Issuu on Google+

1


2


Ya son TRES años de este insecto culturalmente científico. ¡Gracias por hacerlo posible!

3 Fábula, Carlos Larracilla

Continuará...


Año 3 • número 17 • primavera 2011 Amaya Castellón Ponce

dirección general amayacp@amayaediciones.mx

Sarah Ratkovich González

editora en jefe sarahrg@amayaediciones.mx

Cristina Lupercio Coronado

coordinadora editorial clupercio@amayaediciones.mx

editor de arte aosunav@amayaediciones.mx

y

Mana

Alicia Preza Marín

corrección de estilo aliciapreza@amayaediciones.mx

Mónica Anaya Segura

comunicación social

Lorena Aguilar Yerenas, Mónica Anaya Segura, Francisco Castellón Amaya, Amaya Castellón Ponce, Arianel Flores Vázquez, Cristina Lupercio Coronado, Alberto Osuna Verdugo, Rosa Ponce López, Alicia Preza Marín, Maria Lourdes Ramírez, Sarah Ratkovich González y José Manuel Sánchez Revilla

4

S. R. L.

de

C. V.

Fernanda Rizo, Fernando Celis, Trinidad García Vela, Mariana Ruiz, Alejandra E. Herrera Rizo, Daniel Ramírez Ramírez, Lakshmi Devi Regnier Cadavieco, Gerardo Pacheco, Rubén Orozco, Avelino Sordo, Mariano Aparicio, Flor Acosta, Luis Caballo y José Cuitlahuác Correa José Manuel Ángel Calvillo

asistentes de arte carlosgh@amayaediciones.mx, manawashere@hotmail.com

consejo editorial

ediciones

Enríque Díaz de León 514-2 Colonia Americana C. P. 44170 Guadalajara, Jalisco. Teléfono 01 (33) 38259441 Diseño

colaboradores en esta edición

Alberto Osuna Verdugo

Carlos Godínez Hernández de Alba

Amaya

asistente de diseño jmangel@amayaediciones.mx

Portada por White Fer Anunciate con nosotros, tu vendes y nosotros seguimos promoviendo la cultura. Informes y precios: ventascuca@amayaediciones.mx La revista Cucaracha de papel es una publicación independiente trimestral impresa en papel reciclado, con un tiraje de mil ejemplares. Lo expresado en esta publicación es responsabilidad de su autor. ISSN en trámite. Para publicar con nosotros necesitas escribir un correo electrónico solicitando los requisitos técnicos para recibir tu artículo. La revista Cucaracha de papel sólo publicará artículos originales e inéditos. cucarachadepapel@amayaediciones.mx lacolumnacucaracha.blogspot.com www.facebook.com/cucadepapel


Editorial Por Amaya Castellón Ponce

A

rte en tres. Tres años han recorrido a esta revista culturalmente científica, con inmensos cambios y retos seguimos ofreciendo este espacio a los amables lectores. La sexualidad es “el juego que todos jugamos”, parte importante de nuestra vida y del desarrollo del hombre, es por eso que en esta cálida primavera decidimos festejar con el erotismo visual, encantador y científico. En esta edición te mostramos información sobre la creación literaria a través del coqueteo con uno mismo; una alternativa para

ser padres, la “renta” de vientres; también hablamos sobre lo que pasa, o lo que se necesita para un cambio de sexo y sus diferentes estadíos; además sobre la masturbación y sus beneficios fisiológicos, y emocionales. Este nuevo insecto que inicia otro año más de placer, sigue reproduciendose para llegar a tus manos, cada vez con mayor calidad, sentido humano y abierto a las nuevas propuestas escritas y visuales, para que tú formes parte de el movimiento culturalmente científico que te invita a leer sus páginas.

5 © Rubén Orozco


literatura México lindo y

arrebatado

Por Mónica Anaya Segura monicans@amayaediciones.mx

E

ntrando en la vida de nuestros héroes patrios, añadiendo un poco de ficción y zarpando en la picardía, Francisco Martín Moreno, nos narra realidades históricas en su libro “Arrebatos carnales”. Tropezando con la mismísima historia, Martín regala un vistazo a otros tiempos, permitiendo que el lector se percate de lo humano de personas tan significativas, por ejemplo del gran militar Morelos, y sus amores, o del padre de la patria y de 2 hijos registrados, Don Cura Hidalgo, ni hablar de los

