Page 1

COMISION NACIONAL DE INVESTIGACION CIENTIFICP. Y TECNOLQGICA (CONICYT) Canada 308 1 Casilla 297 - y

Santiago, Chile

/lali-V 7^ SEMINARIO SOBRE LOS RECURSOS ENERGETICOS DE CHILE

Santiago de Chile, 16 - 19 Abril 1974

TERCERA SESION DE TRABAJO (Primera Parte y Conclusi贸n) Mitrcoles 17 y Jueves 18 de Abril

TEMA: ANALISIS DE LAS REPERCUSIONES DE LA CRISIS (ACTUAL Y FUTURA DE LA ENE RGIA)


La Mesa encargada de conducir este tema fue presidida por el General (R) Manuel Pinochet S., actuando como Moderador el Ingeniero de ENAP, señor HernEin Briceño, como Relator el Ingeniero de ENDESA, señor Mario Zenteno y como Secretario, el señor Sergio Montenegro de CONICYTO En la primera parte desarrollada el miórcoles 17 en la tarde se acordó escuchar la relaci6n del tema y las intervenciones dirigidas a aportar mayores antecedentes a la exposición efectuada. La relación del señor Zenteno destacó los efectos

directos e indirectos derivados del alza desmedida de los los precios de/combustibles que el país se vert obligado a ¡mportar para cubrir el déficit de energía, por lo menos durante la próxima década. 1.

Efectos económicos directos Frente a la complejidad que reviste la determinación

de la demanda futura de energía, se puedo señalar que para el próximo decenio una tasa media realista de crecimiento anual seria de un 75%, con lo cual la demanda total de energía comercial en Chile en 1983 alcanzaría la cifra de 15.200 KTPe, lo que originaría un déficit de 9200 KTPe que obligaría a importar 11.3 millones de m 3 de crudo a un costo de 940 millones de dólares. Sólo este año el aumento del precio del petróleo le significar5 al país un desembolso adicional de 260 millones de d6lares0


-2--

2.

Efectos económicos indirectos a) Para 1974 el impacto del alza sobre nuestra balanza de pagos significará un mayor gasto de 120 millones de dólares equivalente a un 25% del presupuesto en moneda extranjera. b) Respecto al suministro de electricidad está asegurado, por depender en su mayor parte de fuentes hidrulicas y del carbón nacional. En cuanto a hidrocarburos la inestabilidad política del Medio Oriente podría afectar la seguridad de abastecimiento, suponiendo que la estructura

del

con-

sumo no varíe. Sin embargo, modificando esa estructura pueden obtenerse economías. Para ello sería útil disponer de las demandas netas de energía (consumo final) y de los balances energéticos correspondientes. Se destacó que sólo un trabajo presentado al Seminario ofrece un balance energético del país para 1972 1 del cual se desprende que a nivel de consumo final, los dos grandes abastecedores de energía son la electricidad y los hidrocarburos, con el 87% de la demanda neta. De acuerdo a la estructura del consumo neto, el uso de hidrocarburos se concentra fundamentalmente en calor (72.7%) y transpdrte (91.6%), por lo que parece aconsejable analizar las posibilidades de eronomizar combustible destinado a estos fines.


-3-

Un análisis global de todas estas posibilidades podría ser realizado mediante el uso de un modelo rnatemtico del sector energía que relacionara las demandas a nivel de consumidor con las correspondientes a nivel recursos, modelo esencialmente operacional, que estf siendo utilizado en varios paises y realizado en Chile en forma esporádica por CORFO desde 1962 Se llamó la atención también sobro la situación que podría suceder con posterioridad a 1983, periodo en que habría que considerar, dentro del abanico de posibilidades, las formas de energía no tradicionales cuya aplicación se desarrollaría coordinadamente con los planos de expansión para el carbón, hidrocarburos y electricidad

Sin embargo,

se destacó que es necesario en la formulación de estos nuevos planes, señalar con claridad objetivos coherentes con la realidad nacional. En tórminos cualitativos, el objetivo seria utilizar los recursos con la mayor eficiencia posible y reducir al máximo nuestra dependencia del exterior. La dificultad reside, precisamente, en cuantificar estos

Por otra parte, se expresó que la coherencia de los objetivos con nuestra realidad se refleja a través de restricciones que también es necesario cuantificar. Recordando la intervención de don Raúl Saez, se planteó que un


mjw tipo de restricción podría consistir en limitar el crecimiento de la demanda de energía a una cifra limite, o sustituir energía empleada en calor o transporte, según lo permitan los adelantos tecnol6gicos0 Se destacó en este aspecto la imposibilidad que existe en nuestro medio de poder preparar un cuadro que contenga cifras demostrativas de la ineficencia en el uso de energía y su proyección a futuro, debido a la falta de información. Ello conduce, ademés, a imposibilitar cualquier esfuerzo tendiente a planificar nuestro desarrollo energético, para lo cual os necesario considerar las demandas y una evaluación tócnjcc-económjca (le los recursos. Si se dispusiese de toda la información, el desarrollo energético posterior a 1983 se plantearía como un problema de planificación nacional: definidos los objetivos con sus restricciones, determinadas las demandas y las características técnico-económicas de los recursos, encontrar la combinación óptima de ellos para abastecer dicha demanda. Se plantearían dos preguntas básicas: qué vamos a hacer y cómo lo vamos a hacer. La primera se refiere al programa de obras óptimo para el abastecimiento energético del país, y la segunda, a la formulación de la política energética correspondiente que permita su realización, la que podría contemplar una eventual reestructuración del sector energía, cuya primera etapa sería la creación de un organismo superior que coordine la labor del sector, política seguida por la mayoría de los países (Estados Unidos


