Issuu on Google+

D

DMISION NACIONAL DE INVESTIGACION IENTIFICA Y TECNOLOGICA (CONICYT) anadรก 308, Casilla 297-y antiago, Chile

SEMINARIO SOBRE LOS RECURSOS ENERGETICOS DE CHILE

Santiago de Chile, 16-19 Abril 1974

SITUACION DE LA INDUSTRIA DEL CARBON

EMPRESA NACIONAL DEL CARBON

/

Santiago de Chile, 1974


1) INTRODUCCION Analizando la proyección al futuro de las necesidades energéticas del país, se puede observar que cada vez hay una mayor dependencia del petróleo importado cuyo montomide en realidad, nuestro déficit nacional. En estos últimos años, la escasez de este producto y el retraso de otros re cursos, como la energía nuclear, han provocado una crisis mu dial que ha redundado en un aumento notorio de los precios de los combustibles. Para afrontar esta crisis se puede pensar que el carbón nacional debería hacer un esfuerzo para reemplazar parcialmente aquella parte del petróleo que el país importay que se destina a sus usos térmicos directos. Estudios recientes en relación con estas nece sidades del país, llegan a cifras del orden de los 5 a 6

mill0

de tons. de carbón al año, aunque restando algunas excepciones puede estimarse como ms prudente, un total de 4 a 5 mili. En otras palabras, este cifra un poco teórica, que hemos llamado Demanda Potencial, encierra el total de consumos térmicos que pueden ser satisfechos por el carbón. Es lógico pensar entonces, que el país pregun te a ENACAR sobre sus posibilidades ante este requerimientoo sea, hasta qué punto puede aumentar su producción para cvi

- 1 -


tar al máximo las importaciones de energía a trav&s de un petróleo escaso y de alto precio. Por otra parte, es también lógico que ENACAR, estime sus recursos; planifique sus desarrollos e inversio nes y proponga un plan general que a su vez sea confrontadocon los planes nacionales. Por último, si el país acepta el esfuerzo de ENACAR, deberá apoyar su gestión a travás de políticas que garanticen su estabilidad.

2) SITUACION ANTERIOR

La situación de la Industria del Carbón fue difícil en las décadas del 50 al 70 debido a una política na cional de combustibles bastantes adversa a sus intereses y necesidades vitales mínimas0 Las mayores dificultades aparecieron princi palmente, a que por su bajo precio, el petróleo importado in vadió el mercado, obliqando a las empresas nacionales produc toras de energía a competir en el restringido campo que dicha importación dejaba libre. En cierto modo, este precio balo fue efectivo en la situación internacional, pero además, en el país se acentuó con bonificaciones de un dólar preferencial que hicie

- 2 -


ron més grave la diferencia desfavorable Dentro de esta competencia y medida a valores de mercado, la posición del carbón quedaba bastante críticapor diversas razones: (a) su costo de explotación relativamen te elevado a causa de un yacimiento difícil; (b) dificultades de flete, almacenamiento y utilización, (c) Política Guberna mental arbitraria en la fij'.ción de precios de venta reducidos e insuficientes para afrontar los costos de operación; (d) necesidad de recursos financieros para los desarrollos técnicos de exploración y preparación del yacimiento; (e) ne cesidad de una investigación de los métodos més eficientes de la explotación y utilización del carbón. Estas condiciones negativas aceleraron la sus titución del carbón por otros combustibles sobretodo en lostransportes y calor industrial, creando un círculo vicioso en el que por falta de mercado se reducía la producción de las minas y por lo tanto, se encontraban poco preparadas enlas ocasiones en que aparecían nuevos consumos Todo lo anterior, pronosticaba para el carbón una vida limitada pensando en su paralización provocada no só lo por la competencia con los recursos energéticos existentes, sino con las nuevas tecnologías que se perfilaban en el futuro cercano y que podrían producir su desplazamiento total.

