Page 30

30

IGNACIO LLAMAS HUITRÓN

hora de los trabajadores con nueve años de escolaridad y a un ligero aumen­ to en el ingreso de los trabajadores con menor nivel de escolaridad. Entre 1984 y 2016, la ganancia en años de escolaridad de la POR fue menor para las mujeres que para los hombres; las primeras pasaron de un promedio de 6.4 a 10.0, mientras que los segundos pasaron de 5.6 a 9.8 años de escolaridad. Como se puede observar, la brecha promedio en esco­ laridad entre mujeres y hombres en la población ocupada remunerada tiende a cerrarse. Sin embargo, la mayor escolaridad de las mujeres no se reflejó en mayores ganancias relativas en ingreso laboral. En 1984 las mujeres ga­naban por hora trabajada 5% menos que los hombres, mientras que en 2016 la cifra aumentó a 24% (cuadro 3). Este sesgo en ingreso laboral en contra de las mujeres se genera en las instituciones que orientan las prácticas de contratación y remuneración de la mujer. La política educativa por sí mis­ ma no puede eliminar este problema. El hecho de que la política de igualdad de oportunidades educativas no resulte en mayor igualdad económica en­ tre el hombre y la mujer trabajadores, no disminuye su importancia en la formación de actitudes y prácticas tendientes a la igualdad de derechos y libertades de género. La educación le da a la mujer los medios para lograr una mayor participación económica y política y, por este medio, las posibi­ lidades de lograr una mayor equidad de género. COHESIÓN SOCIAL La cohesión social generalmente se considera como una condición nece­ saria para la estabilidad de una comunidad porque significa la presencia de fuertes vínculos de identidad social. Por ello, la educación formal juega un papel primordial en la formación y fortalecimiento de la cohesión social, ya que las funciones principales del sistema educativo son reproducir y enriquecer la cultura, consolidar la unidad e identidad nacionales. No hay una definición única de cohesión social; existen nociones com­ plementarias que la vinculan al capital social, a la integración social y a la ética social. Por ejemplo, la CEPAL (2007:16) define la cohesión social como: “la dialéctica entre mecanismos institucionales de inclusión y exclu­ sión sociales y las respuestas, percepciones y disposiciones de la ciudadanía frente al modo en que ellos operan”. Este concepto de cohesión social se refiere tanto a mecanismos de inclusión como a la valoración de los indivi­ duos sobre dichos mecanismos. A pesar de la ambigüedad actual inherente a la definición de los contenidos concretos de los mecanismos y las valora­ ciones de los mismos, se parte de que estos contenidos se refieren a variables relevantes para la solidez de la equidad económica y social, el estado de de­recho, la gobernabilidad y el orden social democrático.

Profile for consejonacionaldeuniversitarios

EDUCACIÓN, CIENCIA, TECNOLOGÍA Y COMPETITIVIDAD  

EDUCACIÓN, CIENCIA, TECNOLOGÍA Y COMPETITIVIDAD  

Advertisement