Issuu on Google+

CONSEJO NACIONAL PARA LA ENSEÑANZA Y LA INVESTIGACIÓN DE LAS

CIENCIAS

DE LA COMUNICACIÓN                  

                 

ANUARIO DE INVESTIGACIÓN DE LA

COMUNICACIÓN CONEICC IX


"S:lJue soye sop :lp syw o:>od UOleZU:lWO:> S:lUO!:>e!:>og:lusel '17661 :lp Ol:lU:I :lp 1 1:1:lJu:lwle!:>!]o 10g!A U:I eJlelJU:I opeJelJ 1:1:lnbuny XW"Ws:lJ!@sese:>"nl!leW :0:>!U91J:>:lI:I0:11100 'e:>eAeUl:ln:) sndwe:> 'WS~I

.z "1

'S~UO!~!P~l:¡SUSlod OUl~pOW~ld sJ~d un OPU~!S~ng!s O~!X?W ~nb ~p ~~P! ~I l~pu~l~P OgUOdOld ~W or~q~l:¡ ~:¡u~s~ld I~ ~:¡U~lnp 'O!IRl:¡UO~I~ lod ~s~:¡u~~nb OUl~pOW syw S~ O~!X?W !U 'OP~!~og~u OPU~!S~q~:¡s~ ~:¡lON I~P ~~!l?WV ~p O!~l~WOJ ~lq!'l ~p Op~:¡~l.L I~ opu~n~ Z661 U~ ~J:¡~wold sou ~S OWO~'oq~nw Op~lOr~W ~q OU~JWOUO~~~'l 'OUl~!qOg ~p S~UO!~~~S~I U~ OP!q!~l~d OPU~!S y:¡s~OW9~ l~nl~A~ ~l~d P~P!l~lndod ~p s~:¡s~n~u~s~1 ~ ~:¡~wos ~s '~!l~:¡!~!lqnd Á ~~!U~?:¡Op~~l~W ~TJ~dw~~ ~:¡l~DJ ~un lod op~Áod~ l~pod I~ ~g~II 'O:¡l~!~ lod '~nb Ol~W!ld I~ '~~!lq1)d~"M~I ~p ~:¡u~P!S~ld 13 '~:¡~!l:¡S~ll! U9!S~ldx~ ~I ~p S~I~!Ws~1u~q~rud U9!~~~!unwo~ ~p SO!P~Wsol Á ~!~~l~OW~p ~p ~:¡U~W~:¡l~!q~ ~Iq~q ~S 'I~d I~P ~:¡u~l~l!P oP!:¡l~d un ~Ul~!qOg sou sJ~d Ol:¡s~nu ~p ~!lO:¡S!q ~I U~ Z~A ~l~W!ld lOd 'Ol:jO s~ O~!X?W '~!~U~:¡S!P ~p SOTJ~Z~!P ~ 'ÁOH .~ln:¡ln~ ~I U~ 'o:¡s~ndns lod 'Á ~~!:¡Jlod ~I U~ '~JWOUO~~~I U~ U~Jl~r~IJ~l ~s ~nb S~UO!SlnAUO~~p opO!l~d un ~q~!~!U! O~!X?W o:¡u~WOW ~S~ U3 :P~P!Ul~POW ~I ~p ~:¡l~nd ~I ~p I~lqwn I~ ~q~znl'J O~!X?W'o:¡~~ OA!:¡~~!J!ug!S ol~d ~Idw!s ~:¡s~ UOJ "Opl~n~~ oq~!P UO~ SOP!:¡~woldwo~ s~sJ~d S~l:¡ sol ~p SOUl~!qOg sol ~l:¡U~ S~I~!~l~WO~ S~UO!~~!~og~u~p opO!l~d I~ ~q~U!Wln~ ~nb I~ UO~O:¡~~'~:¡lON I~P ~~!l?WV ~p O!~l~WOJ ~lq!'l ~p Op~:¡~l.L I~P OA!:¡!U!J~P o:¡x~:¡I~ 'Á~uOllnw U~!lg 'YP~U~J ~p Ol:jS!U!Wl~W!ld I~ Á 'SOP!Ufl SOP~:¡S3~P '"lS qsng ~glO~D ~:¡U~P!S~ldI~ 'sogOl9woq SUSUO~~:¡u~w~~uY:¡lnw!s ~q~Wl!J !l~:¡lOD ~P S~U!~S SOIIRJ o~!X?w ~P ~:¡U~P!S~ld I~ 'SOU!d sO'"] ~P I~!~!JO ~!~U~P!S~l ~I U~ z'Z661 ~P ~lqW~!~!P ~P L1 I~ ~P~lq~I~~ ~!UOW~l~~ u3 "P~P!Ul~POW~I ~ ~:¡u~WI~!~!Jo 9l0dlO~U! ~So~!X?w ~nb SOTJ~ Z~!P ~Á ~~~H

U9!~~npOJlUI

1.zaJ9d

sese~

znl

el ap e!JeV'J

pep!UJepowsod-pep!uJapow el ep °lxeluoo le ua aleqep e leuO!oeu pep!luep! e7


1O I

Laidan!idad nacional adaba!a

-

que intentó ser moderno por decreto, pero que finalmente está resultando ser posmoderno por su efervescencia cultural y social. Qué tan modernos somos, depende en gran medida de cómo nos consideremos, y en ese sentido, independientemente de las grandes campañas mediáticas que nos anuncian que vamos hacia el progreso, la realidad nos demuestra que estamos inmersos en un perpetuo forcejeo entre un pasado que nos arrastra y un futuro que nos promete. Nuestra identidad como pueblo y nuestra identidad como nación, se funden en lo que parece ser el último reducto que nos diferencia en un mundo que tiende a la globalización y a la fusión de las identidades culturales. En esta encrucijada, los medios de comunicación, portadores del discurso y actores fundamentales en la instrumentación de la mecánica del cambio, renuevan su papel de aparentes espectadores silenciosos, testigos mudos de la industrialización, de la tecnologización y de la explosión informativa, característica de cualquier sociedad moderna. Como indica Alejandro Cruz: En México nadie ignora que ha habido un cambio histórico, un cambio político, con mayúscula,que llevó a un candidato opositor al gobierno nacional y que, por lo mismo, modificó la distribución del poder político en el país. Sin embargo, ¿qué ha pasado con los cambios que se supone traería el Cambio?3 Hay que recordar que el cambio está estrechamente relacionado con la idea de modernidad. El hombre de la modernidad añora el progreso, porque es a partir de éste que se le plantean las promesas de un futuro que resuelve todas las inequidades y aligera todas las cargas. y fueron precisamente los medios de comunicación los que ayudaron a generar el imaginario del cambio y a gestar en la ciudadanía la idea de que un futuro mejor era posible. Sin demeritar con esto el tortuoso camino que ha llevado a nuestro país a la tan ansiada transición democrática, sí es menester aquí señalar que los medios de comunicación han sido consustanciales en la difusión de un imaginario que permitiera precisamente el tránsito hacia la modernidad. Nada más que en el proceso de reflejar la realidad, los medios terminaron proyectando a un país complejo y caótico que poco o nada se parece al discurso modernizador proveniente del poder político que prometía el mejoramiento de los niveles de vida de la ciudadanía. ¿Cuáles son, sin embargo, los nexos que conectan el discurso de la modernidad, con el de la identidad, no nacional sino cultural de los pueblos, y con el proyecto globalizador que circula libremente a través de los medios de comunicación? ¿Cómo es que el Estado articula los mecanismos de modern3.

Cruz,Alejandro (2001),"Los cambiosdel cambio",en Nexos,julio, p. 54.


.."1

O~:>!JJUOO;)P 'SRn~;)dJ;)d U9!:>RAOU;)l Á U9!:>Rl~;)~U!S;)P ;)P OU!IOW;)l un R RfollR

SOU

:u9!uns;)p RI ;)P U9!un Run S;) 'R:>!f9PRlRd S;) U9!un R~S;) ;)~UR~SqO °N .pRp!URwnq RI RpO~ R ;)un PRP!Ul;)POW RI ;)nb ;)Sl!:>;)P ;)p;)nd 'OP!~U;)S ;)~S;) U;) :RJ~OIO;)P! RI Á U9!~!I;)l

RI ;)P 'PRP!IRUO!:>RU RI Á S;)SRI:> SRI ;)P 'PRP!:>!U~;) RI Á RJJRl~O;)~ RI

;)P SRl;)~UOlJ SRI SRpO~ URzm:> SRUl;)POW SR!:>U;)!l;)dx;) SRI Á S;)~U;)!qWR sO'] 'sowos ;)nb 01 'SOW;)qRS ;)nb 01 opo~ 'SOW;)U;)~ ;)nb 01 opo~ l!m~S;)p UO:> ~ZRU;)WR odw;)!~ OWS!W IR ;)nb Á opunw

I;)P Á SOWS!W SOl~OSOU ;)P U9!:>RWlOJSU~l~ 'O~U;)!W!:>;)l:>

'RJl~;)IR 'l;)pod 'Rln~U;)AR ;)~;)WOld sou ;)nb ;)~U;)!qWR O!P;)W un U;) SOUlRl~UO:>U;) S;) SOUl;)POW l;)S .pl1P.1UJapOlU ?lRWRII ;)nb RI R -RP!A RI ;)P SOl~!I;)d SOl Á S;)P -RP!I!q!sod

SRI ;)P 'SOl~O sol ;)P Á l;)S I;)P odw;)!~ 1;) Á O!:>Rds;) I;)P R!:>U;)!l;)dx~

R!:>U;)!l;)dx;) ;)P RWlOJ Run Áoq U;)~lRdÚlOj opunw

u';J Ut!W1';Jg IIt!qS1t!W ';Jp St!lqt!It!d 'pt!p!U1';JpOW sowt!wt!II

I;)P S;)l;)fnw

IR~!A

Á S;)lqWOq sol Sopo~

:';J~!P oput!n~ 'PVp!Ul3POlU v/ Jod S!PU.uflns St!I 1t!p10~';J1 pt!p!I!1n t!wns ';Jp t!';JSsou syz!nb

Áoq ';Jnb OS';JS';J9nb l!lqn~s';Jp 1t!1U';J1U!';Jpsow';Jq !s

..OS';J1g01d I';JP Olt!J I';J10d opt!!ng 'pt!p -!U1';JPOW t!I ';Jp st!ngt! St!I U';Jreg';JAt!u t! t!g!Iqo ';JS'St!1S!It!m~t!11uo~ SOII';J1S';Jp ';Jp OPt!gt!Id 10P';J1';JW01dIt!m!l!ds';J t!wt!lout!d un 10d opt!u!wnI! ';J'St!ln~so St!Zl~nJ 10d Opt!U!W1';J1';JP t!1';J OU!1S';JPns ';Jnb St!I u';J St!A!1!W!ld Á S';Jlt!uO!~!pt!11 s~p -t!p';J!~OS St!I ';Jp SO~';Ju S';Ju011t!qnu sol SY11t!t!f';Jp ';J1qWOq I';J'U9Zt!1 t!I ';JpOp10q V 's';JUO!~t!u st!I ';Jp Á s';Jp~p';J!~OSs~I ?P SOU!1S';JPsol ';Jp ~10Pt!Io11uo:> ';Jlq~u -0!1s';Jn~u! ';J~~!ul) ';JS1~1~I~';JP~l~d 't!u~wnq ~!~U';J1S!X';J ~I ';Jp S~pU';J!l s~I ~W01 P~P!I~UO!~~l ~I ';Jnb U';J°1U';JWOW I';JP Á ~U~!P!10~ ~P!A t!I ';JpU9!~~z!reln~~s

~I ~p

01~np01d 's';J~n"1 s~I ';Jp oIg!S I';JP It!lmt!U ~f!q °pu';J!S ';JU';J!AP~P!U1';JpOW ~I ~S~u -0!~~I';J1 ';Jp Á sos';J~old ';Jp 10P~U!g!10 'OWS!W Js ';Jp 01U!1S!P ';JU';J!A~P';J1qWOq I~ ';Jnb U';J0!P~1S~ un ';Jp U9!~~~!Idx';J ~I ';J1u';JWI~UO!~~1~Z!1U~1~g ';Jnb It!m~';JI';J1U! ';J 0~Y9S0I!J °IIO~S';J 't!u~wnq

P~P!I~UO!~~l ~I ';Jp01~np01d S';JP~P!U1';JpOW t!"1

¿S';JP~P!I!q~suods';J1 l!pt!A';J Á SOq~';J1';Jpl!g!X';J t!l~d p~1unloA ~ SOW~Z!I!1n ';Jnb I~md';J~uo:> 01d';):) -';J1d OZ!P!lln~s';J un OU!S 'P~P!U1';JpOW ~I S';J9nO? ¿S~U1';Jpowsod t!lOq~ Á S~U -l';JPOW 'S~U1';JpOW';J1d';Jpl~~!J!I~~ U';J';J1U';Jw~p1nq op~p ~q ';Jnb S~I ~ 'U9!~nIOA~ ns ';Jp S~d~1';J S~1U!1S!P S~I 10d 01!SUY11 ns l~~!Idx';J ~l~d ';J1qWOq I';JP OSln~~l un OU!S 't!!101S!q ~I S';J9no? ¿';J~U~A~';Jp°P~1S';J un °P~ZU~~It! l';Jqt!q ';Jp~u~wnq U9!snI!

~I 1~';J1~ ~l~d U9Z~1 ~I ';Jp OSln~';J1 un OU!S 'P~P!U1';JpOW ~I S';J9nO?

leUO!~eU pep!lUep!

s~I U';J l~lOIdx';J

e pep!UJepoLf\j

's~u!gyd S~W!X91d

91~1U';J1U! ';Jnb t!~!1YW';J1 ~I S';J ~s3 ¿SOp01 ~l~d

~Jd01n ~un UO~ ~!:>u~uosuo~

';Jlq~zu~~I~

U';J Á 's';JI~!~OS s01';Jfns sol ';Jp Á s01U';J!W!AOW

sol ';Jp S';JS';J1';J1U! sol UO~ U9!~~!pt!11Uo:) ';J1u';Jred~ U!S 'l';J~OUO~ ~ ~p sol Á U9!~~Z!

Z3~~dsvsv:) zm 'v'l3GVI~vv.¡


12 I

Laidentidad nacional adebate y de contradicción, de ambigüedad y angustia. Ser modernos es ser parte de un . universo en el que, como dijo Marx, "todo lo que es sólido se evapora en el aire".4

¿Es éste un remolino en el que nos encontramos inmersos, prácticamente sin salida? ¿Serála condición moderna un estadio obligado del hombre en su permanente búsqueda por una noción utópica de progreso? El progreso, concebido como avance, condición de movilización de las sociedadeshumanas, implica, como indica Berman, transformación, aventura y crecimiento. Preconiza salud, felicidad y mejoramiento, y sin embargo, llega no pausada y placenteramente sino con súbitos y dolorosos quebrantamientos. Modernidad, crisis y progreso son los términos de la ecuación que distinguen a nuestro tiempo (Subirats en Casullo, 1989: 218). Cada sociedad busca poner en marcha susprocesosde modernización, en el afán de desarrollar su propia ecuación de modernidad, crisis y progreso; el problema es que dichos procesosde modernización, en la era contemporánea, se encuentran supeditados no sólo a los impulsos modernizadores propios de cada contexto social, sino a los avatares de un contexto globalizador internacional que obliga a las sociedades menos modernas a seguir ritmos modernizadores exógenosa sus patrones originales de desarrollo. Así por ejemplo, nuestras sociedades latinoamericanas, desde su gestación como naciones, se sintieron condicionadas a voltear la mirada a Europa y a seguir sus patrones de modernidad y de progreso, y en la era moderna, ahora que ya hemos avanzado y nos hemos modernizado, volteamos hacia nuevasfórmulas utópicas de modernidad, que tal y como nos plantea la nueva condición moderna, representan un avancerespecto de etapas anteriores. De tal suerte que, según José Joaquín Brunner (1990), América Latina en su desarrollo contemporáneo, experimenta una serie de procesos contradictorios y heterogéneos de conformación de una modernidad tardía, construida en condiciones de acelerada internacionalización de los mercados a nivel mundial. En otras palabras, ¿será que la corriente de modernidad nos lleva inexorablemente hacia algún destino al que necesariamente tenemos que arribar, y al que nos hemos incorporado tardíamente? ¿Hemos llegado tarde al festín de la modernidad, como indicaba Octavio Paz? meseamos llegar? ¿O será que hacemos esfuerzos por resistir nuestra incorporación al bloque internacional de la modernidad? Quizás sea por ello que los procesos modernizadores latinoamericanos se encuentran especialmente cargados de brotes violentos y desgarradores. Carlos Fuentes (1990: 10-11) ha apuntado al respecto que somos un continente en búsqueda desesperadade su modernidad, pero demasiadasveces hemos reaccionado violentamente contra seme4.

Berman, Marshall, "Brindis por la modernidad", en Casullo, Nicolás (comp.) (1989), El

debatemodernidad-posmodernidad, Editorial Puntosur,p. 67.


t~ I

'01 'd '"1!:J'do 'O}}O 's~Á~lI z~puyul~d lod Op1!}!:J'S9P!1!d 'S~l!\f sou~ng 'O!qwo:Jua sapopa!:Jossol ua o:J!IJ1oduap.io13 '(ZL60 l~nw1!S 'uo}8u!}unH '9 '01 'd 'Ol~U~ ~P 8Z '10UO!:J°N 131!:J!}Jlod ~P 11!!:J~ds~O}u~W~ldns I~ u~ '"p1!P!Ul~POW 1!1~P 1!W~I!P 13" '(~660 O}}O 's~Á~lI z~puyul~d

~:)!W9uO:)~ U9!:)~Z!Ul~POW ~p os~:)old 13 .9f~lq~nbs~1 ~P ~W~¡S!S o U~W!B'91 13 .9!p~:)ns ~nb 01 ~¡U~W~¡:)~x~

.)

~S ~¡u~l~dw! oP!¡l~d ~nJ OS~ ~¡l~d u3

9'ouIapow OO!~Jlod~wa~s!s un ~!:!~q OA!~~:!!J!U~!S a:!u~A~ un a~UaW~!I~s;):>auou olad 'U9!:!~I~a~U!Sap ns 1~laua~ OllOd Á 'I~UO!:!!P~I~ O:!!~Jlod ~wa~s!s un ua O!qw~:! un O~!:!Jldw! ~Aan aIdw~!s U9!:!~Z!UIapOW ~I '~:!!~:!YId ~I ua :uO¡B'U!¡UnH ~:)!a .OU1~pOW oun ~ I~UO!:)!P~l¡ °P~¡S3 un ~p U9!:)!SU~1¡ ~I OP~lB'OI ~q ~S '~:)!W -9uo:)~ Á 1~~n¡ln:) 'I~!:)OS U9!:)~Z!Ul~POW ~I UO:) SOP~UO!:)~I~l SO:)!¡Jlod SO¡:)~J~ u~:)npold ~nb 'U9!:)~Z!Ul~POW ~p sos~:)old ~q:)l~W u~ o¡s~nd ~q P~P~!:>OS ~un ~nblod ~nb l~~l:) u~ op~P!n:) l~U~¡ ~nb Á~q 'UO¡B'U!¡UnH ~:)!PU! OWO:> 'OB'l~qW~ U!S 'YP~U~J

Á SOP!Ufl SOP~¡S3 UO:) O!:)l~WOJ

~lq!'l

~P IEI~¡EI!I.L

°PE¡~l.L I~P EW1!J ~I ~P S9AE1¡ E '~¡.JON I~P ~:)!19WV ~P E:)!W9uo:)3 p~P!UnUIOJ El ~ EPE1¡U~ El¡S~nU ~P S9A~1¡ ~ V:J!Ull}UO:J;JUl}!:JVZ!U.l;JpOUl El ~P OP!dYl OU!UIE:> I~ 9:>snq °PE¡S3 I~ 'I~UO!:)~Ul~¡U! ~JUIOUO:>~El ~P S~lOPEZ!IEqOIB' SOSlndUI! SOl ~ ~Sl~El¡SnS ~JPod OU 0:)!X9W ~nb ~P °p!:>U~AUO:> Á xx °1B'!S I~P S~IEU!J E!:>Eq ~Á lE!:)oS Á ~:>!¡Jlod P~P!I!qE¡S~ ~I lEt301 ~l~d EA!¡~Ul~¡I~ ~:)!ut) ~I OWo:> OS~l&' -old I~P ~l~pU~q ~I l!WnS~ S~I~!:>oS s~zl~nJ SEI E ~l~!t!Wl~d ~nb ~tS!I~UO!:>~U O¡U~!W!¡U~S un l~l~U~B' Á ~A!¡:)npOld ~¡U~ld ~I l~Slndw! 9:)snq sJEd I~ 'pEp -!I!q~¡S~ UO:) O¡U~!W!:>~l:) ~P ~dE¡~ ~I ~P l!¡l~d ~ ~¡U~W~:)!JJ:)~ds~ Á E1I~nB'sod ~q 0:>!X9W 'PEP!Ul~POW ~I ~ OU!W~:) ns U3

-U~!W~:)l~:>E SO!lEA °PE¡U~¡U!

sos~:)old

~I ~¡U~lna

.S~lOPEZ!Ul~POW

Á IE!:)OS ~n&'~ds~p"

Ol~P~pl~A

SO¡U!¡S!P ~q:>l~W U~ o¡s~nd

Eq 'SOt

s-'"O:>!tJlod ~W10J u~ EUE:>!X~UI

un E ~SOPU9!¡S!S~ 'I~¡O¡

PEP~!:)OS ~I ~lqOS ~lq~U~lJ~ll! ~UI10J ~P ~:)!J9u~q ~u~P~:) ns Yl~WEll~P EtSEq ~lq~:)EldUI! os~t301d I~ ~nb ~SOA!¡~B'~U SOl ~nb S~lOÁ~UI UY1~S EUIS!UI El ~P SOA!¡!sod SO¡U~UI~I~ sol ~nb ~P O¡U~!UI!:>U~AUO:) O U~B'~UI! ~I ~P ~p~I]EdUIO:>E ~:)~l~d~ '~lq!U~¡UO:)U! pnl~ un OUIO:) ~W~ll~P ~S ~nb 'P~P!Ul~POUI E¡S3 .OPE¡S3 I~ Op~B'!lqo ~q sou ~nb I~ 10PEZ!Ul~POUI OSlndUI! °P~l~I~:)~ I~ S~P!q~p ~!:>U~P!S!P ~P Á ~!:)U~l~IOtU! ~P SEUI10JS~A~nu 'l~l~U~&' U~ 'Á U9!:)~U!B'1~W 'OB'!~ll~S~P '~z~lqod U~ U~¡S~!J!U~UI ~S ~nb IE!:)OS °IIOll~S~P l~ ~l~d SO¡U~UI~I~ S~¡U~¡lodw! °P~I ~P op~f~p Eq os~:)old I~ U~ Á ~P~P!Ul~POUI ~I ~ ~SlE:>l~:)~ lod SO¡U~¡U! SOSOlOIOP Á SO¡!qt)S OPU~!:)~q ~U~!A sJ~d ol¡s~nN -(62 :2661 :l~UUrug) PEP!Ul~POUI El E SE1~U~UI I!W ~P Ep~U~P~U~ ~l¡U~rou~ ~S 'lT!.s~d ns E Ánw Á 'OB'l~qW~ U!S 'EU!¡~'l ~:)!19WV ~nb l~l~P!SUO:) ~ ~A~II sou 0¡S3 l~UO!:)!P~l¡

op~sEd Ol¡S~nU ~ lES~lB'~llOd

SO¡U~¡U! OPU~!:>~q '~p~nbst)q

~¡U~f

Z~~~d svsv~ zm'v'l30V!~VlftJ


14 I

Laidentidad nacional adebate

fue tan acelerado que impactó negativamente la estabilidad de los estam,entos políticos tradicionales que sostenían al sistema social. Y no sólo se presentó una fractura en el sistema político sino también en el dispositivo simbólico aglutinador de la unidad de la nación (Constantino Toto, 2000; en Judit Bokser, 2000: 76-81). La modernización impuesta desde arriba generó, pues, un proceso de deterioro que promovió un retroceso hacia comportamientos premodernos en muchos ámbitos, y en muchos casosincluido el político. Pese al aparente éxito del proceso de apertura y participación ciudadana y a la llegada del tránsito hacia la democracia, en realidad observamosun debilitamiento correlativo de las formas tradicionales de representación política; expresa la decadencia de las ideologías políticas y de la capacidad de representación del conjunto dela vida social por parte de los actores políticos (Touraine, 1992), lo cual se tradujo en una dependencia mucho mayor de los mecanismos aglutinadores de la conciencia social y de sus estrategias, es decir de los medios de comunicación. Un proceso de modernización integral hubiese implicado como correlato indispensable mecanismosmodernizadores igualmente importantes en la arena social, sin embargo, al vigilar y pr()teger todos los aspectos de la vida económica y luego impulsar a la economía bruscamente hacia la apertura el Estado mexicano, rompió con la identidad tradicional entre las esferas de la política y la economía. En sentido estricto, nos referimos aquí a las formas de modernización que habían asignado al Estado un papel como garante del desarrollo y la modernidad, así como de salvaguarda de intereses e identidad de "todos" los sectores sociales.Se trataba de una identidad conveniente y estable para el sistema político, el cual absorbía las tensiones de una esfera remitiéndolas a la otra (Fernández Reyes, 1993: 10). De pronto, los mecanismos modernizadores giraron 180 grados para proponer la desestabilización, desconcentración, descentralización y liberación económica en medio de una situación particularmente incierta política-

mente. La transición comenzó de manera abrupt~ enjulio de 1988,una transición que, de acuerdo con Antonio Camou, continúa irresuelta hasta la fecha (1992: 57). Este autor indica que, cuando el régimen-sistema político mexicano ya estaba en transformación, el proceso transicional del régimen-sistema se intentaba orientar en términos de una democratización política en sentido amplio, pero mostraba todavía importantes retrocesos de carácter autoritario. Cada vez que el viejo régimen quería hacer notar sus intenciones de hacer acompañar a la modernización económica de una modernización política, salían a flote los fraudes, las violaciones a los derechos humanos y la poca disposición del régimen para honrar su palabra.


z!n"M u:) '(l~d

"U "d '"I!;) "do 'OdWil!1 v svilPI 'O;)S!;)Ul!ld ?SOf 'n:)!ssI!W (:) :)lqOS o("t!dl!;) (I! o(nqwY:)ld OWO;) °PI!}!;) SO(ll!;) '!ll!}lOO :)P SI!U!II!S °I~ °d 'I!UI!!O [1!!lO}!P3 'OdWiI!1 v svilPI '(0660 O;)S!;)Ul!ld ?SOf 'n:)!ssI!W z!n"M

~p ~¡So~ ~ l~pod ~ l~f\.~II

I~ l~rn~~s~

~P S~UO!~U~¡U~

O!l~S~~~U

S~l~P~pl~f\.

~l~

~Ju~¡

'~W~¡S!S oP!¡l~d

I~P U9!~~Z!Ul~POUI I~ ~nb

l~l¡SOUI~P

°8 °L

uI oqu:> ~l~d

sosJed 1;) eled ~Zl;)nj

;)P Á l~lO¡~;)I;)

Á O~!¡Yl~OW;)P

o!leuo!~nIOA;)l -~¡lOj ~l~d

~l~~!PU!

~l}S;)nU

ol;)d 'SOW;)l~!qW~J

!l~¡lOD

O!P 10!1~¡U~

~P S~U!I~S

°'l-(0~

-~l¡U~~S~P

'I~rnld

S~UO!~n¡!¡SU!

:0661

;)~U~Ae ;)P s~J¡Uele~ ;)P ~¡SO~ ~ ou ol;)d '~A!¡~;)IO~ ~;)l~¡

SOI1~J

'n~!ss~w

s~w P~P~!~OS

S~l¡O ~ ~¡U~ll

~ps~P

I~ 0661

~I ~J¡n~s!p

~P!P19d

z!n~

~I ~l¡U~

~l~d

o 9!Pl~d

'~Ul;)¡U!

O!dOld

~~!ijl~

°II~

~nb Jq~

os~:>old

pup!un

I~ ~nb

Á ~P~wlolu~

el¡S;)nU °SOU1;););)1 ~l

OliO:>

op~¡InS~l

ns u~

:O¡U~WOW

'~~~ijI~u~

I~P P~P!S~~~U ~P p~P!~~d~~ S!S!l~

'upuz~I

~I h 'S~:>!ijlod ~I ~P UA!¡UI~l S~:>UO¡U~

S~SOl~wnu

~nJ l~pod

O~!ijlod

suI ~P

I~ u~ °p!¡lud

I~P 10p

I~ 9~~~10A~1 ~W~¡S!S I~ lod

l~pod

U9!:>~:>!unwo:>

~l~d

~q~p

~nb ol~d

~l~d

'O¡~l:>~P

U9!S!f\. ~P

I~ l~d!:>!¡u~

~l~d

~Á~A Á °P~¡!I!q~P

'S~l¡~

~!~~q

~Á~A ~¡U~W

S~I ~P 'OdW3!¡

un l~S

I~P

~P SO!P3UI

SOP~!:>

l!:>np~l¡

~S ~nb 01 P~P!I~~l

9!:>!U! 01 O!qw~~

~nb Á 1t!~qw~:> ~l~d

~nb S~:>OA S~'l

~!:>~q U9!qw~¡

01 1~~0:>~1

~I ~P S~fOp~l~d

~p-

'S~I~¡U~UI~U

SOA~nu ~P 10p~P~lI~ ~P S~f\.!¡~¡:>~dx~

~nJ 91~U~~ ~I 9P!n:>s~p

lod

I~ ~nb U~:>!PU!

'~¡U~I~P

~S ~nb

-U9!:>~Z!Ul~POW

SOW~Á~q

~lOqV

~P O!d!~U!ld

~P O¡u~!w!~rns

O¡U~¡)

S~I~!~OS S~UO!S!1\.!P ~P ~!~U~¡S!X~

~un

1~ I"Md I~ ~¡U~W~S!~~ld

I~ 9!Pl~d

°P!¡l~d

L 'orn¡nJ ~Á ~nb SO~~Z~ll~PU~¡~

~S ~¡U~W~Idw!s ~nb

'oP~Iq~q

~P~¡U~W~l~U!

~S Á °P!~~Iq~¡S~

S~I U01~WO¡

~I l~ZlOJ

'l~pod

I~ ~nb S~S~I:> S~A~nu

~I ~W~¡S!S I~ 1~U3¡ OU IV

~Jl¡~W!S~

S~I ~P U9~:>~:>!Id!¡Inw

U9!~~Z!Ul~POW

O!l~uo!:>nI°f\.~~

01 'u~~q

~I u~ u9~srl[~u! I~ u~

~I ~P S!S!l:> ~110d

~ U01~~~P~P

S~PU~!l

0:>!W9UO:>~ O!qw~:>

~P p~P!:>~d~:>

h S~I~!:>OS SO¡U~!W!f\.OW

S~w Z~f\. ~P~:> S~I~!:>OS S~lO¡~~S

p~P!:>~d~:>

'S~I~!~OS S~A!¡~¡:>~dx~

U3

I~P ~¡U~P!s~ld

~ps~P

~¡[nS~llO!l~¡U~

~~!~91

S~[~!~OS S~W~¡ ~P OU~Id

o s~p~uopu~q~ 01 Á ~~!ijIod

I~ l~znz~

lod

~W~¡S!S 13 '9¡U~I~ l~PU~¡~

Á SO!Idw~

op~¡l~d

~un ~ldw~!s

Á S~¡U~u!¡l~d U9!¡S3~

un ~ S~P~~~I~l

[~ U~ O~!ijIod

'O¡U~¡UO~S~P

9!Pl~d

S~I ~ ~¡U~W~:>!ijIod

OU S~UO!:>~Z!U~~lO

'Js 'SOW;)l~!qW~J

~un S-;)l~d I;)P U9!;)~Z!Ul;)POW

~¡U~P!S~ld

o~s~~u~ld

9!A!f\. ~nb S~~!W9UO~~

~P~l~¡!~l

~I ~nb OPU~!s. '~IqJ~l~U!

~W~¡S!S I~P ~f\.!srn~s!p

SOp~1n¡~nJ¡S3 I~P I~ u~ owo~

O¡X~¡UO~ ns

S~[ ~P ~W!:>U~

°o¡u~¡sns

z!n~)

~un ~P °IIOll~S~P

I"Md I~P U9!~~WIOJSU~1¡

n~!ss~w

'sJ~d Ol¡S~nU

ZJ~l ~ I"Md I~P U9!~~1!ds~ I~P U9~~~Z!Ul~POW 'O~!ijlod -~P~lI~ '(l~pod

OU~Id opu~~s ~'ll~!~OS

o!1\. ~S ~f~¡u~f\. s~rn¡:>nJ¡S~ s°'l

-13qn~ -U~l~J!P

I~UO!~n¡!¡SU!

~:>!W9UO~~

lod

[~ ~nb ~¡S!1\. 3P u~pl~!d 9!~~1~:> I~UO!:>n¡!¡SUI

Á 'U~¡S~ ~q

-~!l~S~~~U

S lo I

~:>~q ~PS~P

U9!:>~Z!Ul~POW

~'l

Z3~~d svsv:)ZmVl30VI~V~


,.

16 I

Laidentidad nacional adebate

lo que fuera. Las declaraciones del Presidente dictaron entonces las acciones a tomar por parte de la clase política en el poder; un hecho significativo terminó por concretar la dirección del proceso modernizador en marcha: En diciembre de 1991, el gobierno mexicano calladamente incendió las boletas electorales de las elecciones presidenciales de 1998. Este acto, que aseguraba que ningún gobierno posterior pudiera probar la naturaleza fraudulenta de la elección de Carlos Salinas de Gortari, fue el intento de cerrar la puerta al pasado. En la recta final para la culminación de un Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLC),resultaba crucial que ningún gobierno mexicano pudiera probar qué tanto engaño y fraude se había requerido para poner en marcha la posibilidad de un libre comercio con EstadosUnidos.9 y es que, si así se quiere, se pretendía consumar la ruptura de una antigua modernidad (Fernández Reyes, 1993: 11), una modernidad que dictaba los designios del próximo Presidente de la República entre bambalinas y un proceso que se había adelantado a su tiempo. La dirección, en términos de política modernizadora, estaba dada desde principios de la década de 1980, en que la reestructuración capitalista internacional había iniciado el movimiento de la liberalización e integración de los mercados; lo que hacía falta era dar los pasos firmes para el proyecto de transformación social, incluida la transformación política. Segúnindica atto Fernández Reyes, la naturaleza de los tradicionales mecanismos de cooptación, mediación y representación sufrieron en esemomento una modificación sustancial (Fernández Reyes, 1993: 13). Las eleccionesde 1988representaron un parteaguas, proyectando un panorama ejemplar de acción cívica poniendo en entredicho los cimientos sobre los que se sustentaba la modernización autoritaria, sin llegar a escindir, sin embargo, el alcance de los cambios estructurales propuestos por la clase política dominante. Sin embargo, no lograron aminorar los destinos que para México ya se encontraban trazados. Hoy en día, esa clase política ya no está en el poder. Tardíamente se percató de que si bien los cambios económicos se inducen, los cambios políticos llevan su propia lógica y tienen sus propios tiempos. Hoy, la clase gobernante que desarrolla los cambios está teniendo fuertes problemas para articular nuevas estructuras de acción sobre la base de los viejos andamiajes políticos. Ha continuado sobre el camino de la modernización económica, pero ha tenido que sujetarse a las exigencias de los nuevos actores políticos, por lo que ni siquiera ha podido concretar los cambios que se esperaban cuando se firmó el TLC. 9.

~

Traynor, Ken, "The Origins of Free Trade Mania. The People of Mexico and Canada does not Want Free Trade, But Big BusinessDoes; and Big BusinessGets What it Wants", en Jim Sinclair (editor) (1992), Canada and Free Trade with Mexico. Crossing the Line, Vancou-

ver, NewStar Books,p. 2. "

'.:;¡


"EE"d 'l!lQIl 'tZ!

.w9u 'sOXOlN u~ '"pllp!Ul~POW IIl}O 111"'(886!) oJloPV 'ÁII!D "O!

o(6l-t :O66l ';)U!~lnO.L) oms!u~~;)m omo~ U9!~~Z!U1;)pOm ~l ;)P 'OA!~'Jfqo omo~ P~P!U1'JpOW ~l l~l~d';)s ;)P P~P!S;)~;)U ~l U;) ;)~S!SU! u;)!nb "JU!t!lnoj. UO~ somt!~lnmo~ OP!tU;)S ;)tS;) U;) ~P~P;)!~OS ~l ;)P U9!~~m10JSUt!1~ t!l 1!~!W1'Jd ~lt!d U9!~~1;)do U;) u;)uod ;)S pt!p!U1;)pOm t!l ;)P S;)lt!tu;)mrutsu! soms!ut!~'Jw SOl OrlO 10d Á 'S~10P~Z!U1;)POW St!~!tJlod s~l t! U9!~~;)1!P u;)m!ldm! 'Jnb U9!:)t!Z! -U1;)POW ;)P s~m~l~old

U;)~;)lq~tS;) S;)l~UO!~t!u SOP~tS3 sol 'OPt!l un 10d

'(Ol :t66l 's'JÁ;)~ Z;)p -uYU1;)d) S;)l~!~OS sot;)fns Á S;)lOt:)~ sol ;)P U9!~~Z!A!t;)fqns Á U9!~t!Z!l!AOW t!l 'Jp u9!~n~!tSuO~;)1 ;)P S~f;)!A Á S~A;)nU S~W10J ~tU;)lJU;) U9!~~Z!U1;)pOm t!l 't!l'JUt!W ~ltO ;)P oq~!P 'o 'u;)uOdmO~;)l ;)S S;)l~!:)oS S;)lOt~;)S SOl '~P!A ;)P S;)u01~t!d SOA'Jnu t!A;)IIUO~ so~~np01d ;)P omnsuo~ l;) 's~J~U~~l;)W S~A;)nU l!mnSUO~ ;)P Pt!P!l!q!sod ~l O~!SUO~ U;)~l~ SO~!W9UO~;) SOP~~l;)W so'] 'sym;)p s~l t! t!t~'JJt! 'J~U'JWt!!l -~S;)~;)U 'S~l;)JS;) s~l ;)P ~un ;)P o~sruq otU;)!m!AOm l3 '~lmln~ ~l 't!Jmouo:)'J ~l '~~!tJlod ~1 '1~!~OS ~P!A ~1 ;)P ;)t1~d U~W1OJUO~ ;)nb S~l;)JS;) s~1 st!po~ 'Jp s'Jl'JA!U soq~nw ~ U9!~~lm~rutS;);)1 t!un ~~!ldw! 'O~!JJ~;)ds;) ~;)S opu~n~ un~ '10pt!Z!U1'J -pow 0~~;)Á01d l;)!nbl~n~ ;)nb U;) l~su;)d soq~nm t!lt!d l~lm~UUO~ t!~lns'J~ ol"'s;)sJt!d sol sopo~ U;) l;)uodw! ;)l;)!nb OWS!l~t!d~~ l;)P lt!!punw U9!~~lm~rutS;);)1 l~n~~~ ~1 ;)nb l~np P~P;)!~OS ~U1;)POW ~l u1J~;)S 'sopt!dwt!:)t! sywou sol ;)P ~1 Á SOP!~;)lq~tS;) sol ;)P ~l 'sop!nl:)x;) sol ;)P ~l Á sop!nl~u! sol ;)P ~1 'S;)P~P;)!~OS sop U;) l!P!A!P syw Z;)A ~un ;)l;)!nb ~1 ;)S t!p~llt!~S'Jp Á l~np ;)ldw;)!s ;)PS;)P P~P;)!~OS ~tS;) V 'sou;)m sol ~lt!d l;)pod Á OS'J1~01d ;)P 010 ;)P pt!P;) ~un omo~ 'syw SOl ~l~d ~PJ~~ ~un Á U9!~~rutS;)P ~un omo~ t!tu;)s;)ld ;)S U9!~t!Z!U1;)pOm t!l ';)tU;)Wt!!l~~!lO~n~ Á ~q!ll~ ;)PS;)P ~ts'JndmI 'O!U;)I!m OA;)nU I'JP 0~!X9W 1;) ~l~d ~!l~S;)~;)U P~P!U1;)POW ~A;)nU ~1 ;)P s;)~nt!~ sol t!W;)lqO1d U1J~U!U U!S Y1;)AlOS;)1 ;)nb ~II;)nb~ owo~ Á '~~!tJlod U9!~!SUt!lt ~1 ;)P t!!l~t!sod;)p t!l omo~ 'JW -ns~ ;)S ;)~U~U1;)qO~ ~~!~Jlod ;)st!l~ t!A;)nU ~l 'S;)lO!l;)~Ut! st!~!m9uo~;) S~lm~ru~S;) St!l t! OU1Ot;)1 ou l;) ;)l;)!~nS ;)l ;)nb l~UO!~~U1;)tU! ~!~U;)PU;)t ~un 10d t!pt!Áodt! ;)tu;)m;)tu;)l~dt! Á SO!qw~~ SOl ;)P ~!~l;)U! ~1 U;) ~Sl;)WU! 'oP~l 01~0 10d ':)l.l l~ ~pt!ltU;) t!l~S;)nU ;)PS;)P ~ft!q t!1 t! 0~!m9uo~;) °l~!~ un ;)A!A 0~!X9W ;)nb Z;)A ~l;)W!ld t!l S3 'lOOZ ;)P ;)lqw;)!td;)s ;)P TI l;)P S~tS!lOll;)t SOt~~ sol 10d ~pt!A!tOW 'soy~ Z;)!P ;)P s9nd -S;)P U9!~~1;)l;)~~S;)P ~l;)W!ld ns t!tU;)lJU;) ;)nb ;)su;)p!unopt!ts;) ~Jmouo~'J ~l ;)P oy;)dm;)s;)p l~ 'Jt1t!d U;) ;)q;)P ;)S u9!~~n~!s ~~S3 'o~u;)!m!~;)l~ 10U;)m un 1t!1~S!~;)1 ;)P O~S;)!l l;) ;)110:) ~u~~!X;)m ~Jmouo~;) ~l '~pt!~U~tS;) ~lOq~ 'O!l~ltUO~ l;) 10d °U9!~~lqod ~l 10d sop~l;)ds;) SO!~!J;)U;)q SOl °PJ~lt u~q ;)~lON l;)P ~~!19WV ;)P 0~!W9UO~;) ;)nbolq lt! t!p~ltU;) ~ltS;)nU 10d SOP!l;)~nS pt!P!U1;)pOm ~l Á OS;)l~Old l;) 'l~~S;)U;)!q 1;) o~odw~t 's~p~s~d s~P~~9P U;) 9!lJns ;)nb st!II;)nbt! owo~ S!S!l~ ;)P opn~~ opo!l;)d

L 1- I

un U;) ~ltU;)n~U;)

;)S ou ~u~~!X;)m ~Jmouo~;) ~1 U;)!q !s

Z3~~d SVSV:) zm Vl30VI~V~


18 I

Laidentidad nacional adebate Por otro lado, en el caso de México descartamos la presencia de una modernización endógena al todo social, que se manifiesta con factores de cambio internos, pero también bajo presiones muy fuertes del exterior, de manera que estamos ante visiones alternativas de continuidad y escisión que permean los ámbitos tanto de lo político, lo económico y lo social como de lo cultural. No es gratuito que el nuevo gobierno esté experimentando desajustesen las estructuras sociales que alimentaban y sosteníanestable al sistema económico. Las clasescampesinas,obreras y populares que anteriormente se mantenían cooptadas en permanente adhesión y lealtad al PRI,están exigiendo su parte del beneficio de la modernidad y del cambio prometido. Sus manifestaciones han sido por demás coloridas y multivariadas: desde las manifestaciones en la desnudez de los miembros de la clase magisterial, hasta el golpear de machetes por parte de los ejidatarios de San SalvadorAtenco. De todo ello han dado cuenta los medios de comunicación. Paralelamente, las clasesmedias se contentan con entrar al juego de la participación cívica a través de la encuesta telefónica o del plebiscito para la consulta de la acción política. En todos los casos, en un ejercicio de poca práctica y experiencia de comunicación política, el nuevo gobierno ha tenido que reaccionar, y a veces sobrereaccionar ante las demandas sociales. La cultura, por lo menos en Latinoamérica, dice Brunner, y ciertamente en México, añadiríamos nosotros, está en pleno proceso de incorporarse a la modernidad (especialmente en la medida que los medios de comunicación la absorben, difundiendo continuamente sus promesas de felicidad a través del consumo), para transformarse en el vehículo multiforme de una creciente integración de masas(Brunner, 1990: 38). A diez años de distancia, México es hoy muy diferente de lo que fue en 1992,cuando nuestro país estaba entrando al proceso de negociación del TLC. Los medios de comunicación han incrementado suimportancia y su participación, no sólo en la oferta cultural y de consumo, sino también en el discurso de la participación política. Han incrementado su nivel de crítica ante el gobierno de transición,recordándoleinsistentementelas expectativasno cumplidas; ofrecen reportar las dimensiones del cambio y exigen no solamente coadyuvar a la participación ciudadana, sino también involucrarse directamente en la toma de decisiones. A diferencia de otras épocas, hoy los medios de comunicación cuestionan la palabra del Presidente, le recuerdan el porcentaje de votos que aprueban o no aprueban su actuación, reportan el caos político, la pérdida de liderazgo y los riesgos de ingobernabilidad que se manifiestan en el Congreso y cuestionan los mecanismos de comunicación directa del jefe del Ejecutivo con la ciudadanía.


',,[1Jl;)q![O;)U

.II

.d 'S1Jl;)}UOld

°I\Oll1JS;)P;)P

SI![;)P [1Jlm[n:)

1JW1Jl~Old '1JJpU;)ng

O[;)POW [;) ;)}U1J 1JU1J:>!X;)WU9!S!A;)[;)} 1J'"

-Ul~pOW SOWS!U~:)~W OP~Idw~¡uo:)

'(I66U

[;)nUI!W l;)!Al!f

u91:>l!pund 'nOU!;)}S3

.II

:opu~n:) '~lmln:) ~I ~p S~lOP~Z! ~Á~q ou ou~:)!X~w OP~¡S3 I~ ~nb Á 'I~lmlnJ

~l~JS~ ~I °P~I ~P op~f~p ~Á~q P~P!Ul~POW ~I ~nb l~su~d ~IQJ~lJU! ~¡Ins~"M .0:)!¡Jlod o¡~fns OWOJ l~d!J!¡l~d osnI:)u! ~ 'SOSlnJS!p sol ~p P~P!I~lnld ~I l~¡d~J~ Á ~Sl~S~ldx~ Á UC}!:):)~l~l~U~8

~l~d ~¡!I!q!sod 01 Z~A ns ~ ~nb 'o¡~fns I~P Uc}!X~IJ~l ~P P~P!I!q!sod ~I s~ '~q!lJ -s~P ~I ~s ~¡U~w~:)!JC}sOI!J OWOJ Á I~¡ 'OUl~pOW ~lqwOq I~P S~¡u~¡lodw! SYUI s~:)!¡SJl~¡:)~l~J s~I ~P ~un opu~n:) '~lmln:) ~!dOld ~l¡S~nU l~PU~J~P Á l!JnpOld l~pod

SOW~Jl~q~p alUaW¡V.lnl¡nJ sou.lapow l~S ~l~d ~nb l!:)~P ~Jll~nb

O¡S3

"(fZ :0661 'l~UUrug) pVp!UlapOUl V¡ .lVSa.ldX3ap zvdvJ ¡VUO!Jvu V.lnl¡nJ vun alS!X3 ou opuvnJ Á 'I~:)oI ~JUIo~O¡n~ ~P op~l8 O¡l~!:) un U~ZU~:)I~ OU (S~I~lmln:) so¡:)npold sol ~p) S~lOp!UInsuo:) sol ~puop YII~ P~P!Ul~POW ~¡s!X~ ou 'l~UUrug ~:)!P owo:) '~nb ~Á '¡lJ.tnl¡nJ u9¡9ua.l¡a ua sou.lapow .las °P~ZU~:)I~ sow~q ou ~nb ~ 'syz!nb '~q~p ~s °II3 11.P~P~!JOS~J ~p I~rn¡Jn:! J~A!UOl¡S~nU ~ps~p op -~lOq~J~ ~q ~S ~:!unu !S~:! Á ~~:!!¡JJod~S~J~J ~ps~p OU!W19¡ opun8~s u~ ~~:!!W9UO:!~ ~!:!u~¡SU! ~J ~ps~p 'OU!W19¡ l:>W!ld u:> 'op~punJ ~q ~S S~P~:!9P OJU!J S~W!¡JI) S~J U~ l:>S op~~s~p SOw:>q :>nbsJ~d :>p OJ:>pOWJ:>PU9!:!:!ru¡SUO:! ~J'~¡U~WJ~UO!:!!P~l.L :~q~:)!PU! nOU!~¡S3 l~!A~f 166t ~PS~P ~A "~lmln:) ~I ~P I~ s~ 'S~I~UO!:)~Ul~¡U! SOp~:)l~UI sol ~p ~¡nlosq~ uC}!:)~l8~¡u! ~I ~P ~l~d~s sou ~nb O¡:)np~l OW!¡It) I~ l~U!W ~P 08S:>!1 I~ ~llO:) ~nb ~P SOU!Wl9¡ u~ ~¡U~pU~:)S~l¡ syw I~ syz!nb 'sOII~ ~P ou fl "os~1801d I~P S~lOP~¡S~A~P SO¡:)~J~ sol u~I~Y~s uC}!:)~u!8~w! ~¡u~¡lodw! ~un ~P S9A~1¡ ~ ~nb s~I~m:)~I~¡U! ~ S~I~!:)oS s~zl~nJ S~¡l~!:) ~P ~!:)u~s~ld ~I ~P l!PU!:)S~ld ~p~nd ou 'I~qoI8 ~I~:)s~ ~ uC}!:)~Z!¡~WlOJU! ~P Á P~P!A!¡:)npold ~P 'uc}!:)~Z!I~!l¡SnpU! ~P sou~wC}u~J

~l8~¡u!

~W!~:)JA s~ U9!qw~¡

~nb '~Ul~pOW

P~P~!:)os

~un

'~¡U~W~p~UmlON

O:)!Iqt)d 01 ~P ~l~JS~ ~I ~nb u~pl~n:)~l

'O!qw~J I~P sou Á ~P~A!ld ~P!A

~I ~P ~~uJI ~p~8I~P ~I uol~s~ds~l¡ .lalJlo.lfl 9!fl I~ owo:) ~nb S~UO!:)~¡S~J!U~UI s~II~nb~ osnI:)u! uC}!:)~w~l80ld ns u~ op!nI:)u! u~q 'S~:)OA~P od!¡ OPO¡ ~ s~¡l~nd sns °PU~!lq~ 'so~S9 Á uC}!:)~:)!unwo:) ~P SO!P~w sol ~P O¡:)~dS~l OU~ll~¡ oP!pl~d ~q I~wloJ uC}!:)~:)np~ ~I 'oul~!q08 ~P O!:)!:)l~f~ I~ u~ ~:)!¡Jl:) ~I UD:) ~¡U~W~¡l~!q~ ~l:)nIOAU! ~S ~nb OU!S 'OP~¡S3 I:>P ~p~l~d~s ~Á y¡S~ ou ~!S~I81 ~I ÁOH "UC}!:) -~WlOJSU~l¡ U~ y¡S~ SOU~:)!X~W amo:) P~P!¡U~P! ~l¡S~nU ~I~lmln:) uC}!:)!SU~l¡ ~un °pU~!lJns SOW~¡S~ ~:)!¡Jlod uC}!:)!SU~l¡ ~I UD:) o¡unf 'O¡U~¡ S~l¡U~!W

6..I

Z3~~d svsv::) zm Vl30V!~vVIJ


20 I

LBidentidad nacional edebate Con ello, al considerar la cultura como elemento de lujo se ha ignorado que los proyectos de desarrollo nacional sólo tienen sentido, o no lo tienen, si son expresiones de un proyecto cultural. Hay que considerar que no hay desarrollo en abstracto. El crecimiento y la transformación de los grupos humanos concretos siempre se dan en función de una historia, un presente y un futuro deseable, a partir de su propia peculiar visión del mundo, de su sistema de valores, de sus conocimientos y formas de organización, de susdeseosy esperanzas;en fin, de su cultura. Por ello, "la cultura no es una dimensión o un elemento más del desarrollo sino el marco general en el que éste se ejecuta, y por el cual, se realiza. En síntesis,la 'cultura' le da al proyecto nacional su razón de ser.12 Sin embargo, la modernidad, como indica Brunner, significa cosas bien distintas: significa que los procesos de comunicación se masifiquen a través del mercado; que el consumo simbólico esté articulado a procesos formativos organizados para toda la población; que el uso de conocimientos e información vincule de un modo cada vez más central las distintas esferas separadas de la sociedad: la producción económica con la política y a ésta, como vehículo de hegemonías, con el mercado. No es extraño entonces, que la arena de la cultura, fuera de la modernización económica y de la supuesta modernización política, haya sido aparentemente dejada de lado, cuando en esencia ha sido la primera en participar del proceso, ya que de hecho, la globalización de los mercados culturales se mueve por delante de la globalización de los mercados económicos y de la política (Brunner, 1990: 23). Lamentablemente, como indicaba Octavio Paz, la modernidad "cortada del pasado y lanzada hacia un futuro siempre inasible, vive al día: no puede volver a sus principios y así, recobrar sus poderes de renovación" (Paz, 1967: 170). De manera que la modernidad siempre etérea y joven se encuentra en permanente conflicto con la cultura, que insiste en recordarle elementos de su pasado, en cuestionar sus visiones de futuro, y por 10 mismo, amenaza con poner en riesgo los avances propuestos por la modernidad. En México coexisten fuerzas que arrojan a nuestro país hacia la modernidad, con otras que le anclan a un pasado tradicional esencial. La vida acomodada de las élites, la ropa de marca y los almacenes de las grandes firmas internacionales coexisten con la pobreza, el hambre, la miseria y la marginación. Dichas fuerzas son impulsadas a través de diversos mecanismos modernizadores que funcionan como instrumentos de respuesta ante dos elementos que son consustanciales a la modernidad: la continua complejización de las demandas sociales y la incertidumbre. 12. Haza Remus, Luis Armando (1988), "Políticas de financiamiento de la cultura". Seminario de Política Cultural en México, Coordinación de Humanidades, Centro de Investigaciones Interdisciplinarias, Universidad Nacional Autónoma de México, 8 de noviembre, citado por: Esteinou, Javier, op. cit., p. 12.


I-Z I

SOl¡S~nUlod S~pgZ!lg~l SgygZgq Sgl 'g!lOW~W gl¡S~nU glgAl~S~ld ~nb opn;)s~ un S~:>UO¡U~ SOWgl?!l!nb~l Á 'U9!:>gl~~¡U!S~P gl ~p OUgW gl ~p gA g!;)ugpunqg gl 'S~UO!Sg;)O u~ '~nb gWlggl¡s~nu g glgplO;)~l ~:>~lJOsou ~S~nb s~uo!;)do Sgl ~p Ol~Wl)U OpglqwmSO;)gS~P l~ !S OWOJ .pgP!¡U~P! gl ~p gW~¡ l~ 'g!;)U~¡S!SU! gl 'l UO:>'o¡uOld ~p ~:>~lgdg OUl~pOW opunw I~P pgp~!lgA g;)!¡?U~lJ gl UH

eUJepowsod

U9!SnJ Á leJn~ln:) pep!~Uapl

.SOULtJpOUlsod tJlutJUl/lJ.lnl/n.Ju~ Op!¡l~AUO;)sow~q sou ~nb 01 lod 'S~IgUO!:>!pgl¡ S~lOlgA Á SO¡U~W~l~soun~lg U~A!AUO:> ~nb gl u~ pgP!lg~l gun u~ SOWgl¡UO:>U~ sou 'JSV 19¡!~!P opunw OA~nuI~ glgd U~¡s!X~ou O¡Ug~lod Á g:>!l~:>?l~gJ~l~U~ uo:> g~u~n:>~Sgl~!nb!s !U S~pgp!unwo:> SgUn~lg u~ gJAgpO~ ~nb opugn:> 'U9!:>gWlOJU! gl ~p ~¡u~lgdsugl¡ pgp~!:>os gl g SOUlg;)l~:>gsomg¡ -U~¡U! 'gwns uH 1~Ul~¡UI ~p S~lg~lod sol ~¡ug!p~m ~~U~Wg~uY~Ug¡SU! gl~S!~~l ~S ~nb gugpgpn!:> U9!:>gd!;)!pgd gl ~p Á O!:>gdS~l~q!:>l~P S?Agl~ g O;)!lql)d O!:>!Al~Sl~P 'lg¡!~!P pgp~!:>os gI g o:>!X?w ~p U9!:>l~SU! gl g o¡U~!mg:>l~;)g l~P u9!snl! gl g OS~l~Old ~p SOA!¡:>~l°:> SO!lgU!~gW! ~p U9!:>gl~U~~ gI Á sosln:>S!p sol ~p U9!:>g:>!J!SgWgI ~p Ol~WJJ~ ~¡Ug¡SU! 19 opgsgd sow~q ~~u~mg~!ql)s Á OUl~pOW O¡U~WOWl~ ~¡U~Wlg!:>os opgsd!l:>~ sow~q 'pgp!Iglnld gl ~p U9!:> -g~d~:>ggI ~p Á l~lmln:> o¡:>npold l~P U9!:>g!doldg gun gJlg:>!ldm! ~nb 19ln~ln:> pgP!Ul~POW gun ~p U9!:>g¡d~:>ggl u~ s~Iqg¡S~ SOUl!WnSg ~p sof~I ~nb gÁ 'SgpO¡ ~p gpgl~I~:>g syw gI s~ g¡S? 'IglmIn:> gU~lg gI g g¡:>~dS~l ~nb °l lod .g:>!AJ:> U9!:>gl~q!I gl¡S~nU u~P!dw! sou ~nb Sg¡s!A!¡glodlO:>Sg:>!~ -:>Yld Sgf~!A~ SOpgI:>UgSOWg¡S~~nb SOUlgplO:>~lu~ U~¡S!SU!'soP!~lgd sOun~Ig ~p osnI:>u! ~ SO¡g:>!PU!S 'U9!S~ld sodní3 ~p lJ.J!IJlodplJP!ULtJpowtJ.ld~p SgmloJ SgI 'g!:>gl:>OW~pgun ~¡U~WIgU!Js~ oo!X?w ~nb S~IgUO!:>gUl~¡U!SOlOJsol sopo~ u~ l~l¡SOW~P u~ ~y~dm~ ~Soug:>!X~m Opg¡SH I~ ~nbung Á 'gpg~gZ~l opgp~nb gq Op!¡U~S~s~ u~ ~nb °l lod 'S~lOpgZ!¡gl:>OW~pS~~U!¡UD:>19~9¡S~gJuom~~~q 19¡O~gun l~:>l~f~ g S~¡UgU!WOPS~SgI:>Sgl ~p Á Opg:>l~W I~P OU~ld o¡u~!mgz -Ugl~l un g gUg:>!X~wpgp~!:>os gl g l!:>npuo:> glgd 'pgP!Ul~POW ~p o~:>~Áold19 so:>!¡Jlod S~lO¡:>gSOA~nug ZOA19p Á 19lOdlO:>U!gred ~nb syw ol~d 'U9!:>!SUgl¡ u~ gl¡u~n:>u~ ~S 'soJJgS~P SO!dOld sns Á sodw~!¡ SO!dOld sns lod gpg:>lgm ~nbung '~:>!¡Jlod U9!:>gZ!Ul~POW gl ~lJ!.llJl!.lOJnlJ U9!.JlJZ!ULtJpOUl gun °p!S gq '~¡U~WlgUO!:>gUl~¡U!SOP!:>~lqg~S~ sg¡S~ndS~l ~p sodm~!~ uo:> Á ~¡u~mg¡druqg gpgSlndm! 'g:>!m9uo:>~ U9!:>gZ!Ul~POWgl sJgd Ol¡S~nU u~ 'Opgl un lod 'Jsy .~fndw~ OWS!WI~ uo:> Á gZl~nJ gms!w gI uo:> ugl~do soms!ug:>~w sol sopo~ ou 'gpgZgl¡ 19¡5~ gp~nd U9!:>:>~l!PgI ~nbung 'ol~dwH .gpgWgl~Old U9!:>:>~l!Pgl u~ S~Ig!:>osSgZl~nJ Sgl ~~!l!P Á ~dg:>s~~p SglnAIYASgIgll~!:> Á ~lqg 'su~s~nds~l S~¡U!¡S!Ps~I Á SgpU~W~PS~Sl~A!Ps~I ~In:>!p~~l ~nb ~¡U~!W~ll~q ~l l~S ~¡lns~l 'OP~¡SH I~ ~l¡U~n:>u~ ~S~z~qg:>~Án:>~ O¡U~!w!A°w ~s~ 'U9!:>~Z!Ul~pOm~1

Z3~~d S'v'S'v':) znl'v'130 'v'!~'v'~

¡


22 I

Laidentidad nacional adebate ancestros, evitando el olvido de las obras del ingenio humano que confieren el sentido de pertenencia y nos llevan a admirar la región o nación de nuestro destino.13 U no de los elementos que hemos introducido aquí como correlato de la modernidad, es la identidad nacional. Es la identidad, primero cultural y luego nacional, la que nos define como sustancialmente diferentes dentro del torrente de la modernidad. Aun cuando la modernidad sea un punto de luz al otro lado de la orilla, y diversos sean los mecanismos modernizadores que tiendan a llevamos hacia ella, hay instantes en los que nos interesa, nos es esencialvoltear la mirada hacia el punto de partida. Son constantes, por tanto, las referencias hacia el tema de la identidad, entendida como la necesidad social de no diluirse en el proceso, y la conveniencia política de identificar a la nación con el proyecto modernizador. A lo largo de nuestra historia, en México ha habido numerosas discusiones en torno al tema de la identidad nacional, particularmente en periodos en que políticamente el proyecto de nación se definiría esencialmente como un proyecto modernizador. Samuel Ramos, Leopoldo Zea, Antonio Caso, JoséVasconcelos, Octavio Paz, Carlos Fuentes, Carlos Monsiváis, son algunos de los pensadores que desde distintos ámbitos, particularmente el de la filosofía, han debatido el tema de la identidad nacional. Sin embargo, quizás sea Roger Bartra quien mejor nos sirva a propósito de indicar que el debate sobre la identidad nacional y la creación de los mitos nacionales, no hace sino reflejar ese re acomodo social que se da en presencia de la modernidad, cuando adaptando las ideas de Clausewitz, el gran táctico militar del siglo XIX, dice: Los mitos nacionales no son un reflejo de las condiciones en que vive la masa del pueblo ni una diversión falsa (ideológica) de la conciencia. Más bien, "como parte de la cultura son, digamos, la prolongación de los conflictos sociales por otros

medios".14 Existe, por un lado, ese proceso continuo que significa día con día "hacer la mexicanidad"; pero de la misma manera existe la necesidadde la formación del mito de la mexicanidad, como corre lato político de una idea de nación,

13. Flores Ole a, Víctor (1.993), "Identidad nacional. Los rostros en movimiento", en La Jornada Semanal,núm. 1.86,3 de enero. 1.4. Bartra, Roger (1.987), La jaula de la melancolía: identidad y metamorfosis del mexicano, Grijalbo, p. 238; citado también por Gutmann, Matthew C. (1993), en "Culturas primordiales y creatividad en los orígenes de lo mexicano", en La Jornada Semanal,núm. 186, 3 de enero, p. 36.


E'Z I

lem1¡n:> 01

-ua!W!:>al:>un ap pep!¡!q!sod el 'o:>!X~Weled O!:>lawo:) alq!'1 ap ope1el.1 un ap u9f:>e1uaw -a¡dw! e¡ ua '01uawow ns ua UOla!" saua!nb 'sa1uand sope:) l01!l:>sa¡a lod sepe1Saj!Uew seap! se¡ua!q o '!u!¡:>ue:) eJ:>leo l01S9N080¡9dol1Ue ¡ap elqo e¡la" a¡q!1:>ej sa 01:>adsal¡V "91 ""OO!X~W ua sop!:>eusasuap!UnOpe1sa ap U9!:>elaua8elaW!ld el" Jnbe sowaua1 eÁ anb l!:>ap ap 01und ¡e 'asuap!UnOpe1sa e¡ a1UaWle¡n:>!1led 'se!:>uanuu! sel10 UD:>oue:>!xaw¡ap pllp!1Uap! II¡ ap u9!snj ap SIlWlOjSll¡ e 1I:>!1Jl:> a1ue1l0dw! lIun sauo!se:>oSlIp!1adalua oq:>aqeq 'o¡dwafa lod 'S¡Y"!SUOW SO¡lll:) ')1

"U9!;)UU ;}P O~;)~Áold Ol~s~nu S~ OPUW10JSU~1~~q ~S ~nb 01 ~nblod ~~U;}W~Idw!s '¡VUO!:Jvu pVp!luap! ~l~s~nu S~ OP~!qw~;) ~q ~nb 01 ~nb S~ l~Iug~s ~~u~~lOdw! S~ JS ;}nb 0'1 'S~I~!:)l~WO;) SO!:)OSSOl~s~nu Uo:) U9!:)~I~1 ~l~s~nu lod ~P~:)!P~ll~ !U ~p~Sd!I:);} °p!S ~q ou I~ln~In:) P~P!~U~P! ~l~s~nu ~nb l~3'~U Ylpod sog~ Z~!P SOW!~I1)SOl ~~u~lnp 0:)!X9W ~p u9!:)nloA~ ~I Op~Al~sqo ~Á~q ~nb ~!P~U ~nb O~l:) OA ';}~UU!q -w~:) Á ~A!A ¡v.lnl¡n:J pVp!lUap! ~un ~p ~!:)u~s~ld u~ Sow~~s~ ~nb SOW~U;}~SOS '~ln~In:) ~p so~:)npold ~p ~nu!~uo:) U9!S!W~ ~I ~ Á 'soIq~nd SOl~s~nu ;}P IU!;) -u~s~ O~U~W!I~ owoo ~ln~In;) ~p U9!;)OU ~I ~ ~~U~W~A~nu SOUOPU9!~!UI;}"M pVp!lUap!

~~U~W~S!;)~ld l~W~1l

U~ Op~p sow~q

91"¡V.lrn¡n:J Jnb~ ~nb 01 ~ ~SOPU9!1!J;}1

~~U~WI~!:)U~S~ u~q~~s~ ~W10J ~~S~ ~P~~;)~l~d 'S~lmln:) S~l~O ~ S~~U;}!;);}u;}~l;}d un~ 'SOA~nU SO~U~W~I~ ~p U9!SnI;)U! ~I ~~!Wl~d ou ~nb ~ln~In;) ~ll~nbu ;}nb ~Á 'S~l~O no:) O~:)~~UO:)lod ~Sl~Z!I~~!A~l ~~!S~;)~U ~ln~In;) ~po~ ~nb l~l~I;)U ;}P ~s~q ~I ~lqOS u~J:)~q 01 ~~U~WI~l~U~3' 'U9!:)~13'~~U! ~I u~Jpu~J~P s~u~!nO !;1"]VU -O!:JVU pVp!lUap! ~I ~p ~su~J~P ~SO!lnJ ~un oq~;) ~ opu~A~1l u~q~~s~ PUP!IU;}l u~ opu~n:) 'I~ln~In;) P~P!~U~P! ~l~s~nu ~l~d Ol3'!I~d un u9!snJ ~I u~ u~qUAl~sqo ~nb ~Á 'SOU!W19~ sol u~JpunJuo;) 'sJ~d Ol~s~nu ~l~d P~P!~U~P! ~un l~Al~S;}ld ;}p P~P!S~:)~u ~I ~P uol~Iq~q

':)'1.1 I~P ~Wl!J ~I ~~u~ 'o~u~wow

, ,

ns u~ s~u~!nO

:P~P!~U;}P! ~I ~P ~UI~~ I~ OU10~ u~ opu~p °p!U~A ~q ~s ~nb 0;)!19~~ ~~~q~p I~ l~l~I;)~ ~~!I!q!sod sou ~nb u~ ~P!P~W ~I u~ 'P~P!I!~n U~l3' ~P l~S ~q~rud

sou I~n~d~;)uo;) U9!S!;)~ld

U~S3

l~UO!:)~u P~P!~U~P! ~un ~P ~~l~d owo:) ~UOdOld °P~~S3 I~ ~nb S~lOp~l3'~~U! S~;)!~SJ1~~:)~1~:)s~I ~P '"I~ln~In:) P~P!~U~P!" ~P U9!;)OU ~I ~P S~P~P!l~In:)!~l~d s~I l!n3'U!~s!P os!;)~ld s~ ~:)!~JI~u~ ~l~U~W ~WS!W ~I ~P 'U9!;)~Z! -Ul~pOW ~P O~~I~llO;) ns ~P I~P P~P!Ul~POW ~P o~d~uo;) I~ l~l~d~s ~ SOW!A -n~~p sou ~U!~ln°.L ~ opu~!n3'!s owo:) Js~ '~nb ~l~U~W ~a "]VUO!:Jvu pVp!lUap! ~A~nu ~un ~P U9!:)~W10J ~I ~P o 'U9!;)~U ~P so~:)~Áold SOA~nu ~P U9!;)!U!J~P;}1 ~I ~P ~!;)u~s~ld u~ ¡v.lnl¡n:J pVp!lUap! ~l~s~nu l~3'~~Old Á l!U!J~P lod ~u3'nd ~un Á~q '~~u~~sqo °N 'so~U!~S!P ~ln~In:) ~P sopow U~~!q~qO;) ~puop u~ I~lnld sJ~d un somos

~nb Á 'SO;)!X9W soq:)nw

u~~s!X~ ~nb U9!qw~~ ~~U~P!A~ S3

'P~P!Ul~POW ~P os~;)old opo~ u~ O!l~S~:)~U I~!;)OS P~P!:)!un ~I ~P OSln:)S!P I~ l~;)~JS!~~S ~IBd ~P~~l;)

Z3};¡~d SVSV:) zm 'v'l30V!};¡VlI\J

\


24 I

Laidentidad nacional adebate

Volteemos la mirada ahora a los proyectos de nación que nuestro país ha instrumentado a lo largo de las diferentes vidas de su sistema político, parte como elemento unificador de los discursos, y parte como elemento constructor de un imaginario social de progreso y modernización, y estaremos en presencia de nuestra identidad nacional. Descubramos ahora los nexos que vinculan una y otra concepción, fundiéndolas a veces en una sola, y apuntaremos a destacar uno de los mecanismos modernizadores más importantes en operación: el de la construcción de los discursosde la modernidad a través de los medios de comunicación colectiva. Esos proyectos de nación se han transformado simplemente porque hace diez años la discusión política en torno de si entrar o no al TLC se centraba sobre el tema de la soberanía. Hoy ya nadie se preocupa de la soberanía; nuestra relación con Estados Unidos y Canadá es un hecho y estamosmás que preocupados porque dicha relación se lleve en buenos términos. Sabemosque con nuestras economías ligadas, hoy más que nunca es importante conseguir el aval económico y político de Estados Unidos. Lo que sí se cuestiona es nuestra nacionalidad, nuestro amor por la patria. Los partidos de oposición al partido en el poder le reprochan haberle dado la espalda al proyecto revolucionario y pretender modificar las estructuras legales y de la administración pública para mantener el proyecto económico. En el trasfondo, sin embargo, coexiste una identidad cultural cambiante, con una identidad nacional que se quedó anclada en un sistema político, en un régimen y en una estructura de partido que ya no corresponde a la realidad actual. Quienes todavía apuntan hacia el problema de la identidad en cualquiera de sus dos acepciones, sea cultural o nacional, quizás se quedan cortos al señalar sólo una parte del problema; el análisis debiera centrarse en las formas en las que estructuralmente se están entrelazando los mecanismos culturales con los mecanismosde cooptación política y económica. Quizás la discusión debiera centrarse más en términos de la discusión de un proyecto nacional, que aglutina en sus propuestas la premisa inherente de una fusión cultural característica de una modernización esencialmente económica; y claro, frente a las protestas de algunos sectoresintelectuales ante las propuestas de ese proyecto modernizador, en la manifestación clara, una vez más, de una preocupación no tanto cultural sino política, relativa a la ausencia de participación social en la definición de un proyecto modernizador nacional. Si revisamos el proceso de creación de identidad nacional por el que atraviesa nuestro país, y la participación del Estado contemporáneo en la creación de semejante identidad, podemos establecercinco etapasfundamentales, según Carlos Monsiváis: en la primera (1910-1920), los cambios que se dan no significan el fin de un sistemaeconómico, pero denuncian las presiones de una revolución social y cultural en torno al nuevo trato del individuo con


SZ

I

/

I~~U;)Wopn:)s;) ns ;)p !U ~~!:)!~snr~I S;) ;)nb I~!:)oS opn:)s;) ns ;)p !U ~~!:)~l:)OlU;)P

i.

~I S;) ;)nb O:)!~JIodopn:)s;) ns ;)p ;)Sl~A!ld ;)p;)nd ou ~Á ;)~S9ol;)d '0:)!m9uo:);) °IlOll~S;)P un l~pnU~;)l ;)nb ;)U;)!~ sJ~d Ol~S;)nU'O~l;)!:) S;) ';)nb l!:);)P I~ S;}~ -u;)nd SOIl~J ;)P S~lq~I~d S~Isym;)p~ SOm;)plO:);)l'Om!~I1)O~S;);)lqOS .um;}~S!S I;)P U9!:)~W!~!'B;)IÁP~P!I!q~Ul;}qo'B ;)P S!S!l:)u UJA~PQ~ U~U;)lJU;);)S'PUP!:)!ld!~lnlU 1 ~:)!~Yl:)OW;)PÁ U:)!l ~un ~ os~d 9P ;)nb IUUO!:)uu~sod~:)!~JIod ~ln~In~ uun U!:)uq \ U9!:)!SU~l~~I 'O:)!~JIodo~:);)ds~1;) U;} 'suln~In:) suI ;)P U9!:)UZ!P!lq!q ;) U9!:)UI!lU!SU 'U9!:)dop~ ;)P S;)IUln~In:) SOs;):)old°P~IIOllUS;)P osnI:)U! SOW;)qIuln~In:) UUglUUI U;) Ug!q !S .I~UO!:)~UP~P!~U;)P! ~l~S;)nU ;)P ;):)U~A~Igp l~d ~I ~ ~q:)lum Iuln~ln:) ! P~P!~UgP! Ul~S;)nU;)P ;):)UUA~1;) ;)nb S;)~uodns Ul~l~g ~nb 01 'U~!q UlOqy .g~lud som~WlOJ ~nb I~P I~~U;)P!:):)Oopunm opu~u~m'BulJ I~P P~P!Ul~powsod ~I u l~~U~lJU~ ~nb O!p~m~l syw SOW~U~~ou Á g~lgnlU ! ~p UP!lgq y~Sg'OWS!I~UO!:)~UIg UO:)o~unr 'P~P!Ul~pOm ~I '(61-L 1 :1661) Ul~lUg '1 ~l~d "I~~U~P!:):)oopunw I~P g~lud ~WlOJ gnb ~:)!AJ:)~P!A uun gp S~~!~Yl~Omgp 1 Á S~I~ln~In:)!lnId S~WlOJ S~I Ug ~p~s~q 'IUUO!:)~usod P~P!~UgP! uun l!ill~ -suo:) ~l~d U~S!I~UO!:)~U °Iln'Blo Ig l~lgdns ~p ~WgIqold Ig ~:)!Idm! Iun:) 01 'o:) -!W9uo:)g OS~l~~I~ opuun~ 'OWS!lU~!lO~n~Igp ~:)!~Yl:)omgp U9!:)~lgdns UI Ug g~ -S!Suo:)~:)!~YWgIqold ~I 'Ol~s~nu Ig amo:) sgSJ~d~lud 'gnb UJ:)~Popu~n:) Ul~lUg 1 19'BO~ ~JlgJgl gS ~nb ~I u I~UO!:)~usod P~P!~U~P! gp od!~ Ig syz!nb U~S9sa .U9!:)UZ!I~qOI'B~I gp ~I 'UJ'BOIOU:)~~ ~I gp S~I'omnsuo:) I~P sUI :SgpUP -!~U~P! SUl~OS~I uo:) ~pUnJ gS ~nb OU!S'sg~ln~In:) S~lg~UOlJg:)OUO:)glou gnb /vuOJ:JVUJsod pvPJJuapJ~un gp S~l~ u~ opusd!I:)~ ~q gS ou~:)!xgm OWS!IUUO!:)uu I~ ~d~~~ ~W!~I1) ~~Sg u~ ~nb 1~~0:)~ sow~Jlpod Z~A I~~ 'I~n~:)u P~P!IUgl UI ~ O~U~!W~g~U~Idns som~lYIodul1X~ SOIJOSOU !Sol~d 'op~~!:)nS~l OWS!IUUO!:)uu un ~p SOl~S~l sOl ~JA~PO~~J~l~AUO:)glou ou~:)!X~w op~~sa I~ opuun:) '8861 ~p S~UO!:):)~I~s~I ~p S~~U~S!YA!SUOW lod Op~l~u~'B s~ lO!l~~U~ S!S!IYu~la iZZ-fl :L861 'S!YA!SUOW)"SUA!~~Ul~~I~s~I u~ 9Á~l:) ~:)unu °puoJ I~ u~" ~nblod Op~ql~:)UX~ OWS!I~UO!:)uuun u~ ~UlO~ ~S ~nb Á 't;861 ~ps~p ~Sl~~S~J!U~W ~ ~zu~!mo:) ~nb I~UO!:)uu~P!A~I ~p ~~u~I°!A U9!:)~Z!~~l:)om~p uun ~p ow~I:)~l I~ Ol~W!ld ~~U~lJU~ ~S oms!I~uo!:)~u I~ '(~q:)~J ~I ~ 0861) "S!S!l:) ~I ~p ~I" '~d~~~ ~~u!nb ~I u~ 'om!~I1) lod Á .uA!S~mU9!:)~:)!unwo:) ~p so!p~m sol ~p ~!:)u~s~ld ~I ~ '~P!p~m U~l'B u~ 'OP!q~p S~I~UO!:)~Ul~~U!s~lqmn:¡so:) Á SO~!W~p o~unruo:) un u~~d~:)~ ~S '~u~qln ~ln~In:) ~I ~PU~!~X~~S'opu~sa I~P l~pod I~ ~:)!J!P!IOS~S '~J'BoIOU:)~~ ~I ~ o:)!~yu~J o~In:) I~ u~ op~Áod~ 'O'BlUqlU~ U!S'oms!I~UO!:)~u I~ ~lqOS U9!:)UZ!Ul~pOm~I ~p S~uo!s~ld s~I u~z!pn'Bu ~S(0861 -0961) ~du~~ ~~u~!n'B!s~I ua iop~~Sa-U9!:)~u ~I ~ OUlO~u~ UZ~ml!J uo:) ~Sl!Un ~l~!nb~l ~S°I9s OS~l'BOldI~ l~q!ll~ ~l~d) IUUO!:)uu°Iloll~s~p I~ u~In:)~J~nb up -~l~I~:)~ U9!:)uZ!I~!l~snpu! ~I ~~!ml~d ~nb I~UO!:)~up~P!un ~I ~p ~lI~dm~:) uI s~ ~~u~~lodw! o~u~m~I~ I~ '(0961-01761) '~l~:)l~~ ~I u~ ~U9!:)~Z!Ul~POW~I ~p~:)old ou I~n:) I~ U!S lOpu:)!J!un opo~9w I~ s~ ~nb 'U!l~UO!:)nIoA~lsod ~J'BoIO~!W~un ~p °IlOll~S~p I~P S9A~l~~ S~JloÁ~ms~I ~p Iulom Á U:)!AJ:)u9!:)~:)np~ ~I u~ oms!I -~UO!:)~uI~ l!~l~AUO:) ~P!:)~p op~~sa I~ '(01761-0Z61) ~pun'B~s ~I u~ ~U9!:)~NuI

Z3C!~d s'v's'v':) zm V'l30 'v'!C!'v'VIj


---~:--l~:::::::::= que es la cultura. En este último caso la cultura actúa como elemento de adhesión e identificación de la identidad, pero sólo en la medida en que su variedad sea respetada y pueda manifestarse libremente (Fuentes, 1991a,15). Fuentes (1992: 29) apunta que la modernidad ha sido nuestro fantasma constante, nos ha acompañado a lo largo de toda nuestra historia. La realidad, dice el autor, es que tenemos que hacer cuentas con nuestro pasado para enfrentamos a esa historia y asumir lo que somos. Mientras no asumamoslo que somosno podremos seguir adelante. Ahora bien, parte d~l reconocimiento de la propia identidad estriba en el reconocimiento del otro, en la conciencia de lo extraño, que acaba por enriquecemos. La problemática de la apropiación intercultural en nuestro tiempo, radica

en la aceleraciónde los procesosque resultan de la nueva tecnologíade información, y particularmente en un momento como el actual, en que las identidades son políglotas, multiétnicas, migrantes y hechas con elementos de varias culturas, cuando por primera vez (en este nuevo siglo), la mayor parte de los bienes y mensajes que recibimos no son producidos en el propio territorio, ni llevan vínculos que los liguen a la comunidad nacional, sino que más bien pertenecen a un sistema desterritorializado (García Canclini,

1992:32-33). Ahora bien, en una situación de interculturalidad como ésta, las culturas se configuran no sólo por las diferencias entre culturas desarrolladas de manera desigual, sino por las maneras desiguales en que los grupos se apropian de elementos de varias sociedades,los combinan y los transforman. El objeto de estudio de una situación tan particular como la que ahora se nos presenta, dice García Canclini (1992: 34), debe ser no sólo la diferencia, sino también la hibridación. Otro antropólogo, Guillermo Bonfil Batalla, en uno de susúltimos trabajos, apuntaba directamente sobre las consecuenciasculturales del Tratado de Libre Comercio para nuestro país; en dicha intervención decía: En el terreno cultural, en efecto, una de las posibilidades más sugerentes y positivas del TLC sería la de facilitar la circulación más libre de ideas y de los valores alternativos que éstas conllevan. Por decirlo en términos telecistas: una oferta mayor y más divertida de ideas y valores capacesde dar sentido a nuestra existencia [...] El problema no está en el TLC[...] sino en los mecanismossociales y políticos que seamos capaces de instrumentar en la sociedad mexicana para asegurar el mejor uso posible de esa prerrogativa en beneficio auténtico de nuestra propia sociedad plural.17

17. Bonfil Batalla,Guillermo (1991),"Dimensionesculturalesdel Tratado de Libre Comercio", en MéxicoIndígena,núm. 24,septiembre,p. 10.

