Page 1

ESTADO DE AVANCE DE '

-

BECARIOS DOCTORALES DE CONlCYT

DR. BERNABE SANTELICES INTRODUCCION

En Marzo del año 1988, CONlCYT entregó las primeras 30 becas a estudiantes de Programas de Doctorado en Universidades chilenas. A cinco años de haberse desarrollado este Programa, ha resultado de inter6s el hacer una evaluación del desarrollo curricular y del avance de estos estudiantes. Este' documento contiene dicho análisis.

METODOS Y LIMITACIONES

Los datos fueron obtenidos de los informes anuales y otros antecedentes de los becarios que CONICYT mantiene en sus archivos. Se complementaron con canas personales a profesores tutores y a becarios cuyas respuestas fueron recibidas en CONICYT antes del 1 de Noviembre de 1992.

Como se indicó anteriormente, el njmero de becas entregado por CONICYT en 1988 fue de 30. Dicho número se mantuvo en el concurso 1989; subió a 35 en 1990 y 1991 y volvió a incrementar a 45 en el concurso 1992.

En este análisis, se ha tomado como

primera aproximación el hacer un estudio en profundidad de la generación del año 1988 a fin de percibir tendencias en relación a su rendimiento estudiantil, y al grado de 6xito o de dificultad que han tenido para obtener su doctorado.

Habiendose detectado ciertos

patrones generales en estos doctorantes, la segunda parte de este informe contrasta, en la medidad que es posible, la situ&ión de esta generación con aquellas de años posteriores.

.'


2 Así este informe está dividido en dos secciones: la primera es específica sobre la generación de 1988; la segunda es una visión general sobre las generaciones del año 1989 a 1992.

e .= Resulta de importancia considerar que el tamaño de cada generación de estudiantes es

pequeña (30 a 45 casos) y que las cinco generaciones de becarios están en muy distintos niveles de formación. Asf, las tendencias que aparecen no siempre están sustentadas sobre una base amplia de datos y con frecuencia ha sido necesario analizar grupos de casos con escasos componentes.

Más aún, debido a que las distintas generaciones de estudiantes se encuentran en distintos estados de formación, no siempre es posible comparar todas las generaciones en todos sus aspectos.

A pesar de estas limitaciones,las tendencias que emergen de este andlisis

deberían ayudar a mejorar el sistema actual de becas.

GENERACION 1988

1.-

Distribución General

La Tabla No 1, resume la situacidn general de los becarios de la generacidn de 1988 hasta el momento que se hizo este análisis (Noviembre 1992.). El número de graduados a finales del año 1991 -la fecha esperada de graduación para esta generación-, alcanzó sólo al 3,3% del total de becarios. Eso quiere decir que solo un estudiante alcanzó la meta de doctorarse en 4 años de beca.


3 Un año mas tarde (Noviembre de 19921, el número acumulado de graduados aumentó a cuatro, lo que constituye un 13,3% del total de la población de becarios de la generación de 1988.

Un total de dieciseis otros estudiantes mostraron en sus informes respectivos una expectativa definida de graduaci6n, en fechas que van desde finales del segundo semestre de 1992, hasta finales del primer semestre de 1994. En general la respuesta de los tutores de estos estudiantes fue que ellos ya estaban avanzados en sus tesis respectivas y que, a no mediar algún desastre mayor, la fecha respectiva de graduación era predecible.

TABLA No 1 Distribucidn General de los 30 becarios de la generacidn 1988

1.-

Distribución General Situación

Fecha

Total

%

Graduados

11-91 11-92

1 3

11-92 1-93 11-93 1-94

Abandonaron 11-89 11-90 11-91 11-91 11-92

Esperanza Definida Graduación

Total Acumulado

% Acumulado

3.3 10.0

4

13.3

3 2 9 2

10.0 6.6 30.0 6.6

7 9 18 20

23.3 30.0 60.0 66.6

1 1 1 1 1

3.3 3.3 3.3 3.3 3.3

2 3 4

6.6 10.0 13.3 16.6

5


4

Cinco estudiantes (16.8%) del total de 30, que componen esta generación tenfan a noviembre de 1992 una esperanza remota de graduación. Esto significa que no habla aún de parte del profesor gula correspondiente un compromiso sobre la fecha de término de la Tesis. Todos estos estudiantes, sin embargo, segufan dedicándose, en la medida que los recursos se lo permitlan, a sus respectivos estudios de postgrado.

