Page 1

-33

••S•• ...:.: ,. .;:; .1 •. •'••• ••p.. ••••• COMISION NACIONAL DE INVESTIGACION CIENTIFICA Y TECNOLOGICA

PANORAMA CIENTIFICO VOLIO Edición Especial 1

Mayo 1995 Santiago de Chile

ISSN 0716 -100X

Discurso de Enrique d'Etigny Lyon Presidente CONICYT Ceremonia 280 Aniversario de CONICYT, 25 de abril de 1995


CONICYT EN PERSPECTIVA

TABLA DE CONTENIDO

CONICYTEN PERSPECTIVA

.................................................................................... 3

....................... . ................ . ...................... 5 ............................... 9 FONDECYI ............................................................................ nia ík'rMfkq NACIONALES DE DESARROLLO

FONDEF. ... . ........................................................................................................ 15

..................................................................

20

...........................................................................

24

...................................................................................................

26

.......................................................................................

28

FORMACIÓN DE RECURSOS HUMANOS COOPERÁCION INTERNACIONAL INFORMACION

REFLEXIONESFINALES


CONICVT

Número especial

Abril 1995

CONICYT EN PERSPECTWA En este vigésimo octavo aniversario de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica, nos ha parecido apropiado dar cuenta de los avances logrados en el último periodo de ejercicio, reflexionando sobre aspectos relacionados con las funciones de CONLCYT y con el desarrollo científico - tecnológico nacional. Como ustedes saben, CONICYT es una institución que, dependiendo administrativamente del Ministerio de Educación, se relaciona funcionalmente con una diversidad de instituciones. A manera de ejemplo, la necesidad de que nuestros investigadores interactúen con contrapartes extranjeras, tanto en procesos de formación de estudiantes como en trabajo de investigación, nos lleva a interacciones estrechas con la Agencia de Cooperación Internacional del Ministerio de Planificación, así como con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Misiones Culturales y Embajadas de los numerosos países con los que Chile mantiene hoy programas de intercambio académico.

wde. Extranjeros 4 ¡»des \ íLani.mos In e4es

'

It \'.

Fundecon.s y ItLU E

tnstftuJUlll nve.tIq.cI6n d.4 Centros Ac.dEm Estado Independiente.

3

panorama científico


Abril 1995

Número especial

CONICYT

La constante preocupación de CONICYT por vincular la investigación científica y tecnológica con los sectores productivos determina interacciones frecuentes con Ministerios también preocupados de la producción nacional de bienes y servicios, tales como los Ministerios de Economía, Agricultura, Salud o Minería. Una relación análoga existe con los 16 Institutos Estatales de Investigación y con sectores nacionales y regionales preocupados de la producción, tales como SO FOFA, SNA y los CIDERE de diversas regiones. Debido a que una mayoría de los científicos y tecnólogos nacionales está radicado en universidades, el accionar de CONICYT debe, necesariamente, relacionarse con más de 25 Universidades, 20 Centros Académicos Independientes y 4000 científicos e ingenieros que constituyen la base de la capacidad en ciencia y . tecnología con que cuenta el país. Sentimos, por tanto, que este análisis anual no debe estar dirigido sólo a las autoridades de gobierno directamente responsables de esta repartición pública, sino que debe estar orientado, también, a la diversidad de agentes y usuarios que participan en el desarrollo científico-tecnológico nacional. Nos complace que estos distintos agentes estén ampliamente representados hoy y, desde ya, agradecemos su presencia en este acto. Sin duda, el último año ha sido fecundo en cuanto a noticias y acciones relacionadas con ciencia y tecnología en el país. Si uno revisa sólo las noticias de los niedios de comunicación nacional, se encuentra con un promedio de 1 a 5 artículos diarios que informan, ya sea de diversos avances científico-tecnológicos en el país o de cambios institucionales que inciden en políticas de desarrollo de ciencia y tecnología. La preocupación por la contribución que la ciencia y la tecnología pueden nacer al desarrollo ha pasado a ocupar un lugar de importancia en discursos públicos y en proposiciones de planes de acción de diversas entidades gubernamentales. Varios ministerios, entre los que se cuentan Agricultura, Economía, Mineria, Salud, Defensa, e incluso la Secretaría de la Presidencia de la República, han creado o están evaluando la creación de Comisiones Asesoras en Ciencia y Tecnología. Nuevos Fondos Nacionales para realizar investigación científica y tecnológica han emergido en el último año, a lo que se suma la revisión y reformulación de las líneas de acción de los Institutos Estatales de Investigación dependientes de Corfo. En este último año se ha empezado a percibir, además, una

panorama cI•ntíflco

4


CONICYT

Número .apeclal

Abril 1995

disminución gradual, pero inevitable, de los recursos externos que, a través de la Cooperación Internacional, le permitían al país desarrollar proyectos de investigación. Por contraparte, y como un marco referencial que en el futuro determinará una diversidad de acciones en ciencia y tecnología, Chile ha dado pasos significativos para insertarse en diversas asociaciones de libre mercado, tales como el NAFTA, APEC y MERCOSUR, las que no cabe duda que demandarán del país compromisos crecientes en investigación, innovación y desarrollo. Estos nuevos compromisos serán necesarios no sólo para introducir nuestros productos en forma competitiva en los nuevos mercados sino que, también, para dar cumplimiento a normativas internacionales suscritas por Chile que preservan los recursos y el medio ambiente y que son condiciones sine gua non para insertar al país en el contexto internacional y en los intercambios políticos y económicos contemporáneos. En este contexto de cambio, resulta legítimo cuestionarse en forma crítica acerca de la relevancia de las actividades que realiza CONICYT, en términos de si tiene sentido y realismo continuar apoyando a esta corporación y cuáles son las acciones que en forma más fecunda podría desarrollar a la luz de las nuevas realidades y desafios. Para dicho análisis se requiere no sólo mirar lo que se ha logrado en los últimos doce meses, sino que poner en perspectiva el trabajo realizado en los últimos 5 años y proyectarlo hacia el futuro. Aunque en ocasiones anteriores hemos resumido el trabajo realizado, nos parece de interés revisar en forma más extensa algunos de los aspectos más importantes.

