNACIÓN DE CUNDINAMARCA

66

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


PROCESOS EN PTAR CANOAS

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

67


Prensa CAR

Maquinaria en las orillas del río expandiendo playas y formando jarillones.

La adecuación hidráulica Como cualquier cuerpo de agua, un río debe mantenerse con unas condiciones que lo hacen vital y fluído. El río Bogotá necesitaba cuidados y limpieza para que volviera a ser viable. La adecuación hidráulica le permite aumentar tanto la capacidad de transporte de agua como la ampliación de su vaso, y la apertura de jarillones y playas. Para ello fue necesaria la adquisición de terrenos de su ronda. Se extrajeron los sedimentos aumentando el cauce y por ende su capacidad de transporte. Esto significó que la porción de playa quedara de 30 metros, teniendo 60 metros más de reserva para casos de inundación. En los 68 kilómetros intervenidos en la cuenca media, la Corporación adquirió terrenos de la ronda del río, amparándose en la Ley 9 de 1989- modificada por la Ley 388 de 1997 - que establece los procedimientos

68

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


de enajenación voluntaria o expropiación judicial. De 2012 a 2017 se desarrollaron las labores de adecuación de la cuenca media. La interventoría corrió a cargo del consorcio Etsa-Ayesa-Geocing Río Bogotá además del equipo técnico del Fondo de Inversiones Ambientales de la Cuenca Media del Río Bogotá FIAB de la CAR, quien supervisa que todo se desarrolle cumpliendo con el respectivo plan de trabajo en cronogramas y actividades técnicas.

Necesaria prevención Las familias de varios municipios de la sabana en Cundinamarca salían de las casas con sus pertenencias a cuestas con enseres, colchones y utensilios humedecidos, damnificados por las inundaciones como si fuera en territorios olvidados. En una curva de la moderna autopista norte, hileras de carros navegaban lentos sobre un gran lago que las aguas del río formaron. Hasta la mitad del primer piso de las instalaciones de una prestigiosa universidad llegaba el nivel del agua que también anegó zonas verdes y salones de clase.

Obras de adecuación hidráulica en la cuenca Alta. La CAR adquirió terrenos de la ronda del río, amparándose en la Ley 9 de 1989.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

69


A sólo treinta kilómetros de allí en la capital de la República más de tres localidades fueron víctimas del mismo fenómeno que convirtió lo que eran parques, calles y modestos apartamentos en ciénagas artificiales. La afectación de esa ola invernal produjo caos, dramas personales, crisis social y económica en muchos ámbitos. Comenzaron a rondar varios interrogantes procedentes de diferentes voces, ¿es tan implacable la naturaleza que cada vez estamos menos preparados para enfrentar sus retos? ¿fue producto del calentamiento global? ¿de una responsabilidad compartida entre instituciones, comunidad y gobierno nacional? ¿acaso le quitamos terreno al río? ¿le robamos espacio a sus propios sectores de reposo y desborde?

Responsabilidad de Todos Las temporadas invernales son imprevisibles. Sin embargo, hay que reconocer el grado de responsabilidad en el comportamiento y la relación de los habitantes con la zona de influencia del rio.

70

La cronología ancestral del río Bogotá recuerda que las fuertes lluvias traían inundaciones. Ahora se veía lo que parecían lagunas en potreros y áreas aledañas de una forma catastrófica y de emergencia departamental. El río había perdido lo que llaman los expertos, su capacidad de transporte de agua en su cauce. Y si bien es cierto que las temporadas invernales son imprevisibles, también hay que reconocer que hay un importante grado de responsabilidad en el comportamiento y la relación de los habitantes con la zona de influencia del rio. La basura en todas sus manifestaciones, escombros, artefactos, neveras y hasta lo más inverosímil, aparecía con gran variedad de desperdicios en aquella corriente mansa del río con algo dentro que la hacía sospechosa. Las copiosas lluvias en la cuenca alta, generosas y continuas, definidas por el IDEAM como Fenómeno de la Niña coincidieron con las deficiencias del río generando volúmenes considerables de agua que se salieron de control con los desbordamientos.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Richard Hernández

La catástrofe fue de tanto despliegue en los medios, que los meses siguientes se exigía y emplazaba a las entidades responsables del manejo ambiental para que tomaran medidas definitivas. El asunto merecía una perspectiva integral. Apreciar el panorama completo, con todos los actores, los responsables y quienes debían darle una explicación al mismo río de su descuido y abandono. Entonces el Consejo de Estado ratifica una sentencia de 2007 y profiere un fallo el 28 de marzo del 2014, donde se le exige a cada una de aquellas personas, instituciones y municipios una actitud y unas acciones con propósitos y plazos perentorios para descontaminar el río Bogotá. Las órdenes cobijan a 19 entidades de la nación, a 46 municipios, que están en la cuenca, y a una larga lista de empresas privadas a las que el máximo tribunal de lo contencioso administrativo declaró responsables, por acción o por omisión, de la catástrofe ambiental, ecológica, económica y social del río y sus afluentes.

Obras de adecuación hidráulica finalizadas en el secor de Suba. La vera del río está acompañada de un parque lineal de cerca de 4 kilómetros.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

71


El tema es tan complejo, que el trámite le tomó 23 años a la justicia. Un proceso que acumuló 14.323 páginas y necesitó de 1.606 para fallar. Así, era imprescindible, y lo sigue siendo, que el papel de la responsabilidad en el cuidado, preservación y permanencia natural de un río limpio, sano y navegable no es solo de quienes institucionalmente deben velar por la misma, sino de todos los habitantes de las diferentes cuencas. El lema de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR es muy elocuente: “Protección Ambiental…Responsabilidad de todos”, porque las medidas y acciones institucionales se ejecutan, pero es vital el concurso de la comunidad para sostenerlas. La sentencia condena y obliga a todos a descontaminar y cuidar el río. Su desborde exponencial está ligado, entre otras causas, directamente a la contaminación, a la invasión de las orillas de amortiguamiento que le restan capacidad de transporte, es decir su cauce, su fuerza y su corriente para que sus aguas sean vitales y oxigenadas. La CAR, como una de las entidades responsables, y actuando en el marco de esta Sentencia concibe y diseña un ambicioso y completo plan de adecuación hidráulica para el río Bogotá. No era una tarea fácil. Y sin embargo la Corporación la fue desarrollando con voluntad política y con férrea decisión. No era solo decirlo sino hacerlo como declara con énfasis el director Néstor Guillermo Franco, quien asumió el tema de la intervención del río Bogotá como un propósito institucional por medio de un eficiente y ejemplar Plan de Acción desde enero de 2016 con todo el equipo logístico y técnico de la Corporación. Así, se va cumpliendo, la sentencia que ordenó la descontaminación del río Bogotá.

