Page 1

Revista de formación y animación misionera

EDITORIAL:

Un Papa con corazón misionero

|

PASTORAL URBANA:

Dios vive en la ciudad

Marzo – Mayo 2014 | AÑO LXIV | EDICIÓN 461

«¡Qué bueno que los jóvenes sean callejeros de la fe!» Papa Francisco


Dos santos que marcaron la vida de la Iglesia en último siglo Su Santidad Juan Pablo II, el Papa misionero

Su Santidad Juan XXIII, el Papa bueno

El próximo 27 de abril la Iglesia católica tendrá dos nuevos santos. Ese día, el papa polaco Juan Pablo II y el italiano Juan XXIII serán canonizados por Francisco. De esta manera, serán tres los pontífices proclamados santos en los últimos cien años, junto a Pío X. Karol Wojtyla y Angelo Giuseppe Roncalli han sido dos figuras importantes de la Iglesia católica (quienes ejercieron el papado entre 1978 y 2005 y entre 1958 y 1963, respectivamente). La fecha elegida es el primer domingo luego de la Semana Santa, y es la fiesta de la Divina Misericordia, establecida por el papa Wojtyla. La canonización del papa polaco llegó en tiempo récord, canonizado tan solo nueve años después de su muerte y fue casi por aclamación popular tras el santo súbito que resonó durante días en la Plaza de San Pedro del Vaticano. Por otro lado, el papa Francisco, en sus seis meses de pontificado ha resaltado en numerosas veces la figura de Juan XXIII, el Papa Bueno, quien llamó a realizarse el Concilio Vaticano II, dando comienzo a una nueva etapa, histórica, dentro de la Iglesia. Precisamente, la santificación de Juan Pablo II y Juan XXIII se produce en el 50 aniversario de ese concilio, que abrió la Iglesia al mundo y a los humildes.


Sumario 3

EDITORIAL

Un Papa con corazón misionero 4

BUZÓN MISIONERO

LAICOS MC y JÓVENES MC POR: LA REDACCIÓN

5

PASTORAL URBANA

Entre favelas y rascacielos POR: FABRIZIO FLORIS

8

PASTORAL URBANA

Nairobi: una villa miseria se abre al futuro POR: P. HUGO POZZOLI y P. ANTONIO REVELLI, IMC

10 TESTIGO

Pastoral en la villa 21 POR: LA REDACCIÓN

11

FICHA 38

Callejeros de la fe POR: P. MAURICIO GUEVARA, IMC

12 RINCON JOVEN

Mateando con el Allamano POR: P.MAURICIO GUEVARA Y RENATO MAIZZA, IMC

15 NUESTRA PRESENCIA

Visita a Cracolandia La ciudad de la fe POR: P. TOGNI PEDRO, IMC

17

NOTICIAS

Dios vive en la ciudad POR: P. RUBÉN LÓPEZ, IMC

18 BIBLIA Y MISIÓN

Una renovada invitación a la misión POR: P. ENRIQUE BLUSSAND, IMC

20 ROSTRO FEMENINO

El día de las Almas POR: HNA. HANNA MARTHA WAMBUI NDUGU, MC

22 VEN Y SÍGUEME

Novicios en misión por el norte argentino POR: NOVICIADO LATINOAMERICANO, IMC

COSTO POR EJEMPLAR: $10.– COSTO DE LA SUSCRIPCIÓN ANUAL: $80.– COLABORACIÓN: $100.–

Un Papa con un corazón misionero Queridos amigos, Somos testigos de un momento histórico único. Por primera vez, en la vida de la Iglesia, tenemos un papa latinoamericano. Al recibir la noticia con emoción hemos gritado todos: “¡El Papa es argentino!”. Con emoción y con orgullo vamos descubriendo el camino por el cual quiere conducir a la Iglesia. “Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres —dijo en su primer discurso—. Los más necesitados en todo sentido son los pobres a los que la Iglesia tiene que llegar. Una Iglesia que no sea autorreferencial. Quiero una Iglesia que dé testimonio de Jesús vivo, de alegría de ser católicos… que sea presencia misionera. Una Iglesia que nos acerca a Dios que nos ama sin condiciones y nos perdona en su infinita misericordia sin juzgarnos. El mensaje del evangelio no tiene que quedar puertas adentro de las parroquias…”. El Papa Francisco tiene un corazón misionero. Quiere una iglesia misionera, no preocupada por sí misma sino al servicio de la gente; abraza a la viejita, besa a los niños, llama por teléfono a las personas que necesitan de una palabra de aliento… Nos muestra el rostro de una Iglesia sencilla y dispuesta a salir para encontrar a los últimos y más lejanos. Todo esto es lo que quisiéramos reflejar también a través de nuestra revista de formación y animación misionera. Tienen en sus manos un número nuevo de Misiones Consolata con algunas novedades. Ha cambiado el director: P. Sisto ha sido destinado a Mozambique y ha dejado su lugar a P. Marcelo De Losa. A P. Sisto le enviamos nuestro agradecimiento por el trabajo realizado en esto años en la revista y a P. Marcelo le deseamos buen trabajo. Hay también otras novedades; desde este año la revista saldrá cada tres meses. Una decisión a la que hemos llegado después de una larga reflexión. A pesar de vuestro apoyo empiezan a pesar los costos económicos de la publicación. Entonces el equipo que trabajará para la revista y que acompañará a P. Marcelo ha propuesto rectificar los objetivos de la misma. En la tapa llevaba el título Misiones Consolata, Revista de información y animación misionera. Teniendo en cuenta que hoy las noticias nos llegan mucho más rápido por otros medios, optamos por una revista de formación y animación misionera. En el primer número ofreceremos unas reflexiones sobre Pastoral misionera en las periferias de la ciudad. El segundo número concentraremos la reflexión sobre el Beato José Allamano y el encuentro con las culturas y las grandes religiones. El tercero tendrá como temática La Familia a la luz del ultimo Sínodo sobre la Familia. Como todos los años el último número será el Almanaque. ¶ Espero que puedan disfrutar de la revista y esperamos sus comentarios para poder mejorarla y crecer juntos en el espíritu misionero.

3

Rostro Editori femenino al

POR: P. ANTONIO GABRIELLI, IMC

P. Antonio Gabrielli, IMC


Buzón Misionero Por: Pablo Tansini, LMC y JMC

Laicos en misión Los Laicos Misioneros de la Consolata (LMC) de Argentina estuvieron caminando –misionandodesde el 7 al 12 de enero en el departamento de Las Heras, Mendoza, Argentina. Hasta allí llegaron laicos misioneros desde Jujuy, Formosa, Salta, Chaco, Buenos Aires y Mendoza. Al caminar las calles del barrio 26 de enero, muchas eran las expectativas: conocer a las familias, aprender sobre el contexto social y cultural, y redescubrir formas de misionar y ser misionados a partir de la propuesta del evangelio. Para cada misionero los signos de los tiempos se hicieron visibles y su interpretación aún más desafiante. Como en muchos barrios de la Argentina existe el flagelo de la droga, las armas, la violencia sin límites y la indiferencia. Pero, cabe destacar, que aquella esperanza de la que habla el Papa Francisco

Día tras día, las experiencias se multiplicaron y el corazón de los misioneros y de las personas de la comunidad fue abriendo espacio al mensaje de Jesús. “La misión une y cuando nos encontramos en ella, nos sentimos como en casa”, animaba el Padre Stefano Camerlengo, Superior General del IMC, que dio la sorpresa con su presencia. Cada misionero regresó a sus hogares con la certeza de haberse sentido amado y contenido por la calidez siempre maravillosa del Padre. Habiendo cultivado su experiencia personal, es que cada uno pudo compartir el Anuncio y construir lazos de solidaridad y esperanza. Todos conocen que la misión no terminó sino que acaba de comenzar, porque la propuesta misionera de amar más allá de las fronteras sigue latiendo en cada corazón.

“Arde, luego incendia” JMC de Mendoza

Staff

se encuentra en el corazón de los vecinos. “La misión es una necesidad completa”, nos compartía Amelia, de Formosa. “Me sentí llena del Espíritu Santo, es una experiencia increíble”, animaban las palabras de Mónica, de Buenos Aires.

