Issuu on Google+

Continuidad y Cambio Año 2 Suplemento 1 Mayo 2013 En este número El triunfo electoral de Maduro. Manuel Sutherland Elecciones y Proceso o, si lo prefieren, Proceso y Elecciones II (otra vez) Omar Muñoz Elecciones presidenciales en cifras Del socialismo ignaro al nazismo salvaje Américo Gollo Chávez Ante la crisis política nacional Comité Ejecutivo del PSL ¿Qué cosa debemos celebrar? El Pueblo Avanza (EPA) Lo inadmisible del derecho al pataleo Miguel Mora Entre el fraude de las ideas y el fraude electoral. Una victoria pírrica José Ángel Quintero Weir La soberbia va a la guerra José Manuel Rodríguez A dirigentes pa´ bolsas Carlos Dallmeier G. Carta abierta a mi hermano chavista Erick Boscán Continuidad opositora César Villarroel Castillo Doña Cacerola Iraida Blanco Imágenes de protestas y enfrentamientos Provea y la quema de los CDI Por Rafael Uzcátegui Comunicado de PROVEA Comunicación de PROVEA al Ministro Ernesto Villegas Respuesta del Ministro Ernesto Villegas a PROVEA Opinan nuestros lectores

Presentamos este suplemento para dar un poco más de información sobre el pasado proceso electoral, el cual todavía hoy, a un mes de haber ocurrido, sigue siendo cuestionado por la oposición de la MUD y continúa siendo motivo de un debate político intenso, incluso mayoritario en relación con otros temas políticos. Sin lugar a dudas, que los contendores quieren todavía sacarle provecho electoral a los resultados de las votaciones, a las acciones de protesta y de apoyo en relación a los mismos y a los errores cometidos durante los combates por los protagonistas de los mismos.

1

El gobierno trata de recuperar la votación perdida, pero de una manera un tanto desorientada, lo que lo lleva a cometer errores que le pueden significar nuevas pérdidas. La ausencia del líder único, a quienes todos obedecían, produce gran confusión en su seno, pues las posiciones ante los fenómenos son dispares y el deseo de protagonismo de algunos agrava esta situación. Un ejemplo claro de error garrafal, no sólo por sus consecuencias internacionales sino por sus efectos nacionales, estuvo en la actitud violenta de Diosdado Cabello y los parlamentarios gubernamentales de pretender suspender el derecho de palabra de los diputados opositores hasta tanto “no pidieran perdón”. Capriles trata de reafirmarse como líder indiscutible de la MUD y de toda la oposición al gobierno, aparte de mantener la votación adicional recibida e incrementarla. Quiere transformarse en un dirigente como Chávez, lo que también puede ser contraproducente, pues su crecimiento fue producto del enfrentamiento precisamente de ese liderazgo. Su presencia en la marcha no gubernamental del primero de mayo constituyó una afrenta a los sectores no polarizados y a quienes ensayaban una unidad de los trabajadores venezolanos, independiente de las simpatías políticas e ideológicas de los mismos. El respaldo de Obama a sus peticiones resulta también desacertado, pues lo aleja de sectores nacionales que podrían apoyarlo. Las agresiones de las fuerzas opositoras a instituciones gubernamentales o a grupos e individualidades chavecistas contradicen el discurso de paz y de no violencia del candidato de la

Órgano divulgativo del Movimiento De Frente con Venezuela: Comité editorial: Vanessa Balleza, Luis Fuenmayor Toro y Luis Carlos Silva


MUD, transformado en “El Líder” por la revista Zeta. Lo mismo ocurre con las acciones de motorizados gubernamentales, encapuchados o no, y con las agresiones de los llamados colectivos de la revolución, quienes hostigan y agreden movilizaciones estudiantiles, sindicales y gremiales, en forma totalmente impune y con la actitud permisiva de la Guardia Nacional y de cuerpos policiales diversos. En medio de estos enfrentamientos, quienes gobiernan no están gobernando. No lo hace Capriles en Miranda, lo cual tiene un impacto menor pues del estado se ocupa también un organismo creado por el gobierno central, precisamente para competir y desprestigiar a su gobernador. Pero, lo peor, no lo hace tampoco Maduro, por lo que el país pareciera marchar al garete y los problemas de todo tipo se acumulan y se desarrollan sin intervención ninguna, pero sobre todo sin políticas claras para hacerles frente. La alta inflación, el gigantesco desabastecimiento, principalmente en la provincia; la desaparición del gas doméstico en un país petrolero, la continuación de las fallas eléctricas, el robo descarado de los dineros públicos, están a la orden del día. El gobierno sigue actuando en forma sectaria, chantajeado por sus sectores radicales, quienes piensan se debe declarar la guerra a EEUU. Los opositores de la MUD juegan también a la crisis, quizás pensando en seguir deteriorando al gobierno y a lo mejor en “un de repente y tal”. Es dentro de este marco que publicamos nuestro modesto primer suplemento, cuyos materiales sirven perfectamente para que nuestros lectores se hagan sus propios criterios.

ESCUCHA LOS DÍAS MARTES, MIÉRCOLES Y JUEVES, POR RADIO UNO, 1340 AM, ENTRE 5 Y 6 DE LA TARDE, EL PROGRAMA "DEBATE CON FUENMAYOR", CON PRESENTACIONES AMENAS, CLARAS Y SINCERAS SOBRE LAS SITUACIONES NACIONAL Y MUNDIAL, COMO UN APORTE AL PUEBLO VENEZOLANO EN EL ESCLARECIMIENTO DE LAS MISMAS. ESTAREMOS CON USTEDES LUIS FUENMAYOR TORO, CAMILO ARCAYA ARCAYA Y FEDERICO VILLANUEVA. LOS PROGRAMAS SE PUEDEN TAMBIÉN OÍR DESDE CUALQUIER PARTE DEL MUNDO A TRAVÉS DE LA PÁGINA WEB DE LA EMISORA (WWW.RADIOUNO.COM.VE

)

Y LOS MISMOS SON REPETIDOS LOS DÍAS MIÉRCOLES, VIERNES Y

LUNES, RESPECTIVAMENTE, POR LA MISMA EMISORA, ENTRE 5 Y 6 DE LA MAÑANA. ACOMPÁÑANOS EN UN DEBATE FÉRTIL SOBRE LAS PRIORIDADES NACIONALES, QUE INTERESAN A TODOS QUIENES VIVEN POR

VENEZUELA Y PARA VENEZUELA.

2


El triunfo electoral de Maduro. Estadísticas, autocrítica y golpe de Estado (8 asesinatos) Por Manuel Sutherland* “La organización socialista, la crítica y la militancia contra la burguesía y la boliburguesía, parece ser la única alternativa para sortear un ajuste económico antiobrero (escalonado) y evitar que las miserias del capitalismo criollo impulsen triunfalmente la candidatura ultraliberal y antisocialista de Capriles para el 2018” Manuel Sutherland

La muerte del Presidente Chávez ha significado un duro golpe para el movimiento progresista latinoamericano. En plenas exequias la ley exigía llamar a elecciones presidenciales ipso facto. En treinta (30) días había que realizar otra elección presidencial, cuya campaña duraría sólo diez días y que definiría el rumbo del país por seis años. Montados en la popularidad del Presidente Chávez y en el alud sentimental que su fenecimiento arrastró, el chavismo personificado en Nicolás Maduro, juraba que iba hacia un triunfo categórico. El 90% de las encuestadoras le otorgaban al candidato bolivariano entre 12 y 20 puntos de ventaja. Sin embargo, la noche del 14 de abril Nicolás apenas pudo ganar con 272.865 votos de ventaja (con casi 15 millones de votos escrutados). Acto seguido, el candidato de la ultraderecha desconoce el resultado, insinúa fraude y hace llamamientos directos a la desobediencia civil, al paro patronal y al combate callejero. ¿Por qué sucedió esto? ¿Por que aún no hay señales sólidas de autocrítica? ¿Cómo es el golpe de Estado se desarrolla a sottovoce?

Problemas económicos graves y la designación de Nicolás Maduro El 7 de octubre de 2012, Chávez había ganado las elecciones presidenciales por tercera vez seguida, pero su salud estaba muy deteriorada por un extraño cáncer que se presentaba invencible. En enero de 2013 los problemas económicos propios de una economía capitalista cuyo eje es la renta petrolera, se potenciaron con el acaparamiento de mercancías y las presiones especulativas sobre el tipo de cambio oficial (cuatro veces más barato que el dólar de mercado negro). Ante tal situación, el 8 de Febrero el gobierno devalúa la moneda en 47% y anuncia que vendrán nuevos “ajustes” económicos. El intitulado por la oposición “paquetazo”, se configuró como punta de lanza de la propaganda antichavista, acusando al gobierno de neoliberal y antipopular. La medida cayó muy mal y suscitó las más profundas amarguras. Dentro de la mar de incertidumbres, el 5 de Marzo se anuncia el fallecimiento del Presidente Chávez. La muerte de Chávez trajo mares procelosos de seguidores incondicionales que protagonizaron las exequias más grandes en la historia de Latinoamérica. Sobre esa ola conmovedora se eleva Nicolás Maduro. Nicolás fue conductor de autobús y posteriormente un sindicalista destacado de su ramo. Acompañó desde muy temprano el proyecto bolivariano de Chávez y luego estuvo en varios puestos de relevancia en el gobierno, hasta que fue investido como Ministro para las Relaciones Exteriores, cartera que dirigió por más de seis años. Muchos dicen que en la disputa por la sucesión de un Chávez mortalmente enfermo, la presión internacional fue decisiva para que Maduro fuese el elegido por el mismísimo Chávez, en su último discurso.

3


Las elecciones más apresuradas y el proselitismo superficial Para 2013 el chavismo tenía la misión de mantener los votos que obtuvo hace seis meses y continuar su proyecto de reformas, asistencia social y distribución popular de la renta petrolera entre los más pobres. El chavismo sólo tuvo 12 días para realizar una fugaz campaña que ameritaba todo el diseño de eslóganes, propagandas, afiches y las típicas visitas a barrios populares, donde el beso a la abuelita y el cargar de niños en brazos, no pueden faltar. Con tan escaso tiempo, la campaña de Maduro se centró en un exageradísimo culto a la personalidad del Presidente Chávez. La estrategia publicitaria se centró en votar por Maduro para honrar la del Presidente. Las consignas: “Chávez te lo juro, mi voto es para Maduro”, “Chávez te cumpliré, por Maduro votaré”, ocuparon la centralidad de la campaña. En vez de prometer soluciones radicales a gravísimos problemas de la sociedad venezolana y ofrecer respuestas concretas en asuntos prácticos (la economía), Maduro partió de la premisa que Chávez lo había hecho todo bien, y que sólo había que continuar el trabajo. Mientras el candidato de la ultraderecha se llenó de mentiras prometiendo estrafalarios aumentos de salario (50%), aumento del pago en las pensiones etc.; Maduro se centró en cumplirle a Chávez una promesa supraterrenal llena de un misticismo y de una religiosidad que la izquierda tachó de medieval. Cuando a Maduro se le preguntó sobre el terrible problema de la inseguridad, las medidas duras y concretas contra el hampa no se escucharon. Si Venezuela tiene la segunda tasa más alta de homicidios en el mundo (luego de Honduras)i, y el año pasado (2012) tuvo 16.072 homicidiosii, es evidente que estamos en una guerra, y que se necesita hablar de un combate radical que requiere medidas contundentes. Es asombroso que el mismo Maduro haya admitidoiii que en seis regiones del país, se hayan cometido la bicoca de 10 mil homicidios y no prometa medidas de mano fuerte contra el lumpen armado que se desenvuelve con total impunidad. En el tema económico fue más de lo mismo. Todo se basó en prometer algunas acciones abstractas en contra de especuladores, acaparadores y comerciantes inescrupulosos. La promesa de más controles y regulaciones ya no alegra a nadie. Las promesas en esta materia fueron demasiado etéreas e incluso pueriles ante problemas tan graves como: Tener la tasa de inflación más alta del mundo (exceptuando a Siria y a Sudániv), importar la mayoría de lo que se consume (se importa leche líquida, pollos, café), escasa producción (menos del 10% de las empresas se dedican a actividades productivas), alto incremento del endeudamiento público y un largo etc. Ante el asunto de la inflación, por ejemplo, Maduro insistió en decir algo que es muy cierto: “el record de más alta inflación anualizada en Venezuela, se dio bajo el gobierno de Caldera en 1996 (115 %), la nuestra es mucho más bajita que en la cuarta”. Sin embargo, si compara el 25% de inflación anualizada a marzo de 2013, con la inflación de febrero de 1973 (3,22%v), nos damos cuenta que la inflación actual, es ocho veces superior a la de 1973. Más impopular es la insistencia en políticas devaluacionistas y en políticas de transferencias de divisas preferenciales a la burguesía local por las vías de CADIVI y el SICAD.

La tendencia al aumento del voto opositor… la ultraderecha gana terreno Con esa campaña nos parecía difícil una victoria holgada sobre la ultraderecha. Si seguimos la tendencia de los votos de la oposición nucleada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), podemos notar las altas tasas de crecimiento que detentan. Entre 2006 y 2012 los votos del chavismo crecieron en 882.052 votantes, es decir, 12 por cientovi. Muy por debajo de lo que esperaba la dirigencia chavista. En ese período, los opositores crecieron en

4


2.298.838 votantes, es decir, 54 por ciento vii. Muy por encima de lo esperado. Entre 2012 y 2013 la oposición creció bastante (en apenas 6 meses creció lo que el chavismo creció en seis años -2006-2012-) y el chavismo por primera vez disminuyó. En la tabla 1 se muestra la evolución de las votaciones en elecciones presidenciales, de los dos principales bandos en contienda. Para el período 2018, se pronostica a base de una tendencia que refleja el promedio simple de las anteriores elecciones. Claro está, los sucesos políticos radicales, echan por tierra las tendencias observadas en el pasado. Sin embargo, lo que se quiere mostrar, es como la oposición tiene enormes posibilidades de regresar al poder político, más aún si conserva el poder económico. Tabla 1:

5

Tasas de crecimiento del voto Chavista y opositor Votos por el Chavismo Tasas de crecimiento voto chavista Votos por la Oposición Tasas de Crecimiento voto Opositor -

2000 3.757.773 2.359.459

2006 7.309.080 95% 4.292.466 82%

2012 8.191.132 12% 6.591.304 54%

2013 7.575.506 -8% 7.302.641 11%

2018* 10.076.882 33% 10.863.241 49%

Toda la data con que se construyeron estas tablas, fueron extraídas de la página Web del CNE: http://www.cne.gob.ve Cálculos Propios, elaborados por el autor, en el Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO) * Para el año 2018 se hizo una proyección basada en el promedio simple de las tasas de crecimiento de las votaciones anteriores.

La estrechez de los resultados y lo endeble de la “victoria” sobre la ultraderecha Los chavistas juraban que ganaban con un amplio margen y la oposición no tenía en sus planes un aumento de su votación que acompañase un descenso en el voto del chavismo. Lo cierto es que el resultado fue una sorpresa para ambos. La dirección chavista considera que el pueblo no tiene “conciencia” de lo bueno que es el gobierno y por ello se abstuvo. Otros chavistas opinan que el pueblo se fue a la playa en vez de votar. Otros, afirman que el triunfalismo empujó a las masas beneficiadas por los programas sociales del gobierno, a “enchinchorrarse” en su apartamento. Sin embargo, ninguno habla de las causas estructurales (los problemas económicos y en segundo plano la inseguridad) de la pérdida de un contingente grande de votos, que en apenas seis meses pareciera que cambió de bando. Teniendo en cuenta la gravedad de los problemas económicos, el chavismo sacó una enorme cantidad de votos, sustentados en su trabajo ideológico, mediático y popular-asistencial. Sin embargo, esa fórmula se está agotando, y los cambios estructurales que el chavismo ha prometido, aún no llegan.

El análisis de los resultados y la “migración” del voto a la ultraderecha Vamos a analizar algunos números de la elección, sin ser éste un examen exhaustivo de los resultados. Sólo nos vamos a ocupar de algunos aspectos medulares que pueden indicar, una posible migración de votos bolivarianos hacia la ultraderecha, más por cansancio, que por apoyar a la figura misma que impone la MUD. A continuación, colocaremos un cuadro estadístico que correlaciona las elecciones presidenciales de 2012 con las de 2013. En la tabla 2 se observan algunos indicadores interesantes. Vemos que la pérdida de votos de Nicolás Maduro con respecto a Chávez en las presidenciales de 2012 fue de 615.626 votos. Decimos que hubo una probable “migración” del voto, porque el 99% de las personas que votaron


en 2012, volvieron a votar en el 2013, sólo que más de 600 mil dejaron de hacerlo por el chavismo y unos 700 mil lo hicieron por la oposición. A primera vista, parece bastante improbable que Capriles (MUD) quien obtuvo un crecimiento electoral de 54% para 2012, haya podido crecer por “mérito” propio, en un 11% en apenas seis meses. Lo más probable, es que una buena parte de los que votaban por el chavismo, hayan “saltado la talanquera” y votado una opción distinta. Es interesante el caso del Estado Zulia, en el cual el chavismo disminuyó su votación en 93.661 votos, 12 % menos de lo que obtuvieron en octubre de 2012. Siguiendo en la tabla 2, vemos la diferencia porcentual a nivel nacional y en algunos estados seleccionados, de lo no explicado por la hipotética migración del voto. Es decir, colocamos los porcentajes de crecimiento puro (descontando los votos que perdió Maduro y que suponemos fueron trasladados a Capriles). Como se denota en la tabla 2, la diferencia porcentual es sumamente baja y como lo indica una bajísima desviación estándar, todos los datos están muy cercanos al promedio aritmético.

Tabla 2: Resumen estadístico básico, de algunos tópicos generales de la elección 2013

Votos que el chavismo dejó de obtener en 2013: Votos que Capriles captó como adicionales en 2013: Diferencia:

-615.626 711.337 95.711

Entre Carabobo, Distrito Capital, Zulia y Aragua, el chavismo perdió el 36 % de sus votos: 219.879 En Zulia, el chavismo perdió más votos que en Carabobo y Dto Capital juntos. Diferencia porcentual de la migración del voto entre El Chavismo y Capriles Muestra de ocho Estados a nivel Nacional

Total Nacional Distrito Capital Aragua Lara Carabobo Mérida Anzoátegui Táchira Zulia Promedio Simple de los porcentajes: Desviación Estándart: Varianza:

3,28% 1,99% 5,07% 4,70% 4,42% 1,18% 5,81% -2,47% 4,27%

3,12% 0,025698522 6,60E-04

Toda la data con que se construyeron estas tablas, fue extraída de la página Web del CNE: http://www.cne.gob.ve La tabla se realizó con la data que arrojó el CNE el lunes 15 de abril de 2013, a las 7 PM. Cálculos Propios, elaborados por el autor, en el Centro de Investigación y Formación Obrera (CIFO)

6


Tabla 3: Comparativa de resultados electorales (2012 vs. 2013) a nivel nacional y por estados En la tabla 3 se muestran datos más detallados de la votación total y se hace una comparativa con la

Votos Escrutados

14.983.748

Participación

Votos Escrutados

Participación

79,78%

ELECCIONES 2013-14 DE ABRIL Diferencias votos 20132012

Total Nacional

-615626 NICOLAS MADURO 711.337 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

Lo que Maduro Votos Totales decreció y lo que Capriles Creció

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

651.062 611.359 Porcentual

-6,34% 8,34% 1,99%

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

512.379 432.265 Porcentual

-7,33% 12,40% 5,07%

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

470.203 512.604 Porcentual

-5,87% 10,57% 4,70%

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

610.403 595.089 Porcentual

-6,38% 10,80% 4,42%

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

202.395 268.723 Porcentual

-10,95% 12,13% 1,18%

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

383.125 424.685 Porcentual

-6,44% 12,25% 5,81%

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

234.884 399.460 Porcentual

-14,45% 11,98% -2,47%

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

878.228 960.289 Porcentual

-9,64% 13,91% 4,27%

HUGO CHAVEZ CAPRILES RADONSKI

652.022 537.077

Mérida 227.276 239.653

Anzoátegui 409.499 378.345

Táchira

Zulia -93.661 NICOLAS MADURO 117.257 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

499.525 463.615

Carabobo

Táchira -39.689 NICOLAS MADURO 42.747 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

552.878 384.592

Lara

Anzoátegui -26.374 NICOLAS MADURO 46.340 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

695.162 564.312

Aragua

Mérida -24.881 NICOLAS MADURO 29.070 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

8.191.132 6.591.304

Distrito Capital

Carabobo -41.619 NICOLAS MADURO 58.012 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

Votos Totales

7

-7,52% 10,79% 3,28%

Lara -29.322 NICOLAS MADURO 48.989 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

Total Nacional

7.575.506 7.302.641 Porcentual

Aragua -40.499 NICOLAS MADURO 47.673 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

80,48%

ELECCIONES 2012-7 DE OCTUBRE

Distrito Capital -44.100 NICOLAS MADURO 47.047 CAPRILES RADONSKI Diferencia Maduro Capriles

15.160.289

274.573 356.713

Zulia 971.889 843.032

Toda l a da ta con que s e cons truyeron es ta s ta bl a s , fue extra ída de l a pá gi na Web del CNE: http://www.cne.gob.ve La ta bl a s e rea l i zó con l a da ta que a rrojó el CNE el l unes 15 de a bri l de 2013, a l a s 7 PM. Cá l cul os Propi os , el a bora dos por el a utor, en el Centro de Inves ti ga ci ón y Forma ci ón Obrera (CIFO)

"Desde el marxismo, consideramos que la senda conciliatoria arruina al chavismo y que la radicalidad puede devolver la confianza mayoritaria de las masas y puede facilitar la resolución de los problemas antes citados" (Manuel Sutherland: Escrito el 8 de Octubre de 2012).


votación de 2012. En los estados seleccionados al azar, se denota lo que Maduro decreció y lo que Capriles creció en dichos Estados. En seguida se muestran los indicadores correspondientes en los que se observa que (en promedio) el 70% del incremento en la votación de Capriles, se explica por lo que pareciera ser una migración del voto bolivariano. El 30% restante parecen ser votos adicionales que obtuvo Capriles, destacando los Estados Lara y Carabobo, donde obtuvo casi el doble de los votos que presumiblemente emigraron del chavismo. En Zulia, Aragua y Anzoátegui obtuvo crecimientos por encima de su crecimiento a nivel nacional. Algo que también llama la atención, es la disminución fuerte del voto chavista en Táchira, a decir de las cifras, el descenso en la votación en ese Estado, duplica al descenso promedio nacional. Tristemente, el Táchira es una zona plagada de narcoparamilitarismo colombiano, que poco a poco ha instaurado un régimen delincuencial sustentado en el contrabando de gasolina y alimentos, desde Venezuela hacia Colombia. La gravedad de este asunto, no se corresponde en lo absoluto con las medidas tomadas a tal respecto.

