Page 1

Consejo de Cultura COMISIÓN ASESORA INTERNACIONAL

Tusta Aguilar, Mª Rosa Elosúa, Dinorah García y Carmen Llopis

2012


EL ESTUDIO, URGENCIA Y OPORTUNIDAD EN LA IT

INDICE

pág

Introducción

3

1. Apuntes para un diagnóstico

4

Las preguntas Algunos datos Aprendiendo a desaprender 2. Dimensiones del estudio como mediación

7

Habéis de tomar el estudio como algo sobrenatural 3. Talante de persona-identidad vocacional

11

Subrayados de talante estudioso 4. Propuestas para avanzar

15

Anexo

18

Cuestionario

Para la elaboración de este documento, las autoras han recogido las aportaciones de una comisión del Consejo de Cultura formada por: Inés Carbajal, Elizabeth Münzebrock, Margarita Roka, Flor Solano, Pilar Sturla y Margarita Tabarini-Castellani. Agradecen, también, la colaboración de Manuela Aguilera, Isabel Pincemin y Luisa Ruiz.

@ Consejo Cultura. Madrid 25 marzo 2012

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

-2-


INTRODUCCIÓN Ante los cambios acelerados de nuestras sociedades, las visiones divergentes de la realidad según los contextos, el pluralismo y la multiculturalidad actual, la fragmentación y fragilidad de esta modernidad líquida 1 carente de certezas, hemos querido realizar esta nueva reflexión sobre el estudio, contando con las aportaciones recibidas desde ámbitos diferentes -varios países de América Latina, Filipinas, India, Alemania, España…La importancia del estudio, como medio imprescindible para realizar la misión evangelizadora de la Institución Teresiana, fue señalada de manera permanente e incisiva por Pedro Poveda. Esta es la razón por la que el Consejo de Cultura, reconociendo la esencialidad carismática del estudio, ofrece este documento como un medio para leer la realidad, comprenderla y transformarla; y, al mismo tiempo, fundamentar nuestras opciones vitales y la sólida preparación intelectual que requiere el ejercicio profesional. “…Todas tienen obligación de estudiar, aprender y enseñar y esto en conciencia, en justicia…” 2.

Para ello hemos intentado elaborar un documento esquemático, motivador e inclusivo que pueda ser útil a cualquier persona de cualquier edad y ayude a reflexionar sobre nuestra manera de realizar la misión. “…Habremos llegado a persuadirnos que en la IT se han de santificar estudiando,

aprendiendo y enseñando…” 3.

El estudio, por tanto, se nos plantea como una urgencia, para los miembros de la IT, es nuestra arma de apostolado como dice Poveda, nos ayuda a reflexionar, a no ser superficiales, a tener criterio y opinión sobre cuestiones actuales, a tomar postura, a ser audaces. Porque es, como decíamos, medio imprescindible para cumplir la finalidad de la Obra4. “… Después de la oración no hay nada más claro, ni más repetido en la Institución, ni

más recomendado que el estudio… póngase en práctica los mejores medios para despertar el interés por la ciencia, por los idiomas, por el arte, por todo lo que ha de servirles para su hermosa obra de apostolado…” 5 .

Desde estas motivaciones y finalidades, que esperamos sean también las vuestras, hemos estructurado el documento en cuatro apartados para facilitar su lectura:

1. Apuntes para un diagnóstico, planteamos un cierto estado de la cuestión

desde las reflexiones surgidas de nuestros intercambios y desde las respuestas a un breve cuestionario.

2. Dimensiones del estudio como mediación IT, presenta algunos aspectos relevantes del estudio como mediación, para qué se hace y cómo se realiza. 3. Talante de persona-identidad vocacional, subraya la responsabilidad del estudio para los miembros IT, qué estilo de persona y qué talante genera. 1

Baumann, Z. (2004) Modernidad líquida. Fondo de Cultura económica, México. (2007) Miedo líquido, la sociedad contemporánea y sus temores. Paidós, Barcelona. 2 Poveda, P. (2005) Obras I, Creí, por eso hable. Edición critica y estudio G. Molleda; MD. Narcea, Madrid. [339], 1930. 3 Ibídem. 4 Poveda, P. ob.cit. [340], 1930. 5 Ibídem.

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

-3-


4. Propuestas para avanzar ofrece orientaciones, sugiere acciones y tareas, tanto a nivel personal como comunitario e institucional, para fortalecer el compromiso con el estudio.

1. APUNTES PARA UN DIAGNÓSTICO Esta sección la estructuramos en tres partes, en la primera planteamos algunas preguntas que nos hemos hecho como equipo, después de escuchar a un abanico amplio de personas, de leer sus aportaciones y sugerencias. En la segunda, ofrecemos la síntesis de los resultados de un cuestionario muy sencillo 6 que enviamos a los Colegios mayores, residencias, grupos de alumnos/as conocidos de la universidad, gente joven IT… y, finalmente, hacemos una reflexión sobre cuestiones que consideramos importantes para aproximarnos a un diagnóstico. “…el ideal es que los miembros de la Institución amplíen su cultura….quisiera ser intransigente y que esta decisión se llevara a rajatabla…que todas den su opinión sobre lo que se puede hacer…y que se tomara esta obligación en conciencia…voy diciendo cada vez las cosas mas claras; hay necesidad de estudiar, de aprender, de enseña…” 7.

Empezamos planteando algunas cuestiones que a lo largo de estos meses de reflexión, se han ido repitiendo, de maneras diversas, en el equipo de trabajo. Las preguntas En esta sociedad compleja, donde todo es instantáneo, nos preguntamos: o

¿Qué informaciones nos llegan? ¿Pensamos en la manipulación y control de las grandes multinacionales? ¿Cómo ir desarrollando un pensamiento crítico?

o

¿Cuáles son nuestras fuentes de información sobre lo que sucede en nuestro mundo? ¿cómo las valoramos? ¿contrastamos opiniones para elaborar nuestras ideas?

o

¿Cuándo analizamos, lo hacemos desde una información consumida con prisa, simplificada, de titulares que pasan de moda? ¿qué destacamos de todo lo que ocurre y con qué criterios lo hacemos?

o

¿Qué papel tiene la ciudadanía y qué cauces para exigir a los medios una información más amplia, más variada en temáticas, menos localista y al mismo tiempo más veraz, más transparente y menos manipulada?

o

¿Qué problemáticas nos interpelan? ¿qué destrezas y contenidos necesitamos aprender para abordar esos retos y aportar soluciones con preparación y seriedad, sin olvidar nuestro compromiso con el Evangelio?

En la Institución Teresiana reflexionamos y compartimos en: o

¿Cuál es nuestro compromiso con el estudio hoy? ¿Cómo lo vivimos?