Propietario: Instituto Misiones Consolata www.consolata.org.ar Registro Propiedad Intelectual N° 5077185

Edición: N° 461 Marzo-Mayo Año LXIV Director: De Losa P. Marcelo, IMC Redacción: Misiones Consolata

Hace cinco años que misionamos en las zonas de Causete (San Juan) y el Borbollón (Mendoza). En este año de misión nuestro objetivo fue buscar personas para animar, hacer crecer y revivir junto a nosotros la comunidad, bajo el lema “Arde, luego incendia”. Empezamos a misionar por los barrios, llevándoles la palabra de Dios, charlando con la gente, poniendo ese oído que a veces se necesita e invocando la protección de la Consolata para que los llene de consuelo. Con los jóvenes y adultos hablamos sobre los sueños, que hay que luchar por ellos, que nada es imposible y que a pesar de ser grandes o chicos, del estudio, del trabajo, de la familia, podemos contagiar a los demás nuestro espíritu cristiano.

Colaboradores: Gabrielli Antonio, López Rubén, Guevara Mauricio, Renato Maizza, Togni Pedro, Blussand Enrique, Busnelo Alejandro, Hna. Hanna Martha, Alba Piotto. Fotos: Archivos IMC , Agencias, Internet, Revista Misiones Consolata Dirección y Administración: José Bonifacio 1774 [1406] – C. A .B. A admregional@consolata.org.ar Tel: (011) 4632-3940

Correspondencia: Revista Misiones Consolata C.C. 2 – Suc. 11 – [1411] – C. A .B. A . info@consolata.org.ar Diseño: Chivi Dinard chiviveca@gmail.com Impresión: Brapack S.A. Saraza 1310 , CABA Miembro de PREMLA


Por: Fabrizio Floris Traducción: p. Alejandro Busnello

5

Entre favelas y rascacielos Los podemos ver delante de las ofici- el altruismo sea un lujo reservado exnas, en los parques y plazas, megáfo- clusivamente a las sociedades ricas… o no en mano, dando comienzo a sus pe- se tratará de un sistema de valores peroratas gritando que hay un solo Dios. culiar, propio de este lugar que convenPero ¿cuál? cionalmente llamamos Nairobi pero que, Una ciudad, la de Nairobi, en la que en la realidad, no existe porque lo que lo puedes quedar herido, tendido en el caracteriza es la extrema heterogeneisuelo hasta morir si no tienes dinero dad de las situaciones. para entregar a alguien que te acomFragmentos de espacio donde viven pañe hasta un hospital. También es lu- núcleos humanos aglutinados por su nigar de poder con incontables casos de vel económico y social, que no ven a los corrupción, robos, estafas contables, in- que viven un poco más allá, como si se cluso, en los hospitales y escuelas. El tratara de gente de otro planeta: “aliens” “otro” no existe. La peor herencia deja- , como los estadounidenses denominan da, aquí, por el colonialismo británico a los sudamericanos que tratan de crues este “apartheid” social. Son pocos zar la frontera. Planetas diferentes: allos que tienen la posibilidad de pensar gunos tienen campos de golf, piscinas, en los demás, agobiados ellos mismos rascacielos; otros tienen cloacas a ciepor sus problemas personales. Tal vez, lo abierto, casas de barro donde vivir

pagando alquiler usurero. Nairobi es el espejo de un mundo que empuja todo hacia excesos, donde desaparece toda forma de mediación, nada que pueda moderar o serenar las situaciones. No existe gradualidad o estados intermedios, es una lucha constante por la muerte o por la vida. En Nairobi uno se siente constantemente enfrentado a la necesidad de elegir entre dos extremos sin posibilidades intermedias. Cada elección es el reflejo de todas las elecciones de cada persona del mundo entero: estás con el hombre o contra el hombre. Se ha pensado de hacer crecer esta ciudad, modificar su cultura y tradiciones como haría un niño que se empeña en tirar de una planta para hacerla

Pastoral urbana

Nairobi es una ciudad de “gente en fila india”. Colas de vehículos en los semáforos, delante de las salas de primeros auxilios, de los bancos; gente que camina kilómetros porque no tiene dinero para pagarse el autobús. Una ciudad a la merced de predicadores norteamericanos que garantizan milagros a cambio de dinero.


Por: p. Enrique Blussand, IMC

Pastoral urbana

6

crecer más rápidamente. Así como las para salir del individualismo y empezar guardarla ni cómo conservarla. Se vive mujeres alargan sus cabellos con tren- a construir caminos de ciudadanía, de- al día; no es realista pensar en el futuro. zas artificiales, de la misma manera han rechos y solidaridad. En las villas no hay moradores estransformado las casas bajas en rascaEs un misterio de cómo y de qué vive tables. El intercambio de personas es cielos. Pero no se puede engañar el cre- esta masa de gente: son personas que constante, ciudadanos nómadas. No cimiento de un niño y tampoco no se están aquí no porque la ciudad los nece- hay árboles a cuya sombra quedarse puede con el de una ciudad. site sino porque la miseria los ha expul- a escuchar los relatos de los ancianos. Kenya es un país rico pero los kenia- sado del campo. Son fugitivos en bus- Es un lugar de personas que están pernos son pobres. La consecuencia es un ca de salvación y supervivencia. Comen diendo la memoria, que saben cada horizonte esquizofrénico que muestra, todo sin dejar migajas, nadie tiene re- vez menos de dónde vienen y no saben arrimados, viviendas de barro y ras- serva de alimentos y no sabrían dónde adónde ir. Es también un lugar donde cacielos, tradiciones ancestrales e inreina, por necesidad, el espíritu de creaternet, celulares e individualismo. En tividad: una lámina de aluminio puede esta ciudad faltan lugares públicos de volverse valija, un tarro se vuelve lámencuentro. Cada voz está sola a lo largo para, unos cuantos trozos de chapa forde las calles y en los autobuses. Los ricos man una pared. van de la oficina a su casa, del negocio A los costados de las calles, pasada la al banco siempre de día y en su coche, alcantarilla, se desarrolla la vida econósin bajar los vidrios y con las puertas mica y familiar. Las mujeres cocinan bien trabadas contra el peligro conschapati (especie de torta frita), fritan tante. Sus casas están más cerradas y pescado, venden fruta y verdura, gavigiladas que las cárceles: guardias en lletas, ropa usada, lavan y ventilan sus el portón, alarma en la mesita de luz, trapos, todo a la vista como si fuera una muros con tendido de alambre electriobligación exponerse, pero todo se debe ficado. Mientras los rascacielos crecen a que las viviendas son minúsculas y cada vez más arriba, crece la ansiedad miserables, en ellas uno se ahoga el tepara el mañana. Paradójicamente, los cho de chapa multiplica el calor del sol espacios más vitales parecen las villas y corta el aliento. Por eso, la vida se demiseria donde, tal vez por necesidad, sarrolla en la calle, se pasa el día al aire la gente está empezando a aglutinarse libre, en constante movimiento.


Por: P. Hugo Pozzoli y Antonio Rovelli, IMC

7

Soweto Kahava West, una de las 190 villas miseria de la ciudad de Nairobi, capital de Kenia, está ubicada en la periferia norte. Sus seis mil moradores hacinados en una franja de tierra larga de menos de un kilómetro, viven en condiciones higiénico- sanitarias sumamente precarias y en un degrado social y moral al borde de la supervivencia. El día 23 de enero de 2011 ha sido para de servicios y depósitos de basura, la este proyecto de rehabilitación. “DuranSoweto un día memorable porque se construcción de otras ochenta vivien- te dos años – dice el sacerdote - hemos han inaugurado algunos edificios des- das de material y la reestructuración trabajado con la gente, haciendo reutinados a la rehabilitación de los habi- de seiscientas chozas. Quien conoce el niones de vecinos, creando un proceso tantes de la villa: la unidad de servicios degrado de la vida en una villa miseria lento y laborioso para sortear la desconhigiénicos, el centro operativo de la co- puede entender la importancia de este fianza, rivalidades y, sobre todo, vencer munidad, el depósito de desperdicios acontecimiento. la salvaje especulación de los propietay ocho viviendas, todo realizado en ceEl padre Franco Cellana, misionero rios de las chozas que viven fuera de la mento y ladrillos. Son las primeras es- de la Consolata, ha sido durante largos villa y cobran alquileres escandalosos tructuras previstas en un proyecto ela- años, el párroco de Kahawa West que hasta por pedazos de chapa apoyados borado por las Naciones Unidas junto incluye esta villa. El mismo asegura que en muros de arcilla”. con la municipalidad de Nairobi y fi- todo lo que se está realizando ha sido El primer logro de este empeño ha nanciado por el gobierno italiano. posible por la interacción de los mismos sido la instalación de un poste de luz, El proyecto contempla, en el lapso de vecinos quienes, coordinados dentro de cuarenta metros de altura que ha dos años, la realización de cuatro calles del ámbito de la comunidad parroquial, permitido un cambio radical en el lude acceso al lugar, otras cinco unidades lograron comprender la importancia de gar, con noches sin delincuencia y sin