72

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Richard Hernández Diego Téllez

Dos ángulos de lo que es el nuevo Río Bogotá en su ingreso a la capital de la República. El sueño de que sea completamente navegable en la cuenca media está cada vez más cerca.

El Fondo para las Inversiones Ambientales en la cuenca del Río Bogotá de la CAR supervisa las obras de adecuación hidráulica. El ingeniero Aníbal Acosta resalta la recuperación del Río Bogotá sobre todo en la cuenca media que en su mayor parte está en el margen occidental de Bogotá y finalizando 2019 ofrece la posibilidad de ser navegable en este tramo. Al respecto se programan travesías guiadas por un río diferente, amplio y de una apariencia despejada en sus orillas y entornos ecológicos.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

73


La adecuación hidráulica permiten que los sectores de amortiguación del afluente se inunden controladamente. Anibal Acosta Director FIAB-CAR

¿En qué consiste la adecuación hidráulica del río Bogotá? Anibal Acosta: La adecuación hidráulica consiste en intervenir los jarillones del río. Los márgenes oriental y occidental durante años se han llenado de basura, desechos y sedimentos. Las obras que ha adelantado la CAR tienen que ver con la intervención del vaso del río, es decir la cavidad por donde transita el agua. Este vaso se amplió hacia los lados, sin que sea necesario profundizar en su lecho. El jarillón se agrandó treinta metros con el fin de dar espacio cuando el río sube su nivel. Además, se refuerza para que tenga la misma altura en las temporadas de lluvia. Por eso ahora hay sectores de amortiguación que el río puede inundar controladamente en estos sectores. ¿Se evitaron definitivamente las inundaciones? A.A.: En 2010 se inundaron 4.000 hectáreas. Se ha podido comprobar que, en 2015, 2017 e incluso en 2019 los niveles de potencial inundación fueron superiores y no se presentaron. Ese es un costo beneficio que nadie ha evaluado. Si hubiese habido inundaciones, se hablaría de nuevo en los medios de comunicación, pero como no ha pasado nada, no se registra. Es importante que se vea el impacto positivo de esta obra que se ha venido realizando inicialmente en la cuenca media y la cuenca alta.

74

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


ESQUEMA DE LA ADECUACIÓN HIDRÁULICA

Playa 10 m.

Jarillón 20 m.

Area de Ronda 30 m.

Vaso Hidráulico Río Bogotá

Corte de los tramos de la adecuación hidraúlica. La ampliación se hace en ambos costados

3/s

200m 3/s

100m

60m

30m

47

Kilómetros

8

Millones

68 km

CIFRAS Las obras que realizó la CAR en la cuenca media del Río Bogotá, han permitido duplicar la capacidad del cauce del afluente, pasando de 100 metros cúbicos por segundo a 200 metros por segundo, lo que disminuye el riesgo de inundación.

La reubicación de uno de los jarillones o dique sobre la ronda del río Bogotá , permitió la ampliación de la capacidad hidráulica del afluente, pasando de 30 a 60 metros de ancho del cause.

Es el tramo de la ampliación del cauce del río pasando de 30 a 60 metros de ancho, desde Cota hasta Puente Vargas en Cajicá.

De metros cúbicos en sedimentos y basura se retiraron del río Bogotá, para mejorar el transporte hidráulico del afluente, en la cuenca media. Destinados a la construcción de un parque lineal con senderos peatonales disponibles para la comunidad, incluyendo el Parque San Nicolás de Soacha, el Parque Porvenir en Mosquera y el Parque lineal en Suba.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

75


La adecuación hidráulica en la Cuenca media del río sector desembocaura del río Balsillas.

Desde el aire se aprecia la magnitud de la obra de recuperación del río Bogotá en la cuenca media de la ciudad. Un canal limpio, ordenado que parecería artificial. A su lado lo acompaña un parque lineal como un sendero que custodia al rio en todo su trayecto, arrancando desde Cota hasta Soacha. Son 68 kilómetros de obras en adecuación hidráulica. La Corporación adquirió terrenos a lado y lado del río recuperando la madre vieja y otros humedales alternos al río. Se aprecia la importancia de las áreas de amortiguación relevantes para cualquier río. Hay reforestación en el sector Engativa-la Florida y al lado del puente metálico se han hecho los senderos peatonales. Igualmente se está construyendo un parque metropolitano para uso ambiental con variadas especies de árboles. Este parque recupera el entorno del ambiente a su hábitat natural preservando zonas verdes que renuevan el área. Durante la puesta en marcha de las

76

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Prensa PTAR Salitre

obras y teniendo en cuenta el impacto ambiental que los trabajos conllevan, se hicieron mesas de concertación durante dos años con la comunidad del sector para que diversas organizaciones hicieran sus aportes sobre uso ambiental sostenible. La protección de la avifauna es un componente biótico para preservar las zonas de compensación. En los programas de rescate y liberación de fauna silvestre hay un inventario hasta la fecha de 1.374 curíes, 49 ranas, 4 tinguas, 16 enjambres de abejas y 3 enjambres de abejorros.

La riqueza natural en flora y fauna es otro de los componentes en que la Corporación ha desarrollado un programa de recuperación de especies en las zonas de compensación.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

77


Fotos CAR

Obras de adecuación hidráulica en la cuenca alta, sector Puente Férreo Fontanar y Puente Vargas en los límites entre los municipios de Chía y Cajicá.

