Page 1

Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

1


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

2


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

3


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

4


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

Ideas polĂ­ticas: Libertad, cultura y democracia

Consuegra Arquiciega

Los hijos de la Tierra de Enmedio.

5


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

6


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

Con amor, para Ojos.

7


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

8


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

La cultura como un medio para transmitir la democracia. Las últimas dos décadas y media han sido las receptoras de condiciones comunes en regiones y subregiones de América Latina que han desencadenado algunos indicadores como el crecimiento mínimo económico, la polarización social y en México, el bajísimo desarrollo educativo científico y tecnológico, aunado hoy en día al intento del Estado Mexicano de eliminar la filosofía como una materia en el nivel medio superior. Resulta evidente que alguien debe hacer algo, pero a ciencia cierta, muchos hablan de la responsabilidad del presidente, otros muchos de los diputados y senadores, pero nadie toma cartas concretas en el asunto, es bien cierto que resulta muy grave que

9


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

en la política de estado de la primera mitad del sexenio de Felipe Calderón, solo nos podamos enfocar al tema de la militarización del país, con esto no quiero decir que no me preocupe la seguridad pública y el estado de derecho, por el contrario es precisamente porque tanto me preocupan estas dos obligaciones del estado que me alarma que no tengamos más soluciones que invertir desmedidamente en las fuerzas armadas y castigar a sectores como la educación, la investigación científica y tecnológica, la cultura y las artes, el desarrollo de PyMES y el desarrollo equitativo del país, me preocupa aún más que el otro sector al que más le invertimos en el país que es la democracia, apenas se espere la participación de la parte proporcional al 30% del total del padrón de electores. Con esto quiero dejar en claro no quiero parecer un antidemócrata convencido de un presunto fraude, yo confío en que los ciudadanos que contaron, que cuentan y contarán los votos emitidos en las urnas,

10


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

además confío en las instituciones democráticas de mi país, aun cuando me duele que tengan un costo tal elevado y no poder quedar ciego a las necesidades tales como: educación, salud, empleo, vías de comunicación entre otras tantas y es por esto que en una época cual la última década que ha marcado memorables cambios, avances en ocasiones forzosos, en ocasiones hasta insuficientes, pero sobre todo generó expectativa, he tomado la bandera de un investigador anónimo, un investigador político cual Platón lo hubiera deseado. Porque yo no dese ningún cargo público, puesto político ni busco un solo voto de la población, de los políticos, no busco sinceramente ningún favor, ni mucho menos apadrinamiento, por eso uso un pseudónimo, así no tendrán necesidad de saber si cuidarse o no de mi, es probable que haya comido con algunos en estos últimos días, es probable que sea cercano colaborador de más de tres y sin embargo, no tengo el más mínimo detenimiento al mostrar si es necesario su

11


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

capacidad o bien su ineptitud y es esta última la que realmente me concierne como ciudadano y como ser humano. Porque estoy conciente y convencido al igual que un número importante de ciudadanos que en la sociedad del conocimiento de nuestros días, es precisamente la preparación formal, la experiencia y la inteligencia del tercer tipo las cualidades que un gobernante debe poseer, ahora me permitiré hacer la exposición de esta inteligencia del tercer tipo; como muchos grandes pensadores lo han definido entre ellos Maquiavelo, existen tres tipos de inteligencia, la primera la del tipo animal, que es incapaz de concebir una idea nueva o al menos de entender una que ha sido preconcebida por un tercero y aplicarla a la realidad que vive el sujeto que tiene precisamente es un ente político, el segundo tipo de inteligencia yo la llamaría la de la media, porque es la que no tiene el elevado coeficiente para generar una idea totalmente nueva y transmitirla a la

12


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

humanidad, pero sin embargo, es capaz de entender ideas de terceros, que aunque preconcebidas probablemente en un tiempo y espacio totalmente diferente, el ente político con la segunda inteligencia, es capaz de adaptar a su medio. Y finalmente el tercer tipo de inteligencia, aquella en la que el grado de elocuencia es tal que es capaz de generar ideas y soluciones totalmente nuevas y además es capaz de transmitirlas y ejecutarlas con suficiente avidez como para que sean benéficas para la comunidad que lidera un político, es este asunto lo que me ha motivado a escribir estas pobres líneas que con mucho esfuerzo y noches de desvelo he compuesto. Porque pensémoslo desde este enfoque, la mayoría de nosotros como ciudadanos en nuestro propio concepto nos consideramos, inteligentes y dotados de astucia, negaríamos ante cualquier persona que somos imbéciles, ante todo porque nuestro ego nos lo indica en ese sentido, entonces sería algo antinatural

13


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

estar gobernados por alguien que tuviera un nivel inferior en inteligencia, conocimientos, audacia, astucia y asertividad en lo que a política y sociedad se refiere y es precisamente el riesgo que una ciudad como la nuestra corre si no hacemos una elección concienzuda, de suerte que en el contexto de las elecciones que se aproximan cual tren a máxima velocidad, debemos tener en cuenta y revisar una serie de ideales y de ideas políticas, no solo en términos de ciencia política (que cuyo objetivo es estudiar los hechos del cómo se hace la política) también incluir el arte de hacer política (que es meramente hacer que una comunidad organizada funcione). Para ello he recurrido a realizar recorridos históricos, probablemente no de lo más formales, sin embargo, el objetivo de este documento es propiciar que de él devengan nuevas discusiones, nuevos pensamientos y sobre todo vincular a la sociedad de nueva cuenta con la democracia, sobre todo ante la mirada

14


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

triste del ciudadano que no voto por la opción presidencial de izquierda durante el 2006 y que hoy en el pliego de propuestas de la derecha de esta ciudad se ve una mala copia de esas mismas propuestas y de las políticas de estado que nosotros mismos nos cansamos de llamar populismo político, la pregunta entonces es; ¿acaso no se puede proponer algo que desarrolle verdaderamente ó es que la crisis política ha llegado a tal grado que nos hemos quedado sin ideas?. La respuesta le puedo garantizar estimado lector, es siempre hay ideas nuevas, útiles y realizables; que esto último no le quepa en el cerebro a miembros de la clase política, no quiere decir que se haya extinguido las innumerables posibilidades de pensar, crear políticas de estado, proponerlas y aplicarlas; si bien admito que está cerca ese día en el que veamos extinguida la capacidad de pensar en este país, es cierto; si aprueban el desechar la filosofía como materia (como he dicho antes) será una decisión garrafal con un elevadísimo

15


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

costo para este país, para la juventud y para las futuras generaciones de mexicanas y mexicanos, es increíble que en el seno de nuestra patria existan personajes que tras proponer esto puedan dar la cara a la nación, eso es mezquindad y parte de esta mezquindad política y de la lucha por el poder, por el poder (es decir para obtener solo eso, el yugo del control sobre nosotros como ciudadanos) es lo que ha generado esta polarización social (aunado a la decadencia en programas culturales y artísticos que son el hilo conductor de una sociedad, porque lo que es estético y bello para un obrero, también lo es para un empresario, para un político o para un vagabundo) y tras la polarización viene el desden por la participación en la política y así la crónica de una muerte anunciada de una joven, débil y traumatizada democracia, que a estas últimas fechas se deja ver como más sufrida que gozada en una década perdida, en un país que vivió en una dictadura presidencial, la cual se puede

16


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

escuchar en la calle (y yo escucho alarmado) era mejor que esta democracia pisoteada por la avaricia de la clase política nacional, así con una democracia devaluada como tantas cosas en esta nación, con una democracia atropellada por la miopía de individuos que no representan los legítimos gritos de este pueblo oprimido por sí mismo, con una democracia fracturada en dos partes: clase política y del otro lado de la ruptura la sociedad en general, los votantes (en estos tiempos en los que yo soy el primero en decir que no basta con ir a votar, se debe proponer y auxiliar a que esas propuestas se conviertan en realidad) es que presento este documento e intentaré que con la fuerza de la conciencia y asistido por la verdad usted estimado lector participe en la construcción de un verdadero régimen democrático, en el fortalecimiento de las instituciones y sé que no es un camino fácil y hasta podría preguntarse estimado lector el porqué me he tomado esta tarea como un ejercicio

17


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

posible para mi, un simple ciudadano armado únicamente de lo que yo mismo denomino conciencia colectiva del individuo, mi única respuesta es porque estoy convencido que es mi deber hacerlo y si alguien lee este ideario mi objetivo habrá sido cumplido, pero si una persona con verdadero sentido patriótico pone en práctica una acción de las que trataré más adelante, entonces el objetivo de ambos habrá sido completado, pero si una comunidad avanza haciendo uso de la fuerza de la razón y el apego al marco del derecho; entonces habrá nacido la verdadera democracia, el pueblo gobierna, porque el pueblo piensa, actúa y se beneficia a si mismo. Puedo adelantarme diciéndole estimado lector: que si usted pensaba que era un activista a favor de la anulación del voto, no lo soy, más soy partidario de la idea de que el voto, no es suficiente y hay que hacer algo más para que todo este gasto del erario que se hace, se haga valer, decidir es un

18


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

poder que la democracia como conocemos no los ha consagrado.

la

Me gusta pensar que dos siglos después de la Guerra de Independencia, aún habemos escondidos entre la sociedad algunos patriotas idealistas, como aquellos que entregaron su vida ofrendándola a una Patria que deseaban que naciera, o bien como los hombres y mujeres que se unieron a la batalla revolucionaria contra las tropas de un verdadero traidor a la Patria, que jamás fue electo por el pueblo legítimamente, en esos días si había fraudes, amenazas a la dignidad de los hombres y ofensa a la Nación me refiero a Victoriano Huerta y los agitados días de 1910. Hoy las batallas que nos plantea el presente, no son otras que la batalla de la conciencia, el conocimiento y por consecuencia el encuentro con la verdad. La armas que hoy debemos conocer son los libros en donde se guardan las poderosas balas que no son otra cosa que los pensamientos y las certezas de otros

19


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

que nos han de servir de guías. Por lo tanto esta es la aportación más valiosa que he podido realizar a mi tierra, a mis coterraneos y hasta a alguno que otro político de los que carecen de ideas propias y les sobran argumentos para no buscarlas. Este documento tiene una bibliografía bastante extensa la cual me encantaría que tuviera oportunidad y la disfrute usted tanto como yo, me gustaría un día poder decir que se encuentra en una biblioteca pública de mi ciudad, pero hoy no será ese día, tendrá que esperar a que alguien conciente llegue al poder y no solo concientice la mente de los mayores, sino que haga lo propio con la mente y los corazones de aquellos que hoy despiertan con sus lágrimas en las noches y alegran por la mañana con sus sonrisas a los de sus respectivos hogares, porque ellos son los hijos de la Tierra de Enmedio y su formación, educativa, su salud y sano desarrollo es una tarea que nos corresponde a todos los que tenemos