6

Cfr. Anexo “Cuestionario sobre la importancia del estudio en la sociedad del conocimiento”, elaborado por la CAI del Consejo de Cultura. 7 Poveda, P. ob. cit. [340], 1930.

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

-4-


o

El ambiente o clima institucional ¿propicia o dificulta el estudio en de los miembros IT? 8

o

¿Qué políticas institucionales favorecen y sostienen el estudio sistemático en la vida cotidiana?

o

¿Tenemos indicadores que nos faciliten la visibilidad de nuestro compromiso personal e institucional con el estudio? ¿los evaluamos para avanzar?

o

¿Qué tiempo dedicamos a la lectura plural, a la reflexión y al debate para poder opinar y dialogar, con conocimiento, sobre lo que acontece en el mundo y sobre los signos de nuestro tiempo?

o

¿Estudiamos, aprendemos y enseñamos para construir el Reino? ¿reconocemos el estudio como mediación para educar en las estructuras públicas? ¿tenemos clara la finalidad de la IT en nuestras actuaciones?

Algunos datos Como no queríamos dejar cerrado este cuestionamiento del grupo que trabajamos el documento, decidimos realizar unas preguntas muy breves y sencillas en torno al estudio, las enviamos a personas muy variadas que tuvieran contacto, más o menos cercano, con otras personas, obras de la IT. El resultado han sido unas 250 respuestas que agrupamos y analizamos. Con estas respuestas al cuestionario -ver Anexo pág 18- hemos intentado extraer una síntesis que recogiera modalidades de estudio, finalidades que buscan en él las generaciones más jóvenes, herramientas que utilizan… Los datos de este mini-sondeo9, nos pueden hacer reflexionar sobre algunas cuestiones porque se repiten en todos los contextos y con pocas diferencias en diferentes edades. Resumiendo, podemos concluir que para la mayoría estudiar es leer y memorizar apuntes, generalmente a la fuerza, en un tiempo de la vida, para conseguir el éxito y una vida cómoda. Muy pocas personas dicen leer libros, ampliar apuntes, utilizar la red, descubrir la realidad y responder para mejorarla… - Generalmente la finalidad del estudio es conseguir buen trabajo y un buen puesto, para aprender y ser cultos. Tener una carrera, sacar buenas notas. Un grupo muy reducido afirma que es porque les gusta, disfrutan, se distraen, comparten para tener una visión crítica y plural. - En el cómo y las técnicas confunden y repiten ideas, suelen estudiar sol@s, mayoritariamente, en distintos lugares de la casa, en biblioteca, sobre todo en época de exámenes. Muy pocos estudian con compañeros, casi siempre para salir de dudas o repasar y menos lo hacen diariamente. - En relación a las técnicas, utilizan, sobre todo, el resumen, repetir en voz alta y subrayar con colores los apuntes, muy pocos marca 3 ó 4 pasos y un grupo grande afirma no utilizarlas por variados motivos. Bastantes dicen memorizar, sobre todo si no comprenden.

8

Nos referimos siempre a toda la unidad asociativa de la IT. India, 15 cuestionarios de estudiantes entre 19-25 años de edad y 5 entre maestras-profesoras de 26-30 años de edad. Filipinas, 17 cuestionarios de Miembros AP (Formación Fundamental AP y Miembros ACIT jóvenes). Perú, 26 cuestionarios (AP, ACIT y MIT). 5 Miembros AP (Curso de Santa María). España 175. Estudiantes 147, el resto de distintas profesiones pero tod@s estudiando. Edades entre 17 - 52 años, destaca sobre todo 19 -22 años. Mayoritariamente no pertenecen a IT. 9

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

-5-


- En la manera de transmitir el estudio a las nuevas generaciones hay coincidencia en la importancia de actualizarse para responder a las necesidades y utilizar las nuevas tecnologías. Se aporta, también, hacer el estudio atractivo, interactivo, usando diversas técnicas, compartiendo. “…El amor al estudio está en razón directa del amor a la Obra y del celo por su buen nombre… Padecen lamentable equivocación las que dejan el estudio con suma facilidad, creyendo que con esta omisión no faltan a sus deberes…”10.

La realidad cambiante, instantánea, en la que vivimos, no facilita el estudio que requiere tiempo para leer, compartir, contrastar…, requiere también, concentración, espacios de silencio, atención, observación del mundo, escuchar a las personas. Además, necesitamos clarificar qué fuentes de información utilizamos, dónde nos “enteramos de las cosas”, cómo incorporamos esa información a nuestras vidas, cuándo la procesamos, qué datos seleccionamos, destacamos o cuáles ocultamos y por qué, cómo diferenciamos opinión de conocimiento, qué herramientas nuevas controlamos y con qué grado de autonomía las utilizamos, cómo armonizamos teoría y práctica para ser coherentes en nuestras vidas11. Aprendiendo a desaprender “…Los miembros de la IT sentimos la urgencia de fortalecer conjuntamente el compromiso con el irrenunciable deber del estudio y la investigación. Este compromiso pasa por un conocimiento serio, metódico y riguroso, que nos dé la lucidez para desvelar, desentrañar y comprender la realidad, de manera que podamos incidir en ella de forma significativa y eficaz…”12.

En nuestros contextos, en la vida diaria, estamos llenos de actividades, compromisos profesionales, relaciones, responsabilidades familiares… ¿tenemos tiempos reales para que estas actitudes que subrayamos en el texto, sean posibles?13, si no es así ¿cuáles son las causas y qué soluciones tomamos ante esta responsabilidad?, ¿qué hacemos en nuestras reuniones, en nuestros encuentros, en los proyectos o acciones que nos marcamos?, ¿en qué espacios debatimos para oír opiniones distintas y enriquecernos?, recordemos que el estudio, como nos decía Poveda, es nuestra arma de apostolado.14 Compartir lo que estudiamos, en nuestros grupos, no es sólo leer una documentación institucional y contestarla deprisa, de forma superficial por la escasez de plazos, sino que es ir estableciendo redes porque dialogamos sobre significados de informaciones, de conceptos que nos interesan, de la misión IT y de cómo la llevamos a cabo, de la vida, de la situación del planeta… de nuestras respuestas a tantos retos sin perder de vista nuestro carisma y nuestra finalidad: somos una obra de laicos/as que trabajamos en las estructuras civiles, como los primeros cristianos, viviendo nuestra profesión con sentido social, comprometid@s con el mundo, al que llevamos la buena nueva de la educación y la cultura, valorando la dignidad de cada persona, respetando los derechos, practicando la justicia…15. Si todo es homogéneo y no admitimos lo distinto ¿cómo desarrollaremos un pensamiento crítico? Si sólo actuamos, hacemos cosas, tareas… ¿cuándo 10