78

Tramos de la Adecuación Hidráulica Las obras de adecuación hidráulica se realizaron en la cuenca alta de manera efectiva y técnica tal como se hicieron en la cuenca media en 2018. La intervención en este tramo de 47 kilómetros comprende un recorrido entre el Puente de la Virgen en el municipio de Cota hasta el sector denominado Puente Vargas en el municipio de Cajicá. La nueva estructura de la obra permitirá evitar inundaciones en las zonas aledañas. Aparte de lo que significa la ampliación del cauce del río que será de 60 metros, se han construido jarillones de acuerdo a procesos de modelación hidráulica.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


El espacio ganado le dará mayor reserva al río evitando desbordes en épocas de lluvia. “Con este trabajo de adecuación hidráulica, serán cerca de 110 kilómetros intervenidos en total en la cuenca media del Río Bogotá, cubriendo desde el municipio de Soacha y hasta el municipio de Cota, donde gracias al retiro de sedimentos y a la ampliación del cauce, podremos reducir aún más las posibilidades de inundación de la cuenca media y alta del Río Bogotá, así como mejorar el control de descarga de agua en la cuenca baja”, aseguró Néstor Guillermo Franco, Director de la CAR Cundinamarca, quien además reiteró que se podrán realizar navegaciones en toda la cuenca media. Los trabajos de adecuación hidráulica estás divididos en cuatro tramos: Tramo A: Comprendido entre el sitio Puente la Virgen y desembocadura del Río Frio, designado a Unión Temporal Dragado Río Bogotá.

Tramo B: Comprendido entre la desembocadura

del Río Frío y el sitio denominado Puente San Jacinto, designado al proponente Ingecon S.A.

Tramo C: Comprendido entre Puente San Jacinto

y el Puente Férreo Fontanar, designado al Consorcio Guacheneque 2.

Tramo D: Comprendido entre el Puente Férreo

Fontanar y Puente Vargas, designado al Consorcio Río Bogotá 2018. Interventoría técnica, administrativa, financiera y ambiental, al Consorcio Inter del Río 2019. Con estas obras se completarán en total 110 kilómetros intervenidos de la ronda del río Bogotá que comprenden desde Puente la Virgen en Cota, hasta el municipio de Soacha.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

79


Prensa CAR y Richard Hernández

Puentes en Guadua, madera, y cubiertas termoacústicas en el sector Ogamora,Municipio de Soacha

Puentes para un entorno ecológico En la desembocadura del Río Soacha cerca al canal Tibanica la corporación ha construido dos puentes en la jurisdicción de este municipio. Las obras están ubicadas frente el área multifuncional de Ogamora. Estos puentes son las dos primeras infraestructuras dentro de una nueva era de diseño amigable con el entorno. Los materiales con que se construyeron estas obras son madera y guadua y su disposición espacial adquiere forma espiral. La guadua es un noble y fuerte material natural como el acero, posee propiedades físico químicas resistentes que la hacen apta para esta clase de construcciones. La teja que cubre la estructura es termo acústica. Un diseño y creación integralmente desarrollada por la CAR, dentro de las obras del Río Bogotá.

80

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Parque Líneal El parque lineal del Río Bogotá está concebido como un sendero que acompaña al Río desde su nacimiento en el páramo de Guacheneque hasta su desembocadura en la cuenca baja en el río Magdalena, municipio de Girardot en un trayecto de 375 kilómetros.

Detalles de los embarcaderos sobre el parque líneal que van a lo largo del Río en la cuenca media. Render FIAB

El tramo que se construye en la cuenca media empieza en el municipio de Soacha hasta Cota, proyecto de 45 kilómetros, que incluye el parque San Nicolás de Soacha, el parque El Porvenir de Mosquera y el Parque

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

81


Render FIAB Richard Hernández

En el embarcadero ubicado cerca de la Calle 80 en el ocidente de Bogotá también se construirá una plazoleta de eventos con baños, un quiosco en guadua y la primera escultura que será un homenaje al Río.

lineal de Suba, fase que se entregará en 2020 y en el cual la corporación ha invertido más de 19 mil millones de pesos. El propósito de la entidad con esta estrategia para la recuperación del río es que la comunidad se apropie del afluente y que con respeto por este cuerpo de agua lo proteja y lo recupere. Por esta razón la CAR Cundinamarca ha planificado y construido plazoletas, aulas, ambientales, embarcaderos y puentes, brindando múltiples actividades y recreación activa y pasiva en los senderos aledaños al Río. El proyecto construirá el complemento del parque lineal que a lo largo de la cuenca alta y la cuenca baja es de 312 kilómetros. La recuperación del río viene acompañada del mejoramiento y cuidado del paisaje y sus virtudes en interacción con las comunidades. Para experimentar el reconocimiento ancestral a través de pictograma músicas en las nuevas plazoletas, admirar esculturas como El Sauce Llorón, además de obras que modifican estética

82

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


y funcionalmente el paisaje como los puentes, embarcaderos y jardines botánicos. El trayecto que forma el parque lineal conecta áreas llamadas de inundación controlada como los meandros Ogamora e Indumil en el municipio de Soacha, y el meando Isla Vuelta Grande en Bosa. Los embarcaderos en proyecto estarán ubicados en la calle 80 al occidente de Bogotá, en la localidad de Suba y en el municipio de Cota. En diferentes áreas del parque lineal habrá sitios específicos para la observación de aves, otros de interés ecológico dotados de mobiliario e iluminación. Para la construcción de este sendero ambiental se realizaron reuniones con la comunidad, junto con las alcaldías locales, para escuchar las peticiones de los habitantes de la ronda del Río con respecto a la infraestructura.