20


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

conciencia formada y suficiente fuerza como para pensar en su bien. Tras este preámbulo que me he permitido construir con el favor de usted que me lee, entraré en materia, no quiero hacer un transe del cual nos arrepintamos, empecemos por el tema de la democracia que ha sido una larga sucesión de debates y slogans políticos durante los últimos nueve años de vida nacional, resulta singular que inicie un libro sobre democracia criticándola, pero no critico a esta forma de gobierno sino a cómo se ha manejado y es que en un país en donde hace exactamente esos mismos nueve años estábamos los ciudadanos convencidos de que lo que se requería era “un cambio” y ese cambio lo encontraríamos en el reflejo de la figura de Vicente Fox Quesada y su proyecto. Desafortunadamente para muchos sectores el proyecto del hoy ex presidente, no funcionó y en mi particular óptica no funcionó por una razón fundamental,

21


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

nunca hubo un proyecto político de fondo y por el contrario si existieron buenas intenciones, siendo concretos desafortunadamente para la sociedad, las intenciones no cuenta, solo lo hacen los resultados y para tener buenos resultados en estos tiempos, es necesario tener ideas, que estas ideas cumplan con el requisito de ser concretas, alcanzables y finalmente tener muy en cuenta cómo hacerlas realidad. Fox, como tantos otros políticos de nuestros días no tuvieron una agenda política, ni ideas concretas y solo llegaron a tener buenas intenciones, que a mediano plazo se convirtieron en vagas nociones de lo que pudo haber sido y estas no alcanzaron para un país que requería de simplificarlo para concretar, erradicar lo disfuncional y magnificar lo que quedaba bueno y que servia. Habrá que reconocer que en estos últimos nueve años también han faltado acciones por parte de los ediles municipales, porque es bien cierto que dentro de las esferas

22


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

gubernamentales es un error garrafal culpar al Presidente de la República de absolutamente todo, dejando a un lado (la mayoría de las veces por ignorancia) a las otras instancias de gobierno, llámese el gobernador, los diputados, senadores, el poder judicial en sus respectivos niveles y era en este punto en el que confiaba cuando era más joven, en Tlalnepantla nos habíamos distinguido por ser un municipio con ideas, concretas y alcanzables y me referiré al trienio de Mendoza Ayala (20002003) que fue un periodo donde hubo avances, desafortunadamente no los suficientes como en todos los casos, porque aún cuando avances, siempre el tiempo y la sociedad demandarán mayor premura ante tus acciones, sin embargo, reconozco que hubo un importante desarrollo sobre todo en ese campo que llaman los ecónomos competitividad, pero la cultura en todo esto qué tiene que ver se preguntará usted estimado lector y la respuesta es muy sencilla, la cultura es el cimiento en el que se construyeron y se

23


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

construyen las civilizaciones y a su vez el elemento que constituye el sustrato de la (civilización) sociedad pues permite el vínculo y la generación de una identidad; a la vez estimula la comunicación y es en ese punto en donde me intereso, porque no me cabe la menor duda que una sociedad capaz de comunicarse y establecer vínculos entre conciudadanos e incluso con personas del exterior de esa comunidad, mejora la calidad de vida de aquel que forma parte de ese conglomerado social, muchos dicen que se le debe llamar “política de la olla de presión”, a mi particularmente me gusta llamarla política de la igualdad, porque si bien es cierto la división clasista de nuestro mundo, es irreconciliable se puede hacer mucho menos radical si construimos como base de nuestra vida y convivencia sociales las artes, la cultura influye de tal manera y a grado tan profundo que los conceptos cambian radicalmente, es necesario hacernos concientes de admitir nuestra cultura y las culturas de otras

24


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

latitudes, es decir generar conciencia de nuestra existencia en la aldea global y de la aldea global en nuestra existencia, a grandes rasgos la correcta promoción, patrocinio, fomento y difusión de las artes generan la democratización de la democracia, por el hecho de elevar a un estado de conciencia mayor a los ciudadanos comunes y corrientes, no solo esto último además, generará que la polarización existente en nuestra sociedad disminuya paulatinamente, porque un pueblo culto, es considerablemente menos violento que uno sin artes, conocimientos e instrucción, de allí mi preocupación por fundamentar con argumentos la necesidad de la inversión cultural en Tlalnepantla. Debemos dolorosamente reconocer que la sociedad mexicana es una de las sociedades más discriminadas y discriminadoras que existen en el planeta, constituye una ofensa para nosotros el trato que se le da a nuestros paisanos en Estados Unidos de América y nos quejamos abiertamente, nos sentimos insultados (y

25


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

tenemos razón de sentirnos así) pero cuando un inmigrante guatemalteco entra al territorio nacional, somos capaces de dejar caer sobre ese individuo nuestra ira, nuestro rencor y nuestro enojo reprimido contra con los que nos hacen lo mismo y esto es de lo más injusto, como injusto es radicalizar en temas como el eurocentrismo y el etnocentrismo, ambos son temas obsoletos nos queda abrir nuestros sentidos y pensamientos a lo que otros piensen y sienten. No debemos descansar hasta que nos aceptemos tales y como somos, concientes de que somos seres susceptibles a la mejora continua y en ese camino seguir nuestro andar. No quiero desaprovechar para precisar que darnos la oportunidad de saber más, Occidente/no Occidente, el Estado/Mercado, las distinciones generadas al interior de la ciencias sociales, se traduce finalmente en una diferenciación entre tres grandes disciplinas: La Ciencia Política, cuyo objeto de estudio fue el espacio político estatal y

26


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

las estructuras formales de gobierno, la economía: centrada en el tema de la lógica de las operaciones de mercado y la sociología: la cual enfatizó el estudio de la sociedad civil y se preocupo así mismo, por las consecuencias sociales, de la modernidad. Surgidas como elemento sustantivo del mundo moderno, las ciencias sociales (economía, ciencia política y sociología) intentaron estructurarse desde un comienzo según el modelo de las ciencias naturales y en un segundo sentido, teniendo como marco político el EstadoNación. Las fronteras jurídico-políticas del Estado-Nación, tuvieron así su correlato en frontera disciplinaria, al tiempo que estas últimas se contenían a si mismas en las dimensiones específicas del Estado-Nación. Durante largo tiempo el conocimiento en las ciencias sociales se desarrollo a través de los marcos disciplinarios. Tanto la Ciencia Política como la Sociología y la Economía consolidaron su propia historia

27


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

intelectual en forma de saberes autónomos. En nuestros días se han acercado de nuevo haciendo más flexibles las fronteras entre cada una de ellas, es por ello que debemos ocuparnos de todas simultáneamente. Precisamente dándole fuerza al quehacer de la sociología creo conveniente señalar un fenómeno singularmente notorio en estas elecciones, este es el del reciclaje político, este asunto que a últimas fechas en conjunto con la campaña permanente del “voto blanco”, han acaparado las cabezas sobre todo de los ciudadanos que le damos importancia a la trascendencia democrática del país. Me parece injusto e inmoral que son dos puntos importantes en lo que se refiere en materia política, esto ha sido desencadenado debido a que cientos de candidatos de todos los partidos en el país hayan ya ocupado el mismo cargo, por el que hoy vuelven a solicitar el voto, esto se presta a que

28


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

muchas personas se sientan inconformes a otorgar su confianza a los proyectos pobres que en otras ocasiones no los han convencido y ciertamente no veo porque hoy otorgarles nuestros votos si antes no lo hemos hecho, me preocupa sinceramente que desde hace ya nueve años no cambiamos de propuestas, es decir, en el 2000 la educación tendría mejor cara si teníamos “inglés y computadoras” y en ese estricto sentido no me quejo en nuestra ciudad durante cinco años se trabajó para cumplir esa promesa; ahora tenemos computadoras, inglés y hasta Internet en las escuelas de educación básica, la pregunta es ahora qué sigue. Sigue ser más exigentes con la capacitación de los maestros, dotarlos de un manual para que utilicen los recursos del Internet con fines didácticos y que además vaya de acuerdo al avance de los programas oficiales de estudio, habrá que abrir campos en el nivel secundaria para que los niños y niñas de nuestra ciudad tengan oportunidad de aprender en lugar de

29


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

talleres como los de cocina, taquimecanografía, electricidad o estructuras metálicas; accedan a opciones como: un curso de chino, formación empresarial, administración básica, formación que les resultaría mucho más útil en el marco de esta sociedad del conocimiento de la que ya hemos discutido antes. Aquí es donde se muestra la importancia de dar un paso hacia la certeza a través de un ideario político para una ciudad como la nuestra. Antes de continuar con una serie de exposiciones sobre ideas en materia de avance político y social pretendo explorar algunos temas en los que justifico este documento, ya que debido al tiempo que he estado revisando este mismo texto que me hace el favor de leer, han nacido en mi múltiples dudas y de estas han nacido otras, sin embargo, he considerado prudente simplificar todos esos planteamientos a estas tres trascendentales pero al mismo tiempo

30


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

concretas preguntas, que me he planteado como ciudadano y que ahora quiero darle a conocer: ¿Qué puedo saber sobre la democracia?, ¿Qué debo hacer para que funcione la democracia? Y ¿Qué me es permitido esperar de la democracia? Y a partir de estas preguntas, plantearemos un concurso de acciones que deben ser implementadas por los políticos y los ciudadanos y por aquellos que sean ciudadanos concientes, patriotas y hombres cabales. Será importante hacer un preámbulo a tan complejo y de nuevo abuso con un breve estudio que deseo realizar, sin afán de ser gravoso y me gustaría iniciar con un clásico de la ciencia del estudio político, precisamente La Política de Aristóteles, quien merece detenimiento en las siguientes palabras: Todo Estado es, evidentemente, una asociación, y toda asociación no se forma sino en vista de algún bien, puesto que los

31


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

hombres, cualesquiera que ellos sean, nunca hacen nada sino en vista de lo que les parece ser buen ser bueno. Es claro, por tanto, que todas las asociaciones tienden a un bien de cierta especie, y que el más importante de todos los bienes debe ser el objeto de la más importante de las asociaciones, de aquella que encierra todas las demás, y a la cual se llama precisamente Estado y asociación política. No han tenido razón, pues, los autores para afirmar que los caracteres de rey, magistrado, padre de familia y dueño se confunden. Esto equivale a suponer que toda la diferencia entre éstos no consiste sino en el más y el menos, sin ser específica; que un pequeño número de administrados constituiría el dueño, un número mayor el padre de familia, uno más grande el magistrado o el rey; es de suponer, en fin, que una gran familia es en absoluto un pequeño Estado. Estos autores añaden, por lo que hace al magistrado y al rey, que el poder del uno es personal e

32


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

independiente, y que el otro es en parte jefe y en parte súbdito, sirviéndose de las definiciones mismas de su pretendida ciencia. Toda esta teoría es falsa; y bastará, para convencerse de ello, adoptar en este estudio nuestro método habitual. Aquí, como en los demás casos, conviene reducir lo compuesto a sus elementos indescomponibles, es decir, a las más pequeñas partes del conjunto. Indagando así cuáles son los elementos constitutivos del Estado, reconoceremos mejor en qué difieren estos elementos, y veremos si se pueden sentar algunos principios científicos para resolver las cuestiones de que acabamos de hablar. En esto, como en todo, remontarse al origen de las cosas y seguir atentamente su desenvolvimiento es el camino más seguro para la observación1. 1

La Política, Aristóteles, Edición de la Bibiloteca Digital Cervantes.

