Issuu on Google+

1

-

-

-

-

CRITERIOS PAR:. LA FOIRMULACION DE UNA POLITICA CIENrIFIC\

Documento preparado por Martelo Robert Briere, Jefe del Departamento de Estu.dios de CONICYT, para ser presentado corno base de discusiones en el seminario a celebrarse con personeros de la National Academy of Science de U.S.A. entre los días 11 y 15 de Enero de 1971 Este documento no es voz oficial.de la instituci6n; los ideas expuestas, aunque en parte compartidas con altos eje cutivos y técnicos de CONICYT, solame te comprornaten al autor0

Santiago, Diciembre de 1970

-r ii - ii

COICYT -.

•'


1

i

I, 4

10

Intdcióx

Para abordar el tema de la Política Científica y Tecnológica., conviene fijar un marco teórico mínimo dentro del cual nos aparezcan las funcio nes y los roles que desempea la comunidad científica, en forma orgánica y dentro de un contexto más ge neral, cual es la sociedad. 1.1. C ie ncia, Tecnología, y el Desarrollo económico

Es un hecho totalmente reconocido hoy en día que dentro de la función producción, la innovación tecnológica esta alcanzando una importancia superior a los factores que se consideraban determinantes: traba jo, capital, materias primas. Los cambios en la estru tura económica producidos por la creciente importancia de las tecnologías al permitir la producción de valores agregados insospechados, ha creado de hecho una nueva forma de dependencia entre los países. El poder y la autonomía van ligados a lajosesión de la capacidad de inriov ación tecnoiógi ca.

1

La innovación tecnológica se produce por la efectiva incorporación de conocimientos a la producción, • a los servicios. Estos conocimientos son elaborados, • recibidos, posteriormente elaborados y transmitidos por el 3istema Científico-Tecnológico. conocimiento incorporado a la innova ción ruede ser el resultado directo o indirecto de la invesbigación científico-tecnológica, pero también el resultado de la observación casual, el descubrimiento inesperado, la intuición, la conexión fortuita de hechos, etc. Sin embargo, en las últimas décadas la innovación se ha convertido más y ms en un objetivo específico, producto de una acción coordinada y un esfue zo sostenido. En consecuencia, la Ciencia y la Técnica t?l


se han convertido en instrumentos esenciales del de sarrollo y se han incorporado dinámicamente a su mi ma trama; son efecto pero también causa, lo impul-. san pero también se realimentan de é1'. (1) Por otra parte, la industrialización ha traÍ do consigo un ritmo de cambios en las estructuras sociales de tal magnitud, que la toma de decisiones ha debido cimentarse en una verda.dera ciencia del comportamiento del hombre, campo cada día más importante den tro del Sistema Científico-Tecnológico. Todo plan de acción con miras a hacer cum plir plenamente las funciones del Sistema Científico.. Tecnológico dentro del desarrollo económico y social del país implica un proceso político organizado y cia ramente decidido donde interactúan tres comp nentes fundamentales, más o menos ligados entre sí según sea el sistema político del país, y que son: el gobierno, el sector productivo y de servicios, y el Sistema Cien tífico-Tecnológico, Jorge Sábato (2) describe este ti po de relaciones triangularas es,ecificando que en una determinada sociedad pueden existir tringulos? corres pondientes a diferentes sectores de la economía (minería, agricultura, industrias manufactureras, etc.); o a diferentes ramas de un mismo sector, o a dos o más sectores con algún objetivo común, o incluso a la socie dad en su total. Específica además la existencia de in tra-relaciones dentro de cada vértice del triángulo, pues cada uno de éstos vértices, ya sea el Gobierno, o el Sector productivo y de Servicios o el Sistema Cientí fico y Tecnológico constituye un centro de convergencia de múltiples instituciones, unidades de decisión, actividades, etc., que debe ser capaz de incorporar, transform<r y generar demandas; define por último la exis tencia de interrelaciones entre los vértices, que son de terminantes del buen funcionamiento de la Sociedad. La interrelación Gobierno-Sector productivo está determina da por la capacidad de discernimiento de decisión de