Prensa CAR

El Río Bogotá por disposición de la CAR está considerado como parque lineal a lo largo de toda su extensión. Esto quiere decir que sus orillas estarán acompañadas en su totalidad de senderos, sitios temáticos y espacios de actividad ambiental y recreativa

El proyecto del parque lineal comprende el recorrido integral del río Bogotá. Una vez que este parque sea una realidad unirá diferentes parques que están diseñados como los de los municipios de Villapinzón y Suesca.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

83


Nuevos ojos para vigilar el río Toda la información se recibe y procesa en el centro de control y monitoreo ambiental ubicado en las instalaciones de la planta de tratamiento de aguas residuales PTAR El Salitre.

El río Bogotá en su paso por la cuenca media atraviesa gran parte de predios urbanos de la capital donde abundan los vertimientos ilegales. Las obras de adecuación hidráulica le han dado un nuevo cariz al afluente y de la misma forma lo han hecho más amigable, no obstante, esta característica lo convierte en más vulnerable a los riesgos continuados y reales de recibir desechos y percibir aquellas prácticas negativas de parte de algunos que no ayudan en nada a la salubridad del río. Tuberías ilegales, toda clase de vertimientos agrícolas e industriales, tala indiscriminada y llegada a las aguas de material donde se acumulan toda clase de basuras y desperdicios en alto grado. El propósito en común de la salvación del río Bogotá, requiere de un constante mantenimiento y continuidad en lo que respecta a su sostenibilidad tanto de las obras, como de atención y alerta a los actos de vandalismo ecológico en la fuente hídrica.

84

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

85


Desde 2018 la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR, lleva a cabo un convenio con la Corporación de alta tecnología para la defensa (Codaltec) con la puesta en marcha de un sistema de monitoreo, llamado Bochicar -en homenaje a esta deidad muisca-. que proporciona mayor seguridad a la cuenca media que en este trayecto cubre desde el municipio de Chía en Cundinamarca hasta el salto del Tequendama en Soacha.

Este moderno sistema ubica a la Corporación a la vanguardia en la observación detallada minuto a minuto y en tiempo real de la actividad en los diferentes tramos del Río Bogotá, garantizando en gran medida la seguridad del afluente.

El objeto de este monitoreo tiene varios componentes; medir variaciones de su cauce, cuáles son los comportamientos por diferentes fenómenos ya sea atmosféricos, climáticos o de otra índole, ubicar e identificar que tramos y lugares del río se encuentran más afectados en cuanto a la recepción de vertimientos, actividades ilegales y captaciones que generen un desequilibrio en el ecosistema del cuerpo de agua y en general identificar quiénes y cómo se realizan los actos ilegales. La tecnología que ha desarrollado este sistema involucra tanto el control del río como un permanente seguimiento en la cuenca media por donde hace su tránsito. La estrategia de vigilancia despliega un grupo de 14 nodos comprendidos en los cerca de cien kilómetros que van desde el municipio de Chía, pasando por Cota, la capital de la República, y los municipios de Funza, Mosquera y Soacha. Entre otras funciones de esta estrategia técnica, en las cuáles opera su radio de acción, también están la verificación de vertimientos no autorizados, movimientos extraños en sus aguas y en sus orillas, la aparición de semovientes, aumento en el nivel y demás intervenciones irregulares. La tecnología utilizada es de última generación incluye el procesamiento de datos en tiempo real e instan-

86

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


La estrategia de vigilancia despliega un grupo de 14 nodos comprendidos en cerca de cien kilómetros entre los municipios de Chía, la capital de la República, Funza, Mosquera y Soacha.

táneo en vídeo e instrumentos de telecomunicaciones con alta calidad en la recepción y evaluación. Los sensores ubicados estratégicamente en diferentes puntos poseen visión diurna y nocturna. Para el almacenamiento de cada detalle informativo se usan diferentes plataformas y dispositivos en materia de sensores, cámaras térmicas y ópticas, dispositivos aéreos, drones no tripulados, así como también estaciones meteorológicas con vigilancia continua las 24 horas del día. Toda la información se recibe y procesa en el centro de control y monitoreo ambiental ubicado en las instalaciones de la planta de tratamiento de aguas residuales PTAR Salitre.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

87


Crónicas del Río Un buen Porvenir en la familia

Atrás quedaron los días amargos para esta comunidad que por años vivió en cambuches, en los jarillones del río Bogotá. La CAR y la Alcaldía de Mosquera construyeron 124 casas destinadas a estas familias. Hoy tienen condiciones de vida digna.

88

Alexander Macías Gómez, uno de los 124 beneficiarios del proyecto de reubicación de habitantes del barrio Porvenir- Mosquera, situado a orillas del río Bogotá, nos recibe en su casa de la nueva urbanización, construida gracias a un convenio entre la CAR y la alcaldía de ese municipio. Llegó con su esposa y una hija de ella en el año 2016, junto a más de un centenar de trabajadores del reciclaje, que durante más de 30 años convivieron en una zona subnormal y en condiciones de marginalidad. La llovizna de esta mañana ha fundado un ínfimo riachuelo en la huella que dejó una rueda de bicicleta, y pintó unos puntitos plateados sobre las hojas de la mata de ruda que decora la entrada a la vivienda, un símbolo de buena suerte, un augurio que se ha cumplido para esta familia de recuperadores ambientales desde el 8 de abril de 2016. Esa jornada abandonaron el ‘cambuche’ donde por años plagas de roedores y mosquitos pusieron a prueba su tolerancia. Alexander recuerda claramente el momento. Dejó el rancho,

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


acomodó colchones y enseres en una carreta y, tras un recorrido de una hora, logró instalarse en la casa 101 de la Nueva Urbanización El Porvenir. Desde la cocina de la casa, llega un tibio aroma de café. Doña María Edilma Camacho, su compañera de lucha prepara el desayuno mientras, desde el patio de ropas que da a una zona verde, arriba un brisa fresca, atravesada por una música lívida, un canto mañanero de pajarillos madrugadores como Alexander. Esta es la renovada atmósfera del conjunto residencial, un entorno distante del caos, los malos olores y la insalubridad del caserío empotrado a orillas del río Bogotá, recuerdos que se van diluyendo con el paso de los días, amarguras que se traducen en anécdotas que prefiere dejar allá lejos, en el jarillón que a fuerza de las circunstancias fue su casa. Don Alex nos ofrece “un tintico” para calentar la mañana, un instante que disfruta antes de salir al trabajo en la bodega donde realizan la separación de la basura. “Este es mi vehículo de transporte, en el que yo salgo a