Pastoral urbana

Nairobi: Una villa miseria se abre al futuro


Pastoral urbana

8

el miedo constante a los robos y agre- una garantía contra las especulaciones Nairobi W “, iniciativa promovida por siones. “Este proyecto de Soweto quiere sobre los alquileres y todo tipo de de- un grupo de asociaciones italianas y keser una iniciativa ejemplar, pues se fun- molición o desalojo”, según comentó el nianas que luchan contra las demoliciodamenta sobre un principio de copar- padre Cellana. nes de las villas y en favor del derecho ticipación que tendrá que garantizar la Soweto representa una tendencia re- de propiedad de la tierra. propiedad colectiva e indivisible de todo volucionaria con respecto a la situación Soweto es, también, un fruto signifiel terreno. A ello se ha comprometido el actual de las villas miseria de Nairobi, cativo de la organización Kutoka Exomismo alcalde de Nairobi quien asegu- una ciudad de tres millones de habitan- dus Network que aglutina a quince ró que la municipalidad concederá un tes de los cuales casi dos millones (el parroquias de la periferia y que, desde título de propiedad común al conjunto 60%) vive en chozas miserables; y solo hace años, lucha para mejorar la calide la comunidad. Es este el aspecto fun- el 2% es propietaria del terreno sobre dad de vida y la defensa de los derechos damental del proyecto: un modelo de el cual la construyó. Este proyecto se- fundamentales de los que viven en estos propiedad comunitaria que constituye ñala un hito dentro de la campaña “W asentamientos.

Sus orígenes En toda el África subsahariana, pese a las diferencias entre las innumerables etnias presentes, la posesión de la tierra se basaba en el principio de la propiedad común. La tierra pertenecía a la comunidad y, con el favor de los antepasados, era administrada por los ancianos, Cada adulto tenía el derecho de utilizar la tierra y tal derecho variaba según el status, la edad etc. El jefe de la comunidad tenía el poder y la responsabilidad de asignar las tierras que no eran utilizadas y de arbitrar en las disputas y por los derechos de usufructo en los casos de sucesión por herencia. El impacto del colonialismo en esta forma de actuar ha sido decisivo. Los sistemas del colonialismo han modificado radicalmente ya sea las relaciones existentes entre las tribus, ya sea las relaciones dentro de cada tribu con

efectos perniciosos. El clima conflictivo ha crecido progresivamente desembocando en auténticas guerras a veces orquestadas conscientemente según el conocido principio de la antigua Roma: divide y domina. Pero el impacto más radical se ha producido en las ciudades donde se ha consolidado el concepto occidental de propiedad del suelo; nace, entonces, el mercado de la tierra: las transacciones dependen de la disponibilidad económica de las partes, se desarrolla el sistema económico de la demanda y la oferta que determina el alza de los precios y el aumento de la especulación. El gobierno colonial limitaba el permiso de residencia en la ciudad solo a los africanos poseedores de un contrato de trabajo. Los africanos que vivían en radio urbano no podían ser propietarios de casas, con ello se garantizaba su vuelta al pago una vez finalizado

el compromiso laboral. De esta forma nacieron y prosperaron los que se llamaron asentamientos indígenas en las periferias. Terminado el colonialismo los africanos no tenían acceso a un auténtico sistema de propiedad. Por consiguiente proliferaron las viviendas abusivas sin ninguna clase de estructuras o servicios previstos. Con el correr del tiempo el problema fue asumiendo proporciones macroscópicas a las que se ha intentado solucionar a través de las demoliciones sistemáticas de las aglomeraciones precarias creyendo que la gente se vería obligada a retornar a sus pagos de origen pero el resultado fue opuesto: la gente se afincó en lugares más periféricos e inhóspitos aún. En definitiva esos asentamientos considerados dormitorios provisionales se han vuelto definitivos y han llegado a ser ciudad.


Por: La redacción

9

Pastoral en la villa 21

En la villa 21-24 empezamos refor- un colegio secundario, una escuela de zando la catequesis, el trabajo con los oficios, un centro de recuperación de niños, con el Grupo Juvenil, retiros es- adictos, el hogar de día para chicos de pirituales, la movida de traer a la Virgen la calle, la radio FM, un periódico, cende Caacupé desde Paraguay y la misión tro de día para abuelos, mil chicos en casa por casa. Una pastoral que apun- los exploradores que están conducidos ta a todas las edades y a todas las pro- por ciento treinta jóvenes, todos pibes blemáticas. Hay que dar pasos, para no del barrio. El proyecto nuestro se basa atolondrarse, según lo que se pueda ha- en formar líderes positivos, tanto jóvecer cada año. nes como adultos, que puedan trabajar

Es fundamental, profundizar el sen- en el barrio y más allá también. tido de la fe como encuentro, experiLa parroquia es una caja de resonanmentar a través del trabajo en los ba- cia de las múltiples situaciones sociales, rrios marginados con la integración de humanas, de las cosas que vive la gente. sus habitantes, la elevación de la calidad Lo que nos da una percepción muy dide vida y la dispensa de sacramentos, recta de las necesidades y es importanantes demoradas por motivos burocráti- te que estemos para responder a cada cos. La labor de llevar la luz de la fe, se una. Por ejemplo: alguien viene por un trata de una misión que aprovecha la difunto y necesita saber dónde y cómo religiosidad popular traída de los paí- hacer los trámites porque en alguna ofises limítrofes, con una riqueza cultural cina no se los quieren hacer; otra vecina notable que se opone al relativismo que viene para pedir un certificado de domise respira en Buenos Aires. cilio; otro, que lo echaron de la casa, neEn la parroquia somos tres curas. Te- cesita chapas porque está viviendo a la nemos trece capillas, cuatro comedores, intemperie; otro viene para confesarse,

otros más piden pan o necesitan remedios; otro que cobra un subsidio pero no se lo dan porque hay cortes de luz y necesita unos pesos... y así. Aquí no hay horarios de oficina y la gente que viene son los más pobres. Ahí es donde es importante guiar, enseñar, no solucionarles las cosas sino ayudarlos a que las aprendan a hacer. Yo creo que la problemática urbana y social de las villas hizo que la sociedad abriera los ojos. Pero todavía hay una mirada distorsionada: sólo notan la parte que hace ruido como la toma de tierras, el narcotráfico, los peligros, la condición de exclusión en que viven la mayoría. Pero no ven la parte más real, la de los trabajadores, las riquezas culturales, humanas, el sentido de solidaridad, de fraternidad y con el vecindario. Un tiempo atrás se hablaba de “erradicar” las villas. Esto no es muy amable porque significa desalojar, despedir, echar a la gente. A nosotros los curas nos gusta hablar de integración urbana , según la cual, la villa tiene mucho para darle a toda la ciudad y la ciudad puede darle mucho a la villa. Por eso es importante organizar la parroquia desde el punto de vista comunitario, pastoral, evangelizador con la impronta de una labor misionera de encuentro con el pueblo, de apertura hacia la gente. Evangelización y promoción social para nosotros son dos caras de la misma moneda. El desafío más relevante es la prevención y recuperación de los jóvenes, en una especie de trabajo a lo Don Bosco. También es importante comprender que la fe del pueblo es transformadora y la única fuerza genuina.

Testigo

La propuesta de los curas villeros es la de integración urbana, es decir, una relación en ambos sentidos entre el adentro y el afuera de la villa. Este es el testimonio, desde la iglesia de la Virgen de Caacupé en la Villa 21-24, en la ciudad de Buenos Aires, donde trabajó el padre José María Di Paola (el padre Pepe) y ahora, en su remplazo, está el padre Lorenzo de Vedia (el padre Toto).