Polarización del voto por clases sociales Es imposible afirmar con certeza el asunto de la migración de los votos. Solo es una hipótesis que a la luz de ciertos datos, ofrece ciertas perspectivas explicativas. Una de las bazas de esa explicación, consiste en la disciplina del voto antichavista y su dura segmentación clasista. En la tabla 4, se muestran resultados escogidos para mostrar los sitios en donde una preferencia se impuso con holgura a otra.

Tabla 4: Diversas mesas electorales muy polarizadas

Baruta. Centro de Votación: COLEGIO M. SALVATORI - Mesa: 3

HENRIQUE CAPRILES RADONSKI NICOLAS MADURO

312 20

93,97% 6,02%

EL HATILLO - Centro de Votación: CLUB LA LAGUNITA - Mesa: 4

HENRIQUE CAPRILES RADONSKI NICOLAS MADURO

443 17

96,09% 3,68%

PETARE - Centro de Votación: CANCHA LA BOMBILLA SECTOR 3

NICOLAS MADURO HENRIQUE CAPRILES RADONSKI

324 79

80,19% 19,55%

PQ. SABANETA - Centro de Votación: (UNEFA) - Mesa: 1

NICOLAS MADURO HENRIQUE CAPRILES RADONSKI

272 73

78,84% 21,15%

8


La conciencia de clase de la burguesía es sólida, en cuanto a la expresión de su voto. Muy pocos (menos del 4%) se ¨atreven¨ a desviarse de su orientación clasista y con disciplina votan por un candidato burgués de pura cepa. En los sitios más populares, los más radicalizados llegan al 70%, salvo contadas excepciones que rozan el 80%.

El supuesto “fraude” y las alocadas acusaciones de una mente estéril El chavismo ha ganado 16 de 18 elecciones en 14 años. Aunque ellos digan 17, los números muestran que en las elecciones a la Asamblea Nacional del año 2010, el chavismo sacó menos votos que la suma de la MUD y el PPT. Gracias a un rediseño de los circuitos electorales y a la eliminación de métodos que garantizan la proporcionalidad del voto, el chavismo pudo tener muchos más diputados, obteniendo menos votos que la suma de los votos que alcanzó el PPT y la oprobiosa MUD. La MUD viene de derrota en derrota. Por ello, muchos de sus seguidores llevan años gritando “fraude” y deslegitimando al Centro Nacional Electoral (CNE) que es dirigido por una mujer cuya ligazón con el chavismo es clara. Partiendo de ese particular, argumentaron muchas veces que habían satélites cubanos (¡!) que transformaban los votos de antichavistas a chavistas y un sinfín de penosos delirios. La campaña del “fraude” anunciado tiene el doble rol de desprestigiar al gobierno y de justificar las esperadas derrotas. Ello ha empujado a que el CNE sea el órgano electoral que más pruebas, auditorías y controles promueva. Además de eso, cientos de observadores internacionales y ONG tan burguesas como el “Centro Carter”, vienen a menudo a decir que el sistema de elección venezolano es el más transparente del mundo. La MUD no cree en la estadística, como ciencia social, e impone como condición, que se audite el 54% de las urnas de votación, una “muestra” exagerada, acientífica y estólida. A pesar de ser absurdo, el CNE audita el 54% de las cajas en los centros electorales. Con todo eso, Capriles no se atrevió a decir: “fraude”, sino que él se sabía ganador y que exigía que se contaran manualmente TODOS los votos, cambiando de facto un sistema de votación electrónico, por un sistema manual cuyo clímax es el fraude a fuerza de forjar actas, quemar votos y con bolígrafos agregar números a la izquierda. Esta chifladura fue siempre denegada por el chavismo y el CNE.

El llamado a la desobediencia civil, el bufo intento de insurrección y más desatinos La misma noche en que Capriles no reconoce su derrota electoral (no entendiendo su enorme victoria política), se abalanza a llamar al pueblo a la calle a protestar, a tocar cacerolas y a ejercer “presión” (el lunes 15 de abril) en las sedes regionales del CNE, para juntar fuerzas y llevar una marcha a la sede central del CNE de Caracas y exigir por la fuerza el reconteo manual de los votos. Según él, tiene en su poder más de 3200 irregularidades acaecidas en la “fiesta electoral”. Sin dar detalles de las mismas, se aventura a repetir que él tiene otro resultado en su comando. Las denuncias de Capriles rondan los reclamos por motorizados chavistas que intimidaban a votantes en cola, voto de personas enfermas en camilla, personas armadas que asustaban a caprilistas etc. Ninguna denuncia es consustancial a un acto fraudulento que permita torcer cientos de miles de voluntades. No presenta ni una prueba, pero hace continuos llamados a tomar la calle “con firmeza y energía”. Los seguidores de Capriles más enloquecidos, agitan en frenesí extático ollas, sartenes y paletas de madera. Las “brigadas” juveniles andan en carros y motos costosas, azuzando, imprecando y maldiciendo al chavismo. A todo gañote tiran toda clase de invectivas a personas indefensas que trabajan en establecimientos bolivarianos. Aunque el número de protestas es muy acotado y sus protagonistas escasos, han logrado cometer crímenes muy graves.

9


La estrategia chavista del desgaste y las sombras del paro cívico que lleva al golpe Mucho más organizados y con directrices acotadas, las bandas de lumpen armado que hacen trabajo político de masas en las zonas más depauperadas, se han lanzado a la calle con la intención de generar graves hechos de violencia que hagan de la situación, la antesala a una crisis política que obligue al reconteo de votos y a paralizar al país, desconociendo de facto la proclamación de Maduro efectuada el lunes 15 de abril y evitando su juramentación como Presidente el 19 de abril. La búsqueda de desestabilizar ha tenido una respuesta oficial, deteniendo a más de 161 personas implicadas en hechos vandálicos menores. Sin embargo, es más que probable que sigan libres los cobardes asesinos que salen a la calle a disparar tras las sombras, a presuntos chavistas, y a quemar (con la gente adentro) ambulatorios, casitas del partido PSUV, ventas de comida etc. A golpe de madrugadas y gallos estas agrupaciones han asaltado y quemado una gran cantidad de establecimientos bolivarianos. El chavismo, haciendo proverbial su mano blanda, ha llamado a la paz, al amor (¡) y a la hermandad con feroces enemigos de clase que merecen los castigos más severos, por sus crueles felonías.

Los ocho (8) homicidios, 70 heridos y la guerra civil en subterfugios “En sus manos quedará la sangre que ha corrido estos días (...) No somos vulnerables a la guerra psicológica” Capriles Radonski Con enorme indignación hemos visto el accionar criminal de bandas armadas fascistoides. No es poca cosa que tales bandas hayan ya asesinado a ocho (8) personas en apenas 3 días viii, amén de haber herido a otras 70. Se está haciendo común en las noches, los asedios violentos a espacios estatales del chavismo. Llueven las llamadas desesperadas rogando ayuda obrera revolucionaria, ante el azote alevoso de grupos criminales. Las acciones de violencia vienen aparejadas de un ensañamiento muy propio del fascismo tropical, es decir, del narco-paramilitarismo colombiano, importado por grupos políticos derechistas y empresarios facinerosos. Es de recordar que en los últimos 10 años, el sicariato y los paramilitares han asesinado a más de 350 líderes campesinos en Venezuela y a decenas de sindicalistas obreros, gozando de la mayor de las impunidades. Sin hablar de centenares de atentados e intimidación con armas de fuego, que han sido frustrados milagrosamente, debido a que desagradecidamente el movimiento obrero no tiene una organización político-militar, que ejerza la violencia revolucionaria contra estas bandas delictivas. A mi mente llega el caso de William Junior, quien era dirigente sindical perteneciente a la Unión Bolivariana de Trabajadores (UBT). La descripción de Gonzalo Gómez es esclarecedora: “Llegaron unos 40 matones que se bajaron de varios carros y rápidamente se le fueron encima al dirigente esgrimiendo sus armas. Luego de golpearlo repetidamente, le descargaron siete tiros, causándole la muerte, e hirieron también a un trabajador, sin que los demás pudiesen hacer nada para evitarlo. Realmente actuaron como una banda paramilitar apabullante”ix Hechos tan grotescos como el triple homicidio de los dirigentes de la UNT en Aragua, Richard Gallardo, Luis Hernández y Carlos Requena, fueron perpetrados con total descaro en un restaurante céntrico. De la parapolítica y los múltiples homicidios contra obreros organizados, escribí un breve artículo en el que se explican los detalles que acá no hay espacio para contar.x Tras ese marco referencial, entendemos que la brutalidad de las acciones criminales de las bandas armadas que apoyan a Capriles, no es aislada.

10


El 15 de abril de 2013, huestes pro-Capriles fueron a amedrentar a una pequeña concentración de apoyo popular a Maduro. Entraron gritando improperios y acto seguido dispararon. A José Luís Ponce lo sacaron a golpes del Edificio de la Limonera, lo atropellaron con un auto que conducían esas hordas y luego le dispararon varias veces cuando agonizaba en el sueloxi. No contentos con eso, el 17 de abril (también en la Limonera) asesinaron a tiros a Rosiris Reyes, de 44 años de edad quien fue atacada por el lumpen virulento que apoya a Capriles, en el Estado Miranda (donde Capriles es Gobernador electo con apenas 45 mil votos de ventaja, igual que su jefe de campaña -Henri Falcón-, electo con algo más de 52 mil votos de ventaja).

Un golpe de Estado atípico y tricéfalo 11 Este coup d'etat es realmente disímil; se realiza sin militares a la carga, sin base social dispuesta a ser carne de cañón, sin ánimos de marchas y con escasos burgueses dispuestos a perder más dinero en un paro patronal sin perspectivas de triunfo. Este golpe se fundamenta en tres aristas mediáticamente impúdicas. La primera es la base opositora que toca cacerolas y hace bulla en sus casas. Los hijos de los caceroleros de buena posición social, salen encapuchados a quemar cauchos, cerrar algunas calles y destruir algunas cositas de la zona donde vive la gente con mayores ingresos económicos (una porción pequeña del país). La segunda es la estrategia de la élite política desconociendo el resultado, alegando fraude y exigiendo un imposible reconteo manual de voto a voto. Apoyados por los aparatos de propaganda más reaccionarios del planeta, venden la idea de “crisis irreversible”, caos social y estallido popular. Dicha tesis choca con un ambiente cansado de correveidile, chismorreo y paralización productiva por razones políticas. La tercera vía es la lumpen-para-violencia. Ese camino implica una serie de actos criminales que engrosen la cifra de muertos, heridos y destrozos mayores. Estos hechos, son realizados por profesionales del delito, que en acciones para-sicariales, asesinan con estruendo, a la base chavista desarmada. Esto se hace para alentar la idea de inestabilidad social y justificar una salida negociada que beneficie al antichavismo. Deber absoluto y prioritario de todo marxista, que aún cuando no sea ni de lejos chavista, es combatir con TODAS LAS FUERZAS los arrebatos golpistas de las bandas criminales que bajo el manto de Capriles se arropan. Es fundamental derrotar con la mayor de las energías, el proyecto de destrucción caótica del país, que pueda permitir envalentonar a la ultraderecha y potenciar salidas genocidas. Así como el partido Bolchevique en 1917 salió a combatir militarmente al ejército de Kornilov, que pretendía instaurar una dictadura sangrienta y derrocar al gobierno de kerensky, siendo ellos críticos implacables de ese gobierno, así el marxismo revolucionario debe salir a combatir al fascismo. Estas acciones canallescas de la ultraderecha, dan a entender que su eventual regreso al gobierno, traería consigo una política de asesinatos colectivos al más puro estilo de la “noche de los cuchillos largos” de la Alemania nazi. Teniendo el poder político (aparte del económico que actualmente detentan), comenzarían sin duda una serie crímenes contra el proletariado radicalizado, que nos llevaría a años de terror y muerte. Es menester combatir a sangre y fuego a la intentona fascista.. La inexistente vanguardia marxista y el adiós a una oportunidad para hacer la Revolución Socialista de Verdad En cuanto la vanguardia revolucionaria en Venezuela, brilla por su ausencia. Los que “sabían” militar desde el marxismo, han sido absorbidos por la burocracia estatal “progresista” y sus discursos se orientan a conservar las políticas reformistas tal como están. Sus gruesos sueldos los atornillan a miserables posiciones de poder que temen perder si profundizan en la autocrítica, en la organización militante o si luchan por las reivindicaciones obreras que siguen hoy más vigentes que nunca.


Los autodenominados “marxistas” que quieren militar no saben cómo hacerlo, divagan y se dispersan en aventuras: hippies, autonomistas, anárquicas, individualistas, ciego-activistas, de trabajo social comunitario (ahorrándole dinero al Estado burgués), de caridad cristiana y un largo etc. donde la militancia no existe y ni siquiera se plantea ni por asomo, la lucha por construir paso a paso el aparato político-militar que barra con el protofascismo y el reformismo populachero.

A los más dinámicos en la “participación política” (desde twitter, conciertos, rumbas y facebook), la ideología pequeñoburguesa que dimana de la televisión, y de las instancias burocráticas de la actualidad, les ha metido ideas cretinas que nada tienen que ver con la construcción marxista revolucionaria: conuco, comunas, trueque, acriticismo, consumo de marihuana para relajar sus majaderas vidas, legalizar las drogas, anticonsumismo, comer los desechos que tiran los supermercadosxii (para vivir una vida de mendigos sin dinero: “freeganos”)xiii, viviendas hippies comunitaristas, creer que la revolución se hace desde el Estado Burgués, etc. Todo ello los sumerge en el conformismo, la inacción y una profunda pereza-confusiónindecisión que los hace mayoritariamente inútiles para cualquier tipo de militancia, por más inocua que ésta sea. Se avecinan derrotas obreras trascendentales, mientras nadie trabaje en la construcción de ese aparato político-militar revolucionario.

[i] Noticia: EFE: Venezuela tiene la segunda tasa de homicidios más alta del mundo. Fecha de publicación: lunes, 04 Marzo 2013. Artículo del portal Web: “Canal de Noticia”, disponible en: http://canaldenoticia.net.ve/index.php/noticiasvenezuela/item/10709-efe-venezuela-tiene-lasegunda-tasa-de-homicidios-mas-alta-del-mundo [ii] Ibídem.

Este coup d'etat es realmente disímil; se realiza sin militares a la carga, sin base social dispuesta a ser carne de cañón, sin ánimos de marchas y con escasos burgueses dispuestos a perder más dinero en un paro patronal sin perspectivas de triunfo (…)se fundamenta en tres aristas mediáticamente impúdicas. La primera es la base opositora que toca cacerolas y hace bulla en sus casas. Los hijos de los caceroleros de buena posición social, salen encapuchados a quemar cauchos, cerrar algunas calles y destruir algunas cositas de la zona donde vive la gente con mayores ingresos económicos (una porción pequeña del país). La segunda es la estrategia de la élite política desconociendo el resultado, alegando fraude y exigiendo un imposible reconteo manual de voto a voto. Apoyados por los aparatos de propaganda más reaccionarios del planeta, venden la idea de “crisis irreversible”, caos social y estallido popular. (…) La tercera vía es la lumpen-para-violencia. Ese camino implica una serie de actos criminales que engrosen la cifra de muertos, heridos y destrozos mayores.

12


[iii] Rueda, Jorge, Venezuela: 10.000 homicidios en seis regiones. Fecha de publicación: 1/03/13. Artículo del Portal Web: Infobae. Disponible en http://america.infobae.com/notas/67313-Venezuela-10000homicidios-en-seis-regiones [iv] La Comparativa de las tasas de inflación en el mundo, se puede conseguir en el Portal digital. Tradingeconomics. El dato está disponible en; http://www.tradingeconomics.com/venezuela/inflation-cpi [v] Ibídem. [vi] Bracci, Luigino, En 2018 nos superarán por 854.860 votos si no corregimos y avanzamos. Fecha de publicación: 9 de octubre de 2012. Artículo disponible en: http://lubrio.blogspot.com/2012/10/en-2018nos-superaran-por-854860-votos.html [vii] Ibídem. [viii] Noticia de TeleSUR- Aporrea.org: Ya son 8 nuestros muertos: Falleció otra revolucionaria que fuera agredida por los fascistas. Fecha de Publicación: 17/04/2013. Artículo disponible enhttp://www.aporrea.org/actualidad/n227121.html [ix] Gónzalo Gomez, Una acción contra el sicariato: van 26 activistas sindicales y populares asesinados en Guayana. Escrito para ANMCLA, disponible enhttp://www.controlobrero.org/content/view/214/1/ [x] Sutherland, Manuel. Venezuela: Paramilitares, Parapolítica, sicariato, casinos, formas de exterminio y lumpenización. Fecha de publicación: 22-7-2009. Artículo disponible enhttp://old.kaosenlared.net/noticia/venezuela-paramilitares-parapolitica-sicariato-casinos-formasextermin [xi] Briceño, Sergio. El asesinato de José Luis Ponce no quedará impune. Fecha de publicación: 17/04/2013. Artículo publicado en http://www.aporrea.org/ddhh/a163777.html [xii] Noticia: ¡QUÉ RICO SER POBRE! – Vivir sin dinero. Fecha de Publicación: jueves, 27 de septiembre de 2012. http://escritores-canalizadores.blogspot.com/2012/09/que-rico-ser-pobre-vivir-sin-dinero.html [xiii] Noticia: La locura (o no) de vivir sin dinero o con casi nada. 2 casos prácticos. Fecha de Publicación: 4 marzo, 2013. http://movimientoliquido.wordpress.com/2013/03/04/la-locura-o-no-de-vivir-sindinero-o-con-casi-nada-2-casos-practicos/

* Sutherland (Ccs. 18-04-2013) Centro de Investigación y Formación Obrera CIFO-ALEM manuel1871@gmail.com

@marxiando

13


Elecciones y Proceso o, si lo prefieren, Proceso y Elecciones II (otra vez)1 Por Omar Muñoz*

De lo General 1. Confieso que la ventaja que obtuvo Maduro si bien es cierto que me sorprendió por ajustada, no es menos cierto que no es extraña al comportamiento que se ha dado en las elecciones presidenciales en Venezuela y, más aún, si la asociamos al comportamiento de los principales actores políticos del país y a la pérdida que ha significado la muerte física del presidente Hugo Chávez. 2. El artículo referenciado arriba y escrito en diciembre del 2008 da algunas pistas, pero los números de las pasadas elecciones del 14 de abril son demoledores. Dentro de la complejidad debemos ver las elecciones no como un evento puntual, sino como un evento en desarrollo permanente, para poder sacar conclusiones que también nos permitan actuar, no sólo en el momento electoral sino más allá del mismo.

Del candidato adverso. 3. Independientemente del candidato, la oposición ha podido capitalizar los descontentos de la gestión de gobierno. Sea éste de la más rancia posición política, bastó que se disfrazara de chavista, que edulcorara un discurso no creíble y se reconciliara a regañadientes con sus socios electorales, para obtener una votación que según muchos lo convierten en líder nacional, cuestión que pongo en duda, dado el carácter antidemocrático que lo alimenta para entender la realidad venezolana, que pretende ser interpretada con volteretas políticas, engaños, medias verdades y otros atributos negativos que tarde o temprano quedarán develados frente a la mayoría de los que hoy estarían votando por él. 4. En términos sustantivos creo firmemente que la realidad venezolana, desde cualquier ángulo, debe ser abordada para su estudio y mejor comprensión desde la posición que se asuma alrededor del petróleo como sujeto y objeto dentro de la política y de la economía venezolana, el cómo derivar y distribuir la renta que el mismo genera parte las aguas en la sociedad y es allí donde la derecha se hace débil para identificarse con los intereses de la mayoría de los venezolanos, por ello es que apostamos a la fortaleza del planteamiento que el presidente Chávez puso en la agenda pública con claridad meridiana. 5. No podemos negar la extraordinaria fuerza electoral que el chavismo ha construido en estos años, pero tampoco ignorar los errores que han hecho de Capriles aglutinador de la votación que hoy exhibe; esa es la oposición que tenemos y que alguna responsabilidad podemos compartir en su con-

1

(El primero está publicado en: www.aporrea.org/actualidad/a68014.html)

14


formación. Seguirlo negando, o expresando que son o representan “la nada” nos aleja de la realidad que se ha venido conformando. 6. La hegemonía a construir no implica excluir a la oposición del debate político sin discriminar sobre las diferencias o coincidencias que puedan darse en las distintas áreas del país y con los distintos sectores sociales, gremiales y políticos.

De lo obvio. Venezuela en cifras 7. Si analizamos lo obvio, como son los números que arrojan las elecciones del 14 de abril y las comparamos con las anteriores dos elecciones presidenciales (diciembre 2006 y octubre 2008), observamos el comportamiento entre las fuerzas electorales de gobierno y la oposición, tenemos una marcada tendencia de la oposición a crecer y de las fuerzas chavistas a decrecer en su comparación relativa.

Resultados Electorales Presidenciales en forma relativa, de los años 2006, 2012 y 2013 Agrupamiento político

Diciembre 2006(%)

Octubre 2012(%)

Variación*

Abril 2013(%)

Variación*

Variación Total

Chavismo

62,9

55,1

(7,8)

50,8

(4,3)

(12,1)

Oposición

36,9

44,3

7,4

49,0

4,7

12,1

*Variaciones porcentuales. Entre paréntesis: disminuciones

8. Los valores absolutos nos muestran como el aumento del total de votos validos entre 2006 y 2012 es de 3.242.587, la MUD captó el 70,9% de los mismos por lo que aumentó más de la mitad de la votación obtenida en diciembre del 2006 (voto joven), mientras que los partidos de la revolución se incrementaban en un 12,1%, vale decir 882.052 votantes. 9. Al mantenerse el padrón electoral para abril del 2013 con respecto a octubre del 2012, el crecimiento de los partidos de la MUD se da en un 10,8 %, mientras que el chavismo disminuye en un 7,5 %. En valores absolutos significa que la MUD gano 711.337 votos, mientras que el chavismo perdió 615.626, es decir que crecieron aun por encima de nuestra pérdida. Lo único que lo explica es por la reducción de los votos nulos llegando a 220.859, lo que significó un 76,8% menos que en 2012, que unidos a la disminución de votos por otros en 51.393 hacen un total de 275.252 votos que dejaron de ser perdidos en 2012 para pasar a ser votos válidos en 2013.