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

89


Arriba se aprecia la renovada atmósfera del conjunto residencial, un entorno distante del caos, los malos olores y la insalubridad del caserío empotrado a orillas del río Bogotá, como era antes (derecha)

rebuscar la vida: Me voy hasta Mosquera, Funza y regreso”, indica el señor Macías, mientras empuja el carrito atiborrado de cartones y latas vacías de cerveza. Una vez terminada la recolección viene la selección y separación del material recolectado, agrega don Alex. Una bodega ubicada al lado del conjunto residencial el Porvenir es el punto de encuentro de los recicladores. A las 9 de la mañana el lugar se mueve al ritmo de los recuperadores ambientales que descargan los desechos recolectados en Mosquera y algunos municipios vecinos. “Aquí nadie puede decir que no gana, uno recoge aunque sea para la sopa del día. Siempre nos rebuscamos para el pan diario, para comer y también para pagar 90

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


los servicios”, concluye nuestro improvisado guía. De regreso a casa, contempla el verde paisaje que rodea el Porvenir, y agradece a la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca por apoyarlo en su sueño de tener casa propia. Tan solo a unos pasos del hogar de Alexander Macías está la vivienda marcada con el número 91. Desde el interior de la casa de dos plantas se advierte la risotada de una jovencita. Es Tatiana , la nieta de Ana Lucía Rodríguez Cruz la propietaria de una auténtica “tacita de plata”. –Bienvenidos sigan y conocen Doña Ana Lucía se dirige a la cocina para preparar un café y empieza el relato de su nueva vida en El Porvenir. La sonrisa de Tatiana, junto a las travesuras de su gata Luna que salta desde la nevera a la estufa, sirven de decorado a las palabras de esta abuela y corroboran que toda la felicidad del mundo cabe en los 64 metros cuadrados de su vivienda. “Yo vivía en un ranchito de latas y duré 30 años viviendo allá en ese ranchito, Bueno el deseo de mi difunto esposo, era tener una casa bonita, y aunque él no pudo verlo pues yo he tratado de cumplir su sueño” señala mientras su marido, fallecido en 2015, parece aprobar sus palabras desde una solitaria fotografía pegada en la pared, al lado de una estampa de la virgen del Carmen, una advocación depositaria dela fe de la señora Ana y su nieta Tatiana. “Yo lo extraño pero creo que el viene a visitarnos, yo hablo con el en sueños y me dice que está bien”. Fueron más de 35 años juntos. Hace una pausa, calla, pero sus ojos verdes se dilatan, quizá expresando que añora a su compañero. La abuela ahora nos invita a conocer el resto de la vivienda. Lleva sus pasos por las escaleras

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

91


que conducen al segundo piso, un lugar impecable, oloroso a fragancia de pino y decorado con un cuadro gigantesco del Sagrado Corazón de Jesus. “La nieta no para de hacer oficio y, aunque habla poco, asiente con sus gestos las palabras de la matrona de la casa” Acá vivimos muy bien, allá era muy peligroso y a mi me preocupaba era mi muchachita. En esta casa tenemos mucha calidad de vida”, relata mientras se asoma a la ventana para maravillarse con las ropas que, chorreantes en los tendederos de los patios vecinos, ofrecen una vistosa policromía. “El cambio es extremo, imagínese de un ranchito a una casita de estas pues es una bendición de Dios… Allá siempre que llovía, y le tocaba estar a uno pendiente ¡ay! que se mojaron las cosas, corra pa allá y corra pa acá con ollas para las goteras y aquí no importa que llueva duerme uno más tranquilo” . Agrega doña Ana Lucía que “empezaron de cero en la nueva residencia”. Solamente trajeron unos colchones, unos peluches que dormitan sobre la cama de Tatiana y una vieja muñeca coja que parece hacer equilibrio sobre la mesita de noche, al lado de los perfumes y cosméticos de los que se sirve la jovencita para reinvertarse cada mañana. Ha pasado una hora y, a manera de despedida, abuela y nieta nos invitan al jardín, donde un ejército de plántulas de cartucho rematadas en flores blanquecinas, son otro de los motivos de orgullo de Ana Lucía y Tatiana. Es media mañana, ha terminado la visita para conocer esta urbanización donde se respira optimismo y esperanza. Abuela y nieta se persignan para salir de casa a iniciar sus labores como orgullosas recuperadoras ambientales.

92

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Un curtidor incansable Juan Carlos Calderón es uno de los principales líderes del sector curtidor de Villapinzón. Oriundo del Tolima y padre de tres hijos universitarios que forman parte con su talento y profesiones de la empresa familiar Bioucueros Colombia S.A.S. Las hijas de este emprendedor estudian ingeniería quimica y diseño desarrollando su experiencia dentro de la empresa y por su parte el hijo menor adelanta estudios de finanzas y comercio internacional. Juan Carlos incursionó en el mundo de los cueros en 1984 en el barrio San Benito en Bogotá. Su labor inicial fue en una reconocida empresa de este sector donde aprendió y tomó impulso para crear su propia empresa asociado con dos compañeros. Comenzaron con el desarrollo de emulsiones para las suelas de cuero, tintes y brillos para la capellada, con la idea de dejar a su paso zapatos brillantes y lacas nitro para vender a las curtiembres.

Hoy es uno de los líderes más importantes del gremio de los curtidores, porque cumple con la normativa ambiental innovando en su proceso, con prácticas de producción más limpia a través de las herramientas brindadas por la CAR.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

93


Recuerda que en 1989 la industria del cuero nacional decayó con la llegada y competencia de zapatos importados, lo que aceleró la crisis económica de varias empresas incluida la suya. Así, decidió junto con sus socios, generar nuevas ideas; comprar los cueros que otras industrias ya no utilizaban para trabajarlos de forma manual. Esta alternativa les permitió salir la crisis.

