Page 1

Est udi ossoci al esyeconómi cosde l apr oducci ónpecuar i a Coor di nador es Beat r i zAur el i aCaval l ot t iVázquez J oséAl f r edoCesí nVar gas Beni t oRamí r ezVal ver de


Estudios económicos y sociales de la producción pecuaria © Universidad Autónoma Chapingo Carretera México-Texcoco, km 38.5, Chapingo, Estado de México. Primera edición, junio de 2017 ISBN: 978-607-12-0477-6 Departamento de Zootecnia Tel: 01 (595)952-1532 Fax: 01 (595) 952-1607

Se autoriza el uso de la información contenida en este libro para fines de enseñanza, investigación y difusión del conocimiento, siempre y cuando se haga referencia a la publicación y se den los créditos correspondientes a cada autor consultado. El contenido de cada capítulo es responsabilidad exclusiva de su(s) autor(es).

Para

mayor

información

cisocpec@yahoo.com.mx Impreso en México

con

respecto

a

esta

publicación

comunicarse

al

e-mail


UNIVERSIDAD AUTÓNOMA CHAPINGO Dr. José Sergio Barrales Domínguez Rector Ing. Edgar López Herrera Director General Académico Dr. José Luis Romo Lozano Director General de Investigación y Posgrado Lic. Silvia Castillejos Peral Directora General de Difusión Cultural y Servicio Dr. Vinicio Horacio Santoyo Cortés Director del CIESTAAM Dr. Sergio Ibán Mendoza Pedroza Director del Departamento de Zootecnia

COLEGIO DE POSTGRADUADOS Dr. Jesús Ma. Moncada de la Fuente Director General Juan Alberto Paredes Sánchez Director del Campus Puebla UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO Dr. Enrique Graue Wiechers Rector Dr. Domingo Alberto Vital Díaz Coordinador de Humanidades Dr. Guillermo Estrada Adán Secretario Académico Dr. Eduardo Alejandro López Sánchez Coordinador de la Unidad Académica de Estudios Regionales


Agradecimientos Agradecemos a todos los que hicieron posible la publicación de este libro: al Centro de Investigaciones Económicas, Sociales y Tecnológicas de la Agroindustria y la Agricultura Mundial, a la Dirección General de Difusión, Cultural y Servicio, al personal académico y administrativo del DEIS en Zootecnia de la Universidad Autónoma Chapingo, al Colegio de Postgraduados, Campus Puebla, a la Universidad Nacional Autónoma de México a través de la Unidad Académica de Estudios Regionales de la Coordinación de Humanidades y a la Lic. Beatriz Nava Moreno por su trabajo comprometido y desinteresado.


Cuidado de la edición: Gloria Villa Hernández Captura y diseño de portada: Beatriz Nava Moreno


Comité Editorial Mónica A. Agudelo López, Centro de Investigaciones Económicas, Sociales y Tecnológicas de la Agroindustria y la Agricultura Mundial, Universidad Autónoma Chapingo (CIESTAAM-UACh); Adolfo Álvarez Macías, Departamento de Producción Agrícola y Animal, Universidad Autónoma Metropolitana, Xochimilco (UAM-X); Adrián Argumedo Macías, Colegio de Postgraduados (CP) Campus Puebla; Carlos Manuel Arriaga Jordán, Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales, Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM); Belem D. Avendaño Ruiz, Facultad de Economía y Relaciones Internacionales, Universidad Autónoma de Baja California; Adriana Bastidas Correa, Universidad de La Ciénega del Estado de Michoacán de Ocampo; Henrique de Barros, Universidad Federal Rural De Pernambuco, Brasil; Luis Brunett Pérez, Centro Universitario de Amecameca, UAEM; Ángel Bustamante González, CP-Campus Puebla; Rosario Campos Hernández, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; Beatriz A. Cavallotti Vásquez, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; Martha Chiappe Hernández, Facultad de Agronomía, Universidad de la República Oriental del Uruguay (UdeLAR); Fernando Cervantes Escoto, CIESTAAM-UACh; Alfredo Cesín Vargas, Unidad Académica de Estudios Regionales, Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Rubén Esquivel Velásquez, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; Hilda Flores Brito, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; Gustavo García Uriza, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; Juan de Dios Guerrero Rodríguez, CP- Campus Puebla; María del Carmen Hernández Moreno, Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C. (CIAD-estado de Sonora; José Pedro Juárez Sánchez, CP- Campus Puebla; Thierry Linck, Ciencias para la acción y el desarrollo, Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas de Francia (INRASAD); Carlos Antonio López Díaz, Facultad de Veterinaria, UNAM; Zenón Gerardo


López Tecpoyotl, CP-Campus Puebla; Francisco E. Martínez Castañeda, Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales, UAEM; María Beatriz Mendoza Álvarez, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACH; Georgel Moctezuma López, Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP); Jorge Morett Sánchez, Departamento de Sociología Rural, UACh; Isabel Muñiz Montero, Programa Académico de Ingeniería Financiera, Universidad Politécnica de Puebla; Rutilio Nava Montero, Centro Regional Universitario de la Península de Yucatán, UACh; Mauricio Perea Peña, Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; Rosario Pérez Espejo, Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM; Efraín Pérez Ramírez, CP-Campus Puebla; Javier Ramírez Juárez, CP-Campus Puebla: Benito Ramírez Valverde, CP-Campus Puebla; Gustavo Ramírez Valverde, Departamento de Estadística, Campus Montecillos; Alberto Riella, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de la República Oriental del Uruguay (UdeLAR); Constantino Romero Márquez, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; Blanca Rubio Vega, Instituto de Investigaciones Sociales, UNAM; Leticia Myriam Sagarnaga Villegas, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; Carlos Sánchez del Real, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; José Solís Ramírez, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh; Blanca Suárez San Román, Grupo Interdisciplinario sobre Mujer, Trabajo y Pobreza (GIMTRAP, A.C.); Rosalío Valseca Rojas, CP-Campus Puebla; Samuel Vargas López, CP-Campus Puebla; Emma Zapata Martelo, Programa de Desarrollo Rural, CP-Campus Montecillos; José Luis Zaragoza Ramírez, Departamento de Educación, Investigación y Servicio en Zootecnia, UACh.

[8]


Prólogo Los complejos escenarios, nacionales e internacionales, demandan el uso apropiado de los recursos del país, y del conocimiento atávico y habilidades de sus pobladores, producto de una adaptación milenaria con los diferentes ecosistemas, que resultan en una pluriculturalidad, pero además, entre múltiples temas, son una buena oportunidad para repensar el papel de los pequeños productores de alimentos, en el caso de este libro, los relacionados con la cría y manejo de animales y sus productos derivados, generalmente, de elaboración artesanal. Su importancia se manifiesta en diferentes ámbitos: social, económico y cultural, sin olvidar su contribución a la ecología, al producir con una, relativamente, pequeña huella ecológica, debido a que son características de estos sistemas el uso de insumos locales, el aprovechamiento de esquilmos y el reciclaje. Sin duda, son múltiples los problemas de estas explotaciones pecuarias, abarcando ámbitos desde particulares, propios de la unidad de producción, hasta los del entorno nacional e internacional que les afectan, sin olvidar, aunque no son tema de esta publicación, los relacionados con la parte técnica de la producción, que es de la mayor relevancia para diseñar estrategias de producción, manejo de las diferentes especies animales presentes en este tipo de explotaciones y la generación de tecnología adecuada a su escala de producción y recursos, en los tres casos apropiadas al medio en que se desarrollan, en el caso mexicano, diverso como el país mismo. En términos muy generales, los sistemas pecuarios relacionados con las actividades económicas de las familias, principalmente rurales, son heterogéneos en diversos sentidos, en la especie o especies que manejan, en su orientación al mercado o al autoconsumo, si la ganadería es la fuente principal de ingresos o es un actividad complementaria, además de que, en algunos casos, los productos de estas explotaciones son usados como insumos para la elaboración de alimentos identitarios, altamente valorados regionalmente, lo que representa un nicho de


oportunidades para éstas, y que puede potencializarse como vector de desarrollo local. El libro se divide en cuatro secciones: i) Ganadería familiar y en pequeña escala, ii) Ganadería de doble propósito, iii) Diversificación de ingresos y productos ganaderos artesanales, y iv) Producción de pequeñas especies ganaderas. Los capítulos que las componen están elaborados por investigadores que estudian la ganadería desde diferentes disciplinas, por lo que esperamos que su lectura, además de placentera, motive la valorización del trabajo cotidiano de los ganaderos y de los alimentos provenientes de estos sistemas de producción.

Dr. Alfredo Cesín Vargas

[10]


Tabla de contenido Agradecimientos

5

Comité Editorial 

7

Prólogo

9

GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA  La adopción de prácticas pecuarias durante el ordeño en el sistema lechero familiar

15 16

Berenice Adriana Sixtos Pérez, Valentín Espinosa Ortiz, Randy Alexis Jiménez Jiménez, María Pilar Velázquez Pacheco, Arturo Alonso Pesado, Luis Arturo Hernández García

Cadena productiva tradicional como estrategia de subsistencia comunitaria en Tarímbaro, Michoacán, México Arturo Franco-Gaona, Benito Ramírez-Valverde, Artemio Cruz-León, José Pedro

25

Juárez-Sánchez, Dora María Sangermán-Jarquín, Gustavo Ramírez-Valverde

Impacto en los costos de alimentación por la implementación del pastoreo intensivo en sistemas de producción de leche en pequeña escala del Altiplano Central de México

40

Fernando Próspero Bernal, Rafael Olea-Pérez, Carlos Galdino Martínez García, Felipe López González, Carlos Manuel Arriaga Jorán

Percepciones de bienestar social relacionadas con la producción de cerdo de traspatio en zonas peri-urbanas

Leonel Santos-Barrios, Francisco E. Martínez-Castañeda, William Gómez-Demetrio,

52

Ernesto Sánchez-Vera, Mónica E. Ruiz-Torres

Balance de nitrógeno en sistemas de producción de leche en pequeña escala en el Altiplano Central mexicano

65

Dixan Pozo-Leyva, Rafael Olea-Pérez, Patricia Balderas-Hernández, Carlos Manuel Arriaga-Jordán

Diagnóstico de la calidad de los ensilados de maíz en los Altos de Jalisco

79

Víctor Manuel Gómez-Rodríguez, Darwin Heredia-Nava, Humberto Ramírez-Vega, Anastacio García-Martínez, José de Jesús Olmos-Colmenero

Compostaje y vermicompostaje: estrategias de manejo del estiércol equino y bovino en una zona rural del sur del Estado de México Vianey Colín Navarro, Francisca Avilés Nova, Ignacio Arturo Domínguez Vara,

89

Jaime Olivares Pérez, Sonia López Fernández, Benito Albarrán Portillo

GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO 

105


Los sistemas ganaderos de bovinos doble propósito en el subtrópico de Michoacán, México

107

Luis Alejandro Rojas Sandoval, Ernestina Gutiérrez Vázquez, Jaime Mondragón Ancelmo, Anastacio García Martínez

Tendencias y perspectivas de la ganadería doble propósito en el Altiplano Central de México. Un enfoque sostenible de producción

Isael Estrada López, Jovel Vences Pérez, Isela Guadalupe Salas Reyes, Carlos Manuel

119

Arriaga Jordán, Benito Albarrán-Portillo, Gilberto Yong Ángel, Anastacio García Martínez1*

119

Importancia del cultivo de maíz en ganadería doble propósito en Tlatlaya, Estado de México. Eficiencia energética y sustentabilidad

134

Jovel Vences Pérez, Ernesto Morales Almaraz, Carlos Galdino Martínez García, Benito Albarrán-Portillo, Anastacio García Martínez

Evaluación económica de la utilización de suplementos en la alimentación de vacas de doble propósito en el suroeste del Estado de México 149 Isela Guadalupe Salas Reyes, Carlos Manuel Arriaga Jordán, Julieta Gertrudis Estrada Flores, Anastacio García Martínez, Benito Albarrán-Portillo

Función de Producción de leche en la ganadería de doble propósito del estado de Sinaloa, México 161 Venancio Cuevas Reyes, Valeria López Díaz, Alfredo Loaiza Meza, Tomas Moreno Gallegos, Juan Esteban Reyes Jiménez, Enrique Astengo López, Herlyn Astengo Cazares, Daniel González González, Gustavo A. Cuevas Reyes

DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES 

173

Identificación de nichos de mercado para productos artesanales como motor de desarrollo agroindustrial y pecuario: caso queso poro de Tabasco 174 Celia Peralta Aparicio, Anastacio Espejel García, Ma. Carmen Ybarra Moncada,

Arturo Hernández Montes, Ariadna Barrera Rodríguez, Mateo Ortiz Hernández

Impacto del SIAL productor de lácteos de Poxtla, Estado de México en el desarrollo local, analizando al primer eslabón de la cadena productiva

185

Osvaldo Andrés Pacheco González, Enrique Espinosa Ayala, Alfredo Cesín Vargas, Tirzo Castañeda Martínez

Factores estratégicos en la conformación del Sistema de innovación del queso añejo de Zacazonapan Anastacio Espejel García, Edith Mora Rivera, Ma. Carmen Ybarra Moncada, Ariadna Barrera Rodríguez

[12]

196


Empleo de estómagos de conejo para la elaboración de cuajo artesanal Ofelia Márquez Molina, José Dobler López, Enrique Espinosa Ayala,

212

Pedro Abel Hernández García, Zamira Tapia Rodríguez

PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS 

225

Evaluación de costos de producción, rentabilidad y competitividad de unidades de producción ovina en cuatro estados del centro de México 226 Alejandra Vélez Izquierdo, José Antonio Espinosa García

El desarrollo de las zonas ovinocultoras de Michoacán, México

242

María Guadalupe Josefina Nuncio Ochoa, José Nahed Toral, Encarnación Ernesto Bobadilla Soto, Vicente Salinas Melgoza, Carlos Manuel Arriaga Jordán, Ernesto Sánchez Vera

El selenio en sistemas extensivos de producción ovina

260

Roberto Ramírez Martínez, Guillermo Salas Razo, Juan Pablo Flores Padilla, Nayda Luz Bravo Hernández, Fernando Ochoa Ambriz, Mauricio Perea Peña

Costos de producción en cabras lecheras bajo condiciones semiintensivas en el municipio de Juventino Rosas, Guanajuato Rodolfo Santos Lavalle, Leticia Myriam Sagarnaga Villegas,

267

José María Salas González

Determinación de la fertilidad e incubabilidad del huevo de gallina criolla mediante incubación artificial Fernando Ochoa Ambriz, Eva María Chávez Loeza,, Juan Pablo Flores Padilla, Mauricio Perea Peña

[13]

277


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA


La adopción de prácticas pecuarias durante el ordeño en el sistema lechero familiar1 Introducción Berenice Adriana Sixtos Pérez2, Valentín Espinosa Ortiz2, Randy Alexis Jiménez Jiménez2, María Pilar Velázquez Pacheco2, Arturo Alonso Pesado2, Luis Arturo García Hernández3

La producción de leche en México se desarrolla en condiciones muy heterogéneas tanto desde el punto de vista tecnológico y socioeconómico como por la localización de las unidades productivas; además, dada la variabilidad de condiciones climatológicas, éstas adquieren características acorde a la región en los diferentes estados del país, influyendo adicionalmente, la idiosincrasia, tradición y costumbres de la población. Es así como, los sistemas productivos van desde lo tecnificado hasta los de subsistencia en una misma región. Se distinguen de forma general cuatro sistemas: especializado, semiespecializado, de doble propósito y familiar (ITESCAM, 2012:10). El sistema de producción familiar o de traspatio, también denominado lechería en pequeña escala, es aquel que se desarrolla en unidades de producción rural con acceso a pequeñas superficies de tierra, con hatos menores de 30 vacas más sus remplazos; asimismo, tiene un gran potencial de desarrollo en el futuro, tanto para contribuir a la producción nacional de leche como mejorar las condiciones de vida de las familias rurales (Correa et al., 2012: 141). Este sistema de producción representa la tradición ganadera del país y está ampliamente difundido por la República Mexicana. La leche se destina al autoconsumo o se expende como leche bronca a boteros intermediarios, ______________________ 1

Trabajo financiado por el Proyecto: PAPIIT-UNAM.

Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (UNAM-FMVZ). Departamento de Economía Administración y Desarrollo Rural. Correo: veoee1@hotmail.com, bere_m_01@hotmail.com

2

3

Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco.


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

queseros de la localidad, centros de acopio o directamente al consumidor (Correa et al., 2012: 58). En este sistema, en el que participan más de 70 000 productores, una gran parte presenta deficiencias de control sanitario en la producción. Los productores no reciben capacitación y tienen un acceso limitado al crédito y la tecnología. Este sistema de producción requiere una fuente de reconversión de las formas de producir que atañen a la calidad y a la productividad, no sólo de la leche sino también de sus derivados (Villegas, 2012: 13). La producción promedio es de alrededor de 6 a 8 litros diarios y lactancias cercanas a los 2500 litros. La mano de obra es proporcionada por los integrantes de la familia, sin salario alguno, lo que les permite sobrevivir a pesar de los altos costos de alimentación (Espinosa et al., 2007). Por otro lado, durante el proceso histórico del desarrollo de la investigación pecuaria en México, se realizaron acciones de diversa índole encaminadas a la trasferencia de tecnología, pero fueron actividades aisladas sin una estructura o programa que organizara y sistematizara dichos esfuerzos. En el contexto anterior, los programas de trasferencia generalmente consideran al productor como un agente pasivo que sólo tiene que hacer o aplicar las actividades e instrumentos que le proponen, sin tomar en cuenta sus experiencias y expectativas (SAGARPA, INIFAP, 2002: 43). En el país existen diferentes programas de apoyo para el incremento de la producción láctea, entre ellos los Grupos Ganaderos de Validación y Transferencia de Tecnología (GGAVATT) dichos grupos fueron creados desde los años ochenta por el INIFAP. Este modelo de validación tuvo como propósito contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de las familias del sector ganadero de México. Los componentes de este modelo fueron los productores, el agente de cambio y las instituciones oficiales que apoyan al sector ganadero y las instituciones de investigación y docencia. Este modelo como herramienta metodológica apoyó a la formación de grupo de productores pecuarios para desarrollar y fortalecer las capacidades en conocimientos, metodologías de trasferencia de tecnología, organización y actualización técnica a los prestadores de servicios profesionales pecuarios (PSPP) que dan asistencia técnica a los productores del país, para establecer un sistema nacional de soporte técnico continuo, y de sustento al desarrollo de capacidades, conocimientos y [17]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

habilidades de los PSPP, con el fin de impulsar la innovación en los sistemas de productos pecuarios (SAGARPA, INIFAP, 2011). De esta manera y a pesar de los esfuerzos para el incremento de la producción láctea se presume una limitada implementación de innovaciones tecnológicas, por lo que este trabajo se propuso identificar el porcentaje de adopción de las buenas prácticas pecuarias durante el ordeño, con productores participantes en los diferentes programas de apoyo a la producción ganadera.

Registro de la información El estudio se llevó a cabo en el municipio de Maravatío, perteneciente al estado de Michoacán, México. Como indicadores tecnológicos de ordeño se tomaron los señalados en el Manual de Capacitación: “Mejora continua de la calidad higiénicosanitaria de la leche de vaca” presentado por el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuaria (INIFAP) y la Secretaría de Ganadería, Agricultura, Desarrollo Rural y Pesca (SAGARPA). Las buenas prácticas pecuarias consideradas durante el ordeño fueron: a) los pisos de las unidades de producción destinados para el manejo de las vacas y el ordeño, éstos deben tener buen drenaje y contar con declive para evitar encharcamientos; b) lavado con agua potable y desinfectado de las manos antes de iniciar el trabajo y después de ir al baño y en cualquier momento cuando las manos estén sucias o contaminadas; limpieza de los cuatro pezones con suficiente agua; c) desinfección (presello); d) eliminación de los tres primeros chorros de leche (“despunte”) de cada pezón, dirigidos al tazón de fondo oscuro y/o paleta de California; e) el secado de los pezones con toallas individuales de papel y sellado de los pezones. Se trabajó con 48 productores de diferentes comunidades del municipio de Maravatío y los cuales accedieron a colaborar. Seis de ellos están o estuvieron dentro de los participantes de los grupos GGAVATT. Se realizó una estancia de cuatro meses durante la cual se asistió a la hora del ordeño de las vacas, con una frecuencia de dos veces durante la estancia, tanto en la mañana como por la tarde.

[18]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Se entrevistó a los productores previa elaboración de cuestionario. Se realizó observación detallada de las prácticas de ordeño de los productores durante la preparación de las vacas y del manejo de los implementos utilizados en el ordeño. Se consideraron como punto de referencia las prácticas de ordeño que indica el Manual de Capacitación: “Mejora continua de la calidad higiénicosanitaria de la leche de vaca” (SAGARPA, INIFAP, 2011: 12-15).

Uso de buenas prácticas pecuarias durante el proceso de ordeño La información recabada indicó que en ocho de las 48 unidades de producción (17 %) se realiza un ordeño mecánico; en el resto la ordeña es manual. La mano de obra utilizada durante el ordeño en siete unidades (15 %), el productor le paga a una persona para el ordeño de sus vacas, y el resto prefieren ordeñarlas ellos mismos, con el argumento de que “el ordeñador por querer acabar rápido no ordeña bien a la vaca, lo que ocasiona problemas de mastitis” (Cuadro 1). Respecto al manejo de la leche, el 100 % de los productores mencionaron estar familiarizados con la buena higiene de la leche y para que no se contamine con materia orgánica, heces y pasto, principalmente; estos residuos orgánicos tienen que ser retirados del lugar de ordeño y la actividad es realizada con la ayuda de una pala (Cuadro 1). Durante el ordeño, 30 productores amarran únicamente las patas de las vacas, y 16 sujetan la cola a una de las patas. El lavado de los pezones sólo lo realizan 30 productores, dicho lavado debe ser con suficiente agua, ésta debe de ser potable. De no ser potable es muy alto el riesgo de afectación de la calidad de la leche. Como se observa en el cuadro 1, ningún productor realiza un presello, ya que argumentan que se incrementan los costos. A este respecto seis productores, mismos que estuvieron dentro de los grupos GGAVATT, mencionaron que usaron en su tiempo un presello en sus animales, pero lo dejaron de realizar argumentando que el número de casos de mastitis en sus hatos aumentaba en comparación de los que no usaban, lo cual, de ser así, sería evidencia de una tecnología mal aplicada. [19]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

En el secado de los pezones sólo 23 productores lo realizan, sin embargo el trapo que utilizan no es el adecuado debido a que en 95.6 % de los casos es un pedazo de trapo viejo, el cual es utilizado para todas las vacas del ordeño tanto de la mañana como de la tarde. Este trapo no es lavado ni desinfectado con alguna sustancia sea jabón o cloro. De estos 23 productores hubo un solo productor (4.4 %) que mencionó que él siempre lava los trapos después del ordeño y que incluso tiene uno para la mañana y uno para el de la tarde. Respecto al lavado de las manos antes de comenzar el ordeño, una persona se lava las manos antes de comenzar a ordeñar, y esta agua debería de ser potable; de no ser así es muy alto el riesgo de afectación de la calidad de la leche (SAGARPA, INIFAP, 2011: 10). Sin embargo, el agua que utiliza el 100 % de los ordeñadores es colectada de los bebederos de los animales, el cual se limpia una vez al año. Lo anterior indica que no existe conciencia sobre el proceso de higiene en instalaciones, y por consiguiente no conocen los problemas de salud que podrían propiciar al lavarse la manos con agua no potable, y si los animales ingieren agua de mala calidad y contaminada. Una alternativa es que utilicen cloro para la desinfección del agua, el cloro es un producto recomendado para mejorar la calidad del agua, es de bajo costo y está disponible en cualquier lugar. El siguiente paso en el proceso del ordeño es el despunte; 21 productores realizaron esta práctica en cada una de las vacas. Este despunte, como lo indica el manual de INIFAP y SAGARPA, no está dirigido a un tazón de fondo oscuro para la detección de cambios de coloración o consistencia de la leche. En el 80 % de los casos se observó que este despunte es dirigido al suelo de las instalaciones, sin percatarse de algún cambio, lo cual contamina sin duda alguna el lugar de ordeño. El siguiente paso que indica el Manual de Capacitación después del despunte, se tiene que realizar una prueba de campo para la detección de mastitis subclínicas, con la prueba de California y/o la prueba de Fondo de Tazón Obscura; dichas pruebas sólo la realizan en tres unidades de producción únicamente cuando va el prestador de servicios profesionales; el resto menciona que les quita más tiempo a la ordeña y que sí no se apuran en el ordeño, las vacas suben la leche. En lo que se refiere al uso de sellador, únicamente tres productores de 48 realizan esta actividad, y de igual manera que con el presello, argumentan que [20]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

aumenta el número de animales con inflamación de la glándula, a comparación de no utilizarlo. La única deficiencia que se encuentra en esta actividad es que se utiliza la tapa de un refresco para aplicación de sellador, lo que quiere decir que únicamente cubre la puntita de la ubre, y el manual dice que éste debe de cubrir al menos la mitad de pezón. Lo anterior muestra una vez más la deficiente forma en la aplicación de la tecnología. Cuadro 1. Prácticas de ordeño en las comunidades de Maravatío, Michoacán Número de unidades de producción

Porcentaje

Retiro de heces

48

100

Amarre de patas traseras

30

62

Práctica de ordeño

Amarre de la cola

16

44

Lavado de los pezones

30

62

Presello

0

0

Secado de los pezones

23

47

Lavado de sus manos antes del ordeño

1

3

Despunte

21

44

Prueba de California

3

6

Prueba de tazón de fondo oscuro

0

0

Aplicación de sellador

3

6

Fuente: Elaboración propia, 2015.

Reflexiones Los productores al querer incrementar la cantidad de leche en sus unidades de producción a lo largo de los años mejoran algunas prácticas durante el ordeño, muchas veces por imitación, pero la realidad se manifiesta al detectar que de las 11 prácticas de manejo durante el ordeño el 100 % de los productores las conocían. El 18 % de las propuestas, las buenas prácticas pecuarias durante el ordeño no se aplican sin observarse argumento técnico y sin explicar si el motivo principal por el cual no realizan dicha práctica es económico o de mala aplicación de la tecnología u otro. [21]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Habrá que investigar la razón por la cual no aplican las buenas prácticas de manejo pecuario durante el ordeño, aun cuando el 100 % de los productores afirman conocerlas. Se debe explorar cuáles son los factores que limitan la realización de las buenas prácticas pecuarias en el ordeño, como puede ser la carencia de recursos económicos como es el caso de la prueba de California o la aplicación de sellador en un 6 % de productores, tal vez sea un aspecto sociocultural que limite el lavado de las manos. Este trabajo muestra que la aplicación de las buenas prácticas pecuarias durante el ordeño después de muchos años y la participación en diferentes programas institucionales federales, estatales, municipales es aún muy pobre, los productores sólo realizan el 34 % de las buenas prácticas pecuarias durante el ordeño propuestas por las diferentes instancias.

Literatura citada Correa BA et al. 2012. Introducción a la zootecnia. México, FMVZ, UNAM, p. 141. Espinosa OVE et al. 2007. Utilidades económicas generadas por la lechería familiar. Rev. Sociedades Rurales, Producción y Medio Ambiente. Vol. 7, Núm. 14. Instituto Tecnológico Superior de Calkiní en el estado de Campeche (ITESCAM), 2012. México: Sistemas de producción lechera en México. En: http://www.itescam.edu.mx/principal/sylabus/fpdb/recursos/r32700.PDF, (Consultado en agosto 2016), p. 10. Secretaría de Ganadería, Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), 2015. Asistencia Técnica Pecuaria. En: http://www.sagarpa.gob.mx/desarrolloRural/AsistenciaCapacitacion/Paginas/pecuaria.aspx (Consultado en febrero 2016). Secretaría de Ganadería, Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), 2011. Mejora continua de la calidad Higiénico-Sanitaria de la leche de vaca. Manual de capacitación. En: http://utep.inifap.gob.mx/pdf_s/MANUAL%20LECHE.pdf, (Consultado en Enero 2016), p. 10. [22]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Secretaría de Ganadería, Agricultura, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), 2002. Manual para la formación de capacitadores. Modelo GGAVATT. En: http://utep.inifap.gob.mx/pdf_s/MANUALGGAVATT.pdf, (Consultado en enero 2016), p. 43. Villegas GA, 2012. Tecnología quesera. México, Editorial Trillas, p. 13.

[23]


Cadena productiva tradicional como estrategia de subsistencia comunitaria en Tarímbaro, Michoacán, México Arturo Franco-Gaona1, Benito Ramírez-Valverde4, Artemio Cruz-León2, José Pedro JuárezSánchez4, Dora María Sangermán-Jarquín3, Gustavo Ramírez-Valverde4

Introducción México posee un 1 943 950 km2 de superficie territorial, de los cuales el 17.2 % (334 359.4 km2) es terreno apto para la agricultura. De esta cifra, 5.4 % (104 873.3 km2) corresponde a terrenos de riego y 11.8 % (229 386.1 km2) a terrenos de temporal (Banco Mundial, n. d.). El resto es terreno sumamente abrupto, árido, semiárido, desértico y con notables diferencias climáticas y de vegetación, es decir, resulta complicado realizar actividades agrícolas sostenibles. La agricultura de riego, “moderna” y altamente tecnificada se realiza principalmente en el norte del país, en superficies planas y con abundante uso de agua e insumos derivados del petróleo. A ella se contrapone la agricultura de temporal en lo social, biológico, tecnológico y cultural. Este tipo de agricultura se realiza básicamente a nivel familiar, es baja en uso de insumos y megadiversa. Suele considerársele como marginal, por la topografía del espacio donde se realiza y la tecnología empleada, de tipo tradicional, al ser solo posible usar técnicas y tecnologías prehispánicas o mezcladas con las hispánicas, por la dificultad o imposibilidad de utilizar las modernas. Su manejo permite explotar de manera individual el policultivo o integrarlo con otros subsistemas, como la ganadería de doble propósito, conformando un sistema productivo tradicional comunitario. ______________________ 1

Universidad Intercultural del Estado de México.

2

Universidad Autónoma Chapingo.

3

INIFAP.

4

Colegio de Postgraduados.


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Un sistema de explotación agrícola español, añejo, que continúa ejecutándose en la actualidad en varios estados del país, es el de año y vez, denominado así por dividir el terreno en “dos hojas”, una sembrada y la otra en barbecho, cuyo aparente manejo agronómico no permite un equilibrio entre la ganadería y la agricultura, como ocurre con otras formas de cultivo como el tercio o trienal o de “tres hojas”; donde una fracción se siembra con cereales, otra con legumbres sobre el rastrojo de éstos y la tercera de pastizal, el cual se retira o deja de cultivar hasta que comienzan las labores de preparación del terreno en primavera (Cascón, n. d.; Sumpsi, 1978); en ciertos casos o momentos, alguno de los espacios u hojas queda como erial para el aprovechamiento del ganado (Cruz, 1983). El sistema de cultivo de “año y vez” se volvió característico de las haciendas del centro del país, como ocurre en el estado de Michoacán donde aún se conserva, el cual evolucionó hacía sistemas más intensivos, como resultado de las políticas agrarias aplicadas durante el siglo XX y de las innovaciones científicas y tecnológicas resultantes de la Revolución Verde en México; la cual, a pesar de los beneficios que aportó en sus inicios, no fue una solución real a las condiciones productivas del país, pues su tecnología no aplica en aquellos lugares donde hay deficiencias de agua, carencia de apoyos gubernamentales y tecnológicos, e inadecuados terrenos para la introducción de la mecanización, debido a su pedregosidad y elevadas pendientes, por lo que estos sistemas obligadamente han tenido que permanecer y actuar de manera integrada con otros, a los cuales, en el tiempo, se les han sumado insumos y tecnología para volverlos más sostenibles . En la campiña mexicana hay una gran cantidad de comunidades que habitan y explotan espacios marginales con tecnología tradicional, cultivan la milpa milenaria para su sostén y de sus animales, y han desarrollado estrategias de sobrevivencia al integrar la agricultura y ganadería en una cadena productiva tradicional comunitaria, llena de valor social y cultural, que en múltiples ocasiones ha sido tratada como atrasada y alejada de la modernidad, por no apegarse al modelo de producción occidental. Ante la presencia de estas cadenas productivas tradicionales, uno se pregunta: ¿cómo se conforman?, ¿cómo se integran a nivel comunitario?, ¿qué

[26]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

tan añejas son en la comunidad? y ¿cuáles son sus expectativas futuras? Cuestionamientos a los cuales se busca dar respuesta. El propósito de este documento es el de mostrar la presencia de una cadena productiva tradicional comunitaria, que como estrategia de subsistencia han desarrollado habitantes de la Cañada de los Sauces, municipio de Tarímbaro, Michoacán, en espacios marginales y agrestes, basada en la agricultura familiar, donde el componente pecuario juega un papel muy importante para las familias campesinas. Este trabajo se justifica desde la óptica comunitaria, por la presencia de cadenas productivas que han sido manejadas por años en las comunidades mexicanas y que a pesar de su antigüedad, existe una carencia de información sobre las mismas, posiblemente debido a su escala; pues en la actualidad el estudio de ellas se encauza principalmente en describir y analizar cadenas globalizadas, a nivel macro. Las cadenas agrícolas tradicionales se originan y desarrollan dentro de la comunidad. Se caracterizan por su forma de explotación familiar e integración de sus procesos productivos con base en el hato y la agricultura, para diversificarse posteriormente. Conocerlas, recuperarlas y reconocerlas permitirá repotenciarlas y utilizarlas como ejemplos de desarrollo en aquellos lugares marginados del país, donde tanta falta hacen.

Concepto de cadena productiva tradicional El enfoque de cadena productiva tradicional permite articular un conjunto de actividades que se realizan de manera eslabonada en el campo a partir de un proceso productivo, que incluye desde la obtención de los insumos hasta que el producto llega al consumidor. Dependiendo del número de eslabones o pasos que contenga, son las actividades que se realizan o sectores que se abordan. Su importancia como enfoque de análisis se ha acrecentado debido a la globalización, que exige mayor vinculación entre sectores, con el fin de cumplir objetivos establecidos por el mercado. Su aplicación permite medir sus efectos en la economía y los de ésta sobre el sistema de producción. El tema de los eslabones – o enlaces- fue planteado por primera vez por Hirschman en 1958, para quien los encadenamientos constituyen una secuencia de decisiones (IICA, 2006; Isaza, 2006). [27]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Por su magnitud comunitaria se les puede considerar como minicadenas que se construyen a partir de las actividades primarias, con escasas posibilidades de crecimiento debido a su falta de apoyos; aunque su sobrevivencia se pondría en duda, debido a que existen en diferentes regiones del país, formando parte de una vocación económica regional, que aprovechan los factores de producción local y poseen la factibilidad de integrarles nuevos eslabones (ONUDI, 2004). En el campo, las cadenas en muchos casos son familiares, sin llegar a constituir empresas formales ni grandes firmas generadoras de riqueza, características de las economías industrializadas del primer mundo (Isaza, 2006). A pesar de la poca riqueza que generan, éstas han podido permanecer en el tiempo, ser el sostén de miles de familias campesinas del país y generar ventajas competitivas dentro de la comunidad, debido a que inician y concluyen dentro de la misma, cediendo una parte del valor del eslabón de manera simbólica, social y económica, debido a su verticalidad. Tal vez no son tan poderosas como la de las grandes corporaciones, por la magnitud de sus recursos, sin embargo, sus participantes producen y cubren la totalidad de las partes, principalmente con trabajo familiar, que implica el cultivo de la tierra, alimentación del ganado, ordeña, transformación del derivado lácteo y comercialización directa al público, resultando un mayor porcentaje como ganancia, no así en volumen debido a lo marginal de la producción, pero a partir de ellas, obtienen gran parte de su sostén diario.

Zona de estudio La comunidad de La Cañada de los Sauces (Lat.:19° 49' 55"; Long: 101° 12' 57"; Alt: 2020 msnm) se encuentra en la parte centro-norte del estado de Michoacán, al noroeste del valle Morelia-Queréndaro, en la parte norte del municipio de Tarímbaro. El clima es cálido húmedo con precipitación en verano. De acuerdo a sus habitantes, el 100% de la superficie es ejidal, sin riego, con agostaderos y suelo urbano. Según el Censo del 2010 del INEGI (n. d.) tiene una población de 813 personas y pertenece al Distrito de Riego número 20 (DR-20) Álvaro Obregón. En total existen 63 ejidatarios, aunque el Procampo menciona más, debido a que algunos nombres están repetidos.

[28]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

La comunidad presenta terrenos agrestes, con pendientes pronunciadas que rebasan el 10% y algo de vegetación de tipo selva baja, según se aprecia en su periferia, pues la zona se encuentra muy deteriorada como consecuencia de la explotación ganadera. Cultivan principalmente la milpa (maíz, frijol, calabaza) y explotan la tierra con el sistema de “año y vez”. En el caso de poseer más de un terreno de cultivo, uno se deja para el ganado y el otro para la milpa, pero siempre dándole preferencia al ganado lechero, que es de raza criolla, con algunas cruzas de Holstein y Suizo, cuyo proceso reproductivo se hace por monta directa, debido a las deficiencias que han tenido con la inseminación instrumental.

Uso del suelo y ganadería estatal Con base a los núcleos agrarios registrados por la Procuraduría Agraria, el estado de Michoacán posee 1741 núcleos en 2 595 336.919 hectáreas, de las cuales el 50.1 % son de uso común, el 48.1 % parcelados y el 1.9 % asentamientos humanos (Procuraduría Agraria, 2010). Como se muestra en el Cuadro 1, el suelo de uso común es más utilizado para actividades agropecuarias y ganaderas (67.9 %) que los terrenos parcelados (33 %). Ambos tipos de suelo sostuvieron en el 2014, 1 899 026 cabezas de ganado bovino para carne y leche (5.76 % del nacional); y 63 999 cabezas de ganado bovino para leche (2.63 % del nacional) (SIAP-SAGARPA, n. d.). Cuadro 1. Superficie y distribución porcentual del uso del suelo en Michoacán Superficie

Agrícola

Ganadera

Agropecuaria

Forestal

Otro

(ha)

(%)

(%)

(%)

(%)

(%)

Uso común

1 299 840.691

9.5

29.7

38.2

21.8

0.8

Parcelada

1 247 159.990

66.5

12.8

20.2

0.3

0.2

Suelo

Elaboración propia, con datos de la Procuraduría Agraria (2010).

[29]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Producción lechera A nivel nacional, en el 2014 la producción de leche de bovino ascendió a 11 129 622 litros, con un valor de producción de $65 000 180.00; de los cuales Michoacán produjo 335 685 000 litros (3.016%), obteniendo un valor de $1 833 020.00, que lo ubica en el doceavo lugar de producción de leche a nivel nacional y el quinto en ganado para carne y leche. A nivel municipal, Tarímbaro en el mismo año produjo 12 163. 588 litros, con un valor de producción de $71 400.30; que equivale al 0.36% de la producción estatal (SIAP-SAGARPA, n. d.); la cual es comercializada de manera directa o transformada en derivados lácteos.

Recolección de la información Se utilizó un cuestionario estructurado con preguntas relacionadas con la agricultura, ganadería y condiciones socioeconómicas de la unidad de producción familiar. Las entrevistas se aplicaron principalmente al sexo masculino, debido a que las mujeres, en su mayoría, son permisionarias del terreno y no lo trabajan, lo hace el esposo o los rentan para siembra o agostadero. En algunos casos se tuvo la fortuna de encuestar a la familia, lo que enriqueció el contenido de la información. El tamaño de muestra se determinó con base en la superficie registrada en el listado de beneficiarios de PROCAMPO 2014, (hoy PROAGRO- productivo) ciclo primavera-verano (SAGARPA, n. d.), utilizando la ecuación del error o diferencia máxima (Badii et al., 2011).

1.65 2.3754 0.8552

Donde: N = Tamaño de la población = 69 Z = Nivel de confianza deseado (90%) = 1.65

[30]

21


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

s = Desviación estándar de la población = 2.3754 E = Error máximo admisible o diferencia máxima entre la media muestral y la media poblacional = 0.8552 n = tamaño de la muestra = 21 La información obtenida se analizó con el paquete estadístico SPSS versión 20. En el análisis de la cadena productiva tradicional comunitaria se utilizó el modelo esquemático FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas), el cual permitió el análisis estratégico, vía establecimiento de objetivos y metas a corto, mediano y largo plazo, con de una visión de sustentabilidad y apego a los cambios que el medio presenta. En el modelo las Fortalezas y Debilidades se refieren a la organización y sus productos, mientras que las Oportunidades y Amenazas son factores externos sobre los cuales la organización no tienen control alguno (García y Cano, n. d.). A pesar de su popularidad como modelo de diagnóstico, el FODA presenta algunos inconvenientes, como la dificultad de clasificar ciertos acontecimientos dentro de un epígrafe u otro. Sin embargo facilita la comprensión e integración de la información para establecer objetivos, metas y estrategias.

Historia agrícola y poblacional La Cañada de los Sauces se conformó en 1935, cuando se les otorgó la primer repartición ejidal. Debido a su tamaño e insuficiencia, solicitaron dos ampliaciones ejidales que les dieron en 1963 y 1971. Con ellas completaron 1 193.05 hectáreas (SEDATU, n. d.), distribuidas en 63 ejidatarios. Según los datos de PROCAMPO 2014, ciclo primavera-verano, el 63% de la tierra se encuentra en manos de los hombres y el resto en manos de las mujeres. De manera similar como está ocurriendo en el país, en la comunidad existe un proceso de feminización, 500 mujeres por 313 hombres (INEGI, n. d.), lo cual puede deberse a dos factores necesarios de estudiar a fondo: una situación biológica o una social, como la migración. La edad promedio de los encuestados fue de 53.14 años, con un mínimo de 21 y máximo de 78, (s = 20.016) y 4.57 años de estudio, con el máximo de 10, (s = 2.767). En promedio tienen trabajando el campo 42.57 años, mínimo 8 [31]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

y máximo 72, (s = 21.667); donde muchos de ellos iniciaron desde niños cuidando el ganado. El tiempo que le dedican al trabajo del campo es muy variado, en promedio son 43.75 horas a la semana (s = 20.321), modificándose en la época de preparación y siembra del terreno. Los adultos mayores se dedican principalmente al campo y los jóvenes realizan otras actividades extraparcelarias, como el comercio fuera de la comunidad, atención a pequeñas tiendas de abarrotes, operadores de vehículos de transporte de personal o migran a los Estados Unidos. La cantidad de ganado bovino que se contabilizó entre los encuestados fue de 289 cabezas, con un promedio de 16.06, un mínimo de 4 y un máximo de 40, (s = 10.172). Todo el ganado es de doble propósito, aunque suelen tener algunos toros de lidia que utilizan en algunas festividades. Debido a la condición fisiográfica de la comunidad, que se describe en su nombre “Cañada de los Sauces”, no es factible utilizar el tractor para arar la tierra. En ella sólo se puede usar la fuerza de los animales, por lo que entre los informantes se contabilizaron seis yuntas de toros, cuatro troncos de mulas y cuatro troncos de caballos. El tractor sólo se utiliza para moler el maíz (mazorca) con el rastrojo para alimentar el ganado. Ello se hace acercándolo lo más que se pueda a la parcela y de ésta se transportan las “gavillas” de maíz seco en animales. Una vez molido es traslada a la bodega.

La cadena productiva comunitaria Ésta tiene un largo recorrido temporal y funcional, lo que la vuelve cíclica y reproducible. Su esquematización se muestra en la Figura 1. Inicia con la decisión de determinar la cantidad de terreno a sembrar. Ello va a depender de la cantidad de ganado que se tenga o se planee tener en el año por nacimientos o adquisición. Considerado esto, se inician las actividades del cultivo: preparación del terreno, siembra de la milpa, limpias y demás actividades, hasta llegar a la maduración del producto y su cosecha. Aquí se bifurca la cadena; por una parte se cosecha la cantidad de maíz que va a consumir la familia en el año, el frijol y la calabaza. La otra parte, rastrojo y mazorcas, se recogen, se muelen y se destinan como alimento para el ganado, lo cual implica que no hay venta de maíz en ninguna forma y por consiguiente recursos económicos.

[32]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

v

Cultivo del maíz (Uso de la milpa)

Recolección de esquilmos y

Cosecha y desgranado

planta con mazorcas

Consumo humano

Molienda de todo

Consumo animal

Ordeña

Reproducción

Transformación

Incremento del ato

del producto lácteo

Venta directa

Explotación Consumo

al consumidor

o Mercado

Figura 1. Cadena productiva tradicional comunitaria de maíz-ganado-queso-mercado, en Cañada de los Sauces, Tarímbaro, Michoacán Fuente: Elaboración propia con datos obtenidos en campo.

[33]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Molido el maíz y dispuesto en la bodega, es utilizado para alimentar el ganado lechero, el cual se ordeña por las mañanas. Cesín et al. (2007) mencionan que la leche de estas pequeñas ganaderías se comercializada de dos formas: i) vendida a alguna de las casas o familias que elaboran queso, y ii) transformada en derivados lácteos por parte de las familias ganaderas, lo cual ocurre de manera muy similar en muchas comunidades del pais. Ordeñado el producto es transportado a la casa donde se transforma en queso “ranchero”, se separa la crema, el requesón y el jocoque. Según los queseros, por el momento no se produce otro tipo de queso porque “les quita tiempo”, es decir: que la gente de la comunidad ya tiene un rol claramente establecido en torno a la cadena, por lo que van a mostrar resistencia a cualquier innovación que se intente introducir. Una vez elaborado el producto se transporta al mercado, donde se comercializa de forma directa al consumidor. Los habitantes de la comunidad consideran que con la venta del queso cubren sus costos de producción; la venta de los otros derivados lácteos es la ganancia. Los sistemas de venta que se utilizan son comunes, concuerdan con lo reportado por Cesín et al. (2007) en Tlaxcala: i) establecimiento de un “puesto” fijo en algún mercado; ii) venta itinerante en los tianguis de las poblaciones vecinas; iii) venta de casa en casa en distintas poblaciones. En este caso, la venta se hace dentro de la comunidad, entre vecinos, en la cabecera municipal, en espacios comerciales, unidades habitacionales y mercados del propio municipio y otros municipios circunvecinos, como: Morelia y Álvaro Obregón. De esta forma se obtienen los recursos económicos para “sostener a la familia, al ganado y la milpa”; sobre todo al ganado, porque “cuando salimos a vender, así sea una vez a la semana, tenemos que sacar todos los gastos de la proxima semana, porque tenemos que comprar la comida de nosotros, la “piedra de sal” de las vacas y la “lecherina”” (complemento alimenticio elaborado a base de salvado, que se les dá a las vacas para que produzcan más leche), según comentan.

Problemas productivos y soluciones comunitarias El cultivo de año y vez, a pesar de ser restrictivo, debido a sus niveles de producción y manejo, ha permitido la integración de la ganadería con la agricultura, [34]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

prácticamente de manera simbiotica. Por un lado la producción agrícola les proporciona alimento y sostén y, por el otro, el ganado abona la tierra con sus eyecciones, otorgándole fertilidad al suelo. Sin embargo, hay que reconocer que la alimentación es un problema restrictivo para el buen desarrollo e incremento del hato, por lo que algunos innovadores han empezado a sembrar variedades de maíz mejorado de temporal, como es el caso del maíz “Milpal H 318”, cuya presencia en el campo apenas se aprecia, debido a que está sembrado en pequeñas fracciones de terreno de no más de 0.1 ha. Esta variedad es sembrada en forma “chorreada” en el surco, es decir, uno tras otro, respetando la distancia entre surco y surco, a diferencia del tradicional que se hace al paso. Con ello esperan obtener mayor producción, lo cual se ve dificil debido a la carencia de agua, adaptación de una nueva variedad y más gastos. Los entrevistados mencionan que apenas están utilizando esta variedad “para ver si funciona y produce buena pastura” en la zona, dado que ellos buscan una semilla que les produzca una gran cantidad de forraje en un espacio pequeño, pues no se dispone de más. Sin embargo, no dejan de sembrar sus variedades de maíz criollo, principalmente el “humado” y “blanco”, porque les proporciona grano y caña. Además, están intentado cultivar pastos forrajeros y rentando terrenos con agua en comunidades vecinas. Cesín et al. (2007) afirman que el poseer la cadena productiva: i) contribuye a preservar productos, vinculados con un “saber hacer” local y con una cultura gastronómica regional o nacional, que de otra manera desaparecerían; ii) obtienen mayores beneficios económicos al vender productos con valor agregado, lo que permite darle, en muchos casos, viabilidad a su unidad de producción; utilizando leche de buena calidad como principal insumo, y que no se les agregan adulterantes; y iii) estructurar una agroindustria local de derivados lácteos. Sin embargo, no todo es “miel sobre hojuelas”, pues en la comunidad existen muchos problemas y, a la vez, oportunidades, que son necesarios analizar para proponer estrategias que permitan mejorar la situación económica comunitaria. Debido a que la cadena se maneja principalmente de manera familiar, prácticamente no hay una integración comunitaria en ella, o interrelación productiva, salvo en mínimos casos en que algunos productores de leche la venden a fabricantes de queso, o los productores de queso lo venden a algunos [35]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

distribuidores de la comunidad, pero no en grandes volúmenes, sólo para complementar la mercancía. Posiblemente les falte integración como empresa o sociedad, pero existen argumentos sólidos que los obligan a permanecer y actuar bajo esa condición socioeconómica, que tiene que ver con la disposición del tiempo para realizar otras actividades, como: cultivar el terreno en su momento, cuidar el rebaño, ordeñar, transformar el producto y comercializarlo de manera directa. Rol del cual se niegan a abandonar debido a su arraigo temporal, falta de capacitación, organización, cohesión empresarial, diversificación del producto, apoyos crediticios y presencia de otros factores que frenan el desarrollo empresarial e impiden darle un mayor valor agregado al producto. Problemas que al desglosarlos se aprecia su magnitud a nivel comunitario y en los productores de queso; sin embargo, su fortaleza les han permitido subsistir por años e inclusive heredar esta forma de trabajo a sus hijos, sin solucionar problemas laborales y económicos. Sin embargo la cadena es sólida, persistente y reproductiva; lo que les da un plus y permite explotarla por más años, aunque sea de manera tradicional y familiar. Al respecto, Cesín et al. (2007) consideran que la viabilidad económica de la familia no puede basarse exclusivamente en la producción lechera y que debe especializarse en la elaboración de derivados lácteos, por poseer pequeñas producciones de animales. Ante ello, se considera que la técnica de dar valor agregado a la producción es una buena alternativa para generar el autoempleo familiar y la sobrevivencia del propio sistema. Sánchez, Zegbe y Gutierrez (2015) consideran que los objetivos comunitarios deben enfocarse a incrementar la productividad. El problema es cómo hacerlo en condiciones donde las capacidades productivas han sido revasadas. Ante ello consideramos que la solución está en la búsqueda de coyunturas productivas en la cadena, por ejemplo: capacitar gente en el manejo de la carne, curtido de pieles, diversificación en la industria del queso y otros derivados lácteos, instalación de tiendas o locales donde se expendan de manera directa al público los productos elaborados o provenientes directamente del campo; ya que no es lo único que se produce o transforma en una comunidad.

[36]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Conclusiones En la Cañada de los Sauces existe una cadena productiva tradicional, milpaganado-derivados lácteos, de tipo familiar, que ha permanecido por más de medio de siglo apegada al sistema de cultivo de “año y vez”, siendo el sostén de las familias, de la comunidad, la agricultura tradicional y la ganadería. La cadena integra el cultivo de la milpa, mazorca y rastrojo molidos, con el ganado lechero. La leche extraída es procesada en queso tipo ranchero, jocoque y crema; producción que es comercializada de forma directa en las comunidades y municipios vecinos. Con ello han logrado un prestigio en la comercialización y venta directa del producto lácteo al consumidor, debido a que es un producto fresco y de muy agradable sabor; independientemente de que los comensales lo consideran un producto libre de adhitivos u otros conservadores químicos, lo cual es necesario corroborar para agregarle otro plus. A pesar de que la cadena y los productores tienen varios problemas en su manejo y explotación, existe un conjunto de oportunidades productivas y comerciales susceptibles de explotarse, logrando con ello mayores beneficios de desarrollo. Con el interes de tener un hato numeroso y mejor alimentado, están experimentado con variedades mejoradas de maíz de temporal en pequeñas superficies de terreno, sin embargo, las variedades criollas que utilizan son la mejor opción con la que cuentan, debido a su adaptación. A pesar de su antigüedad, a la cadena le hace falta un proceso de integración comunitaria e intercalamiento de eslabones que permitan generar más empleos y recursos económicos, sobre todo para la juventud. Utilizar la milpa como soporte de la ganadería les ha permitido subsistir por largo tiempo debido a la presencia del alimento y a la reducción de gastos que se tiene en su sostén, aparte de que se le da un valor agregado. Por su integración a nivel familiar, la cadena productiva consolida ventajas competitivas y genera riqueza a nivel comunitario. Su sencillez permite implementarla en otras comunidades como forma de desarrollo, optimizar recursos y crear actividades laborales relacionadas con los eslabones de la misma, a manera de una comunidad-red, vía procesos de socialización y organización.

[37]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Bibliografía Badii, M. H., Guillen, A., Cerna, E., & Valenzuela, J. (2011). Nociones Introductorias de Muestreo Estadístico (Introductory Notions of Statistical Sampling). Daena: International Journal of Good Conscience, 6(1), 89-105. Banco Mundial. (n.d.). Datos. Indicadores destacados. Recuperado el 18 de Julio de 2016, de http://datos.bancomundial.org/indicador/AG.LND.AGRI.ZS/countries Cascón, J. (n. d.). Alternativa o rotación de cosecha en secano. Recuperado el 30 de julio de 2016, de http://www.magrama.gob.es/ministerio/pags/biblioteca/fondo/pdf/420 63_3.pdf Cesín V., A.; Aliphat F., M.; Ramírez-Valverde, B.; Herrera H., J. G. (2007). Ganadería lechera familiar y producción de queso. Estudio en tres comunidades del municipio de Tetlatlahuca en el estado de Tlaxcala, México. Técnica Pecuaria en México, 45(1), 61-76. Cruz Villalón, J. (1983). Transformaciones recientes en la agricultura andaluza. Revista de Estudios Andaluces, (1), 69-84. García López, T. y Cano Flores, M. (n. d.). El FODA: una técnica para el análisis de problemas en el contexto de la planeación en las organizaciones. Recuperado el 16 de Julio de 2016, de http://www.prolades.com/historiografia/docs/FODA.pdf Hirschman, A. (1958). The strategy of economic development. Yale University Press. New Haven. IICA. (2006). Gestión de agronegocios en empresas asociativas rurales. Curso de capacitación. Módulo 1: Sistema agroproductivo, cadenas y competitividad. IICA-PRODAR, FAO. Lima. 46p. INEGI. (n. d.). Marco Geoestadístico Nacional. Localidades Geoestadísticas. Consulta. Recuperado el 10 de Julio de 2016, de Descarga de información correspondiente a la localidad geoestadística: 160880006: http://www.inegi.org.mx/geo/contenidos/geoestadistica/consulta_locali dades.aspx Isaza Castro, J. G. (2006). Cadenas Productivas. Enfoques y precisiones conceptuales. Revista Sotavento, (n.d.), 8-25. [38]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

ONUDI. (2004). Manual de minicadenas productivas. Bogota, Colombia: Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, República de colombia/ONUDI. Procuraduría Agraria. (2010). Estadísticas: Características básicas de los núcleos. Revista Estudios Agrarios, (45), 165-188. Sánchez Gutiérrez, R. A., Zegbe Domínguez, J. A. y Gutierrez B., H. (2015). Tipificación de un sistema integral de leche familiar en Zacatecas, México. Rev. Mex. de Cienc. Pec., 6(3), 349-359. SAGARPA. (n. d.). Listado preliminar de beneficiarios primavera verano 2014. Recuperado el 23 de julio de 2016, de http://www.sagarpa.gob.mx/agricultura/Programas/proagro/Beneficiari os/Paginas/2014.aspx SEDATU. (n. d.). Padrón e historial de núcleos Agrarios (PHINA). Recuperado el 23 de julio de 2016, de http://phina.ran.gob.mx/phina2/Sessiones SIAP-SAGARPA. (n. d.). Producción agropecuaria y pesquera. Recuperado el 23 de julio de 2016, de http://www.siap.gob.mx/poblacion-ganadera/ Sumpsi, J. M. (1978). Estudio de la transformación del cultivo al tercio al de año y vez en la campiña de Andalucia. Agricultura y Sociedad, (6), 31-70.

[39]


Impacto en los costos de alimentación por la implementación del pastoreo intensivo en sistemas de producción de leche en pequeña escala del Altiplano Central de México Fernando Próspero Bernal1,² Rafael Olea-Pérez2, Carlos Galdino Martínez García1, Felipe López González1, Carlos Manuel Arriaga Jorán1

Introducción Los sistemas de producción de leche en pequeña escala juegan un rol relevante en el desarrollo rural (FAO, 2010:10), principalmente por la generación de empleos en las zonas donde se encuentran tanto a integrantes de las familias productoras, como a habitantes de sus comunidades. Tienen como actividad primordial la venta de leche que les genera ingresos económicos que permiten superar los índices de pobreza en el medio rural y mejorar la calidad de vida de las familias productoras (Espinoza-Ortega et al., 2007: 250). Su importancia radica en que estos sistemas aportan el 37 % de la producción de leche en México (IFCN, 2009: 121), y representan el 78 % de las unidades especializadas en producción de leche. Los sistemas de producción de leche en pequeña escala se definen como pequeñas fincas con hatos entre 3 y 35 vacas en producción más sus remplazos, con pequeñas superficies de tierra y manejadas fundamentalmente por la familia productora (Fadul-Pacheco et al., 2013: 887). El uso eficiente de los recursos naturales en los sistemas de producción agropecuarios es de gran relevancia para la continuidad de éstos, dado que en la actualidad se considera que la producción de alimentos se debe realizar bajo ______________________ Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales (ICAR), Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). Instituto Literario N° 100. 50000 Toluca, Estado de México (fer_104_7@hotmail.com).

1

Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Nacional Autónoma de México, Av. Universidad 3000, Coyoacán, 04510 Ciudad de México. 2


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

un énfasis de sostenibilidad (FAO, 2010), que indica el mantenimiento de la base de los recursos naturales, beneficiando a las generaciones actuales, pero sin comprometer la capacidad de su regeneración, que permita a generaciones futuras satisfacer sus necesidades de vida (Bruntland, 1987:27). Tomando el desarrollo sostenible como eje primordial y considerando que está integrado por tres escalas de sostenibilidad: la ecológica, social y económica, se han realizado estudios en los sistemas de producción para identificar cuáles son las circunstancias en las que se desarrollan y distinguir puntos críticos, con la finalidad de incidir en éstos y mejorar el nivel de sostenibilidad de los sistemas de producción. Fadul-Pacheco et al. (2013: 894) identificaron que la escala económica es una debilidad en los sistemas de producción de leche en pequeña escala del Altiplano Central, la cual está dada por la baja eficiencia en los procesos de producción y la alta dependencia de insumos externos, particularmente para la alimentación del ganado, que llegan a representar del 70 al 90 % de las erogaciones en efectivo de las unidades de producción, dependiendo del nivel de especialización técnica y la importancia económica de la producción para las familias (Espinoza-Ortega et al., 2007: 249). Por tanto, se identificó la necesidad del desarrollar y evaluar estrategias de alimentación que posibiliten el incremento de la rentabilidad de estas unidades de producción, con la finalidad de reducir los costos de alimentación (MartínezGarcía et al., 2015: 336), dado que las tendencias actuales del precio de la leche en el mercado mundial han tenido una reducción, y se etima que esta tendencia persista en los próximos años (IFCN, 2016: en línea). Arriaga-Jordán et al. (2002:387) documentaron que el pastoreo intensivo de praderas irrigadas permite disminuir los costos de alimentación por el aprovechamiento de un forraje de mayor calidad obteniendo menores costos de alimentación y aumentando el rendimiento de leche. El objetivo de este trabajo fue evaluar el efecto de la integración del pastoreo intensivo a las estrategias de alimentación de sistemas de producción de leche en pequeña escala, en los costos de alimentación.

[41]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Área de estudio El trabajo se llevó a cabo en la región noroeste del Estado de México, en el municipio de Aculco, ubicado entre las coordenadas 20° 06’ y 20° 17’ Norte y entre 99° 40’ y 00° 00’ Oeste, 2400 msnm de altitud, clima templado subhúmedo, temperatura anual que oscila entre los 10 y 18 °C y una precipitación anual de 700 a 1000 mm, con lluvias en verano. El estudio se centró en los meses de mayo a octubre, y se realizó en dos etapas: una evaluación previa a la implementación del pastoreo (bajo el sistema de alimentación convencional) con información que se recolectó en el año 2010, y una segunda etapa de evaluación una vez implementado el pastoreo intensivo, evaluando el año 2015. La investigación se realizó bajo un esquema de investigación participativa rural donde se involucra al productor en las actividades con la finalidad de lograr un mayor interés del productor en la obtención de los resultados.

Unidades de producción participantes Ocho Unidades de Producción de Leche (UPL) participaron en el estudio. La tabla 1 muestra las características de las ocho UPL en cada etapa de evaluación, para la alimentación convencional con sistema de corte de praderas (evaluación realizada en el año 2010), y una vez que el pastoreo fue implementado (evaluación realizada en el año 2015), con sistema de pastoreo intensivo. Tabla 1. Características de las Unidades de Producción de Leche

Superficie total (ha) Superficie de praderas (ha) Vacas en ordeña Vacas secas Rendimiento en leche (l/vaca/d) Coste de producción ($/l de leche)

Convencional (2010) 5.5 (±3.1) 1.4 (±0.60) 8.1 1.8 12.3 3.44

Pastoreo (2015) 5.5 (±3.1) 1.4 (±0.60) 7.6 1.7 14.0 2.18

EEDM

P

0.65 0.43 0.43 0.01

NS NS ** ***

EEDM= Error Estándar de la Diferencia Media, **P<0.01, *** P<0.001 Fuente: Elaboración propia. [42]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Implementación del pastoreo La implementación del pastoreo se realizó en las ocho unidades de producción entre los años 2011 y 2014 como un modelo innovador en la región de estudio. Esta implementación fue a partir de los estudios realizados por Fadul-Pacheco et al. (2013: 888) y Próspero-Bernal et al. (2013: 567) quienes identificaron que la escala de mayor debilidad en la evaluación de la sostenibilidad a través de un ciclo productivo es la económica, dada por la baja eficiencia en los procesos de producción y una alta dependencia de insumos externos, que se hace más activa hacia la época de secas (Alfonso-Ávila et al., 2012: 643 y Martínez-García et al., 2015: 335). Ante la falta de forrajes de calidad y la gran dependencia de alimentos concentrados comprados, se propone el pastoreo de praderas cultivadas como una estrategia que admita la disminución de los costos de alimentación y el aumento en la producción de leche (Arriaga-Jordán et al., 2002:387), por el aumento en la disponibilidad de forraje de calidad a lo largo del año, dado que en la región de estudio se cuenta con la disponibilidad de riego de praderas en la época de secas, lo que posibilita mantener la producción a través de todo el ciclo productivo. Las praderas fueron implementadas con la siguiente fórmula de siembra: 25 kg de raigrás perene (Lolium perenne cv Bargala), 10 kg de raigrás anual (Lolium multiflorum cv Maximus) y 3 kg de trébol blanco (Trifolium repens cv Ladino), ya que estas especies permiten el rápido establecimiento y han sido evaluadas en el Altiplano Central de México por Anaya-Ortega et al. (2009: 609) y HerediaNava et al. (2007: 109), obteniendo acumulaciones netas de forraje de hasta 8222 kg de materia orgánica por hectárea en 92 días, en los meses de agosto a noviembre. La recolección de la información se realizó mediante encuestas elaboradas, donde se obtuvo información mensual de la producción de leche, precio de venta y costos de alimentación de las ocho unidades de producción participantes.