A noviembre de 1992, cinco estudiantes de esta generación hablan abandonado el Programa. Dicho abandono ocurrió en forma intermitente a lo largo de los últimos 4 años. No se observa en esta generación un semestre o un año determinado que concentre una mayorla de abandonos.

2.-

Distribución por sexo

La Tabla No 2 compara la distribución general de los estudiantes de la generación de 1988, separando los casos de acuerdo al sexo de los becarios. El porcentaje de abandono de estudiantes del sexo femenino es el doble que el del sexo masculino y su porcentaje de graduación es significativamente menor. TABLA No 2 Distribuci6n General de los Becarios de la Generación 1988 separados por sexo (situación a noviembre 1992) SITUACION

SEXO

Femenino

....................................................

Masculino

Inicio

12

18

Abandono

3 (25%)

2 (11%)

Graduación

O (0%)

4 (22%)

Esperanza cierta

5 (41%)

11 (61%)


5 Más aún, un porcentaje importante (34%) de los becarios del sexo femenino tenla, a noviembre de 1992, sólo una esperanza remota de graduación.

El tipo de razones de abandono declaradas por los becarios son distintos en ambos sexos. Los estudiantes de sexo femenino en general abandonan por razones familiares (por ej. traslado de cónyuge; aumento de familia). Los becarios de sexo masculino abandonan por razones económicas.

3.-

Caracteristicas curriculares de la ~oblacidnmás avanzada de la aeneración 1988

Si se analiza la muestra de becarios de 1988 que a noviembre de 1992 aparecía como más avanzada en sus estudios (estudiantes ya graduados o que esperaban graduarse durante el segundo semestre de 1992) se constata (Tabla No 3) que cuatro de ellos habian ingresado a sus respectivos Programas de Doctorado antes de la adjudicación de sus becas. Dos de estos cuatro estudiantes tenían ya cursos adelantados, otro ya había aprobado su exámen de calificación y el cuarto había incluso iniciado ya su tesis al momento de obtener la beca. A estos cuatro estudiantes se debe agregar dos estudiantes que terminaron su Magister en el año inmediatamente anterior al que iniciaron el beneficio de la beca, en áreas esencialmente similares a aquellas en que iniciaron su Doctorado. Uno de estos casos, incluso continuó en la misma institución. En consecuencia estos 2 estudiantes del total de

7 tambikn pueden ser considerados como que tenían experiencia previa equivalente, por la menos, a cursos adelantados en su Programa de doctorado. Asi, de esta muestra de becarios más adelantados en sus estudios, resulta que solamente uno de ellos puede ser considerado u n estudiante que recien egresaba de una licenciatura al momento de iniciar sus estudios de postgrado.


7 Un cieno número de estos estudiantes ha debido dedicarse a realizar ayudantlas de docencia o de investigación. Incluso algunos de ellos cumplieron actividades de jornada completa en Instituciones universitarias durante su tenencia de beca. Un porcentaje pequeño de esta submuestra parece haber retrasado sus estudios por estadías de perfeccionamiento en el extranjero y en un par de casos la ocurrencia de catástrofe afectó el rendimiento acad6mico.

5.-

Caraa v rendimiento académico de las aeneraciones 1988 v 1989

En esta parte del análisis ha sido posible considerar en conjunto las generaciones de los años 1988 y 1989, datos que están mostrados en las Figs. 1 y 2.