- 3 -


Esta situación de la Industria Carbonífera, en realidad, se produjo en todo el mundo y deterioró su esta bilidad en todos los aspectos referentes a su desarrollo téc nico y económico. En otros países provocó el cierre de minas con la consiguiente reducción de la producción y la pérdida delinterés en la investigación científica que pudiera abrir nue vos campos en el uso del carbón. En el ámbito nacional, fre nó la exploración y desarrollo de los yacimientos y la renovación y modernización de las instalaciones. Lota-Scwager, antes de la crítica situación descrita, logró desarrollar un plan de mecanización y modernización que felizmente se llevó a cabo y colocó a estas minas en la categoría de un establecimiento moderno en su equi pamionto. Desgraciadamente, la contracción del mercadoen las décadas del 50 al 70 obligó a reducir su producción por debajo de las cifras óptimas lo cual aumentó el desfinan ciamiento de su operación y acentué el círculo vicioso antes descrito. Esta situación repercutió directamente en lamina misma, la cual arrastrada por la menor producción retra

-.4


so el reconocimiento y desarrollo de sus reservas. En otraspalabras, Lota-Swager quedó con una capacidad ociosa en sus instalaciones pero con una mina adaptada y preparada solamente para producciones menores. Las minas de Arauco, a causa de su producciónreducida y de sus yacimientos más difíciles y dispersos, no tuvieron una justificación para un plan de modernización porlo cual la crisis del 1950 al 70 no las afectó mayormente, pe ro en cambio las mantuvo en su retraso tócnjco0 Incluso se pensó en su paralización para con centrar todos los recursos en las minas grandes, postergandose esta decisión exclusivamente por razones socio-políticas. En una palabra las tendencias de la política nacional no fueron favorables para permitir a estas mines mejorar su estandard técnico y laboral dejándolas insuficientemente preparadas para un esfuerzo de mejoras de su producción. 3) SITUACION FUTURA Para el futuro la situación ha cambiado totalmente. El aumento acelerado de la demanda nacional de ener gia; el mayor precio internacional y la posible escasez del petróleo obligan a explot:r al mximo los recursos del país,sobre bdo si nuestros intereses se miden a costo social.

- 5 -


Por lo tanto, la competencia entre las empresas nacionales ha cambiado de objetivo: ella deberá desarrollarse para una producción máxima posible que trate de cubrir el déficit que nos obliga a la importación de energía. Estas exigencias encuentran a ENACAP. en las condiciones descritas, pero en cierto modo y anticipando a las posibilidades futuras, preparada con un programa bien de finido como es el Plan de Expansión de la Producción. En Ó1 se planifica el abastecimiento de los clientes mayores y habituales como son la Siderurgia, la producción Termoeléctrica, el Cemento, el Azúcar, sin pretender una satisfacción t tal de lo que hemos llamado Demanda Potencial. 4) ESTABLECIMIENTOS MINEROS

ENACAR explota los yacimientos de el Golfo yla Provincia de Arauco por medio de cinco minas: Lota, Schwager, Cólica S ur, Pilpilco y Victoria de Lebu, con una pro duccióri de 1350000 tons0 al año. Las dos primeras tienen la mayor importanciacon una producción del 75% del total, disponiendo de las ms talaciones más modernas y de mayor capacidad y de una infraes tructura más completa en cuanto a poblaciones, comunicaciones terrestres y marítimas.

- 6 -


Las reservas de Lota-Schwager son escencial mente submarinas conteniendo carbones de buena calidad aptos para usos siderúrgicos. Los yacimientos de la Provincia de Arauco son todos continentales existiendo hasta tres horizontes geológicos menos favorables pero con carbones también de buena calidad. Las instalaciones de estas minas y los méto dos de trabajo necesitan modernizarse y la infraestructura de la provincia requiere un impulso si se desea explotar al guno de los yacimientos.

5) RESERVAS Y PROSPECCION En realidad, ENACAR cuenta con reservas sufi cientes para afrontar en su medida, el desafio de colaborar en el suministro de energía al país En las minas actualmente en trabajo, dispone de reservas conocidas del orden de los 74,4 mill0 de tons0aprovechables., En ellas se basa el desarrollo del Plan deExpansión ya iniciado. Agregado a lo anterior, recientes estudios de ENACAR en la zona de Carampangue-Ramadillas permiten agregar alrededor de 32,5