[43]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Análisis económico y estadístico Se realizó mediante la metodología de presupuestos parciales de Wiggins et al. (2001: 3), que permite examinar el impacto de los cambios en una empresa, observando sólo aquellos costos y retornos que cambian a lo largo del ciclo productivo, se cuantificó el valor de la mano de obra para el sistema de corte y acarreo, que no se presenta en el sistema de pastoreo. Los productores manifestaron que el pastoreo posibilitó liberar cuatro horas al día, que bajo el sistema convencional representan las labores de siega de las praderas, acarreo a los corrales y distribución de la hierba, la limpieza de los corrales (donde los hatos permanecían confinados todo el día). Se adscribió un costo de oportunidad a esas cuatro horas de fuerza de trabajo de los productores. Además, los costos de alimentación del 2010 fueron deflactados a fechas de diciembre de 2015, con la finalidad de hacer comparables ambos periodos de evaluación. Dado el modelo de datos antes y después de la innovación, se realizó una prueba de t de Student (Schefler, 1979:84) para muestras apareadas para las variables de rendimientos de leche, costos de alimentación, ingresos por venta de leche y margen de ganancia. Costos de alimentación, ingresos por venta de leche y margen de ganancia antes y después de la implementación del pastoreo en las UPL Las características de las unidades de producción no presentaron cambios en la tenencia de tierra, el tamaño de hato no mostró diferencias tanto para vacas en ordeña como para número total de vacas (Tabla 1). Se detectaron diferencias altamente significativas para rendimiento de leche (P<0.01), obteniendo un promedio en pastoreo de 14 l/vaca al día versus 12.3 L/vaca al día en el sistema convencional de corte (Tabla 1), lo que representa un aumento de 12.14 % en la producción de leche, que contrasta con lo reportado por Heredia-Nava et al. (2013) que registró incrementos en la producción de leche por vaca de 0.6 L/vaca al día posterior a la implementación del sistema de pastoreo intensivo. Asimismo, se obtuvieron diferencias altamente significativas (P<0.001) para costos de alimentación por litro de leche, con un costo de $3.44/L para sistema [44]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

convencional y $2.18/L para pastoreo (Tabla 1), 36 % menos tras la incorporación del pastoreo continuo intensivo que bajo el sistema convencional. Estos resultados son similares a lo reportado por Heredia-Nava et al. (2013: 558) en un caso de estudio sobre el primer productor que incorporó el pastoreo en la región, donde tuvo una disminución de 32 % en los costos de alimentación. En los costos de alimentación mensual, por vaca, se detectó una tendencia (P<0.10) hacia menores costos, la cual fue significativa cuando se expresaron en costos de alimentación mensual por hato (P<0.05), teniendo un menor costo de alimentación en pastoreo. Los costos fueron en promedio $331.21 /mes por vaca y por hato de $3,307.38/mes menores en pastoreo (Tabla 2), lo que representa una reducción en los costos de alimentación de 24.82 % por vaca y 29.72 % por hato. Tabla 2. Costos de alimentación mensual Por vaca UPL

Por hato

Convencional

Pastoreo

Convencional

Pastoreo

($)

($)

($)

($)

1

1,667.64

1,141.91

27,516.10

18,460.87

2

1,232.69

1,706.36

12,326.88

10,806.94

3

1,796.91

828.21

12,278.88

6,073.56

4

640.01

798.29

4,800.09

5,987.18

5

960.55

779.86

8,004.62

4,419.19

6

1,673.38

1,021.86

9,482.48

7,834.26

7

1,651.50

995.18

11,285.26

5,971.10

8

1,052.25

753.58

3,332.12

3,014.30

Promedio

1,334.37

1,003.16

11,128.30

7,820.92

EEDM

167.10

1199.89

P

0.088*

0.028**

EEDM = Error estándar de la Diferencia Media, * P<0.1 y ** P<0.05 Fuente: Elaboración propia.

Los ingresos por venta mensual de leche muestran una tendencia hacia mayores ingresos en pastoreo por vaca (P<0.1), que al expresarse por hato son estadísticamente significativos (P<0.05), teniendo un ingreso en pastoreo 25.17 [45]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

% superior por vaca y 17.75 % mayor por hato en pastoreo (Tabla 3) en comparación con el sistema convencional de corte y acarreo. Este resultado está dado por una mayor producción de leche por vaca, 13.7 % mayor en pastoreo, con 14.0 L/vaca/día confrontados con los 12.3 L/vaca/día en sistema convencional (Gráfica 1).

18 16 14 12

CONVENCIONAL

10

PASTOREO

8

Lineal (CONVENCIONAL)

6

Lineal (PASTOREO)

4 2 0 0

2

4

6

8

10

Gráfica 1. Producción diaria de leche litros por vaca por finca Fuente: Elaboración propia.

La Tabla 4 muestra el margen de ganancia mensual. Existe evidencia importante que nos indica que existen diferencias por vaca (P<0.001), teniendo un margen de ganancia mensual para pastoreo por vaca de $1,151.53, y de $ 386.98 para convencional, obteniendo un aumento del 197.6 % cuando las vacas pastorean. Respecto al margen mensual sobre costos de alimentación por hato, existen diferencias altamente significativas (P<0.01), en donde el sistema de corte y acarreo obtuvo un margen de $3,184.54, y el sistema de pastoreo de $ 9,033.13, lo que representa un aumento de 183.7 % cuando se integra el pastoreo a las estrategias de alimentación.

[46]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Tabla 3. Ingresos mensuales por venta de leche Por vaca UPL

Convencional ($)

Por hato Pastoreo ($)

Convencional ($)

Pastoreo ($)

1

2,209.24

2,583.84

36,452.53

41,772.15

2

1,465.47

2,755.86

14,654.68

17,453.79

3

2,623.13

1,999.21

17,924.75

14,660.84

4

1,193.04

1,955.72

8,947.78

14,667.89

5

1,062.89

2,092.63

8,857.45

11,858.23

6

1,756.88

1,758.76

9,955.66

13,483.80

7

1,841.69

2,284.90

12,584.88

13,709.40

8

1,618.43

1,806.58

5,125.03

7,226.32

Promedio

1,721.35

2,154.69

14,312.84

EEDM

214.07

990.82

P

0.083*

0.037**

16,854.05

EEDM = Error estándar de la Diferencia Media. * P<0.1 y ** P<0.05 Fuente: Elaboración propia.

Tabla 4. Margen de ganancia mensual entre costos de alimentación y venta de leche UPL 1 2 3 4 5 6 7 8 Promedio EEDM P

Por vaca Convencional ($) 541.60 232.78 826.23 553.02 102.34 83.50 190.19 566.18 386.98 105.52 0.000****

Por hato Pastoreo ($) 1,441.94 1,049.50 1,170.99 1,157.43 1,312.77 736.90 1,289.72 1,053.00 1,151.53

Convencional 8,936.43 2,327.80 5,645.88 4,147.68 852.83 473.18 1,299.62 1,792.91 3,184.54 1325.06 0.003***

Pastoreo ($) $ 23,311.29 $ 6,646.85 $ 8,587.29 $ 8,680.71 $ 7,439.03 $ 5,649.54 $ 7,738.30 $ 4,212.02 $ 9,033.13

EEDM = Error Estándar de la Diferencia Media, *** P<0.001 **P<0.01 Fuente: Elaboración propia.

[47]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

El sistema convencional, al requerir de cuatro horas diarias para el corte y acarreo del forraje de las praderas que es segado y ofrecido al hato en los establos, tiene un costo de oportunidad para la fuerza de trabajo del productor, el cual representa un costo de $ 75.00 diarios (considerando un salario en el área de estudio de $150/jornal), lo que significa una importante reducción en los costos de alimentación que se observa en pastoreo al ser la estrategia de alimentación más económica en los sistemas de producción de leche y que se refleja en la Tabla 2 de este estudio. Posadas-Domínguez, Arriaga-Jordán y Martínez-Castañeda (2014: 239) definen en trabajos realizados en sistemas de producción de leche en pequeña escala en la región de Texcoco, que la fuerza de trabajo familiar juega un rol relevante dado que les permite mejorar la rentabilidad y competitividad de estos sistemas. En este estudio, al asignar un costo de oportunidad a la mano de obra familiar se eleva la rentabilidad de los sistemas en pastoreo al disminuir la carga de trabajo para los individuos de las familias productoras, aumentando el margen de ganancia mensual por hato, que es de 190 % respecto a los sistemas cuando tenían el sistema de corte y acarreo. En términos de sostenibilidad los sistemas agropecuarios fueron definidos por Landais (1998: 9) como aquellos que son ecológicamente sanos, socialmente justos y económicamente viables. En los sistemas de producción de leche al incorporar el pastoreo se mejora el margen de ganancia (Tabla 4), lo que permite tener una mayor eficiencia económica que mejora la rentabilidad de las UPL y permite reforzar lo reportado por Fadul-Pacheco et al. (2013) y Próspero-Bernal et al. (2013), que encuentran que la escala económica es el factor limitante de la sostenibilidad de los SPLPE en la región de estudio. El pastoreo es una herramienta que disminuye la carga de trabajo de la mano de obra familiar, lo cual permite a los productores ocupar el tiempo destinado al corte y acarreo de las praderas en otras actividades dentro o fuera de la finca.

Conclusiones La implementación del pastoreo en los sistemas de producción de leche en pequeña escala es una alternativa viable para disminuir los costos de alimentación y aumentar los ingresos por venta de leche, obteniendo márgenes de ganancia [48]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

mayores en pastoreo, en comparación con el sistema convencional de siega de praderas. Además, el pastoreo permite aumentar el rendimiento de leche por hato y por vaca, logrando costos de alimentación por litro de leche de $2.18, comparado con los costos de alimentación en el sistema convencional de $3.44/l, teniendo una producción de leche de 15.5 % mayor en pastoreo frente al sistema convencional, que se refleja en mayor ingreso por venta de leche (25 % en promedio) y un aumento de 183.7 % en los márgenes de ganancia por hato, lo que incrementa la sostenibilidad de estos sistemas. El uso eficiente de los recursos naturales dentro de la finca permite tener forraje de alta calidad a bajo costo, lo que coadyuva a disminuir la dependencia de insumos externos. Lo anterior es particularmente relevante dado que por los efectos atribuibles al cambio climático se han presentado fluctuaciones e incrementos en los precios de los insumos tanto a nivel local como global, principalmente el costo de los concentrados comerciales, que en la alimentación convencional en la región de estudio son utilizados en grandes cantidades.

Agradecimientos A los productores por participar en los proyectos de mejoramiento participativo de sistemas de producción de leche en pequeña escala, al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT) de México por el financiamiento al proyecto “Evaluación de la Sostenibilidad de los Sistemas de Producción de Leche en Pequeña Escala”, Clave 129449 CB-2009,

Referencias bibliográficas Anaya-Ortega J. P., Garduño-Castro G., Espinoza-Ortega A., Rojo-Rubio R. y C. M. Arriaga-Jordán (2009). Silage from maize (Zea mays), annual ryegrass (Lolium multiflorum) or their mixture in the dry season feeding of grazing dairy cows in small-scale dairy production systems in the Highlands of Mexico. Tropical Animal Health and Production. 41, 607–616. Alfonso-Ávila A.R., Wattiaux A.M., Espinoza-Ortega A., Sánchez-Vera E. y ArriagaJordán C.M. (2012). Local feeding strategies and milk composition in [49]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

small-scale dairy production systems during the rainy season in the highlands of Mexico. Tropical Animal Health and Production. 44, 637–644. Arriaga-Jordán C.M., Albarrán-Portillo B., Espinoza-Ortega A., García-Martínez A. y Castelán-Ortega O.A. (2002). On-farm comparison of feeding strategies based on forages for small-scale dairy production systems in the Highlands of Central Mexico. Experimental Agriculture, 38, 375-388. Bruntland (1987) Report of the World Commission on Environment and Development. General Assembly. United Nations. 42a session 4 august 1987. Espinoza-Ortega A., Espinosa-Ayala E., Bastida-López J., Castañeda Martínez T y Arriaga-Jordán C.M. (2007). Small-scale dairy farming in the highlands of central Mexico: Technical, economic and social aspects and their impact on poverty, Experimental Agriculture, 43, 241–256. Fadul-Pacheco L., Wattiaux M.A., Espinoza-Ortega A., Sanchez-Vera E. y ArriagaJordán C.M. (2013). Evaluation of sustainability of smallholder dairy production systems in the highland of Mexico during rainy season, Agroecology and Sustainable Food Systems, 37, 882–901. FAO (2010). Status of and Prospects for Smallholder Milk Production – A Global Perspective. Por Hemme T. y Otte J. Roma, Italia: FAO. IFCN (2009). IFCN Dairy Report 2009: For a better understanding of milk production world-wide (International Farm Comparison Network, IFCN). Dairy Research Center, Kiel, Germany. IFCN (2016). Dairy researcher and analysts agree: Milk price recovery in 2016 possible. International Farm Comparison Network, IFCN, Dairy Research Center. En: http://www.ifcndairy.org/en/news/2016/MilkPriceRecoveryIn2016Possible.php (Consultada el 30 el Agosto de 2016). Heredia-Nava D., Espinoza-Ortega A., González-Esquivel C. E.y Arriaga-Jordán C. M. (2007). Feeding strategies for small-scale dairy systems based on perennial (Lolium perenne) or annual (Lolium multiflorum) ryegrass in the central highlands of Mexico. Tropical Animal Health and Production 39, 179-188. Heredia Nava D., Rayas Amor A.A., Pincay Figueroa, P.E., Vicente F., Martínez Fernández A. y Arriaga Jordán C.M. (2013). Pastoreo de praderas cultivadas para mejorar la rentabilidad de los sistemas de producción de leche en [50]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

pequeña escala del Altiplano Central de México. En: Olea Márquez de Prado L. et al. (Eds.) Los pastos: nuevos retos, nuevas oportunidades, pp. 553 – 560. Badajoz, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos. Landais E. (1998). Agriculture durable: les fondements d'un nouveau contrat social? Courrier de I'Environnement de l´INRA 33: 5-22. Martínez-García C. G., Rayas-Amor A., Anaya-Ortega, J. P., Martínez-Castañeda F. E., Espinoza-Ortega A., Prospero-Bernal F. y Arriaga-Jordán C. M. (2015). Performance of small scale dairy farms in Mexico during dry season under traditional feeding strategies. Tropical Animal Health and Production, 47, 331-337. Posadas-Domínguez R. R., Arriaga-Jordán C. M. y Martínez Castañeda F. E. (2014). Contribution of family labour to the profitability and competitiveness of small-scale dairy production systems in central Mexico. Tropical Animal Health and Production. 46 (1): 235-240. Próspero-Bernal F., Albarrán-Portillo B., Espinoza-Ortega A. y Arriaga-Jordán C. M. (2013). Evaluación de la sostenibilidad de sistemas de producción de leche en pequeña escala en la época de secas en el noroeste del estado de México. En: Olea Márquez de Prado L. et al. (Eds.) Los pastos: nuevos retos, nuevas oportunidades, pp. 561-568. Badajoz, España: Sociedad Española para el Estudio de los Pastos. Schefler W.C. (1979). Statistics for the Biological Sciences, New York, USA: Addison-Wesley. Wiggins S., Tzintzun R., Ramírez M., Ramírez R., Ramírez F.J., Ortiz G., Piña B., Aguilar U., Espinoza-Ortega A., Pedraza A.M., Rivera-Herrejón G. y Arriaga-Jordán C.M. (2001). Costos y Retornos de la Producción de Leche en Pequeña escala, en la Zona Central de México. La Lechería como empresa. Cuadernos de Investigación. Cuarta época/19. Universidad Autónoma del Estado de México. Toluca, México.

[51]


Percepciones de bienestar social relacionadas con la producción de cerdo de traspatio en zonas peri-urbanas Leonel Santos-Barrios1, Francisco E. Martínez-Castañeda1, William Gómez-Demetrio1, Ernesto Sánchez-Vera1, Mónica E. Ruiz-Torres2

Introducción En los últimos años se ha reconocido la importancia que tiene comprender y proporcionar bienestar social para individuos. Graaff (1967: 5) define como el estado en el que se está bien, sin padecimiento, con salud, energía, y por lo tanto se puede comparar con la felicidad, alegría, satisfacción. La definición institucional de la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2015) acerca de bienestar como el estado que se traduce en la buena salud mental, que hace posible que las personas materialicen su potencial, superen el estrés normal de vida, trabajen de forma productiva y hagan aportaciones a su comunidad. En nuestro país, la noción de bienestar ha sido empleada como indicador para la medición de la pobreza por diversas instituciones como el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL, 2010) que a través de balances entre la canasta alimentaria y no alimentaria; sin embargo las variables empleadas para este tipo de análisis no incluyen la percepción que los actores tienen acerca del bienestar social, es por ello que el presente estudio descriptivo tiene como objetivo posicionar la percepción de los actores como unidad de medida en el bienestar social, relacionado con la producción de cerdo de traspatio en zonas peri-urbanas sin marginación. La ganadería urbana es de suma importancia ya que es una actividad generadora de ingresos. Los animales son un medio eficaz para generar dinero en efectivo para el sector “pobre” de la población, a la vez que proporcionan a ______________________ Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales-UAEMex. E-mail: mvzkurtleo@gmail.com , femartinezc@uaemex.mx , wgomezd@uaemex.mx y esanchezvera@yahoo.com.mx

1

2

Instituto de Zonas Desérticas-UASLP. E-mail: monica.ruiz.torres24@gmail.com


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

las ciudades productos frescos, que requieren poco o ningún embalaje y elaboración, representando menores costos adicionales. Las necesidades y los costos del transporte son también limitados y esto repercute en la circulación y tránsito de productos. Además, los animales cumplen una importante función como limpiadores de desechos al ingerir la basura doméstica, los residuos de los hoteles y de la agroindustria que de lo contrario permanecerían en la calle (FAO, 2004). La ganadería familiar es una fuente de ocupación y alimento en la cual se establecen interrelaciones entre factores sociales, culturales, económicos, políticos, seculares, religiosos y sanitarios (Riethmuller, 2003: 247), y en ella la porcicultura es una buena opción como estrategia para mitigar la pobreza (Rivera et al., 2007: 19), ya que requiere espacios reducidos, tiene gran versatilidad en la utilización de alimentos para el consumo animal y cuyos productos se procesan fácilmente, proporcionando al productor la liquidez monetaria necesaria para eventos programados (Santos-Barrios, 2014: 51); no programados o emergencias. La porcicultura de traspatio está íntimamente ligada a la familia, puesto que cada uno de sus miembros intervienen en las actividades diarias de la producción mientras que el jefe de familia participa de manera indirecta en el proceso de producción ya que se emplea como jornalero, obrero o empleado (MartínezCastañeda y Perea-Peña 2012: 412). Para la FAO (2000), estos sistemas de producción son considerados como clandestinos y son perseguidos dado que representan un serio problema de salud pública y de medio ambiente; no obstante, cumplen con funciones sociales, tales como, asignación de roles femeninos (Ruiz-Torres et al., 2013: 211), y mantenimiento de gastos programados o emergencias (Martínez-Castañeda y Perea-Peña, 2012: 412). La posesión de animales puede incrementar la capacidad de los hogares y las personas para cumplir sus obligaciones sociales y potenciar la identidad cultural originando así un incremento en las percepciones sociales sobre el bienestar (FAO, 2004).

[53]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Metodología Para fines de la presente investigación, las percepciones que los actores tienen acerca del bienestar social fueron alineadas con la metodología de los Modos de Vida, generando resultados en cuatro de los cinco capitales. Existen diversas definiciones de modos de vida, para Carney, (1998: 2), un modo de vida comprende los activos (incluyendo los recursos sociales y materiales) y las actividades requeridas para ganarse la vida, así como sus posibilidades de realización, se considera sustentable cuando puede hacer frente y recuperarse del estrés y shocks manteniendo o fortaleciendo sus capacidades y activos sin deteriorar su base de sus recursos naturales. El enfoque de modos de vida parte del reconocimiento de que las familias poseen un conjunto de activos o capitales. Carney (1998: 5) empata cinco tipos de capitales: a) humano: b) natural; c) financiero; d) físico: y e) social. Basados en los elementos conceptuales de Carney, se descansan y agrupan las percepciones de los productores. La investigación se llevó a cabo con granjas de producción de cerdo de traspatio en dos comunidades del Municipio de Texcoco, Estado de México: San Miguel Coatlinchán y San Luis Huexotla. Dichas localidades fueron seleccionadas por que del municipio de Texcoco, son las que cuentan con mayor inventario. Cabe mencionar que hasta 1980 la presencia de grandes ranchos ganaderos y agrícolas era la principal actividad económica del municipio. Debido a un incremento de la población de 1970 a 1990 a más del 100 %, el municipio dejó de ser el pueblo que vinculaba su economía y una forma de vida con “los ranchos”, la agricultura y la “barbacoa” de carnero, a un municipio con una periferia y dinámica semi-urbana (Moreno-Sánchez, 2013: 71). Se aplicaron entrevistas y se realizó monitoreo constante a 45 granjas productoras de cerdo de traspatio cuyo rango de tenencia de cerdas es entre 1 y 8 reproductoras más reemplazos. Dichas granjas fueron seleccionadas a partir de un muestreo no probabilístico y se buscó que tuvieran las siguientes características: ser referenciado por otro productor, se encontraran en situación de traspatio y la venta lechón destetado.

[54]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Los resultados que a continuación se despliegan fueron alineados, para su presentación, con los capitales propuestos por la metodología de Modos de Vida. El tratamiento estadístico de los resultados fue con estadísticos descriptivos y análisis de frecuencias.

Percepción social de bienestar en los modos de vida de la porcicultura periurbana CAPITAL FÍSICO

De acuerdo con el sentir de los productores, el Capital Físico que caracteriza a productores de pequeña escala se sustenta en granjas de entre 1 a 8 cerdas reproductoras, 2.4 partos por cerda al año, 11 lechones nacidos vivos por camada, con lactancias de 40 días, venta de lechones destetados, instalaciones de tabicón y cemento con techos de materiales reciclados y viviendas con todos los servicios básicos. SAGARPA, (2014: 18) en el diagnóstico rural pesquero estratifica a las Unidades Económicas Rurales (UER), en 6 estratos, de los cuales destacan el 1 y 2, los cuales abarcan el 73 % de las producciones en el país, el primero con un 22.4 % es en su totalidad autoconsumo, ya que no cuentan con excedentes productivos para la venta y el segundo con el 50.6 %, con un valor promedio de $42 mil pesos en activos, con ganancia promedios de $17, 205 pesos anuales, teniendo como mínimo $16 y un máximo de 55,200 pesos. La percepción que los actores sociales tienen con respecto de este capital se relaciona con el incremento del número de cerdas reproductoras. El 73 % de los productores entrevistados consideran que el incrementar el número de animales en su granja conlleva a que se generen mayores ingresos con respecto a la venta de lechones, siempre y cuando la granja no absorba por completo su tiempo y les permita realizar otras actividades económicas como el trabajo asalariado o los negocios propios que proporcionen ingresos fijos y asistencia social. Para Pascale (2002: 726) la diversificación de las fuentes de ingresos de las explotaciones agrícolas es una cuestión crucial para el bienestar de las poblaciones rurales dado que contribuyen a aumentar los ingresos familiares. López González, et al. (2012: 52) consideran que el traspatio en México [55]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

desempeña un rol importante para las familias pues les permite mantener sus fondos de reemplazo y ceremoniales, o bien destinarlo a emergencias familiares como enfermedades, accidentes, entre otros. “… a mí sí me gustaría tener más puercas, pero no tantas, no al grado que te absorban todo tu tiempo, porque quiero poner un taller, entonces quiero tener mi taller enfrente de mi casa y los marranos atrás …”. Productor de 32 años, San Miguel Coatlinchán. Otro aspecto a considerar con la percepción de bienestar dentro de este capital, es la mejora a la vivienda. El 15.5 % de los productores relacionaron el bienestar con la posesión de una casa amplía, donde todos los miembros de la familia puedan tener su espacio propio y reconfortante. En estos casos, los actores sociales reconocen que para hacer mejoras a la vivienda se necesita de un ahorro de varios meses, proveniente tanto de la granja como del salario de los integrantes económicamente activos de la familia. “... queremos echarle el segundo piso a la casa, ya estamos juntando para material, una parte la ponen los puerquitos, otra nosotros, es que ya no cabemos…”. Productora de 45 años, San Miguel Coatlinchán. Lo anterior concuerda con lo que Huerta-Crispin y Gasa (2012: 2) señalan, uno los principales pilares sobre los que descansa la producción pecuaria son instalaciones, animales y el personal, donde en conjunto pueden proporcionar un confort deseado para proporcionar un nivel de producción adecuado, si existe un desbalance en alguno de estos aspectos, la productividad se ve comprometida. Cabe mencionar que no siempre el tener un gran número de animales e instalaciones altamente tecnificadas puede significar un beneficio, ya que representan un mayor gasto en implementación y mantenimiento. SEDESOL (2010) en su catálogo de localidades, clasifica al municipio de Texcoco en un grado de marginación muy bajo, lo que evita que los habitantes puedan acceder a apoyos gubernamentales para mejora de la vivienda que ofrece el gobierno del estado, o si cuentan con prestaciones como el MEJORAVIT, (2016) se topan con requisitos como el iniciar y liquidar un crédito hipotecario para poder acceder a este tipo de ayudas, por lo que la tenencia de animales se vuelve una alternativa para poderse capitalizar y poder realizar las mejoras a las viviendas.

[56]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

CAPITAL SOCIAL

El capital social corresponde a todas las organizaciones sociales con las que se fortalecen las estructuras sociales y se proporcionan beneficios a sus integrantes, tal es el caso de la resolución de problemas entre familias a través de préstamos e intercambio tanto de efectivo como en especie. La organización de productores varones a través de la estructura del ejido es la más importante en la zona de estudio. El ejido cuenta con 350 miembros activos conocidos como ejidatarios, los cuales están organizados mediante un consejo compuesto por un presidente, un secretario, un tesorero y 8 miembros más. Este grupo toma decisiones con respecto al uso de las tierras de la comunidad, gestión de recursos para las actividades agrícolas y soluciona problemas surgidos entre los ejidatarios. Por otro lado, las mayordomías corresponden a la segunda forma de organización de importancia. Este grupo tiene a su cargo organizar las festividades religiosas que se llevan a cabo en la zona de estudio. En grado de importancia son tres las principales festividades de la comunidad, la fiesta patronal en honor a San Miguel Arcángel, Semana Santa y Navidad. Se nombra a los mayordomos a partir de estructuras familiares, su labor es ofrecer comida a los habitantes de las comunidades el día de la fiesta patronal, y su recompensa es el prestigio social que la familia obtiene. En las fiestas religiosas de menor importancia se eligen mayordomos jóvenes para que vayan aprendiendo y ganando su lugar dentro de las jerarquías sociales. Para Madrigal González (2011) el sistema de cargos tiene un papel reproductor y preservador de las formas identitarias a través de la reproducción de los principios de jerarquía y reciprocidad, además se relacionan directamente con la supervivencia y persistencia de las tradiciones. González de la Fuente (2011: 91) visualiza al sistema de cargos como el vehículo que asegura sistemáticamente la interacción frecuente y el intercambio de roles entre un mayor número de miembros de la comunidad. Cabe hacer mención que si la fiesta es dedicada a un santo femenino, la mayordomía será exclusiva de la mujeres, por el contrario, si el santo es masculino la organización caerá en manos de varones exclusivamente.

[57]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

“… para la fiesta de San Miguelito se busca que los padrinos sean de una familia buena, porque ellos tienen que recibir a la mayoría del pueblo en su casa, dan de comer, a veces dan puerco, otras pollo, el puerco lo pueden engordar en su casa hasta la fiesta, o lo compran con los mismos vecinos …” “… para la fiesta del niño Jesús dejamos que los jóvenes se organicen y elijan al muchacho que será el padrino, tiene que ser hombre soltero por que el niño Jesús es hombre, si es alguna santita, se elige a una muchacha…”. Productora de 65 años, San Miguel Coatlinchán. En la zona de estudio existe un tercer grupo organizado, las personas de la tercera edad, conformado en su mayoría por mujeres mayores de 50 años. Estas mujeres se organizan con el fin de recibir capacitación en diversos oficios, tales como costura, pintura, repujado, cocina, entre otros. Este grupo socialmente tiene la función de reforzar los lazos de confianza entre las jefas de familia, se discute el papel de los mayordomos vigentes y sus posibles reemplazos, y notifican a los demás habitantes sobre los programas de desarrollo social emitidos por los gobiernos tanto federal como estatal. El 46.6 % de los productores entrevistados piensan que el ser partícipe en las organizaciones sociales, en las costumbres y tradiciones de la comunidad es de suma importancia, ya que esto les permite relacionarse con muchas otras familias, conocerse y en algún momento, dar o recibir apoyo en caso de una contingencia familiar. Otro aspecto de importancia es que los jóvenes se comiencen a involucrar en la dinámica de la comunidad, 26.6 % de las granjas fomentan la participación de sus miembros jóvenes en las diversas organizaciones. “… yo mando a mí hijo a que le ayude a su tío con los ejidatarios, para que aprenda a trabajar y se dé cuenta que no es fácil, además van más chamacos, se acompañan y conocen…”. Productora 54 años, San Miguel Coatlinchán. En la mayoría de las ocasiones que una persona “invierta” o “gaste” en una fiesta religiosa comunitaria se convierte en una simbiosis entre la formación religiosa y la cosmovisión del mundo, esto es señalado por Cajías, (2009: 85), donde dicha simbiosis tiene como finalidad la protección del Santo Patrono de la comunidad hacia la familia. (Cajías, 2009: 86).

[58]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Para Coppari et al. (2013: 58), la percepción de bienestar social y participación política en adultos de una comunidad rural depende de la aceptación y contribución a la integración social que haya realizado. Fogel (1990: 160), en sus investigaciones resalta la actitud positiva que los campesinos en la frontera de Paraguay tienen hacia los demás, adicional menciona que se organizan en grupos para sentirse parte importante de la comunidad, permitiéndole desarrollarse y formar lazos de confianza para la resolución de conflictos y la integración de los jóvenes. CAPITAL HUMANO

El promedio de edad de los productores entrevistados fue de 45 años, de los cuales 53.3 % tienen como escolaridad Primaria, 24.4 % secundaria, 4.4 % preparatoria, 2.2 % con licenciatura y 2.2 % con carrera técnica. El 77.7 % de los encuestados coincidieron que la educación de los hijos es lo más importante, ya que se tiene la convicción que entre mayor grado de estudios, mayores serán las posibilidades de mejorar la calidad de vida en la etapa adulta. Es por lo anterior que el 97 % de los productores, destine, de forma total o parcial (media camada), la venta de animales para cubrir los gastos derivados de la educación, tales como uniformes, útiles escolares, pago de colegiaturas, etcétera. “… Pues lo más importante es la escuela, tenía un semental, el Simón, pero se vinieron las inscripciones, decidí venderlo para comprarle a la chamaca su uniforme y sus útiles, como le digo: esa es la única herencia que te voy a dejar…”. Productor 62 años, San Miguel Coatlinchán. Santos, (2014: 41) en una clasificación por grupos de edades destaca como principal dinámica, la transición generacional en el estrato que va de los 23 a los 33 años, identifica a la mujer como ama de casa, al hombre como trabajador y la mujer como colaboradora en la granja, sin autoridad, esto para los matrimonio de edades entre 34 a 45 años. En el siguiente grupo (46 a 56 años) las granjas representan estrategias económicas específicas para hacer frente a gastos programados como útiles escolares, gastos médicos, principalmente. Finalmente, en los grupos de 57 a 68 y más, se caracteriza por la presencia de

[59]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

el/los jubilados y tercera edad, donde la mano de obra forma parte de las responsabilidades de hijos, sobrinos y nietos. El 22.3 % restante relacionan al capital humano con bienestar siempre y cuando reciban cursos de capacitación dados por el municipio o el estado, estos cursos no necesariamente tienen que estar relacionados con la ganadería o la agricultura, pero aun así siguen resaltando la importancia de que los más jóvenes reciban en lo posible una educación de calidad. Muñoz-Izquierdo (2001: 165) señala que existe una relación positiva entre los ingresos que los individuos perciben durante su vida productiva y la “dosis” de escolaridad que recibieron, los que cuentan mayor cantidad de educación pueden desempeñar ocupaciones de mejor calidad que aquellos que se encuentran en situación contraría; por otra parte Sautu (1997: 8) señala que una mayor escolaridad permite predecir un incremento en el ingreso. CAPITAL FINANCIERO

El capital financiero corresponde a las formas de financiamiento de las familias, ahorros, deudas, ingresos, créditos, etc. Las granjas analizadas tienen en promedio 3 cerdas en producción con un mínimo de 1 y un máximo de 8, un promedio de 2.4 partos por año, con 11 lechones nacidos vivos y 8 al momento del destete, con lactancias de 40 días. Todas venden lechón al momento del destete. El precio del lechón en promedio es de 600 pesos. En todos los casos, la porcicultura es una actividad secundaria; todos los jefes de familia buscan tener un empleo para percibir un ingreso fijo y seguro médico, también, se realizan otras actividades informales con las que se contribuye a la economía familiar, tales como la venta de carnitas los fines de semana, venta de dulces afuera de las escuelas, ventas de garaje, ventas por catálogo, tandas y cajas de ahorro. Cabe mencionar que en el 40 % de los casos este tipo de financiamiento se da para cubrir los gastos imprevistos tanto en la granja como en el hogar, además que un 37.7 % lo utiliza para los gastos médicos programados y no programados. “… pues hay que buscarle, hay ocasiones que no alcanza el dinero que da mi marido y fue cuando me decidí entrarle con las tandas y la venta por catálogo y pues también por las mañanas vendemos el jugo, pero de eso se encargan mi [60]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

marido y mi hijo, eso y los puercos ...”. Esposa de productor 55 años, San Miguel Coatlinchán. Olivares-Rodríguez (2004: 39) señala que hay dos tipos de financiamientos para el sector campesino, el formal y el informal, donde se tiene mayor afinidad por el segundo, ya que cuenta con ventajas como: cercanía, tecnologías apropiadas y posibilidades de refinanciamiento, esto hace que sea un mecanismo flexible pero sin ningún tipo de regulación. Características similares fueron encontradas por Lomnitz (1973: 64) estudió a dos barriadas del Distrito Federal, donde las familias buscaban fuentes de autofinanciamiento informal debido a que no percibían un ingreso fijo, como las “tandas”, además de que el hogar recibía ingresos económicos no solo por parte del jefe de familia, sino también por parte de los hijos económicamente activos. Santos, (2014: 40) señala que la edad ni la escolaridad sean factor significativo con respecto a la utilidad ni con la productividad de dichas granjas.

Conclusión El marco teórico de modos de vida permitió alinear las percepciones que los actores de las granjas periurbanas de producción de cerdo tienen acerca del bienestar social. La percepción de bienestar de los productores de cerdo en las zonas periurbanas del municipio de Texcoco, está relacionada con cuatro capitales: físico, social, humano y financiero, puesto que de ellos depende en gran medida las decisiones que se tomen a corto, mediano y largo plazo, para determinar la permanencia de la granja. Con respecto al capital social, la percepción de bienestar está basada en los lazos de confianza formados por los miembros de las organizaciones puesto que permiten incorporar a los niños y jóvenes a las estructuras sociales existentes. El capital financiero de las granjas depende directamente del total de la producción por lo que el incremento de activos físicos llevaría, en la percepción de los actores, al incremento de bienestar social. Sin embargo se detectó que la mayor limitante para ello es la disponibilidad de espacios productivos y la falta

[61]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

de disposición de los productores de invertir más tiempo del actual en las granjas de cerdas. En el capital humano resalta la importancia que dan los productores a la educación de los hijos como un bien heredable, más allá de los materiales.

Referencias bibliográficas Cajías, F. 2009. Relaciones sociales e identidad en fiestas urbano-mestizas de la región andina de Bolivia. X Encuentro para la promoción y difusión del patrimonio inmaterial de países Iberoamericanos. Fiestas y Rituales. UNESCO. Lima Perú. pp: 84-95. Carney, D. 1998. Sustainable rural livelihoods, Department for International Development. London. Coppari, N., Aponte, A., Ayala, P., Moreno, M., Quevedo, C., Sola, M., Velázquez, T. 2013. “Percepción de bienestar social y participación política en adultos de una comunidad rural en Minga Guazú, Alto Paraná". Revista de Psicología Eureka, Paraguay, 55-67. CONEVAL. 2010. Medición de la pobreza, Pobreza a nivel municipio 2010. http://www.coneval.gob.mx/Medicion/MP/Paginas/Medicion-de-la-pobreza-municipal-2010.aspx. Consulta: 28/08/2016. FAO. 2004. Alimentos para las ciudades. Ganadería urbana ¿seguridad alimentaria o un peligro para el medio ambiente? ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/011/ak003s/ak003s03.pdf Consulta: 25/05/2016. FAO. 2004. Alimento para las ciudades. Ganadería y productos lácteos. http://www.fao.org/fcit/upa/livestock-dairy-products/es/ Consulta: 25/04/2016. Fogel-Bruno, R. 1990. Los campesinos sin tierra en la frontera. Ediciones Comité de Iglesias para ayuda de emergencia. Asunción Paraguay. Graaff, J. de V. 1967. Teoría de la Economía del Bienestar. Amorrurto Editores, Buenos Aires.

[62]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

González de la Fuente, I. 2011. Comunidad, sistema de cargos y proyecto social. Una propuesta analítica de sociedades locales en México. Revista de Antropología Iberoamericana, 6, 81-107. Huerta-Crispin, R., Gasa, J. 2012. Manual de buenas prácticas de producción porcina. Lineamientos generales para el pequeño y mediano productor de cerdos. Red Porcina Iberoamericana. Lomnitz, L. 1973. Supervivencia en una Barriada en la Ciudad de México. Demografía y Economía VII. UNAM. PP: 58-85. López González, J.L., Damián Huato, M.A., Álvarez Gaxiola, F., Parra Izunza, F., Zuluaga Sánchez, G. 2012. La economía de traspatio como estrategia de supervivencia en San Nicolás de los Ranchos, Puebla, México. Revista de Geografía Agrícola, 48-49, 51-63. Madrigal González, D. 2011. Sistema de cargos y cambio social. Etnografía de la fiesta patronal en el barrio de San Miguelito de la ciudad de San Luis Potosí. Revista de El Colegio de San Luis, 133-154. Martínez-Castañeda, F., Perea-Peña, M. 2012. Estrategias locales y de gestión para la porcicultura doméstica en localidades periurbanas del Valle de México. Agricultura, Sociedad y Desarrollo, 9: 4, Colegio de Postgraduados, México. pp: 411-425. Mejoravit, 2016. Pasos para solicitar mi crédito Mejoravit. http://portal.infonavit.org.mx/wps/wcm/connect/infonavit/trabajadores/quiero_un_credito/en+que+puedo+usar+mi+credito/opciones_credito/mejoravit Consulta: 08/09/16 Moreno-Sánchez, E. 2013. Texcoco en lo sociourbano y económico. Periodo 2000-2012. Quivera [en línea]. http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=40128974005 ISSN 1405-8626. Consulta: 4/04/2016. Muñoz-Izquierdo, C. 2001. Implicaciones de la escolaridad en la calidad del empleo. Edit: UIA/cinterfor-OIT/UNICEF/RET/IMJ. México. PP: 155-200. Olivares-Rodríguez, J. A. 2004. El Financiamiento Informal en el Sector Agrícola. Revista Visión Gerencial, 39-40. OMS. 2015. ¿Cómo define la OMS la salud?, http://www.who.int/suggestions/faq/es/. Consulta: 15/05/2016.

[63]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Pascale, P. 2002. Las actividades complementarias de las explotaciones agrícolas peruanas. Bulletin de I`Institut Français de` Ètudes Andines, 31:3, 725-150. Riethmuller, P. 2003. The Social Impact of Livestock: A developing country perspective. Animal Sciencie Journal, 74, 245-253. Rivera-Juan, H. L., Cortés, J., Vieyera, J., Castillo, A., González, O. 2007. Cerdos de traspatio como estrategia para aliviar pobreza en dos municipios conurbados al oriente de la Ciudad de México. Livestock Research for Rural Development, 19, 7, 1-9. Ruiz-Torres, M., Arriaga-Jordán, C., Herrera-Tapia, F., Martínez-Castañeda, F. 2013. La mujer lechera. Rol femenino en los sistemas de producción lechera de pequeña escala en Aculco, Estado de México. La ganadería en la Seguridad Alimentaria de las Familias Campesinas. Universidad Autónoma Chapingo, 2011-2016. SAGARPA, 2014. Diagnóstico del sector rural y pesquero de México 2012. México. E-ISBN 978-92-5-308244-5 (PDF). Santos-Barrios, L. 2014. Indicadores socioeconómicos y su relación con la supervivencia y prevalencia de las unidades de producción de cerdo a pequeña escala. Tesis de Maestría. Universidad Autónoma del Estado de México. México. Sautu, R. 1997. ¿Conviene estudiar? Escolaridad, género y empleo en un barrio de clase trabajadora del Conurbano Bonaerense. Latin American Studies Association, XX International Congress, Guadalajara, México. SEDESOL, 2010. Catálogo de localidades. Estado de México. http://www.microrregiones.gob.mx/catloc/Default.aspx?tipo=clave&campo=mun&valor=15 Consulta: 08/09/16

[64]


Balance de nitrógeno en sistemas de producción de leche en pequeña escala en el Altiplano Central mexicano Dixan Pozo-Leyva1, Rafael Olea-Pérez2, Patricia Balderas-Hernández3, Carlos Manuel Arriaga-Jordán1

Introducción Los Sistemas de Producción de Leche en Pequeña Escala (SPLPE) son la forma de producción de leche más ampliamente distribuida en el mundo, y en México representan más del 78 % de las unidades lecheras (Celis-Álvarez et al., 2016: 1129) y producen el 37 % de la producción nacional (Hemme et al., 2007: 179). Los SPLPE se encuentran en las zonas rurales donde habita el 70 % de los pobres, representando al 47 % de la población mundial (World Bank 2007: 238), por lo que estos sistemas son clave en el sector pecuario al contribuir a mejorar las condiciones de vida de las familias productoras. Sin embargo, los altos costos de alimentación, por la adquisición de insumos externos a las unidades de producción, disminuyen el margen de ganancia en estos sistemas, donde la alimentación del ganado representa hasta 52.7 % de los costos de producción (Alfonso-Ávila et al., 2001: 641), y los insumos proteicos son los más caros. En el Altiplano Central mexicano es usual encontrar grupos de unidades de producción que emplean el corte y acarreo de praderas como una estrategia de alimentación que se ha identificado con altos costos de producción, ya que estos sistemas suplen los requerimientos nutritivos de los animales con el ingreso de grandes cantidades de concentrados comerciales, implementándose como alternativa tecnológica en estos sistemas el pastoreo de praderas para reducir los costos de alimentación (Velarde-Guillén et al., 2016: 247). ______________________ Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales (ICAR), Universidad Autónoma del Estado de México. dixan_pozo@yahoo.com

1

2

Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Nacional Autónoma de México.

3

Facultad de Química, Universidad Autónoma del Estado de México.


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

En la actualidad, los productores de leche bovina en el mundo se encuentran en un proceso de optimización de recursos por lo que se requieren sistemas productivos eficientes y amigables con el ambiente, donde el N de las proteínas no solamente juega un papel importante en el costo de producción, sino también como indicador de la gestión ambiental; y es utilizado a nivel internacional para el diagnóstico ambiental de las unidades de producción de leche (Cameron et al., 2012: 929). Es necesario contar con un sistema que permita conocer la cantidad de nitrógeno que ingresa y que sale de las unidades de producción (Spears, Kohn, Young, 2003: 4179). En este sentido, el balance de nutrientes es una herramienta agroambiental que le permite identificar sistemas de manejo optimizados que disminuyan los costos productivos con un menor efecto ambiental (del Prado et al., 2006: 115). El balance de nitrógeno hace más evidente las diferencias entre entradas y salidas de nitrógeno en los sistemas de producción de leche. Así se cuantifica la cantidad de nitrógeno que ingresa, fundamentalmente en forma de fertilizantes orgánicos e inorgánicos, animales de remplazo y alimentos; y que sale del sistema en la venta de estiércol, leche y animales vendidos como desecho, para abasto (como becerros para engorda o animales finalizados) o como pie de cría en la forma de terneras vendidas (Ryan et al., 2011: 1034). El resto del nitrógeno (nitrógeno en el estiércol, nitrógeno en la orina, nitrógeno lixiviado o volatizado) se mueve dentro del sistema donde una parte es asimilado por los animales, el suelo y las plantas, pero el resto, que es conocido como nitrógeno excedente, se puede encontrar en diferentes formas químicas como amoniaco, amonio, nitrato, o nitrito (Chakwizira, Ruiter, Maley, 2015: 261). En América Latina y específicamente en México existe poca información con respecto a la cuantificación del nitrógeno en sistemas de producción en pequeña escala, por lo que el objetivo de este estudio fue cuantificar el balance de nitrógeno en sistemas de producción de leche en pequeña escala, con diferentes sistemas de manejo de praderas cultivadas bajo riego en el Altiplano Central de México, e identificar puntos críticos y de oportunidad en el aprovechamiento del nitrógeno dentro de las unidades de producción de leche en pequeña escala.

[66]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Procedimiento de cuantificación del nitrógeno El estudio se llevó a cabo en el municipio de Aculco, perteneciente al Estado de México, situado entre los paralelos 20° 00’ y 20° 17’ de latitud norte y los meridianos 99° 40’ y 100° 00’ de longitud oeste, a una altitud entre 2000 y 3400 msnm. El clima es templado subhúmedo con lluvias en verano (mayo a octubre). Las temperaturas medias anuales oscilan entre 10 y 18 °C, y la precipitación entre 700 a 1000 mm (INEGI, 2009). Se estudiaron 12 unidades de producción de leche en pequeña escala (UPLPE) pertenecientes al municipio de Aculco; de ellas seis cuentan con sistema de manejo de praderas en pastoreo y seis con praderas de corte y acarreo. La evaluación se hizo en el primer trimestre de la temporada de lluvia (mayo a julio) del año 2016. Se caracterizaron los sistemas de producción de leche mediante una encuesta rural participativa aplicada mensualmente, permitiendo obtener información acerca de las entradas y salidas de N, datos utilizados para determinar el balance de N (la diferencia entre la suma de las enteradas de nitrógeno y la suma de las salidas) y eficiencia de utilización del N (salida de N entre entrada de N). Estas técnicas se han empleado en otras investigaciones a nivel internacional (Fangueiro et al., 2008: 627; Treacy et al., 2008: 108; Ryan et al., 2011: 1034; Jiménez-Castro, Elizondo-Salazar, 2014: 153; Mihailescu et al., 2014: 847). ENTRADA DE NITRÓGENO

Tanto las entradas como las salidas de N se expresaron en kg/vaca/día para evitar el efecto de comparar UPLPE con diferente tamaño del hato. Las entradas de N en el periodo evaluado consistieron en alimentos, fundamentalmente concentrados comerciales, y fertilizantes inorgánicos. Las entradas por concepto de fijación biológica en las pradera por asociación con trébol, mineralización de N en el suelo y deposiciones atmosféricas no fueron estimadas en esta investigación ya que estas fuentes de N no entraron por la puerta de las UPLPE (Treacy et al., 2008: 107), y por ende no tienen un valor económico.

[67]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Para determinar la cantidad de alimento ingresado en las UPLPE se utilizaron los registros de compras de alimento y se convirtió en kg de alimentos consumidos por día. La composición química de los alimentos se obtuvo de las bases de datos de investigaciones previas. Las entradas por concepto de fertilizante se estimaron teniendo en cuenta los datos de entrada de fertilizante convirtiéndolos a kg totales y corregidos por la proporción de nitrógeno según la fórmula química del tipo de fertilizante. Los más utilizados fueron urea con un 46 % de nitrógeno total y fosfato diamónico 18-46-00, con un 18 % de nitrógeno total y 46 % de fósforo (como P2O5), en ambos casos se presenta en forma granulada con un peso de 50 kg por bulto. SALIDAS DE NITRÓGENO

Para cuantificar la cantidad de N que sale, se tomaron muestras de leche individuales de cada animal de las 12 UPLPE; se determinó la composición química de la leche empleando un analizador de leche por ultrasonido (Alfonso-Ávila et al., 2012: 639). El contenido de proteína en g de proteína/kg de leche, se obtuvo multiplicando el % de proteína cruda por 10 y éste por la densidad de la leche. Para convertirlo en kg de N/kg de leche se dividió entre 1000 y esto entre el factor 6.38 para obtener el contenido de kg N/kg de leche/vaca/día, según la Norma Oficial Mexicana (NOM-155-SCFI-2003: 25). Una segunda muestra de leche fue colectada para determinar el contenido de nitrógeno ureico en leche (NUL). La muestra fue congelada y el día del análisis se descongeló en Baño de María y luego de mezclarse se colocó 1 mL de la muestra en un tubo de microcentrífuga, analizándose por el método colorimétrico que describen Chaney y Marbach (1962: 131) Con datos de los registros de las ventas diarias de leche, se estimó la cantidad de N que sale, partiendo de la determinación de la concentración de proteína en la leche y multiplicando esto por las ventas de leche/UPLPE/día durante tres meses.

[68]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

BALANCE DE NITRÓGENO

Para determinar el balance de nitrógeno dentro de las unidades de producción se utilizó la ecuación de Ryan et al. (2011: 1034) balance de N es igual a la diferencia entre la suma de las entradas de N y la suma de las salidas de N. EFICIENCIA DE UTILIZACIÓN DEL NITRÓGENO (EUN %)

El cálculo de estos índices permite analizar la eficiencia individual de las UPLPE indicando la proporción de nutrientes que salen de las unidades de producción con respecto al total de nutrientes que ingresan, no es más que la suma de las salidas de N entre las entradas de N al sistema por 100 (Spears, Kohn, Young, 2003: 4178; Ryan et al., 2011: 1034). ANÁLISIS ESTADÍSTICOS

Toda la información obtenida se analizó mediante estadística descriptiva (Cuadros 1 y 2). En el caso del cuadro 3 de entradas y salidas de N en las 12 UPLPE (promedio por vaca por trimestre en kg N/vaca/trimestre) y el cuadro 4 (Balance general de nitrógeno en las 12 UPLPE kg N/ trimestre por UPLPE) se realizó un análisis de varianza para comparar los resultados obtenidos entre UPLPE con sistema de pastoreo, con las UPLPE con sistema de corte. Se empleó el software Minitab® 16.1.0.

Producción y características de la leche en las UPLPE El cuadro 1 muestra las características de las unidades de producción de leche en pequeña escala (UPLPE) que realizan el uso de sus praderas mediante pastoreo y el cuadro 2 muestra las características de las UPLPE que utilizan el corte y acarreo de las praderas. Se presenta el tamaño del hato productor de leche, los rendimientos, y los resultados del análisis de composición química de la leche y el contenido de nitrógeno ureico en leche para cada una de las UPLPE participantes. La alimentación durante la época de muestreo fue con base en el uso de praderas, ya sea en pastoreo o praderas de corte, suplementadas con concentrado comercial. Adicionalmente incorporan grano de maíz molido, [69]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

rastrojo de maíz, salvado de maíz (llamado masilla, un subproducto de la elaboración de jarabe de fructuosa), ensilado de maíz y heno de alfalfa, según la estrategia de alimentación empleada. Los datos obtenidos en los cuadros 1 y 2 son similares, en rendimientos de leche, a lo reportado por Arriaga-Jordán et al. (2002: 383), Alfonso-Ávila et al. (2012: 642), y López-González et al. (2016: 287), en cambio, difiere de FadulPacheco et al. (2013: 888) quienes encontraron una producción menor con un promedio de 13. kg de leche/vaca por día. Las 12 UPLPE estudiadas muestran resultados heterogéneos; el número de animales varía entre 6 a 22 vacas y sus reemplazos, con un promedio de 11 vacas por UPLPE y una producción de leche promedio de 15 kg por vaca por día en dos ordeños (mañana y tarde), con un contenido de proteína entre 30.3 y 34.7 g/kg (Cuadros 1 y 2). Cuadro 1. Características del hato y composición de la leche en las UPLPE con praderas en pastoreo UPLPE Praderas en Pastoreo UPLPE

1

2

3

4

5

6

MAX

MIN

MEDIA

EEM

Número de vacas

11.0

22.0

8.0

9.0

6.0

15.0

22

6

11.8

2.4

12.7

16.0

18.0

20.1

16.7

12.3

20.1

12.3

16.1

1.4

32.3

33.1

32.2

33.4

32.4

31.7

33.4

31.7

32.3

0.2

35.7

41.2

38.1

34.0

37.4

33.7

41.2

33.7

36.5

1.1

Producción de leche (kg/vaca/día) Composición de leche Proteína g/kg Grasa g/kg

1.03

1.03

1.03

1.03

1.03

1.03

-

-

-

-

Lactosa (g/kg)

47.1

47.9

47.1

48.5

47.3

46.0

48.5

46.0

47.3

0.0

NUL mg/dL

7.2

10.4

18.5

14.0

11.4

18.9

18.9

7.17

13.4

1.9

Densidad g/cm

3

MAX= valor máximo MIN=Valor mínimo EEM= error estándar de la media NUL= Nitrógeno ureico en leche

[70]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Cuadro 2. Características del hato y composición de la leche en las UPLPE en praderas de corte UPLPE Praderas en corte UPLPE

1

2

3

4

5

6

MAX

MIN

MEDIA

EEM

13.0

17.0

9.0

7.0

10.0

14.0

17.0

7.0

11.6

1.5

14.9

10.3

8.5

18.2

17.1

12.1

18.2

8.5

13.5

1.6

Proteína g/kg

32.4

32.7

30.3

34.3

33.1

33.1

34.3

30.3

32.6

0.5

Grasa g/kg

32.0

41.7

33.7

36.0

33.9

41.6

41.7

32.0

36.4

1.7

Densidad g/cm3

1.03

1.03

1.03

1.03

1.03

1.03

-

-

-

-

Lactosa (g/kg)

47.1

47.4

49.1

49.9

48.2

47.9

49.9

47.1

48.2

2.7

NUL mg/dL

11.6

15.6

12.0

11.8

15.2

16.3

16.3

11.6

13.7

0.8

Número de vacas Producción de leche Kg/vaca/día Composición de leche

MAX= valor máximo MIN=Valor mínimo EEM= error estándar de la media NUL= Nitrógeno ureico en Leche

ENTRADAS Y SALIDAS DE NITRÓGENO

Las principales fuentes de entrada de N en las UPLPE en el trimestre evaluado fueron fertilizantes y alimentos, correspondiendo con lo planteado por O’Connell, Humphreys, Watson, (2004: 16) y Ryan et al. (2011: 1037). El mayor ingreso de N fue por la compra de fertilizantes (Cuadro 3) representando el 80.13 % de las entradas totales, con una media general de 67.25 ± 48.48 kg de N por vaca por trimestre. Las UPLPE con sistema de alimentación praderas en pastoreo presentan una media 84.73 ± 65.50 kg de N por vaca por trimestre, en cambio las UPLPE con sistema de alimentación praderas de corte tienen una media de 49.78 ±16.18 kg de N/vaca, lo que indica una mayor eficiencia en el uso de fertilizante de forma numérica, aunque estadísticamente no existen diferencias (P>0.05) entre a las UPLPE con pastoreo y las que cortan pradera. La fertilización de las praderas de corte se basa fundamentalmente en la aplicación de estiércol de la propia unidad de producción. Las entradas por compra de alimentos presentaron una media general de 16.67 ± 6.47 kg de N por vaca por trimestre, donde las UPLPE con sistema de [71]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

alimentación por praderas de corte tienen una media de 19.44 ± 7.47 kg de N por vaca por trimestre, mientras que las de pastoreo tienen una mejor eficiencia de utilización del N en cuanto a alimentos comprados, con una media de 13.91 ± 4.25. En general, la alimentación representa el 19.87 % de las entradas, correspondiendo con lo planteado por Ryan et al. (2011: 1036) y difiriendo a los resultados encontrados por Hristov, Hazen, Ellsworth (2006: 3706) quienes reportan un 90 % de entradas de N por concepto de alimentación. Cuadro 3. Entradas y salidas de N en las 12 UPLPE promedio por vaca por trimestre (kg de N/vaca/trimestre) Entradas ULPEP

Fertilizantes

Salidas

Alimentos

Entradas totales

Venta de leche

Pastoreo

Corte

Pastoreo

Corte

Pastoreo

Corte

Pastoreo

Corte

1

195.0

64.7

8.4

9.1

203.4

73.8

4.4

6.3

2

77.4

24.9

15.9

13.9

93.3

38.8

5.7

4.1

3

21.7

44.3

17.5

16.4

39.2

60.7

5.0

2.8

4

117.2

70.3

13.3

28.7

130.5

98.9

7.4

7.0

5

26.8

48.6

18.8

23.9

45.6

72.5

5.6

4.8

6

70.1

45.9

9.5

24.7

79.7

70.6

3.7

5.1

MAX

195.0

70.3

18.8

28.7

203.4

98.9

7.4

7.0

MIN

21.7

24.9

8.4

9.1

39.3

38.8

3.7

2.8

Media

84.7

49.8

13.9

19.4

98.6

69.2

5.3

5.0

EEM

19.2

2.5

18.5

0.6

P

ns

ns

ns

ns

MAX= valor máximo MIN=Valor mínimo EEM= error estándar de la media (P<0.05) ns= No significativo Literales diferentes en la misma columna indican diferencias significativas (P<0.05).

En el periodo evaluado, el 100 % de las salidas de N correspondió a la leche vendida, a diferencia de otras investigaciones donde se reportan salidas por venta de estiércol, alimentos y animales. Por esta razón, Hristov, Hazen, Ellsworth, (2006: 3707) encontraron que la producción de leche representó el 54 % de las salidas de N, lo que se debe a que en países como Holanda existen directivas [72]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

que restringen la utilización de estiércol, lo que obliga a los productores a venderlo (Aarts, Habekott´e, Keulen, 2000: 232; Humphreys, O’Connell, Casey, 2008: 467). Otra salida que se considera importante es la venta de animales por concepto de desechos o reemplazos (Ryan et al., 2011: 1013). Jiménez-Castro y Elizondo-Salazar, (2014: 155) reportan resultados del 7 % de salidas por venta de animales y un 93 % por leche vendida, resultados más cercanos a los encontrados en este estudio. Las salidas de N en leche vendida van de 2.8 a 7.4 kg de N por vaca por trimestre, con una media de 5.15 ± 1.38, sin diferencias significativas entre pastoreo y corte. Estos valores son diferentes a los resultados de Ryan et al. (2011: 1037) quienes evaluaron sistemas basados en pastoreo en Irlanda con diferentes genotipos y estrategias de alimentación, valores que variaron entre un mínimo de 35.2 a un máximo de 42.3 kg N/vaca/año; que representan más del doble de lo obtenido en el trabajo aquí reportado, proyectando los resultados a un año. Ryan et al. (2011: 1033) estudiaron nueve sistemas de producción basados en pastoreo, comparando tres genotipos de vacas Holstein Friesian, con rendimientos promedio entre 20.5 y 25.3 kg leche/vaca/día, con un contenido de proteína de 35.1 a 37.4 g/kg; superior a los 15 kg de leche/vaca/día con un contenido de proteína entre 30.3 y 34.7 g/kg de los resultados aquí reportados. BALANCE DE NITRÓGENO

El balance general de N muestra que los resultados son positivos para las 12 UPLPE, solo el 6.1 % de las entradas se encuentran como salidas. Estos resultados están muy por debajo del 14 % reportado en 1980 por Aarts, Habekotté, Keulen, (2000: 231) como promedio, indicando que se tiene un desbalance de N lo que se traduce en una insuficiente gestión de nutrientes dentro de las UPLPE, lo cual puede representar un riesgo para el ambiente por pérdidas en suelo (desnitrificación) , agua (lixiviación) y aire (volatización) (O’Connell, Humphreys, Casey, 2008: 467; Mihailescu et al., 2014: 844; Chakwizira, Ruiter, Maley, 2015: 260).

[73]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

La EUN en todos los casos fue baja, con una media general de 7.4 %; lo que indica que el 92.6% del N que entra a las UPLE permanece dentro de éstas. En contraste, Treacy et al. (2008: 110) reportan una EUN entre 18 y el 20 %. En esta investigación se encuentran puntos críticos, como el uso de fertilizantes nitrogenados sintéticos, que representa el 80.6 % de las entradas, lo que puede estar dado por la baja fertilidad de los suelos (Treacy et al., 2008: 112), siendo un punto a tener en cuenta para futuras investigaciones. Un área de oportunidad es la identificación de factores que permiten mayor eficiencia en la utilización del nitrógeno a las UPLPE 3 y 5 bajo praderas de corte, con una eficiencia media de 12.3 a 12.8 %, y la UPLPE 2 en pastoreo con una EUN del 10.6 % al representar estas tres UPLPE las de mejor eficiencia. Cuadro 4. Balance general de nitrógeno en las 12 UPLPE kg/ trimestre Entradas ULPEP

Fertilizantes

Salidas Alimentos

Balance

EUN %

Leche

Pastoreo

Corte

Pastoreo

Corte

Pastoreo

Corte

Pastoreo

Corte

Pastoreo

Corte

1

1950.0

841.0

84.4

118.8

44.05

81.5

1990.4

878.25

2.2

8.5

2

1704.0

423.0

349.1

236.0

124.51

69.9

1928.6

589.09

6.1

10.6

3

174.0

399.0

140.1

147.2

40.12

25.6

273.9

520.55

12.8

4.7

4

1055.0

492.0

119.8

200.7

66.59

49.2

1108.2

643.47

5.7

7.1

5

161.0

486.0

112.9

239.0

33.75

48.2

240.1

676.34

12.3

6.7

6

912.0

642.0

123.8

346.4

47.7

71.6

988.1

916.81

4.6

7.2

MAX

1950.0

841.0

349.1

346.4

124.51

81.5

1990.2

916.81

12.8

10.6

MINI

161.0

399.0

84.4

118.8

33.75

25.6

240.1

520.55

2.2

4.7

Media

992.7

547.2

155.0

214.6

59.45

57.7

1088.2

704.08

7.3

7.5

EEM

221.1

36.3

11.4

229.08

0.01

P

ns

ns

ns

Ns

Ns

EUN= Eficiencia de utilización del nitrógeno MAX= valor máximo MIN=Valor mínimo EEM= error estándar de la media ns= No significativo (P>0.05).

[74]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Conclusiones La UPLPE bajo sistema de manejo de praderas en pastoreo y praderas en corte, evaluadas en el primer trimestre de la temporada de lluvia (mayo a julio) del 2016, no muestran deferencias significativas (P >0.05) para ninguna de las variables evaluadas. Un factor que afecta los resultados obtenidos fue la época del año que coincide con la época de siembra en la zona de estudio, lo que aumenta la adquisición y utilización de fertilizantes. En el trimestre analizado no se encontraron salidas por venta o muerte de animales o por venta de estiércol como en otras investigaciones. El balance de nitrógeno es un indicador de la eficiencia de utilización de N en UPLPE permitiendo identificar puntos críticos y de oportunidades dentro de los sistemas. El indicador que afecta la eficiencia de utilización del nitrógeno fue la compra de fertilizantes químicos nitrogenados. Las acciones a tomar deben de ir encaminadas a:  Reducir la utilización de fertilizantes  Exportar fertilizantes orgánicos  Aprovechar los recursos disponibles en la UPLPE para producir la mayor

cantidad de los alimentos requeridos por sus hatos  Disminuir los costos de compra de insumos externos.

