Page 1

CONICYT

LA

r.

QUIMICA EN CHI LE 1979

L. Santiago - Chile 1980

Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica Canadá 308 - Teléfono 744537 - Casilla 297-y Santiago - Chile


Ji Ji

r

L

r

r'.

r r


1 COMISION NACIONAL DE INVESTIGACION CIENTIFICA Y TECNOLOGICA CON 1 CYT

COMITE

NACIONAL

DE CIENCIAS

LA

QUIMICA

QUIMICAS

EN

CHILE

Santiago de Chile, 1979

4


Y N T R O D U C C 1 0 N Se presenta aquí un balance del estado ac tual de la química en Chile, expresamente en lo re ferente a actividades de investigación y postgrado y a los recursos destinados a tales actividades. Asimismo se hace una breve evaluación de la activi dad química durante el decenio 1970 - 1979 y se in sin1a, en rasgos muy generales, una línea de desa rrollo de la química en la próxima década. Chile, junto a Costa Rica y Paraguay, fue propuesto por UNESCO a través de la Oficina Regio nal de Ciencia y Tecnología para América Latina y el Caribe para hacer este balance, como primer pa so en un estudio ms amplio que permita llegar a determinar las líneas de acción prioritarias en in vestigación en Ciencia Química en toda la región latinoamericana. El presente documento es el infor me que el Comité Nacional de Ciencias Química (CNCQ) entrega a esa oficina de UNESCO y que ofrece, como objeto de información y estudio, a la comunidad científica Chilena. F1 CNCQ fue constituído el 7 de Mayo de 1979 bajo el patrocinio de CONICYT, con la finalidad, en tre otros objetivos a inés largo plazo, de dar res puesta a la solicitud de UNESCO.


La información contenida en este informe fue recogida a través de encuestas dirigidas a las distintas unidades académicas, a los diferentes gru pos de investigación y directamente a cada investi gador en particular. En lo posible se trató que los intermediarios para las encuestas fuesen direc tamente miembros del CNCQ o bien otros investigado res reconocidos, antes que autoridades administra tivas. A ellos se les explicó los objetivos,a fin de normalizar los criterios de respuestas y obte ner así un catastro sobre bases homogéneas, reales y comparables. El CNCQ agradece en este sentido la valiosa colaboración y las importantes sugeren cias de numerosos colegas que hicieron posible este trabajo, particularmente a los profesores Ser gio Droguett ( Fac. Ciencias Físicas y Matemáticas Universidad de Chile) y Rafael Gana ( Instituto de Química, Pontif. Universidad Católica de Chile)por haber sesionado junto al CNCQ, aportando puntos de vistas de gran interés para la comprensión de la conexión de la química chilena con los problemas y necesidades del desarrollo nacional. El CNCQ agradece también a las institucio nes que hicieron posible este trabajo, muy particularmente a CONICYT por el apoyo administrativo y

1


el local de reunión y a las Universidades de Con cepción y Técnica Federico Santa María por brin dar los medios para que asistan a las sesiones sus respectivos académicos pertenecientes al CNCQ. COMITE NACIONAL DE CIENCIAS QUIMICAS Presidente: Dr. Gabriel Traversa Facultad de Ciencias, Universidad de Chile. Miembros : Dr. Fernando Aguirre Fac. de Química, Universidad Técnica Federico Santa María Dr. Bruce Casse1s Fac. de Ciencia, Universidad Técnica del Estado Dr. Fernando Castañeda Fac. de Ciencias Químicas y FarmacolÓ gicas, Universidad de Chile Dr. Mario Silva Instituto Central de Biología, Univer sidad de Concepción Dr. Fernando Zuloaga Instituto de Química, Pontificia Universidad Católica de Chile Durante parte del año el Dr. Cassels fue reemplazado por: Dr. Alberto Zarilungo Fac. de Ciencias, Universidad Técnica del Estado Asesoraron en forma permanente al Comité, por parte de CONICYT, la Sra. Esperia Bonilla y, posteriormente, la


Srta. Cecilia González. Además en di versas reuniones se contó con la pti cipación de la Jefe de Fomento de CONICYT, Srta. Anna María Prat, quien junto a otros elevados personeros de esa institución, dio constante aliento y apoyo a la labor del Comité.


l. ESTADO ACTUAL

Parte de la información reunida , que repre senta una instántanea actual de la química en el país se resume en cuadros presentados al final del informe. Estos cuadros dan cuenta de: las instituciones en que se efectúa la investigación química,las áreas y líneas de trabajo existentes, los recursos humanos a cargo de la investigación, la infraestructura y re cursos de apoyo en las instituciones, la productividad científica y las actividades de postgrado. A con tinuación se hacen algunos comentarios sobre esa in formación. l.,l.Las instituciones y los centros de investiación Salvo contadas excepciones, la investición química en Chile se realiza en las universidades, particularmente si pensamos en investigación condu cente a aportes científicos originales, publicacable en revistas internacionales con comité editorial. En todo caso no fue posible cuantificar esas excep clones, ni los recursos humanos y materiales a ellas destinados, pues las instituciones a las cue se din gió el CNCQ por intermedio de CONICYT no dieron res puesta oportuna a encuestas y consultas. En el futu ro se intentarán nuevos acercamientos. En el cuadro 1 figuran las instituciones y centros universitarios en que se efectúa la investi gación química. Son las diez instituciones que, con los números y siglas allí señalados, se consideran pre en los restantes cuadros y en el análisis aquí sentado. Aunque se solicitó información a todas las unidades académicas, sólo se han incluído aquellas que en la actualidad muestran investigación con pro ductividad, es decir, en que se está publicando,y que poseen la infraestructura mínima como para que se desenvuelva sin estancarse.