OBJETIVOS NACIONALES DE DESARROLLO Como todos ustedes recordarán, las actividades principales de CONICYT antes de marzo de 1990 incluían el financiamiento de poco más de 800 proyectos de investigación a través de FONDECYT; el financiamiento de 30 becas de Doctorado y 20 becas de Magíster, algunos subsidios para apoyar intercambios entre investigadores en el mareo de convenios internacionales; y un conjunto de actividades y servicios relacionados con información e indicadores sobre la marcha del sistema científico tecnológico nacional. Sin duda FONDECYT era la más importante de

5

panorama c!.ntlllco


Numero espacial

Abril 1995

CONICYT

estas actividades, representando aproximadamente el 85% del presupuesto total de CONICYT.

JITUSOIOS DI 10$ PIOGII•S$ DI O0SIO'VT ES I198 • FONDECYT, único instrumento de fomento • Falta de vinculación del sector cientifico con el sector productivo • Escasa conexión internacional • Poco apoyo a la formación de nuevos investigadores • Programas de información de interés local

Puesto en una perspectiva histórica, resulta hoy innegable que el desarrollo científico-tecnológico chileno se caracterizaba en ese momento por los siguientes elementos 1.-

Había una notable monotonía con respecto a los instrumentos de fomento de la actividad científico-tecnológica. Como ya se explicó, el programa FONDECYT concentraba la casi totalidad de los recursos disponibles para realizar investigación científica y tecnológica y, en consecuencia, se había transformado en un eje central de desarrollo científico-tecnológico del país, del cual dependía una mayoría de los científicos activos.

2.-

Además de la baja diversidad de instrumentos científicos, tampoco había vinculación entre los núcleos más capacitados para realizar investigación científica o tecnológica y los requerimientos de desarrollo económico y social del país.

panorama científico

5


CONICYT 3.-

Número especial

Abril 1995

Aunque las actividades de investigación, innovación y desarrollo requieren de frecuente intercambio con el exterior, a fin de permanecer actualizado en ciencias y tecnologías, los programas de intercambio institucional no sólo eran escasos; también eran marginales con respecto a las naciones y centros académicos internacionales más activos en el cultivo de la ciencia y la tecnología.

4.-

Hacia 1990 ya se perfilaba en Chile la necesidad de formar más y mejores científicos. Sin embargo, las facilidades de formación eran escasas. Como se dijo, ellas se reducían a 30 becas de Doctorado y 20 becas de Magister. No existían becas de Postdoctorado, no había financiamiento para proyectos de tesis doctorales ni existían los sistemas formales de intercambio académico para que nuestros estudiantes de doctorado salieran al extranjero a perfeccionar su entrenamiento.

5.-

Una quinta característica de este período era la ausencia casi completa de información sobre indicadores científico-tecnológicos, los que son de primera importancia para diseñar las respectivas políticas de desarrollo.

Frente a estas condicionantes, las acciones de CONICYT se orientaron a resolver en forma simultánea varias de estas deficiencias, según lo muestra este esquema de interacciones. De primera importancia resultó la mantención y el refuerzo de la investigación científica y tecnológica que el país producía y para ello los esfuerzos se concentraron en incrementar el apoyo a FONDECYT. Sin embargo. este incremento no resolvía la necesidad de vincular la investigación científica y tecnológica con las necesidades claves de desarrollo del país. Para esta segunda necesidad se diseñó y concretó la creación de un instrumento distinto, ahora ampliamente conocido con el nombre de FONDEF, orientado a apoyar proyectos de alto impacto social y económico en seis áreas definidas como prioritarias. Simultáneamente se buscó expandir las actividades de formación de recursos humanos aumentando y diversificando los tipos de apoyo al entrenamiento de nuevos científicos y tecnólogos en el país y preocupándose de su inserción laboral en las actividades de investigación y desarrollo.

7

panorama científico


Abril

1995

CONICYT

Número especial

ksTis di di cssp raka iiusmsc$sssi

iiIisatsi m si re~di sstvdlu di psstsisds

FtilIuisuIi de la tlir$*u csuImis yT

ii.4i,-ruJ si isc.r

lssra di NIOICYT

csdIs SUIIS nOcIsu di

/"'^ Inveingmcióe

Tecnológica

prsdsc1s

tstsdisctmIeift di FOREF

\I

DiuITiUi di slstsmus di Wuirmscii*

Como se indicó previamente, la inserción internacional de nuestros científicos y tecnólogos es de suma importancia, porque tal tipo de interacción no sólo incide en la calidad de la investigación e innovación que se realice en el país, sino que también influye en los procesos de formación de nuevos científicos. Consecuentemente, una tercera acción se orientó a obtener recursos para subsidiar intercambios científicos y para incrementar los convenios de cooperación y así efectivamente contribuir a mejorar tanto las condiciones de trabajo materiales como el intercambio científico de nuestros investigadores. Finalmente, pero no menos importante, los esfuerzos se orientaron a la búsqueda de indicadores de la actividad científico-tecnológico nacional suficientemente actualizados corno para diseñar políticas de desarrollo científico. En forma casi inevitable esto llevó al desarrollo de sistemas de comunicación y de acceso a información científico-tecnológica de relevancia para el trabajo de los investigadores en Chile. Quisiera, en las próximos minutos, hacer un breve recuento de los logros obtenidos en todas estas áreas. Quisiera empezar con FONDECY,T por ser éste el ms-

panorama científico

8


CONICYT

Número especial

Abril 1995

trumento más antiguo y, probablemente, el más ampliamente conocido entre los investigadores del país.

FONDECYT

En los últimos 5 años, FONDECYT ha experimentado cambios cuantitativos y cualitativos. Como lo muestra esta figura, su presupuesto aumentó en los años 1991, 1993 y 1995. Al comparar con 1990, el presupuesto de FONDECYT se ha incrementado en un 56.49/o. Sólo en el último año, el presupuesto aumentó en un 28.5%. Esto ha permitido incrementar no sólo el número de proyectos sino que también elevar el monto promedio de los proyectos, proveyendo recursos que efectivamente cubren los costos cada vez más crecientes de la investigación científica y tecnológica. A su vez, y como ha sido documentado recientemente por CONICYT, el incremento en el número de proyectos ha permitido que un número importante de científicos jóvenes se incorporen al sistema científico-tecnológico nacional.

ronDccrT. EYO(VQIÓfl PREZUPUESTflRI51 PRESUPUESTO ANUA!.