=


LZ

I

-l:lWOJ

:llq!,:lP

Ope¡el.L (:lp S:I(elm(n:> S:lUO!SU:lW!G" '(I66I)

°SI "d '"1!:> -do '"O!:> owl:llI!nD 'elle¡eg (!Juog

°SI

;)P {~qO{~ ~:>!¡:>'.}{~!P ~un ;)p OU;)S [;) U;) omnsuo:>-u9!:>:>npOld ~:>!¡:>'.}{~!P ~un ;)P O¡:>npold ~ln¡{n:> ~un '~l;)U~m ~1¡0 ;)P oq:>!P O ~"U9!SU;)¡X;) lod ~!1~1gU~[d Á U9!:>~:>OA lod ~¡!{odomso:>" ~ln¡{n:> ~un OPU;)!S ~q~:>~ g¡u~¡{nSgl ~[ gnb ~lgU~m [~¡ gp '{~UO!:>~U ~ln¡{n:> ~{ ;)P so¡ugm;){g

amo:> 'OA!S~m omnsuo:> [gp

Sg{~ln¡[n:> sou;)m9ugJ sol O¡U~¡ OU;)Sns U;) u~dru~~ ;)nb ;)P OP!¡U;)S {;) Ug "Sg[~l -n¡{n:>!{od" uos S~Ul;)pOm S;)P~P;)!:>os S~{ 'U!lOW 1~~P3 ;)l;)!~nS amo:> Á [~.L l~ln¡{n:>

omnsuo:> {;)P SOA!S~m so¡:>npold

sol uo:> o¡unf 'Sg{~U

-O!:>!P~I¡ so¡u;)m;){;) ;)P {~ln¡{n:> ~!:>U;)¡s!X;)o:> ~[ Js~ OPU~¡!{!q!sod ';)Sl!:>npOld;)l ~l~d O!:>!dOld o¡u;)mom {;) ~q~!S~ ;)nb S;) 9!p;):>ns ;)nb o:>!ut) O'l .u9!:>~¡S~g U;) ~Ul;)pOm P~P;)!:>os ~PO¡ ;)P U;)ml;)~ {;) SOl¡OSOU U;) SY1¡~ odm;)!¡ ;)P ~J¡s!X~ ~Á ;)nb OU!S 'U9!:>~u ~un ;)P sou~p~pn!:> sol lod ;)¡U;)m~U~l;)qos Á ;)lq!{ op~¡dop~ o{;)pom

un ~l;)nJ ;)¡s'.} ;)nb O¡U~¡ ;)nJ ou 9!p;):>ns ;)¡u;)m[~u!J

;)nb O{ syz!nQ

81¿~¡U~WI~¡~J ~Sl~¡~WOS~q~:>019S~nb I~ O¡S~!J -!U~W ~¡U~w~lq!¡n~S!pu! OU!¡S~p un lod '~!JO¡S!q ~I ~p s~lq~¡~nl~u! s~f.~1 S~IJod 's~so~ S~I ~p ~ZJ~nj ~I Jod o¡s~ndw! s~ SON? ¿SOU~~!X~Wsol ~¡U~W~U~J~qos f.~Jq!1 opu~¡dop~ SOW~¡S~Ol? 'OI~POW~sg .0Jn¡nj I~ ~J~d P~P~!~OS~p °1~poW un J!wns~ ~~!Idw! ~nbJod YIl~ syw oq~nw ~A :s~!J~I~~U~J~ S~J~JJ~ql~JJOq ~ ~¡!W!I ~s ~nb ~w~lqoJd un s~ °N [000]~P!PU~¡X~ syw U9!~~U!~l~W ~un f. ~¡I~ syw U9!~~1J~~UO~ ~un :p~PI~n~!S~p Jof.~w 'syw~p~ 'YJ!~npoJd °1~poW ~¡S~ '~lq!S!A~Jd oJn¡nj I~ u~ '~J¡s~nu ~I owo~ P~P~!~OS~un ug l~np!A!pu! ~ I~!~OS~!~U~1S!X~~I ~p 011~ syw 0¡!S9doJd I~ owoo S~U~!q ~p U9!~~AOU~J~I f.u9!~~lnwn~~ ~I 'U9!~!s!nbp~ ~I ~JOI~A ~nb 'ownsuo~ ~p P~P~!~OS~un ~p I~ s~ °1~poW ~s~ 'I~n¡~~ O¡X~¡UO~I~ ug °s~lq!sod soq~nw SOJ¡O~J1U~ 'O~!UI) f.J~ln~!1J~d 'oun ~¡U~W~IOS:~P!A ~p °1~poW O¡J~!~ un Jod U9!~do ~I 'OPUOj I~ u~ 's~ SOP~!J~Asyw f.so¡~npoJd ~p Jof.~w Z~A~p~~ ~1J~jO ~un l~AOWOJd ~p U9!~do ~'l .~!~U~PU~~S~J1U~J~ ~p S~I~Jn¡ln~ S~UO!~~~!ldw! ~U~!1 '::>'11.U!S o UO~op~wnsuo~ oq~~q un s~ ~f. ~nb 'Op~~J~W I;)P ~Jn¡J~d~ ~'l :~n~¡~g {!Juog ~J:>;)a lt!l -n¡[n:> O¡~l¡SnS ;)S;) ;)¡u;)m{~¡o¡ ~Jl~:>!J!pom '~q~[!Jl;)d ;)S ;)nb [~UO!:>~u O¡:>;)Áold {;) ~l;)U~m '.}nb ;)P Á '{t!UO!:>~u t!Ju~J;)qos ;)P ~:>!JJ:>;)ds;)~;)P! t!un t!ln¡{n:> ~l¡SgnU U;) Yl~¡U;)m!p;)s '~u~:>!X;)m u9!:>n{OA;)"M ~{ ;)P s~¡{nS;)l ~ o[q;)nd Ol¡S;)nU U;) t!pt!f -lOJ '{~UO!:>~u P~P!¡U;)P! ~[ o¡und '.}nb t!¡S~q ~qt!¡un~;)ld ;)S t!n~¡~g {!Juog .SOSU;)suo:> sol ;)P P~P!{!q!sod ~{ 'OPO¡ ;)lqOS Á S;)lO{~A sol U;) P~P!Sl;)A!P t!{ ;)P U9!:>~¡d;):>~ ~{ '{~ln{d P~P;)!:>os amo:> o¡u;)!m!:>ouo:>;)llO¡n~ {;) ~¡!ml;)d sou S~;)P! S~S;) ;)P ;){q!SU;)S u9!sn:>s!p ~{ ;)nb U;) o¡und {~ Op~~;)n som;)q ou ol;)d 'S~;)P! st!{ ;)P ~¡:>!l¡S;)ll! u9!:>t!{n:>1!:> ~{ op~¡{nS;)l amo:> uol;)f~l¡ t!:>!¡Yl:>om;)p U9!:> -!SU~l¡ ~{ Á t!:>!m9uo:>;) t!ln¡J;)d~ ~{ ';)¡u;)m~A!¡:>;)J3 l;)q~g ;)P ;)110¡ U~l~ t!un U;) °P!¡l;)AUO:> ~q ;)S ¡XX O{~!S {;)P ~u~:>!X;)m P~P;)!:>os ~{ so¡u;)mom SO¡S;) U;) ;)nb ;)P ~¡u;)n:> t!Jl~P ;)S sJ~d Ol¡S;)nU ~ J;)A t!l;)!pnd ~nt!¡~g {!Juog !S ;)nb OJ;)P!SUOJ

Z3H~d S'v'S'v':) zm 'v'l30'v'IH'v'1AJ


28 I industrialización Laidentidad nacional planetaria.19 =~

Dicha

industrialización

planetaria

es el inevita-

I

ble

punto

de llegada

de

modernización,

creador

nacional;

mientras

se perfila Esta

una que

hacia

paradoja

y cuando

la lógica

modernizadora

y desde

la perspectiva

los ámbitos

que

que las y en todos

económica como

nos

proyecto

es un hecho

acercamientos avance

consuma-

mientras

que

de otra

manera:

de

diversos

como

con elementos

estos

que

aunque

económica

los

procesos

el país se encamina observamos

distintos

pero

grados

hacia

la coexiscon

distintos de García

de

la presencia

ha producido

de

de hibridización

de la desigualdad

en donde

modernos

país,

sectores,

El análisis

sociedades,

Batalla,

ya de fenómenos

cuande Gar-

la perspectiva

Dicho

la manera

al interior

de Bonfil

subsiste

paralelos

se aclara

intercultural

de nuestro

cuenta

a la modernidad.

aclara

compartidos,

desde

al interior dan

en eMéxico.

de

la óptica

igualmente

cultural,

de

pero

de hibridización

desde

funcione

grados

tradicionales

instante

impuesta

cultural,

desiguales

se siente,

tencia

nos

como

sin embargo,

de modernización

autoritaria,

el concepto

El analfabetismo

coexistir

aquí,

en todos

los procesos

modernidad

y culturización

su transformación

Canclini

proporción,

de desarrollos

cía Canclini,

pueden

proceso

de la posmodernidad

la modernización

precisamente

adyacentes.

de todo

la posmodernidad.

do tomamos

modernización

es la meta

Se ha sugerido

en la misma

a alcanzar

moderna;

mismo

lo moderno.

en el caso de México,

llevaron

do,

de todo

no se alcanzan

los casos:

sociedad

el momento

excelso

metas

de toda

modernidad de elementos

interesantes

procesos

de

hibridización. Los ya

que

medios

de comunicación

entre

otras

tradicionales

por

cosas,

entre

Canclini,

183).

1990:

García

Canclini

indica

de tantas

de cambios,

primero

cultural

de nuestro

apuntó

en

asimetrías para entre ción,

que,

país

(García que

y dominaciones

lo cual sugería los que

Qbservar

se encuentran

ya que la cultura

nes que se den

en estas

era

que

nacional

como

y formas

por la dominación

su momento

lo tradicional

tomando

el Tratado

colonial

1992:

necesario

muy de cerca

25).

áreas

los circuitos

en gran

interaccio-

luego

No

proyec-

la identidad

obstante,

también las

interculturales,

de desarrollo

medida

y los

cuidadosamente

los medios

de influencia.

(García

de 500 años

por los varios

los vínculos

determinante

depende

genera

no borraría

considerar regulan

simbólicos

la perseverancia

y luego

Canclini,

a menudo

importantes

base

Comercio

en este proceso,

bienes

y lo moderno

de pensamiento

de Libre

en forma

papel de los

de comunicación

y lo popular,

costumbres

tos de modernización,

masiva

electrónicos

lo culto

re acomodos

un importante

redistribución

los canales

nes más fluidas

juegan

la

cultural,

de comunica-

de las transformacioEl autor

aclaraba

que

19. Véase el pensamiento de Edgar Morín, en sus obras El espíritu del tiempo 1 (1962) Y El espíritu del tiempo II (1962).


6Z I

Á 'S~l~lmln:) Á s~l~uo~:)~u S~P~P~¡U~P~ s~l ~lqOS ~¡~q~p l~P O¡U~~UI~:)~pru:>~l Á s~s~lYu~ 'u9~sn:)s!p ~p sou~UI9u~J sol ~ ~¡U~UI~~uY¡lnUI!s 'U~!q ~lOqV .~lmln:) P~P!l~lnld

~l ~Áru¡suo:)

~S ~nb sol uo:) SOU1~¡U~S~UOZ~UI1~ Á SOUIS~U~:)~UIsol ~p

~l O¡S~!J!U~UI ~P ~sl~uod

u~l~!nb

l~n:) l~P S?A~l¡ ~ OU!UI1?¡ '(O661

'OUIUI!¡¡~A) ,,~¡u~l~dsu~l¡ P~P~!:)os" ~un ~ '~:)OUo:) ~l ~S U?!qUI~¡ OUIO:) o '~P~¡!UI!l! s~ U9!:)~:)!UnUIo:) ~l ~puop u~ P~P~!:)os ~un ~ 'P~P~!:)os ~l ~ l!:)npuo:) ;)¡!UI1~d 10!1;)¡U~ O'"] .p~P!Ul;)POUI ~l ;)P 10P~;)1:) ;)¡U~¡SU! 1;) '~!:)U;)S;) U;) 'S;) ;)nb 'O¡:)~ U;) P~P!Ul;)POUISod ~un ~P S;)P~P!l!q!sod s~l ~!:)~q ;)¡U;)UI~¡U;)lO~A Ezu~l sou sosln:)S!p sol ;)P P~P!:)!un ~l u~ ~!:)U;)~!A ~l 'SYUI S;) ;)nb 01 Á 'P~P!Ul;)POUI ~l ;)P OU;)UI9U;)J l;)P OUIS!UI Ol¡U;):) 1;) U;) ~:)!qn ;)S U9!:)~:)!UnUIo:)

~l ;)P PEP!;)U

-~¡lnUI!s ~l 'oq:);)q ;)Q .p~P!Ul~POUI ~l ;)P ~lOP~l!pu~:)U;) ~¡~:)~J ~I ~¡u;)s;)ld;)l °II;) °p°j, ".sopun~;)s ;)P u9!¡s;)n:) U;) opunUI l~ 1;)110:)~1 ~f~SU~UI OUIS!UI un ~ ;)¡!UI1;)d ~nb ~;)uY¡U~¡SU! U9!:)~Z!1~qol~ ~l 'sosln:)S!p SOl u;):);)l~d~ ;)nb El U;) P~P!;)u~¡lnUI!S ~l 's~J~OlOU:);)¡ S~A;)nU s~l ;)P ~A!¡~UI10JU~ p~P!:)~d~:) ~'1 .p~P!Ul~POUI~l ;)P ~¡U~m:)~ Á OA!A OTdUI;)f;) OUIO:) 'EUIS!UI JS U;) '~¡S!A S;) U9!:)~:)!UnUIo:) ~P SO!P;)UI SOl ;)P U9!:):)~ ~T ~nb ~Á 'os;):)old T;) OPO¡ U;) U9!:)~:)!unmo:)

;)P so!p;)m

sol lod

l~S!A;)l ~P P~P!S;):);)U ~T S;) 'lO!l~¡U~

op~y;)dm;)s;)p

o¡u;)!m~~¡u~Td

l~d~d 1;) ;)¡U;)UI~SOpEp!n:> l~P ~¡U;)P!A;) ~¡TnS;)l ;)nb 0'1

le!:)oS o!Jeu!6ew! U9!:)eZ!leqoI6

~¡s;)ndns

'U9!:)e:)!unwo:)

e

ep so!pe~

¿T~UO!:)~usod P~P!¡U~P! ~un ;)P ~lqUIOS ~T of~q S;)T~lmTn:) SO~S~l SOl¡S;)nU l~U!UInJ!P lod

UY1~U!ml~¡ ;)nb S;)¡u~u~ml;)d U9!:)~Z!P!lq!q ;)P sos;):)old l!mnS~ ;)nb SOUI!Afi¡ P~P!Ul;)pOm ~T ~ ~P~l¡U;) ~lts;)nu ~P ;)¡l~d amo:) ~nb Yl;)S? ¿U9!:)~Z!1~qOI~ ~l ~l¡UO:) O¡:)np;)l OUI!¡Tt) T;) ~¡U~S;)ld~l SO!dOld sns l~l;)U;)~

T~lmTn:) P~P~¡U~P! ~lts;)nu

;)nb Yl;)S?

l~lmln:) U9!S;)ldx;) ;)P SO¡!n:>l!:) ;)P ~JA~PO¡ z~d~:) S;) OU 'S;)T~l;)U;)~ SOU!UI1?¡ U;) 'Ol;)d SOS

-ln:)S!p ;)P P~P;)!l~A ~un ~ OS;):):)~;)U;)!¡ ~u~:)!X;)m P~P;)!:)OS ~T~lOq~ 'S~lO!l;)¡U~ S~P~:)?P U;) amo:) o:)!¡JTod U;)UI!~?l T~Á ~UI~¡S!S T~~¡lodos ;)nb O!l~¡!Un osln:)S!p un ;)¡S!X~ ou ~A .op~!qm~:) u~q S~T~lmln:) SO¡!n:)l!:) SO'"] .0Sln:)S!p T~P S;)lOS~UI -SU~l¡ S;)¡U;)~~ OUIO:) l~d!:)!¡l~d

~ U9!:)~:)!uniuo:)

~T ;)P ~l~JS;) ~l ~ °P~l¡U;)

1

u~q

S~T~!:)oS S;)lO¡:)~ SOA;)nU ~~:)!¡Yl:)om;)p ~lml;)d~ ~T Á ~:)!UI9uo:);) U9!:)~Z!Ul;)POUI ~T ~P °p~¡TnS;)l amo:) S;)¡u~¡lodm! SO!qUI~:) °p!lJns u~q U?!qUI~¡ U9!:)~:)!UnUIo:> ;)P so!p;)m sol 'U;)!q s~nd .(Lt :Z661 '!U!l:)U~;) ~J:)IBD) ;)¡U;)UIZ01;)A uYl!nU!UIS!p 'OP~l;)U;)~O¡n~ °IIOll~S;)P un Á P~P!¡U~P! ~T ;)P S;)A~T:)So¡:)~ds~ l;)U;)¡SOS ;)P P~P -~:)~d~:) ~l 'U9!:)~:)!UnUIO:) Á U9~:)~mlOJU! ;)P S;)¡U;)¡S!X;) S~J~OlOU:)~¡ S~TUo:) U9!:> -~l;)l U;) Á S~A!S~UI S;)UO!:)~:)!unmo:) S~TU;) S;)T~UO!:)~US~:)!¡JTod U~IIOll~S;)P ;)S ou !S 'S~P!¡S;)qUI;) S;)¡u~¡lodm!

op~¡lodos

] ~ i j

~q T~lmTn:) P~P!¡U;)P! ~l¡S;)nU U;)!q !S

Z3~~d S't/S't/:) Zm't/l30't/!~'t/!I'J

1


30

1

Laidentidad nacional a debate

junto con los procesos de resistencia cultural, se están dando procesos en los cuales las expresionesculturales propias de los pueblos parecen diluirse en el remolino de la instantaneidad o la "transparencia" de la información; en donde acercándonos al momento sublime de la posmodernidad, el sujeto social, en contacto con la información del momento, puede estar con otros sujetos a miles de kilómetros de distancia, todos alejados de una idea única de nación o de cultura, y en donde las distintas manifestaciones y perfiles de la cultura se encuentran en una sola expresión tecnológica universal: la de la instantaneidad de la comunicación. Bonfil Batalla indicaba que ante un fenómeno como éste, en donde se observa la globalización no sólo de las comunicaciones, de los mercados, de los capitales y de la tecnología, las decisiones que cuentan se toman en otra esfera, es decir en aquella en la que pesan más los intereses trasnacionales. Los Estados nacionales tienden a formar bloques, nuevasalianzaspara ocupar una parcela en la economía global. El mundo se achica, la comunicación instantánea no respeta fronteras (Bonfil Batalla, 1990: 15). Y así, entonces, la dinámica de la política es otra. La modernidad acerca al sujeto a la idea de nación; la posmodernidad lo funde con la aldea global y lo nutre con la posibilidad de una identidad social universal, posnacional. Resulta pertinente apuntar, sin embargo, que pese al eterno reclamo de grupos sociales e intelectuales diversos acerca de las transformaciones de las identidades en la era de la globalidad, en general la respuesta es que las identidades locales o regionales no se encuentran amenazadasfrente a la promesa de una identidad universal o posnacional. Ese mismo argumento se esgrimió al principio de la negociación trilateral para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, cuando mientras Canadá claramente apuntaba que se oponía a incluir a sus industrias culturales en las negociaciones del TLC,ya que dicha área era considerada "una parte vital de la conservaciónde nuestra identidad cultural",20 Estados Unidos, por su parte, declaraba que "si Canadá insiste en la exclusión de las industrias culturales, entonces debe modificarse el tratado tripartita y firmarse un acuerdo sólo con México".21 En nuestro país, el secretario de Comercio y Fomento Industrial y jefe del equipo negociador en ese entonces, Jaime Serra ruche, expresaba en controvertida declaración que: "Respecto de la cultura, es un asunto que no es tan relevante para México".22

20. "Se opone Canadá a incluir su industria cultural en el TLC", en Unomásuno, 17 de mayo,

1991. 21. "Estados Unidos no aceptará que se excluya el tema de cultura del TLC", en La Jornada, 13 de julio, 1991. 22. Conferencia de prensa del 12 dejunio de 1991,comentada en diversos diarios nacionales.


¡.t

"(L1-91 :1661 'nOU!:)¡S3) U9!S!J\.:)I:)¡ ~I :)¡u:)mJ~ln;)!¡J~d 'U9!J~J -!unmo;) :)p s:)l~u~:> sop~zu~J\.~ sol :)p ~J\.!¡~;)np:)-s:)p U9!;);)~ ~I :)¡u~!p:)m :)q;)OU Á :)pJ~¡ ~I Jod :)ÁnJ¡s:)p :)s :)nb Á 'l~mJoJ u9!;)~;)np:) ~I :)p s9J\.~J¡ ~ 'SOZJ~nJs~ som!sJq;)nm UD;) 'SO¡lnp~ Á s:)u:)J\.9f 'soy!U sol :)p S~!;)U:)!;)UO;) S~I U~ Eu~y~m ~I JOd ~Jqm:)!S OU~;)!x:)m °P~¡S3 1:) :)nb P~P!I!q!SU:)S ~I :)J¡U:) U9!;);)!PEJ¡UOJ :)mJOu:) ~un OP~;)oJ\.OJd~q 0¡S3 l~UO!;)~U P~P!¡U:)P! ns :)p S:)I~Jm~U SOmEIJ~J sol ~ 'oJ¡o JOd Á 'OP~I un Jod '~¡S!I~¡!d~;) op~;)J:)m I:)P S~¡J:)JO SEJ\.!¡JEJ¡E S~I ~ S~P!¡:)mos u:)J\. :)S pmU:)J\.nf Á z:)y!U ~J¡s:)nN "~;)!m9UO;):) U9!;)~Z!IEqOI~ El :)p Soms!u~:>:)m SOl ~ Á U9!;)~Z!UJ:)pom ~I ~ :)J\.!I;)OJdI~!;)OSO!J~u!~~m! un UE¡S~~ U9!:>~;)!unmo;)

-J;)¡U! ~¡S!I~¡!d~:)

~p So!p:)m SOl ~JP ~ ~JP om9;)

P~P;)!:)OS ~I ;)P °IlOJJ~S;)P

:)lq~¡OU S:) ':)¡J~d ~J¡O JOd

.I~UO!:)~U I;)P ;)S~.J ~A;)nU ~¡S;) ;)P SO!J~¡!S~J~d

SO:)!19qW!S SOP~A!J;)P sns Á P~P!UJ;)POW ~I ;)P sows!f;)ds;)

SOA;)nU SOl Jod ~p~Jlnd;)s

J~p;)nb ;)P O~S;)!J U~J~ 1;) YJ;)JJO:) P~P;)!:)OS ~J¡s;)nu ;)P I~Jmln:)

~wl~ 1;) 'O!J~J¡UO:) 01

;)0 .S;)I~UO!:)~U SOP~¡S;) S;)I~m:)~ SOl ;)P Se:)!~910;)P! S~J;)¡UOJ.J S~I Á SOP!U;)¡UO:) sol YJ~:)!.J!POW ;)nb I~Jmln:) -~Z!I~qol~

U;)pJO OA;)nU un ;)P U9!:)~;)J:) ~I ~ ~A;)1I sou I~!punw

~I ;)P OS;):)OJd 1;) s;)nd ~sJ~d 1;) ;)A!A ;)nb JOp~Z!UJ;)POW O!qw~:)

U9!:)

°P~J;)I;):)~

;)P ~:)!wyu!P ~I ;)P OJ¡U;)P ~!:)U;)!:)uó:) ~J¡s;)nu ;)P °IlOJJ~S;)P 1;) ~!:)~q ~P~¡U;)!JO I~UO!:)~U ~!:)U;)S;) ns J~AJ;)SUO:) ~J~d 'U9!:)~:)!unwo:) ;)P SO!P;)W sol J;):)J;)f;) U;)q;)P ;)nb U9!:):)~ ~I Á ~Jmln:)

~J¡s;)nu ;)Jqos J~UO!X;)lJ;)J ;)P ;)¡U;)U!WU! P~P!S:):>;)U ~I ;)¡S!X3

:(9~ :Z661) nOU!:)¡S3 J:)!1\.~f ~;)!PU! omo;) "¡XX OI~!S I:)P OJ!X?W 1:) u:) u:)¡S!X:)O;) :)nb S:)I~!;)OS Á SOO!¡Jlod S:)JO¡;)~ Á sodru8 So!dOJd sol ~J¡U~ OU!S ~'.L I:)P S:)I~!;)J:)mO;) SO!;)OS sol :)J¡U:) ou ~Á OJ:)d 's~JJ¡:)m!s~ S~l S:)¡U~P -!1\.:) UOJ:)nJ S~J:)u~m S~PO¡ :)Q .p~P!UJ:)pom ~I ~ op~!dOJd~ I~!;)OS O!J~U!~~W! 1:) J~:)J;) ~ 'U9!:>~;)!unmo;) :)P So!p:)m sol UD;) o¡unf ':)¡u:)m:)WJOu:) u:)Ánq!J¡UOO oq;):)q :)p :)nb '";)¡:) 'SOln;)y¡;):)ds:) sol 'so:)snm sol 's~l:)n;)s:) S~I OWO;) 'EJmlnJ ~p S~Jo¡;)npoJd S~!;)U~¡SU! ~J¡O :)p S9J\.~J¡~ I~Jmln;) P~P!SJ:)J\.!P~J¡s:)nu :)p ~!;)UE¡ -Jodm! ~I :)p :)f~su:)w 1:) O;)!¡Jlod OSJn;)s!p I~ J~JodJO;)u! 9¡S~q ~J:)!nb!s !N .SO!p:)w sol :)p S~UJ:)powsod S:)UO!;)~¡S:)J!U~W S~I Á ~;)!¡Jlod ~I :)p S~UJ:)pow:)Jd S~Jm;)ru¡s:) S~I :)Jqos Jod ~¡s:)ndm! ~;)!m9uo;):) U9!;)~Z!UJ:)pow ~un :)p s:)¡u:)p!1\.;) sym z:)J\. ~P~;) S~UO!;);)!P~J¡UO;) S~I ~¡U~JJU~ ~JU:)¡ :)nb sJ~d un ~ J~8:)sos ~J~d 'SO!p:)w :)p s~s:)Jdw:) S~I :)p S9J\.~J¡~ SOPE¡;);)Á -OJd SO;)!¡Jlod SOSJn;)s!p sol !U SO;)!¡y!p:)w SOSJn;)s!p sol Jnb~ UOJ~¡S~q °N 'S~!U¡:) S~J¡s:)nu :)p S~I~J -mln;) s~pu~m:)p S~I :)p sol ~ S:)¡U:)J:)J!P :)¡u:)wI~¡O¡ sodw:)!¡ soun Á ~;)!891 Eun ~J\.:)II O;)!¡Jlod 01 :)p U9!;)~WJOJSUEJ¡ ~I :)nbJod :)J\.I;)ns:)J :)S OU ~JJ\.~PO¡ :)nb U9!;) -~m!S 's~d~!qJ

u:) s~u:)8JPU! solq:)nd

sol :)p ~JmOUo¡n~ ~I :)p O¡U:)!W!;)OUO;):)J

I:)P ~W:)lqOJd 1:) XOd :)¡U:)P!S:)Jd I~ opU~P:)J:)q ~JJ~¡S:) :)1 °II!P:)Z :)¡U:)P!S~Jd I:)P OUJ:)!q08 1:) '~;)!¡YJ;)ow:)p U9!;)!SU~J¡ ~I ~p~J¡U:) u:)!q ~Á ':)pJ~¡ sym SOT:JV

I

Z3~~dS'v'S'v':) znl 'v'l30'v'1~'v'~


32

La identidadnacionala debate ¿Es ésta acasouna reacción natural, producto de la esquizofrenia que nos lanza la modernidad, cuando simultáneamente al desear obtener las maravillas que nos promete la modernidad, nos encarnamos en la identidad otra, en la extraña, en la posnacional, para sentimos ubicuos, integrados a la informa- ¡ ción planetaria, mientras que, paralelamente, defendemos con uñas y dientes ., los últimos resquicios de nuestra identidad? No hay que olvidar que aquí hemos propuesto una distinción básica entre dos conceptos de identidad: por un lado, la identidad nacional, misma que está sujeta a cambios, puesto que proviene de los proyectos de nación planteados por el Estado; y por otro lado, la identidad cultural que es dinámica y cambiante, por lo que permanentemente adopta, adapta, excluye, incorpora y modifica elementos culturales diversos en un continuo proceso de hibridización. ¿Cuál de estas identidades es la que nos guía en el México moderno de la transición democrática? ¿Será que una cobra preeminencia sobre la otra? Pareciera ser que la segunda, la identidad cultural, constituye nuestra única posibilidad real de escapar al caos, a la ausenciade proyecto nacional, ya que se desdobla y serearticula para permitir la incorporación de nuevos elementos culturales, pero sin dejar de sostener una permanente resistencia, hacia los mecanismos impuestos por los proyectos nacionales, que ahorcan la esencia cultural de cada uno de los pueblos. México no va a dejar de ser lo que es; quizás Carlos Fuentes tenía razón cuando decía: La identidad nacionalmexicanaes muy fuerte,másque la estadounidense. Son ellos los que debentememos,la lenguacastellana,la continuidadcultural y la pluralidadde tradiciones(indígena,española,mestiza,mediterránea)acentuarán el mestizajeestadounidense. Paranosotrosla policultura no es un problema.23 Sin embargo, también es un hecho que ante la influencia intercultural nuestro país no quedaría incólume, suidentidad cultural continuará recomponiéndose en presencia de elementos culturales ajenos, ante los cuales se adopta una mecánica de imitación conjunta a procesos de resistencia; el resultado: la hibridización cultural de la que habla García Canclini. Ahora bien, qué tanto esta nueva recompuesta identidad cultural responderá al proyecto de nación y a la figura de identidad nacional que el moderno Estado mexicano plantea para todos nosotros, está por verse. Lo más probable es que ambas identidades, la nacional y la cultural, se combinen para formar parte del imaginario social al que todos contribuimos y del que todos nos alimentamos culturalmente. ¿Cómo discernir, en medio 23. Fuentes,Carlos (1991),"El TLCno afectaránuestraidentidad nacional",en La Jornada, 18 dejulio.


S~{~!:>os S~UO!:>~{~l

ol~d

~nb

'op~s~d

-~~ -d '-.!:> -do '(0660

Á S~:>!~:>Yld S~A~nu

'.11U.1S.l.1W.1°1 Á 'S~{~lm{n:>

{~~ owo:>

lod

sos~:>old

{~ u~ 9W1OJ

'S~lO{~A

O:>S!:>UBld?SOf 'n'J!SSBWzm~

Á SOP~:>!J!U~!S

SOl ~P Ol~U~P

~S ~nb

OP!:>OUO:> s~ Á op~s~d

O{ 'Ivnp!.\'.1.l

O{ ;}l~U~ U9!:>!sodo

{~P ~:>!~Jlod ~P

lod

~nb

SYW-

U9!:>:>nl~SUO:>~1

SO!P~W

~p O~:>~Áold

SOl ~nb

{~ ~l~d

~{ ~J:>OUO:>~ll~pod

°1 ~U~A!A~l

~{q~~~:>S~l

~nb

°l

'OUl1:>!laWl1a¡lOU

O~!m~l~

OWO:> 's~u~!nb

sol

~p S~lO{~A

""l

;}nb

s;}u;}!nb

°l Á {UUO!:>

I;}P U9!:>UZ! uI ;}P U!:>uu~ z!n~

!S

SOl al¡Ua Á

l1un UOS anb 11110U~!

~p U~Jlq~q

soq:>!P

U9!:>~:>!unwo:>

S~U~~J1O soÁn:)

S~{~!:)os

opu~~s~~

SOl UO:)

sns

;}lq!X~1.J

PUp!~U;}P! sol

;}P U9!:)

U!S ~OU1~pOW sJud amo:)

U~U~!A ~s ~nb

~A!A ~nb

~p

~p U9!:):>ru~suo:>

~p SO!P;}W SOl Á {~UO!:)~u

SO!l~U!~~W!

~nb O{~!S ~~S~ u~ s~ 'O~l~qW~ ~ps~p Ol~s~nu

~nb So!:>~ds~

SO~S~ ~!:>~q sofo

~S~{:> ~{ ~p S~A~{:> SOlqW;}!W

O{ JS~ ~O:>!~J{od o~u~~sns SO!l~U!~~W!

un u~YJ~dw~s~p

UYlq~q

Ol¡SanU

0:>!X9W ap a¡ua!:>!.Ja U9!:>

'~:>!~J{od

U~ UO1~!:>OUO:>~1 ~{ U~ Á S~{~!:>os

{~d~d

~un Ylq~q

-!SOdWO:>~l

~l~s~nu

;}S UJAUPO~

O{ Áoq

O{ O.:J!V.:J.lV O[ °PU;}!S

'OU1;}pow~sod un UYIPU;}~

'sJ~d

~Ju~~ n~!ss~w

la ua

la SOP!u!1 SOpl1¡Sa UO:) SO!dOld SOl Á So!paw

Sl1:>!w9uo:>a sauO!:>l1lal Sl1l11 a¡Ual.J aSla:>l1q lap U9!Saldxa

OAanu la 'U9!:>11:>!Unwo:> ap SOA!¡:>al°:> So!paw S~{ U~ l~dn:>o

UO:> 'SO:>!~9{OU:>~~ S~lo~n:>O{l~~U!

z!n'M ns

~p U9!:>~1~U~~

~~s~ndns

U9!:>m!~Suo:)

sJ~d

un l!ru~SUO:>

~P ~W1OJ uu [l l~d~d

S~ ou

~p SO!P~W SOl ~p loq~l l~ Á u9ml

Á l1JU111aqos 11111 Á °JlOlll1S;}P

opl1:>law

sa 'o¡ua!w!pua¡ua

'SOJla al¡Ua

'-OU1~pOW ~P O!l~~!l:>

{~ ~Sl~W!XOld~

~{ U~ ;}~U~l~puod~ld l~su~d

U9!:>~:>!unwo:> l~ u~ oP!~l~d

Sl1!:>uapUa¡ Sl1l al;}puod

l1Al!S anb

Yll1l!:>SO 'Oln~as

SOl¡O Á °pl1¡S3Ia

ou o¡ua!w!pua¡ua

~ S~l!W

O~U~WOW

~un

°p!S

sol ~U~!S~P

P~P!A!~:>~ u~ ~"~q

{~ ~:>~u~~l~d

~.11U.1S.l.1W.1al ¡( lvnp!.\'.1.l al 'o.:J!V.:J.lV°1.1.l1U.1 U9!:>U!~S!P lod -!P~l~

U~ ~~S!SUO:> 'OPU~!A!A SOW~~S~ ~nb OU~W9U~J O:>!X9W

U9!:>~:>!unwo:> -Ul~pOW -lodw!

pisOU 11111111fi¡Und O¡adSal

-l1:>!XaW SaSala¡U! SOl ap Z1!:>!.JaU9!:>:>;}¡Old 111Á l1!:>uapuadapu! la ~sall1I0d!¡lnW u lofaw

-l1ln:>U!A 111~l¡Ua

'Sl1¡S!pO!lad ~salapod

anb l1JlpUa¡ 11Ia¡nl1:> UOO Á 'll1!:>OS OWS!ll1lnld Ylpod

:S~p~:>~p S~W!X91d SOl l~U!Wl~~~P

UO1~~~{OA 'n~!ss~w SO~l~!:> ~s~q

~{ U~ ~~U~l~puod~ld

l~ln~{n:)

l~ ~z!~~~U!S

~p O!:)!:>l~f~

l~ln~unÁo:>

s~zl~nJ

s~q:)nw

o~u~WOW

{a

'sOSln:)S!p SOS;}~p U9!:>~W1OJUO:> ~{ U~ u~l~do ~nb 'u~d!:>!~red Á S~{~lm{n:>

Á 'o{q~nd

~nb SOl uos 'sO:)!~J{od

~~U~W~!l~~!lOÁ~W SO~U~W~{~

9nb

~'1 ¿S~{~UO!:>~:)!unwo:>

tt I

~nb

~{ ~p O!dOld

Á S~{~!:>os S~lO~:)~ 9nb 'so~;}fns

SOl uos 'S~U~~J1O

l~U!Wl~~~P

U~ 's~:)UO~U~

S~J~O{OU:>~~ S~{ lod

un ~p ~ln~{n:)

~nb

~p S~W~!U~AOld

'~:)!P~l

Op~l~U~~

°p!S

Jnb~

~q

°l s~ ~nb 'S~P~P!~U~P!

U9!~s~n:)

~nb

O{ s~ 9nb

~p s~:>ru:)

Z3~-;¡d svsv:) ZmVl30VI~VI/'J

SOS~ ~p

..


34

La identidadnacionala debate !

(Williams, en García Canclini, 1990: 184). Es evidente que el país no puede ¡~ avanzarhacia una transformación profunda si no se asume que estos elemen- '1 tos coexisten en nuestras identidades profundas, y que ningún proyecto nacio- I nal esposible sin el reconocimiento de las expresionesidentitarias cambiantes: de todos los actores políticos y sociales. i Sólo de esta forma es que podríamos intentar un análisis a fondo, que nos j permitiera ver de cerca nuestra identidad cultural, para diferenciarla claramente de la identidad nacional y de las otras identidades que nos propone el proyecto de transformaciónpolítica y económicaque encara el nuevo régimen. No es propósito de este trabajo delimitar los alcances de la transformación de nuestro país; sentimos que todavía nos hacen falta muchos elementos para poder siquiera atisbar el complejo panorama que tenemos por delante; sin embargo, lo que sí nos queda claro es la importancia de la intersección entre los ejes modernidad, identidad y modernización para México, asícomo la certeza de que vale la pena continuar desentrañando sus posibles cruces, con la esperanza de lograr en el proceso una mayor claridad para el camino. Es cierto que cerrar los ojos a la globalización sería detener nuestro desarrollo, nos condenaría al aislacionismo y al anquilosamiento; sin embargo, viendo en retrospectiva este proceso económico y político y sus efectos para México durante la última parte del siglo xx, podemos observar que al zambullimos tan de golpe en el océano de la modernidad, probablemente perdimos de vista la otra orilla. Nos dejamos envolver por el discurso de la globalidad olvidando los espaciosde nuestra vida cotidiana, y permitimos que paulatinamente se desplazara nuestra "cultura de lo real" (la que se sustenta en las circunstancias de la sociedad en la que sevive y a la que se pertenece), sustituyéndola por una "cultura imaginaria" construida a partir de la aspiración de "cambiar la realidad".

Bibliografía Bartra, Roger (1987), La jaula de la melancolía: identidad y metamorfosisdel mexicano,Grijalbo. Bartra, Roger (1991), "La venganza de la Malinche: hacia una identidad postnacional", en Este País, abril. Bonfil Batalla, Guillermo (1991), Pensar nuestra cultura, Alianza Editorial -(1991), "Dimensiones culturales del Tratado de Libre Comercio", en México Indígena, núm. 24, septiembre.


SE

;)P ~UI;)¡ [;) ~ÁnI:)X;) ;)S ;)nb Yl~¡d;):)~

.o![nf;)p f-'I ',,:)11- [;)P Uln1[n:) OU SOp!Un SOP~¡S3" '( I66I) vpvu.JOfV7

l' 1

.01;)U;) ;)P f-''98I .UIt)U ']lJUlJUI"S lJplJU./O[ lJ7 U;) '"OU~:)!X;)UI O[ ;)P S;)U;)3' -J10 sor U;) P~P!A!¡~;)l:) Á S;)[~!P10UI!ld S~lmInJ" '(f-'66I) M.;)q¡¡~W 'UUULU¡nD l!lq~

'vZI

.UIt)U .\'OX;JNU;) '"P~P!Ul;)POUI

~1¡0 ~'l"

'(886I)

°JIOPY 'ÁlliD

"]lJUlJZU"S lJplJU./O[ lJ7 U;) '"O!:>l;)UIOJ ;)lq!"l ;)P OP~¡~l.L [;) ;)¡UU ~ln1[n:) ~"l ."SlJ./lJS;)P S~¡U;)A Á so¡l;)ndol;)~ 'so;)snw" '(Z66I) lO¡S9N '!U![:>uUJ UJ:)lUD

!

.~¡In:>~uoJ 'Oq[~f!lD 'plJP?U./"pozu lJI "p ./?IV.\' .{ ./lJ./1U" lJ./lJd .\'lJ?S"llJ./l.\'3 ..\'lJP?lq!lf .\'lJ./nl]n.J '(O66I) lO¡S9N '!U![:>uUJ UJ:)lUD .0!Inf 'SL I "UIt)U '.\'OX;JNU;) '"OlmnJ U;) '"I~UO!:>~U P~P!¡U;)P! l!lq~

[;)P U9!s~d ~"l"

'(Z66I)

sOIl~J

'S;)1U;)nd

.0!Inf ;)P 8I 'lJpvU./Of V7 ~l¡S;)nU Yl~1:>;)J~ ou :)11- 13" '( I66I) soIl~J 's;)1u;)nd

'.S'}lJ¿"1.\'3 U;) '"U9!:>~lg;)¡U!

.~:>!UI9uo:>3 ~ln:JInJ

;)P °puod

;) OUIS!I~UO!:>~N" ,( I66I)

'ol1"nu opunUl

soIl~J

"IU"?llJA '(O66V soIl~J

'S;)1U;)nd 's;)1u;)nd

.Ol;)U;) ;)P f-' .98I .UIt)U ']lJUlJUI"S lJplJu.JO[ lJ7 U;) ',,01 -U;)!UI!AOUI U;) SOl¡SOl s°"ll~UO!:>~u P~P!¡U;)PI" '(f-'66V lO¡:>JA '~;)IO S;)lO[d .0l;)U;) ;)P 8Z ']lJUO?JlJN ]3 ~:>!¡JIod ;)P I~!:>;)ds;) °1U;)LU -;)[dns [;) U;) '"P~P!Ul;)POUI ~[ ;)P ~UI;)[!P [3" '(f-'66I) O¡¡Q 'S;)Á;)~ Z;)puYUl;)d .;)lqUI;)!:>!P-;)lqUI;)!A°U '9Z .UIt)U 'S oy~ 'U9?JlJ.J?unzu°.J "p vu -lJ.J?X;JWlJl.\'?I1"HU;) '"OUIS![~l;)q![O;)U 1;) U;) [~!:>os ~lm[n:> Á U9!:>~:>!UnLUoJ l~¡U;)UI U9!:>~Z![~UO!:>~US;)P ~[;)P 'f.JlJ./ll.\'lJf[;) ~!:>~H" '(Z66I)

l;)!A~f

'nOU!;)1S3

.S~l;)1UOld s~I ;)P [~lm[nJ ~UI~lgOld '~JPu;)ng [;)nu~w U9!:>~pund ',,[~l;)q![O;)U 0[[ -Oll~S;)P ;)P O[;)POUI [;) ;)¡U~ ~U~:>!X;)UI U9!s!A;)[;)¡ ~"l" '(I66I) l;)!A~f 'nOU!;)1S3 .o![nf -!"ll;)S:>¡Og

'.\'oX;JNU;) '"O!qUI~:> [;)P SO!qUI~:> s°"l"

'( IOOZ) OlPU~f;)IY 'zru;)

.3:)d 'lJ.J?1Jlod lJ] "p o.J?X?7 '( .plOO:» ¡!pnr '¡U~l;)NI. U;) ',,~u~p~pn!:> U9!:>~d!:>!¡l~d" ,(OOOZ) O!l~W 'O¡O.L OU!1U~1SUO;)

-!P3 'plJP!u./"poUl.\'od-plJp?u./"pozu

"llJq"p ]3 '(686U

"lnso¡und [~!l01 (.dUIO:» sYI°:>!N 'o[[ns~;)

.OL I "UIt)U '.\'oX;JN U;) ',,~!:>~l:>OUI;)P Á P~P!I!quu -l~qoD

.,~U~:>!X;)UI U9!:>!SU~l¡, ~[ ;)lqOS S~¡OU ;):>uQ" '(Z66I)

O!UO¡uy 'nOLUU;)

l~!:>°S U9!:>~:>!UnUIOJ ;)P s;)p~¡In:>~d ;)P OU~:>!l;)UI -~OU!¡~"l 01¡u;)n:>u3 IIA [;)P S~!lOUI;)UI '1 loA 'lJUlJ.J!./"UllJOU!llJl PlJP!IU"P! lJI lJ OU.lOl U3 .lJUlJ.J.u"UllJOU!llJl U9?JlJ.tS"IU? " PlJP!IU"P? 'U9!.JlJ.J!unzu°.J U;) '"P~P!Ul;)POUI

~I ;)P ~p~f!:>ru:>u;)

~I U;) ~U!¡~"l

~:>!l9UIY"

'(Z66V

-

.v .UIt)U '~lmInJ Á u9!:>~:>np3 ;)!l;)S ';)I!qJ ;)P og~!¡U~S 'OS:)V1d Of~q~l¡ ;)P SO¡U;)UIn:>op ',,~u~:>!l;)UI~OU!1~I ~lmIn:> ~I U;) P~P!Ul;)POUI Á OUIS![~UO!:>!P~l.L" '(O66V uJnb~or 9sof 'l;)UUrug

Z3!;j~d svsv:) zm 'v'l 3a VI!;jV~


36 I

Laidentidad nacional adebate

Monsiváis, Carlos (1987), "Muerte y resurrección del nacionalismo mexicano", en Nexos,núm. 109, enero. Paz, Octavio (1967), Corriente alterna, Siglo XXI. Ruiz Massieu, José Francisco (1990), Ideas a tiempo, Editorial Diana. Secofi (1993), Tratado de Libre Comercio de América del Norte, tomo l. Sinclair, Jim (ed.) (1992), Canada and Free Trade with Mexico. Crossing the Line, New Star Books, Vancouver. Touraine, Alain (1990), "Modernidad y especificidades culturales", en Vertientesde la modernización, CEN,PRI. Unomásuno (1991), "Se opone Canadá a incluir su industria cultural en el TLC", 17 de mayo. Vattimmo, Gianni (1990), La sociedad transparente,Paidós.

.


ap alqwa!Jdas

ap 11 la seJS!lOlla1 sope1ua1e sol NN:) ellod

'SOP!Ufl sopeJsg sol e 'IOOZ SOpeZ!1neq °P!S ueq owo:)

'E

'xw.osaJ!@eUeSSol :o:>!u9lJ:>ala oallo:) .OS3.LI 'salelmln:>o!:>os SO!pmsg ap o1uaweJled:¡G 'z 'eU!JUa8lV 'eJeld e, Á o:>!~ oJland ap uenf ues ua U9!:>e8!JSaAU!ap sod!nba UO:> aJuaweauY1lnw!s eZ!leal eloJne el anb oSln:> ua U9!:>e8!1SaAU!el ap aJled eWlOj °ln:>JJle aJsg .1

t!pO~

t! ut!dt!:>s'J

'Jnb St!Zl'JnJ -t!l~U¡nA opunw

'Jnb

St!:>~g9[ uo:> lt!l'Jdo

~p u9~:>dnll~

t!1 lod

t!1 t! 'J~U~lJ U9!:>:>'J~Old I~ t!l~UO:)

t!~u'Jw~l~dx~

':Jp O~!lg OWOJ

uug~SUO:) UI 'Ull':Jng

~nb

opunw

uun

u'J:>'Jlt!d

.U9~SU'Jldwo:> Á ~Sl'JU~~UO:> u~p'Jnd ou

~S 'Jnb ~lqwnp!~l'J:>U~

t!1 t!:)OAU! U9!:)t!lO

Ut!~U~~U 'Jnb S~I~!JU! U¡ S~ 'V:J!.l3WV

U9~S~ldx':J

-UA!qWU

UPUZUU:)It! PUp!Ul':JPOW

SOl U~UO:)

t!1 'O~u~wt![ UPUZnl:)

.O~U'JWU¡ un ~p Á Ull':Jng

un U~ t!~:)U~g!A

SOl ~p U9!SOldw! ~p s?nds~p

UpUAOU~l

OWo:)

~op~:>OUO:>

SU!dOld

U¡¡uqO¡g

[~ Á S~~UU ¡~ lod

UlqO:)

t!¡ Á pt!p~¡~q

UI ':Jp U'Jp! U¡ UZUt!¡'Jl ~p O~!lg un 'Jp 'J~u'J¡

SS3¡q POD °S~UO!:):)!PU1~UO:)

':Jp soloqW]S

OUO:)! u t!A~I':J ':Jnb E'U31t3¡3 .l3qW3¡d3S ~:)~lud

Ol~O ¡':J lod

SUS lod

Uln~¡n:> t!¡ 'Jp uÁ ':JS1~U~J'Jp

u~ung'Jld

t!1

o!éldséllé1 UéI éI!tJltltJS13' 'tJJ1.ltJElJélaO~ 11!1U~P!:>;)O 1!lm¡n;) 1!¡ ~p S~A1!I;) S1!¡ ~p 1!un s~ ~f1!AI1!Sla [o..] P1!P~IOS Á p1!P!I1!np!A!pu! ns ~p os~d ~lq!IJ:)1 1:) :)1U~W1!;)!á'YJ1 J!1U~S :)ll:);)1!q 1!11!d ~1!P!Ans ~p U9Z1!lU!S 1!1'1!z:)I1!Jm1!U 1!1'Jp Á SOWSO;) I~P p1!P!un 1!1 ~P :)Jqwou u:) "JII1!I1!I]:)s 1!l1!d ~Op1!Z!I!A!;) 'JlqWOq I:)P s1!1uná':)ld S1!11! l~puods'Jl 1!11!d °p1!~I;) °p!S 1!q ~f1!AI1!Sla °1!Z:)I1!lm1!U 1!1:)P Joá'1!Jl 1:) J1!Jl!;)S~P :)p:)nd Á O!;)U~I!S I~ 11!q;)n;)s:) ~q1!S 'SOWSO;) I~P SO!I:)1S!W sol1!1In;)o '1!!p:)á'1!111!1 ~p S~A1!I;) S1!1'J~sod :SOP!;)OU -oos~p SOU1!;)I1! :)p uy!pJ1!ná' l~ °p!S 1!q solá'!S soq;)nw :)1U1!Jnp 'O1:)1;):)S un 'J1U:)W1!sol:);) 1!pl1!ná' ~f1!AI1!S la

, .,'

zOII!n6a~ euesso~

~U910eolunwoo

el ep e!6010doJJue 'u910eJueseJdeJ

Á JepOd

ep seolJ!lOd


38 I

Polítícas derepresentación Guerra contra el otro, lamento frente al otro. Amuleto y conjuro, como estrategias para eludir la evidencia que señala, en medio del estruendo, el agotamiento de un proyecto: el de una modernidad que ha sido incapaz de incorporar la diferencia. Los siglos de historia acumulada parecen haber sido insuficientes para superar el miedo al otro, y la pregunta que esto plantea es si hoy estamos simplemente ante la reedición de viejos temores que alcanzanuna dimensión planetaria sólo gracias a la expansión y al aceleramiento tecnológico y al triunfo de la globalización neoliberal como relato inevitable. En otras palabras, la pregunta es si las espadashan sido sustituidas por aeronavesmortales, los caballos de Troya por visados apócrifos, la cicuta por compuestos de laboratorio y la batalla cuerpo a cuerpo, por la maquinaria de una guerra encubierta y, en el fondo, la disputa es una versión que mantiene, en lo sustantivo, la permanencia de la -supuestahomogeneidad comunitaria frente a la amenaza del hereje, el disidente, el loco, el extranjero, el anómalo, el otro diferente. ¿Cambia la tecnología y permanece el conflicto humano? ¿Se acrecientan los dominios sobre la maquinaria y la manipulación de la naturaleza y permanecen los insomnios por el aullar -afuera de la aldea- de los lobos que acechan, engrandecidos por la mitología comunitaria, lo construido, lo propio, lo seguro y lo cierto y que de vez en vez adquieren forma conocida para colarse por los muros y minar desde dentro el piso de las más elementales certezas? El conjunto de conflictos político-sociales de la época parece apuntalar la idea de que estamos ante una historia circular que se repite intermitente e inevitablemente, como pesadilla que nos mantiene atrapados en algún pasado imposible de superar. Los Balcanes, Oriente Medio, Occidente y Oriente; la nueva Europa frente a los inmigrantes; el mundo "desarrollado" y los millones de voces que "amenazan" su estabilidad y su sueño progresista; la urbanización cerrada al caos y las violencias urbanas; el barrio "tradicional" que se desangra desde dentro por la imposibilidad de incluir la alteridad, el nosotros frente a una cantidad creciente de otros que, como legión, se resisten a la normalización homogeneizadora y al silencio. Pero no hay respuestasunívocas,y ni siquiera el simulacro de certezasque se agolpan en la voz de los nuevos heraldos del "mundo feliz", resultan coartadas suficientes para producir el relato monopolizador que declare "el fin de la historia". Asumir de entrada la circularidad y que no hay porvenir, sino sólo devenir, otorgarle a los dominios tecnológicos un carácter de prótesis sofisticada que apenasmejora nuestra capacidad guerrera, implica aceptar, por ejemplo, que la técnica es un hecho exterior y contingente a lo social, que la estructura que una sociedad se da a sí misma en un tiempo y un espacio históricos es impotente frente a la "naturaleza humana" y que los dispositivos que nos vuelven reales socialmente, como las instituciones, el discurso, los


"6P "d 'ewelgeuy

'eUO[;¡:Jleg

'U9!.J:J11 11]3P I1J.lO31 11] 3.1qOS "SI1.J!I.Jp.ld S3UOZI1H '(L66I) ;}ll;}!d 'n;}!plnog ""sope!:JU;}l;}J!P S;}U!J Á SO!P;}W uO:J 'Ue¡U;}lJU;} ;}S s;}¡u;}ge so[[en:J [;}P Ol¡U;}P seq:Jn[ ;}P odwe:J un OWO:J Á lod o¡d;}:Juo:J

OWO:J 'n;¡!plnog

ueq

l?

U;} Opel¡U;}pe

;¡S ;¡nb s;}¡u;}ge

SOl e ;}uodw!

;¡¡S;} e opeglO¡O

;}S pep!s;}:J;}U eÁn:J SeZl;¡nJ ;¡P odwe:J"

OP!¡U;}S [;} U;} "odwe:J"

OU!Wl?¡

[;} ez![!¡n

un ;}s

"t

SR110 ~p R~:)U~1S!X~R[ ~p R:)l~:)R SR:)~191S~qS~1UR1SUO:)OWO:) s~le~:)os sodruS SOl OpR[nW10J ueq ~S ~nb se1unS~ld ser ~SO:)~l ~nb s~l~qes ~p podwe:) un ~p U9~:)m!1SuO:) RI ~p R1R11~S 'oPRI un 10d '~nb R:)!J!US!S ~nb 01 'elmdru owo:) Á pRp!nU!1uo:) owo:) Rp!PU~1U~ l~S ~p~nd RJSOlodo11ue el °P~1U~S ~1S~ u~ "eJSO[0~1 e[ 's~fe~A ~p el -mRl~1!1 RI 'IRrn1Ru R!lO1S!q RIIOd "RpR!pmS~" Á eJ~oIO1!W ellod epRsu~d op~s RJqeq ~nb e~:)u~l~J~P RIIOd U9!S~sqo RI 'RIOPu~w1oJsue11 'e1~dn:)~1 °ll~ eled Á '~1U~1~J~P Á OURf~1 0110 un ~lqOS epRl!W RI R O:)!JnU~!:) ~nboJu~ un ~p le10p ~l -R:)snq RJ~010do11UR R[ (R~dorn~ 'RU![n:)SRW 'e:)uRlq) R:)!11U9:)OU1~e~:)u~l;1q ns R ~s~d Á O1X~1UO:)~S~ u~ Jqy .SOA!1RZ!Ue~10 sew~nbs~ SO110 'S~pRp!le~l se110 'RP!A ~p SRW10J SR110 ~p SR~:)!10USRI R ~1U~lJ ,,0!dOld 01" ~p S!S!l:) ell!:Jnpold e RA 'SO1:)~J~sns ~p SO!lRA ~11U~ '[R!UO[O:) U9!suedx~ ~p sos~:)old sor ~p opeA~l;1p opunw

I~P O1U~!WRq:)URSU~ l~ ~nb 1~pU~1U~ ~1UR110dw! S~ OU!W1911~W!ld u~

leqol6 o!Jeu!6ew!

le le!UOI°::> uQ!::>eu!6ew! el 80

.R~U~10dw~1UO:) e!lO1s!q el ~p s;1Ael:J Á S~1U~1~J!P SO1U~WOW sop u~ U~Sl~W~ "SRU!ld!:)s!p" sRqwe ~nb u~ ep!p;1W R[ u~ 0!lR11!q1R O!:)~:)l~f~ un 'o!:)!nf ~11U~ 3;JVjl31U! RI U~ 0110 [~ lod

!W R 's~ ou 'U9!:)e:)!unwo:) R1un~~ld

el IP.:)°I°:)

Á eJSolodo11ue

'OP!1U~S ~1S~ u~

.~1u;1Ánl:JU! U9!S -U~W!P el O:)!lqt)d O[ R ~llR~1010 ~p pep!:)Rde:) ns u~ e!:)u~A!Al~dns RI e~;1nf ;1S ~nb opunw un u~ 0110 O[ ~p R!:)U~1S!SU! ~ R!:)U~S~ld R[ URln~!JuOO~l ~nb SOA!1 -!sods!p Sor ~lqOS e!:)uRI!~!A ell!:)npo11u! R e~!lqo sou 'sR:)!u:)91 Á sO1~fns ~11U;1 ~:)ru:)~11U~ l~ owo:) 'u9!:)e:)!unwo:) RI ~PRP!U1~POWRI ~p SOPRA!l~P SO~S~~lSOlÁ u9!snl:)x~ el 'SR!:)U~IO!A sellad Op!pn:)RS O1X~1UO:)un U~ R~:)U~l~J!P Rllele:Ju;1 R:)!J!U~!S ~nb SO1~l sol R l!pn:)R ~p esofR1u~AS~p sou~w U9!:)Rm!S u~ le1S;1 eled e~lO1S!q RI ~1URe!p1Rn~ RI IP.fRq ou ~ ~y~su~ sou RJ~010do11u~ R[ !S Á. 'U~1!q~q el ~nb S~10W;11 soA~nu-sof~!A sol lOd RPR1[RS~lqOS PRP!~UR10dw~1UO:) Run lRSU~d-~l eled S~1UOZ!10q URZU~11 Á URZ~l1 Áoq ~nb O1U~!WRSU~d ~p S~UO!:)!PR11 sop ~11U;1 'S~l~q~S ~p SOdWR:) sop ~l1U~ 'U9!:)R:)!Unwo:) Á RJ~010do11u~ ~l1U~ U9!:)~[~1 RI IP.:)°I°:) Ol~Jn:)ruJ 1R11ns~1 ~p~nd ~nb l~ u~ '~:)~lRd ~W 'opnu l~ s~ ~1S~ "~PR1UO:) Á RP!A!A ~!lO1S!q ~l ~p s~Uo~:)~!leA U!S U9!:):)R RI RZ!U1~POW ~nb RJJR1~OU~:)S~sRu~dR UDS 'RUR!P!10:) ~P!A RI 'S01!W

6t I

Ollln~3~ VNVSSO~


40 I

Poll!;cas derepresentación

~

formas de vida; pero, por otro, se levanta como un movimiento que trata de romper con la imaginación colonial y construir un método (la etnografía)5 que permita penetrar en la opacidad de la cultura material y simbólica de "otros grupos humanos". En la medida en que se afirma la modernidad con su ideal de progreso y la conquista sobre una naturaleza a la que es posible someter a los dominios del hombre, se afirma la preocupación de los europeos sobre sí mismos y sobre la historia. En ese proceso la alteridad juega un papel fundamental, y la mirada sobre otras culturas (primitivas) es una manera de construir la repre-

sentaciónsobre la identidad como co-relato de la hetero-representación. Dicho en otras palabras, para pensarse a sí mismas las culturas europeas requieren de la presencia de un otro diferente y diferenciado. Si bien es cierto que el pensamiento sobre los diferentes hunde susraíces en la historia de la humanidad y que no son pocos los relatos que dan cuenta de la existencia del otro,6 la diferencia quizás estriba en el tránsito de una "geografía fantástica" -capaz de nutrir los sueños de la Edad Media, por ejemplo-, a una "geografía positiva" que, revestida de objetividad, apela a la cientificidad en su proyecto de 'ubicación, clasificación y nominación del otro. Los fantasmas y la innumerable galería de seres monstruosos o divinos ceden su lugar, por la mediación de la mirada científica, a un otro al que se dota de contornos precisos. Ello detona un proceso inevitable. Como ha sido planteado e impecablemente argumentado por Mary Louis Pratt,7 a los pueblos subyugadosles resulta difícil controlar lo que emana de la cultura dominante pero siempre pueden determinar, en grados diversos, lo que absorberán y para qué lo usarán. En su análisis sobre el contacto entre las metrópolis imperiales y las periferias a través de la literatura de viajes, Pratt propone el concepto de "autoetnografía" para referirse a los casosen los que los sujetos colonizados se proponen representarse a sí mismos y señala:

5.

6.

7.

Como método, los antecedentes de la antropología-etnografía pueden rastrearse hasta el siglo XVIII, cuando el término "etnología" -acuñado por Chavannes en 1787- se usó para referirse al estudio de las características físico-orgánicas y raciales de los pueblos primitivos y salvajes. Pero es propiamente en los umbrales de los siglos XIX y XX, cuando con Boas se inaugura un vigoroso movimiento que tomará cada vez una mayor distancia de las "conclusiones" evolucionistas. Para un resumen de estos elementos, véase Enciclopedia de la filosofía Gartzanti (1992), Barcelona, Ediciones B. Asesor Genera! Gianni Vattimo. El historiador Lucian Boia apunta que "cada cultura, cada época, cada generación, cada ideología se expresa por su propia producción de hombres diferentes. Para el historiador setrata de un indicador esencial" y añade "háblame de tu hombre diferente y te diré quién eres". Boia, Lucian (1997), Entre el ángel y la bestia, Santiago de Chile, Editorial Andrés Bello, p. 38. Pratt, Mary Louis (1997), Ojos imperiales. Literatura de viajes y transculturación, Buenos Aires, Universidad Nacional de Quilmes.


"OlnetOU!W'S~l!V sou~ng 'Sa¡q!S!¡\U! Sap"pn!:Js"7 '(f:S61)O(I!I¡ 'OU!Ale:) ~SI!?A "S~lql!tS~tuo:>U! S~UO!:>etu~s~ld~l ~p u9!:>elnwn:>1! el ~tUI!!P~W O!ll!tU~P~S I~ ~lqOS I!Jun!lt epew9u 13 'U9!:>I!ZII!qIS!A el ~p I~ :ll!tu~wepunJ l~pod un )SI! ~:>l~f~ u~!nb 'OIOd O:>lI!W ~ÁnltSuo:> se:>!tsytUI!J s~pepn!:> ~lqOS ~nb SOte(~l sol u~ 11!!JUO:>~q~p t!l!(qn)l 'U 'd"t!:> "dO'ttl!ld

V!:Jua!:Juo:J [3 "~U;)~JPU!

VI 9!:JVU aUl JSV .( ~l{:Juaw 01 ;)P U9!:)~¡U;)S;)ld;)1

"~:)!19douOUI -S;)¡UO:)" un lod

U9!:)~¡U;)S;)ld;)1

;)P s;):)~d~:) '1~1;)¡1~

'01¡0

;)P s;):)~d~:)

~I Á ~U~¡!lodOl¡;)UI OUIO:) OP~¡U;)S~ ol~d

1;) lod

101¡UO:)

~nb P~P!I!q!S!A

-P~ 'l~pod

~'l

VI.laqoS!'8

SYUI ;)AI~M

~IOS ns uo:)

ou °II~

~lmln:)

O:)!¡YUI~!P~1Ud lod

'6 'S

Olq![

'SOUI;)SU~d

,,;)¡U;)UI~SO!:)u~I!S

l~¡

OP!¡U;)S [;) 'oP~1

I;)P ,,;)!d

~un Á~q

[~ ~¡OU"

;)nb ;)Iq~pnpu!

A "S;)lOP~¡lOd

s~

UOS SOl¡O sos~

01 ~p 1~!:)!Jo U9!:)~¡U~S~ld~1 ~I lod

O¡m~¡S;)

un U~ SOP~:)!J!U~!S ~~I

~l~U~UI

ns

Ol¡O ~l~!nb ~P oA!¡~fqns

~P ;)nb ~I ~ 'U9!:>

I~ Á ~:)!q:)~

~S opunUI

13

~nb 01 'U9!:)~¡U~S~ld~1-O¡n~

~I ~Iq!sod

~AI~M

01¡0

~P

'1~!:)oS ~:)!UIYU!P ~I ~

SO!U!UIOP

~1~1~:)~

sol u~ ~:)U~A~ 13

~I u~ S~UO!:)~UI10JSU~1¡

;)S ~nb

'~!:)U~l~J!P

~un ~ln~n~U!

~¡U~WI~!:)U~10d

'~:)~l~d

~I ~lqOS

~UI 'O1s3

"~P~U~!S~ U9!:>~¡U~S s~ '151 ~lqos op~f!J

U9!qw~¡

~P S01~1~1 S01S~ l!:)npold

0110 un 'l!:)~P 01¡0

~I 'oP~1

un

s~ '0:)!JY1~0U1~ amo:)

~ ~1U~lJ z~q:)uyS

~I ~ ~1U~lJ ~!:)u~1S!S~1 01¡0

~I 'OP~I

~a

n~ld

"~dn:)o

Sor

O!dOld

Á °p~Al~sqo

o SSn~l¡S

~P sof!q

ÁA;)l

SO[" ~¡U~lli

Á U9!:)~!dold~

un amo:)

un

~w S~UO!1S~n:)

~p~nd

0¡~1~1

°P~:)!J!S~I:)

~P Á ~("Á:>ISA\OU!I~W

'o "S!A\~'l1U:)SO '0:)!~910do11U~

~P P~P!I!q!sod

S~A~I:) u~:)~1Ud

;)P ~A!S~UI U9!:)~ln:>1!:>

I;)P O!UOUI!¡S;)¡" ~!:)U~¡S!P

;)S '01¡0

SOU~UI uos ~A!S~UI U9!SU~lli!P

O:)l~UI SOUI~pod

~S ~Sl~:)!q:)~

I~ Á SOUI!¡(i1~1 S~l~q~S sol U~¡U;)!S~ ~S ~nb

~1U~Wt!u!¡~ln~d u9!:)~ln:)1!:)

s~ ou ~nb so:)!~910u:)~¡

1;) u~

~I u~ ~s~J ~A~nu

~P z~d~:)

s~1 uo:) °pl~n:)~

ZOA ~P °P~10p 0:)!~910dol¡U~

~P P~P!I!q!sod sol"

~1U~U!WOP

!W of~q

OUlVll aw

~I ;)P OS~:) 1;) U;) 'O[dUI;)f;) ~I '~!:)u;)s;)ld

I~UIS!q~

s~1 U~l¡I!J

;)P s~lq!¡d~:)sns

sol ~P U9!su~dx~

Á 0:)!191S!q

I~ OUIO:) 1~pU~1U~

"Of~ldUIO:)

~I ~P O!lodouOUI

sol ~UO!SOl~

!U ~1U~~U!¡uo:)

I~P 1~!:)oS u9!:)nq!11S!P

XX OI~!S

I~P ~!lO¡S!q

!S ~nb ~!dOld

~I ~ Op!nq!l¡~

Á SOP!UOS 'S;)U;)~YUI!

~I U;) ,,;)f~AI~S

1;) ;)l¡U;)

ou O¡S~ ~nb ~:)!J!U~!S

Á~!:)U~I!~!A

~P SOUIS!U~:)~UI

~P °P~I~A!US~P

-~:)!UnUIo:)

OU1~¡X~

~¡U~WI~d!:)U!ld

01U~!UI~Su~d

~I ~ ~sl~uodo

~S ~nb S;)UO!:)~1U~S~ld;)1

U~!q

~p ~d~:)

I~ l~su~d

SOA!1!W!ld

-~:)!19J~1~W)

~!dOld

I~ l~su~d ~I ~l~d

'Á pm![!UI!SOl;)A

S~lq~l~d

~:)!U91:) Ol¡S!~;)l

'S~¡U~ ~l~!p~:)ns

~nb s~1 ~p S~UO!S!A Á S~UO!Sl~A ~I ~ o¡unf lod

-1~1U! 0!qUI~:)1~1U!

6"0I¡0 I~P U9!:)~1U;)S~ld~1 sol u~ S01U~!W!:)

s01~1~1 sol ~P ~P~1011UO:)-OU

'01U~!W!:)ouo:) s~1 lod

-~ld~l u~q

ns l!:)npold

~ ~¡U~lJ

'~A!¡:)~dsl~d 01~fns" -n:)s!p

~P z~d~:>

~P ,,0P~Z!UOlOO

sou

Jnb~

'0¡U~!W~~1U~ld

~nb

U9!S

~¡S~ ~a

8'S~II;) uo:> o~oIY!P uo;)o S~U~¡!lodolJo;)W SO;)UO!:>~JUo;)S -o;)ldo;)l S~P~UO!:>UO;)WS~I ~ ~Jso;)ndsO;)luo;) Uo;)hnJtSUOOSOlJO SOl o;)nb solIo;)nb~ uos SO:>!JY1~ouJO;)Otn~sOJxo;)tSOl 'SOltO (SOP!to;)wos o;)Juo;)wl~nsn) sns ~ SOWS!W SOlIo;)o;)JU~ U~Juo;)sO;)ldO;)l soo;)dOlno;) SOl o;)nb lo;)lod

..~ I

O!Po;)W un uos SOO!JY1~OUJo;) SOtXo;)JSOl !S [...]

OlllnE>3}:j 'v'N'v'SSO}:j


42

~-

Polllicas derepresentación

-que continúa levantando polémica-, alcanzó una resonancia planetaria no sólo por el indudable valor de un testimonio en "primera persona", sino por el soporte de un dispositivo cultural: el de una industria editorial capaz de distribuir masivamente una narración que, entre otras de sus virtudes, pone en cuestión la supuesta incapacidad del "salvaje" y opone a las visiones "consagradas",esdecir, canónicas,sobre"lo otro", el poder de la autoetnografía. La comunicación de la diferencia con estos alcances constituye un momento fundacional en la historia reciente de la modernidad. Ello no anula el conflicto, ni representa la abolición de la visión dominante pero coloca la disputa (por la representación legítima) en otro plano de resolución al introducir en un espacio público expandido contrapesos a la voz monocorde de la dominación. Los analizadores culturales a los que se puede acudir para argumentar este razonamiento son varios y de distinta índole. La world music (música del mundo) por ejemplo, de la mano de la industria musical, es potencialmente capaz de romper la versión estereotipada y "folklorizante" de la dimensión estética de las culturas otras, al contar no sólo con un espacio para la distribución masiva, sino de manera especial, por la posibilidad de negociar en otros términos lo que se considera "digno" de transitar por los circuitos internacionales de producción musical. Tal es el caso también, que me parece especialmente relevante, de los rumores "cientificistas" del siglo XVIII y XIX, que ofrecían relatos asombrosos sobre el hombre diferente: el que poseía cola (los manghiens de Manila); el que estaba más cerca del mono que del humano (el salvaje de Borneo); o incluso el salvaje argentino que pasó de medir 7 pies a convertirse en un "pigmeo de treinta y una pulgadas de altura" (los patagones y los enanos de las montañas). Todos ellos configuraron la galería de otros -siempre inferiores- que alimentaban las fantasías del hombre occidental "normal" y otorgaban la coartada tranquilizador a (y científica) de los afanescolonizadores.10La irrupción de la tele-imagen, aun la de los circuitos oficiales y controlados, dificultó mantener en su sitio el imaginario sobre la alteridad, se rompió el privilegio del saber clasificatorio. y aunque hoy son otros los mecanismos y procesos que perpetúan la construcción de la diferencia como anomalía -de lo que me ocuparé más adelante-, lo que quisiera destacar respecto a estos analizadores, es la

10. En su excelente historia del hombre diferente, y al referirse al periodo de la razón científica, señala Boia: "La Razón, para mejor asimilarlos, devoró los mitos. No se-perdió ningún arquetipo del imaginario. La razón y la ciencia no hicieron más que transportar al nuevo discurso las obsesiones y los fantasmas ancestrales de la humanidad", Boia, Lucian, op. cit., p. 102.

)


Ep

l. .6.s-Z-6PZ.dd 'O;}Pl1-0S3.LI 'l!':l!fl![l!pl!no 'O;)!X¡lW u¡¡ U9!;)0;)!unlUo;) 01 ¡¡P U9!;)0á'!IS¡¡i\U! 01 ¡¡P 0;)!JJ1U¡¡!;)U9!;)01n¡:Jnl¡S¡¡ ,( 0;)!Ó91n pop!nu!¡uo;) :O;)!IU?P°;)O OÓIUO;)un ¡¡P O!;)U¡¡H1¡¡IU¡¡ 07 '(8661) [!)I!~ 'S;}IU;}nd °l'I .Ol' .W!)U 'O;}Pl1 'S:)3Q 'l!ll!fl!ll!pl!no 'POP¡¡!;)°S ,{ U9!;)0;)!unlU°.:J U;} '"s?nds;}p sogl! Z;}!Q °SO!P;}WSO[;}P YIII! sYW" '(L661) I!UI!SSO~ 'ollm~;}~ .Z1 °l'Z °d .O;}Pl1-.:J;}Pl1-DVfl-OS3.lI 'O;)!X?W 'O!pnlS¡¡ ¡¡P o¡¡¡fqo,( OÓIU°.:J .u9!;)0:J!UI1U1°.J '(.sdwo;» Olll!AI!N s;}}u;}nd [!)I!~ f. I!II![O;)I!WWI I!Jll!W 's;}d°'l;}p °lll!sl!A U;} '"U9!;)E~!IS;}hU! I![ ;}P SO!ll!l~U!}! SOh;}nU :E:J!IJl:J El ;}P U9!:J:Jnl}SUO:J;}Q" ,(WOZ) S!)S;}[ 'Ol;}qll!g UJIlEW °11

~ ~l~!J~l ~ ~s~d

~S ~~S? ~nbun~ ~U~S~l~~U! Jnb~

-S9U3'~!P

un ~l~d

'"O!p~m" ~nb

[~ u~ Op~:>O[O:> os~d

S~U!J SOr ~l~d

S~[!~l) uos s~~u~nd

lod

-~m

amo:> so:>l~m"

610'1

u~p~nb

%6

S~[ % 81

'v661

Á 9861

un

~p

~so!p~m

oms!m A

o:>od

[~ ~nb ~:>~l~d un uos 'odwt¡:>

% S'°S' Á so:>!19~S!l[

[~P

Olq![

~nb

lod

~W 'O[[~ gp o:>!~

sopt¡d

[g %1::1 ~SO!p

~p~nd

60L ~p 'sg¡u~nd

OP~Z![~~l

S!S![yut¡

Á s~:>!19¡S!l[

~p O~U~m!l~~p

u~ ~sl~su~d

~[~ns

U9!:>~:>!unmo:>

Ug "OA!¡

~nb [~ 'lO¡:>t¡

~[ ~p o:>!W?pt¡:>t¡

~m ~nb Jq!l:>S~ '(L861 [~P U9!:>~:>![qnd

"U9!:>:>~l~S!P"

%8 ~Sg[

'sopt¡~dopt¡

sopt¡Z!¡t¡Wg~S!S

~J1O3'~~~:> ~[ of~q

~un

gp "so¡gfns"

so~u~mn:>op l!Al~S

~s~

~~s~ ~p S~[~ln~[n:>O!:>os

~nb ~J:>~l~d sol aa

"SOA!~Om S~[~d!:>U!ld

~[ u~ ~l~u~n:>u~

sor gp o!pn~s~

U9!:>~3'!~S~AU!

so:>!m?p~:>~ ~l~d

~¡S!UOl:>

n"lO~:>~

SOU!ml?~

~p ~~[~J ns ~l~

S~[ ~p ~un so?paw U3

~S %v°S'v

[~ U~:>l~q~

""SOl~O"

'SOP!U!J~P

soP!:>npold

~~s~ l~:>~[~~lOJ

odm~:> un

%6 ~OUl~!qO3'/OP~~S3

~p S~UO!:>m!~SU!/s~m~~s!s

s~~u~nd

~l~U~

"o~U~mn3'l~

[~UO!:>~:>!unmo':) OP!dYl

~nb U9!:>~z![~n~d~:>uo:>

un amo:> S~[~l~U~3' osln:>S!p

solo

p~~[n:>!J!p

S~J1O3'~~t¡:> St¡[ Ug!q !s

amo:>

%S'"S'1 ~SO:>!3'9[O!:>os amo:> U~U!J~P sor ~p 'opO!l~d

~p o¡unfuo:>

Á s~[~n:>s~/s~P~P!Sl~A!Un

~p S~!:>u~!pn~

% IS' ~nb ~l~u~n:>u~

os~:> [~ ~l~d

s~ ~nb

[~ OS~d~l

S~[ ~lodlO:>U! lO~:>~"

[~n~d~':)uo:> [~P S~P~P![!q~p sauo?:Jo?paw

UJ~l~W)

OA!~Om uo:> 'L661

~l~d

s~s~ru3' S~p~lOq~[~

nSO:>!3'9[odol~U~ -~UO!:>~:>!unmo:> "SO!l~u![d!:>s!p so~u~mn:>op -ru3'~

[~ U~plOq~

sor ~ o~:>~dS~l 'ou~:>!X~m [l)~"N

oso[n:>!~~m S~uo!su~m!p -~:>!unmo:> [~ ~lqOS odm~:>

[~P

om!:>?p l~su~d

'Ol~qlt¡g

~[ ~p O!lt¡SlgA!Ut¡

sns

~p aun

"Ol¡O"

~~s~ ~nb ~:>~l~d

[t¡

~w A

yy°1!:>!¡JIod 1!I Á O¡U;)!W!:>ouo:> I;)P U9!:>1!!P;)W ;)P S1!W1O}Sl!s;)ds;) sns 'o3';)nf 1;) 1!¡S1!q Of1!Q1!l¡ 1;) ;)PS;)P p1!P!UI!!P!¡O:> 1!I U;) 1!!:>u;)s;)ld ;)P S;)I1!Sl;)ASU1!l¡ SopOW sns 'S;)I1!UO!:>1!:>!unwoo S1!J3'OIOU:>;)¡S1!A;)nU S1!I ;)P I1!lmIn:> Á I1!!:>OSlos;)ds;) 1;) [°.°] .,

:~m~[[ U9!:>u~~~ sor u~

~[ uol~f~l~S!P

o~s~nd

U9!,:)~[~l

'xx

s~J3'O[ou,:)~~

~[ u~ '~!l~SnpU!

~p S~UOZ~l uol~dn':)o amo':)

I

O[3'!S [~ u~ s~un

lod

UJ~l~W

~nb O[ glqOS

U9!:>~:>!unmo:> s~lo~d~,:)~l

~p SO!pmS~

Á S~lOS!W~

[~ u~ S!S~JU? [~ 'O3'l~qm~

~m 'OA!~~:>!Unmo':)

~l~u~m

~p uol~~d~':)

~[ ~ps~p

Ol~ql~g

SOP~Z![~~l

sop~[n,:)U!A

~[ u~ '"o~~l~d~"

uo':) ~nb ~,:)~l~d Á ~u~ldm~~

U9!:>~':)!unmo:>

o~u~!m~su~d

~l¡U~

U!S 'osgd

[~P ~~l~d

s~:>!3'9[Ou,:)~~

lOÁt¡W t¡[

S~uo!su~m!p

S~'1

'so~u~!m!p~,:)old Á S~l~q~S ~p odwt¡:> oP~:>!J!U3'!S ~l[ ~nb p~~[n:>!J!p ~W1OU~

so[II?su~d

O"ln~3~ VNVSSO~

I


44

Políticasde representación usuarios o a emisores, permite detectar la carencia y, en algunos casos, la ausencia de la reflexión sobre el actor social de la comunicación. y voy a atreverme a aventurar que es sólo hasta la llegada del pensamien- ! to sobre la globalización que esta carencia sevuelve visible como un problema de conocimiento para la comunicación. Por supuesto que pueden encontrarse estudios, énfasis y reflexiones sobre el actor de la comunicación desde la lógica de la identidad/alteridad en periodos anteriores, pero, me parece que es la marea globalizadora la que saca a flote la evidencia de la insuficiencia del pensamiento sobre el actor, un "actor comunicativo" que, de un lado, desborda los márgenes acotados de lo local y, de otro, se muestra "renuente" a dejarse interpretar mediante las categorías con las que hasta ese momento ha sido pensado y construido por la comunicación: públicos, audiencias y receptores,por un lado y emisores,productoresy dueños,por el otro. Categorías generales cuya potente utilidad heurística para los análisis de producción-recepción de la comunicación no alcanzan para colocar la mirada sobre un conjunto de fenómenos emergentes que demandan el "énfasis antropológico", en tanto que la relación instituida por la comunicación se ve profundamente alterada por lo que Appadurai14llama los "paisajes mediáticos". La lectura binaria de un mundo organizado por productores y consumidores, o por mensajes que circulan de manera generalmente vertical, no puede dar cuenta de las transformaciones del vínculo social que opera la globalización. Los procesos globales que involucran textos en circulación y audiencias migrantes generan situaciones implosivas que condensan un manojo de tensiones de carácter global en pequeños ámbitos previamente politizados, produciendo culturas locales de una manera nueva y politizada.15

Tres cuestiones resultan aquí claves para el pensamiento sobre el actor comunicativo: la circulación global de textos, la migración como característica epocal y la producción de una nueva forma de "localidad", procesostodos que alteran el paisaje conocido al dar paso a la irrupción de un Otro, con mayúsculas, que no puede ser contenido más por la imaginación colonial en tanto se articula al imaginario global.

14. Appadurai, Arjun (2001), La modernidad desbordada.Dimensiones culturales de la globalizaci6n, Buenos Aires, Trilce-FCE. 15. Appadurai, op. cit., p. 24. El subrayado es mío.


SV,

°YJo8og 'pvpa!;)os V¡ VJIUO;) vJJano '¡a!U1!Q 'n1!;)ad f. ~1!Jau1![d'YJo8og 'O¡qv¿ ap V¡oqpJvdV7 'OSUO¡V 'l1!Z1![1!Sas1!?A °L! °S9P!1!d 'O;)!X?W 'VPVU!SvUJ! U9!;)VZ!]vqO¡:Jv7 '(6660

loJS?N '!U![;)U1!:) 1!J:>l1!O °9!