Hay 30 curtiembres legalizadas y 25 más en trámite. Se desarrollan diplomados a través de un convenio interadministrativo de las Alcaldías de Villapinzón, de Chocontá y la CAR con la Universidad Libre, en temas de curtido ecológico.

Diez años después, Juan Carlos se trasladó a Villapinzón, municipio que lo adoptó con cariño y respeto. En el año 2000 su trabajo fue reconocido por su calidad en la fabricación de cuero para tapicería. Sin embargo, aún le faltaba camino por recorrer y retos por superar. Entre ellos, el cumplimiento de la normatividad exigida por la autoridad ambiental y municipal. Como no cumplía esta normatividad, decidió cerrar su negocio durante seis meses. Entonces se empezó a preguntar cómo hacer de su negoció una actividad sostenible y responsable con el ambiente. En este lapso se reinventó, conoció de cerca los requisitos y cómo cumplir las normas. Al mismo tiempo coincidió con la separación de sus socios debido a la inactividad de la empresa, siendo su familia el único aliado y el pilar más importante para sacar adelante la curtiembre Biocueros Colombia. Hoy es uno de los líderes más importantes del gremio de los curtidores, ya que cumple con la normativa ambiental y ha innovado en su proceso, con prácticas de producción más limpia, un conocimiento que ha ido reforzando a través de los espacios de participación y capacitación que ha tenido con la Corporación, aunado a un incontrolable deseo de sacar adelante su curtiembre. Juan Carlos Calderón agradece a la CAR por incentivarlo a escrudiñar y entender la importancia del enfo-

94

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Entre los municipios de Villapinzón y Chocontá, operan 110 empresas curtidoras, de las cuales menos del 70 por ciento están certificadas y establecidas bajo la legalidad.

que ambiental en todo lo que hace. Se siente satisfecho de que existan profesionales dentro de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR que le enseñen, no solo a él, sino a un gremio que poco se interesaba por aprender y entender las afectaciones que generan al desarrollar la actividad productiva, cuando no se cumplen las normas. Hoy reconoce con orgullo como los curtidores hablan del Río Bogotá, de la importancia de cuidarlo y de hacer un uso adecuado del recurso hídrico. Ahora hay importantes logros significativos como la consecución de los permisos ambientales de 22 de los 110 curtidores que actualmente tiene el municipio, buscando no solo un cumplimiento legal sino, asumiendo la responsabilidad con la protección de los recursos naturales, para el bienestar de las nuevas generaciones.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

95


La Cultura Ambiental en la región CAR, pieza fundamental para la recuperación del Río Bogotá

96

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Norberto Cristancho

La cultura para la protección ambiental, es un pilar que se hizo transversal en el Plan de Acción de la CAR 2016-2019, representando un aporte fundamental dentro del proceso de visibilización y recuperación del Río Bogotá. Con el tiempo se ha evidenciado que a través de cambios en el imaginario colectivo, el río fue pasando de concebirse como algo inerte a considerarse un cuerpo de agua que debe ser protegido. La cultura, entendida “como un conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos, grado de desarrollo artístico, cientifico e industrial en una época o grupo social”1 ha contribuido para que los habitantes de los 44 municipios y la ruralidad de Bogotá, que forman parte de la cuenca, sean mucho más conscientes de lo que el río representa. 1. Definición tomada de: Revista de Clases historia, 2, 2013. El con-

cepto de la Cultura: definiciones, debates y usos sociales. Raúl Barrera Luna. (“…apartado la segunda entrada del diccionario Vox ilustrado (Biblógraf, Barcelona; 1995) del término Cultura”)

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

97


Diego Téllez

Cultura del Agua Con la implementación de Plan Estratégico de Cultura del Agua, se han vinculado aproximadamente 84.000 actores sociales. Se han formado 1.023 usuarios pertenecientes a 286 acueductos rurales, 16 de los cuales fueron fortalecidos en el programa de uso eficiente y ahorro del Agua (PUEAA). Con el fin de optimizar el uso del agua tratada en labores domésticas diferentes al consumo alimenticio, se implementó la estrategia Lluvia para la Vida en 6.557 hogares, llegando a 26.228 usuarios. Se captaron un total de 220.194 m³ de agua. Se continuó con la vinculación de 29.821 miembros de la comunidad educativa pertenecientes a 45 instituciones denominadas Ecoescuelas, en las cuales se promovió la inclusión de la dimensión ambiental dentro de la malla curricular, complementándolas con la adecuación de sistemas ecoeficientes. Se formaron 6.492 líderes infantiles como defensores del agua y jóvenes 98

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


pregoneros que lograron una reducción del consumo de agua del 10% y de energía del 5.25% en sus hogares. Durante el cuatrienio, estos líderes desarrollaron 52 iniciativas para proteger las fuentes hídricas de la cuenca y participaron en 491 intervenciones desarrolladas por la CAR.

Planes de educación Ambiental

Prensa CAR

Se consolidó la implementación de los planes de educación ambiental en 18 humedales, enlazando 38 empresas al Plan Padrino de Humedal en 19 ecosistemas. Además, se vincularon 2.049 personas a la Red de amigos de los humedales, participando en 341 iniciativas para la conservación de estos ecosistemas. Se sensibilizaron directamente a 6.031 actores a partir de la estrategia metodológica Agua y educación WET, de los cuáles se certificaron a 1.154 facilitadores, quienes realizaron 882 réplicas, que involucraron a 10.980 usuarios. La estrategia Ciclo reciclo, generó conciencia sobre la importancia de hacer un adecuado manejo de los residuos a través de la aplicación de la regla de las tres-

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

99


3R´s: (Reducir, Reutilizar y Reciclar), logrando que los equipos municipales (administración municipal, representantes de la comunidad educativa, Juntas de Acción Comunal, hogares infantiles, recuperadores ambientales), repliquen en sus comunidades conceptos como la disminución en la utilización de plásticos y manejo de elementos de vida corta, y la reutilización y fomento de la separación en la fuente.

