Page 1

N° 62 23-VI-2015

DE 0 A 4 AÑOS: Sin tiempo para ser niños MATRIMONIO: Barreras entre marido y mujer

DE 0 A 4 AÑOS:

Sin tiempo para ser niños Los adultos no son los únicos que viven de prisa, tal como se señala en “Orgullosos de estar agobiados” y “El Síndrome de la vida ocupada” (otros artículos), esto también les puede pasar a los niños. Muchas veces los papás sobrecargan de actividades a sus hijos con el fin de tenerlos “ocupados”, menospreciando la importancia del tiempo libre en su desarrollo. Agendas copadas Se levantan muy temprano para ir al colegio, después de una larga jornada llegan a casa y apenas disponen de unos minutos para comer algo, cuando ya tienen la primera actividad: la clase de música. Después, el partido de fútbol seguido de la clase de inglés. Se está escondiendo el sol y todavía faltan las tareas. Cuando llegan a casa, es hora de la comida y recién después, hay que sentarse a estudiar. Ya es de noche, están cansados y no tienen ánimos de ver un cuaderno y sí, mucha televisión e internet. Finalmente, llega la hora de dormir y… ¿dónde quedó el descanso y el compartir en familia? Estos niños cumplen con tantas ocupaciones como un adulto. No tienen tiempo de estar con sus papás; su vida es trajinada y estresada. Pero esto no es suficiente, además se les exige ser los mejores. ¿Hasta dónde va la necesidad del hijo y hasta dónde el deseo o gusto de los papás? Niños muy ocupados Boletín quincenal de educación familiar de los Colegios Turicará y Vallesol, Algarrobos y Ceibos

Los padres quieren que sus hijos estén ocupados, pero algunas veces este deseo se desborda hasta el exceso. Muchos se valen de las actividades extraacadémicas para llenar ese espacio entre el colegio y su regreso del trabajo. Sin embargo, no debemos olvidar que en la agenda de los chicos deben estar reservados ratos para la diversión y sobre todo, para compartir en familia.

“Estos niños cumplen con tantas ocupaciones como un adulto. No tienen tiempo de estar con sus papás; su vida es trajinada y estresada. ” No cabe duda de la importancia que tiene el deporte, la cultura y el arte en la educación; no es motivo de debate la necesidad de que los niños estén ocupados y lejos del ocio; tampoco hay que desconocer las condiciones actuales que obligan a ambos papás a trabajar y que hace que los chicos se queden solos en casa viendo televisión o dedicados a los videojuegos. Nada de lo anterior se discute. Sin embargo, es propio de la infancia el juego libre, espontáneo y divertido, que debe ir de la


la mano de los papás.

MATRIMONIO:

Cuando el día ha estado cargado de actividades, el niño se desgasta físicamente; esto impide que en la noche esté dispuesto a disfrutar en familia, pues ya el sueño y el cansancio lo han agotado. Evaluar la necesidad, el gusto o la habilidad A la hora de elegir una actividad extracurricular para los hijos es primordial tener en cuenta tres aspectos principales: la necesidad, el gusto y la habilidad del chico. Nos podríamos guiar con estas preguntas: - ¿Esta actividad le ayudará a mi hijo a desarrollar una habilidad innata que vale la pena cultivar? - ¿Es necesaria esta actividad para mi hijo, o quizá nosotros como papás nos estamos dejando llevar por la sociedad de consumo? - ¿Realmente a mi hijo le gusta esta actividad, o es porque nosotros como papás siempre hemos soñado con desarrollarla?

“Estas actividades extracurriculares son importantes, pero deben contar con la intensidad apropiada; no hay que saturarlos” - ¿Estamos sumergiendo a nuestro hijo en una competitividad alentada por nuestras frustraciones de adultos? ¿Cuál es el término medio? Estas actividades extracurriculares son importantes, pero deben contar con la intensidad apropiada; no hay que saturarlos, sino ellos mismos terminarán pidiendo un respiro. Dos veces a la semana sería un término medio, así los otros días tendrían la posibilidad de realizar otras actividades, como por ejemplo pasar un rato agradable con amigos, primos, visitar a los abuelos, jugar en el parque, hacer deporte en familia, etc. Un punto importante es escuchar siempre a los hijos. Ellos, mejor que nadie, nos dirán si hemos equilibrado sus actividades o si estamos acortando excesivamente su tiempo. Los padres deben estar dispuestos a atender este pedido en beneficio de la salud del chico y de su rendimiento académico. En conclusión, el tema de las actividades extracurriculares no debe pasar desapercibido; pues, aunque no parezca, tiene mucha más incidencia de la que se imagina.