Otu~t S~lOt:J~u~ SOms!l~uO!:J~U~p Od!t Otl~!:J ~A!t:J~'OP~1un rod '~nb u~ opow l~ l~Z!I~U~ ~l~d OU!S 's~ts~nd~txnÁ S~:J!~91S~tS~ l~pU~tU~ ~l~d ~tu~u!tl~d S~ °19S ou '-oP~!:JU~l~J!P l~pod ~P sop~1'S ~:J!ldm! ~nb- s~sJ~d Sop ~l¡U~ l~l~t~l!q U9!:J~1~1~I ~S~q~l ~nb 'Otuns~ ~tsg Lr'"s~lq~t!P~ltX~" SOl~ OUlO¡ U~ u9!sn:JS!p ~I sJ~d I~ u~ ~:JnpOltU! ~Sopu~n:J ~tU~q:JOSOl ~p ~P~:J9P~l U~ u:J!J!S -U~tU! ~S~uu!qmol°:J "~ll~n~,, ~'ll~qol~ u9!su~m!p uI ~l~d ~:J!~9¡~ltS~ U!:JUU¡ -lodm! ~p SOtuns~ ~Ám!tsuo:J ~nb 01 Á I~:J°I 01 ~p ot!qmy I~ ~pUOdS~llO:J~nb 01 Z~P!t!U uO:Jl~~~lq~tS~ opu:J!ldmo:J ~tlns~l ~nb I~ u~ OA!Sln:JS!POPUWUl¡U~ un ~:Jnpold ~S 'O:J!JYltO:Jl~U l~ OUlOt u~ ~¡~q~p I~ 'Oldm~f~ lod 'UIodlOJU! IUUO!:J~UO:J!lqt)d O!:J~ds~ I~ opu~n:J 's~lquIud S~ltO ug 'oms!m O!qWUJ l~ omo:J o!qmu:J I~ S~!:Ju~tS!S~lS~IOtu~¡ Ul~I~:J~ Á O!dOld 01 ~p °p!tU~s I~ Uln¡qO ~nb ~m~~I~m~ ~f~ldmo:J eun u~ (l~qOI~ 01 'I~UO!:J~u 01 'IUUO!~~l 01 'IUJOI 0I) O:J!lqt)d o!:J~ds~ I~ u~Ám!¡Suo:J ~nb S~l~JS~s~1 ~p U9!:J!sod~txnÁ u'l (u :u9!:J~Z!I~qol~ uI ~p SO!dOld sou~m9u~J sop 'o!:J!nf!m ~ 'u~:Jnpold ~S'IUUO!:J~u01 ~p ot!qmy I~ U~SUq~l~nb '"U9!:J~Sl~AUO:J"~s~ l~tU~!lO ~l~d s~:J!~91un~ Á Sotunsu 'S~tuq~p 'so¡U~Wn~lU l~lOdlO:JU! ~p U9!:J~~!lqo ~I u~ ~A ~S '"ums!m O~!suo:JP~P~!:Jos ~un ~p U9!JUS -l~AUO:J~p l~~nl" l~ omo:J Op!PU~tU~ 'I~UO!:J~uo:J!lqt)d o!:J~ds~ l~ opuun:) ~l l~:Jl~ms~p

Á l~:Jl~m

elud "P~P!I!q~1s~"

O~!le:J~ld ~tu~m~mns s~ P~P!tu~P! ~p o!:J~ds~ omo:J I~UO!:J~u Ul;)¡U01J

~l '~t~u~ld I~P oq~u~ Á o~l~l 01 Op01 ~ S~tS!I~uo!:Jeuo~u s~101q sol u U9!qwu1 ~s~d Á S~UO!:J~u~11U~ S~!lOS!A!P s~~uJI s~l ~p 01u~!m!U~1U~m l~ ~s~d 'eJp Áoq A 'SO110~ 01:J~ds~1~sl~:Jl~ms~p ÁP~P!tu~P! ~un l~ml!J~ ~1u~m~~uY1Inw!S s~ '"oÁ~n~run" '"ou~:J!X~m" '"OU!1U~'31~"l~S 'e!:Ju~l~J!P ~l ~p 01u~!m!:J~lqe¡s~ ~p 0:J!1ym~!p~1~d sym "l~~nl" l~ omo:J S~I~UO!:J~uS~l~tUOIJ s~l u~ oldw~f~ lod som~su~d :P~P!l~tl~ ns ~ l~m!S ~p z~d~:J s~ P~P!tu~P! ~l ~nb sol u~ S~plOq sol U~Ám!1SUO~~tu~m~:J!19J~1~m o l~~l ~nb SUl~1uOlJ s~l P~P!l~l:J uA!tel~l uO:J ~sl~:J!qn u~p~nd ~nb Á ~lq~ts~ s~ 01u~!m~su~d I~P l~~nl l~ ~nb 'Up!P~W ~un~l~ u~ sou~m 01 lod '~uodns sou!m191 S01S~u~ ~!:JU~l~J!P uI l~su~d '~!:JU~l~J!P~s~ ~:J!J!U~!S~nb 01 ~P S~l~tUOlJ s~l u~:J~lqU¡S~ ~s ~nb l~ ~nb ~ps~P l~~nl l~ 'le~nl un ~ps~P °p!1U~S ns ~l~!nbp~ ~!:JU~l~J!P ~l ~nb l!:J~P ~l~!nb ~nb 01 '"ep~m!S ~!:JU~l~J!P" ~un ~ldm~!s s~ U!:JU~l~J!P ~l 91'!U!I:Ju~:) ~J~l~D 101S9N ~ Á (OP~1!:J~Á) !~lnp~ddV ~ u9!sn:Js!p U1S~u~ opu~!n~!s Á 'S~I~l~U~~ sou!m19t ug 'sOlt~mYl~d SO110of~q ~!:JU~l~J!P~l ~lq!S!A Otl~M l~q~q ~p l~ ~tu~m~s!:J~ld s~ U9!:J~Z!I~qol~ ~l Op!U~1 eq 01!19m ut)~le !S

Op!pUedX8 O~!lql)d o!~edS3 Ollm~3~VNVSSO~


46

Políticasde representación gubernamentales como civiles y, por el otro, visibiliza el carácter global del crimen organizado y las estrategiaspara combatirlo. "Ser colombiano" (mexicano, boliviano, peruano) implica un nuevo aprendizaje: mantener en tensión los datos que provienen del espacio "interior" con los elementos que desde un "afuera" marcan y redefinen las agendas. O, planteado en otros términos, "yuxtaposición" significa aprender a vivir en un mundo en el que los adverbios de lugar (adentro/afuera) no resultan suficientes para ordenar la percepción. b) La emergencia de nuevos otros y las categorías para pensarlos y nombrarlos. Este espacio público expandido, es decir, global, trastoca la idea del "salvaje" (tanto interior como exterior) al introducir y hacer circular "nuevas" representaciones sobre la otredad. El caso paradigmático: el del terrorismo. En el espacio público expandido, el otro (terrorista) adquiere un rostro, un linaje, una estética, una corporeidad que amenazala estabilidad del nuevo mundo global; de la narrativa hollywoodense a las primeras páginas de los diarios mundiales, ese gran otro, reorienta y expande el sentido de una normalidad frente a la otredad monstruosa que no puede ser contenida en los i límites nacionales. El "paisaje mediático" reconfigura (y descentra) el lugar para pensar al otro, pero se esfuerza en mantener la estabilidad simbólica que otorga la certeza de un nosotros (expandido) frente a los otros (localizado), dispositivo antropológico de alma antigua.

La migración del sentido Sin embargo, esta estabilidad simbólica es constantemente sacudida por las migraciones, que hoy constituyen quizá una de las marcas definitorias de la modernidad tardía. Se trata no sólo de los flujos y desplazamientos de personas a lo ancho y largo del planeta, sino ademásde la migración en un sentido más profundo, el que tiene que ver con el cambio o los cambios en las representaciones vinculadas al "tráfico" de ideas, significados, valores, aspiraciones, que trae consigo la circulación de productos y discursos en el espacio público expandido. Si,como haceAppadurai18para pensar el viaje de personasque se desplazan en búsqueda de viabilidad, se acepta y se coloca al centro de la reflexión que la diáspora es mucho más que un conjunto de "nacionales en fuga", y se introduce la idea de que la diáspora configura amplios territorios cuyo núcleo articulador se define por dimensiones que desbordanlas identidades nacionales, étnicas o lingüísticas y se compactan por la memoria de un pasado y la proyección esperanzadade un futuro, podemos pensar en que la migración, 18. Appadurai,op cit., especialmente páginas20-27.


LvI

fo pV3.1dSpuv U!á'!.lO 3lfl uo UO!I:>3z13~:S'3!I!UnwwoJ

.SUO!}!P3

OSl';lA 'S';I1PUO'I 'WS'!/VUO!IVN

P3UJá'VWj'(~861) };)[P';IU';Ifl 'UOS1';lPUY .61

-!~!I~¡U! sou~w O SYW 0!1t!1!UnwO:) OSl~A!Un un t! -~lqwnp!11~:)U! t!1 ~p O!P~W u~~dt!:)s~ I~ ~1U~W~:)!Ul) ~1U~S~ld~1 ou I~:)°l 01 ~p OS~l~~l I~P UWU1~~l

SOJlO sns Á IB:)°1 °l

l~qOI~ ~l~U~W ~P U9!snl:)x~ Á u9!snl:)U! ~P SUJ10~~~U;)St!¡ °PU~!U!J~P~l UY1S~ 'sosolod Á S~I!A9W l~S ~~ut!~sqo ou 'SOP!~U~S soÁn;) PUp!~u -t!10dw~1UO;) ~un ~P 0~X~1UO;) I~ u~ ~!:)U~l~J!P ~I ~P ~W~lqOld ¡~ 'suf~¡dwo;) Á s~su~P syw S~l~U~W ~P 'l~lqt!q t!~t!q ~nb t!:)!~910dOl~U~ ~W10Jt!~t!ld uun U9!;)U;) -!unWO;) ~I lod s~1un~~ld S~¡ ~ ~{l~;)°l°:) ~pu~W~P OP!pu~dx~ O;)!lql)d o!;)uds~ ~S~ ~ ~pt!ln;)U!A U9!;)~1~!W ~I ~nb S~ lt!It!Y~s ~P °pU~1~11 Á01S~ ~nb 01 '~~UU1SUO;)U9!:)~1~!W u~ S~101:)~ ~P Á SO~X~1 ~P 01U~!w!A°w I~ ~1u~w~~uY~lnw!s ~PU~!~~ ~nb S!S!lyut! un 1~;)0¡0;) ~p pup -!:)~d~:) ~I u~ ~q!l~S~ pt!1In:)!J!p ~I 'O~U~!W!AOW ~1U~~SUO:)u~ S~UO!;)t!I~l ~p zuq un u~ ~:)unu OWO:) Áoq ~ln:)!11~ ~S opunw I~ ~lqOS °P!nJ1SUO:) °p!1U~S ¡~ !S .S~l -01:)~-s~l~ln~ln;) S~!11Snpu!-so!P~W U9!;)~1~1 t!1 u~Ug~p~l ~nb S~101;)t!J ~p U9!;) -t!l~P!SUO:) t!1 u~~!X~ ~nb S~I~UO!SU~W!P!1Inw S!S!lyut! ~put!W~p '"S~101d~;)~1" sol '"SO;)!lql)d" sol '"S~!:)u~!pn~" st!1 t! OU101 u~ U9!SU~ldwo:) ~I ~nb O~UU1 u~ 'U9!:)~:)!unwo;) ~I ~p O!pmS~ I~ ~l~d ~!:)U~110dw! I~~!A ~p 01uns~ un ~;)~lt!d ~W '"O:)!Ul). l~~nl" I~ l~puods~l ~p u~f~p ~nb s~:)!~:)Yld Á S~A!1~11UU ~l~U~ S~uo!;)!sodo

un~ Á SO!qW~:)1~1U! 'S~;)nJ;) 'SOW~1S?ld sol ~p U!:)U~A~I~l Ul

.op!puudx~ O:)!lql)d o!;)~ds~ OPt!W~II ~q Jnb~ ~nb 01 ~p t!!:)U~1S!X~ ~I ~p pn~l!A u~ ~Sl~U~~SOS ~p~nd ~nb oq:)~q un s~ ou OU!1S~P-p~P!unwo:) ~I ~p uz~lnd ~I ~nblod lu~nl opun~~s u~ Á '~lqwnp!11~:)U! ~p 01X~1UO:) un u~ l~ln~U!S l~~:)Ylt!;) ns U9!;)t!z -!It!qol~ ~I ~p SOU101UO:)sol u~ ~pl~!d "OU!1S~P I~" ~nblod OU!Wl?11~W!ld u~ 'OU!1S~p-~lmln;) ~I t!U!WOU~P ~S ~nb 01 u~ Ut!10~~ ~S o:)odw~~ ~nb suf~¡dwo;) Á S~1U~1 S~UO!:)~P!lq!q ~p °p~1Ins~1 ¡~ uos Á U9!:)~U El ~p O!l~U!~UW! o!;)uds~ I~ ~:)oAJnb~u!

~l~Ut!W ~p l~puods~l

~p opt!f~p u~q S~1U~1~!W ~p S~puP!unwo;)

S~1S~~p S~U~!P!~o:) s~:)!1;)Yld St!1 'pt!P!SO!~!I~l t!1 '~P!wo:) ~I 'o~:)~IO!P! I~ ~nblod

'U~~!lO ~p p~P!unwo:) ~I ~p ~;)!~91~I ~ps~p ~1u~w~loSt!Á ~Sl~pU~~U~ u~p -~nd ou SOp!Un SOP~1s3 SOl u~ t!y~nb!llO~l~nd '"U9!:)dopt!

~p p~P!unwo:)"

O ~ut!:)!X~W s~lodsy!p t!1 lod soP~lol~A

S~l

O s01s~ndold

SOp!1U~S SOl (oput!lodlO:)U!) l~I!W!S~ ~p ~1u~Wt!S!:)~ld ~pu~d~p ~!;)U~A!A~lqOS ns ~nb Á (s)olmnJ ~p ~10P~110d ~1U~WI~!:)U~10d s~ '(I~lmln:) 'l!;)~P'S~ 'O;)!~ -Sm~U!1 'OSO!~!I~l 'I~UO!:)~u) op~st!d -~U!~~W! s~pt!p!unwo:)

un UO:) "P~11t!~I" ~I 61-UOS1~PUV

St!1 ~p ~l~Ut!W ~I ~-

~p SU!l

t!1U~AU!~1 Á ~U~!1U~W ~nb t! ~s~d

011InE)3~ VNVSSO~


48 I

Poli!;c,s derepresentación

---

ble y seguro, constituye también un importante esfuerzo por re-territorializar un conjunto de prácticas en una espiral de poder en la que el ámbito de lo local juega un papel central como espacio para el desarrollo y la defensa de una agencia2o (agency) erosionada por la omnipresencia de las dimensiones globales en distintos escenarios, tanto estructurales como de la vida cotidiana. Es decir, lo local se levanta como un muro de contención frente a los deslaves que produce la avalancha de imágenes, procesos, discursos, crisis vinculados al espacio público expandido y a las migraciones aceleradas, que multiplican los riesgos del proyecto societal. El tema no es sencillo. Si lo local confiere a los actores una cierta tranquilidad, la que otorga un espacio manejable de acuerdo con parámetros que se asumenpropios,21 es posible pensar que para numerosos sectores de la sociedad,22lo local representa un bastión para la "defensa" de la identidad, y que el conflicto por lo que se piensa como la amenaza del otro encuentra en el espacio de lo local un territorio fértil para desplegarse. Frente al otro amenazante (el narcotraficante) y la otredad monstruosa (el terrorista), por ejemplo, la localidad garantiza una cierta estabilidad en el J paisaje que resulta necesario preservar. Dice Richard Sennet: "El sentimiento del nosotros, que expresa un deseo de ser similar, es una manera en la que los hombres evitan mirarse profundamente unos a otros". Mantener la coherencia de la identidad, añade, implica "la represión de los desviados"}3 y si -como he tratado de argumentar hasta aquí- la diferencia ha sido en términos generales pensada como "desviación", ésa es una tendencia que hoy se intensifica. Para la comunicación es importante el estudio de los dispositivos a través de los que se construye esa diferencia como anomalía. El "paisaje mediático" está plagado de ejemplos que muestran que una de las estrategias centrales para reprimir la diferencia es mostrarla en una repre-

20. Entendida aquí como la capacidad de movilizar recursos (materiales y/o simbólicos) para transformar la realidad, lo que transforma a los actores en "agentes". Véase Giddens, A. (1984), The Constitution of Society, California, UC; y Sewel, W. (1992), "A Theory of Structure: Duality, Agency, and Transformation", enAmerican Joumal of Sociology,Chicago, University of Chicago. 21. Para un análisis empírico de estos elementos, véase Reguillo, R. (2001), "Imaginarios locales, miedos globales: construcción social del miedo en la ciudad", en Estudios. Revista de InvestigacionesLiterarias y Culturales, Caracas, núm. 17, pp. 47-64. 22. Por razones de espacio, simplemente enuncio el tema. Pero en mi propia investigación en curso en torno a la construcción social del miedo en ciudades latinoamericanas, he podido constatar, de manera recurrente, que esta manera de concebir lo local no se restringe a los sectores conservadores y económicamente favorecidos, es una imaginario expandido también entre sectores populares y, más aún, fuertemente empobrecidos. 23. Véase Sennet, Richard (1970), The Usesof Disorder. Personal Identity and City Life, Nueva York, W. W. Norton, pp. 39 y 43.

)


';¡'ip!lqwe:)

'P/.l°M

'6 Á L SOlmJde:) sol ;¡1u;¡wle!:);¡dsg 'SS;¡ld Á¡IIOd 3.1n:>3su/UI1 U! Á13JI1SEU!'I33S 'Á1!unww°:J '(IOOz) ¡nwá'Áz 'u1!wn1!g '9Z

!

'SII;¡¡S1!:) l;¡nu1!W 'SU;¡PP!ü Áuoq1UY ')(:);¡g q:)!llf1 'u1!wn1!g 1nwá'Áz '~Z '1!p1!p1!lá';¡P1!!:)U;¡l;¡}!P 1!un ;¡P °ln:)Y1:);¡ds;¡ owo:) "SOp1!IAS~P" Á "S;¡I1!WIOUe" sol ;¡P U9!:)!q!qX;¡ 1!11! OUIO1 U;¡ el!á' -1!U!11!'1 e:)!19wy U;¡- lOp1!lq;¡11~A ~f;¡ oÁn:) 'SMoIfS '1/111SOp1!WeII SOl ~P 01:)1!dW! 0111!I;¡ ;¡Slel1!g;¡s ;¡p;¡nd OldW;¡f;¡ ;¡P 1!l~U1!Wy 'tZ

'eJp epe:> ueWOt un ~p OU!S 'euewnq

~S ~nb S~UO!:>do pep!l!qesuods~l

Á S~UO!S!:>~p sel e eln:>U!A

ouew

'opesed

el lod

SO:>!W9uo:>~

~S ~nb

ou pep~ltO

-~!AOld

~ltu~

el ~nb l~pU~tU~

el ~p YIIe syw

~p zede:> 'eA!X~IJ~l .' '

ns ~p oSle:> ~Sl~:>eq

'seuosl~d

I~P

Á S~le!:>os

°t:>etuoo

-e:>!q:>e I~ :~lqet!A~U! selntln:>

~p (lenS!s~p)

OWS!lelntln:>!tlnw Ylqeq

ewns

opent!S

OpOt ~lqOS Á 'op!wnse ~p pep!l!q!sod

el lod

~p~nd

el 'oqolS

~S ~nb "OltU;)pe" '"el~nJe

un"

U~p~:>Olt~l ~nb

otuet

;)P ;)U

°1~POUI I;)P UeA!l;)p esed

;)P pep!;)udu;)

'Ot;)~Áold

O!dOld

eun ~p u9!:>ez!le;)1 ul 's~sJed Á sodniS I~ Á o!:>eds;)

?nb

ofeq

I;)P OtU;)!lli

Á 0;)!~9U;)

Á 's;)pep!l!q!sod

I~P sel~Js9UI~e

gIS! eun u~ syw

e~lns~l

uun u

ou ~nb 'opedo:>u!s

~p 'S~UO!:>!puo:>

etunS~ld Á euef~1

el e ~tU~lJ

~tu~Sln

pep!Ul~pOW

sel ~p Otu~!W!:>~l:>

~p zede:> e~s ~nb pep!lelmln:>l;)tU!

el e ~Sl!:>np~l

~p le~!SUelt

OtS~ ~nb

OU!S 'e:>!t9x~

el u~ A .e!:>u~l~J!P I~ lel~A~p

SOtSO:> SOl Á SOt:>~J~ SOl l~pU~tU~

IBq:>~

~p seuoz

01 leUO!:>u~tU! un

!S s~ el~U~S

u~ opeu!w~s!P ep!p~w u~ opow

se~u!~s!P suI

YtS~ ou ~feAles

o uezueAe

1;) ;)nb U;)

s;)pep~!:>os

u~ ~tuetlodUI!

epu~Se

sel ;)nb eun ;)Án~

-!tsuo:> 'Ie:>°l 01 ~p Ot!qwy I~ u~ altO 01 ~p (u9!:>e:>!J!Sel:> Á) u9!:>e~U;)S~ld;)1;)P sos~:>old sol ~p S!s!lyue I~ 'u9pe:>!unwo:> Á eJSolodoltue ~ltu~ a.?vjtaJu! el ua

sol lelOU!We -!unwo:>

eled

o!:>eds~

01 e OUlOt~l

el ~p O!P~W

leltu~:>

amo:>

el lesu~d~l

9z1eqolS opunw ;)s~ ;)P SO~S;)!l un opueSnf le~s~ ~:>~led O!lU~

'~nblod

sel ~p Á S~:>OA ;)P eJuoJ°;)U;) 'u9!:>eZ!leqoIS

~p pep!s~:>~u

el ~p ~zs~lq!S!A

el ~p O~X;)~UO;)

el u~ s!seJu?

syw SO:>!l9~t

sol íem:>e

u;):>eq '"O~S;)!l

~teq~p

1;) ua

'u9!:>!pelt el ~p SOp!pu;)lde Á) epelOltuo:> l~S ~p~nd e!:>u~l;)J!P

e (ep!t~wos

"SO!dOld"

I~ded

Se!:>u~l~Jl~tU!

etunde

~p e~P! epeweII

SOS!P9:> ~p S?Aelt 'SOltO

owo:>

I~ 's~tuetsuo:>

u~ 'uewneg

I~ u~ pep!unwo:> I~P pep~!:>os" -ntln:> soII~nbe

sol ~p 10l~UO:> I~ eled

SOA!t!sods!p

S;)IUl eÁn;)

sol ueql;);)eX;)

;)S

'opel OltO ~p ~pep!le:>ol el u~ s~:>Jel sns u~punq ~nb SO!lO~!ll~~ OPU;)ÁnJ~SUO;) eA ~nb U9!:>elB'!w eun Á oP!puedx~ O:>!lql)d o!:>eds~ I~ lod eq:>uesu;) ~S SOl~O ;)P

'ezeu~we

~ps~p

el 'opel

eJl~leS

'SOltO

un ~p '!S '"pep!ws!w" ~nb pep~ltO

SO!dOld

I~ U9!SU~t

o Pnt!I!W!S

eun

sns e 'seJlOU!W

uetlns~l

SOl S~tu~!:>!Jnsu!

u~ l~U~tuew

-esu~d

S~UO!SU~W!P

el ~p e~P! e!le:>~ld

~p u9!:>etu~s~ld~l

Se!dOld

Áoq

eun ~p

~nb

el '"el;)nJ" l;)~;)Yle;)

;)P

le:>°l 01 e OUlO~ U;) O~U~!UI

s~ ~nb otuet

peP!f~ldwo:>

~l~!nbpe

el Á 0:>!l9ts!q

sns e Ot:>~dS~l

~tuetlodw!

~puop

tiu9!:>e:>!unwo:> se!let~ueld

611'I

u~ '"sopent!s"

Jse elnS!Juo:>

seJSolou:>~t

os~:>old

S!S!lyue

le:>°l

sel

~p

01

OUUUI

'epeZ!lnte:>!le:>

el ;)P

U9!:>e~u;)s

Ollln~3H 'v'N'v'SSOH


50

Políticasde representación Desmontar los mecanismos con los que se construye la diferencia anómala es, pienso, estar en condiciones menos desventajosasde enfrentar el futuro.

Visibilidad:

el poder de la representación

Si el número y la estadística adquieren centralidad en los saberesfundamentales para hacer frente a los desafíos de la modernidad, es en buena medida porque se trata de instrumentos que se revisten de una cierta neutralidad y de objetividad incuestionable. Los "índices" que miden la pobreza, el desarrollo, la corrupción, el crecimiento, entre otros, son más que diagnósticos; constituyen poderosas cartografías contemporáneaspara orientar la percepción sobre el lugar propio en el mundo y sobre el mundo mismo. A la manera de Katka, i los "contables" producen, desde la zona gris en la que están ubicados, un gigantesco espejo que devuelve la imagen de aquello que se le pregunta: espejo, dime qué país es el más violento, el más corrupto, el más subdesarrollado, y la maquinaria produce con eficacia matemática el relato terrible del

deterioro. Cotidianamente, por el espacio público expandido avanza -incontenible- la evidencia numérica de la tragedia y la disolución; día con día, crecen las referencias a la "maldad intrínseca" de las comunidades de migrantes que han logrado con su sola presencia trastocar el paisaje conocido; constantemente aparecen en la escena local los retratos hablados del enemigo que acecha, desde su supuesta anormalidad, la última defensa de los valores locales; y con cierta frecuencia se fortalece la idea de que no hay escapatoria posible, pues los portadores de los números "somos nosotros". La evidencia aumenta, la zozobra también, y a la estadística se le acompaña con el relato etnográfico contemporáneo, la voz en off del periodista en turno que nos acerca -peligrosamentea la escena proscrita y nos hace "ver", mediante los dispositivos tecnológicos, la realidad: los hombres con cola, el hombre-simio, el gigante o el enano. Ahí están, conformando la galería monstruosa de la otredad o devolviendo, de manera incuestionable, la prueba de que "los otros somos nosotros". Visibilidad travestida de inocencia por la mediación de unos instrumentos cuya vocación no es la de mentir, se dice. Los viajeros coloniales pudieron dar rieI:lda suelta a su imaginación, pero, hoy, ise advierte!, la capacidad de registro es inocente, es científica, como científico fue en su tiempo el registro del Horno rnostruosus,agrupado por el sueco Carl Von Linneo,27y el procedi27. En 1735,Linneo publicó suSystema naturae(Sistemanatural), el primerode una seriede trabajos en los que presentó su nueva propuestataxonómicapara los reinos animal,

!


"SnlnE1. 'P!lPEW 'l1~up.lodUl~1UO.?pl1p~ "7 "/[ OUlOL .s~U~¡\9!sol ~p 11!.l°1S!H'11!wq:JS :lpnE[:)-UE:lf Á !UUEAOID '!":I'J U:I '"q:J!:I~ l:l:Jl:l1. [:1 OfEq S:lU:lA9f SO[:E:lP! Eun :lp SOPEP[OS" '(9660 :J!13 'pnEq:JIW .Of .EW10N [E!101!P3 'S:ll!Y sou:lng 'S~l!u~¡\n! sl1.ln1In.?~p 11!.?U~á'.lJUI:!1 "o/ -UI1:Ju~s~pI~P SI1!á'~111.l1S~ SI17 '(OOOz) .~ 'oIl!n8:1~ U:I :lSl:lA :lp:lnd SOUE:J!l:lWEOU!1E[s:lu:lA9f SO[ :lp U9!:JEZ!1EW8!1S:IE[ U:I S01:J:lJ:Isns Á ,,!uE![n!D EU!11:J°P" E[ :lp °pEIIE1:1p S!S![YUEun "6Z .SOI .d ',!:J "do 'E!Og "SZ .S:I!:JOOS:I SE[ SEP01 :lp ':I[qE1nWU! :1 [Eu!8!10 'EU!A!P U9!:JE:ll:J E[ :lp lQ1Ed E U91:J -E:J!J!SE[:J:lp [ElntEU EW:l1S!Sun lE:ll:J :I[q!sod El:l :lnb EqEUll!JE EII:I U3 ":l1U:lÁnuU! syw ElqO ns '(I1:J!UP10q I11JOSOI!d)E:J!UE10qE!qdoso[!qd 9:J![qnd O:lUU!, I~Ll U3 "[El:lU!W Á [E1:18:1A

u~ ~Sl~l¡U~P~ ~~!J!ug!S "U9!~~Z!U~!qwO[O~" :S~A!¡~ll~U S~!g~¡~l¡S~ Á SOlgU?~ S~¡U~l~J!P ~P S?A~l¡ ~ '~soru¡SUOWP~P~l¡O ~[ ~P O¡~[~l [~ ~¡U~W~U~!P!¡OJl!ru¡ -SUO~~ U~pnÁ~ Á U~Áru¡SUO~OE',,~lnd OUP~P!¡U~P! ~un ~P SOP~PElg~PSO~SEl SOr'U9!~~Al~sqo ~P ~d[og un ~¡U~!P~W 'l~lJ!~S~P ~ soy~nb~d Sor E lEggSUg ~l~ U9!~unJ ~Án~ '~!l~ ~Z~l ~[ ~l~d :)gy" [~ OP~¡U~¡U! ~Jq~q ~Á ~nb O[ ~P sopEf -~¡U~A~ solndJ~s!p'U9!S!A~I~¡~[ ~¡U~WI~p~ds~ 'U9!~~!unwoo ~P SO!P~WsO'} 6iP~P!SOlg!l~d ~P OPElg ns 'SESOJ s~r¡o ~l¡U~ 'l~~~lq~¡S~ ~Ied ~¡u~n~U!I~p o¡uns~ld I~P I~!~~l I!Jl~d [~P S~1Ug!U -~AOld SO¡~PSOll~Zru~ u~ ~¡S!SUO~P~P!~!J!¡U~!~ ~Án~ '~¡U~AOUSOlgp EpEJ?P ~I ~P SOZU~!WO~SOl u~ ~~!l?W~OU!¡~'1 ~P s~sJ~d SO!l~A ~ (UO¡¡~lg tUE![[!M ~J~!lod ~P ~J~f ns Á !u~!ln!f) qdlOpn"M ~PI~~I~ I~ lod) '{lOA. ~A~nN gp Sgp -~P!lO¡n~ S~[ lod ~p~¡lodx~ ~nJ ~nb "Ol~~ ~!~U~l~IO¡" ~P~w~II E!~UgnJu![gpE[ ~l¡UO~ ~!g~¡~l¡S~ ~I ~y~dwo~~ ~nb (,,~l~~ ~P U9!~~¡lOd ~P O¡!I~P" 'OUE[[g1SEJ u~nq u~) "gU!I!JOld I~!~~l" ~P~w~II ~~!U~?¡ ~I u~ 'oldw~f~ lod 'SOWgSUgd "~~!g9IoU~~¡ U9!~~!P~W EA!SnIJxg ns ~P ~P~¡l~O~ ~I of~q lOP~z!¡~w8!¡s~ Á O!lO¡~~!J!S~I~l~pod ns OPO¡u~gg![dsgp 'S~UO!~~¡u~s~ld~l s~s~ ~P -s~undw!S~lO¡~npOld s~w~P~ nos 'S~¡UEU!tUOp S~UO!~~¡u~S~ld~l~I ~P U9!S!Ws~r¡~P ~~llO~ l~S u~ ~¡U~W~IOS~~!P~l ou E!JUE1 -lodw! ~Án~ 'U9!~~~!unwo~ ~p SO!P~WSOl°P!¡l~AUO~ u~q ~S~nb u~ P~P![!q!S!A ~P SOA!¡!sods!p SOlu~ '~P!P~W ~u~nq u~ 'U~SOd~l SO¡U~wru¡SU! sns gp PEP!I -~l¡n~U ~I Á U9ml ~I ~P O!g!¡s~ld la ""U9Z~l ~I" OpU~Al~s~ld ~ng!s ~S'ÁOH siu9zUI UI ;}P O!~!ts;}ld Ig U?!qwt!t Á 'OPt!AIUSt!Jqt!q ;}S gtU;}l~J!P ~lqWOq 13 "s~!d oqJO n ~t:l!S t! S;}uo~t!tt!d sol t! °pu;}!:Jnp;}l Á s~!d Oltt!n:J sol t!tst!q sow!nb sol t! l:):)~l:J OPU~!:Juq u9!ts;}n:J t!1 9fut!z "t!pt!W!tS;} ;}lqOS o qns Otut!t un °pUtS~ l~qt!q uJpod s~ft!UOSl~d SOtS;};}P t!1It!t t!1 ~nb t!!l~~nS ;}I U9Zt!l t!'l"SOllt!Z!It!uu u t!pt!u ;}nb syw Á U?!qWUt OU!S soq:J;}q l;}~O:J;}l t! opt!:J!P;}P ~tU~WUIOSOU';}Iqusuods~l O!qt!s un owoo OPU;}!p~:Jold lt!tS;} t!J:J~lt!d ;)( uolJng u 'u:Joq u~ u:Joq ;}P SOp!t!WSt!lt S;}lOWru SOtS;}oput!WOt;}~

:OSU~¡x~u~ l~¡!J ~u~d ~I ~I~A ~nb Á 'S~¡U~J~J!PS~lqWOq SOU~I~ ~P Elll¡E¡Sg ~I ~ OUlO¡ u~ ~~!w?[od ~I l!W!l!P ~l~d uoJJng O~!JJ¡U~!~I~ 9!ng!s 'O;}UU!'l ~P ~~od? ~WS!W~I lod '~!og U~!~n'1lop~!lO¡S!q [~ ~ug!SUO~ut)g~s '~nb O¡U~!W

a.SI

011In~3~ "v'N"v'SSO~


52

Políticasde representación las aguasturbulentas de la delincuencia, sinónimo de ilegalidad; "argentinización", es precipitarse en el vacío de una corrupción endémica y del colapso económico; Afganistánno es un país bombardeado y en extrema pobreza, es un criadero de terroristas y asesinos;los fabelados o los villeros (habitantes de los cinturones de miseria de Brasil y Buenos Aires), son delincuentes a priori, amenazaconstante para la gobernabilidad; las artistas latinoamericanas,como ha sido finamente analizado por Aníbal Ford,31 se convierten en la industria del espectáculo en "la bomba del Caribe", el "huracán del Pacífico", "el terremoto del Sur", metáforas que alimentan el imaginario del desborde y del exceso; las comunidades indígenas en resistencia en el sur de Chiapas, cuyo exotismoresulta irresistible, sonla "última esperanza"frente al neoliberalismo. y así en "el paisaje me diático" el Otro queda interceptado por la fuerza de un imaginario global que reedita la producción de la diferencia. Por ello, me parece, el desafío para una agenda intelectual es el de la interface entre estructura y relato, es decir, el lugar donde se tocan los imaginarios con el sistema levantado por las sociedades.Ni estructura sin relato, ni , relato sin estructura. Si en el siglo xx la sociología, la informática y la filosofía resultaron claves! de conocimiento para el estudio de la comunicación, las tareas por venir no I pueden, pienso, abordarse al margen de la antropología. Dentro de la complejidad derivada de un mundo en el que se ensanchael espacio público, las migraciones como flujos de personas que aumentan conforme disminuyen las condiciones de viabilidad por la pobreza y violencia, y en donde lo local-comunitario, más allá de sus rasgos salvíficos, puede realmente constituir un espacio para el desarrollo de la agencia humana, las preguntas en torno a la visibilidad del otro y de lo otro, con todos sus mecanismosde auto y hetero-representación, no pueden ser ignoradas. Estos mismos elementos, aunados al gran poder tecnológico acumulado, pese a su distribución desigual, comportan gérmenes de cambio. La internacionalización del espacio público ha representado, en el transcurso de la última década, un mecanismo político fundamental para el impulso de las democracias y de los derechos humanos. Es evidente que el panóptico de Bentham es capaz de vigilar todas las posiciones como un gran ojo, pero su potencial vulnerabilidad consiste en que todas las posiciones pueden observarIo; nunca como hoy el poder estuvo tan expuesto. La interacción creciente entre culturas diversas no sólo es portadora de conflictos, la mezcla y la incorporación de otras formas y prácticas de vida, como riqueza y apertura, es también un factor constitutivo de las migraciones y son numerosos los grupos socialesque entienden que la diversidad es un antídoto contra el estancamien-

31. Ford, Aníbal (1999),La marcade la bestia,BuenosAires, Norma.

)


'~mloN 'S;)l!V sou;)ng 'oaup.lOdWalUO.Jpopa!.Jos °1 ua 0IUa!W!Uala.llUaofu! a sapOpI0n~!sap 'U9!.Jo.JY!IUap/ 'o!lsaq °1 ap O.J.lOW°7 '(6661) I~qJUV 'Plod 'om!¡¡~A !UU~!f) I~l;)U;)f) lOS;)SV 'g S;)UO!:)!P3'~UOI;):)l~g '(Z661) !IUOZ1.1°DoJfoSOl!d°1 ap o!padol.Jpu3" 'Oln~¡OU!W 'S;)l!V SOu;)ng 'salq!s!I1U!sapopn!.J s07 '(f86U °I~¡I 'OU!AluJ 'S;)lO¡!P3 IXX OI8!S 'o:)!X?W 'O!.JUiJ!.Juo.J °1 9!.JOU aw Jso .( !ll/.Jua]V vl.1aqo~!H Dwoll a]V '(8661) q¡;)q~Z!I3 'so8lng '~m~l8Buv '~UOI;):)lBg 'U9!.J.JO°1 ap °J.loal °1 a.lqos 'SO.J!I.Jp.ldsauozoH '(L661) ;)ll;)!d 'n;)!plnog 'OII;)g S?lPUY I~!lO¡!P3 ';)I!q:) ;)P o8~!¡u~S 'O!lsaq °1 .{ la~up la a.llU3" '(L661) u~!:)n1 'U!og 'SS;)ld Á1!IOd ';)8p!lqm~J 'Pl.l°M a.ln.Jasu/ uo U! ¡{¡ajos ~u!"aas '��{¡!unww°.J ,( 100Z) ¡nm8Áz 'uuUInug 'WVNn-~l3

S;)UO!:)!P3 'O:)!X?W 'o[adsa la ua a[0111°s13"'(Z661) l;)8o}l 'Ul¡lUg

'3:)d-;):)I!l.L 'S;)l!V SOu;)ng 'U9!.JOZ!loqol~°1 iJp sal°.lnl1n.JsaUo!suaW!G 'opop.loqsap pop!u.lapow °7 '( 100Z) unflV '!~lnpuddy 'sUO!¡!P3 OSl;)A 'S;)lPUO'l 'ws!l°UO!10N fo poa.lds PUD U!~!.lO al/l uo uo!l.JazfaH :sa!I!Unww°.J pau!~ow/ '(f861) ¡:)!P;)U;)H 'UOSl;)PUY

B!JBJ60!IQ!8

'l;)pod I;)P S;)UO!:)~¡u;)s;)ld;)lS~!dOld S~l¡S;)nUl;)PU;)ldUIOJ ;)8!x;) (~P~U!Id!:)s!p Á) l~U!Id!:)s!p ou ~:)!891 ~un ;)PS;)PS;)UO!:)~¡u;)s;)ld;)l SUj;)P l;)pod 1;)l;)pU;)ldmo:) ;)P l~¡~l¡ ;)nb U;) ~:)!P~l P~P!f;)Idwo:) ~I 'opuoJ 1;) U3 o(of -;)Idwo:) Á) ;)lq!I o¡u;)!m~su;)d 1;)~l~d °In:)~¡sqo I~d!:)u!ld 1;) UDSÁ S~¡S!Al;)S U!S Jq~ U~¡S;) "S;)I~!:)OSs~mS~¡U~J" amo:) ;)nb 'S~P~uo!¡s;)n:) ~:)unu Á S;)Iq~¡nJ;)ll! S;)P~Pl;)A~OA!X;)IJ;)l~:)unu Á op~l8~suo:) o¡u;)!m~su;)d 1;) o "s~xop s~I" O¡U;)!UI -~su;)d I;)P S~l;)q:)U!l¡ s~I ;)PS;)Pl!¡~qWO:) 'n;)!plnog ~Jl;)nb amo:) '~PUUUI;)P ;)nb I~n¡:);)I;)¡U! O¡:);)Áold un S;) 'l!:);)P S;)~~:)!¡J{odS;) Á I~ln¡In:) S;)~;)lU¡ ~l 'S~Ul;)¡X;)

Á S~!l~pun:);)s S~Zl;)nJ uos ou ~ln8!Juo:) ~II;) ;)nb "S;)f~s!~d" sol Á ~J~OIOUJ;)¡ ~I ;)nb {;) U;) aun 'O¡X;)¡UO:){;)P "SO¡~P" sol IelodlO:)U! ;)P z~d~:) ~;)S Á UlOpUZ -!I!AOWU! ~P~¡l~O:) OliO:) ~!lO¡S!q ~{ ~ ;){;)d~ ou ;)nb 'l!:);)P S;)'~;)u~lodUI;)¡UO:) ;)¡U;)W~P!P!:);)P~¡un~;)ld ~un 'OPO¡ ;)lqOS 'l;)S ;)P ~q Á O¡;)dS;)l 1;) lod ~pu!n~ ~¡un~;)ld ~un l;)S ;)P ~H '~!:)U;)~ln ~P~AOU;)l ~un ;)P SOUlO¡UO:)sol ;)l;)!nbp~ Ol¡O {;) lod ~¡un~;)ld ~'l 'S;)UO!:)~:)!PU!A!;)lsns U;) I~ln¡In:) u9!su;)m!p ~I lUlOd -lO:)U! ;)P z~d~:) I~qoI~ ~Ju~p~pn!:) ~un ;)P U9!:):);)ÁOld~{ ~l~d S;)A~I:)SO¡U;)UI;)I;) soun~I~ U~:)!P~l I~:)°I ~!:)U;)~~ ~I U;) ;)nb l~su;)d ;){q!sod S;) A ';)¡l;)nm ~I Á O¡

ES I

Ollln~3~ VNVSSO~


54 I

Politicas derepresentación

L

Fuentes Navarro, Raúl (1998), La emergencia de un campo académico: continuidad utópica y estructuración científica de la investigación de la comunicación en México, Guadalajara, ITESO-CUCSH, UdeG. García Canclini, Néstor (1999), La globalización imaginada, México, Paidós. Giddens, Anthony (1984), The Constitution ofSociety, California, Universidad de California. Martín Barbero, Jesús (2001), "Deconstrucci6n de la crítica: nuevos itinerarios de la investigación", en Vasallo de Lopes, María Immacolata y Raúl Fuentes Navarro (comps.), Comunicación. Campo y objeto de estudio, México, ITESO-UAG-UdeC-UdeG,pp. 15-42. Michaud, Eric (1996), "Soldados de una idea: los jóvenes bajo el Tercer Reich", en Levi, Giovanni y Jean-Claude Schmitt, Historia de losjóvenes. Tomo 11.La edad contemporánea,Madrid, Taurus. Pratt, Mary Louise (1997), Ojos imperiales. Literatura de viajesy transculturación, Buenos Aires, Universidad Nacional de Quilmes. Pecau, Daniel (2000), Guerra contra la sociedad,Bogotá. Reguillo, Rossana (2001), "Imaginarios locales, miedos globales: construcción social del miedo en la ciudad", en Estudios. Revista de InvestigacionesLiterarias y Culturales,Caracas, Universidad Simón Bolívar, núm. 17,

pp. 47-64. -(2000), Las estrategiasdel desencanto.Emergencia de culturas juveniles, Buenos Aires, Editorial Norma. -(1997), "Más allá de los medios. Diez años después", en Comunicación y Sociedad,Guadalajara, DECS,UdeG, núm. 30. Salazar, Alonso (2001), La parábola de Pablo, Bogotá, Planeta. Sennet, Richard (1970), The usesof disorder. Personal Identity and City Life, Nueva York, W. W. Norton. Sewel, William (1992), "A Theory of Structure: Duality, Agency, and Transformation", en American Joumal of Sociology, Chicago, University of

Chicago.

)


°xwow\Jnon\Jf.~n:>@L9~I~fq8 :o:>!U9JJ:>~I~O~JJO:>'o:>I!W!q:>oX-\Ju\JJ!IOdoJJ~W \Jwou9Jny p\Jp!SJ~A!U!l

01!

-~!q lOÁ~W un soInJuJA ~p S~l~ u~ ~ O¡U~!W!JOUOJ 'u9!J~Jnp~ ns ~p :SO!P~W S~I~A!U, SOl 'sou~wnq sol U9!J~WlOJU! ~p O¡U~!W~lOr~W I~ ~l~d ~!Ju~~lodw! sol ~p °IIoll~s~p I~P S~I~!J!U! s~d~~~ s~I u~ oqnq ~nb s~I ~ 'S~P~Z!Ul~POW ol~d 'S~IeI!W!S s~Js~~u~J ~ OUlO~~l I~ ~~!wl~d U9!qw~~ ~~u~~sqo OU 'OlqWOS~ ~pI p~P!J~d~J ~ungI~ U~U~!~ ~JA~PO~ s~u~!nb lod ~s~ldlOS Á U9!J~l!WP~ UOJ Á 03'! -Z~~l~q I~ ~~s~q !S~J OP!~~d~l 'ul)WOJ l~gnI un ~~U~W~J!~JYld S~ O~S~OP°.L .s~uosl~d ~P P~P!~U~J ~Iq~g~ps~p ~P~U ~un ~p U9!J~I!W!S~ ~P p~P!J~d~J ~I ~ lO!l~dns S~J~A ~ Á lOÁ~W Z~A ~p~J P~P!JOI~A UOJ O!qw~J ~p OS~JOld un ~P Ol~U~p 'SO!l~UO!JnIOA~l Á SOSOp~AOUOWOJ O~ -U~WOW ns U~ SOP~l~P!SUOJ s~~lod~ sol sop~l~dns °p!S u~q OS~JS~ Ánw odw~!~ un U~ ~nb Á 'S~lO~J~S SO!Idw~ ~l~d OS~JJ~ ~p Á S~P~Z~I~l~u~g SOU~W I~ o 's~u -nWOJ Áoq S~JgoIOUJ~~ U~J~S!X~OU sog~ SOJod Ánw ~J~q ~nb l~plOJ~l

~u O~S~

~lqOS So~~p l~J~lJO ~~I~J ~J~q °N .op~su~d 01 ~p S~~U~ ~p~l~dns Á ~P~ZU~JI~ S~ U9!JJ~J ~I ~pUop 'S~Iq~U!g~W! OJod ~A!~J~dSl~d ~U~!~ Á s~Iq~rnsu~WUOJU! !S~J s~pn~!ug~w ~ZU~JI~ ~Á 'SOJ!U9l~J~I~ sol ~p ~I l~InJ!~l~d u~ 'oIIOll~S~p Á O~U~!W!J~lJ ns ~puop Á 'lJ:J!JpUl.lojU! ~I Á U9!:JlJUI.lojU! ~I lod ~P~ug!S ~Jod9 ~un ~P o:>!~Jlod Á 0:>!W9uo:>~ 'O:>!~Jlod O~U~!W~UO!:>unJ I~ u~ -so~nlosq~ s~~u~~od!uwo U9!qw~~ soungI~ ~l~d Á- s~~u~s~ld!uwo Áoq ~nb I~d~d I~ l~A l~l~nb ou o l~g~u ~Iq!sodw!

Á

SO!P~W soun U~IdwnJ s~ ~~u~w~~u~P~A3

.~~u~~lodw! ~ Op~:>l~W Js ol~d ~~U~U!WOP OU Z~A I~~ S~~U~ 'O:>!~JlJ S!S!IYu~ un ~p P~P!I!q~P ~I ~q!Jl~d ~S Á 'o:>!U9w~g~q Áoq I~l~q!IO~U °I~POW I~ no:> U9!:>~I~l-oIn:>uJA ns Á s~:>!~SJl~~J~l~:>sns ~p ~:>l~J~ S~!JU~l~J!P S~P~:>l~W u~~s!X~ 'os~d ~WlOU~ ns 9~d~:>~ ~S ~ldw~!s ~puop 'S~~U~!:>~l Ánw s~:>od9 ~p I~ lOÁ~W oq:>nw osnIJu! 'S~I~n~J~ sodw~!~ sol u~ SO!P~W sol ~P U9!J~J -!J!ug!S Á ~!:>u~~lodw! ~I ~p O~U~!W!:>OUO:>~lI~ ~w!uyun ~~u~w~:>!~:>Yld s~ ~S

~5JaqsU!n9

anb!JU3

leJaq/IOeu so/pew

SOl eJqos

opunw

OJJsenu

ue

U9/00/J Á pep/lee'd

l.


.'~ic¡'

¡ ;;

56

I

Realidady ficciónsobrelos medios nestar e igualdad en todos los terrenos, etc. Utopías que, rápida o lentamente, fueron vistas como tales por quienes tuvieron que reconocer que, como siempre, un desarrollo tecnológico es valioso no por lo que potencialmente ofrece, sino por el uso que realmente tiene, que estará determinado por la utilización que de él se haga en el contexto del tipo de dominación existente en cada momento histórico. El resto es bastante conocido: el paso a un cuestionamiento que no ha estado limitado a las múltiples variantes de un pensamiento crítico, sino que también existió en todo analista o receptor "integrado" pero con capacidad de ver las característicasdominantes de unos medios que podían ser lo contrario a lo idealmente deseado y estar al servicio del control social. Hoy parecería que la historia serepite, no faltando -al contrario, sonuna importante mayoría- los que están alborozados por el brillante futuro que auguraría el desarrollo tecnológico de unos medios que se ubican como los verdaderos instrumentos de lo mismo que se decía hace muchasdécadasy que la realidad demostró que era factible, pero imposibilitado por el manejo concreto de ellos hecho por la absoluta mayoría de los marcos sociales.Aunque ante esta reiteración más de un escéptico recordaría irónicamente lo conocido, que la historia efectivamente puede repetirse, pero la primera vez como drama y la segunda como comedia. Claro que esta repetición ahora se produce con base en el señalado desarrollo tecnológico, que sin dudas favorece la llegada de los medios a escalas antes imposibles, y sobre todo con un avance cibernética que abre puertas, al menos hasta ahora, a un mundo de libertades prácticamente ilimitado. Pero también, lo que no debe olvidarse son las concepcionesvigentes en los sectores del poder de los fines de la "ideología" e incluso de la "historia", lo que permitiría un gran avance de las tecnologías que posibilitarían el logro de libertades nunca vistas hasta ahora y de un progreso incesante para sectores de todo tipo en todos los ámbitos mundiales. La caída del "imperio del mal" (según la terminología reaganiana), la globalización y el considerado avance en la "democratización" mundial facilitarían ahora lo antes dificultado o imposibilitado, aunque la nueva, reciente y temporalmente sin límites "lucha contra el terrorismo" implique algunas trabas para tal objetivo. Renace entonces la fe esperanzada, pero ya no vista como utopía sino como una tangible realidad fundamentada en hitos centrales, como el hecho de que el señalado desarrollo tecnológico y la modernidad sin frenos permiten un acceso mayor a medios casi sin límites, los que ofrecen una multitud de opciones para que el público, la ciudadanía o los consumidores -según lo que se prefiera como denominaciones no precisamente neutras- puedan elegir de acuerdo a gustos y convicciones, en un panorama libre para que todos puedan expresar sus ideas y difundir lo que quieran sin fronteras geográficas,

..;


"~p~¡und~ Jnb~ ~I u~ (~¡S!I~¡U~W~punJ U?!qwt!¡ S~:>~A s~q:>nw) V.J!IJJ.JV Á '0:>3 ~p ~A!¡:>~dsl~d ~I u~ (~¡S!I~¡U;JW~pun.~ !st!:J ~lmsod ~un u~) V.J!IJJ.Jowo:> :osoln~!l Op!¡U~S ns u~ ~U~!¡U~W ~S V:Jl1dJlv:Jod" U9!S!A ~I ol~d 'OU!Wl?¡ l~W!ld I~P Op!¡U~S I~ t!!qw~:> ~nb OP~!J S'3 ¿,.t!p -~l~~¡U!" ~~S o '~:>!¡Jl:> U9!s!A ~un~u!u U!S Á 'U9!:>~:>!unwo:> ~I ~p s~l~m:>t! S;Jpt!p -!I!q!sod s~1 ~lqOS ~:>!UP! ~J ~p op~¡und~ O:>l~W I~ u~ '0:>3 lod Op!U;J¡SOS01 ;Jp ~Sl~AU! ~I ~ 'ol~d ~:>!d9¡n Á IE~ll! U9!s!A ~un U~~¡U~ld ~nb 'SO:J!ldJlv:Jodv sopvJS -;JIU! '~l~!J~ld ~S !S 'o sopvJ2;J1U! SO.J!ldJlv.Jodv soun ~p l~lq~q ~lEd ;JSlt!uO!Sn} u~q~p Á u~p~nd 0:>3 ~p S~J1O~~¡~:>s~qw~ sos~:> soq:>nw u~ ~nb ~slesu~d ;Jp;Jnd OU? '~¡U~I~P~ syw Yl~l~¡!~l ~S Á (~IOOZ '~l~qsu!nD) U9!.JVS!IS;Ji\U/ap souvnuy SOWS!W SO¡S~ u~ 10!1~¡Ut! oreq~l¡ un u~ 9Z!It!u~ ~S owo:> IE¡ 'St!uer~1 Ánw ou s~:>od? S~l¡O ~ ~¡U~lJ OS~:>Ol¡~l Op~:>l~W u~ y¡S~ l~ln:>!p~d

u~ u9!:>eJ!unwo:J

~I ~lqOS Á l~l~U~~ u~ O:>!ijl:> O¡U~!w~su~d I~P ~!:>U~~!A ~I opuen:> 'Áoq Ol;Jd "O:>!W?P~:>~ O¡!qwy I~ ~¡U~WI~¡u~w~punJ U01~¡!W!1 ~S ~nb 01 lod 's;Jfesu;Jw sns ~p U9!:>~~IM!P ~I ~l~d SO¡u~w!p~dw! s~p~nJ °P!U~¡ u~q "so:>!¡dJleJode" sol 'SO:>!U91¡:>~I~ sol OPO¡ ~lqOS 'SO!P~W sol ~ OS~:>:>~I~P s~pennJ!.~!p lod ol~d '~nb OP~!:> s~ ~nbun~ ~syw S~ld!nt)w Á S~¡S!I~UO!:>unJ SOJ!19~¡ SOl Op!Sueq I~n:> 01 ~p U9!S~ldx~ el~l:> '"S~lop~:>!Unwo:>" SOP~w~1I ~lOq~ sol ~p I~ u~ owo:J S~lOP~Z!lO~¡

sol ~p odw~:> I~ u~ SO:J!ldJ/v.Jodv amo:> SOpVJSalU!o¡ue¡ Ylqeq Á

Á~q 'oqnq ~ldw~!s ~nb 'sOIl~ ~p Ol~W!ld [3 "SOP~~~l~~ Á s~:>!¡ew ~p epe¡!s;JJ;JU '~:>!W9¡0:>!P ~¡U~W~pE:>l~W ~nJ 'O¡!X? Á U9!:>~~IM!P ~![dw~ OAn¡ ~nb 'U9!:J -~lnwloJ

ns ~ps~p ~Á ol~d 'el~l:> Á ~¡U~pumuo:>

s~ 0:>3 ~p U9!:>~:>!J!sel:>el

'Uó11Uó11S1P ou ;)nb SOIl;)nbe ;)P e¡;)l:Juo:J pep!le;)l el S;)U9!:Jel~a¡U! el '.ló11Uó1SSJP I;)P U9!S;)sqo eun S;) s!sd!le:Jody 13 "S;)I;)A!Usol SOPO¡e s;)fesu;)w sus ;)¡u;)weue!p!¡o:J l!¡!W;) 'l!:Jnpold 'lem:Je U;)l;)!J;)ld ;)nb OU!S'UeZ!lO;)¡ ;)¡UaWelel SOpel~;)¡U! sol 'e!:Ju;)pe:J;)p el ;)lqOS seJ10;)¡ opueloqel;) ;)¡u;)wes!:J;)ld U;)A!Aalqos so:J!¡dJle:Jode sol Sel¡U;)!W ';)nblOd Jse S;) ;)¡led u3 "e;)¡ueld ;)Sou Opel~;)¡U! la anb eW;)lqold un S;)'SOSU;)J;)PU!S;)lOp!WnSuoo eled eq!lle ;)PS;)PepeUO!:J:J;)JUO:J eas o ofeq 01 ;)P eflns elmln:J e¡s;) ;)nQ ""lelndod" elmln:J eun Á ;)¡le un ;Jp u9!:Jeln:Jl!:J el 'S;)lOf;)W sol ;)P OSln:JuO:J1;) UO:J'OSU;)¡X;)I;)A!U un e ;)¡u;)wleu!J eZ!le;)l as anb U;) 'lelmln:J odwe:J I;)P u9!:Je!ldwe ;)P e:Jod? eun °PU;)!A!A SOwe¡s;) 'U9!:JewloJU! ;)P U9!:Jd;J:J;)1el Á S;)UO!:JOU ;)P U9!:Jlosqe el eue!A!1 Á ;)Iqewe opU;)!:Jeq 'SOPO¡;)P U9!:J!sods!p e S;)lelmln:J S;)U;)!q sol eJp U;) Áoq u;)uod ¡S;)~!a S,l;)pe;)~ 1;) Álelndod el;)AOU el 'Se¡;)!lO¡S!q sel ';)U!:J 1;) 'O!pel el 'SOO!P9!1;)dsol 'U9!S!A;)I;)¡ el ;)nb opep u~~lns sopun~~s sol '(f:I-ZI :LL6U 0:>3 ut)~~S .I~m:>e ~!:>u;Ju!p;Jd ns l~nl~A~ Á 's~s~w ~p U9!:>~:>!unwo:> ~I ~ ~¡U~lJ sopvJ2;J1U! ~ SO.J!ldJ/v:Jodv U;J 0~3 oP~qw fl ~p U9!:>~:>!J!S~[:>~SO!leA amo:> ~P~l~¡!~l 'e:>!sYI:> U~¡ el e l;JAIOA ~¡U~S~l~¡U! S~ 'U9!:>:>!J o¡uyn:> Á P~P!I~~l s~ O¡S~ ~p o¡uyn:> l~A ~p s~¡uy '¡~Ul~¡U¡)

LS I

i ~l~¡?:>¡~ 'le¡!I~¡~S U9!S!A;JI~¡ I~m:>~ U9!:>~:>!unwo:> el u~ ~¡!A~ sel ~nb eJ~olou:>;J¡ ~un e Se!:>el~

~'tI38SNln~ 3nOI'tlN3


58

Realidady ficciónsobrelos medios Integrantes de esta nueva (y vieja) categoría están por todos lados: también, como se verá más adelante, desde aquellos que son profetas de una nueva humanidad renacida, liberada y recuperada gracias a la magia comunicativa que todo lo puede, hasta quienes tienen alguna mirada crítica (o que dice que lo es sin serIo seria y realmente) pero estánencandilados y por demás subyugados por el encanto de las nuevas tecnologías ante las que se inclinan reverentes o con mínimos cuestionamientos. Es entonces cuestión de analizar el problema y ver cuánto hay de realidad y cuánto de ficción en el actual mundo comunicativo respecto a lo que ofrece para el crecimiento y enaltecimiento de un desarrollo humano liberador que intensifique el conocimiento, posibilite una real comunicación dialogal, permita elección de verdaderas opciones, facilite el intercambio de propuestas sociales y políticas, y todos 10setcéteras conocidos e indicados por los defensores de esta especie de paraíso comunicativo actual y futuro. Dada la gran cantidad de aspectosintervinientes, sólo podrán verse los ejes estructurales del problema, los que, aunque de alguna manera separados en las páginas siguientes, deben versecomo profundamente inte"elacionados: la concentración cada vez mayor del control de los medios -sobre todo Jos electrónicos, o sea los hegemónicos- y sus consecuenciaspara el contenido dominante de lo que se difunde, se silencia o se tergiversa; el alarmante predominio de lo conocido como pensamientoúnico que, aunque con apariencia de una ficción de diversidad mediática, presenta una idea de "realidad" y de sentidos de vida marcadamente coincidente con las propuestas neoliberales, a través de una serie de ideas-fuerza que se enumeran; el notorio reemplazo del "pensamiento crítico" -en el campo comunicológico y en generalpor una aceptación de lo existente, sea de manera directa o a través de posturas pseudo-críticas con base en marcos teóricos hoy de moda (sobre todo de algunas variantes de ese difuso conglomerado conocido como "posmodernismo").

Control de los medios... Durante largos años un importante sector de estudiosos de la comunicación y de la realidad política pusieron fuerte énfasis en la importancia que el control y propiedad de los medios y agenciasde comunicación tienen para el contenido que se difunde, insistiendo en la inexistencia de neutralidad ideológica y, por el contrario, en la intencionalidad -latente o manifiesta- de transmitir una determinada visión del mundo acorde a sus intereses y propósitos, con plena conciencia del poder de los medios. Infinidad de estudios lo demostraron, teórica y prácticamente, lo que produjo una importante reacción que


-u?!punJuo:) anb

'U~U!Wla1ap

a:)!p as apuop

'sal~8nl

01 JS~ saÁal soq:)nw

S~I Á U9!:)n1!1SUO;)

ua

~I anblOd

anb

SOl SOp01 ~l~d

1~101 a1uaw~:)!1:)Yld

~ S~1S!Aal Á SO:)!P9!lad

ap l~ua1ua:) salq!sa:):)~

un ap syw Á s011~ Ánw

anb sal~1!la1~S

~!Idw~

ap P~P!U!JU!

uo:)

U9!:)~lqod

ou so!:)ald

sauo!s!wa

°lloll~sap

ap ~w~8 la uo:)

'A.l

's~lIa

U9!snJ!P

l~gaA~u

01 01sa

Á-

~ lap~:);)~

p~1Iaq!1 '(A.l-1:)al!G 0la1ua

~un

.1

~1S!X~

(uup~nd

UD;) UUl!1¡1)

Á Á){S ap SOSU;)

opunw

ap S~IOS!Wa

~rU1U~;)lOd ¡U upu8~!!

sa¡d!11t)Ul

:U1!¡!;)UJ

1~1 ~ s~!:)~18 U~Jl!1S!X~ Áoq ~nb

Á .sO!lodouow

lod

~I ap odw~:)

sns u~W~I:)Old

~I ap a1u~110dw!

uo:)

Á O!P~1

I~ Á U9!:)~Z!I~laq!1 ~I u~:)~1sap

opUa!dWOl

'~A!1~:)!unwo:)

'-salosuaJap

08¡~

anb 01 ~s~d o 011~!:) sa 01Sa? Ol~d .~lIa

Á~ u~la!nb ~1S? '1aula1uI sauo!:)do un ~l~d Ua1!Wlad

~I anb 0:)!8910u:)a1 sauo!:)do I~P osad ~IOq~

sns ap

u~la!s!nb

O l~í~1S~

saua!nb

la OP~Z!I~I~q!1 I~WlOJ

~Jlq~q

~A!1:)adslad

~lud

l~pod U11~!qU

°1~POUl

~un

~1s~

aps~a .SOA!1U;)

-!unwo:) sal~u~:) sol ap ~JlOÁ~W ~1nlosq~ ~I ap U9!:)~Z!1~A!ld Á 'A.l Á O!P~1 ap S~IOS!Wa ap Ogl~:) ~ sal~1~1sa SOWS!U~gIO

~q:)nl

la lod

u~la

-!WOP

°lapow

apuop

'~dorn3

~I Op~IIOq

ap "p~1Iaq!I"

SOI~!:)U~U!J op~:)law 'Á opunw

~nb

ua Op01

alqos)

~q 'OA!1~:)!Unwo:) ~un

SOWS!U~gIO

.O!:)lawo:)

U9!:)!I~d~sap ouana1

~p p~1Iaq!1

sol Á sasJ~d

~I ~P!AOUlOld sol ap (S~1UUU

~I ~P!AOWOld

I~ ~p~Aall

'anb

':JIWON

0:)!Ul9UO;)~

~I ua ~ra uo:) sal~UO!:)UU1~1U!

sol SOP01 !S~:) ap ~wgoP

owQ:)

l~l~q!IO~U

ap ~Jwouo:)a ~I ap ~1nlosq~ ~Juowagaq ~I '1~1U~w~punJ ogl~ la:)la1 lap sasJ~d sol ap (~A!1:)~ ~!:)U~1SU! owo:) Á) U9!:)~z!u~810

U9!:)!lP.d~sap

~:)!1:)Yld

ap a11~d 10Á~W :~1ualaJ!p

~I 'souana1

Ánw

~PU~lg

ou

odwa!1

soP~1s3 un

'S!S!¡PUV

'O¡.lvp.lo.:Ja.l

alUV1./odlU!

~:)!I?WV

~lqOS

ap

SOP!dYl

's?ndsap

ap s!Jrnld

~I

aUla;) U¡ ~p

lap sasJud sol

'0:)!1JIOd)

SOU~11~1

zaA ~p~:)

~sa

.oq:)aq

lod

anb

opunUl ap u;)od?

ap ~JJ~l'iiO!¡q!q

ua 's~uall

uuqU1S~

O!I~sa:)aUu!

sg

SOIOJ sol SOp01 u~ S~!:> opunw la:)la1 ¡ap s~sJ~d

~I ua ~!:)uanIJu!

~I ua oagod~

sal~!punw

ap 91!1al

uo:)

S~!:)u~1od

as 01:)aÁold

'~na1~lguI

a1uaw~!ldw~

a SOp!Un

sa owo:)

un ap 01:)aÁold

u~18

ns OAn1 anb ~1sa1o1d

Á s~p~1uaIJua

u~13

oAanN

O~ ap 10papallV

OlUO.:J Á v.:J!.I<}IS!lf V!.lOUlaUl '~:)od?

ua 1~ln:)!11~d

I~ S01~P 1~la1!al

sns

ap ~p~:)?P

~!:)uasald sor¡o

olla

~I OAn1 'OP!:)ouo:) uaplO

syw

soy~

'u<}!.:Jv.:J!UnlUo.:J V¡ ap OdUlI1.1 sol ua alua.la!!p ÁnlU ¡Vnl.:Jv pvp!¡vaJ sa o.la¿

~11sanu

~p 01:)adsal

.sal~UO!:)~ula1u! sns lod u~q~w~l:)

Á soq:)alap

ua '( sal~n1:)ala1U! Á 0961

~un

uo:) 'SOdWa!1

1~1 UOl~UOpU~q~

~1lanJ

OA!1~WlOJuI

opunw

'0:)!w9uo:)a

soun ua 011ua:) uo:) 1~IOd!un

la 'SO!qw~:)

ap osd~1

Á saSa.lalU!

O¡ uO.:J U<}!.:JV1UO.ljuo.:J ap VlU.lO!

v.lvd

anb

a1lanJ

P~P!I~IOd!q

al1ua

~I '(1~1!I!W

anb SOp!Un

sa ~w~lou~d

Ánw

svpanbs~q

ua a.un.:Jo anb

s~1 '~U!1~'l

sol ap Á SOP!:)ouo:)

sns u~q~a1u~ld sol

soP~w~lI Á ~JPlaq~1

sol SOp01 u~ U?!qw~1

~I ap U9!:)~U!ploqns

sol SOp01 ua U~U!WOP un

~1sa ua

¡ap o.lluap vun

V¡ .lv.uoq

Á sauo!:)~g!1SaAU!

-unuap

~I ap sozua!wo:)

a1Ua!n'ii!s

U9!:)n1!1SU!

~1s~q

ap U9!:)!sodo I~!punw

6S I

I~ ~nb sopu1sg

'anb

la 'OJS3Nn

(:JIWON)

~I 9!AOWOld

~~38sNln~ 3nol~N3


60

Realidad y ficción sobre los medios

dose la realidad con el discurso y la legalidad?2 Por supuesto, esta pregunta no es nueva porque siempre se ha planteado, pero en este momento se intensifica ante una realidad bastante diferente y una prédica insistente en tal sentido, con una muy escasay minoritaria oposición que llega a pocos, los que no se dejan confundir con las apariencias. Porque el campo comunicativo no es -no tendría por qué serIo, sino al contrario- una excepción al conocido proceso de concentración que se produce en el mundo como consecuenciadel modelo neoliberal y la llamada "globalización". Es cierto que Internet -más allá del sistema de espionaje Echelón y los por ahora tibios intentos de censura a ciertos campos como la pornografía infantil, pero que pueden ser anticipos y pruebas de otra mayor (Islas y Gutiérrez, 2002)- sigue estando abierta a quienes pueden acceder a ella (altos sectores en los países ricos occidentales, por ahora muchos menos en los demás,escasísimosen los muy pobres); como también lo es que, en algunos casos, existen medios alternativos que antes no hubiesen podido nacer ni subsistir, sobre todo en los regímenes abiertamente represivos del "socialismo realmente existente" o de las dictaduras latinoamericanas. Pero al menos dos preguntas interrelacionadas son centrales: si las expresionesrealmente alternativas pueden acceder a los medios electrónicos, los que realmente llegan a las amplias mayorías; y si pueden verdaderamente competir y enfrentar al que algunos llaman el "pensamiento único" absolutamente dominante, sobre lo que luego se abundará. Respecto a lo primero, la respuesta es un claro y categórico no, sin necesidad de ninguna demostración, por su clara obviedad, salvo escasísimas excepciones.En cuanto a lo segundo, también es evidente, tal como seplanteó en el artículo antes citado, donde se menciona el mantenimiento de las agencias de noticias de siempre, el surgimiento de mega-editoriales y el crecimiento de las fuertes empresasaudiovisuales: Las que no se inscriben en sus esferas de acción tienen un peso cada vez más reducido, y su importancia cuantitativa no puede compararse. ¿Qué puede hacer, por ejemplo y para dar sólo uno local, Radio Educación o la revista Procesofrente a la capacidad de llegada internacional de Time- Wamer, CNNo similares, o dentro de México respecto a Televisa o TV Azteca (que, por otra parte, están cada vez más vinculadas -en términos económicos y en contenidos- a empresastransnacionales)?

2.

Es muy conocido que hoy existe en el mundo entero un muy alto porcentaje de no credibilidad en las instituciones en general, con marcado alto porcentaje respecto a los políticos, la policía, el Parlamento, la justicia y la vigencia de la democracia. Los fuertes datos presentados en un trabajo anterior (Guinsberg, 2002b), en pocos años han sido superados con creces.


as 'S1!!l1!!P 1!!paw ~p sa¡1!U1!:> S°'1 a1dwa!s

Á S1!lOq Sa1¡ S1!II1!1U1!d sns U1!¡dWa1UO:> SOU1!p1!pn!:> SOl opU1!n:> 'U9ISI¡\;¡I;¡¡ "S1!¡11!Ua1j U1!8!suo:> SO11S!U!W ap ofasuo:J ¡ap S1!1¡nW S1!( anb UIS ')q1!

UY1sa sasuap!UnOp1!1Sa

U9!:>nq!11S!P ap So!¡od08!¡0

SOl ap S1!¡\!1:>1!0:>S1!:>!¡:>YJdse'1"

';¡¡ueu -0!sa1dw!

o!:>1!dsa un u1!)l1!dn:>o

anb SO110 Á 'so!paw1!8aw

ap sauo!:>1!lodJo:>

S1!110 UO:> S;¡U

-°!Xauo:> 'S1!¡\!¡lodap sauo!:>ow01d Á sod!nba 'Sa(1!la11!¡0:> Á ¡aU1a1UI 'SO:>S!P ap seJo¡:>npoJd 'Sa¡1!!lO¡!pa 'A.L Á au!:> ap S1!101:>np01d 'S1!lOSnj!pO!p1!l ap 1!1S!¡ a1U1!UO!S;¡ldw! Eun e8;¡J8e as 01sa V "s~odS .laUlI1M aw!.L '118as ¡I1UI1J "f.lOMlaN lUaWU!I1~alU3' '¡I1.11uaJ ,(palUo.J ap a¡led 'xuwaU!J 'OflH "f.lOMlaN UOO1.1I1J' .lau.ln.L SI1:>!SPD SI1¡n:JJ¡a¿ 'saullpl1aH O.la!:J!I°N 'lNl 'Sfll '¡I1UO!II1U1alU¡ NN:J 'NN:J OWO:> a¡q1!:> 10d U9!S!Aa¡a¡ ap sa¡1!U1!:> ~9661 ua S;¡lo¡d!J:>sns ap saUOII!W ZI UOO 'a¡QI1J .lau.lI1M aw!.L ~SOP!Ufl sope1s3 ap 1!¡u!nb e¡ '(eM) "SO.lf/ .laU.ll?M) U9!SiAa¡a1 ap S1!uap1!:> ~(1!ua:>op 1!110 Á S:J!WOJ :JO ap %O~ '.la.(1(l?7 ul1:J!.lawv ap %~Z'Eg 'a¡doa¿ uaa.L '.{¡'f;1aM lUaWU!I1~alU3' '8U!i\!7 ~I1M1S 111{~I1W '1¡l1aH 'lasuns 'a¡Ñs u/ '8U!IU;1.1l?¿ '.(;JUOW 'a¡doa¿ 'aUll~Od 'pall1.11SnllI s~odS 'saw!.L) S1!1S!Aa1 sa¡d!¡(i)W aÁn¡:>u! J;¡UJn.l-1;¡U -leM-aw!.l 'o¡dwafa 10d ')SV "(SOlaW!ld 0111!n:> sol) solla ap soun8¡1! ap s;¡pep;¡!doJd se¡ U;¡q!l:>sap as Á ~U9!S!A;¡¡q1!:> ap OSO(O:> 'Ú::>.L) ":>U¡ SUo!¡e:>!unww°:J-;¡(a.l ~n;¡UU1!O ~!q:>:>ed!¡ ~1!!u1!wa¡v

'se::>-asnoq8u!¡SaM

~UOS01:>!W ~WO:>1!!A ~SUO!11!:>!¡qnd pa:>U1!¡\Pv-asnoqMaN

-!d-anaq:>1!H-1!111!W

ap 'u1!WS(a¡lag

~::>eN-:>!1¡:>a(3

(1!laUao

~":>UI se::> f,oq

~q:>op1nw

¡ladn}J

ap 'uo!¡1!10d1°:J sMaN ~lau1n.l-1aUl1!M aw!.l ~::>eV-Sa!1!:J ¡e¡id1!:J ÁaUS!a :sa¡ueu!wop SO!lOOW! a:>op SOp1!lap!Suo:> sol uaq!l:>S;¡P as JIIV "S;11UI18!8sauo!:JI1.10d.lo:J SI1¡ 11!:JI1./:JOlU;1p 111 o.l8!¡ad ua uauod'{ l?!:Jualadwo:J 11¡UI1UO!S.lO1S!P 'U9!:JI1:J!unwo:J ap so!paw sol UI1U!lUOP olU9.J "so!pawI18aw 'la8IV u1!aa ap olq!(¡a ua aS1!q uoo 01!1:>sa '(OOOZ '1!Z1!W) soye sop ;¡:>eq ap 0:>!1sJPO!lad 0(n:>J111! un ua aS1a¡\ apand U9!:>e1¡Ua:>uo:> 1!1Sa ap 1!W1!lOU1!d ;¡¡uapun¡uo:> olad a¡\a1q un '1!laU1!W 1a!nb¡1!n:> aa "U9!:>1!:>!unwo:> 1!¡ ap sa10p1!8!¡sa¡\u! 10d SOU;¡W ¡1! 'OP!:>OUO:)

Ánw

08¡1! a1qos SO¡1!P 1a:>a1jO O!l1!S;¡:>aUU! sa

t.SO~dOln~ s~sJBd ÁnUI

~p osnl:)U! OPUBSBd

BtnlosqB

'SOt!qUIY

°tUBt

Bl~UBUI

S~ld!nt)w s~tS~

~p

U~U~!t

lod

SOS~ U~ Á '.:)t~

~p °PUBU!WOP

S~A~lt ~nb

~

Ol~tU~

U9!SnJ!p

SOl OUIO:)

S~l~UO!:)BU

'S~UO!Sl~A!P

l~

;¡nb 11!la1!a1

'OpUnUI

~p

~~n~

~ OP~~~II

opu~n:)

~nb

~sn~:)

~tU~P!A~ !U

a1Ue¡10dw!

s3

"E

lod 1;)

OtS~ V

'l;:J(¡!q:>S) l;:Jpod

ou

Á BqB!J!U!

sog~

9:)BtS~p

B:)!J!Su~tU!

Bl~d

lol~A

l~

BPBt!lli!1 o SOP!t S~tUB~

SaltO !U

~s

lod

soPBl~IOt

'S~I~UO!:)~USU~lt

S~ 'S~l~I!UI!S

s~l

'SYW;:JPV

a IRUO!:>RU

;:Jp SR1O¡:>npO1d RI ap O!P;:JW locI

~Jq~q

'SYlt~

01 S~:)UOtu~

s~sn~:)

lBtU~S~ld

BI lod

~S ~nb

S~UO!:)~:)!J!U~!S

Blli!;)U;)

~q~p

:Z661

RI 'U9!SURdxa

sol l~

un

S~tU~P!A~

~un

~nb

~tBlt

;:JIRm¡ln:>

(¡RUO!:>RU1;:J¡U!

RI Á safRSU;:JW sol

RI Á U9!snj

S~I~A!U ~p

OSO!pmS~

'~l~qsU!no)

~p U~~~W! soq:)nw

~p ~p

'S~IB!I!J

S~P~P!1U~-B~;)W

01 ~SlB~~l~B

UR¡uasaJdal

;:Jnb 'RJ1aU!8RW!

~tl~UJ

~UJ ~nb

:~100Z

~lml~d~

sol

un u;:JÁm!¡SUO:>

SOPR¡SH U;:J O¡UR¡ 'R!:>U;:Jnuu!

Run Áoq

RI uaÁm!¡SUOO

SRsa 'U9!:)BZ!IRUO!:>RUSURl¡

O:)!tJl:)

s~ ~nb

SO!P~W SOU~U~

SO!P~W

OSl~A!Un

Á S~UO!S~:)UO:)

S~A!t~:)!Unwo:)

U~!qUIBt

Z;:JA RPR:> ;:J¡u;:Juodwoo

I;:JP O¡S;:Jl I;:J U;:J OWO:> SOP!Ufl

R1ajS9W¡R

SRI) SR!J¡Snpu!

:s~l~m:)B

ns ~tS~q

°19s

UDS S~l~I!W!S ~ ~tU~lJ

Á Sop~:)!PU!

OpBlliBIII;)P

SBI ~p

IBnS!AO!pnB

S~IBUB:) U~

l~UI!ld

S~UO!:):)npold 'SB!:)!tOU

'S~lOP!nq!ltS!P opunw

~l ~p OP!:)OUO:)

("(601 IR1;:JU;:J8 U;:J RJWOUOO;:J RI ;:Jp JOÁRW "opunw

;:Jp U9!:>R1¡U;:J:>UOO ;:J¡URUO!Sa1dw! IRJmln:>

U9!:)~JtU~:)uo:)

~S ~:)!tY!P~W ~p~nUI

"(IL-OL Á I~UIloJ -!UIl~d -!~-~~~UI

1.9 I

soqJnw

l~~~U

U!S

E)~38SNln~ 3nOI~N3


62

Realidady ficciónsobrelos medios Una muy simple y elemental mirada a las programaciones televisivas y cinematográficas en América Latina y en el mundo en general, muestra claramente el predominio absoluto de Estados Unidos -según los citados conglomerados mediáticos- sobre incluso la suma de las producciones de otras naciones (como ejemplo, véase SánchezRuiz, 1998). Con base en lo anterior, es incuestionable que, sólo como ejemplo, al estilo de muestra representativa, el peso e influencia de las programaciones infantiles vespertinas del canal 11 de México -realizadas con un criterio muy diferente al de la mayoría de fuerte rating- es muy inferior al que produce el alud transnacional citado. y así en todo, como se verá más adelante con algunos casosinformativos. Esto no es por supuesto casual, como también ha sido siempre indicado por la corriente crítica de la comunicación. No se trata sólo de la búsqueda de gananciasdirectas por la comercialización de los productos mediáticos -aunque no son nada despreciables-, sino de aspectosestructurales mucho más importantes: la utilización de los medios como instituciones hegemónicas en el proceso de conformación de los sujetos que posibilitan el mantenimiento y reproducción del sistema de dominación, y el papel actual de los medios (la llamada sociedad de la información) en tarea similar dentro de los procesos económicos, ambas partes profundamente interrelacionadas. Aunque luego se verá algo respecto a lo primero, lo central está desarrollado en trabajos anteriores (Guinsberg, entre otros, 1985, 1988, 1991, 1999,2002a), por lo que, aunque sea muy someramente sobre lo segundo, no solamente "el sector de la comunicación ocupa ya el lugar central en la economía de Estados Unidos" (Schiller, 1997: 20), sino que una parte del mismo -la informático- es uno de sus ejes estructurales, y la otra sevincula a los objetivos citados antes de la manera que se indica: La corriente de pensamientoaglutinadaen el neoliberalismoactualsuponeun sistemaideológicode significacióny representaciónde fenómenosde interés socialy, simultáneamente, la negaciónde esacargaideológica.Y enestacontraposiciónradicauna de lasprincipalesfuentesde legitimacióndel neoliberalismo actual: el caráctermeramentetécnicode regulacióndel ciclo económicoy aparentementeneutral respectoa los interesescorporativos,sectorialesy de clase social.Comoherramientatecnócratay equidistantede los agentesimplicados,el neoliberalismocontieneuna fuerte dosisde persuasiónsobrela opiniónpública resisten a dejar de privilegiar las ficciones norteamericanas en su programación. y el audiovisual europeo, que en las negociaciones del GAlT resucitó la fenecida doctrina del NOMIC para defenderse de la colonización cultural por parte del imperio, demuestra su impotencia e hipocresía con la pésima circulación intraeuropea de sus productos. Los alemanes no ven cine español, como los españoles no ven cine alemán. y este desencuentro se produce en todos los países de la Unión Europea" (Gubern, 1995: 5).


lB uBln:>U!A 'U9!:>B!:>UBU!J ~¡UB!P~W '~nb '-BJ~¡?:>¡~ U9!S!wO:) °IlOJJBS~a -unw

'O!:>J~woJ

'B!:>UBJd ~P O:>UBg 'Badom-a

~P Á SBJ~UBnpy SBJ!JB.L ~Jqos IBJ~U~

Á U9!:>BJ~dooJ

D:>UBg-

OpJan:>y 'O:>!W9uo:>-a

~p U9!:>BZ!UB~JO 'IBUO!:>BUJ~¡UI O!JB¡~UOW °puod

'IU!P

SB!JB¡~UOW Á SB:>!W9UD:>~S~UO!:>m!¡SU! S~pUBJ~ SBI UDSS~IUd!:>U!Jd

S~¡U~nJ sns .SPOOM UO¡¡~Jg ~p SOpJ~n:>B SOl ~p U9!SB:>OUD:> '17661 aps~p Up!UIJap Á BpBlnWJoJ

'OP!:>~p

JSB JOd 'Op!S BH "JBUO!:>BUJ~¡U! IB¡!dB:> I~P SUI JUln:>!¡Jud

U~ 'SB:>!W9UO:>~ SBZJ~nJ ~p o¡unfuo:>

un ~p S~S~J~¡U! sol ~p IBSJaA!Un U9!sua¡

-~Jd UD:> so:>!~910~P! SOU!WJ?¡ U~ U9!:>:>npBJ¡ 1!'J ¿O:>!Ul) O¡U~!WBSu~d la sa ?nO?

apu°}f

37

~p

Á op!punJ!p

JO¡:)~J!P

t!l{

~S ~nb

I~ u~ t!¡d!J:)sut!J¡ V7) UOSSJ~PUV Á s~lt!ut!:)

I~ Jod t!:)!J9~¡

't!J~pun)l Áo~

~¡U!~A

S~¡U~J~J!P

"sa¡ua¡s!XéJu!

omo:)

Jst! 0~1t!

s~u~!nb

I~

1°J:¡uo:)

t!pt!tJn:)t!

t!P!¡Jt!dmo:) -(t!IOOZ)

t!Jn¡sod

opt!¡!:)

oun

t!!JO¡S!l{

t!m~¡s!s

OPO¡

U~A:)S sopOt

u3"

OP!u:)¡uo:)

t!1 u:) u:)¡S!SU!

t! O¡:J!J¡S~JJ!