ambos vértices acerca del uso posible del conocimiento para incorporarlo al sistema productivo. La interrela ción Gobierno-Sistema Científico y Tecnológico J.epende de la capacidad del Gobierno para explicitar sus objetivos en materia de innovaciones, y de la capacidad del Sistema Científico y Tecnológico para completar con dis cernimiento la elaboración de los conocimientos hasta llevarlos al estado de aplicabilidad inmediata, y de su capacidad de difusión del conocimiento, y, fundamentalmente en esta interrelación, de su capacidad de formular Dianes de acción, coordinados con los planes de desarro 1 lo La in:errelación entre los vértices Sistema Científico y Tecnológico y ector productivo es la ms difícil de establecer, y es la que de hecho mide la cfi ciencia del Sistema Global 0 Ms adelante analizaremos las razones histórico-culturales que han determinado que en nuestro país, así como en la mayoría de los países de bajo desarrollo, esta interrelación sea casi in xistente, y haya debido suplirse mediante relaciones in directas, a través del vértice Gobierno. El modelo del triéngulo permite igualmente estudiar las extrarelaciones que parten de cada vértice y que pueden llegar a sectores exteriores a la sociedad misma. 1.2. El Sistema Científico-Tecnológico: un marco de referencia0 Los eleri- entos que conforman el Sistema Cien tífico-Tecnológico son las actividades científicas y téc nicas, por una parte, y las actividades conexas por otra parte, que se subdividen en difusión, educación superior y servicios asociados 0 'rodos estos elementos están inti mamente relacionados e través de los flujos de conoci mientos, cuya intensidad será determinante de la productividad del Sistema todo,

el


.'

1. Las actividadesde investiación y Josarrollo se distinguen por la presencia de dos elementos distintivos la creatividad y la realización sistemáti 12

ca de las mismas. ¿has persiguen, mediante la uti lización rigurosa del método apropiado, la obtención de nuevos conocimientos o de una nueva aplicación de conocimientos ya adquiridos. ¿stas actividades se subdividen en

Investi ación_)aJsica o fundamental, que puede ser orientada o libre según haya definido o no objeti vos mediatos de aplicación. aplicada,actividad creativa y siste mtica destinada a acrecentar el conocimiento y di rigida hacia objetivos prácticos de aplicación que surgen como requerimientos explícitos o implícitos de parte de los usuarios; se apoya en la investigación básica.

— Desarrollo tecnológico es el trabajo creativo y sistemático que tiene por fin permitir la utiliza ción práctica. del conocimiento científico y técni co dirigido a la introducción de nuevos materiales, productos, disosiLivos, procesos y métodos, o para mejorar aquellos que existen. Incluye tam bién la construcción y pruea de modelos y prototipos, así como la construcción y operación de plantas piloto con fines ex)erimenta1es. Incluye dibujos, informes, instrucciones sotre normas de operación, fórmulas, especificaciones, etc. 1.2,2. Las actividades de Iifusión científica y técnica en los procesos de transmisión del conocimiento entre diferentes fuentes y los posi bies usuarios (excluyendo el aspecto de educación formal). Tanto las fuentes como los usuarios pueden ser inernos o externos del sistema científico nacio nal. Con fines operativos se distinjuen tres tipos principales de difusión:


(T - Las actividades de documentación - Las actividades de asistencia técnica informativa - La extensión científica y técnica. 1.2.3. Los servicios asociados son trabajos sistema ticos que utilizan conocimientos preexistentes para realizar tareas de apoyo al sistema. cientifico-tecno lógico y a otros sistemas. Se pueden citar: el dise ño y realización técnica, la normalización, el control de calidad, la computción, recolecciÓn sistemética de Datos Científicos y Técnicos de uso general, la regl menación de patentes y licencias, etc. 1,2.4. Lcducaci6nserior incluye todas las actj vidades de educaci6n y entrenamiento en instituciones de educación sueerior, en es ecial la doceecia universita nc de pre y post grado. La educación superior es de hecho un sistema en sí que cumple con otros objetivos ademas de aquellos que lo hacen participar en el sist ma científico-tecnológico. Lo investigación apoya a la acción docente, y esta última forma los recursos h manos para la investigación, y fundam(-2ntalmente para el sector usuario del conocimiento. Por otra parte, es indispensable considerar dentro del sistema Científico y Tecnológico la diversi dad do disciplinas, las que pueden agruparse en cinco campos principales: 1.- Ciencias exactas y nturales 2.- Tecnología y ciencias de la ingeniaría 3.- Tecnología y ciencias médicas •1. - Tecnología y ciencias agropecuarias 5.. Ciencias jurídicas y sociales. Sin embargo, conviene hacer notar aquí que la tendencia de los :ru)os de investigación més ofica ces es hacia l es actividades interdisciplinarias, mie

j

-

tras la formación de recursos humanos en el sistema educación superior tiende a le ultra especialización.


