Page 172

aunque sean de carácter armónico, es muy conveniente hacerlo desde la obra nacional, donde la identificación espiritual nos permite un acercamiento más escalonado, de mejor entendimiento, y así introducir los métodos de estudio para el trabajo polifónico aplicables tanto a obras nacionales como de otras latitudes. Muy poco se considera la obra nacional como medio didáctico para adquirir y desarrollar los hábitos de la formación pianística y es sobre lo que trata esta experiencia que se expone a continuación.

Trabajo sobre una obra polifónica a tres voces La polifonía, generalmente, la asociamos al repertorio del período barroco cuando es una problemática que se nos plantea en toda la obra para nuestro instrumento. Encontramos polifonía, en mayor o menor grado, en obras de otras épocas como en las Canciones sin palabras de Mendelssohn, sonatas de Beethoven, sonatas de Prokofiev, por solo citar algunas. Por eso su dominio representa la adquisición de una herramienta con un uso de amplio espectro en el repertorio pianístico. La escritura a varias voces es un reto artístico que debe ser abordado con el rigor técnico- interpretativo suficiente como para poder lograr la sonoridad múltiple de dicha textura y así permite explorar y demostrar las enormes riquezas tímbricas y expresivas del piano. La polifonía a tres voces, ya sea armónica o contrapuntística, representa la continuación y un paso cualitativamente más complejo para el estudio y desarrollo del trabajo polifónico en el piano desde el punto de vista musical y técnico. Ya el reto no será solamente conducir dos líneas, con puntos culminantes en momentos diferentes y distintas articulaciones en cada mano, sino lograr escuchar y conducir tres líneas, dos de las cuales deben ser interpretadas por una sola mano. Para hacer más asequible la labor y la sistematización de los hábitos en cuanto al trabajo polifónico a tres voces, me ha sido de una gran utilidad comenzar a introducirlo a través de la música venezolana y, en especial, centraré mi trabajo en los siguientes cuadernos de partituras: Primer Cuaderno de danzas venezolanas del siglo XIX, recogidas y armonizadas pianísticamente por V.E. Sojo y Elogio del vals venezolano del siglo XIX para piano, recopilación y revisión de Evencio Castellanos. En estos cuadernos se concentran ejemplos muy valiosos utilizados en la experiencia que se expone, pero no son los únicos. No sólo en danzas de salón, sino en las Sonatas de Altagracia, de Vicente Lecuna, en obras de Juan Bautista Plaza y, por supuesto, en las fugas de Modesta Bor, las transcripciones de Luis Zea y obras de otros autores, en las que encontramos la posibilidad del trabajo polifónico en el piano en el vasto mundo del repertorio venezolano. La mayor parte de las obras de estos dos libros son valses (también hay dos merengues, una contradanza y una polka) con las características del valse criollo venezolano, generalmente de forma binaria y con una factura armónica donde abunda la escritura a tres voces, que si bien no es

CONGRESO INTERNACIONAL DE PIANO - La música latinoamericana para piano

~ 165 ~

Profile for Congreso Piano

Congreso Internacional de Piano  

Congreso Internacional de Piano "La música Latinoamericana para piano" 18 al 21 de Noviembre de 2010 Buenos Aires Argentina

Congreso Internacional de Piano  

Congreso Internacional de Piano "La música Latinoamericana para piano" 18 al 21 de Noviembre de 2010 Buenos Aires Argentina

Advertisement