15


Resultados Electorales Presidenciales en forma absoluta y relativa en los años 2006, 2012 y 2013

TTOOLLDDAA PPOOLLÍÍTTIICCAA

33 DDEE DDIICCIIEEM MBBRREE 22000066

77 DDEE OOCCTTUUBBRREE 22001122

1144 DDEE AABBRRIILL 22001133

VOTOS VÁLIDOS

VOTOS VÁLIDOS

% de variación

VOTOS VÁLIDOS

% de variación

GOBIERNO

7.309.080

8.191.132

12,1

7.575.506

(7,5)

OPOSICION

4.292.466

6.591.304

53,6

7.302.641

10,8

OTROS

28.606

90.303

215,7

38.910

(56,9)

VOTOS NULOS

160.245

287.550

79,2

66.691

(76,8)

VOTOS VALIDOS

11.630.152

14.872.739

27,9

14.917.057

0,3

VOTOS ESCRUTADOS

11.790.397

15.160.289

28,6

14.983.748

(1,2)

% PARTICIPACION

74,70

80,48

79,78

Entre paréntesis disminuciones porcentuales

10. Si unimos la disminución del chavismo, la de los votos nulos y la de los votos “otros” obtenemos un total de 890.878 votos. Como hubo 176.541 electores menos (entre octubre y abril), que son efectivamente los que no cambiaron de votos y pueden ser atribuible a cualquiera de los candidatos, tendríamos entonces 724.337 votantes agrupados en estas categorías que potencialmente hicieron válido su voto. Ahora bien, si asumimos que la disminución en el número de votantes (176.541), es atribuible 100% al chavismo, entonces los restantes 439.085 van a HCR, junto con lo que disminuyó Nulos y Otros, entonces la derecha obtendría 714.337 de aumento, cifra que se correlacionaría favorablemente con los 711.337 que obtuvo de incremento la MUD entre 2006 y 2013, y que se compara, alrededor de 170.000 votos por debajo, con lo que crecimos entre 2006 y 2012. Si relacionamos los votos entre 2006 y 2013 tenemos que mientras el chavismo creció en 266.426 votos, la MUD lo hizo en 3.010.175 (más de 11 veces nuestro crecimiento).

De lo obvio para el Zulia 11. El Chavismo, con el gobernador Arias Cárdenas venía de obtener en octubre del 2012 una contundente victoria en el Estado de 7,0% de ventaja, que significaron 128.857 votos, que en apenas seis meses se convirtieron en una pérdida de 93.581 votos. Si tomamos en cuenta que la derecha aumentó 117.257 votos (13,1 % con respecto octubre), se da una diferencia a favor de la MUD de 82.061 votos que representa un porcentaje de 5,6 %. Si lo vemos con respecto al 2006 y en comparación con la derecha tenemos que las fuerzas de la revolución incrementamos un total de 154.117 (21,3%) mientras que la derecha aumento 277.297 (40,6%) votos en el mismo período.

16


Resultados Electorales Gobernación del Estado Zulia en forma relativa Años 2006, 2012 y 2013 Tolda política

Diciembre 2006 (%)

Octubre 2012 (%)

Variación (%)

Abril 2013 (%)

Variación (%)

Variación Total

Chavismo

51,4

53,3

1,9

47,7

(5,6)

(3,7)

Oposición

48,5

46,3

(2,2)

52,1

5,8

3,6

17

Entre paréntesis cuando la variación ocurrida es de disminución

Resultados Electorales Presidenciales en cifras absolutas en el Estado Zulia para los años 2006, 2012 y 2013 TTOOLLDDAA PPOOLLÍÍTTIICCAA

33 DDEE DDIICCIIEEM MBBRREE 22000066

77 DDEE OOCCTTUUBBRREE 22001122

1144 DDEE AABBRRIILL 22001133

VOTOS VÁLIDOS

VOTOS VÁLIDOS

% de variación

VOTOS VÁLIDOS

% de variación

GOBIERNO

724.254

971.889

34.2

878.228

(9,6)

OPOSICION

682.992

843.032

23.4

960.289

13,1

OTROS

2.200

7.038

220.0

3.278

(53,4)

VOTOS NULOS

15.400

28.462

84.8

5.599

(80,3)

VOTOS VALIDOS

1.409.446

1.821.959

29.3

1.841.795

1,1

VOTOS ESCRUTADOS

1.424.846

1.850.421

29.9

1.847.394

(0,2)

% PARTICIPACION

73,19

79,38

79,20

Variación porcentual negativa entre paréntesis

12. Cabria preguntarse, sin haber aumentado el padrón electoral para las últimas elecciones: ¿De dónde salen los nuevos votantes de la derecha para el 2013? Tendríamos que identificar el aumento de los nuevos votantes entre 2006 y 2012 y encontramos que hubo 425.576 nuevos votos, cifra que obviamente se mantuvo ligeramente igual para abril de 2013, ya que por el contrario, dado que no hubo nuevos inscritos, los votos escrutados disminuyeron en 3.027 electores; por otro lado la disminución significativa de “otros” y nulos, que pasaron en conjunto de 35.500 (7.038 más 28.462) en 2006 a 8.877 en 2013, incorporaron así un total de 26.623 votos válidos nuevos. Entonces tenemos, que la variación de votantes disminuye para el chavismo en: 93.581 más 22.863 votos nulos, más 3.760 de “otros”, para un total de 120.204 y si a ello le restamos los que no votaron (3.027 electores), tendríamos un total de aumento estimado para la derecha de 117.177 votantes, cifra que se correlaciona


bastante bien con los 117.257 votos que efectivamente obtuvieron de aumento el 14 de abril del 2013 en el estado Zulia.

Los números de Maracaibo 13. De los números presentados para Maracaibo en la tabla siguiente observamos que gobierno y oposición incrementaron significativamente su votación entre 2006 y 2012, donde la oposición más que duplicó la ventaja que tenia sobre el gobierno al pasar de una diferencia de 34.120 a 58.214 votos, ello por que el incremento en el número de votantes, representado por los votos totales escrutados fue de 153.219, de donde la MUD aumentó su votación en 85.932 votos, el chavismo lo hizo en 61.380 correspondiéndose al 56,1 y 40,1 % respectivamente del total de votos escrutados. Para el 14 de abril del 2013, en el Municipio Maracaibo, de las 18 parroquias constitutivas perdimos 13, de las cuales habíamos ganado dos en octubre del 2012 (Francisco E. Bustamante y Manuel Dagnino) y las otras cinco restantes del municipio donde ganamos en todas también bajamos la votación en términos absolutos y relativos con respecto a la votación obtenida en el 2012. Si bien sólo hubo 723 votos escrutados de más con respecto a octubre, y los votos por “otros” se redujeron apenas en 292, los votos nulos alcanzaron la significativa cifra de 8.436 votos menos, mientras que la votación del chavismo mermó para el mismo período, octubre 2012 - abril 2013 en 36.202 electores para un potencial de votos a transferir de 45.653, que se compara favorablemente con los 46.563 votos incrementados por la MUD.

Resultados Electorales Presidencias en Maracaibo en cifras absolutas para los años 2006, 2012 y 2013

TTOOLLDDAA PPOOLLÍÍTTII-CCAA

33 DDEE DDIICCIIEEM MBBRREE 22000066

77 DDEE OOCCTTUUBBRREE 22001122

1144 DDEE AABBRRIILL 22001133

VOTOS VÁLIDOS

VOTOS VÁLIDOS

% de variación

VOTOS VÁLIDOS

% de variación

GOBIERNO

270.475

332.313

22,6

296.111

(10,9)

OPOSICION

304.595

390.527

19,3

437.180

11,9

OTROS

1.008

2.526

150,6

1.234

(51,2)

VOTOS NULOS

6.654

10.585

59,1

2.149

(79,7)

VOTOS VALIDOS

576.078

725.366

25,9

734.525

1,3

VOTOS ESCRUTADOS

582.732

735.951

26,3

736.674

0,1

% PARTICIPACION

73,19

79,38

79,55

18


Resultados Electorales Presidenciales en Maracaibo en forma relativa, años 2006, 2012 y 2013

Tolda Política

Diciembre 2006 (%)

Octubre 2012 (%)

Variación (%)

Abril 2013 (%)

Variación (%)

Variación Total

Chavismo

47,0

45,8

(1,2)

40,3

(5,5)

(6,7)

Oposición

53,0

53,8

0,8

59,5

5,7

6,5

19

Resumen de los votos chavistas 14. En términos generales para abril del 2013, mientras la ventaja del chavismo a nivel nacional fue de 272.865 con una pérdida de 615.626 votos, en el Estado Zulia perdimos 93.581 votos lo que representa el 15,1% de lo que perdimos nacionalmente, mientras que el aporte de votos del Zulia a Maduro fue del 11,6 % del total obtenido. En el 2012 la ventaja del presidente Chávez a nivel nacional fue de 1.599.828 votos, aumentando la votación en 882.052 con respecto al 2006, en el Zulia aumentamos 247.635 votos lo que representa el 15,5 % del aumento nacional y el 11,9% de la participación global en el país de los votos de Chávez, es decir la votación del Chavismo en el Zulia mantiene su participación a nivel nacional. Para Maracaibo la situación confirma la caída global de las fuerzas chavista de 36.202 votos al aportar el 3,0 % de la votación nacional (en el 2006 había sido el 3,4%), a nivel regional había sido del 34,9% en el 2006 vs el 33,7% en el 2013.

Otras consideraciones. Sin pretender tener una visión completa y acabada sobre la situación política del país si podemos suponer que en ella se conjugan una serie de circunstancias, que terminan configurando un complejo cuadro político, que obliga a una mirada sistémica de las fuerzas en juego. En primer lugar un avance de la derecha en términos electorales revestida de ciertos vestigios democráticos, que esconde fines no democráticos, ello es evidente que ocurre por la incapacidad del gobierno para reducirla en su expresión cuantitativa y cualitativa, a través del convencimiento sobre las bondades del proceso político, económico y social que se adelanta. Es obvio que no todos los que dirigen a la MUD podrán ser convencidos del uso de la renta del petróleo para cubrir los déficits sociales que tiene el Estado con las grandes mayorías, de atacar los privilegios históricos que han existido donde medra esa derecha o de fortalecer la construcción de la democracia participativa a partir del poder popular; pero se hace inconcebible que las bases populares que los acompañan respondan a intereses de clases distintos a los suyos e ignoren estos procesos como de su propio interés . Entonces hay que buscar las causas de ese crecimiento electoral en razones que ya algunos, incluyendo el presidente Chávez, advirtieron o hemos advertido.


La falta de control político sobre la gestión pública, tanto por los partidos de la alianza como por los órganos institucionales, incluyendo la Asamblea Nacional, la Contraloría General de la Republica y la Fiscalía, han hecho de la gestión pública, una acción ineficiente o al menos sin respuestas a estos y otros temas de interés nacional, los casos como: la comida podrida, la corrupción en el poder judicial (Magistrado destituido sin más consecuencias) y los recursos dilapidados en programas como los aportes a las cooperativas, requieren respuestas. En diciembre del 2004 el presidente Chávez anuncio la necesidad de asumir los procesos de revisión, rectificación y reimpulso (3R), solicitud que pareciera se perdió en el vacío, ya que han sido muy pocas las instituciones que se abocaron a estas consideraciones. Un elemento relevante a señalar es como superar el marco referencial de la propaganda como concepto para insertarnos en un concepto de comunicación política, más amplio, dinámico y complejo, en tanto ello implica incorporar a lingüistas, filósofos, educadores, en general cientistas sociales, para posicionar en el imaginario colectivo de los venezolanos los ideales de justicia social, libertad, democracia, solidaridad, honestidad, respeto al medio ambiente, prosperidad, cooperación, seguridad social, valoración al trabajo, entre otros; promoviendo la convergencia con sectores, partidos y movimientos sociales, académicos y gremiales en torno a la difusión y defensa de esos principios y valores. Es la manera cómo podemos profundizar en una comunicación efectiva con la sociedad toda, creando los marcos que movilicen nuestro interés, se trata entonces de crear identidad con los grupos de intereses comunes alrededor de esos y otros valores y principios de universal aceptación por los venezolanos. Más allá de estas consideraciones, reitero lo que todos sabemos: que la verdad por sí misma no garantiza su aceptación, debemos indagar el porqué las bases populares que acompañan a la derecha creen lo que creen y pedir que nos acompañen en compartir los grandes fines morales y éticos que definen la acción de nuestros valores. El deslinde con las fuerzas de la derecha es claro y debatible, se trata de la posibilidad de seguir por la senda de la creación de un país marcado por justicia social, con eficiencia productiva y valoración de lo público desde la gestión humanista y democrática del poder, o la propuesta nada encubierta de meterlo de nuevo en la lógica de los intereses del capitalismo imperial, con las perversidades del neoliberalismo conservador que ha sembrado de miseria al mundo, promueve la quiebra del Estado de Bienestar y de los Estados nacionales, privilegia el mercado sobre las necesidades humanas, favorece al capital financiero y atenta contra el sentido democrático y humano de la gestión pública. Allí está el debate, sustentado por la apropiación de la renta petrolera para volcarla a las grandes metas del país donde le damos viabilidad a esos grandes propósitos, combatiendo las perversidades que representan la corrupción y la ineficiencia. Me atrevo a adelantar un aporte al que hacer del futuro inmediato, no único; creo que es necesario promover un diálogo franco con las Universidades Nacionales que permita incorporar al desarrollo del país el trabajo que miles de profesores y estudiantes que por décadas de estudios , investigaciones, trabajos de ascenso, de grado y de post grado, seminarios, tesis doctorales y otros más, pueden ser útiles en las distintas áreas para el bienestar de la sociedad en general y que esperan por el llamado del gobierno para insertarse el desarrollo del país. En las Universidades Nacionales, y me refiero a las históricas en concreto UCV, LUZ, ULA, UDO, UC, USB, UCLA, al lado de las recién fundadas, hay respuestas a los problemas que el país enfrenta, está el talento, las capacidades y la voluntad para coadyuvar a las soluciones que se requieran y a ello estamos especialmente obligados.

20


Es angustiante ver como por ejemplo se desarrollan programas de vital interés para el país y la sociedad en general: vivienda, industrialización, desarrollo agrícola, y en general se abordan grandes temas sociales, económicos, políticos y culturales sin la participación de las Universidades Nacionales que han acumulado saber por décadas en esas áreas, además que existen y pueden existir aun más trabajos orientados a cubrir esos requerimientos, planteo por ejemplo que toda la transferencia tecnológica que al país llegue lo haga a través de acuerdos que incorpore a las universidades, que por mandato de Ley, debe servir para la búsqueda del bien común de la sociedad en general, y a ello debe estar orientada, las Universidades Nacionales, no son las Autoridades Rectorales, hay cientos de profesores, docentes e investigadores, estudiantes de pre y postgrado que están en condiciones de asumir estos compromisos, esto es una necesidad que debemos asumir desde nuestra visión y compromiso. Los universitarios enfrentamos las tendencias neoliberales que se dieron en el país y que pretendían conculcar derechos sociales y políticos, hoy en día solo con una valoración plena de la democracia y del ejercicio de la crítica estaremos en mejores condiciones para seguir profundizando y defendiendo este proceso revolucionario; porque al final del día el tema por ejemplo, de la construcción del sujeto revolucionario, la eficiencia y la eficacia de la gestión, el carácter de la democracia, la valoración de la otredad, los alcances de la propiedad privada, las nuevas relaciones sociales de producción, el cambio cultural, los derechos sociales, la construcción de mayor bienestar material, la producción de bienes culturales de carácter masivo, la protección del medio ambiente, lago y carbón de por medio, el desarrollo local, transporte y comunicaciones , el desarrollo económico local, entre otros; son temas que nos ayudarán a construir ese futuro por los cuales batallamos diariamente y que no se agotan en una confrontación electoral que siempre asumimos con entusiasmo y compromiso, pero que pareciera que solo funciona ante la lógica de lo electoral.

De la Democracia La construcción del poder popular, haberlo visibilizado y dado contenido es sin duda la más poderosa arma política que el presidente Chávez impulsó. Hoy es necesario su fortalecimiento tanto a nivel institucional como cultural, una mayor coordinación con los gobiernos locales y una profundización en las prácticas democráticas y de convivencia solidaria deben ser marco referencial para lograr su mejor desempeño, su legitimidad y darle el rostro humano al socialismo del Siglo XXI. El presidente Chávez asumió en la campaña del 7 de octubre del 2012, la oportunidad de hacer un mejor gobierno en el periodo 2013-2019, profundizando el carácter humanístico del mismo, fortaleciendo el poder popular, generando bienestar social, mediando entre los derechos y las necesidades de la población. Desde nuestro compromiso y militancia asumimos que no ha sido suficiente el llamado a las tres erres lineales o primigenias para la efectiva Revisión, Rectificación y Reimpulso, (no conozco organismo alguno que las haya asumido) ni a las tres erres cuadradas de Reunificación, Repolarización y Repolitización (más recientes y necesarias, sin embargo mas asumidas por los colectivos y menos por los distintos niveles de gobierno), antes que lleguen o se enuncien las tres erres al cubo, hagamos un ejercicio desde lo individual a lo colectivo de cómo atendemos el llamado, que en su oportunidad, hizo el presidente Chávez para mejorar la gestión pública. Darle contenido a la democracia pasa por consolidarla como un instrumento que es capaz de darle bienestar a todos, en tanto mayorías y minorías quedan cobijadas bajo su seno a partir de los valores de la sociedad reflejados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela , que en continuo hacer se desarrollan, para los venezolanos de esta época los valores democráticos no son subsidiarios de las lógicas económicas del lucro: justicia, libertad, igualdad, inclusión, convivencia, respeto por el otro, solidaridad prevalecen sobre el consumo de valores de uso nocivos, degradantes al hombre y la naturaleza y

21


La construcción del poder popular, haberlo visibilizado y dado contenido es sin duda la más poderosa arma política que el presidente Chávez impulsó. Hoy es necesario su fortalecimiento tanto a nivel institucional como cultural, una mayor coordinación con los gobiernos locales y una profundización en las prácticas democráticas y de convivencia solidaria deben ser marco referencial para lograr su mejor desempeño, su legitimidad y darle el rostro humano al socialismo del Siglo XXI.

Darle contenido a la democracia pasa por consolidarla como un instrumento que es capaz de darle bienestar a todos, en tanto mayorías y minorías quedan cobijadas bajo su seno a partir de los valores de la sociedad reflejados en la Constitución (…)para los venezolanos de esta época los valores democráticos no son subsidiarios de las lógicas económicas del lucro: justicia, libertad, igualdad, inclusión, convivencia, respeto por el otro, solidaridad prevalecen sobre el consumo de valores de uso nocivos, degradantes al hombre y la naturaleza y al despilfarro de bienes desechables que promueven el egoísmo, la esquizofrenia y el consumismo como un fin social en sí mismo.

al despilfarro de bienes desechables que promueven el egoísmo, la esquizofrenia y el consumismo como un fin social en sí mismo. Ello hace imperativo la construcción de ciudadanía para la transformación y el cambio cultural, la cultura dejaría de ser el sólo referente al espectáculo para arraigarse en el hacer de lo cotidiano, que se expanda desde la forma y modo de relacionarnos con nosotros mismo, en nuestro espacios más inmediatos de pareja, familia, comunidad, trabajo y en general la sociedad y la naturaleza, hasta la manera de alimentarnos, uso del tiempo libre, salud, disfrute y consumo de los bienes culturales, por nombrar algunos. Son las tensiones entre la propuesta de una sociedad que se propone construir niveles superiores de bienestar social y otra decadente que se ahoga en la violencia que ella misma engendra. Solo cuando la producción de bienes materiales y culturales respondan al bienestar general de la sociedad, donde lo público sea tan o más valorado que lo privado, donde la eficiencia esté garantizada al igual que el ejercicio de la crítica y el respeto y reconocimiento a la dignidad de todos, minorías y mayorías, a participar en los asuntos públicos y al bien vivir ,la democracia y el cambio social serán perdurables, y ello en si no es una meta al largo, ni siquiera al mediano plazo es un hacer diario desde lo inmediato. No es un Dios, cualesquiera sea su rostro, quien podrá garantizar estos logros, serán nuestras propias acciones quienes mejor podrán garantizarlos. Los teóricos de la ciencia política al identificar las características de los distintas sociedades de nuestro tiempo reconocen hoy en la gran empresa privada y en especial en los medios de comunicación y en la propia burocracia estatal los grandes enemigos de la democracia participativa, tal como lo fueron la nobleza y la iglesia en el pasado, son ellos los que tratan de desvirtuar y minimizar los niveles de participación de los trabajadores y pueblo en general en los asuntos públicos. En nuestra realidad muy particular, Venezuela cuenta con la suficiente fortaleza de un Estado que ha impulsado en todos los planos la participación popular a lo largo y ancho del país. Pero hay que insistir en que el poder popular se ha de construir a la par que se le da contenido a la de-

22


mocracia participativa, ya no solo elegimos sino que debemos controlar a quienes nos gobiernan, haciendo el hacer compartido con una ética acorde con los valores y principios democráticos, yendo incluso a la construcción de programas de gobierno de manera activa a todos los niveles, a impulsar iniciativas legislativa y a ejercer el derecho a veto a aquellas iniciativas que afecten a la sociedad o al territorio. Por razones históricas, la llegada de Nicolás Maduro a la Presidencia de la Republica representa la oportunidad para augurar un fortalecimiento en movimiento sindical venezolano que se visualice en dos objetivos medibles: el aumento del número de los trabajadores sindicalizados y la unidad del movimiento sindical. Anexo

Como quiera que de las complejas realidades sociales que imperan en Venezuela, una de las más dramáticas es la situación carcelaria me permito circular un pequeño artículo publicado en el Diario de Caracas y que a mi juicio mantiene una lamentable vigencia, pero a su vez muestra como la gestión pública se devalúa frente a la incapacidad de dar respuestas efectivas a situaciones dramáticas de primer orden. Una propuesta para un cambio deseado. La situación conocida que se vive en los centros penitenciarios del país refleja la misma realidad social del mismo: un hombre y una sociedad en general sumida en el abandono y el maltrato familiar, construida desde relaciones con marcadas carencias en lo afectivo y con efectos inmediatos en los procesos de arraigo, identidad, socialización y relacionamiento. Reiteramos, lo que pasa en las cárceles no es distinto a lo que está subsumido en la realidad venezolana y que nos negamos a ver en su totalidad. La marginalidad no es en sí misma una condición socio-económica, es, ante todo, una condición cultural que refleja la manifestación de una conjunción de problemas, que durante muchos años se han acumulado y afectan a gruesos sectores de nuestra población. Llamar genéricamente a los sectores mayoritariamente más vulnerables y sometidos a mecanismos de control social, a la asistencia pública o al abandono total: “privados de libertad”, “damnificados”, “refugiados”, “indigentes” o de cualquier otro modo, escondería el verdadero y profundo drama humano que se encuentra tras de cada uno de ellos, tras de cada familia, drama que va mas allá de la pérdida de la libertad o de los, quizás muy pocos, bienes materiales, es, esencialmente, la pérdida y cambio forzoso del espacio vital de arraigo, de la entrada al mundo de una incertidumbre vital mucho mayor que la que le acarreaba su ubicación socioeconómica real. Las consecuencias emocionales de estas situaciones límite suelen ser nefastas: perdida de arraigo, ruptura traumática de los, no pocas veces débiles, nexos familiares, profundización de la desesperanza aprehendida, y aprendida sensación y convicción de impotencia, la profundización de las retrógradas creencias de la imposibilidad de controlar individual o colectivamente el futuro, ira contenida y difusa, la instalación de cuadros depresivos profundos, son entre otras, algunas de las manifestaciones vitales que se presentan en estas situaciones, las cuales, no sólo afectan el presente, sino que se manifiestan en el futuro como severas enfermedades orgánicas y psíquicas. Sin dejar de mencionar, por supuesto, la gravedad de la violencia encarnada en sus vivencias mismas, desatada en su acción, practicada en su cotidianidad, desde una manera de ser su "si mismo" enajenado y alienado. Entender esta violencia sin considerar la desestructuración que sufre la familia es un ejercicio vacio e inocuo en cuanto a las resoluciones que se implementen, dado lo fuertemente

23


marcadas en que se encuentra por el maltrato y el abandono por parte de quienes deberían facilitar los procesos de socialización y que en su ejercicio de la autoridad y la fuerza, como mecanismos de interrelación, no hace sino aumentar la desvalorización permanente del niño, joven, adolescente y de la mujer, en particular, a lo que se le suma la ignorancia crasa sobre estos procesos promovida por perversos comportamientos de los llamados “massmedia”, que pretenden llenar estos vacios. Lo señalado se torna más dramático, si nos detenemos por un momento a pensar que muchas de esas manifestaciones emocionales, que son altamente inmovilizadoras de las personas, pueden arraigarse profundamente y de manera permanente en la población de niños y jóvenes, si la familia no cuenta con los recursos emocionales y vitales que le permitan superar esta situación. Existen varios diagnósticos precisos y detallados sobre esta situación. Acá sólo quiero poner en la agenda pública la posibilidad de que autoridades y responsables de formular políticas públicas, en esta área, puedan evaluar directamente los aportes que el Dr. Manuel Barroso tiene para poder intervenir en esta población (“Autoestima: Ecología o Catástrofe”, “Autoestima del Venezolano: Democracia o marginalidad”, “La Experiencia de ser Familia”, “Crisis: La Cultura del Subdesarrollo”, entre otros títulos). Sé de las fortalezas del modelo que el Dr. Barroso maneja y las posibilidades de cambio que ello representa. El Dr. Barroso en alguna oportunidad participó en mesas de trabajo sobre el problema de la violencia en Venezuela, al inicio del primer período del presidente Chávez, es un destacado profesional de la psicología y consultor en desarrollo humano, que tiene experiencia tanto en el área organizacional como social, aportando a la resolución de complejos problemas en cuanto a la valoración de la condición humana en la búsqueda del bienestar personal y social. Más allá del enfoque jurídico que atiende el llamado retardo judicial o el policial, que va a la necesidad impostergable de tomar acciones contra la impunidad, o la necesaria también prevención al delito a través de mayor vigilancia y control, o del mejoramiento de las condiciones materiales de reclusión, agravadas por los niveles de hacinamiento en que se encuentran los detenidos, todas acciones necesarias, no van a la esencia del problema de la violencia y por consiguiente de la inseguridad; queremos enfatizar que el enfoque de una solución orientada desde el cambio cultural, que considere al individuo en su integralidad psicosocio-afectiva y rescate desde el mismo ser su capacidad de hacerse responsable de su bienestar, de su respeto y valoración de sí mismo, del otro y de su entorno, es lo que podría promover respuestas definitivas a largo plazo, de allí que reitero esta propuesta de acercar a los hacedores de políticas públicas a los planteamientos de intervención, que pueda implementar este eminente venezolano con la esperanza de contribuir al desarrollo humano deseado por todos.

