Page 136

En un principio Acompañé a este niño en su crecimiento. En muchas ocasiones, lo acuné en brazos con canciones de toda índole: nanas, canciones infantiles, y canciones inventadas en relación con su mundo cotidiano. Su madre, naturalmente, participó en esta etapa. Al crecer, nos acercamos al piano, donde, desde mi regazo, ponía su manita, sobre la mía, y así “tocaba” lo que yo tocaba. Después, vinieron las canciones en profusa colección de grabaciones: Pro Música de Rosario, trozos de Händel, Bach, Mozart, en desfile espontáneo que, como cualquier otra experiencia de la vida, se fue dando, naturalmente. Creo que, desde entonces, estuvo el principio rector de esta educación musical: un acontecer vital, no musical.

La clase y sus herramientas El método es personal, hasta diría que cada alumno lo propone desde su circunstancia, pero como producto de una síntesis de variadas lecturas y experiencias; sin embargo, en lo fundamental, sigue la línea de Edgar Willems: educación musical, no instrucción musical, desde el respeto a las necesidades psicológicas del niño y la inserción en la vida. El niño es el protagonista; su subjetividad, el punto de partida y de anclaje; la enseñanza parte de sus intereses y su mundo cotidiano. Sensorialidad, afectividad, inteligencia, han de ser los tres ámbitos que se conjugarán en la marcha de la labor educativa. La motivación tendrá que ver con el entorno vital del niño, con sus propuestas e intereses. El juego tiene su lugar, aun en el aprendizaje más abstracto. La clase es un ámbito de placer, de alegría. No obstante, el niño sabe que no asiste para jugar, sino para aprender y se encuentra dispuesto para tal experiencia, con natural respeto de las consignas del caso. Tanto él como su maestra concluyen la clase con satisfacción y mutuo enriquecimiento emocional. Educación musical, no instrucción musical; pero de ninguna manera en antítesis. La instrucción se va dando, a la par, flexiblemente, como un medio, no un fin; y está incluida la evaluación, como uno de los aspectos de la motivación. La canción funciona como “centro de interés”, desde donde parten, fundamentalmente, todas las experiencias y actividades. Ocasionalmente, el discurso musical admite la “colaboración” con él, de otros, principalmente el literario y, en ocasiones, el plástico. La imagen plástica, correspondió, en los comienzos, a un instante de la clase; desde otra mirada, fue un juego el abanico de hojas con la ilustración gráfica de varias canciones, en la elección de la que se habría de tocar (Figura 1). Dio lugar a que, otras veces, fuera el mismo Facundo quien produjera el dibujo de lo que proponía como título de una nueva canción, por

CONGRESO INTERNACIONAL DE PIANO - La música latinoamericana para piano

~ 129 ~

Profile for Congreso Piano

Congreso Internacional de Piano  

Congreso Internacional de Piano "La música Latinoamericana para piano" 18 al 21 de Noviembre de 2010 Buenos Aires Argentina

Congreso Internacional de Piano  

Congreso Internacional de Piano "La música Latinoamericana para piano" 18 al 21 de Noviembre de 2010 Buenos Aires Argentina

Advertisement