arrebatos del General Pancho Villa, quien se casaba falsamente en numerosas ocasiones y se llevaba a vivir a sus mujeres e hijos al rancho “el canutillo”. ¿Qué tal replantear en nuestra mente el cuento de Porfirio Díaz o de Carlota y Maximiliano? De cualquier manera, que si Sor Juana Inés con preferencias sexuales homologas o no, esta novela histórica deja abierta la cerradura de la vida de personas impactantes en la historia mexicana y de su habitación también. Eso no es todo, es impredecible resaltar que apresar de que el novelista pone de su cosecha, compartiendo su imaginación, se basa en archivos y libros de hemerotecas y bibliotecas, por lo que el texto está dotado de más de una docena de páginas para consultar bibliografía. Si quieres liberarte un poco de las clases de historia de la educación elemental que tuviste y olvidar a los santurrones personajes que habitan tu percepción, esté pillo te detalla íntimos momentos y verdades que tal vez no te esperes.

6


La ULM (Universidad Libre de Música S.C.) es una propuesta educativa especializada en música popular contemporánea, fundada en Guadalajara México, por iniciativa del compositor Álvaro Abitia quien convoca a Joselo Rangel, compositor y guitarrista de Café Tacvba, para conformar juntos la ULM; proyecto académico que ofrece prepa de la música, cursos, talleres, diplomados y próximamente licenciaturas y maestrías, abiertas al público en general con interés en profesionalizarse en áreas como la ejecución, la creación o la producción musical, así como en negocios de la música o la producción de espectáculos musicales.

• Taller de armonía contemporánea: de la simetría a la “pentarmonía” • Taller de ritmos del mundo aplicados a la batería • Taller de desarrollo vocal • Taller de técnicas de audio y grabación • Taller de marketing online • Taller arreglo • Diplomado en periodismo musical • Diplomado en negocios de la música. • Booking y management artístico • Diplomado en apreciación musical • Prepa de la música • Carrera técnica •

Informes

e inscripciones

Morelos 2095, Guadalajara, Jalisco. Teléfonos: 3616162769 • 38391824 • 38391825 info@ulm.mx • www.ulm.mx

7


El sexo que todos jugamos... Ceremonia literaria Por Fernando Celis

incubus_669@hotmail.com

C

on frecuencia me pregunto lo siguiente: ¿cuántas personas se habrán masturbado al terminar de leer este libro? Libros que una vez terminados me han parecido tan excelsos que bien valen una puñeta. Si he de ser honesto, admito que jamás me he masturbado al terminar alguno de los que ahora son mis libros favoritos. No soy profeta en mi propia tierra. Conseguir el dato sobre lectores onanistas puede tornarse una tarea harto difícil cuando, en mí caso, no me interesa saber cuántos hombres han incurrido en el festejo de dicha ceremonia –tal vez inexistente-, sino el de las féminas que practican ese deporte.

Obtener información sobre masturbación masculina es bastante fácil; puedo preguntar a mis amigos, pero la mayoría de ellos no leen, así es que los datos más bien corresponden a la masturbación vulgar, y yo estoy interesado en la masturbación lectora/literaria. Bueno, incluso San Agustín en el Libro II de sus Confesiones hace gala de su patanería al comentarle al Sr. Dios –a.k.a. Jesucristo-, que de él “exhalaban nubes de fangosa concupiscencia carnal en el hervidero de mi pubertad” (p. 29).

8 Gustave Doré


De la confesión deducimos que a Agustín de Hipona se le daba la retórica, por su retahíla de palabras al describir un “pecado” con lo que él llama “entregarse al torbellino de las pasiones”, “corrupción carnal del alma”, e “impetuosos ardores”, entre otras. Pudo haber dicho “Dios, hoy me he pajeado”, pero no, el arte siempre va de la mano con el pecado y la blasfemia; y esto sería nuestra segunda deducción. Ahora bien, con mis amigas pasa diferente. Algunas de ellas leen, pero la mayoría de las mujeres que conozco prefieren reservarse la información, no ya de cuántas veces escarban en su imaginación, sino de si lo hacen o no; y es así como la verdad queda consignada en un expediente clasificado como “íntimo” para el “IFAI” de mis inquisiciones. Si las mujeres hacen caso a Chemical Brothers, que titularon uno de sus discos “Dig Your Own Hole”, entonces debemos esperar que sí dediquen parte de su tiempo a esa actividad, pero es un tema tan reservado, que incluso no puedo recordar algún otro apelativo para cuando la mujer es la que se toca. Para algunos hombres el interés por algunas mujeres es directamente proporcional a qué tan bien guarden ese secreto, para otros –me incluyo- no existe una mejor frase y una mujer más interesante que aquella que al acercarse no tiene ningún empacho en decir “ayer terminé de leer El libro de Rachel y al terminarlo me masturbé como nunca, me corrí en grande”; o algo así. Espero que entiendan que si no he tenido esa experiencia es difícil echar mano de la imaginación.