Noticias

Por: La redacción

Mensaje misionero desde América para el mundo El Mensaje final del IV Congreso Americano Misionero y IX Congreso Misionero Latinoamericano nos invita a mirar el mundo cambiante con esperanza, amor, profundidad y profetismo. “Gracias, Padre de todos los pueblos por reunir los diversos países y culturas que componen nuestra América en este IV Congreso Americano Misionero realizado en Maracaibo del 26 de noviembre al 1 de diciembre”. Con el lema América Misionera comparte tu fe y el tema Discípulos Misioneros de Jesucristo desde América en un mundo secularizado y pluricultural, culturas indígenas, campesinas, afroamericanas, urbanas, suburbanas, mestizas y migrantes se congregaron para compartir experiencias y diseñar caminos de evangelización inculturada e intercultural. En el mensaje final, piden al Espíritu de Jesús, la valentía y creatividad para realizar "en nuestras comunidades las orientaciones pastorales asumidas en este Congreso Americano Misionero". También agradecen a Dios, por el papa Francisco "primer papa latinoamericano, quien nos ha enviado un cálido mensaje en el que se alegra por la trascendencia de un Congreso que contribuirá a dar un nuevo impulso a la Misión Continental promovida por Aparecida". Por otro lado, también piden al Señor que les enseñe "a mirar este mundo cambiante, plural y complejo con esperanza y amor, con profundidad y profetismo. Ayúdanos a encontrar en la Palabra de Dios, centro de la vida y de la misión de la Iglesia, respuesta a un mundo individualista que parece vivir sin sentido". A nivel de discipulado misionero la propuesta es "agradecer y expresar lo mejor que nos pudo acontecer en la vida, el haber encontrado a Jesucristo haciéndonos discípulos misioneros y renovando el compromiso y el gozo de hacerlo conocer. Piden también, "conversión eclesial a todos los niveles, desde la escucha de la Palabra que nos lleve a una comunión eclesial que promueva una pastoral profética que denuncie la injusticia". En cuanto a la secularización se propone "desarrollar un cambio de actitud y mentalidad en todas las estructuras humanas; una nueva mirada de las relaciones: evangelización con rostro humano, incluyendo diálogo y respeto con los gobernantes y sociedades para abogar e incidir por el desarrollo humano, por el campo y la ciudad, en todo el ámbito de la vida política, económica, social, cultural y ecológica. Priorizando la formación en todas las estructuras eclesiales y sociales para emprender ese espíritu del nuevo misionar".

Por otro lado, hablando de pluriculturalidad, se manifiesta la intención de "promover la interculturalidad a través de un acercamiento respetuoso a la diversidad, que iluminada con el evangelio nos lleve a promover acciones pastorales liberadoras, descolonizadoras, con enfoque de derecho y pertinencia cultural. Para ello revitalizando mediante la liturgia inculturada la formación de agentes pastorales y el compromiso apostólico con la realidad social, política, económica y cultural, y el anuncio del evangelio en comunidades excluidas, empobrecidas y marginadas. Para que

nuestros pueblos indígenas, afros y culturalmente emergentes tengan vida y vida en abundancia". Y para concluir, a nivel de Misión Ad Gentes, la propuesta es que "las Conferencias Episcopales en el trascurso de 5 años asuman un lugar de Misión y envíen religiosas, religiosos, sacerdotes y laicos. Para ello deben promover la formación sobre la Misión universal para todos los co-responsables pastorales, a través de itinerarios de formación. Esto también requerirá la creación de estructuras económicas que permitan enviar y recibir misioneros". Tal y como se indican en el mensaje final, cinco ponencias, 22 foros, celebraciones litúrgicas y diversos testimonios misioneros "constituyeron un nuevo impulso para continuar avanzando en nuestra tarea evangelizadora hacia dentro (Inter Gentes) y hacia afuera (Ad gentes)". Los foros se organizaron entorno de cinco ejes temáticos: Discipulado, Conversión, Secularización, Pluriculturalidad y Misión Ad Gentes. "Que la Virgen de Guadalupe, San Juan Diego, Santa Teresita del Niño Jesús, San Francisco Javier iluminen la nueva etapa evangelizadora a la que nos invita el Papa Francisco: América misionera, comparte tu fe".


f i c ha 38

Rincón Joven Por: P. Mauricio Guevara, IMC

El término "callejero" es muy utilizado en el lenguaje coloquial argentino. Se refiere, generalmente, a una persona a quien no le gusta estar mucho tiempo encerrada en la casa y prefiere salir a dar vueltas por la calle, visitar amigos, mirar vidrieras o tomar café en algún bar. Es la ansiedad de moverse, de salir, de no quedarse quieto, que invade al "callejero o callejera" y que, muchas veces y a simple vista, nos da la sensación de parecer estar al frente de alguien un poco desorganizado. Son pocas las veces que conseguimos escapar a la insensible tentación de pensar

que se trata de un comportamiento negativo pues, desde una óptica conservadora, parece que solo lo quieto, lo que está detenido, lo calmo y tranquilo, es lo único capaz de mantener y transmitir armonía, orden y seriedad. Curiosamente, y con mucho tacto, el Papa Francisco en su última exhortación Evangelii Gaudium -que quiere decir "la alegría del Evangelio"- consigue redimir el término "callejero" con una excelencia fabulosa. "¡Qué bueno es que los jóvenes sean «callejeros de la fe», felices de llevar a Jesucristo a cada esquina, a cada plaza, a cada rincón de la tierra!" Esta es la esencia del cristianismo recibida en el Bautismo. La fuerza del Espírito que recibimos, no solo nos consagra en una nueva Familia que es la Iglesia, sino esa fuerza trascendente nos impulsa y empuja necesariamente a salir de nuestras zonas de confort para ir al encuentro "del otro", de lo nuevo y desconocido, más allá de las fronteras. Con esto se confirma la célebre frase de Juan Pablo II en su encíclica Redemptoris Missio (La misión del Redentor) donde afirma que es el Espíritu Santo el verdadero protagonista de la Misión. ¿Ya sentiste alguna vez el deseo de salir de tí mismo para ir a dar una mano a quien más necesita? ¿Si sos cristiano, asumiste y vivís con responsabilidad el compromiso de "ir" por el mundo anunciando el Evangelio? Te dejo algunos puntos que te pueden servir como herramientas para evaluar tu capacidad para anunciar y vivir la fe. O quizás, puedan animarte a vivir en estado de Misión, si aún no lo hiciste. Encuentro cercano Nadie ama lo que no conoce. Si sos cristiano significa que eres un seguidor de Jesucristo. El primer paso es conocer a quien seguimos. La Palabra de Dios, la oración, el testimonio de los santos y santas son fundamentales para preparar el encuentro auténtico con Jesús. Pero, ¡atención! Cristo no es una idea o ideología, debemos conocer al Jesús vivo y presente caminando en medio de la humanidad. Cristo, a pesar de nuestras imperfecciones, dice el Papa Francisco, nos ofrece su Palabra, su cercanía, su fuerza y le da un sentido a nuestra vida.


¿Qué pasaría si todos los jóvenes de Argentina, saliéramos a la calle a encontrarnos con otros jóvenes Pastoral de los gestos La evangelización debe ser alegre, a tal punto, que debe verse y manifestarse. Es urgente que los otros conozcan el motivo real del brillo de nuestros ojos, sepan que no estamos solos y tengan la certeza que la última palabra en nuestras vidas la tiene Dios. Transmitir esto a través de gestos concretos como un abrazo de aliento, un apretón de manos generador de confianza, una simple sonrisa portadora de empatía, es una manera eficaz para abrir las puertas de la esperanza a quien ya la perdió o está a punto de perderla. El Papa Francisco nos viene dando grandes lecciones, especialmente para aquellos que enfriaron la llama del Evangelio con las frívolas sentencias de la razón pura. Escuchar sin desanimar Sentir el clamor de quien sufre no siempre es fácil. Así como tampoco lo es aguantar la ceguera del "cabeza dura" que se cierra a la aventura de abrir nuevos caminos para el encuentro de la Verdad.

Así, como evangelizadores tenemos que pedir a Dios el don de la paciencia y la escucha, porque el otro simplemente es diferente a mí y para hablarle de Jesús es necesario conocer cómo piensa y vive su historia. El anuncio del Evangelio es siempre progresivo, no busca colonizar, ni conquistar. Jesús espera siempre ser "recibido", no "dado". Propuesta papal Si sos joven y estás decidido a comenzar a vivir en estado constante de misión te dejo una buena idea propuesta por nuestro Papa Francisco para salir a anunciar la Buena Noticia: "La Iglesia en salida es la comunidad de discípulos misioneros que primerean, que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan." (EG 24)

Te desafío a juntarte con tus amigos para tratar de descifrar la táctica escondida dentro de esta fabulosa fórmula evangelizadora.


13

Mateando con Allamano

Retiros para jóvenes 13 al 17 de Juli

28 al 30 de novi

o

embre

16 al 20 de febr ero de 2015

Si andás buscando cuál es el sentido de tu vida y querés que Dios te muestre algunas pistas, inscribite ya y no pierdas la oportunidad de hacer esta experiencia desafiante junto a otros jóvenes. Edad: chicas y chicos de 17 a 25 años | Lugar: San Miguel | Precio: $250 Cupos limitados, inscripciones abiertas hasta el 6 de Julio. Si querés participar y tenés dificultades económicas, ponete en contacto con la Animacion Misionera : amv@consolata.org.ar

Ya caminaste alguna vez por el desierto interior? ¿Sabías que allí se puede escuchar la voz de Dios? Inscribite y preparate para vivir esta trascendente aventura. Edad: chicas y chicos de 17 a 25 años Cupos limitados, inscripciones abiertas hasta el 23 de Noviembre Acercate al lugar más próximo donde viven los Misioneros y Misioneras de la Consolata y compartí con ellos este momento.