FIGURA No 1

Número de cursos (incluyendo cursos formales y10 seminarios) por semestre, declarados por las becarios de las generaciones 1988 y 1989


FIGURA NO 2 Número de semestres ocupados con cursos por becarios de las generaciones 1988 y 1989

El número de cursos por semestre seguidos por estas dos generaciones de estudiantes antes de su exámen de calificacidn fue de 1 a 3 (Fig. 1 ) . Solo una pequeña minoría mantuvo regularmente cargas del orden de 3 6 4 cursos por semestre. Como lo indica la Figura 2, el número de semestres ocupados con cursos por estos estudiantes de Programas de Doctorados se extienda a 6 6 7.

La generación de 1988 tiene una moda en 5

semestres, con un número menor de casos que aún sigue cursos en el 6' y 7' semestres. En el caso de la generacidn de 1989 la situación es similar; aunque no hay casos de estudiantes tomando cursos en el 7 O semestre, hay un número alto de casos todavla siguiendo cursos tres años despues de haber iniciado su beca.

La epoca en que ocurre el exámen de calificación está estrechamente relacionada con el total de cursos y seminarios formales tomados por los estudiantes.


FIGURA No 3 Semestre en que se aprueba el examen de calificacibn

El exámen de calificación de la mayoría de estos estudiantes ha sucedido entre el quinto y el septimo semestre (Figura No 3). Existen pequeñas diferencias entre una y otra

generación, pero en general estos estudiantes están aprobando su exámen de calificacidn aproximadamente dos años y medio y hasta tres años y medio despues de haber iniciado el goce de la beca.


FIGURA No 4 Extensión de trabajo de tesis (en número de semestres) declarada por los becarios doctorales de CONICYT de las generaciones 1988 y 1989

Si se analiza el número de semestres, durante los cuales se ha extendido la tesis de esta población de estudiantes (Fig.NO41 se constata una gran dispersión. La mayorla un (60%) de la generación de 1988 llevaba, a noviembre de 1992, entre 5 y 7 semestres en tesis. Tres de los cuatro estudiantes de esa generación, y que se hablan doctorado a esa fecha, habían demorado 7 semestres en su tesis mientras que uno de los graduados se demoró

6 semestres en tesis. Los estudiantes que acuparon más semestres en trabajo de cursos recidn llevaban a noviembre de 1992, 3 o 4 semestres de tesis y en general correspondlan a los casos con esperanzas remotas de graduación. Hay unos pocos casos, además, de estudiantes que estaban a esa fecha completando su quinto año declarado de tesis, sin que aún pudieran acceder al grado. La generación de 1989 aparecia, a noviembre de 1992, como similar a la generación previa. La mayoria de los becarios que estaba en tesis (81%) llevaban 3 a 5 semestres de trabajo de tesis, sin que ninguno se graduare aún. Existe en .esta.población, ademds, un número


11 pequeño de estudiantes (19%) que ya incursiona en su cuarto año de tesis, aún sin graduarse.

-

GENERACIONES 1989 1992

Los estudiantes de doctorado beneficiados con becas CONICYT en los últimos cuatro años

(1989-1992) pueden ser comparados en algunos aspectos con la generación del año 1988.

1.-

Distribución General

La visión general de los becarios CONlCYT de las generaciones posteriores a 1988 indica (Tabla N05) que las expectativas de graduación no han incrementado significativamente. De hecho, s61o e1 3,2% de los estudiantes de la generación 1989, cuya totalidad deberla

haber estado completando su tesis hacia fines del año 1992, ha terminado su tesis.

TABLA No 5

Visión general de los becarios CONlCYT de las generaciones posteriores a 1988

-

No becados

30

3O

35

35

45

Graduados

13.3%

3.2%

0.0%

0.0%

0.0%

Estudiando

70.0%

60.2%

77.1 %

94.3%

97.8%

Abandonaron

16.6%

35.5%

22.9%

8.6%

2.2%

--


12 Más aún, el nivel de abandono incrementd muy significativamente en las generaciones 1989 y 1990 y se ha mantenido relativamente bajo entre los becarios de los años 1991 y 1992. Sin embargo, el tiempo transcurrido para estas dos últimas generaciones, es aún escaso como para hacer comparaciones pertinentes.