Literatura citada Aarts H, Habekotté B, Keulen H, 2000. Nitrogen (N) management in the ‘De Marke’ dairy farming system, Nutrient Cycling in Agroecosystems, 56, 231–240. Alfonso-Ávila A R, Wattiaux, M A, Espinoza-Ortega A, Sánchez-Vera E, ArriagaJordán C M, 2012. Local feeding strategies and milk composition in smallscale dairy production systems during the rainy season in the highlands of Mexico, Tropical Animal Health and Production, 44, 637–644. [75]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Arriaga-Jordán C M, Albarra-Portillo B, García-Martínez A, Castelán-Ortega O A, 2002. On-Farm Comparison Of Feeding Strategies Based On Forages For Small-Scale Dairy Production Systems In The Highlands Of Central Mexico, Experimental Agriculture, 38, 375-388. Cameron J P, Gourley A F, Warwick J, Dougherty B, David M, Weaver C D, Sharon R, Aarons A, Ivor M, Awty A, Donna M, Gibson A, Murray C, Hannah, A, Andrew P, Smith A, KenI, Peverill, 2012. Farm-scale nitrogen, phosphorus, potassium and sulfur balances and use efficiencies on Australian dairy farms, Animal Production Science, 929-944. Celis-Álvarez M D, López-González F, Martínez-García C G, Estrada-Flores J G, Arriaga-Jordán C M, 2016. Oat and ryegrass silage for small-scale dairy systems in the highlands of central Mexico, Tropical Animal Health and Production, 48, 1129-134. Chakwizira E, Ruiter J M, Maley S, 2015. Effects of nitrogen fertiliser application rate on nitrogen partitioning, nitrogen use efficiency and nutritive value of forage kale, Journal of Agricultural Research, 58, 259–270. Chaney A L, Marbach E P, 1962. Modified reagents for determination of urea and ammonia, Clinical Chemistry, 8, 130-32. Del Prado A, Brown L, Schulte R, Ryan M, Scholefield D, 2006. Principles of development of a mass balance N cycle model for temperate grasslands: an Irish case study, Nutrient Cycling in Agroecosystems, 74, 115-131. Fadul-Pacheco L, Wattiaux M A, Espinoza-Ortega A, Sánchez-Vera E, ArriagaJordán C M, 2013. Evaluation of sustainability of smallholder dairy production systems in the highlands of Mexico during the rainy season, Agroecology and Sustainable Food Systems, 37, 882-901. Fangueiro D, Pereira J, Coutinho J, Moreira N, Trindade H, 2008. NPK farm-gate nutrient balances in dairy farms from Northwest Portugal, European Journal of Agronomy, 28, 625-634. Hristov A W, Hazen J, Ellsworth, 2006. Efficiency of use of imported nitrogen, phosphorous, and potassium and potential for reducing phosphorous imports on Idaho dairy farms, Journal of Dairy Science, 89, 3702-3712.

[76]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Hemme T, IFCN (Dairy Team and IFCN Researchers), 2007. Mexico – Milk Production Systems and the Dairy Sector. IFCN Dairy Report 2007, International Farm Comparison Network, IFCN Dairy Research Center, Kiel, Germany. Humphreys J, O’Connell K, Casey I A, 2008. Nitrogen flows and balances in four grassland-based systems of dairy production on a clay-loam soil in a moist temperate climate, Grass and Forage Science, 63, 467-480. INEGI, 2009. Prontuario de información geográfica municipal de los Estados Unidos Mexicanos Aculco, México Clave Geoestadística 15003. Disponible en: file:///C:/Users/HP7620/Downloads/INEGI%202009%20Aculco%2015003.pdf, (Consultado en agosto del 2016). Jiménez-Castro J P, Elizondo-Salazar J A, 2014. Balance de Nitrógeno en Fincas Para la Producción de Leche en Costa Rica, Agronomía Mesoamericana, 25, 151-160. López-González F, Rosas-Davila M, Dominguez-Vara I A, Arriaga-Jordán C M, 2016. Evaluación Comparativa de Festulolium con dos Variedades de Lolium Perenne L. en Praderas del Altiplano Central de México, en Innovación Sostenible en Pastos: hacia una Agricultura de Respuesta al Cambio Climático, pp. 285-295. Mihailescu E, Murphy P N C, Ryan W, Casey I A, Humphreys J, 2014. Nitrogen balance and use efficiency on twenty-one intensive grass-based dairy farms in the South of Ireland, Journal of Agricultural Science, 152, 843– 859 Norma Oficial Mexicana NOM-155-SCFI-2003, Leche, fórmula láctea y producto lácteo combinado-denominaciones, especificaciones fisicoquímicas, información comercial y métodos de prueba. Disponible en: http://www.dof.gob.mx/normasOficiales/4692/seeco/seeco.htm, (Consultado en agosto del 2016). O’Connell K, Humphreys J, Watson, C, 2004. Quantification of nitrogen sources for grassland, Proceedings of the Fertilizer Association of Ireland, 40, 1529. Ryan W, Hennessy D, Murphy J T, Boland L, Shalloo, 2011. A model of nitrogen efficiency in contrasting grass-based dairy systems, Journal of Dairy Science, 94, 1032-1044. [77]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Spears R A, Kohn R A, Young A J, 2003. Whole-Farm Nitrogen Balance on Western Dairy Farms, Journal of Dairy Science, 86, 4178-4186 Treacy M, Humphreys J, Mc Namara K, Browne R, Watson C J, 2008. Farm-gate nitrogen balances on intensive dairy farms in the south west of Ireland, Journal of Agricultural and Food Research, 47, 105-110. Velarde-Guillén J, Estrada-Flores J G, Rayas-Amor A A, Vicente F, Martínez-Fernández A, Heredia-Nava D, Arriaga-Jordán C M, 2016. Grano de Maíz Molido como Suplemento para Vacas Lecheras en Pastoreo o Bajo Siega de Praderas en Sistemas de Producción de Leche A Pequeña Escala en México, en Innovación Sostenible en Pastos: hacia una Agricultura de Respuesta al Cambio Climático, 55ª Reunión Científica de la Sociedad Española para el Estudio de los Pastos, Lugo- A Coruña, pp 247-252. World Bank, 2007. World development report 2008, Agriculture for Development. The World Bank, Washington D.C., Estados Unidos de América.

[78]


Diagnóstico de la calidad de los ensilados de maíz en los Altos de Jalisco Víctor Manuel Gómez-Rodríguez1, Darwin Heredia-Nava1, Humberto Ramírez-Vega1, Anastacio García-Martínez2, José de Jesús Olmos-Colmenero1,3

Introducción La región de los Altos de Jalisco se caracteriza por su eminente vocación lechera; su producción representa el 63 % de la producción estatal así como el 12 % de la producción nacional (SIAP, 2015). En la región, la gran mayoría de explotaciones lecheras son de pequeña escala y se caracterizan por su semitecnificación y por utilizar mano de obra predominantemente familiar, lo cual disminuye los costos de producción (Cervantes, Cesín, 2008: 72). Estos sistemas de producción representan un factor importante en el desarrollo socioeconómico de la misma al generar fuentes de empleo, arraigo a la región y costumbres así como reducir la pobreza y migración de la población (Cesín et al., 2007: 61); asimismo, generan a nivel nacional aproximadamente el 37 % de la producción de leche en el país (IFCN, 2007). La alimentación de los animales en la mayoría de los establos de la región, tanto del sistema familiar como especializado emplean el maíz como principal fuente de forraje, ya sea ensilado o rastrojo y concentrados, lo que indica la gran importancia de este forraje para la producción de leche en la región (Wattiaux, Blazek, Olmos, 2012: 45). El ensilado de maíz es una excelente fuente de nutrientes para el ganado lechero debido a su alto contenido de energía, la alta disponibilidad de sus nutrientes en comparación con otros forrajes y por su alta producción de biomasa (NRC, 2001); su cosecha es relativamente fácil y rápida, ______________________ 1

Centro Universitario de los Altos, Universidad de Guadalajara (UDG).

2

Centro Universitario Temascaltepec, Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

Centro Universitario de los Altos, Universidad de Guadalajara (UDG) Autor de correspondencia: jolmos@cualtos.udg.mx

3


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

se puede almacenar directamente al momento de la cosecha, permite una buena fermentación durante el ensilaje, su almacenamiento tiene un costo relativamente bajo con relación a la calidad del mismo, además de que es un forraje muy aceptado por su palatabilidad para el ganado (Schroeder, 2013). Diversos factores tienen una fuerte influencia en el rendimiento y calidad del forraje, entre los que podemos mencionar el tipo de híbrido seleccionado (Roth et al., 2014), así como la madurez y contenido de materia seca (Lewis, Cox, Cherney, 2004: 267; Bal, 2006: 331; Khan et al., 2015: 238). Además de los factores antes mencionados, también es importante considerar el tamaño de partícula y la densidad de compactación del ensilaje para reducir la entrada de aire al mismo durante su almacenamiento y así minimizar las pérdidas involuntarias de materia seca. Estos factores están estrechamente relacionados entre sí, pues a mayor tamaño de partícula del forraje, la compactación del silo es menor y viceversa; generalmente se considera que con un menor tamaño de partícula se logra mayor densidad en el ensilado, la cual está estrechamente ligada con la pérdida de materia seca (Craig y Roth, 2005). Es por lo antes mencionado, y a pesar de la alta producción y consumo de ensilados de maíz en la región, existe muy poca información respecto a la situación actual de este forraje tan importante en la industria lechera de la región, por lo que el objetivo del presente trabajo fue elaborar un diagnóstico de la calidad nutricional, tamaño de partícula y densidad de compactación de los ensilados en los establos lecheros de la región de los Altos de Jalisco.

Materiales y métodos El trabajo se efectuó en seis localidades de la región de los Altos de Jalisco con el apoyo de 35 establos afiliados a la Unión de Cooperativas de Consumo Alteñas (UCCA) en el año 2012. Para determinar la densidad de compactación, las muestras se recolectaron de la cara del silo sin considerar 0.5 metros de material de la superficie y 0.5 m del piso del mismo; el eje vertical de la parte central se dividió en tres tercios y de la parte media de cada tercio se tomaron dos muestras en línea horizontal y dos muestras a cada costado de la cara del silo con un taladro equipado con una broca tipo sacabocado de 2 pulgadas de diámetro interno, conocido como Master Forage Probe (Dairy One Cooperative Inc., USA). También [80]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

se recolectó una muestra de cada tercio del eje vertical del silo de manera manual de aproximadamente 1 kg para determinar el pH, tamaño de partícula y calidad nutricional. El pH se determinó según Playne y McDonald (1966: 264); el tamaño de partícula del ensilado se determinó con las cribas conocidas como caja Penn State (Nasco, USA), con las cribas de 19.0 mm, 8.0 mm y de 1.18 mm. Para determinar los parámetros de la calidad nutricional, las muestras se secaron en una estufa de aire forzado a 60 oC por 48 horas (MS). Posteriormente se molieron en un molino rotativo de impacto Retsch SR300 (Retsch GmbH, Haan, Alemania) con malla de 1 mm. La proteína cruda (PC) se determinó por el método de Dumas automatizado con el Leco FP-528 (Leco Instruments, Inc., USA) y el valor del nitrógeno total se multiplicó por el factor 6.25. Las determinaciones de fibra detergente neutro (FDN), fibra detergente ácido (FDA) y lignina (LG) (Van Soest et al., 1991: 3583), se realizaron en un analizador de fibra Ankom (Ankom Technology Corp., USA). Para determinar la FDN se utilizó α-amilasa termoestable y sulfito de sodio (Na2SO3) para eliminar el almidón y el nitrógeno de las muestras, respectivamente. Los datos obtenidos se utilizaron para el análisis de varianza con el modelo general lineal (GLM) del programa SAS (V9.0).

Resultados y discusión DENSIDAD DE COMPACTACIÓN

El análisis de varianza mostró que no existen diferencias significativas (Pr < 0.05) con relación a la densidad de compactación entre las muestras así como entre las diferentes localidades. Estos resultados se muestran en el cuadro 1, donde el promedio de la región fue de 109 Kg MS/m3 y un rango de 73 a 131 Kg MS/m3. Para evitar pérdidas de MS debido a la oxidación del material almacenado, se debe compactar a una densidad de compactación de 240 Kg MS/m3 como mínimo (Holmes y Muck, 2004), pues estas pérdidas se pueden reducir del 20 al 10 % cuando aumenta la densidad de compactación del ensilado de 160 a 352 kg MS/m3 (Ruppel, 1992). Los resultados aquí reportados se encuentran muy por debajo de lo considerado como óptimo así como en comparación con otros reportes; Muck y Holmes (2000: 613) determinaron la densidad de compactación en 81 silos de maíz y encontraron valores de 125 a 378 Kg MS/m3 con un promedio [81]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

de 232 Kg MS/m3; mientras que D’Amours y Savoie (2005: 2.21) reportaron una densidad de compactación de 115 a 361 Kg MS/m3 y un promedio de 234 Kg MS/m3 en seis silos de maíz comerciales. Cuadro 1. Calidad nutritiva, pH y densidad de compactación de los ensilados de la región Variable

Promedio

Desv. est

Mínimo

Máximo

MS *

289

48

186

417

PC *

85

14

62

115

FDN *

562

42

471

653

FDA *

349

27

301

409

LG *

53

10

39

90

pH

4.02

0.24

3.7

4.7

Densidad de compactación**

109

13

73

130

Fuente: Elaboración propia. *g Kg-1 de MS; ** Kg MS/m3.

TAMAÑO DE PARTÍCULA

No se observaron diferencias significativas (Pr < 0.05) en el tamaño de partícula entre las muestras así como entre las diferentes localidades. Los resultados se observan en el cuadro 2, en el cual se incluyen los promedios, la desviación estándar, máximos y mínimos encontrados en cada criba. En la criba >19.0 mm se presentaron 29 valores superiores a lo recomendado, que es de un 3-8 % (Heinrichs, Kononoff, 2002: 1). La criba de 8.0 mm tuvo 10 valores inferiores al recomendado que es de 45-65 % (Heinrichs, Kononoff, 2002: 1). La criba de 1.18 mm, presentó 22 valores inferiores al recomendado que es de 30-40 % (Heinrichs, Kononoff, 2002: 1). Finalmente, sólo uno de los establos presentó un valor mayor al recomendado de <5 % en la charola del fondo (Heinrichs, Kononoff, 2002: 1). Los porcentajes de retención en las cribas aseguran una cantidad suficiente de fibra en la ración del ganado por lo que la mayor cantidad de partículas deben de permanecer en las cribas intermedias, lo cual facilita una adecuada compactación y fermentación del ensilado (Heinrichs, 2013: 1). Esta variabilidad de tamaños de [82]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

partícula en los ensilados de la región impacta en diversos aspectos de la calidad de los ensilados como es: 1) la compactación del ensilado ya que esta depende del tamaño de partícula del forraje; 2) la selección de partículas pequeñas en comparación de las partículas grandes en las raciones suministradas al ganado (Kmicikewycz, Heinrichs, 2015: 373); 3) funcionamiento ruminal y por lo ende, la reducción de acidósis ruminal subaguda (Tafaj et al., 2007: 137), por mencionar algunos. Cuadro 2. Promedio de los porcentajes de retención en el separador de partículas de Penn State Promedio (%)

Desv. est

Min.

Max.

Criba 1 (19.0 mm)

20.6

13.1

0.9

51.3

Criba 2 (8.0 mm)

51.8

12.2

32.3

76.0

Criba 3 (1.18 mm)

26.7

9.8

9.2

54.0

Fondo (<1.8 mm)

1.1

1.2

0.1

5.1

Fuente: Elaboración propia.

POTENCIAL DE HIDRÓGENO (PH)

Los valores de pH mostraron diferencias significativas (Pr<0.05) solamente entre localidades de la región. El promedio encontrado en los ensilados de la región (Cuadro 2) se considera como indicador de una buena calidad de los mismos, aunque algunos de los establos mostraron valores por encima de 4.2, lo que indica una deficiente fermentación así como el posible crecimiento de microorganismos que afecten aún más el ensilado (Cherney, Cherney, 2003: 141). En Acatic, un ensilado se analizó a lo largo del año y tuvo un promedio de 3.7 de pH, lo cual es menor al aquí reportado (Reyes et al., 2006: 813). La importancia del pH en los ensilados radica en que conforme las bacterias ácido-lácticas inician la fermentación del mismo, el pH tiende a bajar con lo cual inhibe el crecimiento bacteriano y asegura la conservación del forraje (Muck, 2010: 183). CALIDAD NUTRICIONAL DE LOS ENSILADOS

[83]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Los resultados mostraron diferencias significativas en algunas características nutricionales como son PC, FDN y LIG, mientras que en el caso de MS y FDA no mostraron diferencias significativas. En el cuadro 2 se muestran los promedios, desviación estándar y rangos observados en las distintas variables. El contenido de MS en los ensilados de la región no mostraron diferencias significativas (Pr<0.05) entre muestras ni entre las diferentes localidades de la región; sin embargo, se observó que más del 60 % de los ensilados tuvieron una MS menor al 30 %, es decir, ensilados inmaduros como los cataloga el NCR (2001). En otros trabajos respecto a la MS de ensilados, Reyes et al. (2006: 813) reportaron un 23.5 % de MS en un ensilado analizado a lo largo del año en el municipio de Acatic; no obstante, en el Altiplano del país han reportado contenidos del 30 al 34 % de MS (Anaya et al., 2009: 607; Albarrán et al., 2012: 317; Alfonso et al., 2012: 637). El porcentaje de madurez de la planta recomendado para cosechar el maíz para ensilaje, varía de 30 a 35 % para maximizar la calidad nutritiva del ensilado; no obstante, en la región se observó que más del 60 % de los establos tuvieron una MS por debajo de 30 %, lo cual disminuye el potencial nutritivo del forraje. En el contenido de PC se observaron diferencias significativas (Pr<0.05) solamente entre las localidades. Los resultados obtenidos mostraron que más de la mitad de los establos se encuentran por debajo de lo que reporta el NCR (2001), donde mencionan que el ensilado de maíz posee de 85 a 97 g de PC Kg-1 de MS. Asimismo, otros trabajos han reportado promedios mayores al aquí señalado; Reyes et al. (2006: 813) reportaron un promedio de 104 g Kg-1 de MS en un ensilado del municipio de Acatic a través de varios meses del año, mientras que Rodríguez et al. (2013: 1) reportaron un promedio de 102 g Kg-1 de MS en tres ensilados de diferentes establos en el municipio de Tecomán, Colima. Esta variación en el contenido de PC en los ensilados de la región se puede entender por las diferencias existentes principalmente al genotipo, la etapa de madurez durante la cosecha y las diversas condiciones ambientales (temperatura y precipitación pluvial) dentro de la región. Respecto al contenido de FDN se observaron diferencias significativas (Pr<0.05) entre las muestras así como entre las localidades; mientras que en el caso de FDA no mostraron diferencias significativas (Pr<0.05) entre las muestras ni entre localidades, lo cual indica valores muy similares para los diferentes [84]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

establos de la región. El promedio de FDN (562 g Kg-1 de MS) en la región es similar a otros ensilados reportados en el Altiplano mexicano, con valores de 589 a 597 g Kg-1 de MS, en tanto que un menor contenido se reportó para el ensilado analizado a través del año, en el municipio de Acatic, con un promedio de 648 g Kg-1 de MS Reyes et al. (2006: 813). En el caso de FDA (349 g Kg-1 de MS) contrasta con los valores reportados tanto en el Altiplano como en Acatic, con 255 y 467 g Kg-1 de MS en el Altiplano (Anaya et al., 2009: 607; Albarrán et al., 2012: 317) y en el municipio de Acatic, un promedio de 451 g Kg-1 de MS (Reyes et al., 2006: 813). El contenido de LIG mostró diferencias significativas (Pr<0.05) solamente entre las localidades en los ensilados de la región; el contenido de LIG reportado (53 g Kg-1 de MS) es similar al reportado en dos establos del municipio de Tecomán, Colima con valores de 54.6 y 51.9 g Kg-1 de MS (Rodríguez et al., 2013: 1), pero el contenido promedio en la región es menor a lo reportado en el Altiplano del país en donde se encontraron valores de 59 a 61 g Kg-1 de MS (Anaya et al., 2009: 607; Hernández et al., 2011: 947). Los resultados reportados en este trabajo muestran altos contenidos de fibras, lo que indica que se cosecha el maíz con poca madurez de la planta, como lo corrobora la gran cantidad de establos con valores menores al 30 % de MS (22 de 35 establos).

Conclusiones En la región de los Altos de Jalisco la mayoría de los establos utilizan el ensilado de maíz como la principal fuente de forraje para la alimentación del ganado. Los resultados obtenidos en este trabajo indican que los forrajes empleados en dichos sistemas de producción deben ser optimizados de tal manera que puedan ofrecer un forraje de calidad y así aumentar la viabilidad económica de dichos sistemas. Algunas de las variables analizadas apuntan a que existen muchas áreas de oportunidad para mejorar la forma en cómo se produce el ensilado en la región; se requiere mejorar las actividades no solamente en el manejo agronómico del maíz sino también aquellas que tienen que ver con la selección del genotipo, la madurez de la planta al cosecharla, el tamaño de partícula a la cual se pica el maíz, la densidad de compactación, el sellado del silo, entre otras. Esto favorecerá la obtención de forrajes de calidad, lo cual redundará en la sustentabilidad de los sistemas de producción de la región. [85]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Literatura citada Albarrán, B., García A., Espinoza, A., Espinosa, E., Arriaga C. M., 2012. Maize silage in the dry season for grazing dairy cows in small-scale production systems in Mexico's highlands. Indian J. Anim. Res. 46: 317-324. Alfonso Ávila, A.R., Wattiaux, M.A., Espinoza Ortega, A., Sánchez Vera, E., Arriaga Jordán, C.M., 2012. Local feeding strategies and milk composition in small-scale dairy production systems during the rainy season in the highlands of Mexico. Trop. Anim. Health Prod. 44: 637-644. Anaya Ortega J.P., Garduño Castro, G., Espinoza Ortega, A., Rojo Rubio R., Arriaga Jordan C.M., 2009. Silage from maize (Zea mays), annual ryegrass (Lolium multiflorum) or their mixture in the dry season feeding of grazing dairy cows in small-scale dairy production systems in the Highlands of Mexico. Trop. Anim. Health Prod. 41: 607-616. Bal M. A., 2006. Effects of hybrid type, stage of maturity, and fermentation length on whole plant corn silage quality. Turkish J. Vet. Anim. Sci. 30: 331-336. Cervantes Escoto, F., Cesín Vargas A., 2007. La pequeña lechería rural o urbana en México y su papel en el amortiguamiento de la pobreza. Rev. Unell. Cienc. Tec. 25: 72-85. Cesín Vargas A., Aliphat-Fernández, M., Ramírez-Valverde, B., Herrera-Haro J.G., Martínez-Cabrera D., 2007. Ganadería lechera familiar y producción de queso. Estudio en tres comunidades del municipio de Tetlatlahuca en el estado de Tlaxcala, México. Tec. Pecu. Mex. 45: 61-67. Cherney, J.H., Cherney, D.J.R., 2003. Assesing silage quality, en Silage science and technology, USA, ASA, CSSA, SSSA, pp. 141-198. Craig, P.H., Roth G., 2005. Bunker silo density study. Summary report 2004-2005. Penn State University. En: http://www1.foragebeef.ca/$Foragebeef/frgebeef.nsf/all/frg68/$FILE/silagebunkersilostudy.pdf, (Consultada en febrero 2016). D'Amours L., Savoie, P., 2005. Density profile of corn silage in bunker silos. Can. Biosyst. Eng. 47: 2.21-2.28. Heinrichs, J., 2013. Penn State particle separator. DSE 2013-186. Penn State Extension Service.

[86]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Heinrichs, A.J., Kononoff, P.J., 2002. Evaluating particle size of forages and TMRs using the new Penn State forage particle separator. Tech. Bull. DAS 9620. Pennsylvania State Univ., College Agric. Sci., Cooperative Ext., University Park, PA. En: http://people.vetmed.wsu.edu/jmgay/courses/documents/DAS02421.pdf, (Consultada en mayo 2016). Hernandez Ortega, M., Heredia Nava, D., Espinoza Ortega, A., Sanchez Vera, E., Arriaga Jordan, C.M., 2011. Effect of silage from ryegrass intercropped with Winter or common vetch for grazing dairy cows in small-scale dairy systems in Mexico. Trop. Anim. Health Prod. 43: 947-954. Holmes B.J., Muck, R.E., 2004. Managing and designing bunker and trench silos. Agricultural Engineers Digest AED-43. 2nd Edition MidWest Plan Service. Ames, IA. IFCN, 2007. Dairy Report 2007. En: http://www.ifcnnetwork.org/extern/downloads/pdf/DR07-web.pdf, (Consultada en junio de 2016). Khan, N.A., Yu, P., Ali, M., Cone, J.W., Hendriks, W.H., 2015. Nutritive value of maize silage in relation to dairy cow performance and milk quality. J. Sci. Food Agric. 95: 238-252. Kmicikewycz, A.D., Heinrichs, A.J., 2015. Effect of corn silage particle size and supplemental hay on rumen pH and feed preference by dairy cows fed highstarch diets. J. Dairy Sci. 98: 373-385. Muck, R.E., 2010. Silage microbiology and its control through additives. R. Bras. Zootec. 39: 183-191. Muck, R.E., Holmes, B.J., 2000. Factors affecting bunker silo densities. Appl. Eng. Agric. 16:613-619. NRC, 2001. Nutrient Requirements of Dairy Cows. 7th rev. ed. National Academy Press. Washington, D. C. 408 p. Playne, M.J., McDonald, P., 1966. The buffering constituents of herbage and of silage. J. Sci. Food Agric. 17: 264-268. Reyes Velázquez W, Jimenez Plascencia, C., Rojo, F., Figueroa Gómez, M., Hernández Góbora, J., Landeros Ramírez, P., López Ileán, Y., Isaías Espinosa, V., Palacios De Lucas, E., Juárez Woo, C., 2006. Evaluación de la calidad nutricional y contaminación por hongos y micotoxinas en el ensilado

[87]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

destinado al consumo animal, en XVII Semana de la Investigación Científica México, CUCBA, pp. 43-55. Rodríguez Ramírez, M.R., González Sotelo, A., Yáñez Muñoz, A., Silva Luna, M., Gómez Escobar C.I., 2013. Composición química de recursos forrajeros para la alimentación de ovinos en Colima, México. INIFAP, CIRPAC. Campo Experimental Tecomán. Folleto técnico No.3 Tecomán, Colima. México. Roth, G.W., Breining, J.A., Shaffer, J.A., Harkcom, W.S., Wells, H.L., 2014. Pennsylvania commercial grain and silage hybrid corn tests report: 2014 results. Cooperative Extension. Penn State University. En: http://extension.psu.edu/plants/crops/grains/corn/hybrid-tests/2014-reports/2014pennsylvania-commercial-grain-and-silage-hybrid-corn-tests-reportpdf, (Consultada en marzo 2016). Ruppel, K.A., 1992. Effect of bunker silo management on hay crop nutrient management. M.S. Thesis, Cornell University, Ithaca, NY. SAS, 2004. SAS/STAT User’s guide. SAS Institute Inc. En: https://support.sas.com/documentation/onlinedoc/91pdf/sasdoc_91/stat_ug_7313.pdf, (Consultada en febrero de 2016). Schroeder, J.W., 2013. Corn silage management. AS-1253. North Dakota State University Extension Service. En: https://www.ag.ndsu.edu/pubs/ansci/dairy/as1253.pdf, (Consultada en enero de 2016). SIAP, 2015. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. SAGARPA, México. En: http://www.siap.gob.mx/, (Consultada en mayo de 2016). Tafaj, M., Zebeli Q., Baes, Ch., Steingass, H., Drochner, W., 2007. A meta-analysis examining effects of particle size of total mixed rations on intake, rumen digestion and milk production in highyielding dairy cows in early lactation. Anim. Feed Sci. Technol. 138: 137-161. Van Soest, P.J., Robertson, J.B., Lewis, B.A., 1991. Methods for dietary fiber, neutral detergent fiber and nonstarch polysacharides in relation to animal nutrition. J. Dairy Sci. 74: 3583-3597.

[88]


Compostaje y vermicompostaje: estrategias de manejo del estiércol equino y bovino en una zona rural del sur del Estado de México Vianey Colín Navarro1, Francisca Avilés Nova1, 2, Ignacio Arturo Domínguez Vara1, Jaime Olivares Pérez1, Sonia López Fernández1, Benito Albarrán Portillo1

Introducción En México se generan alrededor de 312,609 t/año de estiércoles pecuarios que ocasionan un impacto ambiental negativo y aún no han sido considerados como subproductos susceptibles de aprovechamiento (Olivares et al., 2012: 27, Sztern, Pravia, 2001: 13). El estiércol animal contiene valiosos nutrientes para las plantas y compuestos orgánicos que pueden restaurar suelos degradados y asegurar una actividad agrícola sostenible a largo plazo (Diacono, Montemurro, 2010: 402), por lo que el tratamiento adecuado de estos residuos reduce el impacto ambiental evitando las emisiones de gases de efecto invernadero de los vertederos y disminuye la necesidad de utilizar fertilizantes químicos (Pimentel et al., 2005: 573). El compostaje y el vermicompostaje son tecnologías que se utilizan para el tratamiento de los estiércoles pecuarios, las cuales permiten perfeccionar los sistemas de producción agropecuaria obteniendo un impacto positivo ambiental, social y económico, ya que éstas se aplican para transformar y reducir el volumen de estiércol que produce el sector agropecuario (Lazcano, Gómez, Domínguez, 2008: 1013). Durante el proceso de vermicompostaje, los residuos orgánicos se convierten en dos valiosos productos: abono orgánico y biomasa de lombrices (Garg, Gupta, 2006: 391). El abono orgánico de buena calidad es demandado por la agricultura orgánica para mantener el suelo sano y los productos cosechados libres de sustancias toxicas, por lo que el uso de este tipo de abonos es atractivo por su menor costo en producción y aplicación, por lo que resulta más asequible ______________________ 1

Centro Universitario UAEM-Temascaltepec, Universidad Autónoma del Estado de México.

2

Autor de correspondencia franavilesnova@yahoo.com.mx


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

a los productores (García et al., 2010: 108). Además, el uso de los residuos orgánicos ha cobrado importancia porque disminuye la utilización de fertilizantes y agroquímicos, contribuyendo al ahorro en la economía del sector agropecuario (Gayosso et al., 2016: 628). La biomasa de lombrices es otro producto con valor monetario en forma de proteína para la alimentación humana y animal (Lalander, Komakech, Vinneras, 2015: 96). El objetivo del estudio fue evaluar el potencial del compostaje y vermicompostaje como estrategia de manejo de estiércol equino y bovino para la producción de abonos orgánicos en una zona rural del sur del Estado de México.

Materiales y método ORIGEN DEL MATERIAL

Los estiércoles se colectaron en los corrales del rancho del Centro Universitario UAEM-Temascaltepec, localizado en el municipio de San Simón de Guerrero (100°6^27`O y 19°2^8` N ), en el sur del Estado de México. El estiércol equino (Ee) contenía paja de avena (20 %) y el estiércol de bovino (Eb) rastrojo de maíz (10 %). De cada tipo de estiércol se tomó al azar una muestra de 1 kg, la cual fue identificada y colocada en una bolsa de plástico de cierre hermético (Ziplock®, 27 x 28cm), se depositó en una hielera y se trasladó al laboratorio para su análisis. Las características físicas y químicas que presentaron los estiércoles son: Ee pH, 7.6; conductividad eléctrica, 1.1 dS m-1; densidad aparente, 0.3 gr cm-3; materia orgánica, 84.1 %; carbono orgánico, 38.9 %; C:N, 40.6; nitrógeno total, 1.8; P 1680 partes por millón (ppm); K 5,800 ppm y para Eb pH 8.8; conductividad eléctrica 6.5 dS m-1 ; densidad aparente, 0.2 gr cm-3; materia orgánica 76.4 %; carbono orgánico 44.3 %; C:N 36.9; nitrógeno total, 1.2; P 3,600 ppm y K 16,200 ppm. El proceso de compostaje y vermicompostaje se realizó durante los meses de noviembre 2014 a enero 2015. PROCESO DE COMPOSTAJE

De cada tipo de estiércol se pesaron 1,200 kg en una báscula línea industrial (marca: Nuevo León® S.A. de C.V) y se formaron 6 pilas cónicas de 100 kg; en Eb [90]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

fue de 0.8 m de alto y 1.0 m de diámetro en la base, y en Ee 1.0 m x 1.0 m. Las pilas se humedecieron al 80 % con agua potable y se mantuvo durante todo el proceso; se acomodaron sobre una película plástica de polietileno bajo la sombra de árboles de pinus. Se utilizó un medidor de humedad (Kelway®). Las pilas fueron volteadas los días 15 y 30 después de iniciado el compostaje; se utilizó una pala Trupper® redonda (20 3/8” x 11 ½”). De cada pila se tomaron al azar dos muestras de 1 kg de composta a diferentes profundidades, las cuales se identificaron y colocaron en bolsas de plástico de cierre hermético (Ziplock®, 27 x 28cm), se depositaron en una hielera y se trasladaron al laboratorio para su análisis. PROCESO DE VERMICOMPOSTAJE

De cada compost se pesaron 240 kg en una báscula industrial; todo el compost se dividió en cuatro partes de 60 kg, cada una se colocó por separado en un vermirreactor (2.5 m x 1.0m x 0.90m) construidos con bloques de cemento. Cada uno se inoculó con 80 lombrices cliteladas de Eisenia fetida (Leduc, Whaen, Sunahara, 2008: 221) y se cubrió con una película plástica negra (polietileno). Cuando las lombrices consumieron totalmente las compostas (Ce y Cb), 60 días después de la inoculación, el vermicompost de cada vermirreactor se homogeneizó utilizando una pala Trupper® (20 3/8”x 11 ½”) y se tomó al azar una muestra de 1 kg en cada vermirreactor. La identificación y traslado de las muestras fue similar al de las compostas. DINÁMICA DE REPRODUCCIÓN

En cada vermirreactor se separaron manualmente del vermicompost y se contaron todos los individuos clitelados, preclitelados, juveniles, recién eclosionados y cocones. Se tomó una muestra la cual fue pesada en una balanza electrónica de precisión (OHAUS SP 202®). La biomasa total de lombrices (WBM) que se generó durante el proceso fue calculada mediante la fórmula WBM= Ni (µA+µj) (Lalander, Komakech, Vinneras, 2015: 98), donde: Ni= número inicial de lombrices µA= media de individuos adultos [91]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

µj= media de individuos juveniles El porcentaje de aprovechamiento del estiércol transformado en vermicompost es aproximadamente del 50 % (Lalander, Komakech, Vinneras, 2015: 102). El valor económico a granel fue considerado de $2.00 por kilo. El precio de los núcleos de lombrices fue de $500.00; en este estudio se consideró que un núcleo lo conforma un total de 5000 individuos. ANÁLISIS QUÍMICOS

Los análisis químicos del estiércol y la composta se realizaron en el laboratorio Phytomonitor S.A. Los análisis de las vermicompostas se realizaron en el laboratorio de suelos de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Autónoma del Estado de México de acuerdo con la NMX-FF-109-SCFI-2008. Cada muestra se analizó por duplicado. El pH se midió con un potenciómetro (HANNA® Instruments 8521), la conductividad eléctrica (CE) mediante uso de conductivímetro marca DR-3900 Perkin Elmer; la densidad aparente (Da) se estimó con la fórmula Da=p/v, donde p= peso de la muestra seca v= volumen ocupado por la muestra en mL; la materia orgánica (%Mo) se calculó (Mo=100-% cenizas) por diferencia de peso con el % de cenizas, capacidad de intercambio catiónico (CIC) mediante el método de Acetato de amonio (por titulación) Carbono orgánico (%Co) % de Mo entre factor Van Benmelen (Co=%Mo/ 1.724), nitrógeno total ( %Nt) por método microKjeldahl, relación C/N % de Co entre Nt (C:N=%Co/Nt), fosfatos (PO4) (mg/kg) método Morgan y boro (B) (mg/kg) por método Azomethine-H (Espectrómetro Ultravioleta/visible Cary 50). Sulfatos (SO4) (mg/kg) por método turbidimétrico, potasio (K), magnesio (Mg), sodio (Na), calcio (Ca), hierro (Fe), zinc (Zn), cobre (Cu), manganeso (Mn) (mg/kg) por absorción atómica L.C.H. (digestión) (Analyst 400 Spectrometer PerkinElmer®). ANÁLISIS MICROBIOLÓGICO

Para el conteo de bacterias (aeróbicas, anaeróbicas y nitrificantes) y hongos (Trichoderma sp. y Aspergillus sp.), cada muestra se suspendió en agua destilada estéril y se centrifugó para ser sometida a dilución seriada (10-5). Alícuotas de 100 µl fueron diluidas en placas de medio BK (bacilos de Koch) para identificar la [92]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

presencia de mycobacterias y en medio ELMAR; PDA (agar papa dextrosa) y PDAAL, respectivamente, para la obtención de colonias de hongos y bacterias. Las cajas petri fueron incubadas a 28 °C. Para la cuantificación de actinomicetos la muestra se homogeneizó y se añadió una solución tamponada, después se hicieron diluciones en serie y se incubaron a temperatura ambiente por 2 horas. Las diluciones se sembraron en agar nutritivo y se incubaron a 30 °C (Knoop, Figueiredo, Lopes, Shiedeck, 2015: 59). La identificación de especies se realizó mediante observación morfológica, tinciones y exposición a la luz UV. ANÁLISIS ESTADÍSTICO

Los datos de las variables físicas, químicas y microbiológicas se reportan en promedios. Para analizar las variables de dinámica se utilizó un diseño completamente al azar a través de un ANOVA, donde los tratamientos fueron los tipos de vermicompost. Se empleó el comando del modelo general lineal (GLM) del programa MINITAB reléase 12.21, y para la comparación de medias se utilizó la prueba de Tukey (P<0.05).

Resultados y discusión CARACTERÍSTICAS FÍSICAS Y QUÍMICAS DE LOS COMPOST Y VERMICOMPOST

Las características físicas y químicas de los compost y vermicompost se presentan en el cuadro 2. El pH entre las compostas presentó variación, el Ce presentó menor pH (7.7) respecto al Cb que presentó mayor pH alcalino (9.2). La alcalinización en el compost es resultado de la producción amoniacal y la liberación de bases (Ruíz 2012: 20). Valores alcalinos en el pH (7.5 a 8.5) del compost de la fracción sólida de bovinos fueron reportados por Brito, Mourao, Coutinho, Smith, 2008: 1335 atribuidas al efecto de amortiguamiento de los bicarbonatos. Roca, Martínez, Mancilla, Boluda (2009: 785) indican que el aumento de pH de un sustrato orgánico se debe a la actividad de los microorganismos que descomponen la materia orgánica y por la liberación de iones hidroxilo en el medio. La actividad de las lombrices modifica el pH de los sustratos haciéndolos ligeramente alcalinos, lo cual quizá se deba a la excreción de amonio en el interior del intestino o a la acción [93]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

de las glándulas calcíferas que liberan Ca para equilibrar su pH (Ferrera, Alarcón, 2014: 321). En este trabajo el valor de pH fue alcalino en ambos vermicompost (Ve 8.4 y Vb 8.7). Durán, Henríquez (2006: 25) reportaron similares valores de pH de 7.8 en vermicompost de estiércol bovino, relacionado con la función de las glándulas calcíferas localizadas alrededor del esófago de la lombriz, las cuales secretan carbonato cálcico y producen una digestión alcalina, obteniéndose valores de pH alcalinos. Los resultados de CE de la Ve se encuentra dentro de los valores reportados por la norma NMX-FF-109-SCFI-2008 para CE (≤4 dS m-1), sin embargo, en el Vb, la CE rebasa los valores (6.1 dS m-1) lo cual se relaciona con la suplementación con sales minerales que recibieron los bovinos. La CE del compost disminuyó con el efecto del vermicompostaje; la CE del Ce fue mayor (2.5 dS m-1) respecto al valor del Ve (1.9 dS m-1). En el Cb la CE fue de 12.2 presentando la misma tendencia de disminución en el Vb (6.1). Cáceres, Flotats, Marfà (2006: 1087) reportaron valores altos (4.7 dS m-1) en CE al final del proceso de compostaje de la fracción sólida de estiércol bovino, atribuyéndolo a la suplementación que recibieron los animales, la cual contenía sales minerales. Hernández et al. (2006: 25) reportan valores de CE inferiores a los presentados en este trabajo (3.13 dS m1) en el estiércol de bovino composteado a diferentes niveles de humedad. Galindo et al. (2014: 1229) mencionan que un descenso en la CE se debe al lavado de nutrientes (lixiviado) por un exceso de humedad. Resultados similares de CE en la Ve (1.9 dS m-1) reportaron Rotondo et al. (2009) en un estudio realizado en vermicomposta elaborada con una mezcla residuos de casa y composta de equino, registrando valores de CE de 0.42dS m-1. La Da en el Ce fue de 0.3 g.cm-1 y en Ve de 0.4 g.cm-1; resultados similares de Da en Ve reportaron Rotondo et al. (2009: 19) para vermicompost de equino (0.42 g. cm-1), este valor es atribuido a la porosidad del material inicial (estiércol). La Da del Cb (0.4 g/cm-1) y Vb (0.6 g.cm-1). La Da del vermicompost de bovino (Vb) presentó menor densidad aparente a la reportada por Domínguez (2013: 23) (0.95 g/cm1) en la composta de una mezcla de estiércol de bovino al 50 % más cachaza de caña de azúcar, debido a un mayor tamaño de partícula, lo que hace más tardado el proceso de fragmentación que realiza la lombriz.

[94]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Cuadro 2. Características físicas y químicas de composts de estiércol equino y bovinos y vermicomposts de Eisenia fetida Sustrato orgánico

Compost

Vermicompost

Parámetro

Ce

Cb

Ve

Vb

pH

7.7

9.2

8.4

8.7

CE dS m-1

2.5

12.2

1.9

6.1

Da (g/cm3)

0.3

0.4

0.4

0.6

MO (%)

71.2

66.4

73.7

67.1

Co (%)

24.9

38.5

21.3

38.9

C/N

27.6

21.4

16.3

12.5

Nt

0.9

1.8

1.3

3.2

2,480

6,560

1,920

7,440

Cl (ppm)

2,836

19,852

2,836

6,381

Na (ppm)

1,460

9,700

1,070

4,000

P (ppm)

Ca (ppm)

9,800

27,200

3,500

42,200

Mg (ppm)

2,600

10,200

1,800

10,800

Fe (ppm)

3,000

3,050

2,360

3,260 460

Zn (ppm)

51

340

47

Cu (ppm)

10

51

3

46

Mn (ppm)

245

480

148

680

B (ppm)

1,020

1,320

180

207.5

K (ppm)

12,000

35,000

8,000

17,200

CE: conductividad eléctrica, Da: densidad aparente, MO: materia orgánica, Co: carbono orgánico, Nt: nitrógeno total, C/N: relación carbono nitrógeno, P: fósforo, Cl: cloro, Na: sodio, Ca: calcio, Mg: magnesio, Fe: hierro, Zn, zinc, Cu: cobre, Mn: manganeso, B: boro, K: potasio, ppm: partes por millón.Ce: compost equino, Cb: compost bovino, Ve: vermicompost equino, Vb: vermicompost bovino.

La relación C/N de los compost (Ce y Cb) presentó disminución con respecto al vermicompost. La relación de C/N del compost equino (Ce) fue de 27.6 y del Ve fue de 16.3. El Cb presentó una C/N 21.4 y el Vb de 12.5. Costa et al. (2014: 12), reportaron mayores relaciones C/N (34 y 28) a lo encontrado en los dos compost evaluados en este trabajo, en compostas de estiércol ovino que contenía paja como cama y estaba mezclado con estiércol bovino en proporción 0:100 y 25:75., Gupta, Garg (2009: 434) reportan relación C/N de 11.3 en el vermicomposteo de estiércol de vaca, relacionándolo a la microbiota que [95]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

aportan las lombrices que, entre mayor sea el consumo de nitrógeno y carbono, aumentará este valor. El Vb, presentó mayor cantidad de macronutrientes y micronutrientes respecto al compost. El Ve presentó menor contenido de macro (P, K) y micronutrientes (Na, Ca, Mg, Fe), lo cual indica que con el proceso de vermicompostaje los nutrientes disminuyeron. Garg, Chand, Chillar, Yadav (2005: 53), reportaron menor valor de P al reportado en este trabajo (0.70 ppm) en la vermicomposta de estiércol de equino, y lo atribuyen al material o sustrato del que se elabora la vermicomposta. Cook et al. (2015: 90) reportaron un incremento en Al, Ca, Fe, K y S, así como una disminución en la concentración de N, P, Mg y Zn en algunos de sus tratamientos en el compostaje de una mezcla de purines de cerdo con aserrín, durante dos estaciones del año (otoño y verano). Hernández et al. (2006: 24), mencionan el contenido de P, K y Ca en la vermicomposta, dependen del sustrato orgánico con el cual es alimentada la lombriz reportando en vermicompost de estiércol de bovino valores en ppm de Ca (3380), Mg (5120), Zn (1.7), Fe (0.80), Mn (6.5), Cu (1.02), siendo valores menores a los obtenidos en este trabajo. Eulloque (2013: 30) menciona que los iones metálicos, principalmente Zn, Fe, Mn y Cu en el vermicomposteo tienden a generar reacciones con otros compuestos tales como metales pesados o compuestos tóxicos, participando en su inmovilización y degradación o persistencia al ser aplicados en el suelo. El contenido de Cl se encuentra relacionado directamente con la CE, ya que nos habla del contenido (toxico o benéfico) de sales que están presentes en el vermicompost. La norma mexicana para humus de lombriz (NMX-109-SCFI-2008) especifica que éste debe estar libre de cualquier metal o ion metálico que pudiera representar cierto nivel de toxicidad al ser aplicado al suelo, ya que podría repercutir en la fertilidad y recuperación de este. En este trabajo el valor de Cu en el vermicompost de bovinos, rebasó los valores permitidos. DINÁMICA DE REPRODUCCIÓN DE Eisenia fetida

El cuadro 3 presenta los resultados de la dinámica de reproducción de E. fetida obtenidos al final de proceso de vermicompostaje en cada tipo de sustrato o compost. El Ce presentó mayor número de lombrices adultas o cliteladas (P=0.051), precliteladas (P=0.001), juveniles (P=0.009), recién eclosionados (P=0.069) y cocones (P=0.017). Acosta, Solís, Villegas, Cardoso (2012: 134) [96]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

evaluaron la dinámica poblacional de E. fetida utilizando cuatro tipos de alimentación (estiércol de borrego y residuos organodomésticos) reportando que el mayor número de individuos se encontró en la composta elaborada en estiércol maduro y lo atribuyen al contenido de materia orgánica disponible para la lombriz. Garg, Gupta (2011: 22) evalúan el crecimiento de E. fetida en estiércol solo y estiércol mezclado con residuos vegetales en distintas proporciones (100 % estiércol, 90-10 % de residuos, 80-20 %, 70- 30 %, 60-40 %, 50-50 % y 40-60 %) encontrando que el crecimiento poblacional fue mayor en mezclas de 90-10 % y 80-20 %, y afirman que el medio de crecimiento (tipo de alimento) que se proporcione a la lombriz tiene un efecto importante en la reproducción. Cuadro 3. Dinámica de reproducción de Eisenia fetida alimentadas con compost de estiércol equino (Ce) y de estiércol bovinos (Cb) Etapa fenológica Compost

Clitelados

Preclitelados

Juveniles

Recién

Cocones

eclosionados Ce

3976ª

4248ª

158888ª

6124ª

4880a

Cb

1149

1228

2740

1946

b

1740b

P

0.051

0.069

0.017

b

b

0.001

b

0.009

Literales diferentes entre renglones presentan diferencias significativas entre compostas.

El Ve presentó mayor número de individuos total, pudiéndose atribuir a la mayor C/N derivada del material inicial (estiércol), además presentó mayor cantidad de microorganismos, teniendo en cuenta que éstos son fuente de alimentación de la lombriz, principalmente hongos y protozoarios. CARACTERÍSTICAS MICROBIOLÓGICAS DEL VERMICOMPOST

Las características microbiológicas de las vermicompost de E. fetida alimentada con composta de estiércol equino (Ve) y con composta de estiércol bovino (Vb) se presentan en el cuadro 4. En este trabajo el Ve presentó mayor cantidad de bacterias, hongos y actinomicetos. Los hongos se encuentran en mayor cantidad cuando los componentes de la celulosa, hemicelulosa y lignina son degradados más lentamente (De Boer, Folman Summerbell Boddy, 2005: 802). En este trabajo [97]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

el Ve presentó mayor relación C/N lo que se relaciona con el mayor contenido de actinomicetos. Cuadro 4. Características microbiológicas de vermicompost de Eisenia fetida elaborados a partir de estiércol equino (Ve) y estiércol bovino (Vb) Ve

Vb

Bacterias UFC/g o mL de muestra Aeróbicas

26,266,667

19,600,000

Anaeróbicas

260,000

73,333

Nitrificantes

4,000,000

1,366,667

Pseudomonas flouroscentes

333,333

266,667

Bacillus spp.

1,170,000

1,426,667

Hongos propágulos/g o mL de muestra Aspergillus sp.

14,333

4,667

Actinomicetes propágulos/g o mL de muestra Actinomicetes

6,066,667

1,200,000

UFC: unidades formadoras de colonias, g: gramos, mL: mililitros.

Bollo (2001: 25) menciona que la abundancia microbial de las vermicompostas está dada principalmente por el mismo proceso de elaboración, en donde los sustratos pasan a través del tracto digestivo de la lombriz, la cual posee una flora microbial de bacterias y hongos que alcanza unos 500,000 millones de microorganismos, enriqueciéndose de éstos, pero adicional a este paso el proceso de vermicompostaje, a diferencia del compostaje, no alcanza la etapa termófila donde hay muerte de una gran población de microorganismos y ocurre una selección. Durán, Henríquez (2006: 49) realizaron un estudio de caracterización de vermicompost (con lombriz Eisenia fetida) de cinco sustratos: desechos domésticos, estiércol de vacuno, residuo de banano, follaje de ornamentales y broza de café; reportaron contenidos de bacterias, hongos y actinomicetos de 1,8000000, 5,1000 y 2,200000 (UFC), respectivamente, y hacen mención de la riqueza microbial del vermicompost sobre otros sustratos en lo que respecta a su actividad supresora de enfermedades en el suelo y las ventajas que están relacionadas directamente con una mayor población de microorganismos benéficos. Pérez, Céspedes, Núñez (2008: [98]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

25) caracterizaron fisicoquímicamente y biológicamente a diversas enmiendas orgánicas (vermicompost, bocashi) y encuentra un mayor número de hongos, levaduras y actinomicetes benéficos en el vermicompost y lo asocian a las temperaturas bajas en los vermirreactores al ser cubiertos en la superficie, al tamaño de la partícula del sustrato y al contenido de azúcares que excreta la lombriz y que favorecen el incremento de la población microbiana. Aira, Monroy, Domínguez (2009: 1406) evalúan la actividad microbiana del estiércol de cerdo vermicomposteado por distintas especies de lombrices y muestran a E. fetida como una de las especies que poseen mayor número de microrganismos en el intestino, los cuales formarán parte de sus deyecciones, lo que al final del proceso se verá reflejado en una enmienda de mayor valor agronómico. POTENCIAL ECONÓMICO DEL VERMICOMPOST EQUINO Y BOVINO

Con el fin de evaluar el beneficio de la tecnología del vermicompostaje, y con base en las variables de producción y reproducción de E. foetida, se estimó el potencial económico que se podría generar del estiércol de un equino y un bovino, manejado con dicho procesos durante un año. El cuadro 5 presenta el potencial económico de los vermicompost. Cuadro 5. Potencial económico del vermicompost de dos estiércoles pecuarios Equino Peso vivo promedio de un animal (kg)

350

Bovino 400

Estiércol generado por día (kg ST)

5

3

Estiércol generado por año (kg ST)

1,825

1,095

Vermicomposta generada por año (kg) Valor total de la vermicomposta por año ($) Biomasa de lombriz (individuos) Total de proteína producida/año (kg) Valor de núcleos lombriz ($500/núcleo)

912.5

547.5

4, 562.5

2,737.5

13,029,120

311,120

3.8

.100

5, 000

5, 000

ST= sólidos totales

El beneficio económico anual obtenido de la generación de estiércol de un ejemplar equino de 350 kg y un bovino de 400 kg, a través de la producción de [99]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

vermicompost, aporta recursos económicos por $17,300.00; de igual forma la biomasa de lombriz que se obtiene anualmente puede ser considerada como una fuente de proteína (60 %) de fácil acceso para la alimentación humana y animal (Vielma, Durán, León, Medina, 2003: 44) por lo que se considera como otro ingreso económico la venta de núcleos ($5,000 por núcleo) como pie de cría, estos recursos pueden servir de apoyo a la economía de las familias de las zonas rurales del sur del Estado de México.

Conclusiones Los estiércoles de equino y bovino presentaron cambios en sus parámetros físicos, químicos y microbiológicos después del manejo que se les dio a través de compostaje y vermicompostaje, siendo como tal, residuos orgánicos más estables. El Ve presentó mayor dinámica de reproducción de Eisenia fetida pudiéndose atribuir una mayor biomasa de microorganismos relacionados con mayor relación C/N del material inicial. El potencial económico derivado del vermicompostaje del estiércol pecuario permitirá a los productores de las zonas rurales, que se ubican en el sur del Estado de México, obtener abonos orgánicos para su uso en la agricultura, disminuyendo con ello el uso de insumos externos o, bien, generar recursos económicos que pueden ser utilizados mejorar las condiciones de vida de sus familias.

Literatura citada Acosta D. C., Solís P. O., Villegas T. O., Cardoso V. L. 2013. Precomposteo de residuos orgánicos y su efecto en la dinámica poblacional de Eisenia foetida. Agronomía Costarricense 37(1): 127-139. Aira M., Monroy F., Domínguez J. 2009. Changes in bacterial numbers and microbial activity of pig slurry during gut transit of epigeic and anecic earthworms. J. of Hazardous Materials 162, 1404-1407. Bollo, E. 2001. Lombricultura: una alternativa de reciclaje. Quito. Soboc Grafic. 149 p. [100]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Brito L.M., Mourão I., Coutinho J., Smith S.R. 2012. Simple technologies for onfarm composting of cattle slurry solid fraction. Waste Manage. 32, 13321340. Cáceres R., Flotats X. y Marfá O. 2006. Changes in the chemical and physicochemical properties of the solid fraction of cattle slurry during composting using different aeration strategies. Waste Manage. 26, 1081-1091. Cook K.L, Ritchey E.L., Loughrin J.H., Haley M., Sistani K.R., Bolster C.H. 2015. Effect of turning frequency and season on composting materials from swine high-rise facilities. Waste Manage. 39, 86-95. Costa M.S.S., Cestonaro T., Costa L.A.M., Rozatti M.A.T., Carneiro L.J., Pereira D.C. y Lorin H.E.F. 2014. Improving the nutrient content of sheep bedding compost by adding cattle manure. Journal of Cleaner Production, Vol. 86, 9-14. De Boer W., Folman L., Summerbell R., Boddy L. 2005. Living in a fungal world: impact of fungi on soil bacterial niche development. FEMS Microbiol. Rev. 29, 795-811. Diacono M., Montemurro F. 2010. Long-term effects of organic amendments on soil fertility. A review. Agron. Sustain. Dev. 30 (2) 401-422. Domínguez, G. I. 2013. Evaluación de sustratos orgánicos para el crecimiento de plántulas de caña de azúcar en el Trópico Húmedo. Tesis de maestría. Colegio de posgraduados. Campus Tabasco. Durán, L.; Henríquez, C. 2006. Caracterización química, física y microbiológica de vermicompostes producidos a partir de cinco sustratos orgánicos. Agronomía Costarricense 31(1): 41-51. Eulloque G. J. 2013. Caracterización física, química, biológica y valoración agronómica del vermicompost de Eisenia foetida obtenido del contenido ruminal de bovino. Tesis de maestría. I. P. N. Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral-Regional de Michoacán. Ferrera C. R., Alarcón A. 2014. Microbiología agrícola: hongos, bacterias, micro y macro fauna, control biológico y planta-microorganismo. México: Trillas. 568 p. Galindo, P. F.; Fortis H. M.; Preciado R. P.; Trejo, V. R.; Segura, C. M. A.; Orozco, V. J. A. 2014. Caracterización físico-química de sustratos orgánicos para [101]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

producción de pepino (Cucumis sativus L.) bajo sistema protegido. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, vol. 5, núm. 7: 1219-1232. Garg V. K., Chand S., Chhillar A., Yadav, A. 2005. Growth and reproduction of Eisenia foetida in various animal wastes during vermicomposting. Applied Ecology and Environmental Research 3(2): 51-59. García J., Trejo L., Velásquez M., Ruíz A., Gómez F. 2010. Crecimiento de petunia en respuesta a diferentes proporciones de composta en sustrato. Rev. Chapingo Ser. Hortic. 16: 107-113. Garg P., Gupta A., Satya S. 2006. Vermicomposting of different types of waste using Eisenia foetida: a comparative study. Bioresour. Technol. 97 (3)391395. Garg V. K., Gupta R. 2011. Optimization of cow dung spiked pre-consumer processing vegetable waste for vermicomposting using Eisenia fetida. Ecotoxicology and Environmental Safety Vol. 74: 19-24. Gayosso S., Borges L., Villanueva E., Estrada M., Garruña R. 2016. Sustratos para producción de flores. Agrociencia 50: 617-631. Gupta R., Garg V. K. 2009. Vermiremediation and nutrient recovery of non-recyclable paper waste employing Eisenia fetida. Journal of Hazardous Materials 162, 430-439. Hernández, A. J.; Pietrosemoli, S.; Faría, A.; Canelón, R.; Palma, R.; Martínez, J. 2006. Frecuencia de riego en el crecimiento de la lombriz (Eisenia spp) y caracterización química del vermicompost. Revista 20 UDO Agrícola 6 (1): 20-26. Knopp, Z. V., Figueiredo, N. G., Lopes, L. D., Shiedeck, G. 2015. Crescimento e reproducao de minhocas em misturas de resíduos organicos e efeitos nas propiedades químicas e microbiológicas do húmus. Interciencia, vol. 40, núm. 1: 57-62. Lalander C., Komakech A., Vinneras B. 2015. Vermicomposting as manure management strategy for urban small-holder animal farms – Kampala case study. Waste management 39: 96-103. Lazcano C., Gómez B. M., Domínguez J. 2008. Comparison of the effectiveness of composting and vermicomposting for the biological stabilization of cattle manure. Chemosphere 72: 1013-1019. [102]


GANADERÍA FAMILIAR Y EN PEQUEÑA ESCALA

Leduc F., Whaen J., Sunahara G. 2008. Growth and reproduction of the earthworm Eisenia fetida after exposure to leachate from wood preservatives. Ecotoxicology and Environmental Safety 69: 219-226. NMX-FF-109-SCFI-2008: Humus de lombriz (lombricomposta) – Especificaciones y métodos de prueba. Olivares C. M. A., Hernández R. A., Vences C. C., Jaquéz B. J., Ojeda B. D. 2012. Lombricomposta y composta de estiercol de ganado vacuno lechero como fertilizantes y mejoradores de suelo. Universidad y Ciencia, UJAT, 28 (1): 27-37. Pérez A., Céspedes C., Nuñez P.,. 2008. Caracterización física-química y biológica de enmiendas orgánicas aplicadas en la producción de cultivos en República Dominicana. J. Soil SC. Plant Nutr. 8(4), 10-29. Pimentel D., Hepperly P., Hanson J., Douds D., Seidel R. 2005. Environmental energetic, and economic comparisons of organic and conventional farming systems. Bioscience 55 (7) 573-582. Roca P. C., Martínez C. P., Mancilla P., Boluda R. 2009. Composting rice straw with sewage sludge and compost effects on the soil-plant system. Chemosphere 75:781-787. Rotondo, R.; Firpo, I. T.; Ferreras, L.; Toresani, S.; Fernández S.; Gómez, E. 2009. Efecto de la aplicación de enmiendas orgánicas y fertilizante nitrogenado sobre propiedades edáficas y productividad en cultivos hortícolas. Horticultura Argentina 28 (66)18-25. Ruíz F.J.F. 2012. Ingeniería del compostaje. Universidad Autónoma Chapingo. Texcoco, México. 237 pp. Sztern D., Pravia M. A. 2001. Manual para la elaboración de compost, bases conceptuales y procedimientos. Organización Panamericana de la salud. Organización mundial de la salud. 56 p. Vielma R. R., Ovalles D. J., León L. A., Medina A. 2003. Valor nutritivo de la harina de lombriz (Eisenia foetida) como fuente de aminoácidos y su estimación cuantitativa mediante cromatografia en fase reversas (HPLC) y derivatización precolumna con o-ftalaldehído (OPA). Ars Pharmaceutica 44:1; 43-58.

[103]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO


Los sistemas ganaderos de bovinos doble propósito en el subtrópico de Michoacán, México Luis Alejandro Rojas Sandoval, Ernestina Gutiérrez Vázquez, Jaime Mondragón Ancelmo, Anastacio García Martínez1

Introducción En México, la ganadería doble propósito (DP) resalta por su importancia en la producción de alimentos de origen animal: carne y leche (Magaña, Rios y Martinez, 2006: 106) y es una alternativa para la seguridad alimentaria y el empleo rural (REDGATRO, 2015: 49). Además genera ingresos económicos para el manejo y gestión de las unidades de producción (UP) y bienestar de la población rural involucrada (García-Martínez, Olaizola y Bernués, 2008: 73). Este tipo de ganadería se desarrolla en zonas tropicales y subtropicales, y ocupa el 25.9 % del territorio nacional (INEGI, 2014). Estas zonas presentan gran potencial para la cría de ganado por los recursos naturales disponibles de suelo, agua y pastos, arbustos y árboles. Esta riqueza de recursos permite en algunos casos la posibilidad incrementar el tamaño del hato por el uso de superficies no aprovechadas (Magaña, Ríos y Martínez, 2006: 106). La ganadería DP se caracteriza por la presencia de UP con un manejo extensivo del ganado y la superficie, por su gestión tradicional, realizada por el productor y la familia (Castro, Tewolde, Nahed, 2002: 176; Galina, Zorrilla, Palma, 2003: 473). El ganado proviene de cruzas de ganado Bos indicus y Bos taurus (Albarrán-Portillo, García, Rojo, Aviles, 2015: 521; Magaña, Rios, Martinez, 2006: 106). No obstante, el potencial que tienen para la producción de forraje, el sistema se caracteriza por baja producción de leche y carne, reducido número de becerros ______________________ Universidad Autónoma del Estado de México-Centro Universitario UAEM-Temas. C.P. 51300. Km. 67.5 carretera Toluca-Tejupilco, México, Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo C.P. 58880. Km 9.5 Carretera Morelia- Zinapecuaro, Michoacán. Correo electrónico: lars23x@gmail.com, ernestinagvazquez@gmail.com, jaimemond.01@gmail.com, angama.agm@gmail.com

1


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

destetados por vaca y baja ganancia de peso diario de estos (Rojo-Rubio et al., 2009: 716). La principal fuente de trabajo proviene de la mano de obra familiar y del ganadero, y la mano de obra contratada es mínima. La ganadería DP es una actividad tradicional, gestionada por ganaderos con más de 40 años y bajo nivel de educación, aunque con vasta experiencia en la actividad (Albarrán-Portillo, García, Rojo, Aviles, 2015: 520). En función de las características antes mencionadas, las unidades de producción DP en las zonas tropicales de México son diversas en manejo y gestión, debido a las características del territorio, clima tipo de tenencia de la tierra, las tradiciones del ganadero, entre otros factores. En este sentido, es complejo analizar particularidades (Valerio et al., 2004: 1). Sin embargo, diversos estudios han abordado otras vertientes por separado para explicar diferencias y similitudes. Destacan aspectos socioeconómicos y tecnológicos (Cortez-Arriola et al., 2015: 69), dinámica y tendencias de las UP (García-Martínez, Olaizola y Bernués, 2008: 73; Nainggolan et al., 2013: 601), productividad (Albarrán-Portillo, García, Rojo, Aviles, 2015: 519), alimentación (Holguín, Ibrahim, Mora, Rojas, 2004: 40), genética (Santellano-Estrada et al., 2006: 165), manejo de recursos naturales, suelo y especies forrajeras (Bautista-Tolentino et al., 2011: 63; Castro, Tewolde, Nahed, 2002: 176), y modelización de escenarios (García-Martínez, Bernués, Olaizola, 2011: 73; Köbrich, Rehman, Khan, 2015: 141). Analizar las características de la ganadería DP, con base a la homogeneidad o heterogeneidad, permite precisar e identificar tendencias de desarrollo e innovación, trasferencia de tecnología, políticas agrícolas (Usai et al., 2006: 63) o cualquier tipo de intervención estratégica que favorezca la actividad y las condiciones de vida de la población rural involucrada. El objetivo del estudio fue tipificar unidades de producción ganaderas doble propósito en Michoacán, México, en función de sus características estructurales, de manejo y gestión.