2.

En el caso de las universidades mayores nor malmente hay más de un centro en que se investiqa. Para seleccionar los centros incluídos se tomó el crí teno antes descrito en relación a líneas activas. Así, por parte de la Pontificia Universidad Católica de Chile, la información se refiere sólo al Instituto de Ciencias Químicas; por parte de la Universidad Téc nica del Estado se refiere fundamentalmente al Departamento de Química de la Facultad de Ciencia, aunque incluye también al Departamento de Ingeniería Química de la Facultad de Ingeniería ( un grupo activo ); por parte de la Universidad de Concepción la mayor parte de la información se refiere al Instituto de Química, pero incluye también la química realizada en el Insti tuto Central de Biología ( un grupo ) y en la Escuela de Química y Farmacia ( tres grupos ) . En el caso de la Universidad de Chile además de la autonomía académica y administrativa, es preciso considerar el aleja miento geográfico entre sus centros que no hace posible el aprovechamiento de recursos comunes centraliza dos ni facilita los programas de postgrado comunes. Por tal razón la información correspondiente a los De partamentos de Química de las Facultades de Ciencias, de Ciencias Físicas y Matemáticas, de Ciencias Químicas y Farrrtocológicas y de Matemáticas y Ciencias Natu rales de Valparaíso, se analiza separadamente. Además de los centros considerados en los cua dros de este informe habría que destacar la existencia de otros centros universitarios en que hay grupos de investigación en formación, algunos de los cuales, co mo el grupo de productos Naturales de la Sede Antofagasta de la Universidad de Chile, con dos investigado res doctorados a la acabeza y actualmente en proceso de establecer una infraestructura mínima, deberán es tar en productividad a Øorto plazo. Asimismo se esti realizando esfuerzos por mantener líneas activas de investigación en la Sede Talcahuano de la Pontificia Universidad Católica de Chile ( orgánica ) en el ceo tro Educacional Técnico Rey Balduino de Bélgica de la Universidad Técnica Federico Santa María ( analítica, buen equipamiento), en la Sede Punta Arenas de la Uni versídad Técnica del Es.tado( Productos Naturales ),en


-

3.

la Sede de la Serena de la Universidad de Chile ( or gánica y analítica), en la Universidad del Norte y en otras universidades y sedes universitarias. El re sultado de dichos esfuerzos podrá ser detectado en futuros estudios. 1.2. Las áreas y líneas de investigación La investigación y el postgrado en química se desarrollan en las cuatro áreas tradicionales: 1.- Fisicoquímica 2.- Química Analítica 3.- Química Inorgánica 4.- Química Orgánica Sin embargo, como reflejo de la tendencia uní versal la interpenetración de estas áreas es cada vez mayor, lo que hace menos precisa una delimita ción. Para los efectos de este estudio se entiende por grupo de investigación al conjunto de investiga

dores unidos en un mismo interés y generalmente en un mismo laboratorio, y por líneas de investigación, la unidad temática dentro del área. Un grupo puede tener más de una línea y pueden haber líneas comunes a varios grupos, unidos en un mismo proyecto de in vestigación. En el cuadro 2 se indican las líneas de inves tigación en cada una de estas áreas y la institución en que se desarrollan. En el cuadro 3 se señala el n6.mero de grupos de investigación en cada institu ción y por cada una de las cuatro áreas. Se obser va que, desde el punto de vista de grupos y diversidad de líneas no hay un área francamente descuidada, aunque inorgánica y analítica son minoritarias. Hay líneas en estas dos áreas que siendo importantes pa ra el desarrollo nacional, están débiles o se desenvuelven en pocos centros. Por otra parte, Fisicoqu mica es el área de mayor numero de grupos y diversidad de líneas, aunque orgánica tiene mayor nümero de grupos establecidos. No todos los centros, sin em bargo, muestran igual distribución de grupos, habien do énfasis muy distintos. Así en algunos el énfasis es fisicoquímico en otro analítico y en otros orgáni co.


4.