TABLA No 6 Graduación, esperanza definida de graduación y porcentaje de estudiantes actualmente en tesis en las generaciones posteriores a 1986

Graduados Esperanza definida de Graduación

En tesis

11-91 11-91

3.3% 10.0%

3.3% 0.0%

11-92

10.0%

3.2%

1-93 11-93 1-94

6.6% 30.0% 6.6%

0.0% 0.0% 0.0%

20.0%

54.8%

22.9%

11.4%

8.8%

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------La esperanza definida de graduación en la generación del año 1989, se muestra tan reducida como en la generación de 1988 (Tabla No 6). Llama la atención que las generaciones de los años 1990, 1991 y 1992 exhiban una proporción interesante de estudiantes trabajando ya en sus tesis. Sin embargo, es importante recordar que tambidn la generación 1988 las debe haber tenido en sus primeros semestres de beca, algunos de los cuales hoy forman parte de la poblacidn que a noviembre de 1992 había completado más de 6 semestres en tesis.

2.-

Distribución por sexo

El análisis de la situación general de los becarios de los años 1989 a 1992 separados por sexo muestra que han habido cambios en la tendencia mostrada por la generación de 1988. Si bien es cierto que todos los graduados a noviembre de 1992 eran del sexo masculíno,


13 el porcentaje de estudiantes en tesis es mayor en los becarios de sexo femenino que en aquellos de sexo masculino. Sin embargo es necesario considerar que estos valores están influidos por los becarios de la generación 1988. En efecto, pareciere que en las últimas generaciones los estudiantes del sexo femenino están avanzando más rapidamente que aquellos del sexo masculino. Si se considera solamente las generaciones 1989 a 1992, se constata que 18 becarios del sexo femenino y 17 becarios del sexo masculino están trabajando en sus tesis. En terminos relativos esto corresponde especificamente al 28% de los becarios de sexo femenino y al 15% de los becarios del sexo masculino. Los porcentajes de abandono son similares en los estudiantes de ambos sexos (Tabla No 7).

TABLA No 7

Distribución general de los becarios (generaciones 1988-19921, separados por sexo

SEXO SlTUAClON

FEMENINO

MASCULINO

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------Inicio

64

111

Abandono

9 (14%)

19 (17.1%)

Graduados

O (0%

5 (4.5%)

En Tesis

22 (34%)

18 (16%)

El tiempo de abandono (Tabla No 81, parece mantenerse como relativamente dificfl de predecir, aunque en las generaciones del año 1989 y 1990 hubo una mayor concentracidn de estudiantes que abandonaron hacia el inicio de sus becas.

Parece todavía

prematuro como para poder indicar algún patrdn en las generaciones siguientes.

muy Sin

embargo, entre estos estudiantes el porcentaje de abandono en los primeros y segundos semestres ha sido menor que el de generaciones precedentes.

.


TABLA No 8 Tiempo de abandono de estudio en los becarios CONICYT de las generaciones 1988-1992

No de Ingreso

No abandono (%)

Primer Sem. Segundo Sem. Tercer Sem. Cuarto Sem. Quinto Sem. Sexto Sem. Septimo Sem. Octavo Sem. Noveno Sern. Decirno Sem.

Cuando se analizan las razones del abandono (Tabla No 9) dos nuevos componentes aparecen en las últimas generaciones. Mientras las razones familiares y econdmicas fueron las más importantes para las generaciones de los años 1988 y 1989, el bajo rendimiento acad6mico ha aparecido como una razón de importancia para las generaciones 1990 y 1991. Ella se expresa, en general, a partir del tercer semestre y hacia la Bpoca del exámen de calificación. Esta causal no se ha manifestado todavla en la generacidn del año 1992, pero es problable que ella aparezca en los próximos años.