Probablemente mantener relaciones sexuales, o dejémonos de sueños, mantener una relación amistosa con una mujer que confiesa haberse masturbado después de terminar una novela como Rojo y Negro, Lolita, El Quijote, Doña Perfecta, El Gran Gatsby, motivada por la excelente calidad literaria de las mismas, sea la segunda mejor cosa que le puede suceder a un hombre. La primera, como bien imaginan, es mantener relaciones sexuales con una mujer adúltera y embarazada. La masturbación es una ceremonia antiquísima que ha cautivado por los siglos de los siglos a chicos y grandes, y que no discrimina sexo, color, credo o ideología. En ese sentido, la masturbación debería ser la ceremonia de ceremonias. ¿Qué hay más ceremonial que una puñeta en la intimidad del baño o la confidencialidad de nuestro cuarto? Masturbarse no es sólo la acción de mover la mano como loco hasta que el cuerpo aguante; eyacular implica un ejercicio de imaginación y creatividad que va muy de la mano con el ejercicio de la creación literaria. Cuando nos masturbamos, todos somos literatos. Todos somos un co creador.

públi-

Todas las generaciones de la humanidad se han distinguido por algo. Algunos han sido románticos, otros idealistas, y los hay racionalistas, pero no podemos negar que incluso los nihilistas han sido creadores en estos temas; es en la masturbación donde la humanidad ha convergido. Todos somos creadores de historias. Pornográ-

9


ficas o eróticas, enfermizas y escatológicas; cuando nos masturbamos todos tenemos una historia que contar. La imaginación se vuelve el demiurgo de una satisfacción efímera, del deseo satisfecho. Por ejemplo, pensemos en nuestros abuelos, ¿acaso se masturbaban creando historias decimonónicas?, ¿habrá quien prefiera inventar una historia pastoril, que se imagine que penetra a su pareja en una fresca pradera? ¿alguno imagina su historia haciendo aforismos –el twitteo del siglo pasado-? Y los que imaginan historias tan descriptivas como las de Stendhal o En busca del tiempo perdido ¿cuántas sesiones les habrá tomado terminar? Aunque ya dije lo contrario, no es la masturbación la ceremonia, es todas las pequeñas acciones que llevamos a cabo para poder tener unos cuantos segundos de deseo satisfecho. Es entrar al mood, es seleccionar a nuestra víctima, y poco a poco ir aumentando nuestra frecuencia cardiaca a la par que ir escribiendo en nuestra mente una historia convincente de cómo es que nos estamos follando a alguien. Debe estar claro que la secrecía de la masturbación es para el público ortodoxo. Para los heterodoxos en lugar de ser secreta, puede ser íntima. Por ejemplo, esa party of one puede servir para calentar motores cuando uno está con la pareja. Y bueno, en el caso de los sociópatas no tienen porque limitarse a la intimidad si lo pueden convertir en una fiesta pública y perpetua; siempre y cuando no se vean limitados por la aburrida e imperante tiranía de los usos y costumbres.

10

Cada vez que nos entregamos a esa tarea ya sea por 5 ó 20 minutos, lo que estamos haciendo es crear una historia. Ambientar una situación. Nos imaginamos a una persona que nos atrae físicamente, inventamos un guión, iluminamos el escenario, intentamos tener la mejor fotografía, un soundtrack y el vestuario perfecto, las frases adecuadas que derriten a cualquiera, y al final esta persona –chica, chico, animal u objeto inanimadotermina siendo nuestra. ¿Por qué nos resulta tan difícil escribir algo si tenemos historias que contar y gozamos de perfecta imaginación y creatividad? Con frecuencia nos encontramos imaginando situaciones, y si creen que son absurdas o inverosímiles, no lo son. Nuestra mente se encuentra alimentada por nuestros alrededores, así es que todos somos perfectamente normales, y tan coherentes como la realidad. Lo que quiero decir es que la literatura y la masturbación son actividades positivas, y que sería interesante que las practicáramos una después de otra; o si tenemos aptitudes, ambas a la vez. El Mal –dice Rodrigo Fresán-, garantiza cierta trascendencia propia e irrepetible y, sí, literalmente underground. Hay que esmerarse para ser malo y único; todos los buenos son iguales. Pocas cosas tan underground como la puñeta; pocas cosas tan trascendentes, propias e irrepetibles, como un orgasmo y la historia que nos inventamos para conseguirlo. El Mal pues, nos impele al arte de la masturbación y la literatura. Los buenos son incapaces de imaginar historias, todas son iguales.