Antes de nacer, Dios ya había pensado un proyecto para nosotros. Si descubriste que El te llama a seguirlo de manera radical, inscribite y preparate para dar tu sí al Servicio de Dios en la Misión. Edad: varones de 17 a 25 años | Lugar: San Miguel | Precio: $250 Cupos limitados, inscripciones abiertas hasta el 8 de Febrero

Rincón Joven

En este 2014 –Año de Allamano– unite a los Misioneros de la Consolata y entre mate y mate, conocé más de cerca la gran figura de su Fundador José Allamano. Después de haber participado de este desafio, a través de tu ingenio y creatividad, podrás formar parte de la red de jóvenes de los diferentes puntos de Argentina que ya matearon con Allamano y se preparan para la misión. Allí donde hay Misioneros de la Consolata, pide participar en el encuentro “Mateando con Allamano” y sumate a la alegría de sentir el sabor de la Misión.


14

Rincón Joven

Y más encuentros… Semana Santa 16 al 20 de Abril

14 al 22 de Junio

5 al 18 de Ener o de 2015

Si sos joven y querés descubrir el verdadero sentido de ser cristiano y el significado de los misterios de nuestra fe, atrevete a pasar una Semana Santa diferente y a pura Misión. Inscribite y podés ser unos de los elegidos para participar en este desafío. Edad: chicos y chicas entre 17 a 25 años | Lugar: Jujuy | Precio: $100 Cupos limitados, inscripciones sujetas a selección Fecha de inscripción: del 5 de Marzo hasta al 6 de Abril

Acercate al lugar más próximo donde viven los Misioneros y Misioneras de la Consolata y celebra con ellos la Fiesta de nuestra Madre, María Consolata. Consultá las iniciativas en la página Facebook: www.facebook.com/jemar.jovenesenmisionargentina

Viví un verano diferente lleno de aventura y misión. Inscribite y sé uno de los elegidos para vivir este maravilloso momento. Edad: chicos y chicas entre 17 a 25 años Lugar: Resistencia - Chaco | Precio: $250 Cupos limitados, inscripciones sujetas a selección.

Para participar de los eventos juveniles debes inscribirte en: Facebook: www.facebook.com/jemar.jovenesenmisionargentina Mail: amv@consolata.org.ar Tel: 011 4455 0863

“El Señor me llama hoy, no sé si me llamará mañana…” Beato José Allamano


Por: p. Pedro Togni, IMC

15

Sucede, cada tanto, que algunos misioneros de la Consolata nos encontremos a nivel continental para debatir problemas comunes. Eso sucedió en San Pablo, Brasil, en octubre pasado, para reflexionar sobre el tema de la pastoral urbana.

A veces, lo que entra por los ojos es más impactante que lo que se escucha y se habla; y eso sucedió al acercarnos a algunas realidades humanas particularmente significativas. El sábado 12 de octubre, día de la Virgen Aparecida, patrona de Brasil, hemos ido a un puente de la ciudad que pasa sobre un gran canal que recoge los desechos de la ciudad. El olor nauseabundo era muy fuerte. La pasarela del puente estaba repleta de gente que esperaba la llegada de un barquito en el cual traían una imagen pequeña de la Virgen. Pero no era solo una manifestación religiosa sino también social para reclamar el saneamiento de las aguas del canal. La Imagen de la Virgen Aparecida está relacionada con el agua ya que fue descubierta en el fondo de un río. Ahora, simbólicamente pasaba bendiciendo las aguas que se esperaban ser más limpias.

Luego visitamos una favela donde los Misioneros de la Consolata tienen una parroquia y las Hermanas, un centro comunitario dedicado a la Virgen Aparecida donde realizan proyectos educativos para los niños, adolescentes, jóvenes y familias de la zona. Durante la procesión el párroco, p. Pedro, nos invitó recorrer los callejones estrechos y oscuros donde dos personas al cruzarse tienen que pasar de costado, de tan estrechos que son. Pensé en lo peligroso que debería ser andar por allí de noche. Durante el recorrido, vimos jóvenes pasando el tiempo, charlando, despreocupados, y niños descalzos que jugaban por ahí. Las casas están una encima de otra. Se hace difícil vivir así, comprimidos, dentro de una multitudinaria y desordenada humanidad que influye en la calidad de la vida. Habrá que tenerlo presente al hablar de la pastoral urbana porque

es algo que se repite en otros lugares. El lugar más impactante fue en la Misión Belén dedicada a rescatar a personas abandonadas y que viven en las calles, comenzando por los drogadictos. A esa zona se la llama Cracolandia para indicar el lugar en donde se consume la droga más dañina: el crack. Al trabajo del primer sacerdote, se fueron uniendo distintos jóvenes voluntarios, que pasaban día y noche en medio de aquellos desesperados, escuchándolos, hablándoles y compartiendo su vida. Algunos quedaron tocados por esta cercanía humana y tomaron la propuesta de comenzar una rehabilitación, basado en la lectura y meditación de la Palabra de Dios. Ellos dicen: “Es nuestra profunda convicción que la vivencia del Evangelio rescata por sí mismo, ofreciendo valores humanos suficientes para iniciar un camino de recuperación de cualquier adicción”. Misión Belén ha obtenido en estos años extraordinarios resultados y se fueron multiplicando en otras ciudades. El trabajo se hace en grupos, en las estaciones de trenes o en plazas, donde van identificados con la remera y logo de la institución. Son ex adictos que han sido preparados para ser los nuevos misioneros capaces de captar la atención de los que siguen estando en el pozo de la droga. “De verdad - dice uno de ellos- hace falta una lenta obra de convencimiento; muchos vienen y después regresan a la plaza”. Fueron días de reflexión e intercambio de experiencias sobre la pastoral urbana. Pero lo que vimos fue suficiente para comprender que la base de todo es una fe muy profunda en la acción de Dios y una gran cercanía a la vida de la gente.

Nuestra presencia

Una visita a cracolandia, la ciudad del crack


Pastoral urbana

16

Por: P. Rubén López, IMC

Dios vive en la ciudad, hay que salir a su encuentro Desde hace años, venimos constatando una serie de cambios en la vida cotidiana que tienen que ver con un cambio en la vida urbana, con las características que le son propias y con los avances tecnológicos que la acompañan. Veamos algunos de esos cambios.

Desde hace años, venimos constatando una serie de cambios en la vida cotidiana que tienen que ver con un cambio en la vida urbana, con las características que le son propias y con los avances tecnológicos que la acompañan. Veamos algunos de esos cambios. En el mundo rural, en el que vive gran cantidad de personas en todo el planeta, la gente se conoce  aunque estén a

varias leguas unos de otros. En la ciudad, en las sociedades urbanas , lo común, en cambio, es el anonimato, que nadie se conozca aunque vivan uno enfrente al otro. En el mundo rural, los horarios comienzan con el alba y terminan con el atardecer; en la ciudad, los horarios son imprevisibles y se extienden hasta las horas de la noche.

En el mundo rural, los encuentros son personales, privilegiando las comidas familiares para hacerlo; en el mundo urbano, las relaciones son virtuales  ( a través de teléfonos celulares, las redes sociales como Facebook u otras ) y las comidas familiares son eventos extraordinarios por el ritmo de vida que se lleva. En el mundo rural, lo religioso suele ser ese aspecto central de la vida familiar;