33


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

Pero entonces, porqué vivimos en Estados que además denominamos democráticos, como nuestro país, pero sobre todo porque nos interesa Tlalnepantla, como esta ciudad, qué tan democrática es nuestra Tierra de Enmedio y cómo es que la cultura puede democratizar la democracia. Bien el primer paso para resolver las preguntas que he planteado antes, será definir qué es la democracia y cómo funciona en la actualidad, porque la democracia, es un concepto realmente complejo, más allá de la definición que escuetamente hemos aprendido sobre δεμοσκρατοσ; demos = pueblo, kratos = gobierno, seamos realistas, la sociedad se ha transformado y por tanto evolucionado, haciendo que la democracia griega de la antigüedad (democracia ateniense) en la que solo participaban los ciudadanos atenienses y quedaban excluidos los esclavos, las mujeres, los extranjeros haya sido una democracia en términos históricos larga y estable, sin embargo, no la primera pues el modelo ateniense deviene de los modelos

34


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

apátridas, parece especialmente singular que en sociedades precisamente que carecían de una formación de Estado fueran las primeras naciones democráticas. Aquí considero oportuno hacer la aclaración sobre la diferencia fundamental entre Estado y Nación. La Nación es una realidad social que nace de un estado de conciencia colectivo. Es un conjunto de hombres que tienen un origen común, un pasado histórico propio, una cultura y una civilización también propias y sentimientos y creencias religiosas análogos(sic). Estos son propiamente, los elementos que integran el concepto de Nación; pero a ellos debemos agregar la comunidad del lenguaje, de raza… vínculos todos que contribuyen a la realidad nacional2. Creo que esta es la manera más clara para definir tradicionalmente el Estado entonces es 2

Elementos de Derecho, Efraín Moto Salazar, Editorial Porrua S.A., 1944, Onceava edición, 1966.

35


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

aquella institución que tiene la capacidad de hacer coercible la ley, y Nación, como ha sido expuesto con Moto Salazar, he de aclarar que lo que acabo de citar son las generalidades, si usted al igual que yo ha notado que existen puntos en los que nuestra Nación no coincide como un sistema social precisamente funcional, yo también difiero en algunos términos tales como el asunto religioso debido a que actualmente no creo que sea un asunto que condicione la identidad nacional como en el caso de otros migrantes como los judíos que vinieron refugiados de las épocas tempranas de la Segunda Guerra Mundial o las comunidades de menonitas 3 que se establecieron en el norte del país durante el siglo pasado, considero que México tiene características que lo han perpetuado en el tiempo como una 3

Una recepción sorpresiva, polacos refugiados de guerra en México, Gloria Carreño y Celia Zack de Z., Universidad Nacional Autónoma de México (Facultad de Derecho) Estudios Jurídicos No.50, México 2007.

36


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

Nación no nacional, podría pensarse que bastaría con que dijera que carece de identidad, pero no solo carece de identidad, sino que carece de los elementos que por la mayoría de los estudiosos califican como las características elementales de una nación, repasemos de nuevo a Moto Salazar, los mexicanos somos hombres y mujeres que no contamos con un origen común debido a que geográficamente desde tiempos previos a la llegada de los españoles, nuestro país era territorio de muchas naciones independientes y generalmente enfrentadas, mismos conflictos que han sobrevivido hasta nuestros días, de suerte que ha sido más significativo el conflicto que la propia existencia de la nación a la que los antepasados pertenecieron, en México nos calificamos de bárbaros unos a los otros, el indígena no reconoce como hermano al mestizo y a su vez el mestizo desprecia al indígena, mientras que al exterior de este país, nos reconocen como mexicanos, sin embargo, nosotros no.

37


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

Como he dicho antes somos una nación que discrimina no solo al extranjero, sino al grado de que hasta al de casa lo denigramos y por ello pienso que el respeto a las leyes debe ser fomentado con mucho ahínco en los más jóvenes de nuestra ciudad, porque como bien apunta Dante Alighieri en su libro De la Monarquía, todas las leyes deben perseguir el bien común, sino no son leyes y si convencidos estamos de que seguir las leyes nos beneficiará como conjunto social, es probable que un buen día erradiquemos o al menos minimicemos la actitud de rebeldía clásica en las sociedades donde la cultura es un argumento olvidado. El Estado: Cuando la nación nace a la vida política, es decir, cuando entre los individuos del grupo social que la forman se establece una diferenciación, convirtiéndose unos en gobernantes y quedando el resto como gobernados, se dice que la Nación se ha convertido en

38


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

Estado. El fenómeno de autoridad implica el poder de una persona, o de un grupo de personas, que se ejerce sobre los demás. La autoridad es un elemento del estado. Este, por tanto, será un grupo social en el que existe un poder; pero dicho grupo necesita para su existencia de espacio, de un lugar donde asentarse: el territorio. En esta forma queda integrado el concepto que examinamos. Tres son los elementos que constituyen el Estado: Población, Autoridad y Territorio4. De esta forma, el Estado deposita en un grupo de personas el poder, porque ellos tienen “autoridad” y esta, se concentra en una porción menor de la población un grupo de poder es aquel que gobierna, es decir conduce los intereses de una Nación, el problema en la actualidad consiste en la necesidad de fundar en el conocimiento nuestra democracia, no en grupos de 4

Ibidem.

39


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

poder ni golpeadores como se ha intentado hacer en Tlalnepantla de Baz, ciertamente he de aprovechar a publicar la siguiente idea sobre la importancia del Estado laico y ético, pues mucho se ha dicho al respecto y tras pensar en el tema he llegado a la siguiente conclusión: S.S. Juan XXIII, dijo en su notable encíclica Mater et Magistra: “La socialización es a la vez causa y efecto de una intervención creciente de los poderes públicos, aún en los dominios mas delicados: cuidados médicos, instrucción y educación de las nuevas generaciones, orientación profesional, métodos de recuperación y readaptación de personas inválidas. Es también el fruto de una tendencia natural, casi incoercible de los hombres: tendencia a la asociación con el fin de alcanzar objetivos que sobrepasan las capacidades y los medios de que pueden disponer los individuos, semejante disposición ha dado vida sobre todo a estos últimos decenios a toda una gama de grupos, movimientos, asociaciones, instituciones, con fines

40


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

económicos, culturales y sociales, deportivos, recreativos, profesionales, políticos, tanto en el interior de las comunidades políticos como en el plano mundial.” (el día 15 de mayo del año 1961) El punto sustancial de nuestra sociedad, es encontrar los puntos de inflexión que podemos apoyar y fundamentar el avance como conjunto. Lo más importante debe ser la educación de los más jóvenes de nuestra ciudad y es sumamente importante entender que educación es un concepto por mucho más amplio que la instrucción de la educación primaria, secundaria o del nivel del hijo o hija de nuestra tierra, quiero ser muy claro en que la educación pública como privada de nuestra ciudad se encuentra mal estructurada, ya que el atraso tecnológico y académico de nuestros docentes es de aproximadamente 35 años con respecto al resto del mundo. Porque por vergonzoso que parezca mientra en Reino Unido requieres de un

41


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

doctorado para poder enseñar a pequeñitos de preescolar, en México puedes hacerlo con carreras fantasma desde 6 meses de estudios. El estado mexicano debiera de regular e imponer requisitos a la medida de la educación actual, no solo en México, sino del mundo. Adentrándonos en lo que es el poder coactivo del Estado, es lo que lo caracteriza y deferencia de la Nación, el Estado se ve limitado únicamente por el orden jurídico y de esta manera es la forma en que el ciudadano puede vivir en paz y confiado de que el Estado, no puede (teóricamente) actuar en contra de él sin tener fundamento precisamente jurídico, la gran discusión de ciencias jurídicas ha sido y seguirá siendo por mucho tiempo cuál es el sustrato o sustento de los marcos jurídicos que limitan las relaciones entre los hombres, si es acaso que este es de tipo moral o ético. Probablemente exista la posibilidad de quien piense que la ley es moral, esto en mi opinión no es así, no

42


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

porque no guarde un vínculo en ocasiones lejano, en ocasiones mucho más cercano, sino porque la moral es una virtud individual la cual no necesariamente tiene porqué ser exteriorizable como en el caso de la norma jurídica, si bien es cierto que como he dicho la moral es una virtud accesoria incluso en el individuo, ya que un hombre sin moral, puede sobrevivir sin ella, habrá incluso quien piense que con una menor calidad (aceptación social) pensar que el Estado, es un organismo moral es en vano, Nietzche dice que “No existen fenómenos morales, sino solo una interpretación moral de los fenómenos”, entonces si el Estado actuara para bien de la sociedad, innecesariamente pensando primero si es moral o no su acción, inherentemente se le calificaría de un estado moral (moralista), sin embargo, cuando equivoca sus acciones y las justifica con tintes morales se convierte en un Estado de doble moral ya que tiene que recurrir a su interpretación de la virtud, para justificar su ineficacia, de suerte que

43


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

lo relevante del asunto debe ser la eficacia del Estado y el marco jurídico de este, dejando de lado si es moral, inmoral o amoral. Una de las ironías peculiares de la historia es que no haya límites para el malentendimiento (sic) y la deformación de las teorías, aun en una época donde hay acceso ilimitado a las fuentes5; la mexicanidad por ejemplo es un asunto socio cultural buscado desde hace casi un siglo y me atrevo a decir que aún no la hemos podido encontrar o no por completo, estamos de acuerdo que se ha llevado a cabo un sin número de estudio sobre todo de orden sociológico que iniciaron grandes maestros como José Vasconcelos, Justo Sierra, Gabino Barreda, Porfirio Parra, Rafael Zayas, Alberto Escobar, Carlos Pereyra, Horacio Barreda y 5

Marx y su concepto del hombre, Erich Fromm. FCE México 1962, Tercera reimpresión 1970.