*Economista, profesor universitario de LUZ

24


Elecciones Presidenciales de 2013 en cifras COMPARACION ELECCIONES PRESIDENCIALES ENTRE EL AÑO 2012 Y AÑO 2013 Elecciones 2012 Estados

Hugo Chávez Votos

Nacional

Henrique Capriles

%

Votos

%

Elecciones 2013 Diferencia Votos

Nicolás Maduro %

Votos

%

Henrique Capriles Votos

Diferencia

%

Votos

%

8,191,132

55.1

6,591,304

44.3

1,599,828

10.8

7,586,251

50.6

7,361,512

49.1

224,739

1.5

695,162

54.8

564,312

44.5

130,850

10.3

651,062

51.3

611,359

48.2

39,703

3.1

Amazonas

39,056

53.6

33,107

45.5

5,949

8.2

38,271

52.5

34,591

47.4

3,680

5.0

Anzoátegui

409,499

51.6

378,345

47.7

31,154

3.9

383,125

47.3

424,685

52.5

41,560

-5.1

Apure

155,988

66.1

78,358

33.2

77,630

32.9

142,023

61.8

87,610

38.1

54,413

23.7

Aragua

552,878

58.6

384,592

40.8

168,286

17.8

512,379

54.1

432,265

45.6

80,114

8.5

Barinas

243,618

59.2

165,135

40.2

78,483

19.1

214,671

52.2

196,138

47.7

18,533

4.5

Bolívar

387,462

53.7

327,776

45.5

59,686

8.3

351,988

47.9

381,075

51.8

29,087

-4.0

Carabobo

652,022

54.5

537,077

44.9

114,945

9.6

610,625

50.5

595,241

49.2

15,384

1.3

Cojedes

116,578

65.3

60,584

33.9

55,994

31.4

108,018

61.2

68,264

38.7

39,754

22.5

54,963

66.8

26,506

32.2

28,457

34.6

51,207

61.6

31,700

38.2

19,507

23.5

Falcón

296,902

59.9

195,619

39.5

101,283

20.4

266,239

53.0

234,747

46.7

31,492

6.3

Guárico

249,038

64.3

135,451

35.0

113,587

29.3

230,632

59.3

157,766

40.6

72,866

18.7

Lara

499,525

51.5

463,615

47.8

35,910

3.7

470,203

47.7

512,604

52.0

42,401

-4.3

Mérida

227,276

48.5

239,653

51.1

12,377

-2.6

202,866

42.9

269,383

56.9

66,517

-14.1

Miranda

771,053

50.0

764,180

49.5

6,873

0.4

737,126

47.3

815,128

52.3

78,002

-5.0

Monagas

272,480

58.4

191,178

40.9

81,302

17.4

262,349

55.5

209,708

44.3

52,641

11.1

Nueva Esparta

132,452

51.0

125,792

48.5

6,660

2.6

125,143

46.9

141,236

52.9

16,093

-6.0

Portuguesa

327,960

70.9

131,100

28.3

196,860

42.6

303,982

65.5

159,085

34.3

144,897

31.2

Sucre

280,933

60.2

182,898

39.2

98,035

21.0

269,494

57.5

198,706

42.4

70,788

15.1

Táchira

274,573

43.3

356,713

56.2

82,140

-13.0

235,303

37.0

400,121

62.9

164,818

-25.9

Trujillo

252,051

64.1

139,195

35.4

112,856

28.7

233,892

59.7

156,449

40.0

77,443

19.7

Vargas

127,246

61.5

78,382

37.9

48,864

23.6

118,752

57.1

88,392

42.5

30,360

14.6

Yaracuy

194,412

60.0

127,442

39.3

66,970

20.7

184,337

56.5

140,997

43.2

43,340

13.3

Zulia

971,889

53.3

843,032

46.3

128,857

7.1

878,483

47.7

960,383

52.1

81,900

-4.5

Embajadas

5,716

8.5

61,229

90.5

55,513

-82.1

3,919

6.3

53,845

93.4

49,926

-87.1

Inhóspitos

400

92.2

33

7.6

367

84.6

162

34

17.3

128

65.3

Distrito Capital

Delta Amacuro

82.7

25


DIFERENCIA ENTRE ELECCIONES 2012 Y 2013

Diferencia 2012 - 2013 Estados

Gobierno

Capriles

Votos

%

-604,881

-4.46%

770,208

4.81%

-44,100

-3.50%

47,047

3.67%

-785

-1.16%

1,484

1.96%

Anzoátegui

-26,374

-4.26%

46,340

4.80%

Apure

-13,965

-4.33%

9,252

4.89%

Aragua

-40,499

-4.56%

47,673

4.83%

Barinas

-28,947

-7.05%

31,003

7.53%

Bolívar

-35,474

-5.86%

53,299

6.37%

Carabobo

-41,397

-3.98%

58,164

4.36%

Cojedes

-8,560

-4.15%

7,680

4.71%

Delta Amacuro

-3,756

-5.21%

5,194

5.92%

Falcón

-30,663

-6.83%

39,128

7.29%

Guárico

-18,406

-5.03%

22,315

5.58%

Lara

-29,322

-3.74%

48,989

4.27%

Mérida

-24,410

-5.57%

29,730

5.85%

Miranda

-33,927

-2.67%

50,948

2.78%

Monagas

-10,131

-2.89%

18,530

3.39%

-7,309

-4.12%

15,444

4.49%

Portuguesa

-23,978

-5.44%

27,985

5.94%

Sucre

-11,439

-2.75%

15,808

3.17%

Táchira

-39,270

-6.32%

43,408

6.64%

Trujillo

-18,159

-4.40%

17,254

4.59%

Vargas

-8,494

-4.39%

10,010

4.63%

Yaracuy

-10,075

-3.46%

13,555

3.91%

Zulia

-93,406

-5.66%

117,351

5.86%

Embajadas

-1,797

-2.18%

-7,384

2.83%

Inhóspitos

-238

-9.51%

1

9.74%

Nacional Distrito Capital Amazonas

Nueva Esparta

Votos

% 26


COMPARACIÓN ELECCIONES PRESIDENCIALES 2012 – 2013 POR PARTIDOS POLÍTICOS QUE APOYARON AL GOBIERNO

PARTIDOS POLÍTICOS

ELECCIONES 2012 %

6,386,699 42.94%

RESTO PP*

Votos

%

6,192,567 41.32%

Votos

%

-194,132

-3.04%

489,941

3.29%

283,612

1.89%

-206,329

-42.11%

170,450

1.14%

247,620

1.65%

77,170

45.27%

156,158

1.04%

210,452

1.40%

54,294

34.77%

220,003

1.47%

117,460

0.78%

-102,543

-46.61%

121,735

0.81%

104,760

0.69%

-16,975

-13.94%

198,118

1.33%

94,273

0.62%

-103,845

-52.42%

185,815

1.24%

93,185

0.62%

-92,630

-49.85%

89,622

0.60%

89,981

0.60%

359

0.40%

46,270

0.30%

46,270

43,627

0.29%

36,135

0.24%

-7,492

-17.17%

69,988

0.47%

25,055

0.16%

-44,933

-64.20%

58,509

0.39%

22,521

0.15%

-35,988

-61.51%

22,325

0.14%

22,325

35

0.00%

-432

0.00%

8,191,132 55.07%

7,586,251 50.78%

-604,881

-7.38%

6,386,699

6,192,567

-194,132

-3.04%

1,803,966

1,393,649

-478,912

-22.75%

467

VTV

PSUV

DIFERENCIA ENTRE ELECCIONES 2013 - 2012

27 Votos

TOTAL

ELECCIONES 2013

*PP= Polo Patriótico

0.00%


RESUMEN DE LA PARTICIPACIÓN EN LAS ELECCIONES Elecciones 2012

Elecciones 2013

Electores esperados

18,903,937

18,904,364

427

Electores en actas transmitidas

18,854,383

18,892,536

38,153

Electores escrutados

15,176,253

15,056,160

-120,093

Participación relativa

80.49%

Votos escrutados

15,160,289

Votos Válidos

14,872,739

98.10%

Votos Nulos

287,550

1.90%

Actas Totales

39,338

Número de Actas Procesadas

39,233

79.69% 15,053,666

99.73%

0,01

-0.80%

28

-106,623

14,986,744 99.56% 66,922

DIFERENCIA

0.44%

114,005

1.45%

-220,628

-1.45%

39,376

38

39,294 99.79%

61

0.06%

La crisis electoral de la revolución bolivariana hay que analizarla a partir de un análisis profundo de las brechas alcanzadas hasta ahora, no tratarla de manera superficial, utilizando diversos datos que permiten minimizar los problemas existentes, maquillar las estadísticas electorales, o desviar la atención sobre logros inexistentes. Hemos planteado en otro trabajo que lo sucedido no debió causar sorpresa alguna, pues la tendencia de la irregularidad del voto en la revolución bolivariana era un hecho constatable desde el año 2007.

Si todavía hay crédulos que consideraron que era posible objetivamente conquistar, a partir de la tendencia histórico-electoral realmente existente entre 20072010 los llamados 10 millones de votos, no queda otra consideración que decirles: ¡cayeron por inocentes! Era improbable estadísticamente conquistar esos 10 millones de votos, y a los síntomas nos referimos cuando observamos la tendencia de las brechas expresadas en valores relativos o porcentajes de ventaja entre la opción bolivariana y la opción opositora Javier Biardeau R. Memorando de Alerta al Pueblo Bolivariano: Sí hay crisis electoral en la Revolución. Aporrea, jueves, 09/05/2013


Del socialismo ignaro al nazismo salvaje Por Américo Gollo Chávez* De Chávez sólo quedará la memoria trágica de quien habiendo tenido todas las oportunidades de transformar a Venezuela sólo logró la culminación de su destrucción en breve lapso. Cuarenta años, para establecer un límite formal, mucho más arbitrario que científico, fueron suficientes al Pacto de Punto Fijo, (AD, Copei, la Iglesia, Fedecámaras, las universidades, las fuerzas armadas… etc.) para que la crisis hiciera su clímax. El partido convertido en maquinarias electorales, la negación de la democracia, ajenas a toda teoría política, ayunos de ética, minados por la corrupción, sus militantes en clientes, sus dirigentes en jefes absolutos, caudillos o dictadores, e incluso ídolos. Betancourt caudillo, medianamente idolatrado. Caldera ídolo, caudillo y, ambos, ególatras, sus militantes vasallos, súbditos excluidos, la sociedad sin posibilidades de participación real y, menos, de presencia en la orientación y toma de decisiones. Objetos vulnerables a la crítica de los medios, que, en efecto descalificaron y fueron y desplazaron el papel del partido, hasta ser agentes fundamentales de su destrucción y fuentes de la construcción de una conciencia social de repudio y negación de la función política del partido. La iglesia, parte del banquete, cuyas consecuencias mantiene consigo, las universidades en proceso de degradación y negación de sí mismas, a partir del reglamento Leoni y de la reforma Caldera, que en su interior legalizó las conductas de la Realpolitik en sustitución casi absoluta del valor académico. La fuerza irracional sustituyó la auctóritas del saber, del conocimiento, del arte. La profesionalización de la política, como juego de las relaciones de poder y con ello la desaparición de la ética. Para describir su tragedia señalé que en la universidad un voto vale más que un teorema y un poema carece de valor, el pedagogicismo enterró la ciencia y la investigación fue reducida a sobrevivir en catacumbas, condenada a la mendicidad. Los gremios, ah, señor, monstruos traficantes del poder bajo autócratas vitalicios. Las fuerzas armadas, parte del reparto y custodios privilegiados de los placeres del banquete… en fin, caos ético, caos social, caos moral… y las respuestas propuestas meras acciones para el “cambio” que todo deja igual. Pero, digamos algo más, en ese universo muy incompleto en su descripción, el levantamiento de Chávez sonó moralmente justificado, políticamente necesario, y al principio el propio Chávez fue víctima de ese juego macabro. El medio se hizo mensaje. La derrota militar de Chávez, el “por ahora” devino en el mayor triunfo político en la historia del país, porque en el reconocimiento de la derrota asumió y amplió la responsabilidad por lo hecho y el compromiso para liderar la esperanza. El error de los factores que se afincaron en él para el disfrute del poder consintió en desconocer las cualidades del personaje, en presuponer que sería controlable, de allí que salvo excepciones con diferencias en algunos casos cualitativas, en lo ético, lo económico, lo social, todos los demás estaban con Chávez. Todos eran “chavistas”. Los medios, empresarios, iglesias… esta verdad no se puede callar. Chávez se hizo gigante porque los intereses de poder, en ese momento, lo hicieron Goliat. La ruptura que con él vendría nunca tuvo fundamentos teóricos, de principio, sino de intereses. El paro petrolero, el narcicismo de los generales de Altamira (¡qué baja mira!), el golpe de abril, son evidencias y hay quienes aún piensan que mucho de ello fue parte del juego político del propio Chávez, pero prescindiendo de cualquier valoración, el hecho real

29


fue que tales “eventos” facilitaron y justificaron el afianzamiento del poder de Chávez y reafirmaron su influencia y poder determinante en la conducta de las masas, de la mayoría de la gente de abajo y de importantísimos sectores de la clase media y alta, religiosos, económicos, militares. Pero el país que Chávez recibió en agonía, lo exterminó el Supremo, nada cuesta demostrarlo. Sin mitificar el pasado, todo está en peores condiciones que las vividas en aquella era. Ha crecido la corrupción, la dependencia económica y tecnológica es abismal, el atraso científico es directamente proporcional a la sumisión política más que al modelo cubano, que lo emula en lo represivo, policial, la exclusión, la delación, sino mucho más y peor que eso convertidos en adoradores fundamentalistas de Fidel, idólatras, cuya alienación reviste tales grados, que el propio Chávez escogió a Cuba como el altar de su inmolación. La iglesia de hoy también en crisis se mueve en un péndulo que se desliza entre Porras y Moronta. A mejor prueba, la escala entre Vidal y Palmar. Entre esas misas en cadena para adorar a Chávez y fomentar su idolatría y la de los sacerdotes, que optan por sacar a los mercaderes del templo. Las universidades, las más, pacen en un mundo ajeno a la verdad, han hecho del silencio su pasto y de la prudencia cómplice, su potrero. Han convertido el claustro en el espacio de “El Emboscao”, que alimenta su lujuria en los placeres del poder sin gloria y en el goce de las limosnas del padrote Gobierno. La constitución, la división de poderes, así como la honestidad, la eficacia, en fin… sin ropaje formal, desnudas están al servicio del poder mientras la realidad cotidiana está en manos de la delincuencia, la inseguridad, impunidad. He demostrado en diversos textos que la inseguridad, la exclusión, etc., son inversión deliberada del “proceso” en su empeño por controlar, mediante el terror la conducta social, proceso que está en decadencia acelerada, como evidencian los hechos políticos electorales, la MUD, las contradicciones in crescendo del PSUV… Pero, por qué ocurrió esto? Parte de la respuestas está en la historia arriba pincelada, pero la cuestión no tiene allí su centro, su núcleo, el fracaso de Chávez está en el vacio teórico de su propósito, en su relativización de la moral, en la sustitución de la razón por la idolatría en torno al mesías redentor, lo cual se hace insostenible cuando se dejan de hacer o disminuyen los milagros, hasta ahora mantenidos por la inmensidad de los ingresos petroleros, y en ese vacio se anidan las causas de su acelerada muerte. En efecto, su socialismo del siglo XXI carece total y absolutamente de sustentación teórica y en consecuencia no tiene posibilidad de realización. Su socialismo indoamericano, originario, bolivariano, robisoniano, zamorano, humanista, cristiano y cualquier ano mas… y las tres fuentes, Bolívar, Rodríguez, Zamora, para decirlo con generosidad, son una monstruosa farsa por las contradicciones en sus propios términos, lógicamente incompatibles y por su referencia historia imposibles de unir, demostración que sin esfuerzo alguno puede hacer cualquier curioso que revise la historia, algún diccionario de filosofía, de teología, pero que, para el caso, es sólo alimento de la cursilería de los sabios de la postmodernidad tropical o de intelectuales del dogmatismo bien rentado como Galeano, bien complacido como Coello, Ramonett y algunos otros como ellos, etc. Nada unía a las culturas precolombinas, las relaciones económicas, sociales, políticas constituían modelos autoritarios, despóticos, sus niveles científicos y tecnológicos carecían posibilidad de desarrollo y, hacer de Cristo y a Bolívar socialista es manipulación, burda ciertamente, pero propia de todo dictador siempre necesitado de justificar el origen divino, mágico religioso en la dirección de su propia auto justificación de dios o semidiós. Empero, esa charca nada tiene de ingenua, pues, permite al ignaro nadar en ella y en ese juego Chávez fue maestro. Si su socialismo es cualquier cosa que no es, cualquiera puede ser cualquier cosa que no sea. Ello hace imposible continuar su proceso, porque no hay ninguna idea coherente que sirva de fuente y de sustento al discurso político. Todo en vida giró en una visión deificada de sí mismo que como acto final se propuso proyectarla en una especie de médium, en un ser ungido, en donde por vía idolátrica se “reencarnara” él, lo cual fue un buen intento, pero nada es más difícil al espíritu del redentor, que Maduro, su autoproclamado hijo primogénito, esencial heredero, pueda cumplir con tan complicada tarea, no

30


por su desinformación académica, y muy menos por su origen social. Lo primero más bien pudiera ser una virtud que manipulada sea bien empleada para la identificación con sectores del pueblo llano, e incluso con quienes como tantos, sabemos que el título de doctor no hace doctos. Este es otro asunto, sólo la voluntad del hombre, su decisión, su dedicación y su trabajo lo hacen crecer y ser mejor. Son otros los motivos, que en síntesis reclaman a Maduro, más allá de ser el hijo donde el padre se proyecta, un líder para superar una crisis sin parangón, que reclama en su respuesta consenso crítico o, caer en el inmenso riesgo de hacerse dictador… La otra herencia de Chávez es la ausencia total de liderazgos medianamente informados, medianamente racionales, medianamente aptos para continuar el show. Ese hueco impone al chavismo transitoriamente, con alguna eficacia provisional jugar con componentes culturales de variado sincretismo, donde se encuentran el ungido y el médium. El brujo, el piache, el santero, el vudú, María Lionza, José Gregorio Hernández, Chávez, Bolívar, Guacaipuro, el Negro Felipe, todo ello, en un esfuerzo para poder mantener la unión por idolatría, acelerado proceso en camino y que está en el discurso de todos los chavistas dirigentes, cada quien empecinado en ser el mejor hijo, fiel al Padre y que ya se ve en el altar para su veneración, tanto en la momificación y exhibición de los restos “eternos” del supremo y el altar con el nombre del santo Hugo Rafael. Otra de las herencias insostenibles es la del racismo que se cultiva como división racial, afrodescendientes, aborígenes, en donde se anida la bondad, y los otros, blancos, la maldad. Pero es imposible que el racismo como tal tenga asidero en un país en donde la sexualidad es altamente liberal, los colores de las razas son la armonía que sustenta nuestro arcoíris genético, nuestras morenas y piel canela se realizan en los ojos azules de su marido, su compañero, amante y no hay rubio que no se sienta realizado en la piel de una morena, y así se ha hecho este país y así seguirá por los siglos de los siglos amen. Pero si estas herencias son frágiles y se sale de ellas en batallas de amor queda una, la de mayor gravedad. Chávez cultivó el odio como la fuerza que dio unión a quien por razones humanas, históricas goza de pocos o ningún bien material, cultural y anteponerlos a quienes tienen algo y algo más. La argucia de Chávez estuvo en culpar al rico de la pobreza y miseria de quien anda sin nada o muy poco posee, de modo que si este quita al otro sus bienes ello es un acto de justicia, de moral. En esto afinca el discurso Maduro, lo expone sin escrúpulos Diosdado, en fin… cada quien que mejor quiere ser el heredero reitera ese esquema. La misma argucia se utiliza contra el imperialismo. La misma argucia la usa Cuba y la ejemplifica con el bloqueo, mientras dentro crece la podredumbre sin moral, el hambre de bienes y de libertad. Ante esos vacios, ante tal herencia, ante un país destrozado material y éticamente, pero en un país donde la libertad se empeña en reabrirse sus caminos, vivimos el inmenso riesgo de que los amos del PSUV, civiles, militares… asuman, como su salvación, un modelo de represión sin límites, un modelo dictatorial que por falta de ideas, por falta de un mínimum de coherencia ideológica, de la cual gozaba el nazismo, además con dirigentes de una formación intelectual sólida como lo fueron algunos de sus ministros, los de propaganda siguen siendo una referencia por su eficaz malsana sabiduría, se conviertan en los jefes del nazismo salvaje, del cual, valga el ejemplo, Diosdado ha marcado el camino. El Chantaje a los diputados y a todo quien no reconozca a Maduro con la condena al mayor de los castigos, el silencio, del que el propio Maduro se hace eco, amenazando sin escrúpulo alguno a los gobernadores que no lo reconozcan a defenestralos. Dicho de manera sencilla: Yo soy el que soy y soy el jefe del estado, el jefe de gobierno y el amo de la justicia y la paz del silencio. El riesgo del país es pasar del socialismo ignaro al nazismo salvaje. Frente a ello la consciencia cultural, el diálogo, el combate por la verdad, la paz son el camino. *Filósofo, profesor titular de LUZ