Metodología ÁREA DE ESTUDIO

El área de trabajo se ubica al sur del estado de Michoacán, México y se localiza en las coordenadas geográficas 18°26’ y 18°53’ N y 100°49’ y 101°30’ O, a una altitud entre 200 y 1 700 msnm. Huetamo presenta un clima tropical y seco estepario [108]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

según de la clasificación de Köppen, con lluvias en verano y precipitación pluvial anual de 975.5 mm y temperaturas entre 20.8 a 37.1º C (INEGI, 2009). El municipio cuenta con 2,063.6 km²desuperficie de con que representa 3.5 % del total estatal. En relación al uso y aprovechamiento, 21.6 % se destina a la agricultura, 16.3 % a pastizales para alimentación del ganado, 58.7 % es selva, 2.3 % es bosque y 0.5 % es zona urbana. Actualmente presenta un censo 21,964 habitantes. La población económicamente activa es de 11,843 habitantes (53.92 % del total municipal); 25.11 % se ocupa en actividades primarias (agricultura y ganadería) y el resto en actividades de comercio, minería e industria manufacturera. En el Municipio dominan los bosques tropicales espinosos con huizache, teche, cardón, amole, viejito, cueramo y tepemezquite. Los suelos del Municipio primordialmente se destinan al uso ganadero y en menor proporción agrícola y forestal. MUESTRA DE UP Y RECOLECCIÓN DE DATOS

De un censo de 1800 UP registradas en la Asociación Ganadera Local, mediante muestreo aleatorio (Hernández, Fernadez, Baptista et al., 2004: 133) se obtuvieron 93 UP (p< 0.05). Por entrevista directa se aplicó un cuestionario semiestructurado a los 93 ganaderos, para obtener información sobre estructura y manejo del hato, disponibilidad de mano de obra y gestión socioeconómica de la actividad. ANÁLISIS DE DATOS

Por métodos estadísticos multivariados, se realizó un análisis de componentes principales (ACP) con el método de Ward y distancia euclidia al cuadrado con 15 variables: grado de estudios y edad del ganadero, antigüedad de la UP, unidades de trabajo por año (UTA), unidades animal bovinos, número de vacas, vacas en ordeño, producción diaria de leche por vaca, terneros destetados, peso y edad del ternero al destete, activos, egresos, subsidios e ingreso bruto, para estandarizar la información. Con las coordenadas de las variables originales en cada factor obtenido en el ACP, se realizó un análisis clúster (AC) para tipificar UP, siguiendo las indicaciones de (Hair et al., 1998 pagina ). Se obtuvieron los promedios de las variables de cada clúster, para la interpretación de los datos.

[109]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Características de los subsistemas de doble propósito en Michoacán En el ACP se identificaron seis factores que explicaron 82.3 % de varianza total (p<0.000), con media de adecuación o bondad de ajuste de Kaiser Meyer Olkin de 0.676. Del AC se obtuvieron tres grupos, que por sus características se identificaron como UP de subsistencia (UPS), UP familiares (UPF) y UP empresariales (UPE). PERFIL DEL TITULAR Y DISPONIBILIDAD DE MANO DE OBRA EN LAS UP

Se observaron diferencias en las características sociales entre grupos (Cuadro 1). UPF ocupa el segundo lugar en número de UP. Se caracteriza además por agrupar ganaderos de menor edad, educación, experiencia y antigüedad de la UP. El mayor aporte de mano de obra proviene de la familia. En contraste UPE destacó por titulares con mayor edad, experiencia y educación, la presencia de familias numerosas y mayor presencia de mano de obra contratada. UPS es el grupo con mayor número de ganaderos y antigüedad de la UP en la actividad. Los resultados en edad y educación para los tres grupos coinciden con datos de la FAO, (2014: 14) donde la mayoría de titulares de unidades económicas rurales de subsistencia y empresariales en México, tienen edad de 40 a 60 años, más del 21 % no cuentan con educación, el 56 % con nivel primaria, perspectiva que se aprecia difícil, según FAO al no existir un relevo generacional. TAMAÑO Y ESTRUCTURA DE LAS UP

La superficie total en los tres grupos promedia 64 ha. UPE es el grupo con mayor disponibilidad de tierra, que destina principalmente al pastoreo del ganado. Los grupos UPS y UPF aprovechan 81 % en promedio de la superficie total para el pastoreo del ganado y resalta un importante porcentaje de tierra para cultivos agrícolas, principalmente maíz, que también es utilizado en la alimentación del ganado. UPE también destaca por el mayor número de animales, principalmente vacas para cría. En tamaño del hato y superficie, le siguen UPF y UPS, respetivamente (Cuadro 1). El tamaño de las superficies fueron superiores a lo reportado en otros estudios en el sur del estado de México (Hernández et al., 2013:23) y similares a lo reportado en el sureste de México(Oros et al., 2011:59; Vilaboa, Díaz, 2009:432). El tamaño de hato en cabezas fue similar a otros estudios [110]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

en Michoacán (Cortez-Arriola et al., 2015: 71). El común denominador de estas clasificaciones es el número de animales en la UP, normalmente de menor a mayor y se relaciona con mayor beneficio económico percibido. MANEJO Y PRODUCCIÓN

En los tres grupos se observa un promedio de 0.4 becerros destetados por vaca1, aunque este parámetro incrementa en UPF y UPS por mayor ganancia diaria de peso y peso de los terneros al destete. Se observa un mayor número de vacas en ordeño y producción de leche por vaca/día en los grupos UPF y UPE. Lo que representa una mayor y orientación a la producción de leche que genera ingresos importantes, como indican Albarrán-Portillo, García, Rojo, Avilés (2015: 523) y Salvador-Loreto et al. (2016: 646) en sistemas doble propósito en trópico seco con producciones entre 6 y 9 L/vaca/día, aunque estos resultados son mayores, a la producción reportada en la zona de estudio. La edad al primer parto de las vaquillas promedia 35 meses en los tres grupos, en UPE fue menor. El tiempo de pastoreo fue similar en los grupos UPS y UPF, aproximadamente de 275 días en promedio. Este parámetro fue mayor en UPE y, la carga animal fue mayor. En relación al grupo racial, se observó mayor presencia de vacas Bos taurus en UPE. En UPS y UPF resalta la presencia de razas Bos indicus y Bos taurus y menor proporción de cruzas entre estas. En los machos, sobresale la presencia de machos de razas Bos indicus en UPE y Bos taurus en menor proporción. Sin embargo en UPS y UPF más de 70 % son machos de razas Bos taurus.

[111]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Cuadro 1. Características sociales, estructura y manejo de las unidades de producción de los subsistemas de bovinos de doble propósito en el sur de Michoacán Categoría

Variables

Sociales

Unidades de producción

Estructura

UPS

UPF

UPE

n = 51

n = 35

n=6

55.4 %

38.0 %

6.5 %

Edad del titular de las UP (años)

56.9

47.7

Educación del ganadero (años)

6.1

5.9

Antigüedad de la UP (años)

49.1

Experiencia del ganadero (años)

28.3

EE

64.2

53.9

1.30

6.3

6.04

0.30

33.2

44.7

42.7

3.30

20.7

33.8

25.7

1.60

-

Tamaño de familia (No. de personas)

4.5

4.7

5.2

4.6

0.20

Unidades de Trabajo Año (UTA)

1.3

1.0

3.2

1.35

0.20

UTA familiar (%)

80.8

86.7

57.4

81.5

3.10

UTA contratada (%)

19.2

13.3

42.6

18.5

3.10

47.9

64.4

203.3

64.3

11.90

Superficie agrícola (%)

Superficie total (ha)

72.09

74.75

72.95

73.16

2.30

Superficie para pastoreo (%)

27.91

25.25

27.05

26.84

2.30

16.0

25.2

69.0

22.9

1.90

0.36

0.45

0.41

0.41

0.03

Edad de destete del ternero (días)

362.4

304.0

334.4

338.4

6.25

Peso de destete del ternero (kg)

Número de vacas Manejo y producción

Media -

Número de becerros destetados /vaca

-1

252.5

199.6

216.7

197.9

22.00

GDP del ternero (kg)

0.7

0.5

0.6

0.6

0.08

Número de vacas en ordeño

4.1

9.3

8

1.6

0.90

Producción diaria de leche (l/vaca)

2.4

3.7

3.2

2.9

0.30

Duración lactancia (días)

67.5

109.8

66.6

83.6

8.80

Edad a primer parto de las vaquillas

35.1

35.2

33.0

33.0

0.60

273.1

277.2

294.0

281.4

7.90

Carga animal (Cabeza/ha)

2.5

2.2

4.9

2.6

0.44

Mortalidad (%)

4.7

5.5

6.2

9.3

1.00

Tiempo de pastoreo

UP: Unidad de Producción; UTA: unidades de trabajo por año (da cuenta de la mano de obra efectiva que realiza el manejo y gestión en la UP), GDP: ganancia diaria de peso, UAB unidades animal bovino. Fuente: Elaboración propia.

[112]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

COSTOS DE PRODUCCIÓN

Las UPE presentó el mayor costo total y UPS el menor, ambos con los mayores gastos en la alimentación y la mano de obra, en contraste resalta UPF quienes gastan más en alimentación y servicios. El promedio de los costos de alimentación fue de 86 %. PRINCIPALES INGRESOS EN LA UNIDAD DE PRODUCCIÓN

Las unidades de producción de subsistencia (UPS) generaron por venta de becerro al destete y actividades externas a la UP, las UPF ingresos externos a la UP, venta de becerro y leche, sobresale por ser el subsistema que más ingresos proporcionales obtiene de la leche. UPE obtienen sus principales ingresos de la venta de becerro al destete y engorda de novillos y vacas de descarte (Cuadro 2). El mayor ingreso fue obtenido en UPE. El ingreso que perciben estas UP es considerablemente mayor que UPS y UPF. En UPS proviene de la venta de becerros, y en UPE de la venta de becerros y venta de los animales finalizados en corral. UPS y UPF destacan por mayores percepciones por otras actividades, principalmente trabajo a terceros. UPF, destaca por los ingresos generados por la venta de leche. Usai et al. (2006: 64) señalan que factores como: baja innovación y escaso manejo como el destete tardío, el precio de la leche y el buen precio de la carne contribuyen al bajo rendimiento lechero, situación que puede estar ocurriendo en SDP de Michoacán. INDICADORES ECONÓMICOS

En el cuadro 2 se muestra que UPE obtuvo mayor margen bruto (MB) total, por vaca, por hectárea y proporcional al ingreso. UPF destacan por el menor MB por ha. UPS se caracterizan como sistemas de autoconsumo ya que obtuvieron los menores indicadores de producción y menor proporción de MB en relación al ingreso. En este sentido García-Martínez, Olaizola y Bernués (2008: 74) observaron que la actividad diversificada en UP en condiciones de montaña es fundamental para incrementar el ingreso familiar, incluso puede ser más rentable disponer de la mano de obra familiar para empleos externos a la UP para ingresar recursos adicionales para el bienestar familiar. En cambio, el tamaño y la especialización de [113]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

UP son factores correlacionados (Bartl, Mayer, Gómez, 2009: 160) con los mayores ingresos totales. Cuadro 2. Características económicas de las unidades de producción de los subsistemas de bovinos de doble propósito en el sur de Michoacán Categoría

Variables Ingresos total

Ingresos

a

Becerro de destete (%)

UPF

UPE

Media

EE

6.8

11.3

26.7

9.8

1.10

59.3

42.7

46.5

52.2

3.40

Pie de cría (%)

4.5

2.6

11.6

4.3

1.70

Engorda novillos y vacas (%) Otras especies (%)

6.5

6.3

21.3

7.4

1.60

0.7

0

4.1

0.7

0.40

Leche (%)

7.6

18.1

6.9

11.6

1.50

17.8

26.8

9

20.6

20

Actividades externas (%)

Costos

UPS

Subvenciones (%)

3.5

3.5

0.7

3.3

0.80

Costo total a

2.8

3.7

6

3.4

0.80

Mano de obra (%)

12.2

5.3

23.9

10.4

2.10

Mantenimiento (%)

0.5

0

13.7

1.2

0.50

Servicios (%)

7.2

7.9

18.9

8.3

1.20

Combustibles (%)

2.3

6.2

7.4

4.1

0.90

Alimentación (%)

86.2

91.7

64.5

86.9

2.40

3.9

7.3

20.6

6.4

0.90

240.8

308.9

340.7

273.2

36.60

Margen Bruto MB/vaca MB/ha

b

a

143.1

152.8

300.0

157.0

28.30

b

9.5

27.5

107

22.7

4.90

MB/IT (%)

34.8

53.3

72.1

44.2

34.80

b

MB/UTA

Se convirtió los valores originales de pesos mexicanos al promedio de cambio de dólar del 2014 y 2015 (14.5 pesos por dólar), con los datos proporcionados por el Banco de México 2016. a son cifras expresadas en .000 de dólares, b son cifras en dólares. Fuente: Elaboración propia.

[114]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Conclusiones Los sistemas de producción de doble propósito predominantes en el sur de Michoacán, son unidades de producción de subsistencia y familiares con baja productividad, y dependen principalmente de la venta de becerros destete, leche y de otras actividades externas de la UP. Las UPE obtienen el mayor MB principalmente por la venta de becerros al destete y engorda de ganado a través del uso de insumos externos y mano de obra contratada.

Literatura consultada Albarrán-Portillo, B., Rebollar-Rebollar, S., García-Martínez, A., Rojo-Rubio, R., Avilés-Nova, F., Arriaga-Jordán, C.M., 2015a. Socioeconomic and productive characterization of dual-purpose farms oriented to milk production in a subtropical region of Mexico. Trop. Anim. Health Prod. 47, 519–523. doi:10.1007/s11250-014-0753-8 Albarrán-Portillo, B., Rebollar-Rebollar, S., García-Martínez, A., Rojo-Rubio, R., Avilés-Nova, F., Arriaga-Jordán, C.M., 2015b. Socioeconomic and productive characterization of dual-purpose farms oriented to milk production in a subtropical region of Mexico. Trop. Anim. Health Prod. 47, 519–523. doi:10.1007/s11250-014-0753-8 Bartl, K., Mayer, A.C.C., Gómez, C.A.A., Muñoz, E., Hess, H.D.D., Holmann, F., 2009. Economic evaluation of current and alternative dual-purpose cattle systems for smallholder farms in the central Peruvian highlands. Agric. Syst. 101, 152–161. doi:10.1016/j.agsy.2009.05.003 Bautista-Tolentino, M., López-Ortiz, S., Pérez-Hernández, P., Vargas-Mendoza, M., Gallardo-López, F., Gómez-Merino, F.C., 2011. Sistemas Agro y Silvopastoriles en la comunidad El Limón, Municipio de Paso de Ovejas, Veracruz México. Trop. Anim. Heal. Prod. Subropical Agroecosystems 14, 63– 76. Castro, H.G., Tewolde, A.M., Toral, J.N., 2002b. Análisis de los sistemas ganaderos de doble propósito en el centro de Chiapas, México. Asoc. Latinoam. Prod. Anim. 10, 175–183.

[115]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Connell, J., Navarro, L., Torrealba, M., Rodríguez, I., Guevara, E., Ramírez, M., 2007. Caracterización técnica-productiva de los sistemas ganaderos del sur del estado Anzoátegui. Manejo del recurso pastizal Technical-productive characterization of cattle systems in southern Anzoátegui state. Management of the pasture resource. Zootec. Trop. 25, 201–204. Cortez-Arriola, J., Rossing, W.A.H., Améndola, M.D., Scholberg, M.S.J., Jeroen, G.C.J., Tittonell, P., 2015. Leverages for on-farm innovation from farm typologies? An illustration for family-based dairy farms in north-west. Agric. Syst. 135, 66–76. doi:10.1016/j.agsy.2014.12.005 FAO, 2014. Estudio sobre el envejecimiento de la población rural en México. Cd de México. Galina, M.A., Zorrilla, J.M., Palma, J.M., 2003. Análisis de un sistema de producción tradicional en Colima, México. Arch. Zootec. 52, 463–474. García-Martínez, A., Bernués, A., Olaizola, a. M., 2011. Simulation of mountain cattle farming system changes under diverse agricultural policies and offfarm labour scenarios. Livest. Sci. 137, 73–86. doi:10.1016/j.livsci.2010.10.002 García-Martínez, A., Olaizola, A., Bernués, A., 2008. Trajectories of evolution and drivers of change in European mountain cattle farming systems. Animal 3, 152. doi:10.1017/S1751731108003297 Hair, J.F., Black, W.C., Babin, B.J., Anderson, R.E., 1998. Multivariate Data Analysis. Int. J. Pharm. doi:10.1016/j.ijpharm.2011.02.019 Hernández, M.P., Estrada-Florez, J.G., Avilés-Nova, F., Yong-Ángel, G., LópezGonzález, F., Solís-Méndez, A.D., Castelán-Ortega, O.A., 2013. Tipificación de los sistemas campesinos de producción de leche del sur del Estado de México. Univ. y Cienc. Trópico Húmedo 29, 19–31. Hernández, S., R., P., Fernández, C.C., Baptista, L.P., 2004. Metodología de la Investigación, Tercera ed. ed. México. Holguín, V. a, Ibrahim, M., Mora, J., Rojas, A., 2004. Caracterización de sistemas de manejo nutricional en ganaderías de doble propósito de la región Pacífico Central de Costa Rica 1. Agroforestería las Am. 10, 40–46.

[116]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

INEGI, 2014. Anuario estadístico y geográfico de los Estados Unidos Mexicanos 2014, / Institut. ed. En: http://internet.contenidos.inegi.org.mx/contenidos/productos//prod_serv/contenidos/espanol/bvinegi/productos/nueva_estruc/aegeum/702825063979.pdf (Consultado en junio 2016). INEGI, 2009. Prontuario de información geográfica municipal de los Estados Unidos Mexicanos., Huetamo Michoacán. En: http://www3.inegi.org.mx/sistemas/mexicocifras/datos-geograficos/16/16038.pdf (Consultado en junio 2016). Köbrich, C., Rehman, T., Khan, M., 2015. Sistemas agrícolas representativos : dos ejemplos de la aplicación del análisis multivariable en Chile y Pakistán. Agric. Syst. 76, 1–24. doi:10.1016/S0308-521X(02)00013-6 Magaña, J.G., Ríos, A.G., Martínez, G.J.C., 2006. Dual purpose cattle production systems and the challenges of the tropics of Mexico. Arch. Latinoam. Prod. Anim. 14, 26–28. Nainggolan, D., Termansen, M., Reed, M.S., Cebollero, E.D., Hubacek, K., 2013. Farmer typology, future scenarios and the implications for ecosystem service provision: A case study from south-eastern Spain. Reg. Environ. Chang. 13, 601–614. doi:10.1007/s10113-011-0261-6 Oros, N.V., Díaz, Rivera, P., Vilaboa, Arroniz, J., Martínez, Dávila, J.P., Torres, Hernández, G., 2011. Caracterización por grupos tecnológicos de los hatos ganaderos doble propósito en el municipio de las Choapas, Veracruz, México. Rev. Cient. FCV-LUZ 21, 57–63. REDGATRO, C.R.D.I.E.I.T.P.L.G.B.T., 2015. Estado del arte sobre investigación e innovación tecnológica en ganadería bovina tropical. Libro Técnico. Talleres de impresión DD International. doi:10.1017/CBO9781107415324.004 Rojo-Rubio, R., Vázquez-Armijo, J.F., Pérez-Hernández, P., Mendoza-Martínez, G.D., Salem, a. Z.M., Albarrán-Portillo, B., González-Reyna, a., Hernández-Martínez, J., Rebollar-Rebollar, S., Cardoso-Jiménez, D., DorantesCoronado, E.J., Gutiérrez-Cedillo, J.G., 2009. Dual purpose cattle production in Mexico. Trop. Anim. Health Prod. 41, 715–721. doi:10.1007/s11250-008-9249-8

[117]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Salvador-Loreto, I., Arriaga-jordán, C.M., Estrada-flores, J.G., Vicente-Mainar, F., García-Martínez, A., Albarrán-portillo, B., 2016. Molasses supplementation for dual-purpose cows during the dry season in subtropical Mexico. Trop. Anim. Health Prod. 48, 643–648. doi:10.1007/s11250-016-1012-y Santellano-Estrada, E., Becerril-Pérez, C.M., Mei-Chang, Y., Gianola, D., TorresHernández, G., Ramírez-Valverde, R., Domínguez-Vivieros, J., Rosendo Ponce, A., 2006. Caracterización de la lactancia y evaluación genética del ganado criollo lechero tropical utilizando un modelo de regresión aleatoria. Agrociencia 45, 165–175. Usai, M.G., Casu, S., Molle, G., Decandia, M., Ligios, S., Carta, a., 2006. Using cluster analysis to characterize the goat farming system in Sardinia. Livest. Sci. 104, 63–76. doi:10.1016/j.livsci.2006.03.013 Valerio, C.D., García, M.A., Acero, de la C.R., Castaldo, A., Perea, J.M., Martos, P.J., 2004. Metodología Para La Caracterización Y Tipificación De Sistemas Ganaderos., Uco. Es. Vilaboa, A.J., Díaz, D.P., 2009. Caracterización socioeconómica y tecnológica de los sistemas ganaderos en siete municipios del estado de Veracruz, México. Zotecnia Trop. 27, 427–436.

[118]


Tendencias y perspectivas de la ganadería doble propósito en el Altiplano Central de México. Un enfoque sostenible de producción Isael Estrada López1, Jovel Vences Pérez1, Isela Guadalupe Salas Reyes1, Carlos Manuel Arriaga Jordán2, Benito Albarrán-Portillo1, Gilberto Yong Ángel3, Anastacio García Martínez1*

Introducción En la actualidad, el sector agropecuario atraviesa uno de los momentos más controversiales de su historia a nivel mundial, con la disyuntiva de aumentar la producción de alimento para consumo humano y, a su vez, reducir el impacto ambiental relacionado con sus actividades. De acuerdo con lo reportado por la FAO, la demanda de proteínas de origen animal se duplicará para el año 2050, debido al incremento de la población mundial (FAO, 2011: 78). Una de las opciones para cubrir la demanda de alimentos para la población, es la intensificación sostenible de las actividades agropecuarias (Riar, Coventry, 2013: 64), debido al efecto de las actividades antropogénicas sobre los agroecosistemas (Steinfeld et al., 2006: 2). En México (Altiplano central-oriente-norte-sur), en los sistemas doble propósito (SPBDP) existe una amplia variación de unidades de producción (UP) ______________________ Centro Universitario UAEM Temascaltepec, Universidad Autónoma del Estado de México. Col. Barrio de Santiago S/N. Temascaltepec, Estado de México. C.P. 51300. Correo electrónico: estradalopezisael@gmail.com, VENJOVEN17@yahoo.com.mx, Sari_azul_9@hotmail.com, balbarranp@gmail.com, *angama.agm@gmail.com. *Autor para correspondencia.

1

Instituto en Ciencias Agropecuarias y Rurales. Universidad Autónoma del Estado de México, Instituto literario #100, 50000 Toluca, Estado de México, México. 2

Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad Autónoma de Chiapas. Rancho San Francisco, km 8 Carretera Terán-Ejido Emiliano Zapata. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. C.P. 29050. Correo electrónico: gilberto.yong@gmail.com 3


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

(Hernández et al., 2013: 23) debido a las condiciones del medio socioeconómico en el que se desarrollan (García.et al., 2015:128), por lo que estudiar la sostenibilidad implica analizar los puntos críticos y las posibles estrategias de mejoramiento en diferentes escenarios. La utilización de forrajes de buena calidad en términos de rendimiento y características nutricionales, como Digitaria decumbens y Panicum maximum (Stobbs, 1971: 160), producidos en la misma UP (Chapman et al., 2008: 109, 120) e integrando prácticas agroforestales mediante el silvopastoreo de praderas, que incluyan especies leguminosas como Leucaena leucocephala, puede ser una vía para mejorar la rentabilidad y sostenibilidad del sistema (Ku et al., 2014: 43, 46), además de contrarrestar los efectos estacionales en el crecimiento de forrajes y producción carne y leche. En función de lo anterior, el objetivo de este trabajo fue analizar la información disponible acerca de la sostenibilidad de sistemas de producción de bovinos, en el Altiplano Central de México, para identificar los principales factores que limitan su desarrollo y analizar las tendencias y perspectivas, maximizando el aprovechamiento de los recursos disponibles.

Características de las unidades de producción manejadas bajo el sistema de producción doble propósito, en la región sur del Estado de México El SPBDP en el sur del Estado de México es semejante al practicado en otras regiones tropicales de México, como es el caso de Chiapas (Puebla et al., 2015: 14; Orantes et al., 2014: 50; Aguilar et al., 2012:27) y se lleva a cabo en UP que cuentan con un área aproximada de 48.08 (± 34.20) hectáreas, 27.33 (± 5.13) cabezas de bovinos y una producción de 5.14 (± 0.20) litros de leche vaca-1 día-1 (Puebla et al., 2015: 16, 17; Vences et al., 2015: 21-23). Estos bovinos son manejados de manera semi-extensiva (Puebla et al., 2015: 15; Salas et al., 2015: 1191), con una carga animal de 1.06 (±1.07) animales por hectárea, y la producción de leche y carne representan el 42 y 48 % de los ingresos totales de las UP (Salas et al., 2015: 1192).

[120]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Perspectivas de sostenibilidad en los sistemas de producción doble propósito en la región sur del Estado de México METODOLOGÍA

Se analizó la información bibliográfica disponible sobre sostenibilidad y método IDEA en el sur del Estado de México, en los municipios de Tlatlaya, Zacazonapan y Tejupilco, entre 2013 y 2015. El método IDEA (Indicateurs de Durabilité des Exploitations Agricoles o Indicadores de la Sostenibilidad de las Explotaciones Agrícolas) está integrado por 16 objetivos, en tres escalas de la sostenibilidad: socioterritorial, económica y agroecológica. Cada escala está integrada con tres o cuatro componentes que hacen un total de 10: cada componente está integrado por un total de 42 indicadores (Vilain et al., 2008). ESCALA AGROECOLÓGICA

Al aplicar el método IDEA, Vences (2014: 51) y Salas et al. (2015: 1190) reportaron que el SPBDP resulta sostenible en la escala agroecológica, obteniendo entre 70 y 80 puntos de 100 permisibles, debido a la integración en la producción, de residuos de cultivos anuales hacia la producción animal (Salas et al., 2015: 1190). La baja o nula fertilización de praderas naturales o inducidas le confiere al sistema baja dependencia de este insumo (Vences et al., 2015: 25; Salas et al., 2015: 1190). También existe una baja presión sobre el agroecosistema, debido a una baja presión de pastoreo por presentar una carga animal baja (Hernández et al., 2006: 9). Por otro lado, la implementación de leguminosas en praderas de SPBDP puede resultar una opción viable para mejorar el contenido de nitrógeno en el suelo, como resultado de la capacidad de fijar nitrógeno atmosférico cuando se encuentran en simbiosis con bacterias del genero Rhizobium. Al respecto, se debe tener en cuenta que el nitrógeno es demasiado móvil en el suelo y es rápidamente aprovechado por las plantas. Aunado a esto, puede perderse por lixiviación y volatilización, situación que podría influir sobre los resultados al momento de realizar un análisis mineral del suelo. Como se muestra en el cuadro 1, donde no se observa un efecto en el contenido mineral del suelo con la edad de implantación del sistema silvopastoril. [121]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Cuadro 1. Composición mineral del suelo en monocultivo de gramíneas y sistemas silvopastoriles N (%)

Tratamiento

P (mg kg-1)

Monocultivo gramínea

0.09

2.08

Sistema silvopastoril de 5 años

0.07

2.28

Sistema silvopastoril de 7 años

0.07

1.62

Sistema silvopastoril de 10 años

0.05

1.63

Fuente: Medina et al., 2012: 33.

ESCALA SOCIAL

El SPBDP resulta sostenible, al obtener entre 60 y 70 puntos de 100 permisibles (Salas et al., 2015: 1190; Vences et al., 2015: 27), puntualizando en diversas circunstancias; por ejemplo, la importancia del sistema como generador de ingresos, a través del autoempleo (Salas et al., 2015: 1189). Por un lado, faltan mejores oportunidades laborales, dado el bajo nivel educativo y la edad avanzada de los titulares de las UP (Vences et al., 2015: 21), y por otro, el nulo nivel organizacional (Salas et al., 2015: 1190; Vences et al., 2015: 27), que le confiere al sistema gran vulnerabilidad, debido la extrema dependencia de insumos externos durante la escasez de forraje para el ganado (Puebla et al., 2015: 17). En este sentido, para adquirir los ingredientes para elaborar un concentrado propio, los titulares de las UP quedan excluidos de los mercados de volumen, debido a la atomización de las UP y como resultado obtienen alimentos concentrados comerciales a precios elevados. ESCALA ECONÓMICA

El SPBDP resulta limitante en esta escala, obteniendo entre 40 y 60 puntos de los 100 permisibles (Salas et al., 2015: 1192; Vences et al, 2015: 28). Los indicadores eficiencia del proceso productivo, viabilidad económica y transmisibilidad ejercen el mayor impacto en esta escala (Puebla et al., 2015; Salas et al, 2015: 1191; Vences et al, 2015: 28), observándose una mayor viabilidad económica en los municipios de Tlatlaya y Zacazonapan en comparación con el municipio de Tejupilco, sin embargo los más eficientes fueron Tejupilco y Tlatlaya (Figura 1). Lo anterior indica [122]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

que los titulares de las UP están autofinanciando el proceso productivo y visualizan sus UP como un sistema de ahorro (Ponce, 2000: 177). Esto hace vulnerables a las UP y en riesgo de abandonar la actividad productiva, debido a la falta de sucesión generacional, ya que los hijos de los titulares de las UP no están interesados en retomar la actividad ganadera (García et al., 2015).

25

Tejupilco, Méx. Zacazonapan, Méx. Puntaje máximo

Puntuación

Tlatlaya, Méx.

20 15 10 5 0

Indicadores

Figura 1. La sostenibilidad económica del sistema de producción bovinos doble propósito en el sur del Estado de México (Escala económica) Fuente: Vences (2014: 98), Puebla (2014: 68) y Salas et al. (2015: 1191). E= económica.

La variación estacional en la disponibilidad de agua provoca que, durante la época de sequía con el reducido desarrollo vegetativo de los forrajes, sea necesario utilizar alimentos concentrados, ya sea elaborados en la propia UP, utilizando insumos propios mezclados con productos externos a la UP (Salas et al., 2015: 1192) o adquiriéndolos en su totalidad de fuentes externas, lo que provoca un incremento de los costos de producción a niveles de entre 50 y 90 % en la época de sequía (Puebla et al., 2015: 17; Vences et al., 2015: 22). Aunque pueden reducirse 50 % aproximadamente durante el periodo de lluvias (Salas, 2014). En función de lo anterior, algunas opciones de alimentación para el [123]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

ganado doble propósito (DP) es la conservación de forrajes excedentes durante el periodo de lluvias (heno o ensilados), mismos que pueden ser utilizados para alimentar al ganado durante la época de sequía. Otra opción es el establecimiento de bancos de proteína con especies leguminosas que funcionan como fuente de proteína y presentan mayor digestibilidad (Ku et al., 2014: 46), en relación a las gramíneas, como se muestra en el cuadro 2. Estas estrategias de alimentación características en SPBDP en el sur del Estado de México, se complementan con los residuos de cosecha, arvenses y mazorca molida (Albarrán et al., 2015: 521), que garantizan la alimentación y existe la posibilidad de contrarrestar los efectos que el ambiente socioeconómico ejerce sobre la disponibilidad de forraje a lo largo de un ciclo de producción. Cuadro 2. Composición nutricional de Leucaena leucocephala, Brachiaria brizantha y su proporción consumida en silvopastoreo PC

FDN

FDA

HEM

MO

Leucaena leucocephala

21.7

45.1

16.9

28.1

89.2

Brachiaria brizantha

8.1

59.0

26.9

32.1

85.0

Tratamiento

Bb:Ll.= B. brizantha + L. leucocephala. PC= Proteína cruda, FND= Fibra neutro detergente, FAD= Fibra ácido detergente, HEM= Hemicelulosa, MO= Materia orgánica. Fuente: Bugarín et al., 2010.

EL ENFOQUE DE SOSTENIBILIDAD Y APROVECHAMIENTO DE LOS RECURSOS EN LA GANADERÍA DOBLE PROPÓSITO

El SPBDP en México cuenta con dos millones y medio de vacas y la mitad de estas vacas se dedican a la producción de leche, aportando 20 % de la leche y 40 % de la carne nacional total (SIAP, 2012). El manejo y el aprovechamiento de recursos para esta actividad presentan diferente grado de eficiencia en las escalas ambiental, social y económica, como se ha reportado en los trabajos de Puebla et al., 2015; Pérez et al., 2015 y Salas et al., 2015. Aunque también depende de la diversidad de UP en zonas rurales y la orientación de la producción (leche o carne) como se ha indicado en trabajos de García et al. (2015). La ganadería per se representa una actividad económica en zonas rurales por los ingresos que genera

[124]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

(Rojo et al., 2009) y representa un modo de vida para una proporción de la población rural. La disponibilidad de superficies para el cultivo de forraje para alimentación del ganado es fundamental y se convierte en el principal recurso en SPBDP. Sin embargo, también es un factor limitante, ante la necesidad de incrementar la producción de alimentos, para una población mundial en constante crecimiento, y para incrementar los niveles de producción por unidad de área. Esto ocasiona la apertura de nuevas tierras para uso agropecuario (Steinfeld et al., 2006: 3; Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, Última Reforma DOF 26-03-2015: 22). Con este enfoque, resulta factible cambiar el promedio de leche producida por día por vaca, de 5.14 kg a 7 0 14.0 kg, pero ello depende de la especie forrajera utilizada en la alimentación y raza de ganado presente en la UP (Stobbs, 1971: 161), además de los programas de reproducción y mejoramiento genético de animales que se adapten a las condiciones agroclimáticas locales, así como la implementación de estrategias de producción eficaces, en función de la orientación de la producción: leche o carne. Sin embargo, lo anterior puede incrementar la producción, pero no necesariamente la productividad o eficiencia del sistema (Scholtz et al., 2013: 272), aunque evita cambiar el uso del suelo y agua, conservando las selvas y bosques, suelos y reservas hídricas (Magaña et al., 2006: 109). Para entender los términos “agricultura y ganadería sostenibles” es esencial una apreciación desde una filosofía de sistemas. Un enfoque de sistemas, permite una amplia visión de las consecuencias de las prácticas agrícolas y pecuarias, sobre el ambiente y bienestar humano. Además proporciona las herramientas para explorar las interconexiones de la agricultura y ganadería con aspectos ambientales y sociales e implica un esfuerzo interdisciplinario en educación e investigación entre investigadores, productores, consumidores y legisladores (Damron, 2006: 763). La sostenibilidad de la agricultura y ganadería en su conjunto se refiere al uso de los recursos biofísicos, económicos y sociales en un espacio geográfico y de acuerdo a su capacidad de gestión, para obtener bienes y servicios, directos e indirectos para satisfacer las necesidades de las generaciones presentes y futuras (IICA, 1992: 29). Lo anterior identifica UP no sostenibles o UP muy [125]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

sostenibles y permite la adopción de prácticas agropecuarias adaptadas a cada UP para mejorar continuamente el sistema de producción (Damron, 2006: 761). La cría y explotación de ganado en la agricultura sostenible se justifica en el sentido de que dan valor agregado a los cultivos, funcionando como un amortiguador en las fluctuaciones de los precios de los cereales (maíz) y otros insumos agrícolas. Así el ganado, funciona como reservorio o almacén de alimento en caso de presentarse alguna catástrofe natural (FAO, 2011: 23; Damron, 2006: 764), su producción es una fuente que genera empleo y capital a lo largo del año para la población rural, ofrece variantes en el número de productos obtenidos en la UP (carne, leche y subproductos), funcionan como fuente de ahorro y en su explotación se utilizan suelos no aptos para la agricultura. En este tenor, la combinación de cultivos y ganado es fundamental para un sistema sostenible exitoso, basados en la interrelación entre capital, tierra y una diversidad de plantas, animales y el humano en completa simbiosis (Damron, 2006: 765). La meta no es obtener el máximo beneficio económico, sino producir tanto como sea posible sin afectar los recursos disponibles, mejorar las condiciones de vida de la población directamente involucrada y favorecer la continuidad de la actividad y la UP (Damron, 2006: 768). La adaptación al incremento en la demanda de alimentos de origen animal, puede incluir cambios en las UP: i) en la especie animal con la que se desea producir y, ii) en la intensificación del sistema de producción para obtener beneficios económicos para vivir decorosamente pero respetando los procesos biológicos de la naturaleza. Por otro lado, un enfoque de maximización de ganancias económicas, por sí solo, ha ocasionado una disminución de los recursos hídricos, erosión del suelo, disminución de la calidad del agua y pérdida de la biodiversidad. En este enfoque, el desarrollo sostenible requiere por lo tanto, considerar un balance entre las funciones económicas de producción y los servicios sociales y ambientales del sistema de producción (Gutzler et al., 2015: 506; Clay et al., 2014: 23). Una de las aproximaciones más prometedoras de sistemas mixtos es la agroforestería. Una modalidad de sistemas agroforestales son los sistemas silvopastoriles, integrados por árboles, arbustos, cultivos, pasto, animales, suelo y subsuelo (Palma, 2005: 2; Bacab et al., 2013: 70; Damron, 2006). La [126]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

implementación de estos factores en el SPBDP, promueve la utilización de especies nativas (leguminosas y no leguminosas) con potencial forrajero (Ku et al., 2014: 43). En este sentido, se han realizado avances importantes en México y otros países tropicales de América Latina, Asia y Oceanía (Ku et al., 2009; Hernández et al., 2008; Hermosillo et al., 2008; Rosales et al., 2008; Palma, 2006; Sosa et al., 2004; Shelton, 2000). La especie que sobresale es Leucaena leucocephala (Lam.) de Wit., por su manejo, rendimiento y características nutricionales para el ganado, particularmente digestibilidad y contenido de proteína cruda, además de las ventajas sobre la conservación del suelo y el ambiente (Cuadro 3). Cuadro 3. Composición química y degradación del forraje de diferentes especies de leucaena Composición química

Degradación

(%) Especie

(%)

PC

FDN

FDA

MS

PC

Leucaena lanceolata

22.3

40.0

27.3

69.6

55.5

Leucaena pallida

23.7

37.4

26.6

58.4

26.0

Leucaena leucocephala

25.6

31.7

21.9

80.3

52.2

Leucaena leucocephala glabrata

21.1

35.2

22.7

74.6

46.7

Leucaena esculenta paniculata

24.5

36.8

24.9

69.8

37.0

PC=proteína cruda, FDN= Fibra detergente neutro, FDA= Fibra detergente ácida, MS= Materia seca. Fuente: Solorio y Solorio, 2008: 26.

Además de su alto valor nutritivo, varios recursos tropicales (Leucaena leucocephala, Gliricidia sepium, Pithecellobium dulce, Acacia farnesiana), pueden contener taninos condensados, que pueden provocar beneficios en la producción de rumiantes, tales como mejor utilización de la proteína de la dieta, mayores tasas de crecimiento, ganancia de peso, producción de leche y mejorar el bienestar animal y su salud mediante la prevención de timpanismo y un efecto antiparasitario (Mueller, 2006). Todo lo anterior, repercute en la fertilización del suelo por la deposición de heces durante el pastoreo del ganado, evita la erosión del suelo y sirven como cortina rompe vientos (da Mota et al., 2010) e incrementa

[127]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

los ingresos en la UP y favorece el bienestar del productor y su familia y la continuidad de la actividad y de la UP (García et al., 2015).

Conclusiones Existen factores internos y externos a las unidades de producción en sistemas doble propósito en el sur del Estado de México que les confieren un nivel sostenible en aspectos agroecológicos y sociales. Sin embargo, aspectos económicos limitan la sostenibilidad del sistema en producción en su conjunto. La inclusión de especies arbustivas y arbóreas locales (leguminosas), en bancos de proteína o asociada con gramíneas, incide positivamente en la sostenibilidad de sistemas de producción de bovinos doble propósito.

Literatura citada Aguilar, R., Nahed, J., Parra, M., García, L., Ferguson, B., 2012. Medios de vida y aproximación de sistemas ganaderos al estándar de producción orgánica en Villaflores, Chiapas, México. Avances en Investigación Agropecuaria, Colima, México, vol. 16, núm. 3, pp. 21-51. Albarrán P.B., Rebollar R.S., García M.A., Rojo R.R., Avilés N.F. & Arriaga J.C.M., 2015. Socioeconomic and productive characterization of dual-purpose farms oriented to milk production in a subtropical region of Mexico. Tropical Animal Health and Production. 47(3):519-23. Bacab H.M., Madera N.B., Solorio F.J., Vera F. y Marrufo D.F., 2013. Los sistemas silvopastoriles intensivos con Leucaena leucocephala: una opción para la ganadería tropical. Avances en Investigación Agropecuaria. 17(3): 67-81. Bugarín P.J., Lemus F.C., Sangines G.L., Aguirre O.J. y Ramos Q.A., 2010. Comportamiento productivo de ovinos en crecimiento en un sistema silvopastoril (Leucaena leucocephala – Brachiaria brizantha). En: Compiladores: Aguirre O.J., Martínez G.S., Gómez D.A.A. V Reunión Nacional Sobre Sistemas Agro y Silvopastoriles, Nayarit 2010 «Bienestar Animal en Sistemas Silvopastoriles». Universidad Autónoma de Nayarit, Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Nayarit. 245 p. [128]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Chapman D.F., Kenny S.N., Beca D. & Johnson I.R., 2008. Pasture and forage crop systems for non-irrigated dairy farms in southern Australia. 1. Physical production and economic performance. Agricultural Systems 97: 108–125. Clay D.E., Clay S.A., Reitsma K.D., Dunn B.H., Smart A.J., Carlson G.G., Horvath D., Stone J.J., 2014. Does the conversion of grasslands to row crop production in semi-arid areas threaten global food supplies? Global FoodSecurity 3:22–30. da Mota C., Ribeiro G., Arruda R., Pimenta F., Alonso J., Caldeira I. y Maia C.A., 2010. Evaluación de árboles en cortinas rompevientos y su efecto en áreas de pastoreo en el norte de Minas Gerais. Revista Cubana de Ciencia Agrícola. 44(3): 301-306. Damron D.S., 2006. Introduction to Animal Science: Global, biological, social, and industry perspective. Third Edition. Pearson Prentice Hall. 816 p. DOF, 2015. Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable. Última Reforma DOF 26-03-2015). En: http://www.dof.gob.mx/ (Consultada el 20 de Mayo de 2015). FAO, 2011. World livestock. Livestock in food security. Rome, FAO. García M.A., Albarrán P.B., Avilés N.F., 2015. Dinámicas y tendencias de la ganadería doble propósito en el sur del Estado de México. Agrociencia (49) 125139. Gutzler C., Helming K., Balla D., Dannowski R., Deumlich D., Glemnitz M., Knierim A., Mirschel W., Nendel C., Paul C., Sieber S., Stachow U., Starick A., Wieland R., Wurbs A. & Zander P., 2015. Agricultural land use changes – a scenario-based sustainability impact assessment for Brandenburg, Germany. Ecological Indicators 48: 505–517. Hermosillo Y., Aguirre J., Alonso R., Gómez A., Jacobo R., Ramos A., 2008. Combinación de métodos para germinación y emergencia de germoplasma forrajero en la obtención de planta para sistema Silvopastoril en Nayarit. En: IV Reunión Nacional sobre Sistemas Agro y Silvopastoriles “Estrategias ambientalmente amigables”. Colima, México, p 133-136.

[129]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Hernández M.P., Estrada F.J.G., Avilés N.F., Yong A.G., López G.F., Solís M.A.D. y Castelán O.O.A., 2013. Tipificación de los sistemas campesinos de producción de leche del sur del Estado de México. Universidad y Ciencia 29(1), 1931. Hernández V.D., Herrera H.J.G., Pérez P.J. y Vásquez A.S., 2006. Índice de sustentabilidad para el sistema bovino de doble propósito, en Guerrero, México. REDVET. Revista Electrónica de Veterinaria [en línea], VII (Septiembre-Sin mes): [Fecha de consulta: 6 de Febrero de 2015] Disponible en: <http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=63612675002> ISSN. Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), 1992. Tecnología y sostenibilidad de la agricultura en América Latina. San José, C.R.: IICA. Programa de generación y transferencia de tecnología. 136 pp. Ku V.J.C., Briceño, E.G., Ruiz, A., Mayo, R., Ayala, A.J., Aguilar, C. F., Solorio, F.J., Ramírez, L., 2014. Manipulación del metabolismo energético de los rumiantes en los trópicos: opciones para mejorar la producción y la calidad de la carne y leche. Revista Cubana de Ciencia Agrícola, 48 (1): 43-53. Ku V.J.C., Ramírez A.L., Ayala B.A., Chay C.A., Contreras H.M., Piñeiro V.A., Godoy C.R., Ruíz R.N., Espinoza H.J., 2009. La nutrición animal con árboles forrajeros y la cartera de investigación en SSPi. En II Congreso sobre sistemas Silvopastoriles Intensivos “En camino hacia núcleos de ganadería y bosques”. Michoacán, México. p 191-201. Magaña M.J.G., Ríos A.G. y Martínez G.J.C., 2006. Los sistemas de doble propósito y los desafíos en los climas tropicales de México. Archivos Latinoamericanos de Producción Animal, Vol. 14, No. 3, pp. 105-114. Medina J.F.J., Galdámez G.J., Pinto R.R., Gómez C.H., Carmona J., López A.M., García B.L.E., Hernández L.A., Guevara H.F., 2012. Nitrógeno, Fósforo y Potencial de Hidrógeno del suelo en sistemas silvopastoriles de Leucaena leucocephala. Quehacer Científico en Chiapas. 1 (14): 32-34. Muller H.I., 2006. Unravelling the conundrum of tannins in animal nutrition and health. Journal of the Science of Food and Agriculture. 86: 2010-2037. Orantes Z.M.A., Platas R.D., Córdova A.V., De los Santos L.M.C., Córdova A.A., 2014.Caracterización de la ganadería doble propósito en una Región de Chiapas, México. Ecosistemas y Recursos Agropecuarios. 1 (1): 49-58.

[130]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Palma J.M., 2005. Los árboles en la ganadería del trópico seco. Avances en Investigación Agropecuaria. 9 (1): 1-11. Palma J.M., 2006. Los sistemas silvopastoriles en el trópico seco mexicano. Archivos Latinoamericanos en Producción Animal. 14 (3): 95-104. Ponce M.D., 2000. Situación del sistema de producción de leche de vaca en la zona norte del Estado de Guerrero. En: La ganadería en México: Globalización, políticas, regiones y transferencia tecnológica. Editores: PalacioMuñoz VH, Vives-Zegers A y Yepez-Basuro M. Universidad Autónoma Chapingo-CONACYT. 309 p. Puebla A.S., 2014. Evaluación de la sustentabilidad de los sistemas de producción doble propósito en Tejupilco, Estado de México. Tesis de Maestría. Universidad Autónoma del Estado de México, Centro Universitario UAEM-Temascaltepec, 108 p. Puebla A.S., Rebollar R.S., Albarrán P.B., García M.A., Arriaga J.C.M., 2015. Análisis técnico económico de sistemas de bovinos doble propósito en Tejupilco, Estado de México, en la época de secas. Investigación y Ciencia de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Número 65: 13-19. Riar, A. & Coventry, D., 2013. Nitrogen Use as a Component of Sustainable Crop Systems. In: Agricultural Suatainability Progress and Prospects in Crop Research. Edited by Gurbir S. Bhullar and Navreet K. Bhullar, Swiss Federal Institute of Technology, Zurich, Switzerland. 292 p. Rojo R.R., Vázquez A.J.F., Pérez H.P., Mendoza M.G.D., Salem A.Z.M., Albarrán P.B., González-R.A., Hernández M.J., Rebollar R.S., Cardoso J.D., Dorantes C.E.J. & Gutiérrez C.J.G., 2009. Dual purpose cattle production in Mexico. Tropical Animal Health and Production. 41: 715-721. Román P.S.I., Ruiz L.F.J., Montaldo H.H., Rizzi R., Román P.H., 2013. Efectos de cruzamiento para producción de leche y características de crecimiento en bovinos de doble propósito en el trópico húmedo. Revista Mexicana de Ciencias Pecuarias. 4(4):405-416. Rosales J.J., Cervallos J., Vázquez J.M., Hernández F., 2008. La diversidad de los sistemas agroforestales en el Sur y Costa Sur de Jalisco. En: IV Reunión Nacional sobre Sistemas Agro y Silvopastoriles “Estrategias ambientalmente amigables”. Colima, México, 2008. pp. 71-81.

[131]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Salas R.I.G., 2014. Evaluación de la sostenibilidad de unidades de producción doble propósito en Zacazonapan, Estado de México. Tesis de Maestría. Universidad Autónoma del Estado de México, Centro Universitario, UAEM-Temascaltepec, 66 p. Salas R.I.G. Arriaga J.C.M., Rebollar R.S., García M.A. & Albarrán P.B., 2015. Assessment of the sustainability of dual-purpose farms by the IDEA method in the subtropical area of central Mexico. Tropical Animal Health and Production Tropical Animal Health and Production 47: 1187-1194. Scholtz M.M., Maiwashe A., Neser F.W.C., Theunissen A., Olivier W.J., Mokolobate M.C. & Hendriks J., 2013. Livestock breeding for sustainability to mitigate global warming, with the emphasis on developing countries. South African Journal of Animal Science. 43 (No. 3): 269-282. Shelton, M., 2000. Leguminosas forrajeras tropicales en los sistemas agroforestales. Unasylva 200. 51: 25-32. Solorio S.F.J. y Solorio S.B., 2008. “Leucaena leucocephala (Guaje), una opción forrajera en los sistemas de producción animal en el trópico”. Manual de manejo agronómico de Leucaena leucocephala. Fundación Produce Michoacán. México. 44 p. Sosa R.E.E., Pérez R.D., Ortega R.L., Zapata B.G., 2004. Evaluación del potencial forrajero de árboles y arbustos tropicales para la alimentación de ovinos. Técnica Pecuaria en México, 42 (2): 129-144. Steinfeld, H., Gerber, P., Wassenaar, T., Castel, V., Rosales, M., Haan, C.D., 2006. Livestock's long shadow: environmental issues and options. Food and Agriculture Organization of the United Nations, Rome. Stobbs T.H., 1971. Quality of pasture and forage crops for dairy production in the tropical regions of Australia 1. Review of the literature. Tropical Grasslands Vol. 5, No.3. Vences P.J., 2014. Análisis de la sustentabilidad de los sistemas de ganado bovino en el municipio de Tlatlaya, Estado de México. Tesis de Maestría. Universidad Autónoma del Estado de México, Centro Universitario, UAEM-Temascaltepec, 105 p. Vences P.J., Nájera G.A. de L., Albarrán P.B., Arriaga J.C.M., Rebollar R.S. y García M.A., 2015. Utilización de método IDEA para evaluar la sustentabilidad [132]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

de la ganadería del Estado de México. En: Iglesias-Piña D, Carreño-Meléndez y Carrillo-Arteaga A.N.J. Sustentabilidad productiva sectorial. Algunas evidencias de aplicación, Toluca, Estado de México, Universidad Autónoma del Estado de México, pp. 15-39. Vilain, L., Girardin, P., Mouchet, C., Viaux, P., and Zahm, F., 2008. La method IDEA: Indicateurs de durabilité des exploitations agricoles: guide d’utilisation, Dijon, version 3, Educagri Ed. http://www.idea.portea.fr/ (Consultado febrero de 2013).

[133]


Importancia del cultivo de maíz en ganadería doble propósito en Tlatlaya, Estado de México. Eficiencia energética y sustentabilidad Jovel Vences Pérez1, Ernesto Morales Almaraz2, Carlos Galdino Martínez García3, Benito Albarrán-Portillo, Anastacio García Martínez1*

Introducción El maíz (Zea mays) es el cultivo agrícola más difundido y con la mayor producción a nivel mundial. Además, es el insumo que por sus características nutricionales es utilizado en la producción de proteína animal y para consumo humano (SAGARPA, 2015: 37). Su importancia económica y social es relevante por el número de productores que realizan esta actividad y porque genera empleo e ingresos en las zonas rurales (FIRA, 2015: 4; Osorio-García et al., 2015: 580). La producción mundial se orienta con énfasis a la seguridad alimentaria y su producción se relaciona con el crecimiento poblacional (SAGARPA, 2015: 23). En este sentido, se observa un crecimiento promedio anual de 3.5 % (1,008.7 millones de toneladas) y las expectativas para el 2015/16 ubican la producción mundial de maíz con una reducción de 3.6 por ciento con relación a 2014/15, lo que se traduce en 972.6 millones (FIRA, 2015: 4). Mientras que la OCDE-FAO (2015: 19) prevé un crecimiento anual de 1.5 % hasta 2021 por mayor rendimiento por ha. México ______________________ Centro Universitario UAEM Temascaltepec, Universidad Autónoma del Estado de México. Col. Barrio de Santiago S/N. Temascaltepec, Estado de México. C.P. 51300. Correo electrónico: VENJOVEN17@yahoo.com.mx, balbarranp@gmail.com, angama.agm@gmail.com. *Autor para correspondencia. 1

Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Universidad Autónoma del Estado de México. El Cerrillo Piedras Blancas, Toluca, Estado de México. C.P. 50280. Correo electrónico: emoralesa@uaemex.mx

2

Instituto en Ciencias Agropecuarias y Rurales (ICAR). Universidad Autónoma del Estado de México. El Cerrillo Piedras Blancas, Toluca, Estado de México. C.P. 50280. Correo electrónico: cgmartinezg@uaemex.mx

3


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

ocupó el 4° lugar en superficie cosechada de maíz con el 5 % del total mundial (SAGARPA, 2015: 36), produciendo 24.95 millones de toneladas durante el ciclo agrícola 2015 (FIRA, 2015: 16). Las estimaciones de SAGARPA indicaron un nivel de consumo de 35.6 millones de toneladas durante este año, lo que representa un incremento de 5.8 por ciento con relación a 2014 (SAGARPA, 2015: 23). El Estado de México, durante 2014, ocupó el cuarto lugar, al aportar el 7.94 % de la producción nacional (SIAP, 2014). El cultivo en el sur del Estado de México se realiza en relieves montañosos, donde es difícil el acceso de tecnología para la actividad. (Van Der Wal et al., 2006:450). En estas condiciones, el cultivo de maíz se asocia a la ganadería doble propósito (leche y carne). Este sistema de manejo está ampliamente distribuido en el país, ya que proporciona sinergias que permite optimizar el uso de los recursos naturales (Hellin et al., 2013). El aprovechamiento racional disminuye la degradación y el uso insumos externos y favorece la sustentabilidad ambiental mediante, el reciclaje de estiércol y secuestro de carbono (Veysset et al., 2014: 1220). En este esquema, el uso eficiente y sostenible de la energía ha tenido gran relevancia en los agrosecosistemas modernos. El consumo de energía en las actividades agropecuarias involucra principalmente el uso de combustibles fósiles y el aumento de su consumo al incremento de la superficie agrícola, de la población, de los estándares de vida y del uso de nuevas tecnologías. El uso irracional de insumos agropecuarios para obtener mayor rendimiento, deteriora y afecta la disponibilidad de recursos naturales e incrementa la concentración de los gases efecto invernadero que ocasionan el cambio climático. Las fuentes de energía utilizadas en la agricultura son la i. natural que es esencial para el crecimiento de las plantas y seres vivos e incluye la energía solar y fuentes de energía almacenadas biológicamente en el suelo y, ii. la energía auxiliar como la mismas tierra o fuentes de agua que son utilizadas para apoyar los procesos naturales. Estas pueden producir más energía de lo que producen naturalmente (energía eólica y pluvial) (Kazemi, 2016: 1). Desde la Cumbre de Río 1992 se reconoció la importancia del uso “ecoeficiente” y sustentable de la energía en los procesos de producción, bajo el principio de producir más con menos y con mínimo impacto ambiental, aunque también debe alcanzar objetivos sociales y económicos. La ecoeficiencia se [135]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

considera un instrumento para el análisis de la sostenibilidad e indica una relación empírica entre valor económico e impacto ambiental. Su importancia se debe a dos razones: es el modo más efectivo de reducir el impacto ambiental y, las políticas derivadas son fáciles de adoptar (Ribal, Sanjuan, Clemente, Fenollosa, 2009:126). La sostenibilidad de un sistema está determinada por la capacidad que tiene para reajustar sus estructuras e interacciones socio-ecológicas para enfrentar las perturbaciones y persistir sin cambios significativos en sus atributos y funciones. Lo cual significa que un sistema es sostenible cuando los procesos y actividades humanas se adaptan a las características y dinámicas de los ecosistemas con los que se relacionan y a las características y necesidades socioeconómicas, culturales y políticas de los grupos humanos involucrados en tales procesos (Salas-Zapata y Río-Osorio, 2013:102). En este sentido, el objetivo del trabajo fue analizar la eficiencia energética del cultivo de maíz en un sistema doble propósito en el municipio de Tlatlaya, Estado de México.

Utilización de la energía y sustentabilidad en el cultivo del maíz ZONA DE ESTUDIO Y RECOLECCIÓN DE INFORMACIÓN

El trabajo se realizó en el municipio de Tlatlaya, localizado en la zona suroeste del Estado de México dentro de la región socioeconómica núm. X que forma parte del distrito judicial núm. IX con sede en Tejupilco. Geográficamente se ubica en las coordenadas 18°22´ y 18°41´ N y 100°04´y 100°27´O, a una altitud entre 300 y 2400 msnm. Su territorio asciende a 798.92 km2, que representan 3.5 % del total estatal (INEGI, 2014). ANÁLISIS ENERGÉTICO

La información se obtuvo de una muestra de productores, elegidos mediante la metodología de bola de nieve (Joseph-Castillo, 2009). En la obtención de información se utilizó una encuesta estructurada, aplicada por entrevista directa a ganaderos de 28 UP, durante 2013. Se consideraron las entradas y salidas de energía, caracterizadas mediante flujos de materia física e insumos utilizados para la producción mediante el método de análisis de Meul et al. (2007). Para el cálculo [136]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

de la de la eficiencia energética se aplicó la metodología de Funes (2009), que consistió en la documentación de los elementos de entradas y salida (Cuadros 1 y 2). Se incluyeron gastos energéticos de la producción, directos o indirectos (fuerza de trabajo humano y animal, empleo de combustibles, fertilizantes y otros insumos). El enfoque del balance energético usado en este estudio no considera los costos ecológicos provenientes de la energía solar, el calor disipado o la energía degradada en el sistema. Cuadro 1. Equivalente de energía de los insumos Entradas de energía

Unidad

Equivalente a energía (MJ)

Referencia

Mano de obra

h

1.96

Akdemir, 2012

Maquinaria

h

64.8

Salazar, 2012

Gas

L

40

Vilain,2008

Herbicida

L

238

Fuenes-Monzote, 2009

Súper Fosfato de Calcio Simple Sulfato de Amonio

kg

6.35

Denoia,2008

kg

55.3

Meul, 2007

Urea

kg

60.6

Akdemir, 2012

Cloruro de Potasio

kg

6.7

Akdemir, 2012

18-46

kg

55.3-6.35

Líquido

L

360

Meul, 2007 Denoia,2008 Monti,2013

Granulado

kg

364

Fuenes-Monzote, 2009

Semilla

kg

32.99

Monti,2013

Fertilizantes

Insecticidas

Insumo

Cuadro 2. Equivalentes a energía de productos obtenidos del cultivo del maíz Productos obtenidos

Unidad

Equivalente a energía (MJ)

Grano

kg

Mazorca molida

kg

13.65 13.65

Rastrojo molido con mazorca

kg

11.42

Ensilado

kg

10.29

Grano molino

kg

13.65

Fuente: Ruiz-Vega, 2015; Denoia, 2008; Tieri, 2014.

[137]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Para el cálculo del desempeño de la energía en el proceso de producción, se utilizaron las ecuaciones de Khosruzzaman et al. (2010), mismas que se muestran a continuación: í

ó

í

ó

Productividad energética

í í

(1)

í

Energía específica

Retorno de energía neta =

í

Eficiencia del uso de energía

(2)

(3)

í

(4)

Características estructurales de las UP Las unidades de producción UP doble propósito analizadas han prevalecido durante más de 60 años y son gestionadas por ganaderos de 59 años de edad en promedio. La mano de obra es principalmente familiar, y un bajo porcentaje es mano de obra contratada, principalmente en UP con hatos de mayor tamaño. Un 64 % de los productores cuenta con estudios, principalmente primaria y secundaria, aunque también algunos tienen estudios de nivel superior. El resto de los ganaderos no tiene estudios. Cuentan con una superficie promedio de 58.03 ha. La mayor parte de la superficie es propiedad, y el arrendamiento representa 14 % de la superficie total. Los cultivos agrícolas ocupan el 11.53 %; las áreas de bosque, 10.31 %, y el resto se destina para la producción de forrajes, en la que los agostaderos representan el 39 %. El tamaño del hato promedia 40 bovinos y las vacas representan el 65 %. La presencia de otros animales como ovinos y cabras es poco representativa. En promedio, hay 3.53 especies de animales de interés comercial y autoconsumo dentro de las UP.

[138]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Prácticas realizadas en el cultivo de maíz La siembra de maíz se realiza durante la temporada de lluvias; en promedio siembran alrededor de 4.79 ha. El 3.44 % de los productores también siembra 0.02 hectáreas en la época de estiaje, por la cercanía que tienen a la principal fuente de agua de la zona (presa Vicente guerrero). El 17.85 % de los productores compran más del 50 % de la semilla de maíz que se siembra. El 39.29 % siembra en promedio 1.88 hectáreas de maíz mejorado; 17.86 %, 0.85 hectáreas de maíz criollo, y 42.86 %, 2.05 ha de maíz criollo y mejorado. La mejor época para la siembra es en primavera por la mayor disponibilidad de agua, aunque también se siembra al inicio del otoño, sobre todo en las zonas con disponibilidad de riego (SAGARPA, 2015: 78). La siembra se realiza tradicionalmente de manera manual, ya que en la región predominan terrenos con pendientes. Aunque en las zonas planas se llega a utilizar maquinaria. En resto de las actividades de manejo del cultivo se realiza manualmente: de 1 a 3 aplicaciones de fertilizantes, 1 a 2 aplicaciones de herbicidas y 1 a 3 aplicaciones de insecticidas, la cosecha normalmente se realiza en los meses de octubre y noviembre. El rendimiento promedio fue de 3.3 t/ha, ligeramente superior al promedio nacional de 2.6 T (SIAP-SAGARPA,2015: 29). El costo por hectárea cultivada fue de $6,045.0 o $2.17/kg de maíz producido. El 39.2 % son costos por el proceso de siembra y 60.8 % por mantenimiento y cosecha. El MB por ha fue de $5,393.4 o $1.13/kg de maíz producido. Más de 37 % de la producción de maíz es utilizada para consumo del hogar y, el porcentaje restante es utilizado para la alimentación de un promedio de 26 vacas como ensilado, mazorca molida, rastrojo molido, grano molido o rastrojo molido con mazorca. Sin embargo, la producción de maíz no es suficiente para satisfacer la demanda en las UP, ya que 3.25 % de los productores compraron en promedio 5 toneladas de rastrojo molido; 7.14 %, 18.5 toneladas de ensilado de maíz; 25 %, 5 toneladas de mazorca molida; 7.14 %, 0.5 toneladas de maíz molido, y 7.14 %, 2 toneladas de maíz en grano. La utilización del maíz en la dieta del ganado disminuye 19.45 % los costos por alimentación. Es decir, una disminución entre $1.04 y $2.26 por kg de alimento balanceado. Lo anterior, permite un MN de $155,399.1 en promedio en la UP, cuando se combina la

[139]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

agricultura y la ganadería (producción de leche y carne), $2,046.2/ha de superficie disponible y $3,326.5/vaca.