44


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

Andrés Molina Enríquez ya se habían preguntado de qué era de lo que estamos hechos durante el siglo pasado, la corriente del neokantismo en México peleo a capa y espada contra otras corrientes filosóficas e intento darle una respuesta que a mi parecer quedo corta en alcances y forma, sin embargo, no quiere decir que no se haya intentado hacer un esfuerzo y sin embargo, la mexicanidad es un concepto devaluado y deformado, sin detenerme a decir que mal entendido. Precisamente producto de este mal entendimiento es que hemos sido presas de nosotros mismos y esto nos ha convertido en una de las sociedades más polarizadas de la región latinoamericana y con un alto índice de discriminación racial. Ciertamente, durante estos días he compartido opiniones, puntos de vista, he analizado textos, he fundamentado y consolidado mi opinión y he reforzado mis convicciones democráticas, no he querido adelantar el proceso de realización de

45


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

este artículo en el que creo debo fundamentar con sólidos argumentos tanto científicos, como sociales las preocupaciones de la sociedad y las mías en particular, pienso que debo comenzar por enumerar las necesidades que tenemos como sociedad, desde un enfoque diferente al que se han venido haciendo desde que la política mexicana dejó las revoluciones armadas y tomó el sesgo del padrinazgo, del denominado dedazo, ese que durante setenta años dominó a nuestro pueblo y que engendró en él un espíritu de rencor hacia lo político basado en la experiencia que la corrupción dejó en forma de profunda herida de las clases campesina, obrera y la hoy casi extinta clase media. No puedo así decir que la misma marca haya dejado en la clase alta, porque el dinero es paliativo de muchos desconsuelos, uno de tantos de esos es que es medicina eficaz en contra del despotismo de los gobernantes en turno; más esto no me hace pensar que el tener dinero sea un crimen, un pecado,

46


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

mucho menos pienso que la integridad moral, ética e intelectual de aquellos ciudadanos que gozan del beneficio de una mejor condición económica se vean degradados. Pienso sin embargo, que por desgracia actualmente vivimos una época de polarización en donde la intolerancia ha llegado a extremos en los cuales vemos no somos capaces de construir relaciones ni vínculos que nos identifique como miembros de una misma masa social, es decir reconocernos como mexicanos. Estoy firmemente convencido que para reconocernos como mexicanos debemos encontrarnos como tales, basados en una base que debe ser sólida; Vasconcelos la llamaba la mexicanidad, está condición que está vinculada con el enorme patrimonio cultural del que gozamos como nación cabe mencionar que somos especialmente privilegiados en este sentido, así como nuestro país lo es en recursos naturales, basta dar ejemplo de esto: somos el tercer país con mayor

47


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

número de zonas naturales protegidas, tan solo detrás de Estados Unidos y Rusia, pero ciegos ante esta realidad hemos encontrado más fuerza en nuestras diferencias que en nuestras convergencias y esto debido a que el sistema educativo nunca ha sido capaz de generar un plan integrador, un plan que promueva la integración y que sea generador de una uniformidad social a través de la base cultural de la riqueza mexicana, esto suena bastante complicado, en tan pocas palabras podría llegar a ser utópico y ciertamente un asunto sencillo tampoco es, porque requiere de la participación social y evidentemente también de la participación del gobernante en turno. Existe una exposición carente de toda ortodoxia sociológica, sin embargo, creo conveniente exponerla: preguntémonos, quiénes son fresas y quiénes son nacos, más allá qué significa la palabra fresa, abstrayéndonos del concepto frutal. De dónde proviene la palabra naco y a quién define, demostrado queda, que el ser

48


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

fresa, no está vinculado necesariamente a un estrato social, es decir no es una definición clasista por más que parezca de esta manera, porque existen nacos adinerados y fresas sin posibilidades económicas, de esta manera queda demostrado, que la pertenencia es una necesidad humana, como las tribus en la antigüedad, pero también como las tribus urbanas, como los punks o los emos; porqué tenemos conocimiento de la corriente punk (que no estoy diciendo que sea malo, pero sería mejor conocer de nuestra cultura, de nuestras raíces; porque los movimientos sociales tienen una correlación geográfica, política, social y etnológica) sería entonces posible aceptarnos como miembros de la mexicanidad, antes de ser punks, no importando si somos mazahuas u otomíes o si nuestros antepasados lo fueron, si venimos de Tlaxcala o de Durango, primero somos mexicanos, que eso nos quede claro, pero que debemos hacer para que quede en la mente y en los

49


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

corazones de nuestros niños y niñas, se debe invertir, no solo lo que consideremos suficientemente sino más allá de lo necesario, nuestras escuelas deben fomentar la lectura, la investigación y la vinculación con ese pasado en común que tenemos, me sorprende que los planes de desarrollo local, nunca hablen sobre este importante tema, sin embargo, vincular nuestro pasado en común con la existencia de nuestra sociedad tecnológica, es un paso incomprensible para quienes han hasta el día de hoy modificado los esquemas educativos que relegan a nuestras futuras generaciones a ser los obreros maquiladores subdesarrollados de otras naciones, proyecto educativo que nació con el salinismo y que resulta hoy en día total y completamente obsoleto, ya que en los días de Salinas se pensaba que México sería la zona maquiladora de lo diseñado por los Estados Unidos de América, sin embargo, en un momento de la historia que a todos nos resulta bastante

50


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

complicado entender cuándo fue eso apareció el monstruo chino para robarnos esa posibilidad y convirtió en un absurdo querer forzar nuestra condición de maquiladores, comprendamos que la mexicanidad, los mexicanos y México da para más, sin importar ninguna clase de diferencias de la sociedad actual, nuestro principal objetivo consiste en despertar la admiración de nuestra propia cultura en los más jóvenes de nuestros hogares, haciendo que se sientan orgullosos de ser lo que somos, hermanos mexicanos; mezcla de indígenas y mestizos; al mismo tiempo que habitantes de un planeta tierra globalizado, miembros de la humanidad capaces, talentosos e inteligentes como ningún otro grupo social, porque todos somos diferentes y es precisamente la cultura universal el hilo conductor de esta existencia, por ello resulta crucial dejar a un lado los dilemas del Eurocentrismo y el Etnocentrismo y generar una amalgama que resulte útil para sentirnos orgullosos de nosotros mismos, transmitir este orgullo a los

51


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

demás habitantes de nuestro planeta, pero también ser capaces de comprender, aprender y reflexionar sobre el vínculo innegable que existe con la cultura universal proveniente de Grecia y Roma la cual ha dejado su herencia en la España dominada por los romanos y que más tarde hiciera presencia en México y en el subcontinente latinoamericano, aceptemos con madurez nuestra condición de mestizos culturales, no solo de los españoles, sino de muchas otras naciones que han conformado este gran país que se llama México; comprender y comprometernos a aprender a tomar las cosas buenas de las corrientes de pensamiento que conforman nuestra sociedad, es muestra inequívoca de madurez; no de olvido hacia Nezahualcoyotl, el rey poeta o Xolotl el líder chichimeca que fundó Tenayuca y que hizo un gran censo de personas y armas, recordar al igual que formar intelectuales será la garantía para que un día renazcamos de entre el caos que hoy

52


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

vivimos, formar a nuestros niños (no con la conocida fórmula de la falacia: “porque los niños son el futuro de México”) sino con la conciencia de que son el presente y debimos haber comenzado ayer con la formación educativa de los hombres y mujeres que investigarán la historia para encontrar soluciones para el presente de ellos, que es nuestro mañana, porque son ellos los que innovarán los negocios a nivel global, porque confiados decimos que harán lo que nosotros no pudimos hacer, pero es muy irresponsable de nuestra parte decir eso, sin hacer lo que a nosotros nos corresponde para darles las armas y que encuentren las posibilidades con relativa facilidad en un mundo de por si complicado; muchas personas, podrán decir que no tienen el conocimiento suficiente, que no tienen el nivel de estudios requeridos, que no tienen tiempo para participar de esta cruzada a favor del bienestar de todos los tlalnepantlenses, yo les respondo desde mi trinchera, que aquellos que consideren que carecen del

53


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

nivel de estudios requerido para poder hacer el bien, tienen libre albedrío y que lo único despreciable que puede tener un ser humano es renunciar a la capacidad evolutiva de la inteligencia y con esto al afán de superación natural en el interior de si mismo y estamos concientes de que no todos tenemos acceso a la manera de superarse, a la educación que hubiéramos querido (y la falta de estudios, no es un pecado, ni un delito, es falta de fortuna, sin embargo, la falta de estudios universitarios, no quiere decir en ningún caso que se esté apartado de los valores éticos de la familia, de aprender que el trabajo es sagrado y que el sudor de la frente lleva el pan diario a la mesa, pero los tiempos cambian y los hijos ahora tienen que usar más la masa gris que los músculos, porque esa es la tendencia del mundo y no queremos quedarnos fuera de las infinitas posibilidades que la humanidad ha conquistado, con los músculos gobernados por el cerebro.) y aquellos que tenemos accesos a la educación pensemos que

54


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

pudo siempre haber sido un poco mejor, siempre pudimos sacrificar una fiesta, un minuto de plática pora llegar a la perfección sublime, pero admitámoslo no lo hicimos porque somos humanos, el problema es cuando no somos concientes de cuán deficiente es nuestro sistema educativo que ha venido caracterizando a nuestro país por casi las últimas cuatro décadas, entonces aquellos estudiantes que aunada a su condición económica, social y familiar carece de conciencia en que debe hacer más por sí mismo y su educación y omite lo último no puede ser señalados como responsable directo de su propia condición, ya que es obligación del estado mejorar al máximo los estándares educativos, sin soslayar la obligación que la familia del mismo tiene en elevar su nivel de conciencia durante la infancia, pero ante las condiciones que vivimos y el tipo de sociedad al que hemos llegado a ser me veo entonces comprometido a señalar, que la educación que el estado imparte debe sin duda tomar la responsabilidad de

55


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

elevar al individuo a un estado de conciencia unificando así a la sociedad y creando así el concepto de nueva educación la cual debe ir acompañada por una sólida enseñanza con su respectivo aprendizaje (comprensiónreflexión) de la ética, la cultural, convenientemente de las artes que desemboque en la formación humanística e intelectual que se merecen los niños, niñas y jóvenes de nuestra ciudad, y de los cuales la ciudad también necesita; evidentemente la estrategia de la que hablo corresponde ser realizada por pedagogos calificados para esta finalidad, ya que no es un asunto que deba tomarse a la ligera, como hasta hoy se ha hecho. Quisiera hacer una pequeñísima reseña a que la formación humanística también comprende el fomento deportivo, pues como bien lo decía el filósofo griego Platón, quien reconocía que era necesario en la vida llevar una disciplina que mantuviera en óptimas condiciones tanto la mente como el cuerpo, ya que de esta