mill0,

-7-

con lo cual se obtiene un-


total de 107 mill. de tons. de reservas can posibilidades mineras inmediatas. Por otra parte, en las Zonas de Norte Buen Retiro, Laraquete, San José Huacho y Sur de Lebu existen en calidad de poco conocidas, reservas que pueden significar 100 a 200 mill. de tons. En general, estas reservas,especialmente las últimas, exigen prospección adecuada y complete que pe mita de una vez estimar su realidad. Hasta la fecha se ha procedido a reconocer lo necesario y suficiente para las ne cesidades de corto plazo, requiriéndose por lo tanto, una exploración sistemática de toda la regién carbonífera,tanto en la parte submarina como en la continental. Por otra parte y sobretodo en la Provincia de Arauco, hay antecedentes de otros yacimientos hasta aho ra no atractivos por sus condiciones mineras negativas o su carbón de menor calidad. Ellos pueden ser de cierta importancia, y no debemos olvidarlos totalmente sobretodo si enel futuro aparecen métodos por ahora no desarrollados. No hay duda que al pais le interesa, conocersus recursos energéticos y deberá emplear parte de sus esfuer zas para conseguirlo. Incluso será necesario revisar los conceptos de reserva atendiendo al mayor precio de la ener-

-8-


gia, a su escasez y a posibles nuevas técnicas que incorporen yacimientos hasta ahora desestimados. Los próximos diez años parecen ser el lapsooportuno para realizar este plan de prospección en la zonadel carbón. Sus resultados son fundamentales para estructu rar nuestra planificación que responda a los requerimientos nacionales. Retrasarlos puede no sólo producir problemas en el mediano plazo, sino que pueden llegar atrasados en el horizonte considerado para el aprovechamiento de estos re cursos Los antecedentes expuestos permiten apreciar la magnitud del programa y el monto de las inversiones. Se ra necesario estudiar una política de financiamiento para Cumplir este propósito. 6) PLAN DE EXPJkNS ION DE ENACA. ENACilR ha iniciado un plan de expansión pata aumentar paulatinamente la producci desde 1.300.000 tons0 al año hasta 2700000, cifra esta última que se conseguirá en 1980-82b Este Plan considera el satisfacer a los consumidores tradicionales para los cuales se conoce aproximadamente la proyección al futuro de sus necesidades.

-9-


Esta manera de resolver este problema es prudente y ajustada a la realidad de las posibilidades a tuales principalmente de Lota y Schwager. Para ello EN,-.LAR se ha basado en sus reservas conocidas del orden de las 74,4 mill. de tons. que son las que rodean y son accesibles desde las actuales minas en explotación. De esta manera, este Plan deberá abocarseprimordialmente a explorar y desarrollar estas reservas para lo cual cuenta con los proyectos de las nuevas estruc turas de las minas las que permiten el acceso a los nuevos campos por explotar. Por último, también se han elaborado los pro yectos necesarios para ampliar y mejorar algunas instalacio nes de transporte, ventilación, etc., y aquellas necesarias en la superficie. De acuerdo con lo anterior, este Plan se pue de considerar como una ampliación de las actuales minas a provechando gran parte de las infraestructuras existentes.Esta es la explicación de porqué las inversiones son relati vamente reducidas: 36 mill. de dólares y una cifra igual c4uivalente a escudos. La evaluación económica es favorable en el horizonte considerado de 20 años; pero las reservas permiten

- 10 -


una vida de 30 a 35 años. 7) OTRAS POSIBILIDADES DE ENACAR Se puede pensar que ENACAR realice un segundo esfuerzo para tratar de suplir la diferencia entre los 4-5 mili, de la Demanda Potencial y los 2,7 mili. del actual Plan de Expansión. En primera instancia es posible recurrir a los yacimientos de Carampangue en donde estudios recientes han confirmado reservas totales del orden de los 30-35 mili. detons. (32,5). Seleccionando algunas zonas es factible expio tarlas en etapas de las cuales la primera podría significaruna producción de 400,000 a 600.000 tons. al año, para llegar posiblemente al doble al ampliar estos desarrollos mineros. Será necesario realizar estudios más detallados, pero por el momento se puedo estimar que para dicha pr mera etapa las inversiones pueden ser del orden de los 25-35 mili, de dólares, de los cuales el 50 - 60% son equivalentes a escudos. También se ha considerado aquí un horizonte de 20 años para la evaluación económica contados desde 98O82 fecha en que puede iniciarse la producción de carbón. Para un nuevo requerimiento de aumentar la -