1.3. Los investiqadores El cuadro 4 indica el número de investigadores activos por institución. De los 349 investí gadores que hay en el país, 128 son doctores,es d cir, el 37 %. Este porcentaje no es uniforme en las distintas áreas, según se observa en el cuadro S. En analítica el porcentaje de doctores es de 23 %, prácticamente la mitad del observado en las restan tes áreas. Fisicoquímica y orgánica son las áreas con un mayor número de investigadores e Inorg nica,el menor con la mitad de los investigadores que posee fisicoquímica. De una comparación de los cua dros 3 y 5, observamos que el número promedio de in vestigadores por grupo es de 3,4 para fisicoquímica, 3,5 para analítica, 3,8 para inorgánica, y 3,7 pa ra orgánica. Estas cifras son bastante parejas, pe ro indican una leve tendencia a qrupos más pequeños en Fisicoquímica, lo que puede ser efecto del mayor número de grupos en formación en esa área, los aue generalmente son más pequeños. El cuadro 6 muestra las cifras de los inves tigadores de las universidades nacionales en acti vidades fuera de la institución, sea en el extran jero o en el país. Los 69 investigadores actual mente fuera de sus instituciones, con los 349 en actividad dentro de ellos totalizan 418 investigadores contratados por las universidades chilenas. Es decir, el 17 % está fuera de sus instituciones, 27 investigadores en el país y 42 en el extranjero. Es notable el bajo número de investigadores en postdoctorado ( menos del 4 % del total de doc tores)de los cuales ninguno se desempeña en otras instituciones nacionales. Es interesante destacar que las instituciones prefieren que sus inves tigadores se doctoren en el extranjero antes que en otras instituciones nacionales en una relación de 4:1, en cambio se invierte la relación en la búsqueda de grados de Magister. También resulta de


5.

interés observar que los dos centros que muestran un mayor nlmero de académicos doctorandose en el extranjero poseen dos de los programas de doctora do inés activos del país. 1.4. Los recursos materiales y la infraestructura El cuadro 7 muestra el ecuipamiento instrumental de los diversos centros de investigaci6n. Los fondos de funcionamiento, que no inclu a yen por lo tanto remuneraciones, distribuídos los distintos grupos de investigaci6n,,sen lo re portado por cada grupo, totalizan casi 500.000 d3 obtu lares, para el año 1979. Dichos fondos se vieron del presupuesto ordinario de los Departa mentos, de fondos centralizados distribuídos por las Direcciones de Investigaciones respectivas a través de proyectos, y de "grants" extranjeros. Este medio millón de dólares sería lo que se des tina exclusivamente a la investigación química, sin contabilizar los recursos centralizados para equipamiento institucional, recursos bibliográficos e infraestructura de apoyo. El cuadro 8 señala los recursos bibliogréf 1 de cos existentes en Química en las bibliotecas re los diversos centros e instituciones. Tales cursos parecen escasos respecto al total de inves tigadores. Se consultó además a los centros por las instalaciones de apoyo. La mayoría de ellos cueri con facilidades de talleres de vidrio , electróni co y mecánico, de laboratorios fotográficos, de medio audiovisuales y de instalaciones de repro ducción, aunque con diferentes grados de equipa miento humano y técnico. 1.5. La productividad El cuadro 9 muestra la distribución por área de las publicaciones de trabajos de investigación química en revistas con Comité editorial en los


r

últimos cinco años ( desde 1974 inclusive ) . En tre estas revistas con comité editorial se inclu yen revistas nacionales cuya política editorial no impide la publicación de trabajos aparecidos en revistas internacionales especializadas. Esta in formación fue obtenida sumando los datos informa dos, por cada grupo, por lo tanto podría haber re peticiones en el caso de artículos comunes a ms de un grupo. Se trata de publicaciones de los in vestigadores pertenecientes a los grupos actualmen te en actividad y no muestra necesariamente la pro ductividad total de la institución. En varios cen tros algunos de los grupos ms productivos se han disuelto, por alejamiento de uno o ms investigado res. Por otra parte y en aquellos casos de grupos en formación con investigadores llegados recientemente del extranjero la productividad se ve muy elevada con trabajos efectuados fuera de la insti tución. A veces, la producción total se ve elevada por la existencia de un único grupo excepcional mente prolífico, sin que represente la productividad media de los restantes grupos. Por estas razo nes, el an1isis de la producción por institución no conduce a conclusiones signficativas. Ms inte resante resulta observar las cifras totales por área. Observaciones similares pueden hacerse res pecto al cuadro 10 que señala las comunicaciones a congresos en los últimos tres años. Se observa que la mayor producción es en las áreas de fisicoquímica y química orgánica, dando conjuntamente cuenta del 74% de las publicaciones en revistas y del 73% de las comunicaciones a con gresos, y la menor es en el área de analítica, con sólo el 11% en ambos casos. Comparando con las ci fras del cuadro 3, se observa que el número de pu blicaciones en los últimos cinco años por grupo es tablecLido es de 9,1; 4,2; 5,4 y 8,3 para las áreas de fisicoquímica, analítiça, inorgánica y orgánica respectivamente. El número de comunicaciones a congresos por grupo ( establecido y en inicio) es de 9,4; 4,4,; 8,3 y 9,5 para las áreas, en el mis mo orden anterior.