56


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

manera como tanto lo hemos escuchado en la actualidad, uno de los peores enemigos de nuestra infancia es la obesidad la cual en el peor de los casos puede venir acompañada de anemia, por eso debemos esforzarnos para que en nuestro sistema educativo haya una revisión constante de los patrones nutricionales de nuestros niños, niñas y jóvenes lo cual acompañado de la promoción de la actividad física, desde la infancia temprana, ayudará a que rompamos la cadena de la diabetes que es detonada con frecuencia de la obesidad, permítame exponerle, estimado lector, un proyecto de salud pública que debería ser implementado en Tlalnepantla, los niños que nazcan de padres obesos o con fuertes tendencias a serlo, deberían ser remitidos a los deportivos de la demarcación para iniciar sesiones de natación, así pequeñitos desde meses de edad podrían disfrutar de mejores condiciones de vida y además, uno nunca sabe quizás uno de estos pequeños o

57


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

pequeñas, sea el gran nadador que nuestro país viene buscando para que un día, una medalla de oro se cuelgue en el cuello de un hombre o mujer mexicano, pero quede en el corazón de todo un pueblo. Ahora bien eso se tendría que hacer con los niños de entre 0 y 4 años, a partir de la educación preescolar, sería obligación de las escuelas llenar una tabla de datos con peso, talla y enviarlo vía electrónica a una oficina que se encargaría de la logística de este proyecto, por ello es que es tan necesaria la colaboración del magisterio y los directivos, supervisores de zona escolar y todos los mecanismos que la educación tienen al alcance de la ciudad y sus habitantes. Pero porqué si todas estas cosas que suenan lógicas y aparentemente útiles no se han llevado a cabo aún, bueno a continuación expondré uno de los múltiples motivos que constituyen el problema político y el drama social en el que hemos caído. Resulta claro que el primer error de orden

58


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

político y social, es la promesa de cargos a personas que no cuentan con el perfil profesional que un trabajo requiere, así como durante todos los sexenios a nivel presidencial, la Secretaría de Instrucción Pública, la cual fue tomada como un botín de la Revolución, con un posterior respiro cuando José Vasconcelos tomó la decisión de crear la Secretaría de Educación Pública, que años aquellos en los que la fuerza de la razón hacía que las decisiones fueran tomadas y no por la fuerza fuera impartida la razón, posteriormente la crisis ideológica de la educación en el periodo de Lázaro Cárdenas, para después regresar al marco jurídico que regía antes de las transformaciones de orden socialista que le fueron implantadas y finalmente las reformas de 1992, las cuales han dejado un sistema tambaleante contraído a partir del pacto político y no de la calidad pedagógica, un sistema educativo que ha funcionado como trampolín político o botín electoral. Una suerte similar es la que han corrido los instrumentos encargados

59


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

de impartir educación estatal y municipal, caso concreto de los funcionarios que hemos venido viendo en Tlalnepantla de Baz, en los últimos tres años, un grupo de ciudadanos que aún cuando supuestamente también contaban con maestrías y perfiles académicos que deberían haber demostrado cierta avidez en el puesto, no tuvieron ni el más mínimo chispazo de inteligencia y no crearon oportunidad alguna, aún cuando proyectos buenos y positivos lleguen hasta las manos de los servidores públicos no son tomados en cuenta ni mucho menos llevados a cabo, la Dirección de Educación y Servicios Auxiliares del gobierno municipal de Tlalnepantla, dicen sirve únicamente para hacer tres eventos masivos que son los que su jefe (refiriéndose al Presidente Municipal) les exige el Festejo de la Independencia, el Festejo del Día del Niño y alguno otro que se nos ocurra, así dicen hasta la fecha los funcionarios, entonces los que pagamos impuestos no nos merecemos que se mal

60


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

gaste, es por ello que debería existir un Consejo Educativo Auxiliar, este consejo debería conformarse no de una gran estructura burocrática, sino más bien de tres a cinco pedagogos, un asesor en matemáticas, otro en lengua española, uno más en ciencias y uno más en lengua extranjera. Con estos entre 7 y 10 elementos nos bastaría para diseñar como primer paso un examen electrónico de evaluación, que podría aplicarse al total de los estudiantes de educación básica del municipio en haciendo uso de las aulas de medios con computadoras y el Internet instalado en las mismas, estaríamos dando un paso para mantenernos informados de qué es en lo que está fallando nuestro sistema educativo, además podríamos saber cuál es el estatus psicológico de los y las alumnas de Primaria y Secundaria de esta Ciudad de Tlalnepantla, realizar este seguimiento cada 6 meses nos ayudará profundamente a dinamizar la educación local, además haciéndolo vía electrónica se evitaría el gasto en papel,

61


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

transportación, movilización de personal innecesario, probablemente hasta corrupción y filtración de las respuestas de dicho examen, haciéndolo altamente fiable sobre los resultados que individualmente y colectivamente deben tener conocimiento los niños, niñas y jóvenes. La mejora educativa como ya he dicho requiere de una revisión amplia y de un consejo que lo lleve a cabo responsablemente, la atención psicológica pertinente a las familia de niños, niñas y jóvenes con problemas de aprendizaje, es una labor que el DIF en conjunto con la Secretaría de Educación local deben atender de manera inmediata, deben crearse mecanismos accesorios en los cuales podamos basar el desarrollo integral de los individuos y familias del municipio. Creo que no solo debemos enfocarnos a la atención de las adicciones como el Gobierno Federal lo ha venido haciendo, es un desacierto desatender el desarrollo y la educación sexual de los niños, niñas y jóvenes, porque cada vez es una realidad

62


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

mucho más evidente que el actuar desinformado y de manera irresponsable genera: desordenes en el desarrollo pleno del individuo, llámese coartar la escuela y la posibilidad de ser profesionista, llámese la incapacidad de salir del hogar familiar y empalmar dos hogares familiares, esto en el caso de los embarazos “prematuros”, pero también el peligro latente y existente de enfermedades y sobre todo el SIDA, uno de los enemigos de la humanidad de este siglo, es por ello que no podemos ni debemos desatender el tema de la orientación sexual, en la casa y en las escuelas y este Consejo debe ser el encargado de formular estrategias para difundir y planificar el rumbo de nuestra educación; como he dicho editar un manual para el uso de Internet con fines educativos, mismo que sea utilizado en las sesiones de las escuelas en el aula de medios, así también como editar libros que tanto a maestros, alumnos y padres de familia les sean útiles para encontrar respuestas ante el desafío que significa la

63


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

formación de los hijos. Hablaré de un tema escabroso, que representa la inversión en un proyecto como este, debemos ser concientes de que ciertamente tendremos que invertir una suma pero que a corto y mediano plazo llegara a nuestros hijos y será la única manera de que se nos admita la idea de que ellos serán aquello que nosotros no pudimos ser, porque como dijo el filósofo trascendentalista, escritor y ensayista estadounidense Henry David Thoreau en su mágnifico ensayo Desobediencia Civil, “Nunca me he negado a pagar el impuesto de rodamiento, porque quiero ser tan buen vecino como mal súbdito, y en cuanto a subvencionar escuelas, aquí estoy dando mi contribución para educar a mis compatriotas.” De la misma manera que Thoreau, lo hace yo también seré el primero y más gustos de pagar lo que sea necesario, siempre y cuando mis hijos y los hijos de estos tengan un futuro con certeza y la única certeza que se les puede legar es la educación. Si bien es cierto también

64


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

he estudiado profundamente el hecho real de invitar como miembros honorarios a algunos pedagogos distinguidos, amigos de la educación y hasta me atrevo a decirles que de ser necesario le escribiré a Bono el cantante de U2 para que con un concierto a beneficio pudiera hacer que nuestro sueño educativo cobrara forma y de esta manera él con su espíritu altruista nos ayude en esta cruzada, porque para mí nada es en vano, ni mucho menos excesivo cuando de educar al pueblo se trata y con estas soluciones me refiero a ese tema con el que somos relacionados los mexicanos en el mundo, ya que somos reconocidos por ser ingeniosos, esto último nos caracteriza y precisamente es ese reconocimiento el que nos obliga a no defraudarnos a nosotros mismos, ni al mundo; porque tenemos las capacidades, solo nos falta la dirección de un plan claro, realizable, objetivo y concreto, pero que tampoco desautorice sueños y metas a largo plazo; ahora me encuentro convencido de que lo tendremos, primero

65


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

pensándolo juntos, luego trabajando juntos y finalmente actuando todos en el marco de la legalidad y asumiendo las responsabilidades que a cada quien nos corresponde. La construcción social y la modernización del concepto sociedad del conocimiento. Es indudable que la riqueza de las naciones depende de sus capacidades de innovación, de la vitalidad de sus culturas y de la fuerza de sus sistemas de conocimiento y sus marcos institucionales. Hoy por hoy, en “sociedad del conocimiento”, los recursos intelectuales representan insumos críticos para la producción de riqueza en la medida en que se convierten en tecnología, organización, inteligencia, productividad y consumo racional. En el marco de sociedades caracterizadas por la competitividad a escala global y enfrentadas a constates tensiones o

66


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

incertidumbre derivadas de los nuevos desafíos, el conocimiento científico, está llamado a proporcionar recursos conceptuales y humanos para la explicación y comprensión de la realidad y para la orientación de la acción individual y colectiva. (Anthony Giddens, 1994) No puedo negar que en mis anteriores exposiciones, he hablado de la necesidad de que ante la falta de ideas de nuestros gobernantes y algunos candidatos políticos, en la necesidad de la adecuación de proyectos realizados en otros lugares geográficos, bien dice el periodista Carlos Alazraki (2006), si es necesario robemos las ideas de Nueva York, Tokio, Madrid, Buenos Aires, en conclusión de dónde sea necesario, con tal de vivir lo mejor posible y tener certeza, porque la política aunque no se base en certezas, tiene la obligación de otorgárselas a la sociedad, sobre todo en un régimen democrático al cual le invertimos cifras en desigualdad a los gastos que proponemos en educación,