Poveda, P. ob. cit. [174], 1920. AA.VV. (2000). El estudio y la investigación: realidades-retos-horizontes . Eje cultural nº 28. Consejo de Cultura, Madrid. 12 II Congreso General de la IT, Sevilla (1999) Abrir caminos a la vida. Narcea, Madrid. 13 Cfr. apartado 3 de esta publicación. 14 Poveda, P. ob. cit. [411], 1933. 15 Poveda, P. ob. cit. [74], 1915, Humanismo verdad. Cfr. los textos referidos a los primeros cristianos. 11

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

-6-


reflexionamos, cuándo generamos y compartimos ideas?, ¿con qué metodologías llevamos a cabo las acciones?, ¿qué sentido tienen?, ¿para qué las realizamos? ¿están actualizadas? No olvidemos que si nos cuestionamos, nos interrogamos, nos dejamos afectar e interpelar, algo cambia y podemos seguir avanzando. Leyendo lo que aportan los cuestionarios, la mayoría tienen relación con la IT por pertenencia, por estar en Colegios Mayores, residencias o tener como profesora a alguien de la Institución, es decir el estudio es una clave, es un eje de misión, pero lo que se deduce, es que gran parte, entiende el estudio de una forma utilitaria y sólo desde lo académico, desde la escolarización a distintos niveles. No se plantean qué aprendemos además, a lo largo de la vida, en los grupos a los que pertenecemos – familia, trabajo, amistades…-, en los que estamos implicados compartiendo significados, costumbres, maneras de hacer, valores…, esos grupos, a los que Etienne Wenger 16 llama comunidades de práctica, van cambiando y formando nuestras identidades. ¿Hemos reflexionado cómo nos conforman estos grupos de referencia, cómo nos dan claves de actuación? Al interactuar reproducimos, compartimos desde un estilo de relación, de valoración hasta formas de actuación, de comportamiento -por ej. ¿a quién valoramos en nuestros grupos? a la persona mas anciana, a la que habla mejor, a la que tiene mejor titulación…Cuando nos referimos al estudio, en una época de cambios y un cambio de época, como la que vivimos, hemos de pensar en algo más que en la escuela como lugar donde se aprende estudiando17. Los procesos de aprendizaje en una educación global son dinámicos e interactivos, avanzan, retroceden, cambian y se articulan con otros procesos sociales para favorecer, en cada contexto, la construcción de sujetos autónomos, competentes, solidarios18. El estudio, entendido así, es una fuerza de futuro, un instrumento para hacer más eficaz el cambio de mentalidades y el cambio social19. Capacita para saber participar como ciudadanos/as en diversos contextos reclamando derechos y aportando desde las responsabilidades. Proporciona, además, recursos para cuestionar situaciones, para interpretar y desenvolvernos en la vida, es sobre todo, para cada ser humano, apertura y creatividad, es vivir la esperanza.

2. DIMENSIONES DEL ESTUDIO COMO MEDIACIÓN DE MISIÓN En los escritos de P. Poveda encontramos, desde el comienzo, su llamada al estudio como una obligación imprescindible en toda vida cristiana y evangelizadora. Para él no sólo se trata de una obligación más, en sus escritos encontramos múltiples llamadas a despertar el deseo por estudiar, a hacer amable el estudio y al amor al estudio20 y se atreve a establecer el binomio oración-estudio como medios esenciales en la construcción del talante cristiano que propone.

16

Wenger, E. (2001) Comunidades de práctica: aprendizaje, significado e identidad. Paidós, Barcelona. Congreso Educa2011. Madrid - próxima publicación en la ed. Narcea -. 18 Cfr Congreso Educa2011. Próxima publicación en ed. Narcea. 19 AA.VV. (2011) Una misión transformadora para un mundo en cambio. C. Cultura. Asamblea Plenaria. Madrid. 20 Poveda, P. ob. cit. [111], 1919. 17

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

-7-


Para entender mejor la fuerza con la que P. Poveda expresa su convicción de que el estudio es una mediación imprescindible para el desarrollo de la misión de la IT es importante explicitar el cómo, el porqué y para qué del estudio hoy21. Ciertamente él tenía una concepción del estudio propia de la mentalidad de su tiempo. A nosotros nos corresponde reinterpretarla en el nuestro. Son tantas las diferencias entre su mundo y el nuestro que podríamos afirmar que hemos cambiado de paradigma, por tanto, no resulta fácil emprender y creer que podemos culminar con éxito la tarea que nos corresponde sin un gran esfuerzo y un esfuerzo colectivo. Dado que el proceso de cambio está muy acelerado corremos el riesgo de distanciarnos de las nuevas generaciones, a causa de la imposibilidad de dialogo interno. Pero tenemos esperanza de que responder desde los distintos contextos en los que vivimos, personal y grupalmente, a las razones y finalidades del estudio hoy para todos los miembros de la IT, puede ser un ejercicio de revitalización de este elemento básico del carisma. Al señalar la importancia del estudio como mediación de la misión, queremos tener en cuenta algunos aspectos de nuestras sociedades, fragmentadas y complejas, que nos obligan a cuestionar nuestras concepciones y prácticas del estudio y a reflexionar sobre aspectos emergentes hoy como el crecimiento exponencial de la información disponible, la movilidad de los saberes, la complejidad de la percepción de la realidad, los peligros y exclusiones que se ocultan detrás de la “sociedad del conocimiento”. Nos referiremos ahora a todos ellos en la certidumbre de que nos pueden mostrar nuevos aspectos del significado y validez de esta mediación imprescindible en la IT.  El aumento exponencial de la información , teóricamente “disponible”, nos sitúa con perplejidad ante ella, sintiendo la falta de técnicas para procesarla, construir nuestro propio pensamiento y ayudar a otros ante esa ingente marea que nos invade. Sin obviar los peligros constatables que implica la sobre-saturación de la misma 22 . Pero, sin duda, la información disponible hoy nos sitúa ante un contexto de oportunidad para estudiar y aprender, al que honestamente hemos de responder. Pedro Poveda nos señala lo que seguramente es una experiencia compartida por las personas que desarrollan una profesión: que el estudio es una exigencia básica para responder honestamente a cualquier compromiso profesional. Poveda insiste con frecuencia en que es un deber de justicia, es más, recuerda el daño que produce cuando realizamos una actividad profesional sin suficiente preparación. Para él eso supone engañar a la sociedad23.  La movilización de los saberes que se produce constantemente, el cuestionamiento que nos plantean los distintos aspectos interrelacionados de la realidad y el ingente esfuerzo que tantas personas y grupos realizan para socializar el saber (investigaciones, publicaciones, cursos, etc.) son fuente de una obligación clara de estudiar para la realización de un trabajo bien hecho en el ámbito educativo, social, sanitario o cualquier otro. Quizás la llamada de P. Poveda: Hacedlo todo de corazón 24 cobra especial relevancia en este marco de reflexiones.  La complejidad de la percepción de la realidad, junto al rigor que caracteriza todo proceso de estudio, la interdependencia entre múltiples factores y la diversidad de perspectivas a las que podemos y debemos acceder, nos urge a señalar la necesidad de que las fuentes del estudio han de ser plurales y poner en juego, no sólo procesos 21