7.

1.6. Los Programas de postcrado. Todas las instituciones y centros analizados disponen de programas de postgrado, con la excep ción de la U - y y de la UCV, que tiene en estudio la próxima creación de un programa de doctorado. Respecto a la UA no se dispuso de información. No todas las instituciones que ofrecen postgrado tie nen programas de doctorado . El cuadro 11 informa sobre las vacantes de postgrado ofrecidas para 1979 el número de alumnos nuevos en 1979 ( vacantes ocu padas), el número de alumnos que cuentan con car gas académicos del propio centro que ofrece el pro grama, el número de alumnos que son académicos de otros centros e instituciones, el número de alumnos sin cargo académico, el número de becarios. El cua dro 12 ofrece información sobre los graduados en programas de Magister y Doctorado. Es interesante destacar la poca demanda para estudios de doctorado a pesar del alto número de vacantes ofrecidas. Esto puede relacionarse con la escasez de becas. Prácticamente no hay becas ex ternas a la institución, salvo dos becas CONICYT que se han vuelto a ofrecer después de muchos años de receso. A la disminución de alumnos en progra mas de doctorado en los últimos años, se contrapone el fortalecimiento de los programas de Magister que están teniendo un creciente desarrollo. Clara excepción a lo anterior es la Universidad de Con cepción que cuenta con un nutrido grupo de doctorandas y aún no ha creado programas de Magister. Preciso es tener presente que los objetivos de los distintos Programas de Magister varían considerablemente y por ende sus contenidos y niveles. La composición del alumnado varía bastante en los diferentes centros: algunos cuentan casi exclusiva mente con alumnos que son a la vez académicos del propio centro, otros reciben académicos de otras instituciones y otros, en tanto, están formando alumnos no-académicos. Desde luego, esta última mo dalidad es la que posibilita una mayor perdurabili dad del programa.


2.. EVALUACION Y PROYECCIONES

2.1. El decenio 1970 - 1979. La sola descripción del estado actual de la química en Chile es de por sí elocuente, no hacien do necesario una evaluación de detalles, pero pue de ser util una evaluación de conjunto.

Ll

El último decenio se ha caracterizado,entre otras cosas,: por la creación de numerosos grupos de investigación, muchos de los cuales se encuen¡ tran actualmente en una etapa de producción y o tros en cambio, fueron después disueltos; por el inicio de programas de postgrado en las principales universidades del país que, con mayores o menores dificultades, realizan loables esfuerzos por desarrollarse o simplemente sobrevivir; por la des tinación de recursos a proyectos de investigación, en un comienzo generosa aunque discontinua, posteriormente modesta pero sostenida y, en todo caso, r insuficiente; por la organización periódica de con gresos nacionales que ha permitido a los químicos chilenos conocerse y comunicarse entre sí. La química chilena tuvo un período de fuerte expansión a comienzo de la década, continuando la tendencia q se proyectaba del decenio anterior, seguido de una etapa estacionaria que ha tendido a un cierto grado de maduración, según se desprende de la productividad. Necesariamente un período así no sigue un pro ceso planificado, al menos para el conjunto, y mues tra mucha duplicación de esfuerzos y poca coordinación. Algunas líneas de investigación se repiten en muchos centros, con pocas variaciones y poco contacto mutuo, en tanto que se han descuidado otras que son esenciales para un desarrollo equilibrado de la química moderna. Relacionado con lo anterior, se observa una gran duplicación, a veces en un mismo radio urbano, de equipos de alto costo que se usan en un bajo porcentaje de su tiempo útil


no habiendo - en algunos casos en todo el país - al gunos instrumentos de gran versatilidad y fundarnentales en amplias ramas de la química actual . Lo mis mo ocurre con los recursos bibliográficos que,habien do duplicación de algunas revistas altamente especia lizadas, son en su conjunto del todo insuficientes para la diversidad de investigación y de programas de postgrado.

L

Ciento veinte doctores en química y el doble de colaboradores son un equipo humano importante,sin embargo su productividad aún no refleja todo su po tencial, especialmente si se tiene presente que tan solo dos grupos de investigación dan cuenta del 20 % de la producción científica de los últimos cinco años, dejando un bajo promedio para los casi cien grupos restantes. Preciso es analizar las posibles causas de esta baja productividad relativa, sobre la base de un estudio más riguroso, para implementar acciones tendientes a aumentarla. Se puede suponer, sin em bargo, que está afectada por los escasos medios dis ponibles; por la falta de una política de investiqación que este apoyada en una carrera académica conse cuente y en un descargo de docencia suficiente,en al gunos centros; por el desarrollo todavía insuficiente de los programas de postqrado, en particular, doc torado; por el número insuficiente de salidas sabáti cas postdoctorales dentro y fuera del país; por el esfuerzo a veces demasiado aislado de los investigadores, en lugar de unirse varios doctores en un mis mo grupo, o bien enriquecer líneas de investigación con el aporte simultáneo de varios grupos, desde perspectivas distintas. Los programas de postgrado se han creado sin que los diferentes centros hayan coordinado sus es fuerzos para emplear criterios comunes o al menos si milares, tanto en la parte formal como en los contenidos de los programas. Particularmente los programas de Magister ( o de Master, porque ni en el nomn bre hay un criterio común ) difieren notablemente en sus objetivos, duración, niveles y exigencias, pasan do de programas similares a una licenciatura, es de