31


Ante la crisis política nacional Por el Comité Ejecutivo del PSL El país atraviesa por una grave crisis política, como consecuencia del estrecho margen por el cual Nicolás Maduro, candidato del Psuv y el Polo Patriótico, se impuso al candidato de la MUD, Henrique Capriles Radonski. En las elecciones celebradas el pasado 14 abril, según las cifras oficiales, Maduro obtuvo 7.575.506 votos contra 7.302.641 votos obtenidos por Capriles, ganando la presidencia por una diferencia de tan sólo 272.865 votos. En ese marco, el candidato de la MUD y sus partidarios han exigido extender la auditoría del 54% al 100% de los comprobantes de voto impresos. A sabiendas de que la MUD y su candidato no son ejemplo de democracia, y que en el pasado reciente estuvieron involucrados en un golpe y en el parosabotaje petrolero, consideramos que es necesario diferenciar entre lo que representa la dirección proimperialista de la MUD, y la exigencia legítima de millones de personas que reclaman la auditoría de todos los votos, lo cual se constituye en un derecho democrático. El propio Maduro inicialmente estuvo a favor de la auditoría del 100%, tal y como lo expresó en el discurso pronunciado la noche del 14 de abril con motivo de su triunfo electoral, pero al día siguiente se produjo un recambio y se impuso el ala dura militar del gobierno encabezada por Diosdado Cabello, con la posición de no ampliar la auditoría. Ya conocemos las arbitrariedades y utilización abusiva de los recursos del Estado por parte del gobierno en estas y otras elecciones. Son los mismos procedimientos que la burocracia del gobierno utiliza en los sindicatos y en las organizaciones comunitarias para violar su autonomía; para oponerse a realizar elecciones democráticas y por la base, para imponer desde las gerencias de las empresas del Estado los consejos de trabajadores o para criminalizar la protesta. El ventajismo y las irregularidades propiciadas por el gobierno legitiman el reclamo de ampliar la auditoría, si bien hasta los momentos la MUD no ha presentado alegatos firmes para sustentar la tesis del fraude. El gobierno ha utilizado esta exigencia legítima para plantear que estaría en marcha un plan golpista por parte de la dirigencia proimperialista de la MUD. Nuestro partido considera que hasta los momentos no hay evidencias de que haya un golpe en desarrollo. El gobierno miente nuevamente utilizando el fantasma de un supuesto golpe para unificar a sus partidarios y justificar restricciones a las libertades democráticas como la prohibición de marchar aplicada a una convocatoria realizada por la MUD para el 17 de abril en Caracas. Los que pueden dar golpes son los militares y estos y el Estado Mayor, se han pronunciado pública y abiertamente en respaldo al gobierno, no hay por los momentos llamados a paros patronales, ni actos de insubordinación, tampoco hay llamados públicos a los militares a insubordinarse, tal y

32


como vivimos en el marco del golpe fascista y el paro petrolero de 2002. Pero debemos dejar en claro que de presentarse esa eventualidad en el futuro, nuestro partido lo enfrentaría de la misma manera en que lo hicimos en el 2002. Somos enfáticos en condenar a los responsables de la violencia que ha cobrado la vida de 7 personas y dejado a 60 heridos, producto de ataques perpetrados por grupos con rasgos fascistas. Repudiamos enérgicamente los actos de violencia ejecutados por partidarios de Capriles y la MUD contra sedes de Pdval, Mercal, CDI y otros servicios públicos, afectando con ello a los trabajadores y al pueblo. Así como también rechazamos las acciones de violencia llevadas a cabo por motorizados militantes del Psuv y partidarios del gobierno, cuyas acciones se asemejan a las de los cabilleros adecos de otros tiempos. Hacemos un enérgico llamado al pueblo a cerrar filas en contra de las expresiones de violencia fascista de quienes pretenden pescar en río revuelto Para nosotros es fundamental comprender el significado de la caída abrupta de la votación del candidato del gobierno, hecho que ha producido la crisis política que atravesamos. Sin lugar a dudas que esto es consecuencia del rechazo y cansancio de un sector importante de la población ante los innumerables problemas que se han acumulado a lo largo de los últimos años, incluso en sectores populares en los que el chavismo tradicionalmente tuvo una amplia mayoría. El descalabro electoral del Psuv y de Nicolás Maduro es continuidad del declive que el gobierno vive desde hace varios años. El descontento se aceleró en los últimos meses a consecuencia directa de la devaluación del 46,5% instrumentada por este gobierno el pasado mes de marzo que de un plumazo redujo el salario real de los trabajadores. Es expresión del cansancio de la población ante los continuos apagones, ante los bajos salarios, ante el deterioro de los servicios públicos y programas sociales, incluidas las Misiones, el empleo precario, la no discusión de los contratos colectivos, la criminalización de la protesta. Mientras, bajo un gobierno supuestamente “socialista”, siguen creciendo las ganancias de los empresarios y banqueros. Estas son las verdaderas causas de la crisis política que hoy se abre en el país. Ante esta situación, llamamos al pueblo a no brindar ninguna confianza a las dirigencias políticas de la MUD y el Psuv, que nos quieren utilizar como carne de cañón en un sordo conflicto que nada tiene que ver con nuestros intereses. En ese sentido, debemos imponer una agenda de lucha por aumento de salarios y por todos los derechos de los trabajadores y el pueblo. Debemos seguir el ejemplo de los universitarios que marcharon unidos el pasado 4 de abril, profesores, empleados y obreros, chavistas y no chavistas e independientes, exigiendo aumento salarial y demás reivindicaciones laborales. Esta marcha fue resultado de un proceso de unidad de acción que se viene produciendo entre el Fadess y la Unete, proceso que hay que potenciar en función de lograr un primero de mayo unitario, clasista, autónomo y combativo, en el que los trabajadores como clase social podamos dirigirnos al país para presentar nuestra propuesta, que no es otra, que un verdadero gobierno de los trabajadores y el pueblo. Los recientes hechos políticos ponen en el tapete el desafío de construir una opción política realmente revolucionaria y socialista, desde abajo. En la campaña electoral de octubre y en la de abril dijimos que ninguno de los dos candidatos mayoritarios resolvería los problemas de los trabajadores y el pueblo, y hoy reiteramos la importancia de construir una alternativa socialista y revolucionaria, que se convierta en herramienta de lucha para los trabajadores y el pueblo. Por el Comité Ejecutivo del PSL Orlando Chirino, Miguel Ángel Hernández, José Bodas, Armando Guerra, Simón Rodríguez Porras

33


¿Qué cosa debemos celebrar? Por El Pueblo Avanza (EPA) Ya el CNE dio el resultado irreversible del proceso electoral realizado el 14 de abril de 2013: el camarada Nicolás Maduro con un 50,77% (7.575.506) y Capriles con un 48,95% (7.302.641). Ya son centenares los artículos de opinión que se han escrito y se han publicado sobre el resultado electoral. Por no decir todos, casi todos reflejan una profunda preocupación de los articulistas el destino del proceso bolivariano. Pues, ha llegado un momento en que no sólo se deben abrir las puertas y ventanas a las críticas constructivas sino, muy importante, que los que gobiernan en el interior del gran edificio que es Venezuela, abran sus oídos y escuchen con muchísima atención y esmero las críticas, no para almacenarlas sino para tomar de ellas todo cuanto contengan de espíritu constructivo y que contribuyan en la corrección de los errores, que algunos o muchos hayan apreciado y algunos o muchos no lo hayan apreciado, sobre la verdadera objetividad en que se desenvuelve el país. El proceso bolivariano y su programa socioeconómico, deben ser lo primario, lo fundamental, lo prioritario para todos los seres humanos que ansiamos un destino donde reine justicia, libertad, equidad y solidaridad. Eso es el punto neurálgico del cual debe partir todo análisis y toda crítica constructiva. Cualquier otro destino, no sería sino un lanzamiento de petardos para desfavorecer y no favorecer la tendencia progresiva del proceso bolivariano. Alguien que haya paseado sus ojos por la lectura de ese extraordinario fenómeno de lucha de clases conocido como la Guerra Federal de 1859-1963, fácilmente puede hacer una analogía con el resultado electoral del 14 de abril de 2013. La Guerra Federal tuvo como conclusión una victoria militar sobre las fuerzas conservadoras y oligárquicas pero, al mismo tiempo, se tradujo en una derrota política para las fuerzas del liberalismo y antioligárquicas. Y en eso, jugó un rol primario el asesinato del general de hombres libres, Ezequiel Zamora. El proceso electoral del 14 de abril de 2013 tuvo, se puede decir sin que en nada hiera los sentimientos del chavismo y de quienes votamos por el camarada Maduro, como síntesis lo siguiente: fue una victoria militar (entendiendo ésta como la obtención de mayor cantidad de votos que el adversario) pero, al mismo tiempo, fue una derrota política para el proceso bolivariano aun cuando siga estando en el poder político. Y en eso, es una verdad, jugó un rol primario la muerte del camarada Chávez. Si traducimos el 50,66% a la objetividad existente en este momento en el país, significa que decrecimos – redondeando los números- en unos 600 mil votos mientras que el adversario con su 48,95% o casi 49% creció en unos 800 mil votos. Lo sorpresivo y hasta se podría decir incomprensible es que eso haya sucedido en el transcurso de 4 meses. Eso, camaradas, requiere de sentarse –especialmente el Gobierno, la máxima dirección del PSUV y representantes de los partidos y organizaciones políticas que hacen vida activa en el Gran Polo Patriótico- con la cabeza fría y el corazón ardiente para realizar un profundo análisis, que precise las causas, razones o motivos que dieron esos resultados electorales el 14 de abril de 2013.

34


Haber obtenido un 50,77% contra un 48,95% o casi 49% es camaradas, y nadie se sienta ofendido porque no estamos hablando de cualquier pendejada sino de un proceso revolucionario que viene expresando y auspiciando justicia y bienestar al país durante 14 años continuados y además de ofertar el socialismo como régimen de vida que sustituya al capitalismo salvaje, una victoria pírrica como pírrica –lo dijo el camarada Chávez- fue la victoria que obtuvo la Oposición cuando el referéndum en 2007, aunque ambas al fin y al cabo sean victorias. El país, debe reconocerse para poder elaborar políticas acertadas, está dividido casi en dos partes iguales con visiones de mundo – especialmente a nivel intelectual o direccionaldiferentes. ¿Por qué a nivel intelectual o direccional? La aplastante mayoría del 50,77% que obtuvo el camarada Maduro son personas de clases y sectores sociales desposeídos, obreros, campesinos, amas de casa, marginados, estudiantes, buhoneros y propietarios medios. Y la aplastante mayoría del 48,95% o casi 49% que obtuvo Capriles está igualmente ubicado en esas clases y sectores de donde salieron los votos del camarada Maduro. Es cierto, que la mayoría de los ricos y que de paso es una minoría en el país y la mayoría del sector medio alto votaron por Capriles, pero tampoco es mayoría en el país. Si en Venezuela se aceptase, como válida o se comprobase, la hipótesis de que existen más de siete millones de oligarcas o majunches, estaríamos en presencia de otro planeta donde las flores serían el producto de sembrar moneditas de oro. No, la mayoría de quienes votaron por Capriles es gente de pueblo, con las mismas realidades de quienes mayoritariamente votamos por el camarada Maduro, con los mismos sueños, con las mismas esperanzas pero con estados de fe diferentes, porque un 50,77 comparte la visión de mundo y de país que representa el camarada Maduro y el 48,95 o casi 49% comparte la visión de mundo y de país que representa Capriles. Y esa verdad, camaradas y debemos aceptarlo, nos exige, nos obliga y nos impone el deber de modificar nuestro lenguaje, especialmente, el que vaya dirigido hacia las clases y sectores que siempre han sido los marginados por las políticas de la bur-

Haber obtenido un 50,77% contra un 48,95% o casi 49% es camaradas, y nadie se sienta ofendido porque no estamos hablando de cualquier pendejada sino de un proceso revolucionario que viene expresando y auspiciando justicia y bienestar al país (…), una victoria pírrica como pírrica – lo dijo el camarada Chávez- fue la victoria que obtuvo la oposición cuando el referéndum en 2007, aunque ambas al fin y al cabo sean victorias.

Si en Venezuela se aceptase, como válida o se comprobase, la hipótesis de que existen más de siete millones de oligarcas o majunches, estaríamos en presencia de otro planeta donde las flores serían el producto de sembrar moneditas de oro. No, la mayoría de quienes votaron por Capriles es gente de pueblo, con las mismas realidades de quienes mayoritariamente votamos por el camarada Maduro, con los mismos sueños, con las mismas esperanzas pero con estados de fe diferentes, porque un 50,77 comparte la visión de mundo y de país que representa el camarada Maduro y el 48,95 o casi 49% comparte la visión de mundo y de país que representa Capriles.

35


guesía y sus expresiones de Gobierno a través de partidos políticos de derecha y que una parte importantísima votó por el camarada Maduro y otra por Capriles. Por esa realidad nosotros, como El Pueblo Avanza que estamos –lo hemos dicho en varias oportunidades- casi de manera incondicional con el proceso bolivariano –en general- y antes con el camarada Chávez en vida y ahora con el camarada Maduro – en lo particular-, pensamos que todos los discursos extremos, de un radicalismo que raya en el sectarismo y dogmatismo, le hacen un daño terrible al Gobierno Bolivariano. Por lo menos, así lo creemos, en este momento de la Historia política venezolana. Escuchar o leer, por ejemplo, hoy día que el Gobierno del camarada Maduro debe en el acto, al asumir legítimamente el Gobierno, expropiar a toda la burguesía es, y no nos acusen con términos vacíos o descalificativos de capitalistas o imperialistas, una expresión –sin ofender ni menospreciar la capacidad de nadie- de enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo. Si eso hiciera el camarada Maduro, por lo menos lo creemos nosotros como organización marxista, sin tomar en consideración las condiciones del capitalismo internacional, de la tecnología existente en Venezuela, de la organización social del trabajo, de las fracturaciones en la clase obrera, del nivel técnico de los hombres y mujeres que están con el proceso, en menos de un año entraríamos en un estado de descomposición comiéndonos los unos a los otros, matándonos los unos a los otros, creando un caos en que el proceso bolivariano sería el gran perdedor. Para el proceso bolivariano jamás propondremos ir a paso de tortuga pero tampoco a la velocidad del campeón mundial de los cien metros planos. Sin embargo, nosotros estamos conscientes que el socialismo no es posible sin política de expropiación y de nacionalización como también de un Estado que sea el monopolista en la producción, comercialización y distribución, en lo bancario e industrial, es decir, que sea el primer financista en las transformaciones socioeconómicas. Pero, creemos, que todo en su momento en base a circunstancias concretas, tanto de carácter internacional como nacional, que las justifiquen. Estamos en un momento en que es imprescindible la más profunda reflexión política no sólo del proceso electoral recién concluido sino de un exhaustivo análisis, revisión, meditación, contemplación de cómo se está manejando el Estado, la administración pública, las relaciones entre el Gobierno y las clases y sectores populares, las relaciones con los partidos políticos, las relaciones con los estamentos de la producción e incluso con el sector de mayor peso de la propiedad privada sobre los medios de producción. Nunca ha sido el socialismo una política recta que se ejecuta mecánicamente igual en todos los países donde las fuerzas revolucionarias asumen el poder político. El socialismo, hoy más que nunca, depende de los factores internacionales y, especialmente, económicos, de la correlación de fuerzas como de estrategias y tácticas acertadas sobre la base de las circunstancias concretas de tiempo y espacio. Todo eso se debe hacer por el bien del destino del pueblo venezolano y hasta del destino de naciones hermanas que tienen y luchan por el mismo sueño que invocó el camarada Chávez y por el cual logró despertar una enorme cantidad de población a nivel nacional y a nivel internacional. Es imprescindible, camaradas, en este momento distinguir con precisión y mucha objetividad a las clases y sectores del pueblo de aquella clase y sectores que se guían, exclusivamente, por el espíritu de la explotación, de la riqueza privada y de los grandes privilegios sociales y que, muy lamentablemente, arrastran tras de sí –está demostrado en el proceso electoral del 14 de abril- a millones de personas explotadas y en condición de pobreza económica. Pero, al mismo tiempo camaradas, debemos distinguir con precisión y objetividad a los sectores que dentro de la burguesía y del sector medio alto se ven afectados por las políticas económicas que son aplicadas por las naciones imperialistas en la economía de mercado y que terminan favoreciendo a los más potentados, a los más ricos, a los amos de los monopolios feroces que devoran o se apropian de la riqueza que pertenece a todo un pueblo. Si eso no lo hacemos, corremos muchos riesgos de errar en la elaboración de políticas para ser ejecutadas por el Gobierno Nacional o el Estado, especialmente, en el campo de la producción de alimentos. Venezuela y la visión de socialismo que tiene su Gobierno encabezado por el camarada Maduro, no funcionan como una isla ro-

36


binsiana o desde el planeta del Principito. No, estamos en el planeta Tierra que, desgraciadamente hasta ahora, continúa siendo dominado por los países imperialistas a través del mercado mundial y de su diplomacia intervencionista en los asuntos internos de otras naciones. En ese medio ambiente nos desenvolvemos y todas las políticas esenciales del Gobierno que preside el camarada Maduro, deben estar enfiladas a crear, cada día, mejores condiciones socioeconómicas del pueblo incluyendo a esa mayoría que votó por el candidato Capriles sin que se pretenda realizar saltos que resultan imposibles en las realidades del mundo actual. Nosotros, como El Pueblo Avanza, tenemos una serie de críticas constructivas o, mejor dicho, proposiciones que deseamos, en primera instancia antes de cualquier intento de publicarlas, hacerlas del conocimiento del camarada Maduro. Ojalá éste nos brindase la oportunidad de exponérselas personalmente. Pero en caso que eso resultase imposible como imposible nos resultó obtener una audiencia con el camarada Chávez, nosotros estamos en la disposición de hacérselas llegar a través del representante o delegado que seleccione para reunirse con El Pueblo Avanza. En este momento de la historia venezolana es tan vital la crítica como el saber escucharla. Es, entre elementos esenciales, uno de los ejes para superar escollos y abrir grandes posibilidades de aciertos donde se crea que se están cometiendo desaciertos. Nosotros, como organización El Pueblo Avanza (EPA) que apoya al Proceso Bolivariano, no salimos a celebrar el triunfo electoral del camarada Maduro aunque no dejamos de reconocer nuestra alegría por continuar ejerciendo el poder político un hombre comprometido con ese Proceso como lo es Nicolás. No lo hicimos por lo apretado de su resultado, lo cual inmediatamente nos condujo a reflexionar, a dialogar en busca de los mejores argumentos, de los criterios más acertados para entender o descubrir las causas, razones o motivos del mismo, ya que nuestro deber es trabajar, hacer esfuerzos, superarnos, ser constantes en la dedicación a fortalecer, consolidar y hacer avanzar, con nuestros granitos de maíz y semillitas de trigo, el proceso bolivariano. En eso estamos, por lo cual solicitamos de aquellos camaradas que no compartan nuestros planteamientos que nos respondan con argumentos, con ideas, con conceptos y criterios que se fundamenten en realidades y no en las subjetividades de nuestros simples deseos. Nunca hemos sido ni seremos enemigos de las críticas constructivas porque, entre otras cosas, somos amantes de la autocrítica. Le deseamos al camarada Maduro todo un mundo de éxitos en su gestión gubernamental y que el proceso bolivariano recobre esa fuerza que por una u otra razón no participó en el proceso electoral del 14 de abril y se gane a una gran porción de pueblo que votó por Capriles. Eso sí será un enorme paso de avance y consolidación del sueño que como ideal legó el camarada Chávez al pueblo venezolano. Por eso creamos, como consigna para la campaña electoral del 14 de abril y la seguimos empuñando: ¡Comandante: con Maduro pa’lante!

www.aporrea.org 18/04/13 - www.aporrea.org/actualidad/a163946.html

37


Lo inadmisible del derecho al pataleo Por Miguel Mora* El derecho al pataleo existe desde tiempos remotos. Es por eso que resulta imposible saber a ciencia cierta, quién fue el humano que primeramente argumentó en su defensa la más increíble historia sobre sus extraños procederes. El derecho al pataleo es tema permanente del deporte, cuando se pierde en buena lid, siempre aparece la figura que atribuye la derrota al palo transversal de la portería, que impidió que el balón entrara y se cantara el gol del empate o del triunfo. Es tema común en todos los deportes y en las difíciles competencias olímpicas, siempre hay un tendón fatigado o una hormiga que aprovecho la partida para colocar un poco de ácido fórmico en las pantorrillas del atleta. A mi manera de ver el mundo, estoy harto de excusas y de endilgar culpas a otros, detesto la mala costumbre de andar sin rumbo y de no tener claro los escenarios de lo posible. Lógico, eso me ha traído problemas en casa. Desde que dije que era diferente a los chillones que huyen de la realidad inventando cuentos que pretenden disculpar las faltas o sus carencias, mis olvidos domésticos no tienen ninguna justificación, mis ausencias laborales, mis saldos en rojo al final de la quincena, mis arranques de mal carácter, o el olvido del cumpleaños de alguien de casa, tampoco tienen justificación. Parece banal esto, pero el mundo está lleno de disculpas. Cuando era un joven leí que un gobernante portugués dijo: no es que Portugal esté atrasado con relación a Europa, es que los otros países van muy rápido. Otra vez leí en la prensa una nota internacional en la cual el Estado de Israel informaba que no sabía que en la escuela que bombardearon había niños palestinos. Pero en la política, campeona del derecho al pataleo, es posible escuchar los peores argumentos para justificar lo injustificable. Desde que el petróleo se visibilizó, se le ha culpado de los males del país, y la peor de las justificaciones sobre la ausencia de correlación entre reservas en el subsuelo y los planes de desarrollo la presentó un ilustre escritor y político venezolano en su célebre frase ¡Hay que sembrar el petróleo! Excusó el sabio a todo un país que nada o muy poco había transformado a partir de esa riqueza. Desde esa llamarada energética hasta nuestros días, discursos con carga demagógica van y vienen. En el sector eléctrico, la falta de un plan energético nacional de largo plazo, se le achaca a una iguana que unió dos pelos transmisores de electricidad de alta potencia con su larga cola, provocando la caída del sistema Guri. Sería hasta tedioso listar ejemplos del derecho al pataleo en la política venezolana. Tantos hay que algunos causan risa y otros reverberan la sangre sensible del pueblo hastiado. En los recientes acontecimientos políticos, la estrepitosa caída de las cifras electorales del actual presidente Nicolás Maduro, se le atribuye a todo, menos a los insensibles gobernantes que, olvidándose de la gestión pública, esperaban que el pueblo llano, con la pérdida de inventarios de los alimentos y los altos costos de la vida, solamente por un estadio de conciencia superior, se olvidaran de aquello y salieran en masa a ratificar, no las transformaciones sino los errores. De la otra parte, el candidato opositor más relevante, diseñó una táctica de derecho al pataleo muy anticipada, tanto fue que llegué a escuchar que era preferible un Chávez siempre agonizante que un Chávez muerto, que la tramoya electoral de muy corto plazo lo dejaba sin aire que respirar, que perder las elecciones en esas circunstancias sólo era posi-