Entrada y salida de energía El uso de maquinaria, como se puede observar, es muy limitado (Cuadro 3), el mayor gasto energético lo representa el uso de gasolina, con un 84.66 % del gasto total utilizado en esta actividad; la maquinaria y la mano de obra encargada del manejo del tractor es menos representativa. Cuadro 3. Actividades realizadas con maquinaria Actividades

Cantidad

Gasolina (L)

Tiempo (h)

MJ Maquinaria

MJ Gasolina

MJ Operador

Otro (ha)

2.50

25.00

4.00

259.20

1,000.00

7.84

Surcado (ha)

2.50

25.00

4.00

259.20

1,000.00

7.84

Siembra(ha)

2.75

27.50

4.00

259.20

1,100.00

7.84

Moler grano (t)

6.17

30.85

3.00

194.40

1,234.00

5.88

Moler mazorca (t)

7.17

38.05

13.00

972.00

1,522.00

29.40

Moler rastrojo con mazorca (t)

11.40

57.00

5.00

324.00

2,280.00

9.80

Moler ensilado (t)

27.40

137.50

2.00

129.60

5,500.00

3.92

340.90

35.00

2,397.60

13,636.00

72.52

Total

El mayor gasto de energía es representado por el uso de fertilizantes nitrogenados, como el uso del sulfato de amonio y urea, que ocupan más del 80 % del gasto energético total. El uso de insecticida, herbicida y gasolina se encuentra entre un 2 y 4 % del total (Cuadro 4). La salida de energía por rubro se muestra en el cuadro 5, y fueron el maíz grano y mazorca molida los productos que mayor cantidad presentaron. En este sentido, el sistema se considera eficiente por la cantidad de producto obtenido por MJ utilizado. [140]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Limitaciones en la sustentabilidad del maíz Actualmente, se están realizado análisis de la sustentabilidad de los sistemas de producción de ganado bovino doble propósito en el sur del Estado de México, a través del método IDEA (Indicateurs de Durabilité des Exploitations Agricoles o Indicadores de la Sustentabilidad de las Explotaciones Agrícolas), por medio de una metodología elaborada en Francia, que ha sido validada en distintas partes del mundo, ya que puede ajustarse a diferentes sistemas de producción (Zahm et al., 2008: 276). El análisis por medio del método IDEA se realiza en tres escalas de la sustentabilidad. Los trabajos realizados en el suroeste y sur del estado evidencian que el indicador uso de fertilizantes, pesticidas, perteneciente a la escala agroecológica, resultó afectado debido a uso excesivo de fertilizantes, herbicidas y plaguicidas para las diferentes actividades realizadas en el cultivo del maíz, (Vences et al., 2015; 24; Salas-Reyes et al., 2015; 1189), aunado a esto, la dependencia de insumos compromete los indicadores de la escala económica, viabilidad económica y eficiencia del proceso productivo de los sistemas de producción, ya que es la escala limitada final la que limita la escala global de estos sistemas

[141]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Cuadro 4. Entradas de energía Cantidad por unidad de a (ha)

Entradas Mano de obra Tumba Siembra Control de malezas Fertilización Control de plagas Arranque de malezas Cosecha Operador maquinaria Gas (L) Energía Directa Maquinaria (h) Herbicida (L) Fertilizantes (kg) Súper Fosfato de Calcio Simple Sulfato de Amonio Urea Cloruro de Potasio 18-46 Insecticidas Liquido (L) Granulado (kg) Semilla (kg) Energía indirecta Total

4.18 3.09 1.88 3.34 2.46 0.81 8.43 7.31 71.17 7.31 3.97 0.00 164.03 422.38 10.07 5.96 0.77 0.00 0.95 3.43 10.15 731.69

Equivalente a MJ

Porcentaje %

66.82 48.56 29.49 55.47 38.61 12.75 132.23 15.15 594.85 993.93 500.99 945.78 0.00 1,042.54 23,378.69 610.52 40.00 47.39 0.00 341.19 1,249.55 335.07 28,491.73 29,485.66

0.23 0.16 0.10 0.19 0.13 0.04 0.45 0.05 2.02 3.37 1.70 3.21 0.00 3.54 79.29 2.07 0.14 0.16 0.00 1.16 4.24 1.14 96.62 100.00

Cuadro 5. Salidas de energía e indicadores de eficiencia Productos Grano Mazorca molida Rastrojo molido con mazorca Ensilado Grano molino Rastrojo Total salidas Total entrada Eficiencia Energía específica (MJ/kg) Productividad energética (kg/MJ) Retorno de energía neta (MJ/ha)

kg/ha 1,250.00 1,000.00 420.00 410.00 140.00 130.00 3,350.00

[142]

MJ /ha 17,062.5 13,650 4,796.4 4,218.9 1911 1,190.8 42,829.60 29,485.66 1.45 8.80 0.11 13,343.94


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

En la actualidad, existen trabajos donde mencionan que, en México, cerca de 3000 toneladas de ingrediente activo por año son usadas para combatir el gusano cogollero del maíz, la plaga más importante del continente americano. La carencia de un programa de manejo integrado (PMI) en el cultivo de maíz en México ha ocasionado un alto uso de pesticidas por unidad de superficie (Blanco et al., 2014; 1). A pesar de que el maíz es el mayor cultivo en México, no se logrado producir bajo un enfoque de manejo integral de plagas (MIP), esta estrategia permite minimizar daños económicos y tiene bajo impacto ambiental por el uso indiscriminado de pesticidas. El MIP permite la utilización de múltiples herramientas y tácticas basadas en la biología de plagas, éstas, a su vez, son económicamente factibles (Blanco et al., 2014; 1). En cuanto al uso de fertilizante, más del 95 % de los productores del país usan fertilizantes en sus cultivos. Las razones de este uso en determinadas dosis son fundamentalmente por costumbre. Por otra parte los factores que determinan el comportamiento de los productores consumidores de fertilizantes se destacan los siguientes: el ingreso familiar, el tamaño de la UP y el gasto en otros insumos. (Antonio, 2001: 200).

Eficiencia energética en el cultivo de maíz en Tlatlaya La eficiencia energética del sistema analizado (1.45 MJ/kg) fue menor a lo reportado en la India (Patel, Bhut, Gupta, 2014; 171) donde se observaron valores de 4.73 MJ/kg de maíz. La utilización de combustible también fue diferente en los dos sistemas, en la India el uso de combustible representó 4,240.8 MJ/ha, mientras que en este sistema fue de 2,846.76 MJ/ha, ya que como se pudo observar en el cuadro 3, el número de productores que utiliza maquinaria es poco representativo, así como las actividades que se realizan utilizando tractor. La eficiencia del sistema analizado resultó menor debido a un menor retorno de energía neta 13,345.96MJ/ha comparado con el trabajo mencionado anteriormente que obtuvo 39,688. 19 MJ/kg. En el estado de Oaxaca se evaluaron diferentes sistemas de labranza para el maíz; labranza con tracción animal (LTA), labranza mixta (LMX) y labranza mecanizada (LM). El sistema más eficiente fue en LTA con una eficiencia de [143]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

34.4MJ/kg; en cambio, el sistema menos eficiente fue el sistema de LM obteniendo 5.2MJ/kg, debido al mayor uso de maquinaria y combustible (RuizVega et al., 2015). De lo anterior, LTA se puede establecer como una opción viable para disminuir el uso de energía. Por otra parte, en el municipio de Palmira en Colombia, se estableció un sistema de rotación de maíz con frijol terciopelo (M. prurensis) y se aplicaron siete tratamientos en la rotación; T1 (sin M. pruriens y sin fertilizar); T2 (abono verde de M. pruriens sin fertilizar); T3 (acolchado orgánico de M. pruriens sin fertilizar); T4 (abono verde de M. pruriens más abono orgánico compostado); T5 (abono verde de M. pruriens más fertilizante de síntesis química); T6 (abono verde de M. pruriens más abono orgánico compostado, complementado con fertilizante de síntesis química); T7 (acolchado orgánico de M. pruriens más abono orgánico compostado, complementado con fertilizante de síntesis química). El resultado obtenido fue una mayor eficiencia de T2 con 114.1MJ/kg, significativamente mayor que el resto de los tratamiento, mientras que T5 obtuvo el valor más bajo con 19.1 MJ/kg (Sanclemente, Patiño, Beltrán, 2012; 41), de esta manera se pueden implementar estrategias para aumentar las salidas de energía con el mínimo uso de insumos.

Conclusiones De lo anterior se puede afirmar que el sistema tradicional del cultivo de maíz en el municipio de Tlatlaya es eficiente energéticamente. Sin embargo, el uso de insumos externos limita la sostenibilidad global del sistema de producción.

Literatura citada Akdemir, Sinasi, Akcaoz, Handan, Kizilay, Hatice, 2012. An analysis of energy use and input costs for apple production in Turkey. Journal of Food, Agriculture & Environment Vol.10 (2): 473-479. 2012. Antonio Ávila, José, 2001. El mercado de los fertilizantes en México /Situación actual y perspectivas. Problemas de desarrollo. Vol. 32. No. 127.

[144]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Blanco, Carlos A., Guadalupe Pellegaud, José, Nava-Camberos, Urbano, LugoBarrera, David Vega-Aquino, Paulina, Coello, Jesús, Terán-Vargas, Antonio P. Vargas-Camplis, Jesús, 2014. Maize Pests in Mexico and Challenges for the Adoption of Integrated Pest Management Programs. Journal of Integrated Pest M anagement. 5(4); DOI: http://dx.doi.org/10.1603/IPM14006. Denoia, J., Bonel, B., Montico, S., Di Leo, N., 2008. Análisis de la gestión energética en sistemas de producción ganaderos. Revista FAVE – Ciencias Agrarias UNR, 7(1-2).43-56. FIRA 2015. Panorama Agroalimentario. Dirección de investigación y evaluación económica y sectorial. Maíz 2015. p. 37. Funes-Monzote, Fernando. R, 2009. Eficiencia energética en sistemas agropecuarios. Elementos teóricos y prácticos para el cálculo y análisis integrado. Estación Experimental “Indio Hatuey”, Universidad de Matanzas Ministerio de Educación Superior. Hellin, Jon, Erenstein, Olaf, Beuchelt, Tina, Camacho, Carolina, Flores, Dagoberto, 2013. Maize stover use and sustainable crop production in mixedcrop– livestock systems in Mexico. Field Crops Research, 153 12–21. Joseph-Castillo, Joan (2009). Convenience sampling applied to research. Experiment Resources.com. Scientific Method: A website about research and experiments. Consultada el 12 de marzo de 2013, http://www.experiment-resources.com/snowball-sampling.html Kazemi, Hossein, 2016. Energy Balance in Modern Agroecosystems; Why and How? Agricultural Research & Technology: Open Access Journal, 1(5): ARTOAJ.MS.ID.555571. Khosruzzaman S., Asgar M.A., Karim N. and Akbar S, 2010. Energy intensity and productivity in relation to agriculture– Bangladesh perspective. Journal of Agricultural Technology, Vol. 6(4): 615-630 Available online http://www.ijat-rmutto.com ISSN 1686-9141. Meul, M., Nevens F., Reheul, D., Hofman, G, 2007. Energy use efficiency of specialised dairy, arable and pig farms in Flanders. Agriculture, Ecosystems and Environment, 119; 135–144. [145]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Meul, Marijke, Nevens, Frank, Reheul, Dirk, Hofman, Georges, 2007. Energy use efficieny of specialised dairy, arable and pig farms in Flanders. Agriculture, Ecosystems and Environment, 199: 135. Monti, Mario, López Calderón, Alberto, Fernández Macor, Claudio, 2013. Eficiencia energética y sostenibilidad ambiental en el agro santafesino; un estudio de casos a nivel de establecimientos. VI Jornadas de la asociación argentino uruguaya de economía y ecología. ISBN 978-987-633-103-6. OCDE/FAO (2013), OCDE-FAO Perspectivas Agrícolas 2013-2022, Texcoco, Estado de México. Osorio-García, Nemesio, López-Sánchez, Higinio, Ramírez-Valverde, Benito, GilMuñoz, Abel, Gutiérrez-Rangel, Nicolás, 2015. Producción de maíz y pluriactividad de los campesinos en el Valle de Puebla, México. Revista Electrónica Nova Scientia, Nº 14 Vol. 7 (2). ISSN 2007 - 0705. pp: 577– 600. Patel, P. J., Bhut, A. C., Gupta, Pankaj, 2014. Energy Requirement for Kharif Maize Cultivation in Panchmahal District of Gujarat. Journal of AgriSearch 1(3):168-172 ISSN: 2348-8808 (Print), 2348-8867 (Online). Ribal, Javier, Sanjuan, Neus, Clemente, Gabriela, Loreto Fenollosa, L., 2009. Medición de la ecoeficiencia en procesos productivos en el sector agrario. Caso de estudio sobre producción de cítricos. Economía Agraria y Recursos Naturales, ISSN: 1578-0732. Vol. 9, 1, pp. 125-148. Ruiz-Vega, J., Mena-Mesa, N., Diego-Nava, F., Herrera-Suárez, M, 2015. Productivity and energy efficiency of three tillage systems for maize (Zea mays L.) production. Revista Facultad de Ingeniería, Universidad de Antioquia, No. 76, pp. 66-72. SAGARPA 2015. Estudio de gran visión y factibilidad económica y financiera para el desarrollo de infraestructura de almacenamiento y distribución de granos y oleaginosas para mediano y largo plazo a nivel nacional. Informe. 1 http://www.fao.org/DOCREP/006/W0073S/w0073s0d.htm. Salas-Reyes, Isela Guadalupe, Arriaga-Jordán, Carlos Manuel, Rebollar-Rebollar, Samuel, García-Martínez, Anastacio, Albarrán-Portillo, Benito, 2015. Assessment of the sustainability of dual-purpose farms by the IDEA method in the subtropical área of central Mexico. Tropical Animal Health Production, (2015) 47:1187–1194.

[146]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Salas-Zapata, Walter Alfredo, Ríos-Osorio, Leonardo Alberto, 2013. Ciencia de la sostenibilidad, sus características metodológicas y alcances en procesos de toma de decisiones. Revista de Investigación Agraria y Ambiental – Volumen 4 Número 1 – enero-junio de 2013 – ISSN 2145-6097. Salazar Moreno, Raquel, Cruz Meza, Pedro, Rojano Aguilar, Abraham, 2012. Eficiencia en el uso de la energía en invernaderos mexicanos. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, Pub. Esp. Núm. 4 1 p. 736-742. Sanclemente Reyes, Óscar Eduardo, Patiño Torres, Carlos Omar, Beltrán Acevedo, Liliana Rocío, 2012. Análisis del balance energético de diferentes sistemas de manejo agroecológico del suelo, en el cultivo del maíz (Zea mays L.). Universidad Abierta y a Distancia. SIAP, 2014. Situación actual y perspectivas del maíz en México. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, p. 174. Tieri, María Paz, Comerón, Eduardo Alberto, Alejandra Pece, Mariela María, Herrero, Alejandra, Engler, Patricia, Charlón, Verónica, García, Karina, 2014. Indicadores utilizados para evaluar la sustentabilidad integral de los sistemas de producción de leche con énfasis en el impacto ambiental. Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria. Publicación Miscelánea ISSN 2314-3126. Universidad Autónoma Chapingo. http://dx.doi.org/10.1787/agr_outlook-2013-es Van der Wal, Hans, Duncan Golicher, John, Caudillo-Caudillo, Samuel, VargasDomínguez, Manuel, 2006. Densidades de siembra, rendimientos y área requerida para maíz en la agricultura de roza, tumba y quema en la Chinantla, México. Agrociencia, 40: 449-460. Vences Pérez, Jovel, Nájera Garduño, Adriana De Lizt, Albarrán Portillo, Benito, Rebollar-Rebollar, Samuel, García Martínez, Anastacio, 2015. Utilización del método idea para evaluar la sustentabilidad de la ganadería del Estado de México. Sustentabilidad productiva sectorial. Algunas evidencias de aplicación. México, pp. 15-39. Veysset, P., Lherm, M., Bébin, D., Roulenc, M, 2014. Mixed crop–livestock farming systems: a sustainable way to produce beef? Commercial farms results,

[147]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

questions and perspectives. Animal, 8:8, pp. 1218–1228 © The Animal Consortium 2014. Zahm, Frédéric, Viaux, Philippe, Vilain, Lionel, Girardin, Philippe, Mouchet, Christian, 2008. Assessing Farm Sustainability with the IDEA Method – from the Concept of Agriculture Sustainability to Case Studies on Farms. Sustainable Development, 16, 271–281 (2008) Published online in Wiley InterScience. (www.interscience.wiley.com) DOI: 10.1002/sd.380.

[148]


Evaluación económica de la utilización de suplementos en la alimentación de vacas de doble propósito en el suroeste del Estado de México Isela Guadalupe Salas Reyes1, Carlos Manuel Arriaga Jordán2, Julieta Gertrudis Estrada Flores2, Anastacio García Martínez1, Benito Albarrán-Portillo1

Introducción La rentabilidad de las unidades de producción (UP) de leche en pequeña escala en México, en general es baja, debido a los bajos precios de leche que se paga a los productores, así como al continuo incremento en el precio de los granos, que son el principal insumo de esta actividad. La producción nacional de leche, desde el año 2010, ha registrado un crecimiento anual de 1.3 %, con un volumen de producción acumulado para diciembre del 2016 de 11 949,916 t. En ese año se registró un crecimiento de 1.87 %, con respecto al año 2015 (LACTODATA, 2017a: 1). A pesar del continuo crecimiento en la producción de leche nacional, México tradicionalmente ha sido un país importador de leche descremada en polvo (LDP), registrando un coeficiente de dependencia de este producto del 30 % (LACTODATA, 2016a: 5). En diciembre del año 2015, LICONSA anunció que dejaría de comprar 250 mil litros de leche diarios a productores del estado de Jalisco debido al recorte presupuestal, a pesar de haber un contrato de por medio (El Financiero, 2015). Esta situación no es específica de este estado, en otros estados como Chihuahua productores enfrentan el mismo problema con LICONSA. Además de la falta de presupuesto que enfrenta LICONSA, el bajo precio internacional de la LDP, el cual ha disminuido a más de 50 % en los dos últimos ______________________ 1

Centro Universitario UAEM Temascaltepec.

2

Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales (ICAR). balbarranp@gmail.com


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

años, pasando de 5 000 a 2 000 dólares por t de 2014 a 2015) (LACTODATA, 2016b:1) hace más atractivo para la industria nacional utilizar este producto que la leche nacional. Debido a lo anterior, a los productores se les han impuesto topes de producción, congelamiento o disminución del precio de la leche, por lo que han tenido que reducir el tamaño de su hato sacrificando vacas en producción, animales de remplazo, y optando por sistemas de alimentación de menor costo (como el pastoreo), así como de menores niveles de producción (El Financiero, 2016). Las previsiones en el corto plazo no son alentadoras y, de continuar la tendencia en los precios de la leche y de los insumos, se prevé que muchas UP desaparezcan. Este tipo de situaciones ya se había vivido anteriormente, por ejemplo, la crisis de 1994 obligó a UP especializadas y semiespecializadas principalmente, a abandonar la actividad ya que sus costos de producción se incrementaron significativamente ante la devaluación del peso y el encarecimiento de los insumos externos de los cuales eran altamente dependientes (ejemplo: granos, maquinaria, semen, remplazos etc.) (García, 1997). Ante escenarios adversos como los descritos anteriormente, UP de leche pequeña escala así como las de lechería tropical, han demostrado ser más flexibles debido a sus características particulares como son: comercialización local a través de mercados informales, transformación de la leche en varios tipos de queso tradicionales de distribución local, bajo uso de insumos externos, bajo nivel de costos fijos, bajo o nulo endeudamiento, utilización de insumos locales, y principalmente a la utilización de mano de obra familiar (Albarrán et al. 2015:521). La ganadería doble propósito (DP) es una actividad económica relevante en zonas rurales porque representa una fuente importante de ingresos para las familias involucradas y, conlleva una doble vertiente, ya que, por un lado, mantiene la estructura rural por la generación de empleos, y por otro, las estrategias de manejo favorecen el cuidado del ambiente socioeconómico en el que se desarrollan (Salas-Reyes, 2015:92).

[150]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

En la región suroeste del Estado de México existen UP de DP, en las cuales la venta de becerros destetados genera el 48 % de los ingresos, mientras que la leche genera el 42 %; sin embargo, la producción de leche genera ingresos diarios que permiten cubrir los costos de operación de la UP (mantenimiento de los becerros), así como las necesidades económicas de la familia del productor (Salas et al., 2013: 89). Se ha determinado que la alimentación representa entre el 50 y 70 % del costo de producción de 1 kg de leche, por lo que la viabilidad económica de pequeñas UP depende de la capacidad de producir leche lo más barato posible para poder ser competitivos (Albarrán et al., 2015: 522). El sistema de alimentación en las UP de DP del suroeste del Estado de México está determinado por la disponibilidad de forrajes. En la época de lluvias la alimentación de todo el ganado se basa 100 % en pastoreo, sin ningún tipo de suplementos. Por el contrario, en la época de estiaje (diciembre a mayo), ante la disminución de la disponibilidad y baja calidad de los forrajes, los productores suplementan a sus animales para mantener niveles adecuados de producción de leche en vacas y, mantener ganancia de peso de los becerros (Ortiz-Rodea et al., 2010: 192). Los suplementos utilizados por los productores consisten en mezclar maízmazorca producido en la UP, con concentrado comercial en una proporción de 50:50. Albarrán et al., (2009: 187) estimaron que el costo de producción de un kg de leche en la época de estiaje fue de $4.40, mientras que el precio de venta era de $4.00. El precio de los granos como el maíz y la pasta de soya son muy variables y, en general, la tendencia es que éstos sigan incrementando su precio (LACTODATA, 2016b:5). Por lo tanto, es necesario desarrollar estrategias de alimentación que reduzcan la dependencia de insumos externos de las UP y, el costo de producción de un kg de leche, además de mantener los niveles de producción de leche que generen ingresos que permitan cubrir los costos de operación de las UP y las necesidades económicas de la familia del productor. Por lo anterior, el objetivo del presente trabajo fue evaluar la respuesta económica de suplementos alternos al suplemento tradicional de productores [151]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

de DP, en la región suroeste del Estado de México en las épocas de estiaje de los años 2010, 2012, 2014 y 2015.

Metodología Se recopiló información de cuatro experimentos de suplementación realizados por el equipo de investigación del Centro Universitario UAEM Temascaltepec (Universidad Autónoma del Estado de México) en 2010, 2012, 2014 y 2015 (Esparza, 2011; Salvador et al., 2016: Salas et al., 2014), los cuales fueron realizados en una UP de DP del municipio de Zacazonapan, en el suroeste del Estado de México, durante la época de estiaje (febrero - junio) de cada año reportado. Se utilizaron vacas Pardo Suizo (entre 12 y 18 vacas). La base de la alimentación de las vacas fue pastoreo extensivo, y durante la época de estiaje recibieron ~5 kg de suplemento por vaca por día. En el cuadro 1 se pueden observar los ingredientes de los suplementos tradicionales y alternos en cada año. Los suplementos alternos (SA) se basaron en maíz-mazorca (~70 %) producida en la UP experimental, al cual se le asignó un costo de oportunidad en base al precio pagado en la región para cada año de estudio. Además de esto, se utilizaron cantidades estratégicas de pasta de soya, urea y melaza (Cuadro 1). Cuadro 1. Ingredientes de los suplementos utilizados en 2010, 2012, 2014 y 2015 Ingrediente

2010

2012

2014

2015

SA

SA

SA

SA

Maíz-mazorca (g/kg)

484

911

841

775

Soya (g/kg)

32

89

111

100

48

67

Melaza (g/kg) Maíz molido (g/kg)

500

58

Urea (g/kg) Concentrado Comercial (g/kg)

Mm/CC

14

23

484

23 500

Mm/CC: Maíz-mazorca y concentrado comercial; SA: Suplemento alterno Fuente: Elaboración propia con información de Esparza (2011), Salvador et al. (2016), Salas et al. (2014).

[152]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

En cada año se evaluó la respuesta productiva y económica a la suplementación tradicional basada en mezcla de maíz-mazorca y concentrado comercial (50:50), contra suplementos alternos, de los cuales su composición varió para cada año. Además, se hace una comparación hipotética de la respuesta productiva y económica cuando el suplemento se hubiera basado en 100 % de concentrado comercial, como punto de referencia. Los costos de los suplementos se estiman con base al precio real de los insumos para cada año de evaluación. Para la evaluación económica se utilizó la metodología de presupuestos por actividad. Las variables de respuesta fueron: costo del suplemento ($/kg), costo de producción por kg de leche ($/kg), margen de ganancia por kg de leche producido ($/kg). Adicionalmente, se determinó la estructura del costo de producción de un kg de leche, es decir, porcentaje del costo de producción debido a: alimentación, mano de obra familiar, mano de obra contratada y combustible. RESPUESTA ECONÓMICA A LA UTILIZACIÓN DE DIFERENTES SUPLEMENTOS, PERSPECTIVA 2010-2015

En el cuadro 2 se presenta la comparación de la respuesta económica a la suplementación alterna (SA), en comparación con la suplementación tradicional (Mm/CC). En general para cada año las vacas recibieron 5 kg de suplemento en base fresca. El precio de venta de leche para el año 2010 fue de $5.0/kg, mientras que para los años 2012, 2014 y 2015 fue de $6.0/kg. El promedio de producción de leche fue de 6.5 kg/vaca. En el año 2012 se registró la producción promedio más baja de 5.8 kg/vaca/día, mientras que el mayor nivel promedio de producción fue de 7.1 kg/vaca/día en el año 2014. Año 2010

En año 2010 el precio de venta fue el más bajo registrado en los años evaluados, el promedio de producción de leche se encontraba en 6.8 kg/vaca/día, el costo del SA fue 3 % menor al del Mm/CC (Cuadro 1). El costo de producción para el SA fue [153]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

4 % menor que el Mm/CC lo que deja un margen neto de ganancia por kg de leche de 4 % más que el Mm/CC. Año 2012

En 2012 aún se mantenía el alza de los precios de los insumos (LACTODATA, 2013) lo cual aumentó los costos de producción, en promedio, 16.4 % con respecto a 2010, como se observa en el cuadro 2; en este año el precio de venta de leche aumentó en $1.0, en comparación con el año 2010. Con el SA, el costo de producción de un kg de leche por concepto de alimentación fue de 6.2 % menor, comparado con Mm/CC. Mientras que el margen de ganancia fue 3.8 % mayor con SA. Año 2014

En el cuadro 2, para 2014 se observa que el precio de venta de leche se mantuvo sin cambio respecto al año 2012, la producción de leche aumentó ligeramente en 22 %, lo cual se reflejó en un incremento de 26 % en el margen neto de ganancia por kg de leche; mientras que el costo de producción por kg de leche disminuyó en 19 %, con respecto a los resultados del año 2012. Año 2015

En 2015 como se observa en el cuadro 2, el costo de producción aumentó 42 % con respecto a 2014 para SA, y el margen de ganancia disminuyó 23 %. El costo de producción de Mm/CC fue 16.2 % mayor que SA. El margen neto de ganancia para SA fue 26 % mayor para SA en comparación con el suplemento tradicional (Mm/CC). La diferencia entre estos valores refleja la importancia del desarrollo de estrategias para la disminución de costos de producción y el aumento de los márgenes de ganancia.

Situación general En el cuadro 2, de manera general, se puede observar que la producción de leche se ha mantenido constante en el transcurso del tiempo, lo que indica que los [154]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

suplementos alternos permiten mantener niveles de producción de leche similares a los logrados con la suplementación tradicional, sólo que a menor costo. A nivel nacional se reporta un costo de producción promedio por kg de leche de $4.43 del año 2008 al 2016 (LACTODATA, 2016c: 2), mientras que el costo promedio de la estrategia de alimentación tradicional entre los años evaluados fue de $3.33 y de $3.0 para la estrategia alterna. Esto permite afirmar que los costos de producción de UP de DP en promedio son menores que el de UP intensivas y semiintensivas, y que las estrategias alternativas de suplementación evaluadas han permitido reducir el costo de producción de un kg de leche en comparación con la estrategia que tradicionalmente ha venido utilizando el productor tradicional de doble propósito en la región de estudio. Cuadro 2. Comparación de la respuesta económica a la suplementación alternativa (SA) vs suplementación tradicional basada en maíz-mazorca y concentrado comercial (CC) (50:50) Variable económica

2010

2012

2014

2015

CC

5

5

5

5

5

Precio de venta de leche ($/kg)

5.0

6.0

6.0

6.0

5.8

Leche (kg/vaca/d)

6.8

5.8

7.1

6.1

6.4

Suplemento ofrecido (kg día)

Mm/CC

SA

Mm/CC

SA

Mm/CC

SA

Mm/CC

SA

CC

Costo del suplemento ($)

3.4

3.3

4.0

3.8

4.2

3.8

4.5

3.9

5.7

Costo de producción ($/kg le-

2.6

2.5

3.4

3.2

3.0

2.6

4.3

3.7

4.4

2.4

2.5

2.6

2.7

3.0

3.4

1.7

2.3

1.4

che producida) Margen neto de ganancia/kg leche($)

Mm/CC: Maíz-mazorca y concentrado comercial; SA: Suplemento alterno; Fuente: Elaboración propia con información de Esparza (2011), Salvador et al., (2016), Salas et al., (2014)

En la Figura 1 se observa la evolución del margen de ganancia de la estrategia tradicional (Mm/CC, 50:50), la estrategia alterna y, el caso hipotético de una suplementación basada en concentrado comercial de 100 %. Tanto la [155]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

estrategia tradicional como la de concentrado comercial muestran una disminución en el margen neto de ganancia, debido al incremento de los granos, así como al bajo incremento en el precio de la leche pagada al productor. Para la estrategia alterna, debido a que se basa en un insumo producido dentro de la UP, su costo es menor, lo que permite que en general el margen de ganancia presente poco cambio durante el periodo de estudio. 4

Margen ($/kg de leche)

3.5 3 2.5 2 1.5 Mm/CC

1

SA

0.5

CC 0 2010

2012

2014

2015

Figura 1. Evolución del margen de ganancia de la estrategia tradicional (Mm/CC, 50:50), la estrategia alterna (SA) y, el caso hipotético de una suplementación basada en concentrado comercial de 100 % (CC)

En el cuadro 3 se presenta el desglose de componentes de los costos de producción de un kg de leche, incluyendo el costo de oportunidad de la mano de obra familiar (MOF) y, sin incluir la MOF. Al respecto, Posadas (2014: 239) afirma que, dado que hay un uso intensivo de MOF en el sistema de producción en pequeña escala, esto genera un alto valor agregado en los sistemas de producción de pequeña escala, y puede convertirse en un estímulo económico para continuar con la actividad lechera, sobre todo si el productor no tiene otra actividad que le genere ingresos económicos, lo cual es similar a los resultados obtenidos por Salas et al., (2015: 1192) para UP de DP. Se puede observar que la alimentación representa el mayor [156]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

costo (solo por concepto de suplementación), lo que concuerda con lo mencionado por Calderón et al., (2010:287), Salas et al., (2015:1192). Cuadro 3. Desglose de componentes en porcentaje de los costos de producción considerando el costo de la mano de obra familiar (CMOF) y sin considerar el costo de la mano de obra familiar (SMOF) 2010

2012

2014

2015

CC Prom.

CMOF Costo de producción ($/kg

2.50

3.20

2.65

3.66

4.44

Alimentación (%)

55

59

48

57

67

MOF (%)

20

18

22

18

15

MOC (%)

20

18

22

18

14

Combustible (%)

6

5

7

6

4

leche producida)

SMOF Alimentación (%)

68

72

62

70

78

MOC (%)

24

22

29

22

17

Combustible (%)

7

6

9

8

5

CC: Alimentación con concentrado comercial. Fuente: Elaboración propia con información de Esparza (2011), Salvador et al. (2016), Salas et al. (2014).

Con respecto a la MOF en el escenario CMOF del cuadro 3, ésta representa, en promedio, el 19.5 % del costo de producción ($3.00 promedio). En el segundo escenario (SMOF), al eliminar el costo de la MOF el costo por concepto de alimentación incrementa su porcentaje de participación a 70 %. A nivel nacional, se reporta que la alimentación representa 65 % del costo de producción por concepto de alimentación, lo cual es 5 % menor el porcentaje reportado en este estudio, sólo que con un costo de producción 32 % menor al costo promedio de producción de un kg de leche a nivel nacional.

[157]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

En ambos casos, con y sin incluir el costo de la MOF, la alimentación sigue siendo el principal componente del costo de producción de un kg de leche. Ante el escenario actual de bajo precio de leche pagado al productor, y a la falta de mercado para la leche fluida nacional por las importaciones baratas, los productores deben seguir explorando estrategias de alimentación que permitan reducir costos de producción aún más, de forma que los productores en pequeña escala sean competitivos y puedan continuar con la actividad pecuaria. En general las UP de DP del suroeste del Estado de México cuentan con recurso tierra de manera amplia, a partir del cual podrían incrementar la superficie de cultivo o incrementar la eficiencia de los cultivos de maíz, lo que a su vez les permitiría reducir tanto costos de producción como dependencia de insumos externos.

Conclusiones Los resultados permiten concluir que la elaboración de suplementos basados en maíz-mazorca producido en la unidad de producción, complementado con cantidades estratégicas de pasta de soya, urea y melaza, permiten lograr costos de producción de leche competitivos, prescindiendo de concentrados comerciales, asegurando la viabilidad y persistencia de las pequeñas UP en el largo plazo.

Literatura citada Albarrán Portillo, Benito; Rebollar Rebollar, Samuel; García Martínez, Anastacio; Rojo Rubio, Rolando; Avilés Nova, Francisca y Arriaga Jordán Carlos M., 2015. Socioeconomic and productive characterization of dual-purpose farms oriented to milk production in a subtropical region of Mexico. Tropical Animal Health and Production, 47:519–523. DOI: 10.1007/s11250014-0753-8. Calderón Robles, René C.; Aguilar Barradas, Ubaldo y Lagunes Lagunes, Juvencio, 2010. Evaluación económica de las unidades de lechería tropical y doble propósito del sitio experimental Las margaritas: costo de producción, margen bruto y punto de equilibrio. Los grandes retos para la ganadería: [158]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Hambre, pobreza y crisis ambiental. Cavallotti V., B.; Marcof A., C. F., y Ramírez V., B. Universidad Autónoma de Chapingo. pp. 283-290. El Financiero, 2015. Liconsa dejó de comprar leche a productores de Jalisco. En http://www.elfinanciero.com.mx/economia/liconsa-dejode-comprar-leche-a-productores-de-jalisco.html (consultada en agosto de 2016). Esparza Jiménez, Sherezada, 2011. Respuesta productiva y económica a la suplementación en vacas doble propósito en Zacazonapan, Estado de México. Tesis de Maestría. Universidad Autónoma del Estado de México, El Cerrillo Piedras Blancas, Toluca, Estado de México, p. 61. García H., L.A., 1997. Análisis de la Pequeña Producción Lechera en México a partir de la Renta Ganadera. En: Memorias del “Seminario-Taller Nacional en Sistemas de Producción de leche en Pequeña Escala. Centro de Investigación en Ciencias Agropecuarias., Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia., Universidad Autónoma del Estado de México. Toluca México. pp. 81-82. LACTODATA, 2013. Precios de granos e insumos. En http://lactodata.info/indicadores/cuadros-y-graficos/ (Consultada en julio de 2016). LACTODATA, 2016a. Leche de vaca avance de producción, índices, indicadores En http://lactodata.info/boletin/produccion-de-leche-de-vaca/ (Consultada en agosto de 2016). LACTODATA, 2016b. Leche de vaca. Precios, mercados: noticias, índices, indicadores. En http://lactodata.info/boletin/precios-de-la-leche-de-vaca-resumen/ (Consultada en agosto de 2016). LACTODATA. 2016c. Leche de vaca indicadores: relación precio-costo de la leche. En http://lactodata.info/boletin/relacion-precio-costo-de-la-leche/ (Consultada en septiembre de 2016). LACTODATA, 2017a. Producción de leche de bovino. En http://lactodata.info/boletin/produccion-de-leche-de-vaca/ (Consultada en febrero de 2017). Ortiz Rodea, Arturo; García Martínez, Anastacio; Rojo Rubio, Rolando; Esparza Jiménez, Sherezada y Albarrán Portillo, Benito, 2010. Sustentabilidad socioeconómica del sistema de producción bovino de Zacazonapan, Estado [159]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

de México, en: Los grandes retos para la ganadería: Hambre, pobreza y crisis ambiental. Cavallotti V., B.; Marcof A., C. F., y Ramírez V., B. Universidad Autónoma de Chapingo. pp. 283-290. Posadas Domínguez, Rodolfo R.; Arriaga Jordán, Carlos M., and Martínez Castañeda Francisco E., 2014. Contribution of labour to the profitability and competitiveness on small-scale dairy production systems in central México. Tropical Animal Health and Production 46: 235–240. Rebollar Rebollar, Samuel; Hernández Martínez, Juvencio, González Razo Felipe, Albarrán Portillo Benito, and Rojo Rubio Rolando, 2011. Canales y Márgenes de Comercialización del queso añejo en Zacazonapan. Archivos de Zootecnia 60: 883–889. Salas Reyes Isela G., Arriaga Jordán Carlos M., Rebollar Rebollar Samuel, García Martínez Anastacio y Albarrán Portillo Benito, 2013. Evaluación de la sostenibilidad en UP doble propósito durante la época de lluvias en Zacazonapan, Estado de México. En: Seguridad alimentaria y Producción ganadera en unidades campesinas. Cavallotti V., B.; Ramírez V., B.; Cesín V., A.; Rojo M., G., y Marcof A., C. F. Universidad Autónoma Chapingo. pp. 83-91. Salas Reyes, Isela G.; Arriaga Jordán, Carlos M.; Rebollar Rebollar, Samuel; García Martínez, Anastacio, y Albarrán Portillo, Benito, 2015. Assessment of the sustainability of dual-purpose farms by the IDEA method in the subtropical area of central Mexico. Tropical Animal Health and Production. 47:1187–1194. Salas Reyes Isela Guadalupe, 2014. Respuesta Productiva y Económica de Tres Niveles de Proteína Cruda en Suplementos Ofrecidos a Vacas Lactantes en un Sistema Doble Propósito en Zacazonapan, Estado de México. Memorias del III Congreso Nacional y II Internacional en Ciencias Agropecuarias y Recursos Naturales. Universidad Autónoma del Estado de México, Facultad de Ciencias Agrícolas: Centro de Investigación y Estudios Avanzados en Fitomejoramiento. Toluca, Estado de México.

[160]


Función de Producción de leche en la ganadería de doble propósito del estado de Sinaloa, México Venancio Cuevas Reyes1, Valeria López Díaz, Alfredo Loaiza Meza, Tomas Moreno Gallegos, Juan Esteban Reyes Jiménez, Enrique Astengo López, Herlyn Astengo Cazares, Daniel González González, Gustavo A. Cuevas Reyes

Introducción La ganadería en México es una actividad agropecuaria importante; ocupa más del 50 % del territorio nacional y mantiene cerca de 32 millones de cabezas de ganado bovino. (Magaña, Ríos, Martínez, 2006: 106). Para el año 2015, la producción nacional de leche de bovino fue de 11,394,663 miles de litros, mientras que la producción de carne de bovino fue de 1,845,236 toneladas. (SIAP, 2015). Aproximadamente el 25 % del territorio mexicano cuenta con clima árido; el 20 %, templado; el 15 % es tropical seco y el 12 % tropical húmedo (GBC GRUP, 2012). Debido a la diversidad de climas que se tiene en el país, éste tiene diferente sistemas ganaderos. La región de estudio se encuentra en el clima tropical seco, donde predomina el ganado de doble propósito. La producción de leche nacional proviene en un 63 % de ganado especializado y el 37 % restante de ganado de doble propósito; de acuerdo a estos datos, el estado con mayor producción de leche proveniente de ganado especializado es Jalisco con un 18.8 %. De la leche proveniente de ganado de doble propósito el principal estado productor es Veracruz, con 15 %, seguido de Jalisco, con 10 %; Sinaloa, 8 %; Sonora, 6 %, y Chiapas, con 5.5 % (Coordinación General de Ganadería, 2010: 37). El inventario ganadero de Sinaloa asciende aproximadamente a 1.5 millones de cabezas, que representan el 4.7 % del inventario nacional, mientras que su potencial ganadero es de 2.2 millones de hectáreas en las que existen ______________________ 1

Campo Experimental Valle de México. INIFAP. Correo electrónico: cuevas.venancio@inifap.gob.mx


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

aproximadamente 27,000 unidades de producción con alto potencial productivo. Los productores están agremiados en 21 asociaciones ganaderas locales, que a su vez están integradas en una Unión Ganadera Regional, a través de las que se realizan, principalmente, trámites legales del ganado y de las operaciones de compra-venta (FIRA, 2016). Según el último censo Agrícola, Ganadero y Forestal, el 40 % de los vientres que se tiene en Sinaloa son para doble propósito. El 17 % de vientres para doble propósito se ubica en Culiacán, el 14 % en El Fuerte, el 9 % en Mazatlán y el 8 % en Sinaloa, el resto de municipios tienen en su conjunto el 52 % del total de vientres destinados para el sistema de doble propósito en el estado. Sinaloa es uno de los estados con mayor aportación a la producción de leche en la modalidad de doble propósito. Durante el periodo 1980-2013, el estado de Sinaloa aportó, en promedio, 1.2 % de la producción nacional de leche de bovino; sin embargo, en 2013 este aporte sólo fue de 0.85 % (Cuevas et al., 2016). El que exista una menor aportación del estado de Sinaloa a la producción nacional, puede reflejar un uso ineficiente de los recursos productivos involucrados en la producción de leche en el sistema de producción de bovinos doble propósito a nivel estatal. Una manera de explicar la forma de utilización de los recursos es a través de una descripción de la producción en términos de eficiencia técnica, lo que se logra con la función de producción, que mide el máximo de producto que puede obtenerse con una determinada cantidad de factores (Varian, 2005: 324). A través del análisis de la función de producción es posible conocer la relación que tienen las entradas, que son los insumos que se utilizan en las unidades de producción, con las salidas, en este caso la cantidad de leche producida. Algunos trabajos, Farm Technical Efficiency under the Seasonal Milk Production of the Dual-Purpose Cattle System in El Salvador (Huang y Durón, 2014: 266), Factors affecting milk production in Eregli District of Konya in Turkey (Oğuz, Kayab: 20), Technical Efficiency of the Dual-Purpose Cattle System in Venezuela (Ortega, Ward, Andrew, 2007: 719) Función de producción de la ganadería de doble propósito de la zona oriente del estado de Yucatán, México (Pech, Santos y Montes, 2002: 187) y Milk production function and resource use efficiency in Jaipur District of Rajasthan (Vishnoi et al., 2015: 3200) que estudian esta relación, tanto con variables físicas como monetarias, coinciden en el uso [162]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

de las siguientes variables para la estimación de la función de producción: La producción de leche como variable dependiente (sea en litros o en cantidades monetarias), y como variables explicativas; el tamaño del hato (total de vacas en producción) , que se espera que afecte positivamente a la producción de leche; tierras de cultivo, que también se espera para influir positivamente en la producción , ya que más tierras de pastoreo permiten más vacas; forraje, que se espera que tenga una relación positiva con la producción; la mano de obra que podría afectar positiva o negativamente la producción (el sistema bajo análisis, doble propósito se caracteriza por el uso de menos mano de obra que el sistema intensivo, por lo tanto, la variable puede tomar cualquier signo dependiendo si excede o no la falta de uso). Con base en este planteamiento, el objetivo del presente trabajo consistió en estimar una función de producción que describa la relación que guarda la producción de leche bovina del sistema doble propósito del estado de Sinaloa con los siguientes factores productivos: mano de obra, vacas adultas y superficie agrícola total.

Población y área de estudio El estudio se realizó en el norte del estado de Sinaloa, ubicado en la región noroeste de México a 25.00144° 7' y - 22° 20' N y -107.50914° 22' y - 109° 30' O. El 48 % del estado presenta clima cálido subhúmedo, el 40 % es clima seco y semiseco, el 10 % es muy seco y el restante 2 % es clima templado subhúmedo. La temperatura media anual del estado es alrededor de 25 °C, las temperaturas mínimas promedio son alrededor de 10.5°C en el mes de enero, y las máximas promedio pueden ser mayores a 36°C durante los meses de mayo a julio (INEGI, 2016). El grupo más representativo del sistema de doble propósito en el estado de Sinaloa es el de las pequeñas explotaciones, representando el 67 %. Sus características relevantes son 21.4 ± 10.1 unidades animal y 26.9 ± 16.0 ha dedicadas a la producción ganadera, además de contar con escasa tecnología e infraestructura (Cuevas et al., 2016). [163]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

En Sinaloa existen 27,022 unidades de producción con ganado bovino y la zona norte cuenta con 38.7 % de estas unidades productivas (INEGI, 2007). En este estudio, el universo de análisis fueron las 217 unidades de producción pecuarias de bovinos doble propósito en Sinaloa, que participaron en un programa de innovación y extensión rural en tres municipios (Ahome, Guasave, y El Fuerte) del norte de Sinaloa durante el año 2015. El criterio de selección de los productores fue el de haber participado en el programa de extensión agrícola denominado “Proyectos Integrales de Extensión e Innovación (PIIEX)”. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) definió a su vez, diez criterios para la selección de productores participantes en este programa, entre los cuales se incluyó; la inclusión de grupos que pertenecieran a municipios de alta y muy alta marginación (SAGARPA, 2015). Se analizaron 34 variables relacionadas con información general del productor (años de asistencia técnica, edad del productor), información socioeconómica (dependientes menores de 18 años, dependientes mayores de 18 años, total de empleados), características de las UP (distancia de la UP a la cabecera municipal, distancia de la UP a la comunidad), inventario semovientes (total de sementales, total de vacas adultas, total de vaquillas, total de hembras en desarrollo, total de becerras, total de becerros, total de toretes, total de unidades animal, total de semovientes del hato), superficie de la UP (superficie destinada a cultivo de riego, superficie destinada a cultivo de temporal, superficie destinada a praderas de riego, superficie destinada a praderas de temporal, total de superficie agrícola, superficie disponible para pastoreo de riego, superficie disponible para pastoreo de temporal, superficie para extracción forestal maderable de riego, superficie para extracción forestal maderable de temporal y total de superficie de agostadero), índices de disponibilidad de infraestructura y tecnología, número de partos, mortalidad (número de adultos y número de crías), manejo de ordeño (edad en la que se desteta a los becerros y peso de los becerros al destete) y producción de leche de 217 unidades de producción. Como variables explicativas se toman: cantidad de mano de obra (X2), total de vacas adultas (X3) y superficie agrícola total (X4). La encuesta fue aplicada al inicio del programa durante el mes de julio de 2015.

[164]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Especificación de la Función de Producción de leche Los datos fueron concentrados en una matriz estructurada en una hoja de cálculo, donde se ordenaron como variables dependientes la producción de leche (Y) e independientes X2, X3, X4. A partir de esta información, se estimaron las funciones de producción en el software estadístico Minitab 16, para lo cual se probaron modelos de regresión de tipo Cobb Douglas. Se utilizó el método de mínimos cuadrados ordinarios para seleccionar el modelo que mejor ajusta los datos en estudio. El modelo Cobb Douglas es el siguiente (Gujarati y Porter, 2010: 207). (1)

Ya que la relación es no lineal, se transforma el modelo mediante la función logaritmo y se tiene el modelo estimado:

(2)

(3) Donde = intercepto

= la elasticidad (parcial) de la producción de leche respecto de la mano = la elasticidad (parcial) de la producción de leche respecto del total de obra. de vacas adultas = la elasticidad (parcial) de la producción de leche respecto de la superficie agrícola total Y= producción de leche (litros por día por UP) = mano de obra = total de vacas adultas (cabezas por UP) = superficie agrícola total (ha por UP) u= término de perturbación estocástica [165]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

e= base del logaritmo natural Para seleccionar el modelo que mejor describe la función de producción, se tomaron en cuenta los siguientes criterios: el valor ajustado del coeficiente de determinación (R2) y los resultados de las pruebas de "F" y "t-student". Los signos esperados de los coeficientes de las variables fueron de signo positivo, excepto para la variable total de empleados, que puede tener signo positivo a negativo. Todas las hipótesis se probaron al nivel del 5 % de significancia.

Selección de la Función de Producción Cobb-Douglas La función de producción empírica del tipo Cobb Douglas que se seleccionó adopta la siguiente forma lineal: Y= 1.60 - 0.016 Ln

+ 0.772 Ln

+ 0.0150 Ln

(4)

Este modelo presenta el mayor coeficiente de determinación de entre los modelos planteados con una R2 =45.5 %. Para la significancia individual a partir de los resultados de la estimación, se tienen que sólo la variable es estadísticamente significativa (Cuadro 1). Cuadro 1. Prueba T-Student Predictor

Coef

SE Coef

T

P Lntotemplea

-0.0163

0.1343

-0.12

0.09885

7.81

0.06493

0.23

0.904 LnInvSemTotVAdult

0.77220 0.000

LnInvAgrTotSupAgr

0.01505 0.817

S = 0.517577

R-cuad. = 45.5 %

R-cuad.(ajustado) = 43.6 %

Fuente: Elaboración propia, 2016.

[166]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

Una vez analizada la relevancia individual de las variables explicativas, se pasa a contrastar la significación conjunta del modelo. Utilizando el estadístico F, a partir del cuadro de estimación (Cuadro 2), y comparándolo con el valor crítico Fk-1;n-k;α. a partir de las tablas de una distribución F de Snedecor queda: F= 23.13 > F3;214;0,05 = 2,68. Cuadro 2. Análisis de Varianzas Fuente

GL

SC

MC

Regresión

3

18.5878

6.1959

Error residual

83

22.2345

0.2679

Total

86

40.8223

F 23.13

P 0.000

Fuente: Elaboración propia, 2016.

Puesto que el estadístico de contraste muestral es superior al valor crítico a partir de las tablas, rechazamos la hipótesis nula de no significación global del modelo.

Productividad marginal de los factores En consecuencia, la productividad marginal (PM) de cada factor incluido en el estudio fue el siguiente: PM

= - 0.016 (litros de leche/unidad de mano de obra)

PM

= 0.772 (litros de leche/unidad animal)

PM

= 0.0150 (litros de leche/ha)

La PM de total de la mano de obra ( ) indica que el aumento de una unidad de este insumo, provocará una disminución en la producción de leche de 0.016 litros, cuando los demás insumos permanezcan constantes. La PM de las vacas [167]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

adultas ( ) muestra que el aumento de una unidad animal resultará en el aumento de la producción de leche en 0.772 litros, también manteniendo constantes los insumos y . . Finalmente la PM del total de superficie agrícola total, significa que el aumento de una hectárea de superficie agrícola, producirá el aumento en la producción de leche en 0.0150 litros, también conservando constantes y . Las explotaciones de doble propósito estudiadas en el presente trabajo muestran que el insumo mano de obra no necesita aumentarse para incrementar la producción; sin embargo, el signo negativo del coeficiente de X2, indica que el insumo trabajo no está siendo utilizado eficientemente, ya que el promedio de trabajadores en estas unidades de producción es de uno, lo que se necesita es hacer una correcta asignación de actividades al trabajador y que el trabajador tenga experiencia en este sector. Respecto a X3, el modelo detecta deficiencias en la cantidad de vacas en producción, el ganado utilizado en las unidades de producción es cebuíno con cruzas de suizo principalmente, tiene pariciones promedio del 50 %, lactancias de 3 a 4 meses con 6 L por día por vaca y destetes de 150 kg (FIRA, 2016), por lo que son necesarias más vacas adultas para poder tener mayor producción. Al respecto, FIRA recomienda vientres de raza europea con uso de inseminación artificial o empadre programado y pariciones del 80 %; producción de 10 litros de leche por día lo que aumentaría la producción de leche en las UP. Se debe aumentar también el cuidado del ganado para disminuir la mortalidad, ya que el 23 % de las UP tienen al menos un animal adulto muerto y un 18 % tiene al menos una pérdida en crías en cada ciclo productivo. También se debería cambiar el método reproductivo, ya que el 92 % de las UP, tiene como método reproductivo la monta libre. La desventaja que tiene este método reproductivo es que si hay más de un semental en el hato, se desconoce la fecha de monta y cuál semental la dio, además este sistema propicia que los partos ocurran durante el transcurso del año, y en ocasiones éstos suceden en las épocas más críticas, dando lugar a bajos porcentajes de gestación de las vacas paridas, a la muerte de crías al nacer y a bajos pesos de las crías al destete (INIFAP, 2011: 60). El 3 % de las UP tienen monta controlada, 2 % inseminación artificial y 1 % utiliza el método monta controlada e inseminación artificial.

[168]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

El modelo también demostró que las 217 UP operan con menos superficie agrícola de la necesaria, aunado a esto el sistema de producción es extensivo, con pastos nativos de poco potencial forrajero que, en ocasiones, se complementa con rastrojos básicamente de maíz y sorgo y se adiciona sal común.(FIRA, 2016). Esto nos indica que es necesario tener mayor superficie para producir el forraje del hato, sin embargo la cantidad de leche producida aumenta en solo 0.0150 litros al aumentar una hectárea de superficie agrícola. Por lo que se recomienda diferentes alternativas de alimentación para el hato, tales como; pastoreo en rotación con pastos mejorados y cultivos forrajeros para corte, complemento con silo la mayor parte del año y complemento proteico, sal mineral y vitaminas.

Rendimientos de escala Los parámetros de las variables explicativas suman un valor menor a la unidad (0.771), por tanto se puede afirmar que en la producción de leche con el sistema de doble propósito en Sinaloa ocurren rendimientos decrecientes a escala para el periodo muestral. Estos mismos resultados con rendimientos decrecientes a escala se obtuvieron en el estudio Factors affecting milk production in Eregli District of Konya in Turkey (Oğuz, Kayab: 20), en el que la producción anual de leche está en función del número de vacas lecheras, ordeño con máquina y consumo anual de alimento concentrado. Los resultados obtenidos por estos autores muestran que el número de vacas lecheras, el ordeño mecánico y el consumo anual de concentrado están relacionadas positivamente con la producción de leche, mientras que el consumo anual de forraje está relacionado de forma negativa con la producción de leche.

Conclusiones La función de producción expresa la cantidad máxima de producción de leche que pueden obtener los productores del sistema de bovinos doble propósito en el norte de Sinaloa con el uso de mano de obra y superficie agrícola total, de acuerdo [169]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

con la tecnología existente. De esta forma se concluye que, dados los factores de producción utilizados (mano de obra y superficie agrícola), la producción de leche en el sistema de bovinos doble propósito presenta rendimientos decrecientes a escala. Este trabajo evidencia de forma cuantitativa los problemas que tienen los productores de leche en la ganadería doble propósito, dado el uso de los recursos y características de las unidades de producción estudiadas. La combinación actual de los factores productivos (mano de obra y superficie agrícola), que siguen los productores de leche en el norte de Sinaloa, muestra una falta de tecnología en el tema de alimentación del ganado. Se requiere tecnología que permita un uso más eficiente de los recursos mano de obra y tierra, para que los extensionistas, investigadores y tomadores de decisiones puedan enfocarse a resolver estos problemas a través de programas focalizados, para un uso más eficiente de la superficie agrícola (por ejemplo a través de la implementación de paquetes tecnológicos y asesoría para el establecimiento de praderas perennes, siembra de cultivos anuales para la producción de ensilaje) utilizada en la producción de leche en la zona de estudio y en regiones que tengan condiciones parecidas a las del norte de Sinaloa.

Literatura citada Coordinación General de Ganadería, SAGARPA, 2010. Situación actual y perspectiva de la producción de leche de bovino en México 2010. Claridades Agropecuarias, pp. 34-43. Cuevas Reyes, Venancio, Loaiza Meza, Alfredo, Espinosa García, José Antonio, Vélez Izquierdo, Alejandra, Montoya Flores, María Denisse, 2016. Tipología de las explotaciones ganaderas de bovinos doble propósito en Sinaloa, México. Revista Mexicana de Ciencias Pecuarias, pp. 69-83. FIRA. Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura, 2016. Red de valor: ganado bovino de doble propósito en Sinaloa. En: https://www.fira.gob.mx/OportunidadNeg/DetalleOportunida.jsp?Detalle=21 (Consultada en julio de 2016).

[170]


GANADERÍA DE DOBLE PROPÓSITO

GBC GROUP, Global Biotech Consulting Group, 2012. La Industria Ganadera en México. Bovinos en México. En: http://www.gbcbiotech.com/bovinos/bovinos.html (Consultada en julio de 2016). Gujarati, Domar, Porter, Dawn, 2010. La función de producción Cobb-Douglas: más sobre la forma funcional, en Econometría. México, Mc-Graw Hill Interamericana, pp. 207-209. Huang, Wen-Chi, Durón-Benítez, Ángel Amed, 2014. Farm Technical Efficiency under the Seasonal Milk Production of the Dual-Purpose Cattle System in El Salvador. Journal of Agricultural Science and Technology, pp. 266275. INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía), 2016. Cuéntame Información por entidad Federativa, Territorio de Sinaloa. En: http://www.cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/sin/territorio/clima.aspx?tema=me&e=25 (Consultada julio de 2016). INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía). VIII Censo Agrícola, Ganadero y Forestal, 2007. Existencias de ganado bovino según actividad y función zootécnica por entidad (Sinaloa) y municipio. En: http://www3.inegi.org.mx/sistemas/tabuladosbasicos/default.aspx?c=17177&s=est (Consultada julio de 2016). INIFAP, 2011. Selección y manejo reproductivo de la hembra bovina productora de carne y de doble propósito en pastoreo. Folleto Técnico 5, p. 60. Magaña Monfarte, J.G., Ríos Arjona, G., Martínez González, J.C., 2006. Los sistemas de doble propósito y los desafíos en los climas tropicales de México. ALPA, pp. 105-114. Oğuz, Cennet, Kayab, Selime, 2013. Factors affecting milk production in Eregli District of Konya in Turkey. Journal of Selçuk University Natural and Applied Science, pp. 20-28. Ortega, Leonardo E., Ward, Ronald W., Andrew, Chris O., 2007. Technical Efficiency of the Dual-Purpose Cattle System in Venezuela. Journal of Agricultural and Applied Economics, pp. 719-733.

[171]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Pech Martínez, Víctor, Santos Flores, Jorge, Montes Pérez, Rubén, 2002. Función de producción de la ganadería de doble propósito de la zona oriente del estado de Yucatán, México. Técnica Pecuaria en México, pp. 187-192. SAGARPA (Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación), 2015. Convocatoria Nacional para Proyectos de Proyectos Integrales de Extensión e Innovación con cobertura estatal. http://www.sagarpa.gob.mx/Delegaciones/nuevoleon/Documents/CONV%20PIIEX%20ESTATAL%202015.pdf SIAP. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. Resumen nacional pecuario 2015. Secretaria de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación 2015. Varian, Hal Ronald, 2005. La Tecnología, Microeconomía intermedia: un enfoque actual. Barcelona: Antoni Bosch Editor. Vishnoi Sushila, Pramendra, Gupta Vijay, Pooniya Raju, 2015. Milk production function and resource use efficiency in Jaipur District of Rajasthan. African Journal of Agricultural Research, pp. 3200-3205.

[172]


DIVERSIFICACIÃ&#x201C;N DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES


Identificación de nichos de mercado para productos artesanales como motor de desarrollo agroindustrial y pecuario: caso queso poro de Tabasco Celia Peralta Aparicio1, Anastacio Espejel García2, Ma. Carmen Ybarra Moncada1, Arturo Hernández Montes1, Ariadna Barrera Rodríguez1, Mateo Ortiz Hernández3

Introducción En México se producen cerca de treinta y cinco variedades de quesos genuinos que forman parte del patrimonio cultural del país, alimentos artesanales que dan evidencia de nuestra historia y de nuestras tradiciones. El queso poro de Tabasco es uno de los quesos con dicho reconocimiento, sin embargo, al igual que el resto de los quesos genuinos, se encuentra en constante lucha por permanecer en el mercado de los productos lácteos como consecuencia de la enorme gama de quesos de imitación que dominan al mismo, afectando de manera directa a la industria quesera artesanal y a la actividad pecuaria de las regiones de producción, en este caso, de la denominada Región de los Ríos, Tabasco. Por lo anterior, surge la necesidad de realizar investigaciones que permitan generar estrategias a fin de que el consumidor emita su opinión sobre la valoración de este tipo de productos artesanales, con el objetivo de conservarlos y contribuir a insertarlos en nichos de mercado más rentables, y que la competencia con otros productos de imitación sea menor, debido a una mejor percepción del consumidor. Para ello, es necesario identificar y caracterizar la población potencial que puede ser demandante de productos específicos, en este caso, del queso poro, ______________________ Universidad Autónoma Chapingo; cepea_040693@hotmail.com, ycydrive@gmail.com, sensorial@prodigy.net.mx 1

2 Catedrático CONACYT - Universidad Autónoma Chapingo - Posgrado en Ciencia y Tecnología Agroalimentaria; anastacio.espejel@gmail.com 3

Universidad Juárez Autónoma de Tabasco; mateo121@hotmail.com


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

pero dado que la conducta alimenticia del hombre está asociada con diversos componentes con los cuales estamos familiarizados, ya sea de tipo sensorial, nutritivo, económico o cultural, surge la iniciativa de explorar los sistemas emocionales que participan en la evaluación y selección de alimentos por el consumidor, dando lugar al uso de herramientas innovadoras de evaluación sensorial. De este modo, y mediante un análisis en conjunto del perfil de los consumidores y la aceptabilidad y percepción emocional reflejada por el queso poro, es posible identificar los nichos de mercado que promuevan el desarrollo de este producto y, con ello, impulsar el desarrollo agroindustrial y pecuario de la Región de los Ríos.