stos dos hechos no son incompatibles, pero aclaran la relación compleja que existe entre Educación e Investigación. ¿n el eráfico de le áçjina siguiente hemos intentado representar los flujos de conocimiento que c racterizan al Sistema Científico-tecnológico, enfatizafl do la gran importancia que tienen las actividades de d sarrollo tecnológico, y también la estrecha interrela ción entre investigación básica e investigación aplicada, que hemos incluído juntas en un mismo elemento. 1.3.

ní_f_ico y Tecnológico nacional

su

desarrollo particular, su baja eficiencia. Un simple análisis histórico nos muestra que la aparición de las actividades de investigación en nuestro país, y la aparición de un sistema científicotecnológico propiamente tal son dos fenómenos independientes: mientras la ciencia existió en Chile ya en el siglo pasado, con gen impulso durante la administración Manuel Montt por la llegada de un grupo importante de científicos alemanes que se radicaron en Chile, y últimamente con un mayor impulso dado por la ley 11.575 de 1954 (que destine

1/2 % de todas las entradas fiscales

a la investigación científica universitaria), el Siste rna Científico-Tecnológico Nacional se encuenbra aún en su etapa de gestación0 En efecto, existen los elementos del sistema, pero sus desarrollos respectivos son muy desiguales, y sus intcrrelaciones escasase

sí por

ejemplo, la investigación básica ha sido amliamente apoyada, debido al rol que ella debía tener en el sisL:c ma de educación superior, pero el desarrollo tecnológico es una actividad incipiente: como se treta de la puerta de salida del Sistema Científico-Tecnológico, es evidente que éste no haya uproducidor casi nada hasta el momento. Quizás se salva de esta aseveracion el carn po de las tecnologías y ciencias médicas, por cuanto su período histórico de desarrollo es más largo y en él se ha logrado la interrelación entre ciencia básica y tecnología.


E X T E

1 0 1?.

i'

) H M (1 H(

o

F

HH -

u u

y

u IiV. BSICA

EDUC'CION 3U1SRIOi

INV ALICA1JA H

/

/

/-

o o o z

u

ยก SERVICIOS ASOCL\DOS

DIFUSION 1

/1

/ /

H

_ !1

u z

nl

โ€ข1 DESARROLLO TECNOLOGICO ti) o,.

SE

C

1

11

O

R DE

U

SU

A

Rl

BIENES

O: Y

[

R

OC

U

CCI

QN

SERVICIOS


En general, el examen de nuestro sistema ciefl tífico-tecnológico nos muestra graves deficiencias, cuando miramos en 1.- il dinamismo y la interrelación entre las distintas actividades del Sistema. 2.- La interdependencia secuencial que deberían mostrar estas actividades0 3.- La magnitud del esfuerzo frente a los resultados obtenidos. 4.- La disponibilidad de recursos humanos y de facilidades para la realización de las Lardas cJe inves tigación aplicada y desarrollo. 5.- La constituci-'-n y características de las instituciones involucradas. 6.- Le croatividad de los grupos de investigación y desarrollo 7.- La comosición interdisciplinaria de los grupos de trabajo. Un análisis detallado do cada uno de estos aspectos, de ls causas ÇÍUC nos han llevado a la presente situación, y de las soluciones que se les puede dar nos llevaría demasiado lejos2 solamente indicaremos a continuación algunas causas muy generales. 1.01. La composición del espectro de campos y disciplinas dentro del Sistema Científico y Tecnológico no ha sido determinada en función de las necesidades dl país, sino ms bien al azar, o con fuerte dependencia cultural hacia los países desarrollados. Esto lo no ta Igor Saavedra quián exprcsa(3) 7 Lo que quiero re calcar de inmediato, sin embargo,

2s

el hecho que to-

do este desarrollo, que, insisto, no es en absoluto despreciable, no parece corresponder en modo alguno a un plan preconcebido, a una elaboracion previa, a una teoría de gobierno, a una acción deliberada de un Estado subdesarrollado, que se da cuenta que el desarro llo científico es básico e instrumental al desarrollo general del país, y que procede en consecuencia a tomar las medidas necesarias para alentarlo y protegerlo.