Pedagogía ambiental Como complemento al proceso de formación, se han suministrado herramientas pedagógicas que refuerzan los conceptos y la comprensión del ciclo de los materiales. Por ejemplo, los parques infantiles fabricados en madera plástica (elaborada con materiales recuperados); los puntos ecológicos, practi-vagones y PET CAR (eco contenedores metálicos para la recuperación de botellas, frascos y tapas plásticas y baterías tipo pila), que promueven la separación en la fuente. Los sistemas autónomos de compostaje y kits de lombricultura, que apoyan la transformación de los residuos orgánicos en mejoradores de suelos o abonos orgánicos.

100

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Con la implementación de la estrategia se han vinculado aproximadamente 19.500 actores sociales dentro de los cuales se incluyen más de 50 recuperadores ambientales. Se han recuperado más de 6.400 toneladas de plásticos, 7.200 toneladas de papel y se han transformado más de 4.800 toneladas de residuos orgánicos.

Otros programas Dentro de la gran diversidad de programas y acciones, se han incorporado: el aumento de la capacidad de adaptación frente al cambio climático y la prevención del riesgo, proceso de formación básico de 1.470 actores y vigías ambientales. La red escolar de gestores de la prevención y la estrategia BiciCar en 12 municipios de la cuenca. Turismo de naturaleza y aviturismo como herramientas de educación para la protección de los ecosistemas, arte para el fomento de la cultura ambiental con 7.300 actores. Fortalecimiento a los CIDEA municipales con participación de 6.400 actores. Capacitaciones en temas relacionados con la Autoridad Ambiental a 6.387 personas; espacios de promoción e interacción del conocimiento, con intervencio-

Los Comités Técnicos Interinstitucionales de Educación Ambiental (CIDEA) son espacios intersectoriales para aunar esfuerzos técnicos, financieros y de proyección, en pro de una cultura ética en el manejo sostenible del ambiente. Ministerio de Educación Nacional

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

101


Capacitación, promoción y una agresiva estrategia en educación ambiental han sido la columna vertebral de los diversos programas que contiene la Cultura Ambiental en la cuenca del Río Bogotá.

102

nes a 28.154 personas; 2.068 promotores ambientales formados, que con sus réplicas han llegado a más de 24.929 actores sociales empleando las 141 herramientas educativas entregadas a las administraciones municipales e instituciones educativas y la ejecución de 181 iniciativas comunitarias; 276 niños de 30 escuelas rurales vinculados a la estrategia “Amigoso y Otras Especies Emblemáticas”; 112 caminantes y la de intervención socio ambiental para la caracterización participativa de biodiversidad en 9 caminos rurales.

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


En cumplimiento de la sentencia AC 479 de 2014, en lo referente a la promoción de la estrategia de Producción Más Limpia y Negocios Verdes,(PML) se han realizado 681 intervenciones en toda la cuenca, contando con la participación de 3.412 actores. Se han realizado 72 proyectos, que contemplan lo agrícola, pecuario, minería de carbón y de arcilla, servicios, manufactura y curtiembres. Treinta curtidores de Chocontá y Villapinzón, ya están legalizados incorporando PML en sus procesos, y 25 más están en proceso, logrando que los pequeños y medianos productores vayan más allá de lo que la norma exige y desarrollen procesos de producción limpios, brindando valor agregado para la comercialización de sus productos.

Alegría e integración artística Todas las actividades de la estrategia han permitido ir ganando espacio y reconocimiento para desarrollar actividades puntuales de responsabilidad social ambiental empresarial, como la realización de la primera versión del Festival Vive el Río Bogotá, que ofreció un escenario de articulación entre la CAR, las empresas privadas, comunidades y administraciones del orden Departamental, Distrital y Municipal. En este evento se recorrieron aproximadamente 2.202 kilómetros, en los que a través del arte se hizo un reconocimiento al Río. Participaron más de 36.000 actores en gran variedad de actividades artísticas y culturales, jornadas de reforestación participativa, sembrando más de 1.100 árboles y retirando cerca de 4 toneladas de residuos. A través de jornadas de limpieza en ecosistemas estratégicos, y participando en la campaña “Somos la llave del Río Bogotá”, se lograron recolectar 55 toneladas de material fundible para la elaboración de la escultura “Sauce Llorón”, que será ubicada en el muelle Río Bogotá de la calle 80.

El Festival Vive el Río recorrió 2.202 kilómetros para reconocer el Río Bogotá e integrar a la población a través del arte. Las cifras de actividades, actores e integración con la comunidad demostraron una generosa participación.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

103


Diego Téllez

Totó La Momposina, Che Sudaka, La Toma y Latin Latas celebraron la nueva vida del Río Bogotá.

Festival Vive El Río La recuperación del Río Bogotá no solamente tiene elementos técnicos y detalladas obras de descontaminación, con las gigantescas inversiones de las plantas de tratamiento. El componente de integración y recreación entre las comunidades es vital. Durante 2019 la gira de actividades artísticas que realizó la CAR estuvo encabezada por la banda bogotana Doctor Krápula con una expedición por los 46 municipios de su área de influencia.

104

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


Diego Téllez

La travesía náutica con una colorida caravana de embarcaciones marcó un inicio de confianza para la recreación y el apropiamiento del Río Bogotá.

Mario Muñoz, vocalista y líder de la banda Doctor Krápula símbolo del compromiso musical con la iniciativa de la recuperación del río.

En esta correría en que la gente disfrutó a plenitud, se buscó que cada uno de los cundinamarqueses en la región CAR mirara el río de frente, dejando de darle la espalda apropiándose del mismo, de sus ventajas y su generosidad. Como epílogo a esta activiadad de concientización se realizó una travesía náutica desde el embarcadero de la calle 80 a la que asistieron numerosas familias. En el concierto de cierre aparte de Doctor Krápula, estuvieron artistas como Toto La Momposina, Che Sudaka, Latin Latas y La Toma.