(en Mil]. 1Junio 1994) 12000

10000 o

00

4000 2000 O 82 83 84

J

ig1ng3

9 -

u

95

panorama cknt(flco


Número esecial

Abril 1995

CONICYT

fOflDEOYT. CORCURSO REGUlAR PROYECTOS EN EJECUCION COSTO ANUAL POR PROYECTO )en mil. $ JunIo 1994) POR AÑO 1200 1000

10.000 e.000

000

0.000

400

4.000

200 o

Í 82 84 86 88 90 92 94

2.000 0___ 1909 1992 1995

Tan importante como estos cambios cuantitativos han sido los cambios cualitativos experimentados por FONDECYT en este período y que se pueden resumir bajo los conceptos de diversificación de instrumentos y de incremento en el control de calidad. Analicemos primero la diversificación Estamos acostumbrados a pensar en FONDECYT como un instrumento que sólo financia proyectos de investigación de investigadores ya formados, lo que es cierto, pero no es enteramente exacto. Bajo el paraguas de FONDECYT se han desarrollado otros tres programas de alta relevancia nacional, como son los programas de financiamiento de tesis doctorales, el programa de proyectos postdoctorales y el programa para completar doctorados. Todos estos programas están orientados a facilitar la formación e inserción en el país de nuevos investigadores. Todos ellos han sido exitosos y, como ustedes pueden ver en esta proyección, todos ellos están mostrando un incremento notable de demanda por parte de investigadores jóvenes del país.

panorama científico

10


CONICYT

Número especial

Abril 1995

OADECVTS COACURSOS ESPECIALES TOTII D4 PROTIOTO$ PflUL*S

1900 1901 1992 1993 1994 1905 DOCTORADO u POST DOCTORA DO u TE SIS1

Mas aún, incluso la naturaleza de los recursos que se entregan para lo que traciicionalmente se ha reconocido como rmanciniento a proyectos FONDECYT también se ha diversificado. En este momento, FONDECYT no sólo financia los costos estrictamente relacionados con investigación, tales como compra de equipo, insumos o apoyo de personal técnico. FONDEC'YT, además, ha incorporado la posibilidad de financiar viajes para que nuestros científicos expongan sus hallazgos y midan sus resultados en el concierto internacional; está, también, ayudando a la realización de tesis de pre y postgrado; ayuda, en la medida de sus posibilidades, a complementar los salarios de los investigadores que obtienen proyectos, y contribuye a los costos de infraestructura y administración a través del pago de gastos de administración o overhead.

11

panorama cI.ntíflco


CONICYT

Número espacial

Abril 1995

1= 77773

'ATt.:.T1 fffffff//'

/

1.

1•

'.1.

Así, aunque el nombre FONDECYT sigue siendo el mismo de hace varios años, creo que es indesmentible que lo que tenemos ahora en verdad corresponde a un conjunto diversificado de Programas que, en forma armónica, pretende estimular a investigación científica y tecnológica chilena. El segundo desarrollo cualitativo de importancia que ha sucedido con FONDECYT se refiere al control de calidad. Tanto CONICYT como los Consejos Superiores de Ciencia y Tecnología han tenido una preocupación especial de que los recursos que el Estado aporta para el desarrollo de la ciencia y la tecnología cuenten con mecanismos de asignación que sean transparentes en su evaluación, profesionales en su ejecución y que cuenten con un control presupuestario adecuado y un análisis exigente del grado de éxito en la obtención de los objetivos que fundamentaron la asignación de los recursos. Para ello hemos contado en todos estos años con la valiosa cooperación de la comunidad científica nacional, que es la que realiza los procesos de evaluación. Es importante recordar que cada año CONICYT evalúa sobre 2000 proyectos, nuevos y en marcha, procesos en los que participan en distintas instancias sobre 3.000 científicos y tecnólogos.

panorama cI.ntíflco

12


CONICYT

Número especial

Abril 1995

En el último año, CONICYT, además, ha querido evaluar el impacto que el Programa FONDECYT ha tenido en el desarrollo de la ciencia chilena. Para ello se diseñó una encuesta que fue enviada a 2150 investigadores nacionales. Este número corresponde al total de investigadores que aprobaron a lo menos 1 proyecto en el período 1985-1994. Se recibieron respuestas de 756 participantes, lo que constituye aproximadamente un tercio del total. Un análisis in extenso de esta encuesta está pronto a publicarse, pero podemos anticipar algunos resultados pertinentes. Los proyectos FONDECYT de este conjunto de 756 investigadores originaron, en el decenio, 2.325 publicaciones, 2.100 tesis de pregrado, 450 tesis de magister y 160 tesis de doctorado. Si se proyecta este 30% de respuestas a la totalidad del universo FONDECYT y se compara con los indicadores nacionales, se concluye que el Programa FONDECYT ha originado la mayoría del total de contribuciones científicas chilenas publicadas en los últimos 10 años y ha apoyado muy fuertemente la formación de pre y postgrado. Más aún, en esta encuesta y tal como lo muestra esta figura, sobre el 75% de los investigadores reconoció que FONDECYT ha ayudado muy significativamente a mejorar su infraestructura de trabajo; para más del 90%, FONDECYT ha influido en forma muy importante en que siga activo en investigación; alrededor del 80% reconoce la influencia de FONDECYT corno decisiva para formar su grupo de trabajo en el país o para mejorar su capacidad como asesor o consultor. Según la encuesta, para casi el 60% de los investigadores, FONDECYT ha tenido una gran influencia para que permanezcan investigando en Chile; y también ha influido en que sobre el 50% haya obtenido promociones en su carrera académica. Este cúmulo de realizaciones en verdad no sólo justifican la existencia de un programa como FONDECYT sinó que, además, inspiran para seguir evaluando y mejorando su accionar.