38


ble si había fraude. Y así comenzó todo un ataque al triunfo de Maduro, que se veía venir, aunque no con la diferencia que finalmente cantó el árbitro. En ese derecho al pataleo, todo el trabajo previo de los aliados del opositor en las auditorías previas fue con los ojos vendados o con la conciencia de la burundanga; los testigos de mesa eran unos monigotes, los puntos que tenían en las zonas donde podían ganar fallaron en estar allí y no en los barrios; la abuelita de uno de ellos que falleció hace unos años aparece votando en un cuaderno electoral, y para colmo dicen que votó por Maduro. ¡Traición de la abuela y fraude! La ley que está vigente debiera ser otra; todos los mayameros, independientemente de su estatus legal en la Florida han debido votar, cientos de etcéteras construidas desde el derecho al pataleo. Lo que es imperdonable en el derecho al pataleo es el olvido de la historia. Chávez derrotó a los gobiernos de la derecha en 1998 con un sistema electoral cuestionado y con una campaña demoledora en su contra, diría que vil. Luego de eso, las transformaciones del sistema electoral nos colocan en el plano de los países más avanzados del mundo en la materia, aunque también de las más costosas plataformas para lo electoral. En ese sistema, en general, participan por igual gobierno y oposición, y en la cúpula rectoral tenemos lo que en el pasado también existió, un predominio del sector oficialista, pero con una supervisión tal, que el opositor allí presente, no tiene objeciones al resultado final. Auditar el cien por cien no cambiará nada, ha llegado a decir. Sin embargo, en sus argumentos creo que justifica el derecho al pataleo de Capriles. Este humilde hijo de la patria, por el contrario, cree que Capriles debe aceptar su derrota y no echarle la culpa al travesaño que detuvo el balón con el cual la derecha hubiera podido llegar al poder (¡Ay Dios!). Ese travesaño es una parte significativa del pueblo. *Profesor Titular (jubilado) de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez

No hay dudas que el caudal electoral del movimiento bolivariano sigue siendo grande; de hecho –le guste o no a la derecha– continúa siendo la mayoría, así sea por un uno por ciento de diferencia. Sigue manteniendo además la mayoría parlamentaria, con 95 diputados sobre 165, y tiene 20 de las 23 gobernaciones. Pero todo ese aparato burocrático-estatal no significa que la revolución, en términos políticos, esté avanzando. Según estudia pormenorizadamente el fenómeno Luigino Bracci, “entre 2006 y 2012 los votos del chavismo crecieron en 882.052 votantes, es decir, 12 por ciento. Muy por debajo de lo que esperaba la dirigencia chavista. En ese período, los opositores crecieron en 2.298.838 votantes, es decir, 54 por ciento”. Marcelo Colussi. Venezuela post Chávez: prueba de fuego y laboratorio para la izquierda (venezolana y mundial). www.aporrea.org/ideologia/a165125.html

39


Entre el fraude de las ideas y el fraude electoral. Una victoria pírrica Por José Ángel Quintero Weir* 40 No voy a contarle el cuento de la frase (victoria pírrica) a un sabio conocedor de la historia del dominio occidental como Atilio Borón. Sería un grave error pues, ciertamente, sólo soy un indio que atizado por la colonialidad del saber de nuestras instituciones educativas, se vio obligado a titularse para demostrar a gentes como Atilio, que había logrado ser aceptado por sabios como él. De tal manera que, sé muy bien que él sabe mejor que yo la historia de la frase, surgida en el momento en que el ejército romano en su proceso de dominación territorial había logrado una victoria militar pero, a cambio de la destrucción de casi el 90% de su ejército que, posteriormente, terminó siendo destruido por las fuerzas del pueblo que pretendían dominar. Traigo a colación la frase y la anécdota para responder al acomodado discurso de tan importante "intelectual de izquierda", precisamente, nuestra tragedia venezolana ha permitido la "especialización" intelectual de cualquier "bicho con pezuña" pero incapaces de jugarse nada que no sea el próximo financiamiento a sus proyectos de investigación intelectual, sean estos libros de entrevistas que luego venden al público en cada una de sus presentaciones, para hablar como "especialistas" acerca del "extraño" caso venezolano (caso de Heinz Dietrich); o negarse a escuchar las voces de los otros, de los de abajo, abajooo: los indígenas que, haciendo un gran esfuerzo económico, pero convencidos de la condición "critica" y el "peso intelectual" del "científico social", no escatimó en su empeño por traerlos a su espacio no para que dejaran de ser "chavistas" sino para que escucharan su palabra. A cambio, tales "comprometidos intelectuales de izquierda o del llamado pensamiento crítico", no sólo se negaron mediante banales subterfugios sino que tuvieron el descaro de hacerse presentes en el mismo momento en los canales de televisión del Estado-gobierno, como para demostrar a esos "indios sediciosos" que somos nosotros, que más puede el Estado-gobierno y su petrofinanciamiento que cualquier lucha de desconocidos indios del continente (este es el caso de Ana Esther Ceceña). Del señor Atilio Borón ni hablamos, ya hemos leído más de una vez sus escritos en contra de los zapatistas. Imaginamos que se trata de que los hermanos "zapatos" no calzan en su "intelectualidad". En todo caso, y para no hacer más largo este asunto, el hecho es que aquí en Venezuela (y esto lo digo desde mi "fundamentalista" posición abstencionista, pues, ningún candidato nos representa como pueblo), hubo un soberano fraude. Eso, como hecho, a nosotros, los indios sólo nos confirma que los que se disputan la colonialidad del poder son capaces de cualquier violación a su palabra, pues, a fin de cuentas, ellos contaran siempre con intelectuales como Borón (los de "izquierda") o como un tal señor Krauze (los de "derecha") que se encargan de dar "sustento teórico" a sus faltas de palabra. En fin, para ellos, las palabras pueden torcerse porque están convencidos que ellas solo expresan "significados abstractos" a


los que sólo basta una pequeña torcedura para cambiarles el sentido y significación. De eso sabe mucho el señor Borón pues se trata nada menos que de un filósofo conocedor de la filosofía occidental. Pero, a fin de cuentas, lo que les quiero decir es que el señor dice mentiras. Aquí hubo un fraude, Maduro nunca ganó. Esto puedo decirlo, sobre todo, porque en los municipios indígenas del Zulia donde nunca perdió Chávez (hablo del municipio Perijá, Guajira y Mara) Maduro perdió hasta por 20 puntos de diferencia, y esto se repitió en todo el país, muy particularmente en las regiones indígenas. Pero no abundaré en eso pues nos vale madres si Maduro gana o pierde, se asienta con las bayonetas o sale por las bayonetas, lo que sí quiero decirle al señor Borón es que, en Perijá, la Guajira y Mara el gobierno chavista nos mató a Sabino, nos ha matado hasta ahora 12 compañeros dirigentes wayuu, con su política extractivista nos ha arruinado la pesca a los añu condenándonos a la muerte y nunca hemos escuchado de él una palabra ni siquiera de lo que los "intelectuales de izquierda" les gusta llamar: "solidaridad crítica". Si le doy esta respuesta es porque ya estamos cansados de los "especialistas", que hablan por nosotros sólo a partir del financiamiento que reciben del Estado y no por el compromiso con nuestras luchas concretas. pouya wannü moujounükükai (la traducción sólo la conocerá cuando en verdad conozca la realidad venezolana) http://laguarura.net/2013/04/19/entre-el-fraude-de-las-ideas-y-el-fraude-electoral-una-victoria-pirrica/ *Investigador en estudios latinoamericanos

Aún haya ganado esta nueva elección (17 triunfos sobre 18 justas electorales), esta victoria tiene algo de pírrica, y forzosamente debe hacer prender las luces de alarma llamando a la reflexión autocrítica. “Sectores del pueblo pobre votaron por sus explotadores de siempre”, fue una primera reacción del Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, leyendo los resultados. Seguramente la explicación es más compleja que eso. En las dos últimas elecciones, la que ganó Chávez en octubre del año pasado y las que ganó Maduro en abril del 2013, el caudal de electores del movimiento bolivariano desciende. Eso tiene que tener alguna causa profunda, y no sólo la “presunta estupidez” de los votantes que prefieren a sus “explotadores”. Marcelo Colussi. Venezuela post Chávez: prueba de fuego y laboratorio para la izquierda (venezolana y mundial). www.aporrea.org/ideologia/a165125.html

41


La soberbia va a la guerra Por José Manuel Rodríguez* I La soberbia que guía a la derecha, que es su conciencia de clase, le imposibilita aceptar un gobierno del pueblo. Está convencida de que una mayoría “numérica” no es suficiente para gobernar el país, se requiere aptitud para ello. Y supone que tal cualidad es de ella. Sabe que, fuera de su propia clase, tal argumentación resulta difícil de tragar. Por eso ha recurrido al comodín del fraude para explicar los abultados resultados electorales. Pero, ahora, con cifras que se aprietan, la contradicción entre cantidad y calidad perdió fuerza. Esto traerá tiempos tempestuosos los próximos 32 meses. La burguesía intentará un golpe de estado y, de no lograrlo, convocará a un revocatorio para finales del 2015. Estaremos en guerra durante este tiempo. En tal escenario es bueno recordar uno de los preceptos del arte de la guerra, de SunTzu: “La invencibilidad reside en la defensa, las oportunidades de victoria, en el ataque.” La clave de este precepto es saber de qué debemos defendernos y cómo atacar. El asunto de la defensa está referido a la solidez de nuestras murallas. Esa robustez se obtiene con: acuerdo en lo que queremos, disciplina para aceptarlo y trabajo colectivo para lograrlo. Esto es la conciencia de clase revolucionaria. Ella puede resistir con éxito los ataques de la burguesía. Sin embargo, no creo que estos ingredientes estén unidos firmemente. No creo que hayamos alcanzado madurez revolucionaria. No se ha hecho el esfuerzo suficiente para obtenerla. Mencionaré tres realidades inocultables: 1ª La austeridad revolucionaria dejó la poesía (la mayor suma de felicidad posible), y devino consumismo dadivoso. 2ª Se asume que puede haber disciplina sin acuerdos. 3ª Se asocia el trabajo colectivo a lo local (ni siquiera comunal), mientras se consolida, en lo nacional, una economía pro-capitalista. II Retomando el precepto de Sun-Tzu, “La invencibilidad reside en la defensa, las oportunidades de victoria, en el ataque.” Pasemos ahora al tema del ataque que, según los caracteres chinos, tiene varias maneras de traducirse. Uno de ellos es <<castigar a los culpables>>. Voy a centrarme en esta significación.

42


Castigar a los culpables va más allá de sancionar la falta cometida, es enfrentar la impunidad. Ella está presente, y de manera muy insolente, en la vida ciudadana e institucional de nuestro país. La impunidad en la calle, en los tribunales y en los centros penitenciarios, produce inseguridad. En la actividad económica y en la política, es subversión. Las sanciones contra las actuaciones delincuenciales de la derecha no pueden ser obviadas buscando tranquilidad política. La impunidad es un poderoso corrosivo que acaba con las armas de cualquier ejército, sobre todo de los ejércitos revolucionarios cuya disciplina surge de la voluntad propia. La impunidad sólo puede ser derrotada siendo implacable con los responsables de haber cometido un daño, así sea en la confianza. No puede haber temor, desidia o complicidad para hacerlo. Y menos aún cuando los daños contra la revolución son cometidos por funcionarios disfrazados con franelas rojas. Hablo de ésos que han colocado sus intereses personales por sobre los colectivos, sean porteros, oficinistas, directores, ministros, alcaldes o gobernadores. Ellos deben ser castigados, así sólo sea con su destitución, pues producen desesperanza en el pueblo y frustración en los revolucionarios. Una verdadera desgracia. Los revolucionarios no tienen que buscar las pruebas de estos desmanes. Esa sería tarea de un partido revolucionario. Siguiendo con China, allí tienen un proverbio que dice: “No culpes al que habla, toma sus palabras como una advertencia”. Y en occidente tenemos otra: “no basta con ser honesto, hay que parecerlo”. *Arquitecto, profesor de la UCV

Ante este panorama la pérdida de 685.794 votos no significa simplemente que “los pobres son masoquistas y optaron por el candidato de los explotadores”. Esa corrida de votos tuvo mucho de mensaje, de voto castigo por todo este entramado de problemas que se van acumulando y a los que no se les da real solución desde el gobierno. Si los problemas estaban con Chávez (también la última enorme devaluación, por ejemplo), la presidencia que se le abre a Nicolás Maduro se vislumbra como mucho más complicada aún Marcelo Colussi. Venezuela post Chávez: prueba de fuego y laboratorio para la izquierda (venezolana y mundial). www.aporrea.org/ideologia/a165125.html

43


A dirigentes pa´ bolsas Por Carlos Dallmeier G.* Que me perdone Teochoro por robarle uno de sus adjetivos favoritos.

La cuestión es la siguiente: 1) A la caída del imperio soviético, el mundo pasó a ser dominado por el conjunto de naciones más poderosas económicamente del mundo para ese entonces, y que se conoció como el grupo de los siete. 2) Sin embargo, en el espacio de los últimos 25 años esta situación ha cambiado dramáticamente, ya que han emergido cuatro naciones conocidas como BRIC (Brasil, Rusia, India y China) con una fortaleza económica tal, que han desplazado en poderío a la mayoría de los países del mentado grupo de los siete. 3) Esta situación ha originado una nueva guerra fría, impulsada por las potencias en decadencia de occidente, que por tratar de conservar sus aéreas de influencia en los países del Tercer Mundo, sus "cotos de caza", han buscando impedir que ellos alcancen la soberanía política y económica que les permita negociar libremente con el resto del mundo. Para alcanzar este objetivo han provocado guerras civiles como en Libia, Siria, Sudan, Costa de Marfil, o golpes de Estado como en Paraguay, Honduras, Benín, Ecuador, Bolivia, etc. 4) Venezuela no podía escapar de ese escenario, y así hemos visto como, para alcanzar sus propósitos han utilizado a sus agentes locales (los medios, los sectores económicos, etc.) para llevar a la sociedad entera de nuestro país a una polarización, que este signada por el odio y la intolerancia, al punto que hoy presenciamos una nación prácticamente dividida, todo ello buscando una confrontación armada que les permita intervenir. Siendo lo más grave, que hemos llegado al extremo de que no existen elementos sociales que puedan servir de colchón entre ambos grupos para evitar una guerra civil. En efecto, todos los actores sociales que normalmente asumen ese papel, como por ejemplo la jerarquía eclesiástica, las universidades nacionales, los medios, los colegios profesionales, etc., están identificados, en su gran mayoría, con las tesis del fascismo neocolonial. 5) Ni siquiera ese papel de mediador lo pueden asumir los organismos internacionales tradicionales, como la OEA, ya que ellos se han manifestado a favor de los imperios decadentes, y aquellas instancias que han surgido como consecuencia de los sueños de unidad de los pueblos de América Latina, son rechazados y odiados por esa canalla fascista.

44


6) Sin embargo quedaba una institución que por su prestigio y trayectoria todavía podía asumir ese rol, que era el Consejo Nacional Electoral. 7) Conscientes de ello, los imperios decadentes le ordenaron a sus miserables lacayos locales (Miguel Enrique Otero, Enrique Capriles, Henry Falcón, entre otros) destruir esa imagen, al punto que hoy nos encontramos con un país polarizado, resentido y sin ninguna instancia que pueda detener la carrera hacia la guerra civil. 8) Esta situación se había venido evitando en el pasado por la hegemonía mayoritaria del chavismo, que de por si neutralizaba esos intentos. Las elecciones del 14 de abril borraron esa realidad y hoy esa hegemonía no existe, a pesar de que con toda seguridad, cientos de miles de los votantes que el fascismo le robó al gobierno hayan vuelto al redil chavista al conocer de cerca las hediondas fauces del fascismo, como se vio en los días siguientes a las elecciones. Además, el genio de un estadista como Chávez había impulsado la creación del ALBA como forma de tener un conjunto de naciones con tal poder que pudiese garantizar la neutralidad ante esta nueva guerra fría, lo que ayudo a frenar esos intentos. A mi manera de ver, y ante el punto de honor inamovible fabricado artificialmente por el Departamento de Estado de hacer un escrutinio manual, el cual está prohibido por nuestra constitución y que amenaza desembocar irremediablemente en una guerra civil tipo Siria, que permita la intervención militar de los imperios decadentes, solo veo tres caminos: a) Que el PSUV debilite el poder del fascismo afincado principalmente en las clases medias del país, y que mande al cesto de la basura esas estúpidas y podridas tesis estalinistas que sostienen que las clases medias son enemigas del proceso. Y son estúpidas, por que las clases medias conforman la mayoría numérica de nuestro país. En otras palabras, que el PSUV se convierta en un partido poli-clasista, en su doctrina y en su lenguaje, de tal manera que represente a la mayoría del país. Es decir, que se sacuda esa ridícula tesis estalinista de ser un parido de "obreros y campesinos". En Venezuela no podrá triunfar ningún proceso de cambio sin el protagonismo también, de los sectores medios, especialmente de sus sectores medios y bajos. Sobre este punto quiero comentar lo siguiente: Las revoluciones que han triunfado, lo han logrado por representar los intereses de las mayoría de la población, como Mao con su revolución campesina; como Lenin con su tesis de la paz con Alemania; como Bolívar con sus anhelos independentistas; como Zamora representante del campesinado; la de Ho Chi Min luchando por la independencia, etc. Por otra parte, la historia tiene un verdadero cementerio de revoluciones fracasadas por tener lideres que trataron de enmarcar su acción en sus estrechos límites del fanatismo, desdeñando las realidades sociales de sus países, como las Luis Carlos Prestes en Brasil, el intento del che Guevara en Bolivia, las insurrecciones de los años 60 en Latinoamérica, el intento de Rosa Luxemburgo y Karl Liebknecht en Alemania, las de Bela Kun en Hungría, etc. Venezuela no será la excepción. b) O que surjan nuevas organizaciones políticas que capitalicen las simpatías de los sectores medios, arrebatándoselos a las huestes del fascismo. Creo que gente y líderes capaces para ello los hay. Es que los sectores medios son imprescindibles para alcanzar las metas de desarrollo económico y social que precisa el país. Y hay una base histórica para ello. Las clases medias siempre han sido revolucionarias. Todos los movimientos progresistas y anti-imperialistas del siglo XX fueron protagonizados por estas clases. Desde el sacalapatalaja, hasta la lucha armada de los años 60. Solo que en esta vez, sus dirigentes tradicionales, quizás cansados, quizás comprados, o victimas de su cobardía e ignorancia, han volcado su frustración en

45


contra de las tesis humanistas y han terminado arrastrados vergonzosamente detrás de una oligarquía neoliberal profundamente egoísta e inculta. c) O que, sencillamente, nos hundamos en el lodazal de la violencia social y de la guerra civil, permitiendo que se cumplan los deseos de neo colonización de los imperios decadentes, y todo gracias a unos cuantos bolsas e ignorantes que se pretenden abrogar la dirección del país, sin tener ni la más mínima calificación para ello. Si se llega a dar este conflicto, será muy largo, ya que el pensamiento humanista de Chávez está sembrado en el corazón del pueblo, y si el fascismo llegara al poder, más temprano que tarde tendrá que desmontar las misiones chavistas, porque sus amos de los imperios en decadencia no van a permitir un modelo de distribución social de la riqueza que esté en contra de esa tesis contra natura del neoliberalismo, que tiene el egoísmo como razón de ser de su existencia y que puede servir de ejemplo a los demás pueblos. Algo así paso con Perón, quien fue derrocado en 1955 y su pensamiento de justicia social todavía está vivo en Argentina, al punto que el partido gobernante es el peronista.

* Trabajador jubilado del área de computación y tecnología de la información, ex militante del PCV y el MAS. Actualmente se dedica a la investigación política y social.