Pasarela

del arte tapatío

La revista Cucaracha de papel lanza esta invitación para pintores locales, con el fin de difundir el arte en el marco de la celebración de su tercer aniversario. Propone un espacio abierto a manera de galería al aire libre para impulsar al talento local. Consulta tu formato de inscripción www.facebook.com/cucadepapel o al correo cucarachadepapel@amayaediciones.mx Todos los expositores recibirán un reconocimiento por su participación, además de una invitación a exhibir su obra en un museo de la ciudad y una playera. ¡Participa ya!

11


Se

“alquila” vientre

Por Bio. Trinidad García Vela trinypierrefaure@hotmail.com

¿

Acaso los seres humanos podemos ser considerados como mercancías? ¿Ser un “producto” encargado por catálogo? ¿Dónde está nuestro límite? Al parecer los humanos estamos empeñados en hacer cualquier cosa y a cualquier precio con tal de satisfacer la necesidad de tener un hijo. Desde hace algunos años, la subrogación o préstamo de vientre, ha sido un tema para debatir, desde el punto de vista ético, jurídico, psicológico y sociológico, pues existen personas y países que están a favor y para los cuales es una práctica legal; pero también hay muchos que se oponen a ella. Sin embargo, más allá de que sea legal o ilegal tenemos que cuestionarnos si vale o no la pena que se lleve a cabo.

La maternidad subrogada, portadora o de alquiler ha sido definida por el informe Warnock (Reino Unido) como “la práctica mediante la cual una mujer gesta o lleva en su vientre un niño para otra mujer, con la intención de entregárselo después de que nazca”.

12

Esta técnica que posibilita el embarazo sin necesidad de cópula, puede realizarse con las dos siguientes variantes: una es aquella donde la mujer presta solamente su útero para implantar el óvulo

ya fecundado con el material genético de la pareja comitente; y la otra consiste no sólo en el préstamo del útero, sino también en la donación del óvulo, de tal manera que en esta última situación la mujer se convierte en madre biológica del niño. Aunque en la actualidad existe la posibilidad de adquirir tanto óvulos como espermatozoides en algún banco de células reproductoras y realizar una inseminación in vitro y entonces implantar el embrión en algún vientre subrogado. Una vez que el niño ha nacido, la mujer que lo dio a luz cede su custodia al esposo de la pareja contratante, cuando la identidad coincide con quien ha aportado el esperma, y renuncia a sus derechos de madre, ofreciéndose, de esta manera, la posibilidad de que la cónyuge de este último pueda adoptar al niño. Esta es una práctica muy difícil de analizar, pues estamos ante una situación realmente compleja ya que, sea cual sea la forma de alquiler, es innegable que se crea un vínculo entre la madre sustituta y el bebé, este es un riesgo que debe tomar en cuenta tanto la mujer que alquila su vientre, como con los padres que lo esperan con ansia o sin ella. Se podrá estar a favor o no, pero lo cierto es que cada vez más personas recurren a esta práctica para ver


realizado su sueño de ser padres. Pues las motivaciones que mueven a una pareja a recurrir a esta práctica son múltiples, justificables o no. Por su parte, quienes están dispuestas a ofrecer su útero, lo hacen por un situación meramente económica o bien, con un fin altruista, sobre todo cuando quien alquila su vientre es una familiar cercana (abuela, madre, hermana, tía, etcétera). Históricamente, las madres sustitutas aparecen en 1975 en California, E.U.A., cuando un periódica de esa ciudad publica un anuncio en el cual se solicita una mujer para ser inseminada artificialmente, a pedido de una pareja estéril, que por este servicio ofrecía una remuneración. En la antigüedad la mujer era considerada sólo como un “receptáculo” del semen y gestadora de vida. Sin embargo, con el desarrollo de la genética

humana, se determinó que la mujer aportaba la mitad de la carga genética, de tal suerte que el papel de la mujer cambió en el proceso de reproducción humana y en el destino del nuevo ser. A este respecto. Hay cientos, miles de niños que han venido ya al mundo a través de vientres de alquiler. EE.UU. lleva casi 3 decadas efectuando programas de gestación por subrogación y con ello contribuyendo hacer miles de familias felices. Sólo en el 2005 se firmaron en la costa oeste de EE.UU más de 15.000 contratos de programas de vientres de alquiler y 87 casos se encontraron con algunos dificultadas legales. Desde esta fecha se han incrementado más de un 20% anualmente contribuyendo hacer familias felices.