13

panorama científico


CONICYT

Número especial

Abril 1996

IRAUEACIA DE ronDECrr Efl EL QUEHACER DE SUS IAVESTIGADORES P,INIsf E

cabib

111111111 11111111 II1IUI1P 111111111 11111111 1111111W

Mo.rIrW..uta,di.

••iiii 11111111 111111111

IIJJI

_______ Formacn9flo tbs 111111111 11111111 IllIlIllU iiuiiii M.r cCed consAr P.,mans, ent4o en W,t49ecIón

111111111 11111111 111111111 11111111 IlHIItI I1IIIIlI 111111111 11111111 0

40

20

60

00

_.... 100

% Baslant./Muho

No quisiera concluir el análisis de FONDECYT sin antes detenerme en un efecto adicional derivado del propio desarrollo de este Programa. El apoyo continuado al trabajo de investigación ha permitido que en el país se consoliden núcleos de investigadores altamente competitivos y productivos, los que son capaces de desarrollar trabajo científico de mayor envergadura y relevancia de lo que les permiten los montos promedios de proyectos FONDECYT. Para aprovechar este valioso capital humano que hemos formado se requiere iniciar nuevos instrumentos de desarrollo, ya sea insertándolos en este conjunto de programas que llamamos FONDECYT o fuera de él. En análisis anteriores, CONICYT ha hecho notar esta necesidad y ha propuesto la creación de un Fondo de Investigación Avanzada en Arcas Prioritarias (FONDAP), que permita articular la actividad de grupos de científicos competitivos que trabajen en áreas temáticas complementarias. Ello permitiría al país contar con grupos de científicos que a través de la complementación de esfuerzos pudiesen atacar problemas de mayor envergadura, dar respuestas más agudas y poder hacer un mejor uso de los recursos disponibles.

panorama científico

14


CONICYT

Número especial

Abril 1995

FONDEF Miremos ahora a FONDEF, el que fue creado en 1991 para inyectar en los sectores productivos del país el potencial de innovación científico-tecnológico existente en nuestros núcleos de investigadores. A tres años y medio de su creación, FONDEF ha adjudicado aproximadamente 61 millones de dólares, distribuidos en un centenar de proyectos cuya magnitud e impacto configuran a éste como la iniciativa más importante que el país haya desarrollado en este ámbito.

ORDE. PROYECTOS POR AMA Y TIPO

FONDEF ha resultado ser un hito en el desarrollo científico-tecnológico del país, no sólo por su orientación, sino por lo profundamente innovadora que ha sido su concepción y ejecución. Empecemos recordando que FONDEF, contrariamente a lo que se acostumbraba en ciencia y tecnología, decidió conceTitrar esfuerzos en ciertas áreas, denominadas prioritarias. Estas incluyeron los sectores Forestal, Agropecuario, Pesca y Acuicultura y Minería. Como áreas transversales se consideraron las áreas de Manufactura e Informática. A estas, se agregaron algunas disciplinas elegibles para el Programa, tales como tecnología y ciencias de la in-

15

panorama clnfíflco


Abril 1995

Número especial

CONICYT

genieria, ciencias de la tierra, biotecnología, tecnología y ciencias silvoagropecuarias y ciencias exactas y naturales. FONDEF priorizó con respecto a áreas y con respecto al producto a obtener mediante los proyectos. Para ello se desarrollaron dos grandes grupos de proyectos: los de investigación y desarrollo, y los de infraestructura y servicio. Los primeros se orientan a la obtención de resultados con aplicación en el sector productivo. Aquellos de servicio promueven el establecimiento de servicios científico-tecnológicos de apoyo a los sectores productivos, mientras que los de infraestructura, se orientan al fortalecimiento de capacidades para generar proyectos o proveer de servicios. Debido a la naturaleza de estos proyectos, también se debió innovar en los sistemas y criterios de evaluación. A fin de asegurar que el proyecto lograría alcanzar el impacto esperado, fue necesario hacer una doble evaluación: científico-tecnológica por un lado y económico-social por otro. Ambos tipos de evaluaciones se realizaron primero a través de métodos de revisión de pares, seguido por las respectivas revisiones de los Comités de Area y del Comité Económico. A estos criterios se agregó el impacto global que los proyectos podían tener sobre el medio ambiente y el desarrollo regional. Debido a los montos de recursos involucrados y a la incertidumbre frecuente en proyectos de desarrollo científico-tecnológicos, FONDEF debió innovar también en los procesos de seguimiento de los proyectos. Personal especializado se mantiene en comunicación continua con los directores de proyecto. Aunque la situación financiera y de avance de los proyectos es evaluada cada 3 meses, el personal especializado del programa junto a los miembros del Comité de Area respectivo, realizan visitas a los proyectos. Ello permite la supervisión estrecha de los proyectos, evaluaciones criticas de los avances, posibilidades de anticipar y prevenir problemas y de sugerir modificaciones a la orientación y programación de las etapas. Esta interacción estrecha entre los ejecutivos de los proyectos, los expertos del Comité de Area y el personal de CONICYT a cargo de FONDEF, se ha constituido en una instancia de apoyo continuado. Ello no sólo ha asegurado el desarrollo exitoso de los proyectos, también ha permitido el aprendizaje y espe-

panorama científico

16


Número especial

CONICYT

Abril 1995

cialización de los profesionales que supervisan FONDEF, incluyendo a los integrantes de Comités de Arca y a los profesionales de CONICYT. FONDEF también innovó en la manera de aproximar el financiamiento de las actividades de investigación y desarrollo. FONDEF ha convocado a 2 concursos, a los que se han presentado 375 proyectos con un costo total de 133 millones de dólares. Sin embargo, el Estado aportó sólo un 46% del costo de estos proyectos. Los otros 72 millones de dólares fueron financiados por las 200 empresas que participan en estos proyectos o por las instituciones patrocinantes. Por lo tanto, resulta innegable que FONDEF, además de haber contribuido a estimular el desarrollo científico-tecnológico nacional y a vincular la ciencia con el desarrollo, ha logrado canalizar recursos de las empresas y de otras instituciones, para la realización de trabajo de investigación y desarrollo.

