Issuu on Google+


DESARROLLO HUMANO VS DESARROLLO CULTURAL1 Autor: Mónica Cecilia Suárez Medellín Febrero 7 de 2010

“En 2010 se celebra el XX aniversario del Informe sobre Desarrollo Humano. Desde 1990, los IDH han guiado el rumbo del discurso sobre desarrollo y han ofrecido análisis alternativos e innovadores sobre temas que van desde el género y la pobreza a la globalización, pasando por el cambio climático y la movilidad de los seres humanos. Los IDH dan lugar a debates que tienen por objeto mejorar las vidas de las personas. Un punto en común de los distintos informes es anteponer las personas a todo lo demás, planteamiento expresado ya en el informe de 1990: El desarrollo humano es un proceso que amplía las oportunidades de las personas. Las más importantes son disfrutar de una vida larga y saludable, recibir educación y disfrutar de unos estándares de vida dignos.”2 En el siguiente texto veremos la importancia de relacionar el campo de la cultural con el desarrollo humano en pro de la búsqueda de identidad y la conciencia crítica de los parámetros que califican y cualifican el mundo. Una vida larga y saludable, la educación, la dignidad, y otras oportunidades que incluyen la libertad política, el respeto por los derechos humanos y la autoestima (…) son algunos de los principios para calcular el desarrollo humano. Estos aspectos son estudiados y medidos bajo un sistema de estadísticas que son generadas en los índices de Derechos Humanos, a saber:

1

En este contexto La palabra "versus" es tomada como un participio latino que significa "orientado hacia", "encarado a" o "en dirección a”, más no la traducción de confrontación que usualmente deviene del inglés. El siglo de Torreón(2010) “Versus no significa exactamente contra-Fendéu” http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/223063.versus-no-significa-exactamente-contra-fende.html. Extraída el 22 de Junio de 2010. Pág. 1 2

Informes sobre el Desarrollo Humano (2010) “Lograr que el desarrollo humano sea el centro de atención” http://hdr.undp.org/es/informes/mundial/idh2010/aniversario/ Extraída el 2 de febrero de 2010. Pág. 1 …..y continúa: “Otras oportunidades incluyen la libertad política, el respeto por los derechos humanos y la autoestima… 2


1. Una vida larga y saludable; medida por la esperanza de vida al nacer. 2. Conocimiento; medido por la tasa de alfabetización de adultos y la tasa bruta combinada de matriculación en enseñanza primaria, secundaria y terciaria. 3. Nivel de vida digno; medido por el producto interno bruto (PIB) per cápita en términos de la paridad del poder adquisitivo (PPA) en dólares estadounidenses.3

Sin embargo, dentro de estos aspectos, se han dejado por fuera visiones culturales de vital importancia, que anulan de múltiples formas la posibilidad de hablar del desarrollo humano ligado con el desarrollo cultural y por ende con la individualidad, la colectividad y la identidad, enfocando el desarrollo humano, en una perspectiva unidireccional que limita la diversidad y la riqueza de la diferencia. Los principios mencionados han permitido durante los últimos 20 años hacer mediciones para clasificar de alguna forma los 228 países que existen en el mundo en los 5 continentes; es decir permiten clasificar los miles de estados, millones de municipios (1070 en Colombia no siendo el país más grande) y trillones de comunidades bajo los mismos parámetros, que unificados y enrutados bajo el Sistema-Mundo se miden con los patrones de las sociedades dominantes.