67


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

desarrollo tecnológico y científico, permítame exponerle estimado lector, que no estoy de acuerdo ni por poco en que generalmente hablemos de la tecnología y la ciencia como una misma cosa, no por necedad mía, es que tal como lo habría expuesto Ruy Pérez Tamayo, eximio científico mexicano; estás dos disciplinas no son cercanas. Mi trabajo está muy lejos de definir parámetros que no corresponden en primer término a lograr una mejor democracia, un mejor gobierno, a lo que me refiero es que hoy en día es mucho más común encontrar interés en los niños y jóvenes en ser futbolistas que ser profesionistas y debiera ser su interés dirigida por ambas, sin embargo, si analizamos con base en la estadística, ser un buen filósofo, es mucho más fácil que ser un buen futbolista y es que de estos últimos deportistas se llevan las grandes glorias nacionales solo once, mientras que entre más filósofos, pensadores, científicos, estudiosos, profesionistas haya, esta ciudad nuestra será mejor, es por ello que nuestros

68


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

esfuerzos deben equilibrarse, debemos encontrar un mejor sistema educativo y me refiero a encontrarlo, porque es una tarea muy complicada, una responsabilidad infinitamente mayor a la que confiere el repartir útiles escolares y uniformes gratuitamente, el primer paso debe ser la evaluación de nuestros niños y desde temprana edad encontrar cuáles son los puntos fuertes de cada uno de aquellos pequeños individuos, es decir, habrá quienes son capaces de ser buenos deportistas y desde la infancia debemos formarlos, habrá quienes tengan facilidad para las artes, tales como la música, la pintura y la literatura; actividades que forzosamente están vinculadas con el pensamiento, probablemente buenos filósofos, buenos pedagogos, escritores, investigadores, politólogos, arquitectos, médicos de esos que tanta falta nos hacen, pero entonces específicamente cómo podemos hacer mejor a nuestra ciudad en términos de educación básica, que es la que atañe al menos por el

69


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

momento al gobierno municipal. Bien, existe material de dónde echar mano, primero el esfuerzo que Mendoza Ayala, entre el año 2000 y el 2003, llevó a cabo equipando con equipo de cómputo las aulas de las escuelas de nivel primaria y secundaria de nuestra ciudad, pero el sistema debe completarse, editando y publicando un manual de uso para el Internet con fines educativos, que nos permita darle un norte a nuestros maestros y maestras al momento de tener una herramienta tan poderosa como el Internet, favorecer el conocimiento de lenguas extranjeras a través del uso de esta herramienta y organizar a través de fundaciones, el contacto de nuestros niños con niños de otras culturas, esto a ellos les abrirá el horizonte del conocimiento y la conciencia global ausente en generaciones como la mía y a la cual me tengo que enfrentar porque en mi disciplina tengo competencia de ciudadanos chinos, suecos, británicos, alemanes y japoneses; sin mencionar que

70


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

un complejo de inferioridad ante el extranjero se nos ha impuesto histórica y culturalmente hablando, el cual es verdaderamente difícil de superar, de no ser por estar convencido en la grandeza de nuestro pasado y la esperanza del resurgimiento de esa grandeza reconocida por todos. Otro aspecto que resulta crucial para nuestro cometido es la lectura, mi tatarabuelo decía: “Aquel que lee y comprende con claridad lo leído, puede resolver cualquier problema en su vida, por complejo que este parezca.” Han pasado casi 100 años de que mi tatarabuelo, repetía esas palabras a mi bisabuelo, así como cuatro generaciones hemos escuchado lo mismo y hoy por hoy, aún no hemos encontrado la manera de refutar aquella máxima, le garantizo estimado lector, que no es vano que sus hijos e hijas tomen un libro, cualquiera que este sea, ya sea poesía que como Schopenhauer reconocía es el más sublime nivel de comprensión y reflexión al que un ser humano puede llegar, sea de ciencias

71


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

exactas, pues quizás en su familia haya un futuro astrónomo que descubra a dónde ha llegado el universo, probablemente un biólogo que reconfirme lo que Darwin no legó o que lo desplace haciendo uso de su inteligencia y sagacidad en el tema de la evolución humana, al final del día les puedo garantizar que un libro tiene la maravillosa capacidad hacer que el cerebro humano tenga una idea y esa idea puede desencadenar un concurso de hechos que de no haber sido por aquella idea primaria, probablemente jamás hubiera existido, privándonos así de todo o casi todo lo que conocemos como humanidad. Sé que el tema de los libros, ha sido algo sumamente discutido, pero como tantas otras cosas, la mayoría de las veces que se discute algo del calibre, de la importancia, vaya del peso social que los libros, los escritores tienen sobre nuestros destinos son temas que se secuestran y politizan, secuestrando así la libertad de nuestras ideas y de la posibilidad de tomar el destino de una nación como la nuestra

72


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

en las manos propias de la sociedad, es necesario apoyar, difundir la creación literaria, tanto como la tecnológica y la científica, habrá que hacernos responsables de nuestro propio destino y el de nuestras familias, porque hoy en día estudiar (y estudiar bien, a profundidad) no puede llamarse lujo, no debe soslayarse a otros, no podemos hacer diferencias entre niños y niñas y no podemos castigar a los nuestros y condenar a un país a la mediocridad de dependencia que ahora mismo vivimos, es tiempo de actuar, debemos empezar poniendo el ejemplo en casa, en cosas pequeñas; porque en ellas se encuentra una gran base de todo este cambio que debe convertirse en nuestra forma de vida para que realmente surta efecto y es que elaborando en el seno de nuestra ciudad, las ciencias sociales a las cuales les corresponde en la actualidad cumplir un papel relevante en el contexto de la sociedad del conocimiento, no solo porque, en si mismas, son fuentes de conocimiento académicamente relevante

73


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

y socialmente significativo, sino también por su contribución a definir y orientar estrategias de cambio en las políticas públicas, en la participación ciudadana, en la opinión pública informada y en la democratización del sistema político y de la sociedad. La responsabilidad de los científicos sociales y los humanistas en el escenario de la sociedad del conocimiento, no se limita al desempeño de una función de producción y diseminación de conocimientos especializados, sino que al mismo tiempo, comparta compromisos éticos y políticos con los principales valores del interés público. Crear nueva industria y fomentar el turismo, local, foráneo e internacional. El fomento a la industria, ha sido un pie del que cojea México desde hace siglos, siempre hemos sido dependientes y basta con analizar la historia, si bien el Porfiriato fue uno de los periodos en donde más

74


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

floreció la economía de la industrialización fue porque Díaz Mori, concedió privilegios (considerados generalmente como desmedidos) a empresas de países desarrollados para explotar los recursos naturales de México, aún cuando me reservaré para otro ensayo el derecho de señalar las múltiples razones que lo hicieron actuar de esta manera, la política de fomento industrial y económico de México, no ha cambiado mucho desde esos días, aún tras una Revolución de 1910, cuyos valores e intereses nunca se cumplieron cabalmente y los cuales preocupan y deberían ocupar con mayor fuerza nuestras acciones, la soberanía alimentaria (sin afán de tener un tinte partidistico que definitivamente no tengo) es un asunto de orden agrario que ha sido desatendido, no solo en este sexenio, ni en el anterior, sino que tiene décadas en la agenda del olvido, es necesario fortalecer el respeto y elevar en la sociedad el valor que tiene la gente del campo, sé que habrá quienes digan que Tlalnepantla no es ya un

75


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

municipio rural, que no podrá en ningún caso tener un retroceso en su evolución entonces resultaría ciertamente inadecuado, pero recordemos que la primera de las tareas que tenemos como sociedad es valorar lo productivo de las gentes del campo y fomentar la investigación en la industria agropecuaria, en instituciones como el ITTLA a la cuál se le debe encomendar el desarrollo de nuevos sistemas de riego, tales como las investigaciones de riego por goteo, las investigaciones para el fomento de la construcción de techos-jardín para Tlalnepantla y la conservación (y de ser posible) el mejoramiento de nuestro deteriorado medio ambiente, ejemplo concreto de esto es la inmensa plaga de la planta parásita conocida como muerdago (Arceuthobium oxycedri) que atacan a los árboles de los fraccionamientos Los Pirules, Valle Dorado y Santa Mónica de nuestra ciudad, es imperativo que se preste atención a este tipo de problemas, porque dicho sea de paso la agenda ecológica

76


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

del municipio es un asunto olvidado, cierto es decir que en su momento existieron un árbol por cada habitante de Tlalnepantla, es momento de hacer estudios más profundos y de exigir soluciones de mejor calidad, es por ello que propongo que exista una incubadora de negocios municipales que funcione para beneficio de los profesionistas recién egresados y de los emprendedores, he comentado anteriormente en el espacio en Internet del candidato Mario Enrique del Toro esta propuesta que consiste en la necesidad de fundar un espacio (edificio) donde estén perfectamente habilitados cubículos, telecomunicaciones (Internet, teléfono, fax, una computadora por empresa piloto) y con en donde con la previa asistencia de un profesional experto en la planificación de negocios, aquellos interesados en obtener un apoyo para iniciar una nueva empresa reciban asesoría hasta tener un plan de negocios que sea benéfico para generar ingresos al municipio por concepto de impuestos y un bien social a

77


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

la comunidad al generar empleos, pero como la finalidad este plan es fomentar, debemos pensar bien y condonar un año de impuestos a este tipo de incubadoras, ofrecerles asilo a sus oficinas en un edificio municipal que como he dicho antes debe contar con todas las adecuaciones necesarias como el contar con una computadora por empresa, Internet, un aparato telefónico con un número de conmutador por cada empresa, un fax general para todo el edificio y finalmente al menos mobiliario indispensable. Será necesario también indispensable de dotar a estas empresas piloto de recursos humanos de dónde puedan disponer, es por ello que la propuesta va dirigida a que este sea un centro de captación de jóvenes en proceso de cumplimiento de su servicio social, los cuales primero podrán incrementar su experiencia en el campo específico de su estudio, es decir, no tendremos antropólogos en OPDM, ni pasantes de la licenciatura en derecho de bibliotecarios en la red de Bibliotecas

78


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

Municipales, sino que enviaremos solicitudes de cumplimiento del servicio social del campo específico de su profesión con lo cual buscamos no engordar innecesariamente el sistema burocrático municipal y fomentar la participación en la iniciativa privada de jóvenes profesionistas provenientes de escuelas tanto públicas como privadas. Ya que es necesario llevar a cabo una fuerte alianza entre la educación pública y la educación privada, en un momento más adelante retomaré estas palabras, antes me propongo terminar la exposición de la incubadora, debemos fomentar la competitividad y sustentar de esta manera que las empresas que se formen en Tlalnepantla. Las estimaciones a las que me voy a apegar son de otros países y tienen su principal fuerza en una cosmología local del máximo esfuerzo, pero en donde se ha implementado este sistema el porcentaje de supervivencia de las empresas incubadas está sobre el 72% (Sanz, 2007, Bocchia, 2008, Pavlov-Stavov,

