Issuu on Google+

Historia de Hombres Valientes No cedieron ante los enemigos Jamás se arrodillaron ante nadie Su vida es un ejemplo a seguir

William Wallace Haga clic en los siguientes enlaces: William Wallace I William Wallace II William Wallace III William Wallace IV

Profesor Leonardo Sánchez Coello http://leerycomprender.blogspot.com conocerciencia@yahoo.es Barranca – Perú 2008


William Wallace (I) William Wallace es el más grande héroe de Escocia. Estamos en 1286 y Escocia era gobernada por el rey Alejandro. El rey Alejandro muere y sólo dejó una heredera, su nieta Margaret, de 3 años, Pero Margaret también muere en 1290. En Escocia no había heredero alguno al trono, entonces se reúnen los nobles e inician una lucha por decidir cuál sería el nuevo rey. El rey de Inglaterra, Eduardo I, al saber que Escocia no tenía rey y al enterarse que los nobles en vez de unirse se peleaban entre ellos, aprovechó la oportunidad para invadir Escocia. Eduardo I, también conocido como Longshanks, que significa Piernas Largas, era ambicioso y deseaba nuevos territorios para apoderarse de sus riquezas. En 1292 los nobles de Escocia estaban acobardados ante la llegada de los ingleses y sus ejércitos. Desesperadamente eligen a John Balliol como el nuevo rey. Tras muchas vacilaciones el nuevo rey formó un ejército para defenderse de los ataques del Rey de Inglaterra. Tal como ya lo habían anticipado los escoceses, Eduardo I de Inglaterra llevó sus fuerzas a una de las principales ciudades de Escocia. Atacó sin piedad alguna matando a hombres, mujeres y niños y arrojando sus cuerpos al mar. El ejército escocés se enfrentó al inglés en 1296. Pero el rey de Escocia era un inepto y su ejército fue derrotado, lo que dejó a Escocia totalmente indefensa. Entonces el ejército de Eduardo I empieza a invadir al indefenso reino. Escocia dejó de ser un país libre. El rey John Balliol fue capturado, llevado ante el monarca inglés y obligado a renunciar al trono, luego fue encerrado en la Torre de Londres, la cárcel de mayor seguridad de Inglaterra. En 1297, comenzaron a producirse rebeliones en toda Escocia. Destacaba un grupo de guerrilleros, pobremente vestidos y con escasa armas, no era liderado por un noble sino por un plebeyo desconocido: William Wallace.

Eduardo I, el malvado rey de Inglaterra


William Wallace (II) En el año de 1296 el rey Eduardo I de Inglaterra, en la batalla de Dunbar, había destruido al ejército de Escocia, quedando este país bajo la tutela de Inglaterra. El pueblo escocés estaba profundamente descontento con esta situación. Luego de esta victoria los ingleses se lanzan a una nueva guerra, esta vez contra Francia, y al resultar esta guerra costosa no se le ocurrió al rey mejor que idea que cobrar fuertes tributos a los escoceses y reclutarlos a la fuerza. Entonces, en la primavera de 1297, surgió un nuevo héroe: William Wallace. William Wallace nace en la aldea escocesa de Elderslie el año 1271. Perteneciente a la más baja nobleza, su familia vive de forma humilde pero autosuficiente. Siendo el segundo hijo varón, se le prepara para formar parte del clero. Ingresa a un monasterio donde aprende a hablar varios idiomas: francés, inglés, latín… En 1291, cuando William cuenta con 20 años, su vida da un giro inesperado. Su padre y su hermano mueren combatiendo a los ingleses. El odio incontrolado, la rabia más insoportable invaden el alma del futuro héroe, quien a partir de ese día dirige todos sus esfuerzos a acabar por todos los medios con la ocupación inglesa de su tierra. Ese mismo año, paseando por la ciudad de Dundee nace el mito del corazón valiente. William, un joven de casi dos metros de altura y ataviado con el traje típico escocés y los colores verdes de su clan, recibe la burla de un grupo de jóvenes ingleses. Se ríen de sus ropas, de su origen escocés, y éste no lo soporta más. En un arrebato de ira los mata, sin saber que uno de ellos es el hijo del gobernador inglés. Se convierte en un fugitivo, pero no piensa vivir escondido; sus planes no son esos. Junto a un grupo de amigos, empieza a luchar en los bosques. Nace una guerrilla que hostigará a los ingleses, atacando en los espesos bosques. Aprovechándose del desconocimiento del terreno de los soldados enemigos, pueden exterminar patrullas como fantasmas portadores de muerte. Y Wallace se enamora…