Justificación El queso de poro es uno de los alimentos con mayor reconocimiento en la Región de los Ríos, estado de Tabasco, elaborado a partir de leche cruda, cuyo origen se remonta a más de sesenta años. Dada su tipicidad, el queso de poro está estrechamente relacionado con las tradiciones históricas y culturales particulares del lugar en el que se ha desarrollado (Marescotti, 2006), otorgándole cualidades específicas que lo convierten en un producto diferenciado, resaltando tres dimensiones: las características del producto final, las prácticas ligadas en la producción de materia primas, el manejo de éstas y la elaboración del producto, así como la representación sociocultural del queso por parte de los productores y consumidores (Villegas y Cervantes, 2011: 157). Por lo anterior, el queso de poro es clasificado dentro de la categoría de quesos genuinos mexicanos, esto gracias a que se trata de un producto auténtico, natural y con indicación geográfica (en Tabasco, la producción de queso poro es considerablemente mayor en los municipios de Balancan, Tenosique, Jonuta y Emiliano Zapata). Los quesos genuinos mexicanos podrían desempeñar un rol protagónico en el desarrollo rural de México, esto debido a que son una gran oportunidad para pequeños y medianos productores de leche que no pueden posicionarse en las grandes cadenas de la industria láctea, representando una fuente

[175]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

significativa de ingresos para las familias que dedican su labor a dar valor agregado a la leche mediante la obtención de este tipo de quesos. A pesar de su gran valor sociocultural, la producción de queso poro se ve limitada por la falta de vinculación con mercados más rentables, creando obstáculos que impiden el desarrollo de estas queserías. Por tal motivo, resulta de gran relevancia emplear pruebas sensoriales que permitan identificar aquellas señales del alimento, del cuerpo y del entorno físico y social, llamadas emociones, que estén asociados a la conducta alimenticia humana, en este caso, al consumo de queso poro, y adicionalmente, caracterizar e identificar a la población potencial que puede formar parte de los consumidores cautivos de este tipo de producto, no solo por el tipo de queso, sino también por el valor que pudiera representar para ellos. De este modo, los objetivos plateados en este estudio fueron:  

Caracterización sociodemográfica de la población potencial e identificación de nichos de mercado más rentables para el queso poro. Caracterización de la aceptación y percepción emocional del queso poro de Tabasco mediante pruebas sensoriales.

Identificación y caracterización de la población potencial consumidor de queso poro METODOLOGÍA

El estudio se llevó a cabo en la Región de los Ríos, Tabasco, particularmente en los municipios de Balancán y Tenosique. Se aplicó una encuesta a consumidores de queso poro; el tipo de muestreo fue no probabilístico con una muestra discrecional, en donde los criterios de selección fueron: que consumiera queso de poro y que fuera mayor de edad. Un aspecto importante por mencionar, es que un número importante de encuestas fueron aplicadas durante el Cuarto Festival del Queso llevado a cabo en el municipio de Tenosique, en julio del 2016. Adicionalmente, se aplicó una encuesta en puntos de venta clave de queso poro en la región, esta última con el objetivo de profundizar en los hábitos de consumo.

[176]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Dado que la conducta alimenticia del hombre está asociada con diversos componentes con los cuales estamos familiarizados entre ellos, las emociones, se realizó una evaluación de aceptación y perfil emocional de los consumidores de queso poro. Se seleccionaron cinco agroindustrias productoras de queso poro, las más representativas de las organizaciones de productores de queso, esto es, El Tigre (QP1) y San Marquitos (QP2) de Quesos Genuinos de Balancán, Usumacinta (QP3) y Tío Rodo (QP4) de Quesos Artesanales de Balancán, y San Judas Tadeo (QP5), independiente a las organizaciones. La aceptabilidad de los quesos de poro se evalúo usando una escala hedónica de nueve puntos, ancladas con las frases “Me disgusta extremadamente” y “Me gusta extremadamente”. Posteriormente, los panelistas indicaron las emociones evocadas a dicho producto a partir de un listado de 39 emociones de EsSence Profile© previamente validada (King y Meiselman, 2010: 171). Las emociones cuya frecuencia fue mayor a 30, se emplearon para valorar la intensidad con que eran percibidos en cada uno de los quesos, empleando una escala de cinco puntos en donde 1=nada y 5=extremadamente. CARACTERÍSTICAS SOCIODEMOGRÁFICAS DE LOS CONSUMIDORES DE QUESO PORO

De la encuesta realizada a consumidores, se obtuvieron dos enfoques, el primero de ellos relacionado con el perfil general de los consumidores (segmentación demográfica, geográfica y socioeconómica) y el segundo, relacionado con las conductas de consumo. En la segmentación demográfica y geográfica se analizaron las variables edad, género, lugar de residencia y lugar de nacimiento, mientras que en la socioeconómica se consideró escolaridad, ocupación e ingresos mensuales. El perfil general de los consumidores de queso de poro, identificados en este estudio (Cuadro 1), muestra que los interesados por este producto son personas adultas cuya edad oscila entre los 22 y 79 años, de los cuales, más del 50 % tiene una edad entre 35 y 60 años; se distingue que hay un porcentaje mayor de mujeres consumidoras de este producto con respecto a los hombres, esto debido en gran parte a que son las mujeres quienes realizan las compras

[177]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

para el hogar. Asimismo, más del 50 % de los encuestados residen y son originarios de la Región de los Ríos, Tabasco, principalmente de los municipios de Balancán, Tenosique y Emiliano Zapata; por otra parte, un porcentaje significativo de consumidores pertenece o es originario de otras regiones del estado de Tabasco, resaltando la Chontalpa y Villahermosa; otros de los encuestados mencionaron ser residentes u originarios de otros estados, entre ellos: Chiapas, Campeche, Veracruz, Puebla, Yucatán y Ciudad de México. Cuadro 1. Segmentación demográfica y geográfica de consumidores de queso de poro. N Edad

Valores 48 promedio (22-79) Femenino: 60 % Masculino: 40 % Región de los Ríos: 67 % Tabasco: 30 % Otro estado: 3 % Región de los Ríos: 59 % Tabasco: 34 % Otro estado: 7 %

Género Lugar de residencia

Lugar de nacimiento

Fuente: Elaboración propia, 2016.

Por otra parte, la segmentación socioeconómica obtenida (Cuadro 2), indica que 37 % cuenta con estudios profesionales, 30 % con nivel medio superior, 27 % básica y en menor medida, posgrado (6 %). La principal ocupación desempeñada por los encuestados, es trabajar por su cuenta (30 %), siendo el comercio una de las principales actividades; 25 % son empleados de empresas, mientras que 18 % son empleados de gobierno; adicionalmente, 21 % corresponde a mujeres que se ocupan de las labores del hogar, y sólo un 8 % de los entrevistados mencionó ser jubilado. Con respecto a su ingreso mensual aproximado, 35 % indicó obtener entre $5,001-$10,000, mientras que un porcentaje muy parecido (33 %) recibe un ingreso entre $1,501 y $5,000.

[178]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Cuadro 2. Segmentación socioeconómica de consumidores de queso de poro Variable

Valores Básica: 27 % Media Superior: 30 % Superior: 37 % Posgrado: 6 % Trabaja por su cuenta: 30 % Empleado de gobierno: 16 % Empleado no de gobierno: 25 % Hogar: 21 % Jubilado: 8 % $1 - $1,500: 10 % $1,501 - $5,000: 33 % $5,001 - $10,000: 35 % >$10,000: 14 % Sin dato: 8 %

Escolaridad

Ocupación

Ingreso mensual

Fuente: Elaboración propia, 2016.

Respecto a las conductas de consumo, se refleja que 57 % de los encuestados consume dicho producto de una a dos veces por semana, mientras que 55 % hace una compra habitual menor a un kilogramo en el mismo periodo (1 a 3 piezas); cabe resaltar que en ambos casos, la población predominante corresponde a la Región de los Ríos, principalmente de Balancán y Tenosique (Cuadro 3). Se reconocen veinte marcas de queso poro; sólo doce califican como preferidas por los consumidores, en donde El Tigre, San Marquitos y Usumacinta se encuentran en los primeros tres lugares, dicha preferencia es aludida, en primer lugar, al sabor de los quesos y, en segundo, a su calidad. Adicionalmente, los encuestados mencionaron que algunas de las razones principales por las que cambiarían de marca sería por un decremento en la calidad (53 %) y un alto precio (37 %) del producto preferido, sin embargo, dentro de otros (5 %), se contempla el surgimiento de una nueva marca, cambios indeseables en el producto o, bien, por simple gusto. Por otro parte, de las ocho opciones en donde se puede adquirir queso de poro (reconocidas por los consumidores), las queserías (44 %), mercados de abasto (27 %) y el corredor del queso (17 %), son los lugares habituales de compra de

[179]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

este producto. Lo anterior explica el hecho de que los pobladores de Balancán y Tenosique son quienes hacen un consumo mayor de queso, debido a la cercanía que tienen con el área de producción y sus respectivos puntos de venta. Cuadro 3. Prácticas de consumo de queso poro Variable

Valores

Frecuencia de consumo

Diario: 1 % 1-2 veces/semana: 57 % 2-3 veces/semana: 3 % 3-4 veces/semana: 10 % 1-2 veces/mes: 12 % 2-3 veces/mes: 1 % 3-4 veces/mes: 4 % 1-2 veces/año: 10 % 3-4 veces/año: 2 % <1/semana: 55 % 1-2/semana: 14 % 3-4/semana: 2 % <1/mes: 12 % 1-2/mes: 4 % 2-3/mes: 1 % <1/año: 8 % 1-2/año: 3 % 2-3/año: 1 % El Tigre, San Marquitos, Bejucal, Usumacinta, San Judas Tadeo, San Antonio, Tío Rodo, Balam, San Pedro, Yomel, Pardo, Caoba, 3 Hermanos, Santa Rosa, 4 Hermanos, Sin marca, Lupita, Queso de Balancán, Montecristo, Esperanza. El tigre (35 %), San Marquitos (18 %), Usumacinta (12 %), San Judas Tadeo (8 %), Bejucal (7 %), San Antonio (7 %), Sin marca (5 %), Tío Rodo (4 %), 4 Hermanos (1 %), Balam (1 %), Caoba (1 %), Pardo (1 %) Sabor (69 %), Calidad (52 %), Precio (32 %), Costumbre (10 %), Promoción (1 %) Decremento en calidad (53 %), Alto precio (37 %), Por falta de sello distintivo (2 %), Incumplimiento (3 %), No abastecer la demanda (1 %), Otro (5 %) Quesería (44 %), Mercado de abasto (27 %), Corredor del queso (17 %), Tiendas abarrotes (7 %), Supermercados (2 %), Festival del queso (1 %), Tiendas especializadas (1 %), Intermediario (1 %).

Compra habitual (kg)

Marcas conocidas

Marcas preferidas

Criterios de consumo Razón para cambiar de marca Lugar habitual de compra

Fuente: Elaboración propia, 2016.

[180]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

ACEPTABILIDAD SENSORIAL Y PERFIL EMOCIONAL DE LOS CONSUMIDORES DE QUESO PORO

La selección de alimentos, y más aún, la elección de compra de una persona, es resultado de la interacción compleja de diversos componentes tanto culturales, sociales, personales y psicológicos, aunque intervienen también aquellos que se comunican con el lenguaje de la publicidad y la etiqueta (Harris, Brownell y Bargh, 2009: 213). Lo anterior se ve reflejado de manera directa en el grado de aceptabilidad de un producto determinado, pero también cabe mencionar que las emociones evocadas a dicho producto juegan un papel importante en la conducta alimenticia humana, por lo que, conocer el perfil emocional de los consumidores, resulta una herramienta más para apoyar el desarrollo del producto (King, Meiselman y Carr, 2010: 1115). Dado lo anterior, se llevó a cabo la evaluación de aceptabilidad de queso poro por consumidores de Balancán y Tenosique, en donde se obtuvo que existe diferencia significativa (Cuadro 4) en la preferencia por los quesos, siendo QP5 el queso con mayor aceptabilidad, mientras QP4 fue el de menor aceptación; pese a lo anterior, QP5, QP1 y QP2 son igualmente aceptados. Las diferencias en la aceptabilidad pueden atribuirse a que las personas tienen varios años familiarizados con el queso de poro y, por tanto, han desarrollado una sensibilidad mayor a sus atributos, mostrando diferencia en las preferencias, sin embargo, también es importante mencionar que si QP5, QP1 y QP2 presentan la misma aceptabilidad, no se puede aludir a que son sensorialmente iguales, más bien, se puede asociar con el hecho de que sus propiedades son igualmente aceptadas por los consumidores, lo anterior con base a que son también las marcas con mayor preferencia (Cuadro 3). Cuadro 4. Valores promedio de aceptabilidad para queso poro por consumidores de Balancán y Tenosique, Tabasco Quesería Aceptabilidad

QP1

QP2

QP3

QP4

QP5

7.0300a

7.1150a

6.6150b

5.8350c

7.2800a

Medias con diferente superíndice indican diferencia significativa (P≤0.05) Fuente: Elaboración propia, 2016.

[181]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Respecto al perfil emocional, del listado de las 39 emociones de EsSence Profile© previamente validada, las más frecuentes evocadas al queso de poro fueron: Bien, Agradable, Satisfecho y Feliz, dando evidencia de que el consumo de alimentos está más relacionado con emociones positivas, permitiendo que se repita la selección de dicho producto (Vit, 2013: 2). Posteriormente, se llevó a cabo una valoración de intensidad con que eran percibidas las emociones en cada una de las cinco muestras de queso, dando como resultado que las cuatro emociones son percibidas con mayor intensidad al degustar QP2 y QP5 (Cuadro 5). De modo que, al analizar la aceptación sensorial y el perfil emocional de los consumidores, se obtiene que el queso de poro es un producto amigable al paladar, capaz de emitir emociones de agrado, satisfacción, felicidad y bienestar, lo que promueve su permanencia en el mercado y la preferencia de sus consumidores ante otro tipo de quesos. Cuadro 5. Valores promedio de intensidad de emociones para queso poro por consumidores de Balancán y Tenosique, Tabasco Quesería

Bien

Agradable

Satisfecho

Feliz

QP1

2.9150b

3.1600b

2.9300b

2.8250b

QP2

3.4850a

3.6200a

3.5850a

3.4250a

QP3

3.0100b

3.0150b

2.9400b

2.8450b

QP4

2.6500c

2.7000c

2.6900c

2.5050c

QP5

3.3800a

3.5850a

3.4600a

3.3900a

Medias en columna con diferente superíndice indican diferencias significativas (P≤0.05) Fuente: Elaboración propia, 2016.

Conclusiones Los consumidores de queso de poro son mayormente mujeres originarias de la Región de los Ríos de Tabasco, lo cual podría favorecer su consumo y valorización. Cerca del cuarenta por ciento de los consumidores posee nivel de estudios de licenciatura, además de obtener ingresos fijos, de medianos a elevados.

[182]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Adicionalmente, cerca del setenta por ciento de los consumidores consume entre 2 y 4 veces por semana queso de poro, siendo un valor significativo; también reconocen ampliamente el producto y las marcas. Posicionar al queso de poro en mercados más rentables garantiza el buen funcionamiento de las cadenas agroalimentarias, y con ello, el crecimiento económico y desarrollo local, otorgando mayor beneficio al sector agroindustrial y pecuario de la Región de los Ríos, Tabasco. Los consumidores encuestados sí logran identificar diferencias en la aceptabilidad del queso de poro, lo cual sugiere a un consumidor familiarizado con el producto que consume y de su genuinidad; las emociones evocas al mismo son: Feliz, Satisfecho, Agradable y Bien, lo que promueve su permanencia en el mercado y la preferencia de sus consumidores ante otro tipo de quesos. Con estos resultados concluimos que, actualmente ya existe un nicho de mercado bien segmentado de consumidores de queso de poro en la región, con capacidad de compra de mediana a alta, sin embargo, con el perfil de emociones, es posible ampliar este nicho de mercado a nivel nacional o a estratos de la población con mayor capacidad de compra, y con ello, incrementar la demanda de este producto. No obstante, es necesario trabajar en estrategias que permitan dar mayor difusión al queso de poro que favorezcan la apertura de nuevos centros de distribución, puntos de venta y espacios de exposición (festivales).

Literatura citada Harris, J.L., Brownell, K.D., Bargh, J.A., 2009. The foodmarketing defensemodel: integrating psychological research to protect youth and inform public policy, en Social Issues and Policy Reviews, pp. 211-271. King, S.C., Meiselman, H.L., 2010. Development of a method to measure consumer emotions associated with foods, en Food Quality and Preference, pp. 168-177. King, S.C., Meiselman, H.L., Carr, B.T., 2010. Measuring emotions associated with foods in consumer testing, en Food Quality and Preference, pp. 1114– 1116.

[183]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Marescotti, A., 2006. “Le Dimensione della Tipicita dei Prodotti Agroalimentari”, en Guida per la Valorizzazione dei Prodotti Agroalimentari Tipici (concetti, metodi e strumenti). Florencia, Italia. ARSIA. En: http://docenti.unimc.it/alessio.cavicchi/teaching/2012/10420/files/guida-sullavalorizzazione-dei-prodotti-tipici/guida-per-la-valorizzazione-dei-prodotti-tipici (Consultada en abril de 2016). Villegas, de G.A., Cervantes, E.F., 2011. La genuinidad y tipicidad en la revalorización de los quesos artesanales mexicanos, en Estudios Sociales, pp. 146164. Vit, P., 2013. Aceptación y perfil emocional de mieles genuinas y falsas de Apis mellifera y Melipona favosa, en Stingless bees process honey and pollen in cerumen pots. Venezuela, pp. 1-10.

[184]


Impacto del SIAL productor de lácteos de Poxtla, Estado de México en el desarrollo local, analizando al primer eslabón de la cadena productiva Osvaldo Andrés Pacheco González1, Enrique Espinosa Ayala1, Alfredo Cesín Vargas2, Tirzo Castañeda Martínez3

Introducción En el mundo se ha dado un gran número de eventos económicos que han modificado los sistemas de producción; la agricultura no ha escapado de dicho escenario, pasando de un modelo proteccionista (keynesiano) a un modelo neoliberal donde el mercado rige la economía, por tal motivo, en la década de 1990 surge en Francia un enfoque que ve a la agricultura no sólo como un sector productor de materias primas, sino como un sector elaborador de alimentos con alto valor agregado, todo esto integrado a los territorios y a los saber hacer locales, tal enfoque fue nombrado Sistemas Agroalimentarios Localizados (SIAL), propuesto por Boucher (2002). Dicho enfoque da respuesta a los cambios en las economías, donde las grandes cadenas comercializadoras obligaron a los pequeños productores a asociarse para hacer frente a los nuevos mercados, con sus respectivas formas de comercialización que, además, incluyeron nuevas normas de sanidad, mismas a las que no estaban acostumbrados llevar a cabo, sobre todo de países en vías de desarrollo. Considerando el contexto anterior, los SIAL se conceptualizan como un conjunto de agroindustrias localizadas dentro de un mismo territorio que comparten objetivos comunes y que elaboran un producto alimentario que le da identidad al lugar, donde pueden intervenir aspectos sociales, culturales y ______________________ 1

CU-AMECAMECA-UAEM.

2

UAER-UNAM.

3

CU-TENANCINGO-UAEM.


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

turísticos, con el objetivo de lograr el desarrollo del territorio (Borbonet et al., 2011; Boucher, 2012; Torres, 2012; Espinosa et al., 2013), considerando el desarrollo como la capacidad de los actores para mejorar el entorno, el sistema productivo y el personal. Considerando lo anterior, los SIAL tienen como objetivo generar cambios institucionales y productivos, que favorezcan un ambiente local innovador que a su vez permita la interacción de los actores involucrados a fin de mejorar el valor agregado de los productos agroalimentarios con identidad territorial, todos estos elemento permiten a la población involucrada y a su familia generar ingresos así como bienes alimentarios que favorecen la disminución de la pobreza (Paz et al., 2011: 363), convirtiendo a los actores sociales en agentes activos del desarrollo territorial (Boucher et al., 2012: 6), apoyando así los procesos de innovación surgidos de los conocimientos locales (Velarde, 2012: 258), lo cual genera una valoración y el reconocimiento del territorio (Larroa, 2012: 282). Por tal motivo, el SIAL, como enfoque de desarrollo, es visto como un proceso de construcción territorial, que permite reconocer los recursos locales de un territorio y activarlos eficientemente en diferentes niveles; horizontal donde interviene la acción colectiva; en sentido vertical incluye a toda la cadena productiva, y transversalmente incluye al territorio con todo lo que implica este concepto (Boucher, 2012: 15). En América Latina, los SIAL se han llevado a cabo en diversas áreas donde se vinculan los territorios, los actores y los productos; desafortunadamente, la producción agrícola de sistemas no empresariales está fuertemente vinculada con aspectos como: la pobreza, falta de empleo y seguridad alimentaria (Rodríguez-Borray, 2012: 89), por lo que actualmente el enfoque SIAL representa una oportunidad, debido a que se encuentra acorde con las ideas globalizadoras que buscan la revaloración de los productos en una región localizada, con lo cual obtienen una calidad propia, generando identidad sociocultural, además de contribuir al desarrollo de las regiones donde se elaboran los productos (Del Roble, 2012: 83), generando empleos, y el mejoramiento de los ingresos, tanto para los agricultores como para los productores de la materia prima (Cervantes y Villegas, 2012: 197).

[186]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Existen varios ejemplos de SIAL en América Latina, como es en Salinas de Guaranda, Ecuador, donde un sacerdote salesiano y un experto quesero de origen suizo se unieron para capacitar a algunos pobladores, y en 1978 se inició con la primera producción de queso artesanal procesando apenas 53 litros de leche al día, entregados por tan solo cinco productores, lo cual sería el cimiento para que a la fecha se procesen siete millones de litros al año en 70 queserías rurales, beneficiando así a 1,200 familias, dicha generación de agroindustrias ha permitido un desarrollo local con la creación de empleos, mejorando los hábitos alimenticios con lo cual se mejoró la nutrición, se generó una mejor calidad de vida y un desarrollo socioeconómico solidario en la población, “con colegios técnicos, becas, seguro social, proyectos habitacionales y servicios como agua potable, entre otros” (Boucher, 2011: 29-31). Otro ejemplo es el caso de Torre Alba o Torre Blanca, Costa Rica, donde a partir de las queserías rurales que se encuentran en esta región, la economía se desarrolla en torno a la producción de leche y queso, con lo que además genera externalidades económicas como son algunas oficinas y fases de comercialización fuera del territorio (Cascante y Blanco, 2011: 269-290). En México, el enfoque SIAL se ha aplicado en diversos sistemas productivos, siendo el subsector lechero en pequeña escala un ejemplo de los beneficios que presenta dicha metodología; se han realizado diversos trabajos donde se analiza la producción de quesos artesanales y se ha concluido que existe generación de valor, creación de empleos y, por ende, una mejora en la calidad de vida de los productores de leche y los agroindustriales (Espinosa-Ayala et al., 2013: 36-44). La producción de lácteos en pequeña escala se ha generalizado en la zona centro de México, ya que se tiene acceso a mercados como es la zona de la megalópolis del centro de México (Estado de México, Ciudad de México, Hidalgo, Morelos, Puebla y Tlaxcala). En ese tenor, en la región Sur Oriente del Estado de México, se encuentra una concentración de agroindustrias rurales procesadoras de lácteos que obtienen la leche de una gran cantidad de unidades de producción en pequeña escala, integrando un SIAL lácteo ubicado en Poxtla delegación del municipio de Ayapango, que se asemeja hasta cierto punto con los logros alcanzados en otros casos de estudio, aunque no se ha logrado la madurez adecuada, ya que aún no se han logrado instalar de manera oficial

[187]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

colegios técnicos, aunque a pesar de la falta de acciones colectivas se ha conseguido una mejora en la calidad de vida de los habitantes de esta localidad (Romero et al., 2011: 312). Como se puede observar, los SIAL, desde el punto de vista de enfoque metodológico, han mostrado resultados interesantes para aliviar la pobreza en zonas rurales, aunque no hay evidencia empírica de una activación verdadera y se han realizado pocos estudios para ver el impacto en la población, por tal motivo, el objetivo de la presente investigación es analizar el impacto que ha tenido el SIAL productor de lácteos en el desarrollo de los productores de leche, que surten la materia prima a los productores de queso de Poxtla, municipio de Ayapango, Estado de México. Para cumplir con el objetivo, la investigación se llevó a cabo mediante la siguiente metodología: se utilizó el enfoque teórico y metodológico de los Sistemas Agroalimentarios Localizados, empleando la fase uno (diagnóstica) propuesta por Boucher et al. (2012), la cual consiste en determinar los activos específicos del territorio y las capacidades de los actores, y mediante la técnica de bola de nieve se ubicaron a los productores de leche, a los cuales, a través de un muestreo por intención, se les aplicó una entrevista semiestructurada con variables económicas, productivas y sociales generando así un instrumento socioeconómico el cual permitió determinar los impactos de este SIAL en el desarrollo de los productores de leche, lo que permitió conocer el Índice de Desarrollo Humano (IDH), calidad de la vivienda, ingreso económico del productor lácteo, la actividad primaria de éste, distribución de los ingresos, la satisfacción personal del lechero con respecto a su actividad y las causas que lo indujeron a la producción de leche.

Características de los productores lácteos La producción de leche se ubica en diversos municipios como son: Amecameca, Talmanalco y Ayapango, principalmente; la producción se da en sistemas en pequeña escala los cuales son característicos de la zona centro de México. El sistema cuenta con un hato de 3 a 25 vacas más los remplazos; el ganado es de una genética tipo Holstein y presentan un rendimiento lechero bajo, alcanzando una producción de 15 litros promedio. Toda la producción es comercializada a las

[188]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

agroindustrias queseras presentes en la zona. El sistema es de tipo tradicional y el saber hacer se ha transmitido al menos en tres generaciones, ya que el 100 % de estos productores han aprendido el oficio por herencia, es decir, sus padres son quienes les han enseñado la actividad pecuaria, generando capitales intangibles como lo es la confianza entre los actores de este SIAL. Con una antigüedad de los productores lácteos que va desde los 5 años hasta los 40 años, se han dado las condiciones para haber generado en la sociedad una historia y tradición lechera, la cual llega a conocerse muy bien en la región, siendo para el 93 % de los productores su principal actividad económica, mientras que para el 7 % restante es su actividad secundaria la producción de leche, siendo para este porcentaje el ser empleado su actividad primaria. El sistema ganadero está íntimamente ligado a la agricultura; en promedio se cuenta con 2.5 ha por unidad de producción, en dicha superficie se cultiva maíz, avena y alfalfa, por tal motivo el sistema obtiene gran parte de los insumos, aunque se depende de alimentos concentrados lo cual genera un elevado costo de producción, disminuyendo la competitividad de los productores. Los productores en un 57.1 %, han recibido subsidios para la producción láctea mientras que el 42.8 % de estos productores han solicitado y recibido algún crédito para la empresa lechera con la intención de tecnificarse y disminuir el costo de producción, en los últimos cinco años han adquirido maquinaria con el apoyo del Estado a través del gobierno del Estado de México, utilizando la oficina de enlace de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (SEDAGRO), también han recibido asesoría por parte de la Universidad Autónoma del Estado de México. La leche producida, como se mencionó anteriormente, se comercializa con las agroindustrias queseras donde existe una transición basada en las relaciones de confianza; la forma de pago es semanal, en donde la única relación que guarda el productor lácteo con el transformador de la leche es comercial; para fijar el precio no se llega a un acuerdo entre las partes ya que los queseros son quienes fijan el precio de la leche siendo dicho precio en la actualidad de $5.50 por litro sin opción a negociar dicho precio con el productor. Por otro lado, pese a que todos los productores consideran de excelente calidad la leche que

[189]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

produce su ganado, no se realizan estudios de calidad de leche y las queserías no toman en cuenta este rubro para fijar el precio. Las unidades de producción se encuentran relacionadas por lazos familiares y de amistad, a pesar de esto, sólo el 28.5 % de los encuestados están afiliados a una asociación ganadera, por tal motivo no se han generado las instituciones para generar acciones colectivas que permitan negociar el precio o bien dar valor agregado a los productos, como lo es vender leche fría o bien transformar a derivados lácteos. Se encontró también que el 100 % de estos productores son originarios de la región con un notable arraigo a la misma, en donde se encuentran sus raíces patriarcales lo cual permite generar a sus habitantes una identidad territorial, la cual se manifiesta en una de las preguntas realizadas a los productores quienes manifestaron su interés en continuar con sus actividades en esta región, sintiéndose orgullosos de su actividad productiva, ya que cuentan que hace algunos años esta zona era una importante región lechera, de la cual ellos se sienten parte, por lo que no quisieran que desapareciera la actividad de la zona, además de que se sienten orgullosos de pertenecer a un eslabón de la cadena productiva que permite la alimentación del ser humano. Actividad productiva que le ha permitido al género masculino encontrar una fuente de trabajo, en la cual autoemplearse, en el caso de los dueños de las unidades de producción y, en otros casos, encontrar un trabajo bien remunerado a través del cual sostener a sus respectivas familias, quedando esto demostrado al encontrar que el 100 % de los dueños son varones, con una edad productiva que va desde los 21 hasta los 58 años, en donde el 14.2 % de los productores tienen al 100 % de su personal contratado, y el 85.7 % genera trabajo tanto para él como para su familia, al tener sólo mano de obra familiar, siendo el dueño el único que toma las decisiones para distribuir el trabajo. Estos sistemas económicos permiten a muchos de los productores generar un patrimonio de bienes e inmuebles dentro de los cuales se encuentran sus viviendas. En ese tenor, el 90 % de las viviendas cuentan con los servicios mínimos necesarios para ser consideradas como óptimas, de acuerdo a los lineamientos y criterios generales para la definición, identificación y medición de la pobreza, aprobado por el H. Comité Directivo del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, (CONEVAL, 2010). Además de contar, en términos

[190]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

generales, con una adecuada densidad de población dentro de la casa habitación de 1.7 personas por cuarto para dormir, así como al 85.7 % con algún tipo de servicio médico social. Cabe mencionar que el 14.7 % que no cuenta con este tipo de servicio médico manifestó estar interesado en afiliarse junto con su familia al servicio que ofrece el Gobierno federal después de haber sido entrevistado. El 100 % de los encuestados usa como combustible para cocinar gas, el cual CONEVAL considera un combustible óptimo para el desarrollo humano. También se observó que los productores integrados al SIAL, con respecto a su estado civil, el 42.8 % están legalmente casados, el 42.8 % se encuentran en pareja pero en unión libre y sólo el 14.2 % de estos productores son solteros pero todos con una estabilidad económica, ya que del 100 % de los ingresos que éstos generan, en promedio, el 62.8 % se destina al crecimiento del negocio, el 24.2 % a los gastos básicos familiares y el 12.8 % a gastos de diversión, lo cual indica que esta actividad económica permite una estabilidad económica familiar. Considerando lo anterior, los productores de leche que conforman el SIAL alcanzan el objetivo por el cual decidieron dedicarse a la producción de leche, que fue para mejorar sus condiciones de vida y continuar con el negocio familiar que les heredaron sus padres, lo que les ha generado a los lecheros un estatus dentro de la sociedad, y a decir de los mismos productores, les satisface aun cuando su nivel de escolaridad no sobrepase el nivel medio superior, encontrando que el 14.2 % tienen estudios de nivel primaria, el 28.5 % nivel secundaria y el 57.1 % nivel preparatoria. A pesar de estos datos todos los productores han pensado en innovar en su empresa con la finalidad de obtener mejores estándares de calidad y productividad, dado que el 71.4 % de los encuestados coinciden en que el éxito de sus unidades de producción se debe a su dedicación, y coinciden todos en que los productores lecheros han contribuido al desarrollo de Poxtla, al ser ellos quienes suministran la materia prima para la elaboración de los quesos que le dan identidad a la región de Poxtla. Lo antes expuesto coincide con los casos de estudio que se han presentado en otras latitudes de América Latina tal como se muestra en la experiencia de Rodríguez-Borray (2012), quien indica que los SIAL en América Latina están

[191]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

fuertemente relacionados con falta de oportunidades laborales y esto en muchas ocasiones se traduce en pobreza, por lo que, en la región Sur Oriente del Estado de México, particularmente en la zona de influencia de este SIAL por diversas razones, entre ellas el encontrarse enclavada en una zona de riesgo volcánico, ha hecho inviable la instalación de empresas de alto impacto económico que generen empleos bien remunerados por lo que la actividad agropecuaria para la región tal y como se aprecia en esta investigación ha permitido el autoempleo y la generación de algunos empleos a los habitantes, con lo que este SIAL está contribuyendo al desarrollo de este territorio. En Poxtla al igual que en Salinas de Guaranda en Ecuador (Boucher, 2011), la leche de ser solo una materia prima, se va convirtiendo en un activo del desarrollo local, al permitir que los actores de este SIAL generen identidad territorial, y desarrollo humano con la generación de capitales tanto tangibles como intangibles como lo es el saber hacer que se va transmitiendo de generación en generación, así como lo es el conocimiento que se ha ido heredando de padres a hijos con respecto a la producción láctea en las distintas unidades de producción de la región. El SIAL productor de lácteos de Poxtla, al igual que el de Torre Blanca en Costa Rica, se está construyendo y paulatinamente consolidando con la apertura de nuevos mercados fuera de la región ya que se observó que la venta de los productos se da en el estado de Morelos y en la Ciudad de México, lo cual sin lugar a duda se verá reflejado en el desarrollo de los productores lácteos ya que tal y como lo mencionan ellos mismos son los proveedores de la materia prima para la elaboración del queso, y esto les permite un crecimiento. Otra diferencia que existe de Poxtla con respecto a los otros SIAL, es que en su mayoría los productores lácteos no se animaron en su momento a producir queso, pero han sabido llevar la relación comercial con sus compradores de leche, a pesar de que manifiestan en cierta medida algo de incomodidad por no ser los productores de la leche quien fije el precio de su producto y de tener que dar créditos por su mercancía al transformador de la leche cuyos créditos van desde una semana en adelante llegando a ser en ocasiones hasta de un mes, sin embargo, son pocos los que ven con cierto interés el poder incursionar en la transformación de la leche ya que, ven un riesgo en la actividad quesera por la falta de conocimiento respecto a la comercialización del queso.

[192]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Conclusiones El Sistema Agroalimentario Localizado productor de lácteos de Poxtla ha permitido el desarrollo territorial, no solo económico sino también humano ya que el productor de la leche ha mostrado un crecimiento gracias a los ingresos obtenidos que permiten satisfacer las necesidades básicas favoreciendo la autorrealización. Por otro lado, los productores lácteos han satisfecho sus necesidades de alimentación; tienen a la fecha un patrimonio, han conservado y trasmitido de generación en generación el conocimiento y han sabido enfrentar y resolver diversos problemas relacionados con sus actividades, lo cual les ha generado un amor por su trabajo, creándoles identidad territorial, además del sentimiento de ser parte del desarrollo de sus comunidades.

Literatura citada Borbonet S., T. Linck., C. Schiavo, 2011, La construcción del queso Termal, una experiencia colectiva de calificación agroalimentaria territorial en Uruguay. In: Boucher. F., V. Brun. (Coordinadores). De la leche al queso queserías rurales en América Latina. Porrúa. México. ISBN 978-607-401-5027. Boucher. F, 2011, Introducción. La leche. Un instrumento de desarrollo territorial de los pequeños productores para acceder a nuevos mercados. In: Boucher. F., V. Brun. (Coordinadores). De la leche al queso queserías rurales en América Latina. Porrúa. México. ISBN 978-607-401-502-7, pp 29 – 31. Boucher. F, 2012, De la AIR a los SIAL: reflexiones, retos y desafíos en América Latina. In: Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L. (Coordinadores). Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México. ISBN 978-607-401-629-1, p 15. Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L., 2012, Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México. ISBN 978-607-401-629-1, p. 6.

[193]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L, 2012, Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México. ISBN 978-607-401-629-1. Cascante M., M. Blanco, 2011, Análisis del proceso de activación del SIAL de las queserías rurales de Santa Cruz de Turrialba, Costa Rica. In: Boucher. F., V. Brun. (Coordinadores). De la leche al queso queserías rurales en América Latina. Porrúa. México, pp. 269 – 290. Cervantes E., F., A. Villegas G, 2012, La tipicidad y genuinidad de los quesos en México, dos conceptos en desarrollo. In: Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L. (Coordinadores). Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México, p. 197. CONEVAL, 2010, (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social). En http://www.coneval.gob.mx (Consultada en Agosto de 2016) Del Roble P. L. M, 2012, Los clusters agroindustriales y los SIAL en América Latina: dos enfoques en el manejo de las externalidades ambientales negativas. In: Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L. (Coordinadores). Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México, p. 83. Espinosa-Ayala, E., C. M. Arriaga-Jordán., F. Boucher., A. Espinoza-Ortega, 2013, Generación de valor en un Sistema Agroalimentario Localizado (SIAL) productor de quesos tradicionales en el centro de México. Rev. Fac. Agron. Vol 112 (SIAL): pp. 36- 44. Larroa T., R. M, 2012, Impacto de la denominación de origen del café de Veracruz en los sistemas agroalimentarios localizados. In: Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L. (Coordinadores). Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México. ISBN 978-607-401-629-1, p. 282. Paz R., V. González., A. Karol, N. Pece, 2011, Pequeña producción y cadenas de valor desde el enfoque SIAL. El caso de la lechería caprina en Santiago del Estero – Argentina. In: Boucher. F., V. Brun. (Coordinadores). De la leche al queso queserías rurales en América Latina. Porrúa. México. ISBN 978-607-401-502-7, p. 363.

[194]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Rodríguez-Borray G, 2012, Valoración funcional de los sistemas agroalimentarios localizados. In: Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L. (Coordinadores). Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México. ISBN 978-607-401629-1, p. 89. Romero C., T., L. Ávila. R., F.C. Viesca. G, 2011, Las queserías como alternativa de desarrollo de Poxtla, Estado de México. In: Boucher. F., V. Brun. (Coordinadores). De la leche al queso queserías rurales en América Latina. Porrúa. México, p. 312. Torres S., G, 2012, Sistemas agroalimentarios localizados. Innovación y debates desde América Latina. In: Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L. (Coordinadores). Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México. ISBN 978607-401-629-1. Velarde I, 2012, ¿Alimentos identitarios? El retorno del vino de la costa de Berisso, Argentina. In: Boucher. F., A. Espinoza. O. y M. R. Pensado. L. (Coordinadores). Sistemas Agroalimentarios Localizados en América Latina. Alternativas para el desarrollo territorial. Porrúa. México. 258 p.

[195]


Factores estratégicos en la conformación del Sistema de innovación del queso añejo de Zacazonapan Anastacio Espejel García, Edith Mora Rivera, Ma. Carmen Ybarra Moncada, Ariadna Barrera Rodríguez,1

Introducción La innovación es un proceso social en el que interaccionan diversos actores para su generación y difusión; también sucede a lo largo de la cadena agroindustrial, sin embargo, la necesidad de estrategias para detectar mercados más atractivos es escasa y con mayor debilidad se muestra en los productos artesanales como el queso añejo de Zacazonapan. El queso añejo de Zacazonapan es elaborado con leche cruda de vaca procedente de la ordeña del ganado de cruza suizoamericano, considerado de doble propósito. El sistema de innovación del queso añejo de Zacazonapan involucra una red de actores, así como la vinculación con instituciones para generar y difundir innovaciones que pueden contribuir a fortalecer este producto tradicional con valor social y económico. La visión sistémica involucra el análisis de actividades económicas como la producción primaria, transformación y comercialización, asimismo, la interacción entre los diversos actores del sistema. Sin embargo, existen problemas que deben ser analizados desde la investigación para generar estrategias de mejora. El concepto de sistema de innovación surgió a mediados de la década de 1980, dentro los debates sobre políticas industriales en Europa, desde entonces se ha usado en contextos académicos y en la formulación de políticas (Sharif, 2006). El Banco Mundial (2008) define un sistema de innovación como: “una red de organizaciones, empresas e individuos orientados a dar un uso social y económico a nuevos productos, nuevos procesos y nuevas formas de ______________________ Catedráticos de la Universidad Autónoma Chapingo- Posgrado en Ciencia y Tecnología Agroalimentaria, Universidad Autónoma Chapingo.

1


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

organización, conjuntamente con las instituciones y políticas que afectan su comportamiento y desempeño”. Los sistemas de innovación se pueden evaluar, analizar y comparar mediante el análisis estructural, a partir de esto se pueden identificar los factores causales de la variación de las tasas de innovación, que son una fuente de información acerca de las razones del éxito o fracaso de un sistema de innovación en específico (Wieczorek y Hekkert, 2012). Se identificaron y analizaron los factores estructurales que conforman el sistema de innovación de la agroindustria del queso añejo de Zacazonapan; la madurez de los sistemas está dada por los diferentes actores y su vinculación, la generación, adopción y difusión de innovaciones, así como la relación que existe con instituciones de enseñanza e investigación, que son agentes generadores de conocimiento.

Justificación Según Gellynck y Kühne (2010), el análisis de los sistemas de innovación en productos artesanales es de gran utilidad y pertinencia cuando se tiene como objetivo mejorar la calidad, imagen y/o presentación del producto final. Por otra parte, la adopción de innovaciones en el sector agropecuario es una necesidad, debido a que, en los últimos años, este sector ha venido enfrentando nuevos retos como consecuencia de los cambios económicos globales caracterizados por una alta competitividad (Cabello y Ortiz, 2013). Actualmente, el análisis del sistema de innovación es una herramienta que ayuda a identificar debilidades del sistema, y por lo tanto, sirve de guía a instituciones gubernamentales, financieras o de investigación para identificar los problemas en donde es necesaria realizar una intervención con el fin de promover el crecimiento de un sistema en particular o para influir en su dirección (Jacobsson y Bergek, 2011).

Objetivo Identificar y analizar los factores estructurales que conforman el sistema de innovación de la agroindustria del queso añejo de Zacazonapan.

[197]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Metodología Para el análisis del sistema de innovación del queso añejo de Zacazonapan, se consideró los factores estructurales, a saber: instituciones e infraestructura de soporte a la innovación, proveedores de leche de las queserías, agroindustrias de queso y las interacciones entre los actores del sistema. Para la obtención de información, se diseñaron y aplicaron encuestas a productores de leche y de queso durante la primera semana del mes de abril de 2016, todos localizados en el municipio de Zacazonapan, Estado de México. Se realizó un diagnóstico a las dos organizaciones económicas y rurales (OER) que forman parte del sistema de innovación del queso añejo de Zacazonapan. A partir de los datos recabados en la matriz de registro y calificación, se evaluó el nivel de desarrollo, tomando en cuenta como máximo 100 puntos (organización fortalecida), la intermedia, 56 puntos (desarrollo intermedio) y mínima, 24 puntos (proceso de creación). Se calcularon indicadores económicos, tales como: ingresos y costos para queserías y productores de leche; con esta información se calculó la utilidad, la relación beneficio/costo, y mediante la correlación de Pearson se obtuvo la correlación entre variables económicas y la adopción de innovaciones para productores y agroindustria. Se calculó el indicador de adopción de innovaciones de acuerdo a lo propuesto por Muñoz et al. (2007) tanto para productores de leche como para las queserías con la siguiente expresión algebraica: á

∗ 100

Con el propósito de conocer la trayectoria de las innovaciones implementadas por los productores y las queserías, se calculó la velocidad de adopción de innovaciones con la siguiente expresión:

[198]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

ó

ñ

ó

ñ á

ó

ñ

Resultados y discusión Una de las características distintivas de la cadena agroindustrial del queso de Zacazonapan es su integración, ya que todas las agroindustrias de queso producen su propia materia prima (leche); esta estrategia de integración elimina posibles intermediarios entre productores de leche y de queso, lo cual se refleja en mayor margen de utilidad para el productor, esto representa una fortaleza frente a otros productores de quesos tradicionales, incluso, se traduce en mayor competitividad. Un caso similar, donde la agroindustria de queso se encuentra integrada verticalmente es en las queserías artesanales de Chiautla de Tapia, México, donde es común que los hombres se dediquen a la actividad ganadera mientras las mujeres procesan la leche y comercializan el queso, eliminando posibles intermediarios, disminuyendo costos de producción y mejorando los ingresos y utilidades (Grass y Cesin, 2014). Según Victoria (2011), la base de la integración vertical es la actividad agraria, vinculándose con la agroindustria y la comercialización del producto generado, dicha integración permite generar economías de escala y por tanto, disminuir costos. Además, permite generar estrategias y toma de decisiones que mejoren la forma de producción, transformación y posicionamiento del producto en el mercado, eliminando incertidumbres sobre el volumen y precio e incrementando la calidad, seguridad, rentabilidad y competitividad.

Caracterización de productores de leche Los productores de leche son en su mayoría hombres, con una edad promedio de 55 años; desempeñan esta actividad desde hace 27 años. Cuentan con extensiones de terreno promedio de 85 hectáreas, las cuales son privadas y destinadas para uso ganadero, además, un 25% son destinadas para uso agrícola en las que se

[199]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

siembra principalmente maíz. En cuanto a la estructura del hato, cada ganadero cuenta con 65 cabezas de ganado en promedio, de las cuales el 33 % son vacas para ordeño, mientras las otras se encuentran en diferentes estados fisiológicos. La reproducción es llevada a cabo por monta directa, la ordeña se realiza de forma manual en los corrales debido a la falta de salas de ordeña especializadas; la producción promedio diaria es de 85 L de leche, la cual va directo a las queserías del municipio. Un escaso número de productores cuenta con silos, corrales, vehículos propios, bodegas de almacenamiento para insumos y materiales. En cuanto a sanidad del ganado, la enfermedad que más se presenta en los meses de septiembre y octubre es la mastitis, y la septicemia en julio; la mayoría de los productores cada año realiza la prueba de mastitis y brucelosis para su debido control, a través de SENASICA y la SEDAGRO. En el hato ganadero se presentan otras enfermedades como ántrax, cólicos y fiebres. Otros problemas menores son los abortos, problemas de patas y metabólicos. Con relación a costos de producción, estos ascienden a $180,600.00 por año en promedio, de los cuales la mayor parte se invierte en la compra de alimento (65 %) valor semejante al reportado por la SE (2012), en el pago de mano de obra, medicamentos y otros. Los ingresos que se obtienen son por la venta directa de leche a la quesería, entre los cuales existe una fuerte articulación. Los productores de leche de Zacazonapan tienen varias desventajas en comparación con los productores de leche en el Valle de Mezquital, Hidalgo; puesto que solo cuentan con 11 años de experiencia, tienen menos extensiones de terreno (5.2 ha) y menos cabezas de ganado (20 vacas en ordeño); tienden más a la innovación con la adquisición de equipos de ordeño semiequipados, inseminación artificial y producción de forrajes (Espejel et al., 2014).

Caracterización de la agroindustria de queso añejo Los productores de queso son mayores a 55 años de edad y algunos llevan más de 30 años dedicándose a esta actividad; procesan en promedio 70 L de leche por día. El rendimiento quesero promedio es del 10 % en temporada de “secas” y 11 % en temporadas de “lluvias”. Cada quesería vende en promedio 6 kg al día, el precio es de $80.00 en estado fresco y $150.00 madurado, el queso se comercializa localmente, aunque en los últimos años otro canal de comercialización importante

[200]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

es el envío hacia los Estados Unidos a un precio de $170/ kg, a través de consumidores directos. El precio de venta es constante durante todo el año. El mercado del queso añejo es muy variable, sin embargo, este producto es atractivo y demandado debido al peculiar sabor derivado de la maduración, el proceso de enchilado característico y la calidad en general. En los últimos años el H. Ayuntamiento ha contribuido a fomentar la venta de queso, mediante eventos de difusión como lo es la feria del queso de Zacazonapan en el mes de diciembre, en la cual se da a conocer este valioso producto artesanal, y se realiza un concurso en donde se selecciona a los mejores quesos de la región. Con respecto a la infraestructura, sólo una quesería cuenta con área de procesamiento y almacenamiento del producto final, el resto cuenta con equipos muy básicos: amasadoras, molinos, oreadoras; en los últimos años, instituciones como la UAEM y SEDAGRO han apoyado en el equipamiento y la compra de mesas y tinas de acero inoxidable (sólo a un limitado número de queseros). En varias investigaciones incluyendo esta, la mayoría de los productores de queso son mayores de 50 años de edad y por lo regular sólo cuentan con educación primaria (Sandoval, et al., 2016; López, et al., 2016; Cervantes, et al., 2016; Monroy et al., 2016), esto puede representar una desventaja para dicho sector, pues mientras que la producción de algunos quesos genuinos es creciente, otros va a la baja y desapareciendo. En Zacazonapan, este es un problema al que se enfrentan los productores debido a la falta de interés por parte de los sucesores para seguir produciendo este queso tradicional.

Organización de productores de leche En el sector agropecuario existen distintas organizaciones de pequeños productores que buscan integrarse a los mercados, cadenas de valor, ofrecer productos de mejor calidad, mejorar su influencia en las políticas públicas, así como el mejoramiento de ingresos y nivel socioeconómico (Báez, 2010). La Asociación Ganadera del municipio de Zacazonapan se encuentra integrada por 29 socios productores de leche, los cuales se han mantenido dentro de la organización desde el momento de su creación (hace nueve años). En la Figura 1 se muestra la calificación de los niveles de desarrollo para dicha organización,

[201]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

donde sobresale la estructura organizativa; la asociación en su mayoría está conformada por hombres, y se cuenta con un consejo directivo, se realizan asambleas cada que vez que se requiere y la responsabilidad es parcial debido a que las reuniones no se llevan a cabo de acuerdo a como lo marca su acta constitutiva (cada mes). Otro aspecto importante es el nivel de desarrollo en cuanto a la capacidad económica y de servicio, los socios en su mayoría cuentan con recursos para invertir y han gestionado apoyos a instituciones como SAGARPA y SEDAGRO, esta última les ha otorgado capacitación y cabezas de ganado, asimismo, han recibido asesoría técnica por parte de instituciones de enseñanza como la UACh. Los productores de leche cuentan con poca infraestructura y la mayoría es rústica, no cuentan con salas de ordeña ni con equipos especializados para la producción de leche. Se observa que la organización tiene poco impacto interno y externo debido a la baja vinculación con los actores e implementación de mejoras en los procesos de producción. La calificación global de los diferentes niveles de desarrollo es de 57 puntos, es decir, la organización se encuentra en un desarrollo intermedio, hace falta desarrollar estrategias para su fortalecimiento.

Calificación global

Impacto interno y externo

Capacidad economica y de servicio

Capacidad gerencial y de gestión

Estructura Organizativa 0

10

20

30

40

50

Calificación

Figura 1. Calificación de los niveles de desarrollo de la organización de productores de leche

[202]

60


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

La asociación ganadera local, al igual que otras en el país, muestra un bajo desarrollo, en muchas de ellas su formación está ligada a organizaciones políticas, lo cual provoca que un número significativo nazcan con graves problemas; convirtiéndose solo en gestoras de los recursos públicos, creando así ineficiencia principalmente en los pequeños productores dentro de la organización y provocando su marginación ante la competitividad, por ello es indispensable generar estrategias ya sea de tipo comercial, organizativo o de innovación, que se adapten a sus necesidades, pero sin perder el objetivo de convertirse en organizaciones con funciones económicas que generen valor a sus socios (Granados, 2016).

Organización no constituida de productores de queso Distintos grupos sociales se han conformado como organizaciones formales para acrecentar las capacidades de sus miembros y obtener beneficios al hacer frente a las dinámicas regionales y globales en una economía de mercado, pues favorece la compra de insumos, así como la obtención del apoyo de las instituciones de fomento agropecuario y mejores precios de comercialización, elevando la productividad y competitividad (Vázquez y Aguilar, 2010). El grupo de queseros se encuentra conformado por ocho personas (hombres y mujeres) mayores a 55 años de edad con interés en mejorar las condiciones de producción de queso. Algunas personas del grupo han recibido asesoría y capacitación por parte de la UACh y UAEM. En la Figura 2 se muestra la calificación global, la cual es de 28 puntos, es decir, aún está en proceso de creación; es necesario fortalecer la estructura organizativa, la capacidad económica y de gestión para lograr que tenga mayor impacto interno y externo, según Barrera, et al. (2016) otros aspectos importantes a desarrollar es el liderazgo y visión de futuro, así como, fortalecer la gestión participativa con la capacidad para motivar y educar a los socios actuales y potenciales.

[203]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA Calificación global Impacto interno y externo Capacidad economica y de servicio Capacidad gerencial y de gestión Estructura Organizativa 0

5

10

15

20

25

30

Calificación

Figura 2. Calificación de los niveles de desarrollo de la organización de productores de queso

Adopción de innovaciones El análisis de adopción de innovaciones de los proveedores de leche de las queserías mostró que las principales fortalezas en la producción están en las innovaciones que realizan los productores en cuanto a genética, asistencia técnica y en la sanidad del hato; apoyadas vía gobiernos estatal y federal, y de instituciones públicas de enseñanza e investigación como la UACh y UAEM. Al ser explotaciones familiares no llevan un control administrativo de la unidad de producción, limitando a los productores a tener una visión y proyección de la situación actual y futura de su pequeña empresa. En cuanto a reproducción, la adopción de innovación es baja y se debe a que sólo se da mediante monta directa. En el caso de la nutrición que es fundamental en la producción de leche, se detectó un área de oportunidad en la mejora de las dietas alimenticias para obtener leche de mayor calidad composicional. En el manejo del hato, la brecha tecnológica es considerable, esto significa que se pueden implementar algunas mejoras (Figura 1).

[204]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

100

95.23809524 83.33333333

90

75

80

63.33333333 61.9047619

70 60

50 50

50

36.66666667 38.0952381

40 30 20 10

64.28571429 57.14285714 42.85714286 35.71428571

25 16.66666667 4.761904762

0

INAI

Brecha tecnológica

Figura 3. Adopción de innovaciones de los productores de leche

Una de las características de la agroindustria de quesos artesanales en México, además de la escala reducida, es el limitado control de calidad en el proceso y la implementación de innovaciones comerciales, que podrían contribuir a posicionar mejor a este tipo de productos en diversos nichos de mercado. La maduración del queso y la capacitación a los productores son las innovaciones de mayor adopción entre los queseros, de las cuales, la primera fue adquirida del conocimiento empírico transmitido de generación en generació, y la segunda fue adquirida a través de capacitaciones, principalmente por la UAEM y la UACh. El manejo del lactosuero es bajo, al desecharlo al aire libre o a través del drenaje es considerado uno de los contaminantes con mayor impacto dada su alta carga microbiológica, sin embargo, constituye entre 85 y 90 % del volumen de la leche y tiene gran valor nutritivo y funcional ( INTI, 2010), por esto es necesario su aprovechamiento mediante el valor agregado, a través de bebidas energizantes, sustituto de fertilizantes, alimentación animal o deshidratación del suero, que contribuiría con la sustentabilidad ambiental y

[205]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

generaría mayores ingresos a los productores (Cervantes, et al., 2010). El queso añejo de Zacazonapan tiene características sensoriales específicas, lo que se traduce en una valoración elevada de las personas que lo han consumido, por lo que su demanda parece incrementarse. El proceso de maduración de este queso le confiere rasgos típicos como: olor, sabor, color y consistencia, atributos que lo diferencian de otros quesos madurados, sin embargo la calidad y estrategias de mercadotecnia, como el uso de redes sociales para su difusión, están prácticamente ausentes, por lo que resulta necesario implementar y mejorar las estrategias de mercadotecnia que usan actualmente los productores de este queso artesanal (Figura 2).

91.66666667 87.5 100 77.08333333 90 70.83333333 80 64.93055556 62.5 70 60 37.5 50 35.06944444 29.16666667 40 22.91666667 30 12.5 20 8.333333333 10 0

INAI

100

0

Brecha tecnológica

Figura 4. Adopción de innovaciones en la agroindustria del queso añejo de Zacazonapan

Velocidad de adopción de innovaciones Los sistemas de innovación se caracterizan por la introducción de innovaciones a lo largo del tiempo, de tal manera que la rapidez de inserción de estas innovaciones define la madurez del sistema y por lo tanto la capacidad de aprendizaje y avance. El análisis de la rapidez de adopción de innovaciones mostró

[206]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

que fueron necesarios cuarenta años para que todos los productores entrevistados adoptaran por lo menos una innovación, mientras que para la agroindustria este proceso llevo sólo treinta años, estos datos reflejan que el productor de leche ha hecho mayores innovaciones en un lapso de tiempo mayor, mientras el productor de queso tiende a innovar y adoptar las tecnologías de manera más rápida, debido a que se encuentra inmerso en un entorno de competencia y por consiguiente tiende a reaccionar de manera más rápida ante cambios en el entorno. Un aspecto importante a considerar es que el 100 % de los encargados de queserías son mujeres, esto puede atribuirse a que ellas fueron las que adquirieron el conocimiento del “saber hacer” de sus antepasados, ya que regularmente son quienes pasan más tiempo en casa, mientras que los hombres se dedican a cuidar el ganado (Figura 3).

120 100 80 60 40 20 0 0

500

1000 Series1

1500

2000

2500

Productores de leche

Figura 5. Velocidad de adopción de innovaciones en productores y agroindustria

Conclusiones El sistema de innovación del queso añejo de Zacazonapan posee brechas tecnológicas y de innovación; estas brechas son mayores en productores de leche y en menor medida en las agroindustrias de queso. Ambos se encuentran

[207]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

desarticulados. El soporte a la innovación está dado por instituciones como la Universidad Autónoma Chapingo, UAEM e instituciones de gobierno como SEDAGRO y SAGARPA, las dos primeras prácticamente han implementado procesos de capacitación y asistencia técnica, y las segundas, dotación de infraestructura, equipo y asistencia técnica. La vinculación de las unidades de producción tanto de leche como de queso con las instituciones de gobierno o educativas han tenido un impacto positivo en cuanto al mejoramiento de su producción y proceso, sin embargo, aún falta mucho por mejorar. El proceso de adopción de innovaciones ocurre en menor tiempo en las agroindustrias, no así en las explotaciones de ganado bovino lo que implica que el proceso de aprendizaje es más rápido en las agroindustrias de quesos que en los productores de leche. El queso añejo de Zacazonapan posee debilidades en calidad del producto y estrategia comercial, pero su integración entre producciónagroindustria representa una estrategia para permanecer en el mercado.

Literatura citada Báez, L. L. 2010. Guía para el Desarrollo y Fortalecimiento de Organizaciones Empresariales Rurales. Infoterra Editores S.A. Santiago de Chile, pp. 4. Banco mundial. 2008. Incentivar la Innovación Agrícola: Como ir más allá del fortalecimiento de los sistemas de investigación, p.16. Barrera, R. A., Espejel, G. A. Herrera, C B.E., Cuevas, R. V. 2016. Asociatividad empresarial de organizaciones productoras de vainilla (Vanilla planifolia Jacks. ex Andrews) en el Totonacapan. Agroproductividad: Vol. 9, Núm. 1, enero. 2016, pp: 79-85. Barrera, R. A.I., Baca, D. J., Santoyo C. H. V., Reyes A. C. J. 2013. Propuesta metodológica para analizar la competitividad de redes de valor agroindustriales. Revista Mexicana de Agronegocios, vol. XVII, núm. 32, pp. 231-244 Sociedad Mexicana de Administración Agropecuaria A.C. Torreón, México. Bertrand, M. T., Omaña., S. J.M., Sangerman, J.D.M. 2013. Esquema ideal de acceso al financiamiento en la red de innovación Asteca-maíz del estado Guerrero. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas Vol. 4 Núm.8. p. 11231137, p. 1127.

[208]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Cabello, A y Ortiz. E. 2013. Políticas públicas de innovación tecnológica y desarrollo: teoría y propuesta de educación superior. Convergencia vol. 20 Núm. 6. Toluca. Cervantes, E. F, Villegas, D.A., Cesín, V.A. Caracterización de la cadena agroindustrial del queso adobera de los altos de Jalisco, México. 1er simposio de los quesos mexicanos genuinos. Cervantes, E. F. Gómez, A. A., Altamirano, C. J. R. 2010. Impacto económico y ambiental de la quesería en el Valle de Tulancingo, Hidalgo (México). International EAAE-SYAL Seminar – Spatial Dynamics in Agri-food Systems, p. 8. Espejel, G. A., Cuevas, R.V., Muñoz, R.M., Barrera, R. A., Cervantes, E. F. Sosa, M. M. 2014. Sistema Regional de Innovación y Desarrollo Rural Territorial; pequeños productores de leche del valle del Mezquital, Estado de Hidalgo, México. Spanish Journal of Rural Development, Vol. V (2): 1-14. Figueroa R, K.A., Figueroa, S. B., Hernández R. F. 2016. Productores difusores; productoras difusoras. Agroproductividad. Vol. 9, Núm. 5, mayo. 2016. pp: 35-41. Gellynck, X. y Kühne, B. 2010. Horizontal and Vertical Networks for Innovation in the Traditional Food Sector. International Journal On Food System Dynamics 2, 123-132. Granados, S. M.R. Leos, R.J.A., Santoyo, C.V.H., Gómez O. L. 2016. Estrategia de fortalecimiento para la ganadería de ovinos del valle de Tulancingo, Hidalgo, México. Agroproductividad. Vol. 9, Núm. 5, mayo. 2016, p. 9-15. Grass, R. J.F., Cesín, V.A. 2014. Situación actual y retrospectiva de los quesos genuinos de Chiautla de Tapia, México. Agricultura, sociedad y desarrollo. Volumen 11, Número 2. Pp. 217. Disponible en: http://www.colpos.mx/ (consultado el 24 de julio de 2016). Grass, R. J. F., Sánchez, G. J., Altamirano, C. J. R. 2015. Análisis de redes en la producción de tres quesos mexicanos genuinos. Estudios sociales. Volumen XXIII, número 45, pp. 199-209. INTI. 2010. Aprovechamiento del Lactosuero: Aspectos vinculados a su calidad como materia prima e Impacto ambiental. Disponible en: www.inti.gob.ar (Consultado el 10 de julio de 2016).

[209]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Jacobsson, S., Bergek, A. 2011. Innovation system analyses and sustainability transitions: Contributions and suggestions for research. Department of Energy and Environment, Chalmers University of Technology, SE-412 96 Göteborg, Sweden b Department of Management and Engineering, Linköping University, SE 581-83 Linköping, Sweden. Elsevier, p. 42. Lastra, E.M.F. 2013. Seguridad y soberanía alimentaria. Innovación en el campo: las políticas públicas y seguridad alimentaria. Congreso nacional de políticas públicas para el campo. Senado de la república. México, D.F., p. 109. López, A. R, Hernández, M.A, Villegas, D. A y Santos, M.A. 2016. El sistema agroindustrial queso bola de Ocosingo, Chiapas. 1er simposio de los quesos mexicanos genuinos. Monroy, N.G., Cervantes, E.F, Palacios, R.M. I, Alfredo Cesín Vargas, Abraham Zacarías Villegas de Gante. Caracterización de la cadena productiva del queso criollo en hoja de luna de la sierra alta del estado de hidalgo. 1er simposio de los quesos mexicanos genuinos. Muñoz R.M., Aguilar J., Altamirano J.R., Rendón M.R., Espejel, G.A. 2007. Innovación Motor de la competitividad agroalimentaria. Políticas y estrategias para que en México ocurra. CIESTAAM-UACh–Fundación Produce Michoacán. Sandoval, A. F., Cervantes, E. F., Cesín, V. A., Villegas, D. A. 2016. Análisis de la cadena productiva del queso de prensa en la pequeña áfrica de méxico.1er simposio de los quesos mexicanos genuinos. SE (Secretaría de Economía). 2012. Análisis del sector lácteo en Mexico. Disponible en: http://www.economia.gob.mx/ (Consultado el 15 de julio de 2016). Sharif, N. 2006. Emergence and development of the National Innovation Systems concept. Division of Social Science, The Hong Kong University of Science and Technology, Clear Water Bay, Kowloon, Hong Kong SAR, China. Research Policy 35 (2006) 745–766. 745 p. Vázquez, V. R. A. Aguilar, B.I. 2010. Organizaciones lecheras en los Altos Sur de Jalisco: un análisis de las interacciones productivas. Región y sociedad / vol. xxii / No. 48.

[210]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Victoria M.A. Integración vertical para la cadena de valor en los agronegocios. Estudios Agrarios. Pp. 81 y 82. Disponible en: http://www.pa.gob.mx/ Wieczorek, J. A; Hekkert, P. M. 2012. Systemic instruments for systemic innovation problems: A framework for policy makers and innovation scholars. Science and Public Policy 39 (2012) pp. 74–87.

