Page 1

Vida consagrada y familia

| BIBLIA Y MISIÓN:

P. Oscar Goapper

¡Bienaventurados los que trabajan por la paz!

EDITORIAL:

Marzo – Mayo 2015 | AÑO LXV | EDICIÓN 465

Revista de formación y animación misionera

Hay cosas que te excavan el alma


Hermana Irene Stefani, Misionera de la Consolata

Nacida en Brescia, Italia, el 22 de agosto 1891 y fallecida en Kenia, el 31 de octubre 1930. El Papa Francisco autorizó la promulgación del decreto para la beatificación de la hermana Irene Stefani. Beatificación que se llevará a cabo el sábado 23 de mayo de 2015 en Nyeri, Kenia

Oración para la preparación a la beatificación Te agradecemos, Padre por el don de la Venerable Irene Stefani. La preparación a su beatificación nos ayude a contemplarla en su camino de santidad. Su caridad y heroica vida misionera, nos estimulen a ser como ella, “toda y siempre de Jesús” para testimoniar, anunciar el Evangelio y difundir tu Reino de amor, al servicio de la Iglesia y de la Misión. La Venerable Irene, ángel de la caridad, nos ayude a amarte sobre todas las cosas, haciéndonos cargo de los débiles, los alejados, los enfermos y marginados; expandiendo el perfume del amor para hacer felices a los demás. María Santísima Consolata nos guie a llevar donde quiera que vayamos, consolación y plenitud de vida. Por Cristo nuestro Señor. Amén.


Sumario Vida consagrada y familia POR: P. ANTONIO GABRIELI, IMC

4 | BUZÓN MISIONERO

Ordenación P. Marcos Sang Hun Im POR: REDACCIÓN

5 | ACTUALIDAD 1

Año de la Vida Consagrada POR: P. LUIS MANCO, IMC

7 | ACTUALIDAD 2

Bienaventurados los que trabajan de la paz POR: P. RUBÉN LÓPEZ, IMC

9 | NUESTRA PRESENCIA

Entre ríos y selvas de Venezuela POR: P. JUAN CARLOS GRECO, IMC

11 | FICHA 41 | RINCON JOVEN

Buscando el sentido a la vida POR: P.MAURICIO GUEVARA, IMC

Salir para compartir POR: IGNACIO MARES 15 | NOTICIAS

La cultura del cuidado POR: DIANA SOSA, COL. N.S. CONSOLATA, MENDOZA

16 | TESTIGO

Una santa para admirar… y para imitar POR: HNA. JOAN AGNES MATIMU, MC

18 | ESPIRITUALIDAD MISIONERA

¿Buscáis a Jesús de Nazareth, el crucificado? POR: P. JOSÉ ANTONIO PAGOLA

19 | BIBLIA Y MISIÓN

Hay cosas que te excavan el alma!.. POR: P LUIS MANCO, IMC

21 | VEN Y SÍGUEME

De América para el mundo Noviciado latinoamericano, IMC POR: NOVICIADO, IMC

COSTO POR EJEMPLAR: $15.– COSTO DE LA SUSCRIPCIÓN ANUAL: $100.– COSTO CON COLABORACIÓN: $150.–

Vida consagrada y familia Querido amigos, a través de la revista queremos acompañarlos en la reflexión sobre dos temas que se proponen a nuestra atención este año 2015: la Vida Consagrada y la Familia. Por un lado, el Papa Francisco ha indicado el 2015 como Año de la Vida Consagrada señalando como objetivo fundamental. En la Carta Apostólica, dirigida a todos los religiosos y religiosas, les expone algunas expectativas que él tiene en relación a la vida consagrada. La primera es la alegría: «Que entre vosotros, religiosos y religiosas, no se vean caras tristes, personas descontentas, porque un seguimiento triste de Cristo es un triste seguimiento». La segunda expectativa es la profecía: “La radicalidad evangélica no es solo de los religiosos: se exige a todos. Pero los religiosos siguen al Señor de manera especial, de modo profético”. La tercera expectativa es la fraternidad. Los religiosos y las religiosas, al igual que todas las demás personas consagradas, están llamadas a ser expertos en comunión. Luego pide a los religiosos –cuarta expectativa– salir de sí mismos para ir a las periferias existenciales. Hay toda una humanidad que espera: hay personas que han perdido toda esperanza, niños abandonados, jóvenes sin futuro, enfermos y ancianos abandonados, hombres y mujeres en busca del sentido de la vida, etcétera. La quinta expectativa es una pregunta sobre lo que Dios y la humanidad de hoy piden a los religiosos y religiosas. Los Consagrados deben reunirse entre ellos para intercambiar experiencias sobre los problemas más graves de la actualidad. El Papa Francisco termina esta Carta con un convite dirigido a todos: “…Invito a todos a unirse en torno a las personas consagradas, a alegrarse con ellas, a compartir sus dificultades, a colaborar con ellas en la medida de lo posible, para la realización de su ministerio y sus obras, que son también las de toda la Iglesia”. De igual modo... Hay un segundo tema sobre sobre el cual queremos poner nuestra mirada. Recordamos que el pasado mes de octubre se celebró en Roma el Sínodo Extraordinario de los Obispos sobre la Familia y que en el mismo mes, pero de este año 2015, se celebrará el Sínodo Ordinario sobre el mismo tema. La oración y la reflexión que deben acompañar este camino incluyen a todo el Pueblo de Dios. Las expectativas acerca de las decisiones que podrá tomar el Sínodo son altas. El aumento de los divorcios, de las familias monoparentales, de la convivencia extramatrimonial y de las uniones entre personas del mismo sexo está cambiando el modelo de familia, y por ello el papa Francisco quiso convocar el sínodo. “La iglesia no es estática, camina con la historia. No es ideología, es historia. Hay que ver a la familia en el contexto actual que es muy diferente del de hace 33 años”, aseguró Baldisseri.

Rostro Editorial femenino

3 | EDITORIAL

P. Antonio Gabrieli, imc

3


Buzón Mis�onero Ordenación sacerdotal de Marcos Sang Hun Im P. Marcos Im, ha sido ordenado sacerdote el 6 de enero pasado en la diócesis de Icheon, donde se encuentra la sede de la delegación de los Misioneros de la Consolata en Corea. El Padre Marcos es el sexto coreano Misionero de la Consolata a ser ordenado sacerdote. Damos gracias a Dios por este don, al Instituto y a nuestra Región Argentina.

Staff

El P. Marcos regresó a Argentina el día 10 de febrero. Y después de despedirse de la comunidad de Tartagal (Salta), en la que ha vivido su servicio misionero como diácono, viajará para integrarse a la comunidad de Mendoza para el servicio pastoral en la parroquia Ntra. Sra. de la Misericordia.

Propietario: Instituto Misiones Consolata www.consolata.org.ar Registro Propiedad Intelectual N° 5077185

Edición: N° 465 Marzo-Mayo Año LXV Director: P. Marcelo De Losa, IMC Redacción: Misiones Consolata Miembro de PREML A

Colaboradores: Gabrieli Antonio, López Rubén, Guevara Mauricio, Renato Maizza, Busnello Alejandro, Alba Piotto, Luis Manco, Jorge Pratolongo y Hna. Stefanía Raspo Fotos: Archivos IMC , Agencias, Internet, Revista Misiones Consolata Dirección y Administración: José Bonifacio 1774 [1406] – C. A .B. A admregional@consolata.org.ar Tel: (011) 4632-3940

Correspondencia: Revista Misiones Consolata C.C. 2 – Suc. 11 – [1411] – C. A .B. A . info@consolata.org.ar Diseño: Chivi Dinard chiviveca@gmail.com Impresión: Mundial S.A. Cortejarena 1862 , CABA


Por: Luis Manco, imc

Parafraseando la clásica inscripción del frente del templo de Apolo, en Delfos: “Conócete a ti mismo”. Este año, deberíamos tomarlo como una enorme gracia –un kairós– para retornar a la fuente de nuestra vocación.

ungidos por el espíritu de alegría

temperamento ni herencia genética. La alegría nace con la vida que hay en uno. Pregúntate cuánta vida hay en ti y tendrás la medida de tu alegría. Pregúntate cuáles sueños habitan tu alma y en aquellos sueños encontrarás tu alegría. Pero, ¡cuidado! Los sueños del alma son como semillas, son “deuda y obligación” que tenemos con el Creador y con sus hijos. Deberíamos preguntarnos ¿yo soy testigo de alegría? Deberíamos ser guardianes severos de nosotros mismos a fin de que no se nos arraiguen la superficialidad, la melancolía, la apatía.