William y Marian


William Wallace (III) El guerrillero William Wallace se convirtió en el terror de los ingleses, pero se dio tiempo para cortejar a Marian, una bella y valiente joven que vivía en Lannark, ciudad gobernada por el sheefiff Hazelrig. El sheriff creó un plan endemoniado para obligar a William Wallace a ir a su ciudad y así capturarlo, mató al hermano de Marian. Y efectivamente William Wallace llegó y causó una considerable matanza entre los soldados ingleses, pero tuvo que regresar al bosque sin haber conseguido llegar a la casa de su amada. Entonces, el sheriff Hazelrig, furioso por no conseguir capturar al forajido más buscado, mató a Marian. La venganza no se hizo esperar. William Wallace, acompañado esta vez por todos sus hombres, atacó durante la noche matando a todos los ingleses, dejando con visa sólo a las mujeres. Aquello aumentó su fama, y muchos más escoceses se unieron a él y las tropas inglesas a lo largo y ancho de Escocia le tenían odio y temor. 1297. Wallace se unió con los nobles de Escocia y llegó a formar un ejército fiel, y obtenía victoria tras victoria, por lo cual fue elegido Guardián de Escocia, título que casi equivalía a ser nombrado rey. 1298, Eduardo I, rey de Inglaterra, se encontraba en Francia y al enterarse de los problemas de Escocia decide manejar la situación en persona. El rey estaba obsesionado no con sólo derrotar a una nación sino también a un hombre, William Wallace. Eduardo I se desplazó con 25 000 hombres a pie y casi 2 000 hombres a caballo. Wallace sólo tenía 10 000 guerreros. El 12 de julio de 1298 ambos ejércitos se encontraron cara a cara. Wallace no solo era valiente sino también inteligente, el creó un plan. Los soldados escoceses que iban a pie, la mayoría, empezarían a pelear, mientras tanto los soldados que iban a caballo esperarían escondidos y cuando Wallace lo ordenara saldrían de sus escondites a pelear. Pero Wallace no se imaginaba que iba a ser traicionado…

William Wallace y su espada de 1,65 m


William Wallace (IV) El 12 de julio de 1298, en Falkirk, los hombres de Eduardo I se enfrentaron a las tropas escocesas de William Wallace. Esperando en los flancos se encontraba la caballería escocesa al mando del noble John Comyn. En el clímax de la batalla, cuando los arqueros escoceses disparaban lluvias de flechas, Wallace le ordenó a la caballería de Comyn que atacara. Pero la caballería al mando de Comyn no obedeció las órdenes sino que procedió a retirarse del campo de batalla. Entonces la caballería inglesa atacó y ganaron la batalla. Wallace fue herido con una flecha pero tuvo la oportunidad de escapar. Huyó a Europa debido a que pusieron un precio sobre su cabeza. Entonces los nobles escoceses nombraron al traidor John Comyn y a Robert Bruce como Guardianes de Escocia. 1303. El rey de Francia firma la paz con el rey de Inglaterra. Eduardo I, que ya tenía 64 años, volvió a guiar a sus tropas hacia Escocia. John Comyn se rindió en 1304. Un solo hombre no se rindió: William Wallace, que ya había regresado a Escocia. 1305. Una nueva traición. Un traidor delata a Wallace. Los ingleses lo capturan en su escondite. Fue arrastrado por dos caballos por las calles de Londres, un trayecto de 8 kilómetros donde fue apedreado por la multitud, hasta llegar a Smithfield, donde estaba el lugar de ajusticiamientos. Allí lo ahorcaron por un corto tiempo, lo suficiente para que sólo perdiese el conocimiento. Lo descolgaron y, mientras aun estaba vivo, le cortaron los genitales, le abrieron el vientre y le sacaron los intestinos y el corazón; finalmente, su cabeza fue cortada y puesta en una pica en el Puente de Londres, mientras que manos y pies fueron mandados a cuatro extremos de Inglaterra. Su último grito fue ¡Libertad! 1314. Patriotas de Escocia, hambrientos y en inferioridad, cargaron sobre los campos de Bannockburn. Lucharon como poetas guerreros. Lucharon como escoceses. Y ganaron su libertad.

Monumento a William Wallace


Bibliografía: Aifa – http://www.alifa.org/nueva/2005/06/william_wallace_el_corazon_valiente_de_escocia.h tml Libre opinión – http://comunidad.libreopinion.com/modules/wordpress/2007/09/30/la-verdaderahistoria-de-william-wallace/ Aceros de Hispania – http://www.aceros-de-hispania.com/William-Wallace.htm Wikipedia – http://es.wikipedia.org/wiki/Braveheart http://es.wikipedia.org/wiki/William_Wallace


Biografia de William Wallace