10.

dr a un primer grado, por programas de perfecciona miento especializado, hasta verdaderos doctorados de sengundo nivel, con todas las variantes. En al gunos casos los programas de postgrado deben enfren tarse a una falta de apoyo dentro de las propias instituciones, debido a una valoración insuficiente de estas actividades, o bien, se encuentran con difi cultades para desarrollarse adecuadamente por una iri fraestructura humana o material insuficiente. Una de las mayores dificultades aue enfrenta el postgra do en Chile, hasta el punto de que su futuro se hace incierto, es la falta de becas. La üníca excepción notable es la Universidad de Concepción, en la que los 19 alumnos de doctorado durante 1979, 14 gozaban de becas otorgadas por un organismo alemán ( DAD ). CONICYT otorgó dos becas durante 1979, después de una larga interrupción en que no dió este tipo desub sidios, en circunstancias que a comienzos de la déca da tenía un importante programa de becas de postgrado. La mayoría de los alumnos de postgrado en Chile son académicos de las propias instituciones que, una vez que terminen sus estudios, de1arn sin alumnos financiados a varios programas. 2.2. Proyecciones para el decnio 1980 - 1989. El CNCQ estima que el próximo decenio deberá ser un período de autoconciencia para la química chi lena. Para terminar con el aislamiento de los principales centros de investigación que ha llevado a un crecimiento inorgánico e inarmónico, ésta habrá de tomar conciencia de sí misma, con sus posibilidades, sus medios y sus limitaciones, elaborando una estrategia para encauzar sus necesidades y cumplir con sus deberes. Este es un desafío en que cada investí gador tiene un papel que desempeñar. La formación de recursos humanos es fundamen tal. Fortalecer los programas de postgrado no signi fica aumentar su n1mero, sino mejorar la calidad de la investigación y elevar los niveles. No basta con que haya alumnos distribuidos en laboratorios aislados: Es preciso crear un verdadero ambiente de estu dios avanzados. En relación con eso, es imprescindi


11.

ble crear un numero importante de becas que permita estabilizar el numero de alumnos de cada programa y ayude a elevar el nivel, manteniendo en el postqrado a los mejores alumnos de pregrado. La creación de estas becas, de un monto adecuado ( 400 a 500 dóla res) , es una tarea importante que deben afrontar las instituciones universitarias, extrauniversitarias (CONICYT ), o interuniversitarias ( Consejo de Recto el res). También contribuye a crear este ambiente poder mantener en el país un grupo permanente de pro fesores visitantes de prestigio internacional, que con junto con dictar cursos intensivos, colaboren grupos de investigación que participen en el postgra do. Chile, corrigiendo los aspectos mencionados, puede convertirse en un centro de postgrado para la región latinoamericana, para lo cual debe atraer es tudiantes de otros países. sus Es fundamental que las instituciones unan esfuerzos en torno al postgrado para lograr homogeneizar criterios y permitir el intercambio de profe sores y alumnos. Los programas de magister pueden ser una res puesta adecuada para elevar los niveles de los doceri tes de centros regionales en que la investigación no habrá de cobrar un gran desarrollo autónomo, pero no son la solución para la formación de investigadores destinados a los centros con programas propios de postgrado y de investigación avanzada. Sólo el doc torado llena esa necesidad. Pero éste requiere, en general, de la cooperación interinstitucional para poder mantener estándares elevados. Es importante para el futuro de la investiga ción química en el país, tanto para su renovación co mo para su productividad, activar la investigación postdoctoral, sea la que realicen los investigadores propios de una institución fuera de la misma gracias a la implementación de un sistema de salidas sabticas o similares, como la que se realice en la institución por investigadores de otros centros o sin car gos estables, gracias a la creación de un sistema de becas postdoctorales. En aquellas líneas de investi


12.