79


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

2006) de suerte que nosotros debemos estar convencidos que el 70% de las empresas sobrevivirán hasta su consolidación. Para ello es cierto necesitamos de expertos en mercado para poder acceder a estos altos estándares. Debo advertir que esto requiere de una inversión importante, sin embargo, creo que es justificado el invertir en la mejora de nuestra ciudad. Fomento Turístico y flujos monetarios reactivados en Tlalnepantla de Baz. Fomentar el turismo para muchos de nosotros podría parecer un lujo obsceno, un lujo porque promocionar la Ciudad de Tlalnepantla es otra inversión que debe hacerse para este fin y para qué, si uno que vive aquí ya sabe que existe y cómo es. Entonces eso convierte en un lujo obsceno el invertir en una estrategia de imagen para Tlalnepantla, esto a primera vista, ahora permítame exponerle, amable y paciente lector, el porqué debe hacerse

80


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

esta inversión; ciudades como Madrid, Nueva York e incluso Buenos Aires que podría decirse se parece mucho a Ciudad de México y algo entonces debe tener de parecido con nuestra Tlalnepantla, obtienen importantes sumas de dinero anualmente del turismo y es que pensemos sí usted tiene una tienda de artículos cerámicos, usted podría obtener muchas más compras y por lo tanto ingresos si vinieran personas de los estados aledaños, con el tiempo quizás usted invertiría en diseños más elegantes, complejos, coloridos o simplemente en alguno que usted piense que tiene más posibilidades de vender, basados digamos en su originalidad, entonces la gente que viniera de los estados circunvecinos, estarían completamente convencidos de que sus piezas son únicas, sus ingresos incrementarían y probablemente una de esas empresas incubadas de las que hablamos en la parte anterior de este ensayo, se dedique al diseño, usted desea ahora un diseño exclusivo y le encarga

81


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

este diseño que le está dando empleo a más tlalnepantlenses, que está generando bienestar y usted con sus impuestos hace que los servicios estén cubiertos al cien por ciento, pero pensemos que un visitante de Puebla, no va a venir exclusivamente a comprarle a usted su producto cerámico, vendrá y tendrá que comer quizá en el restaurante de la exquisita barbacoa que está en la contra esquina de su establecimiento, entonces consumirá su producto cerámico, la barbacoa, la propina del mesero o mesera que le debió haber ofrecido un excelente servicio, más tarde gracias al plan de desarrollo cultural que más adelante propondré encontró una buena obra de teatro accesible a todo público, quizás en un foro como la Plaza Doctor Gustavo Baz, el teatro callejero de buena calidad le arrancó algún nuevo pensamiento que irá a discutir con su esposa a un café de los aledaños a dicha plaza. En el peor de los casos nuestro amigo y su esposa han gastado $300.00 que representan $270.00 para la

82


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

comunidad de Tlalnepantla, que es usted estimado lector que tiene un negocio o quizás usted que es empleado y que estaría garantizando ventas, con lo cual su empleo se vería salvaguardado y $30.00 que llegarían en formas de impuestos directos e indirectos para el municipio, con lo cuál todos los proyectos que tenemos se podrían hacer realidad más fácilmente. ¿Pero porqué la gente no viene a Tlalnepantla? Por tres razones fundamentales. 1) No saben que existimos. Es cierto los tlalnepantlenses, cuando alguien nos pregunta dónde vivimos, generalmente contestamos que en la Ciudad de México o si bien nos va definimos que vivimos “por Satélite”, pero muy difícilmente decimos: ¡Vivimos en Tlalnepantla!. 2) Coeficiente de aburrimiento: Tlalnepantla ha comenzado a tener algunos eventos que son dignos de ser comentados, pero que son mal difundidos, algunos conciertos en el Centro de Convenciones de Tlalnepantla en Marío Colín, pero no más, es necesario crear un

83


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

fideicomiso que la haga una ciudad divertida y atractiva, (se va a ver mal el comentario, pero una ciudad sexy) en qué consiste esto, bueno que tenga de todo un poco: Teatro, Música, Danza, Cine y que los habitantes del Distrito Federal, Morelos, Hidalgo y de los municipios circunvecinos lo sepan, una ocasión hablé de esto en público con resultados controvertidos, dije textualmente: “Si este plan lo hubieran iniciado en 2000, Rubén Mendoza no habría perdido la gobernatura del Estado, porque a la pregunta ¿Dónde está Tlalnepantla? Fuera del territorio municipal, siempre la respuesta será incierta, sin mencionar, que cargamos con el estigma de que Tlalnepantla, nunca fue un pueblo como Coyoacán o como Ixtapan de la Sal, de hecho hasta la fecha no es considerado un pueblo mágico (que es el programa de fomento al turismo del Estado de México), pero allí es donde reside nuestra fortaleza, somos una ciudad y como ciudad puedes venir a hospedarte a excelentes lugares (a menor costo que

84


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

Ciudad de México que esa es otra de las claves) y desde aquí puedes desplazarte a donde quieras, porque nosotros te llevamos, esa será nuestra fortaleza, permítame estimado lector ser más claro en este punto, si nosotros y nuestro gobernante es capaz de entender la importancia de que personas no solo de otros estados, sino incluso de otros países vengan a Tlalnepantla y consuman el hospedaje, el desayuno y convertirnos en la Ciudad de las Cenas, entonces podremos salir del bache económico mejor que ninguna otra localidad de México. Dado que Tlalnepantla no tiene eventos internacionales que sean de interés, pero su cercanía geográfica con Ciudad de México es muy conveniente, de esta forma debemos invertir en un sistema de transporte terrestre que provenga del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México “Lic. Benito Juárez” directamente a los hoteles que decidan participar en el sistema, pero cómo vamos a transportar extranjeros hasta aquí sin que hayan hecho

85


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

reservaciones, parece bastante estúpido pensar en hacerlo así, debemos realizar un catálogo de precios de los hoteles que vayan desde el más lujoso, hasta el más económico y colocarlo en Internet y hacer una distribución a nivel global a través de tres esquemas, a través de las embajadas de México en el extranjero y la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el que quede muy claro que Tlalnepantla te conecta directo con Ciudad de México, pero además podríamos incluir la visita a nuestras magníficas pirámides de Tenayuca y Santa Mónica, en segundo término debemos distribuir ese mismo catálogo a través de Agencias de Viajes Internacionales en tres mercados fundamentales en principio: España, Canadá y Estados Unidos, para con el tiempo ir creciendo y enfocándonos en la penetración en mercados turísticos como el Europeo, el de Asia y Oceanía y finalmente debemos distribuirnos a través de Fundaciones Internacionales que puedan fungir como nuestros

86


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

“representantes” en el mundo, sé que suena un poco fuera de proporciones, sin embargo, tenga la seguridad estimado lector, de que tengo los mecanismo y la metodología además de los asesores más calificados para esta finalidad, ahora también debo admitir que este mecanismo se va poder realizar siempre y cuando “empiece la mágia”.

Acciones específicas. Imaginemos estimados amigos tlalnepantlenses que una semana en octubre Tlalnepantla se convierta en el lugar más interesante, para pensadores, escritores, cineastas, jóvenes, artistas y fanáticos de artistas; pensemos que empieza una sesión de magia, pues eso es o que propongo que hagamos, una semana en donde por la noche la Plaza Doctor Gustavo Baz, se convierta en una mega pantalla de cine con lo mejor del cine alternativo todas las noches, en

87


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

donde por la tarde un grupo de rock se presente el viernes, el sábado un espectáculo musical de excelente calidad y el domingo para cerrar, una ópera; en donde las universidades públicas o privadas reciban a los mejores exponentes en ciencias y artes para que impartan conferencias magistrales, es necesario hacer esto con la colaboración del gobierno municipal y las instituciones públicas y privadas, un fideicomiso en donde la sociedad también pudiera ver si está interesada cuál es el uso y el fin que tiene el dinero que se está invirtiendo. Finalmente y no menos importante, hago la invitación a todas las compañías teatrales, desde callejeras a que nos unamos en un proyecto que cambie la cara de los fines de semana, yo por mi parte hago la firme promesa de que cada fin de semana a partir del próximo siguiente a las elecciones estaré en la Plaza Doctor Gustavo Baz, leyendo 3 cuentos cada sábado a partir de las 12:00 hrs. para niños de entre 4 y 12 años de edad, invito a mis amigos

88


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

escritores a que se dejen venir a contar más cuentos y abrir el debate, a los mayores los invito a que lean, es importante también comentar al respecto de la escuela de oficios me encantaría que pudiéramos fundar un colegio o centro de estudios históricos y sociales y al menos publicar una colección de la biblioteca de Tlalnepantla, así como una revista de la localidad (hasta con versión bilingüe) Es importante recordar que el impulso a la creación de medios de comunicación locales pero con características de escala nacional es un punto importante, porqué es importante desarrollar un sistema de medios de comunicación, la razón es muy sencilla Tlalnepantla se puede volver influyente en la medida que sus medios de comunicación lo sean y para ello debe imperar la calidad como concepto principal, sobre todo en un tabloide o quizás una estación de radio-televisión por Internet el cual además es un sector que

89


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

crecerá durante la siguiente década, la expansión ya esta teniendo lugar y sustento este comentario en el hecho de que Grupo Televisa lo hace ahora a través del portal tevolución.com, habrá que dejar en claro que el éxito o fracaso de un proyecto de este tipo dependerá directamente de la filosofía del canal de comunicación que se elija, la calidad en los contenidos, la calidad en la producción, distribución y entender que para generar televisión pública educativa, no tiene porqué ni ser aburrida, ni mal hecha, por el contrario es necesario hacer una inversión económica importante y hacer una distribución de la marca como si se tratase de un canal privado, ya que de esto depende la justificación de una elevada inversión que esto último representaría, claro esta no sin beneficios a la comunidad, que también es importante aclarar, los medios de comunicación llamarían a miles de clientes potenciales, a miles de turistas, a miles de inversionistas lo cual generaría un despertar económico

90


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

inusitado en nuestra ciudad, sin embargo, es una inversión que se debe hacer con responsabilidad, es por ello que la coloco sobre la mesa, sin garantizar que se pudiera hacer en un primer momento, pero tampoco debe dejarse al olvido ni esperar en exceso a que se dieran condiciones inmejorables para invertir en el “media business”, ya que jamás se darán esas condiciones optimas y será un error despreciable el que omitamos invertir en este importante motor de la economía local, que es uno de los objetivos principales de un gobernante. Alguien podría decirme que en lugar de invertir en tanto de cultura debería de invertir en salud, le respondo que la cultura puede proveer los fondos para invertir en salud pública para luchar como bien decían en el blog de Ordóñez por la cobertura universal que a la vez atraería a muchos más turistas y la economía se sanearía. Además la cultura de la prevención en salud es otra materia que

