Page 57

garantiza la realización de trámites burocráticos es mediante el pago de elevadas comisiones a los funcionarios públicos responsables. El alumbrado público es cada vez más limitado. Las calles y carreteras del país están llenas de huecos por falta de mantenimiento. Tiende a instalarse como sentido común la idea de que lo público es necesariamente ineficiente y corrupto. El trasporte público y privado, tanto urbano como interurbano, cuenta con cada vez menos unidades en servicio por carecer de repuestos, especialmente cauchos y baterías. En la época navideña de 2017 se formaron colas hasta de tres días para comprar pasajes para viajar de Caracas a algunas ciudades del interior. En los últimos cuatro años se ha producido una fuerte diáspora de venezolanos y venezolanas que buscan un futuro mejor en el exterior. Aunque, como en tantos otros ámbitos, no hay cifras oficiales, diferentes fuentes estiman un volumen de emigración entre los dos y los cuatro millones de personas [46]. El gobierno colombiano ha anunciado la presencia de más de un millón de venezolanos en su territorio [47]. Esta migración, que comenzó con sectores medios y profesionales, tiende a ampliarse hacia todas las esferas de la sociedad. Ha sido particularmente severo el impacto que, en hospitales, universidades y la industria, en especial PDVSA, está teniendo este masivo abandono por parte de su personal. La escala de esta migración es la expresión más dramática de una sociedad que se siente derrotada y sin salida, de una juventud que busca nuevos horizontes porque ya no ve posibilidades de futuro en su país. Para los familiares que permanecen en el país esta migración tiene dos caras. Por un lado, Venezuela se ha convertido en un importante receptor de remesas y una proporción creciente de la población depende de estas para sobrevivir. Pero, por otro lado, esto está produciendo dolorosos desgarramientos familiares. ¿Se acerca el fin? En términos políticos, durante el año 2017 el gobierno logró consolidar su control sobre cada una de las estructuras del Estado, desde el poder ejecutivo hasta la gran mayoría de las alcaldías y cuenta con un control político que, por el momento, parece bastante firme. La oposición de derecha y centro derecha ha quedado profundamente dividida y sus bases de apoyo desmoralizadas. La oposición de izquierda, incluyendo aquí lo que han sido denominados como el "chavismo crítico" y "chavismo democrático", está constituida por grupos pequeños sin capacidad de incidir a corto plazo sobre el rumbo del país. Con una hábil combinación de discurso radical antiimperialista que atribuye todos los problemas del país a la "guerra económica", dirigido a sus bases más incondicionales, una política clientelar ampliamente extendida que combina dádivas, subsidios y ame-

57

Profile for Continuidad y Cambio

Continuidad y Cambio, año 8, Nº 118, mayo 2019  

Continuidad y Cambio, año 8, Nº 118, mayo 2019  

Advertisement