gación que lo permitan y en las que resulte aconseja ble para establecer proyectos conjuntos, deberá esti mularse el empleo de salidas sabáticas dentro del país. El desarrollo de la investigación no sólo depen de de la formación, renovación y perfeccionamiento de los recursos humanos. Es necesario otorgar el de bido apoyo material. Es preciso equipar los laboratorios adecuadamente, adquirir los instrumentos moder nos de la química, no sólo con la perspectiva aísla da de cada centro, sino con la visión de conjunto de la química chilena. El deterioro sufrido en los recursos bibliogr ficos, debido a la insuficiente renovación, afecta a la investigación en general y al postgrado en partícular . Por ello es importante destinar mayores recursos a este efecto y armonizar los esfuerzos de las diferentes instituciones. Tambión debe ser fruto de un esfuerzo común, aunque los recursos provengan de una institución en particular, tendiente a un desarrollo armónico del conjunto, la planificación de nuevas líneas de inves tigación y la creación de nuevos grupos de trabajo. 2.3. Reflexiones finales En un país subdesarrollado, la química tiene un papel importante que jugar en la búsqueda del de sarrollo. Indirectamente , a través de su participación en la formación de profesionales y, directa mente, en la resolución de los problemas químicos que enfrenta el desarrollo. En un país desarrollado hay puentes definidos que conectan al químico con tales problemas.En Chile se requiere que el propio investigador haga el pro ceso inverso y conecte su ciencia con la problemática del entorno, sin dejar, desde luego, la disciplina básica de su hacer particular. Esto no significa que se omita la búsqueda del establecimiento de los puentes antes mencionados. Generalmente los proble-


13.

mas del desarrollo deben abordarse simultáneamente desde diversas áreas, por su naturaleza compleja, lo que hace necesario crear los canales que facilite la investigación interdisciplinaria, dirigiendo recur sos, facilitando el contacto entre investigadores y encauzando información. El CNCQ quiso presentar en este documento una larga lista de las líneas de investigación priorita rias en ciencias químicas conectadas a problemas es pecíficos de nuestro desarrollo, pero no encontró a nadie que se haya preocupado de detectar tales pro blemas específicos conectándolo. a las posibilida des de la ciencia básica, salvo algunos pocos casos aislados. Parece que la respuesta a esta inquietud no ha de ser inmediata y habrá de ser función direc ta del desarrollo armónico de la investigación química en sus cuatro áreas tradicionales, y del desa rrollo de programas de doctorado que formen investí gadores con el interés y la capacidad para enfren tar creativamente los problemas científicos de acuer do a nuestra realidad.


-

CUADRO 1 Instituciones con programas activos de investigación

Institución o Centro

Sigla

1.

Universidad Austral de Chile

UA

2.

Universidad Católica de Valparaíso

UCV

3.

Universidad de Chile - Fac. de Ciencias

U - FC

4.

Universidad de Chile - Fac. de Cs. Fís. y Matemáticas

U - FCFM

Universidad de Chile - Fac. de Cs. Químicas y Farmacológicas

U - FCQF

Universidad de Chile - Fac. de Matem. y Cs. Nat. de Valpo.

U - y

7.

Universidad de Concepción

UC0

8.

Pontificia Universidad Católica de Chile

PUC

9.

Universidad Técnica del Estado

UTE

5. 6.

10. Universidad Técnica Federico Santa María

UTFSM


CUADRO 2 Líneas de Investigación por Areas

Instituciones

Area 1 : Fisicoquímica 1.1. Terrro.±in&nica 1.2. FQ de Soluciones 1.3. Cinética 1.4. Q. cuántica 1.5. Esptroscopía 1.6. F.Q. de Superficies 17. F.Q. de Macrc!nléculas 1.8. Fotxuírnica 1.9. Radicxuímica 1.01 E1trocat1isis 1.02 Corrosión 1.03 Electroquímica 1.04 ¶ransferencia

U-F/tJCoYIE U-FC,Wo/PtE/tTIE,&YLFSM U-FcFMICO/PL.EA)TE/tJTFSM U-FC/U-FcF1M/tJ-F0)F/4X0/PUC UCJ/UFC/rJ-V/PiX U-FJ-FcF4/L1o/JrE UCo/PUC U-FCOF/UM/UTFSM U-FcflF

Ucv //17IFSM U-FMF/VIE/PUC UFSM

Area 2 Química Analítica 2.1. Métodos de separación 2.2. Análisis de E1rentos Trazas 2.3. Electroanálisis 2.4. TenTYaM1isis 2.5. Jplicaciones: 2.5.1. Contaminación 2.5.2. Q. de Suelos 2.5.3. An. Prcd. Nat. 2.5.4. Q. Vegetal 2.0 Química de Fármacos

U/LX/U4 uAu-Fcr'/uco/'uc/ryIFsM ¡XJA3-FCAJ-UC/UIF4

u-vJ-Fcç/uco/Puc uMJ-vA3-FaF U-y U-FQF

u-FcAJco


CUADR02

( Continuación

Líneas de Investigación por Areas

Area 3 : Química Inorgánica

1

Instituciones

3.1. Síntesis y Estructura

UcN/U-FC/tJ-F)F/UCo/PUC/

3.2. 3.3. 3.4. 3.5. 3.6. 3.0.1 3.0.2

U-FC/U-FcYF/tXo U-FCQF/UCo/FJTE U-FC UCo U-Fc

Mecanismos de Rearión Esp&troscopía y Tría Fotoquímica Catálisis Bioinorgánica Química de Coordinación Procesos de Ingeniería

u-Fc/UCo/urE UIFSlM

Area 4 : Química Orgánica 4.1. Síntesis 4.2. Productos Naturales 4.3. Mecanismos de Reacción 4.4. Fisicoquímica Orgánica 4.5. Bio-orgánica 4.6. Macromoléculas 4.7. Fotoquímica

UA/U-FCQF /UC0/PUC/UTE UA/U-FC/U-FCQF/UC0 /PUC UTE/UTFSM U-FCQF U-FC/U-FCFM UA/UCV/U-FCQF/PUC/UTE U-FCQF/UC0/PUC U-y

En algunos casos un centro o institución figura en más de una línea de investigación correspondierxlo al mismo grupo o lab3ra tono. Si un centro tiene más de un latratorio con la misma línea, se señala una sola vez.