OflDE. DI$TRIBUCIOA DE (0$ APORTES Mill US$

T.

CA

A

Ahora bien, así como FONDEF ha sido innovador en los procesos de evaluación y financiamiento y exigente en los procesos de selección y seguimiento, también ha sido crítico en el análisis de los impactos esperables. No sólo se trata de adjudicar los proyectos a los investigadores más idóneos sino que es fundamental asegurar que los objetivos prometidos se logren alcanzar. 17

panorama científico


Abril 1995

Número .sp.ctal

CONICYT

Al igual que con los Programas FONDECY1', los impactos de FONDEF son medíbies en términos cuantitativos y cualitativos. Los aspectos cuantitativos más importantes se resumen en esta proyección. FONDEF ha apoyado 99 innovaciones tecnológicas. De la inversión original de 60 millones de dólares, se espera que retorne al país, sólo en términos de beneficios directos, un total de 600 millones de dólares. Así, el retomo esperado es de 10 a 1, si sólo se considera la inversión de fondos estatales y es de 4,5 a 1 si se considera la inversión total.

fORDE. PROYECTOS. BOATO E IPRCTO ARA MINERÍA AGROPECUAR.

FORESTAL MANUFACTURA PESCA INFORMATICA MULI1AREA TOTAL

PV 24

23 17 13 12 7 3 99

ONU MONTO TOTAL 13.4 30.8 14.0 27.8 12.0 19.5 5.7 13.2 7.8 14.4 5.0 21.8 2.7 6.1 80.6 133.2

IMP MPACTO ONDEF IMPI MONTO 230.2 195.6

17.1 13.9

75.4

6.2

22.0 84.1 9.3

3.8 10.7 0.8 0.1 10.2

2.4

619.0

7,5 7.0 7.0 3.9 1.7 5.8 0.4

4.6

Los impactos medibles también incluyen aspectos cualitativos. El desarrollo del conjunto de proyectos FONDEF implicará un avance significativo en formación de recursos humanos. Es posible que se desconozca, pero nuestros datos indican que el número de investigadores y profesionales que participan en estos proyectos es cercano a 1.100 personas. Dada la diversidad de formación y la magnitud de los proyecto., se ha promovido la formación de grupos multi-institucionales, interdisciplinarios y multi-disciplinarios que pueden aproximar nuevos problemas con enfoques más amplios y diversificados. A diferencia del Programa FONDECYT, que ha generado una marcada concentración de recursos en instituciones tradicionales, donde los grupos de investipanorama ci.ntlfko

18


Abril 1995

Número especial

CONICYT

gadores tienen una mayor trayectoria, el programa FONDEF ha estimulado, en proporción, un mayor desarrollo regional. En parte, ésto se ha logrado porque un componente significativo de FONDEF (cercano al 50 11/o de los recursos) se ha orientado a fortalecer la infraestructura institucional. A SU vez, este refuerzó está permitiendo crear en las regiones una infraestructura científico-tecnológica que permitirá desarrollos de significación.

rOflDEf. umaco REGIOflAI (su MIlL US$1

RM -' XII

XI

-

X DC

vil 'Al .1 V Iv II •

o

-

100

50

150

FONDEF también ha reforzado la variable ambiental. Cercano al 30% de los recursos asignados se orientan a proyectos con impacto ambiental relevante. Una mayoría de estos proyectos ha resultado altamente rentable en sus evaluaciones económicas. Así, FONDEF no sólo ha invertido en preservar el medio ambiente, sino que también ha podido demostrar, a través de proyectos específicos, que la ciencia y la tecnología pueden permitir que una actividad económicamente rentable sea altamente compatible con la sustentabilidad ambiental. Dado los compromisos internacionales adquiridos por Chile en los últimos años, esta demostración palpable de la importancia de la ciencia y la tecnología en el desarrollo sustentable, es de la máxima importancia.

19

panorama cI.ntítico


Abril 1995

Número especial

CONICYT

Como ya sucedió con FONDECYT, el desarrollo exitoso de FONDEF ha despertado nuevas necesidades, las que a su vez han determinado la puesta en marcha de programas complementarios. A fin de mejorar los procesos de evaluación de FONDEF y de calificar mejor la identificación de los requerimientos tecnológicos de los sectores productivos nacionales, se han realizado numerosas reuniones de estudio en todas las áreas prioritarias, con participación de investigadores y empresarios. Estas jornadas de análisis, conocidas como las ruedas tecnológicas FONDEF - CONICYT, han sido particularmente productivas. Complementariamente, se han realizado estudios prospectivos de requerimientos tecnológicos prioritarios en áreas específicas de la producción nacional, estudios que también se orientan a una identificación mas certera de las necesidades de investigación tecnológica por parte de los sectores productivos del país. Pensamos que en la nueva etapa del programa FONDEF, que esperamos se inicie en 1996, esta tendencia a la diversificación debería acentuarse. Es necesario empezar a invertir en la implementación de programas y proyectos que se preocupen de diversos aspectos de la transferencia tecnológica. Programas orientados, por ejemplo, a la comercialización y escalamiento de los productos y servicios, programas para la incubación de empresas, programas orientados a la formación complementaria de científicos y tecnólogos. En forma análoga, ya se visualiza la necesidad de laboratorios tecnológicos centrales, Multi-institucionales, así como Programas que apoyen la creación de capacidades sectoriales en ciencia y tecnología. La experiencia acumulada por CONICYT, tanto en el manejo de FONDEF como en la diversificación de FONDECYI', debiera ayudar a realizar una transición eficiente hacia esta nueva fase del Programa FONDEF.