Una explicación histórica de esta situación pue de estar en el hecho que las Universidades nacionales sintiándose resaonsales de formar la infraestructura científica, recurrieron a sus mejores alumnos reción cqre sados, pura enviarlos con becas a las Universidades Norte americanas o Europeas, sin instrucciones precisas, sin co nocimiento de planes de desarrollo de la investigación, quedando la orientación de estos jóvenes en sus propias manos: sus aptitudes, su vocación, el mayor o menor atrac tivo intelectual de los temas de investigación, y la osca la de valores del medio científico en que se formaron ( y que correaondía a los planes de desarrollo del país en que se encontraban), determinaron sus especialidades 0 La falta de interrelaciones entre distintas actividades del sistema, unida a una estrecha relación entre investigación básica y docencia universitaria determinó un crecimiento distorsionado dentro del sistema, adem5s de un aislamiento de la actividad de investigación básica cuya única vía de salida, la docencia, le permitió au toabastecerse de recursos humanos y crecer sin que este crecimiento obedeciese a requerimientos del Sistema, y por ende de la Sociedad. Este aislamiento hizo que no aparecieran oportunamente las necesidades de actividades de difusión, las que no se desarrollaron como hubiese s do aconsejable, dañando todas las interrelaciones del sistema, y también sus axtrarelaciones. 1,3,3. La desconexión entre al Sistema Científico y Tec nológico y el Sector productivo nacional, traducido en desconfianza mutua, y gua podemos explicar por la formación de una pirámide invertida dentro de nuestras activi dados científicas y tácnicas: importantes recursos humanos, físicos y financieros para la investigación básica, menores recursos para la investigación aplicada, y escasos recursos para el desarrollo tecnológico. Sabemos que en los paises altamente desarrollados sucede justa mente lo contrario.


Como otro factor de desconexión debemos mencionar la deL)endencia cultural y Ibrain draínI en 5US formas mi.s sutiles; la investigación financiada desde el exterior, la motivación 'internacional del investigador que trabaja aislado de su medio social, la promoción de ventas del instrumental científico a tra vés de créditos ligados, becas, etc, y por último, la actitud del científico ante las fronteras del conocimiento: formado en Universidades extranjeras donde no aparece fcilmentc la vinculación entre los ternas de investigación abordados y los problemas del desarrollo socio-económico debido a la complejidad je los respectivos sisomas ciontíficoecnolóçicos, el hombre de ciencia se acostumbro a valorar el interés de determinada investigación solamente en función de la originalidad y actualidad y nivel científico del tema que se propone investigar, sin importarle mayormente los requerimientos del desarrollo socio-económico.

Podríamos seguir así enumerando razones, pero debemos reconocer que la situación difiere bastante de un campo de disciplinas a otro. En particular, el campo de las ciencias sociales merece que se haga un asudio especial, ci que se presenta por separado.


2. Necesidad de unajanificación del des arrollo del sistemientífico-tecnol6gicor La situación que se acaba de describir no es gra ve si se la considera estáticamente: todos nuestros gastos en investigación no alcanzan al 0,5% del Producto Nacional Bruto, y es razonable pensar que en un período de tiempo r lativanente corto el gasto deberá alcanzar algunos porcientos del PNB (la tasi actual de crecimiento del gasto es de 14,8%, 10 que significa duplicar en5 años) de manera que ca t todo, está aún por hacerse. La gravedad de la situación reside en los criterios, o en la falta de criterios, que están determinando la orientación del crecimiento del Sistema Científico. No cabe duda que es urgentemente nacesario COO dinar a los organismos de investigación, racionalizar el Sis tema en función de disciplinas científicas, sectores de apli cación, zonas del país, etc., y, por sobre todo esto, com prometer a los investigadores con las necesidades del desarro llo económico, social y cultural de nuestro país, con total especificidad. Durante los últimos años, en medios de Gobierno cr ció rápidamente la conciencia de la necesidad de aplicar una Política Científica Nacional, para lo cual se produjeron los instrumentos legales y ejecutivos que permitieron progresar en la elaboración de esta política, y en la puesta en marcha de un organismo público encargado de asesorar al Presidente de la República en esta materia, y de ejecutar lo que corres ponda, la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tec nológica. Estructura y funciones de CONICYT Oficina Sectorial de Programación en Ciencia y Tecnología de la Oficina de Planificación Nacional, tiene a su cabeza un Consejo constituído por destacados científicos y tecnólogos. Conforme al estau to orgánico de CONICYT, sus principales funciones son: 30


