Page 58

FULFILLMENT

highLights De nuestro estuDio • Casi la mitad (el 46%) de los encuestados cree que la falta de descanso impacta en el desempeño de los líderes. • Cuatro de cada 10 dijeron no dormir lo suficiente al menos cuatro noches a la semana, y casi seis de cada 10 afirman que no duermen lo suficiente al menos tres noches a la semana. • El 66% dijo que, en general, no estaba satisfecho con la cantidad de su descanso, y el 55% dijo no estar satisfecho con la calidad de su descanso. • Casi la mitad (47%) de los líderes encuestados dijo sentir que sus organizaciones esperaban que estuvieran “disponibles” demasiado tiempo, entre otras cosas para responder e-mails y llamadas telefónicas. • Más de un tercio (el 36%) dijo que sus empresas no les permitían hacer del descanso una prioridad. • El 83% afirmó que sus organizaciones no destinaban suficiente esfuerzo a educar a los líderes en la importancia del buen descanso.

entre el descanso y la conducta de los líderes, para luego analizar algunas soluciones que mejoran tanto el bienestar individual como la eficiencia de la organización.

El vínculo con el liderazgo organizacional La última parte del cerebro en evolucionar fue el neocórtex, o nueva corteza, responsable de funciones como la percepción sensorial, los comandos motrices y el lenguaje. La parte frontal del neocórtex, la corteza prefrontal, dirige lo que los psicólogos denominan funcionamiento ejecutivo, que incluye los procesos cognitivos de más alto orden, como la resolución de problemas, el razonamiento, la organización, la inhibición, la planificación y la ejecución de los planes. Hace largo tiempo se sabe que la conducta de los líderes depende por lo menos de una de esas funciones ejecutivas (y, a menudo, de más de una) y, por lo tanto, muy especialmente, de la corteza prefrontal. Los neurocientíficos aseguran que aunque otras áreas del cerebro pueden funcionar relativamente bien con muy poco descanso, no sucede lo mismo con la corteza prefrontal. Las habilidades visuales y motrices básicas se deterioran cuando la gente se ve privada del sueño, pero el daño no es de la misma magnitud que el que afecta a las habilidades mentales de más alto orden. investigaciones anteriores de Mckinsey han subrayado la fuerte correlación entre el desempeño de los líderes y la salud organizacional, que es un sólido predictor de buenos resultados financieros. En un estudio sobre 81 organizaciones y 189.000 personas de todo el mundo, descubrimos que los mejores equipos de ejecutivos se asocian con cuatro tipos de conducta: capacidad para trabajar con una fuerte orientación a los resultados, para resolver problemas de manera eficaz, para buscar diferentes perspectivas y para respaldar a los demás. Pero lo más sorprendente es que, en los cuatro casos, existe un vínculo comprobado entre sueño y liderazgo efectivo. (Ver gráfico.) Trabajar con orientación a los resultados Para hacerlo bien hay que estar atentos y evitar las distracciones. Pero la investigación demuestra que después de 19 horas de vigilia, el desempeño es equivalente al de alguien con un nivel de alcohol en sangre del 0,05%; y luego de 20 horas, igual al de quien tiene un nivel de alcohol en sangre de 0,1%, valor que representa la definición de ebriedad en los Estados Unidos. Resolver problemas de manera eficaz Dormir es beneficioso para múltiples funciones cognitivas —entre ellas, el reconocimiento de patrones y la capacidad de aportar ideas innovadoras y creativas— que ayudan a solucionar problemas eficazmente. Un estudio demostró que un buen descanso nocturno genera nuevas percepciones: en los participantes que disfrutaron ese descanso resultó dos veces más probable descubrir un camino más rápido para resolver problemas que quienes no lo tuvieron. También se ha descubierto que una siesta durante la tarde ayuda a una resolución creativa de los problemas. otra investigación determinó que es muy probable que el pensamiento creativo se desarrolle cuando se sueña durante el descanso, lo cual mejora la integración de información no asociada y promueve soluciones creativas. Buscar diferentes perspectivas Numerosos estudios científicos han subrayado el impacto del descanso en las tres etapas del proceso de aprendizaje: antes de aprender, para codificar la nueva información; después de aprender, en la etapa de consolidación, cuando el cerebro forma nuevas conexiones, y antes de recordar, para recuperar la información de

58. abril - mayo 2016

056_063 FULFILLMENT 4+.indd 58

3/30/16 1:36 PM

WOBI V21 N2  
WOBI V21 N2  
Advertisement