En el documento del Consejo de Cultura: El estudio y la investigación, realidades-retos y tareas, ver nota 11, encontramos reflexiones sobre el tema de mucho interés. 22 Lo que algunos autores han llamado la “infoxicación”. Alfons Cornella, en: http//www.infonomia.com/img/pdf/sobrevivir_infoxicacion.pdf 23 Poveda, P. ob. cit. [326], 1930. 24 Poveda, P. ob. cit. [165], 1920.

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

-8-


de racionalidad conceptual, sin duda imprescindibles, sino también otras racionalidades que posibilitan la comprensión de los fenómenos y la comunicación de saberes. No en vano, en estos últimos años, se ha escrito mucho sobre las inteligencias múltiples y la necesidad de movilizarlas para una más adecuada gestión del conocimiento.

Los peligros y exclusiones que se ocultan detrás de la “sociedad del conocimiento” es un aspecto que queremos resaltar. Muchas voces señalan que la 

gestión de la incertidumbre, del riesgo 25 , la habilidad para resolver problemas son capacidades necesarias para las personas y valoradas especialmente por las organizaciones. Y es en esta situación de incertidumbre en la que el estudio tiene característica, urgencias y oportunidades nuevas. Un estudio que hará posible actuar a pesar de ellas, sin dejar que nos paralicen. Para captar la realidad, analizarla e intentar dar respuestas necesitamos estudio, búsqueda de la verdad sin miedos, dejando certezas heredadas, confiar en el valor de la razón y de la comunicación para descubrir lo que tiene sentido.

Siendo Espíritu y Ciencia la forma sustancial de la IT 26, el estudio, inherente al carisma,

ha de tener en cuenta algunos elementos específicos que eviten la perversión que puede ocultarse en el acceso al conocimiento, si olvida sus fines. En uno de sus escritos P. Poveda señala, a partir de un texto de S. Bernardo, tres elementos a considerar en el estudio: el orden, el entusiasmo y el fin27. Y añade: orden determinado por la importancia de las materias. Podríamos decir: orden determinado por la importancia de las cuestiones que están en juego. En nuestro mundo, bien sabemos que la dignidad no reconocida, la vida y la “no vida” de muchas personas son temas que cuestionan, o deberían cuestionar, las prioridades temáticas de nuestro estudio. Ya Gustavo Gutiérrez afirmaba que la pregunta: “¿Dónde dormirá el pobre esta noche?” 28 es la verdaderamente importante y las últimas Asambleas IT nos impulsan a preguntarnos dónde y cómo está hoy en riesgo la dignidad de las personas, especialmente la de los últimos. Si consideramos que conocer es una capacidad para convertir datos e información, ¿cuáles ponemos de relieve en acciones efectivas? El conocimiento carece de valor si permanece estático. Es más, no es suficiente conocer, necesitamos comprender de una manera adecuada para poder actuar. Un estudio que orienta las acciones y unas acciones que se dejan cuestionar por el estudio, el diálogo, el debate, la indagación, la búsqueda de coherencia. De hecho P. Poveda marca un proceso: estudiar, aprender, enseñar29, se trata siempre de una acción para compartir (aprender y enseñar), convencido de la capacidad liberadora y sanadora del saber, del conocimiento, de la búsqueda de la verdad y el bien. Actualmente nadie duda de que el saber, el conocimiento, la información es poder. La llamada de Poveda siempre insiste en el deber de ofrecerlo a otros: “ Procurad, por

todos los medios que estén a vuestro alcance, prodigar el beneficio incomparable de la educación a todos los hombres” 30

25

Entre otros: Ulrich, B. (2008) La sociedad del riesgo mundial: en busca de la seguridad perdida. Paidós, Barcelona. 26 Poveda, P. ob. cit. [349], 1931. 27 Poveda, P. ob. cit. [289] ,1928. 28 Gutiérrez, G. (1984) Beber en el propio pozo. Sígueme, Salamanca. 29 Poveda, P. ob. cit. [340], 1930. 30 Citado en Galino, A. (1964) Itinerario Pedagógico. CSIC, Madrid. El texto es de 1913

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

-9-


Por tanto, el estudio riguroso del que habla Poveda no pretende favorecer el elitismo, sí una gestión del conocimiento que exige capacitación, para contribuir a la transformación de la sociedad desde claves humanizadoras y desde sus convicciones básicas del humanismo verdad. Conocer supone estar informado, ambas son actividades que necesitan esfuerzo y exigen movilización intelectual. El conocimiento es el resultado de procesar la información que obtenemos de los sentidos, mezclarla con conocimientos previos y elaborar estructuras que nos permitan entender, interpretar, ser conscientes de lo que nos rodea y de nosotros mismos31. Estudiar es aprender a escuchar, a estar perplejos, a preguntarnos, a interesarnos, a cuestionarnos; proponernos lugares y tiempos para reflexionar y compartir los significados. Porque para entender y aprender es esencial dialogar y debatir. Habéis de tomar el estudio como algo sobrenatural32 La dimensión espiritual del estudio en Poveda está constantemente presente. En un lenguaje propio de la época, considera, ya lo hemos dicho anteriormente, la oración y el estudio como dos elementos inseparables para el cumplimiento de la misión encomendada. Hoy, nos atrevemos a decir, también, que el estudio, en nuestro mundo es mediación y signo33: 

de esperanza,

Significa apostar porque es posible encontrar a Dios en la complejidad de la experiencia humana y porque nos permite alimentar la esperanza: “dar razón de nuestra esperanza” (1 Pe. 3,15). Estudiar significa: confianza en la dinámica de la historia; en las posibilidades de las personas y en encontrar soluciones de Vida y no de muerte; no resignarnos ante los sufrimientos y las injusticias de este mundo y no dejar de anhelar un mundo nuevo. Si Poveda invita a tratar las cuestiones de actualidad” 34 el estudio sobre estas cuestiones es señal de esperanza: en el sentido de las cosas, en que el bien es más fuerte que el mal, en que la construcción de la justicia es tarea también humana. 

de confianza, al experimentar una tarea compartida.