Ot:)dS:)l

st!:Jod u~ ul!¡S:) sep E!:JU:)¡S!X:) El E Ot:)dS:)l

t!pt!mt!l:Jold t! S~UO!:)t!¡!W!1

s~put!J~

El 'se:)p! s:)tu:)n:)

SOl ~p pEp~!dO1d

~p st!!:)u~J~J!P

t!1 t!pO¡ oput!n:)

sopt!¡sg:

St!1 E otln:J

01 ~nb

I~P pt!P!:)t!dt!:J

:)p

I~ u:) Á

,( :)ZOOZ '~1:)q

'opunm

I~ OpOt u~ sou

st!I ~p UJPt!It!d

~nb U~~J:) s~uolI!m

st!I t! ~¡U~JJ Ut!p!It!AUO:J

u~ ~¡ut!u!mop

'Z~PU?U~w

°ln;,we

:IOOZ 'VPVU.lO¡ t!1 Á 's:)lt!ue:)

t!!:)~ns

ua .laa.l:J ua:Jvlf anb S;J¡UJ.lJj!P u~ opt!J~¡!~J

~p t!!:)u~¡s!X~

ns 'sout!m

S~ t!:J!J9wnu

Á S~:)OA ~p pt!p!SJ~A!P

~p Pt!P!:)!ld!nnm ~p pt!p~q!1 t!un -so!p~m "U9!u!do

t!1 u~ J~~J:) J~:)t!l{ OPt!J~OI t!l{ u9!qmt!¡ t!1 's~pt!p~q!1

u~ SOP!Ufl

s~Pt!P!It!~J

IB1~q!IO~U .lJ'lmu-hnod

:anb!¡vUJo¡Ó!a u~ °P!¡1:)AUO:>

t!Á 10!J~¡Ut! (t!LI

t!1 s~ '"It!n~!

~s ~nb s~ U9!S~Jdm! J~A ~p~nd vun

un ~p od!¡ ont!

'~¡U~P!A~

S~uo!u!do

t!J¡s~nm

JO!J~¡UE 01 OPO¡ !S ol~d t!¡nlosqt!

01 t!q~rudmo:J SOl Á t!!:)t!J:)om~p

~nb

S~ld!n1)m

o¡ua!wvsuad

o¡u~!mt!su~d ~p S~ ou oJ~m1)u

~p YIIt! sym 'oJ~d

I~ u~ ~¡U~¡s!X~

St!1 ~¡u~mt!:J!J9~~tt!:J ~p pt!p~q!1 sol{:)~J~p

Jt!ln:)!Pt!d

t!nn:)o

J~:Jt!l{ ~p It!J~U~~

sym t!1 t! Jt!I!m!s-

t!1 ~p t!¡t!J¡ Á U9!S!A~I~¡ ,{ pvp!s.lal\!p

01 ~p S~UO!:)t!!Jt!A 'O:J!U~

u1)~~S Js Jod st!1 ~nb

opunm

I~ ~:)t!l{ ~nb U9!:)d!J:)s~p

t!ms!m J~:)t!l{

pv].Jaq!l

UO:J o.lad oms!m

un

t!J¡ut!Jt!~ ~¡U~mlt!~l

t!1 ~p

~p t!!Jt!J~¡!1

t!¡st!~U!:)

"t!ln:)JI~d

sol ~J¡U~ JJu!ddvz

sv!:Jua!.lvdv

~:)t!l{

sotJt!

o:)!u1)

~p t!un~lt! -!punJ!P

1t!.L ¿ It!n¡:)t!

~p U9!S~Jdx~ S~? U9!snJ!P ~p sout!~J9 st!1 ~p U9!:)t!~lnA!P ~p Á u9!:)t!mJoJu! -~suo:)

O!Jt!J¡uo:)

-su!no)

t!su~Jd -t!mnl{

El{ ~Jdm~!s uo:)

Á JOsu~J:)P °p!S omo:J

JSY 'SEII:)

S~UO!:J:J!J SEI 1:):)1:)

t!nt! t!1 J~:JOUO:J~l ~p s3

8JQwo4

.(El :8661

18P

IOJlUOJ"""

BJ:>JBD) "S~JOIBA sol Á SBJ~OIO~P! sul ap

U9!:>BU!WB¡UO:>" BI ~p U~~lBW lB 'JO~!J Á PBP!A!t~fqo

E9 I

I~P BA!¡BWJOU Á BA!¡!sod

~p O!:>!:>J~f~ "OUBS" un OWO:>

U9!¡S~~ Bl1B~znf

B ~pua!¡

~nb

~'!:I38SNlnl;) 3nOI'!:lN3


64

Realidady ficciónsobrelos medios servicio de sus ideas, a través de todo el planeta, numerosos centros de investigación, universidades, fundaciones..., las cuales perfilan y expanden la buena nueva en su ámbito.

Este discurso anónimo es retornado y reproducido por los principales órganos de información económica, y particularmente por las "Biblias" de los inversores y bolsistas -The Wall Street Journal, Financial Times, The Economist, Far Eastern Economic Review,Les Echos,Reuter, etcétera-, propiedad, con frecuencia, de grandes grupos industriales o financieros. Desde diferentes ámbitos, las facultades de ciencias económicas,periodistas, ensayistas,personalidades de la política..., retornan las principales consignas de estas nuevas Tablas de la Ley y, a travésde su reflejo en los grandesmediosde comunicación, las repiten hasta la saciedad. Sabiendo con certezaque, en nuestrassociedades mediáticas, repetición equivale a demostración (Ramonet, 1998: 15-16, subrayado final mío). Por supuesto, tal pensamiento único no se expresa sólo, como podría creerse de la lectura del párrafo anterior, en ámbitos o informaciones económicas, sino que se proyecta en todos los terrenos, tanto de la información como en el entretenimiento, como una concepción general acerca de la vida y del mundo: como una ideología,recuperando una terminología que a muchos le molesta por considerar fuera de moda y sin valor. También en textos anteriores (Guinsberg, Matrajt, Campuzano, 2001; Guinsberg, 2002c) se describieron los objetivos y formas de lo que algunos "teóricos" denominan "la otra guerra", es decir la que se libra no con armas bélicas sino por "el control de la mente humana", donde dos de sus principales instrumentos son la presentación de una determinada realidad -la de quienes controlan la información y la difunden de acuerdo a sus intereses-, y la estrategia basada en la "intimidad", que apunta no a la racionalidad sino a la sensibilidad de la imaginación, o sea lo que se ofrece tanto en anuncios publicitarios como en telenovelas, reality shows,diversiones, deportes, concursos, etc., que constituyen el porcentaje fundamental de casi todas las programaciones.5 Lo anterior no significa negar la existencia de pensamientos distintos, i incluso en medios masivosque podría pensarseque nunca escapandel sistema al que se integran, pero generalmente se trata de planteos marginales en determinadas circunstancias (sobre todo en algunas informaciones y en programas de opinión, éstos últimos casisiempre circunscriptos a receptores más politizados), y sobre todo como algo que hoy difícilmente puede evitarse.

5.

En el estudio de esta problemática es importante un libro no precisamente nuevo pero que se mantiene actual, del cual se sacaron informaciones muy valiosas, sobre todo declaraciones de funcionarios de instituciones propagandísticas estadounidenses acerca de los objetivos de éstas y sus manejos (Eudes, 1984).


.(100l 'gl~qsU!nD) 10!1~1U~olq!1 un u~ ~:>od? ~11s~nu ;JpS\)J,g -91(OJI1d)0:>!sdS~:>!1SJ1~1:>~1~:> S~I Á ~:>!11}W~lq01d1~1~lqOS 10Á~W °IlOll~S~p un .(01 :8861 'Á)jZ1~Aod!,) "1010J!U:>~1 u~ °J:>~A I~" ~l~U~g ~nb l~I~Il~S I~ ~wnS~l ~l~U\)W ~ungl~ ~p ~nb '\)!Ju~n:>~suo:> sns ~p 01U~!W!:>OUO:>~1 01~1:>I~ ~s~d 'Á)jZ1~AOd!, ~p 'SO110 ~11U~'OS\):)

. 1:) U~~!I!q!sod

:)nb ol:)d s~p~m~I;)Old

.~!;)u~u~8 :)p U9!;)u:)~qo ~I Á O~!X? Á s~p~~d:);)~ S:)I~lom Á S~;)!~? s~rn

-lOU u:)IO!A -~1:)~?;)~:) '~l:)!;)U~U!J u9!;)~In;):)ds:) el '0;)!JY1~0;)1~U 1:) 'U9!;) -dru10;) ~I UD;) :)lrn;)O I~:)l ~P!A ~I u:) omo;)SO~S?:)nbun~ 'sop~;)snq SOA!~:)fqo sol :)p 01801 1:) ~l~d ~;)!ut) S:);):)A s~;)od OU Á Z~;)!J:) ~JA OliO;) ~p~~u:)s:)ld oq;):)q :)p S:) '"osrn;)s!p :)IqoP" O;)!sYI;) ~Á un :)p syrn oldrn~f:) un u:) ':)nb ol~d s~lq~l~d u:) ~z!~~m8!~s:) :)s :)nb ~!;)U:)IO!A ~ufl .0Jun!II I:)P ~p:)nbst)q ~I :)p Á SO~;)!IJUO;):)p u9!;)nlos:)1 :)p oms!u~;):)m omo;) ~!:) -u:)IO!A ~I :)p osn I:)P 'OA!~~~!I~n;) Á OA!~~~!}u~n;) 'o~u~m~l:)U! op~:)lern 13 . pornsod 9.omSIu1:) . I:)P s~rn~sod s~un81~ 10d ~P!AOmOld Á ~p~Áod~ u?!qm~~ ~!:)u:)pU~} 'Op~;)l:)m :)p ~JWOUO;):) ~I :)p OA!~:)fqns 0}~1:)110;) OliO;) ~;)od? ~IIs~nu u~ s:)~u:)!;):)I~A:)ld S~}s!l~np!A!pU! S~!;)U:)pu:)~ s~I ~ °P~;)!J!su:)~U! o~u:)rnoJ 13 . .syw:)p sol :)p ~P!P19d ~I ~ ~~u~lJ so;)od ~p o oun :)p °Jun!l~ I~ 1~1:)U:)8 ~!;)u:)pu~~ ~~s:) :)p ~W~IIX:) ~W10J ~un ~nb syrn UDS ou ~pOW :)p ~lOq~ SMOl{S Á1!lva.l sol 'OP!~u:)s :)~s:) u3 .sOA!}!}:)drno;) ou soIn;)uJA Á P~P!l~P!IOS :)p ~:)P! ~I :)p s:)UO!;);)~ s~I u~ ~f~q ~I Á '~}S!U -!AU~P-I~!;)OS ~q;)nl ~un u:) sopo~ ~l~UO;) SOPO} ~}u:)m~;)!};)Y1d l!~~drno:) :)P P~P!s:):):)u ~so!l:)dm! ~I '-~!l~S:);):)U syrn s:) U9!;)~z!I!~n ns Á :)~u:)s~ld sym Z:)A ~P~;) y~s:) u9!.?vua!lv :)p

osn

Á ~!;)u:)u:)~

~I 'oJun!l~

~I

10d

:)P U9!;)OU ~f:)!A ~I ~pnp U!SSOP~U!W1:)~:)p

1:) '0~!X9 1:) :)puop

uy}s:)

~P!A :)p sol:)porn

OS~;)~lJ

1:)

s~J:)u~;)l:)rn Á ~}Oll:)p

:)p U9!;)~~U:)S:)ld ~'1 .

:S:)~U:)l:)J!P Ánw :);)~q sol :)nb u9!su~rn!p ~un U~ZU~;)I~ ~lOq~ ':)~u:)w~!A:)ld ~J~s!X:) ~Á 01[:) opo~ u:)!q !S .so!p~rn sol :)p SOP!u:)}UO;) s:)l~n~;)~ sol :)p s:)I~;)U01~ s:)f:) sol :)p soun81~ °19s UDSs:)}u~!n8!s sol '-s?nds:)p Y1:)A :)s omo;) 'u:);)~q 01 ou :)nbun~ 's08019;)!UnWO;) sol ~led pep -!lO!ld

~un l:)S ~J1:)q:)p :)nb-

OA!~Sn~qx:) S!S!IYu~ un :)p s:)uO!su~~:)ld U!S .(~u!¡a'l.lVUl Á P~P!:)

-!Iqnd u:) S~}S!I~!;):)ds:) sol u:)!q op~!s~m:)p u:)q~s omo;) I~UO!;)~l-l~m:)~I~}U! 01 :)lqOS ~s~d S:);):)As~1 ~p syw s~1 :)nb 'I~uo!:)om:) I:)A!U 1:) 'OP~;)!PU! 01 ~ u~}unde :)nb so1[:)nb~ l~ln;)!}l~d u:) 'u~~u~s:)ld :)s ~nb SOP!u:)~UO;) sol u:) aIUVU!UlOP al -uaUlv¡nlosqv s:) Á °p!S ~q :)nb 01 -s~;)!8910;)!Unrno;) S~J10:)~s~q;)nrn U~;)OUO:)~l 01 owo;)-

S9 I

~p:)nb

Á ~u!mop:)ld

:)ldw:)!s

'1~}u:)m~punJ

s:) O}S:) Á 'Ol~d

E)~38SNln~ 3nOI~N3


66

Realidad y ficción sobre 105medios

.La espectacularización de la realidad, del mundo y de la vida en todos los aspectos,desde una noticia del mundo social hasta incluso (y sobre todo) los más dramáticos, como han sido, entre tantos otros, la "guerra" del Golfo Pérsico, la invasión a Panamá o el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York, presentados con "una cobertura planetaria, el show instantáneo con calculada escenografíade ~uerra y desastre al gustado modo hollywoodense" (Ojarasca, 2001: 2). .El predominio absoluto de tendencias light y la banalización en prácticamente todo, con muy escasao incluso nula difusión de otros niveles culturales (algo similar a lo que ocurre de manera dominante en, por ejemplo, la cartelera cinematográfica de la Ciudad de México y en gran parte del mundo). .La reiteración sistemática, llegándose incluso a la saturación para producir determinados efectos psíquicos y socialesy no sólo por ausencia de otras imágenes, de escenasculminantes de algunos acontecimientos de fuerte peso, como ha sido el impacto de los aviones sobre las Torres Gemelas, los discursos del Presidente Bush, escenas de terror, etcétera, y que ahora se reiteran en la búsqueda de consensoa la probable guerra contra Irak y buscando ocultar las reales causasde

ésta. .El uso creciente y dominante de la mercadotecnia para todo -desde la promoción de mercancías hasta de políticos y suspropuestas-, que reemplaza la discusión de ideas, e incluso justifica algunas líneas de acción (o programas de los medios) en nombre de un muy discutible apoyo cuantitativo de supuestasmediciones. Gran parte de lo anterior puede sintetizarse en lo que señala un analista respecto a lo que titula como "La neoliberalización del mensaje televisivo" al referirse a algunos cambios producidos hace años en los canales 11 y 13 al incorporar algunas series en su búsqueda de conquista de audiencia. Al hacerlo, no sólo importaron nueva programación, sino especialmente un nuevo paquete de valores mucho más acordes con lo que es una filosofía neoliberal. Valores tales como "todo se vale", "la astucia debe suplir la experiencia", "lo económico es siempre lo prioritario", "el fin justifica los 7.

"Los denominados infoshows yo los denomino infortáculos: acrónimo que surge de información y espectáculo. Dicha modalidad es una renovación de géneros en la cual la información se va convirtiendo en espectáculo, de tal manera que lo que prima al final es el propio espectáculo. Esa vertiente se está desarrollando en algunos programas en los que la audiencia sabe reconocer la posible mezcla para no interpretarlos como simple espectáculo. Lo que me parece inadmisible es que ese tipo de tratamientos se incorporen a los noticiarios, porque en el momento en que se pierde la barrera de diferencia entre lo informativo y el espectáculo, llegamos a la confusión total" (Cebrián, 1997: 37).


'(Zv :Z661 'S!YA!SUOW) "OWS!le1~q!10~U le 1e¡U~W~ldwo:J ~p e1~uew 10r~W e( sa lero¡ln:J 1!"!l¡SnpU! e( ~UOd01d ~nb U9!:Jez!P!dms~ ~p S!SOPel 1. '0!leU!p10e1¡X~ '0!q01do ap O¡U~Wnl¡SU! un S~ ~nb 'eu!¡e'] e:J!l~WV ~p e:J!(ql)d l.epeA!ld U9!S!A~I~¡ e( S~ OWS!le1aq!10~U I~P ope!le 10r~W (~ O¡U~WOW ~¡S~ ug" :e¡S!¡!I~ ero¡sod le¡ U~ °PJe:J eq e:Junu ~nb 10¡ne un 100 opel\!Y~s O( UO:Jl!P!:JU!O:J I!:JJJ!PS~ ou '¡\!!punw (\!!:J1~WO:J/I..1\!( ~p \!J1OI.\!W \!¡n¡osq\! \!( ua S~¡U\!U!WOP S~UO!:J\!W\!1801d S\!I ~¡U\! 'l\!(ndod Op!U~¡UO:JOPO¡ \! u\!8~!u 1. u~¡S!Sa1 ~S ~nb S~I\!m:J~(~¡U! so:Jod OU ~p S\!¡S!¡!(~ s\!ro¡sod S\!p!:JOUO:JS\!I ua \!PJ\!:J \!un8u!u U!S '6 .SOA!¡\!U1~¡(\!1. S~¡U~laJ!p S~lO¡:J~S\! S~:JOAl\!P \!l~UeW \!¡S~ ~p opua!p!dw! o OPU\!81~¡sod 'S\!U~P\!:Js~pu\!18 \! S\!IOpuy810¡0 'o:J!X~W u~ owO:J 'a:Jeq 01 ~¡U~W(\!1~u~8 s~sJ\!d soq:Jnw u~ 1. '-!lO¡l\!S ~p \!ro¡sod \!p!:Jouo:J \!( ul)8~s 'SU3P!" OU/DI{ (~P \!w\!lou\!d I~ u~ s~¡ue¡lodw! syw SOl \!~S 0- SO:J!U91¡:Jal~SO!P~Wsol \!l\!d S~UO!S~:Juo:J 1\!810¡0 ~p p\!p!:J\!d\!:J \!I OPU~!U~¡ ~n8!s o:J!¡nod l~pod I~ ~nb10d '\!A!¡\!I~l U9!:Jeln8~lS~a '8

-n;)t!¡;)~dS~

t!{ O{9S OU ~SOPUYI¡SOW

':Jp t!¡:>':JI!P U9!S!WSUt!I¡ ':JS O{n;)J¡It! -¡~!A

OI¡O

U;} °p!lrn:>O

U3

'(PZOOZ

t!{ ':JpS':Jp °pt!Z!{t!':JI '(t!I':J¡?;)¡':J

t3rnsu':J:>

t!{ lod

':Jp ":Jnb

'oq:>':Jq

SO!p':JW

'~I':JqsU!no) of':Jut!W

'S':Jsu~P!Unopt!¡s':J

O{ ':Jp O¡:>':JI!P O¡U;}!W!;)OUO;)

St!{ ':Jp O/l.n¡ ':JS ':Jnb U9!SU':JldWO;)

t3{ ;}P t3J~O{O;}P! t!{ UD;) ut!rn¡t!s

t!q:>n{"

:~66I

'1t!;)OZY)

{':Jp St!pt!;)?P Ut!l~

t!JP ':JS':J':Jp s':Jnbt3¡t3 soy

{':J ~Ut!¡':Jp

IOÁt!W UD;) t3Z!!t3Ut3

':Jp ':J¡I':JnW y;} 9;)O/l.Old

lod

ol':Jd

t!{ U':J Ut3ZU;}!WO:>

'"OWS!IOll;}¡

;}P Al"

y;} t31¡UO:>

O "t3rnst!q;}{':J¡"

'Á SU!ll1.J {':Jp O!U!wop':Jld St!{ ':Jp S':J{t!IOW lod

t3pt!Áodt!

[t!¡

':Jp t!¡lt!;)

':Jp ":Jnb ':Jpu':JldWO;)

'u~l;)!nb

t! It!A;}U

U;} ":Jnb-

OWO:>

O¡n{Osqt3 !St3:> Á t!;)!¡? 'St3~P! St3Án;) ~p

lt!p Opt3¡U~¡U!

;)nb 01 l;)A s;)IP~f~a"

~I ~ U9!:)!sodo

;)P sosJn:)S!P

;)l¡U;) ;)lq!1 Op~:>l;)W

;)P P~P!S;):>;)U ~I ;)P ~I S;) l~l¡U;):> e;)p! ~'1

'¡It3[;}¡¡t!W ':J¡l;}nj

st!rn¡sod

t!["

IO¡nt3 [t3.L

,,0p~:)1;)W 1;) U;) OS~:)~lJ O

U9!:)u~s ~:)!ul) ~'1 .0P!¡U;)S U;)oq

S;)IP~f;)a

;)P ~lnsnYI:)

l~f;)p

St!WIOU

'st!!;)u':Jn;)':JSUO;)

ns t! t!z':J{t!rn¡t!u

't!I':JUt!W

'¡l~I~¡¡~W)

un ~ ;)lq~:)!ld~

l~!:);)ld~ u9!snl:)x;)

'O¡s't! .1;)~0:)S;) ;)P S;)lq!1 SOnp!A!pU!

;)lq!1 ~I ~ l~m:>e

SOl ':Jp OI¡O

Á t!!:>u':J!pnt!

St!W;}I¡X;}

t![ Á t!!;)n¡St!

O[ U;}l¡S;}nW;}p

'S':JI;)t3St3W) Wt3U

':Jnb St3!;)u;}n;);}suo:>

{':Jp t!11':Jn~"

t!IOqt!

Z;}A t!{ t! Á St!!;)U':JPU':J¡ St!¡S;} Ut3¡U;}W~I:>U!

"Opt!:>I;}WI':Jdns

St!W!¡{t)

t!{ U':J o¡s~ndns U9!;)t!¡U':Jwn~lt!

t!J~O[O':JP! t!["

:S661

o¡:)npold

~q ;)S 'I~lmln:>

un U;) ~!:)u;)¡;)dwo:)

"Oj{OO

':Jp S':J{':J/I.!U UD;)

soy ':Jp SOP!U':J¡UO;)

soy IOOZ ':Jp ':Jlqw':J!¡d':JS ~P 11 {':Jp 1!¡It3d V 6'S':JS':JI~¡U! ':JSOp!U':J¡UO;) sns ':Jp t!;)I':J;)t3 OP!;)OUO:>

U':J ':Jnb O{ ':Jp 'O¡ut!¡

':JU!j':Jp ;}S t!1It!ds3

O{ OPO¡ UD;) '(99

{':J S':J 'OWS!UI':JpOW ':Jp U9!:>t!Z!{t!I':Jq!{

t!un '( .W':JPJ) "t!¡s!{ndod t!q t3¡S!qWt!;)':Jlq![

'(zt-It O¡!X? ns l;)S ;)q;)P I~Jn¡ln:)

ns U;) SOW;)!JUO;) .;)¡U;)W;)lq!1 :U;) °P!¡l;)AUO:)

sol ;)P S?A~l¡ ~ ope:)!ldx;)

:t!;)!¡JI:> t!rn¡sod

t!!;)u;}¡':Jdwo:>

t!{ lod

':Jnb SO~O[9;)!unWO;)

'ut!;)!qn

;}P O¡x':J¡UO;) [~ U':J 's':J¡Ut3 ':Jnb syw st!rn¡sod

t!:>!PU! O{ OWO;) Á '[t!I;}U':J~

t!;)t!¡s':JP OWOJ

t![ t! ut3!:>unU;}l .st!!lt!¡!;)![qnd

t3[ ':Jp Á gt!;)!W9UO;)':J ;};)t!q

t!A!¡:>;}dsl;}d

'O;)ZOIO)

'"O[lt![!nb!ut!

;}nb Át!q

ou

St3¡on:>

u9!;)t3[n~;}IS~p

':JSSO!P;}W sol -s':J¡u':J¡s!X;}

;}nb t!so:> t!1¡O

[t!I;}q![O;}U "(O~ :t66I

UDS t!!:>t!pnt! -t!l¡UO;)

L9 I

~[

t!Á St3!A~ld

OU 'O3U Of!j~ld

[~

t![ U;} SOpt3:>!qO

,,1t!Jun!l¡ ;}ldw;}!s

t!lt!d

S;}[t3!:>u~s~

O~!W;}U;}

OU ;}nb t!¡St!q 'SOI¡O soy ;}P lt!!jUO;)S;}P

!t3" '"O!l

~nb Át!q"

'"SO!P;}W

E>~38SNm~ 3nOI~N3


68

Realidady ficciónsobrelos medios larización de la presentación de los hechos -en un inicio tal vez comprensible por su sorpresa, impacto y significación-, sino también la inmediata utilización de lo ocurrido para provocar consenso nacional y mundial hacia la política de Estados Unidos en subúsqueda del absoluto control mundial, para lo cual planteó -y continúa haciendo- la religiosa dicotomía entre bien y , mal, la intensificación del miedo e inseguridad, y la censura de posturas críticas, buscando no hacerlo por la fuerza sino como autocensura y creando, un clima de persecución con acusacionesde falta de patriotismo, etcétera. Aprovechó para ello lo que la revista Time consideró esos"afortunados y 1. raros momentos históricos" que Estados Unidos "puede moldear al mundo a su antojo" (Reynoso, 2001: 9),10 algo fundamental para lo aquí analizado porque, en total acuerdo con la revista británica The Economist, "el éxito en la guerra de propaganda es vital para la preparación de la acción militar" (Jalife-Rahme, 2001: 14). Y esto se presenta desde un primer momento: Lo que llama la atención en la cobertura de los medios estadounidenses inmediatamente después del 11 de septiembre de 2001, es cómo la historia se repite, y la 1 cobertura mediática fue poderosa desde la perspectiva democrática. Se dio por: sentado, casi desde el momento en que se colapsó la torre sur del World Trade '1 Center, que Estados Unidos estaba en guerra, ni más ni menos que en una guerra i mundial. La imagen transmitida por los medios fue de un país benévolo, democrático y pacífico brutalmente atacado por terroristas malvados y lunáticos que odian a Estados Unidos por sus libertades y su alto nivel de vida. Estados Unidos tenía que incrementar sus fuerzas militares y ocultas; ubicar a los perpetradores aún vivos y exterminarlos; y en segundo término prepararse para una guerra de largo plazo destinada a extirpar el cáncer del terrorismo global y destruirlo (McChesny, 2001: 6).

Presentación de información-espectáculo prácticamente sin variantes en : el mundo entero, con las únicas excepciones de visiones críticas en medios .1 alternativos con una audiencia sin comparación alguna con la predominante, . que nuevamente confirma los objetivos indicados sobre los medios como" principales instrumentos del control social. Esta tendencia continúa sin visos de terminación al escribirse este artículo (fines de agosto de 2002): se siguen presentando todo tipo de materiales sobre la peligrosidad de Bin Laden y Al Qaeda, al acercarse el primer aniversario de los ataques se continúa con el temor a nuevos ataques,etcétera. En un análisis crítico se indica cómo uno de 10. Este mismo autor destaca la importancia de los editoriales de importantes diarios como The New York Times ("Nadie puede estar al margen de este conflicto") y The Washington Post ("Con serenidad y determinación, la nación se debe preparar para la primera guerra de este nuevo siglo, guerra que debe comenzar por identificar y castigar a los autores del asesinato masivo de ayer, pero que también debe continuar hasta que todas las fuentes de apoyo a los terroristas seaneliminadas").


Ánlli)

S~~OA

~p

P~P!~!ld!~lnlli

~~s~ndns

~l

~nb

~P

'oP~~~u~ld

Jnbu

01

OillO:>

OPU~!Pu!

°l

~P

~~l~~U

O~uU~

'Op!~OuO~

O~l~q

°l

SYlli

Z~A

uun

~SOPUYill1!JUO:>

'soq~~q

S~l~~

~P

S~~u~

U~~~zy

M

Á

~S!A~l~.L

~P

SOl~!~!~OU

SOl

~

o~~-;¡dS-;¡l

e1uf

-~l~p~nD

~P

P~P!Sl~A!Ufl

~l

u~

~P~Z!l~~l

U9!~~3'!~S~AU!

~l

~SlU3'~l¡j'U

~q-;¡p

seII~

V

°o~~~dS~l

I~

~¡U!~

~P

SOJ1

U~¡S!X~

Á

Odlli~!¡

Olli!sJn3'l~I

10d

s~p~f~qU1~

S1}ill

sul

~P

uun

°P!S

~q

~~!¡Ylli~lqO1d

I~~

:lOOZ

~P

~lqlli~!¡d~s

u~

UpU~l~

U9!:>um!S

uI

u

U~¡!lli!I

~S

~nb

!U

SOA~nu

uos

~lnSU~~O¡n~-~lnsu~~

~P

S~l~A!U

sol

Á

PUP!IU-;¡l

~l

~P

U9!~~lli10J~P

~P!~OUO~

~ldlli~!S

~l

~nb

~Sl~~l~

~p~nd

ou

'o~s~ndns

lod

o(ZOOZ

'OillW!N)

l~JO¡

~

13Jl~~~T\

syw13f

saUl~.L

:>f.loÁ.

MaN

I~

~nb

S~uo!u!do

1.

S13!lO¡S!q

uos

S13Sllo1~~lld

uqof

1.

}(S!d

~l~q°"H

owOJ

SOp13UOpl13I13~

S13~S!PO!l~d

~p

S~I13!lO~!P~

1.

S~W1O1U!

U?!qW13~

u13J!IQnd

1.-

(p~l131

u~

s~IQ!uods!p)

S13A!~13Ul~~I13

S13!J!~OU

u13J!lqnd

131]13¡~lg

U~lD

~p

¡uapuadapuf

I~

OillO:>

uv~p.lvnD

I~

O~U13.L

°sol~fu13l~X~

sO:>!P9!l~d

SOl

13

OS~JJ13

U~U~!~

ou

~nb

S~SU~P!UnOp13~S~

lod

S13PJ~1

l~S

u~p~nd

S13!lO~S!q

S13S~

'¡~Ul~~UI

,.

13

S13!:>13lD

°qsng

U9!:>131~S!U!WP13

131

~p

1.

ouO~y~u~d

I~P

op!p~d

13

'(~~U~W13P131

-~q!I~P

l.)

~~U~ill~~u~n:>~suoJ

OP1310U~!

U13q

"nn"33

~P

SO!P~W

SOl

-;¡nb

S13!lO~S!q

~p

~

13ln~l~qoo

131

u~

~~U~I~JX~

113!lO~S!q

un

~U~!~

13dolnll

u~

1.

131]13~~lg

U13lD

U~

13SU~ld

131

'~~u~w13p13un~lolV

[oo.]

~J!"H

13Z~~IOPUOJ

'SOp!Un

SOp13~Sll

~p

~~U~P!S~ld

I~P

¡j

p13P!ln~~s

~p

13l-;¡f~suo:>

131

~p

13lnsu~:>

13113

°P13W13T\

I~

op13~d~:>13

U13q

1.

13~I-;¡nA

Op13p

U13q

~S

-1~UU13qJ

SA\~N

XOd

1.

SgJ

'Jgy

'JgN

'NNJ-

S~p~l

S~I13d!:)U!ld

O:)U!:)

S~I

'S~1~¡U01d

U!S

SOl~¡lOd~~

~P

U:>!U1}~!lq

l~!I!J

~I

~P

~¡U:)P!S~ld

'POOc\\lOd

~:>!UO1~A

9l~Y~S

,,'s~~u~p~~~ld

U!S

Á

U1)Ul~X;)

~lqO!U~lli

~un

U3"

.S~UO!~d!l~SU~l¡

:)P

U9!S~ldlli!

~I

UO~

U9!:>~l~1

U~

sO:>!P9!1;)d

sol

~P

OlliS!lli

°l

l~U~¡qO

u~

Odlli:)!¡

9!P1~d

ou

~:>u~lg

~s~J

~1

.S~{l!3'-;¡llO:>

U!S

u~P~l

U!q

~lli~SO

~P

S~UO!:>~Al~sqo

l!~!lli~

ou

~P

~~u~lg

~s~J

ul

~P

pn~!:>!loS

~un

~¡U~lli~so!nb~sqo

op~~d~~~

u~q

S~A!¡~10d10~

S~SO!~!~OU

S~P~l

SU1~O

sul

Á

NN:)

'qsng

U9!~~1¡S!U!lliP~

ul

:)P

~pU~3'~d01d

~P

S~l~!~!Jo

S~~!lqYJ

OIUO:)

',,~¡U~3'

~l

~P

~J10Á~lli

~¡S~A

~l

lod

~p~Áodu

~~U-;¡ill

-~!AqO

~1~

~nb

~ll~n3'

~un

u~

~SO~

l~!nbl~n:>

1~~!~!1~

~

~!~U~nU~l

~l¡S~nU

OU!S

'I~¡U~lli~u1~qn3'

U9!S~ld

~P

o¡uns~

:)nJ

ou"

'9~!ldx~

'~lnsu~~

~s3

'uY~S!UU3'JV

u~

SOP!Ufl

SOP~¡S3

;)P

~ll~n3'

ul

~lqOS

S~!~!¡OU

~P

~lnsu~~

~l

9!~!IUPU

'Iuu

-0!~~U1~¡UI

NN:)

~P

I~l~U~3'

~lO¡~~l!P

Á

~A!¡n:>~f~

~¡U~P!s~ld:)~!A

'U~PloD

UU~~

'3U!lUO

3n3ZZ7D

S"S"3.lcl1Od

~p~~!lqnd

O¡SO3'~

:)P

S"1

l~P

U9!:>~lli10JU!

~un

U~

:opu:>!PU!

°l

~lli1!JUO~

~nb

03'l~

~q!l~S~

0~!¡J1~

10¡n~

01¡0

'~¡l~d

~1¡0

10<1

-(91

:ZOOZ

'I!lli~ll!A)

,,~!OU~l~d

~l

~P

U9!~~Z!l~lli10U

~l

~

op~s~d

~q

~S"

SOP!UO

SOPU~S3

U~

Á

'(¡!lli~II!A

~q!l:>S~

'"SOU~!l~¡¡!q

U9!:>~lli~1:>

~P

SOU10q

SOl

~P

l~

l~l!ill!S

Ánlli

°PO¡9lli

un

U9!S!~~ld

~~U~~

UO~

~1~p10~~1

~nb

O¡U~~

°PJ~l

~Jq~q

~S

°N,,)

'f33MS"M3N

10d

SOP~l¡SOlli

lOOZ

~lqlli~!A°U

U~

~U~3'J~

~¡lON

l~P

~ZU~!lV

Ul

10d

SOp!¡~lliO:>

~ll~n3'

:)P

S~U~lliJ1:>

sol

~lqOS

~P~u

of!p

~S

OU

1\.1

lod

ol~d

'(

OA-;¡nu

OlliO~

~¡u~s~ld

~S

~nbun~)

8661

~P

Á

°P!~OUOO

~1~

SOP~¡u~s~ld

SO~P!A

sol

~~38SNln~ 3nOI~N3 69 I


70

Realidady ficciónsobrelos medios relativa en el caso mexicano) no transmite más que variantes de contenidos similares del pensamiento único hegemónico.!! En esta perspectiva, y como parte de tal contexto, no puede dejar de recordarse -por su carácter paradigmático en lo indicado y como reiteración de algo muy conocido en general y en nuestro continente en particular- el papel cumplido por los medios en Venezuela, como vanguardia absoluta en los intentos de derrocamiento del gobierno democráticamente elegido del presidente Chávez. Sobre esto también se ha dicho mucho en los escasos medios alternativos hoy existentes, pero de por sí merecería un análisis particular.

En la búsqueda de la perdida visión crítica de los comunicólogos Ya en un artículo citado (2001a) se hizo un extenso análisis del radical y sustantivo cambio producido en estudiosos e investigadores de la comunicación y las características de los trabajos actuales, donde es claramente perceptible una importante pérdida de la visión crítica que se tuvo en épocas anteriores. Aquí no se repetirá, sino que se ampliará lo allí sustentado. Ya hace varios años Schiller destacó la paradoja de que mientras que los detentadores reales de la autoridad económica y política recurren crecientemente a una u otra forma de comunicación para ampliar o reforzar suinfluencia, los teóricos actuales que escriben sobre comunicación encuentran que la influencia de los mismos ha sido sobrevalorada (Schiller, 1992: 110), por el resurgimiento de las teorías de los efectos limitados -el poder de los medios resultaría equilibrado por el poder del auditorio- y por la diversidad de imágenes que hoy se ofrecen. Si respecto a esto último ya sevio cómo se trata de algo aparente y no real, es importante ver lo primero por la extrema importancia que en los últimos años se le ha dado al procesode recepcióncon base en el reconocimiento de una audiencia activa y no pasiva, como consideraban las teorías conductistas de la "aguja hipodérmica". Tal reconocimiento -indiscutiblemente valioso- hizo que gran parte de las baterías de los comunicólogos se dedicaran a la nueva "moda" y, en muy importante medida, se olvidara la central importancia de los procesosde emisión,como se destacó 11. En esa investigación se concluye que los súper temas de tales noticieros son "Todo está bien", "Allá está peor", "El funcionario es fuente privilegiada de noticias", "Los televidentes sólo son espectadores", y "Las declaraciones de funcionarios son hechos" (Orozco Gómez y Medina Jackson, 2000: 76-79). Si bien ello sigue siendo cierto, debe reconocerse que en los últimos años,aunque de manera no tan alta como muchos quieren creer o hacer creer, existe alguna apertura a otras posturas.


I-L I

-J~I~~U! SO!3'nJl~~qns ~p S9A~1~~ o ~~S~!l!U~W ~l~U~W ~p ~~S '-~Jod9 ~l~SgnU ~p "n~!lJds~" I~ UOJ ~!JU~UOSUOJ U~- ~JIOÁ~W ~un Z~A I~~ Áoq 'SO3'°19J!UnUIOJ SOJod ou u~~d~J~ ~nb Á l~pod I~ ~JSnq ~nb 01 OS~ ~~U~W~S!J~ld S~ Á lEdru3' syw o~u~ro O l~np!A!pu!

OJ!3'910J!sd ou~w9u~1

un U~ OA!~~J!UnWOJ osg~old lE

OPU~!~l!AUOJ 'so!paUl sol ap SO:J!Ul9uo:Ja tÍ so:J!IJlod sol:JadslJ sol ap V!:JuvJ.lodw! vI lJff!a!u sa:Jal1 v tÍ lJZ!.l°lvl1sap as '~~U~W~~!JJldx~ ~3'!P ~S ou ~nbunE 'oq~~q ~p '-~ro~sod ~~S~ U~ U~~:> S~A!~J~ S~!Ju~!pn~ S~I ~p soso!pn~s~ SOl sopo~ ou ~nb Ol~p l~p~nb ~q~p ~nbun~~l~U~W ~~S~ ~p ~nb ~Sl~A ~pgnd lRn~!sap a~uawRpunJ01d opua!s an~!s anb sofnu ap opR~law un a1qos SR!lRJ!UnWO;) Á SalRUO!;)RUSR;)!JJlOd1R10qRla ap pRp!Sa;)au RI Á SO!q -WR;)laJU! SOl ap pRPIRn~!Sap Rl a1qos sauo!Jsan;) SRIap 0!;)a1d uanq R aS1;J;)RqS;Jp aJ!w1ad 'UR~U;JAapuop ap UR~uaA 'saIR1mln;) soJ;)npo1d SOlJOÁ SRWR1~01dSOl 1R;)!J!pO;)apR1Rd10p!WnSuoo l;JP pRJ1aq!l RI aJU;JWlR1aJRl!un1RZ!lR;)°JIR ';Jnb RÁ osl;JAlad °P~I ns U?!qWRJ aU;J!JOA!J;)~O;)!Jy!paw 10Jd;J;)a1un R ou101a1 ;J1S;JOl;Jd :(Z17 :S66V ~l~I~~~~W .V gp ~l ~ g~ -U~P!JU!OJ ~l~U~W ~p '(Sf1 "d) ,,~J!ldx~ 01 OA!~:>~O!lO~!pn~ Igp ~JIO~~ ~I ~nb U~ ~WIOl ~I U~ ou ol~d '~~u~ro JS O!lO~!pn~ I~" ~nb 'o~s~ndns lod '~:>OUO~g~ -(LEl .d) U~lOU~! R!;)Uan;)a1J~p~!s~wap UO;)OA!J;)~0!101!pn~ lap SR1S!lR1mln;)SOlÁS~1S!lR1nldsol anb p~Pl~n~!Sap ~un 'lR!;)OSuap10 la ua ~;)!syq PRPlR~!Sap Rl ~ln~as~ anb 10P~U!Wouap uI)WO;)U~l~ la S3 .sRz1anJSRsa~lO11UO;) anb lR1!dR;) la Á °pR;)laW lap SRZ1anJSRl ap O!U!WOP la ofRq u~llRq as SOPOJ 'sodru~qns sol ap oun RPR;) ap R!;)Ua!ladxa Á R!lOJS!q ~I 1R110dw! U!S jO!l~lJUOO l~ Ánw! lR1aua~ pRpa!;)OS Rl ua 1apod lap u9!snJ!p ~l ap o '0;)!1Y1;)OWap ou -la!qo~ un ap Rqarud sa a1Uaw\!;)JJ!PSalR!;)OSsauo!;)Rdru~R saJua1aJ!p ap pm!1lnw Run ap R!;)Ua1S!xa ~l 'U9!;)~m!s a1Uap!Aa ~1sa 1R~au U!S .sodru~qns Á sodru~ salq~laWnUU! ap opR~a1~~ un OU!S~au?~owoq ~SRWRlOSRun sa ou 'lRln;)!11Rd ua SOP!Ufl SOPR1S3Á 'lRJUap!;);)o p~pa!;)os ~l anb ap U9!;)~laAaS~ ;Jlq!Jn;)s!pu! ns sa OA!J;)RO!loJ!pnR lap s!saJ9d!q ~l ap sRfRJuaA sa1ua1~dR SRI ap ~110 -(SEl .d) So~!w;Jua salqRp!W10J ap R1JUO;) ua Oll~1S!nbuo;) 10d l~q;)nl ;Jnb 1auaJ R 'lapod la sowauaJ SOlJOSOUanb UR~!P sou anb 0!101;)RJS!JRS syw oq;)nw sa anb ',OUR;)!law~aJ10U, afRsuaw aldw!s un ap Rap! 11'1" :aÁnl;)UOOsaqa!l [anb °l 10d] afRsuaw 0!d01d ns aq!;)a1 O!lOJ!pnR RPR:) jl~lmln;) OWS!lR!ladw! la g1S!Xa ou anb l!lqn;)Sap sal~lmln;) safRsuaw ap Sa1UR;)!lqRJsol R1~daJu~J10JUO;);J1 ?n()!

UOJ S~J~A~ ~1~Y~s 'SOl~llyd

:~JUOl! s~~U~l~l!P u~ 'lo~n~ ~~S~ ~nb 01 lod '~1~~9~~g 'lOP

-~~~~ds~ I~P "~!JU~~S!S~l,, ~p Á "0A!Sl~Aqns,, l~~:>Yl~~ I~ ~Z!~~lU~ ~S '~q!~~l ~nb 01 ~ OP~J!l!U3'!S ~p ~I 'SO!l~!P SOl~O 1~~1 o I~u~~ ~p l~!qW~~ ~p~nd O~!Iqt)d I~ :SO!P~W sol ~p o~~~dw! I~ l~nl~A~p ~l~d S~UOZ~l s~1 ~p ~un OWo~ U~l~l~SOUI s~lo~n~ SOl~O Á (Z66V l~II!qJS ~nb Á '(8661 '0661 '3'l:)qsU!no) o~U~WOW ns u~

~~38SNlnf) 3nOI~N3


72

Realidady ficciónsobre105medios tuales escapistasy/o de presunta oposición genérica y abstracta, tal como se escribió en el anterior artículo (2001a) donde, segúnotro autor: Asistimosa un singularcontrasteentre una apelacióndiscursivaa la radicalidad, y un contenidode textosque pocotiene que ver conella... Seha logradopor esa vía la curiosaoperaciónde afirmarque sehablade política,sin hablarde política en serio,ni retar al poderde algunamanera(Follari, 2002:130y 137). En realidad éste último plantea tal crítica no a los comunicólogos sino a los estudios culturales, campo últimamente muy aceptado por aquellos y hoy dominante en la disciplina, considerando que en tal escuela (y en la aceptación de la corriente derridiana) se produce la "progresiva literaturización de las ciencias sociales" (p. 8) Y desaparece lo socioeconómico, en aras de lo cultural o de lo lingüístico. Todo se transforma en textual, y en consecuencia aún las relaciones de propiedad e interés económico sobre las que se establece la circulación de información, se borran casi por completo de los análisis. El tema del poder se va evaporando en cuanto a que sea trabajado con pertinencia y precisión, aunque se lo mencione a raudales y -en jerga supuestamente foucaultiana- se lo encuentre por todas partes, lo cual es equivalente a que no esté específicamente en ninguna. La política brilla por su ausencia,aunque también sepretenda conjurarla conpasesde magiaretóricos y altisonantes(p. 9). Y lo que considera ha sido un avanceteórico al incluir temas y perspectivas antes poco o nada vistos en la especificidad comunicativa, constituyeinevitablementea la vez un 'retroceso':los temasprincipalesde la política han quedado opacados,el Estado ha pasadoa ser consideradocomo escasamente relevante,incluso en dimensionesen las cualessuinfluenciasigue siendodecisiva(p. 127). Por supuesto, esta tendencia no se da en todos sus seguidores, ni en la misma dimensión, pero es algo que debe señalarse y que ratifica lo señalado sobre los mismos en el trabajo anterior antes citado.12 En este contexto generalizado de los actuales estudios e investigaciones en comunicación, puede parecer una exageración que se diga que sus integrantes, "en aras de adaptarnos a la 'modernidad' hemos entendido todo menos la comunicación, especialmente la social" (Esteinou, 1994: 7), pero todo lo sustentado en este texto y por los comunicólogos críticos que subsisten indican que no lo es.

12. Lo anterior es sólo una de las críticas que tal autor formula a los estudios culturales en general y a algunos de sus autores en particular, con base en una discusión epistemológica que no es el tema de este artículo.


I

.v8-1<; .dd '11-01 .swl)u 'eJefelepeno ;)p pep!SJ;)A!U[1 'eJefelepenD 'PVP3J;J°S.{u9J;Jv;JJunzu°.Ju~ ',,¿u9!~e~!UnUlO~ el ~p O!pmS~ l~ eJed sew5!peJed SOA~nu~p ep~nbsl)q el U3?" '(1661) .11-01 "dd 'vZ "wl)u 'o~s~pund 'P!Jpew 'so/aL U;) '"U9!~d~~~J el ~P O¡U~WOWl~P O!pmS~ I~P So5S~!JÁ pep!s~~~N" '(0661) .(.p~ it) s9PleA Á ezeld '("P~ iZ) X-WVfl-e;)5ul!d '( .p~ i 1) Jl!woA~nN 'O~!X9W '/vJ;Joso;JJsd u9J;Jvzu.Joj.{ SOItJsvzuso!paw "3.Jqzu°l{/3P /O.JIUO;J 'soJpazu SO/3P /O.LIU°.J'(ezooz '8861 '<;861) '3 '5J;)qsu!no 'Z91 .wl)u 'P!Jpl!W 'o;Jsapun..f uJla/of/ u~ '"Il!ns!AO!pnl! oJ~u~n~u~s~p 13" '«;961) "~ 'uJ;)qno "Z9 "wl)u 'iVdS3I::> 'o~!no 'Jnhsvl{.J u~ '"l!A!¡l!~!Unwo~ U9!~ -l!U!~Sl!J Á O~!JJ~U~!~l!WS!Jos :oWS!Il!J~q!10~N" '(8661) 'f 'Z;)PU9U;)W l!J"JUO .su~!dl!S owoH 'O!Jl!SO'M'(s3/v.LnI1n;Jso!pn¡sa sol 3P .( u9J;J;Jn.LISUO;J3p VI 3P V;JJIJ.L;J vun v.Lvd) S3/Jq?PSVJ.JO3L ,(ZOOZ) '~ '!JUIIOd "!I!D OAl!~snD 'o~!X9W 'SVJ;JU3J;JUO;J sol 3P u9J;JVZ!uo/O;J V7 ,( v861) 'Á 's;)pn3 'v9-tt "dd 'O~l!W!q~oX-WVfl/~~!~uoJ 'o~!X9W 'llA U9!;Jv;J!unzu°.J V/ ap U9!;Jvá'Jlsaltu/3P O!.Lvnuv '( '~!P~) ~~J~1 sJloS 'g u~ '"l!Ul!~!X~Ul U9!" -l!~!unwo~ ~p l!!w~pe~l! ~l Jod ~Jel~¡~~W pu~wJV ~p OP!AlOl3" ,( 100Z) .11-01 "SU1l)U'O~!X9W 'vJpaW U9!;Jv;J!unzu°.JU;) '"s~s~w ~p P~P~loS ~l J~!A!le Áu9!~e~!unwo~ ~l Jl!~J~~'M" '(v661) "1 'nou!;)~s3 "u;)wn1 '~UOl~~J~9 'U9!~!P~ i<; 'sopv.Iá'aluJ3 SO;JJldJ/V;JodV'(LL61)"O '°"3 '6v 'Wl)U 'U9!;JV;J!unzu°.J 3P VUV;J!X3WVISJlta'l[U~ '"A.L U~ U9!~~WJOJU! ~l ~P J~ln~~~~~ds~ Of~UUUl l3 'Sl!~!~9 S~UO!~~!AS~P~ ~~npuo~ OWS!l~J~q!lO~U l3" '(L661) "W 'U~!Jq;)J .Lv "Wl)U 'iVdS3I::> 'o~!no 'Jnhsvl{.J U~ '"Op~~J~wJ~dns ~P A.L Á ,~Jns~q~l~¡, :~1J~dS3" '(t661) .d 'JU"OZY

I !

I

.o!unf 8 'VPVU.LO[V7 'O~!X9W ,( 100Z) "'M 'UOSSJ~pUV i

BJJBJ60!IQ!8

";)~U;)Ul

-l~m~~ ~JJn~o owo~ 'ouopu~q~ ns UO~~~U~W~s!~~Jd~J50l ~Sou U9!~l!J~dns ns 'SO;JJIJ.L;J U9!qw~~ 'SO~U~!W~uo!~s~n~soq~nw J~~~q 'u~q~p Á 'u~p~nd ~l ~SS~J~U s~P~~9P~~!U9W~5~q ~~!¡JJ~U9!~~~!unwo~ ~1 ~p SO~!J9~~SO~J~Wsol l! !S Á "SOP~~!l!q~PÁnw U~J~u~n~u~ ~S 'S~~~AS~ld!~ll)W 9!~!d~J ~Sl!Á OulO" 'Áoq ~nb Á so~u~WOWSOJ~O u~ UOJ~!~S!X~ ~nb O~!ijJ~ ~f~!W~pU~ l~ Á U9!S!AUl;)P ~J~!nb~J -~nJ ~Jdw~!s ~nb ~1 ~ JOÁ~Wosnl~U! ~ SOU~JJ~~sol SOPO¡u~ l~~U;)Ul -~punJ- SO!P~W sol ~p ~!~u~~Jodw! ~l ~nbJod '~W!¡S~l ~J~p~pJ~A l!U[1

EL I

~~38SNln~ 3nOI~N3


74

Realidady ficciónsobrelos medios -(1997), "La 'fábrica de sueños' en nuestros tiempos posmodernos y neoliberales", en Subjetividad y Cultura, México, núm. 9, pp. 77-81. -(1998), "Placer y deseo en los procesos de recepción. Una aproximación psicoanalítica", en Comunicación y Sociedad, Guadalajara, Universidad de Guadalajara, núm. 33, pp. 205-230. -(1999), "Televisión y familia en la formación del sujeto", en J. C. Lozano y C. Benassini (ed.),Anuario de Investigación de la Comunicación v, México, Coneicc-Universidad Iberoamericana, pp. 31-54. -(2000a) "La inseguridad en y de nuestra cultura", en Anuario de Investigación 1999, México, pp. 71-87, Departamento Educación y Comunicación, UAM-X. -(2000b), "Televisión y violencia", en H. Kurnitzky (comp.), Globalización de la violencia, México, Colibrí, pp. 183-201,232-236. -(2001a), "Los estudios e investigaciones en comunicación en nuestros tiempos neoliberales y posmodernos", en B. Solís Leree (ed.), Anuario de Investigación de la Comunicación VII, México, Coneicc-UAM-Xochimilco, pp. 65-94. -(2001b), La salud mental en el neoliberalismo,México, Plaza y Valdés. -(2002b), El malestar en la cultura enAmérica Latina, tesis de Doctorado en Estudios Latinoamericanos, Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, UNAM.

-(2002c), "La otra guerra: los medios y el control 'de las conciencias"', en N. M. Maldonado Reynoso (coord.), Horizontes comunicativos en México. Estudios críticos, México, Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC), pp. 135-153. -(2002d), "Control social en 'tiempos de guerra"', en Anuario de Investigación 2001, México, Departamento Educación y Comunicación, UAMXochimilco. -(2002e), "Democracia y derechos humanos en el neoliberalismo", en Letras de Obsidiana, Puebla, Universidad Iberoamericana, núm. 2, pp.

5-19. -Y

Matrajt, Campuzano (2001), "Subjetividad y control social: un tema de hoy y siempre", en Subjetividad y Cultura, México, núm. 16, pp. 7-26. Jalife-Rahme, A. (2001), "Terrorismo desinformativo", en RevistaMexicana de Comunicación, México, núm. 72. Islas, O. y F. Gutiérrez (2002), "El Gran Hermano Gates te vigila", en Revista Mexicana de Comunicación, México, núm. 78. Lipovetzky, G. (1988), La era del vacío. Ensayos sobre el individualismo contemporáneo,33ced., Barcelona, Anagrama.


SL

v7 u~ ',,~ll~n3 u~ '"uo¡3u!qslJ¡\\

.o¡so3lJ ~p ~Z 'o~!X?W 'VPVU.l°f ~p S~U~WJl~ l~¡In~o lJllJd lJpulJ3~dold" '(GOal) "f 'I!WRJ(!A .~ .w1)u 'O~!X?W 'anb!Jvwo¡d!a apu°)/'l a7 lJllJd °P~¡S3 ~P o¡unSlJ un 'U9!~~~!unwo~ ~i" '(L66I)-

.Z171-601 .dd '~I-171 .sw1)u 'lJllJflJIlJp~no ~p P~P!Sl;)A -!Ufl 'lJllJflJI~plJno 'pvpa!.J°S' ¡( u<}!.Jv.J!unw°:J U;) ',,~��U~!qw~~ U9!~d;)~uo~ lJUfl ¿SO!P;)W sol ;)P l~pod

1;) ;)~;)u~¡l~d u?!nb V?" '(Z660

.H 'l;)J(!qJS

.srunlJ.L 'P!lP~W 'VP!S!.l!pa¡aJpvpa!.Jos v7 .suap!11owOH '(8661) .0 '!lO¡llJS .~~ .w1)u '~l~fRI~p~no ~p PlJP!Sl;)A!Ufl '~llJflJIlJp~no 'pvpa!.J°S' ¡( u<}!.Jv.J!UnUl°:Ju~ '"O~!X?W U;) U9!~lJZ!IlJqoI3 Á~U!:)" '(8660 "3 'z!n~ Z;)q~uyS .ZL .w1)u 'O~!X?W 'u<}!.Jv.J!UnUl°:J ap vuv.J!XíJ)/'lvJS!l1aNU;) '"R¡ -S!~!I~q ~pulJ3lJdold lJI lJ OA!¡lJWlOJU!lOll~¡ I~O" ,( 100Z) ."M'osouÁ;)~ Á .;)¡lJq~O ;)P SRW;)l 'P!lplJW 'o.J!u!1 oJua!UlVSUa¿ "SI1o.J!J,u.JoJua!wvsua¿ :lJIOYlJds~ U9!~!P;) 'anb!JvUlO¡d!a apu°)/'l a7 u~ '"O~!U1) O¡U~!w~su~d 13" '(8661) "1 '¡;)UOWR~ .98-~~ .dd 'L~ "w1)u '~l~fRI~P -lJno ~P P~P!Sl~A!Ufl '~llJf~IlJplJnD 'pvpa!.J°S' ¡( u<}!.Jv.J!unw°:J U;) '"solf.J -aH Á SV.l°H 1'Z SO!llJ!~!¡OUsol u~ U9!~lJWlOJU! lJI ~P S!S!IYuy "lJUlJ~!X;)W U9!S!A~I~¡ RI u~ SOSO!~!¡OU SlJW~¡l~d1)S" '(OOOZ) "O 'UOS){~lJflJU!P;)W Á.~~ .w1)u 'O~!X?W 'u<}!.Jv.J!UnUl°:J ap vuv.J!XíJ)/'lvJs!l1a'l[ u~ '"OA!S!A~I~¡ ~flJsu~w I~P U9!~~Z!IlJl~q!I°;)U lJi" '(17660 .0 'Z;)W90 O~ZOlO "VPVU.l°f

V7 ;)P O¡u~W~Idns '~~ .w1)u 'v.JSV.lv!O u~ '"U9!~lJ¡U;)S~ld" '(100Z) v.JSV.lv!O 'o-¡so3lJ ~P 9Z '~lO.UO!I~q~l.A\A\h\ :U;) '"Ol~PIlJJ Oll~d ~P U9!~!PUO~ lJI lJ NN:) ~P U9!Sl~AUO~lJi" '(GOal) .)1 'OWW!N .;)lqw;)!¡d;)s ~P ~1 'aL I .w1)u 'O~!X?W '¡vuvwaS' VPVU.l°f v7 u~ '"Z~I?A ~ÁO¡UOW lJU;)I3 lJJllJW UO~ R¡S!A~l¡U3" '(Z660 .:) 'S!YA!SUOW .oÁlJW~P L 'aZ1

.w1)u 'o~!X?W 'osa.Jo.l¿ u~ '"IOl¡UO~

OflJq opunw I~ :u9!~lJ~!unwo~ lJI ~P s~uo!snJlJ3~w SlJi" ,(OOOZ) "3 '~ZRW

.;)lqW~!~!P ~P 6 'LOZ "w1)u 'o~!X?W 'VPVU.l°f v7 ;)P O¡U~W~Idns '";)llJSO!SlJW,, U;) '"U9!~lJWlOJU! ~P plJ¡l~q!I lJI Á ,OWS!¡o!l¡lJd, I~ ~l¡U3" '(100Z) .~ 'Á~US;)q:)~W .Z17-8~.dd '017 "w1)u 'O~!X?W 'u<}!.Jv.J!unw°:J ap vuv.J!XíJ)/'lvJs!l1aNu~ '"IRU -O!~lJUl~¡U! U9!~lJ~!unwo~ lJI ~P SO!llJU~~S~SOA~nusoi" '(S661) .V'¡llJI;)¡¡lJW I

D~38SNlnE) 3nOI~N3


°XW.~U'f.8!pOld@nou!~¡s~f:OJ!U9l¡J~I~O~llOJ 'OJI!W!qJOXpep!Un 'eu -e¡!lodol¡~W ewou91ny pep!Sl~A!U!1el ~p u9peJ!unwa:) f. u9peJnp3 ~p o¡u~we¡led~a

~A;)nU ~un OP!:>npold

°1

I

~q ;)nb ~:>!¡Y!P;)W P~P;)!:>OS ~un 'syw Z;)A ~p~:> 'OP~;)J:>

~q SOnp!A!pU! SOl Á p~P!Unwo:> ~I ;)lqOS SO!P;)W Sor ;)P l;)pod

;)¡U;)!:>;)l:> ;)¡S3

'l;)pod I;)P Ol¡U;):> 1;) uos ~lOq~ U9!:>~WIOJU! ;)P SO!P;)W SOl ;)PUOP 'P~P;)!:>os ~l¡S;)nU ;)P ~U~!P!¡o:> U9!:>~Z!I!AOW ~I ;)P Á l;)pod I;)P O¡;)I;)nbs;) 1;) U~WIOJUO:> ;)nb S;)l;)pod ;)P ~Jnbl~l;)r ~I U;) O!qw~:> opunJold un OP!:>npold ~q ;)S '011;) UO:J ';)¡U;)Wt1A!¡ -:>;)10:>~qt1d!:>!¡l~d Á ~q~Z!U~'310 '~q~ln:>!¡l~ ;)S O{}~¡U~ P~P;)!:>OS~l¡S;)nU ;)nb St11 uo:> S;)I~UO!:>!P~l¡ s~:>!wyU!P Á S~I'3;)l s~1 °P~:>!J!POW u~q 'S~!:>U;)!:>uo:>S~l¡S;)nU ;)lqOS SOP!¡U;)S Á SO¡~P l~Z!I~Ul;)¡U! ;) l!punJ!p 'l!:>npold ~l~d U9!:>~WIOJU! ;)P s~J'3°lou:>;)¡

S~A;)nU s~1 ;)P s~p~ZU~A~ S;)P~P!I~!:>u;)¡od

S;)I!'3y S~I 'Jsy

'P~P;)!:>os ~l¡S;)nU U;) ;)¡s!X:) ;)nb "l;)pod l;)W!ld 1;)" UOS ~lOq~ ;)nb OU!S 'l;)pod O¡l~n:> 1;) O S;)¡u~¡lodw! S;)UO!:>n¡!¡SU! uos °19s ou ~Á 'l!:>;)P s3 l~n¡:>~ l;)pod [;)P ;):>!¡l?A 1;) u:) UOlt1W -lOJSU~l¡ ;)S ~¡U;)AOU SO{}~ SOl ;)P ~p~:>?P ~I U;) 'l;)pod I;)P S:)I~suods;)llO:> OWOJ '0961 ;)P l!¡l~d ~ O:>!¡Jlod .l;)pod O¡l~n:> 1;) U;) ;)Sl!¡.l;)AUO:> ;)P Á OZ61 u:) OJ!X?W U;) S;)¡U~A;)I;).l u9!snJ!p ;)P so¡u;)wn.l¡su! °p!S .l;)q~q ;)P 'OP!¡U;)S ;)¡S;) U3 °U9!Jt1U ~.l¡s;)nu ;)P o;)uY.lodw;)¡uo:> .l;)pod I;)P O.l¡U;):> 1;) U;) °P!¡.l;)AUO:> u~q ;)S SO¡S? '-~.l;)¡?:>¡;) 'o:>!u:>?¡ O¡U;)!W~UO!:>:>;)J.l;)dU~l'3 ns '~:>!¡9!W;)S P~P!I!¡~S.l;)A :)WIOU:) ns 'u9!snJ!p ;)P p~P!:>~d~:> ~P!dy.l ns 'I~¡U;)W U9!:>~.l¡;)u;)d U~l'3 ns '~A!¡t1WI0JU! ~.ln¡.l;)qo:> ~!Idw~

ns uos owo:>-

;)P SO!P;)W sol op~¡s!nbuo:>

XX °1'3!S I;)P o'3.l~1 01 ~ o:>!X?W U;) U9!Jt1WIOJU!

u~q ;)nb s~:>!'3910U:>;)¡S;)p~P!J~d~:> S~A;)nU S~[ uo:)

oeu~JodwelUO~

Jepod

lep OJ~UeJ OWOJ

SOA!~~eIO~ U9!~eWJoJU!

~P!Jpe~

ep So!pew

SOl

nOU!8lS3 J8!l\er

e"!je.'J!Unwo.'J

eJn)Jede ¡;

oue.'J!XeW OpejS'3 ¡ep eWJOje'd

~


78 I

Reforma delEstado mexicano"

atmósfera cultural colectiva de naturaleza "comunicósfera", la cual ha ocasionado que el conjunto de las principales instituciones de gobernabilidad ahora funcionen a distancia, por intermediación de los canales de información, especialmente electrónicos, y las nuevas tecnologías de información. La expansión de esta realidad me diática ha modificado la estructura y frontera del Estado mexicano y de la cultura nacional creando un nuevo tejido en la esfera del poder que ha dado origen al Estado mexicano ampliado. Así, observamos el surgimiento de la tele-administración pública, el tele-deporte, la tele-política, la tele-banca, la tele-oración,'la tele-medicina, la tele-venta, la tele-diversión, la radio asistencia psíquico-emocional, la radio orientación vial, la radio iglesia, la radio orientación sexual, etcétera. Con ello, el funcionamiento de los medios ha atravesado la operación práctica de todas las instituciones sociales básicaspara la dirección del país, al grado que ha sustituido, en algunos periodos, o reubicado, en otros, a los órganos de administración social más débiles o que están en crisis de funcionamiento y legitimación. Por ejemplo, ante la baja de credibilidad de la población en los partidos políticos, los órganos públicos y la Iglesia, la capacidad persuasiva y seductora de los medios ha construido nuevas credibilidades y hegemoníasbasadasen estrategias de mercado a partir del rating. Así, a diferencia de los siglos anteriores, con la revolución informática las nuevas características con que los medios de información han transformado los procesos para producir, difundir e inculcar la información han convertido al siglo xx en un siglo corto, pues se han reducido los tiempos de conocimiento de la realidad y las distancias de interacción entre los hombres. De esta forma, derivado de lo anterior se puede afirmar que en la actualidad no existen vehículos más eficacespara transmitir la información colectiva a la sociedad que la radio y la televisión. Estos medios, de suyo neutrales como tecnologías, transportan los mensajes fundamentales que moldean la personalidad de los mexicanos. Así, las aspiraciones del pueblo, los anhelos del país que queremos ser y la visión del mundo y de la vida, se construyen en la nación lenta, cotidiana y eficazmente a través del contenido de la programacion de los sistemasde comunicación colectivos. Por lo tanto, ya no ha sido el discurso político, ni la acción de los representantes populares, y ni siquiera la prensa tradicional, lo que ha permitido a los mexicanos tener una visión cotidiana de sí mismos y del futuro de nuestra nación. En la actualidad, son las redes de televisoras y radiodifusoras las que accedenpermanentemente a la mente de los mexicanosy los informan, o los deseducan,sobre la conducta que deben adoptar en la sociedad contemporánea.2 2.

Labra, Armando (1989), "Prólogo", en La legislaciónmexicanaen radio y televisión,México, DF, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco (col. Ensayos),página 7.


~I

Á °P~¡S3

[~

.iod

°p~s~AJ.~dns

Á OP~¡U~~lO

'~U~:>pc~IU ~¡U~IU~lq~suods~l

j j

I~/I.~:> p~p~~:>OS Á ~:>~¡;J ~l¡

-u~n:>u~ ~S s~[~rn¡ln:> S~~l¡SnpU~ S~[ ~p O:>!lqt)d O¡U~~IU~uo~:>unJ [~ ~nb ~¡!rnl~d ~nb ~/I.~¡:>~[o:>~rn¡[n:> Á U9!:>~:>!UnIUo:> ~p ~~l~¡~rn u~ °P~¡S3 [~P ~rnlOJ;}l ~punJold

~un l~m:>~J~ ~p l~l¡U~:> ~!:>u~¡lodrn~ ~[ Jnb~ ~a 'U9~:>~IU1OJU~~p S~Jg

-O[Ou:>~¡ S~[ lod ~/I.~S~IUU9~:>:>~1~¡U!~p SO/l.~¡:>~I°:>sos~:>old sns u~ ~P~Z!¡~~p~rn ~¡u~rn~¡[~ ~U~:>pc~IU p~p~~jos ~un 'xx O[g~s [~P S~[~u~J ~ 'Op~~l:> ~q u9~:>~rn -lOJU~ ~p so~p~rn Sor ~p 1~!1~¡~IU-O:>~~9Iou:>~¡ u9~su~dx~ ~SOlqIUOS~ ~¡Sa 'S~I~lOIU Á s~:,!¡? 's~:>!PJrnr S~I ~ opu~Ánl:>u~ 's~I~~:>OSS~p~pl~/I. S~[ ~p O¡S~l I~ 'SYIU Z~/I. ~p~:> 'u~Ám~¡sns s~:>~¡Y~P~IUs~J~OIO~P~ ~ S~p~pl~/I. S~[

' '

'SO~lO¡~pn~ sOl ~p ~~:>u~~:>uo:>~p SOdIU~:> sOl ~lqOS SO!P~IU sOl op~¡s~nbuo:> u~q ~nb s~/I.!s~nsl~d s~p~p~:>~d~:> S~pU~l~ S~I ~p l~¡l~d ~ :s~lq~[~d s~:>od ua

. ,

'~1~¡;J:>¡~ 'S~S~IU ~p u9~snJ~p ~p SO~p~IU sOl ~ps~p ~¡U~IU~/I.~S~lgOld ~Áru¡suo:> ~S ~U~~P!¡o:> I~~:>OSopl~n:>~l I~P ~pu~~~ ~I ~JP u~ Áoq ol~d 'sJ~d [~P ~~lOIU~IU ~I nos °N '~~l~¡~:>~lqnd ~:>~¡:>Yldns ~JA 'u9~:>~rnloJu~ ~p SO~p~IUsor u~:> -npold ~nb OIUnsuo:> ~p ~lmln:> ~I u~s l~uo~:>unJ ~p~nd ~~uYlodIU~¡UO:> ~Jrnou -o:>~ ~un~u~u ol~d '~JIUOUO:>~~I nos °N 's~:>~¡Jlod s~uo~:>~Z~U~~lO S~[ U~Z~[~~l ~nb ~¡:>~l~p ~¡S~¡~I~SOld p~p~:>~d~:> ~[ ~PO¡ ~nb O:>~U91¡:>~I~orns!II~pn~:> loÁ~rn I~ u~:>npold ol~d so:>~¡Jlod sop!¡l~d sOl nos °N 'O!:>!Jo ~p S~[~UO!:>m~¡Suo:> sos~:>old sOl ~ ~lrn:>~l °P~¡S3 I~ ~nb ~p S~¡U~ s~:>![qt)d s~rn~~J s~1 ~ u~/l.I~nsq~ O u~q:>U!1 ~nb "SO:>!U9l¡:>~I~ s~l~unq~l¡" sOl u~ Op!¡l~/l.UO:> u~q ~s so~p~rn sOl ~¡U~IU[~m:>~ ol~d

'o:>~PJrnr o¡~l~d~

I~ nos °N 'sO/l.!¡:>~I°:> U9!:>~rnloJu~ ~p

S~IU~¡S!S sOl ~p ~/I.!s~nsl~d U9!:>:>~ ~I u~s ~:>!¡J[od l~:>~q ~p~nd ~s ou ~JP u~ Áoq ol~d '~:>!¡Jlod ~[UOS °N 'u9!:>~lqod ~I ~p ~JIOÁ~IU ~I ~:>OUO:>~l~nb l~l¡U~:> P~P~[ -~~l ~I l!ru¡SUO:> ~ ~¡U~IUI~~:>u~¡sns u~Ánq!l¡Uo:> SO!P~IU sOl ol~d 'U9!:>~rnloJu~ ~p SO!P~IU sOl nos ou P~P!I~~l ~[ ~nb l!:>~p SOIU~pod ~nb P~P~!:>os ~I ~p I~¡ -U~IU U9~:>~IU10JUO:>~I ~lqOS op~mu~:>~ U~¡ s~ ~/I.~S~IUU9~:>~IU1OJU~~p s~l~u~:> sOl ~P os~d [~ 'JSY 'u9!snJ!p ~P SO/l.!¡:>~I°:>so!p~rn sOl ~ps~p -s~p~pn!:> S~PU~lg s~1 U~ ~¡U~IUI~!:>~ds~syrn Z~/I. ~p~:> '~lOq~[~ ~s ,.:>¡~ 'OS~:>~lJ I~ O O¡PC;J[~ s~ ~nb 01 ~p 'l~z~q:>~l O l~l!IUP~ ~nb Á~q ~nb 01 ~p 'l~!:>U~[!S ~nb Á~q O l~[q~q ~nb Á~q ~nb 01 ~p 'ou O OSOml!A s~ ~nb 01 ~p 's~ ou ~nb O[ ~p O ~:>!Iqt)d U9~u!do ~I s~ ~nb O[ ~p 'S~lO[~/I.~¡U~ O S~lOI~/I. nos ~nb O[ ~p '~l!¡U~IU s~ O p~pl~/I. s~ ~nb 01 ~p 'ou O ~¡u~¡lodIU~

s~ ~nb 01 ~p 'l~p~/I.[O ~nb Á~q O l~plO:>~l

~nb Á~q ~nb O[

~p 'ol~rn s~ O ou~nq s~ ~nb O[ ~p '~¡sPC~ ou O ~¡sPC~ ~nb O[ ~p 'l!:>~p s~ '~U~!P -~¡o:> ~/I.!S~IU P~P!I~~l ~I ~p U9!:>:>ru¡S~P O u9~:>:>ru¡suo:> ~I '~IU10J ~¡S~ ~a 's~I~!:>oS S~PU~~¡uo:> s~1 ~p S~~lY S~l¡O u~ OU Á SO/l.!¡:>~I°:>U9!:>~:>!unrno:> ~p SO~P;)IUsor U;) 'SYIU Z;)/I.~p~:> 'u;)pl;)~d O u~u~~ ;)S S;)[~!:>os O s~:>~¡Jlod S~II~¡~q s~1 OOOZ I;)P ~P~:>;JP ~[ ~p ~U~:>pc;)IU P~P;)!:>os ~[ U;) ;)nb l~rnl!J~ sorn~pod ';)¡u;)~n~~suo:> lOa '~u~:>pc;)rn P~P;)!:>os ~I ~ Á OP~¡S3 I~ ;)¡U;)IU~/I.~¡:>;)J~Á I~¡u;)rn ~Áru¡S~P O ;)Áru¡suo:> ;)S ;)¡U;)IU~!l~!P ;)PUOP S;) 'S;)P~P!A~¡:>;)IO:>Á S;)lOS!rn;) ;)l¡U~ U9!:>~:>!UnIUo:> ;)P SOU~!P~¡o:> so¡~l~d~ SOl u~:>npold ;)¡U~IU;)¡U;)U~IU1;)d ;)nb ~:>!19qIU~SU9!:>~[;)1 ;)P o~:>~ds;) [;) U;) ;)nb l!:>~P SOIU;)pod 'OP~¡U;)S ~¡S;) ua

6L I

al~av~ nONI31S3 ~31f\Vr

..-


80 I

Reforma delEstado mexicano Control y participación

en los medios de comunicación

No obstante que a principios del siglo XXI los medios de información gradualmente se han convertido en el centro del poder contemporáneo, su operación no ha funcionado en espaciosneutros o independientes, sino que han operado vinculados a las necesidadesde reproducción de nuestra sociedad en vías de industrialización y, ahora, de globalización. Dentro de este marco estructural, el margen de participación de los movimientos sociales a través de los medios de comunicación no ha sido monolítico, sino que ha oscilado formando una gama de intervención que varía desde los canales escritos hasta los electrónicos. Así, encontramos que las vías a través de las cuales los movimientos sociales mexicanos han participado con mayor fuerza, desde principios de siglo hasta la fecha, para expresarsusintereses y demandasse concentran con gran peso en los medios impresos y se limitan casi por completo a los canales electrónicos, particularmente audiovisuales. De esta forma, la naturaleza social de los medios de comunicación ha quedado determinada, desde un principio, por la presencia de un fuerte contexto económico y político que ha condicionado herméticamente el uso social de los mismos por otros sectoresmás amplios que no seanlos propietarios o representantes del gran capital interno y transnacional en el país. Esta situación ha alcanzado su mayor esplendor en el caso de la televisión mexicana, tanto pública como privada, pues es el medio que más ha llegado a ser monopolizado por el poder nacional, al grado de que vía éste se ha construido otro proyecto cultural contrario al proyecto de los grandes grupos que sostienen nuestra nación. Así, observamosque no obstante que en la actualidad la sociedad mexicana ya ha llegado a alcanzar los 100 millones de habitantes, y pese a que, en última instancia, los grupos básicosque sostienena nuestra nación son los que financian el funcionamiento de la televisión, confirmamos que la mayor parte de estos sectores básicos no tienen acceso a participar dentro de este medio de comunicación para exponer colectivamente susnecesidadese incorporarse a los procesos de gestión pública del país a través de esta tecnología cultural.En este sentido, constatamos, por ejemplo, que las organizaciones campesinas,los sindicatos, los partidos políticos, los numerososgrupos indígenas, los movimientosecologistas, los sectores magisteriales, los organismos no gubernamentales, las iglesias, los productores agropecuarios, los transportistas, los grupos de amas de casas,las asociacionesde padres de familia, los grupos de colonos, los estudiantes, los profesionistas, etc., no disponen de espaciosen el espectro electromagnético para plantear y discutir susproblemáticas particulares.Debido a que no se ha permitido la participación de los grandes grupos en los medios electrónicos, particularmente en la televisión, tanto pública


1-8I

~P leue:)

I~P lel~u~D

lO¡:>~l!a

'ezelp~d

'OOOZI~P o¡so8e 'os~l8uo:) I~P U9!s!A~I~.L ol~lleqe:) O!I!8l!A ope!:>u~:>!1 I~P so¡d~:>uo:)

O(

lel;}p;}d oA!1n:);}f3¡31E!:)Os U9!:)e1u;}!lO ;}P Á S;}¡elm¡n:) 'SOA!1e:)np;} SeW;}1 l!pUnj!p e sope:)!p;}p 'SOnU!1UO:)S!P o SOnU!1uo:) S01nU!W O~ ;}P e1set¡ U9!:)elnp UO:) 'Se!le!p Se1!melg

'Al °ImJ~ I~l~P~d

S;}UO!S!WSUel1lem:);}j;}

UYl;}q;}P U9!S!A;}¡;}1 ÁO!pel

I~ u~ 9I~tJ~S ~S 0961

;}P S;}UO!:)e1S;} se¡ [000]

:~nb '6t; °In:>J1l~ ~p Ol;}U~ ~p 61 I~P U9!S!A~I~.L Á O!P~"M ~P

Á~'l ~I ~P 0~X;}1 I~P l!~l~d

~ ~~~l~d ~un lod

'Jsy °S;}I~!:>!Jo SOdUI~!¡ ;}P

~!:>u~~s!X'~~I ~¡U~UII~3';}I re¡d;);)~ ~P l!¡red ~ SOUIS!UIsol u~ ~A!~:>~IooU9!:)ud!:>!¡1~d ~P o!:>~ds;} otJ~nb~d un 9!lq~ OU~:>!X;}UI °P~¡S3 I~ 'U9!:>~UI10JU! ~P SO!P~UI sol u~ I~!:>oS U9!:>~d!:>!~1~d ~P s~:>!19¡S!q s;}puP!nb~u! ~P O:>l~UI ~¡S~ ~P Ol¡U~a

le!~OS U9!~ed!~!~Jed

el Á sele!~!jO

sodwe!~

SOl

l~!:>OS UJ10Á~UI ~I u U9!:>UU!3'lUUI Á O!:>U~I!S Á '~JIOU!UI ~un. ~ U9!:>ud!:>!~1~d ÁZOA l~P lod 'O!l~¡!lO¡n~ 'I!A!:> PUP~!:>os ~I u O:>!¡?Wl~q 'I~:>!~l~A l~S lod °P~Z!l~~:>~l~:> ~q ~S ~nb U9!:>~:>!UnUIO:> ~P ~~U~U!WOP °I~poW un S~P~:>?P lod op!rn¡suo:> u~q SO!P~W SOl l~pod l;}UI!ld amo:> l~UO!:>unJ I~ ~nb l!:>~p sow~pod 'S!S~~uJs u3 (sou~:>!X'~w sol u sJud ns ~Il~~In:>o ~p u:>!~S~¡U~J ~~U~UI~l;}P~Pl~A ~tJ~z~q ~I OPU~Z!I~~l u~l)U!¡uo:> U9!S~A;}I~¡ ~I ~~u~wl~In:>!~l~dÁ SO:>!U9l~:>~I~SO!P~W sol '~q:>~J ~I ~ s~p~:>?P S~l~ ~:>~q ~ps~p 'so~uun:> soun ~p lodn~s~ I~ Á sopo~ ~p gafo sol ~~uu oqu:> ~ UA~II ~S ~nb ~!3'~UI ~p o~:>~ un u~ amo:> '~nb 1~UI1!J~ SOUI~pod '~UI10J ~¡S~ ~a.~uu:> -!X~W P~P~!:>os uI ~PSO!l~~!lOÁUW ~odrn3' sol ~~U~~U~!P!~o:> U~A!A ~nb s~pup -!I~~l o S~P~P!S;);)~USUI Á ~A!S!A~I~~ U9!:>UW~13'01d ~I ~:>ln~U! ~ ~punJ!p ~nb 01 ~l¡U~ o:>!U?lJoz!nbs~

O~U~!W~uo!~unJ ~p oi~pow

~q Iun:> 01 'SO:>!U9l~:>~I~ SO!P~UI sol lod

un ~p U!:>U~~S!X'~ ~I Op~:>OAOld

~~U~UI~A!~U~¡Sns ~s~d ou I~UO!:>uu

u:>!~~UI~IqOld ~I :l!:>~p s3 .p~P~!:>os Ul¡S;}nU ~p S~I~l¡u~:> s~UI~IqOld sol l!¡U~S Á l~U°!X'~IJ~l ~ ~:>npuo:> sou ~~u~UIIUUO!S~:>o °I9s Á ~oIn:>~¡:>~ds~ I~P s~J3'OIO~P! s~I Á s~~lod~p sol 'ownsuó:> I~P I~rn¡In:> ~f~ ~Id!l~ I~ u~ '~~U~W~!l~¡!lO!ld 'l~su~d ~ ~~U~!lO sou U9!S!A~I~¡ ~I 'o:>!¡Jlod o~:>!IJuo:> Ol~A~S u~ ~Sl!~l~AUO:> lod y~s~ ~nb '~:>!UI9UO:>~0!:>os S!S!l:> upunJold ~un ~~U~UI~U~~P!¡o:> SOUI!A!A S~l~U~!W ~nblod

'I~!:>oS odl~n:> Ol~s~nu ~p S~PUP!S~:>~us~I ~p SOP~!:>lOA!P SOA

-!~:>~I°:> SOlq~l~:> owo~ U~uo!~unJ 'U9!~!A~I~~ ~I ~~U~WI~!:>~ds~ Á 'SO~!U9l~:>~I~ SO!P~W sol ~nb l!:>~p sow~pod 'OII~ lOa .OU1~~U! O~U~!W!~~l~ Ol~s~nu ~p ~W~l ~p~~ ~l~d u9!~nlos ~p S~A!~UU1~¡I~ s~Iq!sod suI ~p ~¡U~¡SUO~ u9!snJ!p ~I ~p Á I~UO!~UU OIIÓll~S~p Ol~s~nu U~P!dUI! ~nb soIn:>~~sqo S~pU~l3' SOl ~p O:>!~~UI -~~S!S S!S!I~U~ I~P s~p~ln:>U!As~P u~l)U!¡uo:> S~UO!~m!~SU! S~~S~'UP~A!ld OUIO:>

al~av¡t\J nONI31S3 ~31¡\Vr


82 I

Reforma delEstado mexicano

señalará la dependencia que deba proporcionar el material para el uso de dicho tiempo y las emisiones serán coordinadas por el Consejo Nacional de Radio y Televisión04 Complementariamente

a esto en el título v, artículo 90, se indicó que:

["0] se cre~~ organismo dependiente de la Secretaría de Gobernación denominado Consejo Nacional de Radio y Televisión, integrado por un representante de dicha Secretaría que fungirá como Presidente, uno de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, otro de la Secretaría de Educación Pública, otro de la Secretaría de Salubridad y Asistencia, dos de la Industria de Radio y Televisión y dos de los trabajadores05 Por otro lado, el1 de julio de 1969 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo administrativo por el cual el Poder Ejecutivo, representado por el Presidente Díaz Ordaz, aprobó en la Ley de Ingresos de Federación: [000] la existencia de un impuesto especial del 1205%a las empresasque funcionen al amparo de concesionesfederales para el uso de bienes del dominio directo de la nación, en los casosen que la actividad haya sido considerada de interés público por la ley06 El Estado mexicano permitió que dicho impuesto a los medios electrónicos se pagara en especie, con uso de tiempo en los mismos.' Así, el contribuyente cumplía poniendo a disposición del Estado 1205% del tiempo de su programación, no acumulable, ni diferible08 Sin embargo, no obstante la existencia oficial de dichos espacios informativos para la participación ciudadana:

40

Ley Federal de Radio y Televisióny su Reglamento (2000), México, DF, Comisión de Radio Televisión y Cinematografía, LVII Legislatura, H. Cámara de Diputados, junio, ppo28 Y

29. 5. 6. 7o

8.