FORMACIÓN DE RECURSOS RUMANOS

En el área de formación de recursos humanos, tradicionalmente se han incluido los programas de becas para Magíster y Doctorado. Sin embargo, y al igual que en todos los instrumentos anteriores, el desarrollo exitoso del programa ha significado cambios cuantitativos, cualitativos y de diversificación. Veamos primero los cambios cuantitativos. Como lo muestra esta proyección, el número de becas de panorama cI.ntíflco

20


Abril 1995

Número especial

CONICYT

doctorado se ha incrementado en forma gradual casi todos los años en el período comprendido entre 1990 y 1994 y en forma muy significativa en el último año, periodo en el cual también aumentaron las becas de Magister. El sistema de becas CONICYT comprendía 85 becas de doctorado en 1990, mientras que el número ahora alcanza a 180, lo que significa una duplicación en 5 años. Tan importante como este aspecto, ha sido el incremento significativo en el monto de la beca, el que ha aumentado en un 65% en términos reales en igual período. Estos incrementos son una expresión del interés de CONICYT de proveer al estudiante de las condiciones de trabajo para que efectivamente se pueda dedicar a obtener su grado y a adquirir la experiencia y formación que le ofrecen los postgrados en Chile.

PROGRflA DE 1(0115 DE POST GRADO SUBSIDIOS MENSUALES DE BECARIOS DOCTORADO (.n U. * piom.1995

BECAS OTORGADAS CADA AÑO

so

200

1(!1AL)U .MAbIft11l

Al igual que en la administración de los otros recursos estatales para investigación y desarrollo, coicrr ha sido especialmente cuidadoso en evaluar la calidad de la inversión. Para ello, y con la ayuda de la comunidad científico-tecnológica nacional, inició hace ya 3 años, un programa de acreditación de postgrados nacionales. En este esquema, las distintas instituciones universitarias someten sus programas de estudio, los antecedentes de sus profesores, detalles de infra21

panorama científico


Abril 1995

Número especial

CONICYT

estructura y otros aspectos relacionados con sus programas de postgrado, a comité de expertos organizados por CONICYT, los que deciden respecto de su acreditación. Luego, en cada concurso de becas de CONICYT, sólo pueden postular estudiantes de programas de postgrado acreditados por esta Comisión. De esta forma, los Comités de Estudio de CONICYT han acreditado más de 50 menciones de una treintena de programas de doctorado y sobre 150 menciones de cerca de 80 programas de Magister. Estas acreditaciones corresponden a aproximadamente el 70% del total de programas y menciones de Doctorado presentados y el 80% del total de programas de Magíster presentados. Las acreditaciones duran un número limitado de años. Prevemos que el proceso se deberá reiniciar a mediados de 1996, revisándose la totalidad de los programas. Un efecto marginal importante de mencionar que ha tenido este esfuerzo de acreditación de programas de doctorado, ha sido la retroalimentación positiva que muchas instituciones del país han ganado con respecto a sus propios programas de postgrado. En efecto, esta revisión por expertos de planes de estudios a veces ha significado cambios de importancia en la orientación de los programas, en la calidad del cuerpo docente, en el refuerzo de la infraestructura y otros. Así, esta actividad que se inició como un mecanismo para cautelar la calidad de la inversión del Estado, ha alcanzado efectiva significación académica y se ha transformado en una ayuda para una mejor calibración de la calidad de los postgrados por parte de nuestras instituciones universitarias. Simultáneamente con los cambios cualitativos y cuantitativos ya descritos, también ha habido un incremento en la complejidad del programa. Es inevitable que una vez iniciado el apoyo a los estudios de Postgrado, tanto estudiantes como tutores se empiecen a acercar a CONICYT a evaluar la posibilidad de que los estudiantes partan al extranjero a complementar experiencias, a aprender nuevos métodos de trabajo y a enfrentar nuevos ambientes. Así, esta necesidad ha estimulado a CONICYT para establecer convenios internacionales que permitan a nuestros estudiantes realizar una estadía en el extranjero como parte de su entrenamiento de postgrado. En los últimos años, un total de 23 becarios CONICYT ha hecho uso de esta facilidad, realizando estadías en laboratorio3 preferentemente de Estados Unidos y Europa por períodos que se extienden entre 6 y 12

panorama científico

22


CONICYT

Número especial

Abril 1995

meses. Para hacer posible esta realidad, el convenio del cual CONICYT es parte, cubre los gastos de transporte y CONICYT, además, complementa la beca. Esperamos que esta iniciativa se extienda gradualmente a todos los becarios de CONICYT y que ello se transforme, en el futuro próximo, en una obligación que permita que nuestros científicos y tecnólogos se acostumbren, desde el inicio de su entrenamiento, a los estándares internacionales en los que se desenvuelve el trabajo de investigación, innovación y desarrollo. Un segundo aspecto relacionado con la diversificación de instrumentos se refiere a que no sólo basta con formar estudiantes. También importa mantener al día a sus profesores y, en general, a la población de científicos que ya existe. Bajo esta premisa, CONICYT ha desarrollado, en colaboración con Fundación Andes, tres programas que intentan incrementar la movilidad de recursos humanos en ciencia y tecnología. Un primer programa se orienta a apoyar a nuestros científicos para que presenten sus hallazgos y confronten la relevancia de los mismos, en el foro internacional. Así, a través de concursos públicos, como es ya tradición en todos nuestros instrumentos de desarrollo, cada año se financian 70 asistencias a reuniones científicas en el extranjero para nuestros científicos nacionales. En forma similar, cada año se ayuda a financiar un promedio de 25 reuniones científicas nacionales que tienen por objeto no sólo poner en perspectiva lo que se hace en Chile, sino que traer a científicos claves en el desarrollo de ciertas áreas para que viertan en nuestro país su experiencia de investigación. Finalmente, y también como parte de estos programas de movilidad de intercambio académico, y en colaboración con Fundación Andes, cada año se financia la venida al país de 30 profesores visitantes, los que imparten docencia y hacen investigación en temas específicos. De esta manera, lo que empezó como un programa de apoyo a becas de estudios de postgrado, se está transformado gradualmente en un programa de formación y movilidad de recursos humanos, donde no sólo interesa formar nuevos científicos sino que también importa mantener al día a aquéllos ya formados.