El 14 de abril pasado, en el mismo acto de anuncio de los resultados, propuse al CNE, a los comandos de los candidatos y al país que se extendiera la auditoría ciudadana al 100% de las cajas con comprobantes de votos. (..) La solicitud la hice por (..) la estrechez de la brecha entre los candidatos, una sociedad políticamente muy polarizada y algunas irregularidades ocurridas en algunos centros de votación. El jueves 18 de abril el CNE aprobó por unanimidad extender esa auditoría a las cajas restantes (..) bajo los parámetros de la verificación ciudadana fase dos, que por cierto ya se había realizado ese día según lo previsto, a una muestra de 0,5% de las mesas del evento electoral. Lo que no permite este procedimiento es saber si todos los votos emitidos corresponden estrictamente a los electores legitimados para votar. Es decir si no hubo suplantación de identidad de votantes ausentes (por fallecimiento por ejemplo). Vicente Díaz. ¿Auditoría para qué? El Nacional, 9-5-2013

46


Carta abierta a mi hermano chavista Por Erick Boscán Quienes me conocen saben que no soy muy aficionado al facebook. Como red social que es, la gente publica lo que mejor le parezca y lo comparte con sus amigos y relacionados. Ahora, en esta época de crispación política que vive Venezuela, no es inusual leer frases de desahogo y opiniones de los venezolanos sobre la situación del país. Motivado por esas expresiones, he visitado con más frecuencia este foro, para informarme sobre cómo asumen mis amigos y conocidos el proceso actual. El pasado lunes en la noche, oportunidad en la cual había sido convocado el cacerolazo por parte de Henrique Capriles, leí un mensaje en el “muro” de mi hermano que decía lo siguiente: “…toquen olletas, renawares, pocillos de peltre, bacinillas, latas de sardina y luego tóquense el corazón y acepten la derrota #no volverán!...” Traté de restarle importancia al asunto, pero el “no volverán”, reforzado estruendosamente con el signo de exclamación a su lado me retumbaba la cabeza. Mortificaba mi indignación. Se convertía en la banda sonora del atropello, en el eco de la ignominia. De allí que me viera compelido, –mas que impulsado- a escribir estas líneas. “No volverán”, y me pregunto: ¿Adónde no he de volver? ¿Al poder? Si ésa es la respuesta nunca he estado allí. Si es una alusión a la “derecha apátrida” tampoco he estado allí; si, por el contrario, la frase se refiere a los adecos y copeyanos, tampoco he formado parte de ninguno de esos partidos. La primera vez que tuve oportunidad de votar, de hecho, fue en el 98 y por supuesto voté en contra de Chávez. Debo confesar que no me gustan los militares, la disciplina de cuartel y la imposibilidad de discutir una orden por el principio de obediencia debida. No me gusta uniformarme, ni que mutilen la discusión por los intereses superiores de la Patria. La Patria la entiendo como cuna y no como cuartel. Como pertenencia y no como imposición. Como arraigo y no como invasión. Por eso no voté por Chávez, porque pude darme cuenta, a temprana edad, de su mesianismo militarista y de su mondongo ideológico. Ojo, tampoco voté por Salas Römer. Voté en contra de Chávez como lo hice en todas las elecciones hasta el 7 de octubre, que voté por Capriles. A diferencia de ti, mi querido hermano, cuando voy a una urna electoral lo hago para depositar mi voto, no mi cerebro, ni mis convicciones. Es una manifestación de voluntad destinada a indicar quién puede elegir mejor los destinos del país y, en la reciente elección, no tengo duda, la mejor opción no era Maduro. Pero tú no puedes ver eso, porque estás “rodilla en tierra”. Nunca he entendido como un revolucionario puede luchar con “una”, en singular, rodilla en tierra. Lo que sí puedo extraer de esa frase es una característica de muchos de los que como tú, están con la revolución bolivariana. La genuflexión acrítica. Son incapaces de ver sus errores, sus atropellos, sus ilegalidades. Su método de gobierno es “redimir a unos para humillar a otros”, como dijera Héctor Torres en un artículo recientemente publicado en Prodavinci. Y aquí he de “volver” al “no volverán”. Siempre indican que los violentos estamos de este lado, pero la violencia no siempre se manifiesta en el improperio, o en el campo físico. Esa frase también es una consigna violenta, porque se refiere a qué no importa cuántos seamos, no nos tomarán en cuenta. No somos país, somos apátridas, derechistas, agentes del imperio, tarifados de la CIA y pare usted de contar. Y no me vayas a venir a que eso se refiere a la “dirigencia” de la derecha, porque no he visto a Ramos Allup tocando cacerolas. Somos los ciudadanos quienes manifestamos no sólo por un reconteo de votos, sino también por el reconocimiento de un go-

47


bierno –y de sus seguidores, como tú- que cree que somos invisibles. Y no, no lo somos. Somos ciudadanos. Me gusta ese concepto. Ciudadano. Me parece poderoso, porque en él se encuentran implícitas dos nociones importantes: i) la libertad, porque no soy súbdito de ningún rey que esté por encima de mis derechos y, como reflejo de esto; ii) el imperio de la ley. Ese es el “imperio” que a mí me gusta. Ese por el que murió Sócrates en Atenas, el mismo del que tanto escribió Montesquieu. Ese plasmado en la Constitución (artículo 7), que me garantiza un trato igualitario y sin discriminación (artículo 21), o mi derecho a la defensa y al debido proceso (numerales 1 y 3 del artículo 49), entre muchos otros derechos. Pero aquí en Venezuela hemos perdido esa noción de someternos a la Ley, porque la Ley está solo hecha para los bolsas. Hace tiempo escuchamos que este es un país “rojo, rojito”. Te recuerdo que esa frase la dijo el Ministro de Energía y Petróleo y Presidente de PDVSA ante una asamblea de trabajadores y después se transformó en una “frase popular”, por esa facilidad que tenemos los venezolanos de no darle importancia a nada y sacar una mamadera de gallo de todo. En un país serio ese señor hubiese sido expulsado del gobierno, por haber realizado una declaración contraria al artículo 145 de la Constitución, que indica que “Los funcionarios públicos y funcionarias públicas están al servicio del Estado y no de parcialidad alguna…”, pero no, fue premiado con “enchufarlo” en el cargo como pasó con el Ministro Molero, más recientemente. Pero eso no importa, el valor superior de la existencia de la Revolución Bonita así lo exige. Los abusos, el ventajismo y la Lista Tascón son muestra patente del amor y la inclusión revolucionaria. La paz bolivariana se ha convertido en una forma de agresión. Que desgracia de país. Por eso, te repito, “no volverán” es una afrenta, pero también es una triste muestra más de la repetición sin sentido y de tu poca capacidad de ver lo que está sucediendo en este territorio. Lo lamento por un tipo tan inteligente como tú, al que debo agradecer que me iniciara en la lectura, y de la mano de quien conocí al principal ideólogo del anarquismo Mijail Bakunin –recuerdo que su apellido era el nombre de tu periódico en LUZ-, y por quien leí a Marx y a Engels y pude introducirme en el materialismo histórico y dialéctico (por cierto, no creo que Maduro sepa mucho sobre la sutil división entre una corriente y otra). Pero debo señalar con decepción que también me ilustraste muy bien sobre el concepto económico del Socialismo del Siglo XXI, “agenciarse una mejor vida, con recursos provenientes de los demás.” Eso, me costó digerirlo, pero me lo enseñaste a pulso con tu práctica diaria. Con esas profundas incoherencias que suelen tener quienes están en aquel bando. Eres socialista, pero tu hijo va a un colegio privado que no pagas tú, con ropa que no pagas tú, en un transporte privado que no pagas tú. La comida que va en la lonchera no sé si siempre la pagas tú. Cuando murió el Presidente Chávez, estabas en Suiza, la cuna del secreto bancario donde los capitalistas explotadores burgueses esconden sus dineros mal habidos, pero eso no importa. Allí no hay ideología. A tu hijo no le compraron ni un muñeco Francisco de Miranda, ni un Guaicaipuro, sino un Buzz Ligth Year y un Woody. Eres ateo pero gracias infinitas a Dios mi ahijado hace la comunión el mes que viene. La devaluación de Maduro afectó tu cupo CADIVI, pero al fin pudiste viajar con recursos que no provenían de tu bolsillo. La última vez que te vi tenías puesta una franela de los Lakers de Los Ángeles, y bromeamos sobre que te podían votar del trabajo si te veían con eso. El problema es cuando esa broma no se queda en el mundo de la fantasía y se anida en la realidad. Y se convierte en posibilidad, en amedrentamiento. Escribes una columna en Panorama, el mismo diario sobre el cual hiciste tu tesis de grado en la universidad diciendo que eran unos vendidos, pero como ahora se le venden al gobierno, me imagino son dignos para ti. En ese entonces eras mi héroe, un comunicador social mención “periodismo impreso” (no sé si es correcta la mención, por cierto) que indicaba que el periódico de mayor circulación de la zona occidental del país no abordaba sus noticias de manera impar-

48


cial. Uffff. Eso son cojones, los que ahora lamento te hayan cauterizado junto con la amputación de tu libre albedrío. Estoy especulando, pero seguramente votaste para la Gobernación por Arias Cárdenas, no por convicción, sino porque es la línea del partido y ya, el mismo que adversaste hace apenas una década cuando estaba en la acera contraria llamando asesino a tu Presidente. Ese es el problema que siempre me ha molestado de la izquierda: la falta de coherencia. Los muertos no tienen bandos, así que no pueden ser buenos los fusilamientos de Fidel y malos los de Pinochet. Las bombas del imperio en Irak son una catástrofe, pero son transportadas con gasolina venezolana. Son fanáticos de la aritmética del dolor, porque solo cuenta el sufrimiento si este se padece de su lado. Un poquito de coherencia compadre es todo lo que se pide. Seriedad. Respeto. Hoy me siento un hombre afortunado por la grandiosa herencia que nos dejó nuestro padre: valores. Sé que eres un tipo honesto, pero la honestidad también debe ser intelectual. Me entristece que hayas decidido permanecer pobre, cuando nuestro padre nos hizo inmensamente ricos. Al final de cuentas, el “no volverán” no se me aplica porque no quiero ser parte de un país de cayaperos y, porque, seguramente, cuando la oposición llegue a ser gobierno, seguiré siendo oposición. Ese es el maravilloso beneficio de la libertad de pensamiento, no me veo preguntando como el burro Benjamín de “Rebelión en la Granja” (Orwell, 1945), cual es el único mandamiento que queda escrito, y que me conteste, "todos los animales son iguales, pero algunos animales son más iguales que otros.” Saludos.

Las dudas, dado que apuntan a usurpación del voto (..) sólo se pueden despejar (o confirmar, según la visión de otros) mediante el cumplimiento de inmediato de dos garantías ya aprobadas pero no realizadas, y un procedimiento adicional. Las dos garantías (..) son: la auditoría de duplicidad de huellas, que permite verificar que nadie haya votado dos veces o más usurpando la identidad de ausentes en mesas diferentes. Y el reporte de incidencias del SAI, que permite detectar si hubo la generación artificiosa de votos en algunas mesas sin presencia de electores por parte del presidente de mesa, cuya huella es la única que permite activar la máquina más de una vez. (..) Insisto, estas dos garantías ya fueron aprobadas como procedimiento ordinario, lo que hay que hacer es efectuarlas. El procedimiento adicional que propongo es el siguiente: verificación de que los electores fallecidos aún no depurados del Registro Electoral no aparezcan habiendo ejercido el voto según los cuadernos. El cumplimiento de esas dos garantías y la aceptación de esta propuesta por los involucrados podrían contribuir a superar la crisis política (..) También puede ser un piso para ir acercándonos al diálogo nacional (..) Vicente Díaz. ¿Auditoría para qué? El Nacional, 9-5-2013

49


Continuidad opositora Por César Villarroel Castillo* La oposición política venezolana tiene por costumbre intervenir sólo en los momentos electorales y, como siempre pierde, extenuada se dedica a descansar para después reiniciar el ciclo: nueva elección, denuncia de fraude, realización del mismo, lectura de resultados “irreversibles” por parte de la señora Lucena, período de despecho (en la última elección presidencial se incluyó un tímido e inofensivo pataleo), y otra vez a descansar mientras se espera la próxima elección. No hay continuidad opositora porque no se ha entendido que en Venezuela las elecciones no constituyen el registro del derecho de la mayoría a gobernar, sino el mecanismo mediante el cual se intenta legitimar la perpetuidad de un gobernante; de ahí que la verdadera elección se realice y se asegure por parte del Gobierno antes de ser convocada, aprovechándose de la siesta pre electoral que, con pasmosa regularidad, disfruta en cada oportunidad la oposición al chavismo. Preocupa que el período post elección de la realizada el 14-4-2013 corra la misma suerte de las anteriormente comentadas, es decir, la inanición mientras se espera por un triunfo en las próximas contiendas (Asamblea Nacional, Revocatorio y presidenciales 2019) y se practique la norma del beduino: “que para ser Gobierno sólo le bastaría sentarse a la puerta de la tienda a esperar que pase el cadáver del enemigo”, una victoria electoral que nunca se dará (si la gana se la roban) mientras la oposición no pueda asegurar las condiciones necesarias para una elección democrática. El propósito no es ganar la próxima elección sino asegurar su carácter democrático; si esto se logra, entonces si podremos confiar en que ganará quien obtenga más votos. En ese sentido nos preguntamos: ¿Se podrá ganar y cobrar sin traumas alguna elección mientras los cubanos sigan gobernando este país? ¿Mientras tengamos un TSJ dependiente del Ejecutivo y cuya presidente pregone y aplauda públicamente la falta de autonomía del tribunal supremo? ¿Con una AN convertida en “Planeta de los Simios” y en donde el gorilismo hace gala de su peor bestialidad? Y no mencionamos al CNE porque profesa un servilismo de segundo grado, es decir, TSJ mata CNE. Estos no son los únicos abusos, pero sí los que ameritan oposición inmediata y prioritaria; mientras no se corrijan esos entuertos, o al menos se enfrenten, no será posible contar con una elección medianamente decente. ¿Es factible enfrentar con eficiencia y eficacia tales entuertos? Por supuesto, los tres problemas señalados revelan claros abusos de poder rechazados por la Constitución y se cuenta, después del 14-A, con una base electoral más que indiscutible para enfrentarlos. Denuncia y protesta con inteligencia y firmeza, así como ocurrió con la reunión de los artistas durante la última contienda electoral. El mundo debe conocer la indefensión de nuestra democracia, para que nos acompañe a reprochar el oprobio que padece. *Educador y profesor de la UCV

50


Doña Cacerola Por Iraida Blanco* Ante la imposibilidad de penetrar la mente de los votantes, o "intención de voto" en lenguaje “encuestorial”, y no lanzarme de temeraria a invocar razones del por qué la oposición casi gano y el gobierno casi perdió, me he dedicado a investigar la evolución histórica de las cacerolas y su primordial rol como instrumento de percusión en la libertad de expresión de la protesta política. Deseaba referirme a las encuestas, pero por mi incapacidad innata para los números desistí de hacerlo. Además, éstas me favorecieron demostrando públicamente que las matemáticas y las estadísticas no sirven y, mucho menos, aplicadas al ser humano. Así que, en este aspecto, para mí fue un triunfo electoral. Varios de mis lectores nunca más se mofaran de mí porque no se cuanto es 7x9. Englobo en el término "cacerola" cualquier utensilio de aluminio, hierro, aleación, acero inoxidable o cualquier otro metal que se utiliza para cocinar, resistente al fuego pero no a las cucharas. Paradójicamente, los ingleses, conocidos como malos cocineros, juegan un papel protagónico en la vida de las cacerolas, pues fue un inglés quien, en 1700, inventó la primera olla a vapor lo cual le valió una honrosa membrecía en la científica y famosa Royal Society de Londres. Denis Papin nunca imagino que la cacerola podría llegar, tres siglos después, a convertirse en arma desestabilizadora de gobiernos. Este prosaico invento fue superado y desarrollado posteriormente por los mejores cocineros del mundo: quienes, sino los franceses, que llevaron la primitiva cacerola hasta la sofisticada olla a presión que conocemos hoy día y la cual, como un arma, cuenta con mecanismos de cierre y de seguridad y una evolucionada válvula, sistema que permite cocinar la carne en tiempo récord. Gerge Laverne se acerca más a la cacerola de hoy día como munición de protesta política, preferiblemente utilizada por mujeres y amas de casa, porque un chef profesional jamás abollaría su batería de cocina. Pero es que las cacerolas poseen un simbolismo peculiar que también ha ido variando en la Historia conforme evoluciona el papel de la mujer en la sociedad y su incorporación al mundo laboral, antes restringido para ellas y abierto solo al varón. En el Continente americano hasta la década de los sesenta, las cacerolas simbolizan al ama de casa ideal, esposa y madre que pone la mesa en su santo lugar y con todo y eso, se siente feliz. Distinto fue en Europa donde las mujeres inglesas dan ejemplo de patriotismo al mundo, atendiendo un llamado de Sir Winston Churchill quien las exhortó a no botar la basura y donarla clasificada debido a la escasez de materia prima durante la Segunda Guerra Mundial. En cada esquina de la capital inglesa se

51


apilaban montones de ollas, sartenes y cacerolas que las amas de casa regalaron al gobierno inglés para fabricar material bélico. De manera pues que podemos derivar que la política y las cacerolas iniciaron su ruidosa relación desde mediados del siglo pasado. Gramaticalmente el verbo "cacerolear" no existe. La Real Academia de la Lengua Española admite "cacerolada", "caceroleo" y "cacerolazo", de manera que el génesis del verbo tiene por cuna nuestro alborotado Continente y se ha expandido ultramar a la vieja Europa, su lugar de nacimiento, en estos tiempos de crisis e indignados. Así que si tenemos algo que exportar.

Por aquellos países vemos hombres caceroleando, pero en territorio latino macho que se respete cacerolea con cualquier objeto distinto a una cacerola, siempre que suene duro y pueda aplicársele fuerza. Aunque la cacerola es un arma inofensiva, se trata de hacer ruido para que se escuche la protesta y acosar al vecino de diferente tendencia política quien, a su vez, ejecuta su venganza con música a todo volumen o lanzando cohetes o improperios por la ventana, a todo pulmón, para luego escuchar, además de la cacerola y el cohete la respuesta con altavoz de la contra parte y así dar inicio a una guerra sónica de vecindario. Existen cacerolas orgullosas, pues solo se las utiliza para cacerolear; viejas cacerolas y cacerolitas olvidadas y mugrientas que no se botan a la basura sino que se destinan a cacerolear para no dañar las más costosas. Son las cacerolas rescatadas del olvido y piensan en lo injusto de su destino. Hay clasismo en las baterías de cocina. Téngase presente que las cacerolas no se usan para celebrar sino para protestar. A diferencia de las latas arrastradas por el automóvil de los recién casados, a cierta altura la liviana latita que simbolizó el inicio de la vida matrimonial, el término "cacerola" representa la pesada carga del sacramento. Es la cacerola como el llanto. Se llora por todo en un solo llanto y se protesta por todo en un solo cacerolazo. Entre cacerolas por casi ganar y cohetes por casi perder, han transcurrido las últimas semanas en el vecindario. Pero se gana o se pierde y no por aproximación. Así es el fútbol. * Escritora

52


Imágenes de protestas y enfrentamientos en diferentes zonas del país luego de las elecciones presidenciales 53

Guardia Nacional Bolivariana frente a manifestantes en Barquisimeto (15-4-2013)

Sandra Oblitas (rectora del CNE): No se trata de un reconteo de votos, sino de una ampliación de la verificación ciudadana para preservar la paz del país. 20-4-2013


54

En una auditorĂ­a se revisan todos los elementos del proceso. 20-4-2013

Acoso de opositores al CDI de Piedra Azul y su defensa por grupos chavecistas. 16-4-2013

Guarenas. Sin comentarios


55

Motorizados oficialistas atacan la sede y a observadores nacionales en la APUCV. 14-4-2013

En una camioneta oficial y â&#x20AC;&#x153;caceroleandoâ&#x20AC;?. 23-4-2013


56

Grupos izquierdistas del Reino Unido defienden la embajada venezolana en Londres que había sido asediada por venezolanos partidarios de Capriles anteriormente. 20-4-2013

Venezolanos protestaron frente a la embajada Venezolana en Londres por la juramentación de Maduro

“Recuerden Islas Malvinas, Iraq, Libia... Nosotros también Merecemos atención de Gran Bretaña porque VENEZUELA también tiene PETRÓLEO! y Más..”


57

CDI de Palo Verde supuestamente quemado por bandas opositoras seg煤n el Gobierno. 17-4-2013

Centro de Diagn贸stico Integral de Guatire muestra las acciones opositoras. Abril 2013


58

Trifulca en la Asamblea Nacional ante la negativa oficial de dar el derecho de palabra a los diputados opositores. Sesión 30-4-2013. Últimas Noticias, 1-5-13 2013

Rostro de Julio Borges, diputado de oposición, luego de la golpiza que le propinara un diputado del sector gubernamental en la Asamblea Nacional venezolana. Sesión del 30-4-2013. Últimas Noticias, 1-5-2013

María Corina Machado, diputada opositora, luego de haber sido golpeada en la cara por una diputada gubernamental. Asamblea Nacional, 30-4-2013. Últimas Noticias, 1-5-2013


59 Incendio en un aula por cohetón lanzado contra la UEE Eulalia Buroz. Últimas Noticias 18-05-2013

Daños en la sede del PSUV del estado Táchira

Sede del PSUV en Barinas quemado la noche del lunes 15-4-2013


Provea y la quema de los CDI Por Rafael Uzcátegui* El domingo 14 de abril realizamos un operativo especial con motivo de las elecciones nacionales para recibir cualquier denuncia sobre irregularidades en el marco de la jornada electoral. Los hechos desencadenados hicieron que nuestra jornada extraordinaria se extendiera por unos días más. Hicimos turnos especiales para poder recibir y asesorar denuncias, independientemente del signo político de sus denunciantes. El 15 de abril comenzamos a recibir llamadas sobre hechos violentos en diferentes partes del país, contra partidarios del oficialismo y de la oposición. Una de las situaciones más preocupantes fue la presunta quema de Centros de Diagnósticos Integrales. Aquel huracán nos sobrepasó. Urgía reunirse con otras organizaciones para concertar acciones en medio de la crisis. Nuestras primeras declaraciones públicas rechazaron enérgicamente cualquier acto de violencia. Asimismo pedíamos a la ciudadanía ejercer la manifestación de manera pacífica y, a las autoridades, garantías para ejercer este derecho. Además, solicitábamos al Consejo Nacional Electoral activar los mecanismos para despejar cualquier duda razonable acerca del resultado de los comicios, tal como lo había expresado el presidente Maduro la noche del 14. No fue sino hasta el 16 de abril que pudimos corroborar las denuncias sobre vandalismo en los CDI. Nuestra metodología se orientó en tres direcciones. La primera fue recopilar y filtrar toda la información sobre el tema publicado en los medios estatales, digitales e impresos. La segunda consistió en un trabajo colaborativo junto a diferentes amigos de Provea, los cuales se tomaron la tarea de ir personalmente al sitio de los sucesos, tomar fotos, y verificar el estado de los centros de salud. La tercera fue recopilar y filtrar las noticias aparecidas en los medios no estatales. Nuestro interés por documentar lo mejor posible los hechos de violencia contra centros sanitarios dio paso al asombro, cuando comenzamos a constatar que si bien los CDI y sus trabajadores habían sido víctimas de ataques y agresiones diversas, que debían ser rechazadas tajante y enérgicamente, ningún centro asistencial del país mostraba signos de haber sido quemado o vandalizado en la intensidad sugerida en la denuncia difundida tanto por medios oficiales como por alguno de los altos voceros del Ejecutivo. Esta notoria ausencia en los medios estatales, especialmente en las versiones impresas de Correo del Orinoco y Ciudad CCS, fue corroborada por las fotografías recibidas de los diferentes infoactivistas. Debido al carácter noticioCDI del estado Zulia denunciado oficialmente como quemado. so del hecho, periodistas 17-4-2013 de medios regionales fue-

60


ron a las sedes de la Misión Barrio Adentro llegando a las mismas conclusiones que Provea: Ningún CDI del país, entre el 15 y el 18 de abril del 2013, había sido incendiado o vandalizado gravemente. Sobre esta situación el comportamiento de los portales digitales estatales fue, simplemente, irresponsable. En medio de una situación de conmoción nacional y de enfrentamiento físico por razones políticas, los sitios webs de la Agencia Venezolana de Noticias y Correo del Orinoco amplificaban declaraciones de funcionarios que aseguraban que tal o cual CDI había sido incendiado. Tomando esta información no corroborada como base, las redes sociales tergiversaron aún más los hechos, desde cuentas de funcionarios medios y altos del Ejecutivo, dándole combusti-

61

CDI de Baruta en perfecto estado luego de la denuncia de su destrucción. 17-4-2013

ble a decenas de rumores. El 18 de abril Provea publica una nota en su sitio web para dar cuenta que al no existir ningún indicio de incendios de los CDI, esta aseveración era falsa, rechazando explícitamente los otros hechos violentos registrados en las inmediaciones de los centros de salud. A ello le añadimos, como complemento, un trabajo del periodista Rodolfo Rico, amigo de la casa, para la red social Storify. Saliendo de la oficina, casi a las 6:00 de la tarde, enviamos un “tuit” para difundir el último “post” del día en nuestro sitio web. Aquella nota generó una revolución en las redes sociales. El ministro de Información y Comunicación, Ernesto Villegas, nos contacta CDI en Piedra Azul. Indemne a pesar de las denuncias. telefónicamente el 19 en la mañana. 17-4-2013 Como no posee información sobre CDI quemados, y sí sobre otras agresiones, Provea publica una segunda nota donde informa su disposición a ampliar los datos difundidos. Contrariando lo que pensábamos era una actitud cordial, en horas de la tarde públicamente, a través de su cuenta Twitter, instiga el odio calificando a Provea como “retaguardia del fascis-


mo”, y cómplice de las agresiones. Seguidamente el aparato del Estado comienza una sistemática campaña de desprestigio contra nosotros, solamente por el hecho de haber contrariado la versión oficial de los hechos.