CUADRO

3

Grupos de investigaci贸n por 谩rea

Area 2. .

_

2 .UCV

3. U-FC 4. U-FCFM S. U-FCQF 6.U-V 7.UCo 8.PUC 9.UTE 10.UTFSM

1

==

==

==

1

E 1 E 1 E 1

==

==

==

==

3 4 1 2 1

2 1

1 3

==

==

==

2

==

E 1 E 1 E 1 E 1

1 3 == 1 4 ==

4 2 1 2 3 1 2

E 1

3 1

==

E 1

2_ 3

4 1

E TOTAL 1

20

1 114

1

7

1 2 ==

10 1

==

==

1

2

5

==

==

==

1

4

8

==

==

1

4

==

=

1

1 1

2 1

6 3

2

1

1

==

==

==

6 3

==

14

14

74

12 5 2 19 1

72

-

7

2

[3

E = Grupo ya establecido 1 = Grupo iniciando actividades o en formaci贸n.

26


CUADRO4 Numero de investigadores en actividad en la instituci贸n.

DOCTORES

MAGISTER

UA*

3

1

4

8

UCV

13

---

8

21

U-FC

14

3

36

53

U-FCFM

7

1

8

16

U-FCQF

lO

1

50

61

U-y

2

1

11

14

UCo

30

1

45

76

PUC

26

3

5

34

UTE

16

4

13

33

7

10

16

31

128

25

196

349

UTFSM

T O T A L

GRADUADOS

* Informaci贸n recibida probablemente incompleta

TOTAL


-

NC

-

CD =4

-

r-

4•'J

44)

4_4_)

(1: •1

Él

Lr>

1

UD

Ln

Ln

4'

<-4

(-4 <--4

LsJ

rc o;

rc

Ic L)

E o;

4-

o =4

c a u a

'o

c

u) o) O o -o, 'o

u-

Ln

o

W)

=

c r

-

a

-4-

u

co

u) o) > O

u-)

.4-

u-

4,

L)

o

u c

=4

a

(2

'o 4-, o 4-, 'o

rc a

vc Q) 0) 0

c

o 'o o, •-

.44

NC

u

91

o

D o) -o,

0) o) O

.•-,

4•)

O 44 c' II

o

4-

o '-4 o-' O, O u, '(9 oo

9-,

•o

L

4-

9-'

II

o,

co

co

co

<x

co

4-)

o, o

4)

(9

o,o, 0

O')

O

O 0 O

04 O

co

=4

O' —


H CUADRO 6 Investigadores en actividades de perfeccionamiento fuera Institución

de la

?1ctivi.ades Institixi6n

Postdoctorado

tx±orado

4agister

Otros

Total

p

1.

UA E

2. 3.

p

ucv

E

1

2

--

-

3

E

1

8

1

--

10

P

--

3

2

--

5

--

3

-

--

3

E

--

-

--

-

-

P

-

1

2

5

8

E

--

2

--

_

P E

--

--

1

--

2 1

1

lO

-

p

-

1

-

3 --

E

--

--

-

-2

2 4

3 1

-

--

--

2

-

--

2

1

-

9 7 2 3

P

--

8

10

9

27

E

5

31

3

3

42

U - FC

4. U - FFM 5. U - FF

6.U-V 7. U -

8.PTJC

9.tJIE 10.

Jr

.4

9

E P E

TOTAL

4

14 1

P = en el país E = En el extranjero Otros = Trabajos de investigación, especialización o perfeccionamiento * No envió inforrraci6n


CUADRO 7

Equipamiento instrumental por Institución

Instituciones

1

2

Centros

UA

UCV

3

4

5

U—FC U—FCFM IJ—FCQF

6

7

U—y

UCo

8

9

10

PUC

UTE

UTFSM

1

1

Instrumentos

A. Espectroscopia y Espectrometria NMR - Protones

1

1

1

2

1 1 2

3

2

2

2 1

C 13

Otros [PR Uy—VIS UV —VIS NIR IR FIR Fluorim./Fosforim Raman Light Scattering Espectropolarimetro Mssbauer Absorción Atómica Rayos X : Difracc. Fluoresc. Esp. Masas Espectrógrafo de emisión Otros (T—Jump)