Ley Federal de Radio y Televisióny su Reglamento (2000), México, DF, Comisión de Radio Televisión y Cinematografía, LVII Legislatura, Ho Cámara de Diputados, junio, ppo 36 y 370 Granados Chapa, Miguel Ángel (2000), "Doce y medio por ciento", columna Plaza Pública, Reforma, México, DF, 9 de noviembre, p. 7-A. Fernández Christlieb, Fátima (1997), "Los nuevos tiempos fiscales y legales: una responsabilidad compartida entre Estado y sociedad", en Zamarripa, José G. (compo), Hacia la normatividad de los medios de comunicación, México, DF, Grupo Parlamentario del PRD, Cámara de Diputados, LVI Legislatura, Congreso de la Unión, p. 1530 Granados Chapa, Migue.1 Ángel (2000), "Doce y medio por ciento", columna Plaza Pública, Reforma, México, DF, 9 de noviembre, p. 7-A,

-


ts

.W;¡PI '01 'W;¡PJ '6 's~IE!;)OSsodru'a S~pU~l'a sol ~p S~S~l~¡U!sol ~p 10AEj u~ U<)!;)E1~doEq;)!P gln'a~l ~nb ~P~Z!I~n¡;)EU<)!;)~IS!'a~1 ESOp~P!n;)~un U!S'op -E;)l~W [~P u<)!;)Elnwn;)~ El gp SO!d!;)U!ld S~;)E10Asol ~p ,,~lq!S!AU! OUEW" E[ ~p ~;)!wYU!P El ~ '01¡0 10d Á ~u~l~do sol ~nb SO!lE¡~!d01d S~pU~l~ sol gp SgS~l~¡U! sol gp osoq;)!ldE~ osnl;)u! ~ o~uy¡uods~ '0;)!¡Y1;)0¡n~ O¡U~!W~uo!;)unj un E'oPEI un 10d '<)UOpUEq~~S O¡U~!W~¡lodwo;) ns SEP~;)yPSE!l~A ~¡UE1np 'JSV l!A!;) P~pg!;)OSEl Á OU~;)!X~w°PE¡S3 l~ lod ~p~P!n;)sgp g¡UgW~W10U~ °P!S Eq u<)!;) -E1gdo ns ~¡U~WE;)!l<)¡S!q'S~IE'a~1SOU!W1?¡U~ 'O!l~¡!lO¡n~ Á 1~;)!¡l~A 'OpE11~ U<)!;)E;)!UnWO;)gp °1~poW un SO¡SyU~ OP!;)glEAg1dEq S~PE;)?P10d gnb Á l~pod 19W!ld l~ Ug °P!¡lgAUO;) UEq ~SU<)!;)EW10jU!~p SO!P~Wsol ~nb ~¡UE¡SqO°N

oue::>!XeW Opels3

lep eWJOjeJ Á le!::>os uQ!::>e::>!UnwoJ

or"UlUU!W!¡gaso¡sandw! a¡sa anb ulud ¡u:)S!JuauYla:)s!wul ua uÁnl:)U! U¡ as ou uÁ OW!X9ld alqwa!:>!p ua anb UD:>UJlU¡SUa"U!lU¡nq!l¡ UZa¡UlfiJUU ns lod 'a¡uaw¡unuu UpUpUalJalsa Ua~!lOup a¡ anb Áal ul sand 'olla:>uq :>ppup!sa:)au u~ua¡ ou suz!nQ lUUO!:)fiJ!¡suo:)U! o¡uu¡ O¡ lod Á O!lO¡U:)S!Juo:> sa o¡sandw! la anb opuU¡UaW~lU [...] Oll!w!ldns U¡suq¡u:>S!J odwa!¡ la l!¡UqWO:>u 9¡Salduas [oo.] :U<)!S!A~I~l.Á O!PE~ gp ~!l¡snpUI ~l ~p E1EWYJ El 'xOd ~¡U~;)!A ~¡U~P!S~ld I~P u<)!;)!SU~l¡~p E¡S!UEd OU1~!qO'aOA~nu I~P SO!d!;)U!ld E '0;)!¡?W1~q ~w~nbs~ ~¡S~ E ~¡~W~l OWOJ °O;)!X?WU~ SEP~;)?PL <)lnp ~nb (I~d) I~UO!;)n¡!¡SUIO!l~uo!;)nloA~"M OP!PEd I~P E¡S!P!p~d!un ~W~¡S!SI~P 0¡;)~Á01d I~P O¡Ug!W!;)~I~pOJ l~ SOIOPUY¡U~!lO°p!S ~q 'OP~~ldw~ ~q SOlopu~n;) :0!lE1¡UO~ l~ lod 'S~I~!;)Yo sodwg!¡ sol PEP~!;)OS ~l ~P O!;)!Al~Sl~ l~uod OP~¡d~;)EEq ou OUE;)!X~W°P~¡S3 l~ ~¡U~WE;)!l<)¡S!q 'lp~P S3 .s~p~P!unwo;) s~l ~p u<)!;)U~Alg¡U! ~l ~l~d ou Á 'SOWS!Wsol ~p IEUO!;) -~l;)S!P u<)!;)nq!l¡S!P UO;) 'OUln¡ Ug SO!l~UO!;)UfiJÁ SOU1~!qO'asol ~P S~;)!ijlod o S~;)!¡Y1;)01nqS~P~P!S~;)~U s~l ~P u<)!;)ow01d ~l E1Ed~¡U~WE;)!SyqSOPEz!I!¡nOP!S UEq °P~¡S3 I~P so!;)Eds~ SO¡Sg'OP~~ldw~ u~q ~S~nb u~ SOSE;) so;)od sol U3 61e:>S!J odwa!¡ ¡a u!:)!pladsap as anb odwa!¡ OWS!W¡Uuu~ud as sa¡u¡UaWuulaqn~ SU!lU¡!:)!¡qndsugudwu:) su¡ 'a¡SUl¡UOO U3 .odwa!¡ asa ua safusuaw sns lU?O¡OO (3dI) lulo¡:)aI3Iulapad O¡fiJ!¡SUI¡U9~au (.L~I:J)U9!s!Aala.LÁO!PU~ap u!l¡snpuI ul ap UlUWY:)U¡ 'OOO'l¡ap o!unf ap sa¡u!:)uap!saldsauo!:>:)a¡a su¡ ua 'Jsuul)u A °upuu !su:>u up!:)npal opupanb uq U9!:)!sods!pusa sa¡Ua!:>also!uaxas sol u3 lU¡O¡ ¡ap % Of un uJlqn:>as suuadu 'uJllaAaq:>3S!fi'l a¡uap!sald ¡ap u:)od;JU¡ua 'OPuz!¡!¡n anJ syw opuun:) 'odwa!¡ asa ap PUp!¡U¡O¡ul 9sn as u:)unu soq:)aq sol ua [...]

I

:

~

al"!:Ja'v'~ nONI31S3"!:J3I/1'v'r

r

,


-84

I

Reformadel Estadomexicano

Cuando más, el Estado Mexicano delimitó a nivel constitucional una vaga normatividad para la operación de estos medios, pero sin actualizarla respecto a los grandes desafíos tecnológicos, políticos y sociales de la sociedad mexicana de finales del siglo xx. Esto colocó internacionalmente a México j como "uno de los siete países con el marco jurídico más atrasado en materia 1 de comunicación, sólo equiparable a Libia, Irak, Katar y Cuba; y por debajo i de naciones como Paraguay, Colombia y Guatemala.!! Por ejemplo, la Ley de Imprenta data de 1917 y fue promulgada por el entonces presidente Venustiano Carranza, en un marco de conflicto social posrevolucionario, por tanto conlleva un espíritu represivo hacia la libertad de expresión. Por otra parte, pese a que la radio empezó a funcionar desde la década de los años treinta y la televisión desde los años cincuenta, la Ley Federal de Radio y Televisión no se creó sino hasta el19 de enero de 1960, durante el gobierno del presidente Adolfo López Mateos, y quedó marcada por el vicio de la discrecionalidad política, especialmente presidencial, para ejercer los procesos informativos. De igual forma, el Reglamento de la Ley Federal de Radio y Televisión y de la Ley de la Industria Cinematográfica Relativo al Contenido de las Transmisiones en Radio y Televisión, no se promulgan sino hasta el 4 de abril de 1973. Así, las precarias, vacías, contradictorias y obso1etasbases jurídicas en materia de comunicación social con que cuenta la Constitución Política mexicana al final del siglo xx, debilitaron la estructura y frontera del Estado mexicano y de la cultura nacional. Con ello, se desprotegieron los derechosde la población mexicana y se benefició a la estructura del poder monopólico y transnacional en el país. Dentro de este marco histórico, con el fin de intentar actualizar dicha normatividad y modernizar la reforma del Estado en materia de comunicación social, de 1994a 2000 el gobierno y algunos sectores de la dirigencia privada mexicana en turno organizaron -en diversos momentos- distintas consultas públicas y acuerdos políticos sobre comunicación y cultura. El surgimiento de todos estos espaciosde participación social permitió la exposición pública de múltiples diagnósticos y propuestas, provenientes de todos los sectoressociales, para la transformación del programa de comunicación y cultura del Estado mexicano. Así, a lo largo de la celebración de los eventos públicos nacionales para la discusión del proyecto de comunicación colectiva del país, se presentaron en conjunto más de 15,349 diagnósticos y propuestas -de todos los sectores de la sociedad civil, política, gubernamental, empresarial y estatal- para la transformación del Estado, en materia de información colectiva. 11. "México, entre los siete países con las leyes más atrasada en materia de comunicación"

(1998),en El Financiero,24de abril.

!I


.vZZ-EL .dd '~lqn¡:>O ~p ~Z 'da 'O:>!X~W '(l1!U!W!I~ld U9!Sl~A) 1J11nsuo.7;}pS;}lIJUOiE;}.lSO.lOf ;}p IJJ.lO11J1;}.l :lJdIJ1;}1J.l;}Uli.lclllJi.7°S ul}i.7lJ.7iunUl°:J ;}P lJi.l;}IIJW U;} lJ.7ilq~clIJ11nsu°:J '(~66¡) sop1!¡nd!G ~p 1!l1!WY:) .H '1!ln¡1!IS!8~, lA! '¡1!!:>OSU9!:>1!:>!unwo:) ~p 11!!:>~ds3u9lslwo:) ,1

-owold

El u~ op~:>npEl1 Et{ ~S ~nb 01 'U9~S~A~I~.L Á O!PE"M ~P IEUO!:>EN of~suoJ

I~P S9AEl~ E 'U9~:>EUl~qOD ~P EJIe~~l:>~S El lod

IEUO~:>~l:>S!PEl~UEW ~P Sor

-!nq!l~S!P °P!S UEt{ °PE~S3 I~P S~IE!:>!JO Sodw~!~ SOl '~~U~WIEUO!:>!PEl.L .8 'U9!snJ!P ~P S~IEUE:> sol u~ U9~:>Elqod El ~P E:>!ld9l ~P Ot{:>~l~P I~ ~~u~w~~ -U~UEWl~d U~:>!~UElEg ~nb so!:>Eds~ lE~l:> u~q~p S~IE!:>!JO sodw~!~ s°'1 .L 'SO:>!~Jlod SOP!~Ied ~P O S~IE~U~wEul~qng SEIJEdwE:> ElEd °19s OU Á s~I!A!:> S~UO!:>EZ!UEglO lod °pEsn l~S ~q~p (%S'.zI) IE!:>!JO odw~!~ 13 °9 "V ~Id!l~ :oldw~f~ lod 'S~[E!:>U~l~J~ld SO!lElOt{ sol u~ SO!U~AUO:>~~UU!P~W ~q:>~AOldu Á ~:>!IEl~U~:>S~P ~S 'OA!~:>~J~u~ OPEgEd u~s (%S'°Z1) IE:>S!Jodw~!~ I~ ~no o~ °IEd!:>!unw Á IE~E~S~'IEl~P~J :OUl~!qOg ~P S~I~A!U S~l~ sol lod amo:> JSE 'PEP~!:>OS ul~s~nu ~P S~IEln~ln:> Á SEA!~E:>np~ S~Uo!:>n~!~SU! 'S~I!A!:> S~UO!:> -UZ!UEglO 'sodrug SO~U!~S!Psol lod ~~U~WEA!~:>~J~Á IE~l SOPEZ!I!~n UU~S SO~S? ~nb El~UEW ~P 'ÚE!:>!JO odw~!~) °PE~S3 I~ ~uods!p ~nb ~P SO!lE!P So~nu!w O~ sol ~P U9!:>nq!l~S!P Á osn [~ lErn~:>nl1S~~l Á lE~U~WEIg~l O!lES~:>~U S3 °t °S~IE!:>!JOSodw~!~ sol ~P Ol~U~P I!A!:> PEP~!:>OSEl ~P U9!:>Ed!:>!~lEd El ~:>!~UElUS °pu~s3 I~ ~nb O!lES~:>~U S~ 'U:>!~Yl:>OW~P U9!S!W ns UD:> l!ldwn:> UlEd .~ .pEP~!:>OS El Á OUl~!qOg I~ ~l1U~ IEl~P~J Á IE~E~S~'IEd!:>!unw U9!:>E:>!Unwo:> ~P os~:>old un ~P E!:>U~~Sp'~ El U~!:>~dOld ~nb U9!:>Ed!:>!~lUd ~P SO~l~!qE S~[EUU:> lE~l:> u~q~p ~S °PE~S3 I~P Sodw~!~ SOl ~P U9!:>EZ!I!~n E[ ~~UE!P~W 'z .S~TEUO!:>n~!~suo:> aL Á 09 sOln:>J~lE sol U~ °PUlgESUO:> U9!:>EWlOJU! El E Oq:>~l~P I~ ~:>!~UUlUS ~S ~nb l!~!Wl~d UlEd °PU~S3 I~P Sodw~!~ SOl lEq:>~AOldE ~~U~!U~AUO:>S3 .1 uo:>-

ZT:so~:>~dsEs~~u~!ng!s sol '-S!suJu9 oq:>nw OA!~Ul~~!~ll~~:>YlE:> ns lod UOlE:>E~S~Ps~IEn:> SEr ~P Ol~U~P 'sE~s~ndold

S~ld!~It)W UOlE~~UEld ~S S~IU!:>!Jo sodw~!~ sol ~P osn I~ UD:> U9!:>EI~l U3 .El~~9:>~~ ,( %S"Z1) SO!P~W sol U~ IU!:>!JOodw~!~ I~P O:>!~Yl:>OW~P O~U~!WEq:>~AOldE I~ 'O:>!lqt)d O!:>!Al~S ~P SO!P~W sol ~P O~U~!W!:>~IE~lOJ I~ 'S~I -uln~ln:> SO!P~W ~P p~l El ~P U9~:>E!ldWE uI 'IE!:>OSU9!:>E:>!Unwo:> ~P U!l~~EW U~ PEP!A!~EWlOU IEn~:>E El ~P IU~O~U9!:>E:>!J!POW El 'U9!:>u:>!unwoJ ~P SO!P~W ~P IEUO!:>EN of~suoJ un ~P U9!:>E~l:> El 'I!A!:> PUP~!:)os El ~P U9!:)Ed!:)!~lEd uI ul~d SOA!~u:)!Unwo:) So!:>~ds~ sol ~P Eln~l~d~ El 'S~UO!S~:)UO:) S~I ~P O~U~!WUSlO~OI I~P U9!S!A~l UI ~~s~t{ 'TE!l~S~ldw~ u9!:>~lng~llo~n~ ~P sos~:>old SOl 'ulnsu~:> ~P soPEI~A Á SO~:>~l~PSOWS!uu:)~w SOl l!W~ldns 'SOA!~E:>!Unwo:> SO!lodouow ~P E!:>U~~Sp'~ El l!q!qOld 'EA!~:>~[O:>U9!:>E:>!Unwo:> UI ~P UVUlspnqUlo I~P ElnS!J UI ~P U9!:)E~l:> UI 'E:>!~SJPO!l~d U:>!~9~P og!P9:> un ~P U9!:>EWlOJ El 'SO!P~W sol U~ U:)!ld9l ~P Oq:>~l~P I~P U9!:>ElnE~SU! El ~PS~P UOIeI!:>SOsE~s~ndold

SS I

SEq:>!G

al"!:lo"v'VIJ nONI31S3 "!:I31A"v'r


86 I

Reforma delEstado mexicano

ción de figuras políticas del sistema o en apoyo a los proyectos burocráticos del gobierno en turno. 9. El tiempo oficial que le corresponde al Estado se ha desperdiciado sistemáticamente, a lo largo de varios años, con lo cual se pierden impuestos y espacios de presencia estatal.lO. La población discapacitada debe tener acceso preferencial dentro de los tiempos del Estado. Sin embargo, pese a esta enorme cantidad de participaciones ciudadanas para intentar transformar el sistema de comunicación nacional, se demostró que los diagnósticos, las demandase iniciativas fundamentales de políticas de comunicación -especialmente sobre los tiempos oficiales-, que ha presentado la sociedad mexicana para la transformación del Estado nacional, vía los foros, los seminarios y las consultas Públicas, fueron negados, menospreciados, desconocidosy marginados por la esfera del poder. Con ello, una vezmás, volvió a surgir la profunda desilusión y desencanto de la sociedad civil respecto a que los espacios de "apertura" que creó el Estado sean los conductos viables para la transformación de los medios de comunicación nacionales. No obstante esta gran tendencia cancelatoria del gobierno sobre los planteamientos civiles en materia de comunicación, se observó que de todo el cúmulo de propuestas presentadas por la sociedad mexicana en los múltiples foros abiertos de consulta pública, la única iniciativa que parcialmente prosperó, y con muchísimos obstáculos; fue la propuesta de Ley Federal de Comunicación Social y el Proyecto de Ley Reglamentaria de los Artículos 6 Y 7 Constitucionales en Materia de Libertad de Expresión y Derecho a la Información preparada por la Comisión de Radio Televisión y Cinematografía (RTC)de la XLVI Legislatura de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, y que fuera retomada por la XLVII Legislatura del Congreso para discutirla y perfeccionarla como iniciativa de ley.13 Sin embargo, para evitar avanzar en este terreno estratégico de reglamentación al derecho a la información, el sector más conservador del Estado y los

empresariosde los medios de información en conjunto emprendieron,a través de sus propios canales de difusión masiva, campañaspermanentes de satanización y boicot a dichas iniciativas democráticas de la sociedad civil, argumentando artificialmente la existencia de un conflicto entre libertad de expresión y reglamentación de la misma. En este sentido, así como el sector bancario practicó una acción de anatocismo al cobrar intereses sobre intereses, con el despliegue de esta campaña desinformadora y calumniadora sobre la reglamentación del derecho a la información, los concesionarios de los 13. Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía(RTC) de la XLVII Legislatura,H. Cámarade Diputados,Congresode la Unión (1998),Iniciativa de Ley de Comunicación

Social.Proyectode Ley Reglamentaria de los Artículos60y 7QConstitucionales en MateriadeLibertaddeExpresión y Derechoa la Información, México,DF,marzo.

-


.L9 'd '9 .wl)u '[!lqR ':)V 'Rlfi¡[n;) f. S~UO!:)!P3 'S!S![yuy ':la 'o:)!X?W 'SO!PO1W SO] O1p opunw ]I1I1UI11UO1A l1un .11.10111;)13' U~ '(100Z) ,,080[y!p ~p RS~W" '91 'L9 .d '9 .wJ)u 'I!lqR ':)V 'Rlfi¡[n;)f. S~UO!:)!P3 'S!S![yuy ':la 'o:)!X?W 'SO!PO1WSO] O1popunw ]11 I1UI11UO1A l1un .11.10111;)13' U~ '(100Z) ,,080[y!p ~p RS~W" f. ~91 'd 'OZlRW ~p 9 'l1pI1U.lO[ 117u~ '"U9!S!i\~[~J. f. O!PR'H ~p f.~'1 R[ R RWlOJ~l R[ RlRd RS~W[~~l;) R[RtSUI" ~[WtqlRUO!s!i\old/.!~uuRq/Xw.q08':)tl.A\MA\ :U~ OpRt[nSuo:) '1 .d 'OZlRW ~p ) '.,la 'oo!X~W '"SO:)!U9lt:)~[3 SO!P~W ~p U9!:)R[S!8~'1 R[ ~p [Rl8~tUI U9!S!i\~'H R[ RlRd 080[Y!G ~p RS~W 'SOO!U9lt:)~[3 ~p SO!P~W ~p U9!:)R[S!8~'1 R[ ~lqOS 080[Y!G ~p RS~W R[ ~p U9!:)R[RtSU! R[ ~tURlnp 'RPURl!W [~~l;) 08R!tURS 'U9!:)RUl~qoD ~p O!l1!t~l:)~S [~ lod °pR!:)unUOld ~rRSU~W" ,( 100Z) U9!:)RUl~qoD ~p RJlRt~l:)~S 'IR!:)°S U9!:)R:)!UnWO;) ~p RJlRt~l:)~sqns ')1 '~lqfi¡:)O ~p )1 'l1pI1U.lO[ 117 u~ ',,(oWS!:)OtRUR ~p ose:) OltO) SO!P~W SOl ~p SO!P~W S°'1" '(866U O:)lRW 'U9:)SR'H .171

-~l~p Á I~!~OS U9!~~d!~!O¡l~d (~ ~~!~u~o¡~dwo~ Á U9!~~!pS!mr SO!d!~U!ld

(~ :~o¡~!S U01~nj 0801Y!P ~p ~s~w ~I 9plOq~

(q ~S~I~o¡u~w~pUnj ~nb S~w~o¡ so']

9y.~Ju~p~pn!~ ~I ~p 0~!U9Wl~ °IlOll~S~p I~ Á S~~!O¡Yl~OW~PS~UO!~~!1\.uO~S~I ~p OO¡U~!W!~~I~O¡lOJ I~ '~O¡U~WI~U!j 'Á ~S~!I!W~J ~I ~p p~P!Un ~I Á ~uosl~d ~I ~p p~P!U8!p ~I 'S~O¡S!U~wnl[ SO!d!~U!ld SOl ~ Oo¡~dS~l I~ ~U9!~~~np~ Á ~mO¡ln~ ~lO¡S~nu ~p oo¡u~!w!~~nb!lU~ I~ '[~UO!~~U p~P!un ~I ~p OO¡U~!W~zu~y~ I~ l!nq!lO¡UO~ ~S~UO!S~~UO~~p OO¡U~!W~810O¡O I~ l~O¡U,;)l -~dSU~lO¡ ~U9!S~ldx~ ~p p~O¡l~q!1 ~I 1~Z!O¡U~1~8:SO!l~O¡!l~ s~pu~l8 O~U!~ U~ U~Jl -~o¡u~o¡sns~S O!~~dS~ ~o¡S~U~ SOP~ZU~~I~ SOpl~n~~ SOl 'OU1~!q08 I~ u1)8~S ~y.sopRu.!aqo~ el Á ,;)lqwnp!}la~ anb eled 'pepa!~os 'eues u9!~elal

el leZ!}Uele~ el Á so!paw

eun sape}laq!l

epand

Á sa}ueu.!aqo~

as e~!}Yl~owap

e e~!PJlnf

u9!~eln~u!A

sol 'OU1';)!qO~ la al}Ua alqesuodsal

sel e O}adSal o}nlosqe

un ap O}!qwy

pep!ln~aS

e}sa ap S?Ael} e Á a}ualedsuel} la ua lel~ol

[000]

:U~l~ '~pUt!l!W 1~~lJ 08~!o¡u~S 'U9!~~Ul~qoD ~p O!l~O¡~l~,;)S I~ u1)8~s 'SO1\.!o¡~rqosoÁn:) 'SO~!U91O¡~~13SO!P~W ~p U9!~~IS!8~'] ~I ~p 1~18~O¡Ul U9!S!1\.~~ ~I ~l~d 0801Y!Q ~p ~s~W ~I '100Z I~P OZl~W ~p r; I~ 'U9!~~Ul~qoD ~p ~Jl~O¡~l~~S ~I u~ 91~O¡sU!'oIl~ ~l~d l~!~!jO odw~!o¡ I~P I~!~OS osn I~ ~O¡U~l~J~l 01 opu~Ánl~u! 'U9!~~~!unwo~ ~p ~!l~O¡~W u~ oP~o¡s3 I~P ~W10J~1 ~I u~ l~ZU~1\.~ l~O¡U~O¡U!~l9!P!:)~P oul~!q08 01\.~nu 1';) '~!~~l~OW~p ~I ~ ~~!JJ~~d U9!~!SU~lO¡ ~p os~~old I~P u9!~~m~o¡su! ~I Á xod ~o¡u~~!A ~o¡u~P!S~ld I~P ~!lOO¡~!1\.~I uoJ

lOOll8P

8Jqn~~o

8P

O ~ 18P OZe~8J~8p

13

vy.SO!P~W sns sopoo¡ ~P l~pod ~p ~mo¡~ruo¡s~ ~I l~1\.l~SUO~ ~l~d ~1\.!O¡~~I°:)U9!~~W10jU! ~p S~I~U~~ sns ~p o1\.!s~nsl~d l~pod I~ U01~l[~~1\.01d~ ~nb u~ OO¡U~wow I~ ~ps~p ,,01\.!o¡~~ -!unWO~ OWS!~oo¡~u~" un U01~~!O¡~~ld O~!X?W U~ ~1\.!O¡:)~IO~ u9!snJ!p ~p SO!P~W

La I

al~avV'J nONI31S3 ~31"'v'r


88 I

Reforma delEstado mexicano cho ciudadano; d) concesiones y permisos; e) programación; f) medios de Estado; y g) competencia económica.17 La mesade diálogo trabajó durante 18 mesesy tuvo un carácter consultivo y no deliberativo, su objetivo fue elaborar un anteproyecto de ley de reforma integral de los medios electrónicos, lo más equilibrado posible entre los diversos sectores que participaron.18 En la preparación de esta propuesta la Secretaría de Gobernación señaló que "se buscaría el consenso de todas las fracciones parlamentarias y el punto de vista de los sectores involucrados, así como de los concesionarios de los medios de comunicación".19Posteriormente, el proyecto sería enviado al Congreso de la Unión para su discusión y posible aprobación. En consecuencia, sería el Poder Legislativo la única instancia con autoridad definitiva para votarlo o no como ley.20 Sin embargo, en plena fase del proceso de trabajo y discusión de las propuestas en la Secretaría de Gobernación, el reciente 10 de octubre, en la comida anual de la Cámara Nacional de la Radio y Televisión (CIRT), el presidente Vicente Fox anunció sorpresivamente la expedición de un nuevo Acuerdo Presidencial sobre el Manejo del 12.5% de los Tiempos de Estado y un nuevo Reglamento para la Ley Federal de Radio y Televisión, que dejaron de lado la iniciativa de reforma integral de los medos electrónicos, formulada por la Secretaría de Gobernación el 5 de marzo del 2001, y derogaron los marcos jurídicos anteriores, acarreando las siguientes consecuencias: 1. Se regresó al viejo y viciado esquema bilateral entre gobierno y concesionarios para resolver la agenda de los problemas de la comunicación nacio., nal y se desconocieron los acuerdos trilaterales aceptados,ética y moralmente, entre el Poder Ejecutivo, sociedad y los propietarios de los medios, que el gobierno del Presidente Foxjunto con otros actores socialesse comprometieron a impulsar y respetar trilateralmente desde principios del sexenio.

17. Secretaría Técnica, Mesa de Diálogo para la Revisión Integral de la Legislación de Medios Electrónicos, Subsecretaría de Comunicación Social, Secretaría de Gobernación (2001), "Minuta de la segunda sesión de trabajo de la Mesa de Diálogo para la Revisión Integral de la Legislación de Medios Electrónicos", México, DF, 25 de abril, p. 2. 18. Secretaría Técnica, Mesa de Diálogo para la Revisión Integral de la Legislación de Medios Electrónicos, Subsecretaría de Comunicación Social, Secretaría de Gobernación (2001), " Minuta de la segunda sesión de trabajo de la Mesa de Diálogo para la Revisión Integral de la Legislación de Medios Electrónicos", México, DF, 25 de abril, pp. 2 y 3, consultado en: www.rtc.gob.mx/banner/minuta_1.html. 19. "Buscan aprobar la ley de radio y TV por consenso" (2001), en El Universal, 12 de febrero. 20. Secretaría Técnica, Mesa de Diálogo para la Revisión Integral de la Legislación de Medios Electrónicos, Subsecretaría de Comunicación Social, Secretaría de Gobernación (2001), "Minuta de la primera sesión de trabajo de la Mesa de Diálogo para la Revisión Integral de la Legislación de Medios Electrónicos, México, DF, 28 de marzo, p. 1, consultado en: www.rtc.gob.rnx/banner/minuta_1.html; y "Definen la agenda a revisar para la reforma de los medios" (2001), en Reforma, 29 de abril.

1 1 I


I ;)nb syw '¡XX l;)P SO!d!;)U!ld Á XX 018!s I;)P S;)I~U!J ;)P 10P~Z!U1;)POW OU1;)!q08 1:) 10d SOp~1;)U;)8 SO;)!lql)d so!;)~ds;) SO¡S;)SOPO¡ ;)nb l!;);)P sow;)pod '01I;) ;)¡uy l~!;)OS ~!;)U;)/I.!/I.;)lqOS ~l ~l~d ~lmln;) Á U9!;)~Z!l!/I.!;) ;)P SO¡u;)w~punJ sol 1~;)l:> ;)P s;);)~d-e;)u! syw uos 'syw Z;)/I.~P~;) ';)nb ~/I.!¡;);)l°;) P~P!l~¡U;)W Á ope¡Sa .¡l{8!1 ~lmln;) ~l Á op!nl!p °P~¡S3 l;) :l;)pod l;)P ~l;)JS;) ~l U;) P~P!l~;)l e/l.;)nu eun 9;)1;) ;)nb °l 'l~UO!;)~U ~lmln;) ~l ;)P Á OU~;)!X;)W °P~¡S3 l;)P e1;)¡U01J el Á e1m -;)n1¡S;) ~l 9;)!J!POW ~;)!¡Y!P;)W P~P!l~;)l ~¡S;) ;)P p~P!undw! ~l l~¡!W!l ou 'JSY "l;)pod l;)P S;)S;)l;)¡U! SOP~¡!W!l! :) SOSO!;)!qw~ sol o °P~;)l;)W I;)P SO!;)!U;)J S;)S;)l;)¡U! sol 10d °19s ou Á 'o¡unfuo:> ns U;) P~P;)!;)OS ~l 10d S~P~W10U l;)S U;)q;)P S~UO!;)m!¡SU! s~q;)!P ';)¡u~!n8!suo;) lod ';)nb Á O;)!lql)d 01 ~P ~!;)U;)¡s!X~ ~P ~s~q ~l uos SO/l.!¡;)~l°;) U9!;)~W1OJU! ~P SO!P~W sol O!U;)l!W ;}P l~U!J ;)P pep;)!;)os ~l u~ ;)nb ;)¡U~W;)¡U;)u~w1~d 9!;)OUO;)S;)P °P~¡S3 l;) 'olI~ uoJ "IXX I;)P SO!d!;)U!ld Á xx O18!s I;)P I~U!J l~ °p~ln~¡SU! ~q ;)S ;)nb l;)pod ;)P Á °P~;)l;)W ;)P O/l.!¡~;)!unwo;) 0¡;);)Á01d 1;) U;) SOP~ldw:)¡uo:> UO1;)nJ 1!/I.!;)P~P;)!;)OS ~l ;)P SO;)!syq SOW~I;);)l sol ;)P oun8u!u '~W1OJ ~¡S;) ;)0 "sJ~d l;) U;) ~¡O!P! ~lmln;) ~l ;)P °Jun!l¡ ;)¡u;)!puod -S~llO;) l~ UO;) ';)f~/l.l~S P~P!l~¡U;)W ~1~q1yq ~l ;)P lOP~1;)U;)8 'OP~;)l;)W ;)P U9!;) -~;)!unwo;) ;)P °1;)POW l;) opu~!8~l!A!ld 9nu!¡uo;) ;)S Á ~l!/I.!A;)lqos ~¡!w1;)d sou ;)nb O/l.!¡;)~l°;) U9!;)~;)!unwo;) ;)P °l;)POW Ol¡O 1~;)1;)~led ~P~¡u;)s;)ld;)l 9P;)nb ou P~P~!;)OS ~l ;)nb l;) U;) ';)¡U;)Ánl;)X;) U9!;)~;)!unwo;) ;)P ~w;)nbs;) on8!¡u~ l~ 9S;)18;)1 ;)S s;)nd '~!l;)¡~W ~¡S;) U;) l;)pod l;)P ~lndl);) ~l U;) O!qw~;) ;)P ~;)!¡Jlod p~¡unl°/l. ;)¡S!X;) ou ;)nb 'syw Z;)/I. ~un '91¡SOW;)P ;)S °II;) OPO¡ UO;) ';)¡U;)Wl~U!d .S l~UO!;)~U p~P!leuo!;)m!¡SU! ~l ;)P s~lmdlll s~l l~¡!/I.;) Á ;)Sl~;)!UnWo;) ~l~d U9!;)~W1OJU! ;)P SO!P~W ~;)snq ;)nb P~P;)!;)OS ~l ~ 91I!wnq Á 9l1nq ;)S ou1;)!qo8 13 .SO;)!U91¡;);)I;) SO!P;)W SOl ~P SO!leU ":~

-O!S;);)UO;) s;)pu~18 sol ;)P °P~;)l;)W ;)P S;)S;)l;)¡U! S;);)~lO/l. sol ;)¡U~ ~Ju~p~pn!;) el ;)P S;)l~¡U;)W;)l;) U9!;)~;)!unwo;) ;)P SOq;)~l~P sol l;)PU;)J~P ~l~d ~f~lO;) Á lOl~/I. !U 'P~P;)!;)OS ~l UO;) SO;)!lql)d sos!w01dwo;) sns l;)U~¡SOS ~l~d l~lOW Á ~;)!¡9 P~P!l~;) ;)U;)!¡ ou ~nb 9l;)/I.;)1 ~!;)~l;)OW;)P ~l ~ ~;)!JJ;)~d U9!;)!SU~1¡ ~l ;)P ou1;)!qo8 l3 "v 'xx Ol8!s l;) U;) O;)!X9W ;)P 0;)!¡sJ1;)¡;)e1~;) OWS!l~¡!lO¡n~ Of;)!/I. l~ ;)SOpuy!w;)ld 'OP~¡S3 l~ 1~W10J~1 ~l~d S~l~!;)OS S;)lO¡;)~ SOSl;)/I.!P sol ;)l¡U;) o80lY!P l;)P s~JII.s~l U01~!;);)lds;)p ~S Á S;)¡U~d!;)!¡l~d sol ;)l¡U;) °P~ZU~;)l~ u~Jq~q ~S ~Á OSU;)SUO;) 10d ;)nb SO;)!¡Jlod SOp1;)n;)~ sol Á OZl;)nJS;) l;) OPO¡ 9l;);)U~;) ~S '01I;) uoJ "SOO!U91¡;);)I~ SO!P;)W sol ~P l~18;)¡u! ~W10J~1 ~l ~l~d 080lY!P ;)P S~S;)W ;)¡;)!S s~l U;) u9!sn;)s!p Á U9!X~IJ;)1 'Of~q~l¡ ;)P O!P;)W Á oy~ un ;)P syw ;)¡U~lnp °P~¡S3 ;)P S~J1~¡;)1;);)SS~!l~/I. Á soP!¡l~d sol 'l!/I.!;) P~P;)!;)OS ~l '~!W;)P~;)~ ~l 10d s~q;);)q S~;)!JJ;);)ds;) s~¡S;)nd01d

j

~P S~U~;);)P S~l U01;)!;)OUO;)S;)P ~S .~

"IXX Ol8!s I;)P 0;)!X9W l;) U;) ~P~Z!l!/I.!;) Á ~P~ZU~/I.~ '~U1;)POW P~P;)!;)OS ~un l!lll¡SUO;) ~l~d S;)l~¡U;)W;)l;) s~u~p~pn!;) s~J¡u~1~8 uos ~nb 'U9!;)~W10JU! ~l ~ Oq;);)l~P l;)P Á U9!S;)ldx~ ;)P P~¡l~q!l ~l ;)P l~lnp;)w ~¡l~d ~un ~SOl!¡U;)W Á ~p~y~w~ '~;)!¡9W1;)q 'l~l~¡~l!un 'l~;)!¡l;)/I. 'l~UO!;)~l:>S!P '~!l~¡!lO¡n~

68 I

';)¡U;)Ánl;)X;) '~ln;)sqo

~W1OJ ;)P 9¡U;)W~l8;)1

;)S G

al~av¡,'.j nONI31S3 ~3IAVr


-90

I

Reforma delEstado mexicano

servir para el enriquecimiento y la ampliación de las políticas de comunicación de un proyecto de crecimiento democrático y humanizador, operaron como un sistema de legitimación de los intereses verticales del Estado y del poder en este terreno. En este sentido, una vez más, la comunidad nacional fue víctima de un gran estrategia gubernamental de burla y manipulación social encaminada a reforzar el proyecto autoritario del Estado y del poder en materia de información colectiva, con lo que se ha acrecentado el desencanto y la frustración de la sociedad civil que alguna vez concibió al Estado como una plataforma desde la cual se podrían transformar los medios de difusión. Así, en materia de comunicación social, a principios del nuevo milenio se volvió a repetir la misma historia de petrificación y antidemocracia del Estado mexicano que la sociedad mexicana ha vivido desde la década de 1970. Hay que recordar que el resultado de todas las consultas populares, desde 1970 a la fecha, ha sido "no encontrarle la cuadratura al círculo", y por lo tanto, no transformar el actual marco normativo de la comunicación social, permitiendo que continúe gobernando el mismo orden cerrado, viciado, discrecional e impune de los procesos comunicativos. En este sentido, la estructura mediática de la comunicación colectiva vigila, juzga y fiscaliza todas las áreas del funcionamiento de nuestra sociedad; es el único poder que en la práctica política no queda supervisado por el interés colectivo. Incluso, la rigidez histórica del Estado mexicano para no transformar la estructura de medios de comunicación nacionales ha sido tal que, en términos generales, en la década de 1990la transición a la democracia se ha dado a pesar y en contra del sistema de medios de comunicación dominantes. No fue sino hasta que el proceso de democratización empezó a rebasar a las estructuras de gobernabilidad tradicional cuando los medios retomaron este proceso, pero no para fortalecerlo centralmente, sino para aumentar su rating y no quedar fuera de la dinámica exitosa del mercado. En este sentido, podemos decir que al no considerar los principales diagnósticos y propuestas que presentó el despertar del sector civil para transformar la esfera pública de la conciencia nacional vía los medios de comunicación colectivos, el Estado mexicano no renovó suproyecto de comunicación colectiva para enfrentar los desafíos elementales de la sociedad mexicana de finales del siglo xx. Con ello, el Estado mexicano "moderno" cuenta con menos bases de representatividad social, y en consecuencia, es cada vez menos rector nacional en el campo de la moral colectiva, acelerando con ello su debilidad y descomposiciónestructural. De esta forma, aunque el gobierno creó una gran campaña de propaganda para difundir que el Estado mexicano se transformó en todos sus niveles, hasta el momento podemos afirmar que la reforma del Estado mexicano no se ha realizado, pues por falta de voluntad política no se ha establecido un nuevo pacto de relación entre medios de comunicación y sociedad, a través de

-


°8661 ~p o![nf ~p lZ 'da 'O:l!X?W 'l~}U~;) ~pel1- P[lOM '(.L~I:) U9!S!A~[~1- e[ f.o!pe~ e[ ~p e!l}snpuI e[ ~p [euo!:leN elewy;) '[e!:lOS PIlP![!qesuods~~ f. U9!S~ldx3 ~p Pll}l~q!, ~lqOS olod [~P IIsu~ld ~p 1I!:lU~l~JUO:lII[ U~ !)[II}U\f WIIl)[I elO}!l:lS~ II[ lod soplls~ldx~ So}d~:lUO;)

-~101d UR~S-U9!:>R:>!Unmo:>

~p So!p~m SOl ~p OU!ll~q!1

°IZ

01U~!mRUO!:>unJ I~ RJA

'IR!:>OS U9!:>RZ!I!AOmS~p RI ~p Á ~fRAIRS Rlmln:> Run sJRd 011s~nu u~ U~Áill1SUO;) ~1U~m~1U~uRml~d ~nb-'- l~pod I~P Á IR1!dR:> [~P S~S~l~1U! S~R10A Sor ~nb 'sym Z~A Run '9!1!ml~d ouR:>!X~m OPR1S3 I~ 000'l OIJRI~ u~ Á 0661 ~p RPB:>9P RI u~ S~IR~~I-O:>!mod S~uo!s!mo SR1S~~P RpRl~q![~P U9!:>RZ!101nR RI uo:) .R!:>Rl':)Om~p R[ 1~~IR1l0J ÁR:>!lq9d~1 RA~nu Run l!nl:ISUOO URJl!1!ml~d ~nb U9!;)BU RI ~p so:>!pJlnf so1U~mRpUnj sor ~p Rm!:>u~ lod l~pod

~p Rln1:>ill1S~ Rf~!A B[ ~p

S~S~l~1U! sol OPR!~~[!A!ld uRq 'BuR:>!X~m R:>!1JIOdU9!:>m!1SUO:) R[ u~ SRP!U~1uO:> [R!:>OSU9!:>B:>!Unmo:> ~p R!1~1Bm u~ S~[R~~[ S~SRqSR:>!U91:>RUR Á SB!101:>!PR11uO:> 'SR~BA 'S~I!q?P SR[ ~nb lBml!JB som~pod 'RA!1:>~dsl~d R1S~ OfRg lRUO!:>Bu pRP -!unmo:> RI ~P pR1UnloA RI ~P U9!S!Al~dns R[ R ~sl~1~mos R u~uodo ~S ~nb SO:>!1 -Yl:>o1nR S~Á~l u~ °p!ll~AUO:> uRq ~S !SB:>'JSY .SBA!1:>~I°:>S~PBp!A!1RmlOU SR[~P u~'31Rm [R lRUO!:>Unj R ~PU~!1 ~nb omou91nR !SR:>l~pod un U~ °P!ll~AUO:> URq ~S Á 'OPR1S3 I~ Á PBP~!:>OSRI ~P pR1UnloA BI ~p Bm!;)U~ lod 0:>!1J[od-0:>!m9UO;)~ l~pod

~mlOU~

un ~p U9!~Rl1U~:>UO:> RI OpRZUR~IR URq So!p~m sol 'RUR~!X~W

PRP~!~OS RI 9~1010 S~I ~nb IR!~!U! RZUR!JUO~ R[ R SB!~Rl'3 'Rl~URm R1S~ ~a .S~[Rlm~nl:IS~ S~IR!~OSS01~!IJUO~Á SOSRl:¡RSO~S~1UR'3!'3 ~npold 'OURldw~1 o ~plB1 'S~IRUO!~RU o SO!lR1!unmo~ SRW~[qOld S~pUR1'3 sol ~lqOS R~![q9d U9!~RmlOJU! ~p R1JRJ R[ 'O!lRl1UO~ 01 ~a .SU!I1J.l I~P SRAln~ SR[ o IB1U~P!~~O Rpom BI ~P °l~!~ I~ R~l~ ~nb "S~1URZ!Ul~pOm S~PRP![OA!lJ" s~[dw!s SR[ ~lqOS OU Á S~[B1U~W -RPUnj sBm~lqold sns ~lqOS RpRmlOjU! ~1U~WR![dWB Á ~1U~URml~d PRP~!:>OS Run lRl~U~'3 ~nb ~U~!1 OU1~pom OpR1S3 un '~1U~!n'3!suo~ lod .u9!~RmlOjU! ~p S~IRUR~ sol ~p pRP!IRlnld

Á Rlml~dR

~p om!u9u!s

S~ IB!~OS R!~Rl~Om~p :u9!~

-RW1OjU! ~p SO!P~W sol ~p U9!~RZ!1Rl~Om~p RpUnjOld R[ U!S lR1~ldmo~ ~p~nd ~S OU R!~Bl~Om~p BI ~p U9!~:>ill1suo~ BI ~nb ~1U~S~ld 1~U~1 O!lRS~~~U s3 .01Unfuo~ ns U~ PRP~!~OS RI lod SopR1u~mRI~~1 Á SOpRs!Al~dns IRIS~ u~q~p ~ldw~!s s~l~pod S~IRd!~U!ld sol R~!1Yl~OW~P PRP~!~OS Run U~ 'U9!~RU RI ~p U9!~~~1!P R[ ~lqOS IBl1U~~ os~d ns R Op!q~a liU9!~BU RI ~p S~1UR1!qRq sol B RA!1:>~I°:> Rl~URm ~p '~1U~m -IRd!~U!ld

Á R!lR!P '~'3!l!P Á Rln~!llR

'RZ![!AOm 'RZ!UR'310 ~S IRn~ I~ ~ps~p O~U

-Ylodm~1UO~ l~pod l~m!ld [~ U~ °p!ll~AUO~ URq ~S ~nb sol SO!~Rds~ S01S~ uos ~nb RÁ 'SRA!SRWU9!~R~!UnmO~ Á U9!~RmlOjU! ~p SRln1~nl:¡s~ SRI ~p RpUnjOld R~!1Yl~om~p U9!~RmlOjSUR11 ~lqRSU~ds!pu! R[ ~l~!nb~l ~S ouR~!X~m OpR1S3 I~P RmlOj~l BI lRP!I°SUO~ Rp~nd ~S ~nb R1Rd ~nb lRl~P!SUO~ ~nb ÁRH .RAn~~[O~ Á RUR!P!10~ RP!A RI ~p sos~:>old SOl:¡O sol SOp01 RZnRl~OW~p ~nb O!d!~U!ld I~ S~ U9!:>R~!UnWO~ RI ~p U9!~RZnRl~OW~p RI ~nblod 'OpRl~UlnA ~1 -U~mRpUnjOld 9P~nb ouB~!X~m OpR1S3 I~P RW10j~1 BI ~p os~~old I~ Op01 'O"~ uo:) .soms!w sol ~lqOS B1snf B~!PJlnf pRp!AnRW10U RA~nu Run ~p U9!~R~l':) RI

1-6 I

al~avVlj nONI31S3 ~31/\Vr


92 I

Reforma delEstado mexicano

gidos por el actual marco normativo de las industrias culturales. Así, cada vez más la dinámica de las leyes del mercado rebasa los intereses colectivos (enfocados a fortalecer el proyecto de desarrollo equilibrado de nuestro Estado-nación) y promueven la realización de las bárbaras leyes del capital en el campo de la cultura y la conciencia social. Ante este horizonte de cerrazón estatal para la democratización informa'tiva, nos enfrentamos al delicado panorama político en el que los grandes grupos sociales no cuentan con espacios de expresión dentro de éstos para expresar sus necesidades, problemáticas, demandas y soluciones. Frente a ello, se observa la tendencia creciente de que los movimientos sociales en emergencia continúen creando sus propios procesos clandestinos de comunicación colectivos, que derivarán, tarde o temprano, en la construcción de un nuevo Estado ampliado, paralelo al oficial, con el consecuente acrecentamiento de nuestra crisis de hegemonía nacional. Ejemplo de ello ha sido el surgimiento temporal de los medios contra-estatales como "Televerdad", "Radio Vampiro" y "Radio Pirata" y las intervenciones guerrilleras que se dan a través de Internet. El conjunto de estos indicadores políticos reflejan que, al principiar el siglo XXI, la sociedad mexicana está atravesadapor cuatro grandes tendencias políticas comunicativo-culturales de masas: En primer término, la comunidad nacional termina con un Estado débil en el terreno de las políticas de información, pues ha renunciado a ejercer su función rectora en el campo de la comunicación colectiva para dejar su rectoría en manos de las fuerzas del mercado, que sólo protegen los intereses del gran capital en esta área. En este sentido, el Estado mexicano, a través de su postura de la autorregulación, ha optado por defender los intereses del proyecto de súper-concentración de riqueza y no los derechos y garantías individuales más elementales que los ciudadanos han demandado desde la década de 1960. En segundo término, la estructura mental de la sociedad mexicana termina profundamente atravesada por un proyecto muy fuerte de cultura, comunicación y espiritualidad colectiva conducido por las voraces fuerzas del mercado que fomentan la dinámica del "dejar hacer y dejar pasar" cultural, a costa de lo que sea y sin restricción alguna; y que es ampliamente protegido pOí las ideologías y los valores de plástico que ha introducido la modernidad, con la anuencia de los gobiernos nacionales en turno. Dicho proyecto, basado

en la lógica de la acumulaciónde capital a escalaplanetaria, promueve intensamente la expansión de la cultura de la muerte, que está cimentando silenciosamente-frente a nuestrasnarices- el nuevo derrumbe de nuestropaís. En tercer término, el conjunto de los partidos políticos mantiene una posición de despreocupaciéne irresponsabilidad por el problema de las políticas nacionales de comunicación, salvo en los momentos electorales cuando

-


,1;: ~

-U"W"I" S"UO!:)!puo:) suI ugu,,~uuw "nb 10!1"dns 0!101UZ!I:!A!:)U"P10 un "Sl!nl~ -suoo Y1pod ou I~n~ 1" U!S 'I~!:)OS~!:)U"A~A"lqOS~I ~l~d o:)!syq °P~~S3 OA~nu I"P ~:)!g?1~1~S"U9!:)d,,:)uo:) ~I 1!:)np01~U! ~l~d 'OA!~~W10JU! a.l!lJj zaSS!lJ/I~P ~:)!~JIod ~I "P ~P~U!W!l:)S!PU! U9!:)dop~ ~I "P S?A~l~~ O:)!X?W "P I~ln~In~ U~lY 1" U" "0W!UJW-~1~Ifl,, o "OW!UJW°P~~S3" un 1~"1:) "P ~"P! ~I -P~P!U1"POW ~I "P 01X"~UO:)I"P 011U"P- 1!n~!1SnSI~~u"w~punJ S" 'OP!1U"S "~S,, U3 'U9!:)~U ~l~s"nu "P OP~lq!I!nb" O~U"!W!:)"l:) 1" U~~!W!I "nb S"I~1U"W S~UO!~~!P -~l~UO~ s~png~ S~I1"AI0S"1 ~ '011" UO~ '1!nq!11UO~Á U9!:)~W10JU! "P sos,,:)old SOl~O"P S?A~l~ ~ P~P"!:)OS ~I "P U9!:)~d!:)~11~d~I l~lgOI ~l~d 'U9!:)~:)!unwo~ Á ~lmIn:) "P "1U"WI~!~"ds" 'S~~!1JIOdS~A"nu "P U9!:)~1U"W"Idw! " ~p"nbs1)q ~I "l,,!nb"l "S ~lOq~ 'OI"POW oq:)!P "P OS~:)~lJ I"P s?nds"p '011" 10d .~1"~?:)~" '~!:)U"IO:!A~I "P o~u"wn~ 1" 'pn~u"Anf ~I "P ~zu~l"ds" "P S!S!l:) ~I 'I~UO!:)m!1SU!p~P!Inp"l:)U! ~I "P 01u"wn~ 1" '~P!A "P P~P!I~:) "P I"A!U 011 -s"nu "P u9!:):)np"1 ~P~:)l~W ~I 'O"Idw"s"p opng~ 1" 'U9!:)dnl10:) "Iq!U~1UO:)U! ~I 'I~UO!:)~U 0!10~!11"~ 1" °p01 U" ~:)!g9IO:)" U9!:):)nl1S"P ~1~q1yq ~I 'O!lUn~ -"d01g~ osd~IO:) 1" 'S"I~~!d~:) "P ~gnJ I~~nlq ~I 'os~d I"P U9!:)~nI~A"p ~~!1SY1P ~I op~s u~q 011" "P SOIdw"f3 .op!:)np01d ~q "nb s~u~wnq S"UO!:)~W10J~P S~1~q1yqS~I Á S"UO!:)~1!W!IS"W10U" sns ~P~:)?P ~un U~ op~q01dwo:) ~q '-I~!:) -os U9!:)~d!:)!~1~d ~I l!g!l!P ~l~d °p~:)l"W I"P "Iq!S!AU! OU~W ~I "P "o:)!gyw O~lo~~Ing"ll"pod" I"P o~s"ndns 1" U" "1U"W~!1~~!10Á~Wop~s~q- ~J1J~ll~ng ~I "P s?nds"p Op!glns I~!PU~W U"P10 OA"nu I~ "Sl~10d10:)U! ~l~d 's"I~ln~In:) S~lm:)nl~S" sns U" O!:)l"WO:) "lq!'l "P °P~1~1.1 I~ Uo:) 'xx °Ig!S I"P I~U!J I~ o~ -!X?W op~~dop~ ~q "1u"wI~np~~ "nb 10P~Z!U1"POW°IlOll~S"P "P °I~poW 13

:,;

~! .¡

SOA!~~eIO~U9!~eWJoJU! ep SO!peW SOl ue le!~OS U9!~ed!~!~Jed ep e~!~!lod eAenU eun e!~eH

.~U~:)!X"WP~P"!:)os ~I ~ 1~Z!1~1:)OW"P ~l~d S"I~!:)u"s" SO~U"!W~"1U~IdS01S""p n~!lJds" 1" "~~:)S"l "nb 'I~!:)oS U9!:)~:)~u -nwo:) "P OA!~:)"I°:) 01:)"Á01d 0110 re"l:) O~l~S":)"U ~~Ins"l "nb 011" 10d s3 .~p~Z!U~glO I!A!:) P~P"!:)os U~lg ~I "ps"p 01U"!W!glns ns U~~!w1"d "nb S"I~"l S"I~!:)oS S"~U"lJ o S~Zl"nJ S~P!I9S U!SÁ 'U9!:)~u ~I "P oP~lq~I!nb" °llolres"p 1" ~l~d U9!:)~:)!unwo:) "P SO!P"W sol "P 0:)!~Y1:)OW"Posn Á U9!:)~W10JSU~1~ "P o:) -!Uyg10 O~!Iq1)d01:)"Á01d un "P ~!:)u"sn~ ~I 10d "1U"W"PU~lg °P~~!I!q"P ~p"nb ~U~:)!X"W P~P"~:)OS~I "P Olq"l":) 1" 'I!A!:) P~P~!:)os ~I U" S~P~IS!~S~A!~~!:)~U! "p S"101q syw Z"A ~P~:) U,,~S!X""nbun~ :OU~W1?~ 011~n:)U" "'~U"WI~U!J 'A .~A!1:)"I°:) ~!:)u"!:)uo:) ~I 1!nl1SUO:)~l~d I~lq"~l"A P~P!I~"l ~~S" u~loug! 0:)!1JIOd al:)!:) I"P o oy~ I"P O~S"l 13 '~:)!Iq1)d U9!u!do ~1 "1U~ s~J1~dw!s 1"u"1qo n "Sl~W -!1!g"I U~~!w1"d s"I "nb S"I~!:)"ds" Ánw S~:)!1JIOds~ln~unÁo:) U" o 'SO~OA l~U~g ~l~d SO!P"W sol U" S01~P!PU~:)sns "P U9!:)!sodx" "P odw,,!~ Áo!:)~ds" 1" U~"I"d

E6I

al~a'v'VIJ noNI31S3 ~3IA'v'r

:

~


94'

Relo""a delEstadomexicano. tales de la convivencia en comunidad, especialmente en la medida en que en el país las sociedades de masas son cada vez mayores.22 Un nuevo Estado básico para la¡ sobrevivencia social que no se limite a ejercer la labor meramente de vigilancia policíaca, de atención a las urgencias inmediatas, de cubrir el servicio de recolección de basura, bomberos, etc., sino sobretodo que haga posible la participación democrática de la población en los procesos de creación de cultura y comunicación colectivos. Es decir, una comunicación de Estado al servicio del hombre y no el hombre al servicio del mercado, vía la

información. Debemos recordar que ya en el siglo XIX las profundas alteraciones que produjo el funcionamiento autónomo del mercado autorregulado en México generaron tantas contradicciones sociales que dieron origen al capitalismo salvaje e hicieron indispensable el surgimiento del Estado benefactor para corregir dichos antagonismos insostenibles. Por ello, desde principios del siglo XX se intentó sustituir la lógica de la supremacía del mercado, por otra lógica más sensible y humana de justicia y participación social.23 Incluso, constatamos que las principales naciones que impulsaron el modelo neo liberal del Estado mínimo en los años ochenta, como fueron los gobiernos de Ronald Reagan en Estados Unidos y de Margaret Thatcher en la Gran Bretaña, a mediados de la década de los noventa fueron corregidos drásticamente por los respectivos gobiernos de William Clinton en Norteamérica y de John Major en Inglaterra para fortalecer de nuevo al Estado benefactor y resolver las grandes contradicciones que produjo la aplicación irrestricta de las leyes del mercado en estos países. Dicha neointervención del Estado planteó ajustar el rumbo autónomo del mercado a través de una acción más directa de éste en la gestación de las macro políticas de crecimiento, pero no supone suprimirlo.24 Es por esto que ante el nivel límite de evolución en el que nos encontramos como civilización nacional y frente a la creciente realidad de establecer la iniciativa del mercado en el campo de la cultura y la comunicación colectiva 22. "En el TLC el mercado fijará precios a los básicos" (1992), en Excélsior, 27 de marzo; "me qué sirve la democracia si pervive el mercantilismo en América Latina?" (1992), Excélsior, 3 dejunio; "Está en duda que el mercado solucionará mágicamentelos problemas económicos" (1993), en El Financiero, 26 de noviembre. 23. "La lógica del mercado" (1.992),en El Financiero, 4 de agosto; "Regula la existencia de la sociedad" (1992), en Excélsior, 31 de mayo; "Base del Estado corporativo" (1992), en Excélsior, 2 de junio; "Intervencionismodcl Estado. Orígenes y modalidades del Estado" (1992), en Excélsior, 3 de junio; "Izquierda y totalitarismo. Orígenes y modalidades del Estado" (1992), Excélsior, 4 de junio; "La teoría del Estado. Orígenes y modalidade~ ,iel Estado" (1992), Excélsior, 5 de junio. 24. "El retiro del Estado impone retos capitales al neoliberalismo" (1993), en Excélsior, 28 de septiembre; "El cambio debe ser garantía de justicia" (1993), en Excélsior, 28 de septiembre; "La nueva cara del regulador económico" (1993), en Excélsior, 28 de septiembre; "Peligro el capitalismo salvaje" (1993), Excélsior, 2 de noviembre.


";¡lqW;¡!/lOU ;¡P 1 'O.li}!:JUDU!.!l13"U;¡ '(1661) "e:>!sJ~ el ;¡P ose:> 13 ¿epe/l!ld e/l!te!:>!u! el e OpOt le!luo:> SOW;¡q;¡P ;¡tU;¡Wle;¡M?" "9Z ";¡lqW;)!/lOU ;)P tZ 'O.li}!:JUDU!.!l13" U;) '(Z661) ",e¡ets;) ow -S!UOPU;)/ll;¡¡U!O;)U 13" ~;)lqW;)!/lOU ;)P tI 'O.li}!:JUDU!.!l13"U;) '(Z661) "u9!:Jegu! ;) S9l;¡¡U! ;¡P seset ;¡P Ot~W;)l:JU! un e lOW;).L "UOtU!¡:) e t;);¡ltS "eM. U;) ozeq:J;¡l opunlold" ~o!¡n[ ;)P ~1 '.lO!S"1?;)X:!J U;) '(Z661) "lOt:Jel;¡u;)g opets3 le ;):J;)letlOl Á l;)q:Jteq.L "W e lo[ew "c ;¡á'!llO:)" ~'!lqe;)p tI '.lO!S"1?:JX3" U;) '(Z661) "ope:Jl;)W le leze¡dw;)l OU Ále!ná' eled Ows!tets;)o;)u le JS" "~Z

~q OWO:) JS~ :}nb O~l~S:}:)QUs:} '~lOq~ 'P~P~1~P~10S :}P l~uO~:)~N ~W~l~Old [~P S~A~l~ ~ 1~~:)OSO!lq!l!nb:} :}P SO~:):}hOld SOl ~ SOPUOJl~U!~S:}P ~l~d S~:)~lqt)d S~S -:}ldw:} 9!PU:}A OWO:) JS~ :}nb O 'SOP!:):}lOA~JS:}P syw S:}lO~:):}SSOl ~ l~hOd~ ~l~d °nOll~S:}P :}P ~:)U~q ~1 9S1ndw! :}~U:}W~I:}I~l~d h 1~~~~S:}~:)U~q ~1 9Z~~~A~ld~1 °P~~S3 1:} 0:)~W9UO:):} odw~:) 1:} u:} OWO:) JS~ :}nb l~l:}P~SUO:) :}nb Á~q 'on:} ~l~d 'l~~S!X:}O:)~l~d :}~u:}w:}~u:}~m :}l:}!nb:}l :}S l~ro ~1 Á :}~S!X:}ou :}~u:}W[~n~:)~ ~nb 'IVU -O!.JVU v!,juat1!I1a.lqos VI v.lvd lV!.JOSu<}!.Jv.J!unzuo.J ,( v.ln11n.Jap v.J!1Jlod vt1anu ~un :}P U9!:)~10q~l:} ~[ :}P S?A~l~ ~ [em~ln:) O!lq!l!nb:} ou~:)!X:}w °P~~S3 [:} :}nb O!l~S:}:):}U s:} 'e:)!lqt)d:}l :}P op~~ell. [:}P ope:)l:}W [en~!l!ds:} Á ~A!~~:)!Unwo:) 10~:):}S 1~ e1t!d

01~0 :}P S:}UO!:)!PUO:) S~[ ~:}l:) ~l~s:}nu u:} O!:)l:}WOJ :}lq!'1

:}P °1:}POW I:}P U9!:)~:)!lde ~1 uo:) :}:):}[q~~s:} :}s ~nb pep[en~!s:}p :}~U:}!:):}l:) :}P ewelou~d oq:)!P :}~uV

'S~:}l~~ S~~S:}s:}lqe~u~l uos ou [!~U~:)l:}W :}nb eÁ '[!A!:) P~P:}!:)os el Á ope~s3 [:} lod S~P~~l:) l:}S ~nb

UYIPU~~ 'S~lOÁ~W, Z~A ep~:) s~sew ~P S~P~P:}!:)OSU~ l!A!A~lqOS eled l~1\1~SUO:)h l!nI~SUO:) sow!l~nb:}l

~nb SOW!UJW p~P![elq:}l~:)

~P S:}I~A!U uos :}nb ":)~~ '~P!A

el ~P U9!:)OWOld e[ ~P em~ln:) eun ~p '[euo!:)eu 01 :}P U9!:)eloleA~1 ~P ~In~[n:) eun :}p '[!A!:) e!:)u~A!AUOO e[ ~p ~m~ln:) eun :}p 'ell~!l. e~:}ue[d [~P opep~n:) [:}P em~ln:) ~un ~p 'soue!:)ue sor :}p esu~J~p e[ ~p em~[n:) eun ~p 'eP!A e[ ~P u9!:):)np -old~l ~p seu~pe:) ser ~p u9!:)e1\1~suo:) e[ u~uodwo:) ~nb s~!:):}ds~ ser ~p U9!:) -e1\1~Suo:) ~p em~[n:) eun :}p 'e:)!~9[0:):} [en~!

:}G 9Z'oue:)!1~w~:}~10U °P~~s3

em~[n:) eun ~p U9!:)ewloJ

I:}P h ~:}dom3

e:)!w9uo:)3

e[ 'el~uew

pep!unwoJ

~[

~P sope~s~ sol :}p ~!leuOn!W!~lnw U9!:)e~10de el U!S ~Sl~nOlles:}p uol~!pnd ou '(:)SS) opunw [:}p OS01S0:) syw se[n:)J~1t!d ~p 10pel~I~:)e I~P O~U~AU! [~ o SSS!H ap uo.Jsofl [~P O~U~!W!lqn:)s~p [~ ~:)!SJJ e[ :}p odwe:) [:} u~ 'o[dw:}f~ 10d 'ep!A e[ ~p lel:}q![O~U U9!:)d~:)uo:) [en~:)~ e[ ~:)~[qe1s~ ~nb oz~[d 0~10:) ~p Á "e!le!un:)~d e!:)ueue~" ~p SO!l~~!l:) Sor ~p Ol~U~p ~A!~el:)n[ s~ ou oze[d 0~10:) e 'O:)!X?W u:} ~~S!X:} ~nb ~[qe~u~l syw e:)!w9uo:):} U9!Sl~AU! el S~ [em~[n:) U9!:)e:)!J!u~[d e[ 'ozeld 081e[ e '~~u~we:)!f9peled '~nbun~ ~nb e op!q~p 0~s3 "lVUO!.Jvu v!.Juat1!t1a.lqos vI v.lvd lV!.JOS v.ln11n.Jeun ~P U9!:):)nI~suo:) e[ :}~S?u~ ~sle8~[~p ~p~nd o:)odwe~ Js~ 'el~~?:>~~ ~z'eueqIn

em~:)nI~S~elJU!

~p u9!:):)npold

e[ '~:)!syq e!:)u~!:) e[ ~

les[ndw! 'o:)![qt)d oueqm ~~lodsueI:¡ [~P U9!:)el~u~8 e[ '-eA!~U~A~ld eu!:)!p~W e[ ~p os~:) [~ s~ owo:)ue:)z~ledes~p ~nb :}p 08S~!1 e '[!~ue:)l~w 10~:)~S [~P souew u:} ~s1ef~p u~p~nd ou oue:)!x:}w ope~s3 [~P OnOlles~p [:} ~led se:)!8?~ -el~S~ S~pep!A!~:)e :}p pep!~ue:) eun owo:) Jse ~nb 1t!l~P!SUO:) sow~q~p

S6 I

'sJ~d [~P

al~avVIJ nONI31S3 ~31/1Vr


96 I

Reforma delEstado mexicano

permitido crecientemente el juego de los principios del mercado en el área ¡ cultural,27 se apoye la dinámica de equilibrio de la comunicación social que surge desde las necesidades de expresión y participación ideológica más apremiantes de los grupos mayoritarios del país. Con ello se podrán rescatar los aspectospositivos que ofrece la economía de mercado en el campo cultural, como son la eficiencia, la competitividad, la libertad individual, la apertura de mercados, la adopción de nuevos financiamientos, etc., y al mismo tiempo se aplicarán los contrapesos culturales de nivelación mental necesarios para sobrevivir, mismos que no están incluidos en el frío cálculo económico neoliberal. Frente a esto es imprescindible considerar que la práctica del libre juego de las fuerzas culturales y comunicativas no genera automáticamente un proceso de comunicación superior, sino que para lograrlo se requiere la presencia y la acción de procesossociales planificadores, con alto nivel de participación de la sociedad civil.28 Contrapesos planificadores que no sean burocráticos, estatistas, paternalistas o populistas, pero que sí vinculen globalmente los principales requerimientos de desarrollo social con la dinámica de producción cultural e informativa. De lo contrario, los grandes límites naturales, que por sí misma fija la economía de mercado sobre las dinámicas comunicativas, generarán más contradicciones culturales que las que se pretende resolver por medio de la acción de la oferta y la demanda, y que sólo podrán ser resueltas con la introducción de la racionalidad de la comunicación social en el campo de lo público. De no construirse esta política de equilibrio en el área comunicativa y cultural, cada vez más se vivirá el profundo divorcio existente entre necesidades materiales y espirituales de crecimiento social y la formación de la cerebralidad colectiva para resolverlas. Es por ello que es necesario crear otro proyecto colectivo de democratización de la comunicación social que permita que los medios de información se orienten hacia el desarrollo de nuestra conciencia para resolver nuestros conflictos de crecimiento, pues el proceso de la globalización mundial nos lleva a la creación de un nuevo orden cultural que modifica los contenidos y las fronteras ideológicas de los actuales estados nacionales. De no efectuar esto, el alma cultural de nuestra sociedad correrá el gran riesgo de quedar sepultada por los nuevos espejismosde la modernidad y sus derivados simbó.

27. "Filosofía del liberalismo social; contraestatismo y neoliberalismo absorbente" (1992), en El Financiero, 5 de marzo; "El liberalismo social" (1992), en Excélsior, 7 de marzo; "El liberalismo social: nuestro camino" (1992), en unomásuno, 8 de marzo; "¿Neoliberalismo social?" (1992), en unomásuno, 11 de marzo; "Entre la política y la economía. La condi. ción de los serviles" (1992), en Excélsior,13 de marzo. 28. "Requiere la sociedad actual de una nueva revolución científica" (1992), en unomásuno, 31 de marzo.


1, ~j ;

un ua ou l11n¡:>11 ap O!~al!A!ld la sa anb 'U9!Sa:JuO:JOf11q11lado anb o~sand 111!:>adsa uaW11A11l~un l!lqn:> aqap 11!l~SnpU! 11~s3 "11u11:>!XaW p11pa!:>os111Á Op11~Salap u9!snJ!p ap Sal11!:>Os Sap11p!Sa:>au ap l11laua~ O:>l11Wun ua O¡J11S!Aal11Jlaqap as [o,.]

:l~:>~l~d~s~pgqgp {~!:>!Jo odw~!¡

{~P %1;"'l1 ~p ~r~¡u~:>lod

{~ ~nb U~~¡u~{ds~u~!nb

'U9!:>~illlOJU!

~p SO!P~w sol ~p SO!l~UO!S~:>uo:> sol ~p ~¡S~ndOld ~{ ~p ~!:>U~l~J!P V °t "P~P~!:>os ~[ ~p Á OP~¡sg [~P ~¡IP-d Iod U9!SI~AU! ~P Oill!UJill un uoo Á U9!:>~I¡~u~d ~¡[~ uo:> o:>!{qt)d o~:>!AI~S ~P so~p~w ~P ~¡U~lJ U~l~ un uo:> I~¡UO~ ~Jl~~!J!US!S O¡sg "O~!Iqt)d O!~~AI~S ~P oPt?¡sg ~P U9!~~~~unillO:> ~P SO!P~w ~P ~w~¡S!S o!{dm~ un 'SOP~A!Id-[~!~I~WO~ SO!P~W ~P ~lm:>nI¡ -S~~IJu~ {~m~~ ~{ ~P OI¡U~P 'SO¡S? UO:>I~nI¡SUO~ ~IP-d S~{~~:>!JOsodm~~¡ SOSl~A~p SOl ~P osn {~ It?~!{d~ s~:>!¡J{od ?nb uo:> {!A~~ P~P~!:>os ~{ ~P S~IO¡:>~S SOSIgA~P SOl u~ Á U9!Ufl ~{ ~P OS~ISUO:) {~U~ ~¡U~w~:>!{qt)d I!¡n:>S!p O!I~S~:>~U sg 'Z S~[ ~p U9!~~d!:>!¡I~d un S~{~¡U~W~uI~qnS

"S~p~P!UnillOO ~[ u~ op~s~q {~UO!:>~u U9!:>~WIOJU! ~p O¡~~ÁoId OA~nu sodm~!:J Sor ~p S?A~I¡ ~ I!nJ¡SUO:> ~I~d 'OU~II~¡ ~1S~ u~

Op~:>I~W {~P S~ZI~nJ S~[ OP~ZU~~{~ u~q ~nb ~r~A[~S ~:>!wYU!P ~{ ~ ~¡U~IJ U9!:>~:> -!unWO~ ~{ ~p odw~~ {~ U~ ~IO¡:>~I U9!:>Unj ns I~¡~:>S~I ~q~p OP~¡sg {g '1 :{~!~OS U9!~~d!~!¡IP-d Á OP~¡sg 'S~{~!:>~Jo sodm~!¡ ~I¡U~ U9!:>~[~I ~{ I~:>!J!POW ~I~d S~UO!:>~~s~¡u~!nS!s S~{ 'S~I¡O ~I1U~ 'IP-Z!{~~I YI~q~p {~I~P~J OUI~!qOS OA~nu {~ '~!:>~I:>om~p ~{ ~p s~s~q S~[ I~~[d -m~ Á llJUO!.JlJU lJ!.Juéllt!ltél.lqoS"lJIlJ.llJd llJ!.JOS"U9!.JlJ.J!UnUlo.J .{ lJ.lnl1n.J élp lJ.J!IJlod lJltélnu ~{ I!nI¡SUO~ 'ou~~!X~m OP~¡sg {~P ~mIoJ~I ~[ u~ I~ZU~A~ ~I~d 'O[S!S OA~nu {~ u~ O!IO1~Z!{!A!:> Á [~!:>os '[~1U~m OS~:>OJ¡~Ins ~IP-d o t?:>!{qt)d~I ~[ gp ~~U~A~ {~ ~I~d ~!:>u~!~UO~ ~un I~I~U~S ~I~d S~[~!:>os-O~!¡J{od s~s~q S~{ U~~I':) ~S !S YI~pu~d~p on~ ~a "O!U~{!W ~p {~U!J ~p {~UO!:>~u ~A!¡~~{O~ ~!~U~!:>uo:> ~[ I!nI¡SUO:> t?I~d sos~:>oId sol ou o ~S omo~ U9~:>t?AOU~I~¡S~ ~p I!¡I~d ~ -!X~w pt?p~!:>os ~{ ~p ~¡u~¡Iodm! syw ~P!A ~{ ~p SO¡!qwy sol SOPO¡ ~ZnI~

UYI~~!J!pom ~nb S~JA S~{ uYI~U!mI~1gp s~ s~nd 'IXX O{S!S {~P SO!d!~U!Id ~P ~u~:> ~mIoJ~I ~{ s~ -~U~!P!¡O~ Á ~!I~1~unillo:> ~nb{~Iq~1I~A ~Z~[~Im~U ns Iod ~nb

OU~S'ou~:>!X~m OP~¡sg {~ I~Z!UI~POW ~I~d syw ~:>!PJInr ~mIoJ~I ~un s~ ou u9~~ -~~~unwo:> ~p ~!I~¡t?m u~ OP~¡sg {~P ~mIoJ~I ~{ ~nb I~~OUO~~I som~q~a l~UO!:>~u ~~:>u~!:>uo~ ~{ ~p Á ou~:>!X~m °p~1sg {~P ~Im~nI¡S~ ~{ ~p ~U~!P!¡oo U9!~~!{dw~ Á U9!:>~WIOJSU~I1 ~p [~I¡U~~ OU~ill -9u~J un ~IqOS OU!S 'U9~:>~WIOJU! o U9!SI~A!P 'O¡U~!W!~I~ds~ ~p S~UO!~m!¡SU! s~{dw!s ~IqOS OPU~{S!S~{ y¡S~ ~S ou '~!~U~¡SU! ~m!¡{t) u~ 's~nd 'U9!~t?:>!unmo:> ~p SO!P~W soq~!P ~p U9!:>t?I~do t?{ pt?P!punjoId Ut?IS UO~ I~¡U~m~{S~I ~I~d U9!Ufl t?[ ~p OS~ISUO:) {~P {t?!:>°S U9!:>t?~!unmo:) ~p Á t?Im{n:) ~p S~UO!S!WO~ St?{ t? ~uo!s~Id {!A!~ pt?p~!~OS ~{ ~nb ~p t?!:>ut?¡Iodw! ~WIOU~ t?{ Jnb~ ~a ~¡s!{~¡!d~~

¡

L6 I

1~UO!~t?UI~1U! pt?p~!:>os t?{ ~p OnOII~S~p [~P ~S~J ~A~nu ~¡S~ ~p SO!I~1!S~I~d So:>!{

al~avVoJ nONI31S3 ~31¡\Vr

~


98 I

Reforma delEstado mexicano

mercado libre, sino cerrado. Si cualquiera pü..diera participar en la radio y la televisión, si no se requiriera una autorización específica que se otorga a muy pocos, esa industria sería como cualquier otra. Péro el régimen de concesionesle da una peculiaridad que debe y puede reflejarse fiscalmente.29 4. Se requiere terminar con la distribución discrecional de los t!empos oficiales del Estado por parte de la Secretaría de Gobernación a través del Consejo Nacional de Radio y Televisión. Para ello, se propone: a) Que la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores de la XLVIII Legislatura vigilen sistemática y rigurosamente el otorgamiento de dichos espacios b) Que el Consejo Nacional de Radio y Televisión incluya entre sus miembros a dos representantes de la sociedad civil 'organizada y a dos representantes del sector académico vinculado con la investigación y el análisis de los medios de información. 5. Es imperativo que, a través del aprovechamiento del 12.5% de los tiempos oficiales, el Estado fortalezca y amplié el esquema de medios de comunicación de servicio público para cumplir con su función de rector nacional y equilibrar el funcionamiento del modelo de comunicación de mercado. 6. Debe revisarse la práctica que considera al 12.5% de tiempo como no acumulable, para que el tiempo no usado se pueda recuperar y, por lo tanto, evitar que se pierda el impuesto pagado en especie. 7. Debido a la crisis y al rezago educativo en el país, las instituciones educativas y culturales deben tener un acceso preferencial a los tiempos oficiales en los medios de información para promover la educación y la cultura nacionales. 8. A mediano plazo el impuesto de 12.5% que los concesionarios pagan en especie lo deberán pagar en efectivo, y el monto recuperado debería ser orientado para crear un fondo de apoyo a los medios de servicio público. Es importante considerar que: [..:] la obligación no cumplida de pagar en especie, sin más, significa consagrar una exención que los concesionarios ganaron desde siempre. Es oportuno plantear que el pago en especie se substituya por un pago en efectivo, y aún es posible concebir un régimen mixto, en que el Estado continúe disponiendo de tiempos en radio y televisiónpara usarlosdirectamente y para compartirlos con la sociedad.3D 9. El Estado debe abrir la participación de la sociedad civil organizada en los tiempos oficiales, ya que se trata de espacios que se otorgan en las 29. Granados Chapa, Miguel Ángel (2000), "Doce y medio por ciento", columna Plaza Pública, Reforma, México, DF, 9 de noviembre, p. 7-A. 30. Ídem.

-


!