La pregunta o las preguntas en términos culturales parecieran tener variadas vertientes: “Los distintos tiempos, los lugares físicos, los contrastes geográficos, las estructuras familiares, sociales, políticas, religiosas, generan construcciones de sentido diversas. Incluso diferentes cosmovisiones que producen prácticas sociales y culturales tan diversas que a veces parecen no tocarse.”(Maass, 2006:107). Es entonces cuando para hablar del desarrollo humano bajo la perspectiva cultural, se llega nuevamente a los terrenos de la “complejidad”4 desde la mirada de Morin5; donde la realidad se comprende y debe ser explicada desde todas las perspectivas 3

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD (2009). “Resumen: Informe de desarrollo humanos 2009: Superando Barreras: movilidad y desarrollo Humano. Extraída del 3 de febrero de 2010 de http://hdr.undp.org/en/media/HDR_2009_ES_Summary.pdf pág. 13. 4

El término de la complejidad en cultura, lo escuche por primera vez, con los maestros investigadores del Labcomplex, de la UNAM. Ver página web: http://www.labcomplex.net/, para los cuales el término arroja múltiples investigaciones en torno a los temas de cultura bajo la perspectiva de las ciencias sociales, las humanidades, la antropología, entre otros. 5

“La realidad o los fenómenos se deben estudiar de forma compleja, ya que dividiéndolos en pequeñas partes para facilitar su estudio, se limita el campo de acción del conocimiento. Tanto la realidad como el pensamiento y el conocimiento son complejos y debido a esto, es preciso usar la complejidad para entender el mundo”. 3


posibles y debe ser analizada a través del conocimiento interdisciplinario; ésta a su vez, puede generar vertientes mixtas con variables cualitativas y cuantitativas, complementarias e incluso inexplicables, como los fenómenos estocásticos y los conocidos fenómenos emergentes6. Desde esta perspectiva, el desarrollo humano tal y como está concebido, estaría inmerso en la lógica Fuzzi o lógica borrosa, imprecisa y vaga que se puede volver contundente cuando de unificación se trata. Es decir; permitir al individuo el tipo de vida que desea “en términos de acceso igualitario a empleos, escuelas, hospitales, justicia, seguridad, y servicios básicos y brindarles herramientas y oportunidades para que puedan tomar decisiones en ese sentido” (PNUD, 2004: citado por Maass, 2006:102); crea marañas que están orientadas para ser valoradas y calificadas bajo un mismo estilo de vida, en este sentido permite diferenciar “los distintos tipo de desarrollo y no sus diferentes grados, medido, según los parámetros impuestos por los países llamados desarrollados, con los que aparecen los países en vías de lograrlo.”(Maass, 2006:102) Es suponer entonces que todos vivimos de la misma manera, necesitamos el mismo tipo de educación, nos rigen las mismas normas de justicia y tendríamos que acceder al uso igualitario de servicios básicos y a la utilización de los recursos naturales de la misma manera. La dominación bajo esta visión, no deja mucha cabida para el libre albedrío cultural y por ende humano, porque dentro de las opciones que se tienen para elegir, ya existe una restricción y/o dominación de un determinado grupo, pensamiento y/o política, que define por razones de poder qué es lo mejor y lo más conveniente para TODOS. ¿No son acaso homogeneizantes factores como: “el sistema escolar, los medios masivos de comunicación, los productos de consumo masivo de las grandes transnacionales (ropa, zapatos, comida), los planes y programas nacionales, los discursos institucionales”? (Maass, 2006:108). La educación tal y como la concebimos es tan cuestionable Otro aspecto relevante, según el Pensamiento Complejo, es que el estudio de un fenómeno se puede hacer desde la dependencia de dos perspectivas: holística y reduccionista. La primera, se refiere a un estudio desde el todo o todo múltiple y la segunda, a un estudio desde las partes. Tomado de Morin, Edgar (1197) “Introducción al pensamiento complejo” basadas en el texto: Enciclopedia wikipedia (2010) “Edgar Morin” Extraída el 7 de febrero del año 2010 desde:http://es.wikipedia.org/wiki/Edgar_Morin#El_Pensamiento_Complejo 6

