Page 1

Contraportada Guaymas 31 de mayo de 2018

Columna Contraportada

Un buen amigo que no me autorizó a dar su nombre describió en una sola palabra a las campañas de proselitismo que hoy se están desarrollando en todo el territorio nacional. Simple y llanamente dijo que son… MEDIOCRES. Estoy total y absolutamente de acuerdo con Carlos. Mejor descripción no pudo dar al tipo de campañas (?) que emprendieron el 90 por ciento de los candidatos a los distintos puestos de elección populares, desde la Presidencia de la República hasta las ambicionadas regidurías. El otro diez por ciento todavía no le entran, pero sin duda serán avasallados también por esta inercia. No es obra de la casualidad lo de la mediocridad de las campañas. Ese brutal nivel proviene ni más ni menos que de la ambición desmedida por ocupar espacios públicos dentro del gobierno. Y en el enloquecido afán de cobrar quincenas del erario, gente que antes tenía una posición social decente, hoy están convertidos en partícipes de la guerra sucia en que se ha convertido todo esto. Créame que yo soy de esos sorprendidos con personas a quienes siempre consideré de un criterio amplísimo y una educación de primer nivel, y que sin embargo hoy se integraron a las pandillas de miserias humanas para quienes la infamia se convierte en la mejor arma para tratar de destruir al enemigo. Ante la pobreza de argumentos para promover alentadoramente a sus respectivos candidatos, han encontrado en la despreciable práctica de la descalificación el arma para tratar de ganar la campaña. ¡Qué bajeza! Y lo peor de todo es que están tan enardecidos, trastornados y fanatizados, que cualquier llamado a la cordura se interpreta como una agresión. Vaya, está sucediendo hasta entre los que piensan igual. Así de descontrolada está la cosa. Lo peor de todo es que, con tanta mediocridad, lo menos que se puede esperar al iniciar el nuevo gobierno, tanto federal como en los estados y municipios donde habrá nuevos funcionarios, es que estarán impregnados de gente mediocre, perversa y intransigente, por lo que la búsqueda de un cambio en el ejercicio de gobierno se perderá de nuevo en lo más hondo del cesto de la basura. Valiente futuro nos espera con los actuales actores del proselitismo en México. Y lo peor es que creen estar bien así.

Columna digital 31 de mayo de 2018  
Columna digital 31 de mayo de 2018  
Advertisement