- Formular el plan nacional de desarrollo científico y tecnológico; - Coordinar las actividades de los sectores público y privado relativas al desarrollo de la ciencia y la tecnología; - Fomentar las actividades tendientes a extender las fronteras del conocimiento, promoviendo la forma ción de científicos y técnicos, y la enseÍianza, per feccionamiento y difusión de la ciencia y la tecnología; - Estudiar y formular las proyecciones de la realidad científica y tecnológica necesarias para la prepara ción del plan nacional de desarrollo científico y tecnológico; - Formular, sobre la base de las orientaciones que le proporcione la Oficina de Planificación Nacional, la Política referente a la Asistencia Técnica Inter nacional, a la cooperación financiera internacional referente a ciencia y tecnología, y a toda otra fo ma de transferencia científica y tecnológica desde el exterior;

- Administrar y coordinar la Asistencia Técnica Inter nacional, la cooperación financiera internacional referente a ciencia o tecnología, y toda otra forma de transferencia científica y tecnológica desde el exterior; - Procurar el cumplimiento de sus finalidades y fun ciones mediante la concesión de becas, subsidios, subvenciones, préstamos y todo tipo de ayuda a estu diantes, investigadores, entidades o instituciones; - Crear o participar en la creación y funcionamiento, de entidades e instituciones de investigación, docu mentación e información científica y tecnológica, sea en su capital, financiamiento o directorio; - Asesorar al Supremo Gobierno en la programación de la inversión y preparación de los presupuestos de las instituciones que reciban aportes del Estado pa ra actividades científicas y tecnológicas;


- Velar por la protección y conservación del patri monio científico y tecnológico nacional, y formu lar las instrucciones a que deberán atenerse los organismos e instituciones que lo empleen. De la lectura de astas atribuciones estatutarias se desprende la clara intención del gobierno de tomar el control del desarrollo científico y tecnológico por las dos vías principales que son: a) El control de la asistencia técnica internacio rial b) El control del financiamiento interno a las ac tividades de investigación. 4. Criterios de1anificaci 6 n y e stratqa de acción La toma del control del desarrollo de las actividades de investigación requiere fundamentalmente de la formulaci6n de criterios básicos: para ello, CONICYT ha creado un Departamento de Estudios y lo ha encargado de analizar la situación actual del Sistema Científico-Tecnológico Na -

cional, su dinámica, sus niveles de calidad por disciplinas o por Centros de Investigación, su productividad científica y su productividad frente a las necesidades del desarrollo nacional, y de proponer en consecuencia algunas alternati vas de desarrollo. 4.1. Acciones a corto plazo. El sólo enunciado muy general de las funciones del Departamento de Estudios muestra la complejidad de las tareas encomendadas y la longitud del plazo necesario para acometer las. De ahí surge la necesidad para los órganos Ejecutivos de CONICYT de proponer acciones inmediatas sin disponer de es tudios acabados. Así deben eritenderse entonces las acciones emprendidas hasta esta fecha, y que son principalmente tres:


4.1.1. Fomento indiscriminado a la ciencia y a la técnica Consiste en dar apoyo financiero a determinados pro yectos de investigación que han sido seleccionados por la misma comunidad científica a través del Consejo de Fomento de CONICYT.. La indiscriminación consiste en dar igual posibilidad a todos los proyectos, cualquiera que sea ciplina. El criterio de selección está básicamente do en la calidad y factibilidad del proyecto mismo, lo califiquen los especialistas que se consultan en

su dis fundasegún número

de dos por cada iroyecto. Este tipo de acción, que justificadamente podríamos llamar "acciones de prestigio" por cuanto apoyan a los investigadores que están a. mejor nivel en el frente del conocimiento, se justifica por cuanto: a) Complementa y apoya la función universitaria de investigación. b) Detrmjna la existencia dc una comunidad científí ca mediante relaciones que van y vienen de un or ganismo central, la CONICYT. c) Permite la confrontación de los investigadores con toda la comunidad científica, logrndose así una sana emulación. Por estas razones, aún cuando CONICYT disponga de es tudios acabados que le permitirán emprender otros tipos de acción, el Fomento indiscriminado deberá mantenerse(en un n vel relativo a determinar). 4.1.2. Programación de 1a Asistencia Técnica Internacional Tal como lo vimos en el análisis de las razones del crecimiento inorgánico de nuestro sistema científico-tecnológico, la Asistencia Técnica internacional se ofrece con objetivos y fines que a menudo no se compadecen con los cri terios de ayuda generosa a los países menos desarrollados El sólo hecho de canalizar toda la que son enarbolados Asistencia Técnica a través de un sólo organismo permite

--...-----,"*.-.-'-.