[211]


Empleo de estómagos de conejo para la elaboración de cuajo artesanal Ofelia Márquez Molina, José Dobler López, Enrique Espinosa Ayala, Pedro Abel Hernández García, Zamira Tapia Rodríguez

Introducción El cuajo –también llamado quimosina y antiguamente renina-, es una enzima que pertenece al grupo de las aspartato proteasas (E.C.3.4.23.4) que es secretada por el abomaso, estómago verdadero de los rumiantes jóvenes en forma inactiva llamada pro-cuajo, o pro-quimosina, y que se activa por autocatálisis por remoción del péptido N-terminal. La norma general de identidad y pureza para el cuajo y otras enzimas coagulantes de leche destinados al mercado interior en España, define al cuajo, como el producto obtenido exclusivamente de los cuajares de rumiantes y cuyo componente activo está constituido por quimosina y pepsina. Dentro de esta reglamentación también se define coagulante lácteo, como aquellas preparaciones de proteasas de origen animal, vegetal o microbiano capaces de provocar la desestabilización de la micela de caseína con formación de un gel lácteo, en las condiciones habituales empleadas durante la elaboración del queso (Ferrandini, 2006: 27). El cuajo puede ser considerado como una preparación enzimática funcional que está efectiva y naturalmente adaptado a los propósitos de elaboración de queso. La quimosina es una proteasa aspártica gástrica neonatal de importancia comercial en la elaboración de queso, el estómago produce varios tipos de enzimas gástricas, pepsina A (EC 3.4.23.1), pepsina B (EC 3.4.23.2), gastricsina (EC 3.4.23.3) y quimosina (EC 3.4.23.4), son producidos en la mucosa abomasal como precursores inactivos (Patrick et al., 2004: 119). Muchas proteasas pueden inducir la coagulación de leche, pero la mayoría son demasiado proteolíticas o tienen la especificidad incorrecta y, por tanto, provocan una disminución en el rendimiento de queso o quesos defectuosos. Sólo seis proteasas - bovina, porcina y pepsina de pollo y las proteasas ácidas de


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Mucor miehei, M. pusillus y Endothia parasitica se han identificado para ser más o menos satisfactorias para algunos o todos las variedades de quesos (Koselkova et al., 2012: 190). La escasez y alto precio del tradicional cuajo de becerro ha promovido la investigación hacia coagulantes de leche alternativos, producidos ya sea por plantas o por microorganismos genéticamente modificados. Varias alternativas microbianas son utilizadas para producción de quimosina pero estas fuentes no son recomendables para la producción de queso de calidad porque ellas producen un sabor amargo. Muchas de las compañías producen cuajo recombinante de origen bovino en diferentes hospedadores microbianos (Raposo, Domingos, 2007: 143). Extractos de plantas proteolíticas tales como la higuera (Ficus carica), papaya (Carica papaya), piña (Ananas sativa) y semillas de aceite de ricino (Ricinus communis) coagulan la leche, sin embargo, su aplicación en la fabricación de queso a partir de leche bovina no ha tenido éxito, en gran parte, principalmente porque la mayoría se muestran excesivamente proteolíticas en relación con su capacidad de coagulante de leche (Raposo, Domingos, 2007: 142). Con estas mismas desventajas se han investigado la semilla de Solanum dubai, frutos de Bromelia hieronymi (Bruno et al., 2010: 697) y de kiwi (Actinidia deliciosa) (Grozdanovic, Burazer, Gavrovic-Jankulovic, 2013: 48), flores de Onopordum acanthium L. Asteraceae (Brutti et al., 2012: 172), raíz de gengibre (Zingiber officinale) (Hashim et al., 2011: 458). De todos los coagulantes vegetales seguramente el más estudiado y utilizado es el cardo (Cynara cardunculus) pues posee una mejor capacidad coagulante aunque también proteolítica (Ordiales et al., 2012: 229; Chazarra et al., 2007: 1395). El principal motivo para investigar y utilizar coagulantes lácteos de origen animal diferentes a los cuajos naturales de becerro, cordero y cabrito es la alta demanda por el incremento en la producción mundial de quesos y la baja disponibilidad de rumiantes lactantes para sacrificar (Jacob, Jaros, Rohm, 2011: 18), sin lugar a dudas, el coagulante de origen animal más utilizado en la producción de queso es el obtenido del bovino adulto el cual contiene una mayor cantidad de pepsina que de quimosina (Jacob, Jaros, Rohm, 2011: 22), igualmente por cuestiones religiosas o sociales también se utilizan la pepsina de

[213]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

estómago de cerdo y de pollo (Koselkova et al., 2012:191; Rolet et al., 2013: 459), en ocasiones es necesario la utilización de coagulantes específicos para la leche en que se va a utilizar como es el caso de la leche de camella que no coagula adecuadamente con coagulantes de otro tipo (Boudjenah et al., 2011: 301). El conejo es una especie doméstica cuyo nombre científico es Oryctolagus cuniculus, muchas de las especies de rápido crecimiento tales como el conejo y la rata tienen alto contenido de proteínas en su leche. La abundancia de la especie se basa, además de su capacidad reproductora, en su condición de fitófago con doble digestión, asemejándose a los rumiantes. El conejo practica la cecotrofia, de modo que las heces blandas (cecótrofos), ricas en bacterias y proteínas, son reingeridas para un segundo tránsito digestivo. Estos excrementos son más frecuentes por las mañanas, cuando los animales se encuentran en reposo. Como otros lagomorfos, el conejo ha estado considerado mucho tiempo como un rumiante, con los que no tiene ninguna relación; ello se fundamenta en la observación del comportamiento del conejo, que pasa largas horas removiendo las mandíbulas de derecha a izquierda. En realidad, estos movimientos no se explican por la rumia sino por la alimentación en dos tiempos. Primero, el conejo digiere la hierba que consumió; la celulosa es digerida por las bacterias Anaerobacter a ácidos grasos volátiles que sirven de nutrientes. Resultado de ello son los cecotrófos, excrementos verde oliva, blandos y brillantes que el conejo toma directamente de la salida del ano y vuelve a ingerir (Blas y Wiseman, 2010: 25). El conejo es de un ciclo productivo muy rápido, la gestación dura 31 días, pudiendo volver a cubrirse a las 11 días después del parto, los gazapos comienzan a consumir alimento sólido desde los 15 días y se destetan a los 30 días de edad, se engordan durante otro mes para sacrificarse de 8 a 9 semanas de edad con un peso de 1.8 a 2.0 kg dando un peso a la canal de 1.0 a 1.1 kg (incluyendo cabeza, hígado y riñón). En proporción a su tamaño se puede considerar que tienen un estómago relativamente grande lo que hace suponer que tendrá una cantidad considerable de quimosina. Del total de la proteína de la leche de coneja, y a pesar de no ser rumiante, el 70 % corresponde a caseína (Maertens, Lebas, Szendro, 2010: 208). En el cuadro 1 se muestra la composición de leche de coneja.

[214]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

El gazapo consume únicamente leche los primeros 15 días de vida, edad a la que sale del nido y comienza a consumir alimento sólido, se desteta a las 4 o 5 semanas de edad y su engorda termina a las 8 o 9 semanas, edad en que se sacrifica con un peso de 1.8 a 2.0 kg por lo que se presume que en su estómago, que actualmente se desecha, se encuentra una considerable cantidad de proteasa que sea capaz de coagular la leche de rumiantes permitiendo al queso madurado conservar las mismas características que los elaborados con cuajo de becerro. Cuadro 1. Composición de la leche de coneja Componente

Porcentaje (%)

Grasa

12.2

Proteína

10.4

Lactosa

1.8

Cenizas

2.0

Solidos totales

26.4

Fuente: Park, Henlein, 2006: 6.

Con un inventario de 15 mil vientres para producción de carne de conejo y con una producción cercana a las 700 toneladas de carne anuales, el Estado de México ocupa el primer lugar a nivel nacional en producción cunícola (SAGARPA Boletín 009/2011), por lo que la evaluación del uso de los estómagos de conejo para la obtención de quimosina se plantea como un proyecto sustentable. Se espera que los resultados del presente trabajo contribuyan a obtener una enzima de origen animal que permita cubrir parte de la demanda de cuajo natural para la producción de quesos madurados y dar un valor adicional a la producción cunícola aprovechando una parte de las vísceras no comestibles (estómago) de los conejos de engorda sacrificados a los 60 días, utilizándolo para la obtención de una enzima que pueda procesarse a nivel industrial o comercial.

[215]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Evaluación del uso de estómagos de conejo para la elaboración de cuajo Se obtuvieron 100 estómagos de conejos de razas productoras de carne (California, Nueva Zelanda Chinchilla y cruzas de éstas), sacrificados en el taller de carnes de la FES-Cuautitlán de la Universidad Nacional Autónoma de México siguiendo el procedimiento indicado en la NOM-033-ZOO-1995. Los estómagos fueron procesados retirando la grasa perivisceral y el bazo así como el remanente de esófago y la porción pilórica con el resto del duodeno, posteriormente se eliminó el contenido estomacal. Se invirtieron exponiendo la mucosa gástrica y se enjuagaron con agua potable, dejándolos escurrir durante 30 minutos. Todos los estómagos se insuflaron, 20 fueron sumergidos en una solución de salmuera saturada, 20 fueron saturados con NaCl en la superficie y 60 se secaron sin NaCl. El secado se realizó a la sombra durante dos días, una vez secos se molieron a un tamaño de partícula de 25 µm. Los extractos se elaboraron en un volumen de 100 mL añadiendo un gramo de estómago en agua acidificada (con ácido acético) a un pH de 4.0. La evaluación de la capacidad coagulante se realizó en dos etapas, en la primera estudiando el efecto del NaCl en el secado considerando los estómagos sumergidos en salmuera y los saturados. Los que se secaron sin NaCl se dividieron en tres lotes (20 se emplearon sin NaCl, a 20 se les agregó el 0.3 % de NaCl en la solución de extracción y a los otros 20 se les agregó el 1 %). Estos extractos fueron evaluados a los 2 y 10 días con la finalidad de determinar el efecto del almacenamiento en la fuerza de cuajado. En la segunda etapa se emplearon estómagos secos sin NaCl para evaluar el efecto combinado del NaCl (0, 1, 2, 3, 4 y 5 %) y el etanol (0, 1, 2, 3, 4 y 5 %), y se evaluaron a los 4, 8, 12 y 16 días. La fuerza de cuajado se cuantificó en 10 mL del extracto enzimático adicionado a 100 mL de leche, se definió como el número de volúmenes de leche fresca que puede ser coagulada, por cada unidad de volumen de un cuajo en 40 minutos a 35º C (Chazarra, et al., 2007: 1397). Para su determinación se empleó la fórmula propuesta por Spreer y Mixa. (1998: 260): 100 2,400

[216]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Donde = fuerza del cuajo; = volumen de leche; 100 = dilución de 1g de estómago aforado en un volumen de 100 mL de agua acidificada; 2400 s = 40 minutos; = cantidad de cuajo; = tiempo de cuajado. Para realizar esta prueba se agregaron 10 mL del extracto enzimático a 100 mL de leche, el tiempo de cuajado se midió con un cronómetro desde que se agregó el extracto enzimático hasta que la cuajada fue capaz de sostener verticalmente una pajilla. Se tomó como factor de exclusión el tiempo considerando que la muestra no tuvo efecto cuando no coagulaba en 40 minutos. La leche empleada fue pasteurizada a 63º C durante 30 minutos con una acidez de 20º Dornic (pH = 6.4, utilizando cultivo láctico presembrado) y se le agregaron 2 mL de cloruro de calcio al 50 % por cada 10 litro de leche. Para el análisis de la actividad proteolítica se adaptó la metodología reportada por Corzo et al. (2011). Se agregaron a un tubo de ensaye 500 µL de sustrato (caseína al 1 % en solución amortiguadora de fosfato de sodio monobásico y dibásico 0.1 M a pH 6) y 50 µL de extracto enzimático, se agitaron y se incubaron en un baño María a 35º C durante 30 minutos, la reacción se detuvo agregando 1 mL de ácido tricloroacético (TCA) al 5%. Los tubos se dejaron reposar durante 20 minutos, posteriormente se centrifugaron (30 minutos a 3000 rpm a 4º C). El análisis se realizó en un espectrofotómetro Génesis 10 UV-VIS marca THERMO© a 280 nm. El testigo se preparó colocando en un tubo de ensaye 500 µL de sustrato y un mL de TCA. Las muestras se analizaron por triplicado y se expresaron como Unidades de Actividad Enzimática (UAE) (aumento en la absorbancia de 0.001 por mg de proteína por minuto). El peso promedio de los estómagos secos fue 3.37 ± 0.58 g, el de los sumergidos en salmuera fue 4.54 ± 1.13 g y los saturados con NaCl en la superficie fue 9.55 ± 1.41 g. El peso mayor debido a la retención de NaCl tuvo que considerarse para la elaboración de los extractos. EFECTO DEL NACL EN EL SECADO SOBRE LA FUERZA DE CUAJADO

Se observó diferencia estadística significativa entre los extractos de los estómagos secados con NaCl y el secado sin NaCl en la actividad coagulante, el extracto sin NaCl no coaguló en ninguno de los tiempos de extracción. El extracto elaborado

[217]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

con estómagos sumergidos en salmuera coaguló a los dos días en 606 s y a los diez días en 731 s, aunque el tiempo de extracción no fue estadísticamente significativo. Las soluciones preparadas con los estómagos saturados en NaCl mostraron los menores tiempos de cuajado y no hubo diferencia significativa entre los 2 (351 s) y 10 (252 s) días de extracción. Estos resultados sugieren que una mayor concentración de NaCl incrementa la actividad coagulante. Dado que para la medición de la fuerza de cuajado se emplea el tiempo de cuajado, los resultados mostraron el mismo comportamiento, y se encontró diferencia estadística significativa entre tratamientos y no en el tiempo de almacenamiento. Para las Unidades de Actividad Enzimática se encontró diferencia estadística significativa entre tratamientos, observándose que los que no tuvieron efecto de cuajado mostraron los valores más elevados, esta diferencia puede atribuirse a una inhibición de la actividad proteolítica por efecto del NaCl (Cuadro 2). Cuadro 2. Efecto del NaCl sobre el secado de estómagos por insuflación Sin NaCl

Salmuera

Saturado

Días de extracción

2

10

2

10

2

10

Fuerza de cuajado (L de leche coagulados por g de estómago)

0

0

4.48 a

3.65 a

8.05 b

16.38 b

1,208 b

1,393 b

985 a

1,067 a

915 a

846 a

UAE

UAE: Unidades de Actividad Enzimática. Letras diferentes en las filas representan diferencias significativas entre tratamientos (p<0.05).

En lo referente al método de secado y salado, Moschopoulou, Kandarakis, Anifantakis (2007: 240) mencionaron que los cuajos elaborados de estómagos de cordero secados al aire y salados, mantienen por un periodo más largo la actividad coagulante que aquellos elaborados con estómagos frescos y salados. Calvo et al. (2007: 918) indican que el contenido de NaCl y el método de salado afectan la velocidad de la proteólisis, ya que se ha observado que las concentraciones elevadas de NaCl se relacionan con un retraso en la proteólisis.

[218]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

EFECTO DEL NACL EN LA ELABORACIÓN DE LOS EXTRACTOS SOBRE LA FUERZA DE CUAJADO

Los extractos de estómagos a los que se les adicionó 0.3 % de NaCl no mostraron diferencia estadística significativa en los tiempos de coagulación a los dos días (624 s) y a los diez días (472 s) de almacenamiento. Los extractos a los que se les agregó 1 % mostraron un menor tiempo de cuajado a los diez días (135 s) en comparación a los dos días (343 s). Los resultados de fuerza de cuajado indican que la adición de 1 % de NaCl mejora la capacidad coagulante (Cuadro 3). El comportamiento de la actividad enzimática de estos tratamientos corroboró el hecho del efecto de la concentración de NaCl en la disminución de la actividad proteolítica y el aumento de la actividad coagulante. Cuadro 3. Efecto de la adición de NaCl en la solución de extracción Sin NaCl

Extractos al 0.3 %

Extractos al 1 %

Días de extracción

2

10

2

10

2

10

Fuerza de cuajado (L de leche coagulados por g de estómago)

0

0

5.52 a

6.91 a

9.63 a

23.88 b

1,208 b

1,393 b

876 a

724 a

415 a

369 a

UAE

UAE: Unidades de Actividad Enzimática. Letras diferentes en las filas representan diferencias significativas entre tratamientos (p<0.05).

El efecto del NaCl sobre la disminución de la actividad proteolítica en todos los tratamientos puede explicarse dado que el NaCl promueve la disociación del calcio y fosfatos de las micelas de caseína a la solución, afectando el estado coloidal de la leche y produce interacciones electrostáticas con los residuos de aminoácidos cargados, que en general se considera que estabilizan el plegamiento original de la molécula cuando se encuentra en concentraciones menores al 5.8 % (1 M) (Chazarra et al., 2007: 1393). El efecto del NaCl en los cuajos y coagulantes lácteos la documentó Moschopoulou (2011: 188), quien mencionó que los cuajos de cordero cuando se preparan sin NaCl pierden significativamente su actividad coagulante después de cuatro meses de almacenamiento, Chazarra et al. (2007: 190) documentaron que el NaCl afecta la

[219]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

actividad coagulante de cuajos vegetales. Por el contrario, Bustamante et al. (2000: 393) mencionaron que la cantidad de NaCl añadida en la elaboración de cuajos de cordero no afecta la actividad coagulante o su estabilidad. Por otra parte, se observó que el NaCl favorece la actividad coagulante. Este resultado concuerda con lo indicado por Bustamante et al. (2000: 394), quienes observaron un incremento durante las primeras 3 a 4 semanas de almacenamiento empleando 0.57 y 1.25 % de NaCl en extractos que permanecieron estables durante un año. EFECTO COMBINADO DEL NACL Y EL ETANOL SOBRE LA FUERZA DE CUAJADO

Los extractos sin NaCl no presentaron actividad coagulante por lo que fueron significativamente diferentes (p<0.05) al resto de los tratamientos. Los extractos que no contenían etanol tuvieron actividad coagulante y no mostraron diferencia significativa con el resto de los tratamientos. El tiempo de almacenamiento no tuvo efecto significativo en los tratamientos. EFECTO COMBINADO DEL NACL Y EL ETANOL SOBRE LA ACTIVIDAD ENZIMÁTICA

El extracto enzimático que no contenía NaCl, ni etanol presentó diferencia estadística significativa (p<0.05) con el resto de los tratamientos y los valores más elevados de actividad enzimática, excepto con los tratamientos que no contenían NaCl. No se observó diferencia estadística significativa (p<0.05) entre la combinación de NaCl y etanol en los diferentes tiempos de almacenamiento. Al aumentar la concentración de NaCl en los extractos de 0.3 % a 1 %, se incrementó la fuerza de cuajado, pero al variar la concentración de 1 a 5 % no se observó diferencia significativa (el valor promedio encontrado fue de 1:22,088 con un valor mínimo de 5,150 y un máximo de 51,765). Estos resultados son superiores a los documentados por Florez et al. (2006), quienes encontraron valores alrededor de 1:1,000 para cuajo de cabrito y en una relación 30 a 1 a los encontrados por Chazarra et al. (2007: 1399) quienes al emplear 0, 34, 51 y 102 mM de NaCl en extractos de flores de cardo no encontraron diferencia significativa en la fuerza de cuajado con valores de 1:387, 1:387, 1:422 y 1:422 por gramo de cardo, respectivamente. Este resultado puede atribuirse a las bajas

[220]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

concentraciones de NaCl empleadas para la elaboración de extractos, lo cual indica la importancia de su empleo, ya que cuando se ha evaluado la fuerza de cuajado de pepsina y quimosina natural sin la incorporación de NaCl se pierde hasta un 26 % después de 6 meses de almacenamiento cuando el promedio esperado era de 1 a 2 % mensual (Kozelkova et al., 2012: 194). Por su parte, Anifantakis y Green (1980: 225) encontraron que los mejores niveles de actividad coagulante se obtuvieron realizando la extracción de las enzimas coagulantes con concentraciones de 6 % de NaCl.

Conclusiones Los estómagos de conejo contienen enzimas coagulantes que se pueden extraer con soluciones que contengan de 1 a 5 % de NaCl a un pH de 4. El extracto enzimático se puede utilizar después de un tiempo de extracción de 48 h y mantener su actividad hasta por doce meses. El etanol no tuvo efecto en la actividad coagulante de los extractos pero sí inhibió la actividad proteolítica de las enzimas, y también juega un papel importante en la conservación e inocuidad de los cuajos. Por las propiedades coagulantes de leche de los extractos obtenidos de estómagos de conejo, estos se pueden utilizar como alternativa sustentable para cubrir la escasez de cuajo natural (de becerro).

Literatura citada Anifantakis, E. and M. Green, 1980. Preparation and properties of rennets from lamb´s and kid´s abomasa. Journal of Dairy Research. 47: 221-230. Blas, C., Wiseman, J., 2010. Nutrition of the Rabbit. 2dn Edition. Edited by Carlos de Blas and Julian Wiseman. Boudjenah-Haroun, S., Laleye, C. L., Moulti-Mati, F., Ahmed, S. S., Mahboub, N., Siboukeur, O. E., & Mati, A., 2011. Comparative study of milk clotting ac-

[221]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

tivity of crude gastric enzymes extracted from camels’ abomasum at different ages and commercial enzymes (rennet and pepsin) on bovine and camel milk. Emir. J. Food Agric, 23(4), 301-310. Bruno, M. A., Lazza, C. M., Errasti, M. E., López, L. M., Caffini, N. O., Pardo, M. F., 2010. Milk clotting and proteolytic activity of an enzyme preparation from Bromelia hieronymi fruits. LWT-Food Science and Technology, 43(4), 695-701. Brutti, C. B., Pardo, M. F., Caffini, N. O., Natalucci, C. L., 2012. Onopordum acanthium L. (Asteraceae) flowers as coagulating agent for cheesemaking. LWT-Food Science and Technology, 45(2), 172-179. Bustamante M., F. Chavarri, A. Santisteban, G. Ceballos, I. Hernández, J. Miguelez, I. Aranburu, L. Barrón, M. Virto., M. de Renobales., 2000. Coagulating and lipolytic activities of artisanal lamb rennet pastes. J. Dairy R. 67: 393-402. Calvo M., I. Castillo, V. Díaz-Barcos, T. Requena., and J. Fontecha., 2007. Effect of a hygienized rennet paste and a defined strain starter on proteolysis, texture and sensory properties of semi-hard goat cheese. Food Chem. 102: 917–924. Chazarra, S., Sidrach, L., López-Molina, D., Rodríguez-López, J., 2007. Characterization of the milk-clotting properties of extracts from artichoke (Cynara scolymus, L.) flowers. International. Dairy Journal 17:1393-1400. Ferrandini E, López MB, Laencina J, Castillo M, Roja JD, López C, Rodríguez M., 2007. Cuajos en pasta naturales en la industria quesera. ILE. Nov.: 27-32. Grozdanovic, M. M., Burazer, L., Gavrovic-Jankulovic, M., 2013. Kiwifruit (Actinidia deliciosa) extract shows potential as a low-cost and efficient milk-clotting agent. International Dairy Journal, 32(1), 46-52. Hashim MM, Mingsheng D, Iqbal MF, Xiaohong C, 2011 Ginger rhizome as a potential source of milk coagulating cysteine protease. Phytochem 72:458– 464. Jacob, M., Jaros, D., & Rohm, H., 2011. Recent advances in milk clotting enzymes. International Journal of Dairy Technology, 64(1), 14-33. Kozelkova M, Jůzl M, Lužova T, Šustova K, Bubeničkova A., 2012. Changes of quality of rennets during storing. Acta Universitatis Agriculturae Et Silviculturae Mendelianae Brunensis: 60: 6, pp. 189-196.

[222]


DIVERSIFICACIÓN DE INGRESOS Y PRODUCTOS GANADEROS ARTESANALES

Maertens, L. E. B. A. S., Lebas, F., Szendro, Z. S. 2010. Rabbit milk: A review of quantity, quality and non-dietary affecting factors. World Rabbit Science, 14(4), 205-230. Moschopoulou E., 2011. Characteristics of rennet and other enzymes from small ruminants used in cheese production. Small Rum. Res. 101: 188-195. Moschopoulou E., I. Kandarakis., and E. Anifantakis., 2007. Characteristics of lamb and kid artisanal liquid rennet used for traditional Feta cheese manufacture. Small Rum.Res. 72: 237-241. Norma Oficial Mexicana, NOM-033-ZOO-1995. Sacrificio humanitario de los animales domésticos y silvestres. Ordiales, E., Martín, A., Benito, M., Fernández, M., Casquete, R., Córdoba, M. 2012. Influence of technological properties of vegetable rennet (Cynara 1 cardunculus) on the texture of “Torta del Casar” cheese. Journal of Dairy Science Vol. 133 Issue 1, p. 227-235. Park, Y., Haenlein, G., 2006. Handbook of milk of non bovine mammals, Blackwell Publishing USA, p. 6. Patrick, F., McSweeney, P., Gogan, T., Guinee, T., 2004 Cheese Chemistry, Physics and Micobiology, Third Ed., Elsevier Academic Press, USA. Raposo S., Domingos A., 2008. Purification and characterization milk-clotting aspartic proteinases from Centaurea calcitrapa cell suspension cultures. Process Biochemistry 43:139–144. Rolet O, Berthier F, Beuvier E, Gavoye S, Notz E, Roustel S, Gagnaire V, Achilleos C., 2013. Characterization of the non-coagulating enzyme fraction of different milk-clotting preparations. LWT Food Sc. and Tech. 50:459-468. SAGARPA, 2011. Boletín No. 9. México. Spreer E., A. Mixa., 1998. Milk and Dairy Product Technology. Marcel Decker Inc. USA p. 260.

[223]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS


Evaluación de costos de producción, rentabilidad y competitividad de unidades de producción ovina en cuatro estados del centro de México Alejandra Vélez Izquierdo1, José Antonio Espinosa García1

Introducción El ovino es un pequeño rumiante, perteneciente al género Ovis y Especie Ovis aries, que tiene un peso vivo adulto entre los 30 y 150 kilos, dependiendo de la raza, sexo, edad y el estado de gordura (Financiera Rural, 2009). Es un animal multiproducto, porque durante su proceso productivo puede generar lana, carne, leche, cuero y piel, aunque actualmente en México la producción de ovinos está orientada principalmente a producir carne. En México, de 1990 a 2012, el inventario ovino creció un 45 %, pasando de 5.8 a 8.4 millones. La producción de carne ovina en 2012 fue de 56,546 toneladas con un crecimiento de 129 % con respecto a 1990 (SAGARPA-SIAP, 2014). Lo anterior indica que el incremento en la producción se basó en mejoras en la productividad de los sistemas de producción. La producción nacional de ovinos se concentra en los estados del centro del país, Estado de México, Hidalgo, Puebla y Tlaxcala, con 43 % de la producción nacional, aunque se observa un crecimiento de la actividad en otros estados del país. El INEGI (2013) reporta que al comparar las cifras de 2007 con las de 1991, se refleja que en ocho entidades han incrementado sus unidades de producción por arriba del 200 %, Baja California, Aguascalientes, Morelos, Campeche, Guerrero, Jalisco, Querétaro y Chihuahua. En otros seis estados sus unidades crecieron más del 100 %, en nueve entidades entre 50 % y menos del 100 %, en este grupo se encuentran los principales estados productores y, finalmente, los ______________________ Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias; velez.alejandra@inifap.gob.mx; espinosa.jose@inifap.gob.mx

1


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

nueve estados restantes han tenido un incremento inferior al 50 % en las unidades de producción. La producción de ovinos en México se desarrolla en sistemas de producción muy variados, dependiendo de las condiciones de clima, disponibilidad de recursos y nivel socioeconómico de los productores. Estos sistemas van desde los altamente tecnificados que mantienen a los animales en completa estabulación sobre pisos elevados, hasta los trashumantes que se mantienen en condiciones totalmente extensivas y no utilizan tecnología básica (Partida et al., 2013), aunque predominan los sistemas tradicionales, con niveles productivos y tecnológicos bajos (Galavis et al., 2011; Pérez et al., 2010; Martínez et al., 2011; Orona et al., 2014), sin embargo; es una actividad reconocida dentro del subsector ganadero por el alto valor que representa para la economía del campesino de escasos recursos, y por la demanda que tienen sus productos entre la población urbana, principalmente en las grandes ciudades como el Distrito Federal y área conurbada del Estado de México, Guadalajara y Monterrey (INEGI, 2013). Existe una demanda creciente de borregos, principalmente para barbacoa, por lo que se tienen que importar animales, aunque esta tendencia tiende a disminuir e inclusive en años recientes se ha iniciado la exportación. Esto representa una oportunidad para los productores de ovinos, y para aprovecharla se requiere diseñar estrategias para incrementar los rebaños, mejorar los niveles tecnológicos de los sistemas de producción, los esquemas de comercialización y la organización de los productores, así como la implementación de prácticas administrativas, como llevar registros económicos, que permitan evaluar los resultados y generar información para tomar decisiones (Espinosa, et. al., 2010) tendientes a mejorar las condiciones productivas y económicas de la producción ovina. Existe información de ovinos que parcialmente está disponible para algunos estados, como es el caso del Estado de México (INEGI, 2013; Orona et al., 2014), de Veracruz (Pérez et al., 2011), Tlaxcala (Galavis et al., 2011), de Yucatán (Góngora et al., 2010); Chiapas y Tabasco (González et al., 2013), de Puebla (Vázquez et al., 2009), en Nayarit (González et al., 2011). Sin embargo, esta información no considera la generación de indicadores de eficiencia técnica y

[227]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

económica que apoye la toma de decisiones para mejorar la productividad y rentabilidad de los sistemas de producción de ovinos en el país. Derivado de lo anterior se plantea como objetivo evaluar costos de producción, rentabilidad y competitividad de unidades de producción de ovinos en cuatro estados del centro de México, se implementó un esquema de seguimiento mediante el uso de registros mensuales para capturar información técnica y económica en al menos 12 unidades de producción de ovinos, distribuidas en los estados de Hidalgo, Estado de México, Guanajuato y Jalisco, de enero a diciembre de 2015.

Metodología ÁREA DE ESTUDIO Y PERIODO DE ANÁLISIS

Se diseñaron e implementaron registros para capturar información técnica y económica en 16 unidades de producción de ovinos, distribuidas en los estados de Hidalgo, Estado de México, Guanajuato y Jalisco, de enero a diciembre de 2015. Antes de iniciar con el seguimiento a las unidades de producción (UP) fue necesario aplicar un cuestionario de línea base para identificar las condiciones iniciales de las UP y clasificarlas por sistema de producción estabulado y semiestabulado, y por finalidad en: comercial, pie de cría, engorda y pie de cría y comercial. Esta clasificación se obtuvo directamente de una pregunta incluida en dicho diagnóstico y se corroboró con la información de cada mes con respecto a los movimientos del inventario y actividades realizadas. El diagnóstico incluyó los siguientes apartados: I) Datos generales del productor y de su unidad de producción, II) Prácticas de manejo y componentes tecnológicos, III) Oferta y comercialización, IV) Costos operativos (del año anterior), e V) Ingresos (del año anterior).

[228]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

FORMATOS DE CAPTURA DE INFORMACIÓN

Un técnico en cada estado captura la información mensual de datos técnicos y económicos en una hoja de cálculo, de cada una de las unidades de producción, aplicando los siguientes formatos. A) Seguimiento a información técnica. Incluyó el inventario mensual del rancho (número de animales), salud del hato y prácticas técnicas realizadas en el mes (variable dicotómica: Si hace la actividad y No hace la actividad). B) Seguimiento de información económica. Estos formatos se dividieron en dos: en costos variables o de operación, costos fijos e ingresos. Los formatos de costos incluyeron costos en alimentación y nutrición, mano de obra (número de jornales en mano de empleados permanentes, eventuales, familiar eventual y permanente, y asistencia técnica contratada); compra de otros insumos y adquisición de servicios y compra o renta de activos. Los costos fijos considerados fueron: Costo de administración y depreciación (vientres y sementales). Para los ingresos: venta de productos; productos destinados para el autoconsumo y venta de activos. Estos formatos incluyeron la unidad de medida, el costo unitario y el costo total. REGISTRO, CAPTURA Y ANÁLISIS DE LA INFORMACIÓN TÉCNICA Y ECONÓMICA

Los técnicos enviaron por correo electrónico cada mes los formatos que aplicaron en las unidades de producción y los investigadores responsables del proyecto, la registraron en una base de datos de Excel para su análisis. Para ello se integró la información técnica y económica generada mensualmente, en una base de datos por unidad de producción y estado, para generar indicadores productivos y económicos correspondientes a un año (Cuadros 1 y 2).

[229]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Con la información técnica se generan los siguientes indicadores: Cuadro 1. Variables e indicadores técnicos Variable Inventario y productividad mensual del rebaño

Salud del Hato

Prácticas técnicas realizadas en el mes (%)

Indicador

Método

Estructura de rebaño

Gráfica con la distribución del rebaño

Total de animales en el rebaño

La suma de todos los animales del rebaño

Porcentaje borregas en producción

Borregas con cría entre total de borregas adultas

Porcentaje de partos

Número de partos entre vientres totales

Porcentaje desechos

Hembras desechadas entre vientres totales

Porcentaje mortalidad crías

Crías muertas entre crías lactantes

Porcentaje abortos

Abortos observados entre vientres totales

Porcentaje morbilidad en hembras

Hembras enfermas entre vientres totales

Uso de Insumos Alimenticios

Gráfica con frecuencia de prácticas

Manejo reproductivo

Gráfica con frecuencia de prácticas

Prácticas Sanitarias

Gráfica con frecuencia de prácticas

Manejo de los recursos forrajeros

Gráfica con frecuencia de prácticas

Otras prácticas de manejo

Gráfica con frecuencia de prácticas

Fuente: Elaboración propia, 2015.

[230]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Con la información económica se generan los siguientes indicadores: Cuadro 2. Indicadores económicos Indicador económico 1. Estructura de costo variable

Definición

Fórmula

Distribución porcentual de los

Calcular el porcentaje de los diferen-

costos variables de producción

tes conceptos de costos variables

(gráfica de pastel) 2. Estructura del Ingreso

Distribución porcentual de los

Calcular el porcentaje de los diferen-

ingresos totales (gráfica de

tes conceptos de ingresos totales

pastel) 3. Utilidad Neta

Ganancia monetaria real que el

Ingresos totales menos costos tota-

productor obtiene mensual-

les

mente 4. Utilidad Bruta

Ganancia monetaria que el

Ingresos totales menos costos varia-

productor obtiene mensual-

bles

mente 5. Costo de un kg de carne en

Valor monetario del costo de

Costos totales de producción entre

pie

un kg de carne

kilogramos producidos

6. Rentabilidad sobre costo va-

Utilidad neta expresada en tér-

Utilidad neta entre costos variables

riable

minos porcentuales

7. Rentabilidad sobre costo total

Utilidad bruta expresada en

Utilidad bruta entre costos totales

términos porcentuales 8. Precio de carne

Precio que se captura en las unidades de producción

Fuente: Elaboración propia, 2015.

EVALUACIÓN

Se generó una hoja de EXCEL por unidad de producción y en una base de datos donde se integró la información de las 16 granjas con la información de los 12 meses, en la cual se obtuvo el comportamiento de las unidades de producción de enero de 2015 a diciembre de 2015.

[231]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Resultados De los 16 productores a los cuales se dio seguimiento, el 88 % son varones y cuentan con 19 años, en promedio, en la ovinocultura, con un máximo de 40 años y un mínimo de tres años. El 38 % se ubica en terrenos ejidales y el resto es propiedad privada (Cuadro 3). El 88 % pertenece al sistema semiestabulado y el 12 % totalmente estabulado. Cuadro 3. Características sociales y ubicación de la Unidades de producción Años de

Núm.

Estado

UP

Género

1

Guanajuato

UP Guanajuato 1

M

productor 20

Municipio

2

Guanajuato

UP Guanajuato 2

M

30

3

Guanajuato

UP Guanajuato 3

F

15

Apaseo

4

Guanajuato

UP Guanajuato 4

M

40

Apaseo

5

Guanajuato

UP Guanajuato 5

M

34

Apaseo

6

Estado de México

UP Edo Méx 1

M

15

Ixtlahuaca

7

Estado de México

UP Edo Méx 2

M

15

Almoloya

8

Estado de México

UP Edo Méx 3

F

3

Almoloya

9

Hidalgo

UP Hidalgo 1

M

27

Mineral del Monte

Jerécuaro Apaseo

10

Hidalgo

UP Hidalgo 2

M

18

Santiago de Anaya

11

Hidalgo

UP Hidalgo 3

M

35

Singuilucan

12

Hidalgo

UP Hidalgo 4

M

15

Mineral de la Reforma

13

Hidalgo

UP Hidalgo 5

M

15

14

Jalisco

UP Jalisco 1

M

5

Singuilucan Tlajomulco

15

Jalisco

UP Jalisco 2

M

15

Tlajomulco

16

Jalisco

UP Jalisco 3

M

15

Ixtlahuacán

Fuente: Elaboración propia, 2015.

El 50 % de las granjas se dedican a producir animales para abasto y pie de cría, lo cual se refleja en los productos que generan, como lo es el caso de las granjas de engorda (13 %), que sólo venden animales para abasto; también se ubicó una granja que además de producir reemplazos también vende semen. El 25 % son de finalidad comercial y el 12 % sólo de pie de cría. En el cuadro 4 se presenta la estructura del hato que tenían las unidades de producción estudiadas en enero de 2015; se observa la heterogeneidad de tamaño con relación a la finalidad de producción, lo cual permite tener un [232]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

panorama más amplio de las características productivas de los ovinos en los estados considerados, en cuanto a la unidades de producción cuyo fin es la venta de borregos para abasto, se incluyen unidades medianas, en promedio cuentan con 200 animales y 100 vientres, todas tenían corderos lactantes. Las unidades de producción que se dedican a la engorda son de dos tamaños diferentes, una mediana y una grande, igual pasa con las de pie de cría. La finalidad que predomina en las granjas analizadas es la de pie de cría y comercial, que venden tanto reemplazos como borregos para abasto. Son unidades de producción medianas. Cuadro 4. Estructura del hato de la Unidades de Producción Estudiadas en el mes de enero de 2015 UP

Finalidad

S

ADC

ASC

P

C

CL

CD

BF

Total

1

Comercial

2

29

41

15

0

20

13

0

120

2

Comercial

2

41

44

30

0

74

0

0

191

4

Comercial

1

60

10

0

0

28

0

0

99

14

Comercial

3

120

10

30

0

105

100

50

418

7

Engorda

0

0

0

0

0

0

0

2,000

2,000

10

Engorda

0

0

0

0

0

0

0

200

200

9

Pie de cría

2

50

11

15

0

35

0

0

113

11

Pie de cría

52

480

0

200

100

600

80

8

1,520

3

Pie de cría y comercial

2

74

0

16

0

25

61

0

178

5

Pie de cría y comercial

2

39

16

0

0

37

13

0

107

6

Pie de cría y comercial

13

3

20

21

160

3

20

0

240

8

Pie de cría y comercial

4

5

50

2

10

7

9

14

101

12

Pie de cría y comercial

7

150

20

50

70

0

19

19

335

13

Pie de cría y comercial

1

70

10

15

12

90

0

30

228

15

Pie de cría y comercial

6

0

50

0

0

0

100

0

156

16

Pie de cría y comercial

3

80

28

40

40

28

80

0

299

S= Semental, ACR=Adulta con cría, ASC= Adulta sin cría, P= Primalas, C= Corderas, CL= Corderos lactantes, CD= Corderos destetados y BF= Borrego finalizados. Fuente: Elaboración propia, 2015.

TECNOLOGÍAS UTILIZADAS EN LAS GRANJAS OVINAS EN 2015

El uso de tecnologías está asociado a la finalidad productiva de cada unidad de producción, dado que la mayoría de las granjas trabajan con sistemas

[233]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

semiestabulados, el uso de insumos alimenticios fue muy variado, predominando el uso de sal en todo el año, le siguió en importancia las dietas balanceadas, la alfalfa y los forrajes henificados. En el área de reproducción, la inseminación artificial fue realizada durante el año por el 19 % de las UP, el diagnóstico de gestación por el 32 % y el uso de registros productivos por el 100 %. Con respecto a actividades de salud animal, el 100 % hacen desparasitaciones internas, externas y aplican bacterina doble, y el 38 %, diagnóstico y control del Brucella. Con relación a actividades de manejo de praderas y potreros, el 100 % realiza el ajuste de carga animal, cuentan con pastos inducidos, hacen rotación de pradera o potreo, el 38 % usan cerco eléctrico, 31 % controla malezas y el 25 % fertiliza las praderas. En el área de manejo, el 100 % lotifica el rebaño, llevan registros económicos y realizan la medición corporal.

Indicadores de eficiencia económica obtenidos del seguimiento a las unidades de producción COSTOS TOTALES DE PRODUCCIÓN

Derivado del seguimiento a las unidades de producción, se contabilizaron los costos totales que se efectuaron durante el 2015. En el cuadro 5 se presentan los montos totales de cada unidad de producción, en la primera columna se proporcionan los números de identificación, los cuales coinciden con los presentados en el cuadro 3, donde se registra la ubicación de las granjas. Existe heterogeneidad del costo total de cada granja, esto es derivado de tamaño variado de cada una de ellas. Las cuatro primeras filas son las granjas comerciales, se observa que el valor es menor al resto de las granjas. También la estructura de costos es variable, sin embargo el costo mayor es el de alimentación en todos los casos, seguido por el de mano de obra. Los costos variables fueron mayores que los costos fijos (Cuadro 5).

[234]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Cuadro 5. Costos de producción realizados de las granjas estudiadas, en 2015 UP

Unidades de

Ali-

Mano de

Otros

Costo total

Administra-

Deprecia-

Total

Costos

producción

mento

obra

cos-

variable

ción

ción

costos fi-

totales

tos

jos

1

UP Guanajuato 1

61894

34663

5073

101630

3854

44265

48119

149749

2

UP Guanajuato 2

180122

27888

2425

210435

9726

75225

84951

295386

4

UP Guanajuato 4

14

UP Jalisco 1

52771

20568

3763

77102

3605

24900

28505

105607

141317

56813

86130

284259

9158

37550

41086

325345

7

UP Edo Méx 2

4491400

60320

5700615

10252335

330510

175

330685

10583020

10

UP Hidalgo 2

790521

131998

2871432

3793951

125819

0

125819

3919770

9

UP Hidalgo 1

68359

36500

13349

118208

7710

63525

71235

189443

11

UP Hidalgo 3

3841648

441600

540560

4823808

157082

313350

469757

5293565

3

UP Guanajuato 3

160490

56910

39108

256508

15186

84600

99786

356294

5

UP Guanajuato 5

120815

25935

1325

148075

4766

30600

35366

183440

6

UP Edo Méx 1

689460

107640

217430

1014530

26460

54450

80910

1095440

8

UP Edo Méx 3

83685

44000

9027

136712

7245

47625

54870

191582

12

UP Hidalgo 4

171734

85500

18112

275346

13456

132800

142116

417462

13

UP Hidalgo 5

303712

51000

22605

377317

10965

72900

83865

461182

15

UP Jalisco 2

489403

66040

161950

717393

21090

190875

211965

929358

16

UP Jalisco 3

153752

278423

50600

482776

25395

66300

91695

574471

Fuente: Elaboración propia con información de seguimiento, 2015.

INGRESOS TOTALES

En el cuadro 6 se presentan los conceptos que integran el ingreso de todo el año 2015 de las granjas estudiadas, el mayor concepto de este ingreso es la venta de ovinos, ya sea para abasto, como lo es el de las cuatro primeras granjas: UP Guanajuato 1, UP Guanajuato 2, UP Guanajuato 4 y UP Jalisco 1, que son granjas comerciales. Igualmente para las granjas UP Edo Méx 2 y UP Hidalgo 2 que son granjas que se dedican a la engorda y, también la venta de animales para abasto y para pie de cría que es el caso del resto de las granjas. Existe una granja que además de vender pie de cría, vende semen y embriones. Concurren otros conceptos que representan ingresos para la unidad de producción, aunque estos no sean en efectivo, como es el caso de los animales que se consumieron en la

[235]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

misma granja, o los ovinos que nacieron, crecieron y que en el mes de diciembre de 2015 aún no se vendían, por lo que representa un ingreso potencial (Cuadro 6). Cuadro 6. Ingresos totales obtenidos de las granjas estudiadas, en 2015 UP

Unidades

Venta

Auto-

Venta

Venta de

Cambio

Ingreso

de producción

de ovinos

consumos

semen

embriones

de inventario

total

1

UP Guanajuato 1

116788

0

11683

128471

2

UP Guanajuato 2

286196

0

11405

297601

4

UP Guanajuato 4

120150

0

0

120150

14

UP Jalisco 1

117875

0

187400

305275

7

UP Edo Méx 2

10994000

23000

0

11017000

10

UP Hidalgo 2

3440000

9600

744372

4193972

9

UP Hidalgo 1

250000

7000

11

UP Hidalgo 3

4079765

25000

3

UP Guanajuato 3

506207

0

1080000

270000

0

257000

1447143

6901908

0

506207

5

UP Guanajuato 5

144660

0

32590

177250

6

UP Edo Méx 1

855000

27000

187500

1069500

138000

448540

8

UP Edo Méx 3

224000

17500

12

UP Hidalgo 4

302140

8400

241500

13

UP Hidalgo 5

360500

5000

108000

473500

15

UP Jalisco 2

703000

0

287000

990000

16

UP Jalisco 3

66500

780000

0

846500

Fuente: Elaboración propia con información de seguimiento, 2015.

UTILIDAD Y RENTABILIDAD DE LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN

Al restarles a los ingresos los costos de producción obtenidos durante 2015, se obtuvieron dos indicadores de eficiencia económica, uno es el monto que ganaría el productor por producir ovinos, que es la utilidad y el otro concepto es el porcentaje que representa esta utilidad respecto a los gastos efectuados, ambos conceptos se estiman tanto para costos variables, que son los desembolsos en efectivo que hace el productor, como para costos totales, que son aquellos costos que incluyen también el desgaste de los activos y la administración de la granja, que normalmente no son desembolsados por el productor. Todas las granjas obtuvieron utilidades cuando sólo consideraron los costos variables, y por lo tanto [236]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

también obtienen una rentabilidad positiva, lo cual quiere decir que la actividad ovina en este año le generó ingresos al productor, y el monto de este ingreso es muy variable, desde un 7 % de sus gastos, hasta más del 100 %. Sin embargo, cuando se consideran los costos totales, el monto de la utilidad disminuye e incluso algunas granjas dejan de ser rentables y competitivas (Cuadro 7). Cuadro 7. Utilidad y rentabilidad obtenida en el 2015 en las unidades de producción estudiadas UP 1

Unidades de

Utilidad sobre

Utilidad sobre

Rentabilidad sobre

Rentabilidad sobre

producción

costos variables

costos totales

costos variables

costos totales

26%

-14%

UP Guanajuato 1

26841

-21278

2

UP Guanajuato 2

87166

2215

41%

1%

4

UP Guanajuato 4

43048

14543

56%

14%

14

UP Jalisco 1

21016

-20070

7%

-6%

7

UP Edo Méx 2

764665

433980

7%

4%

10

UP Hidalgo 2

400021

274202

11%

7%

9

UP Hidalgo 1

138792

67557

117%

36%

11

UP Hidalgo 3

2078101

1608343

43%

30%

3

UP Guanajuato 3

249699

149913

97%

42%

5

UP Guanajuato 5

29175

-6190

20%

-3%

6

UP Edo Méx 1

54970

-25940

5%

-2% 26%

8

UP Edo Méx 3

104788

49918

77%

12

UP Hidalgo 4

173194

31078

63%

7%

13

UP Hidalgo 5

96183

12318

25%

3%

15

UP Jalisco 2

272607

60642

38%

7%

16

UP Jalisco 3

363724

272029

75%

47%

Fuente: Elaboración propia con información de seguimiento, 2015.

[237]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

PRECIO DE VENTA, COSTO UNITARIO Y UTILIDAD POR KILOGRAMO DE CARNE PRODUCIDO

La eficiencia económica de una unidad de producción está determinada por su capacidad para producir y por su capacidad para vender, esta última se refleja en el precio de venta. En las unidades de producción de pie de cría el precio de venta fue mayor que en el resto de las granjas, aunque el precio es mayor, también el costo de producción es mayor, debido a la calidad genética de sus animales y a los costos de alimentación que implica mantener esa calidad y producir reemplazo para venta. También hubo granjas que no alcanzan a cubrir sus costos de producción, como es el caso de la UP Guanajuato 1, que tiene un costo de producción de $42.00 y vendió a $36.00 el kilogramo, este resultado es el reflejo evidente de, que si no se tiene capacidad para vender, el resultado económico es negativo. En general, las granjas cuya finalidad es el pie de cría, son las que obtienen el mayor margen de ganancia por kilogramo de carne producido, lo cual se debe al precio diferencial que implica la producción de animales con una genética superior, sin embargo, hay que considerar que este mercado es más limitado, lo cual implica realizar mayores gastos tanto de promoción, como de cuidar de los animales. COMPARACIÓN DE RESULTADOS ECONÓMICOS POR FINALIDAD DE PRODUCCIÓN

Del análisis realizado de las granjas ovinas de los estados de Guanajuato, Estado de México, Hidalgo y Jalisco, se encontró que predominan las granjas que se dedican a la venta de pie de cría y borregos para el abasto. Al analizar el comportamiento económico de estas granjas, se detectó que son más rentables las granjas que producen pie de cría e igualmente obtienen mayores utilidades. En cambio, las unidades de producción comerciales tienen menores ganancias, si bien, si obtienen ingresos líquidos, en promedio obtienen más de 44 mil pesos anuales, que les arroja un ingreso mensual de casi 4 mil pesos al mes, cuando se contabilizan los costos totales obtienen pérdidas, lo cual indica que en el mediano plazo se descapitalizarán. Las granjas que se dedican a la engorda obtienen los menores costos de producción y por tanto son las más rentables (Cuadro 9). [238]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Cuadro 8. Promedio de valores de utilidad y rentabilidad por finalidad productiva Concepto

Finalidad Productiva Comercial

Engorda

Pie de cría

Pie de cría y comercial

Costo total variable

168,356.4

70,23142.9

2,471,007.9

426,082.0

Total costos fijos

50,665.3

228,252.1

270496.1

100,071.6

Costos totales

21,9021.7

725,1395.0

2,741,504.1

526,153.6

Ingreso total

21,2874.2

7,605,486.0

3,579,454.2

594,124.6

Utilidad sobre costos variables

4,4517.8

582,343.1

1,108.446.2

168,042.7

Utilidad sobre costos totales

-6147.5

354,091.0

837,950.1

67,971.1

Rentabilidad sobre costos variables

32.8 %

9.0 %

80.2 %

50.1 %

Rentabilidad sobre costos totales

-1.5 %

5.5 %

33.0 %

15.8 %

Cuadro 9. Eficiencia económica por kilogramo de carne producido por finalidad productiva

Finalidad productiva

Comercial

Total de kilo-

Costo unitario

Costo unitario

gramos de

variable

total de

carne producida

de producción

producción

Precio de venta

Utilidad por kilogramo de carne vendido

5,781.2

29.1

39.2

38.7

-0.5

Engorda

181,020.0

37.8

39.0

41.1

2.1

Pie de cría

324,639.0

70.2

89.8

119.2

29.4

11,240.6

36.8

46.7

54.0

7.3

Pie de cría y comercial

Fuente: Elaboración propia con información de seguimiento, 2015.

Conclusiones 

El registro de información económica y de uso de tecnologías permitió generar indicadores de eficiencia económica.

[239]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Las unidades de producción predominantes son las que se dedican a la venta de animales para abasto y animales para pie de cría.

Las granjas que se dedican sólo a la engorda son las más eficientes al obtener un menor costo de producción, y por lo tanto son más competitivas.

Las granjas que generan mayores ingresos, y por tanto mayores tasas de rentabilidad, son las que se dedican a la venta de pie de cría.

Literatura citada Espinosa García, José Antonio, González-Orozco, T.A.; Luna-Estrada, A.A.; Cuevas-Reyes, V.; Moctezuma-López, G.; Góngora-González S.F.; Jolapa-Barrera, J.L.; Vélez-Izquierdo, A. Administración de Ranchos pecuarios con base en el uso de registros técnicos y económicos. INIFAP, pp. 1-217. 2010. Financiera Rural. (2009). Monografía del ganado ovino. Dirección General Adjunta de Planeación Estratégica y Análisis Sectorial-Financiera Rural. México, D.F. 3 p. Galaviz R., J.R.; Vargas L., S.; Zaragoza R., J.L.; Bustamante G., A.; Ramírez B., E.; Guerrero R., J. de D., Hernández Z., J.S. (2011). Evaluación territorial de los sistemas de producción ovina en la región nor-poniente de Tlaxcala. Rev Mex Cienc Pecu 2(1): 53-68. Góngora P., R.D.; Góngora G., S.F.; Magaña M., M.A.; Lara L., P.E. (2010). Caracterización técnica y socioeconómica de la producción ovina en el estado de Yucatán, México. Agronomía mesoamericana 21(1): 131-144. González G., R.; Blardony R., K.; Ramos J., J. A.; Ramírez H., B.; Sosa, R. y Gaona P., M. (2013). Rentabilidad de la producción de carne de ovinos Katahdin x Pelibuey con tres tipos de alimentación. Avances de Investigación Agropecuaria. 17(1): 135-148.

[240]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

González S., M.; Macías C., H.; Moreno F., L.A.; Zepeda G., J.; Espinoza M., M. E.; Figueroa M., R.; Ruiz F., M. (2011). Análisis económico en la producción de ovinos en Nayarit, México. Abanico veterinario 1 (1): 37-43. Martínez G., E.G.; Muñoz R., M.; García M., J.G.; Santoyo C., V.H. Altamirano C., J.R.; Romero M., C. (2011). El fomento de la ovinocultura familiar en México mediante subsidios en activos: lecciones aprendidas. Agronomía Mesoamericana, vol. 22(2): 367-377. Orona C., I.; López M., J.D.; Vázquez V., C.; Salazar S., E.; Ramírez R., M.E. (2014). Análisis microeconómico de una unidad representativa de producción de carne de ovino en el estado de México bajo un sistema de producción semiintensivo. Revista Mexicana de Agronegocios. Volumen 34: 720728. Partida de la P., J.A.; Braña V., D.; Jiménez S., H.; Ríos R., F. G.; Buendía R., G. (2013). Producción de Carne Ovina. Centro Nacional de Investigación Disciplinaria en Fisiología y Mejoramiento Animal, INIFAP. Libro técnico 5. Ajuchitlán, Querétaro. Pérez H., P.; Vilaboa A., J.; Chalate M., H.; Candelaria M., B.; Díaz R., P.; López O., S. (2011). Análisis descriptivo de los sistemas de producción con ovinos en el estado de Veracruz, México Revista Científica de la Universidad del Zulia vol. XXI, núm. 4, julio-agosto, 2011, pp. 327-334. Sistema De Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP). (2014). Cierre de la producción pecuaria por Estado 2012. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación. En línea: http://www.siap.gob.mx/ganaderia-produccion-anual. 3/06/2014. Vázquez M., I.; Vargas L., S.; Zaragoza R., J.L.; Bustamante G., A.; Calderón S., F.; Rojas Á., J.; Casiano V., M.A. (2009). Tipología de explotaciones ovinas en la sierra norte del estado de Puebla. Téc Pecu Méx. 47(4): 357-369.

[241]


El desarrollo de las zonas ovinocultoras de Michoacán, México María Guadalupe Josefina Nuncio Ochoa 1, José Nahed Toral2, Encarnación Ernesto Bobadilla Soto3, Vicente Salinas Melgoza1 Carlos Manuel Arriaga Jordán4, Ernesto Sánchez Vera4

Introducción La cría de ovinos en México se realiza en todo el país y tradicionalmente ha estado en manos de productores de bajos recursos económicos y tecnológicos, a ésta se le denomina ovinocultura social, sin embargo, en la actualidad, la producción ovina cuenta con mayor inversión económica dando origen a una actividad promisoria de corte empresarial (Cuellar et al., 2011:6). Esto da una idea clara sobre la importancia de dicha actividad en el país, ya que la población ovina nacional pasó de 6.5 a 8.5 millones de cabezas en un periodo de 33 años, teniendo una tasa de crecimiento media anual (TCMA) de 0.8 % de 1980 al 2013, con un incremento de 2 millones de borregos en la última década. La TCMA de producción nacional de ovinos en pie fue de 2.1 en el periodo 1980 al 2014 con un incremento de 59,574 toneladas (t), finalizando en 2014 con 114,167 t. Para la producción de carne en canal, la TCMA fue de 2.8 % en el mismo periodo, con un incremento de 36,018 t, contabilizando una producción en 2014 de 58,288 t., de las 100,000 t que se consumen a nivel nacional (Nuncio et al., 2015: 208). Este incremento se debe entre otros factores, al inicio de un proceso de diversificación en la producción de la carne a partir de la década de los años noventa, el cual fue favorecido por el continuo aumento del precio del ovino en ______________________ 1

Instituto Tecnológico del Valle de Morelia kaab5@yahoo.com.mx

2

El Colegio de la Frontera Sur.

3

Colegio Superior Agropecuario del Estado de Guerrero.

Instituto de Ciencias Agropecuarias y Rurales. Universidad Autónoma del Estado de México esanchezv@uaemex.mx

4


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

pie, al pasar de $5.98 a $20.47 en el periodo de 1994 a 2004 (Góngora- Pérez et al., 2010: 132) y actualmente el precio en el mercado nacional, en promedio, supera los $43.00 (SNII, 2016). En el 2014 la aportación de Michoacán a la producción ovina nacional fue de 2.57 % para ganado en pie y para carne en canal del 2.51 %. La producción ovina en este estado fue 2,935 t de ovinos en pie en el 2014, teniendo una TCMA de 1.8% con un incremento de 1,360 t en el periodo de 1980 a 2014, en el caso de la carne en canal, este indicador aumento 2.0 % durante el mismo periodo, incrementándose en 728 t, con una producción de 1465 t en el 2014. (Nuncio et al., 2015: 208). La situación actual de la ganadería en Michoacán ha llevado a un gran número de ganaderos a buscar alternativas productivas, que comparadas con la ganadería bovina, representen un menor costo de producción y contribuyan en el ingreso económico de la unidad de producción ovina (UPO) o del sistema de producción familiar (Nuncio et al., 2014: 169). En este sentido, los productores han identificado a la ovinocultura como una alternativa viable, primero por la adaptabilidad de la especie a diferentes condiciones climáticas, además de que permite una mayor producción de carne por hectárea en comparación con el ganado bovino, por otra parte, el precio del kilogramo del borrego en pie mantiene una tendencia a la alta y es más estable que el de otras especies ganaderas (Mondragón et al., 2016: 44-45). Esto ha impactado positivamente sobre la población ovina, observándose un incremento constante en el inventario ganadero en Michoacán; en 1997 se contabilizaban 220,085 cabezas, para el 2009 la Secretaría de Agricultura Ganadería Desarrollo Rural Pesca y Alimentación (SAGARPA, 2009) reportó 248,500, y para el 2014 fue de 253,652 ovinos (SIAP, 2016) en la entidad. Este incremento en número de cabezas obedeció a la creciente demanda de borrego para abastecer el mercado en los centros de mayor consumo, como el Estado de México y Puebla (Gómez, 2008: 224), además de que se ha acentuado un aumento en la demanda del producto en las principales ciudades de estado de Michoacán, por lo que es necesario, tecnificar la ganadería ovina con el fin de incrementar la producción de corderos con excelente calidad, a un costo competitivo para ser rentables y con ello abastecer un mercado potencial, así se podrá fomentar la participación de los productores en segmentos de mercado

[243]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

diferentes al de la barbacoa, como es el de cortes o productos procesados, y al mismo tiempo se requiere que los integrantes de la cadena productiva puedan trabajar de manera organizada persiguiendo los mismos fines (Gómez, 2008: 333). Por lo anterior y con el propósito de comprender las interacciones de la ganadería ovina con su ambiente físico y socioeconómico, se han efectuado estudios en varias regiones de México (Nuncio et al., 2001: 469; Alemán et al., 2007: 11 y Pérez et al., 2011: 327), como requisito para planificar su desarrollo; no obstante, en Michoacán poco se ha logrado al respecto, siendo necesario el tener un panorama más amplio sobre la situación que guarda la producción ovina y su interrelación con el medio ambiente y el desarrollo rural. Por otra parte, el análisis espacial de la agricultura consiste en definir áreas homogéneas en cuanto a clima, tipo y uso del suelo, pasturas, animales, estructuras de la producción, función del sistema y sus interacciones, esto permite diferenciar y seleccionar sitios representativos, con el propósito de priorizar y planificar la investigación, generar o adoptar tecnologías en espacios geográficos relativamente amplios para grupos de agricultores en circunstancias parecidas (Nahed, et al. 2003: 41). Esta forma de hacer investigación resuelve el problema de la imposibilidad de generar tecnologías específicas para cada parcela o finca. Por lo anterior, el objetivo de este estudio fue identificar la contribución de la actividad ovina en el desarrollo rural del estado de Michoacán, con la finalidad de distinguir si existen zonas ovinocultoras y diferencias en la productividad entre éstas, así como comparar la contribución de la ovinocultura con otras actividades realizadas dentro de las unidades de producción ovinas (UPO). INFORMACIÓN OBTENIDA

El estudio se realizó durante el año 2011 en 152 UPO, en las cuales se aplicó una entrevista semiestructurada y un cuestionario (Padua, 2000: 86; Vela, 2001: 76-77), las UPO fueron elegidas con base en los siguientes criterios: a) Regionalización fisiográfica, b) Tenencia de la tierra (privada o ejidal), c) Número de ovinos por UPO, con base en el tabulador de la población de ovinos por municipio y número de unidades de producción ovina con uso de tecnologías por municipio (INEGI, [244]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

2010), d) Condiciones climáticas (INEGI) y, e) Las regiones ganaderas del estado de Michoacán, descritas por Sánchez (2005: 43-80), dada la estrecha relación entre la producción bovina y la ovinocultura, ya que en ciertos casos a esta última se le considera como una actividad secundaria respecto a la ganadería mayor, y por su importancia para definir el nivel de desarrollo de los sistemas productivos, según los criterios de la Comisión Económica Para América Latina (CEPAL, 1982: 95-111). A fin de ubicar las zonas borregueras en el estado, se realizó la sobreposición de las coberturas temáticas anteriores, el criterio de regionalización ecológica y se empleó la información sobre la población ovina por municipios de Michoacán de los anuarios estadísticos del Sistema de Información Agroalimentario y Pesquero (SIAP, 2010) de los años 1994 al 2009, y del Censo Agrícola Ganadero y Forestal del 2007 (INEGI, 2010), y se trazaron los transectos que fueron utilizados para el levantamiento de las encuestas. CARACTERIZACIÓN FISICOBIÓTICA DE LAS ZONAS OVINCULTORAS

Se identificaron cuatro zonas ovinocultoras; Altiplano michoacano (ZOAM), Bajío michoacano (ZOBM), Valle de Apatzingán (ZOVA) y Trópico Subhúmedo (ZOTS) (Figura 1), integradas por 24 municipios, que coinciden con cuatro de las cinco regiones ganaderas del estado de Michoacán (Figura 2), descritas por Sánchez, (2005: 43-80), cada una de las zonas ovinocultoras con características propias (Cuadro 1). Se observa que la zona del Altiplano es la de mayor número de municipios dedicados a la ovinocultura, por lo tanto conserva la mayor superficie en esta actividad, posiblemente por ser la zona de mejor clima para los ovinos, templado semifrío, que se aproxima a la zona termoneutral para la especie que se encuentra dentro del rango de 10 a 15 °C (Leva et al., 2014:125). En esta zona se concentra cerca del 50 % de la población ovina estatal y el mayor porcentaje de tierras en tipo de tenencia de propiedad privada. Mientras que las otras tres zonas ovinocultoras conservan similar relevancia entre ellas; en cuanto a número de municipios destacados por esta actividad y los climas que predominan, son cálido semicálido y el árido semiárido (Figura 3), con temperaturas en promedio anual de 22 °C y una población ovina entre las tres zonas no mayor del 17 % de la población total, con una tenencia de la tierra mayormente de régimen ejidal.