13


Cambalache de géneros, roles y genitales Por Mariana Ruiz lilieth@live.com.mx

T

ransgenero, transexual, travesti, términos que hemos escuchado y según nosotros entendemos, pero en realidad no sabemos nada sobre estas personas ni el estricto significado de cada concepto. La mayoría de la población que no sabe de estos temas cree que son sinónimos, pero tienen sus diferencias entre sí. Un transexual es alguien que ha nacido con los caracteres sexuales masculinos o femeninos, cualquiera que sea el caso, pero piensa, siente y aprecia la vida y el mundo como una persona del sexo opuesto. Ellos planean y se someten (a veces no) a una operación de cambio de sexo.

14

En el caso de los transgeneros masculinos hay dos tipos generales de técnicas quirúrgicas: me-

taidoioplastia y la faloplastia, siendo esta última para obtener un órgano sexual masculino de tamaño normal ya que con el primer procedimiento se obtiene un pene pequeño pero sensible, erógeno y eréctil; a su vez se someten a una mastectomía (retiro de las mamas), una histerectomía y anexectomia (extirpación de la matriz y ovarios). En los transexuales femeninos se lleva a cabo una vaginoplastia, cabe recalcar que se deben de llevar a cabo sesiones de dilatación vaginal para estenosis (acortamiento del largo y ancho de la vagina), además de la vaginoplastia también se realizan cirugías de feminización corporal, como aumento de mamas, y facial, por ejemplo eliminación de la manzana de Adán. Antes de cualquier intervención quirúrgica hay un tratamiento hormonal (se suspende unos meses previos a la operación), un seguimiento psicológico-psiquiátrico de los pacientes haciéndolos consientes del gran paso que están por someterse. Se les recomienda que antes de realizarse cualquier cirugía, vivan cierto tiempo con el rol del género al que quieren realizar el cambio.


Los travestis, a diferencia de las personas transexuales, están conformes y felices con su género de nacimiento, solo les gusta vestir con ropas y accesorios que usa el sexo opuesto, ellos no desean cambiar su cuerpo por medio del tratamiento hormonal ni someterse a una reasignación genital; se ha observado que en muchos casos, el travestismo es la primer etapa de cambio de un transexual en su largo proceso de transformación. Se considera que al vestirse con la ropa de alguien del sexo opuesto se explora y expresa el lado femenino o masculino, dependiendo del caso; los fines de esta práctica son diversos, por ejemplo las Drag-Queens que lo hacen por diversión o parte de un performance, los fetichistas lo llevan a cabo con fines sexuales, excitándose al verse usando un atuendo del sexo opuesto.

sidera un punto medio entre el travesti y el transexual y a su vez, que engloba ambos términos. Desafortunadamente estas personas son discriminadas por los heterosexuales y, por increíble que parezca, también por los homosexuales; ya que tienen la idea de que no están definidos hacia ningún lado o “bando”; así que además de tener que lidiar y luchar por su felicidad al tener un género que le corresponda a su sentir o un simple gusto de manera de vestir tienen que aguantar la discriminación, pero aun así pelean por sentirse bien consigo mismos.

Los transgenero tienen una identidad de género que no es la que se espera socialmente hablando, esto se refiere a que no hay masculinidad o feminidad de acuerdo a sus caracteres sexuales. Muchos de ellos no llegan a someterse a un proceso de reasignación de órganos genitales por distintas razones, ya sean personales o médicas. También se considera que el termino transgenero puede usarse para expresar las distintas formas de expresión de la identidad de género, se le con-

15


Con los

pelos

en la mano

Por Sarah Ratkovich González

Estudiante de la Licenciatura Químico Farmacobiólogo, Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierias UdeG sarahrg@amayaediciones.mx

Pero no en la lengua, es como quiero dar a conocer este tema que es considerado tabú y se mantiene en silencio; es lo que todos hacen, pero de lo que nadie habla. Me refiero a la masturbación.

16

Esta palabra tiene un origen casi tan discutido como la misma práctica. Algunos la llaman Onanismo, término que viene de un personaje bíblico llamado Onan, el cual, al no querer embarazar a su cuñada (con la que se casó), eyaculaba en el suelo y se relacionaba esto con el “desperdicio de semen”. En cuanto a la palabra como tal se dice que viene de manus=mano y stupro=relación sexual deshonesta o ilegal. Tomando en cuenta que las raíces mas consideradas tienen un significado negativo, no es de extrañar que la mayoría de las personas lo vean como algo malo.