Fenómenos estocásticos: es un proceso aleatorio que funciona en relación con otra variable. Los fenómenos nuevos que se presentan cuando un sistema adquiere cierto nivel de complejidad y que originan nuevos niveles de organización, se conocen como fenómenos emergentes.” En otras palabras, cuando de categorías ya conocidas surgen nuevos productos que no se pueden categorizar dentro del grupo inicial. Bonfil, Martín. (sin fecha) “Fenómenos emergentes obtener más de lo mismo” Grupo virtual; Ojo de mosca. Extraído el 14 de Febrero de 2010. Pág. 2 4


que es posible que 10 años después de aprendidas, no se recuerden las partes de la célula, pero sí que España nos colonizó y que somos los países menos desarrollados. ¿Qué pasaría si dentro de estos sistemas educativos se dieran espacios para el auto-reconocimiento y no sólo para la valoración del pensamiento occidental? ¿No es acaso homogeneizante pensar que si una comunidad no tiene agua, luz y teléfono, bajo el sistema que nosotros utilizamos, no tiene los servicios básicos?, aun cuando esté utilizando los recursos naturales como el agua, de una manera distinta y acorde a su geografía, alterando lo menos posible al medio ambiente. ¿Cómo elegir entonces en los países, llamados subdesarrollados o tercermundistas el tipo de vida que se desea, cuando la opción ya está direccionada en los grandes sistemas capitalistas, o cuando por situaciones de “extrema pobreza” (definido de igual forma por el poder adquisitivo y el PIB) no se tienen muchas opciones de dónde escoger? Surge entonces un reto que incita a encontrar puntos en los cuales el conocimiento que genera una comunidad, sirva para el contexto local y sea funcional para el contexto global. El PIB, no garantiza que toda la sociedad esté en mejores condiciones, es decir el hecho de que aumente el PIB de un país no necesariamente indica que los habitantes tienen un nivel de vida digno. En cultura por ejemplo, las industrias culturales son las que más aportan en este sentido, pero eso no quiere decir que el beneficio lo tengan todos los sectores o personas que participan de esta gran empresa. Y a nivel internacional el desequilibrio continúa con ejemplos tan claros y a su vez tan contradictorios como el TLC y la Cooperación Internacional, para los cuales no hay mecanismos contundentes que permitan su regulación.

Por otro lado, la revolución tecnológica y la globalización “modifican sustancialmente las condiciones y los medios de producción, las formas de distribución, y los modos de consumo” (Maass, 2006:109) y es definitivo; las redes sociales, la virtualidad, y el internet en general cambian la forma de conocer la oferta y por lo tanto de consumir la misma. Las culturas intercambian unas con otras, porque cuando se fortalece lo global, en términos de resistencia también se fortalece lo local; pero no es posible hablar de la riqueza de la diferencia, de la dicha de la diversidad, si no se da cabida para discutirla como concepto fundamental del desarrollo y sobre su posicionamiento en el universo humano. Ya que “los ejemplos demuestran que los países que no poseen las oportunidades que ofrecen estas nuevas tecnologías de la información y las telecomunicaciones no participan en ese concepto de desarrollo y se han convertido en comunidades desplazadas por ese vector.” (Maass 2006:112). La relación con los objetos ayuda 5