En Cristo, el Ungido por el Espíritu, fuimos bautizados para ser testigos de la alegría, profecía y comunión. Ser testigos de la alegría y recuperar la nota principal que nos caracteriza, la profecía… es la misión a la que nos exhorta el Papa Francisco en este Año de la Vida Consagrada. En el bautismo, fuimos incorporados a Cristo Señor, quien fue ungido con el óleo de la alegría. Una mañana, la Madre Teresa de Calcuta notó que una de las hermanitas de la Caridad, tenía la cara triste y malhumorada. Le preguntó qué le sucedía y le dijo “Mira, hija, con esta ungidos por el cara de funeral no se puede salir al enespíritu de profecía cuentro de los pobres!”. El Papa, en su exhortación aposLa alegría no se improvisa. tólica, afirma que los consagrados No se compra ni es cuestión de son auténticos testigos de profecía.

Expresa: ustedes hicieron profesión de servir a un solo Señor, no “a muchos amos”. ¡Qué ventaja la nuestra! ¡Qué gracia y qué compromiso! Esa libertad que ganamos con nuestra profesión religiosa nos habilita a una entrega radical, afrontando con alegría el riesgo de la profecía. El 21 de diciembre de 1511, cuarto domingo de Adviento, aún faltaban siglos para el adviento de la teología de la liberación. Sin embargo, en la Isla llamada La Española (Santo Domingo), tras leerse en el evangelio de San Juan: «Yo soy una voz que clama en el desierto» (Jn 1, 23), fray Antón de Montesinos subió al púlpito y dijo: “Esta voz dice que todos ustedes están en pecado mortal y en él viven y mueren por la crueldad y tiranía que usan con estas inocentes gentes. Digan, ¿con qué derecho y con qué justicia tienen en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios? ¿Con qué autoridad han hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y pacíficas, donde tan infinitas de ellas, con muertes y estragos nunca oídos, ustedes han masacrado? ¿Cómo los mantienen tan oprimidos y fatigados, sin darles de comer ni curarlos en sus enfermedades en que incurren por los excesivos trabajos, que ustedes les ponen y se les mueren, y por mejor decir, los matan ustedes, por sacar y adquirir oro cada día? ¿Y qué cuidado tienen de quien los doctrine

Actualidad

Año de la Vida Consagrada: consagrados y enviados

5


Actualidad

6

y conozcan a su Dios y creador, sean bautizados, oigan misa, guarden las fiestas y domingos? ¿Estos, no son hombres? ¿No tienen almas racionales? ¿No están ustedes obligados a amarlos como se aman a ustedes mismos? ¿No entienden esto? ¿Es que no tienen sentimientos? ¿Cómo están dormidos en un sueño tan letárgico? Tengan por cierto que en el estado en que están no se pueden salvar”. El sermón causó la reacción en contra de los frailes a quienes quisieron reprenderlos y exigirles a desdecirse públicamente. Sin embargo, en el sermón del siguiente domingo, Montesinos ahondó aún más su prédica.

comunión. La comunidad, o mejor, la vida en comunión fraterna, a la que hemos sido llamados en la exhortación apostólica Vita Consecrata, ha sido descrita como “espacio humano, habitado por la Trinidad”. En este año de la Vida Consagrada debemos saborear estas palabras. Debemos dejarnos encantar y provocar por ese espacio humano, habitado por la Trinidad. Una comunión destinada a madurar en amistad. Sí, la consagración nos hace amigos para la misión y dentro la misión. Hemos sido educados a ser buenos compañeros. A comportarnos como

hermanos, una palabra cristiana y de incalculable peso. Palabra que, encarnada en la vida, pone en crisis pesadas estructuras que corren el riesgo de cristalizar situaciones de status quo, mecanismos sin alma entre “superiores y súbditos” (Mt 23,8). Sin embargo, este sublime valor, “somos todos hermanos”, debemos advertirlo, en nuestra existencia, como una realidad dinámica que impulsa a una plenitud mayor. El Maestro les dijo: “ustedes son mis amigos… les he llamado amigos…” (Jn 15,15). Nuestra fraternidad no crecerá en toda su extensión y vitalidad si no desemboca en amistad. Y el peligro

ungidos por el

espíritu de comunión …

La comunión en la vida fraterna; la comunión en el apostolado misionero: ¡qué gracia y qué tormento! En los Capítulos Generales celebrados en los últimos 40 años ha sonado, casi inalterada, la voz del autoconciencia de los Misioneros de la Consolata: el individualismo ha sido un pecado capital. Ser sinceros es el primer paso para el cambio. Una persona cambia cuando conoce y se enamora de su identidad, de su misión que le exige el cambio. La profesión en la Familia de los Misioneros de la Consolata, nos reclama ser hombres de

que incumbe es grave . El P. Allamano por un fino sentido de realismo advertía que si no se vive de verdaderos hermanos-amigos, no se vive. Quisiera dirigirme a las nuevas generaciones de misioneros. Me pregunto, queridos jóvenes, ¿se están educando, desde los años de la formación, en el valor de la amistad? Miren que no es sencillo como se cree. La amistad es encanto del alma y compromiso que hace sudar; es silencio y palabra, palabra y gesto. “Amigos son los corazones que no se juzgan pero se perdonan, con capacidad siempre nueva de revestir la dignidad de hermano y de incorporarlo en la intimidad del amigo. Es viaje cotidiano fatigoso y apasionado, en la búsqueda del hermano” (Cf Gn 37,16). Porque el hermano te ha nacido en las vísceras del Amor y de la Amistad. Queridos jóvenes misioneros, permítanme decirles con mucha discreción y afecto que: WhatsApp, Facebook, el teléfono celular, son instrumentos de comunicación útiles y eficaces de vez en cuando, pero ayunen de esta tecnología. Ayunen para re-encantarse de la amistad. Ayunen para poder saciarse de una verdadera fraternidad, de miradas auténticas, de silencios que escuchan el alma. No se afanen por conseguir muchos títulos universitarios. No carguen muchas fotos en el Facebook. Usen mejor el tiempo libre, no se enquisten en una privacidad que desgasta y enmohece, que destiñe y aplana. ¡Salgan! ¡Salgan y carguen al hermano y a la hermana de carne y hueso en los profundos pliegues de su existencia! Si les costase mucho recorrer estos itinerarios, retomen su libertad y ábranse a otras perspectivas de vida. Perdónenme. Les he hablado así porque los quiero mucho.


Por: P. Rubén López, imc

Testigo

¡Bienaventurados los que trabajan de la paz! El Padre Oscar Goapper nació un 25 de setiembre de 1951 en una zona rural de la provincia de Santa Fe, la cual siempre lo enorgulleció y lo marcó con esa forma de ser sencilla, franca y, a veces, hasta con esa sana ingenuidad de nuestra gente de campo.