Uno de los mitos que más se escuchan sobre lo que te puede provocar el masturbarte (sin referirme a lo absurdo de que salen pelos en la mano, obviamente), es que te provoca eyaculación precoz; y, lejos de eso, ayuda a superar la misma. También, que las personas que se masturban no gustan de mantener relaciones sexuales, lo cual es falso, ya que gracias al autoconocimiento les es más fácil saber qué es lo que les gusta. Así mismo, se piensa que es una actividad anormal y antinatural. Ambas afirmaciones falsas. No es anormal, ya que en numerosos estudios se sabe que la mayoría de las personas (si no es que todas) se masturban o han masturbado alguna vez en su vida y se considera como una parte necesaria en el desarrollo de la sexualidad de un humano (para mas información consultar el “Informe Kinsey” de autor homónimo).


Tampoco es antinatural o de personas enfermas, ya que es practicada por una gran mayoría de animales, entre ellos: gatos, perros, chimpancés, vacas, etcétera. Es, de igual forma, ejercida por bebés, los cuales, desde muy temprana edad, se tocan o rozan con juguetes o frazadas, lo que los conduce a orgasmos y a una sensación de placer. Existe incluso un estudio llamado “Observación de masturbación fetal en un útero, por medio de ultrasonido” (Sonographic observation of in utero fetal “masturbation” Meizner I) del Diario Médico de Ultrasonido, hecho en 1987, en el que se capturó la imagen de un feto de 28 semanas que disfrutaba manipulándose, pero éste fue sólo la primera de varias grabaciones que se han hecho desde entonces. Se puede concluir entonces que el tocarse uno mismo, con fines de deleitarse, no es algo peligroso, pervertido o bajo, sino ventajoso y habitual en la naturaleza. Entonces los exhorto queridos lectores, a que se animen a alejarse de prejuicios y a acercarse a su extremidad de preferencia, para darse un lujo y conocerse tan a fondo como prefieran.

El sexo que todos jugamos...

17


Demente Por Alejandra E. Herrera Rizo morticia_alex@msn.com

Te veo en mi mente, Dormido entre mis brazos, Cansado y ausente, Ausente, sin vida, ni lazos. En los brazos de otro suspiro, En tu lecho otra está dormida, En mi cuerpo ya no te miro, Sólo en tus sueños tengo vida. El camino ahora está desunido: Ya no te amo, ya no te quiero, Pero en mi alma no hay olvido Y sin tu recuerdo me hiero. Inútil es esperar al destino, Frágil es pensar en tu ausencia, ahora, separado está el camino por la nostalgia y la demencia. Demencia que la soledad no cura, Que al tiempo me deja vacía Y la hambruna a tu cuerpo perdura, En el lamento mi amor permanecía,

18

Tengo el cuerpo frío y marchito, Vivo, sin el palpitar del corazón Y entre las entrañas un grito Que sucumbe a la razón. Demente, Hugo Fierros


Pensamientos de último momento Por Daniel Ramírez Ramírez blader_ecos@hotmail.com

Pequeñas ideas difusas penetran el estado perpetuo de mi alma, un corazón colapsado por la adrenalina del aire, pide la clemencia de las puertas al dejarme entrar. Mata la sinceridad pura de mi lecho sexual, apaga la fé creciente y crea en mí las oportunidades que nunca toqué; una mirada perdida en el fin de tu mano y mi cuerpo tan aferrado a las sombras; el desprendimiento de mi lengua solo es una excusa a tu momento infame creado por los ojos del perfecto ciego. Huye misericordia, que nunca te conocí a voluntad propia, solo a la suya.

19


Contratiempos Por Lakshmi Devi Regnier Cadavieco sadara_sashiva@hotmail.com

-

Oficial, vengo a reportar un robo… Un terrible atentado en mi contra… -Dígame doña Rosario ¿qué le han robado?