Pastoral urbana

en lo urbano, es una opción más entre tantas otras. Indudablemente, nos encontramos con dos estilos culturales diversos, ni mejores ni peores, diferentes, que exigen respuestas pastorales distintas. Esto es lo que señala el documento de la última Conferencia Episcopal en Aparecida (Brasil), donde se constata que la manera como estamos evangelizando en las ciudades no responde al momento actual que vivimos. Basta pensar, a modo de ejemplo, en los horarios que celebramos las misas o realizamos encuentros: son para personas que no trabajan. Ni qué hablar de nuestro lenguaje, que no atrae porque responde a otra época; largos discursos basados en argumentos racionales, mientras que hoy la forma de comunicarse se centra más en la imagen, con frases cortas e involucrando el aspecto emocional. Por eso, el documento de Aparecida invita a pensar cómo nos aferrarnos a la rutina, a eso de “siempre lo hicimos así”, lo cual nos da indudablemente seguridad. Nos cuesta animarnos a ser creativos, a dejar estructuras caducas, a salir de nosotros para ir al encuentro de quienes viven en las ciudades. El mismo documento, además, exhorta a tener una actitud positiva, que viene de la milenaria historia de la Iglesia, cuando al comienzo del cristianismo éste se difundió en las ciudades y las transformó desde la fe. En  el año 2007, en Argentina  -pero también en muchos otros países- hubo un grupo de agentes de pastoral de

la zona metropolitana de Buenos Ai- que vienen de otros lugares, gente de res, que comenzaron a  reunirse para los barrios céntricos pero también de intercambiar experiencias, buscar cla- las zonas periféricas y asentamientos; ves para interpretar la nueva realidad, de quienes viven en la calle; de anciaelaborar  criterios para discernir cómo nos y de niños; de hombres y mujeres. actuar en la evangelización en un  con- Es necesario salir para crear vínculos y, texto urbano, preguntándose por las así, caminar juntos. nuevas actitudes pastorales que son A este Congreso, en el año 2012, le sinecesarias ser vividas, e  ir delineando guió otro con la misma modalidad de una pastoral urbana. compartir experiencias y salir al enSe involucraron once Iglesias loca- cuentro de quienes viven en  esta zona les: la Arquidiócesis de Buenos Aires, metropolitana. El eje esta vez, se centró las Diócesis de San Isidro, San Mi- en la espiritualidad  para responder a guel,  Merlo- Moreno, San Martín, Mo- la nueva realidad que estamos viviendo, rón, San Justo, Laferrere , Quilmes, Lo- lo cual es fundamental ya que el agente mas de Zamora, Avellaneda –Lanús, las de pastoral no es ni más ni menos que cuales abarcan a una población de casi discípulo y misionero de Jesús, que vive trece millones de personas.   y anuncia la Buena Noticia. Fruto de este camino, en agosto de El año pasado, se realizó el tercer en2011, se realizó el Primer Congreso de cuentro en el que se analizaron  alguPastoral Urbana cuyo núcleo se puede nas experiencias concretas  de evangedefinir como “Dios vive en la Ciudad”, lización que se están llevando a cabo y lo cual significa pararse frente a la rea- la importancia de respetar, valorar y lidad no de una manera negativa, como acompañar la religiosidad popular que si Dios no estuviera y hubiera que llevar- hay en la zona metropolitana (penselo, sino como un Dios que ya se encar- mos en San Cayetano, Luján, etc.). Ennó en ella y viene actuando de diversas tre los casos interesantes que se comaneras, a través de las personas que nocieron, podemos resaltar la de una viven en ella. Por lo tanto, la actitud de comunidad que tiene un sacerdote a los agentes de pastoral debe ser ir al cargo y la pastoral es llevada adelante encuentro de un Dios que ya está ahí. por un consejo de laicos; y también, la De hecho, lo original de ese Congreso, de sacerdotes que atienden en equipo del cual participó el entonces Cardenal varias capillas. Bergoglio (hoy Papa Francisco), fue que Sin dudas, es un camino que se irá los participantes salieron en  distintos enriqueciendo con nuevas experiencias. grupos a recorrer la ciudad para encon- Lo importante siempre es que suene hoy trarse con el rostro concreto de quienes con la misma fuerza de ayer, el mandato ahí vivían. Eran -y son- rostros varia- de Jesús: “Vayan y anuncien el Evangedos y enriquecedores; de migrantes lio a todos los pueblos”.


Biblia y misión

18

Por: p. Enrique Blussand, IMC

Una renovada invitación a la misión Jesús, el misionero del Padre, les dejó a sus amigos un mandato: “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos” (Mt.28,19). La Iglesia existe para evangelizar. Y existirá hasta que se complete esa misión en todas partes; por lo tanto, esa tarea de amor se nos encomienda a cada uno de los bautizados. El que vive su fe para sí mismo y nunca ha hecho la experiencia de llevar la Buena Nueva a otros, tal vez piense que es una tarea imposible. Es difícil, sí, pero no imposible porque la misión no es mía sino del Espíritu Santo. Recordemos cómo vivió la primera comunidad en Pentecostés, sintiendo en el corazón la promesa de Jesús: “…vayan a recibir la fuerza del Espíritu Santo y serán mis testigos…” (Hechos 1,7-8). Misionar es haberse encontrado, personalmente, con Jesús. Me llamó la atención una frase del Juan Pablo II en la encíclica “Redemptoris Missio: “La misión renueva la Iglesia, refuerza la fe y la identidad cristiana, da nuevo entusiasmo y nuevas motivaciones. ¡La fe se fortalece dándola!”. Me parece una invitación para que despertemos del letargo espiritual en que vivimos los católicos y aceptemos lo que nos dice San Pablo: “Si tenemos la vida del Espíritu, dejémonos conducir por el Espíritu” (Gálatas 5,25). Nuestros obispos latinoamericanos en la reunión de Aparecida, Brasil, nos invitaron fuertemente a sentir el llamado de Jesús a evangelizar. Hablaron del “desafío de una nueva evangelización”; pero no sólo en una misión de vez en cuando, sino a vivir en continua misión, una “misión continental”. Queremos responder a este llamado de confianza y amor de parte de Jesús y de la Iglesia, tratando de trabajar la pregunta que ya nos hacía el Papa Pablo VI en la Exhortación Apostólica Evangelii Nuntiandi: “¿Qué eficacia tiene en nuestros días la energía escondida de la Buena Noticia, capaz de sacudir profundamente la conciencia del hombre?”

Queremos dar una respuesta a este mandato de la “Nueva evangelización” en el lugar que nos toca vivir. Por eso, se concretiza para mí en este momento, en Jujuy, donde hay una idiosincrasia muy particular, con cambios muy acelerados, porque siendo una sociedad tradicional, profundamente católica, el cambio de época que estamos viviendo impacta mucho más fuerte, y me parece, aquí, en forma negativa. Por un lado, encontramos desvalores que son comunes a otros lugares: mucha pobreza material, falta de trabajo genuino; jóvenes que no estudian ni trabajan y viven muchas veces de cortar rutas o calles; con pocas perspectivas de futuro; clientelismo político; venta y uso de drogas; boliches donde se vende droga y alcohol; violencia familiar; marcado machismo, entre otras cosas. ¿Dónde está, entonces, la diferencia entre Jujuy y otros lugares? Que Jujuy siendo una sociedad simple, humilde y tradicional, el desequilibrio y el cambio son más notorios y violentos. Al mismo tiempo hay muchos valores todavía: jóvenes que buscan reunirse y apoyarse (tenemos doce grupos juveniles), generosos dentro de su pobreza, apoyando buenas iniciativas; una profunda piedad popular: amor a Jesús (Cristo de Quillaca, Cristo de Mailín), a la Virgen (Copacabana, Urcupiña, Punta Corral), a los santos ( San Cayetano, San Expedito); el sentido de la fiesta, donde viven la unidad y la solidaridad. En este contexto tratando de acompañarlos y crecer juntos, fortaleciendo la fe, insistimos en algunos puntos. El más importante es que “todos somos misioneros”, por eso con los misioneros

de manzana visitamos todos los meses, 4.700 hogares, llevando un folleto, con texto bíblico, trabajando a la manera de la “Lectura orante de la Biblia”. En cada fiesta patronal de las nueve capillas, también se hacen visita casa por casa. Aprovechamos los diferentes momentos de la piedad popular para profundizar nuestra fe, acompañándolos con cariño en sus manifestaciones religiosas. La procesión en el día de Corpus Christi, de la patrona de la parroquia (Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa), el día del niño por nacer, son verdaderas demostraciones de fe, por que recorren las calles. Bendiciendo, a pedido de ellos, a personas, vehículos, casas, objetos, animales, también se transforma en una pequeña catequesis, haciéndoles entender que son signos de algo más profundo: estar cerca de Dios. En la catequesis para sacramentos estamos trabajando con el “Kerigma”, o sea, el primer anuncio: “Jesús ha muerto y ha resucitado para nuestra salvación”. Esto ha ayudado mucho a las familias a volver a Dios: hay signos de conversión. El papa Francisco pide una renovada opción misionera capaz de llegar a los excluidos, a los que viven en la periferia: “Para que las costumbres, los estilos, los horarios, el lenguaje y toda la estructura eclesial se convierta en fuerza evangelizadora para el mundo actual”. Continuamente invocamos al Espíritu Santo para que nos ilumine el camino a seguir en estos tiempos tan difíciles pero provocativos; que esperan respuestas, y como nos dicen nuestros obispos en Aparecida: “Nos ayude la compañía siempre cercana, llena de comprensión y ternura de María Santísima”.