TABLA No 9

Razones para abandonar los estudios doctorales, declarados por los becarios CONICYT de las generaciones 1988 a 1992

Familiares

3

3

Económicas

2

2

Bajo rendimiento Otras becas

-

-

2 1

3

Otros

Una segunda razón adicional de abandono, que ha emergido en los últimos años (Tabla N09) se refiere a la existencia de otras becas. Probablemente como resultado del incremento de ayuda externa para Ciencia y Tecnología que ha experimentado Chile en los últimos años, con los consecuentes incrementos en las posibilidades de becas al extranjero, un número de estudiantes de doctorado de nuestros Programas ha abandonado sus estudios en Chile para continuarlos en universidades de Estados Unidos y en Europa apoyados por becas internacionales.

3.-

Caracteristicas curriculares de la oblación más avanzada

El análisis de los estudiantes más avanzados (Tabla No 101 en las generaciones del año 1989 a 1992 sigue mostrando que una parte significativa de ellos corresponde a estudiantes que ya estaban en el Programa de Doctorado antes del otorgamiento de la beca


-.

- --

16 o que provenlan de algún Magister en la misma área de investigación. La población asl llamada de estudiantes "normales", eso quiere decir,

estudiantes derivados de una

licenciatura, que han ingresado directamente al Programa de Doctorado siguen siendo una porción muy minoritaria de los estudiantes más avanzados.

TABLA No 10 Caracterlsticas curriculares de la población mas avanzada de becarios CONICYT en las generaciones 1988 a 1992.

1988

1989

1990

1991

1992

No casos

7

2

8

4

4

En programa desde antes que beca

4

O

5

MSc previo a acepatación

2

"Normal"

1

1

2

4.-

Caraa Acadkmica de las aeneraciones 1988-1992

Como se indicó previamente no ha habido suficiente tiempo aún como para poder hacer con las últimas 3 generaciones un análisis equivalente a lo que se hizo con la generación del año 1988. Sin embargo, es posible comparar el número de cursos por semestre que las nuevas generaciones de estudiantes están tomando.

--


FIGURA No 5 Número de cursos por semestre tomados por los becarios CONICYT, de las generaciones 1988 a 1991

La carga académica de los estudiantes de las últimas generaciones, en comparación con las generaciones 1988 y 1989 ha aumentado.

La mayoria de los estudiantes de la

generación 1990 y 1 99 1 están tomando 3 cursos por semestres y el número de estudiantes tomando 4 cursos por semestre ha aumentado. Incluso existen casos de estudiantes aprobando hasta 5 cursos por semestre. Es esperable que el tiempo de graduación de estos estudiantes disminuya. Sin embargo, todavla existe entre ellos un porcentaje importante de la población que no toma más de 3 cursos por semestre. Es posible que muchos de estos estudiantes estén produciendo resúmenes a congresos o publicaciones mientras hacen uso de su beca. Sin embargo, desde el punto de vista de CONICYT, la primera responsabilidad de estos estudiantes debiera ser la completación de sus estudios regulares de postgrado en el perlodo comprendido por la beca.


CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

El objetivo general del sistema de becas de postgrado de CONICYT, es contribuir a la consecución de estudios de postgrado en Chile.

La Única forma objetiva de medir el

cumplimiento de estas metas es evaluando e& número de becarios que en la distintas generaciones ha logrado completar sus estudios de doctorado. Desde esa perspectiva, el resultado más sobresaliente del análisis de casos realizados en esta evaluación es el escaso número de estudiantes que ha logrado completar dichos estudios en el periódo de la beca.

Las causas por las cuales los estudiantes de doctorado no completan sus estudios y egresan del sistema universitario parecen ser de lndole diversa.

Algunas, como la

posibilidad de plazas ocupacionales para doctores en instituciones nacionales pueden ser diflcilmente modificadas a trav6s de cambios de polltica de CONICYT. Sin embargo, existe un conjunto de medidas que CONICYT podrla adoptar a fin de mejorar el aprovechamiento y rendimiento general de estas becas. A continuación se analizan seis de tales medidas que

parecen de primera importancia.