Hizo sus estudios en un colegio religioso de los hermanos corazonistas de Venado Tuerto, y ahí comenzó a descubrir la vocación a la que Dios lo llamaba. No tenía duda que para él era la vida misionera, y en África. Conoció a los misioneros de la Consolata, unos dirán por casualidad otros por providencia de Dios, ya que un misionero de la consolata que viajaba por esas rutas santafecinas tuvo un desperfecto con una camioneta y

su simpatía y alegría –rasgo distintivo que mantendrá durante toda su vida–, junto a una singular facilidad para crear lazos de amistad con las personas con las cuáles se vinculaba. Formándose al sacerdocio y la vida religiosa un poco en Argentina y un poco en Italia, y finalmente ordenándose sacerdote en 1976 en María Teresa, Santa Fe. Su primera misión fue en Machagay, Chaco, donde revolucionó pron-

con la misión universal de la Iglesia y acompañar a los jóvenes a descubrir el llamado a la vida misionera. Resultó que esos fueron los años que más jóvenes entraron entre los misioneros de la Consolata. Después se le pidió ser el encargado de la formación de esos jóvenes, tarea que no esperaba, ya que lo que él quería es ir al África, hasta contaba los días que le tocaba estar en el Seminario. Sin embargo el P. Oscar depositaba toda la pasión en entregar los mejor a esos jóvenes y a muchas personas que se ligaban a ese seminario. Un día llegó la posibilidad de realizar su sueño y le concedieron ir a lo que en ese momento se llamaba el Zaire –actualmente, el Congo–. Mientras se preparaba aprendiendo el idioma lingala también estudiaba enfermería, ya que no podía entender un anuncio del evangelio que no estuviera asociado a dar respuestas concretas a las necesidades de los pobres de esa región. tuvo que buscar refugio para pasar la to a toda la comunidad, aunque 1976 En su primera Navidad en su tienoche en la Parroquia de María Te- no eran tiempos para revoluciones rra amada, sucederá algo que lo resa y ahí el párroco de ese lugar le así que tuvieron que trasladarlo de- marcará profundamente: una niña presentó a un joven que quería ser bido a amenazas efectuadas contra morirá en sus brazos debido a la misionero: se trataba de Oscar. su persona. falta de asistencia médica, sintienIngresó entre los misioneros sienFue destinado para animar las pa- do un dolor muy intenso que prondo muy joven: caracterizándose por rroquias y colegios, a comprometerse to supo transformar en acciones

7


Testigo

8

transformadoras, creando un dispensario médico en la misión, luego colaborando como enfermero con un médico del lugar, aprendiendo las propiedades curativas de plantas locales y, a fin de cuentas, acumulando un irrevocable deseo por ser médico. Los superiores de su Instituto Misionero, al principio no estuvieron muy de acuerdo, pero después fueron cediendo, al notar que no era un mero capricho sino algo que venía de Dios. El P. Oscar estudió medicina, sin abandonar su misión de Neisu, solo dos años tuvo que ausentarse dado que le exigían la residencia en Italia. Logró graduarse y durante todos esos años el dispensario se convirtió en un hospital que beneficiaba a los más pobres de esa zona.

Al padre Oscar Goapper

| Que nos mira sonriente desde la casa del padre |

Naciste Lucero, en la pampa argentina más precisamente en Santa Lucía. (Dicen que Lucía es santa de vista) Y vos sí que viste en todo sentido… Y fuiste creciendo en familia y trabajo con aires de campo, libre como el viento muchacho robusto y bueno como el pan. El Tata del cielo te eligió un buen día como mensajero de paz y de amor, y como María tu sí fue rotundo. Partiste obediente a tierras lejanas que en aquel entonces llamaban El Zaire. Tenías la locura de un enamorado hiciste milagros con tu fe y labor.

canción ilumina lo que sucedió un 18 de Mayo de 1999, cuando de manera sorpresiva todos quedamos consternados por la noticia que había fallecido a los 48 años, lleno de vitalidad, con un montón de proyectos hermosos para realizar. En pocos días se sintió mal, con fiebre y falleció.

El fuego divino impulsaba tu alma y multiplicaba dones en tu vida: variada, fecunda, tan llena de obras. Misionero neto en alma y en cuerpo, en todo terreno por donde pasaste. Como aquella santa de los basurales también entendiste que cada hermanito que a vos acudiera en busca de ayuda, tendría que irse mejor y contento, porque le darías no sólo cuidados sino generoso, tu gran corazón. Pronto comprendiste que tu aldea pobre también precisaba sanar mil dolencias, y estudiaste mucho, te hiciste doctor: salud para el cuerpo, salud para el alma. La vez que partías a un viaje forzado, te gritó de lejos, contento, un anciano, ya sin cataratas, libre de ceguera: –padrecito, veo– y miraba su tierra, y vos recibiste dicha más intensa. Así era siempre porque dabas mucho. Alegre servías, alegre vivías, contagiando a todos con esa alegría. Como al buen maestro escuchaste sincero, discípulo fuiste, amado y vivaz.

Pasó por muchas situaciones difíciles, los conflictos bélicos que se daban en esa zona, la misión y el hospital fueron saqueados dos veces y P. Oscar y otros misioneros y misioneras tuvieron que ocultarse en la selva. Recuerdo que había una canción que al P. Oscar le gustaba: Zamba del grano de trigo, que en su letra expresa la idea del grano que si no muere no puede dar vida. Esa

Un mar de gente –de su gente que lo lloraba como suyo– lo acompañó para ser sepultado, a la manera local, delante de la puerta de la capilla del hospital que él había creado. Por eso hoy la nueva vida que brota de P. Oscar es la propia gente que sigue adelante su trabajo en el hospital y todos aquellos que, iluminados por su ejemplo, se comprometen al servicio de los más pobres.

…Y un cálido mayo, de fuertes aromas, cuando tu verano de tiempo lucía cargado de frutos, proyectos y sueños, y estabas curando a un negrito tuyo, quizá porque estaba tu misión cumplida, quizá porque arriba serías más útil, te abrazó a su cielo el Dios de la vida. Y aunque no te vemos, te sentimos cerca, quedó bien marcada tu cristiana huella, Gracias por tu ejemplo, padrecito Oscar. Bendícenos mucho, aleluya a Dios. Escrita por Esther Heras Publicado en el informativo de la Escuela Media 244, Madre Teresa, Santa Fe http://padreoscargoapper.blogspot.com.ar/


Por: P. J. Carlos Greco, imc

La vida vivida y compartida entre los hermanos indígenas warao es una buena noticia desde hace unos años. Pero la Buena Noticia, Jesús, es vivida por esta etnia desde hace muchos más.

Nuestra presencia

Presencia silenciosa entre ríos y selvas de Venezuela

9

Según tradición oral de los indígenas Warao, llegaron al delta como refugiados de otras tribus más guerreras que los obligaron a internarse en estos desiertos acuáticos. Aún inmersos en su propia cultura y adoptando del continuo cambio ambiental aquello que le reporte mayor utilidad a su economía, este pueblo vive hoy un momento de crisis-cambios importantes. Originalmente fueron pescadores, cazadores y recolectores, posteriormente pasaron a ser agricultores con la introducción del ocumo chino desde la isla de Trinidad y de Guyana. La primera misión católica se fundó en 1682. El Padre Gumilla, Jesuita, es quien escribe la primera descripción de la cultura Warao en 1791. En 1925 los misioneros Capuchinos

del Caroní, –cuya Misión en ese momento incluía el Territorio Delta Amacuro– fundaron la primera de las actuales misiones, La Divina Pastora de Araguaimujo, cerca del caño Araguao, en el medio del Delta. A partir del año 2006 los Misioneros de la Consolata se hacen responsables de esta Misión ya viviendo en otra comunidad, Nabasanuka (río pequeño) que dista a más de dos horas por vía fluvial de Araguaimujo. Desde esta misión se intenta atender a las casi 100 comunidades dispersas en un amplio territorio. Apenas somos dos sacerdotes –P. Vilson Jochem, Brasil y quien escribe, Juan Carlos Greco, argentino– para todo: misión, mantenimiento, cocina, aseo, etc. Hasta mitad de año nos acompañan dos Misioneras de la

Consolata –mayores de edad: entorno a los 70 años– que para esa fecha se retiran de la iglesia local, el Vicariato de Tucupita. El tiempo es escaso para tantas comunidades, pero lo que es más escaso en muchos momentos es la gasolina, que a pesar de ser tan económica (4 tambores con 880 litros cuesta lo mismo que una gaseosa de 2 litros) no es fácil de conseguir ya que el cupo de suministro se ha reducido a una vez al mes por cada motor que una persona tenga. Además hay que hacer muchas horas para llegar hasta la ciudad donde se puede reabastecer. Si para nosotros es un desafío conseguir este combustible, lo es más para el pueblo warao. Y para quien no tiene motor, el transporte se hace muy difícil.