1

1

2

5

3

1

1

1

2

1

6 3

3 2

1

1 1

4 1 3 1

2

1

1

2

1

1

1

1

1 1

1

3

1 2

1

1 1 1

1 1

4 1

1 1

1

1 1

1

B. Instrumentos de Análisis Polarógrafos Ciclovoltam. Cromatogr. - gases Cromatogr.liq.alt.P. Microanálisis element. A.T.G. A.T.D. Cont. Centelleo

1 1 2

2 1 2

4

2 1 7

1

1

3

1

3

1

2 9 2 4 1 1 1

1

1

2

3

1 1

3

1 4 1 1 1

C. Otros Suscept. mag. Osmometria Otros

1 1

1 1

1 1 2


CUADRO 8 Rec.ir sos Bibliogr.ficos

Instituc.

ibros N° Ota1 de tu1os

Libros N° 'Ita1 de Ttu los en últi nos 5 años.

Revistas N° Ibtal de sus criçciones en 1979.

Revistas N° de coleccio nes npletas.

1. UA * 2.UCV

-

---

20

--

3.U-FC

440

400

27

6

4. U - FFM

1.977

245 **

13

3

5. U - FcF

2.663

439

39

9

6. U - V

1.100

100

9

7. U - co

1.420

500

140

118

8. PUC

5.000

1.900

66

4

9.UTIE

495

189

39

6

2.933

347

60

-

16.028

4.120

413

10.UnFISM T O T A L

* No se recibió inforitación ** En los Cilthtos 3 años

146


la-

CUADRO

9

Distribución por área de publicaciones en revistas con comité editorial en los últimos cinco años

Ar ea 1. Fisicoq.

2. Q.Anal.

3.Q. Inorg. 4.Q.Org. Totales

1 n st it uc i 1.

UA

2.

UCV

3.

---

---

15

3

3

U - FC

24

---

4.

U - FCFM

13

5.

U - FCQF

7

29

6.

U - y

1

1

7.

U Co

17

12

8.

PUC

32

9.

UTE

10. UTFSM TOTALES

---

lO

10

21

14

25

63

2

---

15

11

13

60

1

3

23

77

129

8

11

23

74

65

---

8

46

119

8

2

---

4

14

182

55

199

518

---

70


r T

CUADRO 10 Distribución por área de comunicaciones a congresos en los últimos tres años Ar e Intituci

1. Fisicoq.

2. Q.Anal.

3. Q.Inorg

4.O.Org

Totales

1. U.A.

---

---

---

16

16

2. UCV

15

3

7

4

29

3. U - FC

59

6

40

21

126

4. U - FCFM

9

---

15

---

24

5. U - FCQF

23

33

11

44

111

6.U-V

10

2

---

1

13

7. UC0

28

24

21

65

138

8. PUC

94

18

20

55

187

9. UTE

72

---

14

51

137

4

15

261

796

10.UTFSM

TOTALES

9

2

319

88

---

128


CUADRO 11 Informaci贸n sobre los alumnos de ostgrado ( txx卤orado y Magister)

UFC U-KFM 'U-F Vacantes ofrecidas (1979) Alumnos nue s (1979) ____________ Alir _nos c/ cargo Icad. propios del Centro. Alumnos cf cargos acad. de otros Centros Aluiinos no Acadnicos

UCo

Pt

UTE

UM

Total

--

5

41

15

80

D

10

2

11

10

3

M

25

6

14

--

20

D

1

--

6

6

1

--

--

14

M

21

4

10

--

16

4

1

56

D

4

--

11

3

1

--

--

19

MI

4

--

5

--

5

15

-

29

D

2

--

5

2

--

--

--

9

M

10

2

4

--

6

--

1

23

--

--

14

--

--

--

15

2

--

--

6

1

-

13

--

--

--

-

--

--

--

--

1

--

--

--

5

--

--

6

-

-

14

-

--

--

14

D

1 _____ M 4 -

Alumnos con D becas propia del Centro M

Alumnos con D-otras becas. T

D = tctorado

M = Magister


CUADRO 12 Grados de Doctor y Magister concedidos y años de inicio de los prograns

1971

1975

1973

---

1960

1

--

--

-

--

81

-

--

--

--

-

1

3

-

4

1972

COC]YDRNX Año de inicio Grados concedidos desde inicio hasta 1977. Grados concedidos durante 1978 Grados concedidos durante 1979* Grados concedidos durante 1980*

1968

1969

8 4

Mí3IS'IER Año de inicio

1978

(ados concedidos hasta 1977 Grados concedidos durante 1978 Grados concedidos durante 1979* Grados concedidos durante 1980*

17

--

1**

5

--

--

--

4

3

1

--

-

11

1979

----

1973

1979

1970

-

-

--

8

--

12**

20

--

-

--

--

1

--

4**

5

-

-

--

--

4

6

--

10

2

1

-

--

13

6

-

3

* Proyección ** tos grados otorgados son trctor y Magister en Ingeniería Oulxnica. De los 9 doctores graduados, 6 hicieron tesis en qulndca básica.

22

LA QUIMICA EN CHILE 1979  

Santiago de Chile, 1980

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you