"sJ~d Ol:JS~nU ~p l~m!l!dS~

Á I~lmln:>

OU~ll~:J I~ U~ Op~'Jl~W ~p ~'J-~~91~I ~p op~ln~~lS~p O:JU~!W~UO!'JunJ I~P ~~:>U:}S -~ld ~I SOA!:J'J~I°'JSO:JU~!W~:Jlodwo:) Á ~!:)U~!'JUO'J ~l:JS~nU ~lqOS op~f~p Ylq~q ~nb S~lOP~:JS~A~p S~!'Ju~n'J~suo'J S~I SOW~l!lJnS Á SOW~l~A SOt}t! SOUn~l~ :}p Ol:JU~p Á 'OSOl~!I~d Ánw O~'J!d!'J~ld un lod "SOp~pU~A Sofo" sol UD:) OpU~ZU~A~ Yl~:JS~ ~U~:)!X~W P~P~!'JOS ~I 'S~!'Ju~:Jsun'Jl!:) S~:JS~U3 "p~P!unwo:) ~l:Js:}nu ~ ~P!A u~p ~I Á U~U~!:JSOS~nb S~I UDS '~!:)U~:JSU! ~W!:JI1) U~ '~nb s~punJold S~I~:Ju~m S~lm:)nl:JS~ S~I OP~W1OJSU~1:JUYlq~q ~S ou ol~d 'P~P~!:)OS ~l:Js:}nu ~p '":):J~ 'S~'J!~910U'J~:J 's~'J!PJrnf 'S~:)!:JJlod 'S~'J!m9UOO~ S~lm'Jnl:JS~ S~I op~:> -!J!POW UYlq~q ~S O!:)l~mo'J ~lq!1 ~p SOP~:J~l:Jsol UO'J 'I~UO!:)~U U9!:)~Z!Ul~POW ~p ~S~J ~U~ld U~ '~nb SOW~l~l:JUO'JU~ '~:JUOZ~lOq ~:JS~~lqOS l~ZU~A~ OU :}G .U9!:)~mlOJU! ~I ~ Oq'J~l~p I~P ~:Jl~d omo'J 'P~P~!'JOS ~l:Js~nu ~p ~'J!19:JS!q ~!lOm~m ~I l~Al~S~ld Á l~:J~'JS~l

,

O!l~S~:)~U S~ S~I~'JS!J sodm~!:J sol ~p O~ldm~ I~ ~:Ju~!p~m '~:Ju~ml~u!d "11 "SJ~d ol:Js~nu u~ ~rnp~m sym ~un ~p u9~'J~'J!J!P~ ~I l~Slndm! ~l~d S~A!:J~Ul~:JI~ ~'J!:JY1'JOW~p-O:)!AJ:>~lmln'J l~uodold

Á 's~s~m

~p U9!'J~'J!unmo:)

~p so!p~m

sol ~p S~A~l:J ~ SO'J!AJ:) Á

s~l~rnld s~lol~A ~p U9!'J'Jnl:Jsuo'J Á u9!snJ!p ~I ~ oP~:)!P~P u~q ~s ~nb so!:)~ds:} so'Jod sol 'S~I~!'J!Jo sodw~!:J sol ~JA 'lP-~ldm~ Á l~:J~:)S~l ~l~!nb~l ~S .OI "SOA!:J:)~I°'JU9!snj!P ~p so~p~m sol u~ U9!S~ldx~ ~p so!'J~ds~ l~U~:J ou lod sJ~d I~P s~II~:) s~1 ~:Ju~m~:Ju~u~ml~d ~mo:J p~p~~'Jos ~ 'U9!'J~lqod ~I u~ ~P!A ~p P~P!I~'J ~I ~P ~P!pl~d Á S~l:JS:} I~P o:Ju~mn~ '~u~p~pn!'J U9!:) -~:J!ll! 'ou~qrn sO~'J 'P~P!I!q~Ul~qO~U! 'I~!A sO~'J 'S~U~!q ~P U9!'J'Jnl:Js~p 'SO!'J -l~WO'J Á s~s~ldw~ ~P ~1l~!'J 's~'J!W9uo:)~ S~P!pl~d U~'J!ldw! ~nb Á sJ~d I~P s~P -~pn!'J S~I~d!'JU!ld s~1 u~ u~p~:)ns s~JP sol sop°:J ~nb s~l~f~II~'J S~UO!'J~:Js~J!u~m S~:JU~:J~P ~!'Ju~s~ld ~I YlP-:J!A~ ~S SO'J!U91:J'J~I~U9!'J~:)!unmo:) ~P so!p~m sol u~ sodw~!:J uoo u~:Ju~n'J S~I~!'JOSS~UO!'J~Z~U~~lO s~1 ~nb u~ ~P!P~W ~I u~ ~nb l~Z!I~mund ~:Ju~:Jlodm! s~ °p!:Ju~s ~:JS~u3 'u1)mo'J U~!q I~ ~l~d ~l:JS!U!mp~ sol ~:Js~~nb ~l~d °P~:Js3 I~ ~~~I~P ~I 'o:Junfuo'J ns u~ 'P~P~!'Jos ~I ~nb S~UO!S~'JUO'J

66 I

al~avV.J nONI31S3 ~31!\Vr

~


-

I

'XW'WO:>'1!JJ~J@Op1!á'Z1!J

:o:>!U9JJ:>~I~ O~JJO:> 'O:>I!W!q:>oX-1!U1!J!IOdoJJ~W 1!wou9Jny p1!P!SJ~A!Uf1 1

'SO~RP!PUR:) sol 'Jp SRA!Sln:)S!p SR~S'J~Rl~S'J 'Jp u9~:)~u~J'Jp Á SO~Rp~pUR:)'Jl~U'J S'J~Rq'Jp 'O~RP!PUR:) I'JP U'JSRW~RI 'Jp u9~:):)ru~suo:) RI U'J SRpR~u'J~sns S'JIRlO1;)'JI'J SR~S'J~Rl~S'J 'U'JSRW~ 'Jp s'Jlo1Insuo:) 'IRlO~:)'JI'J SU!l;J'f.JlJW U'J SRpRSRq SRgRdWR;) 'R:)!lq1)d U9!U~dO 'Jp so~m~~su~ :OWO:) S'JIR1 'RUR:)!X'JW ~:)!~Jlod PRP~IR'Jl RI U'J S'J~U'J1S!X'Ju~ URl'J SOgR SOUnSIR 'J:)Rq 'Jnb SR~:)UR1Su~ 'J SR:)~1:)Yld 'S'JlO1:)R SOA'Jnu Op~Slns URq 'IMd I'JP R~Oll'Jp RI R1U'JS'Jld'Jl 'Jnb 'oooz OgR I'JP IR~:)U'Jp~S'Jld u9~:);)'JI'J RI U'J U9~S'Jldx'J RW~XYWns 'Ju'J~~ 'Jnb 'O!lRU'J:)S'J OA'Jnu 'J~s'J uR 'O:)!~Jlod l'Jpod 'Jp so~:)Rds'J l'Jpl'Jd R 9z'Jdw'J 0861 'Jp o~u'J:)'Jp I'JP S'JIRU~JR 'JnbunR 'S'JIR~:)U'Jp~S'Jld s'Juo~:):)'JI'J SRI U'J OSO!lO~:)~A 'J~u'JwR:)~~YW'J1S!S°p!IRS RJqRq 'Jldw'J!s oPR~s3 I'JP Op~~lRd I'J SOgR 1L sow~~Il) sol U'J 'Jnb RÁ 'RUR:)!X'JW R:)!¡JIOd PRP~IR'Jl RI U'J 'J¡U'J!:)'Jl S'J ou'Jw9u'JJ 'J~sR owo:)

°lRlndod U9!:):)'JI'J 'Jp SOSlR:) lRdn:)o RlRd SRA!¡:)Rl~Rs'Juo!:)do s'JlO¡:)'JI'J sol 'J~UR 'JSlR¡U:)S'Jld R s'JIlRpnÁR u'Jp'Jnd 'Jnb SR¡U'J~WRll'Jq

SRA~¡:):)J'JÁ S'J~UR~lOdw! owo:)

SR!lR¡~:)!lqnd

SR:)!U:)?~ SRI Á SU!l;J'f.JlJW 1:) 'U9!:)

.R:)~unwo:) RI R lP-l'JP!SUO:) R opRz'Jdw'J URq S'JIRlO~:)~I'J SRgRdwR:) SRI u~ u~d!;) -!¡lRd ~nb SO;)!~Jlod S~lO¡:)R S'J¡U'Jl~J!P sol 'oq:)~q 'J¡S~ ~p R!:)u'Jn:)~suo:) V 'sopR~lns~l sns U'J owo:) U9!;)RZ!IR~l ns U'J O~UR~PRP~I!qR!JUO:) Á R!:)u~pu'Jd~pu! lOÁRW no:) u~¡u'Jn:) S~IRlO~:)~I~ sos~:)Old sol 'Jnb OP~~!wl'Jd Rq 'O~OA IR O¡~dS~l I~ Á S~IRlO¡:)'JI~ SRWlOJ~l SRI lod 'S~lO~ -:)RJ SOl~O ~l~U~ 'OpR~u'J~sns 'o:)!X?W u~ O:)!¡Yl:)OW~p os~;)old

I'JP ~:)URAR13

U9!~~npOJ~UI

~S8JOI.:J ope6ze~

s!nl

s/s//f}ue ns BJed sBJsandoJd :OO/XfjJWua eo/J!/od u9/0eo/unwoo e7


1021

Lacomunicación poli!;c.enMexico

El vínculo entre medios, democracia y política en México El primer paso para iniciar un análisis fundamentado sobre la comunicación política en México, es elaborar un contexto del sistema de medios y el sistema político mexicano. Hablar sobre democracia en nuestro país es referirse a un proceso de transición política que se ha venido gestando a partir de una serie de reformas electorales; de la creación de espacios autónomos que legitiman los procesos elector&les y la conquista y apertura de espacios del poder público a la participación de diferente&-COrrientespolítieas. La conformación de los partidos políticos tiene una tradición ideológica que se gesta desde la Revolución mexicana y que con el tiempo ha permitido una serie de fusiones, transformaciones y escisiones. Estos cambios se han caracterizado por la existencia de vínculos históricos con grupos de interés pol,ítico y económico en relaciones clientelares con organizaciones gremialés y, sobre todo, por la hegemonía política de un solo partido. Anteriormente, partido y gobierno concentraban el manejo de la vida poiítica y económica del país y tenían una importante influencia sobre otros ámbitos de la vida social y cultural. En el casode los medios de comunicación, lo hacían a través de un control legal sobre ellos y de relaciones disc¡:ecionales entre los dueños de los medios y la clase política en el poder. Si bien la prensa y la radio fueron, hasta mediados del decenio de 1960, los medios de información fundamentales en la vida política nacional, la

televisión se fue posicionando como el Ínedio más importante de información y, a partir del decenio de 1980, se convirtió en el centro de la comunicación política y electoral en procesos de elección más competidos y con mayor participación. En es~época se gestaronuna serie de acontecimientos políticos que dieron inicio a una etap¡ide democratización de los procesos electorales y la apertura para fuerzas políticas de oposición en espaciosde participación política como el Congreso. Por su parte, el sistema de mt:dios de comunicaciónsehattansformado de manera significativa: la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC), abrió la posibilidad de inversión y participación de grupos extrahjeros en la red 'de telecomunicaciones; el incremento en la publicación de periódicos tanto locales como nacionales, así como de estaciones de radio y televisión; la desaparición del monopolio televisivo comercial, ya que a partir de 1993 el monopolio de la televisión privada de señal abierta desapareció y con ello también el sistema de televisión federal; y los adelantos tecnológicos en materia de comuni<;:acioneshan influido para que se establezcauna competencia entre medios a partir de sus contenidos.

-


---'S~lEJO~:>;)l;) ---" -U;)

~p Á SEA!1E;)!UnWO;) SE!S~1E11S~SEl ~p ~11Ed UE1S E10dlO;)U! ~nb 'U9!;)E;)!UnUl -O;) ~p SO!P~W sol U~ EpEZ~lE11U~;) El~ EUn ~p O!P~Ul U~ E;)!1JlOd U9!;)E;)!UnUlO:J ~p EW~1S!S un ~Slns ~nb E °1UEn;) U~ 'EUE;)!X~Ul E!:JU~!l~dx~ El ~p U9!;)E10ldx~ El ~1UES~1~1U! U~;)Eq SE!;)El:JOUl~p SE110 UO;) SE!;)U~l~J!P Á S~Pn:j!l!W!S SE'1 "EPEZ!lEn:jX~1UO;)S~PÁ lE!;)!Jl~dns S~ 'U9!S!A~l~1 El Á O!PEl El °P01 ~lqOS 'S01U~!Ul!;)~1UO;)E sol ~P U~;)Eq S~UO!SE;)O u~ ~nb U9!;)E1U~S~ld~1 El 'lEUO!;)EU PEP!IE~ ~11s~nu ~P SO!qUlE:J sol U~ UEd!;)!11Ed ~nb S;)101;)ES01U!1S!PSOl ~P U9!S;)ldx~ El E S011;)!qE syw UY1S~ SO!P;)W SOl ;)nb 011~p s~ ~nbunv "E!lt!1!101nE Á l~nS!S~p 'EpESE11E 'SOP!1U~S soq;)nw u~ 'EJAEP01 s~ PEP~!;)OS Á so~P~w ~11U~ U9!;)El~1 El 'OSlEqw~ U!S 'sO;)!W9uo:J~ ÁSO;)!1JIod SO!qwE;) sol ~P SE1S!U -0~E101d U~ U~!qwE1 OU!S 'SO!lt!U~;)S~ U~ °19s OU °p!11~AUO;) UEq ~S ~nb EA~SEUl U9!snJ~P ~P SO!P~W SOU1~pOW sol solI~ ~11U~ 'OP!;)~l;) Eq S;)IE!;)OSS~101;)E SO110 ;)P E!;)U~n!Ju! El '01X~1UO;) ~1S;) u3 .SE!lEP!11Ed SE!;)U~;)S~Al;)J~ Á PEP!A!1~1~dUlO:J El ~P U9!;)EA!1:JE~1 Á U9!;)Ed!;)~11Ed ~P °pEUlE11u~ OA~nu un E oy~dw~s~p ns U~ EA!SEd Ánw E;)!WYU!P Eun ~P U01ESEd SE;)!1JIod S~UO!:Jn:j!1SU!SE'1 .~1UEpUEUl~P Á EA!1Ed!;)!11Ed 'IElnld syw PEP~!:JOS Eun ;)U~!1 O;)!X~W 'PEP!lEn:j;)E El U3 'S~PEP!lO!ld Á SE!S~1E11S~sns 'U9!:JE;)!UnWO:J ;)P sO!P~W SOl UO;) °ln:JuJA oq;)~11S;) un OPE1S~SEq ~s 'O:J!X~W U~ S~IE101:J~I~ sos~;)old sol u~ SE;)~1Yl;)OUl~P syw s~:J!1;)Yld ~P 01U~~W!SlnS .I~ ~ps~P '~nbunE 'u~l~!nb~l SO!qWE:J S01S~ ~nb SEA~1E:>!UnUlO;)S~PEP!S~;)~U SEl 011~!qn;) !u'sJEd l~ u~ so:J!1JIod SO!qWE:> sol ~nb OUl1!1 OWS!W l;) op!nS~s Eq ou ;)nb EÁ '01U~l °p!S Eq O!qUlE:> ~1s3 'pEP~!;)OS El Á E:J!1JIod El 'U9!;)E:J!UnWO;) ~P SO!P~Ul sol ~P U9!:JEl~1 El ~11U~ O!qwE;) ;)P Os;):>old un °PE!;)!U! ~q ~S 'SO;)!1JIod S~lO~:JEsol Á SO!P~W sol ~l~U;) S;)~UE~lOdw! S01;)!!JUO:>°P!~s!X~ uEq U~!q !S 'Z~P!dt!l UO;) op -EIIOllt!S~P UEq ~S O;)!X~W U;) SE;)!~:>Yld St!~S~~P S;)~UES;)l~~U! sO~:>;)dSEs°'1 'SEPE;)E~S~PS~PEP!lEUOS1~d Á soP!~lt!d sol ~P S~l~PJI sol ~P l!~lEd E E:>!1JIod El ;)P U9!;)EZnEUOS1~d t!1 Á OÁOdE l~ lE~U;):>~l:JE Á 1~U~1UEUl 'l!ru~SUO:> E1Ed O!P~W l~ OWO:JU9!S~A~l~~ El U~ S!SEJU~ UE1S un 'U9!:JE;)!Unwo:> El ;)P OA!~:>~J~osn un ;)P E!;)u~pu~d;)pu! ~ E!:>Ut!~lOdw! El ;)~U;)P!A~ syw S~ '01I~ 10d 'SEA!~E10~JO;) Á S~lEl~~U~!l;) S~UO!:JEI~JU~ (~1U~!:J~1 OpESEd lE U9!:JE1EdUlO:> U;) sou~w Z~A EPE:> Á S~~UE10A sol ~P U9!u!do El U~ SYUl Z;)A EPE:> ESUE:>S~P SO~EP!PUE:>sns Á SOP!11Ed sol E OÁOdE l~ ~nb lE:>E~S~P;)qE:J 'OP!~U~S ~~s~ u3 .S~101:>ESOl ~11U~ S~UO!:>t!!:>oS~u SEWS!W SEl Á o:>!~JIod l~:>Eq;)nb l~P SEW10J SEl UE!qUlE;) ~nb 01 UO;) '"soy -~nb~d" soPEWEII SOp~~lEd SO~U!~S!PÁ (a~d Á NVd 'I~d) SO!lE~!lOÁEW so:>!~JIod SOP!~lEd S;)l~ lod °PEU!WOP s~ ~nb E~S!P!~lEd!lnld EW~~S!S un UE~~UEld SOYE ~;)u!nb SOW!~lt) sol U;) OP!Sros UEq ~nb S~IE10~:>~l~ SE:>~~:>YldSEl Á sE:>!~JIod S;)U -o!;)n~!~su! SEl ;)nb lEAl~SqO ;)~UES~l~~U~s~ 'SO!qWE:> SO~S~E ~~U~WEl;)lE1Ed SEYEdwE:J SEl E!lO~OU El~UEW ~P E~U~W~l:>U! ;)S'U9!S!A~l~~ t!l ~P lE!:>~ds~ U~ Á 'O!PEl El ;)P E!;)UE~lOdw! t!1 Á osn I~ ~nb v661 ~P S~UO!:>:>;)l;)SEI E~SEq S~ 'OSlEqUl~ U!S

EO 1-1

S3~Ol:1 oav~zv~ Slnl


1 041

La comunicación políticaen México mercado. Además de 10 anterior, llama la atención porque es un caso de estudio en el que se puede rastrear qué es lo que sucede cuando un sistema de comunicación política es construido en una sociedad y un sistema de gobierno que empiezan a tener una tradición democrática real en susprocesos

electorales.

¿Cómo surge la comunicación

política contemporánea?

La comunicación política es una de las manifestaciones dentro de la política y los medios masivos de comunicación que mayor inquietud han generado entre los estudiosos de la ciencia política, la psicología y las ciencias de la comunicación, entre otras especialidades, por ser considerada como una disciplina emergente. En las últimas décadas, en especial en la de 1990, el enfoque en la comunicación política como objeto de estudio ha producido una diversidad de textos en los que se reflexiona sobre el papel de los mediosefi la política y sus efectos en la democracia. El interés por estudiar esta disciplina se deriva del surgimiento de nuevos y complejos vínculos entre los actores políticos, los medios de comunicación modernos y la sociedad. Estos vínculos inciden, por una parte, en la relación tradicional entre actores y sistemaspolíticos al introducir nuevasva:riablesen la reflexión del problema; y por otra, plantean cuestionamientos acerca del estatuto de lo público en las sociedadesmediáticas. Esto da por resultado una "nueva política" o una "nueva" forma d{1hacer política. En este sentido, la comunicación política se convierte en una realidad empírica, en un fenómeno visible, pero también en un concepto fundamental para entender los fenómenos políticos y las democracias contemporáneas. Por ello, cabe preguntarse la qué se debe la importancia de la comunicación en la política en los últimos 50 años? Las causas son diversas, pero a partir de un ejercicio de análisis y sistematización es posible considerar que estos cambios se originan a partir de cuatro factores: 1. La emergencia de la sociedad de masas. 2. El surgimiento de nuevos medios de comunicación en las democracias contemporáneas, en especial la televisión y los medios telemáticos. 3. La incorporación de prácticas y técnicas de la comunicaciófi en la política. 4. Los cambios en las prácticas de los gobiernos democráticos. Aunque sería posible considerar algunos otros factores, estos cuatro que mencionamos nos permiten, en primera instancia; entender la emergencia y centralidad de la comunicación que muchos autores identifican en las prácti-


SO..,

"OJ!X~W ua 1!wa1la a1qos aJ1!q as anb u9!Xaua1 1!1 ap a1U1!110dw! a111!d Op1!J!lqnd 1!q anb OSO!pmsa un sa (8861) Ora1~ 1!.11!~'ou1!J!Xaw OS1!Jla u3 "SO110a11ua '(~66I) 11! ,a 1a!q1n1!!) sa(I!I:J ~(866I) anb!u!woQ 'u0110M ~(~66I) JU!W U1!IV ~(6661 '9660 l!dso~ "1 "f Á OSUOIV zognw ~(666I) U1!af 'uoqJnOW ~(966I) OP!puy:) 'u9zuoW ~(966I) UOSU1!MS"' P!A1!Q Á °1°1!d '!U!JU1!W :sa101n1! S01U!1S!PU1!1!Jas soun811! 11!UO!JUaw 10d 'pma!nbu! 1!1SaU1!1Sa!J!U1!W sa1Ua!Ja1 SO!pmsa sol ap a111!d1!uang

"Z

'S~l~W! ~p sodru~ ~p SgpUgW~P 'S~lgl01:>~I~ sos~:>old :OWO:> S~lg1) u~~ew! gl ~p opunw I~ UD:>O:>!IQt)d S~l~1U! ~p sos~:>old SOl ~p g!:>u~pu~d~p g1l~!:> el~U~~ g:>!1JIOd el u~ U9!:>g:>!unwo:> el ~p se:>!u:>~1 Á Sg:>!1:>Yld ~p U9!:>glOdlO:>U!e'l .0:>!1JIOd l~:>gq~nb I~P Sg!dOld syw Ugl~P!SUO:> ~S O!d!:>U!ld lod ~nb S~pgp!/I.!1:>e OUgld opun~~s U~ opuer~p 'g1S!1!1~~Old pgP!/I.!1:>g gl ~p ~1Ug1l0dw! ~1led OWO:>SO:>!1JIOdSOUn~lg lod SOpgl~P!SUO:> UDS SO!:>!I\.l~S sns 'S~UO!Sg:>o sgq:>nw U~ Á '8U!liJ'f.llJUl ~p SO!pmS~ Á sg!~~1el1S~ ~p oy~S!P 'SO!P~W ~p S!S!IYUg 'U9!:>g:>!unwo:> Áu~~ew! ~p SO!:>!I\.l~SU~:>~lJO ~nb sgS~ldw~ Ugl1u~n:>u~ ~S glOqg ol~d 'gSU~ld ~p SgU!:>!JO ueJ1Srx~ °19S soye S01ugn:> soun ~:>gH .u~~gW! ~p ~JlOS~Sg Á U9!:>~:>!unwo:> ~p SO!:>!I\.l~Ssol ~p 01U~!W!:>~l:> Á u9!:>nl°/l.~ ~!dOld ~I ~1U~W~:>!lJdw~ l~I\.l~SQO g1S~Q '~:>!1JIOd P~P!/I.!1:>~ gl u~ op!l!nbpg

~q U9!:>~:>!unwo:> ~I ~nb 1~1U~WgpunJ I~d~d I~P ~1u~n:> l~p ~lgd

.~:>!1JIOd pep!/I.!1:>e ~I Á U9!:>~:>!unwo:> ~p SO!P~W S~pU~l~ sol :Sg:>!~91 Á s~:>!wYU!P S~!dOld sns UD:> sodw~:> Sop ~l1U~ ~1:>Z~w Á 01U~!W~:>l~:>g ~p OU!S 'l~pod ~p °19S ou °ln:>uJ/I. un S~ ~lOq~ ~~1U~ld ~S ~nb 01 ol~d 'soy~ soq:>nw ~:>~q ~ps~p ~su~ld ~I UD:> Opgp ~q ~s U9!:>~I~l ~1s3 .SO!P~W SOl Á SO:>!1JIOdsol ~l1U~ l~pod ~p U9!:>~I~l eun ~p g!:>U~1Srx~ el 'l~~nl opun~~s u~ ~Ie1~l1 e SgW~1 ~p gpU~~g ~un ~p 01U~!W!:>~IQ~.1s~ I~ lod ~q:>nl ~Un 'l~~nl l~W!ld

u~ :l~:>g1S~P ~ S~P~P!I~~l Sop ~1l~!/l.P~ lO!l~1U~ 01U~!W~~1Ugld

13

"sop~~uasalduYlas OW9:>Á ~!:>u~~lodw! ap so~uns~ owo:> SOp~lap!SUO:>UYlas salyn:> l~U!Wla~ap lod Á So~ua!w!:>a~uoo~ SOlap uaplO la l~¡Ol~UO:>lod OUla!qO3' ¡ap SO!l~UO!:>UnJSOlÁU9!:> -~WIOjU! ap So!paw SOl al~ua P~P!I~A!l ~I ~~uawn~ 'O:>!lql)d la ~l~d U9!:>~WIOjU! ap a~uanj ~laW!ld ~I OWO:>ua:>alq~~sa as S~A!S!Aala~S~!:>!~OUS~I anb ~P!paw V

P!/l.ea 'OP!1U~S ~s~ u3 ~nb 10l I~ ~nb 01 lod

:~nb ~1l~!/l.pg (C;Z1 :9661) UOSU~MS "e:>!wyu!P ~1S~ ~P Ol1U~P le1u~wepunJ s~ u~l~!nbpg 'g:>!1JIOd U9!:>~:>!unwo~ g/l.~nu eun ~p U9!:>~WlOJUO:>

~I u~ ~ÁnIJu! 'U9!:>~WlOJU! ~p s~J~010U:>~1 se/l.~nu s~1 Á U9!S!/I.~1~1 gl u~:>e1s~p ~nb ~ol ~l1U~ '~/I.!sew u9!:>e:>!unwo:> ~p SO!P~W sol ~p ~~n~ I~ ~nb ~Á 'e:>!1Jlod ~I u~ U9!:>~:>!unwo:> gl ~p s~:>!U:>~1 Á se:>!1:>Yld ~p U9!:>~lOdlO:>U! ~I ~ ~l~!J~l ~s ~nb I~ s~ l~:>e1s~p ~1Ug1l0dw! ~:>~l~d ~w ~nb S~l01:>~J S01S~ ~p oun .Ol1° I~ U!S oun ~ l~p -U~1U~ I!:>JJ!P s~ ~nb 01 lod 'SOP~UO!:>~I~l ~1u~W~q:>~l1S~ UY1S~s01u~w~l~ S01S~ P~P!lg~l el U~ ~nb l~UO!:>U~w ~1U~1l0dw! S~ °II~ lOd z'S~I~m:>~ se:>!1JIod S~:>

S3~Ol::l oav~zv~ Slnl

I


106'

Lacomunicación politica enMéxico actividades de los partidos políticos, relación entre actores políticos, debate y discusión de temas políticos, etcétera), por lo que se advierte un cambio aparente de roles: los periodistas pasande ser testigos de la actividad política a actores de ésta, y por su parte, los líderes políticos aprenden técnicas de comunicación y persuasión e incorporan en sus equipos a especialistas de la imagen, el marketing y la publicidad (Monzón, 1996: 225). Dentro de la nueva dimensión del rol de los medios en el desarrollo de la democracia, Cándido Monzón plantea dos ideas que dan cuenta de este cambio: a) la rendición de cuentas de los actos de gobierno debe darse con mayor rapidez y transparencia; y, b) los partidos políticos están perdiendo peso en la escena política, dando paso a la popularidad e im~n de-sus líderes. Por lo tanto, concluye que "todos estamos envueltos en un nuevo espacio público dominado por la información" (1996: 226). Si bien en todas las sociedades,como menciona Thompson (1998: 56), los seres humanos se dedican a la producción e intercambio de información y contenidos simbólicos, el desarrollo de los media ha transformado la naturaleza de la producción simbólica y el intercambio en el mundo moderno. La emergencia de este aspecto de la comunicación mediática la convierte en una herramienta esencial para el político actual, ya que su uso supera la dependencia de la imagen para el desarrollo de una estrategia de campañ~ y de interacción entre gobernantes y gobernados. Como afirma Alan Minc, "para un hombre de Estado actuar y comunicar constituyen las dos caras de una misma realidad" (1995: 159). Uno de los efectos de esta situaciób es abordado por David Swansop, quien plantea que nos encontramos ante una "democracia centrada en los medios"3 que está revolucionando el mundo de la. información y la política. En este sentido, el rol de los medios de comunicaciónJ1acambiado de fur1.na radical, al superar su concepción como simple canal cr-eeomuni~ación y convertirse en un actor potencial en el proceso polít~oy en especial el ~lectoral, con un peso específico y poder autónomo (Mancini y Swanson,1996: 11). Este fenómeno convierte a los medios en la primera fuente de información para el público dentro de una sociedad de masasy les otorga el poder de jerarquizar y controlar el orden y la forma en que presentan los acontecimientos. Esta capacidad de la prensa, la radio y, en mayor m_edida,de la televisión para confeccionar los mensajes y transmitir los al público sugiere que los medios masivos están emergiendo como un centro de poder autónomo con importantes consecuencias para la política moderna. En este sentido, las 3.

El término l1amado también "mediocracia", al cual hacen referencia muchos autMes, es planteado por David Swansonpara referirse a la ce~dad de los medios de comUnICAción en los procesos políticos, en especial en los periodos elej;J.g¡:ales, ~la relación entre los políticos y las instituciones políticas con sus electores.I


LO "1

.SOWS!WJSu~ SOp!U~¡uo:! sollOO ~nb 'eA!s!A~I~t u~8ew! eun ~p U9!:!:!nltSuo:! ~p sepuew~p lod syw sOpeU!Wl~t~p uytS~ soll~ u~ SO:!!tJlod sol ~p u9!:!ent:!e el Á S~teq~p sol ~p SOteWlOj so'] '"so:!9Jlod sol ~p pep~!l~S ~p u~8ew! el uo:! l~dwOl Á S~lOt:!~I~ sns uo:! otU~!We:!l~:!e un l~U~t" ~p o¡~fqo I~ uo:! 'OA!S!A~I~t oln:!yt:!oos~ ~p SOteWlOj sol ofeq 'SO:!!W9:! sewel80ld u~ e:!!lql)d~~ el ~p e!:!u~P!S~ld el e sotep!pue:!~ld sol ~p u9!:!ed!:!9led el s~ 'oue:!!x~w ose:! I~U~ oldw~f~ un

Ánm S~ ~:)!~Jlod U9!:)~:)!unmo:)

~I ~lqOS R~S!UO!:):)np~l U9!:)Rml!J~

.t

~~S~ U~!q

!S ."op~~s~ ~p S~JAU~ o Sop!un ~~u~w~lqnIOS!pu! pRp!IRn~:)R RI u~ uy~s~ Sop SOl ~nb o~s~nd" 'O:)!~Jlod -YUPíJ'f.lVUIÁ ~:)!~Jlod U9!:)~:)!unmo:) SOU!Wl9~ SOl ~lqR!q -WR:)l~~U! RmlOJ ~p UR~ldw~

Á ,,~:)!~Jlod U9!:)~:)!unmo:)

~I ~p IRqOI~ °PO¡9UI"

I~ omo:)o:)!~Jlod SU!líJ'f.lVW IR u~q!:)uo:) (L8 :L661) }{~lRRW .f ~dd!l!qdÁ 10lÁR:) pu~I°"M S~S~:)URlJ SOl Á (8661) uol~AOq.L 1~!lqRD R~I~q I~ amo:) S~lo~nv .o~:)npold amo:) O:)!~Jlod IR Á Op~:)l~W amo:) Op~lO~:)~I~ IR l~A ~:)~q R:)!~91 R~S3 lB!:) -l~mo:) u9!:)omold RI u~ SRP~l!dsu! SR:)!u:)9¡ SRA~nu R ~~u~mR:)!syq u~:)~u~~l~d ~nb SR:)!~:)Yld °PRlOdlO:)U! ~ oPRIIollRs~p URq '( O:)!lq1)d oÁod~ I~ l!n~~suo:) R SRPRU!WR:)U~ SR!~~~RJ¡S~lRlnmloJ ~p uy ~ 'S~~UR~OASOl ~p S~uo!:)Rdn:)O~ld Á SRl -n~sod s~1 l~:)OUO:) RlRd ~:)!u:)~~ OUIO:) Á S~IRlO¡:)~I~ so~u~mow SOl u~ ~~u~UIIR~ -u~mRpunJ) OA!SRnSl~d Á op~:)!~S!JOS syw ~~U~mRA!~~:)!Unmo:) ~fRSU~UI un lR~ -~II l~:)~q lod sop~dn:)o~ld OUl~!qO~ Á SOP!~lRd 'SO~~P!pu~:) 'SO:)!~Jlod sodru~ SOl '(L61-~61

:~66V

Z~PUYUl~d z~w9D

u1)~~S 'SRPR:)9P s~m!~I1) S~l~ SRI U3

.(68 :6661 'z~p -uyul~d z~m9o) R:)!~JIOd R!U:)~~op~:)l~m ~I UD:) R:)!~JIOd U9!:)R:)!Unmo:) ~A~nu RI UR:)!J!~U~P! osnl:)U! soq:)nm ~pUop U~ '"R:)!~y!p~m R!:)Rl:)om~p ~I" U~UIRII S~lo~nR sol ~nb 01 U~ IR!:)u~~snsuo:) os~d un ~U~!~ ~:)!~Jlod R!U:)~~OpR:)l~W R'1 .~:)!~Jlod ~I R R!U:)~~OpR:)l~W ~I ~p U9!:)RlOdlO:)U! RI s~ ~~u~p~:)~~UR Ol~O

eA!~~edsJed eAenu eun :e~!l!IOd u9!~e~!unwo~ '(t :9661 'UOSURMS) "SO!P -~m sol ~p omnsuo:) I~ RlRd S~P~P!IRUOSl~d Á SR~P! sns ~p S~lopR~~nbRdm~ SOl~S~!P u~ SOp!~l~AUO:)" Á SopR~ldm~ ~lRd U9!~~:)!unwoo ~p S~pR:)!~S!Jos SR!c'3~¡1!l~Á so~puossoI ÁU9!:)R:)!Unmo:) u~ so¡l~dx~ sol ~p 'SRSRW~p U9!:)R:)!U -nmo:) ~p SO!P~W sol ~p osn I~ PRP!S~:)~u amo:) UR~~URld ~S SO:)!~Jlod SOP!~lRd Á SO~RP!PUR:)sol amo:) S~l~PJI sol o~U~~ ~nb 01 lod ~~IR:)S~URl~ R s~lo~~~I~ sol UD:) lRn~:)Rl~~U! ~p Á ~:)!~Jlod l~:)Rq ~p ~mloJ RA~nu Run oPURI~A~p 'SO:)!~Jlod sol R Á R~!~JIOd PRP!A!~:)R ~I "OP~U!UIR~UO:)" ~q U9!:)~l~do ~p od!~ ~~S3 v"V!PíJUI SSVW sol ~p S~S~l~~U! sol Á S~P~P!S~:)~U SRI R UR~dRpR ~S R!~U~n~~lJ loÁRm UD:) Z~A Rp~:) ~nb 'l~lndod

U9!:):)~I~ ~p so~s~nd RlRd s~tJRdm~:) SRI UDS

°II~ ~p oldm~f~ un '~:)!~Jlod ~!:)Rl:)OUI~p R[ ~p SR:)!~:)Yld Á s~uo!:)n~!~SU! SRI UD:) SRpRln:)U!A ~~u~m~lqnlos!pu!uy~s~ SR:)!~:)Yld sns Á SR:)!~y!p~m s~uo!:)n~!~SU!

S3~O'::I oa'v'~z~Slnl


10s1

Lacomunicación pollticaenMexico cuestionable, ayuda a explicar el auge del marketing político en los sistemas democráticos a partir del decenio de 1960 y la forma en que algunos autores identifican la comunicación política moderna con esta disciplina de la mercadotecnia. El marketing es un proceso por el cual las compañías seleccionan a sus clientes, analizan sus necesidadesy, con base en esta información, posteriormente desarrollan innovaciones al producto, su publicidad, precio y estrategias de distribución. En la política, su aplicación se fundamenta en los mismos principios, pero el análisis de las necesidades se centra en los votantes y ciudadanos; el producto se convierte en una combinación multifacética entre el político en sí mismo, su imagen y la plataforma política de la que el político es partidario. La combinación de imagen e ideología, una vez constituida de manera integral, se promueve y difunde a la audiencia apropiada. En el casode la política existe una proposición o promesa con cierto valor de cambio que el político ofrece a los ciudatlanos votantes como pago por su apoyo; el costo o precio que se paga puede venir en forma de votos, apoyo económico a la campaña, incorporación al trabajo voluntario, e incluso, a través de la manifestación de simpatías y respuestaspositivas sobre el político ante los encuestadores. Actualmente, la capacidad para influir en la opinión pública tiene un cierto "valor en el mercado político", está cada vez menos en las manos de los políticos y más en los tecnócratas y estrategas de la imagen. Hoy en día los candidatos no necesariamente deben tener la aprobación de las élites del partido para acceder a una candidatura, incluso a la de presidente. Entre los factores que pueden llegar a establecerla diferencia para ganar los puestos de elección popular y tener una buena campaña, están el tener accesoa la contratación de encuestasde opinión, a la vez que contar con un estratega de medios y especialistas en imagen y con un equipo estable de consultores. Pero esto no significa que cualquier político pueda "comprar" la candidatura por elección, si tiene accesoa estosmedios. Existen muchos casos que demuestran que la efectividad y el triunfo de un candidato no dependen únicamente de la cantidad de dinero que se haya invertido, ni de la creatividad de su campaña. En la política, a diferencia del marketing, no úniyamente se trata de anticipar las necesidadesy deseosde un mercado para tener éxito; el proceso es más complejo, dinámico e impredecible, ya que mientras que en el mercado o ámbito comercial la información de los productos con la que cuenta el consumidor proviene básicamente de la publicidad a través de revistas, prensa, radio y televisión, en la política el caso es distinto. La actitud de los votantes está en constante cambio, ya que pueden ser influenciados por los comentarios que generan los medios sobre la acción de los políticos, asícomo por las discusiones que se desarrollan en sus círculos cercanos sobre política.


60 ,,'

-!UIod S;}lO~:>~ sol ;}l~U;} ~:>I~Y!P;}W U9I:>~~U;}S;}ld;}l Á u9I:>~I;}l ;}P S~WlOJ S~A~nu s~I ;}nb ~Á ';}~U;}u~wl;}d °Iqw~:> U;} uY~S;} u~Ipn~s;} ;}S ;}nb SOU;}W9U;}J sol ;}nb S;} ';}r~ploq~ ;}P ~JgoIoPO~;}W ns Á ~:>I~JIOdu9I:>~:>Iunwo:> ~I ~p u9I:>~zII~n~d~:>uo:> ~I ;}lqOS sosoIpn~s;}

sol ;}l~U;} OSU;}suo:> I;} ~~In:>IJIP ;}nb ~W;}Iqold

uY~S;} '~JgoIOU:>;}~ ~wsIw

j

~

j

Ol~O

.u9I:>~WlOJSU~l~ ;}~U~~SUo:>;}P ~:>IwyuIP ~un ~ SO~;}rns ~I owo:> Js~ 'S;}lO~:>~ so~uI~sIP sol ;}l~U;} u9I:>~I;}l ~I Á

SOIP;}W ;}P ~W;}~SISI;} 'S~:>I~JIOdS~ln~:>ru~S;} s~I ;}nb lI:>;}P sa .0Iqw~:> ~~U~~SUo:> U;} °Ipn~s;} ;}P O~;}rqo un ;}U~I~ 'Ol~O I;} lod Á ~~Il~UIIdI:>SIPl;}~UI ~AI~:>;}dSl~d ~un ~PS;}P °p~plOq~ l;}S ~~IS;}:>;}U °p~Ipn~s;} Á OPIpU~ldwo:> l;}S ~l~d ;}nb OU;}W9U;}J un ;}~U~ SOW~~S;} 'OP~I un lod

:S;}lO~:>~J Sop ~ ;}~U;}W~:>Isyq ;}q~p ~S

'l~~OU u~:>~q SOP~ZII~I:>;}ds;} S;}lO~n~ sol sopo~ Is~:> ;}nb U9I:>~:>IIdwo:> ~~sa 'o!pn~s~ ;}P O~;}rqo oP~:>IIdwo:> Á OAIS~A;} ;}~S;} ;}lqOS SO~U;}IW~~~l~ Á so~d;}:>uo:> syw u~loqeI;} ~s Z~A ~P~:> ;}nb S;} '~JJ~lgoIIqIq ~I U;} ;}Sl~Al;}SqO ;}p;}nd Á O~l;}I:> S;} ;}nb O'J 'S;}UIJ Á S~~;}W 'S;}U;}gJlO sns ~ s~AI~~I~l S;}~U;}gl;}AIP S~;}PI U;}~s!X~ ;}nb 01 lod 'S~JlO~~ ¡\ SO~U;}IwIlqn:>S;}p 'S~;}PI S~A;}nU U;}:>;}lJO '~W;}~ I;}P 0:>Iw9P~:>~ O~U;}IWIpU;}~U~ I;} u~ l~ZU~A~ ;}P O~U;}~UI ns U;} 'S;}lOP~gI~S;}AU! sol '~l~O lod Á ~~uIIdI:>SIP ~I ;}P S~l;}~UOlJ Á SOPIU;}~uo:> sol ;}lqOS ~:>I~JIOd u9I:>~:>Iunwo:> ~I ;}P sosoIpn~s~ sol ;}l~U;} SOpl;}n:>~ U;}~S!X;} ou ;}~red ~un lod

;}nb U;} '(9

:966V

UOSU~A\S Á

(61Z :666U u9zuoW U~UO!:>U;}W01 owo:> '~:>IP~l ;}~U;}W~:)Isyq ~W;}Iqold la .so~uI~sIP s;)nboJu;} ;}P ;}~l~d ;}S Is opo~ ;}lqOS ';}IqIsodwI Is~:> ~;}l~~ ~un S;} ~W;}~ I;}P sosoIpn~s;} sol ;}l~U;} o:>I~JI~u~ Á I~n~d;}:)uo:> osu~suo:> un l~l~UO:>U;} l;}P -U;}~;}ld ;}nb 01 lod 'S~ISl;}AOl~UO:> Á S;}UOISI:>;}ldwI 'S;}p~p;}ngIqw~ ;}P ~I:>U;}~s!X;} ~I ~ °PIq~P l;}AIOS;}l ;}P II:>JJIP ~W;}Iqold un ;}~U~ ~~U;}lJU~ ;}S lOP~gI~S~AUI I;} ;}nb ~;}~U~Id 'OU!Wl9~

;}~S~ ;}lqOS oq:>;}q u~q

;}S ;}nb S;}UOI:>~ZII~n~d;}:>uo:>

S~~UI~SIP S~I ;}P U9ISIA;}l ~un l;}:>~q I~ 'U9ZUOW °PIpuy;) 'OPI~U;}S ;}~S;} ua .l~AIOS;}l;}P S~III:>U;}SUDS OU ;}nb S;}p~p;}ngIqw~ ~;}~U~Id OSln:>;}l un o ~UIldI:>SIP ~un 'OI:>~ds;} un OWO:> ~P;}PU~~U;} ~SOl~I:> So~d;}:>uo:> U;}~S!X;} ou O~U~~ lod Á OA;}nU ogI~ S;} °Ipn~s;} ;}P ~W;}~ un OWO:> ~:>I~JIOd U9I:>~:>Iunwo:> ~I l~plOqV

e~!f!IOd U9!~e~!unwo~

el e J8pU8fU8

OW9~

l~~u;}w~punJ ~l;}U~W ;}P ~:>I~JIOd U9I:>~:>Iunwo:> ~I ~ yreTJ~dwo:>~ °IIOll~S;}P ns ;}nb ~Á "Of61 ;}P °IU;}:>;}P I~ U;} U9IUIdo ;}P so~puos sol ;}P U9I:>Il~d~ ~I S;} '~:>I~JIOd ~Iu:>;}~Op~:>l;}W ~I Á ~:>I~ -Jlod u9I:>~:>Iunwo:> ~I UD:> oP~g!I y~S;} ;}~U~WlO!l;}~sod

;}nb O~U~W;}I;} Ol~O

'OJun!l~ ;}P S;}P~P!I!q!sod sns ~~U;}W;}l:>U! °II;} Á l!:>;}P ;}nb ;}U;}!~ ;}nb 01 l~q:>n:>S;} ~ ~A ;}nb ~!:>u;}!pn~ ~un ~P~Z!¡U~l~g ;}U;}!~ ~:>!~Jlod ~!U:>;}~Op~:>l;}W ;}P ~!g;}~~l~S;} ~~:>;}llO:> ~un Á 0:>!W9U -o:>;} ;}~lodos ;}~U;}!:>!Jns UD:>O~~P!PU~:> l;}!nbI~n:> Ol;}d '~:>I~JIOd ~!U:>;}~Op~:>l~W ~I ;}P osn Á OS;}:>:>~I;} UD:> l~U~g ;}P ~J~u~reg ~I ;}U;}!~ O~~P!PU~:> Ul)gU!N

S3~Ol.:j oav~z~ Slnl


110

La comunicación politicaen México

!

cos se adaptan constantemente, por lo que los esfuerzos y trabajos que se realizan para entender el fenómeno quedan rezagados en poco tiempo. Parte de este mismo problema radica también en que el estudio de la comunicación política adopta formas diferentes en cada país, al reflejar en su estudio cuestiones como: .La situación política, cultural y la relación medios.;Estado que tiene cada nación. .El sistema político y de medios con que se cuenta. .La experiencia particular con la "nueva comunicación política" o con su "democracia mediática". .La preferencia hacia planteamientos particulares del estudio sistemático de la política y los medios. .El desa!rollo democrático que se experimenta. Cualquier transformación en alguna de estasvariables genera modificaciones en la realidad del fenómeno que se llega a analizar y describir. Esta situación es constante, sobre todo en democracias en proceso de transición, en las que los cambios en legislación electoral, sistema de medios y correlación de fuerzas son muy dinámicos. Propuesta de cuatro enfoques de la comunicación política

para abordar el estudio

Atendiendo esta preocupación y basándome en la definición que distintos autores hacen de la comunicación política, se pueden identificar cuatro enfoques que abordan el estudio de la comunicación política. El primer enfoque podría denominarse de "influencia" y lo exponen autores como Robert Meadow, que en su trabajo manifiesta una atención especialhacia los efectos de las actividades comunicativas enel funcionamiento de los sistemaspolíticos. Un segundo enfoque de "contenido" se concentra en identificar los contenidos de los mensajesy los actores de la comunicación política. El tercer enfoque de "persuasión" es el que reconoce como parte fundamental de la comunicación política a un conjunto de técnicas y procedimientos para influir en los ciudadanos políticamente, dentro de las cuales puede incluirse el marketing político y, finalmente, un cuarto enfoque de "actores" que propone, a diferencia de los demás, que más que un proceso existe una interrelación de elementos que dan vida a la comunicación política, en la que existen, entre otros actores: los medios, las organizacionespolíticas, los políticos, los periodistas, los sondeos de opinión y los ciudadanos. Estos cuatro enfoques, como una forma de clasificar las distintas propuestas de estudio de la comunicación política, evidentemente presentan algunos


1-1-1-'

U9!;)~;)!UnlUO;) ~lqOS SO!pmS~ SOr ~p ~¡l~d lOÁ~lU ~[ 'SYlU~py .S~lO¡;)~ ~p og~nf I~P Ol¡U~P U~l¡U~ ou ~nb ol~d ~;)!¡J[od ~[ U~~pOl ~nb soU~lU9U~Jl!nI;)X~ ~[q!sod s~ Á SO¡U~lU~[~ SOSl~A!Pog~nf u~ U~l¡U~ ~nb ~Á 'OU~lU9U~J I~P O¡ -U~!lU!PU~¡U~ lof~lU un ~UO!;)lodOld [~UO!;)~[~l ~A!¡;)~dSl~d ~un ~PS~P~;)!¡J[od U9!;)~;)!UnlUO;) ~[ ~P O!pmS~ [~ l~plOq~ ~nb U~~¡u~[d S~lO¡n~ SOqlUY '"So~pUOSSor ~P S9A~1¡~ ~;)!Iq1)d U9!u!do ~[ Á S~¡S!po!l~d sol 'SO;)!¡JIodSor uos ~nb Á ~;)!¡J[od ~lqOS ~¡U~lU~;)![q1)d ~Sl~S~ldx~ ~l~d P~P!lU!¡!g~[ U~U~!¡ ~nb S~l -O¡;)~ S~l¡ sol ~P SO!lO¡;)!P~l¡UO;)SOSln;)S!psor U~!qlU~;)l~¡U! ~S ~nb u~ o!;)~ds~ [~" :OlUO;) ~;)!¡J[od U9!;)~;)!UnlUO;) ~[ ~ ~U!J~P (~11 :~661) UO¡[oft\. 'O¡S~ ~P l!¡l~d Y 'U9!u!do ~P s~¡s~n;)u~ S~[ Á SO!P~lUsor lod u~s~d o;)![q1)d o!;)~ds~ [~ Á ~Ul~pOlU ~;)!¡J[od ~[ SYlUZ~A~P~;) ~nb ~;)!{dlU! 'SO;)!¡J[odS~lO¡;)~ ~P lOÁ~lU Z~A ~P~;) P~P!¡U~;) ~un ~l¡U~ SO;)!¡J{odsosln:>S!p ~p O!qlU~;)l~¡U! ~p os~;)old {a 'opuoJ {~ ~lqOS ~lU1OJ~{ ~U!lUOP~ld ~¡U~lU~¡U~l~d~ ~puop u~ '~;)!¡J{od ~{ o¡~fqo lod ~U~!¡ ~nb U9!;)~;)!UnlUO;)~PO¡ OlUO;)~;)!¡J{od U9!;)~;)!UnlUO;)~{ ~ SOlU~PU~¡U~ ~nb l~:>~q ~p~nd ou {~n;) ~{ 'P~P!;)!J!;)~ds~ ~un ~U~!¡ ~Ul~pOlU ~;)!¡J{od U9!;) -~;)!UnlUO;)~{ ~nb ~;)~Iq~¡S~(011 :~661) UO¡{oft\. ~nb!U!lUOa '~¡l~d ns lod 's~unlUO;) SO¡!S9dold U~U~!¡ ~nb S~{~!;)OSsodrug o SOnp!A!pU! OlUO;)SOP~l~P!SUO;) uos sou~p~pn!;) sol Á '~P~!P~lU U9!;)~;)!UnlUO;) ~[ ~p S~l~U~lU Á S~{~A!U'SOpOlU sol SOPO¡~Án{;)u! ~nb O;)!19u~g OU!lU19¡ un OlUO;)sop~sn uos SO!P~lUs°'l .OU1~!qOgI~ Á (SOl¡O~l¡U~ 'SO¡~;)!PU!S'S~l~lUY;) S91~¡U! ~p sodrug 'S~{~!;)OSS~UO!;)~Z!U~glO'SO;)!¡J{od soP!¡l~d u~Án{;)u! ~nb S~{~!;)OS s~P~P!A!¡;)~{O;)uos S~;)!¡J{od S~UO!;)~Z!U~glOS~'l 'sou~p~pn!;) Á SO!P~lU 'S~;)!¡J{od S~UO!;)~Z!U~glO:uos ~nb 'S~lO¡;)~ S~l¡ ~;)!J!¡U~P! (~ :6661) l!~N;)W 'u~d!;)!¡l~d ~n~ u~ ~nb SO¡U~lU~{~SO!l~A~p U9!;)~[~11~¡U!~{ u~ ~sop -UY1¡U~;)UO;) '~;)!¡J[od U9!;)~;)!UnlUo:>~{ l~g!¡S~AU! ~p ~l~U~lU ~l¡O l!l~gns u~ u~Á -nIJuo;) UO¡{oft\. ~nb!U!lUOa Á l!~N;)W U~!lH '"S~lO¡;)~" ~p ~nboJu~ [~P Ol¡U~a

i

SaJOl~e ap anbojU3 '~;)!¡J[od U9!;)~;)!UnlUO;)~{ u~ SOP~;)![dlU!SO¡U!¡S!PSor ~l¡U~ u~glns ~nb S~UO!;)~{~lS~Il~;)!J!¡U~P! U~¡!lUl~d ~nb SO;)!¡J{~U~SO¡U~lU~{~ sol ~U1)~l ~nboJu~ ~¡S~ ~nb ~;)~l~d ~W 'O;)!X9W u~ ~;)!¡J{od U9!;)~;)!UnlUO;) ~{ ~p S!S!{yu~ ~p ~¡S~ndOld ~{ ~s~q ~S ~nb ~¡S9 ~lqOS s~ ~nb ~Á 'S~lO¡;)~ ~p op -~U!lUOU~P~q ~nb ~nboJu~ I~ ~¡U~lUl~{n;)!¡l~d 91!1~J~1~uI u9!;)~nu!¡uo;) y '~;)!¡J{od U9!;)~:>!UnlUO;)~[ l~PU~¡U~ ~p S~l~u~m o s~nboJu~ Ol¡~n;) SO¡S~~Sl~[n;)!¡l~ u~p~nd ~nb s~ Op!¡U~S~s~ u~ Á 'SOl¡O ~lqOS U~!g~{!A!ld ~S ~nb S~lO¡;)~J sol ~p U9!;)~;)!J!¡U~P! ~{ u~ ~;)!P~l S~!;)U~l~J!Ps~I l!m!¡SUO;) ~l~d ~~¡u~{d ~S ~nb O[ 'Ogl~qlU~ U!S 's~¡U~!PU~d~Pl~¡U! ~ S~UnlUO;) so¡u~m~[~ ~p ~!l~S ~un ÁU9!;);)~1~¡U!'s~!;)u~nIJu! 'S~lO¡;)~ Á~q s~uo!;)d:);)uo:>S~[ S~PO¡U~ 'l~gn{ opung~s u~ Á ~ou~lU9u~J OlUS!lUun ~ u~pn[~ S~UO!;)!U!J~PS~[ S~PO¡l~gn{ l~lU!ld U~ ~nb ~Á 'U9!;)~!;)U~1~J!Pns U~ S~UO!;)~¡!lU!{Á S~lU~{qOld S3~Ol::lOaV9ZV~Slnl


112 J

La comunicación politicaen México

política estudian la influencia de los medios o de los sondeoso de los políticos, en relaciones con dos a dos, pero pocas veces plantean el estudio en una relación de tres. Tanto Wolton como McNair identifican elementos o actores de la comunicación política muy parecidos. Ellos consideran que la comunicación política es un concepto fundamental para el análisis del funcionamiento de la democracia, ya que permite la interacción entre información, política y comunicación. Estos tres elementos poseen un discurso y están encarnados en lo que se podrá llamar "actores de la comunicación política" y son inseparables de la democracia contemporánea, lo cual implica que ésta no s~ puede entender sin esoselementos.

Elementos para el análisis de la comunicación

política

El enfoque de actores que se propone parte de la idea de que la comunicación política evoca todo aquello que se vincula con la producción e intercambio de los discursos políticos que exponen los distintos actores y que refleja~ los medios (Wolton, 1995: 28-29). Éste es un punto de partida sobre el cual se tendrán que ir planteando una serie de elementos fundamentales que constjtuyen este tipo de comunicación. Parte de la especificidad de la comunicación política surge del peso de la comunicación en la política, esto significa que el enfrentamiento político se realiza en un marco comunicacional y se constituye como un espacio de confrontación de carácter público, en el que se da el debate de puntos de vista contradictorios, de acuerdo con un conjunto de reglas y co~ la finalidad de que a partir de esta exposición polémica de ideas el electorado elija y se produzca un vencedor. Esto nos deja ver que en las democracias pluralistas hay un desarrollo en el intercambio de discursos, el cual no implica que se comunique mejor, aunque proporciona un espacio en el que se pueden oponer, confrontar, reconocer como rivales y luchar políticamente sin cuestionar el funcionamiento de la democracia. La comunicación entre actores

política tomo espacio de interacción

La comunicación política se establece a través de la interacción de los discursos entre actores que ocupan un lugar dentro de la democracia debido a la legitimidad que tienen para su funcionamiento.


:u9!St¡nS1~d

~p t¡!3'~:¡t¡l:¡S~

t¡1 '10:¡:>t¡ ~:¡S~ t¡lt¡d t¡1 ~p o!:>t¡ds~ t¡1 ~p t¡nns~l

I~ u~

t¡1 Á pt¡P!It¡~l

'U9!:>t¡m:>t¡

ns

t¡un

'OU!wt¡:>

amo:>

o:>!u1)

1t¡S~13'U!

pt¡P!W!:¡!3'~1

~nb u~ t¡W10j sns

~:>t¡q

ns 'osln:>S!p

~:>npt¡l:¡ I~ s~ ou SOl ~nb ns u3

t¡1 1t¡:¡~ld1~:¡U!

u~nby!:¡snf

'U9!:>:>t¡ t¡1 Á t¡J3'OIO~P!

~nb

t¡1 t¡ opt¡:>OjU~

s~lt¡n:> st¡1 ~1:¡U~ 'st¡:¡S!P91t¡d sol aos

~nb 'sO:>!:lJlod

S~UO!:>t¡Z!Ut¡3'lO

~S U9!:>t¡:>!unwo:> ~nbunt¡

~p u~:¡lt¡d

'soII~

seJo~~e

uos

t¡1 ~p

u9!:>unj

U9!:>t¡:>!unwo:> t¡:¡S~ Á 'U9!:>:>~I~

t¡l~Ut¡W

t¡1 'S~UO!S!:>~p

~p t¡:¡t¡1:¡ ~S 'l!:>~p

Á U9!S~ld

s~

13

~p sodru3' ~S ~nb St¡:>!:¡

t¡1 pt¡P!A!:¡:>U t¡:¡s3 's~UO!S!:>~p st¡!:>ut¡:¡SU! ~ S~UO!:>t¡Z!Ut:!3'lO

amo:>

OP!pu~:¡u~

l~W!ld

SOl ep

'o:>!:lJlod

I~ :O:>!:lJlod

10:¡:>t¡

10:¡:>Y '1

u9!~e~!unwo~

u9!~ewJoJuo~

t¡1 uo:> 't¡:>!:lJlod

el ue

Á pep!w!~!5el

't¡:¡u!:¡S!P t¡1 ~p o!:>t¡ds~

U9!:>t¡:>!unwo:>

ns ~nb 01 10d 'SO:¡U!:¡S!P 1t¡m:>t¡ ~p Sopow

SOSln:>S!p sns amo:> st¡:¡S3 lt¡m:>t¡

~1:¡U~ Z~:¡Ut¡l!:¡

S~lO:¡:>t¡ sol 0:¡Ut¡:¡ ~nb

t¡:>!:lJlod U9!:>t¡:>!unwo:>

~:¡u~ut¡w1~d

t¡un

'pt¡P!W!:¡!3'~1

sol

;}:>np01d t¡1 t¡lt¡d

t¡un

~p l!:¡lt¡d

t¡1 ~p t¡:>!:¡SJ1~:¡:>t¡1t¡:>

t¡:¡s!X~ ~nb

~S sosln:>S!p

t¡1 U~U~!:¡

~nb

u~:>t¡q

sol ~p U9!:>!sodx~

'sosln:>S!p

~nb

ou

S~lO:¡:>t¡ S~:¡

U9!:>t¡:>!U

~U~!:¡ SOII~

Pt¡P!W9!3'~1

~nb

uo:¡loA\

t¡un

~p

'sout¡pt¡pn!:> ~p so~puos

Á

t¡{) t¡!:>t¡l:>OW~p

un u~~sod

Á (966U

~nbuny

t¡lt¡d

pt¡P!:¡ut¡:>

t¡:¡S~ u3

'U9!u!do

t¡1 't¡:>!:lJlod

Á osln:>S!p

l!t¡N:>W

t¡1 U3

~S t¡:>!:lJlod

t¡1 ~p t¡A9m!:¡suo:>

sopo:¡

t¡1 t¡A!:¡:>~ds1~d

n '~:¡u~wt¡A!:¡:>~ds~l t¡1 Á U9!:>t¡W10jU!

u~:¡u~s~ld~l (6661)

S~:¡U~l~j!P

U9!:>t¡:>!unwo:>

S~lO:¡:>t¡ sol

~ ~Slt¡S~ldx~

'S~lO:¡:>t¡ ~p t¡Pt¡:¡!W!1

U9!:>t¡:>!unwo:>

S~UO!:>t¡Z!Ut¡3'lO :(U9!:>t¡:>!unwo:>

t¡1 ut¡~:¡ut¡ld

.t¡~uY10dw~:¡ 'SO!lO:¡:>!pt¡.¡uo:> sosln:>S!p

~IQt¡su~ds!pu!

un u~ t¡:jl~!AUO:>

t¡1 ~p Á t¡:>!:lJlod

t¡WS!W

~:¡u~wt¡:>!syq

~S t¡:>!:lJlod

'st¡:>!:lJlod

Á OU1~!QO3' I~ 'SO:>9JIOd

Z~A ns t¡ u~Ám!:¡suo:>

u~p~nd

t¡ 's~It¡UO!:>m!:¡SU! soII~nbt¡

t¡1 ~p o:¡u~w~l~

enb

t¡1 uo:> Á t¡:>!:lJlod

S~lO:¡:>t¡ amo:> pt¡P!W!:¡!3'~1

Á S~S~l~:¡U!

~S St¡!:>U~l~j!P

U9!:>t¡m!S

sol ~1:¡U~ SOWS!UO3't¡:¡ut¡ so:¡s3 '01:¡0 I~P U9!S!A t¡1 opu~Á o:¡u~WOW I~P t¡:>!:lJlod pt¡P!It¡~l t¡1 1t¡:¡~1d1~:¡u! ~pu~:¡~ld

aun t¡pt¡:> ~nb t¡Á 'U9!SU~:¡

t¡1 Á t¡:>!:lJlod

Á U9!:>:>t¡1~:¡U! ~p o!:>t¡ds~

t¡1 ~nb Jqt¡ ~p ~S~S~l~:¡U! ~ s~pt¡P!W!:¡!3'~1 t¡pt¡:> Á 't¡!:>t¡l:>OW~p uos

~nb

t¡ ~PU~!:¡u~

't¡:>!:lJlod

01 s~ U9!:>t¡m!S

'O:>!IQ1)d I~ 10d so:¡s!A l~S ut¡~s~p l!ru:¡SUO:>

S~lO:¡:>t¡ SOl ~p osln:>S!p

S~UO!:>t¡Z!Ut¡3'lO

ou S~UO!:>t¡Z!Ut¡3'lO

S~lO:¡:>t¡ amo:>

~p S?At¡l:¡ t¡ 1t¡Z!It¡~1 I~ u~ l!nLJU!

~nb SOnp!A!pU!

U9!:>t¡:>!unwo:>

~p U~U~!:¡ ~nb

s~ft¡su~w

y:¡s~ so:>!:lJlod

'SOl:¡O ~1:¡U~ 's~It¡!W~l3' u~:¡s!X~ sop!:¡lt¡d -Jlod

~p t¡WO:¡ ~p os~:>old ~p S9At¡1:¡ t¡ 'ut¡l!dst¡ I~ s~ t¡:>!:lJlod

e~!~!lod ueue!I\Je~u!

s~ 'U9!:>t¡:>!unwo:> I~P Ol:¡U~p Ut¡U!3'!lO

-U~l~j!P sol ~p sosln:>S!p -nl:>x~ o opUt¡:¡!P~l:>t¡S~p

-uo:> t¡!:>t¡l:>OW~p ~p U9!:>t¡:¡U01jUO:> -nwo:> ~p aun ~:jlt¡d

'lt¡m:>t¡l~:¡U! U~U~!:¡ l!:jlt¡d

Á SO!P~W

SO!P~W 'so:>!:lJlod t¡1 ~p s~pt¡P!W!:¡!3'~1 ~p t¡!:>u~:¡s!X~

t 1-1-/

S~lO:¡:>t¡ S~l:¡

amo:>

S~lo:¡ny

S3~Ol::l oa'v'~z~ Slnl


114 ~

11 ¡

La comunicación políticaen México conseguir la adhesión de los demás actores a su causa o intereses, ya sean electores, políticos o periodistas. 2. Actor medios de comunicación: Este segundo elemento está constituido por las organizaciones de medios de comunicación y sus miembros, tanto periodistas como empresarios. La función de los medios en un sistema democrático es la de transmitir la comunicación política que se origina fuera del medio en sí, y también la de transmitir los mensajespolíticos construidos por los periodistas. En este sentido, cabe mencionar que los medios no simplemente reportan de manera neutral e imparcial lo que ocurre en la arena política, existe una selección, jerarquización y tratamiento de la información, que convierte a los periodistas y a sus medios en mediadores y constructores de una realidad que es la que el público conoce y asume como verdadera. Los actores políticos deben usar los medios para hacer llegar su mensaje al público objetivo. Los programas de políticas públicas, las campañasde los grupos de presión, los mensajeselectorales e incluso los actos terroristas o de guerrilla tienen existencia política y un cierto potencial de comunicación efectiva, en la medida en que son reportados y recibidos por la audiencia como mensajes.Esto plantea una situación muy interesante que tiene que ver con las regulaciones y convencionesque permiten a los actores políticos tener accesoa los medios de comunicación. Por su parte, la legitimidad de los periodistas resulta de suvínculo con la información, ya que tienen la capacidad, pero sobre todo cuentan con el "derecho" de acercarse y relatar los acontecimientos, produciendo así una visión de la realidad que se legitima socialmente. Si bien la información como valor es frágil en cuanto puede ser deformada, parte de su posición dentro de la comunicación política se debe a que los diferentes actores pueden ejercer su derecho y capacidad de crítica ante los acontecimientos y las acciones del poder. En este sentido, los medios de comunicación se interesan y "conmueven" en extremo ante el acontecimiento, siempre y cuando éste represente un conflicto. 3. Actor opinión pública-audiencia: Tanto Wolton (1996) como McNair (1999) plantean que existe un tercer actor dentro de la comunicación política, que es el que tiene como propósito toda comunicación y al cual se intenta persuadir: la audiencia. Wolton plantea a la audiencia como un elemento más complejo en su conformación, que se representa a partir de los sondeos de opinión como la opinión pública; representación de la acción de la audiencia ante los mensajes de los otros dos actores. McN air, por su parte, considera a la opinión pública, independientemente de su tamaño y naturaleza, como el elemento al que toda comunicación política pretende hacer llegar sus mensajespara impactar el comportamiento político de quien lo recibe.


"S~I~101:)~I~ s~:)od9 u~ 0:)!X9W u~ ~:)!1JIOd U9!:)~:)!unwo:) ~l ~p ~:)!wyu!P ~l ~p I!Jl~d un u~fnq!p ~nb s~uo!snI:)uo:) S~I u~1U~S~ld ~S Á 'O!pmS~ ~p OS~:) un ~ ~:)!ld~ ~S l~n:) ~l 'SO:)!1Jl~U~ s~f~ sol Á S~101:)~ ~p U9!s!A ~1S~ opU~W01~1 '~:)!1JIOd U9!:)~:)!unwo:) ~l ~p O!pmS~ l~ l~plOq~ ow9:) ~lqOS ~1s~ndold ~un ~1U~S~ld ~S s~1s~ndx~ 01U~WOW l~ ~1s~q S~UO!:)~l~P!SUO:) s~l ~p 1!11~d V "O:)!}Jlod O}U~!W~}U~lJU~ l~ ~Ied ~}!:)Jldw! ~ ~1!:)Jldx~ ~l~U~W ~p u~:)~lq~}S~ ~S ~nb S~W10U o U9!:)~ln5~1 ~p od!} 13 (:) ~nb s~l ~ s~:)!59I

"SOl}O ~lqOS S~W~1 S011~!:) 1~!5~1!A!ld ~l~d ~:)~p~qo s~I Á 101:)~ ~p~:) ~ÁnJ1SUO:) ~nb ~pu~5~ ~p od!} 13 (q

'S~101:)~ SO110 sol ~ ~Sl!l~J~l o ~Sl!U!J~P ~l~d ~~S ~Á 'sosln:)S!p SO!dOld sns ~p 0!qw~:)1~1U! I~P l!}l~d ~ U9!u!do ~p so~puos sol Á SO!P~W sol 'SO:)!}Jlod S~101:)~ sol ~l}U~ ~:)npold ~S ~nb U9!:):)~1~1U! ~'l (~ -!unwo:)

~I ~p ou~w9u~J

"~:)!1JIOd U9!:)~:) I~ ~}~DUO:) syw ~l~U~W ~p ~U!J~P Á ~~uYlodw~1uO:)

~:)!1JIOd U9!:)~:)!unwo:) ~l l~PU~}U~ ~l~d ~l~P!SUO:) ~nb SO}U~W~I~ ~p Ol~W1)U I~P °P!1U~S l~ u~ ~!Idw~ syw U9!S!A ~un ~:)~lJo ~nb ~:)~l~d ~w ~nb I~ s~ ~nb 'S~lO}:)~ ~p ~nboJu~ l~ ~ps~p ~:)!1Jlod U9!:)~:)!unwo:) ~l l~Z!l~}:)~l~:) ~~}U~ld ~S s~I~n:) sol uoo 'SO:)!1Jl~U~ s~f~ S~l} U~UOdOld ~S S~P!1n:)S!p S~~P! s~I ~a "Z "U9!:):)~ ~p s~:)!591 sns 1~pu~1u~ Á SOll~l~d~s ~}!wl~d U9!:)~:)!J!1U~P!nS 'SO}S9 ~l}U~ U9!:):)~1~1U! ~un ~}s!X~ U~!q !S ~nb ~Á 's~l~ln:)!}l~d S01X~}UO:) u~ ~:)!}Jlod U9!:)~:)!unwo:) ~I ~p S~101:)~ sol ~11U~ s~:)!wyU!P s~l ~lqOS U9!:)~W10JU! u~:)znpold ~nb o:)!lJdw~ od!1 ~p SO!pmS~ l~p -u~ldw~ ~Ied 1!11)~}lnS~l U9!:)~:)g!1U~P! ~}S3 "s~Jl05~1~:) S~}U!}S!Pu~1S!X~SO:)!1JIOd sol ~p OS~:) l~ u~ 'l!~N :)W ~p 01U~!W~~1~ld l~ ~l~g~s 01 owo:) '~nb OU!S 'U9!:)Unj ~loS ~un u~ldwn:) ~nb ~Jl~}U~S~ld~l OS~ ~nb ~Á '101:)~ ~p od!} olas un lod SOP~Z!I~!l~}~W o SOP~}U~S~ld~l ~1U~W~:)!u1) 1~1S~u~p~nd ou 'of!p ~S OWo:) '~nb S~lO}:)V "OSill:)S!P ns ~p U9!:):)~1~1U! ~l ~p l!}l~d ~ ~:)~lq~1s~ ~S soII~ ~11U~ ~nb U9!:)~1~11~}U! ~l Á ~:)!1JIOd U9!:)~:)!unwo:) ~l ~p SOA!1m!1SuO:) s01u~w~I~ OWo:) ~:)!}Jlod U9!:)~:)!unwo:) ~l ~p S~lO}:)e sol ~p U9!:)~:)!J!1U~P! ~'l "1 :s01u~w~l~ sop 1~1~:)S~1 ~}U~A~I~l s~ ~nb 01 lod 'o}s~ndx~ ~q ~S l~n:) l~ ~lqOS S~lO}:)~ ~p ~nboJu~ I~P U~W01~1 ~S ~nb SO}U~W -~I~ sol l!WnS~l ~1u~110dw! ~:)~l~d ~w '~}s~ndx~ Jnb~ ~1s~q U9!X~IJ~1 ~I ~a e~!I!IOd S a. a.1

u9!~e~!unwo~

el Jez!Jel~eJe~

eJed

SO~!I!leue

sef3

S3~Ol::l oa'v'~z'v'~slnl


116

La comunicación políticaen México

Estrategia metodológica para el análisis de la comunicación política en México El objetivo es reconstruir esta lógica e identificar las estrategias y los recursos que los actores de la comunicación política -políticos (candidatos), medios de comunicación {prensa) y la opinión pública (sondeos de opinión)- utilizan dentro de un proceso de competencia política, en el que se generan condiciones de disputa donde se ponen en juego distintos tipos de recursos en el discurso, el desempeño mediático y la construcción de una imagen para llamar la atención de los electores. Unidades de estudio Las unidades de estudio son aquellas porciones de la realidad observada que tienen significación referente al fenómeno que interesa. Las unidades de estudio tienen características que les son propias, por lo que es necesario especificar distintos niveles que conforman los elementos de análisis. Determinar una selección de elementos para el análisis implica extraer elementos específicosde un universo de unidades posibles. A continuación se especifican las unidades de estudio que se consideraron en esta investigación. 1. Actor político: se identifica la identidad, función y característicasde los actores de la comunicación política en un caso específico. Son parte constitutiva del fenómeno que se estudia; de ellos se desprendenlos discursosposibles y, por lo tanto, el universo probable del cual se compondrá una muestra de estudio. 2. Actor medios de comunicación: se especifica y caracteriza el medio o medios de comunicación que se incluyen dentro del estudio a partir del seguimiento que hacen de los actores políticos y sondeos de opinión. 3. Actor sondeos de opinión: se emplean los sondeos de opinión que aparecen en los medios seleccionados. Unidades

de observación

y análisis

En los discursos de los distintos actores que intervienen en la comunicación política, se producen dinámicas en las que se confronta y construye el mensaje y la imagen que los candidatos quieren proyectar a sus públicos, en la que medios como la prensa y la televisión tienen un papel fundamental, al constituirse como un filtro entre el hecho y lo que se reporta de él. A partir del discurso de cada actor se retoman las declaraciones de los candidatos y la forma en que los peri9distas presentan la infor.mación, así


, t¡~. ,

:SRJ105~~R:)qns s~~u~!n5!s SRI UR1~U~5 ~S O~S~ R1Rd o~Sl~PU~J~P ~P R1~URlli ns OlliO:) JSR 'OpR10~:)~I~ I~ ~~UR ~SlRuo!:)!sod ~P R~R1~Olli9:) Á S~lO~:)~I~ SOl Á SO!P~lli SOl ~~UR IRUOS1~d °1!~S~ ns OlliO:) ~UOd01d ?nb 'OlliS!lli JS R R~U~S~ld~l ~S 10~:)R I~ olli9:) 1RAl~SqO ~pu~~~ld ~S S!S!IYUR ~P R:)!~Ylli~~ R~S~UO:) °.l0¡:J0 lar U9!:J0¡uas-a.lda.l-0¡nv

Se~!~!leUe se!Jo5e~e~

SOl ~P U9!:)R:)!J!SRI:) ~P Á O:)!~JIRUR orRqR1~ I~ URZ!lRln:)!~lRd

°sosln:)S!p ~nb sR:)!JJ:)~ds~

S!S!IYUR ~P SRJ105~~R:)qns ~P ~!l~S Run ~pUOdS~llO:) ~I Run RPR:) R Á o!pn~s~ ~P S ~IR1 ~u~5 SR :)!~JIRUR SRJ105 ~~R:) ~P S~I ~A!U U~ UR 1)~!S~S S~pR p!un S R~S3 °RYRdlliR:) RI ~p Ol~U~p Á ~~Rq~p IR o~:)~dS~l SO:)!P9!1~d SOl Á SO~RP!PUR:) SOl U~UOd01d ~nb R:)!~Ylli~~ Rpu~5R R'"] . °SOIl~ R U~l~Y~l ~S Olli9:) Á SO~RP!PUR:)SOl ~p uYRdlliR:) ~p SO~:)RSOl ~p SO~:)~dSR SO~l~!:) R PRP!lO!ld URp Á uRz!nb1R1~r SR~S!PO!l~d SOl ~nb U~ Rlli10J R'"] . 'SOpR:)!lqnd

U~:)~lRdR ~nb U9!u!do

~p So~pUOS SO'"] .

°U9!U!do ~p So~pUOS SOl Á ~~Rq~p I~ ~lqOS 'u9!:)R:)!UnlliO:) ~p SO!P~lli SOl R OlliOO S°!lRS1~ApR sns R O~UR~SO~RP!PUR:)SOl U~Rq ~nb SR!:)U~l~J~l SR'"] . °SO!P~lli SOl R SO~RP!PUR:)SOl 10d SRq:)~q S~UO!:)R1RI:)~P SR'"] . S!S!IYUR Á U9!:)RAl~SqO ~p S~PRP!Uf1 eye we:>el ep OJjuep ejeqep le opedseJ so:>!PQ!Jed SOl~ sojepiPue:>sol ueuodoJdenb e:>!j~wejepue5e el 'solle e ueJe!!eJes oWQ:>~ SOjepiPue:> sol ep eyedwe:>ep SOj:>e sol ep soj:>edsesojJei:>e pep!JOiJduep ~ uez!nbJeJe!SejSiPOiJed sol enb ue ewJo! el 'sope:>ilqndue:>eJedeenb uQ!u!doep soepuos sol 'UQ!Uidoep soepuos sol ~ ejeqep le eJqos 'uQ!:>e:>!unwoo ep so!pew sol e OWO:> SO!JeSJeApe 5ns e OjuejSOjep!pue:> sol ue:>e4enb se!:>ueJe!eJ sel 'so!pew sol e sojepiPue:>SOlJod se4:>e4seuO!:>eJel:>ep sel

5!s!l~ue 1.U9!:>eAJasqo ap sapep!Un

°RPRU!lli1~~~P RJ105~~R:) Run u~ °llRn~!S IR RZ!l~~:)RlR:) ~S ~nb OP!U -~~Uo:) ~p o:)!JJ:)~ds~ 0~u~lli5~s un OlliO:) SRI1~pU~~U~ ~~!lli1~d ~nb OA!~d!l:)S~p orRqR1~ un ~p opR~lns~l uos Á o!pn~s~ ~p pRP!Un RI R u~:)~u~~l~d ~~b S!S!IYUR ~p U9!:)RAl~Sqo ~p S~pRp!Un S~~U~!n5!S SRI l!U!J~P u~q~p ~S S!S!IYURI~ R1Rd °R:)!~JIOd U9!:)R:)!U -nlliO:) RI ~p O!:)Rds~ I~ U~ R!5~1!A!ld RSU~ld RI ~nb U9!:)Rlli10JU! RI '~~U~lliIRU!J 'Á SOl~O SOl ~p SR:)!~J1:) SRI ~~UR U~PU~!J~P ~S olli9:) ~0!lRS1~ApR IR U~Áru~ -SUO:) Olli9:) ~RA!Sln:)S!p R!5~~R1~S~ns URY~S!P SO~RP!PUR:)SOl ~nb U~ SRlli10J SRI ~lqOS 0~l1SR1 un 1R!:)!U! ~p OA!~~rqo I~ UOO 'So~pUOS SOl ~p u9!snl:)u! RI OlliO:)

L " '"

S3'1:101:l oav~z~ Slnl


1181

La comunicaciónpolítica en Méxíco Actor

Programay propuesta

Ubicación Presentación respectoal de su persona adversario Se especificael Se hace Quéposición Cuálesson los candidatosobre referenciaa los expresarespecto atributos el cualse haceel planteamientos a los demás, personales que análisis. quecada dentrodel cadacandidato candidato contextode la diceteneren expresaen sus campaña. cuantoa actosde experiencia, campañay honestidad, su discursossobre manerade ser, suspropuestas etcétera. de campañae ideología.

Partido

Cuálessonlas referencias que hacecada candidatosobre su partido

Este nivel temático y las categorías que se proponen, permiten contar con información sobre la forma en que los candidatos se presentan ante el electorado y la manera en que construyen discursivamente su imagen. Construcción del adversario. Un elemento importante dentro de la comunicación política es la manera en que los actores se relacionan con sus contrincantes políticos a través de su discurso. Es decir, los esfuerzos que hacen por representar al otro en un escenario electoral y construir y difundir la imagen de sus adversarios políticos, como parte fundamental para entender la interacción entre los actores políticos y los recursos de que se valen para hacerlo. Para el desarrollo de este elemento temático existen dos tipos de análisis: uno, que corresponde a los candidatos y la forma en que califican a su adversario; y otro, que rastrea lo que otros actores políticos dicen sobre: los candidatos. Qué dice el candidato Candidato Se especifica el candidatosobre el cualse expresael adversario.

Su persona Referencias sobrela personalidad del contrincante políticoy su desempeño. !

sobre su adversario Posiciónpolítica Referencias sobrela posición políticaque manifiesta

'

en cuanto a:

Asociaciones Elementos, características o conceptos conlos quese asocia

Calificativos Tipode calificativos empleados para desacreditar al contrincante Ipolítico.

El objetivo de esta categoría es valorar la forma en que los candidatos representan y reconocen al otro dentro de su discurso. Es decir, la manera en que argumentan y se oponen a su adversario político dentro de un espacio


6

so!pawsolJO ope¡eJ¡Jasa:>!p ow9~

so!paw ual sol e e:>!l!le:> ow9~ anba:>!pu9!:>un

elqe4so!paw9nbaa

...o~ep!pue~ le e~!p 9no .so!pew sol eJqos SO~mlod seJo~~e sol ep U9!~e~ueseJde~ .u9!}s~n:) u~ 10}:)~ I~P u9!:)unj ~I UD:)°pl~n:)~ ~P U~!qUl~:) SOl}OU~ Á S~UlS!UIS~I UDSSOS~:)soun81~ u~ ~nb s~Jl08~}~:)qns ~P ~!l~S ~un ~pUOdS~llO:) ~I ~Jlo8~¡~:) ~p~:) V .~P~~}U~ld U9!:)~1~1 ~p~:) ~lqOS ~¡u~n:) l~p ~p U!j ~ 'S~:)!jJ:)~ds~ S~Jl -o8~}~:) S!~SS~l¡O U~ U9!S!A!P ~un ~UOdOld ~S~Jlo8~¡~:) ~}S~ l~r~q~l¡ ~l~d .SOII~~l¡U~ l!¡S!X~ u~p~nd ~nb SO!lq!l!nb~s~p sol Á~!:)u~nIJU! ~I l~nl~A~ 'O}U~UlOUlns U~ 'Yl!}!Ull~d Á ~:)!¡Jlod U9!:)~:)!unUlo:) ~I ~p Ol¡U~P ~U~!¡ ~¡U~d!:)!¡l~d ~p~:) ~nb os~d I~ Á S~lO}:)~ sol ~l}U~ ~}U~¡S!X~ U9!:):)~1~}U! ~p od!} I~ l~U!Ull~}~P ~ ~pnÁ~ I~n:) 0'1 .SO!P~UIsol Á SO:)!¡Jlod sol ~ U9!:)~1~1 UO:) SO~PUOSsol Á So~pUOSsol Á SO:)!¡Jlod sol UO:) SO!P~UIsol ~So~pUOSsol Á SO!P~UIsol Uo:) O:)!¡Jlod I~ :u~pl~n8 ~nb U9!:)~1~1~I '~:)!jJ:)~ds~ ~l~U~UI ~p 'l~~l¡S~l ~¡!Ull~d O¡S'il .Ol}O l;) ~lqOS ~l~!j~l 'l~ln:)!}l~d ~l~U~UI ~p 'aun ~p~:) ~nb °l OUlO:)JS~'S~lO}:)~ SOl}O sol ~ ~}U~lJ ~:)!¡Jlod U9!:)~:)!unUlo:) ~I ~p lO}:)~ ~p~:) ~p U9!:)!sod ~l l~:)!j!¡U~P! ~p ~}~l} '~p~Znl:) ~l~U~UI ~p '~nb ~Á 'S~P~}u~s~ld s~}S~ndOld s~1 ~p ~!ldUl~ SYUI~:)!¡JI~u~ ~Jlo8~¡~:) ~I s~ ~}s':;I é .~:)!¡Jlod U9!:)~:)!unUlo:) ~I ~p S~lOP~ SOl}O sol ~lqOS lO¡:)~ ~p~:) ~p ;)nboju'il .SO¡~P!pu~:)sol ~l}U~ ~:)!¡Jlod U9!:) -~}UOljUO:)~I u~ U~Z!I~~l ~nb U9!:)u~Al~¡U! ~p od!} I~ Á U~U~!} ~:)!¡Jlod U9!:)~:)!U -nUlo:) ~I ~p S~lO}:)~ SOl}O ~nb U9!:)Unj ~I l~:)!j!}U~P! ~¡!Ull~d Olp~n:) ~}S'il 'SOJ¡O no o e 'e:>!¡jJ:> ap easel. 'e!:>uaJalaJ a:>e4 anbleo¡ep!pue:> c't'i 'o" le u9!:>elaJ uo:> 'S!s!l~ue aua!¡anbu9i:>unl aua!¡anb 'osJn:>s!p 'e!:>uaJalaJ la a:>e4as anbel el e o¡uen:> u9!:>unloOJ!6la la a¡!waanb el ooe4as len:>la aJqosuQ!:>eJel:>ap ua osJn:>s!p JodJo¡:>e apod!¡ Jo¡:>e lapaJqwou aJqoso¡epipue:> el el!:>as lae:>!l!sel:> as la e:>!J!sel:> as la e!:>unua as la e:>!l!:>adsa as osJn:>s!pns

osJn:>s!c

ap op!¡uas

Jo¡:>eap od!l

saJo¡:>'t

so¡ep!pue3

so~ep!pue~ sol eJqos ue~e4 seJo~~e SOJ~Oenb se!~ueJele~ .OSln:)~l

OUlO:)Ol¡O I~P U9!:)~:)!j!I~:)S~P~I OPU~~ldUl~ 'o80IY!P I~P S~A~l} ~ OA!}~:)!UnUlO:)

,

S3~Ol::l oa'v'~Z'v'H Slnl


120 I

Lacomunicación política enMéxico..,

Representación

del papel de los medios en la contienda

Cómocalificansu labor

Proyección Quédestacan las notas Se determinanlos aspectosque privilegianlas notasa partirde sus encabezados.

Cómolos califican

Utilización Candidato

Cómose definenantelos candidatos el rocesoelectoral

política de los candidatos

en los medios

Descripcióndel acto

Referenciassobre los candidatos Se identificalamanera Se señalacómose en queel medio refiereel mediocon reportala respectoa los concurrencia y candidatos. emotividad conque describela campaña, asícomootros as ectos.

Utilización

electoral

Agendaque rivile ian Se detectanlostemas quese privilegianen lasnotas.

de los sondeos en los medios

Conquéfrecuencialos Quéimportancia mencionan manifiestan tener

anciaen la aña

de los sondeos por parte de los candidatos Quéimportancia manifiestan tener

Cómoloscalifica

De qué hablan las encuestas. En este nivel, lo que interesa es rastrear la importancia que han adquirido los sondeos de opinión y lo que reportan de la opinión pública dentro del proceso electoral seleccionado para analizar la presentación de su discurso e identificar los elementos que incluyen dentro de él. Quéinteresasobrelos candidatos

Cómose validana sí mismos

Al emplear este tipo de categorías en cada actor, es posible ir rastreando la interacción entre los distintos actores: cómo se manifiesta y evoluciona conforme avanza la campaña. Determinación del discurso de los actores de la comunicación política. La comunicación política se caracteriza por la interacción de discursos que tienen un significado determinado, están dirigidos a un destinatario y ejercen algún tipo de influencia sobre él. No todos los actores detentan de una misma


eun

';Inb Z';I/I e[ e 'SOWS!W

O/l!SJn:>s!p

oJ:>e [';1 Je:>!J!u8!s

SOl ';Ip u91:>eu!qwo:>

eun

Á SOU!WJ?J

';IJU';I!U';I/lUO:> ';I:>';IJed ';IW U9!:>eJu';Is';IJd

"sew';IJ ';Ip U9!:>:>';I[';IS ';Ip U9!:>:>';I[';IS eun OWO:> eJs';I ';Ip S';IU!J SOl eJed

"S"

El ~p lO¡:>E ~mo:> OpE:>rJr¡U~pr l~S ~p~nd 'Ef~ldmo:> sym El~UEm ~p 'omSrmrsv 'sJEd O U9r'B~l 'OPE¡S~ un ~p E;,rm9uo:>~ Á IElmln:> 'IEr;,os 'E:>r¡Jlod pEprlEm:>E El ~lqOS SOrlEm~¡ ~p Er:>u~n:>~s Eun ~p E:>rp9rl~d U9r:>E:>runmo:> Á u9r:>:>np -old El u~ EPEl¡U~:>UO:> IEUOrs~Jold U9r:>EZrUE'BlO Eun OliO:> :SEAr¡:>~dsl~d SES -l~Arp ~ps~p °prmnsEl~s ~p~nd 0:>rp9rl~d 13 'vJ!.J:Jsavsua.ld vI ap os.ln:JS!a 'uE:>snq ~nb U9r:>n:>0{l~¡Ur El Á E:>r¡Jlod U9r:>E:>runmo:> El u~ u9r:> -Edr:>r¡lEd ns ~nb IEn'Br lE 'S~lO¡:>E SOl¡O sol UD:> E¡S;)rJrUEm ~S ~nb U9r:>:>El~¡U! ~p odr¡ l~ ~lqOS U9r:>EmlOJUr sym l;):>OUO:>OliO:> JSE 'SOSln:>Srp sns U~ u~Ánl:>Ur ~nb SEm~¡ SO¡l~r:> E UEp ~nb EJnblEl~f Á Er:>u~n:>~lJ El lE~l¡SEl U~¡rml~d ~nb so¡u~m~l~ UD:>lE¡UO:> (E 'E:>r¡ym~¡ EpU~'BE ns lEUrml~¡~p S~ so:>r¡Jlod SOl ~p OSln:>Srp lE U9r:>EmrxOldE ~p odr¡

Á lEZrl~¡:>ElE:> ~lqrsod ~¡S~ ~p S~AEl¡ V

'SOrlErp sol ~p sE:>rU9l:> Á SEAr¡EmloJUr SE¡OU SEI u~ SOpEl¡Sr'B~l SO¡EprpUE:> sol ~p SOSln:>Sra . 'sorp~m

sol E SO'Br¡S~¡ OliO:> opU~rU~¡ sE(jEdmE:> sns ~p

SE¡S!¡rl~Sold SO¡:>ES~¡U~l~Jrp SOl u~ UOlt?plOqE ~nb SEm~¡ Á S~UOr:>EmrS SE¡l~r:> ~lqOS SO¡EprpUE:> sol ~p SO¡U~rmEr:>unuold

Á s~uor:>ElEI:>~P SE'] .