Por: Hna. Hanna Martha Wambui Ndungu MC

19

El día de las almas

Una de las costumbres propias de la cultura andina, que nos asombró por la fe expresada en la vida más allá de la muerte, es la comunicación con sus seres difuntos. El 1 de noviembre, llamado en la zona el Día de las almas tuvimos una experiencia muy profunda. Ese día fuimos a la casa de Esperanza Tolaba, a quien habíamos acompañado en su dolor cuando murió su esposo y uno sus nietos. Al llegar, a la vivienda, había un lugar especial, preparado para recibir a la almitas que debían llegar. Me llamó la atención ver tantos panes hechos con figuras de personas, de cruz, escalera, palomas, pescados, caballos, distribuidos sobre una cortina negra que colgaba de una pared y que cubría una mesa. Mientras que en otra había comida. Contemplamos este arte de las ofrendas con mucha admiración mientras Esperanza nos explicaba que hay que poner sobre la mesa todo lo que se come en la vida y, especialmente, lo que más le gustaba a los difuntos. Había, entonces, que preparar el almuerzo para las almas y lo que sobrara, comería la familia. En la pared, además, había tres nombres: Anastasio, el marido de doña

Esperanza; Luis, su nieto, y Fuciana, la suegra de su hija. La tela negra se pone para las “almas nuevas” – de quienes murieron recientemente- y es símbolo de luto. Se la deja tres años seguidos y al cuarto se cambia por una tela celeste o blanca. Esto significa que el alma ha llegado al cielo. Las palomas chiquitas, los juguetes y golosinas son hechos para los angelitos, los niños que han muerto, y luego son repartidos a los chicos en el día del “despacho”. Se hacen figuras de caballos para quienes en vida andaban a caballo y se los marca tal como es costumbre hacerlo en los animales. La escalera hecha de pan es para ayudar a las almas a subir al cielo. A veces, a esas figuras, también se les agrega las iníciales de los nombres de los difuntos como dedicación especial.

gustaban a los difuntos no faltan el cayote, las humitas, empanadas, tamales, papas, mote. Esta es una costumbre que viene desde hace muchísimo tiempo. La gente cree que en ese día, las almas vienen a visitarlos. Para las nuevas, las ofrendas se preparan unos días antes porque las almas nuevas se las despacha antes de las anteriores. Primero se rezamos por las nuevas almas y luego, por las otras que fallecieron anteriormente. Uno de los hijos de Esperanza escribió los nombres de los difuntos para que los tuviéramos en la mano, ya que es muy importante nombrarlos. Comenzamos la oración leyendo un breve comentario sobre el significado de nuestra vida y de la muerte desde nuestra fe cristiana. Luego, agradeciendo la presencia de las almas presentes, pedimos perdón por nuestros

Incluso hay huevos hervidos, mermelada, dulce de leche, frutas, habas, vino, gaseosas, chicha, queso criollo, velas, coca, cigarrillos, harina cocida, agua bendita. Y entre las comidas que les

pecados y por los de ellos. Leímos y comentamos la Palabra de Dios y cada uno fue haciendo sus oraciones con lo que les salía del corazón. Fue un momento muy emotivo.

Rostro femenino

¿Cómo inician su misión tres misioneras de la Consolata africanas: las hermanas Remija Ngimba, (de Tanzania), Hannah Martha Wambui Ndungu, y Emma Awour (de Kenya), en un pueblo del interior llamado Isla de Cañas, en la provincia de Salta? Dejemos que una de ellas, nos cuente algo de su experiencia.


20

De regreso, varias personas nos pidie- escalera hecha de pan; luego, un poco ron que fuéramos a rezar por sus difun- de todas las que estaban sobre la mesa. tos. Así que estuvimos visitando varias El resto, se reparte para que todos se familias más. En una de ellas, recorda- lleven su porción por igual. ban a un angelito, un niño que tenía un Por la tarde, en la misa celebrada en año y medio cuando murió, y en la mesa el cementerio, acudió mucha gente y se había palomitas y golosinas. tardó más de una hora en leer la lista Casi todas las familias mantienen de los difuntos. Es importantísimo que esta costumbre. Pero algunos católicos se nombre a cada uno de los muertos dejaron de hacerlo porque la prepara- y a quienes ofrecían las oraciones para ción es muy cansadora y mucho el gas- ellos. Al finalizar, todavía quedaban alto. Y no faltan quienes se avergüenzan gunas familias que tenían que despade las tradiciones de sus antepasados char a sus almas. indígenas. Estos dos días fueron una experienEn la madrugada del 2 de noviem- cia muy linda, profunda y enriquecedobre fuimos a la casa de don Florentino. ra. Me llamó la atención la honda relaMientras esperábamos que llegara su ción que tiene la gente con sus difuntos. familia, comentó “la gente anda palo- También la dedicación, la abundancia, meando”. Esto es, que estaban despa- el sacrificio y el cariño con el cual prechando a las almas. Y entre las perso- paran las ofrendas. Aprecié mucho este nas más convocadas en estos días, está sentido fuerte de comunión entre los Severina Aramayo, una rezadora de la vivos y los muertos. Este acontecimiencomunidad, que no sabe leer ni escribir to ayuda a fortalecer vínculos con otros pero sabe de memoria todas las oracio- miembros de la familia, los vecinos y nes para los difuntos, que aprendió de con Dios, porque se encuentran para sus padres. Después de rezar, se repar- hacer memoria, celebrar y compartir. tieron las ofrendas. Primero, se sepaAprecié también los valores que se ra lo que se va a enterrar: la cruz y la transmiten: la gratuidad, la comunión,

el agradecimiento, la abundancia, la dedicación, el sacrificio, el amor y, sobre todo, el compartir con todos por igual las ofrendas. En un mundo que se vuelve cada vez más mezquino rompiendo vínculos me parecen muy importantes estos valores. La valorización de los difuntos pienso que tiene sus efectos sanadores en los vivos. Estas personas han dejado huellas imborrables en nuestras vidas y recordarlos es honorarlos, agradecerles y reconciliarnos con ellos. Mantiene y fortalece la identidad del pueblo, algo que la cultura occidental y globalizada quiere destruir con sus muchas ofertas de consumismo y de individualismo. Se fortalece la propia identidad personal, espiritual, humana y cultural. En fin, he aprendido muchas cosas en estos días que enriquecen mi espiritualidad africana y cristiana. Fue revivir y recordar con mucho cariño a mis propios queridos familiares difuntos que han dejado profundas huellas de amor en mi vida y siempre siento que están cerca acompañándome espiritualmente en la vida diaria.


Por La redacción

21

Semana Santa, el período más importante en el calendario litúrgico del cristiano. El Beato Allamano no era ajeno a esto, y les inculcaba a sus misioneros el valor de meditar y reflexionar, a la luz de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, cada uno de las situaciones que les tocaba vivir en sus labores cotidianas. Pasión y muerte Si todos deben pensar en la Pasión de Jesús, con más razón los misioneros y misioneras. Meditemos la Pasión del Señor y nuestro corazón se conmoverá. Jesús sufrió por cada uno se nosotros, como si no existiera nadie más. Debemos apropiarnos de la Pasión del Señor, es decir, tratar de que siempre esté presente en nuestra mente, en nuestro corazón, en nuestro cuerpo, en nuestro espíritu.

...Crezcan en el amor, fortalézcanse en el espíritu de la Pasión. Lo que más les dará fuerzas cuando estén en las misiones, será precisamente pensar en la Pasión de Jesús. Meditarla los ayudará a comprender su expresión “tengo sed” (Jn 19,28) y encenderá en ustedes el ardor misionero. Seamos devotos del Crucifijo. ¿Qué es el crucifijo para un misionero? Es “un libro”, “un amigo” y “un arma”. Un libro para leer y meditar, un amigo que consuela y ayuda y un arma muy potente contra el demonio. No basta con llevar el crucifijo, también hay que imitarlo. Nos guste o no, nuestra vida está sembrada de sufrimientos. El secreto está en soportarlos con paciencia, en amarlos. Jesús no ha dejado la cruz a mitad de camino; cayó pero se volvió a levantar y siguió hasta el final. Pidámosle que

nos dé luz sobrenatural y amor para llevar nuestra cruz detrás de él, sin arrastrarla por obligación. Nuestra cruz no es pesada como la suya y, si la llevamos unidos a él, en el amor, se vuelve liviana. Es por medio de la cruz que nos santificamos. Pascua de resurrección En este tiempo pascual se siente la necesidad de gritar con fuerza: ¡Aleluya! “Este es el día que ha hecho el Señor: alegrémonos y regocijémonos en él” (Sal 117,24). La alegría es una virtud necesaria; la verdadera del corazón y el espíritu, nunca es demasiada. Estemos siempre alegres, todos los días, todo el año. El Señor ama y prefiere a las personas alegres. Con alegría se vive mejor y más perfectamente. Los quiero alegres. Hay que estar bien de alma y cuerpo.