23

panorama científico


Abril 1995

Número .sp.cl.l

CONICYT

COOPERAON INTRAcIONAL

Quisiera revisar, en forma suscinta, los avances logrados en este período en el área de Cooperación Internacional. Originalmente, el Programa de Cooperación Internacional se orientó a incentivar la reinserción internacional de nuestros científicos. En un comienzo, y dado los recursos disponibles, las actividades se encaminaron preferentemente a subsidiar intercambios de investigadores. De hecho, en 1990, éste era el principal tipo de actividad que se realizaba en CONICrr. En los años siguientes, y como ha sucedido con todos los instrumentos de desarrollo científico ya analizados, se produjeron cambios cualitativos y cuantitativos. Sin embargo, el cambio de mayor significación se refiere a nuestro entendimiento de las funciones y trascendencia que, en un país como el nuestro, adquiere el intercambio internacional. En el pasado, las salidas al extranjero eran consideradas como oportunidades excepcionales a las que tenían acceso unos pocos científicos privilegiados. En los últimos años se ha hecho cada vez más evidente que el contacto internacional es una necesidad para combatir la obsolescencia del conocimiento, especialmente cuando se vive en lugares tan aislados geográficamente como es el caso de Chile. En efecto, la universalidad de la ciencia, la deslocalización de las tecnologías, la gran movilidad de los recursos humanos y el desarrollo acelerado de la información, determinan que en paises como el nuestro no sólo se le debe facilitar, sino que también exigir a nuestros científicos y tecnólogos que mantengan contactos activos y vigentes con sus mejores pares a nivel mundial. Concebido de esta forma, el componente de internacionalización de nuestra ciencia comprende mucho más que los simples intercambios de investigadores. Es este concepto el que determina, por ejemplo, que numerosos proyectos FONDECYT o FONDEF sean evaluados por árbitros internacionales, que en esos proyectos sea de interés que participen científicos extranjeros, que. nuestros invesliga4ores desarrollen estadías en el extranjero, que ellos confronten sus hallazgos en los foros internacionales o que sus publicaciones sean consideradas panorama cI.ntlfko

24


CONICYT

Abril 1995

Número especial

por revistas de circulación y prestigio internacional. Esta es la razón de por qué también deseamos incrementar el número de estudiantes que vayan a completar estudios en laboratorios en otras partes del mundo. Varios de los programas que cubren los intercambios antes mencionados ya han sido descritos en esta presentación, por lo que me limitaré a aquellos especificamente desarrollados para incrementar la cooperación internacional. Me interesa que quede claro, sin embargo, que esto también puede visualizarse como un conjunto diversificado de instrumentos que se entrelazan y complementan con otros.

000PERROIOfl IRTERflACIOflRI CONVENIOS PROYECTOS APORTES ir ANUALES r

Uas,

E PROGRAMAS CO FINANCIADOS CONVENIOS COOPERATIVOS CON ORGANISMOS HOMOL0008

18

160

300.000

6

60

50.000

E PROGRAMAS CON FINANCIAMIENTO MAYORITARIAMENTE EXTERNO COMUNIDAD EUROPEA, SARZC

53

4.000.000

E PROGRAMAS CON ORGANISMOS INTERGUBERNAMENTALES CYTED, OEA, UNESCO, ETC.

25

450.000

CONVENIOS CON CENTROS DE INVESTIGACION

Desde el punto de vista de la Cooperación Internacional desarrollada por CONICYT, podemos distinguir tres tipos de programas. Uno corresponde a los convenios cooperativos con organismos extranjeros homólogos de CONICYT. Ejemplos de estos son los convenios CONICYT-CONICET; CONICYT-NSF; CONICYT-CNPq, etc. La figura muestra el número de estos convenios y, más importante aún, del número de proyectos en ejecución. En la actualidad de-

25

panorama científico


Abril 1995

Número ispiclel

CONICYT

sarrollamos 160 de estos proyectos anuales, los que se caracterizan por una cofinanciación entre las instituciones participantes. El segundo tipo incluye convenios suscritos por CONICYT con Centros de Investigación de otros países. Ejemplos de estos son los convenios CONICYT-IFREMER; CONICYT-CNRS; CONICYT-INRA, etc. Este tipo de convenios y los proyectos que allí se desarrollan, también han aumentado en los últimos años, alcanzándose en 1994 a un total de 60 proyectos en ejecución. El tercer tipo de Programa desarrollado en los últimos años corresponde a lo que hemos llamado Programas de Fomento a la Cooperación Internacional. Estos son programas con proyectos de una magnitud mayor de recursos, en los que el financiamiento es mayoritariamente externo. Destacan, entre otros, los Programas con la Unión Europea y con SAREC (la Agencia de Cooperación Sueca), los que han representado cerca de 4 millones de dólares anuales y que incluyen un conjunto de 53 proyectos. En síntesis, además de enriquecer varios aspectos de la actividad científica y tecnológica nacional con estándares de trabajo internacional, CONICYT en los últimos años, ha incrementado su capacidad para captar recursos internacionales, a la vez que ha diversificado los tipos de instrumentos, permitiendo un mejor uso de los recursos obtenidos.

INFORMACION La última área que me gustaría revisar en este análisis es la de información. Aquí ha habido varios avances, pero dado lo extenso de esta presentación, deseo resaltar sólo uno de ellos, cual es la creación de la Red Universitaria Nacional conocida con el nombre de REUNA. Esta es una red formada por un consorcio de 20 Universidades que constituyen el backbone" chileno de INTERNET. Para aquéllos que no están familiarizados con el sistema, valga decir .que esta red permite que las universidades, y por supuesto sus científicos y tecnólogos, se conecten entre sí y con el mundo. Así, nuestros investigadores pueden desde sus

panorama clantíflco

26


Abril 1995

Número especial

CONICYT

laboratorios, por ejemplo, tener acceso a bases de datos en sus respectivos campos de especialización. Ellos pueden conversar con colegas dentro y fuere de Chile a través de sus computadores, participar en foros temáticos, recibir novedades periódicas en temas selectos, etc.