[245]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Figura 1. Zonas ovinocultoras de Michoacán

[246]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Figura 2. Zonas ovinocultoras y regiones ganaderas de Michoacán

[247]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Cuadro 1. Caracterización de las zonas ovinocultoras de Michoacán Indicador

Valle de Apatzingán

Bajío Michoacano

Localización

Suroeste

Noreste

Número y nombre de municipios muestreados

3: Apatzingán, Mújica y Parácuaro

5: La Piedad, Sixto Verduzco, Puruandiro, V. Carranza y Zacapu

(24)

Número de UPO muestreadas (152) Clima Dominante (%)

Temperatura media anual Subprovincias fisiográficas (%)

13

Sur- Sureste

15

3: Huetamo, San Lucas y Tuzantla

16

Árido y Semiárido 53.5

Cálido y semicálido 56.0

Cálido y semicálido 52.6

Cálido y semicálido 46.0

Templado semifrío 44.0

Árido y Semiárido 46.8

97.5 % de la zona 22 °C. Tepalcatepec 49.3 Cordillera Costera del Sur 32.9 Escarpa Limítrofe del Sur 16.9

Superficie total (ha)

Trópico Subhúmedo

44.0% de la zona 12 a 18 °C. Sierra y Bajío Michoacano 65.4 Neovolcánica Tarasca 13.0 Chapala 11.6

96.5 % de la zona 22 °C Depresión del Balsas 87.4 Cordillera Costera del Sur 11.2

Altiplano Michoacano Centro Oriente 13: A. Obregón, Contepec, E. Huerta, Hidalgo, Jungapeo, Maravatio, Morelia, Ocampo, Senguio, Tlalpujahua, Tuxpan, Zinapécuaro y Zitácuaro 108 Templado Semifrío 83.0

83. 0% de la zona 12 a 18 °C Mil Cumbres 61.7 Depresión del Balsas 14.4 Sierra y Bajío 9.9

250 900

188 587

354 277

617 825

44.0

54.0

26.9

39.8

Uso del suelo (%) Agricultura Pastizal Población ovina cabezas (%) Tenencia de la tierra (%) Ejidal

7.7

9.4

14.5

13.9

10, 057 4.6

15,450 6.8

12,909 5.9

108, 000 49.5

53.4

64.0

53.0

46.6

46.6

36.0

47.0

53.4

Propiedad privada

[248]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Figura 3. Zonas ovinocultoras y tipos de climas correspondientes del estado de Michoacán

ANÁLISIS DE LAS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS EN LAS UNIDADES OVINOCULTORAS POR ZONA

Las unidades de producción ovinas desarrollan diversas actividades agropecuarias (Cuadro 2), entre las cuales la ganadería bovina o los animales de traspatio (aves, cerdos y conejos) cumplen una función importante. Las unidades de producción también realizan actividades no agropecuarias, en las cuales los productores se desempeñan como empleados estatales, federales, jornaleros, transportistas y comerciantes. Estas últimas actividades han mostrado ser de importancia en la participación económica de las UPO de las zonas del Valle de Apatzingán y Trópico Subhúmedo (Cuadro 2), ya que los productores o algún familiar se dedican a

[249]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

actividades no agropecuarias y complementan el ingreso económico de las UPO, situación similar a lo encontrado con los productores de ovinos en Tabasco (Nuncio et. al., 2001:472). En las zonas ovinocultoras del Altiplano michoacano, Valle de Apatzingán y Trópico Subhúmedo, la agricultura se desarrolla en más del 91.0 % de las UPO y en la ZOVA un alto porcentaje (83.5 %) comercializa los excedentes agrícolas, generando un ingreso adicional a la UPO, al igual que la ZOBM, mientras en las ZOAM y ZOTS la actividad agrícola está encaminada al autoabasto. El 81.2 % de la producción ovina en la ZOTS se combina con animales de traspatio. Cuadro 2. Unidades de producción ovina por zonas ovinocultoras, asociadas a otras actividades productivas y su contribución a la economía familiar Porcentaje de UPO con participación de otras actividades ZOAM

ZOBM

ZOVA

ZOTS

Porcentaje de UPO que tienen ingreso económicos por venta de productos ZOAM

ZOBM

ZOVA

ZOTS

Bovinos

54.6

73.0

46.0

43.7

75.5

85.0

100

100

Animales de traspatio*

68.5

46.6

61.5

81.2

64.8

100

50.0

53.8

Agricultura

91.0

66.7

92.0

93.7

37.6

79.4

83.5

33.4

No agropecuarias**

43.7

33.3

61.5

75.0

-

-

-

-

ZOAM= Zona Ovinocultora del Altiplano michoacano; ZOBM= Zona Ovinocultora del Bajío michoacano; ZOVA= Zona Ovinocultora del Valle de Apatzingán; ZOTS= Zona Ovinocultora del Trópico subhúmedo. * Cerdos, conejos y aves. ** Comercio, transporte, oficios y profesionistas.

En el 73.0 % de las UPO de la zona del Bajío michoacano la producción de bovinos resultó ser una actividad importante ya que de éstas el 85.0 % percibe ingresos por la venta de lácteos y de animales en pie. Es importante destacar que el 46.6 % de las UPO de la ZOBM tienen animales de traspatio y el 100.0 % tienen ingreso por la venta de sus productos, principalmente cerdos, huevo y aves de corral, pues se distinguen algunas UPO por ser inicialmente granjas de porcinos que han introducido ovinos, debido a las fuertes crisis económicas que sufrió la porcicultura en México y la entrada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por lo que esta región del Bajío michoacano ha sido afectada en la producción de porcinos (Bobadilla et al., 2010: 260-263). [250]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

La diversificación de las unidades de producción ovina, juega un papel fundamental como generadora de ingresos y contribuye a mantener la estabilidad económica en momentos de crisis, así como la seguridad alimentaria de las familias campesinas. ANÁLISIS DE LOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN OVINA POR ZONA

Las unidades de producción ovinas, comparten como característica comunes que los sistemas de producción son manejados por personas adultas en plenitud, con una edad igual o superior a los 50 años, siendo importante destacar que en la ZOTS se encontraron los productores de mayor edad (Cuadro 3), así como con mayor tiempo en la actividad. Esta situación también se observó en la ZOAM, ya que en ambas zonas los productores han permanecido en la ovinocultura entre 17 y 34 años. Un aspecto en común de las dos zonas es que colindan con el Estado de México, que funge como el mayor acopiador, transformador y consumidor de ovinos en barbacoa a nivel nacional (Mondragón, 2010: 38). Los rebaños de la ZOBM son los más numerosos y son los de tipo empresarial, no obstante, que los rebaños del valle de Apatzingán son los que iniciaron con un mayor número de cabezas (Cuadro 3), sin embargo, el crecimiento de los rebaños ha sido menor respecto a las zonas del Bajío, probablemente debido a la cultura e infraestructura ganadera derivada de la actividad porcina que desempeñaban los ganaderos del Bajío, que se caracterizan por contar con asistencia técnica especializada, técnicas de producción, acceso a crédito y financiamiento lo que les permite contar con pie de cría de calidad genética y conformar grandes rebaños dedicados a la producción de corderos finalizados para el abasto. Por otra parte, en la ZOAM, se encontró la mayor cantidad de productores de tipo social, que se caracterizan por un alto grado de marginación, no reciben asistencia técnica ni apoyos de tipo institucional

[251]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Cuadro 3. Indicadores sociales de unidades de producción ovina por zona Concepto

ZOAM

ZOBM

ZOVA

Edad del productor

51.5±11.5

55.0±14.1

53.7±10.1

56.9±13.6

Años en la actividad

17.3±14.7

6.0±4.0

9.9±8.4

17.9±17.4

Número de ovinos de inicio

12.4±15.7

14.8±15.3

24.8±51.2

19.6±17.6

Número de ovinos al día de la encuesta

69.5±72.8

187.5±313.2

151.9±177.4

76.2±49.5

9.6±11.7

11.9±18.9

23.8±19.6

52.2±84.0

Superficie de la UP (Ha)

ZOTS

Valores presentados en Media ± DE

Por otra parte, en la ZOTS se distinguen las unidades de producción con una superficie superior a las cincuenta hectáreas (Cuadro 3), mientras que en la ZOAM las unidades de producción tienden a ser pequeñas en extensión territorial, de tipo social e incluso cerca del 20 % de estos sistemas no cuentan con superficies de cultivos ni de pastoreo, teniendo estabulados a sus ovinos en pequeños corrales dentro del predio o traspatio de la casa, en esta zona casi el 80 % de los rebaños basa su alimentación en el pastoreo (Cuadro 4). Por otra parte, alrededor del 50.0 % de los productores de ovinos de las cuatro zonas complementan con granos o forrajes la ración alimenticia de sus rebaños en al menos una época del año, principalmente durante la sequía o los meses invernales, esto evidencia la estrecha relación entre el subsistema agrícola y el pecuario, ya que en los casos en que la agricultura es de subsistencia, el destinar a los ovinos granos y forrajes producidos dentro de la unidad, permite obtener ganancias económicas extras al vender los borregos. En cuanto a la sanidad del rebaño, las cuatro zonas borregueras del estado utilizan algún tipo de desparasitante, destacando la ZOBM donde el 100.0 % de los productores desparasitan su rebaño al menos una vez al año, mientras que en las zonas restantes alrededor del 85.0 % realiza esta actividad. Por otra parte, la aplicación de la vacunación la realiza el 69.0 % de los productores del valle de Apatzingán, seguido de los productores del Bajío michoacano quienes vacunan (68.0 %), principalmente contra enfermedades clostridiales (Cuadro 4).

[252]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

La asistencia técnica es más frecuente en los rebaños de la ZOBM, encontrando en consecuencia mayor manejo sanitario y nutricional que reciben los animales, lo que demuestra el corte empresarial de la actividad (Cuadro 4). En cuanto a las razas de sementales utilizadas por los productores, se observa una mayor diversificación para la ZOAM, debido principalmente a su clima templado a frío, que permite tanto el uso de animales lanares como de pelo, además de ser la zona en donde se concentra casi el 50.0 % de la población ovina estatal y por la marcada preferencia hacia la raza Dorper, situación similar se observó para las ZOVA y ZOTS, donde los productores prefieren sementales de esta raza debido a sus características cárnicas y adaptación al clima, (Figura 2). Esta situación ha sido reportada por Pérez et al. (2011:329) con los ovinocultores del estado de Yucatán. Cuadro 4. Indicadores tecnológicos y su por porcentaje de aplicación de las unidades de producción ovinas por zona Concepto

ZOAM Si

No

ZOBM Si

%

No

ZOVA Si

%

ZOTS No

Si

%

No %

Pastoreo rebaño

79.6

20.4

93.3

6.7

92.3

7.7

93.8

6.2

Complemento alimentario*

53.7

46.3

66.7

33.3

42.9

57.1

68.8

31.2

Desparasita

92.6

7.4

100

0

84.6

15.4

93.8

6.3

Vacuna

48.1

51.9

67.7

33.3

69.2

30.8

62.5

37.5

Asistencia técnica

41.7

58.3

60.0

40.0

38.5

61.5

43.7

56.3

* Alimento balanceado comercial o elaborado en la misma unidad de producción. ZOAM= Zona Ovinocultora del Altiplano Michoacano; ZOBM= Zona Ovinocultora del bajío michoacano; ZOVA= Zona Ovinocultora del Valle de Apatzingán; ZOTS= Zona Ovinocultora del Trópico Subhúmedo.

[253]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA 60 50

Porcentaje

40 30 20 10

Dorper

Sulffolk

Katahdin

0 Otras razas de pelo Otras razas de lana Cruzas de lana y pelo ZOAM ZOBM ZOVA ZOTS

Figura 2. Diversidad de razas de sementales ovinos por zona

En cuanto a la raza de las hembras de pie de cría, se observó gran diversidad y cruzas por zona, destacando nuevamente ZOAM (Figura 3). La ZOTS se distingue por limitarse a razas de pelo, siendo la principal la raza Pelibuey por ser las hembras de mejores características reproductivas y rusticidad para clima tropical, coincidiendo con lo reportado por Góngora et al. (2011: 329), que señalan que las razas preferidas para la mejora genética en los rebaños del país son la Dorper y la Pelibuey.

[254]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS 45 Dorper

40

Sulffolk

35

Katahdin Porcentaje

30

Pelibuey Blackbelly Otras razas de pelo Otras razas de lana Cruzas de lana y pelo

25 20 15 10 5 0 ZOAM

ZOBM

ZOVA

ZOTS

Figura 3. Diversidad de razas de vientres de ovinos por zona

APORTE ECONÓMICO DEL GANADO OVINO A LAS UNIDADES DE PRODUCCIÓN

El mayor ingreso económico mensual por la venta de ovinos y subproductos de éstos se observó en las unidades de producción ovina de la zona del Bajío michoacano (Figura 4), con un promedio mensual de $12,841.00, posiblemente porque las UPO son de tipo empresarial, las cuales pasaron de ser granjas porcinas, a empresas dedicadas a la producción ovina y/o bovina, con una mínima inversión; mientras que para la zona Altiplano michoacano, pese a ser la de mayor importancia por la población y producción ovina que concentra, el ingreso mensual fue de $ 3,105.00, debido a que las unidades de producción fueron de tipo social o familiar. La participación del aporte económico del sistema ovino a la unidad de producción familiar fue mayor al 30.0 % en las zonas: ZOAM, ZOBM y ZOTS; mientras que en la ZOVA sólo significó el 12.6 % de los ingresos de la unidad familiar (Figura 4). Lo que coincide con el estudio realizado por Nahed-Toral el

[255]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

al. (2003: 40), donde la participación económica del sistema ovino en las unidades de producción familiar ovinocultoras de los Altos de Chiapas aportó más del 30.0 % de los ingresos a la Unidad.

3235

33.1

31

30 25 20 12.841

15

12.6

10 5

0 ZOAM

6.468

4.322

3.105

ZOBM Porcentaje

ZOVA

ZOTS

Miles de pesos

Figura 4. Ingreso promedio mensual y porcentaje de aporte por ventas de ovinos y productos de éstos, a la Unidad Familiar por zona

Conclusiones Se identificaron en el estado de Michoacán cuatro zonas ovinocultoras; la más importante es la del Altiplano michoacano ya que contribuye en mayor proporción a la población y producción ovina estatal, esta zona y la del Trópico subhúmedo son las de mayor tradición ovina en el estado. En la zona del Bajío michoacano se encontró una ovinocultura empresarial, con mayor productividad y rentabilidad que en las demás zonas. El sistema de producción ovina, contribuyó con un promedio de 27.1 % a los ingresos de la unidades familiares en las cuatro zonas identificadas, no obstante, se observó una diversificación agropecuaria importante en todas las

[256]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

zonas, que en forma adicional complementan económica y nutricionalmente a las unidades familiares.

Agradecimientos A los productores de ovinos de Michoacán por la información proporcionada, a la Fundación Produce Michoacán, A.C., por el financiamiento para el desarrollo del trabajo de investigación.

Literatura citada Alemán Santillán Trinidad, Nahed Toral José, López Méndez Juan, 2007. Evaluación de la sustentabilidad de dos sistemas de producción ovina en comunidades Totziles. En: Astier Marta, Hollands Johon, Sustentabilidad y campesinado. Seis experiencias agroecológicas en Latinoamérica. México, D.F. GIRA. A.C., pp.11- 55. Bobadilla Soto Ernesto Encarnación, Espinosa Ortega Angélica, Martínez Castañeda Ernesto, 2010. Dinámica de la producción porcina en México de 1980 a 2008. Revista Mexicana de Ciencias Pecuarias, México, D.F., 1 (3): 251- 268. CEPAL (Comisión Económica Para América Latina), 1982. Economía campesina y agricultura empresarial: Tipología de productores del agro mexicano, México. Ed. Siglo XXI, pp. 95-111. Cuellar Ordaz Jorge Alfredo. 2006. La importancia de los esquemas de cruzamiento en la producción de carne ovina. Memoria. Primera semana nacional de la ovinocultura, Tulancingo Hidalgo, pp. 11-18. Cuéllar Ordaz Jorge Alfredo, García López Etna, De La Cruz C, Aguilar Niño, 2010. Manual Práctico para la Cría Ovina. México D.F., Ediciones Pecuarias de México S.A. de C.V., pp 61. Gómez Marroquín .Joaquín, 2008. Alternativas de mercado para la carne ovina en México. “en”: Memorias del II Congreso Regional de Buiatría. Morelia,

[257]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Michoacán. Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, pp. 217334. Gómez Castro H., Nahed-Toral J., López-Tirado Q., Alemán Santillán T., ParraVázquez M., Cortina –Villar S., Pinto-Ruíz R., Guevara-Hernández, 2011. Holistic conceptualization of the sheep production system of the Chiapas highlands. Research Journal of Biological Sciences. 6(7), pp. 314-321. Góngora-Pérez Rubén Darío, Góngora-González Sergio Fernando, Magaña-Magaña Miguel Ángel, Lara y Lara Pedro Enrique, 2010. Caracterización técnica y socioeconómica de la producción ovina en el estado de Yucatán, México., Universidad de Costa Rica, Agronomía Mesoamericana 21(1), pp. 132. INEGI, http://www.cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/mich/territorio/clima.aspx?tema=me&e INEGI,

2010. Censo Agrícola, Ganadero y Forestal http://www.inegi.org.mx (Consultado en mayo 2012).

2007.

En:

Leva P. E., García M.S., Fernández G., Toffoli G., Cernotto C., Sosa J., Boggero C., Medrano J., 2014. Bienestar en sistemas de engorde de corderos: indicadores de fisiológicos y de comportamiento. Universidad Nacional Del Litoral, Argentina, Revista FAVE Ciencias Agrarias 13 (1-2) pp, 123-139. Mondragón-Ancelmo Jaime., Montossi F. Silveira C., del Campo M., Domínguez I., 2016. Las cadenas cárnicas ovinas de México y Uruguay. INIA-Uruguay. En prensa, pp. 38-45. Nahed-Toral José, Cortina-Villar Sergio, López-Tirado Q, 2003. Uso de recursos y posibilidad de mejora en la unidad espacial de la zona borreguera Tzotzil. Arch. Latinoamericana. Producción Animal, 11(1), pp. 40-49. Nuncio-Ochoa Guadalupe, Nahed-Toral José, Díaz-Hernández Blanca, Escobedo-Amezcua Federico, Salvatierra-Izaba Benito, 2001. Caracterización de los sistemas de producción ovina en el Estado de Tabasco. Colegio de Posgraduados, México, Agrociencia 35, pp. 469-477. Nuncio Ochoa María Guadalupe Josefina., Nahed Toral José., Herrera Camacho José., Salinas Melgoza Vicente., Arriaga Jordán Carlos Manuel y Sánchez Vera Ernesto., 2014 Caracterización de las Zonas Borregueras de Michoacán y sus implicaciones para el desarrollo rural. En: Arriaga Jordán Carlos [258]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Manuel y Anaya Ortega Juan Pablo. Contribución de la producción animal en pequeña escala al desarrollo rural. Barcelona, España., Ed. Reverte. 167-179. Nuncio-Ochoa G., Sánchez-Vera E., Nahed-Toral J., García-Pérez Negrón A., Bobadilla-Soto y Arriaga –Jordán C.M., 2015. Análisis de la producción ovina en México y Michoacán, en Luna P.C., Berumen A.A.C y Chay C.A.J., Tópicos selectos en la producción y sanidad ovina: Aplicación de la Genómica. Villahermosa, Tabasco., Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, pp. 207-211. Pérez Hernández Ponciano, Vilaboa Arroniz Julio, Chalate Molina Héctor, Candelaria Martínez Bernardino, Díaz Rivera Pablo, López Ortiz Silvia, 2011. Análisis descriptivo de los sistemas de producción con ovinos en el Estado de Veracruz, México. Universidad de Zulia Venezuela, Revista Científica, / Vol. XXI, Nº 4, 327 – 334. Padua, J., Ahman, I., Apezechea, H., y Borsotti, C., 2000. Técnicas de investigación aplicadas a las ciencias sociales. Estado de México, Fondo de Cultura Económica, 86-116. SAGARPA., 2009. Datos tabulares En: www.sagarpa.gob.mx/agronegocios/documents/pablo/retosyoportunidades.pdf (consultado 2010).

abril

Sánchez Rodríguez. Guillermo, Sánchez Valdez Arlen, 2005. La ganadería bovina del estado de Michoacán. Michoacán, México, Fundación Produce Michoacán, A.C., pp. 43-80. SIAP, 2010. Estadísticas de producción ovinas. En: http://www.gob.mx/siap/ , (Consultado en junio 2010). SIAP, 2016. Estadísticas de producción ovinas. En: http://www.gob.mx/siap/ , (Consultado en septiembre 2016). SNII, 2016. Mercados nacionales, precio de ganado ovino en pie. En: http://www.economia-sniim.gob.mx, (Consultada en agosto 2016). Vela F., 2001. Un acto metodológico básico de la investigación social: la entrevista cualitativa, en Tarrés M.L., Observar, escuchar y comprender. Sobre la tradición cualitativa en la investigación social. México, Porrúa y FLACSO, pp. 6395.

[259]


El selenio en sistemas extensivos de producción ovina Roberto Ramírez Martínez1, Guillermo Salas Razo, Juan Pablo Flores Padilla, Nayda Luz Bravo Hernández, Fernando Ochoa Ambriz, Mauricio Perea Peña

Introducción La producción ovina en el mundo se desarrolla bajo sistemas de pastoreo, esta situación constituye una ventaja económica debido al ahorro en los costos de producción, ya que estos sistemas generan la mejor relación costo/beneficio y además brinda algunas ventajas comparativas a la calidad nutricional de la carne (FAO, 2010). En México, los sistemas de producción ovina se localizan principalmente en el centro y sur del país; se desarrollan bajo condiciones extensivas de pastoreo, por lo que sus rendimientos productivos y reproductivos pueden verse afectados por la calidad de los forrajes y la disponibilidad de sus nutrientes, además de que esta actividad se realiza bajo sistemas de pastoreo tradicional, caracterizado por escasa tecnología y baja productividad (Arteaga, 2008). El selenio (Se) es un elemento traza de gran interés en la nutrición animal; en los años cincuenta, pasó de considerarse un elemento altamente tóxico, a ser reconocido por su importancia en la fisiología animal, al comprobarse que su deficiencia causa la enfermedad del músculo blanco. Por lo que la cantidad de selenio en los forrajes depende principalmente de la presente en el suelo; asimismo, la cantidad de selenio en los forrajes ocasiona en los pequeños rumiantes, problemas de tipo productivo y reproductivo, como una baja ganancia de peso, baja fertilidad, retención placentaria y mortalidad embrionaria (Tortora, 2012). Las formas inorgánicas de selenio son las que predominan en los suelos; en los alcalinos abundan generalmente los selenatos, que son solubles, asimilables ______________________ Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales. Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

1


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

por las plantas y con mayor riesgo de lixiviación; mientras que en los suelos ácidos con elevado contenido en materia orgánica como ácidos húmicos y fúlvicos predominan las formas reducidas (selenitos y seleniuros), que forman compuestos insolubles con Fe y Al de baja biodisponibilidad. En la mayoría de los suelos las concentraciones de selenio varían entre 0.01 y 2 μg/g (Sébi et al., 1997). En las plantas el selenio se encuentra en forma de compuestos orgánicos, fundamentalmente como selenometionina (SeMet). En granos de cereales la SeMet constituye el 50 % del selenio total (Suray, 2002). La principal fuente de selenio para los ovinos son los alimentos; el clima o las prácticas de manejo, como el sobrepastoreo, pueden causar un consumo de suelo que puede proveer importantes concentraciones de selenio al animal (Whitehead, 2000). La condición del ovino se puede mejorar mediante la fertilización de suelos en los lugares donde se producen los alimentos o mediante la suplementación de los minerales requeridos en la dieta. La fertilización puede ser la práctica más deseable para la mayoría de los minerales, porque se genera una respuesta en la planta y en el animal. Para la suplementación de minerales en la dieta se debe considerar los requerimientos de los animales, con base en su estado fisiológico y características de desarrollo, así como el ambiente en el que se encuentran, como el tipo de suelo y agua, entre otros (Minson, 1990). La suplementación con formas orgánicas de selenio permite alcanzar una mayor concentración tisular, que empleando fuentes inorgánicas (Underwood, 1977); los aminoácidos azufrados como L-metionina interfieren en el mecanismo de absorción y transporte de selenio, al igual que su deposición en los tejidos cuando se emplea L-selenometionina como fuente de selenio (Ammerman y Miller, 1975). Las experiencias obtenidas en México sugieren utilizar dosis de 0.25 mg/kg de selenio en corderos aparentemente sanos y dosis de 0.5 mg/kg de selenio en corderos con la signología de la distrofia muscular nutricional o enfermedad del músculo blanco (Ramírez, 2011). El selenio es un elemento traza de gran interés en este tipo de sistemas de producción, sin embargo la aplicación de selenio inyectable en los sistemas

[261]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

extensivos de producción ovina en el municipio de Epitacio Huerta, Michoacán, México, parece responder más a una estrategia de mercado por parte de las empresas que a una forma de hacer eficiente la producción; por ello el objetivo de este estudio fue realizar una caracterización sobre el selenio en el sistema extensivo de producción ovina los Ángeles, para realizar un análisis que permita plantear estrategias que mejoren su eficiencia.

Material y métodos LOCALIZACIÓN

La presente investigación se realizó en la localidad de San Lorenzo, municipio de Epitacio Huerta, Michoacán, México; latitud: 20.134808, longitud: -100.293452. El municipio de Epitacio Huerta se encuentra ubicado al norte del estado, a una altura de 2450 msnm; es identificado por el número de municipalidad 031 del estado; situado a una distancia de 154 km de su capital, Morelia. Tiene una superficie de 424.65 km2, por lo que representa el 0.72 % de la superficie total del estado, colinda al norte con el municipio de Huimilpan, estado de Querétaro; al sur, con los municipios de Contepec y Maravatio Michoacán; al oriente, con el Municipio de Amealco, Estado de Querétaro y al Poniente con el municipio de Coroneo, Guanajuato. El estudio fue realizado mediante una visita, en la cual la recolección de datos se basó en la aplicación de una encuesta dirigida al productor, y contempla los siguientes aspectos: datos generales de la estructura familiar; así como los componentes: social, económico, animal, agrícola, alimentación y sanitario. La información recabada en campo se capturó en una base de datos del programa computacional Excel, para su posterior análisis.

[262]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Figura 1. Localización del municipio de Epitacio Huerta Fuente: CNN México, 2015.

ESTRUCTURA DEL SISTEMA EXTENSIVO DE PRODUCCIÓN OVINA LOS ÁNGELES

El productor de la unidad de producción ovina “Los Ángeles”; pertenece a la comunidad San Lorenzo del municipio de Epitacio Huerta, Michoacán; a su edad, 81 años y con 40 de experiencia en dicha área, considera la ovinocultura como una actividad secundaria o complementaria a la agricultura, como fuente de autoempleo y como una actividad que le brinda estatus. Del arraigo que ha tenido durante este tiempo en la forma que ha manejado el rancho, se deriva que no considere al selenio como un elemento de vital importancia en el funcionamiento del sistema, puesto que menciona que diferentes factores en los diversos componentes le permiten ejercerla o le brindan ciertas ventajas, ya que se dedica de manera permanente al manejo de su unidad de producción y sólo en la época de siembra requiere de mano de obra de manera temporal (tres personas) para realizar las distintas prácticas de cultivo; cuenta con camioneta y tractor con sus diferentes implementos como rastra, sembradora, entre otros, los cuales le sirven

[263]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

para las diversas actividades agrícolas. También cuenta con una bodega para el almacenado de granos y forraje. El selenio no es administrado de acuerdo a la etapa fisiológica que se requiere, sólo se aplica de una a dos veces durante el año y el hato consta de 1 semental, 19 corderos y 60 ovejas, predominando los encastes de Suffolk, Hampshire y Charolle. Los ovinos se encuentran identificados mediante aretado y no se llevan ningún tipo de registro. Además, el tipo de empadre es continuo o libre y no se realiza el destete de los corderos. La agricultura es la actividad que mayor importancia le brinda en la unidad de producción, donde se realiza la siembra de maíz en un área de 10 hectáreas, con un rendimiento de 6 toneladas por hectárea, ya que de la cantidad de maíz obtenido, una parte se utiliza para la venta y otra para la alimentación de los ovinos en engorda y de pie de cría, siendo estos los fines zootécnicos de la unidad de producción y los partos están distribuidos principalmente en febrero y octubre. La alimentación se sustenta en pastoreo durante nueve meses, siendo pastos nativos su única fuente de alimento, los meses restantes se suplementa con rastrojo de maíz. El pastoreo inicia por la mañana, tiene una duración de siete horas y se realiza en un área de cuatro hectáreas. La ingestión de agua se realiza en bebederos con agua potable, que tienen una capacidad de 200 litros. Respecto al aspecto sanitario, las principales prácticas que se realizan en verano e invierno son la aplicación de vacunas, desparasitar, vitaminar y aplicación de selenio inyectable; además de la atención de un médico veterinario zootecnista de forma eventual. El productor carece de asesoría técnica y desconoce el funcionamiento del selenio en el organismo del animal, por lo que esta situación puede representarle un costo y no un beneficio. Por tal motivo es necesario realizar estudios integrales en suelo, agua, suero sanguíneo de los ovinos y el lugar donde pastorean, de tal forma que permita conocer de manera más precisa la cantidad de selenio que se debe aplicar, así como la forma óptima de realizarlo de acuerdo a las condiciones del sistema de producción, lo cual permita hacer eficiente el sistema. Por lo anterior se puede concluir que la ovinocultura en la unidad de producción Los Ángeles no se ha visto como una actividad económica primaria; sin embargo, tiene la posibilidad de ser eficiente mediante la aplicación de [264]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

estrategias como empadre controlado y aplicaciones de selenio de mayor biodisponibilidad, todo esto previo a un sustento científico que compruebe el desequilibrio mineral, además de que cuenta con recursos e insumos necesarios para dicha actividad, los cuales le brindan una ventaja al sistema de producción, y al colindar con los estados que más demandan la carne de ovino.

Literatura citada Ammerman, C. B., D. H. Baker, and A. J. Lewis. (1995). Bioavailability of Nutrients for Animals: Amino Acids, Minerals, and Vitamins. Academic Press, New York, NY, USA. 441 p. Arelovich, H. M. 2008. Elementos minerales. Su impacto en la fermentación ruminal. Revista Argentina de Producción Animal 28(3): 235-253. Blandón, B., J. R. 2003. Ganado Bien Alimentado Ganancia Segura. Manual de Ganadería Sostenible. 1 Edición. Managua, Nicaragua. FAO,

2010. Evolución Mundial del consumo de carne. En http://www.3tres3.com/buscando/fao-evolucion-mundial-delconsumode-carne_30869, Consultado 8 de julio de 2015.

McDowell, L. R., y J. D. Arthington. 2005. Minerales para Rumiantes en Pastoreo en Regiones Tropicales. Cuarta edición. Universidad de Florida. Gainsville, Florida. USA. 94. NRC (National Research Council). (2007). Nutrient Requirements of Small Ruminants: Sheep, Goats, Cervids, and New World Camelids. The National Academic Press.Washington, DC. USA. 345 p. Pfost, D. L., and C. D. Fulhage. 2001. Water Quality for Livestock Drinking. Published by MU Extension, University of Missouri-Colombia. 4 p. Radostits, O. M., C. C. Gay, D. C. Blood, and K. W. Hinchcliff. 2000. Veterinary Medicine: A Textbook of the Diseases of Cattle, Sheep, Pigs, Goats and Horses. 9th Ed. Efrén Ramírez Bribiesca. 2011. Fortalecimiento del sistema productivo ovinos. Tecnologías para Ovinocultores. Serie: Alimentación. Suplementación de selenio en áreas deficientes de México.

[265]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Séby F., Potin-Gautier M., Léspes G., Astruc M., Sci. Total Environ., 1997, 207, 81. Surai P.F., World´s Poultry Sci. J., 2002, 58, 333. Soetan, K. O., C. O. Olalya, and O. E. Oyewole. 2010. The importance of mineral elements for humans, domestic animals and plants: a review. African Journal of Food Science 4(5): 200-222. Spears, J. W. 2003. Trace mineral bioavailability in ruminants. The Journal of Nutrition 133: 1506S-1509S. Suttle, N. F. 2010. Mineral Nutrition of Livestock. 4th Edition. CABI Publishing, UK. 595 p. 24. Tomza-Marciniak, A., B. Pilarczyk, M. Bakowska, R. Pilarczyk, and J. Wójcik. 2010. Heavy metals and other elements in serum of cattle from organic and conventional farms. Biological Trace Element Research 143: 863-870. Underwood, E. J. (1977). Trace Elements in Human and Animal Nutrition. 4th Edition. Academic Press. London, UK. 560 p. Weil, R. and Magdoff, F. 2004. Significance of soil organic matter to soil quality and health – An Overview. En Magdoff, F. and Weil, R. (eds), Soil organic matter in sustainable agriculture, CRC Press, EUA, pp. 1-43. Whitehead, D. C. (2000). Nutrient Elements in Grassland: Soil-Plant-Animal Relationships. CABI Publishing. UK. 384 p.

[266]


Costos de producción en cabras lecheras bajo condiciones semiintensivas en el municipio de Juventino Rosas, Guanajuato Rodolfo Santos Lavalle1, Leticia Myriam Sagarnaga Villegas2, José María Salas González2

Introducción La leche de cabra contribuye de una manera modesta a la producción nacional de leche en México. De acuerdo a los reportes del SIAP0 (2014), se produjeron 152 millones de litros en el año 2013, volumen que representó apenas el 1.4 % de la leche total, incluyendo la de vaca. La producción se concentra en los estados del norte y centro de la república: Coahuila, Guanajuato, Durango, de estos tres se obtiene alrededor del 72 % de la leche de cabra. El estado de Guanajuato ocupa el segundo lugar en producción de leche a nivel nacional; aporta 37.7 millones de litros al año, mientras que, en los últimos años, en otros estados de la república los rebaños y la producción ha descendido, en Guanajuato se ha incrementado. La producción se concentra en los municipios que han favorecido su desarrollo, uno de estos es Juventino Rosas. En este municipio la caprinocultura se ha convertido en una actividad relevante, debido principalmente a que los productores cuentan con varias alternativas para comercializar su producción. Aquí es donde se localiza la mayor cantidad y diversidad de centros de acopio, que abastecen las principales agroindustrias procesadoras de leche de cabra, ubicadas tanto en el estado como en Jalisco y Querétaro, que elaboran a la vez, dulce de leche o quesos finos de cabra. El sistema de producción que prevalece en este municipio es semiintensivo, se acostumbra a pastorear a los rebaños en cierta época del año, con apoyo de concentrado, que se elabora en la misma unidad de producción o se adquiere en la región. ______________________ 1

Doctorante del CIESTAAM, rsantoslavalle@yahoo.com.mx

Profesor Investigador lez@gmail.com

2

del

CIESTAAM,

myriamsagarnaga@gmail.com;

jmsalasgonza-


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Un constante que se observa es que los productores no llevan registros productivos y no realizan análisis de costos, de tal manera que la información disponible les permita tomar decisiones de manera oportuna, orientadas a mejorar su productividad y rentabilidad, por lo que el objetivo que se planteó en esta investigación fue cuantificar los principales parámetros técnicos y costos de producción en una unidad representativa de producción (URP) de leche caprina en Juventino Rosas, Guanajuato.

Metodología La investigación se realizó en los meses de julio y agosto de 2015; se aplicó la técnica de paneles de productores para recabar información de parámetros técnicos, precios de insumos y de los productos que se generan en la unidades de producción, a partir de ahí se formó una unidad representativa de producción. La URP constituye una unidad de producción característica de una escala y un sistema de producción de leche de cabra en la región seleccionada, representa las actividades y decisiones de los productores que participan en el panel (Agroprospecta, 2010). La URP construida se denominó GTCL50, por contar con 50 vientres de raza Saanen, Alpina y Toggenburg; el sistema de producción es semiintensivo. La leche tiene dos destinos a seguir, directamente con una agroindustria procesadora de queso localizada en el estado de Querétaro o a los centros de acopio localizados en el municipio, que a su vez abastecen a otras agroindustrias que la transforman en dulce de leche o en queso. Se estimaron costos variables, costos fijos, desembolsados y no desembolsados, así como ingresos totales y netos. Estas variables fueron empleadas para estimar flujo de efectivo, costos financieros y costos económicos. CARACTERÍSTICAS DE LA URP ANALIZADA

En la URP GTOCL50 los productores cuentan con ocho años de experiencia en la actividad (Cuadro 1). Emplea mano de obra familiar, las instalaciones son semitecnificadas buscando el confort animal, se practica el autorreemplazo pues seleccionan crías de sus mejores animales, en la alimentación utilizan un [268]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

concentrado que se suministra al momento del ordeño, además alfalfa achicalada, rastrojo de maíz molido que incluye la mazorca y sales minerales; también aprovechan los residuos de cosecha, forraje a orilla de carretera y brechas en zonas de cultivo en algunas épocas del año; el ordeño es manual, pues a decir de los panelistas el número de vientres con los que cuentan no justifica el uso de ordeñadora mecánica. El sistema semiintensivo es uno de los más comunes en México. La SAGARPA (2012) reporta que 45 % de las explotaciones dedicadas a la producción de leche basan su alimentación en el pastoreo diurno con encierro nocturno. Cuadro 1. Características de la URP GTCL 50 Característica

Descripción

Tipo de instalaciones

Semi-tecnificadas

Razas

Saanen, Alpina y Toggenburg

Destino de la leche

Centro de acopio

Lugar de venta

Local

Alimentación

Concentrado y pastoreo

Tipo de ordeño

Manual

Experiencia en la actividad

Ocho años

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de campo, 2015.

PARÁMETROS TÉCNICOS

Los parámetros reproductivos y productivos reportados por los panelistas corresponden a un intervalo entre parto de un año, fertilidad del 90 %, obtienen 1.6 crías por cabra al parto, el 90 % de las nacencias se destetan y la producción de leche promedio es de 3 litros diarios durante 305 días (Cuadro 2).

[269]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Cuadro 2. Parámetros técnicos GTCL50 URP

Vientres1/

M:H2/

GTOCL50

50

1:20

Fert3/(%) 90

Par4/

Prol5/

Dest6/(%)

Prod7/

1

1.6

90

3

Lac8/ 305

1/Número de vientres en producción, 2/ Relación hembras – macho, 3/Porcentaje de fertilidad, 4/Partos al año, 5/ Número de crías por hembra al año, 6/Porcentaje de destete, 7/Producción promedio de litros por cabra al día, 8/ Número de días al año produciendo leche. Fuente: Elaboración propia a partir de datos de campo, 2015.

Orona et al. (2013) en un estudio similar realizado, utilizando está metodología en la Comarca Lagunera, reportó 85 % de fertilidad, 2 litros/día en producción de leche y la duración de la lactancia de 8.5 meses, estos parámetros fueron menores a los reportados por los panelistas de la UPR GTOCL 50, lo cual se puede atribuir a que en la región del Bajío las razas que su utilizan son más especializadas en la producción de leche, además se proporciona una mayor cantidad de alimento concentrado ayudando a satisfacer sus requerimientos nutricionales en mejor medida, sin embargo, la prolificidad fue menor (1.6 vs 2 crías). INGRESOS TOTALES

La estructura de ingresos que percibe la UPR GTOCL 50 se integró por venta de leche, animales en pie, tanto para abasto, como para reproducción y los apoyos recibidos por instituciones de gobierno. En función a los parámetros productivos reportados, una cabra genera anualmente 915 litros, en función a lo percibido por el productor al venderle al centro de acopio, el precio asignado es de $5.50 representando un monto de $226,463.00 por concepto de venta de leche. Al año se producen 68 crías 9 hembras son seleccionadas como futuros reemplazo, 20 animales se vendieron como pie de cría a $2,500.00 cada una y el resto se comercializó como cabrito a $350.00 pieza. La venta de pie de cría generó $51,300.00 y $13,765.50 los cabritos; además se desechan 10 hembras anualmente y un semental cada 2.5 años, generando $10,700.00. Los panelistas dijeron recibir apoyo para la vacuna y prueba de brucella lo que representó 2,868.15 pesos en el año. Los ingresos totales anuales [270]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

de la URP son de $305,096.65 en términos financieros y flujo de efectivo (Cuadro 3) mientras que el flujo económico equivale a $302,228.50. Cuadro 3. Ingreso total anual generado en la URP GTCL50 Ingreso

Desembolsado

Financiero

Económico

Producto principal

226,463.00

226,463.00

226,463.00

Producto secundario

51,300.00

51,300.00

51,300.00

Producto terciario

13,765.50

13,765.50

13,765.50

Producto cuarto

10,700.00

10,700.00

10,700.00

Transferencias

2,868.15

2,868.15

Ingreso total URP

305,096.65

305,096.65

302,228.50

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de campo, 2015.

COSTOS DESEMBOLSABLES, FINANCIEROS Y ECONÓMICOS

El costo total anual desembolsado asciende a $247,494.82, de este monto, 99.7% corresponde a costos variables, y 0.3% son costos fijos, no se contemplan depreciaciones ni costo de oportunidad de los factores de producción, como no se cuenta con ningún tipo de crédito no hay abonos a capital, pero sí se consideran retiros por parte del productor que utiliza para satisfacer parte de sus necesidades familiares. Al dividir el costo desembolsable por la producción de leche, resulta en $6.00 por litro. El costo financiero total anual de la URP asciende a $265,028.15, de éste, el 93.1 % son variables y 6.9 % son fijos; no se consideró el costo de oportunidad, abonos a capital ni retiros del productor. El resultado hace referencia a la viabilidad financiera de la URP y es un indicador de la capacidad de la URP de permanecer en el tiempo bajo las condiciones actuales. Al dividir el costo total entre el número de litros de leche producidos, resulta un costo financiero de $6.40 por litro.

[271]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

El principal componente de los costos financieros es la alimentación, este rubro constituye 75.5 % de los costos totales y representa $4.80 por litro, le siguen en orden de importancia el mantenimiento de maquinaria y equipo que representa apenas el 6.8 %. El análisis económico de costos indica la capacidad de la empresa para cubrir los costos financieros, así como los costos de oportunidad de los factores empleados por la URP, el costo de oportunidad de los factores de producción incluye las inversiones en tierras, capital de trabajo, construcciones e instalaciones, maquinaria, equipo, ganado, gestión empresarial, mano de obra del productor y su familia. El costo de oportunidad de la tierra se estimó considerando el valor comercial del terreno en $53,332.00; la tasa empleada para determinar el costo de oportunidad anual del capital invertido en este concepto fue del 10 %. El capital incluye las construcciones e instalaciones, semovientes y el capital de trabajo (costos variables anuales), para estimar el costo de oportunidad, estos valores fueron multiplicados por el 10 % representando $62,473.48. El costo de oportunidad de la mano de obra familiar se consideró un jornal los 365 días del año, con base al equivalente de un jornal en la zona. Para el costo de gestión empresarial se tomó en cuenta el pago de un día a la semana dedicado exclusivamente a realizar esta función por parte del propietario de la URP, se asignaron $300.00. En total, los costos de oportunidad ascendieron a $136,956.68 para la URP, y en la estructura de costos totales representa el 34.1%, donde los costos fijos fueron el 4.6 % y costos variables 61.4 %. Al sumar los costos de oportunidad a los costos fijos y variables (desembolsados y no desembolsados), el costo total de la URP asciende a $401,984.83, o $9.7 por litro (Cuadro 4).

[272]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Cuadro 4. Costos de producción por litro de leche GTCL50 Concepto

Desembolsado ($)

Financiero ($)

Económico ($)

Costos variables Alimentación

200,067.03

200,067.03

200,067.03

9,589.79

9,589.79

9,589.79

Combustible

13,920.00

13,920.00

13,920.00

Herramienta

5,060.00

5,060.00

5,060.00

18,100.00

18,100.00

18,100.00

246,734.82

246,734.82

246,734.82

Depreciación de construcciones

5,766.67

5,766.67

Depreciación de equipo

4,600.00

4,600.00

Depreciación de transporte

4,500.00

4,500.00

Depreciación de sementales

2,666.67

2,666.67

Vacunas y medicamentos

Mantenimiento maquinaria y equipo. Total de costos variables Costos fijos

Otros costos

760.00

760.00

760.00

Total costos fijos

760.00

18,293.33

18,293.33

Costo de oportunidad Mano de obra familiar

54,750.00

Gestión empresarial

14,400.00

Terreno

5,333.20

Capital

67,806.68

Total de costos de oportunidad

136,956.68

Otros Retiro del productor

25,800.00

Total otros

25,800.00

Costo total de la URP

247,494.82

265,028.15

401,984.83

6.0

6.4

9.7

Costo total por litro de leche

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de campo, 2015.

[273]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

INGRESOS NETOS

La URP obtiene ganancias en el flujo de efectivo que asciende a $57,601.83 al año; dicha ganancia es de $1.39 por litro de leche producido; se puede decir que la URP no enfrentará problemas de liquidez en el corto plazo, los recursos que genera son suficientes para cubrir las obligaciones anuales en efectivo de la empresa. Por lo anterior, la URP no requerirá de capital externo para mantenerse en operación en el corto plazo, representando el principal incentivo para que los productores continúen en la actividad. Esto difiere de lo reportado por Sagarnaga et al. (2014) quien reporto perdidas en el flujo de efectivo quizás por un nivel más bajo de producción 1.5 litros diarios por cabra y una mayor cantidad de retiros por parte del productor. En términos financieros la URP es viable, ya que genera $0.97 por litro de leche producido, se puede afirmar que la URP presenta viabilidad financiera y tiene ventajas competitivas es decir capacidad de permanecer en la actividad por más tiempo (Cuadro 5). Cuadro 5. Ingreso neto de la URP GTCL 50 Ingreso total

Desembolsado

Financiero

Económico

Ingresos totales

305,096.65

305,096.65

302,228.50

Costos totales

247,494.82

265,028.15

401,984.83

57,601.83

40,068.5

-99,756.33

1.39

0.97

-2.42

Ingreso neto para la URP Ingreso neto por litro de leche producido Resultado

Viable

Viable

No viable

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de campo, 2015.

En términos económicos se obtiene un ingreso neto negativo o pérdida de $2.42 por litro, lo cual indica que los factores de producción no son remunerados, por lo tanto la URP no es viable en términos económicos. Bajo el panorama técnico y económico prevaleciente en este análisis, la URP está en riesgo de no permanecer en el largo plazo, los factores de la producción que emplea la URP

[274]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

para la producción de leche (mano de obra, tierra y capital) están siendo usados ineficientemente y podrían tener usos alternativos mejor remunerados. Esta situación difiere de lo encontrado por Orona et al. (2013), quien reporta una viabilidad económica positiva para una URP dedicada a la producción de leche y cabrito de 100 vientres, ubicada en la región lagunera, posiblemente por el costo de los factores de producción más baratos y el costo de oportunidad de los mismos.

Conclusiones La URP obtiene ganancias en el flujo de efectivo que asciende a $57,601.83 al año, dicha ganancia es de $1.39 por litro de leche producido. Los recursos que genera son suficientes para cubrir las obligaciones anuales en efectivo de la empresa, esto se ve favorecido por los ingresos secundarios como venta de pie de cría y cabrito. La URP es viable financieramente, ya que genera $40,068.50 al año y $0.97 por litro de leche producido; presenta viabilidad financiera y tiene ventajas competitivas. Esta unidad de producción tenderá a permanecer, siempre y cuando se eficiente productivamente. Los factores de producción no son remunerados, con lo que la URP no es viable en términos económicos los costos de producción no son recuperados, incluida la depreciación, lo que en el corto plazo repercutirá en descapitalización de la empresa y, en el mediano plazo, en obsolescencia tecnológica de la infraestructura productiva.

Literatura citada Agroprospecta, 2010. Reporte de Unidades Representativas de Producción Agrícola. Panorama Económico 2008 - 2018. Resumen Ejecutivo RE 2010-02. Universidad Autónoma Chapingo/SAGARPA/ Agroprospecta. ISBN 978607-12-0126-3, pp. 118. Orona Castillo, Ignacio, Sangerman Jarquín, Dora, Antonio González, Jacob, Salazar Sosa, Enrique, García Hernández, José Luis, Navarro Bravo, Agustín,

[275]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

De Schwentesius de Rindermann, Rita, 2013. Proyección económica de unidades representativas de producción en caprinos en la Comarca Lagunera, México. Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas, 4 (4), pp. 625– 636. Sagarnaga Villegas, L. Myriam, Salas González, J. María, Aguilar Ávila, Jorge, Gómez González, Gerardo, Suárez Domínguez, Hermilo, 2014. Costos de producción, precios de equilibrio y objetivo de una URP caprina en Hidalgo, México. In Social Science Research Network. SAGARPA, 2012. Informe del sistema caprino, encuesta 2012. Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, 2014. Resumen Nacional Pecuario. Producción anual leche caprino. En: http://www.siap.gob.mx/resumen-nacional-pecuario/ (Consultada en Julio de 2015).

[276]


Determinación de la fertilidad e incubabilidad del huevo de gallina criolla mediante incubación artificial Fernando Ochoa Ambriz1, Eva María Chávez Loeza1, Juan Pablo Flores Padilla1, Mauricio Perea Peña1

Introducción La ganadería familiar, en pequeña escala o de traspatio, es un sistema de producción que combina varias especies como cerdos, borregos, cabras y aves; se caracteriza por una tecnología simple, tradicionalista, con instalaciones rudimentarias y rendimientos bajos comparados con los sistemas intensivos (Tovar et al., 2015: 57). La avicultura de traspatio es una de las actividades pecuarias de mayor importancia en las comunidades rurales del país, constituye un sistema de producción pecuario que realizan las familias campesinas en los patios de sus viviendas, solares o alrededor de las mismas. Este sistema se caracteriza por la baja inversión requerida y por la facilidad para efectuarla; las aves que se utilizan para llevar a cabo son en general pequeños grupos de aves no especializadas, alimentadas con los insumos disponibles del entorno y desperdicios de la cocina familiar. (Berdugo y Franco 1990: 72). Las especies más utilizadas son las criollas dado que se adaptan a las condiciones adversas para su crianza, esta actividad fortalece el bienestar de las familias campesinas que aprovechan al máximo la mano de obra familiar y es una fuente generadora de bienes para el hogar campesino (Tovar et al., 2015: 59). La población de gallinas criollas representa un material genético derivado de la cruza de distintas razas, las cuales, tienen la característica de estar adaptadas a las condiciones ambientales adversas y a una alimentación deficiente. ______________________ Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales.

1


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

La cría de aves en Epitacio Huerta Michoacán, al igual que los sistemas de avicultura de traspatio del país, se basa en la producción de gallinas criollas en su totalidad, éstas se crían y explotan bajo un sistema familiar o de traspatio. Dentro de los grupos criollos existe una amplia variabilidad de expresiones fenotípicas expresadas en el color, número de huevos, fertilidad, incubabilidad natural, eficiencia en la utilización del alimento y mortalidad (Rendón, 1990; Jerez et al., 1994). Las gallinas en el traspatio se mantienen en sistemas extensivos y semiextensivos, con alojamientos de uso múltiple en el patio de la casa habitación que les permiten protección ambiental y de depredadores (Rodríguez et al., 1996: 217). La base de la alimentación es el alimento que la misma ave se procura en el campo (Franco y Franco, 1989: 8) y pequeñas cantidades de granos como suplemento (Herrera et al., 1998: 80). El maíz es el grano más usado en la alimentación de las aves, además de los desperdicios de cocina que también son parte importante de la alimentación de las aves de traspatio (Jerez et al., 2004: 83), lo cual difícilmente proporciona una dieta que cubra sus requerimientos de producción y reproducción, ocasionando un crecimiento lento y un retraso en la edad a la madurez sexual (Tovar 2015: 59). Las investigaciones orientadas a la avicultura de traspatio, se han enfocado a la caracterización de los sistemas de producción y a los aspectos socioculturales de la crianza de estas aves, además de los recursos que genera a las familias que realizan esta actividad, sin embargo, son pocos los estudios que se enfocan en estudiar los aspectos productivos y reproductivos de estas aves, bajo las condiciones que se tienen en el medio rural, como lo es la fertilidad e incubabilidad del huevo de gallina criolla. Con base en lo anterior, el presente trabajo estableció el objetivo de determinar la tasa de fertilidad de los huevos incubados provenientes de unidades de producción de traspatio, así como determinar la tasa de eclosión de los huevos fértiles mediante incubación artificial, a fin de promover el incremento en la producción de alimentos en las unidades de producción familiares, además de promover la utilización de recursos genéticos locales para su conservación y aprovechamiento.

[278]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Material y método El presente trabajo se realizó en la comunidad de Santa Cruz Ojo de Agua, perteneciente al municipio de Epitacio Huerta, Michoacán, se encuentra en las coordenadas: longitud: 100.32583333 y latitud: 20.21694444. La población total de Santa Cruz Ojo de Agua es de 535 personas, de cuales 271 son hombres y 264 mujeres. Se realizó en el periodo de agosto a octubre del 2015, a partir de la organización de un grupo de 15 jóvenes y 2 profesores del Telebachillerato Núm. 59, quienes fueron capacitados para la producción de aves de traspatio por incubación y crianza artificial, la capacitación y asistencia técnica se llevó a cabo por personal del Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IIAF) de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Mientras que el equipo utilizado de incubación y criadora artificial fue donada por la A.C. Janikua.

Selección de las unidades de producción Previo al inicio de la colección de huevo, se realizaron talleres de capacitación con 28 amas de casa dedicadas a la avicultura de traspatio, estas capacitaciones abordaron aspectos de sanidad, alimentación, manejo de la parvada y conservación del huevo previo a la incubación. Las 12 unidades de producción de donde se obtuvo el huevo para incubar fueron seleccionadas con el criterio de integrar al proyecto sólo aquellas unidades de producción que siguieron las recomendaciones de los talleres.

Recolección y almacenamiento Los huevos fueron recolectaron de los gallineros por las amas de casa todos los días por las mañanas, almacenando por 7 días sólo aquellos que cumplían con los criterios de selección, los huevos fueron colocados con el polo más delgado hacia abajo y almacenados a temperatura ambiente en un lugar fresco, donde no recibieran directamente los rayos del sol y no tuvieran movimiento. Los huevos que no se destinaron para la incubación artificial fueron utilizados para el consumo de las familias participantes.

[279]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Incubación artificial La incubación de los huevos se llevó a cabo en las instalaciones del Telebachillerato Núm. 59. La recepción del huevo para incubar se realizó una vez por semana los días lunes, para realizar las cargas a la incubadora. Esta actividad estuvo a cargo de los alumnos del telebachillerato, quienes fueron los responsables del proceso de incubación y crianza artificial. En esta etapa se seleccionaron nuevamente sólo aquellos huevos que reunieran los requisitos necesarios para incubar, y se desecharon huevos sucios, deformes, huevos chicos o sumamente grandes, fisurados o con cáscara porosa. Posterior a esta segunda selección, los huevos fueron desinfectados con yodo a una dilución de 1:10 y se introdujeron a una incubadora automática con nacedora incluida previamente calibrada a 37.7 °C, una humedad relativa de 60 % y un volteo automático cada 3 horas. Las cargas a la incubadora se realizaron cada semana para su desarrollo embrionario y así sucesivamente durante 11 semanas. Posterior a los 18 días de incubación, los huevos se colocaron en la nacedora, donde se suspende el movimiento y se mantiene ahí durante 3 días más para su eclosión. Una vez transcurrido los 21 días de incubación artificial se contaron los pollitos nacidos, y a los huevos no eclosionados se les realizó un diagnóstico embrionario con el fin de identificar estructuras embrionarias y medir así la tasa de fertilidad. La tasa de fertilidad se midió conforme la siguiente fórmula (Juárez, 2009:): Tasa (%) de

Huevos picados + Pavipollos nacidos + embriones muertos =

Fertilidad

Total de huevos introducidos a la incubadora

X

100

Mientras que la tasa de eclosión se determinó mediante la fórmula siguiente (Salisbury, 1978: 519): Tasa (%) de

=

Eclosión

Total de pavipollos nacidos Total de huevos fértiles

[280]

X 100


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

Los pollos nacidos fueron colocados en una criadora artificial a una temperatura de 32 °C la primera semana, a y 26 °C la segunda, después de este tiempo fueron comercializados con las amas de casa participantes.

Resultados y discusión En total se recolectaron 956 huevos provenientes de las 12 unidades de producción, de los cuales, 630 fueron aptos para la incubación (66.27 %), los 326 huevos restantes (34.10 %) fueron discriminados por tener el cascarón poroso, fisuras, deformes o por ser considerados huevos sucios, estos se regresaron a las dueñas y destinaron a la venta en la comunidad o al autoconsumo. Respecto a la fertilidad se obtuvieron diferentes resultados por semana, los cuales se muestran en el cuadro 1. Encontrándose en un rango que va de 51.28 % a 78.38 % de fertilidad. Del total de los 630 huevos incubados 409 huevos resultaron fértiles (64.920 %). Cuadro 1. Tasa de fertilidad de los huevos incubados de gallina criolla Semana

Núm. huevos incubados

Núm. huevos fértiles

Tasa de fertilidad (%)

1

69

43

62.32

2

57

34

59.65

3

78

40

51.28

4

51

29

56.86

5

66

47

71.21

6

61

43

70.49

7

37

29

78.38

8

42

32

76.19

9

65

39

60.00

10

65

41

63.08

11

39

32

82.05

Total

630

409

64.92

[281]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

La tasa de fertilidad encontrada en el presente trabajo (64.92 %) se encuentra por debajo de lo que reportan las casas incubadoras comerciales (90 %), esto debido probablemente al manejo propio de las unidades de producción y a la nutrición deficiente a la que tienen acceso las parvadas. Respecto a la eclosión de huevos incubados de gallina criolla, los resultados se presentan en el cuadro 2, donde la tasa más baja fue de 59.38 %; mientras que la más alta fue de 80 %. Del total de los 409 huevos que resultaron fértiles nacieron 288 pollitos representando una tasa de eclosión del 70.41 %, el resto de los huevos no eclosionados (29.6 %) murieron en diferentes etapas embrionarias. Cuadro 2. Tasa de eclosión de los huevos incubados de gallina criolla Semana

Núm. huevos Fértiles

Núm. pollitos nacidos

Tasa de eclosión (%)

1

69

32

74.42

2

57

26

76.47

3

78

32

80.00

4

51

23

79.31

5

66

33

70.21

6

61

30

69.77

7

37

18

62.07

8

42

19

59.38

9

65

29

74.36

10

65

28

68.29

11

39

18

56.25

Total

409

288

70.41

Estos resultados son similares a lo encontrado por Juárez (1996: 61), quien reporta una tasa de eclosión del 58 % al incubar huevos de gallinas criollas bajo condiciones ambientales del trópico seco; y con Juárez y Ortiz (2001: 29), quien obtuvo un tasa de eclosión del 60.7 % al incubar huevos de gallina criolla

[282]


PRODUCCIÓN DE PEQUEÑAS ESPECIES GANADERAS

provenientes de sistemas de producción de traspatio, de los municipios de Morelia y Tarimbaro Michoacán.

Conclusiones El problema de la incubación del huevo de gallina criolla radica principalmente en la mala calidad del cascarón, ya que el 34.10 % de los huevos colectados, fueron desechados por anormalidades en el cascarón como fisuras, porosidad y deformidades, debido probablemente a la mala calidad de los nutrientes en su dieta. Respecto a la tasa de fertilidad (70.41 %), ésta se puede mejorar con un manejo reproductivo adecuado en las unidades de producción, mediante un desempeño reproductivo de los machos al considerar la edad de los mismos y la relación macho: hembra con la finalidad de asegurar la cubrición de todas las hembras. Aunado a esto, se necesita ofrecer a los animales alimento de calidad para garantizar el óptimo desempeño. Ante la pérdida de diversidad genética de los animales nativos o razas criollas, es fundamental buscar alternativas para seguir haciendo uso de este importante material genético, que es productivo en condiciones ambientales adversas donde las razas especializadas difícilmente podrían producir o sobrevivir, por ello es importante evaluar productivamente las aves criollas para hacer su producción más eficiente e incentivar su uso y conservación.

Literatura citada Aureliano, Juárez Caratachea., Marco Antonio, Ortiz Alvarado. Estudio de la incubabilidad y crianza en aves criollas de traspatio. 2001. Veterinaria Mexico. 32 (1), pp. 27-32. Berdugo RJ., Franco CC. Ganadería de traspatio en el estado de Yucatán. 1990. Memoria Segunda Reunión Sobre Producción Animal Tropical. Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad Autónoma de Yucatán, pp. 71-74. Franco, A. y L.F. Franco. La gallina criolla, generalidades y perspectivas. Zootecnia. 1989. No. 2. Universidad de San Carlos de Guatemala, pp. 7-13.

[283]


ESTUDIOS SOCIALES Y ECONÓMICOS DE LA PRODUCCIÓN PECUARIA

Jerez, S. M. P.; Herrera, H. J. y Vásquez, D. M. A. La gallina criolla en los Valles Centrales de Oaxaca. 1994. Instituto Tecnológico Agropecuario No 23 de Oaxaca. Centro de Investigación y Graduados Agropecuarios (CIGA), p. 89. Jerez, S. M. P. Características productivas y reproductivas de gallinas Plymout Rock barrada x Rhode Island roja y criollas en condiciones de traspatio. 2004. Tesis de doctorado. Colegio de Postgraduados, Montecillos, Estado de México, p. 83. Jorge Luis Tovar, Paredes., William Narváez, Solarte., Liceth Agudelo, Giraldo. 2015. Tipificación de la gallina criolla en los agroecosistemas campesinos de producción en la zona de influencia de la selva de Florencia (Caldas). Universidad de Caldas. Revista Luna Azul. (41), pp. 57-72. Herrera, H. J. G., G. Mendoza M. y A. Hernández G. La Ganadería Familiar en México. 1998. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e informática. Colegio de Postgraduados. Montecillos, Texcoco, México, pp 80. Rendón, C. J. Evaluación fenotípica de gallinas criollas en los Valles Centrales de Oaxaca. 1990. Tesis de Maestría. Instituto Tecnológico Agropecuario Núm. 23 de Oaxaca. Centro de Investigación y Graduados Agropecuarios (CIGA). Nazareno, Xoxoxcotlán, Oaxaca, pp. 83. Rodríguez, B. J. C., C. E. Allaway, G. J. Wassink, J. C. Segura y T. Rivera. Estudio de la avicultura de traspatio en el Municipio de Dzununcan, Yucatán. 1996. Vet. Méx. 27 (3): 215-219. Salisbury, G.W; Van Demark, N.L.; Lodge, J.R. Fisiología de la reproducción e inseminación artificial de los bóvidos. 1978. 2ª edición, Ed. Acribia, pp. 518532.

[284]


"Estudios sociales y económicos de la producción pecuaria" La edición y reproducción se realizó en la Universidad Autónoma Chapingo, Km. 38.5 carretera México-Texcoco, Chapingo, Estado de México. CP 56230 Se reprodujeron 300 ejemplares en noviembre de 2017.


Estudios sociales y económicos de la producción pecuaria  

Los complejos escenarios, nacionales e internacionales, demandan el uso apropiado de los recursos del país, y del conocimiento atávico y hab...

Estudios sociales y económicos de la producción pecuaria  

Los complejos escenarios, nacionales e internacionales, demandan el uso apropiado de los recursos del país, y del conocimiento atávico y hab...

Advertisement