Issuu on Google+

   

Encontraréis a un recién nacido envuelto en pañales y recostado en un pesebre. Son las señales que reciben los pastores para reconocer al Salvador. El trono de nuestro rey, un pesebre, su vestimenta, unos pañales. Como los pastores, reconozcamos a Dios encarnado en lo pequeño y sencillo y que los ojos de la fe se nos abran para ser capaces de adorar en el misterio la Presencia de Dios aún sin llegar a comprenderlo. Muy Felices Pascuas Navideñas y muy Feliz Año 2013 Un abrazo, Victoria


FELICITACION