Nuestra presencia

En la actualidad, la población tiende a inmigrar a las ciudades. Cada día el número de waraos en los centros urbanos crece: es por eso que se ha abierto un presencia en la capital del Estado, Tucupita, donde actualmente está P. Zackarias –keniano–, que además del trabajo con este pueblo, es el director de las Obras Misionales Pontificias (omp) del Vicariato y se desempeña como Vicario General, al menos hasta que tengamos un obispo –el Vica-

Me gustaría seguir de la mano de un poema de Pablo Neruda. Este nos dice: “Queda prohibido llorar sin aprender, levantarte un día sin saber qué hacer, tener miedo a tus recuerdos…” Y esto es cotidiano para nosotros. “Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños ”. Las utopías con pies bien sobre el suelo nos acompañan. Dios nos da fuerzas. Sin la oración… pobres de nosotros si la dejamos:

fingir ante las personas que no te importan, hacerte el gracioso con tal de que te recuerden, olvidar a toda la gente que te quiere”. El contacto con el pueblo indígena te hace ser cada más fiel: a Dios y a lo que él quiere de ti. Por lo tanto a ser auténtico. “Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo, no creer en Dios y hacer tu destino, tener miedo a la vida y a sus compromisos, no vivir cada día como si fuera un último suspiro”. Vivir cada día agradeciendo al Señor por la vocación.

riato tiene sede vacante–. En sí, en todo el Vicariato somos pocos sacerdotes. De las cuatro parroquias solo tres tienen sacerdotes. En la medida que puedo intento, a pedido del ex obispo, dar una mano con algunas celebraciones en la parroquia vecina de Guayo –apenas a una hora de distancia–. Las casas del warao (janoko) son palafitos construidas a la orilla del río o cercana a ésta. No tenían paredes. Los tiempos cambian y ahora muchas tienen. Imagen de algo que está cambiado, la búsqueda de algo de intimidad familiar, poquísimo, ¡pero algo! Sus costumbres se pierden en algunos centros poblacionales.

¿de dónde sacar fuerzas? “Queda prohibido no demostrar tu amor, hacer que alguien pague tus dudas y mal humor”. Esto no lo comento. Dejo que lo interpretes desde del testimonio fotográfico. “Queda prohibido dejar a tus amigos, no intentar comprender lo que vivieron juntos, llamarles solo cuando los necesitas”. Y en verdad no los he dejado. Cuántas visitas a las comunidades que ante la falta de luz y la abundancia de insectos me obligan a las 18:30 estar ya en la hamaca y debajo del mosquitero, y a la luz de la luna, recordar/rezar por mis familiares y amigos. Soñar durante las largas horas con ellos. “Queda prohibido no ser tú ante la gente,

“Queda prohibido no intentar comprender a las personas, pensar que sus vidas valen más que la tuya, no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.” “Queda prohibido no crear tu historia, dejar de dar gracias a Dios por tu vida, no tener un momento para la gente que te necesita, no comprender que lo que la vida te da, también te lo quita”. A la distancia uno valoriza mucho a los que va despidiendo y relativiza la cultura que traía y va dejando. “Queda prohibido no buscar tu felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva, no pensar en que podemos ser mejores, no sentir que sin ti este mundo no sería igual”. Sin comentarios. ¡Bendiciones!

10


f i c h a 3481

Rincón Joven Por: P. Mauricio Guevara, imc

Buscando el sentido a la vida La búsqueda de sentido de la propia existencia es tan antiguo como la humanidad. Nadie consigue vivir bien y feliz sin preguntarse con sinceridad ¿Para qué sirve su vida? ¿Cuál es la razón de su existir y el significado de su pasaje por este mundo? Infelizmente existen algunas personas que nunca consiguen respuestas para tales preguntas, por eso pasan su vida entera en el vacío, entregados al mundo de las superficialidades. Hay otro tipo de personas que tienen consciencia de que hay que buscar el sentido de sus vidas pero, en la desesperación de no saber cómo hacerlo, acaban viviendo una vida ordinaria, común y vulgar, haciendo lo que hace la masa. Otro buen número de gente no le encuentra dirección a su existir y acaban en la droga o vegetando, viviendo como parásitos, aprovechando que todavía el aire es gratis. Lamentablemente en este grupo hay personas débiles que al no encontrar sentido a lo que son y hacen, acaban ahogándose en la oscura noche de la depresión o el suicidio. No pretendo ser pesimista pues, es sabido que la vida humana está llena de altos y bajos, de victorias y fracasos. Lo importante es no dejarse saturar por el pasivo quietismo de quien vive por vivir y de una vez por todas, atreverse a lanzarse a la búsqueda de la misión para la cual fue enviado a este mundo. Descubrir el sentido de la propia vida no tiene solo que ver con lo que me gusta o no me gusta. Tampoco está relacionado con los prototipos que la sociedad o la familia me presenta como modelo a elegir, mucho menos se trata con lo que tengo o podría llegar a tener. El sentido de la propia vida tiene que ver con la autonomía y libertad personal que parte de un auténtico camino del autoconocimiento, ¿Quién soy?, ¿De dónde vengo? y ¿Hacia dónde voy? Saber con certeza para qué fui creado y llamado a este mundo es la clave principal para quien quiere aventurarse a experimentar la verdadera felicidad con sentido.

Descubrir las habilidades, dones y talentos que poseemos o debemos desarrollar para provocar la transformación de la propia vida en beneficio de la transformación del mundo, es fundamental para quien quiere encontrar en serio el sentido de su propia existencia. Somos seres con alma, por eso hay dentro de nosotros un fuerte deseo y movimiento interno de apertura hacia lo infinito que nos provoca a buscar de manera insaciable el sentido trascendente de nuestro existir. Es la pasión del alma que hace arder el corazón humano y lo empuja a ultrapasar fronteras y a buscar el sentido de la vida. Con coraje es urgente, justo y necesario para quien desea encontrar el sentido de la propia vida dejar de lado los falsos sueños y proyectos que pueden fácilmente caer como castillos de arena tocados por las olas del mar. Esto Jesús no dudó revelarlo a sus discípulos: “¿De qué vale ganar el mundo entero si perdemos la vida?” Perder la oportunidad de ser realmente felices donde y como Dios nos soñó es el riesgo que corre quien dice que cree en Dios y no se deja guiar por la luz de la fe. “Quien pierda su vida por Mí encontrará el verdadero sentido de su existencia en este mundo” nos asegura Jesús. ¿Ya conoces el proyecto que Dios tiene para ti? ¿Qué estás haciendo para que el proyecto de Dios encaje con el tuyo y le dé sentido pleno a tu vida?