- 11 -


producción, podría recurrirse a las reservas que hemos ile mado poco conocidas (geológicas") entre las cuales tienen mayores posibilidades el Sur de Lebu, San José de Colico en la Provincia de Arauco y la zona del Norte de Buen RetiroEscuadrón en la parte submarina del Golfo de Arauco. Ellas requieren una exploración inicial bas tante costosa que permite estimar la factibilidad de su ex plotación minera; pero su atractivo es cada vez mayor a me dida que se experimentan las consecuencias de la crisis de energía. Solamente con el objeto de dar una idea pru dente de su monto, podría estimarse esta última posibilidad como del orden de lo indicado para Carampangue, con lo cual, este segundo Plan de expansión en conjunto podría llegar a una cifra entre 1,5 y 2 mill. de toneladas al año. Sus reservas no comprometen a las del primer Plan de Expansión En cuanto a los plazos de ejecución, ellosdependerán de los recursos que el país otorgue a ENACAR Los actualmente en aprobación están comprometidos en el pri mer Plan de Expansión que ya se ha iniciado. Si hubiera una cierta disponibilidad financiera, capacidad de ingeniería, etc. podría aplicarse en -

- 12 -


primer término a la zona de Carampangue en donde se podría obtener la primera producción en 1980-1982. Para las otras reservas, es posible que los plazos de estudio, proyectos y realización prolonguen la puesta en marcha hasta 1990-95. 8) EVALTJACION DE ESTAS POSIBILIDADES Cada posibilidad como las descritas, exigeuna evaluación que indique las ventajas o desventajas de realizarla. El actual Plan de Expansión ha demostrado su conveniencia y la evaluación de sus resultados es satisfactoria y ventajosa para el país y para ENACAR, pudiendo resol ver en parte la crisis a mediano y larga plazo. Tenemos programado iniciar el estudio de fac tibilidad del posible segundo plan reuniendo todos los ante cedentes que permitan la evaluación del interés nacional en su explotación. Desde el punto de vista interno se deberán comprobar las reservas y su explotabilidad; las inversiones necesarias, los plazos y horizontes necesarios. Desde el punto de vista externo se deberá esclarecer la verdadera de manda de carbón y su estabilidad; las posibilidades finan cieras y por último la incidencia que tendrán en el mercado

- 13 -


el desarrollo de otros recursos como la energía nuclear, la utilización de los Carbones de Magallanes, etc. Si estos últimos entran en producción en ladécada del 1980-90, ello sólo significará una primera etapa que de ninguna manera podrá suplir todo el déficit. La pri mera plant. nuclear proyectada será de 600 MW, solamente el 20% de la que será la potencia instadada de ENDESA en 1990 y la explotación en Magallanes de 5

mill0

de tons0 de car -

bón al año, sólo equivale aproximadamente a la actual pro ducción de petróleo nacional. Es posible que estos recur sos adquieran un mayor desarrollo en la década de 1990-2000 y aún así parece que no producirá un desplazamiento de loscarbones de Concepción y Arauco. Lo anterior significa que la explotación deCarampangue tendrá un horizonte favorable, por lo menos enel lapso 1975-2000 por lo cual podrá justificarse su realización. Por último la explotación de las otras reser vas por ahora desconocidas a desestimadas, debe postergarsus proyectos hasta reunir mayares antecedentes. En todo caso, se podrá pensar que nuevas tecnologías, como por ejem plo una gasificoción in situ, permita hacerlas más atractivas. - 14 -


9) RECURSOS NECESARIOS Los planes en que se comprometerla ENAC1R incluyendo tanto los ya iniciados como los otros posibles,una vez aprobados y coincidentes con las necesidades flOCÍ2 nales, deben recibir toda la ayuda posible consistente enlos recursos necesarios para llevarlos a cabo. Estos recursos pueden clasificarse aproxima demente en los siguientes tres grupos: - Recursos financieros; - Recursos humanos; y - Recursos técnicos en equipos, elementos y métodos de tra bajo. ellos se aplican a explorar y preparar el yacimiento; a desarrollar las galenas necesarias y a continuación a explotar el carbón por media de la aplicación de métodos que suponen un cierto grado de mecanización y une determinada dotación de personal. Todo lo anterior dirigido y controlado por una administración adecuada. 9.1.) Recursos financieros Ellos deberán ser suficientes para poder cum plir con los programas que se tracen pudiendo provenir de aportes del Fisco, de créditos nacionales o extranjeros y -