1

.-

Monto de la beca

La posibilidad de que el becario pueda dedicarse a plenitud a su programa de estudios de postgrado aparece como de primera importancia. El bajo monto de las becas en las generaciones 1988 y 1989 parece haber sido un factor clave en el retraso que estas generaciones han mostrado en la obtención de sus grados.

En los últimos tres años CONICYT ha incrementado el monto económico de las becas. Pareciera, sin embargo, que el monto actual (aproximadamenteel equivalente a USS 500.mensuales) es aún pequeño, en consideración a que la población de becarios esta


19 compuesta de estudiantes adultos, a menudo con obligaciones familiares, y que deberlan dedicarse por entero a sus estudios de postgrado. La muy estrecha correlación entre prolongación de estudios de doctorado y obligaciones de trabajo docente o de investigación que tan frecuentemente ocurrió en las generaciones de 1988 y 1989- argumentan a favor de mejorar las condiciones económicas de las becas al punto de permitir que los becarios no deban aceptar otras ocupaciones para poder subsistir. Una evaluación del valor actual con respecto a los gastos promedios de un becario tipo realizado por el Comit6 Asesor de Becas sugiere la necesidad de aumentar estos montos en un 5 0 % (hasta llegar al equivalente a USS 750.- mensuales).

En la actualidad (Marzo de 1993) las becas CONICYT cubren aproximadamente el 60% del total de postulantes a las becas. Dado que dicho universo de postulantes es un tanto heterogéneo, no aparece como recomendable incrementar los esfuerzos para aumentar a

un porcentaje mayor de postulantes (por ejemplo, un 80% o un 100%) la cobertura de becas. El número de becas debiera ser aumentado sólo si el número de buenos candidatos aumentara a futuro.

2.-

Extensión de la beca

La extensión máxima actual de las becas doctorales es de 4 años nominales. Ellas se extienden a un perrodo adicional sólo bajo condiciones muy excepcionales, debidamente avalados por el Comite Asesor de Becas.

Sin embargo, durante cada año calendario, la beca cubre sólo 1 0 meses de mantención. Así, en terminos reales ella se extiende sólo por 4 0 meses (3 112 años). La explicación de esta medida es que el periodo de estudios regulares anuales en las universidades chilenas es sólo de 1 0 meses.


20 Esta medida tiene varios efectos que deberlan ser analizados. Ella obliga a que el becario deba buscar fuentes de financiamiento durante los meses de verano a fin de poder seguir viviendo. A menudo ello lo lleva a.comprometerse con actividades que lo alejan de su programa de postgrado o de su trabajo especlfico de tesis y lo sumerjen en problemas cientlficos ajenos que, si bien le pueden aportar una mayor experiencia, a menudo lo retrasan en la consecución de su propio trabajo. Muchas de estas responsabilidades pueden ser difusas y mantenerse más allá de los meses de verano, por efecto de la presión de los respectivos empleadores, los que a menudo son los propios tutores de los becarios.

Más aún, si bien es cierto que el regimen curricular regular en las Universidades chilenas es de 10 meses, no es menos cieno que en los meses de verano los estudiantes podrlan usar su tiempo en familiarizarse con metodos y tecnicas, y en trabajar en su trabajo de tesis.

Asl, seria recomendable considerar este punto en las politicas futuras de becas. Esta posibilidad significa la necesidad de incrementar en un 20% el monto total anual de las becas.

3.-

Nivel de formación de los becarios

Las características curriculares de las poblaciones mas avanzadas de becarios sugieren que es poco probable que estudiantes recien egresados de una Licenciatura puedan completar sus estudios de doctorado en 8 semestres de trabajo. De hecho, un número importante de las peticiones de extensidn de beca se basa en que el estudiante debió gastar parte de sus primeros años de becario en aprender tecnicas y metodos que debiera haber conocido ya al iniciar su programa de doctorado; o que debió usar parte de su tiempo de becario en cursos remediales que no forman parte de su programa doctoral.