1- - '

-


evitar en gran medida las acciones ms deformantes. De he cho, el ordenamiento por programas de cada uno de los países que ofrecen este tipo de apoyo, así como la centralización de las solicitudes nacionales de becas, expertos u otros t pos de A 0 T., unido a otras acciones de CONICYT tales como la información al CASE (Comité Asesor de Créditos Externos) de las solicitudes de créditos para la investigación cientí fica y/o tecnológica, está logrando una considerable racionalización de la ayuda externa, aún cuando se tenga concion cia, en este campo quiz&s en forma rns aguda, de la falta de criterios elaborados de prioridades para el desarrollo científico-tecnológico nacional 4.1.3. Creación do un Sistema Nacional de Información y Documentación En el desarrollo científico es factor esencial el acceso oportuno a los documentos que produce, de manera cada vez ms compleja, el sistema científico mundial0 De las enciclopedias a los libros, de los libros a los artíc los en revistas cada vez ms especializadas y de las rovis tas a los informes directos de conferencias, de reuniones internas, etc0 la información moderna, para poder ser producida, transmitida, recibida, clasificada y entrgada opor tunamente, requiere de un manejo eminentemente técnico y mecanizado0 CONICYT, a través de su Centro Nacional de Información y documentación (CENID) se ha preocupado esencial mente de coordinar lbs múltiples centros de información que existen en al país, y de difundir las técnicas de la inforrntica, mediante la organización de seminarios, cursos, con ferencias, visitas, etc0 42. Acciones a largo plazo 4.2.1 La planificación del desarrollo de la ciencia y la técnica se basa en la comprobación do los siguientes hechos:


4.2.1,1. El progreso científico-tecnológico ha multiplicado la productividad del hombre, liberándolo de su milenaria preocupación de trabajar para comer y sobrevivir, permitién dole gozar cada vez más de tiempo para recrearse. 4.2.1.2. La ciencia y la técnica han producido un transtorno completo del espectro de la mano de obra: la máquina ha reemplazado con creces al trabajador manual, y ha requerido cada día más del trabajador intelectual. Por otra parte, los tiempos de recreación han creado nuevas necesidades y por lo tanto nuevos.rcquerimientos de trabajo: docencia uni vorsitaria, turismo, etc. 4,2.1.3. La ciencia y la técnica, controladas en gran medida por los países ms desarrollados, al permitirles multipli car su fuerza de trabajo, han acentuado las diferencias entre estos países y aquellos que no las han incorporado opor tunamente, transformándose estos últimos en proveedores de materias primas y consumidores de valor agregado, para mayor beneficio de los países desarrollados, y perdiendo en la práctica una independencia lograda en el pasado con grandes sacrificios. 4.2,1.4. El progreso do la sociedad industrializada trae con sigo grandes males, cuando su desarrollo obedece únicamente a la dinámica propia de la tecnología, tal como ha sucedido en los países actualmente más desarrollados: la contaminación del ambiente, aire, aguas dulces, mar, suelo que trae consigo la ruptura de los equilibrios ecológicos, daños graves a la salud del hombre y amenaza directa a la supervivencia de la humanidad; el desarrollo de medios de destrucción voluntaria del hombre, tales como armas nucleares, armas químicas, etc.; el desarrollo desproporcionado de urbes inmensas (polimegápo lis) que inciden en una merma de la productividad por razo ncs de transporte, aprovisionamiento, etc; la creación de una mística en torno a la ciencia y la técnica con profundo dosa rraigo a los valores espirituales tradicionales, que se traduce en ruptura del equilibrio psíquico del hombre, ya sea sólo o en sociedad; la creación de un medio-ambiente artificial a un ritmo tal que la adaptación física y psíquica de la