El estudio significa aprender de otros/as y con ellos construir, crear con otros, gracias a otros/as que han ido por delante, experimentar que vamos “en hombros de gigantes”, como dijo Isaac Newton. Lo que supone compartir con todos los seres humanos vínculos profundos de fraternidad y dignidad. Mediante el estudio aprendemos a pertenecer unos a otros. Estudiar es entrar en conversación con otros seres humanos en nuestras búsquedas de la verdad que nos hará libres. En el contexto multicultural, plural y complejo, esta experiencia es imprescindible. Nos permite encontrarnos en los caminos de búsquedas con personas y grupos, aparentemente muy distantes. 31

Brey, A. (2011) “La sociedad de la ignorancia. Una reflexión sobre la relación del individuo con el conocimiento en el mundo hiperconectado”, en AA.VV. La sociedad de la ignorancia. Península, Barcelona. 32 Poveda, P. Ob. cit. [411], 1933. 33 Las siguientes propuestas están inspiradas, en gran medida, en Radcliffe, T. (1998), El manantial de la esperanza. El estudio y el anuncio de la buena noticia. San Esteban, Salamanca. Lectura muy recomendable. 34 Poveda, P. ob. cit. [341], 1930.

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 10 -


Por el estudio podemos aprender a contar y a experimentar la historia desde otros puntos de vista -los pequeños, las minorías-. A través del estudio heredamos los frutos de muchos hombres y mujeres, de muy distintas procedencias y culturas que se han esforzado por abrir caminos a la verdad y a la vida. El estudio es un medio para escuchar, posibilita la experiencia de entendimiento compartido, la razón comunicativa 35: comunicarse, intercambiar, alcanzar consensos. Es un medio de explicitar que la verdad nadie la domina, que seguimos buscando. El método no violento, dialógico, del estudio supone y proporciona una gran confianza en las personas en nuestras posibilidades -experiencia de poder- de construir un hogar humano común mediante el dialogo. Pone de relieve el valor de las disidencias, de prestar atención y tomar en serio los argumentos de aquellos con los que no estamos de acuerdo. Dejar de lado las certezas que descartan las verdades incomodas. Exige la discusión, el contraste, esfuerzo por llegar a entenderse. Nos reconcilia con los conflictos que son expresiones de diversidad y libertad. Al posibilitar la experiencia de construir en común el saber, el estudio, aleja los fantasmas del orgullo y la autosuficiencia, evidencia que la verdad y la humildad van de la mano siempre, con su ejercicio se aprende paciencia y mansedumbre, tan insistentemente recomendada por P. Poveda.

de realización de nuestra vocación como colaboradores en el anuncio de la “Buena Noticia”. 

Por el estudio albergamos la certeza de estar colaborando con nuestro Padre Dios y con otros seres humanos, de cualquier cultura, religión o sin ella, en la tarea de avanzar en la construcción del mundo. Esa tarea de creadores nos dignifica, da sentido a nuestras vidas y nos regala la fraternidad. Es lo que mas no identifica con el Dios de Jesús. En un mundo con tanta frecuencia opaco a la realidad de Dios a causa de la injusticia, el estudio ha de ser un medio imprescindible para desenmascarar la mentira que cubre esa injusticia, encontrando palabras, sentimientos y acciones para la transformación de estructuras y mentalidades que impiden el disfrute de la vida y los derechos a todas las personas.

3. TALANTE DE PERSONA-IDENTIDAD VOCACIONAL La relación entre el estudio y el talante de persona e identidad vocacional tiene un valor singular en la Institución Teresiana. La fuerza y actualidad de esta relación encuentra sus raíces en el carisma y en la misión IT. Por esto, Pedro Poveda considera el estudio como un elemento sustantivo en la IT y en la formación de sus miembros. El estudio aporta a la configuración del modo de ser y de actuar de los miembros ya que se han de santificar estudiando, aprendiendo y enseñando36 Éstos, se sienten urgidos a

35

Habermas, J. (1989) Teoría de la acción comunicativa. Complementos y estudios previos. Cátedra, Madrid. 36 Poveda, P. ob. cit. [339], 1930.

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 11 -


un compromiso personal con el estudio en conciencia y en justicia37 para responder a las necesidades y demandas de su misión y ser útiles a la sociedad38. Este reclamo propio de la vocación teresiana puede tener hoy diversas lecturas pero en esta ocasión destacamos dos: a) De una parte, el talante personal – social que posibilita estas actitudes vitales y que se vincula con la formación necesaria para ser capaces de vivir así. Formación que ha de ser tan seria como seria debe ser la vida 39 de los miembros. Que despierte y sostenga el amor al estudio y el empeño por adquirir la ciencia40, aspectos que para Pedro Poveda están en razón directa del amor a la Obra. Una formación que los capacite para participar activamente en planes, programas y proyectos con fuerte incidencia social41. Para un impulso real a los procesos de cambio, innovación y justicia que demandan la sociedad y la educación hoy42. Integrar vitalmente todo lo que ofrece este tipo de formación y sostenerlos con una experiencia teologal profunda, puede posibilitar una vivencia del estudio sin disociaciones y con sentido. Esta primera lectura sobre el estudio y el talante de persona e identidad vocacional pone la fuerza en una formación completa que haga más fecunda la vida de la persona y la misión IT. b) De otra parte, se construye y se afirma un estilo que transparenta los rasgos de una persona con “talante estudioso”. Y al profundizar en los valores que lo hacen posible y que son elementos constitutivos del mismo, conviene tener en cuenta el contexto en el que Pedro Poveda sitúa a los miembros de la IT. Los ubica en el espacio público, en lo que hoy llamamos sociedad civil. Espacio en el que la Institución Teresiana tiene el reto de comprometerse con modelos políticos y económicos que aseguren el desarrollo humano43. Modelos que estén sustentados en los principios del “humanismo verdad” 44 En el espacio público, los laicos y laicas conscientes, experimentan el reclamo del protagonismo que es propio de los sujetos sociales. Un protagonismo que los empodera; los capacita para asumir opciones y acciones transformadoras. Les aporta instrumentos para analizar y comprender las posibilidades y los límites del poder. Y es que desde un talante estudioso no es posible obviar el poder. Es preciso tener en cuenta la responsabilidad que conlleva. Un acto responsable de la persona con talante estudioso es ante todo, clarificarse no sólo sobre lo que le aporta sino cómo utiliza y a quién beneficia ese poder que adquiere: con la cantidad, diversidad y calidad de la información que maneja; con la amplitud de visión que adquiere sobre el mundo y su entorno propio; con la capacidad de análisis, de interpretación y toma de posición ante las ideas y los problemas. Además, con el discurso que construye; con el conocimiento y relaciones que establece con otras culturas. La responsabilidad que se nos pide con el estudio debe de alejarnos del dilema: ¿ponerlo al servicio de los intereses propios o a favor del bien común? La ambigüedad no es posible. Es importante una determinación clara. Una decisión fundamentada a favor del bienestar de todos es coherente con la necesidad que tiene la IT de impulsar 37