21 Las razones que está motivando a las Universidades chilenas a aceptar este nivel de estudiantes en sus programas doctorales esta más allá de este andlisis. Pareciera que CONICYT cuenta con escasas herramientas para incidir en los niveles de formación de los doctorantes en Universidades chilenas. Sin embargo, deberla tomar algunas medidas para que sus becas vayan a los candidatos mas prometedores.

a.

Factor edad.- En un intento de favorecer candidatos jóvenes y potencialmente valiosos se han fijado lfmites máximos de edad de postulantes (ahora en los 30 años). Esto lleva a que candidatos que ya se han probado en el sistema, que ya han aprobado cursos y exámenes de calificación no pueden optar a estas becas. Parecerla oportuno flexibilizar este Ilmite, considerando no sólo candidatos en estados iniciales de su entrenamiento y menores de 30 años, sino que algunos mayores de esta edad que han realizado un uso particularmente productivo de las oportunidades que el sistema universitario les haya otorgado.

b.

Factor nivelación.- Las becas de aquellos estudiantes que deben realizar estudios remediales de pregrado para seguir sus estudios de postgrado deberia hacerse efectiva s61o despues que tales requerimientos sean satisfechos.

C.

Travectoria en el Droqrama.- En igualdad o similitud de antecedentes, los becarios con mayor trayectoria en los programas deberían ser preferidos sobre candidatos con menor trayectoria.


4.-

Viaies de perfeccionamiento al extraniero

Varios de los becarios CONICYT de las generaciones 1988 y 1989 menos avanzados en sus programas de estudios han realizado estadlas de perfeccionamiento en el extranjero. Asl, esta experiencia que

debiera ser positiva para los becarios CONICYT se ha

transformado en un factor de retraso.

Dado los múltiples efectos positivos que trae para cualquier científico la posibilidad de trabajar en laboratorios afines de paises desarrollados, es indiscutible que esta oportunidad de perfeccionamiento debe mantenerse para los doctorantes chilenos. Sin embargo, ella debe ser organizada de forma tal que permita acelerar mas que retrasar los estudios del becario. Parece necesario que ella sea planificada con mayor atención al trabajo doctoral del candidato que a los intereses de los tutores nacionales o extranjeros. Idealmente estos viajes deberlan servir para que el candidato avance en su tesis doctoral usando recursos que no siempre estan disponibles en Chile. Desde esta perspectiva, no parece recomendable que en estas becas el candidato se dedique a tomar cursos o remediar conocimiento formal que ya deberfa haber conseguido en Chile.

5.-

Sistema de evaluación de rendimiento

Dado el número de becarios CONICYT, la diversidad de las áreas en que ellos investigan y la profundidad de sus estudios, se hace necesario desarrollar en CONICYT un sistema de evaluación de rendimientos.

Esta actividad se debe caracterizar por un equilibrio adecuado entre la autonomla con que deben contar los programas de doctorado de las universidades chilenas y las exigencias y gxpectativas de CONICYT como agente financiante. Dada la naturaleza de esta relaci6n, estas actividades deben estar en manos de científicos expertos y prestigiosos en las areas


23 temáticas. Ellos deben mantener una supervisión sobre el rendimiento de los estudiantes en las distintas áreas, anticipar problemas y buscar soluciones cuando ellos ocurran. Deben evaluar tambien la dedicación de los distintos tutores hacia sus estudiantes doctorales. Este último factor deberla a futuro constituirse en un elemento relevante en el momento de otorgar becas de postgrado.

La función de supervisidn de este grupo de cientlficos se facilitarla enormemente si los datos de los becarios y sus avances se incorporacen a un sistema automatizado de datos, como los que ha generado CONICYT para otros programas. Dicha base de datos permitirla, además, obtener en forma rápida y certera información como la aqul usada para hacer este estado de avance.