PROGRAMAS DE IflORftIRCIOfl 17

BASES DE DATOS DESARROLLADAS Y MANTENIDAS POR CONICYr BASES DE DATOS EN CIENCIA Y TECNOLOGIA DISPONIBLES EN CD-ROM

88

EDICION CD-ROM CIENCIA Y CULTURA EN CHILE CONSULTAS ATENDIDAS 1994 CATALOGO COLECTIVO SERVICIO REPROGRAPIA CONSULTAS BASES DE DATOS CONEXIONES SERVIDOR DE INFORMACION DANIEL EN INTERNET MENSUALES, PROMEDIO

4.973 450 700

16.000

Asociada a REUNA, y porque tal desarrollo lo hizo posible, CONICYT ha iniciado otros programas orientados a producir servidores de información accesibles a través de Internet. Tal es el caso del Programa DOMEYKO, que primero desarrolló un servidor tipo gopher" al que últimamente se ha agregado un servidor tipo WWW.

27

panorama científico


Abril 1995

Número .sp.cIaI

CONICYT

AUEVO SERVIDOR DE InfoRmAción www En i1UflET WMCIMIECMIAYTMMA a fl fl,S vTcn y ____

•'- • • -

* a — - -

__

1

Este servidor proporciona información de CONICYT y demás instituciones del Sistema Chileno de Ciencia y Tecnología. Incluye información acerca de Financiamiento, Recursos Humanos, Legislación, Indicadores en CyT, Programas de Cooperación Internacional e Información en CyT. Me parece que aun es demasiado pronto para evaluar en términos objetivos los efectos múltiples que tendrán en el desarrollo científico y tecnológico chileno estos avances en información y comunicación. A un año de su puesta en servicio, el Gopher está recibiendo 16.000 consultas al mes, lo que de alguna manera refuerza la idea que aquí también estamos teniendo un impacto en el desarrollo nacional. Además de incrementar y mejorar nuestras bases de datos, estamos preocupados de mejorar la eficiencia del servicio. Así por ejemplo, la velocidad con la que nuestro sistema accede a información se ha triplicado, siendo en la actualidad la más rápida de Sudamérica.

REFLEXIONES FINALES Como Uds. saben, recientemente, en enero de este año se constituyó el Consejo

Asesor de CONICYT, el que en la actualidad está revisando el estado del

panorama clantíflco

28


CONICVT

Número •sp.ciaI

Abril 1995

desarrollo científico-tecnológico nacional, formulando nuevos programas de acción y asesorando sobre modificaciones estructurales a la institucionalidad científicotecnológica chilena. Así, no parece pertinente en este momento hablar de futuros desarrollos; más bien deseo hacer algunas reflexiones pertinentes al trabajo que realiza CONICYT. Con cierta regularidad se levantan en el país voces que demandan una política de desarrollo científico-tecnológica definida hasta sus detalles y que sirva de norte para todas las acciones que en este campo se puedan desarrollar en un período dado. Sin dejar de reconocer la necesidad de tener objetivos de desarrollo, espero que esta breve retrospección de lo que ha sido CONICYT en los últimos 5 años les aporte una visión más dinámica. Un manejo eficiente de un instrumento de desarrollo, generalmente trae asociado la necesidad de instrumentos complementarios para satisfacer nuevos intereses que se van generando con la puesta en acción de dicho instrumento. Estas nuevas necesidades, generalmente, son difíciles de imaginar en el momento del diseño original del instrumento y ellas sirven para cautelar una planificación excesivamente rígida. La emergencia de instrumentos accesorios y complementarios tiende a veces a confundir a los usuarios, pero, en general, se debe reconocer que el surgimiento de necesidades adicionales es un síntoma más bien positivo que negativo con respecto a la eficiencia de un instrumento dado. A menudo se escucha argumentar que más que tener una sola oficina de CON1CYT deberíamos repartir los recursos por regiones o por instituciones, tales como las universidades. El que los recursos estatales se orienten sólo a un tipo de institución de investigación, como son las universidades, es poco defendible en el contexto nacional, especialmente cuando en muchas de ellas la investigación científico-tecnológica tiene una muy baja prioridad. El que los recursos se administren en una institución centralizada, como CONICYT, más que a través de varias a lo largo del país, ha probado tener algunos beneficios. De partida, hay un ahorro significativo en los costos de administración que, dicho sea de paso, en CONICYT no alcanzan al 5% del total de recursos que administra. A lo anterior se suma la ventaja de administrar los recursos con uniformidad de criterio, lo que es de la mayor importancia dada la diversidad de programas y acciones en juego. 29

panorama cI.nttflco


Abril 195

Número especial

CONICYT

Uno de los pilares fundamentales de estos criterios uniformes ha sido la práctica de distribuir los recursos por méritos, lo que sin duda ha mejorado el rendimiento global del sistema. Un segundo pilar ha sido la necesidad de internacionalizar los estándares. Un tercer principio ha sido cautelar que la inversión del Estado se realice bajo criterios técnicos; una cuarta ha sido el que se evalúe en forma crítica la real dimensión de los impactos esperados por cada Programa. Una enseñanza adicional, digna de mencionar, que nos deja esta reflexión, es la necesidad de equilibrar los efectos de distintos instrumentos a través de su diversificación, tanto en las modalidades como en las orientaciones de los recursos. La existencia de un solo fondo, a menudo genera deformaciones. Un conjunto de instrumentos, como ha quedado ampliamente ejemplificado esta mañana, produce un desarrollo más armónico e indica una mayor madurez del sistema. En forma análoga, una sola modalidad, llámese este concurso o inversión directa, generalmente desatiende agentes importantes del sistema científico y tecnológico y retrasa el desarrollo global. Esperamos que los próximos años vean incrementar aún más la complejidad de las interacciones aquí mostradas a través de un número mayor y un conjunto incluso más diversificado de instrumentos de desarrollo. Ello debiera llevar a un crecimiento más acelerado y armónico del sistema científico-tecnológico de Chile, sistema que constituye la preocupación principal de CONICYT.

MUCHAS GRACIAS

panorama cI.ntíflco

30

PANORAMA CIENTIFICO. CONICYT EN PERSPECTIVA  

Discurso de Enrique d'Etigny Lyon, Presidente de CONICYT, Ceremonia de 28° Aniversario de CONICYT, 25 de abril de 1995.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you