-¡Una hora! ¡Una hermosísima hora de mi valioso tiempo! -¡¿Cómo?!...¡Explíquese!… -Iba yo ayer caminando por la plaza y se me atravesó un hombre con cara de pocos amigos y muchos adeudos, que me dijo “¿Me podría regalar su hora por favor?” Como yo soy muy educada y de buenas costumbres, le contesté en el acto, mirando mi reloj, que eran las once menos dos, pero al volverme para verlo, ¡ya no estaba! y las campanas de la misa de doce empezaron a sonar y retumbaban y se metían en mis oídos como una burla del ladrón sinvergüenza que se largó con mi hora… -Mi buena señora, créame, estoy consternado por su situación, pero me temo que no podemos hacer nada al respecto… Usted, según me dice, concedió su hora al ladrón, y él podría argumentar que usted estaba completamente de acuerdo con otorgarle su tiempo… De mal talante salió doña Rosario, con su paraguas estrujado entre los puños y la cara roja de

20 Dimensiones, Carlos Larracilla


coraje; el oficial se sobaba una mejilla y un mensajerillo se reía por lo bajo detrás del paragüero de la comisaría, sus gafas resbalaban hasta su nariz en cada carcajada contenida y apenas tenía tiempo de acomodarlas sin que se percataran de ello los que le rodeaban, al parecer desentendidos de aquel acontecimiento. Mientras tanto, en el mercado, Armando se encontraba con un sujeto misterioso que llevaba un abrigo negro y largo (a pesar de los 30º que el sol calentaba a esas horas) y que le extendió un buen fajo de billetes verdes que Armando no habría sabido contar aunque hubiera puesto atención en la primaria. Contento con sus nuevos papelitos, Armando se fue a su casa a observarlos y ponerlos por orden de dibujitos y tamaños, uno de sus pasatiempos preferidos. El misterioso sujeto llegó a un bar de dudosa reputación y se sentó en un sillón bastante viejo y con algunos remiendos, esperó pacientemente hasta que a él se acercó un hombre bajo y muy nervioso, con una calva que reflejaba las luces de las letras de neón de las ventanas. Respiraba muy superficialmente y con una rapidez inusitada mientras sacaba algo de una bolsa de su pantalón y se lo ponía en la mano al extraño misterioso, que le dio la hora. Unos días después, en el mercado del pueblo, iban paseando Alejandra y Alberto tomados de la mano y apretando el paso, pues ella tenía que volver a casa con el mandado, una tardanza sería sospechosa después de tanto que se había demorado para traer el pan el Lunes pasado. -¡Eh, eh!... Amigos, no se vayan, yo sé exactamente lo que ustedes necesitan… Les propongo un

trato justo… $50 pesos por una hora libre, juntos… Sí, sí… Les explico… Una maravillosa hora soleada… No es nueva, lo confieso, pero solo tiene una usada y ustedes eligen el lugar… No hay más que acostumbrarse a ser puntuales, por que cuando se acaba, se acaba; y estén como estén, aparecerán en el mismo sitio donde la tomaron… ¿Qué dicen? -Pues yo traigo $38… Y cincuenta centavos… -Contó el muchacho. -Yo solo tengo $10, pero son para la fruta… -Muy bien… Se la dejo en $48.50 ¡Una ganga!... Y por lo de la fruta, no tienes más que decir que te robaron… Que por diez pesos nadie arma un gran alboroto…

21


Esa misma noche regresaba Joaquín de la universidad y se topó con Alejandro, un amigo suyo, que venía tan de buenas que le regaló algo. Así que apenas llegó a su casa, Joaquín se encerró en su alcoba a estudiar, sin darle mas cuentas a su abuelita y a su mamá que torteaban en la cocina cuando él abrió la puerta, y no se percataron de su presencia gracias a la melodía de suspenso de la novela La Otra. Es necesario decir que pasó mucho tiempo antes de que Laura, la chismosa de la cuadra, le llevara a su comadre Rosario la noticia de que había encontrado su hora en un reloj de arena que tenía su sobrino Pepe en su cuarto de juegos. Sin mayor explicación, Rosario le pidió su hora a Laura y en ese preciso instante volvió a la plaza donde estaba cuando se la robaron… Sólo que ahora la plaza tenía mesas de restaurante y se veía borrosa, estaba manchada en una esquina y al lado izquierdo había un parque, enfrente de la iglesia un escritorio y un montón de gallinas corriendo por el centro… Como difuminados, por todas partes habían ojos, manos y bocas, se oían besos y sollozos, podía ver un rastro de cabeza pelona al lado de una cama de