Ibídem. Poveda, P. ob. cit. [326], 1930. 39 Poveda, P. ob. cit. [282], 1928. 40 Poveda, P. ob. cit. [174], 1920. 41 Institución Teresiana (2002) Educar en tiempos difíciles. Propuesta Socioeducativa de la Institución Teresiana en América Latina. Institución Teresiana, Río de Janeiro. 42 Consejo de Gobierno de la IT. (2011) Comunicación del Consejo de Gobierno a los miembros de la IT para la implementación de la Asamblea Plenaria ad experimentum, Madrid. 43 Institución Teresiana (2000) XV Asamblea General. Los Negrales, 16 de julio a 16 de agosto. 44 Ibídem. 38

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 12 -


el bien común ejerciendo un papel profético y crítico en la sociedad 45. Esta segunda lectura enfatiza las aportaciones que derivan de un talante estudioso. Destaca además, el poder que desarrollan las personas estudiosas así como la orientación que éste debe tener en los desarrollos de la misión de la Institución Teresiana. Este talante tiene consistencia, por los rasgos que lo hacen posible y que a su vez son consecuencia del mismo. Tiene una orientación integral ya que Pedro Poveda no lo concibió sólo con una finalidad práctica -estudiar para-, sino como un elemento que impacta la estructura personal de los miembros IT. Solo así se puede entender que en tantas ocasiones el estudio y la oración aparezcan en los escritos de Poveda con importancia equiparable. Esto se evidencia al indicar que después de la oración, no hay nada más claro, ni más repetido, ni más recomendado que el estudio 46 Poveda estaba convencido de la importancia del talante estudioso y por eso invita a pensar sobre cuantas virtudes podéis practicar con el estudio y de cuantos defectos os librará47. Subrayados de talante estudioso:  Silencio, atención, curiosidad. Nos movemos en contextos marcados por el ruido, el impacto propagandístico y fenómenos que distraen y dispersan. Por ello, la articulación del silencio, la atención y la curiosidad, pueden ayudarnos a cambiar la superficialidad en que nos sumerge esta realidad. Puede favorecer en nosotros, el desarrollo de actitudes y miradas más profundas y consistentes. Aún más, puede permitirnos descubrir capacidades dormidas y las innumerables posibilidades que nos ofrece el medio en el que habitamos. De este modo nuestra inteligencia y creatividad se fortalece. Y al mismo tiempo se le abre más espacio a lo que nos rodea, a lo que nos cuestiona y motiva. El talante estudioso precisa de un silencio productivo, de una atención inteligente y de curiosidad permanente.  Capacidad para afrontar el conflicto, la discrepancia, el desacuerdo, la discusión. Vivimos en un mundo complejo y cambiante en el que una manera honesta de afrontar las búsquedas es convivir con las preguntas a la vez que ensayamos caminos de respuestas y propuestas 48. En este contexto, el estudio es un cauce para aprender a gestionar el conflicto de forma equilibrada y lúcida. Un instrumento para hacer de la discrepancia, el desacuerdo y la discusión, un principio de investigación y de acción reflexiva. Y una plataforma para la construcción compartida del conocimiento así como para la elaboración de propuestas comprometidas con el bienestar colectivo. De esta manera, el estudio impulsa la audacia, la cultura democrática de los miembros, de la IT y de la sociedad en la que estamos insertos.  Con otros y gracias a otros, desde las múltiples racionalidades que exige el trabajo en equipo. Este modo de trabajar es fundamental en la IT para la construcción y difusión de pensamiento y de propuestas. Para potenciar el intercambio y la negociación, de ideas y prácticas. Para enfrentar los problemas articulando fuerzas. El trabajo con otros, no solo es bueno, es imprescindible hoy para transformar las posturas individualistas; para optimizar las capacidades y los recursos. Es necesario además, para potenciar la participación y una visión más plural e interdependiente.

45

Institución Teresiana (2006) Asamblea Plenaria y XVI Asamblea General. IT. Los Negrales, Madrid. Poveda, P. ob. cit. [339], 1930. 47 Poveda, P. ob. cit. [376], 1932. 48 Sacavino, S. (2000) “Retos y desafíos de la globalización” en El estudio y la investigación: realidadesretos-horizontes, ob. cit. 46

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 13 -


Unido al trabajo con otros, es preciso valorar, los múltiples apoyos que recibimos para ser, para vivir y para actuar.  Responsabilidad personal – social. Para Pedro Poveda el estudio, el acceso al saber y al conocimiento, implica una gran responsabilidad. Conscientes de que la injusticia es una de las causas, si no la primera, de destrucción y de muerte. De que es fuente de exclusión y marginación y por tanto, de oposición al Proyecto de Dios, el estudio responsable ha de ser el medio principal para desvelar la mentira que envuelve la injusticia. Responsabilidad personal y social que exige empeñarse en la construcción de sí, de los hermanos, de la sociedad, de unas nuevas relaciones con el cosmos49. “Cargar con la realidad” como expresaba I. Ellacuría, encuentra en el estudio un medio imprescindible para apostar para que otro mundo sea posible. Un mundo en el que la salvación anunciada sea una experiencia compartida de justicia y dignidad reconocida.  Enseñar y despertar el gusto por aprender. Este modo de proceder nos ofrece la oportunidad de descubrir y experimentar el estudio como fuente de alegría y de entusiasmo. Vivimos una experiencia placentera que fortalece nuestros deseos de conocer, de explorar. En este sentido, S. Weil nos recuerda que la inteligencia sólo puede ser guiada por el deseo. Pero para que haya deseo tiene que haber placer y gozo en el trabajo50. Sostiene también que el gozo de aprender es tan imprescindible para el estudio como la respiración para correr51. A su vez, Pedro Poveda insiste en que los deseos de aprender son disposición excelente para hacerte estudioso52 y nos invita a hacer amable el estudio. Es un disfrute comprometido que suscita toma de conciencia del privilegio de poder estudiar y de la necesidad de solidaridad con los que teniendo derecho a este bien, están excluidos del mismo.  Humildad y gratitud. El estudio, como un proceso comprometido con la búsqueda de la verdad, forma parte de las preocupaciones de Pedro Poveda. Por tanto para avanzar en este camino, la humildad virtud fundamental de la Institución 53 , deberá estar presente al principio, al medio, al fin…54. El ejercicio de la humildad, nos ayudará a potenciar la actitud agradecida por lo que nos aporta el estudio. A su vez, el estudio nos enseña a ser humildes y agradecidos, a compartir el conocimiento con otros. En este contexto Pedro Poveda nos urge a tener en cuenta la verdad de los hechos al reafirmar que las obras, ellas sí, son las que dan testimonio de nosotros…55 Además, Pedro Poveda nos mueve a tomar en serio el planteamiento de Santa Teresa respecto a que la humildad es la verdad56. Desde esta perspectiva, los miembros IT estamos invitados a vivir en profundidad, el eje humildad – verdad – gratitud de tal modo que marquen nuestra experiencia personal, institucional y social.  Compromiso de transformación. Un aspecto significativo del estudio, es su contribución para hacer de la tarea evangelizadora IT, un proceso de transformación. Y para posibilitar cambios en las personas y en la sociedad. Estudiar para innovar y descartar la rutina en la vida ordinaria, en la diversidad de presencias y tareas. Este compromiso se renueva y actualiza con la vitalidad de nuestra espiritualidad de encarnación. Con opciones claras a favor de una ciencia que toma en cuenta la 49 50 51 52 53 54 55 56