Por José Antonio Pagola, ANTENA MISIONERA

¿Qué hacer frente al sufrimiento? Tarde o temprano, a todos nos toca sufrir. Una enfermedad grave, un accidente inesperado, la muerte de un ser querido, desgracias y desgarros de todo tipo nos obligan un día a tomar postura ante el sufrimiento. ¿Qué hacer? Algunos se limitan a rebelarse. Es una actitud explicable: protestar, sublevarnos ante el mal. Casi siempre esta reacción intensifica todavía más el sufrimiento. La persona se crispa y exaspera. Es fácil terminar en el agotamiento y la desesperanza. Otros se encierran en el aislamiento. Viven replegados sobre su dolor, relacionándose solo con sus penas. No se dejan consolar por nadie. No aceptan alivio alguno. Por ese camino, la persona puede autodestruirse. Hay quienes adoptan la postura de víctimas y viven compadeciéndose de sí mismos. Necesitan mostrar sus

penas a todo el mundo: «Mira qué desgraciado soy», «ve cómo me maltrata la vida». Esta manera de manipular el sufrimiento nunca ayuda a la persona a madurar. La actitud del creyente es diferente. El cristiano no ama ni busca el sufrimiento, no lo quiere ni para los demás ni para sí mismo. Siguiendo los pasos de Jesús lucha con todas sus fuerzas por arrancarlo del corazón de la existencia. Pero, cuando es inevitable, sabe «llevar su cruz» en comunión con el Crucificado. Esta aceptación del sufrimiento no consiste en doblegarnos ante el dolor porque es más fuerte que nosotros: eso sería estoicismo o fatalismo, pero no actitud cristiana. No trata tampoco de buscar «explicaciones » artificiosas, considerándolo castigo, prueba o purificación que Dios nos envía. El Padre no

es ningún «sádico» que encuentra un placer especial en vernos sufrir. Tampoco tiene por qué exigirlo, como a pesar suyo, para que quede satisfecho su honor o su gloria. El cristiano ve en el sufrimiento una experiencia en la que, unido a Jesús, puede vivir su verdad más auténtica. El sufrimiento sigue siendo malo, pero precisamente por eso se convierte en la experiencia más realista y honda para vivir la confianza radical en Dios y la comunión con los que sufren. Vivida así, la cruz es lo más opuesto al pecado. ¿Por qué? Porque pecar es buscar egoístamente la propia felicidad rompiendo con Dios y con los demás. «Llevar la cruz» en comunión con el Crucificado es exactamente lo contrario: abrirse confiadamente al Padre y solidarizarse con los hermanos precisamente en la ausencia de felicidad.

Espiritualidad misionera

Pensamientos para la Semana Santa


Ven y sígueme

22

Por: Novicios, IMC

Novicios en misión por el norte argentino Entre el 17 de septiembre y el 10 de octubre del año pasado, la comunidad del Noviciado Latinoamericano Nuestra Señora de Guadalupe estuvo haciendo una experiencia de Misión en Salta

Más específicamente en la ciudad de Tartagal, donde los Misioneros de la Consolata tienen la parroquia San Ramón Nonato. Y también, en Isla de Caña, donde se encuentran las Misioneras de la Consolata. La experiencia de misión fue compartida con los hermanos de la comunidad de Tartagal, dándole especial fuerza a distintas actividades: • Se visitaron escuelas y colegios donde por medio de dinámicas, material audiovisual, ejercicios, talleres de concientización, experiencias y testimonios, se habló de los serios problemas que atacan a la mayor parte de la población estudiantil como el bullying, violencia de género y drogadicción, entre otros. • Visitamos a las familias en barrios de la parroquia donde el flagelo de la droga, el alcoholismo, el desempleo y el maltrato, son problemáticas cotidianas.

• Compartimos jornadas de evangelización y testimonios con jóvenes que se preparaban para establecer compromisos serios en sus sectores y ser parte activa de la Iglesia local. • Visitamos el barrio Bicentenario donde se levantará una capilla en honor a la Virgen de la Consolata. Compartimos con los moradores del lugar para que ellos sintieran ese espacio como propio y crearan una comunidad. • Organizamos encuentros junto con las Hermanas para jóvenes y adultos de la parroquia, dando a conocer el carisma de nuestro instituto, la vida del Beato José Allamano y la advocación a la Virgen de la Consolata. La Isla de Cañas también fue una experiencia muy significativa para todos. Con las Hermanas visitamos las dos escuelas públicas del lugar y otra de un paraje llamado Río Cortaderas. Allí, compartimos temáticas tales como el hostigamiento entre jóvenes, el poder

en la toma de decisiones, y la familia. También celebramos la eucaristía y visitamos a las familias de la zona. Durante esos días vivimos y trabajamos en comunidad, llevamos la Palabra de Dios a los más apartados, acompañamos a comunidades que aún no han alcanzado su madurez, es decir, que están poco evangelizadas, y dimos a conocer el carisma que tenemos como misioneros y religiosos. Pudimos ver que nuestra identidad y fin en la Iglesia es la Evangelización de los pueblos. No podemos negar que después de esta enriquecedora experiencia seguimos adelante en el proceso de formación.

¿Te gustaría ser misionero de la Consolata? ¡Contáctanos! amv@consolata.org.ar www.consolata.org.ar


Renovación de suscripción 2014 Promoción Revista Cada 5 suscripciones nuevas 1 gratis para todo el año. Hacelas entre tu amigos y parientes

Formas de suscripción: Giro postal a nombre de: Instituto Misiones Consolata (Revista) C. C. 2 - Suc. 11 – [1411] – Parque Chacabuco Ciudad Autónoma de Buenos Aires Tel.: (011) 4632-3940 mail: admregional@consolata.org.ar

Cheque o depósito en efectivo en Banco Galicia a nombre de: Instituto Misiones Consolata Cta. Cte. N° 00032917-027/8 N° de Cuit: 30-68767730-3 Transferencia bancaria CBU: 0070027620000003291786 Por favor, una vez realizado el depósito o la transferencia, enviar un mail (o llamar por tel.) con los siguientes datos: a) Nombre del suscriptor b) Importe depositado c) Fecha del depósito d) Nº de transacción o comprobante

Quisiera ayudar a la formación de un misionero

ga ¡Manten ipción s u s u sc r al dí a !

Tel: ________________________________ e-mail: _______________________________________

Usted colabora concretamente a la formación de los jóvenes, misioneros de la Consolata que en estos momentos se preparan para ir a las misiones, con una BECA anual de $ 600,00, o una colaboración voluntaria.

Ciudad: _____________________________ CP: ___________________ Prov.: __________________

re Colabo

Dirección: _________________________________________________________________________

s realice e ro n joven n es un mision u e u q a ió l is e m n y co ra la r don p a on Cristo . El mejo mprometido c ayudar a ir”. a r e n io mis o co “ir o cristian ello de Más. Un debe vivir aqu o li Evange oyo ajan en a su alapConsolata trabm s a i c oción a r G r os d e n la pro e e n y io o is li e • Los M io del Evang c el a nu n olvide! a. ¡No lo n a m ad hu e r os . nerosindde más misionm e g u s De e la formació de la procla acoiósn d en ch • depen isioneros dep to a mu m Jesucris s e lo d a v e • De u N en a de la Bu . s lo b e u p

para la formación de un Misionero Recorte y envíe a: Misioneros de la Consolata. José Bonifacio 1774 – [1406] – C.A.B.A

e udar a qu sa noticia y a e d e u Usted p ro lleve la gozo ne un misio ión a quienes ac de la salv a Jesús. en no conoc ión u v o ca c

Nombre: __________________________________________________________________________

Exprese d su gratitu su propia fe or al Señor p r el amor y po cristiana que usted ia y la grac a día. recibe cad

Colaborando con una beca

4.000 millones

Más de de personas no conocen a Cristo


2014

Entre mate y mate, conocé más de cerca la gran figura de su Fundador. Formá parte de la red de jóvenes de los diferentes puntos de Argentina que ya matearon con José Allamano y se preparan para la misión: ¡Unite a los Misioneros de la Consolata!

ENCUENTRO

Mateando con Allamano ANIMACIÓN MISIONERA ARGENTINA

Revista n° 461 - Marzo - Mayo . Agosto 2014  
Revista n° 461 - Marzo - Mayo . Agosto 2014  

¡Qué bueno que los jóvenes sean callejeros de la fe!

Advertisement