-5por ejemplo) para enfrentar la actual crisis Se hizo referencia a un estudio de la Universidad de París acerca de la forma en que la actual crisis afecta a los paises con diferentes estructuras económicas. De este estudio se desprende que el mayor impacto de la crisis del petróleo lo experimentan, naturalmente, los paises subdesarrollados. Para los paises industrializados, la crisis, ms que un efecto económico, se manifiesta en forma de seguridad de suministro Por íhtimo se hizo referencia a un trabajo de Fremont Félix ("Energía y Desarrollo"), preparado para ate-

nuar la neurosis creada por el estudio "Límites del crecimiento", elaborado por el M.I.T.para el Club de Roma, en el que se demuestra que el crecimiento exponencial, con excepción de la población, jarns se ha producido por ms de una década o dos en cualquier categoría de consumo o producción. Según este autor, existe una "barrera exponencial", a la cual se puede acercar pero nunca coincidir. A la exposición del señor Relator siguió un breve planteo de observaciones, aclaraciones o adiciones, las que coincidieron en señalar que Chile desafortunadamente continuará siendo deficitario de energía; que para superar esta condición todos nuestros sectores tienen una tarea que cumplir; que el problema de fondo es el abastecimiento y no el punto de vista económico (balanza de pagos); que la crisis actual no ha llegado a la cima y tiene que resolverse; que la crisis de energía parece ser mas bien


-6un pLOL).Lema politico, ya que las reservas sen por lo menos diez veces mayor que el que las compañías declaran,oxistiendo, sin embargo, otros antecedentes de mayor importancia qie considerar, cual es por ejemplo, el cuestionamiento de la civilización industrial; que la crisis en relación a disponibilidad de recursos no debe alarmar y que ella deriva del pido crecimiento del precio del petróleo en relación a otros precios industriales en un corto tiempo; que el aumento de las importaciones ha repercutido en las reservas internas de los países adquirentes de petróleo en fuerte proporci6n Argentina (18%), Brasil (23%), Jamaica (65%), Uruguay (39%) y Perú (18%); que son importantes las reuniones como la que actualmente se celebra en las Naciones Unidas para tratar precisamente el problema de los precios de las materias primas, abogndose porque ellos sean ms establos y justos; que lo que realmente existe es una crisis de demanda aumentada artificialmente y dominada por el pánico. Para paliar esta situación se coincidió en sugerir una mejor eficiencia en el uso de los combustibles destacndcse la experiencia de Chilectra que ha logrado una mayor eficiencia de un 7% y una reducción de pérdidas deelectricidad de un 22 a un 12% (Provincias de Santiago, Valparaíso y Aconcagua),lo que significan 350 millones de KW/hora al año (80000 tan/año de petróleo)


-7-

La segunda parte de la Sesión de Trabajo se

cumpli6

el Jueves 18 de abril en la mañana y fue destinada al debate general del tema Las intervencines se dirigieron a destacar la conveniencia de que el organismo de coordinación del sector energético sea además el impulsor de todo este sector socio-econ6mico; que cualquier solución que se adopte no sólo debe considerar aspectos €cnicos sino que fundamentalmente sociales o de conducta; que la crisis tiene también repercusiones en términos de inflación, desocupacióny escasez de alimentos por insuficiencia de abonos nitrogenados; que es previo a cualquier accín conocer las necesidades globales y particulares del sector; que para afrontar la crisis deben desarroilarse todas las posibilidades de solución (convencionales y no convencionales) y que deben hacerse esfuerzos por aprovechar los componen tes ms nobles del petr6ieoy no malgastarlo en su solo uso como combustible. Luego de considerar y analizar estos antecedentes, la Mesa se permite someter a consideraci6n de la Asamblea las siguientes conclusiones: 1. La actual crisis plantea un problema serio en trminos de abastecimiento, ms que econ6míco. 2

La particular estructura de la demanda impide soluciones a corto plazo.


-8-

3.

Las pcsibles alternativas de solución en el corto plazo sólo tienden a obtener un uso ms eficiente de este recurso.

4.

El impacto de la crisis es extraordinariamente fuerte y aun no se ha desarrollado en su plenitud. En todo caso, comprometo parte importante de recursos financieros.

5.

tuacindeabastecimientosersjPre

1 6.

En el largo plazo se prevó la acción deung nísmo coordinad

entre otras funciones,

elabore un inventario de recursos con que cuenta el país, determine la demanda futura efectiva de energía y asigne competencias en la solución integral del problema. 7.

Deben estimularse todos aquellos recursos nacionales que económicamente pueden desarrollarse,,


TERCERA SESION DE TRABAJO (Primera Parte y Conclusión)  

Miércoles 17 y Jueves 18 dea Abril Tema: ANALISIS DE LAS REPERCUSIONES DE LA CRISIS (ACTUAL Y FUTURA DE LA ENERGIA) SEMINARIO SOBRE LOS RECU...

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you