Libanio, J. (2007) Saber pensar. Introducción a la vida intelectual. San Pablo, Madrid. Weil, S. (2009) A la espera de Dios. Madrid, Trotta. Ibídem Poveda, P. ob. cit. [45], 1910. Poveda, P. ob. cit. [486], 1935. Poveda, P. ob. cit. [483], 1935. Poveda, P. ob. cit. [147], 1919. Poveda, P. ob. cit. [71], 1914.

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 14 -


equidad y la justicia, que reconoce la dignidad y derechos de “los excluidos, débiles y marginados 57 Asumir el estudio desde este horizonte, requiere de los miembros clarificación permanente sobre “las armas” de la IT para desarrollar su misión.  El estudio, un arte que crea nuevas sensibilidades. Como arte, el estudio nos ofrece posibilidades para crear, para imaginar nuevas maneras de pensar y de hacer las cosas. Contribuye con efectividad al desarrollo de nuestra libertad para mirar y abordar los fenómenos con originalidad y con una mentalidad más abierta. Y especialmente, genera una relación fresca con la realidad 58 . Pedro Poveda nos recuerda que el estudio es un arte difícil 59 . Por esto, requiere de nuestra parte, decisión, tiempo y una organización que facilite el acto creador. El estudio desde esta perspectiva, favorece el desarrollo de posturas más desestructuradas y creativas. Más que una carga, el estudio pasa a ser un resorte que estimula la capacidad de riesgo y libera del miedo. Experimentamos nuevas sensibilidades en la vivencia personal y social. Se profundiza nuestra capacidad de reconocimiento y aceptación de los otros a pesar de las diferencias.

4. PROPUESTAS PARA AVANZAR En el momento actual de la IT, algunas propuestas concretas para impulsar el estudio pasan por el compromiso personal, otras inciden en el nivel comunitario e institucional de la IT.

4.1. Contrastar a nivel personal, comunitario e institucional cómo es actualmente nuestro compromiso con el estudio desde el ámbito de misión en el que vivimos. Entendemos que el estudio es más que la profesión y que afecta a toda la persona y todos los miembros IT. Junto con la oración es esencial en nuestra vocación misión. Tenemos que integrar en la vida diaria la reflexión, el estudio y la mirada contemplativa a la realidad, de manera que el estudio sea transformador de nosotros mismos y de la realidad social. Se trata de favorecer espacios y tiempo reales para el estudio y la formación a nivel personal, comunitario e institucional. Esto pasa también por la consideración del presupuesto económico y tenerlo en cuenta en nuestra programación del curso. Evaluar al final del año en los distintos equipos o/y grupos de trabajo cómo hemos vivido nuestro compromiso con el estudio. Para llevar a cabo este contraste, se ofrecen a continuación algunas cuestiones que pueden ayudar. - ¿Qué necesidades nuevas me han surgido en estos años de actualización (misión, profesión, otras)? Nombrar algunas. - ¿Cómo he intentado responder a ellas? ¿Qué aspectos de mi preparación profesional he atendido más? ¿A cuáles he/hemos dedicado más formación? ¿A qué debería dedicar más tiempo y preparación en el futuro? - ¿Qué características del estudio vivo más del talante de persona-identidad vocacional? ¿Cuáles menos? 57

Institución Teresiana (2011) Asamblea Plenaria de la Institución Teresiana ad experimentum. Corradini, M. (2011) Crear. Cómo se desarrolla una mente creativa. Colección didáctica de las operaciones mentales (Dirección Lucio Guasti). Narcea, Madrid. 59 Poveda, P. ob. cit. [45], 1910. 58

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 15 -


- Desde los grupos IT de misión a los que pertenezco o formo parte, ¿qué aspectos de formación y estudio han sido foco de nuestra atención? ¿Qué características del estudio están presentes en los grupos IT más próximos? ¿Cuáles tenemos que adquirir? ¿Cómo podríais/podríamos avanzar en estos próximos años? ¿A cuáles tendríamos que dedicar más esfuerzo y presupuesto económico?

4.2. Dar mayor prioridad en nuestras realidades de misión al estudio, las publicaciones, la difusión permanente y el intercambio de la producción intelectual. Se podría impulsar a través de la página web. Desde el Consejo de Cultura, vemos la urgencia de que necesitamos incorporar de manera significativa nuestra capacidad de comunicación virtual. Se recogen también en este apartado algunas propuestas que siguen siendo válidas60. 4.2.1. Podemos avanzar en la difusión permanente y el intercambio de la producción intelectual elaborada por personas o/y grupos de estudio e investigación que socialicen la circulación actualizada de un pensamiento y de un hacer crítico, innovador y transformador61. 4.2.2. Es urgente “aprovechar institucionalmente, toda esta diversidad pluricultural e internacional, como fuerza de incidencia socio-educativa y política, en todas las instancias y radios de acción promovidas como grupo de la sociedad civil”62 porque constatamos que todavía se conoce poco lo que la IT puede aportar. 4.2.3. Sigue siendo un reto y es una propuesta el contar y ampliar los bancos de datos sobre especialistas y expertos en la IT y fuera de ella, para habilitar una circulación actualizada de consultas y asesorías63. 4.2.4. Organizar foros virtuales para la discusión y construcción participativa de nuevas ideas, proyectos y publicaciones. 4.2.5. Además actualmente se requiere dedicar tiempo y espacios a la formación y difusión del conocimiento a través de las redes sociales, de manera que se generalice en la IT el uso de estos recursos. Para transmitir a las nuevas generaciones el compromiso con el estudio estos medios son necesarios. Los Departamentos de Información, Formación y el Consejo de Cultura podrían colaborar en esta propuesta.