Salir para compartir Recientemente tuve una experiencia totalmente distinta de misión. A pesar de haber misionado en mi barrio muchas veces, no se pareció en nada con lo que viví allá en Basail. Recuerdo que cuando visitaba las casas de mi barrio me sentía poco preparado porque me costaba hablar con Dios y por consecuencia hablar con las personas de Dios, por eso en estas pequeñas experiencias de misión me limitaba solo a escuchar o a invitar a la gente ir a misa. Muchas veces pensé que eso no era suficiente. El deseo de sentirme en misión siempre me atrajo pero cuando había que salir a misionar buscaba que la persona que me acompañara tuviese más experiencia, así yo no tendría que preocuparme de guiar el encuentro con la gente que visitábamos. Cuando los Misioneros de la Consolata me invitaron a participar de la misión de Chaco en enero del 2015 me entusiasmé pero después descubrí que coincidía con la fecha que habíamos programado las vacaciones en familia, por lo tanto no podía participar. No sé si fue la voluntad de Dios pero mi papá se fracturó el pie y como tenía que hacer reposo decidimos suspender las vacaciones, por lo tanto ya no había obstáculos para aceptar el desafío misionero. Los días en la misión en Chaco estuvieron llenos de actividades. Empezábamos con visita a las casas, después teníamos formación y un momento libre. A la tarde teníamos colonia con los niños, después misa y terminábamos con actividades para jóvenes. Los momentos diarios de oración y reflexión fueron intensos, sea a la mañana antes de salir a misionar como a la noche antes de ir a dormir. Personalmente, los primeros días no tuve el mismo entusiasmo ni las mismas ganas que el resto de los chicos. Me sentía preocupado por cosas que me venían pasando y no pensaba tanto en la misión sino

que estaba buscando resolver mis problemas. Me estaba costando mucho encontrar a Dios en mi vida y eso me asustaba. Pero a medida que fue pasando la misión, gracias a los momentos de oración y reflexión pude identificar las causas y así empezar a trabajar para solucionar algunas situaciones que inquietaban mi corazón. Descubrí que la misión no es llegar a una casa e imponer la forma de pensar. Aprendí que se trata de un encuentro entre dos o más personas, y que el acercamiento solo es posible si se comparte. Así pude conocer a muchas personas y sus historias, las cuales me ayudaron a redescubrir la presencia de Dios en la vida.

Algo que me sorprendió y gustó mucho fue visitar algunas familias evangelistas que nos recibieron con mucha alegría. No discutimos nuestras diferencias doctrinales y de fe, sino que las dejamos de lado y compartimos lo que teníamos en común. Este encuentro me enseñó que el respeto y aprecio por la fe de los otros son esenciales para quien quiere salir a misionar y compartir la alegría del Evangelio. Agradezco a Dios y a toda esa gente del pueblito de Basail, Chaco, por haberme dado la oportunidad de llevar a cabo esta profunda y auténtica experiencia.


Misionando en Basail, Chaco


Actualidad Rincón Joven

14

¿Qué pasaría si todos los jóvenes de Argentina, saliéramos a la calle a encontrarnos con otros jóvenes

Te desafiamos s a juntarte con tu tar amigos para tra táctica de descifrar la o de escondida dentr rmula esta fabulosa fó evangelizadora .


Noticias

Por: Diana Sosa, Col. Ntra. Sra. Consolata, Mendoza

La cultura del cuidado Hoy nos encontramos ante esta paradoja: estamos creando todas la condiciones para la desaparición de los seres humanos, y a su vez, estableciendo todas las formas para hacer posible las relaciones y el encuentro global como especie.

Amenazamos la supervivencia (calentamiento global, limites en la disponibilidad en el uso del agua y de los alimentos –hambre–, el tipo de consumo de energía y deterioro del territorio) y al mismo tiempo fortalecemos los medios de convivencia y comunicación (los teléfonos de cuarta generación 4g, los espacios virtuales de encuentro Facebook, Skype, YouTube, Twitter... en definitiva la gran red: Internet).

Perdón y Cuidado Perdón y cuidado fueron los temas centrales del VII Encuentro de las Escuelas de Perdón y Reconciliación. Este evento reunió a 14 países y un total de 250 animadores que trabajan voluntariamente promoviendo la cultura de la paz. La Cultura del Cuidado ha impreg­nado las prácticas sociales y políticas de nuestro tiempo, por lo que durante el encuentro se

Reconocernos unos a otros como de la misma especie es uno de los desafíos del proyecto de humanización. El racismo, las guerras, la tortura, los etnocidios, los genocidios, las muertes masivas por hambre, etc. nos indican que aún tenemos que recorrer un camino para llegar a reconocernos como de la misma especie, lo cual solo es posible a través del encuentro y el reconocimiento del otro como distinto y diferente a mí pero tan legítimo y digno como cada uno de nosotros.

realizaron mesas de trabajo en torno a temáticas relacionadas con los campos de acción de los participantes: justicia restaurativa, talleres de perdón y reconciliación en contextos de privación de libertad, pedagogía del cuidado en las escuelas, los talleres de perdón y reconciliación (p&r) como herramienta de pastoral, talleres de p&r para niños, jóvenes y poblaciones vulnerables.

El cuidado: saber cuidar el aprendizaje fundamental. “El cuidado constituye la categoría central del nuevo paradigma de civilización que trata de emerger en todo el mundo. El cuidado asume la doble función de prevención de daños futuros y regeneración de daños pasados.” (Leonardo Boff). Saber cuidar se constituye en el aprendizaje fundamental dentro de los desafíos de supervivencia de la especie porque el cuidado no es una opción: los seres humanos aprendemos a cuidar o perecemos. El cuidado tiene múltiples dimensiones: cuidar de sí mismo, de los cercanos, de los lejanos, de los extraños, del planeta, de la producción, del consumo.

Talleres de perdón y reconciliación Es una experiencia sanadora para las comunidades transitar por los talleres p&r, ya que el perdón no nos libera del pasado pero si libera nuestro futuro. Su metodología es accesible y en la Argentina hay personas que pueden entrenar animadores de manera presencial o virtual. En este encuentro quedó constituida la red internacional de pro­motores de la cultura política del perdón y la reconciliación integrada por los países de Uganda, Colombia, Venezuela, México, Argentina, Perú, Estados Unidos, Chile, Brasil, República Dominicana, Cuba, Portugal, Uruguay, Ecuador. Con todos los allí presentes se acordó una agenda común de trabajo. Si estás interesado/ a puedes escribirnos a colegio@consolata.org.ar

15


Rostro femenino

Por: Hna. Joan Agnes Matimu, mc

16

Una santa para admirar… y para imitar Para la Familia Consolatina, es una ocasión de mucha alegría. ¡Qué dicha, para nosotras, tener un modelo en el camino para alcanzar la santidad!

los enfermos o por qué cada vez que se equivocaban, volvían a ella y siempre perdonaba? Creo que era todo eso y mucho más. El nombre Madre de Ternura habla también de la relación íntima y filial que tenía con el padre Fundador: Padre Allamano usaba el título “madre de ternura” reEl día 23 de mayo próximo será beafiriéndose a la Consolata. tificada la Hna. Irene Stefani una Irene pasaba varias horas frente Misionera de la Consolata que vivió a Jesús Sacramentado y a través de intensamente su vida misionera y su encuentro con Él, se volvió “Confalleció en Nyeri, Kenya. solada”. Externamente la transforLa Hna. Irene, partió para Kenya mación era evidente: un médico en el segundo grupo que fue enviado no creyente en un hospital de guepor nuestro Fundador José Allamarra, asombrado por la manera en la no. Vivió solo quince años en la micual la Hna. Irene acompañaba a los sión pero bastaron para que la gente enfermos, expresó: “Esta no es una local, los Kikuyu, le dieran el nom­bre persona, es el amor personificado”. Nyaatha, que significa: Madre toda Yo nací y crecí en un pueblito, a Ternura. Murió a los 39 años. 25 km de donde ella vivió. Y siempre Madre toda Ternura es un nombre fue un personaje conocido en todos que no solo dice de qué tipo de relación la Hna. Irene tenía con la gente sino también la gente tenía con ella. Para los Kikuyu, ser madre va más allá de tener una cierta edad o de tener hijos. Si una persona mayor se dirige a una mujer con el título madre, quiere decir que la considera fecunda, llena de vida, una persona integral y digna de dar a luz. Me pregunto porque la gente eligió ese nombre. ¿Por qué la Hna. Irene la trataba con respecto, cariño y atención? ¿Por qué cuidaba con ternura a

lados. En mi adolescencia, no había encuentros o convivencias juveniles donde no se la mencionara como un modelo para imitar. Cuando nos portábamos mal, dichos o hechos de Nyaatha, eran usados para corregirnos. A cierto punto, no quería saber nada de ella: sentía que todos esperaban que yo fuera como ella, la sentía como una jueza. Sin embargo, tuve la oportunidad de conocer Nyaatha de una manera diferente. El día 8 de septiembre 1995, siendo novicia de las Misioneras de la Consolata, tuve que viajar a Mathari Nyeri, para presenciar la exhumación de sus restos, donde estaba sepultada desde que murió en 1930. Conociendo la zona pensé que sus restos, con el pasar de tiempo, se habían movido. Reviviendo mis peleas adolescentes con ella, estaba