91


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

podemos transmitir elevando el coeficiente de pensamiento de la media social. Sin embargo, lo que resulta lascivo para una comunidad como la de nuestra ciudad, es que intenten engañarnos diciendo que gestionará la construcción de un hospital cuando debemos saber de antemano que el gobierno tanto a nivel Estatal, como Federal no cuenta con los recursos económicos como para hacer una inversión de este tipo, la cual no solo confiere la inversión de construir el propio edificio hospitalario, sino también el equipamiento con los instrumentos médicos que deben tener los hospitales de estos días, además de los sueldos de los trabajadores de las diferentes áreas que requiere un nosocomio. No desamparo tampoco los problemas que representan transporte público y vialidad para la eficiente conectividad necesaria para crecer dignamente, sin duda debemos pensar y pronto en un sistema de desplazamiento masivo, es

92


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

decir un sistema de transporte colectivo capaz de llevarnos eficientemente, que solo quiere decir de manera segura, pronta y eficaz, pensemos que el tiempo es dinero y que si no contamos con un sistema así, no podremos competir con Ciudad de México o Monterrey para que los inversionistas extranjeros volteen sus ojos hacia nosotros, pero confinar un carril para el transporte público concesionado es un buen principio, antes de abandonar a la deriva cualquier mejora posible. Podemos entonces entender que hay cosas que no cuestan tanto y que solo se requiere de voluntad para llevarlas a cabo. Pensemos en el bien, razonemos a quién le vamos a dar nuestro voto, sé que a este esbozo le faltan aún muchísimos asuntos por definir, que sería escueto y bajo para gobernar una ciudad, pero si es útil, porqué no llevarlo a cabo. Amigos de Tlalnepantla léanlo, analícenlo, coméntenlo y exíjanlo. Porque al final del día debemos darnos cuenta que hacer política es más que

93


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

llenar las calles y avenidas de publicidad, la cual sin afán de ser un ambientalista que juzga lo que hacen otros si tomar acciones sobre su propio actuar, solo contamina y no proporciona las ideas para conducir una ciudad que es lo que realmente este país necesita ya que la sociedad se encuentra fracturada, debido a que no tienen un hilo conductor y hoy más que nunca requiere más de un cirujano que de cualquier intento de apóstol de la democracia, que tenga la capacidad de tomar la responsabilidad y ejecutar un proyecto donde el hilo que utilice para intentar reparar las desgarradoras heridas que hoy por hoy Tlalnepantla tiene en su tejido social, esté compuesto de cultura, de un conglomerado de arte propio de nuestra ciudad y de sus hijos, pero que al tiempo admita las ideas provenientes de afuera no como elementos desconocidos o despreciables, sino como ideas aplicables a su propio desarrollo, que valoren y respeten sus ciudadanos y sobre todo que

94


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

en el concepto de niños y niñas sin importar su origen étnico, religioso, social y político la palabra igualdad cobre un significado claro, nítido y alcanzable, que no sea un mero adjetivo de campaña política o de proselitismo, que sea una realidad para el hijo del empresario, como del campesino, del periodista y del obrero; que las oportunidades se den con mayor facilidad para que quien desee ser intelectual lo sea, para quien goce de dedicar su vida al arte lo haga, de igual forma que para quien la docencia es el camino a seguir lo haga con verdadera convicción, pero siempre con lo siguiente en mente, que los valores éticos deben ser la justa medida que limite nuestro proceder cotidiano, que el engrandecimiento de una ciudad como esta es tarea de absolutamente todos y finalmente que la tarea más perfecta en la que el ser humano puede ocupar su valioso y siempre escaso tiempo es la de pensar para bien y que esta acción en estos días no es ni debe ser considerado un lujo, sino

95


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

una obligación compartida, pensar en el bien común, es garantizar el desarrollo y lejos de tratar de hacer de este defectuoso ensayo un documento utópico, pienso como hombre idealista que soy que si seguimos un proyecto un día este será un mejor lugar para vivir. Mi tarea ciertamente no podrá estar completa en tanto lo que he dicho en estas líneas, no se convierta en una realidad y no quede en una simple fajina producto de la verborrea de un cerebro enajenado por lecturas de grandes hombres que cambiaron al mundo, pero en parte he cumplido con mi labor, está en los demás continuar con esfuerzos extenuantes que cubran de gloria las páginas de los libros de historia de esta ciudad. Queda claro que los grandes cambios, jamás los hará el gobierno, serán producto de los ciudadanos y ciudadanas organizados, siempre favoreciendo una mejora colectiva y esta puedo garantizarles que no se dará en ningún

96


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

momento con actos de barbarie, porque estos últimos solo provocan e incentivan la polarización de la sociedad, con los que por un lado están a favor ya que consideran justo apoyar una causa y los que por el otro consideran por principio molestos actos como bloqueos, enfrentamientos, ocupación de lugares públicos y actos similares. Por eso para que una democracia funcione debemos educar al conglomerado social, y el primer gran deber es el de leer para que las quejas que formule la ciudadanía, sean conocidos por todos sean interesados directamente o indirectamente, pero al tiempo también puedan en su debido momento conocer las soluciones que se formulen, sean los gobernantes o los propios ciudadanos y por la misma vía sean del conocimiento de las masas, pero no podemos llegar a este nivel de civilidad en tanto ni siquiera seamos capaces de producir medios de comunicación como los diarios y las revistas, en esto precisamente reflejamos nuestra poca

97


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

capacidad para transmitir ideas y conceptos y a consecuencia de esto no tengamos una base en qué sustentar nuestros vínculos como ciudadanos de una misma ciudad y es que en un análisis un poco más profundo podremos darnos cuenta que aunque pudieran existir ideas en común que trascendieran clase social, espacio territorial específico y bloques generacionales; no existe un medio donde difundir esos lazos que podrían acercar las muchas realidades sociales que existen en los diversos grupos que conforman nuestra desligada sociedad, tengamos en cuenta que la comunicación es el primer gran paso para avanzar en contra la desigualdad y las grandes brechas que existen en temas como educación, desarrollo tecnológico, investigación científica en todos los campos del saber y erradicar la elevada taza de discriminación que hay en nuestra singular sociedad, parece increíble que una era en donde tenemos la capacidad tecnológica de comunicarnos en tiempo real con

98


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

distancias equiparables a la frase popular “al otro lado del mundo”, seamos incapaces de superar nuestros perjuicios y no podamos hablarle al vecino de cuatro casas de distancia, que no tengamos la capacidad de hacer que la convivencia social sea civilizada y poder plantear tanto problemas como soluciones y esto si bien es cierto que habla de una política de Estado en la que el individualismo se pondera ya que en mi opinión en este este modelo el individuo no podría cambiar radicalmente el curso de los hechos y sin embargo, creo que una acción individual encaminada en conjunto, en otras palabras, que usted como individuo actue en el mismo rumbo que todo el conjunto social haría que este cambio fuera verdaderamente ostencible en poco tiempo Porque durante largo tiempo dije que la ignorancia era algo que repugnaba y que me ofendía, hasta que un día no hace mucho, me di cuenta de que la ignorancia

99


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

y la falta de preparación de mis coterráneos es algo que me duele y me menoscaba como persona, porque solo quiere decir que yo no he hecho nada para ayudar a erradicarla o al menos disminuirla, fue entonces que pude ver todo con mayor claridad, votar no es suficiente, educar es la parte que debe reforzarse y la cultura e instrucción debe provenir de aquel que tenga el conocimiento, debe ser ofrecido como un bien que no tiene su peso en metal, sino su peso en conciencia y los generadores de conciencia debemos ser los ciudadanos debido a la incapacidad del político y su política de estado, en los diferentes niveles de gobierno, el fracaso debe ser de ellos pero no hacerlo nuestro, es por ello que yo hoy estoy convencido que lo que hago es política, sin esperar puesto de elección popular, cargo público o cualquier incentivo que venga de parte del Estado o bien de su ejecutor el Gobierno, sin embargo, creo aportar algo a la Nación, en este caso a mi Patria Chica, porque

100


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

esta es una carta abierta a hacer algo más que votar, a pensar por nuestra ciudad, a pensar por nuestra Nación y no dejarle toda la carga a los instrumentos del Estado, no porque no debiera ser así, sino porque ante el fracaso y la ausencia de ideas claras, de proyectos alcanzables y del elevado índice de improvisación en las acciones que implementan los organismos como políticas de estado o aún peor ante las ideas contrarias al sano desarrollo de la vida de los ciudadanos que vivimos en un país como este es necesario tomar las riendas y hacernos responsables de lo que la clase política no ha podido resolver, de esta forma probablemente un día podremos descansar un poco de esta responsabilidad tan grande y dejar en las manos de una nueva clase política diferente, avanzada y preparada para realmente hacer frente a los problemas de la sociedad en su totalidad sin miramientos hacia un sector u otro y confiar en que ellos aquellos que hoy son niños pequeños o tal vez los que aún no han nacido sean

101


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

los hombres justos que requiere el asunto llamado Estado, más esto no quiere decir que yo este lejos de apoyar la institucionalidad de los mecanismos que el Estado Mexicano tiene, por el contrario apoyo y respeto las instituciones, me gustaría verlas bien conducidas, sólidas y coherentes con lo que clama la sociedad y por ello hago un llamado a todos aquellos ciudadanos que hoy me han prestado el favor de leerme, para que Tlalnepantla, un día sea la ciudad que todos deseamos debemos forjar a buenos mexicanos, para que así la justicia sea en mayores proporciones, para que los valores limiten efectivamente nuestras acciones cotidianas y para que el político del mañana; ya sea hombre o mujer, sean personas éticas, inteligentes, instruidas, educadas, cultas, comprometidas y capaces; la tarea no es fácil ni puede ser de unos cuantos, debe ser de mayorías y la historia de nuestra Tierra de Enmedio, forzosamente deberá ser una historia de sacrificios, pero también de logros, de

102


Ideas políticas: libertad, cultura y democracia

tenacidad y de resultados; de aprender la lección y aplicar el conocimiento para hacer las cosas como deben hacerse. Consuegra Arquiciega. Antipolíticos Déspotas.

103


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

104


Ideas polĂ­ticas: libertad, cultura y democracia

105

Ideas políticas: libertad, cultura y democracia.  

Ensayo político de Tlalnepantla de Baz.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you