4.3. Definir desde cada contexto geográfico y cultural las prioridades con el estudio: La sensibilidad a los diferentes contextos geográficos y culturales implica que los desafíos más urgentes, en este compromiso con el estudio, tienen que concretarse y

materializarse de diversas maneras y con diferentes temáticas en cada uno de los contextos locales.

Asimismo vemos que es posible también aprovechar mejor las ofertas de actualización y formación en cada contexto local64. 60

AA.VV. (2000) ob. cit. pp. 101-116. En este apartado remitimos a actualizar estas propuestas. AA.VV. (2000) ob. cit. pp. 106. 62 AA.VV. (2000) ob. cit. pp. 106-107. 63 AA.VV. (2000) ob. cit. pp. 108. 64 Es importante conocer y fortalecer el compromiso con el estudio que muchos grupos IT, desde los diferentes contextos geográficos, han desarrollado durante estos años. Se trata de grupos IT que, desde las diferentes realidades de misión en las que están, dedican unas Jornadas/Conferencias a la formación y estudio específico de temas actuales. 61

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 16 -


4.4. Desarrollar una política institucional que favorezca el estudio y la investigación para desarrollar el compromiso transformador de la misión. En este apartado es importante caer en la cuenta de los diferentes niveles de implicación en el desarrollo de esta política institucional.

Profundizar, actualizar y hacer operativo los escritos de Pedro Poveda sobre el estudio . Desarrollar una “biblioteca virtual” que nos permita compartir y socializar mejor nuestros recursos personales, comunitarios e institucionales y que esté abierta al entorno.

Facilitar ámbitos comunitarios de reflexión en los que se hagan explícitos problemas reales y cuestiones candentes que debamos abordar, desde nuestro carisma, con urgencia social y evangélica. Comprometernos comunitariamente en proyectos que impliquen: Identificación y delimitación de problemas reales con los que nos sentimos comprometidos. Búsqueda de fuentes de información Organización de su estudio Valoración de los aprendizajes conseguidos y análisis de su eficacia en la resolución de los problemas identificados.

Transmitir, desde el programa de formación, a las nuevas generaciones que tenemos cerca experiencias significativas con el estudio, desarrollando la creatividad, la innovación y una mayor interacción. Conectar con sus inquietudes y darles respuesta animando al estudio, la investigación y dar soluciones propias. Hacer de la investigación, el estudio, la opinión fundamentada y profunda, la conciencia crítica, algo cercano y abierto al diálogo, que nos ayuda a formarnos y comprometernos mejor en la transformación social. Promover mesas de diálogo intergeneracional sobre impacto del estudio en la vida y misión IT.

El Consejo de Gobierno debe impulsar el estudio y la formación a través de los

diferentes cauces. Sugerimos, entre otros, favorecer una mejor articulación de las entidades IT comprometidas con la creación de pensamiento, comunicar temáticas de estudio que abordan en sus Reuniones del Consejo, facilitar una interacción más efectiva a través de los diferentes cauces de comunicación, etcétera.

Los gobiernos locales, y más en concreto los equipos de gobierno AP y ACIT, deberían impulsar esta política institucional. Sugerimos la necesidad de dedicar tiempos a algunas temáticas actuales de estudio, de manera habitual, en los Encuentros Asociativos a nivel local

Después de la celebración del I Centenario de la IT, con la realización de los diferentes Congresos tanto en España, como América, y la realización de todas las actividades culturales que se han desarrollado en los diferentes países, podemos aprovechar todo lo trabajado para renovar hoy nuestro compromiso con la creación de pensamiento, proyectos y actividades en los diferentes ámbitos de la misión. Podemos impulsar estos esfuerzos para continuar esta difusión y compartirlo con otros grupos e instituciones de la sociedad civil. En definitiva, se trata de revisar y renovar los proyectos personales, comunitarios e institucionales para ubicar con responsabilidad y acierto las prioridades, las políticas y

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 17 -


los espacios concretos que posibilitan el estudio y la formación permanentes para seguir siendo sal en nuestro tiempo65 y responder hoy a este compromiso de “Juntad a vuestra fe, ciencia”66.

El Consejo de Cultura se compromete a impulsar el compromiso con el estudio y ofrecer algunas propuestas y orientaciones que nos ayuden al

intercambio y compromiso para fortalecer ese “talante estudioso” al que nos hemos referido anteriormente. Esperamos que esta reflexión pueda contribuir humildemente a ello.

ANEXO MODELO DE CUESTIONARIO ENVIADO

Consejo de Cultura COMISIÓN ASESORA INTERNACIONAL-CAIESTAMOS REALIZANDO UN ESTUDIO SOBRE LA IMPORTANCIA DE “EL ESTUDIO” EN ESTA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO. EL CUESTIONARIO ES ANÓNIMO.

EDAD

AGRADECEMOS TU COLABORACIÓN

PROFESIÓN

-

El estudio para mi es…. (breve descripción)

-

Cual es para ti la finalidad de estudiar

-

Cómo estudias

-

Dónde sueles estudiar

-

¿Utilizas técnicas, estrategias para estudiar? ¿Qué proceso sigues? (Descripción breve)

- Sabiendo que el estudio es un medio imprescindible para la misión de la IT, ¿cómo podríamos hacer la transmisión de este compromiso a las nuevas generaciones de manera más atractiva y más eficaz? (Descripción breve)67.

65

Cf. AA.VV. (2009) Ser sal en nuestro tiempo. Un enfoque socioeducativo del carisma IT. Institución Cultural Teresiana, Consejo de Cultura, Lima. 66 Poveda, P. ob. cit. [111], 1919. 67 Esta última pregunta no está en todos los cuestionarios. El envío se hizo a Colegios Mayores de España, Residencias IT, personas IT, ACIT-AP.

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 18 -


Vosotros, pues, aplicando todo cuidado, juntad a vuestra fe, virtud, y a la virtud, ciencia. Y a la ciencias, templanza, y a la templanza, paciencia, y a la paciencia, piedad 2 P 1, 5-6

Consejo de Cultura, El Estudio, urgencia y oportunidad en la IT.

- 19 -

El estudio  

El estudio, urgencia y oportunidad en la Institución Teresiana. Tusta Aguilar, Mª Rosa Elosúa, Dinorah García y Carmen Llopis Ante los cambi...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you