En mi corazón repetía: “¡Lo hiciste Irene, lo hiciste!” Y no dudé que íbamos a encontrar sus restos. Así fue. Hice la paz con Nyaatha, quien no deja de desafiarme en mi camino de santidad. Un camino que busca lo que la movía por dentro para llegar a ser Nyaatha: su relación de amor profundo con Jesús, y su búsqueda constante de estar siempre unida a Él. Me di cuenta que el Señor no me pedía que fuera buscando gente moribunda en la playa para luego bautizarla o acompañar gente infectada por la peste como lo hacia ella. Los tiempos y las necesidades eran distintas. Pero el Amor nunca cambia. Sentirse amado por Dios, sin medidas

y sin condiciones, es la experiencia más liberadora que uno puede tener. Esto hace desear que todo el mundo pase por la misma experiencia. Su lema de vida era: “Amaré a la caridad más de mi misma”. Murió amando. Nos desafía hoy a gastar nuestra vida haciéndonos instrumentos de la gracia de Dios para muchos que necesitan ser amados sin condiciones. Que el ejemplo de Nyaatha nos inspire en nuestro camino de fe. Hna. Irene Nyaatha Stefani nuestra compañera del camino, ¡Ruega por nosotros!

Próximo a la beatificación de Monseñor Romero Será beatificado el próximo 23 de mayo en El Salvador “La palabra queda y ése es el gran consuelo del que predica. Mi voz desaparecerá pero mi palabra, que es Cristo quedará en los corazones que la hayan querido recoger”. Monseñor Oscar Arnulfo Romero, el llamado la voz de los sin voz, fue asesinado el 24 de marzo de 1980, de un disparo al corazón, cuando celebraba la Eucaristía en la capilla de un hospitalito de cancerosos en San Salvador. Se fue abriendo el camino con el Evangelio a una teología de Dios presente en los pobres,

que podíamos llamarlo así: ‘Dios presente viviendo con los pobres y caminando con los pobres Romero está sepultado en la cripta de la Catedral Metropolitana desde donde siendo el arzobispo de la diócesis de San Salvador denunciaba las violaciones a los derechos humanos que cometían tanto el ejército como las guerrillas en la década de 1970. El sábado 23 de mayo la ceremonia tendrá lugar en la plaza Salvador del Mundo, en El Salvador, y será presidida por el cardenal italiano Angelo Amato.

Rostro femenino

contenta que la familia Consolata tuviera una santa reconocida por la Iglesia, pero al mismo tiempo sentía que no la podía imitar. Tenía que descubrirla desde otro lugar. Aquel día, recé por eso. Le pedí dos señales. Primero: que encontremos sus restos, y segundo que despoje el monte Kenya (es decir que hagan un camino directo). Este segundo pedido era porque, para viajar a Nyeri desde Meru, había que hacer una vuelta alrededor del monte Kenya, la montaña más alta de África (5,200 metros de altura). Salimos con lluvia y a mitad de camino salió el sol. En pocos minutos la montaña quedó despejada.

17


Por: P. José Antonio Pagola

Espiritualidad misionera

«¿Buscáis a Jesús de Nazaret, el crucificado?».

18

«Ha resucitado». Está vivo para siempre. Nunca podrá ser encontrado en el mundo de lo muerto, lo extinguido, lo acabado.

El relato evangélico que se lee en la noche pascual es de una importancia excepcional. No sólo se anuncia la gran noticia de que el crucificado ha sido resucitado por Dios. Se nos indica, además, el camino que hemos de recorrer para verlo y encontrarnos con él. Marcos habla de tres mujeres admirables que no pueden olvidar a Jesús. Son María de Magdala, María la de Santiago y Salomé. En sus corazones se ha despertado un proyecto absurdo que sólo puede nacer de su amor apasionado: comprar aromas para ir al sepulcro a embalsamar su cadáver. Lo sorprendente es que, al llegar al sepulcro, observan que está abierto. Cuando se acercan más, ven a un «joven vestido de blanco» que las tranquiliza de su sobresalto y les anuncia

algo que jamás hubieran sospechado. «¿Buscáis a Jesús de Nazaret, el crucificado?». Es un error buscarlo en el mundo de los muertos. «No está aquí». Jesús no es un difunto más. No es el momento de llorarlo y rendirle homenajes. «Ha resucitado». Está vivo para siempre. Nunca podrá ser encontrado en el mundo de lo muerto, lo extinguido, lo acabado. Pero, si no está en el sepulcro, ¿dónde se le puede ver?, ¿dónde nos podemos encontrar con él? El joven les recuerda a las mujeres algo que ya les había dicho Jesús: «Él va delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis». Para ver al resucitado hay que volver a Galilea. ¿Por qué? ¿Para qué? Al resucitado no se le puede ver sin hacer su propio recorrido. Para experimentarlo lleno de vida en medio

de nosotros, hay que volver al punto de partida y hacer la experiencia de lo que ha sido esa vida que ha llevado a Jesús a la crucifixión y resurrección. Si no es así, la Resurrección será para nosotros una doctrina sublime, un dogma sagrado, pero no experimentaremos a Jesús vivo en nosotros. Galilea ha sido el escenario principal de su actuación. Allí le han visto sus discípulos curar, perdonar, liberar, acoger, despertar en todos una esperanza nueva. Ahora sus seguidores hemos de hacer lo mismo. No estamos solos. El resucitado va delante de nosotros. Lo iremos viendo si caminamos tras sus pasos. Lo más decisivo para experimentar al resucitado no es el estudio de la teología ni la celebración litúrgica sino el seguimiento fiel a Jesús.

Misioneros de la Consolata en Argentina Casa Regional JOSÉ BONIFACIO 1774, [1406] CIUDAD DE BUENOS AIRES TEL: (011) 4632-3940

Noviciado Latinoamericano JUAN XXIII 2460, [B1683DEP] MARTÍN CORONADO (BS. AS.) TEL: (011) 4842-1820

Seminario Filosófico JULIÁN MARTEL 1550, [B1663GHL] SAN MIGUEL (BUENOS AIRES) TEL: (011) 4455-0863

Animación Misionera Voc. AMV@CONSOLATA.ORG.AR WWW.CONSOLATA.ORG.AR

Pquia. Nuestra Señora de la Misericordia

Pquia. San Ramón Nonato

SUCRE 2675 • EL PLUMERILLO, [M5539CZB] • LAS HERAS (MENDOZA) TEL: (0261) 448-9773

P. PEDRO Y ARÁOZ, [4560] TARTAGAL (SALTA) TEL: (03873) 424-370 CASA: (03873) 422-540

Pquia. Ntra. Sra. de Pompeya

Parroquia San Lorenzo

BILBAO Y FRAGA 581 VILLA POMPEYA, [B1722OSI] MERLO (BUENOS AIRES) TEL: (0220) 489-3602

HIPÓLITO IRIGOYEN S/N, [4564] CORONEL JUAN SOLÁ MORILLO (SALTA)

AV. FUERZA AÉREA 1527, [Y4600XA A] • ALTO COMEDERO, (JUJUY) TEL: (0388) 427-5858

NEMESIO ÁLVAREZ 957, [1744] MORENO (BUENOS AIRES) TEL: (0237) 462-0560

Hermanas Misioneras Pquia. de la Medalla Milagrosa de la Consolata

Laicos Misioneros de la Consolata LMC-ARGENTINA.BLOGSPOT.COM

Jóvenes Misioneros de la Consolata JOVENESIMC@CONSOLATA.ORG.AR

Colegio Nuestra Señora de la Consolata GOMENSORO Y 3 DE FEBRERO, [5519] • GUAYMALLÉN (MENDOZA) TEL: (0261) 4452-282

Instituto Pablo VI LIBERTAD 2869, [2400] SAN FRANCISCO (CÓRDOBA) TEL: (0356) 4431-416


Por: p. Luis Manco, imc

…hay rostros que te plasman por dentro | hay nostalgias que no te dejan morir!

