Page 1

La Arquitectura///////////////////////////////// hace ciudad///////////////////////////// Por: Arq. Luis Román Campa Pérez Director de Arquitectura y Urbanismo Universidad Villa Rica

Cuando hablamos de arquitectura, nos estamos refiriendo a uno de los oficios más antiguos que el ser humano ha creado para mejorar su entorno y su vida. Hablamos principalmente de la actividad que es responsable de crear los espacios para satisfacer las necesidades del hombre. Estos espacios que pueden ser internos o externos, son el escenario donde ocurre la vida: espacios donde comemos, dormimos, trabajamos, descansamos, nos divertimos, socializamos, etc. Como sabemos, un factor que define a estos espacios es, por así decirlo, la escala. La arquitectura puede ser tanto personal e individual, como a su vez, puede ser pública y colectiva, para las masas. Es esta la frontera entre lo arquitectónico y lo urbano. Se dice entonces que la arquitectura, dependiendo de su escala puede formar parte de la imagen urbana, o también, la suma de pequeñas obras arquitectónicas de condiciones de forma semejantes, pueden formar parte de la ciudad como conjunto (un ejemplo de esto lo representan los centros históricos y algunos barrios populares). Diseñar un espacio es crearlo. De hecho, la palabra “diseñar”, en su raíz latina significa “hacer”. El diseñador es “el que hace”. El arquitecto diseña arquitectura y ésta, a su vez, hace la ciudad.

Cuando un arquitecto proyecta un espacio, crea un lugar único e irrepetible ya que éste responde a las necesidades específicas de cada persona, que al ser diferentes,

enriquecen el aspecto visual de la zona. A su vez cuando creamos espacios de trabajo, comercio o esparcimiento, estamos creando de la misma manera espacios únicos, con la diferencia que estos se crean para las grandes masas, pues juegan factores como topografía, clima, vegetación, materiales, cultura del lugar donde es proyectado. Al combinar estas dos maneras de concebir la arquitectura en un mismo espacio, es cuando este diseño tan personal se convierte en el fenómeno de la Ciudad, que dependiendo de la escala se distribuye y se planea para lograr la correcta función de la misma. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que las ciudades también son únicas e irrepetibles, pues cada una tiene una población diferente, que vive, piensa y cuenta con necesidades distintas en cada zona. Cada ciudad tiene además un contexto histórico-social que la caracteriza y matiza, dándole su propia personalidad. Como si la ciudad se convirtiese en persona. El trabajo del arquitecto siempre es diferente y único; siempre es una enseñanza y experiencia nueva, pues en cada proyecto se enfrenta a nuevos retos, en los cuales utiliza toda su destreza y creatividad para dar solución a una constante, la creación del ESPACIO. Hoy es importante que la arquitectura renueve su compromiso con la escala urbana, para crear mejores parques, avenidas, boulevares, plazas públicas y espacios en los cuales nos re-encontremos con nuestra comunidad y con nosotros mismos.

h33  

Cuando un arquitecto proyecta un espacio, crea un lugar único e irrepetible ya que éste responde a las necesida- des específicas de cada per...