-

especie misma no es capaz de seguirlo. En resumen, es indispensable entrar aceleradamente en la era industrial para rucobrar nuestra independencia, pero esto deberá hacerse premeditadamente salvaguardando los legítimos valores de la humanidad. A este proceso lo llamamos desarrollo social, económico y cultural. El desarrollo científico-tecnológico deberá considerarse a. la vez como pri cipal motor del desarrollo socio-económico, y salvaguardia del hombre integral a través del desarrollo de las ciencias humanas. Así planteados los objetivos generales, existen diferentes métodos para planificar el desarrollo científicotecnológico, basados en diferentes hipótesis: 4.2.2. La teoría de la masa crítica ista teoría expresa que una disciplina científica, adquirido cierto nivel mínimo que permite el intercambio in tornacional fluído de conocimientos, y ubicada en un contefl to científico que permite labores de tipo interdisciplina rio, empieza a producir espontáneamente los conocimientos que van a permitir, después de un desarrollo conveniente, abordar con éxito los problemas del desarrollo socio-económico. La prioridad con que deba decidirse el desarrollo de determinada disciplina debe entonces fluír de un estudio comparativo del nivel de calidad de la parte correspondiente del sistema científico nacional con el desarrollo actual de dicha disciplina en el mundo. De esta metodología puede decirse que se adapta más a la ciencia básica que a la ciencia aplicada o al desairo llo tecnológico, y que reune las siguientes ventajas: a.- Simplicidad relativa de la metodología, lo que permite su aplicación dentro de plazos razonalbes.


5

b.- Respeta el carácter de 'imprevisibilidad de la creación científica, aunque esto pueda ser discutido hoy en día, dada la alta productividad científica de algu nos centros estrechamente "programads't. Tambión puede decirse de esta metodología que se merece las siguientes críticas: a.- Una disciplina científica no es un sistema aislado, y está constituída en general por varias sub-dis ciplinas, de modo que no cabe la definición de una sóla masa crítica: habría una masa crítica por cada sub-disciplina, y habría otra masa crítica para labores interdisci plinarias, etc. b.- El nivel do desarrollo en el mundo de una de terminada discipline no tiene por quá ser el nivel más co veniente para el desarrollo socio-económico del país: en determinado caso puede ser excesivo, de un costo prohibiti yo (ej: física del plasma, física de partículas elementales, etc.),o bien puedo ser insuficiente (ej: sismología, maricultura, etc.) 4.2.3. L .a_integraióyie los requerimientos tecnológicos. sta metodología consiste en la detección de los requerimientos de tecnología dentro del sector productivo y de sorvicios del país, tomado en su totalidad, y en seleccionar de estos requerimientos aquellos que es factible o indispensable producir internamente. Este conjunto de tecnologías que deberán desarrollarse determina otro con junto de requerimientos de ciencia aplicada, el que a su vez determina un conjunto de requerimientos de ciencia básica. Estos últimos requerimientos, integrados por disciplinas, darán una medida de la prioridad con que se deberá impulsar el desarrollo de cada disciplina científica. Las ventajas de esta metodología son las siguientos: a.- Su compromiso directo con las necesidades del desarrollo socio-económico del país. b.- Junto con determinar la prioridad de desarro llo de determinada disciplina, especifica en qué sentido y con qué fines se deberá desarrollar dicha disciplina.


Las críticas que pudiera merecer esta metodología son las siguientes: a 0 - Reconociendo que el desarrollo científico se traduce en tecnología utilizable solamente al cabo de varios años, la programación del desarrollo científico de hoy frente a los requerimientos tecnológicos de hoy es n cierto modo inconsecuente. b.- Desconoce la posibilidad de la creatividad cien tífica que puedo traducirse en tecnología utilizable imprevisible, y por lo tanto indetectable en el an.lisis.de reque rimientos (ej: descubrimiento del efecto LØAOSCE.R., desarro llo de la microsonda electrónica, etc.) A esto puede contra argumentarse que los grandes cambios tecnológicos modernos surgen principalmente de los laboratorios de investigación y desarrollo de las grandes firmas (ej: vidrio flotado) o de los institutos especializados en tecnología, o do inventores aislados 0 c.- La complejidad misma de la metodología que supo no grandes plazos de planificación. En CONICYT los órganos ejecutivos esperan que sur jan de una y/u otra de las metodologías señaladas, criterios de prioridades de desarrollo de las disciplinas científicas que les permitan iniciar acciones de Fomento discriminados'. 4.2.4. Los programas de desarrollo Las metodologías de planificación descritas, ms o menos comprometidas con el desarrollo socio-económico, son universalmente aplicables y lo son en países desarrollados así como en países en desarrollo. Pero existe otra forma de abordar la planificación científica y tecnológica que en cier ta medida es propia de los países en desarrollo, los que se caracterizan por escasos medios disponibles para la investiga ción, y por la presencia de grandes problemas que condicionan, limitan o impiden el desarrollo socio-económico.