Y cada cual podría añadir lo suyo, desde su experiencia de vida; si esta vida que vivimos no nos pasa por encima, apresurada y desabrida como sopa tragada sin gusto. Un célebre conferencista, aquella vez, comenzó así: “Había una vez un papá original”. Y contó: «Era ya noche honda y el papá se paseaba sobre la mórbida arena, en la orilla del mar. Las olas, con su eterno ritmo de ida y vuelta, apenas rompían suavemente el arcano silencio. El firmamento estrellado parecía hechizarlo. La emoción era tanta que la nece­ sidad de dormir se alejaba más y más. ‘Listo! Voy a despertar mi hijo’. Corrió como un enamorado y, con fatiga pudo arrancar del sueño a su criaturita. Lo llevó a la orilla del mar: ‘Mirá, hijo. Hijito mirá…’, le susurraba con los ojos humedecidos por la conmoción, mientras le indicaba la inmensidad de las aguas marinas y las estrellas que, aquella noche, deberían estar de boda.

‘Amigos –concluyó el conferencista– aquel papá encantado era mi padre. Aquel hijito soy yo. Créanlo: hay cosas que te excavan el alma. Es suficiente abrir los ojos…Los ojos del alma...’» . Y hay rostros que te plasman por dentro. Te inquietan la existencia. Sin violencia. Como con lazos de amor. Cuando te han mirado la primera vez, has tenido la sensación que, desde siempre, te estaban mirando. Y la gana de seguirlos ha prevalecido. Es imposible resistir, te decías en tus adentros… Era como algo que me quemaba y me seducía. Y sin saber desde dónde, una voz misteriosa te persuadía: “Esto es lo que buscabas! Desde siempre en lo más íntimo de tí mismo, lo estabas buscando!..” “Al día siguiente, estaba Juan Bautista otra vez allí con dos de sus discípulos y, mirando a Jesús que pasaba, dijo: ‘Este es el cordero de Dios’. Los dos discípulos, al oírlo hablar así, siguieron a Jesús. Él se dio vuelta y, viendo que lo seguían, les preguntó: ‘¿Qué buscan?’. Ellos le respondieron: ‘Rabbí –que traducido significa Maestro– ¿dónde vives?’ ‘Vengan y lo verán’, les dijo. Fueron, vieron dónde vivía y se quedaron con él ese día. Era alrededor de las cuatro de la tarde”. Uno de los dos discípulos era Andrés. El otro, con toda probabilidad

el propio Juan, el apóstol y evangelista que narra este encuentro en el primer capítulo de su Evangelio. Juan era el más joven de los doce apóstoles y, según la tradición, vivió hasta los 96 años. Cuando escribió su Evangelio habían pasado muchas décadas luego de la muerte y resurrección de Jesús. Y sin embargo, aquella hora “era alrededor de las cuatro de la tarde” –aún quedaba fresca, atractiva como la primera vez–. Y aquella luz límpida, casi invasiva, que emanaba la mirada de Jesús de Nazaret, ni los vaivenes de la vida, ni las persecuciones, ni los achaques de la edad la habían podido eclipsar!

Y sin embargo, aquella hora “era alrededor de las cuatro de la tarde” aún quedaba fresca, atractiva como la primera vez Y aquella pregunta del futuro Amigo y Maestro “¿qué buscan?” aún le resonaba dentro, provocadora, como en el primer impacto. Día a día, crecía en intensidad, revelando su misteriosa hondura: “¿a quién buscan?”

Biblia y misión

Hay cosas que te excavan el alma!..

19


Biblia y misión

20

Amigo, en nuestra existencia humana y cristiana, solamente lo que acaece como encuentro, en la resonancia honda del alma, en la unicidad de tu persona, queda en solidez; funda certezas; nos excava por dentro y construye futuro. ¿A tí te pasó alguna vez, hermano, hermana? Ténlo por cierto: tú tanto creces en densidad de vida cuanto serás capaz de almacenar encuentros. Encuentros indelebles. Pero, hay que almacenarlos no a manera de hard disk, sino de manera cordial. Y cuando este encuentro fuese un encuentro vivo, verdadero, personal con Jesús de Nazaret, desde allí brotarían nuestros valores fuertes, nuestras decisiones de vida, nuestro compromiso cristiano.

Se habla mucho, hoy en día, de nueva evangelización: “nueva en su ardor, en su método, en su expresión”. Y resuenan vivaces y halagadoras las palabras del Papa Francisco a los jóvenes: “Jóvenes hagan lío…hay que salir, hay que salir…!” Pero, a veces, mucho se reduce en hacer cosas: cosas lindas, piadosas, bien organizadas, técnicamente bien curadas en la pastoral, en la catequesis, en iniciativas juveniles atrayentes y propositivas. Algunas de ellas impactan por su exigencia fuerte y por experiencias que marcan: caminatas extenuantes a Santuarios marianos, misiones en villas-miseria. Mas, luego de una temporada de entusiasmos estellares, el fuego se apaga. Muy buena voluntad, muchos

¡Feliz Pascua!

sacrificios, esmerada preparación en todos los detalles ¿y..? Y vino la rutina de lo cotidiano que lo herrumbró todo. Se entremezclaron otras experiencias –experiencias grises, de mal gusto– que arrebataron el encanto del encuentro con Jesús. ¡Ánimo, amigo! Despertá en ti el anhelo de un encuentro verdadero con Jesús. Él está cerca de ti. Tu nostalgia, tu clamor interior lo percibe. No te resistas! Cántale a Él. Cántale a la vida. Cántale tu pasión de alma misionera: “Señor, toma mi vida nueva antes de que la espera desgaste años en mí. Estoy dispuesto a lo que quieras, no importa lo que sea, Tu llámame a servir…”.

Que la Alegría del Resucitado llene nuestros corazones, fortalezca nuestros pasos en su seguimiento y avive nuestra voz para dar testimonio gozoso de que vive en medio de nosotros. Queridos lectores, reciban un saludo pascual lleno de esperanza y anhelo de vida nueva. Los Misioneros de la Consolata


Por: Noviciado, imc

“En aquel tiempo se apareció Jesús y les dijo: Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación” Mc 16, 15

Ven y sígueme

De América para el mundo Noviciado latinoamericano, imc

21

En el año 1937, los Misioneros de la Consolata llegaron a nuestro continente con el firme deseo de responder a la vocación misionera dada por Jesús, en el anuncio y la construcción del Reino. Hoy, después de 77 años de arduo trabajo evangelizador, la obra iniciada por el Instituto Misiones Consolata ha venido suscitando vocaciones al servicio del Reino y de la Iglesia. En este 2015, cinco jóvenes de nuestro continente: dos brasileños, dos colombianos y un mexicano

iniciaron el noviciado con el firme propósito de responder a la invitación de Jesús de Nazaret, y ser sus discípulos al servicio del mundo. Todas las etapas para ser un misionero de la Consolata tienen una especial importancia pero la del noviciado invita al futuro consagrado a vivir, compartir y tener los mismos sentimientos de Cristo casto, pobre y obediente, desde el carisma heredado por el padre Allamano. En ella, conocemos a fondo la espiritualidad

del Instituto, sus constituciones, se experimenta la vivencia en comunidad y todo lo que ella implica. Quienes conformamos parte de esta familia del noviciado somos: ¡Hola! Un saludo grande como el » sol. Fruto del misterio de la vida y para mi suerte nací en un pequeño pueblo de montaña, en la cordillera occidental de Colombia. Versalles es el nombre de aquel pedacito de cielo. De cultura paisa, mis padres deciden llamarme Oscar Mauricio