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

105


Glosario PNUD : Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo IGAC: Instituto Geográfico Agustín Codazzi IDEAM: Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales BID: Banco Interamericano de Desarrollo BM: Banco Mundial CEPAL: Comisión Económica para América latina y El Caribe FIAB:. Fondo para las inversiones Ambientales en la Cuenca del Río Bogotá (de la CAR) PTAR: Planta de Tratamiento de Aguas Residuales. EAAB: Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá DBO: Demanda Biológica de Oxigeno SST: Sólidos suspendidos totales. BOCHICAR: Sistema de control y monitoreo ambiental de la cuenca media del Río Bogotá PUEAA: Uso eficiente y ahorro del agua WET: Estrategia Metodológica Agua y Educación PET CAR: Programa de la Corporación para la implementación de la estrategia de separación en la fuente con énfasis en la recolección de materiales recuperables para fortalecer la educación ambiental BICICAR: Propuesta educativa ambiental para mitigar los efectos del cambio climático en los municipios priorizados de la jurisdicción CAR, utilizando la bicicleta como elemento didáctico para que la comunidad lidere acciones coherentes en la preservación, conservación y uso adecuado de los elementos naturales de cada territorio. PML: Estrategia de producción más limpia y Negocios verdes.

106

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


SENTENCIA DEL RÍO BOGOTÁ:El máximo tribunal del país emitió una Sentencia sobre la descontaminación del Río Bogotá el 28 de marzo de 2014, que ordena el diseño y la implementación de medidas para la descontaminación de Río Bogotá y evitarla a futuro. ENCICLICA LAUDATO SI: Publicada por el Papa Francisco el 24 de mayo de 2015 donde propone un nuevo modelo de ecología integral haciendo énfasis en el cuidado de la Casa común.

Fuentes • Discurso de clausura en el Foro de la revista Semana. Néstor Guillermo Franco González. director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR agosto de 2019. Archivo de audio. (Transcripción adaptada). • Juan Rodríguez Freyle, El Carnero, Prologo análisis de Manuel Aguilera, sobre el nombre del Río Funza y Bogotá. Editorial Bedout. Página 78. 1973. • Revista de la Academia Colombiana de Ciencias exactas físicas y naturales. Mantilla, I. Ochoa. F Martínez. Consideraciones históricas el Salto del Tequendama con los datos de Humboldt. • Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR. Plan de Acción Cuatrienal 2016-2019 5 ad509d158ea2.pdf • Fondo para las Inversiones Ambientales de la cuenca del Río Bogotá, FIAB de la CAR. Archivo de audio entrevista con el Ingeniero Anibal Segundo Acosta, director y archivo de audio entrevista Arquitecto Richard Hernández. • Oficina Asesora de Comunicaciones CAR. Río Bogotá y Planta de Tratamiento de aguas Residuales PTAR EL Salitre. Ayuda de Memoria (archivo pdf) • Infografía Datos del Río Bogotá Gráfico de Mario Pino. (adaptada para esta publicación).

CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

107


• Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD. Objetivos de Desarrollo de Sostenible. undp co PUBLjulio ODS en Colombia los retos para 2030 ONU.pdf • Dirección de infraestructura ambiental DIA. CAR. Resultados en infraestructura para la gestión ambiental Saneamiento Básico Ambiental 2016-2019 (Archivo en pdf). • Procesos en la PTAR Salitre. Planta de Tratamiento de aguas residuales PTAR El Salitre. Oficina de Prensa. Procesos e infraestructura. • Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá. Proyecto PTAR CANOAS, infografías y gráficos en Render. • Sistema de control y monitoreo ambiental de la cuenca media del río Bogotá BOCHICAR. Infografía. • Dirección de Cultura Ambiental CAR. Fotografías Oficina Asesora de Comunicaciones CAR. Fondo para las Inversiones de la cuenca del Río Bogotá FIAB CAR. Instituto Geográfico Agustín Codazzi Prensa PTAR Salitre Empresa de Acueducto y Alcantarillado EAAB Proyecto PTAR Canoas Dirección de Infraestructura Ambiental DIA CAR. Diego Téllez Mario Pino Richard Hernández Christian Pérez Norberto Cristancho Arnoldo Venegas Archivo de Prensa CAR Joseph Homez. Fotos antiguas de Bogotá y Colombia

Grupo Facebook.

108

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9


CORPORACIÓN AUTÓNOMA REGIONAL DE CUNDINAMARCA

109


El Río Bogotá no solo nace y muere en el departamento de Cundinamarca, sino que presta servicios ecosistémicos a más de once millones de habitantes. Sus posibilidades son inmensas y quienes tenemos la obligación de entender esas potencialidades somos nosotros mismos, no el río que silenciosamente nos brinda lo que le pedimos, soportando pacientemente el maltrato que le hemos dado. La enorme tarea de descubrir el nuevo Río es descubriéndonos a nosotros como ciudadanos; de reconocernos como responsables en beneficios o perjuicios en lo que es la suerte del Río cuyo destino depende de cada uno de nosotros. Existen 40 kilómetros de senderos que la ciudadanía puede disfrutar. Se pueden hacer navegaciones guiadas. Hoy el Río tiene amigos y la invitación es también a hacer otra recuperación, quizás la más importante; la querencia hacía ese río, que significa reencontrarnos con un lugar del que formamos parte, como en nuestra niñez. Ese río no nos guarda rencor por todo lo que le hemos hecho y está ansioso de tenernos a todos como ciudadanos responsables caminado por su vera, navegando por su cauce y ojalá disfrutando de sus aguas limpias en poco tiempo.

Néstor Guillermo Franco González Director General Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR

110

I N F O R M E DE G E S T I Ó N 2 0 I 6 - 2 0 1 9

Profile for Corporacion Autonóma Regional de Cundinamarca

Informe de Gestión 2016 - 2019  

Informe de Gestión 2016 - 2019  

Advertisement