Fuente: www.lafamilia.info

Barreras entre marido y mujer

El matromonio es una conquista diaria que implica voluntad y esfuerzo, además de cariño e ilusión. En este empeño se centra principalmente el amor conyugal. Sin embargo, en medio de la convivencia diaria, pueden surgir conductas que es preferible evitar o, si ya se han presentado, remediar de inmediato para así proteger el amor matrimonial. Equivocarnos es parte de nuestra naturaleza humana; el problema surge cuando ese error se hace repetitivo hasta convertirse en una especie de hábito. Cuando esto ocurre, los esposos van entrando en un distanciamiento gradual que puede llevarlos a problemas mayores. Por eso, aunque parezcan inofensivos, estos errores son bastante peligrosos a largo plazo. Faltarse al respeto Los gritos, las malas palabras, las respuestas groseras, las humillaciones, los comentarios desagradables… causan heridas profundas. Tal vez, es el error que más desgaste el amor conyugal. Criticar y burlarse del otro Una cosa es fomentar el buen humor y sacarle el lado gracioso a ciertos momentos, y otra muy distinta es el sarcasmo y la ironía, que no son aceptables nunca. No trabajar en equipo Cuando las tareas de la familia no están equilibradas, el esposo afectado va alimentando sentimientos de injusticia y estrés. Hay que acudir a la comunicación y a los acuerdos. No darle prioridad al tiempo en pareja No dedicarse tiempo es un error que tarde o temprano termina alejando a la pareja. Por lo menos una vez a la semana es necesario compartir un tiempo juntos, pero que sea de calidad: sin los hijos, sin los amigos, sin la familia y ¡sin celulares! Olvidarse de los modales

logo Antonio Vázquez propone 20 trucos para reanimar el amor y evitar el divorcio, que son muy sencillos y podrás realizar todos los días. Acuérdate que no siempre es cuestión de apetencias, sino de querer hacerlo. 1. Darle a tu esposo(a) un beso todos los días al llegar del trabajo. Da igual que sea una rutina, pero hazlo todos los días. 2. Ten iniciativa en cosas pequeñas: qué película ver, qué hacer de comida, a qué restaurante ir... 3. No le lleves (siempre) la contraria a tu esposo(a). Piensa cuantas veces al día le has dado la razón. 4. Intenta pensar bien acerca de lo que haga o diga. Las personas no actuamos para hacer dañor a otros. 5. Ten algún detalle material sin esperar nada a cambio. 6. Potencia la autoestima del otro contándole las cosas buenas que han dicho de él/ella. 7. Olvídate de las ofensas, solo hacen daño a uno mismo 8. Dile a tu esposo(a) que lo extrañas mucho cuando no están juntos. 9. No grites, nunca. Si tienes que corregir algún algo al otro hazlo de forma calmada, el mensaje es el mismo. 10. Celebra siempre las fechas importantes, aunque sea con pequeños detalles. 11. No uses las palabras "siempre", "nunca", "jamás" ni compares a tu esposo(a) con sus papás. 12. Escúchalo cuando se desahogue, da igual que tú estés igual de cansado.

Tenerse plena confianza y llevar mucho tiempo de casados no significa que el otro deba presenciar y soportar todo tipo de mal educaciones. Esto, además de ser molesto, constituye una falta de respeto al cónyuge.

13. Sorpréndele en las muestras de cariño.

No pasar la página

16. Cuando hagan cosas de la casa juntos que cada uno haga lo que peor le sale, reírse de lo que hacemos mal es divertido.

Volver y sacar a la luz la discusión de días pasados no ayuda a avanzar ni a construir. El rencor, el orgullo y el resentimiento perjudican el matrimonio. La clave está en identificar a tiempo los errores y evitar que se conviertan en conductas frecuentes. El diálogo amoroso y sincero ayudará a que juntos lleguen a la solución.

20 trucos para reanimar el amor todos los días Para evitar cualquier barrera, hay que poner en práctica la idea de que el amor hay que trabajarlo día a día. Para alimentar y mantener vivo el amor de la pareja, el psicó-

14. Cuando discutan, escucha al otro. 15. No utilices a la familia política como un arma.

17. No hables con demasiada admiración de una persona del sexo opuesto. 18. No tengas envidia del matrimonio de otros amigos. 19. No hagas trampa con el dinero, es de ambos. 20. Sé el primero en pedir perdón. *Fuentes: www.lafamilia.info www.hacerfamilia.com

Fst62  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you