22

hospital, en la que había un resto de manos blancas de mujer y se oía un último respirar de esa sombra luminosa de lo que antes fue. En la banca del parque se podía escuchar un eco de risitas y de vez en cuando brillaban los ojitos castaños de una joven enamorada, o rechinaba la madera vieja ante el peso de un estudiante a solas con su amada; junto a la iglesia y muy serios, se sentían unos lentes suspendidos sobre espejismos de libros, concentrados y sin desviar sus atenciones a los espectáculos pintorescos que mostraba el panorama. Las gallinas estaban corriendo, perseguidas por unas risas de niño y unos zapatitos rojos que tenían una cinta suelta. Y más allá pudo percibir un perfume de mujer, junto a una fuente, el aroma de unos tamales y los sonidos de una música antigua que sonaba una y otra vez para un vestigio del oído de algún anciano desaparecido. Tras unas rejas translúcidas un fantasmal preso hablaba con su hija y le contaba un cuento, como en la más tierna infancia lo hacía. La voz de un jornalero en un comedor, por detrás de ella, anunciaba a su esposa que estaría una hora más con ella ese día… Cuando Rosario volvió a su casa, un segundo después de haberle pedido su hora a Laura, los ojos se le llenaron de lágrimas y sin decir palabra salió corriendo hacia la calle, con las mangas enrolladas en los codos y mostrando un reloj viejo, con la esperanza de que alguien más le pidiera una hora que ella sólo hubiera usado en buscar algo que hacer o sentarse a ver pasar el tiempo, mientras otros soñaban con un momento donde sus seres amados y sus sueños pudieran estar ahí tan solo un poco más.


Que después de tus ojos se apaguen las luces del mundo y que todo se rompa como un cielo a punto del mar. Me hice tarde a la orilla de un tú que ni tú ni tus manos tramaron telar

Borde Por L.

y

M. Gerardo Pacheco

y te espumo completa de mí hasta quedarme sin nombre. Desde el borde violéntame y trágame y moja mis miedos. Hazte mar para mí, gota a gota por mí, te lo ruego. Que mis manos se vuelvan canciones tocando tu cara y mi voz te nocturne y te crezca y te toque por fin. Reconozco en tus ojos la espada, los mismos abismos en que me perdí y el derrumbe me ocurre otra vez y me aferro a tu noche. Cada casa arderá y si tienes que elegir: salva el fuego. Di la lumbre y renombra de ti mis ahoras y luegos. Sed de mis dedos, duda, quédate un poco acá, sala mis torvas aguas, tarde con tarde y rómpete en mar en mí, toca con tus mañanas esta ventana abierta, agua salada y rota y tú, río de caudal revuelto y yo, somos un mar adentro y no hay nada más afuera. Que la puerta se cierre detrás de nosotros y el miedo, y el cerrojo lo corran los años que habrán de venir. Puede ser que la vida nos cambie, pero siempre, y al borde, seremos así. Y es que insisto en hacerme de noche al final de tu espalda. Amanéceme cerca y sostén con tu espasmo los nuestros. Mientras tantos y bocas haciéndose sitio en el tiempo. Que después de tus ojos se apaguen las luces del mundo.

23


Una

mirada a tu piel...

Erotismo y poesía: el primero es una metáfora de la sexualidad, la segunda una erotización del lenguaje. Octavio Paz

© Avelino Sordo Vilchis

24 © Mariano Aparicio

© Mariano Aparicio


© José Cuitlahuác Correa

© José Cuitlahuác Correa

25 © Flor Acosta

© Luis Caballo


La cucaracha recomienda Libro Memorias de una dama, Santiago Rocangliolo La historia trata de un escritor desempleado e inmigrante, que comienza a escribir las memorias de Diana Minetti, una dama de la mas alta sociedad del mundo, por que como saben las buenas familias siempre se conocen, mientras el protagonista investiga la historia descubre que la vida de Diana no son sólo las fiestas high class y el glamour, sino que se comienza a involucrar a Mussolini, la CIA, complots y dictadores que van distorsionando las memorias.

Nos gusta por que: El escritor narra de manera fresca y ágil y nos en vuelve en un triller histórico con muchos momentos de humor negro.

Película Notes on a scandal (Escándalo, titulo en México) La película plasma la vida de Sheba una maestra de arte, que comienza a dar clases en una secundaria, Ella decide que después de llevar una vida honorable, tiene el derecho de pecar, se involucra con uno de sus estudiantes, pero Barbara una de sus compañeras la descubre dando un vuelco a su vida, arrojándola a un abismo. Nos gusta por que: Las actuaciones de Cate Blanchett y Judi Dench son espectaculares, un drama de tintes psicológicos que te deja escenas memorables.

Disco Memphis Blues, Cyndi Lauper Con este nuevo material Cyndi Lauper una diva del pop, se enfrenta ahora al Blues y nos muestra que no solo lo canta bien sino que suena mejor que nunca. A lo largo del disco tiene colaboraciones con diferentes artistas como Ann Peebles, Johnny Lang, Allen Toussaint, pero cuando canta en solitario te das cuenta que, este genero le pertenece.

26


27


28


Cucaracha de papel, n 17, primavera 2011