a cambiar esencialmente las prácticas culturales, como nos sugiere en diversos textos Bourdieu, sin embargo cabe preguntarse sobre la manera en que los objetos tecnológicos se sumergen a las culturas menos dominantes, que grosso modo no es el camino del intercambio, la de la construcción del beneficio colectivo, sino la de la consciente o inconsciente, sutil o directa venta o imposición de un estilo de vida. En el libro “Gestión cultural, comunicación y desarrollo” (Maass, 2006: 97), la autora plantea que: “La participación de la comunidad en la creación cultural, solamente es posible si no existe un grupo dominante ajeno a la comunidad, que domine, valore, seleccione lo que le parece valioso según sus intereses”. (ONU 1998). Esto, como ella misma cita, permite pensarnos como diferentes y complementarios. En este sentido, la construcción del desarrollo no debe ser un camino unidireccional, es necesario conocer el contexto y observar y reconocer como éste tiene prácticas de vida que aportan al bienestar de toda la humanidad. Según el PNUD de 2004, el desarrollo es “el conjunto de procesos mediante los cuales se amplían las posibilidades de educación, salud, alimentación y vivienda”; surgen en este sentido preguntas como: ¿Qué es una vivienda digna? O ¿cómo está definida? ¿Según sus metros cuadrados, acabados y las comodidades? No son acaso valiosas las chozas de barro y boñiga de tradición ancestral, las casas de bambú (además antisísmicas y adecuadas climáticamente a su medio, propias para el presente de la humanidad), las cabañas de madera frente al mar, las enramadas indígenas, entre otras. O sin ir muy lejos ¿Cuáles son o podrían ser los alimentos que hacen ganar status social, dentro de la dinámica de la tradición europea? Por otro lado, la medicina occidental ha hecho grandes aportes a la salud de los seres humanos, pero solo hasta hace unos pocos años se inserta nuevamente la medicina natural como una estrategia para complementar o abrir el campo de conocimiento de la medicina alopática propia de las sociedades cosmopolitas, que es basada en la oposición al síntoma y que tiene una tradición que se remonta al siglo XV en Europa; con la medicina natural, alternativa, homeopática y muchas otras, viene también la medicina ancestral: mesopotámica, palestina, griega, egipcia, china, árabe y americana, que no conciben la enfermedad como la parte de un todo que no funciona bien, sino como un todo que está en desequilibrio. Aun así nos seguimos creyendo en Colombia que las EPS (Entidades Promotoras de Salud), del POS (Plan Obligatorio de Salud), por ser de un modelo extranjero, cubren la medicina básica, y nos permite vivir sanos, cuándo las necesidades de la demanda no coinciden con este tipo de oferta.

6


En otras palabras, el desarrollo humano exige un trabajo colectivo de crecimiento en “autoconocimiento, auto-percepción, auto-estima, auto-determinación. Es reconocer al otro como diferente, pero como necesario en convivencia cotidiana y en mi crecimiento permanente”. (Maass 2006:102) Una otredad que deviene no solo del individuo sino del colectivo, es reconocer y valorar que los “primeros componentes y relaciones internas, o los primeros esquemas con los que nacemos, son los esquemas básicos primarios para pensar. A partir de estos esquemas se empiezan a construir el otros”. (Bourdieu, 1991:91). Y es desde allí donde se posibilita dar una nueva mirada al desarrollo para la cultura y para la vida, porque la construcción de sentido no puede ni debe ser unidireccional, como tampoco lo es el concepto de identidad. En los Informes de Desarrollo Humano (IDH) “que anteponen las personas a todo lo demás” se dilucida una relación con la cultura en tanto que el sujeto busca ser construido con libertad, al igual que el proceso de gestión cultural y cibercultur@7 y nos encamina a preguntas como: “¿cómo preservar la libertad de la conciencia del sujeto y no hacer un monstruo que en aras del ejercicio de la libertad conspire contra la colectividad? ¿Cómo recuperar la individualidad frente a la tiranía? ¿Cómo reconstruir las estructuras de trabajo hacia arriba? ¿Cómo construirnos como personas y no solamente consumidores? ¿Cómo reaccionar como sujetos humanos frente a los problemas de la vida?” (Maass 2006: 115). En la medida en que generemos nuevas formas de conocimiento de nuestra propia cultura, podremos expandir, las formas de ver el mundo, de acá para allá, no solo desde el sentido o actitudes como cita la misma escritora: Socio-céntrica; de clase dominante, Etno-céntrica; lo europeo, lo occidental es lo que tiene “valor”, Falo-céntrica; los hombres toman las grandes decisiones y las mujeres son menos preciadas y Lozano-céntrica: lo joven es lo valorado. Ver con otros ojos, nuestra propia cultura para valorar lo que tenemos, no queriendo decir que sea el único camino, porque volveríamos a la discusión dominantedominado, sino planteando procesos que nos generan reflexiones in situ: en el lugar, en el sitio,