Ven y sígueme

22

ya hace 30 años. La sangre y el vínculo familiar me heredaron el apellido Hernández Martínez. Mi historia, como la de todos, es patrimonio personal que nos acompaña y se engrandece en cada segundo de nuestro existir. Por eso, el presente –el mío– engrandece y alimenta mi historia a partir de la experiencia del noviciado, el cual estoy haciendo aquí en la Argentina junto a cuatro compañeros, y después de casi dos meses representa esperanza y alegría para seguir luchando por algo nuevo y mejor para la vida. » Mi nombre es Elmer Peláez Epitacio, tengo 32 años. Soy originario de Xochistlahuaca Guerrero, México. Mis raíces son indígenas, mi lengua materna es el amuzgo y mi segunda lengua, el español. Soy el primer mexicano que tiene el honor de vivir esta experiencia nueva del noviviado y desde el comienzo estoy sumamente asombrado por todo lo que aprendo y vivo. Estoy muy agradecido por tener la oportunidad de vivir esta experiencia en compañía de personas de diferentes países, hermanos de Brasil, Colombia, Italia, y Argentina. Me siento muy contento con todo lo que hasta hoy he aprendido y experimentado. Estoy dando lo mejor de mí, para seguir entregándome al servicio de Dios y la Misión.

¡Jndye na Xmaⁿndyo’! Xuee je’ Ty’o'o'ts’om cats’aaⁿ cwenta o' chawaati' xuee na cwi'ntandooyo'. (¡Los saludo con alegría, Dios los cuide y los bendiga siempre!)

» Soy Sândrio Cândido, brasileño,

de Minas Gerais, y tengo 23 años. Soy el primer hijo y me siguen dos hermanas. Mi camino empezó en 2009, cuando fui invitado por un misionero de la Consolata a hacer una experiencia en los llamados encuentros vocacionales. Desde entonces vengo conociendo la familia imc, desde la espiritualidad del Fundador, con la dinámica de ser santos antes de ser misioneros. Mi parroquia de origen está en una de las misiones de la Consolata, donde pude vivir esa cercanía de los misioneros con los pueblos. En el período de formación en Brasil trabajé con la infancia misionera, una experiencia que me lleno de alegría. Es esa alegría y cercanía que deseo compartir con el pueblo argentino y vivir también en el noviciado. La certeza de que el Dios de la ternura me invita antes de todo a ser un hombre pleno, un testigo del amor de Dios por la humanidad. » Mucho gusto, soy Leandro Augusto Baseggio, tengo 24 años, soy hijo único. Llevo con los Misioneros de la Consolata cuatro años de formación. Nací en la ciudad de San Pablo, Brasil, donde conocí a los Misioneros de la Consolata en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima. Allí trabajé con los niños y adolescentes portadores del vih en la institución Padre Costanzo Dalbésio. Esa experiencia me marcó mucho en la vida y me ayudó a crecer como persona. Participé durante cuatro años de encuentros vocacionales, los que me ayudaron a discernir la vocación misionera. Ingresé al seminario en 2011, donde realicé los estudios filosóficos. Por ahora, estoy muy contento de poder estar en Argentina para el

período del noviciado. Mi deseo es hacer una buena experiencia con el pueblo argentino y su cultura. De igual manera, espero poder hacer un buen trabajo pastoral. » Hola, soy Carlos Andrés Erazo Giraldo, hace 22 años nací en el sur de Colombia, en la bella ciudad de Florencia. Soy fruto del amor entre Pedro Erazo y Ligia Giraldo (qepd). En el año 2010 ingresé al Seminario Mayor de mi diócesis. Posteriormente, respondiendo a un fuerte deseo, anhelo y amor por la misión y la vida comunitaria, decidí entrar al Instituto de los misioneros de la Consolata. Esta opción trajo mucha alegría a mi vida pero tristeza en mis padres, ya que sintieron que su único hijo había tomado vuelo por su cuenta. Estando en los misioneros de la Consolata tuve la bendición de vivir experiencias misioneras con pueblos afros, indígenas, campesinos de Colombia y de Ecuador. Hoy me siento muy feliz de estar aquí y de poder seguir caminando bajo el carisma del imc. Espero que sea un año muy fructífero en compañía de Dios, la Virgen y el pueblo argentino. Finalmente, pedimos la protección de la Virgen de la Consolata y nuestro fundador el Beato José Allamano y, pidiéndoles que sigan aumentando en nosotros ese fervor por la misión y el amor por Jesús, el Reino y el imc. “Felices ustedes que escucharon la invitación de Dios y confirmados a través de la oración y de los sabios consejos recibidos, con coraje dejaron de lado su ámbito de vida, las comodidades y, superando juicios y motivos humanos, entraron en el instituto con el fin de prepararse para las misiones.” (Beato Allamano, los quiero así)


Formas de suscripción: Giro postal a nombre de: Instituto Misiones Consolata (Revista) C. C. 2 - Suc. 11 – [1411] – Parque Chacabuco Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel.: (011) 4632-3940 mail: admregional@consolata.org.ar

CBU: 0070027620000003291786

Por favor, una vez realizado el depósito o la transferencia, enviar un mail (o llamar por tel.) con los siguientes datos: a) Nombre del suscriptor b) Importe depositado c) Fecha del depósito d) Nº de transacción o comprobante

– c.a.b.a José Bonifacio 1774 – [1406]

Transferencia bancaria:

Quisiera ayudar a la formación de un misionero

Tel:_________________________________ e-mail:________________________________________

Cada 5 suscripciones nuevas 1 gratis para todo el año. Hacelas entre tu amigos y parientes

Cheque o depósito en efectivo: en Banco Galicia a nombre de: Instituto Misiones Consolata Cta. Cte. N° 00032917-027/8 N° de Cuit: 30-68767730-3

Misioneros de la Consolata.

Renovación de suscripción 2015 Promoción Revista

Ciudad: _____________________________ CP: ___________________ Prov.: ___________________

Usted colabora concretamente a la formación de los jóvenes, misioneros de la Consolata que en estos momentos se preparan para ir a las misiones, con una BECA anual de $ 800.– o una colaboración voluntaria.

ga ¡Manten ipción s u s u sc r al día!

Recorte y envíe a:

re Colabo

Dirección:__________________________________________________________________________

s realice e ro n joven n es un mision u e u q a ió l is e m n y co ra la r don p a on Cristo . El mejo mprometido c ayudar a ir”. a r e n io mis o co “ir o cristian ello de Más. Un debe vivir aqu o li Evange oyo ajan en a su apConsolata trabm s n a i c a la r G isioneros de lio y en la pro oció e • Los M io del Evang c el anu n olvide! a. ¡No lo n a m ad hu e r os . nerosindde más misionm e n g u s De nde la formació ende la procla ahcoiós c p e u e p d m e s d • ro to a misione Jesucris • De los ena Nueva de u B de la . pueblos

para la formación de un Misionero

e udar a qu sa noticia y a e d e u Usted p ro lleve la gozo ne un misio ión a quienes ac de la salv a Jesús. en no conoc ión u vocac

Nombre:___________________________________________________________________________

Exprese d su gratitu su propia fe or al Señor p r el amor y po cristiana que usted ia y la grac a día. recibe cad

Colaborando con una beca

4.000 millones

Más de de personas no conocen a Cristo


en mendoza, del 1 al 5 de abril | 100 $alto$ Inscribite y sĂŠ uno de los elegidos!

Campeones de la fe

jĂłvenes con espĂ­ritu deportista para participar de la Pascua Misionera 2015

convocan y seleccionan

Los Misioneros de la Consolata

Revista n° 465 - Abril . Mayo 2015  

¡Bienvenidos los que trabajan por la paz!

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you