a

Así en Chilc existen grandes problemas nacionales tales como la desnutrición infantil y sus consecuencias sobre el desarrollo intelectual y corporal, ci cambio de clima y sus períodos críticos las sequías, la contaminación del am biente por el hombre, fenómeno agudo a pesar de una industria lización incipiente, la escasa explotación ligada al escaso conocimiento de los recursos del mar, la fragilidad de nuestra balanza de pagos debido a la preponderante incidencia del cobre no elaborado en ella, etc0 Estos problemas son un desafío violento a la actividad creadora de nuestro pueblo. Un análisis de cada uno de estos problemas, nos conduce a plantear una serie de requerimientos científicos y tócnicos, de los cuales se infiere un programa. Este tipo de trabajo ha sido abordado por el depar tamonto de Estudios a trav&s do su División Desarrollo de Pro gramas, con ci apoyo de todas las otras divisiones, y rc-cu rriendo a consultas directas tanto a productores como a organismos planificadores o responsables de gobierno, y como a des tacados miembros de nuestra comunidad científica y/o a expertos de cooperación internacional 0 La metodología utilizada varía de un problema a otro, pero puedo resumirse en la detección de los roqucrimien tos tecnológicos o científicos que plantea determinado probi ma seguida de un pcqucfio estudio de factibilidad para cada uno de ellos, obtcnióndose así un listado de las tareas que, pudiendo ser realizadas por nuestro sistema científico tecnológico (aunque esto signifique apoyarlo financiuramante, coor dinar unidades, reestructurar, etc.), tienen amyor efecto en la solución del problema abordado. En la practica, cada programa de desarrollo significa aplicar la metodología comple -ha de los requerimientos de tecnología, pero a la escala reducida del problema, lo que la


a

hace mucho más factible. Además, la presencia en cada programa do algunas disciplinas dominantes facilita las consultas directas a especialistas y expertos, lo que significa en la práctica un corto circuito de las infor macionos provenientes do grandes encuestas, cuyos resul tados por lo demás no son siempre de muy alta confiabilidad. Por otra parte, las acciones de apoyo a la ciencia y a la tcnica que corresponden a dichos Progra mas de Desarrollo, ya no se limitan a determinar si se ha de financiar o no cada uno de los proyectos de inves tigación que presentan a CONICYT las unidades científicas que así lo astimañ conveniente, sino que deberán co sistir en verdaderos llamados a propuestas de labores de investigación a base de proyctos específicos preelabora dos, lográndose así la mayor apertura hacia la comunidad científico-tecnológica en su totalidad, junto con una ac ción orientadora y coordinadora no coercitiva. En efecto, la orientación y coordinación de las distintas unidades científicas se deber5 producir pau latinamente, desde que los esecic1istas son llamados a participar en el proceso do elaboración de los Programas de Desarrollo, hasta que la comunidad científica en su to talidad, por sobre los esquemas institucionales, es llama da a participar en la ejecución de las tareas do investigación. Quizás surjan así acuerdos espontáneos entro dis tintas unidades de investigación para adecuarsc como instrumento a las tareas propuestas. llo deberá incidir además, un una baja de los costos de la investigación. Por último, conviene notar a favor de los programas de desarrollo, su relativa independencia, lo que deberá permitir a CONICYT la puesta en práctica de los programas uno a uno, a medida que se vayan elaborando. Es te tipo de acción deberá significar una adaptación paulatina de la estructura interna de CONICYT, estructura que deberá ser capaz de administrar efectivamente los programas de desarrollo.

-

--


Recopilando las distintas acciones emprendidas o que deberá emprender la CONIOYT, comprobamos que no son excluyentes entre si, y que por al contrario se Corn plcmentan. Ellas son; 1Q El 'Fomanto indiscriminado a la ciencia y la técnica, o Accionas de prestigio.

r

2Q La racionalización y coordinación de la jnfor mación y documentación. 3Q La programación de la Asistencia Técnica internacional. 4Q El fomento discriminado por disciplinas científicas. 5Q Los programas de desarrollo científico-tecnológico por grandes problemas nacionales0 Será taraa fundamonlal de los órganos ejecutivos de CONICYT buscar en cada momento la relación ms adecuada entre cada una de estas acciones.

/cms.


CRITERIOS PARA LA FORMULACION DE UNA POLITICA CIENTIFICA