7

En el libro Gestión cultural, comunicación y desarrollo se hace referencia a la cibercultur@ de la siguiente manera: “Desarrollar cibercultur@ significa pensar relacional y sistemáticamente. Es decir, desarrollar culturas de información, de investigación y de comunicación tejidas en una sólida estructura y encaminadas a romper el círculo de dependencias. Lo anteriormente expuesto no es mera teoría. La cibercultur@ se experimenta y se construye como nueva actitud al generar conocimiento. Y cuando hablamos de Cibercultur@ se experimenta y se construye como una nueva actitud al generar conocimiento. Y cuando hablamos de cibercultur@ nos referimos a la capacidad de llevar, dirigir nuestro proceso de cultivo. Capacidad de desarrollar habilidades y capacidades culturales para contar y recontar qué hacemos y cómo trabajamos en el conocimiento y la comunicación” (Maass, 2006:115) 7


frente a la nosotrificación8, frente a nuestra identidad colectiva, y frente a nuestro aporte y visión individual. Realmente es necesario profundizar en las relaciones de cultura y desarrollo, desarrollo y economía, desarrollo y medio ambiente si deseamos ver el desarrollo como una circunstancia que ante todo propende para el mejoramiento de la vida y antepone al individuo a todo lo demás y no solo desde las grandes urbes industrializadas, capitalistas y con una mirada unidireccional del desarrollo humano, sino con construcciones colectivas de conocimiento, reconocimiento y saberes, con autonomía, con variadas y disimiles prácticas sociales igualmente valiosas, no a partir de modelos, sino con integridades, con dietas culturales varias que inciten a nuevas formas de conocimiento que realmente propendan por la libertad de ser humano y su desarrollo en este mundo que cohabitamos.

8

La “nosotrificación” es un concepto que se escuchó por primera vez y en repetidas ocasiones en el curso de la Maestría en Promoción y Desarrollo Cultural de la Universidad Autónoma de Coahula, para hacer referencia a la necesidad de pensarnos como un colectivo ¿quiénes somos? ¿qué hacemos? ¿cómo nos proyectamos? ¿para dónde vamos? entre otros… no solamente como individuos único sino como grandes grupos que hacemos parte de una comunidad. 8


9


10


11


BIBLIOGRAFÍA EN ORDEN ALFABÉTICO

Bonfil, Martín. (Sin fecha) “Fenómenos emergentes obtener más de lo mismo” Grupo virtual; Ojo de mosca. Extraído el 14 de Febrero de 2010. Pág. 2 Informes sobre el Desarrollo Humano (2010) “Lograr que el desarrollo humano sea el centro de atención”

http://hdr.undp.org/es/informes/mundial/idh2010/aniversario/

Extraída el 2 de

febrero de 2010. Pág. 1 El siglo de Torreón (2010) “Versus no significa exactamente contra-Fendéu” http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/223063.versus-no-significa-exactamente-contrafende.html. Extraída el 22 de Junio de 2010. Pág. 1

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD (2009). “resumen: Informe de desarrollo humanos 2009: Superando Barreras: movilidad y desarrollo Humano. Extraída del 3 de febrero de 2010 de http://hdr.undp.org/en/media/HDR_2009_ES_Summary.pdf pág. 13.

Maass, Margarita. (2006) “Gestión Cultural, comunicación y desarrollo”. CONACULTA, UNAM, CEICH e Instituto Mexiquense de cultura. México. Pág. 107

Tomado de: Morin, Edgar (1197) “Introducción al pensamiento complejo” basadas en el texto: Enciclopedia wikipedia (2010) “Edgar Morin” Extraída el 7 de febrero del año 2010 desde:http://es.wikipedia.org/wiki/Edgar_Morin#El_Pensamiento_Complejo

12


Desarrollo humano vs desarrollo cultural