:lE:>E¡S~P ~¡U~mE:>rsyq ES~l~¡Ur 'ESU~ld El u~ OpEl¡Sr'B~l SO¡ -EprpUE:> sol ~p osln:>Srp I~P srsrlyuE lE O¡UEn:> u3 'so:J!JJlod sol ap os.ln:JsJa 'O¡EprpUE:> Ol¡O U~ Á E¡SrpOrl~d 1;) U~ osln:>Srp u.nz~A ns E El~U~'B O¡EprpUE:> un ~p U9r:>ElEI:>~P El 'Oldm~f~ lod '~lopuJ ~¡U~l;)Jrp ~p SEArS -ln:>Srp s~uor:>:>npold OpEUrml~¡~p

SEl¡O UEl~U~'B Z~A ns E ~nb 's~IElmunÁo:>

s~uor:>rpuo:> lod

y¡S~ E:>r¡Jlod U9r:>E:>runmo:> El ~p S~lO¡:>E sol ;)P osln:>Srp 13

UE¡rmrl ~nb Á UOl~r'Brl 01 ;)nb s~uor:>rpuo:> O¡X~¡ un OliO:> osln:>Srp l~ l~PU~¡U~ 'oII~ ~pr:>~p ~S lt?ln:>!¡lEd o¡u~mom un u~ 'EpEp El U~ uEdn:>o O!lE¡EU!¡S~P l~ Á lOpEr:>unu~ E '~nb lr:>~p S3 'SEAr¡mr¡SUO:> UDS ~l ~nb

'Opr¡U~S ns Ue¡O:>Eo SEI ~p sEII~nq SEI lEl¡UO:>U~ ~¡rml~d lod 'oq:>rp l~S ~q~p Á ~p~nd ~nb 01 PEP;)!:>OSEun ~p IEuOr:>mr¡SU! EmEl¡ l~ ~nb lE'Bnl O U9!:>!sod El ~p lr¡lEd Á lE'Bnl ~U~r¡ ~nb SEI U;) SE:>rJJ:>~ds~

U9r:>:>npOld ~p S~IEr:>os S~Uor:>rpUO:>lod Opr'B~l y¡S~ E:>r¡Jlod u9r:>-e:>runmo:> El ;)P Edr:>r¡lEd ~nb lO¡:>E EPE:> ~p osln:>Srp l~ 'lOrl~¡UE E~pr El ~p OpU~r¡lEd 'SOI¡O ~p lE'Bnl U~ SEm~¡ SO¡l~r:> ~p O¡U~rmE¡El¡ lE Á SOl¡O ~p Emr:>U~ lod SOSln:>~l SO¡l~r:> ~p Er:>U~l~J~ld El E 'S~fEsu~m ~p u9r:>EloqEI~ ~p SEr:>U~pU~¡ SEp~r:> E ~pnlE

osln:>Srp l~ '~¡lEd

El¡O lod

'sor:>Eds~ SOl ~p o

°pr¡S~A I~P sosln:>Srp ~p lElqEq ~p~nd ~S ~nb 01 lod 'SEArS~ldx~ S~UOr:>_EAr¡~fqo E 'EuEmnq U9rS~ldx~ ;)P SEmlOJ E ~pnlE ~OSln:>Srp l~ 'SOSE:>SOl SOPO¡ U3

1

'~fEsu~m ns lElm:>ru¡S~ ElEd pEpr:> -EdE:> EmSrm El u~~sod o:>odmE¡ ru 'OSln:>Srp ns l!:>npOld ~p EmloJ El El;)UEm 1-Z 1-/

S3~Ol::l OOVf)ZVHSlnl

.


122

La comunicación políticaen México comunicación política, al considerarlo como un actor social inmerso en el sistema político que es puesto en relaciones de conflicto con otros actores y especializado en la producción y la comunicación masiva de relatos y comentarios acerca de los conflictos existentes entre actores de ese y otros sistemas. Los medios de comunicación son los que crean el acontecimiento a partir de publicitar un hecho preexistente o previsto que convierten en noticia (De Foncuberta, 1997: 103). En este sentido, Verón (1981: 67) señala que el acontecimiento en sí es una especie de variable desconocida que los medios de comunicación van a construir, en primer lugar, a partir del material y la información con que cuentan. Lo anterior plantea, como se venía previendo, un problema sobre la definición de un mecanismo para abordar la información con la que se va a trabajar. Por un lado, el discurso unitario que da cuenta del acontecimiento que se reporta, el cual se plasma en las notas informativas entre otros géneros periodísticos; por otro lado, el discurso mismo del candidato y la toma de posición y comentario que hace el periodista sobre lo que reporta. El discurso periodístico basa su labor en la acción de otros actores, en actuaciones ajenas que realizan los actores políticos mediante el uso de lenguajes políticos. El periódico presenta un discurso que en buena medida es un discurso sobre discursos: sobre discursos ajenos -de los actores, de las fuentes, de los sondeos- rara vez íntegramente transcritos, normalmente citados de manera fragmentaria o presentados de manera sintética, pero siempre incorporados al discurso propio, que los interpreta y evalúa. Será pues, tarea del análisis diferenciar entre lo que se refiere directamente al discurso de los candidatos y lo relativo a la jerarquización e inclusión que el periodista hace con relación a los hechos que reporta y de los cuales toma posición y comenta. . Discurso de la opinión pública. El discurso de la opinión pública que se considera es el que se muestra a través de los sondeos,los cuales se entenderán como el resultado de encuestas publicadas en los periódicos. En este sentido, se sistematizará y analizará la interpretación y uso que de éstas hacen tanto políticos como periodistas, el tipo de información que interesa, y se pregunta a los encuestados.Por otra parte, se analiza el papel de los sondeos de opinión a nivel cuantitativo, al medir la frecuencia con que los sondeos aparecen y son parte del debate político en el periodo analizado. La estrategia metodológica que he expuesto es una propuesta que se puede aplicar como una forma posible, entre otras, de abordar y analizar el problema de la comunicación política, aunque no es definitiva y no está terminada, pero surge a partir de una serie de consideraciones teóricas y de análisis coyuntural que retoman planteamientos desde el enfoque de actores, desarrollado por Wolton y McNair. ~ La idea para realizar este trabajo fue contar con un modelo de análisis cualitativo que permitiera analizar y formular los rasgosdistintivos que desde


S~lOp~:>!PU! ~ s~~s!d s~q:>!P U01~1~U~~ I~UOS1~d I~A!U ~ ~nb s~~un~~ld

S~I ~p

S~Un~l~ ~p U9!:>~~~ldl~~U! ~I ~p °p~~lnS~l uos S~U°!X~IJ~l S~~U~!n~!S S~'l .0:>!lqr;d o~s~nd ~~S~ l~dn:>o ~l~d SO!lP.Sl~Ap~ amo:> ~:>!~Y!P~W ~U~l~ ~I U~ ~Sl~~U~lJU~ ~l~d U~~ldw~ ~nb SOWS!U~:>~w SOl Á U~~~w! ns ~p U9!:>:>ru~ -suo:> ~I ~l~d S~~U~lro:>~l S~!~~~~IJS~ s~1 ~p amo:> JS~ 'U9!:>:>~1~~U! ~p S~WIOJ Á S91~~U! ~p S~W~~ SUS'SO:>!~Jlod S~lO~:>~ ~l~U~ U9!:>~1~1 ~I ~p o:>!lJdw~ S!S!IYu~ un l~:>~lq~~s~ OP~l~OI ~q ~S .:la I~P OU1~!qoD ~P ~ro~~J~f ~I ~ S~~U~!Pu~~uo:> sol ~P osro:>S!P I~P U9!:>d!l:>S~p Á U9!:>~Z!10~~~~:> 'U9!:>~:>!J!~U~P! ~I ~P S9A~1~ V .u9!:>unJ ns Á OP~:>!J~U~!Sns u~ U~pIO un l~:>~lq~~s~ ~P U9!:>u~~u! ~I uo:> 's~P!~n:>s!p ~Á S~JIO~~~~:>qns Á S~JIO~~~~:> S~~l~!:> ~ OUIO~ u~ ~:>!~Jlod U9!:>~:>!unwo:> ~I ~P S~lO~:>~ sol ~P osro:>S!P I~ ~~ -~ldl~~U! ~S ~nb I~ u~ '1~!:>U~l~JU! S!S!IYu~ un S~ ~~u~s~ld ~S ~nb o!pn~s~ la -o!l~d

.S~I~lO~:>~I~ sop u~ U9!:>~:>~unwo:> ~p od!~ ~~S~ l~:>l~f~ ~l~d U9!:>~1~11~~U!~p S~~U~lro:>~l

S~WIOJ ~Sl~:>!J!~U~P! u~p~nd ~nb I~ u~ ou~w9u~J un amo:> 0:>!X9W u~ ~:>!~Jlod U9!:>~:>!unwo:> ~I ~p S!S!IYu~ I~ l~Áod~ ~p OA!~~fqo I~ U~U~!~ o~s~ndx~ u~q ~S ~nb s~l~n~x~~uo:> Á S~:>!~910PO~~W 's~:>!19~~ S~UO!:>~l~q!I~P s~'l .L661 u~ l~l~P~d O~!l~S!a I~P OU1~!qoD ~P ~J~f ~P U9!:>:>~I~ ~I 'O~~l:>UO:>OS~:>un ~P OZ!q ~S ~nb o!pn~s~ I~P °p~~lns~l uos u~~u~s~ld ~S u9!:>~nu!~uo:> ~ ~nb s~uo!snl:>uo:> S~'l

SeleJO~~ele seyedwe~ Sel ep Se~!~S!Je~~eJe~ sel eJqos SeUO!Snl~UO~ seun61'v'

.p~P~!:>OS ~I uo:> Á SOWS!W SOII~ ~l~U~ u9!:>~n~:>~ ~P ~:>!~91 ~I 'S~lO~:>~ sol ~P U9!:> -~I~ll~~U! ~I u~ S~UO!:>~:>!ldw! s~q:>nw °P~I ~P ~f~p 'lOP~~U~!lO Á ~~u~~lodw~ s~ U~!q !S 'I~n:> I~ 'O!l~~!:>!lqnd o O:>!~Jlod S!S!IYU~ orod I~ ~nb ~P!19S syw ~A!~:>~dsl~d ~un ~PS~P 0:>!X9W u~ ~:>!~Jlod U9!:>~:>!unwo:> ~I ~lqOS l~U°!X~IJ~l ~l~d ~P!~l~d ~P o~und un l~S ~p~nd ol~d '~lq!~:>~Jl~d Á ~Iq~:>!~!l:> ~~u~wI~~O~ ~:>~l~d ~w ~nb ~~s~ndOld ~un S~ ~~S9 ~nb l~UO!:>U~w ~q~:> '~~U~WI~U!d .o:>!X9W u~ ~:>!~Jlod U9!:>~:>!unwo:> ~I ~P sO:>!~SJ1~~:>~1~:> SO~S~l sol l~:>!qn Á SO!qw~:> sol l~pU~~U~ 'OS~:> ~P S!S!IYu~ un l~S ~p~nd ~nb Ol:>!W I~A!U un ~PS~P '~~!wl~d so~:>~ds~ SO~S~l~U!Wl~~~P Á lP.Z~I~U~ 'oII~ 10d .SO!P~W sol ~P I~qol~ O~U~!w~~lodwo:> ~P S~!:>u~pu~~ s~1 amo:> JS~ '~:>!~Jlod U9!:>!SU~1~ ~I ~P O:>l~W I~ u~ '10~:>~ ~P~:> ~P s~:>!~SJl -~~:>~l~:>s~1 ~P U9!:>~:>!J!~U~P~~I Á sosro:>S!P sus ~P S9A~1~~ U9!u!do ~P so~puos sol Á so:>!~Jlod S~lO~:>~ sol 'SO!P~W sol ~l~U~ U9!:>:>~SU~1~Á U9!:>:>~1~~U!~P ~:>!~91 ~I ~P U9!:>:>ru~SUO:>~1~I ~P l!~l~d ~ 0:>!X9W u~ ~:>!~Jlod U9!:>~:>~unwo:> ~I ~P SO~S~l sol l~Z!l~~:>~l~:> OA!~~fqo lod ~U~!~ ~~s~ndold ~~S~ 'Op!~U~S ~~S~ua' .~:>!~Jlod U9!:>~:>!unwo:> amo:> °p!U!J~P sow~q ~nb 01 ~P ~~l~d amo:> l~:>!J!~U~P! u~p~nd ~S S~lO~:>~ SOl ~P ~A!Sro:>S~PU9!:>:>~1~~U!~I EZ 1-'

S3~Ol:l oa'v'9z'v'~ Slnl


~"'

F"'

124

I

La comunicaciónpolítica en México

sobre la comunicación política en nuestro país. Los planteamientos que se exponen surgen del análisis realizado para este trabajo y no siguen un orden específico ni pretenden, en ningún momento, ser totalizadores, sino propiciar una mayor reflexión teórica y analítica sobre el fenómeno de la comunicación política en México. Esta investigación se planteó la pregunta: ¿Es posible determinar atributos peculiares de la comunicación política en México, de modo que claramente se distingan otros tipos de comunicación y contextos? La respuesta es afirmativa. Es posible identificar relaciones y elementos recurrentes en el desempeño de los actores que permiten pensar que la forma en que se genera la interacción en un ámbito electoral entre candidatos, medios y público sí posee un perfil determinado. Este perfil se desprende, entre otros, de los siguientes factores: .La apertura de los medios de comunicación a los procesos electorales en México ha sido clave en la conformación de la comunicación política, ya que ademásde contar con una regulación, hoy puede constatarse que hay mayor cobertura de las campañasde los partidos de oposición. Esta es una condición fundamental de la democracia que los propios actores reconocen. .La existencia de instituciones que regulan de manera autónoma las elecciones y algunas de las formas de interacción entre los adversarios, han influido en la conformación de la comunicación política actual. .Las reformas electorales de los últimos años han hecho que se cuente con un nuevo marco legal y, por consiguiente, nuevas reglas del juego político que influyen de manera fundamental en la interacción comunicativa entre los actores políticos y posibilitan una competencia política más abierta y real. .El origen de los cuadros políticos en México está marcado por el monopolio del poder por parte del PRI,que por más de 60 años formó a una parte importante de la clase política del país, y, otra parte significativa, aunque con menor presencia, surgió de la izquierda y la derecha. Por tanto, al existir desprendimientos importantes del PRI,sus ex militantes se ven obligados a enfrentar cuestionamientos sobre su pasado político, y además,los mismos priistas estánforzados a responder o, euando menos, dar la cara por los errores de su partido.

;)! ~ ti ' l' ,¡.¡ :- ; ~

,,¡..'J~~it:¡ ..¡n"i3""

".i~"fJ¡,:

~

I ,...,1 .'"


SZ lo f

.SO!qW1!:>SOJS:IU1!lJS:lnW :lS :lnb SOl U:I 'o:>!X?W U:I S:I[1!lOJ:>:I[:I sopo!l:ld SOW!J[!] SO[:lp 1!A!J1!WlOJU!1!ln}l:lqO:> 1![ :lp OA!J1!J!JU1!n:> S!S![YU1!un S:I (6661) Of:ll.L [!]1!M :lp Of1!q1!lJ[3 .SOY1!Z:I!P SOW!J[!] sol U:I °PU1!:>!J!POW°p! U1!q :lS 1!A!J1!WlOJU!1!ln}l:lqO:> U:I :lnb SO!qW1!:>sol :llqOS U9!:>1!WlOJU!U1!fOll1! :lnb S:lUO!:>!P:lW U:lJS!X~ °P!JU:lS ~JS:I u3

~l U;) OU!S 'p~pn!:> ~l ;)p S~W;)lq01d

SOl ~ U9!:>nlos ~l 1~p10q~ ;)p ~l;)U~W

S~W;)~ SOl U;) ~l~U;)n:>U;) ;)S ou ~~S~ndS;)l ~l ;)nb l~l~1J;)S ;)lq!sod

.9

~l Á

S;) '~P~!:>U;)l;)l~P

~:>~~Jlod u9~:>do owo:> So~~p~pu~:> SOl ;)P U9~:>:>ru~suo:> ~l U;) S~UOS1;)d S~l O ~pu;)8~ ~l ~S'~~:>u~~lodw~ 10Á~W ;)U;)~~u?~nb ;)P O~U;)~W~Uo~~s;)n:>l;) ;)~uy .So~~p~pu~:> SOl ;)P u;)8~w! ~l ;)P l~~u;)w~punl ;)~l~d omo:> u;)Án~~~suo:> ;)S SO:>~~Jlodsop~~l~d SOl ;)nb l~:>;)P sa ';)~S? ;)P l!11;)d l;)P ;)~l~d owo:> U;)Án~~~suo:>;)S ;)nb OU~S'l;)pod l~ l;)P;):>:>~ ~lt!d O!P;)W un ;)~U;)W~:>!U1) UDS OU Á O~~P!PU~:> ns ;)P U;)8Bm~ ~l ;)P U9~:>~W101UO:>~I U;) l;)A ;)nb oq:>nm U;)U;)!~ so:>~~Jlodsop!~l~d

sol o:>~?W ua

'~ln~sod 01 ;)nb op~~l~d l;) ~~u;)s;)ld;)l ;)nb °l Á O~~P!pu~:> l;) ~~u;)s;)ld;)l ;)nb °l ;)l~U;) ;)~u~~lodw~ °ln:>UJA un ~~S~;) ;)nb ;):>~q ;)nb °l 'l~lndod U9!:>:>;)l;) ;)P so~s;)nd ~ l;)P;):>:>~ ~lt!d op~:> -OUO:>;)l ;)~T.Í;)Wl~8;)l O!P;)W O:>!U1)l;) uos sop~~l~d sol ;)PUOP U;) o:>~~Jlod ~W;)~S!S un UO:>~~u;)n:> ;)S O:>~?W U;) ;)nb ~Á '~SO1J~8u;) O~U~~un ~~lnS;)l U9!:>~W1~1~~~S;) ;)nbuny ";)UOdO1d ;)S ;)nb ~:>~~Jlod~m1ol~~~ld ~l Á SO:>~~Jlodsop~~l~d sol lod ou Á S~uos1;)d s~l lodu~u~8 ;)SS;)UO!:>:>;)I;)s~l ;)nb ;)P O~!W l;) 1~W1~1~;)1 ;)~~w1;)d U9!:> -~n~!s ~~sa "OP~lo~:>;)l;) l;)P U9!:>U;)~~ Á S~A!~~~:>;)dx;) s~l U~l~U;):> ;)S~uos1;)d ns U;) ;)nb ~Á 'l~lO~:>;)l;) os;):>old l;)P l~l~U;):> ;)~l~d ~l S;) so~~p~pu~:> sol ;)P ~1n8~1 ~'l

e:)!l!IOd

-~unwo:>

u9!:)e:)!unwo:)

~l ;)P S~:>~~SJ1;)~:>~1~:>S~l ;)P U9!:>~m1oluo:>

;)P opu;)Ánuu!

el ap saJOl:)e

sol

"O:>~?W U;) ~:>~~Jlod U9!:>~:> ~l U;) l~~U;)m~punJ ~l;)U~W

uy~S;) ;)nb S;)lo~:>~l SOl ;)P ;)~l~d UOS S;)lO~l;)~U~ S~;)P~ s~'l

"~:>~~Jlodu9~:>~:>~unmo:> ~l ;)P S;)lO~:>~ sol ;)P ;)~l~d lod P~P~l~;)l ~l ;)P u9~:>~~;)ld1;)~U~ ;) U9~:>:>~1;)~U~ ~l u~m1oluo:> ;)nb S;)lq~~l~A S~A;)nU op~nl:>U~ u~q 'S;)l~lO~:>;)l;) s~:>od? U;) l~~:>;)ds;) U;) '~:>~~Jlod ~:>~~:>Yld ~l U;) o:>~X?W U;) U9~u~do ;)P SO;)PUOSsol ;)P u9~:>~P~loSUO:>~l amo:> JS~ 'l~~:> -l;)WO:> ~!u:>;)~Op~:>l;)m ~l uo:> s~P~~:>os~ S~!8;)~~1~S;);)P U9~:>~lOdlO:>U~~'l

.

9";)~U;)~:>;)1op~s~d l;) U;) ;)nb so!p;)m sol ~ OS;):>:>~loÁ~m un u~8u;)~ u9~:>!sodo ;)p sop~~l~d sol ;)nb op~~~ml;)d u~q '~Jmouo~n~ ~A~~~l;)l ~un ~ U9!:>~loq~l°:> Á lOl~UO:> Oq:>;)l~S;) un ;)p op~s~d ~q ;)nb 'U9!:>~:>~unmo:>

I

;)p SO~p;)W sol Á op~~sa l;) ;)l~U;) u9~:>~l;)l ~A;)nU ~un ;)p O~U;)~w~:>;)lq~~S;) l;) Á OA!s!A;)l;)~ o~lodouow l;)P U9~:>!l~d~s;)p ~'l '~:>~~Jlod u9~:>~:>~unwo:> ~l ;)P ~A~~n~~~suo:>;)~l~d U?~qw~~ op~s u~q op~~sa l;) Á SO~S? ;)l~U;) U9!:>~l;)l ~l amo:> JS~ 'o:>~X?W U;) U9!:>~:>~unmo:> ;)P SO~P;)W;)P ~W;)~S!Sla .

S3~Ol::l oavE)Zv~ Slnl


1261

Lacomunicación poli!ic.enMéxico

"

construcción que tanto ellos mismos como los medios hacen de su perfil político y personal, y su desempeño en los actos de campaña. Esto significa que lo que vuelve distintos a los candidatos es que el acento no está puesto en la agenda, sino en otras características periféricas, como su personalidad, su estilo o su formación, entre otras. La personalidad de los candidatos es una de estasparticularidades, ya que ellos mismos tratan de posicionarse como poseedoresde una serie de propiedades como la coherencia, la honradez, la tolerancia, el respeto, el carácter y la experiencia, y cada uno dice poseer tales atributos de manera diferenciada y, en consecuencia,basa gran parte de su discurso en legitimarse como tal. El perfil político, así como las estrategias para ubicarse con respecto de su adversario en la contienda electoral, constituyen una forma más de establecer diferencias, en relación con una estrategia de comparaciones y distinciones entre lo que representa el contrincante y él, como poseedor de los atributos positivos. Existe un ejercicio constante de distintividad entre los actores políticos, en donde la preocupación se centra en qué hacer y decir para que no se confundan con los otros, y la estrategia parece ser que es apelar a valores. Los actores políticos constantemente en su discurso hacenreferencia a su persona como poseedores de valores que los hacen la mejor opción. Se caracterizan al plantearse binomios de personalidad como estrategia, en donde, al no estar solos en la arena política, su caracterización adquiere valor con base en lo que el otro no es o no posee. Entre los valores que se mencionan de manera recurrente son: a) Honestidad vs. corrupción. b) Estabilidad vs. caos. c) Experiencia vs. inexperiencia. d) Tolerancia vs. intolerancia. e) Priista vs. no priista. Lo interesante será observar en trabajos posteriores si en cada elección estosvalores cambian o permanecende acuerdo al contexto y los participantes de la elección. Lo que queda claro es que en la comunicación política en México la forma en que se construye el actor político e interactúa en su discurso con otros actores y con la ciudadanía, es a partir de valores. En la disputa política existen valores que le proporcionan credibilidad y legitimidad al actor y su discurso. En la campaña política analizada, uno de los elementos que más llaman la atención es la identificación de un capital político que los candidatos dicen tener, garantizar o proporcionar. Es decir, valores sobre los que gira gran parte de su discurso y con los que pretenden hacer creíble su propuesta de gobierno y su imagen como gobernantes. En las campañas políticas se hace referencia constante a características que tienen


-!¡!sods!p o sownsu! u~ U~¡l~!AUO:)~S~nb ~Á'~:)!¡Jlod u9!:)~!Unwoo ~I u~ U~p!:)U! 'so:)!¡nod S~lO¡:)~ sol lod ~Ul~¡U! ~ljU~W ~p U~Z!I~~l ~S ~nb sol owo:) so:)!Iqt)d soq:)~q uos ~nb sol O¡U~¡ 'U9!u!do ~p so~puos sol ~p sop~¡lnS~l SOl 'so:)!¡nod S~lO¡:)~ sol ~p sosrn:)s!p sol u~ l~ln~~l ~l~U~W ~p ~¡S~!J!U~W~S ~nb ~!~~¡~l¡S~ ~un u~ ~¡l~!AUO:) ~S's~:)!¡SJl~¡:)~l~:) ~p ~!l~S ~un l~!:)OS~u~p~nd ~1 ~S °l~poW un ~p l!¡l~d ~ ~nb u;}!n~l~ owo:) 'l!:)~p s~ '~1;}¡9:)¡~ ';}¡u~prud ';}ldw!s ~uosl~d 'o:)!¡nod '~¡S!P~¡S~ 'O:)!U:)9¡ owo:) ~SIB¡U~S~ld 13 'so:)!¡nod S~lO¡:)~ sol ~p ~¡l~d lod °l~poW ut)~l~ u~ ~Sl!U!J~P Á l~:)!J!¡U~P! lod ~q:)nI ~un ~¡S!X~~puop U;} '~:)!¡Jlod U9!:):)~ ~p SOl;}POWU~¡S~!J!U~W~S~(]~dw~:) ~1 U3 .SO:)!¡JlodSO!l~Sl~Ap~ sns ~p ~1 ;}nb °Jun!l¡ ;}P S~P~P!l!q!sod sns ~!ldw~ syw ~l~U~W ~p ~A ~nb 1~ s~ 'oll~ ~ sop~un~ SO¡U~W~l;}SOl¡O~l¡U~ '~¡U~W~!AqO'~A!¡~¡:)~dx~ ~S;}l!Idwn:) ~p p~P!:)~d~:) ~1 osrn:)s!p ns u~ ~lqJ~l:) syw l~:)~q ~p p~P!:)~d~:) ~1~U~!¡ ~nb O¡~P -!pu~:) l~nbv .9!:)~1~A~ld ~nb lol~A 1~ u~ 9!¡1!AUO:)~S "O!qw~:) 1;}" '~:)!Iqt)d~~ ~1 ~p ~!:)u~P!S~ld ~1 l~pod 1~ u~ SO(]~ lL ~p s9nds~p ;}pl~!d I~d 1~ ~puop 'OOOZ~p o!lnf ~p Z l;}P l~!:)U~P!S;}ld U9!:):)~1~~p~s~d ~I U;} ;}nb Á 'SOl¡O ~lqOS9!~ -~I!A!ld ;}S~nb 10I~A I~ ~nJ "P~P!I!q~¡S~ ~I" t661 ~p I~!:)U~P!S~ld U9!:):)~I~ ~I u~ ~nb '~~P! ~¡S~ l~PU~¡U~ ~ ~pnÁ~ ~nb ol~d '0:)!~9IOPO¡~W o¡u~¡sns oq:)nw U!S ~nbun~ '~:)!19¡S!q ~A!¡:)~dsl~d ~un ~ps~p 'l!:)~p ~p~nd ~S'Op!¡U~S ~¡S~ U3 .~!qw~:) 9nb u~ 's~(]~dw~:) S~l¡O U;} 'ut)wo:) lOI~A;}P 'lO¡:)~J OWS!W I~ U9!:)~I~1 u~ 'l~Al~SqO Yl;}S ~¡U~S,;}l~¡U!01 .0!lnf ~p 9 1~ °Jun!l¡ ns Á ~rn¡ -~P!pu~:) ns lod ~p~dw!s ~I ~P!P~W U~l~ u~ 9U!Wl;}¡~P 'OUl~!qO~ ns u~ P~P!¡ -s~uoq ~p ~rn¡~P!pu~:) ns ~ OUIO¡ u~ l~U!¡nI~~ odns ~nb u~ ~WIOJ ~I Á 91~U~~ ~nb S~A!¡~¡:)~dx~ s~l 'SO!P~W sol uo:) OAn¡ ~nb O¡~l¡ 1~ lod 'S~U~PlYJ .~U~!¡ °Jun!l¡ ~p S~P~P!un¡lodo syw O¡~P!pu~:) 1~ ~;}l:) ~1 ~Ssyw S~l¡U~!W .oJun!l¡ ~p S~P~P!l!q!sod syw OAn¡ "P~P!¡S~uoq ~1" ~ OUIO¡ U;} P~P!l!q!P~l:) ~1'OP!¡U~SOWS!W~s~ u~ 'Á S~A!¡~¡:)~dx~S~lOÁ~W91~U~~ ~nb 10¡:)~ l~nb~ 'S~lOl~A SOl¡O~lqOS 's~ P~P!¡S;}uoq ~1 L661 ;}P U9!:):)~I~ ~I U3 .1~Z!¡U~1~~ u~:)!P so:)!¡nod S;}lO¡:)~ sol SOPO¡ ;}nb Á ~(]~dWt!:) ~I ~PO¡ ~lqn:) ~nb 10I~A un ;}¡S!X~ '~Sl~A!P ~l~U~W ;}P o:)!¡y!P;}W o o:)!¡nod lO¡:)~ I;} ~Áru¡SUO:)~S ;}nb U~~~W! ~I ~ P~P!I!q!P~l:) l~l~U~~ U~¡U~¡U! ~nb s~loI~A U~¡s!X~ OWo:) Jsy .~;}sod ~S ~nb l~l¡SOW~P ~nb ~U~!¡ ~S ~nb O~I~ S~so:)!¡nod S~lO¡:)~ sol ~l~d .~Iq~!:)~ld~ ~P syw~P~ '~:)!¡nod U9!:)~:)!unwo:) ~I ~P S~lO¡:)~ sol SOPO¡ lod °P!:)OUO:)~l Js~ s~ ~nb ~¡u~¡lodw! 10I~A un ~l~!nbp~ ~nb O¡U~W;}I~ un s~ 'OP!¡U~S~¡S~ u~ '~!:)U~l~qO:) ~l .sop~uo!¡s~n:) l;}S 1~ U~¡U~lJU~ ~S SO¡~P!pu~:) sol SOPO¡~nb ~W~lqOld 1~ s~ ~s~ A .~lnu~ ;}S ~nb ~:)~q OS~~nb ~Á 'SOW!¡J~~l s~loI~A ~p ~lq~q OW!¡J~~l! lO¡:)~ un opu~n:) ~~rns ~W~lqOld I~ ol~d 'osrn:)s!p I~ P~P!l!q!P~l:) U;}Áru¡suo:) P~P!¡S;}uoq ~I Á ~!:)u~1~10¡~1 '~!:)u~!l~dx~ ~I '~!:)u~ru~ -UOO~I ~P~P!W!¡!~~I U~Áru¡SUO:)s~loI~A sol ~nb SOW~l¡UO:)U~sou 'o:)!¡nod osrn:)s!p I~P P~P!W!¡!~~I ~I ~Ánl¡suo:) ~s ow9:) ~lqOS SOUl~UO!¡S~n:)IV .sosrn:)s!p sol ~p Á o:)!¡nod l~UO!:):)~ I;}P l~Inp;}w ~¡l~d u~ U;}¡l~!AUO:) ~s S~¡S9Á ~Ju~p~pn!:) ~110d o!:)~ld~ O¡l;}!:) LZ 1-1

S3~Ol;j oa'v'~z'v'}:ISlnl


128 ~

La comunicación políticaen México

vos que hacen variar el discurso de los actores políticos, orientan el sentido e interpretación del discurso, asícomo la forma en que se jerarquizan los temas de campaña. El papel de los sondeos de opinión por parte de los actores políticos es, en muchos casos, visto como un referente importante para la acción política. La opinión pública, a través de los sondeos es asumida como la representación de actores no visibles, los ciudadanos y los electores, y por esta misma característica adquiere, en los reportes que hacen los medios de los resultados de las encuestas, un peso muy significativo en la comunicación política en general y en el ánimo de los actores políticos como un factor que influye en su discurso, en su actitud y en las perspectivasqúe se van generando a lo largo del periodo electoral. Interacción

entre los actores

El intercambio de mensajesentre los actores políticos adquiere una direccionalidad cuando reconocen a un interlocutor como blanco de sus descalificaciones, que regularmente es el candidato que según las encuestasposee las preferencias del electorado. Independientemente de las coincidencias ideológicas o programáticas, dentro del periodo de campaña electoral los adversarios políticos generan discursos que tienen el objetivo, en su contenido, de descalificar y disminuir la aceptación que tiene cierto candidato por parte del electorado. Esta estrategia de reconocimiento y acción responde a una dinámica de conflicto en la que, en este caso, los actores políticos se "unen" en su discurso contra otro actor, incluso desatendiendosuspropias diferenciasy cuestionamientos. La acción del actor político sobre el que se centra el flujo comunicativo, regularmente tiene dos caminos: cuando de las palabras se pasa a los hechos, al amenazary en ocasiones interponer demandasjudiciales por difamación; o, por otra parte, la desestimación de las acusaciones, acompañadas de una actitud de despreocupación y de exclusión de su agenda esastemáticas. La política se manifiesta como una práctica de ocultamiento y revelación en la interacción de los discursos,ya que se expresauna dualidad entre lo que los políticos presentan como su imagen, su desempeño y su coherencia política, por un lado, y lo que aparentemente ocultan, pero que otros actores revelan. Existe una dinámica que se resume en que el candidato adversario toma el papel de: "10 que no muestra él, se los digo yo". Esta estrategia es constante y tiene en los periodos electorales un punto muy significativo cuando regularmente un candidato o actor político denunéia el comportamiento del otro a través de algún tipo de declaración espectacular.Esta forma de interacción tiene el objetivo no necesariamentede probar lo dicho, sino de cuestionar la imagen que se tiene del candidato, deteniendo la simpatía que


OW~!W!:)u~1\.uO:)~p Á O:)!Ulod l~t:)Yl~:) ~p S~uO!S!:)~pl~WOt ~l~d 'U9!S~ld ~p o S~I~lOt:)~I~ u~~S ~Á 'sod!t SOSl~1\.!P ~p uos SO1\.!t~rqosol "~:)!lq1)d U9!u!do ~I ~p S91\.~lt~ ~tS~!J!U~W~S ~nb O:)!lq1)d un u~ l!nuU! ~p ~:)snq u~ altO I~ l!p~nSl~d ~tu~tU! aun ~p~:) ~puop 'U9!:):)~1~tU! ~p S~I~~l or~q S~lOt:)~ SO~U!tS!PU~U~!1\. -l~tU! ~nb I~ u~ U9!:)~:)!unwo:) ~p os~old un S~ ~:)!tJlod U9!:)~:)!unwo:) ~l 'u9!:)~qOld~s~p ns u~ ~P!:)U! ~nb ~lq~!l~1\. 's~ts~n:)u~ s~1 ~U!:)olt~d u9!nb ~lqOS ~tS~!J!U~W U9!:)~dn:)0~ld ~I ~p l!p~d ~ ~l~U~~ ~S U9!qw~t ~ZU~!Juo:)s~p ~l .opu~u~~ ~q~tS~ ~J:)~u~p~d ~S ~nb I~ oP!p~d I~ ~nb ~q~ltSOW~p ou ~nb Á SO!dOld ~tS!1\.~p sotund SOl~ ~ts~ndo ~q~tlnS~l ~nb U9!:)~W1OJU!~11~nb~ ~p U9!:)~qOld~s~p ns u~ U9!qw~t Á SO:)!~910POt~w sot:)~ds~ u~ u~s~q ~S S~:)!tJl:) S~l .s~lI~ ~ Ot:)~dS~l ~:)!tJl:) ~tu~w~wns U9!:)!sod ~un l~:)!J!tU~P! ~p~nd ~SOp!tU~S~tS~ u~ ~SOSl~1\.p~ uos ~I sop~tlnS~l sol opu~n:) ~tS!X~ ~W~lqOld I~ ol~d "oJun!lt I~ S~lq!Sl~1\.~ll! S~!:)u~pu~t ~p ~!:)u~ts!X~ ~I l~ln~~s~ ~ OPU~~~IIosnl:)u! '~t]~dw~:) ~I ~p ~q:)l~W ~u~nq ~I Á ~lmep!pu~:) ~I ~p U9!:)~td~:)~ ~I ~lqOS~Iq~uo!ts~n:)u! otu~wn~l~ un amo:) u~wns~ ~Sun~ Á U9!:)~td~:)~ ~p s~ pm!t:)~ ns ~tu~wl~ln~~l 'O:)!tJlod 10t:)~ I~ S~lq~lO1\.~Juos !S ~sets9 ~p sop~nns~l sol U1)~~Ss~le!ln:)~d s~:)!tsJl~t:)ele:) ~l~!nbp~ U9!u!do ~p so~puos sol Á O:)!tJlod 10t:)e I~ ~ltU~ ~:)~lq~tS~ ~S ~nb U9!:)~1~1 ~l "lO!l~tU~ 01 ~p Oldw~r~ un s~ ~:)!tJlod ~lm~:)!l~:) ~l 'o:)!tSJpo!l~d °1!tS~ un e ~:)~p~qo ~nb l!:)np~ ~p~nd syw~pe ~nb ~Á'~W~lqOld ~p od!t u1)~U!U ~tS!X~ ~nb U!S~t]~dw~:) ~p SOt:)~sns l~t~l~l Á SO:)!tJlod S~lOt:)e sol ~ l~:)!J!I~:) ~l~d s~:)!19t~1 S~ln~!J S~tU!tS!P S~I ~p osn l~:)~q ~p~nd JSetS9 ~nb ~Á '~su~ld ~I ~led le!:)~ds~ u~ 'U9!:)~:)!unwo:) ~p SO!P~Wsol ~l~d ~tU~l~J!P s~ U9!:)~m!S ~I 'o~leqw~ U!S "~JUO1!~I o ~lOJyt~W el amo:) S~:)!19t~1S~ln~!J ~p osn I~ op!nl:)x~ ~p~nb ~nb 01 lod 'L661 ~p U9!:):)~I~ ~I u~ sou~w opu~n:) '01~1:) l~S ~nb ~U~!t ~nb OSln:)~l un owO:) ~:)~l~d~ ~tU~Wl~I~~l Á 'S~lOt:)~ sol ~ltU~ U9!:):)el~tU! ~I ~p 10p~ln~~1 OtU~w~l~ un amo:) ~Ám!tSuo:) ~S O:)!tJlod ~r~n~u~1 13 "0:)!X9W u~ ~:)!tJlod U9!:)~:)!unwo:) ~I u~ U~ts!X~ ~nb U9!:):)~1~tU!~p se:)!tsJl~t:)~l~:) S~p~!:) ~Sl~1\.l~SqO u~p~nd 'OP!tU~S~tS~ u3 "S~:)!tJlod S~UO!S!:)~p sns u~ l!nuU! Z~1\.ns e Á S~lOt:)~ SaltO sol uo:) l~m:)~l~tU! ~ ~Sl~UO!:)~I~l ~l~d u~ln:)!p~ U9!u!do ~p so~puos Á SO!P~W'SOt~P!pu~:) ~nb °ln:)Jq~1\.I~ s~ ~r~n~u~1 13 .S~lOt:)~ sol U~l~U~~ ~nb sosln:)S!p sol u~ ~seq ~SO!pmS~ ~tS~ ~p OS~:)I~ u~ ~nb 'I~UO!:)~:)!unwo:) O:)l~W un ~p S91\.~lt~ ~Z!I~~l ~SOtu~!W~tU~lJU~ I~ ~nb letu~w~punJ ~:)!tSJ1~t:)~le:)amo:) ~U~!t e:)!tJlod u9!:)e:)!unwo:) ~l "e:)!tJlod U9!:) -~:)!unwo:) ~I oq:)nw u~ ~s~q ~SOS~~lqOS Á '"OltO I~ ~:)!P ~nb 01 Á ÁOS~nb O~!P OÁ ~nb 01" ~ltu~ U9!SU~t ~tU~tSuo:) ~un ~tS!X~ ~nb l!:)~p ~p~nd ~S 'u~wnS~l U3 "otu~tsns U!S O!~!ts~lds~p ~p ~t]~dwe:) ~un ~p ~W!t:)J1\.amo:) ~uodx~ ~S ~tS9 '~tU~pumuo:) ~l~U~W ~p "~!:)U~:)OU!" ns l~qOld ou ~p ~I s~ ~tU~Wl~ln~~l ~nb '"OP~!1\.~l~~" I~P ~ped lod ~:)!ld9l ~un Z~1\.ns ~ ~l~U~~ pm!t:)~ ~tS3 'sopel~ds~ sop~nnS~l sol uo:) S~~1\.s~q:)nw ou ol~d e1\.!t~l~t!~l s~ ~nb ~!~~t~ltS3 "S~I~lOt:)~I~ S~!:)U~l~J~ld S~I u~ SOPU~P!1\.!P l~l~ds~ Á '19 ~!:)~q l!tS!X~ ~l~!pnd 6Z 1-1

S3't101~ oav~zv~ Slnl


130

La comunicación políticaen México de acciones que influyen en el ámbito político social y económico en la vida de un país. La comunicación política se puede entender a partir de la interacción discursiva que existe entre los candidatos, los medios y los sondeosde opinión, como un proceso de gran dinamismo y abierto al flujo de mensajes. En él se enfrentan discursos políticos opuestos que reciben el apoyo de alguno de los otros actores de la comunicación política: políticos (otros actores políticos diferentes a los candidatos, como líderes de los partidos políticos, legisladores, dirigentes gremiales o militantes entre otros), periodistas (a través del tratamiento que se hace de la información de los candidatos o línea editorial del periódico que favorezca a alguno de ellos), o bien por la opinión pública, a través de los sondeos (que se manifiestan en apoyo a alguno de los contendientes a partir de las simpatías que genera su persona o propuesta como opción electoral). La victoria de un argumento sobre otro, si bien es muy frágil es más difícil de identificar, si es que existe, ya que cada actor de la comunicación política defiende sus posiciones y no acepta dentro de su discurso la derrota o el cuestionamiento a sus argumentos y actitudes. Por lo que la victoria se puede determinar a partir del resultado de la elección, que es a fin de cuentas lo que permite evaluar la efectividad de los discursosy las estrategiasque los actores desarrollaron a lo largo de todo el periodo electoral. La relación y el peso específico que cada actor (políticos, medios y opinión pública) posee en el espacio de la comunicación política inicialmente se plantea como una situación equilibrada, en donde cada uno tiene sus propios recursos y objetivos para interactuar con los demás y enfrentarse políticamente en un espacio de comunicación regulado. Pero al irse desarrollando la campaña se empiezan a manifestar desequilibrios entre los actores, situación que genera enfrentamientos inusitados. Existe una relación de fuerzas entre los discursos de cada actor, en donde cada uno intenta imponer su representación de la situación no sólo política sino también de los acontecimientos a los otros dos, tratando de obtener un dominio de la agenda de la comunicación política. El equilibrio que existe entre cada una de las lógicas de los actores de la comunicación política es muy frágil lo que provoca que a cada instante una esastres lógicas pueda imponerse a las otras. La ruptura que se da entre un actor político y el actor mediático produce una alianza entre el medio y otro actor político, llámese candidato, que pone en desventaja al primero. Esta situación genera desequilibrios entre los actores de la comunicación política, donde el favorecido son los medios, ya que son los que tienen los recursos para estar constantemente mediando entre el acontecimiento y el público, produciendo una visión parcial de la realidad al tener control sobre la inclusión, exclusión y jerarquización de la información que conforma su agenda.


~

.~S!P;}D '~U01;};)1~g '~rng;}s ~¡~U;}'M ~Jl~W ;}P U9!;);)np~11 'o.:J!lq~d o!.:JlJdS'iJ ol\iJnu 13" '(Z66U .~ 1;) 'U01101\\ ;}nb!u!moQ Á ;)l~W U~;}f 'Ál1;}d .;}SU;}¡nldmoJ

.pa 'P!lP~W

IlJ.liJUiJSlJ].lOiJ.L.plJp!U.liJpoUlS'od'{

'lJ.:J!lJlod U9!.:JlJ.:J!unwo.:J.{ U9!.:JlJuuojU! lJl iJp lJ!.:JlJ.l.:JOWiJa'(966U

l;}!A~f

'91~10W Á;}'M I;}Q

B!JBJ50!IQ!8 .O;)!X?W U;) ~;)!1JIOd U9!;)~;)!unmo;) ~l ;}l;}!nbp~ ;}nb sOgS~l sol ;}1U;}1S!SUO;)Á ~![dm~ sym ~l -;}U~m ;}P 1;}PU;}1U;} ~1!ml;}d ;}nb o¡u;}m;}l;} omo;) Á 'Of~q~l¡ ;}P S!S;}¡9d!q S~A;}nU l~lOq~l;} ~l~d ~P!11'Bd ;}P o¡und omo;) '01S;}ndx;} Jnb~ ~1s~q 01 's;}nd '~Al!S .O;)!X?W U;} ~;)!1JIOd U9!;)~;)!unmo;) ~l ;}P S~;)!¡SJ1;}¡;)~1~;) s~l ;}P U9!SU;}ldmo;) 10Á~m ~un U;}1!I!q!sod ;}nb 'S;}I!1I) S;}lOP~;)!PU! ;} SO11;}mYl~d 1;};);}lq~1S;} ;}P p~P!umlodo ~l 101;);}1l~ l;};);}lJO ~l;}ds;} ;}S Js ol;}d 'S~;)!uI) O S;}I~U!J s;}uo!snl;)uo;) !U S;}UO!;)~;)!ldx;} U;} l~A!l;}P ;}PU;}1;}ld ou ~ms!m Js U;} 'OP~1U;}S;}ld S!S!IYu~ l;} Á ~;)!1JIOd ~l Á U9!;)~;)!unmo;) ~[ UO;) sop -~UO!;)~I;}l SO;)!19;}1 sodm~ SO¡U!¡S!P ;}P S;}UO!;)~110d~ ;}P U9!;)~I!do;);}1 ~'l ;}nboJu;}

un ;}PS;}P ol;}d

l~UO!;)~;)!unmo;) 'S;}[~101;);}I;} S~PU;}!1UO;) s~l ;}P ~;)!g91 ~l Á °1U;}!m

-~¡lodmo;) I;}P o¡u;}!m!pu;}¡u;} l;} U;} l'P.!I!Xfi~ U;}pu;}¡;}ld U9!;)~g!1S;}AU! ;}P SOP~1 -[nS;}l Á S~;}P! ;}P 01u;}!m~;}¡u~[d Ogl~[ ;}1S;} U;} S~P~1U;}S;}ld S;}U°!X;}[J;}l s~'l 1~10¡;);}[;} opo!l;}d [;}P S01;);}ds~ SO110 ;}P Á SO;)!1J[od sol 'SO¡~P!PU~;) sol ;}P l~lq~q ~l~d ~;)!lqI)d

U9!u!do ~l ;}P S;}1U~1U;}S;}ld;}1 omo;) SO;}PUOSsol ;}P osrn;)s!p l;} u~mns~ Á U;}m01;}1 Á "SOA!1~1!I~n;) S;};)oA~¡Jod" ;}P l;}d~d ns u;}f;}p 'osrn;)s!p ns U;} S;}lqJ;}l;) sym l;}S ~l~d 'S~1S!PO!1;}d sol ;}nb ~;)OAOld ;}nb O'l .0;)!lqI)d l~ opu;}Án[;)u! 'S;}lO¡;)~ SOl¡O sol lod "OP~UO!;)U~S Á °11;}!qn;)S;}p" l;}S ;}p;}nd l~n;) 01 'S01~P!PU~;) sol ;}P oung[~ ~ l~!;)!J;}U;}q Á l~u!do ~ ~1!;)Jldm! ~l;}U~m ;}P u~g;}II S~1S!PO!1;}d sol '~A!¡~¡!¡u~n;) ~110 ~l Á ~A!1~1![~n;) ~un 'S~¡U!1S!P uos U;}!q !S ;}nb '~1S? ~l¡UO;) U;}1 -!dmo;) -~II;} ;}P ;}lqmou U;} OPU~¡un8;}ld 'U9!u!do ~l ;}P O¡!;)Jldm! ;} O;)!¡Jl;) lOA -~110d ;}P ;}!;);}ds;} ~un °PU;}!S,,~;)!lqI)d U9!u!do ~[ ;}P S;}¡U~1U;}S;}ld;}1" omo;) U~1U;}S;}ld ;}S so!p;}m sol !S ;}nb ~Á '~;)!lqI)d U9!u!do Á so!p;}m ;}11U;} ~rn1dru ~un ;}1S!X;} opu~n;) SO;}PUOSsol ~ ;}lq~lOA~J S;} U?!qw~¡ O!lq!l!nb;}s;}p ;}1S;} Ol;}d ~mo¡

~l ~l~d 01~!p;}mU!

.SO¡~P!PU~;) sor ;}P ~;)!1JIOd U9!;);)~ ~l ;}P Á S;}UO!S!;);}P ;}P ;}1U;}1;}J;}1 l;} U;} U~11;}!AUO;) ;}S S01S? ;}nb ;};)~q ;}nb O'l

.SO;}PUOSsol ;}P ~l ~;}S ou ;}nb ~;)!lqI)d U9!u!do ~[ ;}P U9!;)~¡U;}S;}ld;}1 ~110 ;}1S!X;} ou ;}nb ;}P 'SU!liJ'f.llJW I;}P ~;)!g91 ~l of~q SO;)!¡Jlod S;}lO¡;)~ sol ;}l¡U;} ;}¡U;}lrn;);}J Ánm S;} ;}nb '~;}P! ~l 1!1S!X;} l~ '0;)!1JIOd JO¡;)~ l~ U9!;)~1;}1 U;} 'SO;}PUOS sol ;}P S?A~l¡ ~ ~;)!lqI)d U9!u!do ~l ~ l;};);}lOA~J ;}p;}nd O!lq!l!nb;}s;}p [;} u?!qm~.L

I-t 1-1 S3~Ol::1 oav~zv~ Slnl


132i

Lacomunicación polltica enMéxico Ferry, Jean-Marc et al. (1998), "Las transformaciones de la publicidad política", en El nuevo espaciopúblico, España, Gedisa. Krippendorff, Klaus (1990), Metodología de análisis de contenido. Teoría y práctica, España, Paidós Comunicación. Maarek, Philippe (1997), Marketing político y comunicación, España, Paidós. McNair, Brian (1999), An introduction to Politica/ Communication, EE.UU., Routledge. Minc, Alain, La borrachera democrática. El nuevopoder de la opinión pública, traducción de José Manuel López Vidal, Madrid, Temas de Hoy. Monzón, Cándido (1996), Opinión pública, comunicación y política: la formación del espaciopúblico, Madrid, Tecnos. Mouchon, Jean (1988), Política y medios: los poderes bajo su influencia, España, Gedisa. Muñoz-Alonso, Alejandro (1990), Opinión pública y comunicación política, España, Eudema. Newman, Bruce (ed.) (1999), Handbook ofpoliticalmarketing, EE.UU.,Sage. Newman, Bruce (1999), The mass marketing of pollitics, EE.UU.,Sague. Nimo, Dan y Keith Sanders (1981), Handbook of Political Communication, London, SagePublications. Swanson, David y Dan Nimmo (1990), "New Directions in Political Communications", ellA ResourceBook, London, Sage Publications. Swanson, David L. y Paolo Mancini (1996), Politics, Media and Modern Democracy.An lnternational Studyof lnnovations in Electoral Campaingning and Their Consequences,Wesport, Praeger. Thompson, John (1988), Los media y la modernidad: una teoría de los medios de comunicación, España, Paidós. Verón, Eliseo (1981), Construir el acontecimiento,Argentina, Gedisa. Wolton, Dominique (1995), "La comunicación política: construcción de un modelo", en Jean-Marc Ferry, Dominique Wolton et al. (1995), El nuevo espaciopúblico, Gedisa. Wolton, Dominique (1998), "Las contradicciones de la comunicación política", en Jean-Marc Ferry et al., Comunicación y política, Gedisa. Wolton, Dominique (1998), Penser la Communication, Francia, Champs

Flammarion.

\.


xwogpnole:>u~:>@s~/\~:>e.J

:O:>!U91J:>~¡~ O~llO:)

°elefe¡epet1J ~p pep!Sl~/\!Uf1 le!:>os u9!:>e:>!unwo:) e¡ ~p SO!pmsg ~p oJu~weJled~a

°1

SOl ;)P V.J!Iq~d Ua2VUl! vI ap U9!.J.Jn.l)S'uo.J~l u~ SO!P~UI sol ;)P l;)d~d 1;) '~~U;)UI -~:)!JJ:)~ds;) sYW 'o:)!X9W u~ 1'661 ;)P S;)I~!:)U;)P!S;)ld S;)UO!:):);)I;) s~l U;) SO!P;)UI sol ;)P l~d~d l~ ~lqOS ;)q!l:JS;) O"JS;)u~!nb lod ~P~Z!I~;)l U9!:)~g!"JS;)AU! ~( ;)P S~P~A!l~P s;)uo!sn(:)uo:) s~ungl~ l;)uodx;) S;) Of~q~l"J ;)"Ju;)s;)ld I;)P o"J;)fqo 13 °2u!naS' vpua2v ~l ;)P ~:)!19;)"J ~A!"J:);)dsl;)d ~{. ~PS;)P SOP~Z!I~;)l SO!pmS;) sol ~ ~"JU;)!Ul;):)UO:J1;) ;)Sl~:)~"JS;)P~:)~l;)UI 'so"Ju~"JU! SOS;) ;)1"Ju3 '~:)!lJdUI;) ~!:)U;)P!A;) ~"JU;)"JS!suo:)~un ;)"JU~!P;)UI sogz~II~q sns l~"JU;)"Jsnsopu~:)snq 'l~lO"J:);)I~ O"JU~!UI -~"JlodUIO:J 1;) Á SO!P~UI sol ;)P P~P!A!"J:J~ ~l ;)P U9!:):)~1;)"JU! ~l UD:) SOP~UO!:)~(~l so"J:);)dS~UO1~plOq~ Op!:)np;)l ÁnUI Ol;)UI1)U un ;)"JU;)UI~IOS;)nb Á 'I~UO!:)~UOUIO:J l~:)°l I;)A!U ~ O"JU~"J'S;)I~lO"J:J;)I;) sos~:)old SOSl;)A!P U;) '-SO!l~!:)!"JOU;)I;)"J Á ~"J -!l:)S;) ~SU;)ld ~"JU~UI1~!:J~ds;)- SOA!S~UISO!P;)UI sol ;)P ~A!"J~UI1OJU!~rn"Jl;)qo:) ~( ;)P S!S!IYu~ 1;) ~!:)~q UO1~:J°JU~ ;)S SOUIS!UI sol ;)P OS;)nlg 1;) ;)nb 9"J:)~"J;)P;)S '~UI;)¡ I;)P SOSO!pmS;) sol lod SOp~plOq~ so¡:)~ds~ SOSl;)A!P sol ;)P U9!:J~:J!J!S~(:J ~un l;):)~lq~¡S;) ;)P o"Ju~"JU! 1;) U;) 'OUIS!UI!SY -(~1OOZ 'S;)A;):)Y) OU;)UI<)U;)J ;)"JS~u~q -~:J!ldx;) ;)nb S~I~mX;)"Juo:) S~UO!:J~U!UIl~"J;)P s~l U9!qUI~"J uol;)!sndx;) ;)S ~"Jlod;)l ~S;) u3 'OOOZ-8861 opo!l~d (~ u~JPUOdS;)llO:) 19 s;)l~n:) sol ;)P so"JU;)UIn:J°p [9 UOl~l"JUO:)U~ ;)S 'OOOZoy~ l~ ~"Js~q ~UI;)¡ l~ S~P!l;)J;)l s~:)!UI9P~:)~ S;)UO!:)~:)!lqnd s~l ;)P ~p~nbs1)q ~A!"Jsn~qx~ ~un u3 'o:)!X9W U;) ;)"JU;)!:)~l O¡lP-q S;) S~I~lO¡:)~I;) sos;):Jold sol Á U9!:)~:)!UnUIo:) ;)P SO!P;)UI sol ;)P u<)!:)~l;)l t!l ;)lqOS O!pmS;) 13

uQ!:):)npOJlUI

~zel?ZUOE) seAe'J\f slJser

ep O'JS!'JUBJ:I

e.:JI1!IOd u91.:Je.:Jlunwo.:J el ep UQI.:Je611se/\UI el ue SO!Jesep Á so6zelleH 'O.:Jllql)d OI.:Jedse lep e.:JIlfJlpew peplleJlue.:J

sepue6e

el e

sel ep uQI.:J.:JnJ1Suo.:J el ea


1341

De la construcción de las agendasa la centralidadmediática candidatos presidenciales y su impacto en la percepciónde sus usuarios(Aceves,2001b). El estudio partía del reconocimiento de la centralidad del papel de los medios masivos en la configuración de la vida pública en las sociedades contemporáneas, y cuya relevancia ha desembocado,justamente, en la mediatización del espacio público. A la luz de estos supuestos, en las páginas siguientes se expondrán de manera sucinta las aportaciones que este tipo de enfoque proporciona al estudio de los procesos electorales desde una perspectiva comunicacional; se describirán algunas de las dificultades experimentadas en el trayecto; y, finalmente, se apuntará un conjunto de consideraciones sobre el futuro de este campo investigativo.

La incursión por los caminos de la agenda setting y sus consecuencias De entrada habría que apuntar que esta incursión se enfrentó a varios obstáculos. En primer lugar, pese a que la corriente investigativa cuenta ya con varias centenas de trabajos realizados a lo largo de sus treinta años y de que su hipótesis2ha sido ampliamente validada con abundante sustentaciónempírica en una diversidad de países, en México no se había realizado un estúdio de esta naturaleza. A lo sumo, los trabajos publicados se limitaban a caracterizar, mediante el análisis de contenido, la agenda de los medios. Dejando de lado el aspecto relacionado con el impacto que dicha agenda tiene sobre sus usuarios. Pero, además de esta ausencia de referencias académicas, el estudio se realizó en un contexto académico caracterizado tanto por la desvalorización que hacia la investigación empírica prolifera en el campo de la comunicación, como por el desconocimiento sobre la corriente teórica de la agenda setting. Un dato ilustrativo de esta situación es que solamente un puñado de los trabajos revisados hizo alguna referencia a los autores de la agenda,y que, en dichos casos,los trabajos citados se remontaban a 1977. Si bien el estudio seminal del establecimientode agendase remonta a 1972 (McCombs y Shaw, 1972), no fue sino hasta los años recientes, fines de los ochenta y los noventa, cuando esta corriente experimenta un desarrollo particularmente amplio pero también diversificado. En un estudio publicado en 2.

Al momento de su enunciación, en 1972,los autores Donald Shaw y Maxwell McCombs utilizaron el concepto de "hipótesis de la agendasetting" para denominar a su propuesta

teórica.


u~ M~qS sol

Á sqWO:);)W

u~ ~su~ld

~I

lod

~¡U~WIO!l~¡SOd

~p U9!;);)~

~I ~1J~dw~s~p

OP~;)~¡S~P ~nb

~Jl~S 'SO;)!¡Jlod

I~¡U~W~punJ

I~d~d

sos~;)old ~¡S3

°OO!lql)d I~P 1!JlOÁ1!W1!1~P 1!!:>u~!l~dx~ 1!11! S1!U~f1!UOS~~U~WI1!l~U~~ ~nb S~Uo!ts~n:> s1!JI~nb1! sou~w

11! 'l1!lO~:>~I~ 1!1,!1!dw1!:>1!un u~ O:>!lql)d I~ 1!l1!d S~~u1!tlodw!

uos ~nb

S~Uo!~s~n:> S1!1~P U9!:>1!U!Wl~~~P 1!1u~ S~I1!!:>ru:> uos SOA!~1!WlOJU! SO!P~W SOl [000] :l~In;)!¡l~d ~¡u~¡lodw! -~S~lqOS

~¡U~W~¡I~ So¡;)~ds~

i W~PJq!) S~uo!u!do

I~d~d

un u~g~nf

'u~g~W!

SOl ~p S~lOp~WIO1UO;)

u~ 'S~UO!;);)~l~

ns Á SO¡~P!pU~;)

O¡U~¡

u~ 'S~;)UO¡U~

S~l u~

sol ~p S~¡U~!l

'SO!p~W

SOl

Á s~pn~!~:>1!S1!~~!:> 1! 1!tS~ndS~l u~ ~Sl1!WlOJ uaq~p SO~U~!W!:>OUOO

SOl '~~U~WI1!n~I °SO~U~!W!:>OUO:>Á S1!!:>U~~l:> ~P ~S1!q 1!1 ~lqOS 'U~!q S~tU1! OU!S '~l!1! I~ u~ u~Áru~SUO:> ~S ou SO~U~!W!~U~S SO'"} °SOW1!WO~~nb S~pm!~:>1! Á S~uo!u!do S1!1 Á '~Ul~!:>UO:> sou Á SOW~;)OUO:> ~nb 01 ~l~U~ °ln;)UJA °S1!p1!q;)~S~Pl~S u~q~p

ou (s~pn~!~;)1! ~p O!qW1!:> Á U9!u!do

un ~~U~W1!ln~~S

Á1!H

~p U9!:>1!WlOJ) S1!A!t:>~J1!

S1!!:>u~nlJu! S1!1Á (o~U~!W!:>OUO;) ~p U9!;)!s!nbp1! 1!1Á 1!pU~~1! ~p OtU~!W!;)~lq1!tS~ I~ OWO;) S~I1!~) SO!P~W SOl ~p SOA!t!U~O;) SO~:>~J~SOl ~ltU~ U9!;)U!~S!P 1!'l °SO~1!p!PU1!;)Á SOP!~l1!d SO~l~!;) lod S~~U1!~OASOl ~p S1!!;)U~l~J~ld S1!1Ás~u~~yW! -u1!~lodw!

U9!;)d~:>l~d

:~q!1;)S3 SOl ~l¡U~

sol ~lqOS ~!;)u~ngu! ~I P~P!l~l;)

l~P U9!S!;)~ld

sol ~¡U~W~lq!sod

ns u3

lod

so¡s~ndns

UD;) ~¡!W!l~P

S~¡l~!;)

'u~g~W!

~!;)U~u!WOld

~nb

un syw

'P~P!I~~l

~I ~l¡IY

~nb

S~ ~su~ld

so¡~fns

'o¡s~ndns

SOf~q~l¡

un amo;)

I~ ~g!l!P

S~l¡O

un amo;)

~

ns ~P

~un

~I ~P ~S

syw

~¡U~mI~l~u~g

s~:)od

U3

~¡u~m~A!¡~I~l ~'l

°Z

~I u~!q

°opunm

so:)!syq

S~¡U~

I~ ~l¡S~nW

~Al!S ou ~su~ld

SOP!;)~Iq~¡S~

~¡S~ u~ ol~uo!d

~P

S~'l

~l ~nb of~ds~

u~Jq~q l~A~~M.

syw o 'S~¡U~A~I~l

~ O;)!Iql)d Á S~uo!¡s~n:)

~I ~P U9!;)~1¡U~;)UO;)

~l 's~lq~I~d ~Idm!s

s~ 'Ogl~qW~

I~ °P~;)°Ju~

~I ~nb ~¡und~

S~l¡O ~nb S~¡u~¡lodw! l!q!:)l~d

Á 'so¡~fns

S~ '~su~ld

sym ~su~ld

~I ~l~I:)

opung~s

sol ~P ~JIOÁ~W

Á S~uo!¡s~n:) S~I~¡

SO¡l~!;)

~P ~~llO;)

's~ O¡S~ ~~f~g~l

~¡S? ~nb ~!;)u~¡lodw!

I~ opu~g~I~l

SOP~Z!I~~l

Á S~uo!¡s~n;)

~P So¡:)~ds~

~I ~nb

~nb o!dO;)SOP!~I~;)"

~Á '~¡S!A~l

l~P O!pn¡s~

~¡S~q

'l~A~~M.)

sos~

:l!;)~P

ou ~su~ld o o¡;)npuo;)

sol lod

~P odw~;)

~l ~nb

SOS~;)Old SOl U~ ~pu~g~ ~ ~nb S~UO!;)~;)!ldw!

O,,~A!s~d U9!S!WSU~1¡ OA!¡;)~ ~¡~ldl?¡U!

iL86T

so¡~fns

'so¡~fns

un l~;)!P~P

~I ~f~g~l un amo;)

~I ~P SOSO!pn¡s~ 'U9!;)~g!¡S~AU!

~S ~nb

S~I U~ 'S~¡u~¡lodw!

l~S u~;)~l~d

~ ~P~glO¡O

UDS 'S~I~lO¡;)~l~ SO¡S~ ~P l!¡l~d

I~ ~lqOS SO¡:)~l~ '~1~!1~1

"S~UO!;);)~l~

SO¡:)~J~ sol"

'S~UO!¡S~ro

S~P~Z!l~n¡und

I~ ~U~!¡

~l Á O¡U~!W!:)OUO;)

~¡U~¡S~q iw~PJq!)

'SOW!SJ¡u~¡lodw!

S~l Á SO¡~P!PU~;)

°l~A~~A\

~ S~Uo!~s~n;) ~p ~~

1!1~l~U~ U9!;)1!ln:>U!A ~tS!X~ ~nb 'SOW1!su~d '~tu~w~lq1!pnpUI

°SO¡;)~l~

U9!;)~;)1~W~P

SO¡;)~J~ ~P od!¡ syw

S~p~P!I~n;) ~¡undv

O¡U~!W!;)~Iq~¡S~ ~nb

un amo;)

U9!;);)~ ~I ~l~P!SUO;) U!S °Ol~m!ld S~UO¡U~

sol amo;)

lOÁ~m

~lqOS odm~!¡

o~mlOJ ~I Á ~l¡I!J OU!S 'P~P!I~~l sou ~nb of~ds~

~pu~g~ ~P sop ~q~¡und~

SE a. I

~

°T

so¡s~ndns

'l~A~~M.

sol

P!A~a

L86T

Z31VZNOE) S3/13'J'v' SQS3r 30O'JSI'JN'v'~;j


136

De la construcción de las agendasa la centralidadmediática un artículo publicado en 1993. En él plantean que según la forma en que los atributos de una cuestión o tópico sean presentados en la agenda noticiosa, las consecuenciaspara el comportamiento de la audiencia seránconsiderables: [...] para las personas con alta necesidad de orientación acerca de cuestiones políticas, los medios de comunicación hacen más que reforzar sus creencias preexistentes. En los hechos, los medios deben enseñar a estos miembros de la audiencia las cuestiones y los tópicos a usar en la evaluación de ciertos candidatos y partidos, no sólo durante las campañas políticas, sino también en los largos periodos entre ellas (McCombs y Shaw,1993).

A lo largo de su fructífera trayectoria, el paradigma teórico del establecimiento de agenda se ha consolidado como una de las más importantes, si no es que la más importante corriente de investigación en torno al estudio de la relación entre los medios de comunicación y los procesos políticos. Después de veinte años y más de dos centenas de estudios realizados a la sombra de la agenda setting, uno de sus fundadores no duda en cambiar la aseveración inicial por una de mayor contundencia: Agenda setting -dicees considerablemente más que la clásica afirmación de que los medios de comunicación nos dicen acerca de lo que debemospensar. Los medios también nos dicen cómo debemospensar acercade ello (ibídem).

Esta puntualización ha marcado un nuevo enfoque hacia los efectos, que ha sido denominado por McCombs como la "segunda dimensión" o "segundo nivel" de la agendasetting,territorio que en palabras de McCombs: [...] va más allá de la influencia de los medios de difusión sobre los temas y asuntos que forman parte de la agenda pública, y se fija en el rol que los medios de difusión desempeñan en el encuadre de los temas y otros objetos en la mente pública. Los medios de difusión pueden influir en qué temas se incluyen en la agenda pública. Pero quizá es más importante que los medios de difusión puedan influir en el modo en que la gente piensa sobre los temas de la agenda pública (McCombs y Evatt, 1995).

En este punto resulta pertinente señalar que algunos de los trabajos que han redimensionado a esta corriente, específicamentelos referidos al "segundo nivel", fueron conocidos hacia 1995,cuando ya una buena parte del trabajo de campo de esta investigación había sido realizada. Sin embargo -y se apunta con toda modestia-, las intuiciones de quien esto escribe apuntaban hacia la misma dirección, por lo que incluimos con oportunidad, aunque no en la profundidad que hubiera sido deseable,el tema de los tópicos y atributos

.


,-~-°BWS!WB[ ;)P S;)S;)l;)}U! ;) SO!l;)}!l:) SOl B o};)fns 'O}UB} lod 'BPBU!Wl;)};)P

U9!:)n}!}SU! BUn lod °PBZ![B;)l u9!:):)npold ;)P os;):)old un ;)P °pB}[nS;)l S;) -B!:)!}OU e[opB:)![qnd [B!l;)}BW [;) ;)nb ;)P o}s;)ndns [;)P ;)}lBd ;)S'OfBqBl} ;)}S;) U;) BplOqB ;)S OU ;)nbuny

-Sé1nsS]SOS;)~Old ;)S Jq~

So¡uns~

SOl ;)P ~!~U;)¡S!X;)U!

SOl ;)p S~~!¡SJl;)¡~~l~~

;)nb

01 ;)Q

SO!P;)W SOl ~nb

'S;)l~lO¡~;)l;)

1~¡u~w~punJ

~l ~l;) '8861

S~1 ;)p ~un S~W;)¡ l;)d~d

OP~A!l;)P

U;)!q

op!nl~U! !S ;)nb

'oo!X9W ;)pu;)lds;)p

SOl ;)p O¡U;)!W!~;)lq~¡S;)

l;) l!lqn~S;)p 's~¡ue¡lodw!

;)S ~lnWIOJ U;) ueZ!le;)l

l~P ;)¡U~W~¡~!l¡S;)

-!lyue

~!P I~ ~sU~Jd ~I Á (YJ~Wl!J~

U9!S!A~I~J ~I u~ O~I~ OPU~Wl!J~ I~ '~!I~JI

syw

~¡S~ ~~!J!¡~l

0~3

S~P~P!Jo!Jd

SOl ;)P Ol¡O

S~I ~p ~pu~~~

~I ~f!J

~I 'l!:>~p ~I~ns ~s owa:> '~f!J ~nb

O¡l~qwfl

S~JS~ ~ '~U~!I~J!

'~U~!l~¡!

~l ;)lqOS S!S!IYU~ ns U;) ~l~~OI OU;)W9U;)J ~1 ;)lqOS U9!S!A;)I;)¡

~SU~Jd ~'1

:~A!S!A~l~¡ epu~3'~ ~SU;)ld ~r ;)P l~m~~

un S~ ou ;)¡S9 '01;)dW3

'~¡!l~S;)

~1 ;)P ~PU;)3'~ ~1 ;)P 10Á~W Z;)A ~p~~ ~!~U;)U!W;)~ld

1;) 'syw

l'e¡~;)¡;)P

;)S sYW;)P~ SO!P;)W

'SOSrn~;)l

ol;)d

~un

~l

O:J;;)d 'SO¡U;)!W!~~¡UO~~ lod

U!lLU

s;)¡u~punq~

;)S l~ln~!¡l~d U fl

~l 'u9'!u!do

ol;)d

~SO¡~P!PU~~

SOP~U!Wl;)¡~P OS~~ ~P~~ sol ;)P ~~!lqt)d U;)3'~W!

;)P U9!~~z!I!¡n

~l

;)P S9A~1¡

s;)uO!~nq!l¡UO~

S;)UO!~~;)I;)

~ SOP~U!ploqns

'UOl~Z!l~~l

sol

s~1 ;)P

s~l ;)P ~A!¡~WIOJU!

Á SOA!¡~WIOJU!

SO!P;)W

SOl;)U93'

;)nb U;) ~WIOJ

~l ;)P

sol ;)P OS~~ l;) u3

~A!¡~~!Unwo~

;)¡S;) ;)P ~!~u;)s;)ld sOp~nnS;)l

03'Z~n~q

~1 Á ~JJ~l3'O¡OJ U9!qw~¡

soq~!P

;)¡S;) ;)P S;)I~U!3'!lO

~S;)I~!~U;)P!S;)ld

~~!ijlod

l;) ;)¡U~!P;)W

l;) U;) 'SO!P;)W

sns Á SO!P~W sol ;)l¡U~

U;) o¡s;)ndns

;)S 'SOP!U;)¡qo

;)P ;)¡l~d

S~!~U;)P!A;)

SO!P;)W SOSl;)A!P sol ~l¡U;) ~un 9Al;)sqo

I;)P l~ln~!¡l~d 'U;)3'~W!

'Opu~~!pnfp~

I;)P SOP~A!l;)P so~!d9¡ SO¡~P!PU~~ S;)I~d!~U!ld

sol

;)S 'Of~q~l¡

Á 'sYW;)P~

soun3'l~

~l 'S~~!lJdw;)

ut)~ 'SOP~Z!l~U~ ;)lq~¡OU

;)nJ Of~q~l¡

SOP~U!Wl;)¡;)P

1;) ;)¡U~!P;)W

SO!P;)W Á ;)q!l~S;)P

;)P osn

UOl'eAl;)sqo

~ O¡~;)dS;)l ;)P P~P!l!q!sod

O!pmS;)

~l U;) ~!~U;)P!~U!O~

;)¡S;) U;) ;)nb

;)P osn

~Z!I~U~

;)P!S;)l Jnb~

sol

~un ;)~~q ;)S O!pmS~

SeSl;)A!p ;)p;)nd

so3'mn~q

01 ~nb l~q~S OPU~!:>~q 'ul)~ Jof~w)

S~!JS!po!J~d

ug: '~sU~Jd ~I ~p ~pu~~~

~I U9!S!A~I~J ~I sg: °U9!S!A~I~J ~I ~p ~A~I:>S~ s~ 'S~Jml~

~SU;)ld

;)nb SO¡U;)W~l;) SOP~U!Wl;)¡;)P l!nl¡SUO~

~uoq~

~1 ;)P U9!~~;)Juo~

U;) os;):)old

'sO¡nq!l¡~

~un

~l E'I~!lO¡!P;)

SOSl;)A!P

U9!~d!1~S;)P

;)nb l!nl~uo~

O(

U;) S;)I~lO¡~;)I;) l;)

l~ ;)nJ 'á'U?I1é1SVPUé1á'v ~l ~p S!S

o(l.661 'o:>g:) U9!S!A~[~J ~I u~ ~SJ!:>~p op!pod O oq:>!P ~q ~S s!~d I~ ~lqOS ~nb 01 ~p OU!S s!~d I~ u~ op!p~:>ns ~q ~nb 01 ~p

~!lq~q

~Iq~q ou ~Ju~!n~!s O:>!J!lod opunw

~1 ~P O!U!wop;)ld U9!~~m!S

;)lqOS U;)¡l;)!AP~ o S;)f~UOSl~d -o:> VPUé1á'v ~un UO~ 'U9!qw~¡ ~PU;)3'~

sol

;)P SOl;)U93'

SOSl;)A!P sol ;)P O~!¡Jlod osrn~s!p U;) OPU~~~¡S;)P 'S;)I~!~U;)P!S;)ld ~1 UOl~UO!~~;)Juo~ ~ ow9~

~rn¡l;)qo~

~A!¡Sn~qx;)

'sO!l~nSn ~l ;)P se!~u~¡SU!

U9!~~~1;)¡U!

~l l~Al;)SqO

sol ~ ;)¡U;)lJ

;)lq!sod

;)P 'U;)!q

°S!S;)¡9d!q ~l l~P!leAUO~ l~¡U;)~U! ~l~d ~umlodo e~!lJdw;) ~l UO~ l~¡UO~ 9!¡!Wl;)d os3 'SO!~!WO~ sol ;)P s~l;)dsJA U;) Op~~!lde

LE" I

;)nJ

~lOqV

U9!~~¡u;)¡sns O;)PUOS l~ U;)

Z31VZNOf) S3A3:J'v' SOS3r 30O:JSI:JN~::I


1381

De la construcción de las agendasa la centralidadmediática o temas electorales, al estilo de otros países, en 1994estos temas se hicieron presentes y constituyeron el telón de fondo del discurso político de los candidatos durante el proceso electoral. Pero lo más importante, fue que estos temas -credibilidad electoral y "cambio"- se constituyeron en los temas centrales de la cobertura informativa de los medios masivos. De alguna manera, tanto los temasdel entorno ocasionados por el devenir de la realidad histórico-social, como los temasde la plataforma electoralsuministrados por el discurso político de los candidatos, quedaron subordinados a los temas establecidos en la agenda de los medios (Aceves, 2001c). Finalmente, en términos generales, la premisa de la agendasettingacerca del impacto de los medios en la conformación de la agendade sususuarios, se confirmó positivamente. Sin embargo, habría que hacer precisiones sobre este establecimiento de la agenda respecto a sus diversos niveles. Si bien en relación con el primer nivel -el establecimiento de temas- se observó una correspondencia entre los temas que establecieron los medios respecto al proceso electoral (credibilidad y cambio) y que a su vez fueron definidos como los problemas más importantes del proceso electoral por parte de los usuarios, en lo que respecta al segundo nivel -el establecimiento de tópicos y atributos- es necesario introducir algunos matices. Respecto a los tópicos, al análisis de la cobertura informativa permitió identificar la conexión entre el discurso político del candidato, derivado de su plataforma de campaña, con el discurso informativo de los medios. Esta conexión no observó un patrón homogéneo sino que fue diferente en cada candidato. Así, mientras que en el caso de Zedillo los tópicos del discurso informativos se confundían -casicon los tópicos del discurso de campaña, en el caso de los candidatos de oposición el discurso informativo se inclinó a destacar tópicos de carácter negativo. Aquí reside, tal vez, uno de los hallazgos más importantes de este trabajo y que se encuentra relacionado con la confección de la imagen pública de los candidatos. Y es que, en este caso, los medios confeccionaron la imagen a partir del discurso del candidato, pero, y esto es lo relevante, no se trataba del discurso del candidato,sino del discurso del candidato construidopor el medio. y todavía más, de destacaraquellos aspectosque el mismo medio introduce en el discurso del candidato. Esto fue particularmente visible en el caso del discurso informativo relacionado con la campaña de Cárdenas, en el que invariablemente aparecieron como tópicos el fraude electoral y la insurrección zapati sta, ambosconectados de alguna manera con la violencia. Esto se aprecia en forma evidente al contrastar los temas de la plataforma política del candidato perredista y los temas (issues)electorales con los tópicos que destacó el discurso informativo en la cobertura de su campaña (Aceves, 2001c).4


,

.OA!¡eWlOJU! O¡U"!We¡el¡ 1" U" eA!¡e8"u e!:Ju"pU"¡ eun elvy"s opef.elqns 13. eIUe!pUaaepu! JO!Jelxee:)!I!IOd "e:>!lqlJd pep!JnDeS ep uQ!:)eu!pJoo:) el ep uQ!:)eeJ:)el e e:>!I!J:) "e:>!lqlJd UQ!:)eJIS!u!wpe el epOI ue zepeJuoljJeuodWI 'seJefnw sel ep uQ!:)eU!W!J:)S!P el uoo JeU!WJel "uQ!:)e:>npe ep 'ofeqeJIep sepep!unjJodo seAenuJIJqV 'Selel!oe:>ep eDn;j

,

c...

le!:)os oped OAenu13

".

"pep!l!qelseul 'oeldwe lep uQ!:)eJedn:)e~ 'uQ!:)dnJJo:) el e eleqwo:) "So:)!wQuo:)e sodnJ6 SOleJluo:) e!:)unuea 'Ll °ln:)!jJe

c

lep eWJoJeJJeJluo:) "leuol:)eu e!ueJeqosel e oIJeJiuoo

"

pep!nbe

ope un OWO:)le!:)Jewoo eJnjJedeel e e:>!I!J:)!

'c

UO:)O:)!WQuooe °IUe!W!:)eJ:) 'euepepn1:) e!:)ueIS!seJel e e!JOle:)OAuo:) "leJOI:)elelsod e!:)ueIO!A el uo:) epneJJlep uQ!:)eln:)U!/I 'e!:)ueJedsueJII.elj ou !SSOI:)!IJUO:) ep ezeuewv "leJOI:)ele epneJJep eped!:)!luee!:Junuea '.ose:)oJd

"sede!L/:)ep opeWJe O/:)!/JUO:) le ÁleJo/:)e/e eze!dwl/ el Jod epuewep

"uQ!:)eZI/!qe/sesep ep ezeuew"t

el eJ/ue uQ!:)eln:)u!/\ "e!:)eJ:)Owep "N1Z3le UO:) 1.e!:)!lsnfe6!xe olqend 13 °lep!pue:) lep uQ!:)eln:)U!/I 'e!:)eJ:)owepel Jod elj:)nl

(e!:lUaIO!A) sede!4~

(o!qwe:l)le!:los 1.e:l!1!IOd eWJojaH

~OW9¡4nen:)

'

le Uel!6!Aenb seUO!:)nl!lSU! sel e!:)elj ezue¡Juoosea seuO!:):>9le sel ue eze!dw!l el Jez!lueJe~ "leJOI:>9le I.el el JeWJoJe~ e:>!I!lodeWJoJe~

pep!l!q!paJ~

saleJO1:1ala (sanss!)sew8.L

°p!1Jedap ewJoje1eld

OA!¡eWJOjU! OSJn~S!p 19P So~!d9¡ SeU9pJ~:)

9p eyedwe~

Á

9P sew91

~ elqel

6t.. I Z31VZNO9 S3/13:)'v' SOS3r 3a O:)SI:)N~:I

.