6.-

Sistema de comunicación con las universidades

A travks de este conjunto de cientlficos que supervisan el rendimiento de los estudiantes

o directamente, a trav6s de la Presidencia o la Dirección Ejecutiva de CONICYT, se deberla establecer un sistema formal de retro alimentacidn por medio del cual CONICYT haga saber a las universidades, y muy especialmente a los responsables de los estudiantes en los programas de postgrado (jefes de programas, directores de tesis) sus expectativas y puntos de vista con respecto a temas de inter6s común, tales como los objetivos del sistema de becas o el rendimiento de los estudiantes. Ello constituiría, además, una manera adecuada para recibir comentarios o sugerencias de parte de los acadkmicos implicados. Existe una serie de lo que parece ser excesos y deformaciones en que se ha incurrido con las generaciones 1988 y 1989, y cuya corrección depende, en alguna medida de cambios significativos en la actitud de los tutores y profesores gula de tesis. Ello incluye, por ejemplo, la necesidad de reflexionar sobre los niveles de ingreso aceptables para un doctorante; la extensidn de la carga acadkmica full-time exigible semestralmente a un estudiante de este nivel ; la extensión de las tesis doctorales y el sentido de los viajes de


24 perfeccionamiento de los becarios. Los datos existentes para las distintas generaciones de becarios CONICYT sugieren que distintos acad4micos tienen muy distintas percepciones y aspiraciones de este conjunto de actividades.


BECAS DE POSTGRADO PERMANENCIA DE BECARIOS EN EL SISTEMA

BECAS DE DOCTORADO

( 1 ) A Junio d e 1993 permanecen 3P4 becarios d e las becas otorgadas en 1993, estando vigentes 127 becarios en el sistema. (2) Corresponde al total d e becas otorgadas en el período 1988 - 1993.

CONICYT, Junio d e 1993. - ( C a m i t a ~ Ú i i i g aN o e m i )


POSTGRADO - DOCTORADOS

RECARIOSQUEHANOBTENIDOGRADODEDOCTOR

1!

Sergio Vásquez Aranci bia - Becario Doctorado 1989 Doc. en Ciencias m/Química - Universidad de Chile Obtuvo grado de Doctor en Agosto 199 1 Tutor: Roberto Acevedo LL.

2)

Ernesto Cortés Pizarro - Becario Doctorado 1988 Doc. en Ciencias mlQuímica - Universidad de Chile Obtuvo grado de Doctor en Septiembre 1 9 9 2 Tutor: Roberto Acevedo LL.

3)

Carlos Saavedra Rubilar - Becario Doctorado 1990 Doc. en Cienicas m/Física - P. Universidad Católica Obtuvo grado de Doctor en Noviembre 1992 Tutor: Miguel Orzag

4)

Margarita Otero C. - Becario Doctorado 1 989 Doctorado en Cs. Exactas m/Quimica - P. Universidad Católica Obtuvo grado de Doctor en Enero 1993 T u t o r : Enrique Román

5)

Miguel Alvarez Chávez - Becario Doctorado 1988 Doctorado en Cs. de l a Ingeniería - M h g . Química Universidad de Concepci bn Obtuvo e l grado de Doctor en J u l i o 1992 Prof. Patrocinante: Fernando Márquez R.

tr)

Juan Carlos Retamal Abarzúa - Becario Doctorado 1988 Doctorado en Física - P. Universidad Católica de Chile Obtuvo e l grado de Doctor en Diciembre 199 1 Prof. Patrocinante: Miguel Orzag

7)

Héctor David Calisto Pérez - Becario Doctorado 1988 Doctorado en F i s i c a - Universidad da Chile y P. Universidad Católica C7htlivn grado de Doctor en Mayo 1g93 Prof. Patrocinante : Enrique Tirapegui

ESTADO DE AVANCE DE BECARIOS DOCTORALES DE CONICYT (1988-1992)  

En Marzo del año 1988, CONICYT entregó las primeras 30 becas a estudiantes de Programas de Doctorado en Universidades Chilenas. A cinco años...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you