Page 8

En La Serena, Don Francisco Cornely funda el Museo Arqueológico y se preocupa de estudiar la cultura Diaguita. Junto con estos aportes, descubre nuevas fases culturales anteriores a esta y conocidas con el nombre de El Molle y Las Ánimas. La labor será continuada por su sucesor, Don Jorge Iribarren, quien, al tiempo que enfatiza los estudios en la cultura El Molle, incursiona en amplios temas regionales y extraregionales En Santiago, la Dra. Grete Mostny, llega a dirigir el Museo Nacional de Historia Natural, después de la muerte de Don Humberto Fuenzalida, sucesor de Latcham. Sus primeros trabajos en Chile los realizó en la costa de Arica junto al Dr. Junius Bird. Grete Mostny tuvo una vasta producción científica en arqueología y etnología de la región del Salar de Atacama y de la cuenca del río Loa y junto con Alberto Medina, publica los primeros estudios sobre el santuario inka de Altura del Cerro El Plomo. El papel de los religiosos durante este período será de gran relevancia destacando en San Pedro de Atacama, el sacerdote jesuita Gustavo Le Paige, quien da a conocer masivamente la riqueza de esta área y el padre Sebastián Englert en Isla de Pascua. Hacia mediados de la década de los cincuenta, se funda el Centro de Estudios Antropológicos de la Universidad de Chile, que reunirá a estudiantes de historia interesados en la arqueología, profesores y visitas extranjeras. Destacan los aportes de Richard Schaedel y Carlos Munizaga, para la arqueología del extremo norte de Chile. Un quinto período se inicia hacia 1963, sobresaliendo las primeras obras de personas que han dedicado una vida a la arqueología, como Hans Niemeyer, Virgilio Schiapacasse y Lautaro Núñez. Entre los hechos más significativos que se producen en esta época, está la creación de la Sociedad Chilena de Arqueología. Desde esa fecha y hasta el presente, esta Sociedad, ha permitido la cohesión de los arqueólogos, teniendo entre sus labores más sostenidas, la organización del Congreso Chileno de Arqueología y la publicación de sus actas. Por otra parte, en las páginas del Boletín de la Sociedad, pueden encontrarse una muestra de la investigación y de los temas que por épocas, llaman la atención de los arqueólogos. En definitiva, la recurrencia de estas Actas y de otras publicaciones periódicas, como las Revista Chungará, Estudios Atacameños, la Revista Chilena de Antropología, el Boletín del Museo Nacional de Historia Natural y los Anales del Instituto de la Patagonia, han permitido que los investigadores nacionales puedan publicar sus trabajos. Igualmente significativo es que, hacia fines de esta década, se crean carreras universitarias en este ámbito. En 1968, la Universidad de Chile, funda el Departamento de Antropología, con las menciones de Antropología y Arqueología. También en este tiempo, la Universidad de Concepción crea una carrera de Arqueología que es cerrada por el gobierno militar en 1973. Una suerte similar corrió la carrera de Arqueología de la Universidad Católica del Norte que es cerrada en 1974. Consecuentemente, este período podría cerrarse en Septiembre de 1973 o el año 74, porque las alteraciones son profundas y afectan casi dos décadas del desarrollo de la disciplina. No obstante,

8

Profile for Consejero Académico UAH

Proyecto Arqueología UAH  

Proyecto sobre la creación de la carrera de Arqueología en la U. Alberto Hurtado

Proyecto Arqueología UAH  

Proyecto sobre la creación de la carrera de Arqueología en la U. Alberto Hurtado

Advertisement