62

CDI de Palo Verde en buen estado. Las denuncias del Gobierno eran falsas. 17-4-2013

En 24 años Provea ha recibido similares ataques de voceros del alto gobierno, pero ninguno nos había adjetivado de “fascista”, una categoría política que avala cualquier acto de exterminio simbólico y físico contra nuestros trabajadores, en momentos de alta crispación nacional. Provea, públicamente, ha responsabilizado a Ernesto Villegas Poljak de cualquier violación a la integridad y vida de los trabajadores de nuestra organización y sus familiares. Tenga la seguridad el señor ministro que, en caso de que algo suceda como consecuencia de sus descalificativos, activaremos todos los mecanismos legales a nuestro alcance. *Coordinador del Programa de Investigación de Provea www.derechos.org.veinvestigacion@derechos.org.ve @fanzinero conflictove – Lunes, 22 de abril de 2013 Publicado en: Análisis y Opinión, Derechos Humanos


Provea responsabiliza a Ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, de cualquier violación a la vida e integridad de nuestro equipo de trabajo Durante la tarde del 19.04.13 el Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Ernesto Villegas, difundió a través de su cuenta Twitter varios mensajes descalificando e instigando el odio contra nuestra organización, después que Provea hizo público una investigación en la que se pudo constatar como falsa la noticia que aseguraba que varios Centros de Diagnóstico Integral (CDI) habían sido incendiados en el país. En dicho reporte Provea confirmó las denuncias sobre agresiones y hostigamientos contra centros asistenciales, sin embargo no del nivel de vandalismo que habían asegurado diferentes voceros del Ejecutivo Nacional y que fue amplificado por el Sistema Nacional de Medios Públicos. En sus mensajes a través de su red social, el Ministro Villegas afirmó “Lástima que Provea actúe como retaguardia del fascismo, certificando que no hay pruebas de los desmanes de bandas que atacaron al pueblo” y “Provea antepone su antichavismo a la obligación de defender los DDHH de las víctimas de la intolerancia”, entre otros mensajes que instigan al odio contra la organización de derechos humanos. El Ministro Villegas miente cuando afirma que Provea negó, en general, los ataques contra centros asistenciales, como puede claramente corroborarse en la nota publicada. Provea ratifica, una vez más, que no existen elementos para sostener que sedes de la Misión Barrio Adentro fueron quemadas o arrasadas totalmente como lo sostuvo la Agencia Venezolana de Noticias en sus reportajes. Las opiniones del Ministro Villegas comenzaron a ser repetidas, a continuación, en los medios de comunicación estatales. Provea responsabiliza al Ministro Ernesto Villegas de cualquier violación a la integridad y vida de los miembros de la organización y sus familiares. Provea considera que sus mensajes criminalizan el trabajo en defensa de los derechos humanos e instigan el odio público, actitud grave en momentos en que el país intenta superar una crisis signada por expresiones anómicas de violencia, fanatismo e intolerancia. Por último, Provea lamenta que después de la llamada telefónica solicitada por el Ministro a nuestro equipo de trabajo, en donde prometió ampliar la información sobre agresiones a CDI, públicamente el funcionario contradiga su actitud conciliadora y se coloque al margen de la Constitución al debilitar las garantías para la defensa de los derechos humanos. Provea activará todos los mecanismos para garantizar la vida e integridad de nuestro equipo de trabajo. Provea se reserva el derecho de ejercer acciones legales contra el funcionario, en caso de presentarse consecuencias contra nuestra organización, producto de sus declaraciones. Por último desea agradecer todas las comunicaciones de apoyo, nacionales e internacionales, que se están recibiendo a raíz de las amenazas del funcionario. Artículo publicado en la Página del MINCI

http://www.minci.gob.ve/2013/04/villegas-provea-actua-como-retaguardia-del-fascismo-aldesconocer-ataques-contra-el-pueblo/ Artículo de AVN

http://www.avn.info.ve/node/168277 Prensa Provea, 19-04-2013

63


Comunicación enviada al Ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, sobre derecho a réplica a Provea Caracas, lunes, 22 de abril de 2013 Licenciado Ernesto Villegas Poljak Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información Su despacho.El pasado viernes 19 de abril de 2013, usted, en su calidad de Ministro del Poder Popular Para la Comunicación e Información, mediante un contacto telefónico por el canal del Estado Venezolana de Televisión (VTV) en el programa Contragolpe, conducido por la periodista Vanessa Davies, manifestó su rechazo por la nota publicada por el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea), el día jueves 18 de abril de 2013, sobre los Centros de Diagnóstico Integral (CDI) y al mismo tiempo ofreció un derecho a réplica a la organización. Usted expresó: “yo les ofrezco el derecho a réplica por anticipado, vamos a hablar juntos, invito aquí públicamente al señor Marino Alvarado, a la hora que él disponga y el día que él disponga vamos a ir a discutir este tema frente a las cámaras”. Saludamos este ofrecimiento porque implica disposición al diálogo, aspecto fundamental de nuestro trabajo, más en estos momentos difíciles que vive el país. Provea acepta el derecho a réplica bajo las condiciones que implica ejercer este derecho y en concordancia con el artículo 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual señala que “La comunicación es libre y plural, y comporta los deberes y responsabilidades que indique la ley. Toda persona tiene derecho a la información oportuna, veraz e imparcial, sin censura, de acuerdo con los principios de esta Constitución, así como el derecho de réplica y rectificación cuando se vean afectados directamente por informaciones inexactas o agraviantes”. En ese sentido, el Programa Venezolano acepta el derecho a réplica ofrecido por Usted en las mismas condiciones en que se generó la información en el canal del Estado VTV y en el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información, considerando que los ataques perpetrados contra nuestra organización criminalizando su labor como defensora de derechos humanos se realizó no sólo en Venezolana de Televisión sino en los principales medios que integran ese Sistema. Por otra parte, nuestra disposición a ir a un debate público implica que Usted, en representación del gobierno, asuma su responsabilidad y compromiso de rectificar todo aquello que se ha dicho contra nuestra organización. En ese sentido, debemos recordar que en 1999 en medio de la tragedia del deslave en el estado Vargas, Provea realizó la denuncia que funcionarios de la Disip y del Ejército habían realizado varias desapariciones forzadas. La respuesta inmediata del gobierno fue descalificar a nuestra organización y se desató como hoy una intensa campaña comunicacional. Pero el tiempo nos dio la razón. Unos días después el

64


Presidente Chávez reconoció como cierta la denuncia de Provea y leyó párrafos de una comunicación que se le hizo llegar en su momento. Finalmente, el gobierno admitió en la Corte Interamericana de Derechos Humanos que las desapariciones forzadas habían ocurrido y se comprometió a investigar y sancionar a los responsables e indemnizar a las víctimas. Las víctimas aún esperan que se cumpla ese compromiso En tal sentido, para que el derecho a réplica se cumpla en los términos constitucionales y legales, de manera que exista igualdad de oportunidades, solicitamos: El derecho a réplica tendrá que ser en vivo, en entrevista con el Ministro de Comunicación e Información en el espacio Contragolpe conducido por la periodista Vanessa Davies. En el canal estatal Venezolana de Televisión se transmitió durante el día sábado 20 de abril de 2013 cintillos de información sobre el cuestionamiento del trabajo en derechos humanos que realiza. Provea exige que estos mismos cintillos sean utilizados para transmitir información sobre el trabajo que realiza desde hace más de 24 años nuestra organización, con una duración similar a la usada para cuestionar el trabajo que realizamos. Igualmente, exigimos la eliminación de su cuenta de Twitter @VillegasPoljakE, las afirmaciones que descalifican a Provea como “retaguardia del fascismo”, “promoción del negacionismo” y “antichavismo”, retractándose con igual número de tuits de tales afirmaciones, a menos que tenga pruebas que sustenten tales afirmaciones y a que las mismas sean presentadas. De lo contrario, Provea continuará responsabilizándolo a Usted de cualquier violación a la integridad y vida de los miembros de la organización y sus familiares, tomando en cuenta que la acusación de “fascistas” por parte de un alto funcionario, avala el exterminio simbólico y físico de quienes son calificados de esa manera, en un escenario de alta crispación e intolerancia por razones políticas. Consideramos que el desarrollo de un debate público pasa porque se creen condiciones apropiadas de respeto, que permita se desarrolle en términos adecuados de tal manera que el propósito sea informar la verdad y no descalificar. Que en virtud de la serie de ofensas y mentiras dichas contra nuestra organización y nuestro trabajo, en el debate se nos permita demostrar cuál ha sido la actitud de Provea en esta difícil situación que ha atravesado el país y como parte de ello su respuesta ante los hechos de violencia ejecutados tanto por sectores que se identifican con el gobierno como con la oposición. El diario Correo del Orinoco en su edición del día domingo 21 de abril realiza una serie de afirmaciones donde se cuestiona nuestra labor como organización de derechos humanos. Solicitamos nos sea concedida un derecho de réplica para informar a esos mismos lectores cuál es nuestro trabajo y cuál fue nuestra actitud ante la situación de crisis política que se vivió después de los resultados del día 14 de abril. Igual lo solicitamos en el diario Ciudad Caracas. Usted Ministro Villegas es periodista y sabe muy bien lo que es el derecho a réplica y conoce perfectamente que no estamos solicitando más que lo que por derecho nos corresponde. Finalmente, ratificamos que tenemos toda la voluntad de dialogar y debatir para que se sepa la verdad de lo ocurrido. Reafirmamos la necesidad que se investigue y se establezcan responsabilidades en los hechos de violencia que dejaron un lamentable saldo de muertos y heridos. Y tal como lo dijimos desde antes de las elecciones del 14 de abril y después, nuestro compromiso es con la paz, el diálogo, la solución pacífica y democrática de los conflictos. Atentamente Marino Alvarado Betancourt

65


Respuesta del Ministro Villegas a PROVEA Caracas, 25 de abril de 2013 DM N°: 0209-2504 Ciudadano Marino Alvarado Coordinador General de Provea Presente.Me voy a permitir responder a su comunicación fechada el 22.04.13, en la que condiciona el modo en que Provea desea ejercer el derecho a réplica que le ofrecí públicamente el 19.04.13, de manera más amplia a lo habitual en comunicaciones de este tipo. Lo hago así porque creo que es una excelente oportunidad para, en el debate de ideas, evidenciar algunos vicios que afectan a la organización que usted dirige y que opacan su trabajo por los derechos humanos en el país. Comparto con Rosa Luxemburgo que las más amplias libertades para el debate de ideas (además de ser derechos irrenunciables en sí mismas) permiten formarnos como pueblo, politizarnos, identificar a los actores de los conflictos y sus posiciones y aumentar nuestra conciencia de clase, de derechos y nuestro protagonismo democrático. Por tales razones, puntualizo lo siguiente: 1. En su comunicación del 22.04.13 usted señala que Provea "...acepta el derecho a réplica [...] en las mismas condiciones en que se generó la información en el canal del Estado VTV y en el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información". Frente a ello, le informo que puede contar no con las mismas condiciones en las que opiné sobre Provea en el canal del Estado, sino con mejores. Asúmase invitado a VTV, en vivo, para que defienda sus puntos de vista. En mi lugar, asistirá un especialista en derechos humanos, militante de izquierda, que está en la acera del frente de sus posturas políticas. Tendrá, pues, más tiempo del que yo mismo utilicé y la posibilidad de argumentar y expresar lo que desee. 2. Agrega en su comunicación que considera que se ha "criminalizando su labor como defensora de derechos humanos" y exige "la eliminación de [mi] cuenta de Twitter @VillegasPoljakE [SIC], las afirmaciones que descalifican a Provea como "retaguardia del fascismo", "promoción del negacionismo" y "antichavismo", retractándose con igual número de tuits de tales afirmaciones, a menos que tenga pruebas que sustenten tales afirmaciones y a que las mismas sean presentadas". Con tal afirmación y exigencia revela usted ignorancia o amnesia sobre el contenido del propio derecho a la libertad de expresión, cuyo bien jurídico protegido es "el libre flujo de ideas y opiniones". Su ONG realizó un "Informe" titulado "Provea corrobora falsedad en la denuncia de CDIs quemados en el país", el cual fue publicado en su web el 18.04.13. En el mismo, señala que "tras un exhaustivo arqueo en medios digitales e informativos estatales. Provea no consiguió ninguna evidencia acerca de los Centro de Diagnóstico Integral (CDI) que supuestamente habían sido incendiados por partidarios de la oposición...". Ustedes ejercieron su derecho a buscar y recibir información (aunque lo ejercieron de manera deliberadamente autolimitada, restringida a lo publicado en "medios digitales

66


e informativos estatales") y a la libertad de expresión. El título señala, claramente, su intención de "demostrar" que es "falsa" la existencia de CDI quemados en el país, por activistas de la oposición, tal como lo habían denunciado ciudadanos venezolanos. Pero la manera en que lo "demuestran", según el propio Informe confiesa, es con la revisión de medios digitales y prensa. Es evidente que esta revisión es insuficiente para hacer una aseveración seria, fundamentada, concluyente. Para comprobar o negar la información dada por el gobierno y ciudadanos bolivarianos (intención del Informe), debían hacer visitas a los lugares del suceso, recopilar testimonios y otras pruebas. Nada de eso ocurrió, lo que demuestra una inexcusable falta de profesionalismo por parte de Provea. En consecuencia, fueron desmentidos por testimonios, videos, fotografías y trabajos documentados que han sido suficientemente difundidos, y que demuestran la ejecución coordinada de una variedad de ataques, acoso y hostigamiento a CDI, incluyendo el lanzamiento de cócteles molotov y otros agentes incendiarios contra varios de ellos. Adicionalmente a esto, debo resaltar que Provea hacía esa denuncia contra el Gobierno, sin que antes hubiera, públicamente, condenado los asesinatos ocurridos en el marco de las protestas de la oposición, desatada tras el desconocimiento, por parte del ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonski, de la voluntad mayoritaria del pueblo venezolano expresada en las mesas de votación el pasado 16 de abril, lo que evidencia la triste jerarquización de los intereses de Provea: optaron por tratar (sin éxito) de desmentir al gobierno y ciudadanos bolivarianos en su denuncia por la agresión a lugares donde se garantizan derechos sociales por sobre la condena a asesinatos cometidos en el contexto de acciones de la oposición. Resulta evidente que la acción de Provea en este caso favorece y se inserta en una estrategia de la oposición política, más que en la defensa de derechos. Por esas razones, profundamente indignado y porque conozco lo que alguna vez fue Provea, publiqué en mi cuenta de Twitter los siguientes mensajes: "Medios y ONG se unen para hacerse cómplices del acoso a médicos y pacientes asediados por caceroleros, pistoleros y arrolladores al volante" "Provea antepone su antichavismo a la obligación de defender los DDHH de las víctimas de la intolerancia" "Provea promueve el negacionismo en relación con la violencia desatada tras el desconocimiento del resultado electoral por parte de Capriles" "Haremos el trabajo que no quiso hacer Provea: recopilar y divulgar testimonios de las víctimas de agresiones en CDI y demás sitios atacados" "En la rueda de prensa que Provea/Globovisión utilizan para tapar agresiones dije que CDI "fueron objeto de diversos tipos de agresión" "Una ONG supuestamente defensora de DDHH debió buscar testimonios de víctimas de agresiones 15D, en vez de prestarse para exculpar fascistas" "Lástima que Provea actúe como retaguardia del fascismo, certificando que "no hay pruebas' de los desmanes de bandas que atacaron al pueblo" Los argumentos que aquí expongo sustentan suficientemente estos mensajes, los cuales ratifico plenamente. Pero, además, tanto en el caso del deficiente Informe que realizaron, como en de mi opinión frente a éste, se trata de un "libre flujo de ideas y opiniones". Es decir, del ejercicio pleno de la libertad de expresión, tanto por sectores de oposición (que ustedes representan) como por un ciudadano, militante revolucionario que, además, es un servidor público. Mis críticas, sustentadas, no pueden interpre-

67


tarse como una "criminalización". Salvo que ustedes entiendan que autodefinirse como ONG de derechos humanos les da patente de corso para atacar, sin pruebas, los intereses del pueblo pobre e inmunidad para ser cuestionados públicamente por ello. Eso, que es lo que parecen sugerir con su carta, sería paradójicamente una limitación al libre flujo de ideas y opiniones. 3.- Señala usted que "Provea continuará responsabilizándolo [SIC] a Usted [es decir, a mi] de cualquier violación a la integridad y vida de los miembros de la organización y sus familiares, tomando en cuenta que la acusación de 'fascistas' por parte de un alto funcionario, avala el exterminio simbólico y físico de quienes son calificados de esa manera, en un escenario de alta crispación e intolerancia por razones políticas". Mi mensaje completo en Twitter decía: "Lástima que Provea actúe como retaguardia del fascismo, certificando que “no hay pruebas” de los desmanes de bandas que atacaron al pueblo". Eso significa que lo lamento, porque el actual rol indigno que cumple Provea contrasta con otros momentos de su historia, en los que ciertamente tuvo una actuación coherente con la defensa de los derechos humanos de los sectores pobres y excluidos. Ustedes favorecieron, con su débil Informe, a los fascistas que atacaron a los CDI, casas de Mercal, viviendas de la Gran Misión Vivienda Venezuela (todos lugares vinculados con los derechos sociales) y al pueblo pobre que protagoniza esta Revolución. Quien ataca lugares que garantizan derechos sociales (y eso que en la campaña el candidato de la derecha prometió mil veces que mantendría las Misiones de resultar electo) y asesina a personas que defendían pacíficamente sus derechos sociales no es más que un fascista. Y quienes no condenan esas muertes, sino que intentan (con un pésimo Informe) relativizar esos hechos son cómplices de ese fascista. La actuación de Provea ayuda a invisibilizar los delitos cometidos por elementos violentos de su mismo bando político, por lo que favorece la impunidad de esos delitos y constituye una forma de violencia simbólica contra las víctimas directas y sus familiares. Es un hecho público y notorio que, tanto desde mi rol de periodista, como ahora de ministro, he tenido, coherente y consistentemente, un discurso favorable al respeto a las diferencias y a un diálogo democrático en el país; así como he condenado cualquier acto de violencia, sean quienes sean las víctimas y los victimarios. Por ello, considero grosero que pretenda responsabilizárseme anticipadamente de hipotéticos delitos en contra de ustedes, por el simple hecho de expresar mis opiniones, debidamente sustentadas, actitud temeraria y sospechosa sobre la cual me permito alertar a la colectividad y a las instituciones. En cualquier caso, los hechos ocurridos en el último mes, dejan muy en claro que la intolerancia y la violencia se concentran entre los fascistas que ustedes protegen, por lo que es poco probable que sufran una agresión de parte de ellos. Tanto ellos como ustedes cuentan además con el mismo padrino (la potencia guerrerista del planeta, EEUU), de modo que no tienen nada que temer. Confío en que la dinámica informativa del país, alterada por la conducta antidemocrática y extraconstitucional adoptada por la dirigencia de la derecha venezolana tras la elección presidencial del 14 de abril, permita concretar prontamente la invitación a usted, Marino Alvarado, a VTV para abordar estos asuntos. Finalmente, solicito que esta carta sea publicada en su sitio web, en la misma sección y por el mismo tiempo en la que ha sido publicada, tanto la carta que me dirigieron el 22.04.13, como la nota de prensa en la que, acompañada de mi foto, me responsabilizan de daños a su personal y familiares, del 19.04.13. Atentamente, Ernesto Villegas Poljak Ministro del Poder Popular para la Comunicación y la Información

68


Opinan nuestros lectores sobre los resultados electorales Aguafiestas Respuesta No Solicitada: Después de la resolución del CNE (aceptando revisar el 46% de la votación y dando por bueno el 54% restante), no debería olvidarse que el régimen instalado por el fallecido Hugo Chávez en Venezuela es, y continúa siendo, una Dictadura Constitucional Totalitaria. El Estado chavista es una forma de Estado capitalista (los que crean que es socialista pueden dejar de leer esto aquí), es una forma de Estado de excepción (como el fascismo, el nazismo, el bonapartismo y otros tipos de dictadura no constitucional, como la militar) y es una forma de Estado específica (que corresponde a una crisis política determinada, a una relación de clases sociales concreta y a un periodo histórico específico). En ese régimen, como generalmente en toda formación social, la dominación política no está constituida por una sola clase social o fracción de clase, sino por una heterogénea alianza de varias clases, fracciones de clase y, en nuestro caso, hasta por lo que se denomina "lumpemproletariado" (que Marx calificaba de "escoria de la sociedad"): ese es el "bloque en el poder". En esta alianza de diversos grupos sociales, uno de ellos suele detentar la hegemonía. Lo cual o quiere decir que el ejercicio del poder político de los otros grupos "en el poder" (valga la redundancia) no pueda ocasionar desajustes entre los diversos aparatos del Estado. Y para cortar este fastidioso discurso que nadie me ha solicitado y que pocos entenderán: parece bastante claro que uno de estos grupos (no el liderado por Diosdado Cabello, evidentemente), "relativamente autónomo" y dadas las circunstancias, ha considerado conveniente acceder a una parte de las demandas de la oposición (cosa que ésta no ha dudado ni un segundo en aceptar, por cierto). Fin del Primer Capítulo (como dijo anoche, sabiamente, el propio Henrique Capriles). Manuel López 19 de abril 2013

Si desea o requiere leer o consultar los números publicados de la revista Continuidad y cambio debe utilizar el siguiente enlace: http://issuu.com/continuidad.y.cambio/docs

69


Orlando Chirino, Miguel Angel Hernández, José Bodas, Armando Guerra, Simón Rodríguez Porras

70

Continuidad y cambio Año 2 Suplemento 1 Mayo 2013

El Comité Editorial de “Continuidad y Cambio” y el Movimiento “De frente con Venezuela” no se hacen responsables de ni necesariamente comparten las opiniones emitidas en las secciones que indican claramente el autor


Suplemento Continuidad y Cambio Año 2 No. 1