- 15 -


ndamentalrfleflte en un precio de venta adecuado Con respecto a este último será interesante tudiar la alternativa de un precio de venta que incluya t2 s los item que permitan satisfacer las necesidades de laipresa, levantando el estandard general de ella no sólo enlo que respecta a los trabajadores sino el relacionado en el aspecto técnicO y administrativo. 92) Recursos humanas En este aspecto, ENACAR tiene el problema de no disponer de cuadros completos de personal sobretodo esp, cializado y profesional. Ella puede deberse a que el esta dard existente no es atractivo para interesar el ingreso opermanencia en la Empresa Por otra parte, será necesario un plan de capacitación que prepare al trabajador para cumplir mejor SUS funciones. También podría corresponder el desarrollar pla nos de Bienestar, Educación, atención módica, comportamiento laboral y gremial, etc. 9.3.) Recursos técnicoS Se debe contar con los recursos téCnicOS consistentes en equipos, herramientas e instalaciones para desa rrollar correctamente los métodos de trabajo elegidos. Ofi-

- 16 -


cinas de Ingeniería deberán controlar su aplicación e investigar constantemente su mejor y posible modernización. 10) POLITIC:S Y LEGISLACION

Toda la gestión interna de la Empresa como la ayuda exterior, deberá estar dispuesta y controlada atravás de políticas a nivel nacional que establezcan clara mente por un lado cuáles son las obligacione s Y compromisos de

ENAC1LR

como también aquellos compromisos nacionales en

cuanto a estabilidad de mercado, ayuda financiera, fijación de precios, etc. Una ordenación tentativa

de

estas políticas

puede ser la siguiente: 10.1.) políticas en relación a la producción - de prospección de los yacimientos - de desarrollo y explotación de las minas - de investigaciones tecnológicas 10.2,) políticas de car5cter social - de recursos humanos - de condiciones socio-laborales - de remuneraciones - de bienestar

- 17 -


10.3.) Políticas en relación con el mercado - de estabilidad del mercado - de fletas, stocks - de precios de venta - de calidad y consumo - de investigación científica - de importaciones o exportaciones de carbón 10.4.) Políticas financieras - de financiamiento de inversiones - de financiamiento de la operación - de utilidades - de disponibilidad de divisas Por último será necesario que estas políticas queden avaladas con una leqislación que garantice su cumplimiento.

II) CONCLUSIONES 11.1.) ENCj-R dispone de reservas como para colaborar al requerimiento nacional ante la crisis general de energía. 11.2.) Se ha iniciado un Plan de Expansión de 1.350.000 a 2.700.000 tons, al año con reservas conocidas

- 18 -


del orden de 75 mili. de tons. 11.3.) Existe un segundo grupo de reservas relativamente conocidas en la Zona Carampangue del or den de las 30-40 mili. de tons. en donde, sepodría conseguir una producción adicional. 11.4.) Por último, otro grupo de reserva poco conoci das del orden de las 1100-200 mill. de tons. que requieren exploración y reconocimientos para pensar en explotarlas. 11.5.) Estas últimas reservas pueden ser susceptibles a ser aprovechadas por nuevas tecnologías toda vía poco desarrolladas. 11.6.) Se deberán evaluar est&s posibilidades futuras en relación con el comportamiento de las otras fuentes nacionales de energía. 11.7.) ENLCJR necesita recursos para desarrollar estos ma política a nivel nacional que ga1

gestión, todo lo anterior remachado,

gislación protectora y adecuada. ?nta con personal adiestrado y capaciste tipo de trabajos mineros pero de)rzar y ampliar sus cuadros administra-

- 19 -

-J


tivos y técnicos para poder llevar a cabo los planes de expansión. En otras palabras, ENiCAR deberá crecer hasta quedar prácticamente al nivel de las grandes Empresas nacionales.

- 20 -


SITUACION DE LA INDUSTRIA DEL CARBON EMPRESA NACIONAL DEL CARBON