Page 65

El bajo poder adquisitivo unido a las poblaciones y viviendas dispersas, con deficientes vías de comunicación, determina una baja rentabilidad económica para los proyectos de electrificación rural. Es importante alcanzar suministro eléctrico para el desarrollo industrial de las zonas rurales. Para ello, la inversión privada y la participación activa del Estado se hacen necesarias.

P

ese al crecimiento económico que vive el Perú, y los esfuerzos del Ministerio de Energía y Minas (MEM), todavía existe un importante déficit de electrificación para la zona rural. Al finalizar el año 2013, se estima que falta brindar cobertura a un 30% de la población rural. El bajo poder adquisitivo, unido al consumo unitario reducido, las poblaciones y viviendas dispersas y las deficientes vías de comunicación, determina una baja rentabilidad económica para los proyectos de electrificación rural, lo que motiva que no sean atractivos a la inversión privada y requieran de la participación activa del Estado. Pero, estos proyectos tienen una alta rentabilidad social, ya que integran a

los pueblos a la modernidad, permitiendo mejorar la calidad en educación, en los servicios de salud y, muy importante, sirven para promocionar proyectos de uso productivo. Sin embargo, en la mayoría de los casos el suministro no aporta la potencia necesaria para que sus habitantes puedan establecer pequeños negocios, como carpinterías, panaderías y talleres de curtiembre. Para mantener en marcha motores y hornos eléctricos necesitarían acceder a la red de distribución que les aporte un suministro estable y superior. Dada esta situación, el Estado solo baraja dos alternativas para las zonas subvencionadas: Dotarlas de la llamada tecnología de extensión

de redes de distribución de media y baja tensión, o incorporar Sistemas Fotovoltáicos Domiciliarios (SFD). La primera, permite obtener suficiente potencia tanto para uso doméstico (en su versión de 0.4 kilovatios) como para uso industrial en su versión productiva (hasta tres kilovatios). Los SFD, sin embargo, no ofrecen la potencia que puede llegar a necesitar una pequeña empresa. Por otra parte, otros sistemas solares y eólicos que sí ofrecen suministro productivo pueden tener un costo por abonado hasta siete veces superior al de la tecnología de extensión de redes. Dada las condiciones existentes, la alternativa de sistemas de distribución se presenta como la más reco-

mendable para lograr el desarrollo económico en las áreas rurales. EL PROBLEMA Hace una década la electrificación rural no se realizaba de forma óptima porque se empleaban más materiales de lo requeridos, o se colocaban unos inadecuados, generando sobrecostos. Además, los estudios que hacían las empresas contratistas en esos años eran lentos por falta de tecnología. Los ingenieros electricistas dibujaban los planos a mano en papel canson, utilizando escalímetros para metrar la cantidad de conductores y se contaban los postes manualmente. Posteriormente esta información se trasladaba a una hoja de cálculo de Excel. tecnología | proyecta | 63

Profile for CONSTRUCCIÓN Y VIVIENDA

REVISTA PROYECTA ED. 25. Lima-Perú.  

Arquitectura, Ingeniería y Tecnología para la Construcción.

REVISTA PROYECTA ED. 25. Lima-Perú.  

Arquitectura, Ingeniería y Tecnología para la Construcción.

Advertisement