Issuu on Google+

12

Casa y Más • El Comercio miércoles 6 de abril del 2011

Arquitectura y ciudad la transformación de medellín

¿Utopías urbanas? fotos Jorge sánchez herrera

Un recorrido por algunas de las principales obras que le cambiaron la cara a la capital colombiana de la moda. arquitecto

Jorge Sánchez Herrera

Estando en la universidad escuché decir más de una vez que con la arquitectura no podíamos pretender cambiar la sociedad. De tanto escucharlo, llegué a creerlo. Eso hasta que comencé a saber más sobre Medellín. La capital de Antioquia es la segunda ciudad más poblada de Colombia. Su desarrollo se ha dado a lo largo del valle de Aburrá, de norte a sur. Aunque también ha crecido este-oeste, las laderas han actuado como límite natural. Hacia finales del siglo pasado, la ciudad era conocida por ser la más violenta del mundo. En 1991 registró más de seis mil homicidios. Medellín sufrió primero el imperio del narcotraficante Pablo Escobar, después la guerra para derrotarlo, luego las guerrillas y las bandas armadas. En el 2003 llegó a la alcaldía de la ciudad el matemático Sergio Fajardo, quien teniendo en mente la educación y el urbanismo social como estrategia, planteó que la ciudad cambiara su historia. El año pasado, animado por innumerables conferencias de arquitectos colombia-

Parque exPlora. Cuenta con el acuario más grande de la región, con 300 experiencias interactivas y exhibiciones que promueven la cultura científica.

orquideorama. Dentro del Jardín Botánico se realizan exposiciones, festivales y otros eventos.

nos en Lima, visité la ciudad. Recorrer y entender Medellín noesdifícil.Elmetrotienedos líneas:laprincipalrecorrelongitudinalmente el valle junto al encauzado río Medellín. Siguiendo todas las estaciones me doy cuenta de que esta ciudad,comoRío,comoLima, también es de contrastes. La otra línea del metro va hacia el oeste. Pero vamos por partes. Mi recorrido comienza en la estación Poblado, al sur, en el pudiente barrio del mismo nombre.Voyprimerohaciael centroavisitarlanuevaBiblioteca Pública EPM (arquitecto Felipe Uribe), una de las 36 de la red de bibliotecas de la ciudad. El edificio se encuentra frente a la nueva plaza Cisneros (arquitecto Juan Manuel Peláez),ungranespaciourbano ‘sembrado’ de un bosque artificial de columnas. Continúo el recorrido, ahora hacia

el oeste, en busca del primer parque-bibliotecadelaciudad. En el camino, el metro elevado me permite tener una vista panorámicadelaremodelada Unidad Deportiva Atanasio Girardot –sede de los Juegos Sudamericanos 2010–, donde destaca, además del estadio del DIM y del Nacional, el conjunto de coliseos (Plan B Arquitectos y Giancarlo Mazzanti), bajo cuyas enormes estructuras metálicas verdes los límites espaciales parecen diluirse. También destaca el complejo acuático (Paisajes Emergentes Arquitectos). Un conjunto de piscinas conectadas por el paisaje que, por momentos y por espacios, me recuerdan a Leça da Palmeira, en Oporto. Llego a la estación San Javier y muy cerca está el parque-biblioteca José Luis Arroyave (arquitecto Ja-


Casa y Más • El Comercio miércoles 6 de abril del 2011

13

Arquitectura y ciudad

paRque-biblioteca san javieR. Primer ejemplo del sistema de parques-biblioteca en Medellín.

vier Vera). El sistema de parques-biblioteca es parte del programa Medellín la más Educada, que busca la transformación urbana y social generando espacios públicos para el encuentro ciudadano. A ello le suman la cultura y la educación. Están ubicadas en las zonas menos favorecidas de la ciudad y son accesibles desde el transporte público, dentro de lo posible. Vuelvoalcentroparacontinuar hacia el norte. De nuevo el metro elevado me deja ver, esta vez, la plaza con las hinchadas esculturas de Botero. Es la zona cultural de la ciudad. Mi siguiente parada es la estación Universidad, que no pudo tener un nombre más apropiado. A su alrededor están el Jardín Botánico, el Parque de las Ciencias Explora, el Planetario y el Edificio de la Música. En el botánico se encuentraelnuevoOrquideorama (Plan B Arquitectos junto a Camilo y J.P. Restrepo), un gran espacio generado por un sistema de hexágonos que pueden ir creciendo o decreciendo de acuerdo con las necesidades de exposición, actividades, festivales, entre otros. El parque Explora (arquitecto Alejandro Echeverri) es un conjunto de volúmenes rojos destinado a la

paRque-biblioteca españa. Obra ganadora de la Bienal Iberoamericana de Arquitectura. RecoRRido. Desde la estación Poblado hasta Santo Domingo se sigue la ruta del metro, la cual va paralela al río Medellín que atraviesa la ciudad.

metRocable. Integra a las poblaciones de las laderas (donde no llegan ni el metro ni los buses) con el resto de la ciudad.

promoción y difusión científica, entre los más jóvenes principalmente. El Planetario y el Edificio de la Música (Felipe Uribe) forman el Parque de los Deseos, cuyo diseño y mobiliario urbano permiten una apropiación del espacio en formas que pocas veces había visto. Sigo en el metro hacia el norte, en busca de la cereza del viaje. Mención aparte: el metro es impecable. La gente lo cuida porque entienden que es suyo. Además, cuentan con el programa Bibliometro, que permite tomar prestado un libro en una es-

tación y devolverlo en otra. La cereza es el parque Biblioteca España (Giancarlo Mazzanti) ubicado en lo alto del barrio de Santo Domingo. Para llegar debo usar el Metrocable, un teleférico que forma parte del sistema de transporte público, muy útil donde el metro y el bus no llegan. “Más que una solución de transporte, lo que hicimos fue desactivar una bomba de tiempo”, dijo el director del proyecto para América Económica. Las líneas del Metrocable han conseguido integrar a las poblaciones de las laderas con el resto de la ciu-

dad. Al bajar en la estación de la biblioteca me aborda un niño que ofrece contarme la violenta historia del lugar. No ha vivido ni conoce la mitad de lo que me dice, pero lo cuenta como si así fuera y así se gana sus pesos. Los tres volúmenes del parque-biblioteca te golpean de lleno. Son tres meteoritos que aterrizaron en el barrio y cuya onda expansiva sigue creciendo positivamente. Cada bloque alberga una función distinta: auditorio, biblioteca y exposiciones/ talleres. El edificio fue premiado como la mejor obra en la Bienal Iberoamericana de Lisboa en el 2008. Es buena arquitectura pero recibe premios por ser mucho más. Medellín ya no es la ciudad más violenta del mundo, hoy todos hablan de su transformación. “Estaba claro que la arquitectura jugaría un papel clave, pues nuestro objetivo era hacer visible la inclusión social. Por ello localizamos nuestros mejores proyectos en los barrios más humildes…”, decía el alcalde Fajardo para la revista “Abitare”. La buena arquitectura por sí sola puede no ser capaz de cambiar la sociedad, pero sí que es una de las principales herramientas.


Utopias Urbanas