140 I

Dela construcción de lasagendas a la centralidad mediática Un testimonio valioso, que corrobora lo detectado en la investigación, es el que proporciona Adolfo Aguilar Zínser, quien fungiera como coordinador de la campaña de Cárdenas en las elecciones de 1994. Refiriéndose expresamente al noticiario 24 Horas, escribió: Televisa no inventó de la nada la imagen de Cárdenas, la reconfeccionó a partir de rasgos y elementos que ya tenía; la empasteló según las piezas discursivas, la postura del propio Cuauhtémoc, del PRDy de otras muchas figuras ligadas a este movimientos. Se maquilló el rostro real del líder, se le empasteló y desafocó, así surgió la máscara ominosa de un Cuauhtémoc Cárdenas coloreado con chocantes tonalidades, con una personalidad y gestos amenazantes y torvos: el monstruo "anti" todo (Aguilar Zínser, 1995).

Pero, además,es en el caso de Cárdenas en el que hubo una coincidencia casi total, por parte de los usuarios de los medios analizados, respecto a la identificación de los tópicos y atributos que caracterizaban al candidato del PRD,donde el establecimiento de agendaresulta irrefutable (Aceves,2002).

Tabla 2 ¿ Qué características El Informador n = 133) Violento

El Occidental (n = 55)

53.4 Violento

Comunista 43.6

atribuye a Cuauhtémoc Siglo21 (n = 92

40.0 Violento

Nacionalista 34.5 Populista

Cárdenas?

24 Horas (n = 243

Telemando (n = 58)

53.4 Violento

48.1 Violento

53.4

43.6 Corrupto

40.7 Comunista

41.4

Corrupto

40.6 Corrupto

34.5 Comunista 40.6 Comunista

35.8 Populista

36.2

Populista Autoritario

37.6 Comunista 34.6 Anti-fraude

32.7 Autoritario 37.6 Autoritario 27.3 Anti-fraude 34.6 Populista

33.3 Nacionalista 34.5 33.3 Autoritario 34.5

Anti-fraude Buenpadre

22.6 Autoritario 20.3 Populista

27.3 Corrupto 22.6 Anti-fraude 23.5 Anti-fraude 25.5 Nacionalista20.3 Nacionalista 22.6 Capaz

Nacionalista 18.8 Sincero

21.8 Sincero

Democrático 16.5 Buenpadre Católico 14.3 Capaz

20.0 Buenpadre 16.5 Capaz 16.4 Democrático14.3 Católico

18.8 Buenpadre

22.6 Buenpadre

24.1

18.5 Sincero 16.0 Corrupto

24.1 24.1

Sincero

13.5 Democrático 16.4 Pacífico

13.5 Sincero

Capaz Pacífico

13.5 Católico 11.3 Pacifico

13.5 Democrático 15.2 Católico 11.3 Pacifico 11.5 Pacífico

14.5 Capaz 3.6 Católico

27.6 25.9

16.0 Democrático 19.0 15.5 12.1

Por otra parte, respecto al establecimiento de los atributos, el discurso informativo de los medios enfrenta mayores limitaciones. Si bien en algunos casoslos medios son capacesde instaurar con éxito determinados atributos, así como de reforzar aquellos que de alguna manera se encontraban en la


-(OOOZ'S:lA:I:>Y) U9!:>e¡OAe[ :lp %9 e:ls o 'SO¡OAl.6v'v8 OAn¡qO :I¡U:lwe[OS e¡S!p:lll:ld O¡epipue:> [:1 'v661 :lp SO!:>!Wo:>sol U:I 'o8leqw:l U!S "SOpmW:I SO¡OA SOl :lp %E"~Z l!:>:lp S:I 'eue¡![OdOl¡:lW e:llY [:1 U:I Sopez![e:>o[ SO¡!l¡S!P :lA:lnU sol U:I SO¡OAl.88'~91 Ohn¡qO SeU:lplY:) '8861 :lp S:lUO!:>:>:I[:Ise[ U:I :lnb leplO:>:ll eu:ld e[ :I[eA

"v

"v661 :lp o¡so8e U:I opeZ![e:ll O:lpUOS ::I¡U:lnd

l'~~ 6'vv V6'~l Joad Jo,a~

O'~~ 6'9l Joad Jo,a~

L'EE 6'9~

E'6l ~'vl

E'6l l'99

opunw8/81

~'B~ 6'9v

V'O~ 6'0~

~'6l 9'99 L'~~ a~

seJoH tl

L'l~ ~'6

O'Ol 0'09

B'OE v'E9 9'6 v'~9

L'l~ O'Ov 9'~~ 6'9v Joad Jo,e~ Joad Jo,a~ lelu8PI.??O13

seuapJ~~ o ala oll!paz

JopeWJoJuI13

¿QJoadwa O QJofaw o¡ep!pue~ la aJqos ua6ew! ns e!Jedwe~ el ap 06Jel 01V? ~ elqeJ. 'U9!~Ul¡~u~d 10AUUI~p SO!P~UIsol ~p SO!lUnSnsol ~l¡U~ ~¡uu¡lodUI! OlO!l~¡~P un 9l¡S!S~1 ~nb U~!U9 ul ~nJ ~OUI?¡qnunJ ~p U~SUUI!ul 'SO¡Up!PUU~ SOl¡O sol UO~ ~¡St/l¡UO~ u~ Á 'IUIO¡~~I~ upuulof ul ~p sul~dsJA u~ 'O¡~~J~ u3 'U¡S!P~ll~d O¡Up!PUU~l~ ~lqOS U01~Áill¡SUO~ SO!P~UIsol ~nb U~SUUI! ul u~ U9!~U~!ldx~ ~lq!sod t/un Ul¡u~n~u~ s~IUmU~~lOd so¡und 9 u S"Z~p 9!PU~~S~P ~nb Ul u~ p'P661 Á 8861 ~P S~UO!:>:>~I~ sul ~l¡U~ UPU¡U~UI!l~dx~ 'soJ¡udu¡ sol ~l¡U~ U¡S!U~PIU~O¡OAl~ u~ uPJu~ u'l .UA!S!~~P'l~~~lUd lu '9¡lnS~1 SO!P~UI sol ~P U9!~U~Al~¡U! ul 'SUU~PIYJ ~P osu~ l~ u~ '~¡lud Ul¡O lod '~nbunv .OA!¡!U!J~Pou SUUI'~¡uu¡lodUI! ~¡U~UIU¡l~!~ 'SYUI~¡uud!~ -!¡lud un ~¡U~UIUIOSUDSSOA!SUUI SO!P~UIsol O¡OAI~P U9!~UUIIOJUO~ul u~ ~nb ~P lU!~!U! O¡U~!UIU~¡UUldl~ UZ1~nJ~10¡S3 .U~SUUI!10f~UI ul Á Um¡l~qo~ 10ÁUUI ul oAmqo ~nb O¡UP!PUU~l~ UO~U!~U~PUOdS~llO~u~ OAmS~ou O¡OAI~P OP!¡U~S l~ ~nb-lopuJun!l¡ 9¡lns~1 u¡s!ut/d O¡Up!PUU~l~ ~puop u~- ulufulupunü ~P UUU¡!lodol¡~UI U~lY l~ u~ S~UO!~U¡OA sul ~P sopU¡lnS~l sol UO~ °pl~n~u ~P 'l!l~JU! ~p~nd ~SU?!qUIt/¡ 'S~IU!~U~P!S~ldSO¡Up!PUU~sol ~P U01~!~!q SO!lUnSn sol ~nb S~U~SYUI!sul ~P U9!~UUIIOJUO~ul u~ OU!Al~¡U! SO!P~UIsol ~P upu~Su ul ~nb lU¡U¡SUO~opnd ~S U~!q !S 'lOAUJns u lUlO¡~~I~ O¡OAI~P U9!~!U!J~P t/l Á O¡UP!PUU~°PUU!UI1~¡~P ~lqOS U~!¡Y!P~UIU9!~UUIIOJU!ul ~P OA!¡!sod l~¡~YIU~ l~ ~l¡U~ U¡~~l!P U!~U~PUOdS~llO~uun l~~~lqU¡S~ ulud S~¡u~!~!JnsSO¡U~UI~I~9u -o!~lodold ou U9!~US!¡S~AU!ul '~¡lud uun lod .0!10¡~!PUl¡uO~ Á Of~ldUIo~ UUIUl -ouud un UU¡U~S~ldSOp!U~¡qo sopU¡lnS~l sol '-U9!~US!¡S~AU! U¡S~~P SOA!¡~fqo sol ~P aun ~nJ U9!~USUPU! uÁn:)- lUlO¡~~I~ O¡OA I~P U9!~UUIIOJUO~Ul u~ ~U~!¡ SO!P~UIsol ~P upu~Su ul ~nb O¡~UdUI! lu OA!¡Ul~l 01 u~ 'OSlUqUI~ U!S .U~!¡Jlod um¡ln~ ul u~ UPUZ!UlU~U~SUUI!uun u UU¡U~lJu~ ~Sopuun~ 'l!~~P s3 "IU!~OSO!lUU!SUUI!lu ~¡U~lJ S~~U~!J~U!uU¡lnS~l 'SO!lUnSnsol ~P U9!~d~~1~d

..V.. I Z31YZNOE) S3A3:)'v' S(1S3r 3aO:)SI:)N'v'~:J


1421

De la construcción de las agendasa la cenlralidadmediá!ica Aquí es necesario destacar que el establecimiento de agenda en este trabajo se circunscribió a la agenda informativa de los medios masivos. Es decir, a aquella suministrada a través de sus productos informativos. No se contempló aquí, en gran parte porque su presencia estuvo restringida a la campaña del candidato oficial, el impacto de la mercadotecnia política en la conformación de la imagen de los candidatos. Ciertamente, un aspectoimportante que queda a discusión radica en el hecho de que la irrupción del marketing político, como un elemento cada vez más presente en las estrategias de las campañas políticas, impacta en la hegemonía de los programas informativos en la conformación de la agenda de los medios. En efecto, con la irrupción del marketing, a la información suministrada por los medios, y cuya confección es exclusiva de la misma institución, se agrega la información transmitida a través de los spotspublicitarios, y cuya elaboración no proviene de los medios sino de los partidos y candidatos. Esta situación plantea la posibilidad de la existencia de una fuerte discrepancia entre la agenda de la información me diática y la información suministrada publicitariamente. Aquí se abre un campo muy interesante acerca del análisis entre la efectividad de la comunicación intencionalmente persuasiva (spots)frente a la comunicación "objetiva" de los programas informativos. Pero, además, abre de manera sustancial las perspectivas de la estrategia comunicacional de los partidos, en la medida en que mediante los spotspublicitarios los partidos pueden contrarrestar la agenda informativa de los noticiarios y la imagen que de ella se deriva. En este sentido, los procesos electorales de la jefatura del gobierno en 1997 y las elecciones presidenciales de 2000 representan una oportunidad para estudiar este nuevo tipo de escenario. Respecto al estudio de los usuarios, aunque la metodología clásica de la agendasetting los propone como instrumento para detectar la vigencia de la agenda de los medios en la percepción de sus usuarios, la información suministrada por los sondeosque se aplicaron posibilitó realizar un perfil altamente confiable sobre los patrones de exposición y hábitos de consumo de la información política por parte de los usuarios tapatíos en el contexto de un proceso electoral. Este apartado constituye una de las contribuciones más importantes de esta investigación. En efecto, en la revisión de literatura sobre la intervención de los medios en los procesos electorales, el estudio de la interacción entre los medios y sus usuarios es sumamente limitado. Este trabajo constituye un intento pionero en el análisis de la interacción usuarios-medios en el marco de una contienda electoral. Los hallazgos derivados del análisis son ciertamente valiosos. Entre ellos destacala constatación de que la exposición a los medios es diversificada, por lo que en la conformación de la agenda en el público intervienen diversos medios. Asimismo, se detectaron relaciones significativas entre la exposición


E~ ...I

~p ~l~ ~l ~ ~P~:>!P~P~lqO l~¡u~wnuow ns u~ 'u~!nb SII~¡S~J l~nu~w lod ~P!¡ -l~dwo:> S~ U9!:>~!:>~ld~l~l. 'u9!s!A~I~¡ ~1 u~ ~¡U~WI~!:>~ds~'U9!:>~:>!Unwo:>~p SOA!S~WSO!P~Wsol U~ ~lOq~ ~:>!P~l P~P!I!q!¡:>~JÁ P~P!I!q!S!A~Án:>'I~UO!:>!P~l¡ O:>!lqt)d o!:>~ds~ I~P U9!:>~WlOJSU~l¡~l l~:>~lq~¡S~ l~ '1~:>!P~l~W10J U~ ~Z!UO:> -~ld (9661) uosdwoq,L ~nb 'O:>!lqt)d o!:>~ds~ I~P U9!:>~Z!¡~!P~W~l s~ ~¡S3 'S~lq!sod S~:>!¡Jlod S~UO!:>:>~I~ s~l -U~Z!nbl~l~r"u~:>u~l~" ~S ~puop u~ l~'Bnl l~ u~ '~:>!¡Jlod U9!:>~:>!unwo:>~1 ~P ~A~I:>~!:>u~¡SU! ~un u~ U~¡l~!AUO:>~S SO!P~Wsol 'l!:>~P s3 .O:>!lqt)d S91~¡U!~P S~W~¡ ~P O¡U~!W!:>~lq~¡S~I~P ~1 '~¡U~W~s!:>~ld 'SOA!S~W SO!P~W sol ~P U9!:>ufiJ ~un amo:> ~:>~¡S~P~nb 8U!l1aS vpua8v ~1 ~P ~:>!syq ~¡S~ndOld ~1 uo:> ~~:>!¡JlodU9!:>~:>!unwo:>~1 ~P os~:>old 1~ u~ S~W~¡ soq:>!P ~P ~¡U~lm:>ru¡S~ U9!:>ufiJ~1 Á ~:>!lqt)d U9!u!do ~1 ~P U9!:>~WlOJUO:> ~1 u~ "U9!:> -U~¡~" ~l l~¡!:>sns ~P s~:>~d~:>"S~W~¡ ~P O¡U~!W!:>~lq~¡S~"1~ ~P~:>UO:> ~nb ~!:> -U~A~I~l ~1~l¡U~ ~!:>u~pUOdS~llO:>~un ~¡l~!AP~ ~S'uu~wqn'l ~P OS~:> 1~ U3 '!lO¡l~S !UU~AO!D~P Á uu~wqn'l S~PI!N ~P SO:>!l9~¡ SOp~lmsod sol ~¡U~w~:>!lJdw~ u~¡lodos ~nb SO¡U~W~I~U~l¡S!U!Wns 'O!qw~:> u~ 'Js '-OWS!W I~P O¡~rqo l~ u~ u~q~l¡UO:>U~~S ou ~nblod ~¡U~WI~d!:>u!ldUU~WA\~N-~II~oN ~P ,,0!:>u~I!S I~P l~l!ds~" ~l ~ O s~wl~q~H ~P ~¡S~ndOld ~l ~ SO¡U~W~I~S~lOÁ~W u~¡lod~ ou U9!:>~'B!¡S~AU!~l ~P sop~¡lns~l sol ~Db -un~ Á '~:>!lqt)d U9!u!do ~l ~P U9!:>~WlOJUO:> ~l u~ u~y~dw~s~p U9!:>~~!unwo:> ~P SO!P~Wsol ~nb l~l¡U~:> l~d~d I~P O¡U~!W!:>OUO:>~l l~ s~ '(Z66U !lO¡l~S Á (Z661) UU~WA\~N-~II~oN'(~66U uu~wqn'l '(186U ~wl~q~H owo:> S~lO¡n~u~P -!:>U!o:>l~n:> l~ u~ Á 'U9!:>~'B!¡S~AU!~l 9¡u~¡sns ~S ~nb u~ 0:>!l9~¡ o¡s~ndns Ol¡O

O:)!IQr)d o!:)edse lep U9!:)ez!~e!pew el :e:)!IQr)d U9!u!do el ep u9!:)ewJoJuo:) el ue so!pew SOl ep pep!leJ~ue:) el

'S~A!¡~:>!J!u'B!S S~!:>U~l~J!PU01~¡lOd~l ou SO!P~W sOl ~ U9!:>!sodx~ ~P s~uol¡~d sol 'S~:>!¡Jlods~y~dw~:> s~l ~P I~U!J l~ Á O!:>!U! l~ SOP~:>!ld~so~puos sol uo:> °pl~n:>~ ~P 'O¡:>~J~u3 'U9!:>!sodns ~q:>!P ~¡fiJ~l ~nb ~:>!lJdw~ U9!:>~¡~¡suo:>~l ~¡U~W~s!:>~ld ~fiJ 'S~!:>u~!pn~ s~l ~P ~¡l~d lod U9!:>~W10JU!~P ~pu~w~P ~l ~¡U~W~l:>U!'1~10¡:>~1~os~:>old l~ s~ amo:> '1~!:>OS U9!Sn:>l~d~1~lq!¡n:>s!pu! ~P o:>!¡Jlod ou~w9u~J un ~P ~!:>u~¡S!X~~l ~nb ~P ~!:> -U~~l:> ~l uo:> ~UO!:>~I~l~S ~nb Á ~¡U~S~l~¡U! ~¡U~Wl~ln:>!¡l~d o'BmII~q un 'S~A!¡~:>!J!u'B!S S~!:>U~l~J!P'l~l~U~'B u~ 'UOl~!¡l!AP~ ~Sou SO:>!U9l¡ -:>~l~ SO!P~Wsol u~ '~¡S~l¡UO:>U3 'O!P~W l~ U9!:>!sodx~ ~1 uo:> P~P!l~I°:>s~ ~P I~A!U Á 1~!:>oSO¡~l¡S~ ~l¡U~ ~!:>u~pUOdS~llO:>~P U9!:>~I~l ~un ~!:>~ld~ ~S ~puop u~ '~¡!l:>S~~su~ld ~l ~ U9!:>!sodx~ ~l ~ OA!¡~I~l °1 u~ ~lq!S!A~¡u~Wl~ln:>!¡l~d ~fiJ 0¡S3 'sO!l~nSn sns ~ U~q~Z!l~¡:>~l~:>~nb s~lq~!l~A s~l Á SO!P~WSOP~U!Wl~¡~P~ Z31VZNO~ S3/13::J'v' SOS3r30 O::JSI::JNV~:I


144

De la construcción de las agendasa la centralidad mediática 1a información,

se refiere expresamente

a esta mediatización

del espacio

público: El punto clave es que los medios electrónicos (incluidas no sólo la televisión y la radio, sino todas las formas de comunicación, como los periódicos e Internet) se han converlido en el espacioprivilegiado de la política. No es que toda la política pueda reducirse a imágenes,sonidos o manipulación sirpbólica, pero, sin ellos,no hayposibilidad de obtener o ejercer el poder (Castells,1997.El subrayadoes mío). En este aspecto, la investigación aporta abundantes evidencias que sustentan empíricamente estos postulados. Al ser cuestionados acerca de los canales utilizados para informarse sobre asunto~ políticos, los medios masivos fueron señalados por el grueso de los entrevistados. De entre ellos, en una forma destacada, 72.5% seleccionó a la televisión. De hecho, la televisión resultó ser no sólo el medio más utilizado por la audiencia para obtener información sobre asuntos políticos, sino también el que recibió la mejor evaluación por parte de sus usuarios. En efecto, la información televisiva fue calificada como la mejor, la más completa y la más veraz, rubros en los que superó ampliamente a la información suministrada por la prensa y la radiodi-

fusión. Información

Tabla 4 polftica y medios de comunicación*

La mejorinformación política La información Dolíticam~scompleta La información políticamásveraz

Prensa 20.7 27.2' 21.7

(porcentajes)

Revistas Radio Televisión Ninguno 5.8 25.5 60.5 10.4 27.2 5.tJ. 18.3 54.0 4.5 16.1 41.2 27.0

.La pregunta permitía una respuestade opción múltiple, es decir que el entrevistado podía elegir uno o más medios. Los porcentajes obtenidos representan el número de menciones recibidas por cada medio. Por eso, la suma de los porcentajes es, en algunos casos,superior a 100. Fuente: Sondeo diciembre 1993 (n = 415)

Pero, además, el estudio sustenta empíricamente no sólo la hegemonía de la televisión en las preferencias informativas de los usuarios, sino también proporciona elementos suficientes que apuntalan la preeminencia de la televisión sobre los demás medios en el establecimiento de la agenda mediática. Esta irrupción de la televisión en el campo de la política es lo que llevó al celebre estudioso de los sistemas políticos a acuñar el término de "videopolítica", en un crítico y lúcido artículo donde a la vez que describía las transformaciones que en los procesos políticos había provocado la intervención del medio televisivo, alertaba sobre las consecuencias negativas que dicha intervención ocasionaría sobre el carácter mismo de la política. Aunque algunas de

.1


-O¡~~I~ sos~~old sol u~ ~A!S!~~P~~lns~l U9!ju~Al~~U! ~Án~ Á 'S~~uYlodw~~uoo S~P~P~!~OSs~1 ~P SO~!~Jlodsos~~old sol U~ SO!P~w sol ~P P~P!I~l~U~~ ~~sa

SeleU!J

SeUO!:)eJep!Suo:)

-(L661 'Sl1~~S~;)).,sou~p~pn!~ sol ~l~U~ l~~UOZ!lOqU9!~~~!unwo~ ~l Á ~~!~Jlod U9!~~d!~!~1~d ~l l~~U~W~l~U! ~l~d ~~!U91~~~1~U9!~~~!unwo~ ~l ~~~lJO ~nb p~P!un~lodo ~l" ~ Op!q~p l~~u~w~punJ OWS!U08~~01dun SO~!U91~~~1~ SO!P~WSOl~ ~810~0 'l~UO!~~WIOJU! ~~!:¡Jlod ~l ~p orn~nJ l~ ~l~d s~~u~~lodw! ~~u~Wl~ln~!~l~d S~!~U~PU~~S~l ~ ~Sl!l;)J~l 1~ Sl1~~S~;)'~~U~W~~!JJ~~dsa .so18!1~d Á s~z~u~w~ ~!~unu~p !lO~l~S ~puop u~ S~p~P!un~lodo Á S~pn~l!A ~l~u~n~u~ '~~s!w!~do ~~U~W~P!P!~~PU9!S!A ~un uoo 'Á u9!~dnll! ~lq~~!A~U! ~~S~~~!PU!A!~l Sl1~~S~;) 'U9!~~Z!1~dn~d ns ~p ~~u~sn~~ ~l Yl~S ~)!~Jlod ~l u~ SO!P~Wsol ~p U9!~drul! ~1 ~nb ~Z!~~Jold !lO~l~S ~nb UO~o~!:¡dJl~~od~ OUo~l~P Ol~d~l~UO~~ 'ol~dwa o~sl~p~nb ~red 98~11~~!~Jlodo~P!A~l ~nb s~ ~lq~8~uu! oq~~q la "~q!lre S~~UJlosndx~ ~S~nb S~U~PlY;) ~!~~q 1~10~~~1~U9!~~~OA~l ~p ~PJ~~ ~l ~p OS~~l~ UO~~sol~pod ~WIOJ ~un ~p ~sreln~u!A ~~~l~d U9!~~Wl!J~ ~W!~l1)~~sa o(OJWs~ op1iÁ~lqns la "8661 '!lO:¡l~S) "vl1!s!;)ap vas u9!s!l1a¡a¡v¡ ap v!;)uanzfu! V¡ op!¡uas a¡sa ua anb a¡q!snv¡d sa 'O~OA~p S~UO!~U~~U!s~l ~p S~UO!~ -~!l~A s~l ~ SOW~~!W!lsou !S" ~nb ~~und~ ~P!n8~su~ ',,~~unu !S~~ ~U~!~U~W~S ou l~sn~~ouow ~~U~W~~~!l~S~ U9!~~~!ldx~ ~un" O~OA l~P U9!~!U!J~P ~l ~ OA!~~l~l 01 u~ ~nb ~~OUO~~l~nbun~ A "O~OA I~P U9!~!U!J~P ~l ~p o~u~WOWl~ u~ lo~~~l~ l~ ~lqOS u~~sod 'U9!S!A~1~~~l ~~u~Wl~ln~!~l~d 'SOA!S~WSO!P~Wsol ~nb ~!~ -u~nIJu! ~l ~lqOS U9!~~dn~0~ld ns ~Ul~~X~lo~n~ l~ 'o!pn~s~ 0~!W910d ns ua iL661 'n;)!pJnog) 11:>!~Jlod Á 111!:>OS 11!:>ua~S!X;)11111OS;):>:>11 (;)P OJ~!qJY la U;) ~¡Ja!AUO:> ;)S U9!S!A;)(;)¡ "7

°U9!S!A;)I;)~ 111Jod

O~!J:>s;)Jd-o~!J:>S;)P Y~S;) 111!:>OSopunw

(;) anb U;) SOSJ;)A!Un

11!:>11qsyw zaA 11P11:> sow11A .P11P!I11;)J11un 11;)J:>;)nb o¡uawnJ~su! 11q11:>11 'p11P!I11al 11( 11faIJ;)J anb O~U;)wnJ¡SU!

un J;)S ;)pu;)~;)Jd

U;) ;)SOPU9!¡J!AUOO anb 'U9!S!Aa(a¡

111

:~q~~und~ SO~X~~ SOW!~l1)sns ~p oun u~ ~nb 'n~!prnoH ~ll~!d lod ~P!~l~dwo~ ~nJ U9!~~dn~0~ld ~~S~ 's~lo~n~ SOl~O~l~Ua °s~sJ~d S~~U~l~J!Pu~ OP!q!~l~d l~S ~ ~q~zu~wo~ 'oP~l 01~0 lod '~nb ~~~q~p un 9AOU~1 '-S~~!~Jlod S~!~U~!~ S~l ~p odw~~ l~ u~ 0!8!~S~ld ns ~p '~~u~w~Iq~pnpU! 'syw~p~- SO~U~!W~~~U~ld sns osndx~ OU~!I~~!08019~!IOdI~ ~nb UO~~!~U~P!l~S~~l U9!qw~~ ol~d 'p~P!un~lodo ~I 's~p -~~~u~ld ~~U~W~!A~ld°P!S u~Jq~q ~Á-S~~!~Jlod s~wIOJ~~~Id s~l ~p ~!~U~AIOS!P ~l O s~y~dw~~ S~l ~p U9!~~Z!1~UOSl~d~l ~p ~I owo~ S~UO!~~Al~sqo sns

S~" I Z31VZNOE) S3/13:)'v' Sf)S3r 30O:)SI:)N~::I


146\

De la construcción de las agendasa la cenlralidadmediática rales, obliga a exponer algunas consideraciones en torno al futuro de este campo en la investigación de la comunicación. La priinera es una consideración de orden teórico y tiene que ver con la pertinencia de la propuesta teórica de la agenda setting para el análisis y la explicación del papel que desempeñanlos medios no sólo como conformadores de la opinión pública, sino como constructoresde la imagen pública de los actores y acontecimientos políticos. En este p1,into,es de particular utilidad el denominado segundo nivel de la agenda enfocado al análisis de aquellos tópicos y atributos con que se define la configuración de la imagen pública de dichos actores y acontecimientos. Ciertamente que no se trata ya de los objetos de estudio fundacionales de esta corriente investigativa, sino de una de sus muy variadas ramificaciones que han ido surgiendo a lo largo de su fecunda trayectoria. La segunda tiene que ver con algunos aspectosmetodológicos vinculados con este tipo de investigación, tanto a los que se utilizan en el estudio de los medios, como los empleados para el conocimiento de las percepciones por parte de las audiencias. En el primer caso,la utilidad del análisis de contenido mantiene su vigencia, siempre y cuando la elección de categorías de análisis resulte pertinente y ajustada a los objetivos del trabajo. Aunque también, sería recomendable, para un mayor acercamiento a la definición de sus políticas editoriales, acompañar el análisis de las noticias publicadas con algunas técnicas específicas como la observación de la cobertura informativa que los reporteros de los medios realizan sobre los acontecimientos noticiosos, así como la observación de las sesionesdel consejo de redacción donde se toman decisiones de carácter editorial. Por otra parte, resulta indispensable en el análisis de la información mediática reconocer las diferencias sustancialesexistentesentre las diferentes formas de transmitir dicha información: escrita, hablada, visual. En este punto r{'sulta necesario acudir al arsenal metodológico de la tradición semiótica y semiológica y hacer acopio de la imaginación y audacia necesarias para incursionar en un campo todavía poco explorado. Por otra parte, en el caso de los recursos utilizados para el conocimiento de la percepción de los usuarios, si bien los sondeos suministran información valiosa y estadísticamente significativa sobre amplios conglomerados, no resultan los instrumentos más idóneos para realizar una aproximación más fina para el conocimiento de la manera en que la información difundida por los medios es utilizada por sus usuarios en la configuración de sus percepciones sobre determinados personajes y acontecimientos públicos. Sería recomendable, pues, que además del uso de instrumentos estadísticos se realizara una aproximación más cualitativa a los sujetos. En este punto, las entrevistas a profundidad Olos grupos de discusión proporcionarían información específica y puntual sumamente valiosa para la comprensión del fenómeno.


L" lo ,

VJ5'.1Aa.lv.law!.lá

""~

J

.V.lqV¡Vá .{ u9zvN

u~ '"S~I~l01:>~I~

sos~:>old

SOl u~ SOA!1

-~WlOJU! SO!P~W SOl ~p l~pod I~ ~lqOS ~1~q~p I~ u9!:>nq!l1U0:> ~un 'I~l01 -:>~I~ U9!S!:>~P Á SOl~!:>!10U~I~.L" ,(OOOZ) sl)s~f ~p o:>S!:>u~ld 'z~IyzuoD S~A~:>V

ejJeJ6o!IQ!8

.0Zl~nJS~ ~1S~ ~p U9!:>~:>!J!1Snr~I OPU~!S~~!S Á I~!:>!U! U9!:>~A!10W~I ~nJ ~sg .S~I~l01:>~I~ sos~:>old SOl u~ '~1U~w~:>!JJ:>~ds~ 'SOP~U!Wl~1~P ~1U~W -~:>!l91S!q ~ 1~!:>oSsos~:>old u~ ~Z!1~l:>UO:> ~S U9!:>~I~l ~1S~ amo:> ~l~U~W ~I '~:> -!lJdw~ U9!:>~1U~1sns ~!Idw~ ~un UD:> Á '~:>YJ1U~!:>Á ~soln'3!l ~WlOJ u~ l~z!leu~ '~1U~W~S!:>~ld 's~ P~P~!:>os ~I ~p U9!:>~Z!1~l:>OW~p ~I u~ SO!P~WSOI -u~p~nd O u~q~pu~y~dw~s~p ~nb I~ded I~P ~1~q~p I~ l~Z!I~~l op~nd ~nb U9!:> -nq!l1Uo:> lOr~W ~I ~nb ~p 'OPU~1S~ o'3!S 01 Á 'Op!:>U~AUO:>~AmS~ ~ldw~!S .U9!:>~'3!1S~AU!~1S~ ~p S~I~1u~w -~punJ S~UO!:>~A!10Ws~1 ~p ~un u~ 9Ám!1Suo:> ~S Á m!lJds~ I~ 91U~1~ 'S~I~!:>oS Á S~:>!UIod S~UO!:>~I~l seI ~p U9!:>~Z!1~l:>OW~p ~I Á ~A!S~W U9!:>~:>!unwo:> ~p SO!P~W SOl ~r¡u~ U9!:>~I~l ~lq~UO!1S~n:>U! ~I ~p ~W~1 I~ 'or~q~l1 ~1S~ ~p S~1!wJI sol ~JP~:>X~ ~nblod '~1!:>Jldx~ ~WlOJ u~ Op~plOq~ o{l~q~q U!S .~!:>el:>ow~p ~I ~p 01Uns~ I~ ~nJ 'opuoJ ~p U9I~1 un amo:> O!pmS~ I~P o'3l~1 01 ~ 91!SUel1 ~nb Á '~1U~S~ld ~ldw~!s OAmS~ ~nb U9!1S~n:> ~un '01:>~J~ ug .Or~q~l1 ~1S~ ~p I~!:>OS ~!:>u~u!p~d ~I ~lqOS I~uosl~d l~1:>ylt!:> ~p U9!:>~l~P!SUO:> ~un '~1U~WI~U!d .S~l01:>~ sns ~p Á o:>!Ulod ~W~1S!S I~P U9!:>~l~do ~p S~1~l:>UO:>S~WlOJ seI Á S~U!J SOl ~p P~P!:>!J!:>~ds~ ~I ~p 01U~!W!:>ouo:> U!S S~lop~:>!Unwo:> !U 'U9!:>e:>!u -nwo:> ~p sos~:>old sol ~p or~ldwo:> l~1:>Yl~:> I~PO1U~!W!:>ouo:> U!S so:>!Ulod !N .S~U!ld!:>s!p s~qw~ ~l~d ~lq~ ~S01~l I~ ~nb Jq~ ~a .u9!:>~:>!unwo:> ~p SO!P~W sol ~ -u~:>~q 01 ~!:>u~n:>~lJ UD:> Á- l~:>~I!AU~ u~p~nd so:>!Ulod SOl U9!qwe1 ol~d '~:>!Ulod U9!:>!sod ~un ~p s~:>!g910~P! S~UO!SU~W!P s~1 l~:>~I!Au~ ~p~nd e!u:>~1 -Op~:>l~W ~I '~1U~W~P~!J .~Iq!sod OUl01~l Á~q ou o1Und ~1S~ ug .~le:> e ~l~:> Á O:>!lql)d o'3°IY!P I~ ~1U~!P~W u~q~Z!I~~l ~S sos~:>old SOl opu~n:> 'op~s~d I~P SO!P~1S~~ l~AIOA Á ~:>!Ulod ~I ~p U9!:>~p~l'3~p ~I ~p O'3S~!l I~ l~l~dns ~p~nd ~S amo:> U9!:>~:>!unwo:> Á ~:>!Ulod ~l1U~ U9!:>!sod~l1U0:> ~I Á 01U~!W~!:>U~1S!P I~ UD:> S~ °N .u9!:>~ln:>!p~ ~!l~S~:>~U ~un ~uodw! O:>!lql)d o!:>~ds~ I~P U9!:>~Z!1e!p~w ~I ~A~IIuo:> ~nb ~lq~1!A~U! U9!:>!puo:> ~WS!W ~1S~ 'SO:>PJlod sos~:>old

sol u~

SO!P~W sol ~p U9!:>drul! ~I U~1U~lJÚ~ SeU!Id!:>s!p s~qw~ ~nb UD:>S~:>!1d9 ~p U9!:> -~!:>U~l~J!P ~I u~ ~1S!SU! !lOP~S ~nb ~p l~s~d V .u9!:>~:>!unwO:>'~I ~p S~!:>U~!:> S~I Á S~:>!UIod S~!:>U~!:>S~I ~l1u~ l~U!ld!:>s!p U9!:>~In:>!1l~ ~I 'o!w~ld~ l~ln'3U!S UD:> '~W~I:>~l U9!:>~'3!1S~AU! ~p ~1u~'3l~w~ odw~:> ~1S~ ~nb S~ ~l~:>l~1 ~'1 .01U~!W!:>ouo:> I~P U9!:>:>ru1SUO:>~I ~p 0:>!1:>91~!PÁ or~ldwo:> l~1:>Yl~:> I~P 01U~!W!:>OUO:>~l I~ u~ u~l!dsu! ~S S~UO!:>~pU~WO:>~l S~I 'OWS!:>!1 -:>~I:>~ l~'3lnA un l~1U~WOJ ~p SOr~I '~nb l!P~AP~ ~nb ~Jlq~q 'O'3l~qw~ U!S

Z31VZNO~ S3A3::>Y SI)S3r 30O::>SI::>N'v'~:f


148

De la construcción de las agendasa la centralidadmediática electrónica en América Latina especializadaen tópicos de comunicación, México, núm. 17, febrero-abril. (www.cem.itesm.mx/dacs/publicaciones/ logos/anteriores/n17/17faceves.html) -(2001a), "La investigación académica sobre el papel de los medios en los procesos electorales", en Comunicación y Sociedad,Universidad de Guadalajara, núm. 37. -(2001b), Los medios de comunicación y el electorado tapatío en las eleccionespresidencialesde 1994. La construcción de la imagenpública de los candidatospresidencialesy su impacto en la percepción de los usuarios. Tesis de Doctorado. Guadalajara, Universidad de Guadalajara-cIESAS de Occidente. -(2002), Los mediosy la construcciónde la imagenpublica. Las elecciones presidencialesde 1994 en Mé."t"ico, México, Universidad de Guadalajara, La Colección de Babel, núm. 23. -(2001c), "El papel de los medios en la construcción de los temas (issues) electorales. El caso de las elecciones presidenciales de 1994 en México", en Anuario de Investigación de la Comunicación VIII, México, CONEICC, p.27. Aguilar Villanueva, Luis. F. (1987), "Una reconstrucción del concepto de opinión pública", en Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, México, UNAM,núm. 130. Aguilar Zínser, Adolfo (1995), iVamos a ganar! La pugna de Cuauhtémoc Cárdenaspor el poder, México, Editorial Océano. Bourdieu, Pierre (1997), Sobrela televisión,Barcelona, Editorial Anagrama. Castells, Manuel (1997), La era de la información. El poder de la identidad, México, Siglo XXI Editores, vol. ll. Eco, Umberto (1997), Cinco escritos morales,España, Editorial Lumen. Habermas, Jürgen (1981), Historia y crítica de la opinión publica. La transformación estructural de la vida pública, Barcelona, Gustavo Gili. Luhmann, Niklas y Rafaelle de Georgi (1987), Teoría de la sociedad,México, Universidad de Guadalajara-uIA-ITESO. McCombs, Maxwell y Dixie Evatt (1995), "Los temas y los aspectos: explorando una nueva dimensión de la agenda setting", en Comunicación y Sociedad,España, Universidad de Navarra, vol. VIII, núm. 1. -Y Dona Id Shaw (1972), "The Agenda-Setting Function of Mass Media", en Publi.:- Opinion Quarterly,verano, núm. 36. -(1993), "The Evolution of Agenda-Setting Research:Twenty-Five Years in the Marketplace of Ideas", en Joumal of Communication, primavera, vol. 43, Lúm. 2, p. 63

,1


-1

! i

1I " "

., , ¡ '\,;

,,-- '.¡'r..l ¡.[ ~:O '; ';"

...r.", 1

:',;:

'~i i

, ;.

;; I

".'

¡:'

{; ,

,c

;,

;!";

,';"! ,;

,1

'.. .."

,."

"'",'i .¡

-;, ;"'; ,,¡.,

11..."

'

,¡,

i 'i,

,,"::1~', ','¡;'

'r" !d\,':

"9L1 'd '.0:) 8u!QS!Iqnd x~IqV 'Á~Sl~f 1!A~nN 'l{:J.ll1asa.l UO?Il1:J?Unwwo:J 1l1:J?1?1°cl '( .p~) "1 P!A1!G 'Z~~I1!d u~ '"SUO!~1!~!IdwI PU1! suo!~wnssv :sUO!~~~I3 PU1! 8u!~~~S-1!pu~8V 1!!P~W" '(L861) P!A1!G 'l~A1!~¡\\ .~l~S~W~SII '01 .wt)u '1!UOI~~l1!g 'sl1.1nJ1n.J Á sa:J°A u~ ',,1!~!Iqt)d 1!l~JS~ 1!I ~P 1!J1O~~1!'1" '(966V .g uqof 'uosdwotU "srun1!.LI1!!10~!P3 '0~!X9W 'l1p?S.u?pa1al pl1pa?:Jos l17 .suap?1towoH '(8661).so~x~.L p1!p!Sl~A!Ufl1!ZU1!!IV 'P!lp1!W 'l1:J?IJ1odl1J.lOalap soluawa13" u~ '"l~podo~P!A" '(Z661) !UU1!AO!D '!lO~l1!S .1!S!P~DI1!!10~!P3 '1!UOI~~l1!g 'o:J?1qndo?:Jl1dsaoltanu 13"'11! ~~ ~l1!W-U1!~f 'f.J.l~d u~ ',,1!~!Iqt)d U9!u!do 1!I~P 1!J1O~~ 1!Ufl .O!~U~I!SI~P I1!l!ds~ 1!'1" '(Z661) q~~q1!S!I3 'UU1!Wn~N-~II~oN

6~ a. I Z31VZNO~ S3A3'J'V' SQS3r 3aO:)SI:)N~::I


.WO:>1!I!W.oq@ll!(!n81!-s~lopl!:>!PU!

:O:>!U9l.:>~(~ O~llO:> 'l!(q~nd-sl!:>!l?WV

SI!( ~p Pl!p!Sl~A!Uf1

°1 '1

~p 1!¡1)U!O¡S~~ un ~ u~A~II °19S S~:>~As~q:>nw Á S~lO¡:>~I~SOl ~l¡U~ ~A!¡!sod U9!:>~101~A~un Op~l~U~~ u~q ~ldw~!s ou sop~¡lnS~l sol 'O~l~qW~ U!S 'S~:>!¡Yl:>OW~p S~UO!:>u~¡U!S~U~Ssns ~p SOll!P -~nsl~d Á sou~p~pn!:> SOl ~p P~¡I~~I ~I ~Sl~~~II~ ~p OW!¡I1) U!J I~ UO:>'~:>!¡Jlod ~~U:>~¡Op~:>l~W U~ S~lO¡lnsuo:> SOl ~~:>~q°P~:>IOAu~q ~S (a~d) ~:>!¡Yl:>om~a u9!:>nloA~"M ~I ~p OP!¡l~d I~P Á (I~d) I~UO!:>m!¡SUI O~l~uo!:>nloA~"MOP~¡xed I~P '(NVd) I~UO!:>~NU9!:>:>Y°P!¡l~d I~P S~¡U~ul~qoD '(¡~d!:>~unm Á I~¡~¡S~ 'l~l~P~J) S~I~A!USO¡U!¡S!Psns U~ SOU1~!qO~S~¡U~l~J!P SOl~P SOl~OIÁ S~lqO S~I U~¡!:>!lqnd ~nb S~lOP~AOUU!~ S~A!¡~~l:>s~y~dm~:> 0:>!X9WU~ l~A ut)mo:> sa '~Ju~p~pn!:> ~I ~P U9!:>~qOld~ ~I ~Sl~U~~ ~P o¡~!p~mu~ U!J I~ UO:>'U9!:>~:>!unmo:>~I U~ SOSln:>~l ~P S~P~P!¡U~:>S~P~A~I~°PU~!¡l!AU~ UY¡S~ 0:>!X9WU~ SOU1~!qO~S~¡U~l~J~PSOl' JlJ:>!unwo:>sa JlJUJaqo8~nb ~P U9!:> -:>!AUO:> ~I UO:) 'sou~p~pn!:> SOl~¡U~ U~¡U~S~ld ~SSO:>!¡JlodSOP!¡l~d S~¡U~l~J!P SOl ~P SOU1~!qO~SOl ~nb U~ ~W10J ~I U~ o¡:>~dm! ~¡l~nJ un 'OWS!W!S~'OP!U~¡ ~q 1~10¡:>~1~~!:>u~¡~dwo:> ~I U~ Sop!¡l~d SOl ~l¡U~ p~P!nb~ 10Á~m ~1 'o~uYlodm~¡uo:> 0:>!X9W I~ U~ S~I~lO¡:>~I~ S~PU~!¡UO:>S~I oP!l!nbp~ u~q ~nb SO~S~l SOl ~P soun~l~ uos SO¡Sa 'U9!S!:>~Pns u~s~q Sou~p~pn!:> SOl ~nb ~I U~ ~:>!¡Jlod ~pu~~~ ~I sym ~JP ~p~i U~W10JUO:>-U9!S!A~I~¡ Á O!P~l ~¡U~ml~!:>~ds~- U9!:>~:>!unmo:>~P SO!P~WSOl~pUop 'som~uJw S~I~mU~:>lod s~u~~lym UO:>~PU~~¡UO:> ~I ~POq:>~l¡ OW!¡It) I~ U~ U~U!J~P ~S ~nb 'S~P!y~l S~UO!:>:>~I~ ~l¡S~nm ~m~lou~d I~m:>~ la 'oA!¡n:>~fa l~pod I~ u~ I~!:>~ds~u~ 'l~lndod U9!:>:>~I~~P so¡s~nd S~¡U~l~J!P SOl u~ SO:>!¡Jlodsop!¡xed ~P ~!:>u~Ul~¡I~ ~I ~P OA!¡!U!J~P Oq!ll~ I~ Á ~¡S!P~¡ -l~d!un ~W~¡S!So:>!¡Jlouom Á OP!:>~f~AU~ I~ ~!:>~l~ ~P ~dIO~ I~ 9:>!J!U~!S0:>!X9W u~ OOOZoy~ I~P o!lnf ~P Z I~P S~I~!:>U~P!S~ldS~UO!:>:>~I~ s~1 ~P op~¡lnS~l 13

~e!:)JeE)

Jel!n6v

~ j

se!13

O~!X9VV ue e~!lJlod

U9!~e~!unwo~

el ep sepep!se~eu

seAenu se7


152

Lasnuevasnecesidades de la comunicación política recursos, tomando en consideración que no garantizan en absoluto la permanencia de un partido político en puestos de elección popular. Con esto no quiero decir que un sistema funcione con la permanencia de un partido en el poder, pero tampoco que el cambio de partido en cada elección sea la situación ideal. Una democracia de partidos asume que si un partido desarrolla bien su trabajo en el poder, los ciudadanos lo valorarán y entonces le permitirán mantenerse por uno o más periodos, premiando en las urnas su desempeño como gobierno. En este contexto de cambio y de nuevos escenariospolíticos y comunicacionales que permean al México contemporáneo, el presente trabajo tiene como objetivo contribuir al entendimiento de los factores que intervienen en la evaluación que la ciudadanía hace de sus gobernantes. Específicamente se busca responder a algunas interrogantes. En primer lugar, ¿cómo evalúan los ciudadanos mexicanos a sus gobiernos?;2 en segundo término, ¿se perciben diferencias entre gobiernos de diferente filiación partidista?; y como tercer punto, dados los factores analizados, ¿se puede pensar en un concepto de comunicación que sea algo más que promocionar la obra de gobierno, tan puesto en práctica en los actualesgobiernos municipales y estatales en el país? El argumento central del trabajo es que, dadas las características de desigualdad en la distribución del ingreso-consumo de México, y las consecuencias en términos de cultura política entre los ciudadanos menos favorecidos del país, un modelo de comunicación centrado exclusivamente en una visión mercadotécnica de la comunicación no es suficiente para que el ciudadano valore las aportaciones de un gobierno. Se requiere de esquemas de desarrollo comunitario que promuevan la resolución de problemas concretos con esquemasde participación democrática. El trabajo está organizado en seis segmentos. En primer lugar, se dibuja un panorama del sistema político mexicano en las últimas dos décadas -incluidos los cambios que ha experimentado- y se analizan algunos trabajos previos sobre la cultura política del mexicano. En segundo lugar se discute el contexto socioeconómico del ciudadano en el país. En tercer término, se abordan los conceptos "comunicación del sector público" y "desarrollo comunitario". El cuarto punto es una descripción metodológica del trabajo de campo. Posteriormente se presentan algunos resultados relevantes que responden a nuestras preguntas, para finalmente concluir.

i I

2.

A pesar de que en los artículos 103 y 104 de la Constitución se especifica que los ayuntamientos están obligados a proporcionar los servicios de: a) agua potable y alcantarillado; b) alumbrado público; c) limpia; d) mercados; e) panteones; f) rastros; g) calles, parques y jardines; y, h) seguridad pública y tránsito; los ciudadanos les asignan otras funciones.


-~!U!j~p~l ~nb S~UO!S!:>~p U01~nj '~tS? ~p s~s~ldw~ s~I ~p ~J10Á~W~I ~p ~tU~A ~I Á OU1~!q05 I~P ~tU~!llO:> ots~5 I~P IOltUO:>'U9!:>~IJU!~I ~P OtU~!W!t~q~ '~t -u~In:>l!:> ~P U9!S!W~ ~I ~P IOltuO:> 'SYW~PV'YP~u~:) Á SOp!Un SOP~tS3uo:> (V.l -dVN-NV:J'1.l) O!:>l~WO:) ~lq!'l ~p Op~t~lJ. I~P ~Wl!j ~I ~S~!lT!.I~:>U~l~ S~l~ll~q s~I ~p U9!:>!Ioq~ I~n¡l!A ~I ~OU1~tX~Op~:>l~W I~ ~P~zu~I ~Jwouo:>~ ~un '(100Z 'UOSÁ~lD) OU1~tU!I~A!U ~ S~UO!:>~W10jSU~lt~p ~!l~S ~un lod op~y~dwo:>~ OAn¡S~~nb OSIndw! 'SOp!Un SOP~tS3~ ~tu~wl~In:>!tl~d ~P!5!1!P ~P~l!W ~[ UO:>'OU1~tX~ Op~:>l~W I~ ~p~tU~!lO ~JWOUO:>~ ~un ~!:>~q OA!t!U!j~p ~f~l!A I~ O!P OnOll~S~p ~p U91,,~d [~ '(v661-886V !lT!.tlOD ~p S~U![~S SO[lT!.:)~p ~tU~WI~!:>~ds~Á '(8861-Z861) P!lP~W ~I ~p I~n5!w ~p soul~!q05 sol u3 'OU1~tX~Op~:>l~WI~ ~!:>~q~Jwouo:>~ ~I l~tU~!lO~l ~ 95!Iqo ~nb S!S!l:>~:>U~lj ~un u~ l~ltU~ ~tU~WI~U!j ul~d 'soy~ Z~!P SOltO lod °I~poW op~5!t~J I~ ~l~d O!A!I~ un osndns sJ~d I~ U~ S~l~[Olt~d S~AJ.~S~l S~tU~tlodw! ~p 05mn~q 13 'lO!l~tX~ I~ u~ l!t~dwo:> ~l~d ~p~t!:>~d~:>~q~tS~ ou '~tS!P!tl~d S~:>~A ~ Á I~!l~S~ldw~ S~:>~A ~ '~!ltSnpU! ~tS3 'O!l~t~!dold I~d!:>U!ld I~ owo:> 9!5!1~ ~S OP~tS3 I~ ~puop 'sot:>npold sns u~ P~P![~:> ~p ~tU~l~:> Á ~A!t!t~dwo:> o:>od ~!ltSnpU! ~un 91pU~5u~ 'I~!lt -snpu! OnOll~S~p I~ u~ U~Jtl~AU! s~u~!nb ~l~d SO!:>!j~u~qSO!Idw~ uo:> '~tS!UO!:> -:>~told ~w~nbs;) un U~ op~s~q S~UO!:>~tlodw! ~p U9!:>n¡!tsns ~p °I~poW 13 '(vL61 'SU~A~tS ~OOOZ 'z¡~qS ~100Z 'UOSÁ~lD)8961 ~p I!tU~!Pn¡s~ OtU~!W -!A°w 1;) u~ u~:>!qn 01 S~lOtn~ SOSl~A!P'~tU~w~:>!I9qW!S ~~!:>u~:>s~Iosqo Á ~ts~5 -s~p ~p s~I~Y~s S~l;)W!ld s~I O!P .LOpVZ!I!qvloS'a °11°.uvoS'ap OP~U!WOU~P°I~poW I~ opu~n:> '0961 ~p O!U~:>~pI~ u~ 9!:>!U! ~S U9!:>~W10jSU~lt ~p os~:>old 13

ouJe¡xe ope~Jew le e!~e4 U9!~e¡ue!JO 'O:>!X?W~p U9!:>~W10jSU~lt ~[ ~p OtU~n:>~l ~A;)lq un ~:>~q ~SU9!:>~nU!tUo:>~ 'OU~:>!X~WO:>!tJIod~w~tS!S I~ ytS~ ~nb U~ I~n¡:>~ U9!:>~n¡!S~I OtX~tUO:>un U~ l~:>!qn ~p uy I~ UO:>Á 'SO!qw~:> sol ~n~t~p ~ lT!.:>l~q~ l~pU~t~ld U!S 'P~P!I~n¡:>~ ~[ u~ sOW~t!SU~lt ~nb ~I lod U9!:>~n¡!S~I ~P!P~W u~15 u~ U~:>!Idx~Á'SOA!t~:>!j!u5!s°p!S u~q s~p~:>?PS~lt S~W!tI1)s~I ~tU~lnp o:>!X?Wu~ SOp!:>~~:>~ SO:>!tJIodÁ so:>!W9uo:>~SO!qw~:>s°'l

0~!X9l1'J ua So!qwe~

SOl

'pn¡!u~[d ~ °Il~nOll~S~p ~l~d 10p~5!tS~AU! I~P SO!dOld ÁSOU1~tX~SOSln:>~l~p ~tS? OPU~!P -u~d~p 'OPU~Z!I~~l ytS~ ~S U1)~ OA!tSn~qx~ S!S!IYU~oÁn:> 'S~lT!.U!W!I~ld SOp~t -InS;)l ~tU~S~ld 'u~pUOdS~l ~S ;)nb S~I ~p S~tUn5~ld syw ~~tU~Id U~!q syw ~OA -!snI:>uo:>l~t:>Yl~:> ~p s~ ou of~q~J¡ ~tU~S~ld 1;) ~nb l~I~Y~S ~tu~tlodw! S3

ES "1

VI~'tIV9 'tIVlln9'v' SVl13


154

Lasnuevasnecesidades de la comunicación política ron el modelo económico y, de paso, el papel que tendría el Estado mexicano, que abandonó su papel de propietario por el de rector de la economía mexicana (íbidem). Un sistema electoral

competitivo

Estos cambios económicos fueron también portadores de profundos desplazamientos políticos, entre los cuales se puede mencionar una importante fisura y división en el interior del otrora compacto PRI,consecuencia-entre otros factores- de la reorientación económica, lo cual finalmente derivó en el surgimiento del PRD,especiede conciencia del ideario original de la Revolución mexicana, pero asimismo receptáculo de las inercias y vicios de siete décadasde burocracia y poder omnímodo. El mercado abierto de productos y servicios implicó también el surgimiento de nuevos candidatos, con una imagen más atractiva para el México urbano que los tradicionales candidatos priistas de extracción popular y campesina. Los candidatos del PRI se empezaron a aparecer en franca desventaja en comparación a los más articulados y jóvenes candidatos de la oposición. La mayor apertura hacia los mercados externos, especialmente el estadounidense, trajo consigo un mayor seguimiento de la prensa y actores internacionales de los acontecimientos políticos de México. En un contexto marcado por críticas emitidas por legisladores y medios estadounidenses, en el sentido de que el sistema político mexicano era "dictatorial, corrupto y unipartidista", se dio el reconocimiento oficial de los primeros triunfos del PAN en Baja California, Guanajuato y Chihuahua. A partir de ese momento se apresuraron los avances en la consolidación de un sistema electoral más confiable y equitativo, haciéndose necesaria la creación del Instituto Federal Electoral, al que posteriormente se dio total autonomía, primer paso real para garantizar procesos electorales legítimos, confiables y transparentes. En muy poco tiempo la alternancia de partidos fue una realidad; las principales zonas metropolitanas del país empezaron a ser gobernadas por lo que en ese entonces de denominó oposición: Guadalajara, Mérida, Monterrey, Puebla y Tijuana, por mencionar algunas,bajo la férula del PAN;y el Distrito Federal regido por el PRD. En unos cuantos años, el panorama político de México había sufrido un cambio dramático, pero ademásse abría la posibilidad de que el PRIperdiera la Presidencia de la República, pilar indiscutible del sistema político priista, situación que finalmente se dio en la elección del año 2000 con el triunfo de Vicente Fox.

.

';;i \"


~1S~ u3 .OWS!W ~W~1S!SI~ u~ osnIJu! ~ 'U9!J~J!unwoJ ~p SO!P~W sol u~ P~P!I!q!P~lJ ~P ~!JU~l~J ~un °PI~s OWOJu~q~p S~J!1SJ1~1J~1~J S~1S~s~pol .1~InJ!11~d u~ ~!JU~l~J~l ~J~q 01J~ds~ 9nb ~lqOS Á ~1s!uwnloJ I~ Ol~JOAs~ u9!nb ~P l~q~S ~1U~110dw! s~ I~nJ 01 ~l~d 'U~1!W~ ~nb °p~11~10S Op~J!J!U~!SI~ 10d OU!S'u~s~ldx~ ~nb 01 10d ou SOP~1~ld1~1U!UDSS~J!1JIOds~UWnIOJ S~I~P s~f~su~w SOl .s~uwnloJ s~I ~P "s~~uJI ~11U~~lmJ~I" ~I s~ 10Wru I~P os~d I~P U9!S~ldx~ ~un .s~!I~S~ld~l ~P od!11~!nbI~nJ 1~1U~lJu~ ~P10W~1 I~ ~1U~OJ!1Jlod 1~1JY1~J~P S~W~11~1S~1UOJ ~ u~J1S!S~1~SSOP~1S!A~11U~ sol s~I~nJ s~I ~1u~lnp 'S~1S~nJU~s~I u~ ~P~f~IJ~l ~J~A~S~W1~ OWOJU9!J~W10JU!~I ~P ~~P! ~1s3 .(LZ .d) "U~!n~I~ ~P ~11UOJu~ 1~z!I!1n ~p~nd ~S ~nb ~W1~ un OWOJ" I~1!A Á ~1U~A~I~1U~1 s~uos1~d S~I ~P U9!J~W10JU! ~I ~l~P!SUOJ~S .O!P~WI~ u~ U~InJ1!J ~nb S~lOWru S~I~d!JU!ld sol l!punJ~p Á IP.1 -J~IOJ~l ~P ~p~~l~JU~ ~uos1~d ~un ~ 1~1~11UOJ OU1~!qO~~P S~!Ju~pu~d~p S~I ~11U~u1)WOJS3 .~U~!1U~W~SSOS~JsoqJnw u~ ~nb Á 'lOWru I~ O!P ~I ~S~nb ~!J -u~A~I~l ~11~nJ~I S~ U9!J~J~unWOJ ~p ~W~1S!SI~P ~1U~110dw! O~S~l 0110 .u~J1qnJ ~nb OU1~!qO~~P S~U!J!JOS~1U!1S!P s~I U~ OJ!W9UOJ~ oÁod~ un l!q!J~l -~1U~W~1U~1S!PU!'U9!S!A~I~1 O O!P~l '~su~ld ~P SOl~110d~1- S~1S!PO!1~dSOl ~P U1)WOJ~J!1JY1d 91Ins~'M .s~1~I9P 009'1 ~ 00Z'1 ~P S~P~11U~~f~IJ~l son~ ~P soqJnw ~P ~P!A ~P °I!1S~ I~ ol~d 's~I~ns -u~w s~1~I9P 0017sol Á 179sol ~11U~U~S!lJ S~1S!PO!1~dsol ~P SO!l~I~S SOl .sOJ!P9!1~d sol ~P ~SO!1u~nJsyw sos~í3U! ~P ~1u~nJ~I U~1U~S -~ld~l (S~!J!10U ~P ~W10J u~ ~J~l~d~ ~nb °P~P '9110d~1 ou ~nb) ~1J~1!PU! P~P!J!Iqnd ~I Á01S~~9S!A~1~nb SOJ!P9!1~dsol ~11U~OU1~!qO~I~P P~P!J!Iqnd ~P %O~ ~110d~1 SU~A~1S'S!S!IYu~ ns U3 .OP~1s3I~P SOSlnJ~l sol ~P 'I~101 ~W10J u~ ~nb s~ ou !S '~1U~w~11~nJ u~JPu~d~p U9!J~J!unwoJ ~P SO!P~W SOl '~p~Z!lm~J!l~J Á ~P~Z!U01! ~1U~W~1U~1SUOJ s~ I~!JU~P!S~ld ~ln~!J ~I 'O!l~I¡UOJ I~ 10d 'I~UOS1~d1~1U! OU~Id I~ u~ ~nb ~J~1S~pOSO!lnJ01~P owo:) ."I~!JU~P!S~ld ~ln~!J ~I ~P U9!J~J!J!10I~" 9w~n ~nb P~P!l~!InJ~d '~1U~P!S~ld I~ ~J!1J1J ~P ~10U ~IoS ~un !U 911UOJU~ou SU~A~1S'9961 ~ <;961 ~P ~su~ld ~I ~P S~S!IYu~un U3 .~J!Iq1)d~'M ~I ~P ~1U~P~S~ldI~P S~P~P!A!1J~S~I ~ U01~!P ~I SO!P~Wsol ~nb 01U~!W~1~11I~ U~ ~1U~W~11~nJÁnw 9f~IJ~1 ~S ~nb 'I~!JU~P -!S~ld ~ln~!J ~I ~P ~!JU~A~I~l ~I ~nJ ~1S!!ld ~W~1S!SI~ 9Z!1~1J~1~JO~I~ !S .SO!P~Wsol u~ P~P!I!q!P~lJ ~P ~1I~J (p 'Á ~U9!J -~W10JU! ~P ~U~!P~P!J~1U~nJ~un OWOJ10wru I~P ~!JU~I~A~ld (J ~OU1~!qO~ I~P S~P~P!A!1J~Á S~!J!10Us~I u~ OA!1!Sod01U~!W~1~11~1u~!n~!suoJ I~ Á OU1~!qO~ I~ UOJ SO!P~Wsol ~P ~!Ju~pu~d~p I~101 (q ~I~!JU~P!S~ld~ln~!J ~I ~ 01J!I¡S~11! 01~ds~1 (~ :1~1I~s~1~ S~1U~A~I~1s01J~ds~ 011~nJ1~J!J!1U~P!sow~pod ~1s9 U3 .0961 ~P ~P~J9P ~P ~1S!!ld ~W~1S!SI~ u~ s~unWOJ U9!J~J!unwoJ ~P S~J!1JY1d s~I ~P Op~n~1~p S!S!IYu~un ~UO!J10d01d (17L61)SU~A~1S UÁI~A3 ~P O!pmS~ un e~s!!Jd ewe~s!s SS 1-1

lep Je~!unwo~

ep ewJoj el

'v'1'J~'v'~ ~'v'1ln~'v' S'v'!13


1561

Lasnuevasnecesidades de la comunicación polltica contexto, "comunicación" para los gobiernos era publicitar las obras y logros (reales y no reales) de sus gestiones, aparentando un sentido de avance a la sociedad y, en un segundo plano, de mensaje ideológico de los principios revolucionarios de justicia social e igualdad.

Evaluación del gobierno, niveles socioeconómicos, intención de voto y filiación partidista Hay dos aspectos relevantes a considerar cuando se pretende analizar los factores que inciden o explican la evaluación ciudadana hacia los gobiernos en México: a) el contexto socioeconómico del país; y, b) la intención de voto y la filiación partidista de los ciudadanos. Contexto socioeconómico Una característica relevante de los electores en México son las altas expectativas que guardan respecto a sus gobiernos; esto es, esperan más de lo que realmente las instituciones gubernamentales les pueden dar, fenómeno explicado en parte por nuestra poca experiencia democrática, pero sobre todo por la desigualdad socioeconómica que caracteriza alpaís.3 Un rasgo a considerar de México -y de América Latina en general-es la gran desigualdad económica y social que existe entre su población (Garduño, 1998; Rodríguez, 1995; Székely, 1995;Valencia, et al., 2000). Mientras en Estados Unidos y Europa 20% de los habitantes más ricos recibe 42% del ingreso-consumo, en América Latina el 20% más rico es beneficiario de 62% (González, 2000). Esta desigualdad afecta directamente la estructura socioeconómica de los países en América Latina. Por ejemplo, en México, de acuerdo a la Asociación Mexicana de Agencias de Investigación (AMAI), el grueso de la población se concentra en forma desproporcionada en el segmento más pobre: 60% de la población mexicana pertenece al nivel socioeconómico NSE"D".4 3. 4.

Diversos autores señalan esta característica desde distintos ángulos. Para mayor detalle consultar Arredondo, (1996), García (1995) y Melucci (1999). De acuerdo a la AMAI, los niveles socioeconómicos en México están conformados por tres grupos: a) el "NB", que corresponde a 8% de la población, y que se conforma por lo general de personas con el mejor nivel de vida en el país. Acostumbran viajar al extranjero y por 10 general son empresarios o ejecutivos de alto nivel, con estudios universitarios; b) el "C" (32% de la población), conformado por las clases medias, profesionistas, residentes en zonas residenciales medianas y con accesoa tarjetas de créditos, entre otras características; y, c) el "D" (60% de la población). con grandes carencias materiales y educativas,


U9!:)ul~unw~l

ufuq

~p Á s~lunuuw

S~PUp!A!¡:)U

u~ UUIIOllUS~p

0(.,661 'lu!nb!q:) ~S ~¡U~WIUl~U~8

s~u~!nb

,+

oy;}dw;}s;}p I;} owo:) A .lJz;}l;}dslJ Á lOS!l syw oq:)nw uo:) op~~llJd ;}~U;}l;}]~P ;}P OUl;}!qOS un lJ 'O!lT!.l~UO:) I;} lod Á ~SOA!~!sod,syw SOU!Wl9~ U;} O:)!~Jlod OP!~llJd PWS!W I;}P OUl;}!qOS un lJ lJt)llJA;} ;}~U;}WIlJl;}U;}S ("Olnp O~OA,,)OP!~llJd un lJ!:)lJq lJJ~lJdw!s UlJlS ;}~U;}!S ;}nb lJUOSl;}d lJUfl .0UlJplJpn!:) I;}P lJ~S!P!~llJd lJ!:)U;}l;}];}ld o U9!:)lJ!I!] lJI S;} OUl;}!qOS un ;}P U9!:)lJnllJA;} lJI U;} ;}P!:)U! ;}nb lO~:)lJ] Ol~O

O\OAep uQ!:)ue\u! e B\S!P!\JBd UQ!:)B!I!! 'ouJe!qo6 ep UQ!:)Bn\BA3 llJl;}U;}S U;} lJZ;}lqod lJI ;}P U9!:)lJ:)!PlJll;} lJI Á SO:)!lqt)d so~:)!Al;}S 'SO!llJIlJS 'SO;}ldw;} S;}lof;}w OZlJld O~lO:) I;} U;} llJZ!~UlJllJS S;} ;}~S9 ;}P U9!:)lJS!lqo lJI 'U;}A!A ;}nb U;} lJZ;}lqod ;}P U9!:)lJn~!s lJI ;}P ;}lqlJSuodS;}l I;} S;} OUl;}!qOS I;} OWo:) 'lJ:)!~d9 ns ;}PS;}G .SlJ~ -lJ!P;}WU! S;}PlJP!S;}:);}Usns U;} lJplJl~U;}:) U9!S!A lJun Uo:) OUl;}!qOS ;}P U9!:)lJnllJA;} ;}P lJ:)!S91 lJun llJl~UO:)U;} Ut)WO:) S;} "Q" 3SN I;}A!U I;}P SoulJplJpn!:) ;}l~U3 .lJ:)!~SJl;}~:)lJllJ:)lJ~S;}llJ:)!]!~U;}P! ;}p;}nd ;}SJS '"Q" 3SN I;}A!U I;}P S;}lO~:>;}I;} sol lJ S!S!IYUlJ ;}P plJp!un OWo:) °pUlJWO~ Á S;}llJl;}U;}S SOU!Wl9~ U;} 'OSllJqW;} U!S .lJl;}UlJW lJ~S;} ;}P ;}~S;}!]!UlJW ;}S ou IlJlO~:);}I;} lJ!:)U;}l;}];}ld lJI ;}nb U;} SOSlJ:) SOl~O YlqlJq Á 'S;}~u;}~;}dwo:) syw SlJI ;}P S;} ou lJ:)!~Jlod ;}SlJI:) lJl1s;}nu 0:)!X9W U;} ;}nb O~l;}!:) S3 .SOUl;}!qOS sol UlJy;}dw;}s;}p ;}S ;}nb U;} lJWlO] lJI ;}P ;}pu;}d;}p U9!qWlJ.L .s;}uo!:)d;}:)x;} YlqlJq ;}ldw;}~s ;}nb 01 lod 'SlJ;}UJI SlJ~S;}U;} l!q!l:)S;}P u;}p;}nd ;}S ;}nb SlJI ;}P S;}PlJP!f;}ldwo:) syw oq:)nw lJ~U;}S;}ld os;}:)old ;}~S3 .u9!:):);}I;} ;}~u;}!nS!s lJI U;} OP!~llJd ;}P O!qWlJ:) un lod llJ~OA lJ ;}:) -npu! sol IlJn:) 01 'O~UlJ:)U;}S;}Po~uold un oplJ~lnS;}l OWO:) OPU;}ÁlJl~ 'S;}llJ~U;}WlJU -l;}qnS S;}Uo!:)un] SlJI ;}P S;}PlJP!I!q!sod SlJI UlJSlJq;}l ;}nb SlJW;}lqOld l;}AIOS;}llJ UlJ~ -;}wo.Idwo:) ;}S S;}~UlJUl;}qOS sol ;}nb UlJl;}ds';} lJZ;}lqod ;}P S;}UO!:)!PUO:) U;} U;}A!A ;}nb S;}~UlJ~!qlJq sol 'S;}PlJP!S;}:);}U sns ;}P U9!:)nlos ;}P lJ:)!S91 lJI ;}P Ol~U;}G lod lJpt!U~Wl;}~;}P y~S;} 0:)!X9W Á opunw

l;}W!ld

.0P!S;}~Olds;}p syw O~U;}wS;}S I;} I;}P s;}sJlJd U;} OplJl~S!S;}l S9l;}~U!

I

J J

I;} ;}l~U;} lJ!:)U;}l;}}!P lJI 'JSlJ ~0:)!W9UO:);}0!:)OS I;}A!U I;} lod °plJU!Wl;}~;}P ;}~U;}WlJA!~ -lJ:)!]!US!S y~S;} SO:)!~Jlod So~unSlJ sol U;} S9l;}~U! I;} OW9:) UlJl~S;}nW (8661 Á 9661 'UUlJ;):)W U;) opt!~!:)) lJql;} A Á;}UP!S Á puowIV °p!S t!q lJ:)!~Jlod U9!s!A lJI Á 0:)!W9uo:);}0!:)os

°so!pn~s;} SOUnSllJ lod lJplJ~lod;}l I;}A!U I;} ;}l~U;} U9!:)lJI;}l lJl

."SOUl;}!qOS sol ;}P lJpnÁlJ lJI" ;}P ;}~U;}WIlJd -!:)u!ld ;}pu;}d;}p Oln~n] ns 'lJ!:)u;}n:);}suo:) U;} 'Á ;}~UlJ[;}plJ l!llJS lJ U9!:)lJlqod lJI lJ oplJpnÁlJ UlJq t!:)unu ;}nb SOUl;}!qOS sol lJ ;}~U;}WIlJ!PlOW!ld U;}q;}P ;}S SlJW;}lqOld sns ;}nb ;}P lJ;}P! t!1 lJlOijlJ opnu;}w lJ "Q" 3SN I;}A!U I;}P SoulJplJpn!:) sol ;}P Ol~U;}G .SOUl;}!qOS sns lJ SOUlJ:)!X;}Wsor ;}P ;}lqlJl;}P!SUO:) ;}~llJd lJun Js 'lJJlOÁlJW lJI OU !S 'lJt)llJA;} ;}nb U;} lJl;}UlJW lJI lJ~:);}]lJ lJ:)!W9uo:);}0!:)os plJP!llJds!p lJ~S3

LS &.1

'I1:)~'I9 ~'v'1ln~'v' S'I113


158

Lasnuevasnecesidades de la comunicación política de un gobierno se conecta con la filiación partidista, bajo esta óptica se espera que el buen desempeño de un gobierno se conecte con el incremento en el número de sus simpatizantes partidistas. Sin embargo esta conexión no es nítida, y en el caso de México no se encontró trabajo alguno al respecto. Lo mismo sucede con la relación entre evaluación de gobierno y patrones de voto, cuyo vínculo no se antoja claramente evidente, ni cómo se relaciona el desempeño de un gobierno con los resultados de una votación. Por ejemplo, se asume que el pésimo desempeño de un gobierno produce el voto de castigo que explica la derrota de un partido y la alternancia de diferentes institutos políticos en el poder. Sin embargo, cuando el gobierno está bien evaluado -por ejemplo el caso de Zedillo, con un rating de aprobación cercano a los 70 puntos- no siempre tiene como consecuenciauna victoria del partido del gobernante, en este caso el PRI. Es evidente la facilidad con la que podemos ligar el mal desempeñode un gobierno con su ulterior derrota electoral. Pero ya no es tan clara la conexión entre un buen desempeño en el gobierno y un posterior triunfo electoral. Es probable que las coyunturas electorales adquieran características mediáticas y temporales, de tal forma que la continuidad en muy pocas ocasiones es un tema de campaña. Esta cuestión se vuelve medular para el caso de la joven democracia mexicana. Flota aquí una pregunta: ¿qué caso tiene procurar hacer un buen gobierno, si finalmente el voto ciudadano probablemente no me va a favorecer? Bajo esta perspectiva, se propone que todo gobierno seaevaluado a partir de tres variables: 1. Desempeño de gobierno: basado en un modelo de satisfacción de servicios, se propone construir un modelo de evaluación de gobierno en dos niveles de medición. a) Global: qué tan satisfecho se siente el ciudadano con el desempeñode un gobierno en particular. b) Por área: qué tan satisfecho se siente el ciudadano con el desempeño del gobierno en las distintas funciones tangibles e intangibles que el ciudadano le asigna. 2. Intención de voto: todo sistema de evaluación de gobierno tiene que reflejar la intención de voto, como consecuenciade la buena aplicación de una estrategia de gobierno y comunicación. 3. Filiación partidista: basado en el trabajo de Dillon (1982 y 1984) Y González Molina (2000) sobre lealtad y switcheo,se propone una clasificación de los ciudadanos por su filiación partidista en cuatro segmentos: a) Filiación leal o dura: se trata de aquellos ciudadanos que muestran una alta probabilidad de votar por un mismo partido. b) Ciudadano volátil o switcher: a esta categoría pertenecen quienes muestran un patrón de votación a favor de dos o más partidos y una baja


~1U~nl~UO:> OUl~!qO~ un l~lqops~P

~p U!J I~ UD:> 'U9!:>~:>!unwo:> ~p S~!~~1~l1S~

sns ~p U9!:>~~u~ld~I ~p u~l~!nb~l SOUl~!qO~sol ~nb ~q~p ~S OS~V .~JI\.~1S~ lod SOUl~!qO~ sns ~p U9!:> -~m:>~ ~I ~p ~~P! ~un~l~ Yl~WlOJ ~S ~1U~W~!l~S~:>~U 'SOUl~!qO~ sol ~p SOl~OI Á S~lqO S~I ~:>ZOUO:>ou ~nbun~ 'ou~p~pn!:> I~ ~nb Jq~ ~a .l01:>~S I~P O~l~:> ~ SO!:>!I\.l~S sol UD:> ,{ U9!:>~:>!unwo:> ~p SO!P~W sol ~p S91\.~l1 ~ ~p ~S l~Ul~qO~ ~p U9!:>:>~ ~I ~p ~1l~d U~l~ 'I~m:>~ opunw I~P U9!:>~Z!u~qln ~p S~UO!:>!PUO:> S~I s~p~p '~nb ~p oq:>~q I~ u~ ~:>!P~l U9!:>~:>!unwo:> ~I ~p ~!:>U~1l0dw! ~'1 "(Z661 'l~q~lD) SOUl~!qO~ sns ~p S~UO!:>~m:>~ S~I U~ SOp~~~l~~ S~lOI~1\. U~l~!q!:>l~d (S~1U~!I:» Sou~p~pn!:> sol ~nb ~p U!J I~ UD:> 'U9!:>~:>!unwo:> ns l~~U~ld ~p P~P!S~:>~U ~[ U~l~!l\.m SOUl~!qO~ S01U!1S!P sol ~nb 's~SO:> S~l10 ~l1U~ '9:>01\.0ld O[{Oll~S~p ~p ~[q~!1\. U9!:>do amo:> ~1S!I~1!d~:> O[{Oll~S~p ~p °1~POW [~P U9!:>~P![osuo:> ~'1 .~I\.~nu ~1U~W~I\.!1~I~l s~ ,,0:>!lq1)d l01:>~S I~P U9!:>~:>!unwo:>" Se~!U~9~ope~Jaw .0!l~1!Unwo:>

~P~U!WOU~P ~~lY la seJ\!~~adsJad

,{ 0:>!~9[Op~:>l~W s~nboJu~

sel

sol ~1U~WI~~P!

~plOq~ ~nb ~1\.!1:>~dsl~d ~un ~p Ol1U~p of~q~II ~1U~S~ld I~ l~:>!qn ~p 01\.!1 -~fqo I~ UD:> 'S01U~!W~:>l~:>~ sol ~1U~W~I\.~lq UYl!1n:>S!p ~S U9!:>~nU!1uo:> V .O!l -~1!Unwo:> O[{Oll~S~p ~p os~:>old un amo:> ~P!PU~1U~ U9!:>~:>!unwo:> ~I (q ',{ ~~I\. -!1~lOdlO:> U9!:>~:>!unwo:> ,{ I~UO!:>~Z!U~~lO U9!:>~:>!unwo:> 's~:>!lq1)d S~UO!:>~[~l ~p s~nboJu~ sol ~pu~ldwo:> ~nb '~:>!~910P~:>l~W ~1\.!1:>~dsl~d ~I (~ :OUl~!qO~ I~ u~ U9!:>~:>!unwo:> ~I ~p ~:>l~:>~ S~I\.!1:>~dsl~d sop u~:>!J!1U~P! ~S l~l~U~~ ua

ouJa!qo5

la apsap

u9!::>e::>!unwoJ

1~~1 ou~p -~pn!:> un ~p S~I\.!1~1:>~dx~ s~1 u~l~dns ~S '01U~W~~S ~1S~ ~p S~P~P!S~:>~u s~1 °pu~~:>~JS!¡~S .u9~:>~:>!unwo:> ~p o OUl~~qO~ ~p ~1s~ndold ~un ~l~d ~W~1l0dw~ syw 01U~W~~S I~ UDS SJaZ¡:Jl!MSsOl 'OUl~!qO~ ~p U9!:>~nl~l\.~ ~p SOU!Wl91 ug .0101\.~p U9!:>U~1U! o U9!u!do ~l~p~pl~1\. ns u~1lroo n u9pu~1sq~ ~[ ~ U9!Su~dOld ~11~ ~un u~l1s~nw s~l01:>~I~ s~I~1 :01In:>0-~1S!UO!:>U~1sq~ ou~p~pn!;) (p .l~ln:>!1l~d U~ OP!1l~d un ~ l~pl~d l~1\. ~l~d U~101\. ~~!:>u~n:>~suo:>u~ ~OUl~!qO~ ns ,{ OP!1l~d un ~p ~l1UO:> u~ l~u!do n l~101\. ~p P~P![!q~qold

~11~ ~un u~l1s~nw

s~u~!nb UDS :OP!1l~d!1U~ ou~p~pn!;)

(:>

.~1s~ndold lof~w ~I ~,{od~ S~:>U01U~'U~!:>!J~u~q 01 !S ~~!:>u~!U~I\.UO:> ~p SOU!Wl91 u~ OUl~!qO~ ~p S~UO!:>:>~,{ S~1s~ndold S~1U~l~J!P S~I ~l~puod ~nb 1;) S~ 01U~W~~S ~1sg .OP!1l~d OWS!W I~ ~ldw~!s 6S a.1

l!~~I~

~p P~P!I!q~qOld

VI:)~VE)~Vlln~'v' SVI13


160 I

Lasnuevas necesidades delacomunicación política con una serie de valores y misiones concretas que se proyectarán en cada una de las acciones de dicho gobierno. A ciencia cierta, no existe un modelo de comunicación del sector público diseñado especialmente para el gobierno. Más bien, lo que se encuentra son propuestas desarrolladas en el sector privado, pero adaptadas al ámbito gubernamental. Estas aproximaciones se pueden clasificar en tres grandes grupos: comunicaciónorganizacional,relacionespúblicas y comunicacióncorporativa. La perspectiva desde el enfoque de la comunicación organizacional busca identificar los flujos de información en los gobiernos y cómo se realizan las tomas de decisiones en las diferentes situaciones que sepresentan. Sin embargo, este enfoque enfatiza sobremanera la estructura interna, de modo que sus receptores generalmente son los propios empleados. Este enfoque carece de una visión más amplia, que permita planear y dirigirse a los públicos externos y a la opinión pública en general. U n segundo enfoque comprende primordialmente las relaciones públicas, con un énfasis particular en la comunicación o envío de mensajes entre el sector público y los medios de comunicación, actores políticos y la ciudadanía en general, a través de campañaspublicitarias. Un tercer enfoque es la denominada comunicación corporativa, que ha tenido un vertiginoso desarrollo en la última década. Este enfoque contempla como primer paso identificar las diferentes audiencias a las cuales atiende el sector público. Una vez identificadas, es necesario realizar el diagnóstico de cada una de ellas. A partir de las necesidadesidentificadas, y en congruencia con los valores políticos y sociales del partido en el puesto, se diseña una estrategia pormenorizada para cada uno de sus públicos. Este enfoque muestra la necesidad de construir una misión de gobierno, que debe serplasmada en cada uno de los productos y programas de gobierno. Este enfoque ofrece la posibilidad de hacer uso de los otros dos, dado que se dirige a los distintos públicos o clIentes del sector. Desde nuestra perspectiva, consideramos este último enfoque como el ideal para una estrategia de comunicación desde el gobierno, con una limitación que responde particularmente a un contexto donde los ciudadanos comparten una serie de valores y necesidades similares. En el caso de México, como se vio anteriormente, este principio no se cumple a cabalidad, debido a que un importante sector de la población está más necesitado que otros, por lo cual es menester discutir algunos aspectos referentes al desarrollo co-

munitario.


-u,;)Wl~ln:)!¡l~d~l 'U9!:)~Z!1~qol~ l~np!l\.!pu! ol';)d '~z,;)lqod

SOP!U!J';)P,;)¡u,;)w~l~l:) so:)!W9uo:)';) s';)nbolq ';)P U9!:)~WlOJUO:) ~l lod SOP~¡o:)~ SOUl';)!qO~ ';)P O:jX';)¡UO:) Ol\.';)nu 1';) u3 l';)l\.!U ~ Á ~lmln:)

~l ';)P l';)l\.!U ~ u~l';)do

~l ';)P ~!:)u,;)u~wl';)d

~l ~UO!:)!puo:)

';)nb S,;)lO¡:)~J sol U?!qw~~

';)nb l~lm:)ru¡s';)

l';)l\.!U 1';)l~ld

-w';)¡UO:) ';)nb ';)u';)!¡ ,;)¡u,;)w~!Ies,;):),;)u O!l~¡!Unwo:) OnOll~S,;)P 1';) l';)l\.OWOld .SOl¡O ,;)l¡U,;) 'l~:)ol l';)l\.!U ~ s';)nb!:)~:) sol ';)P O¡u';)!W!~ -';)nb!lu';)-l';)pod ';)P s,;)uO!:)~l,;)l S~{ Á SOSln:)';)l sol ';)P ,;)¡u,;)l~dsu~l¡ of';)u~w 1';)'~~ -!W9uo:)';) P~P!l!q~¡s';) ~l 'u9!:)nq!l¡S!P';)l ~l ~l\.';)nwold ';)nb O!l~¡nq!l¡ ~W';)¡S!S un 's';)p~P!umlodo ';)P p~p{~n~! ~l ,;)~!¡U~l~~ ';)nb OA!¡~~np';) ~W';)¡S!S un '~z';)nb!l ~{ ';)p u9!:)nq!l¡S!P ~l~w ~{ OWO~ 'S';)l~lm:)ru¡s';) S,;)lO¡~~J sol O¡l~ lod 9s~d Á 'O!l~¡ -!unwo:) OnOll~S,;)p {';) u';) u';)P!:)U! ';)nb s';){~np!l\.!pu! S,;)lO¡:)~J sol u';) Á s';)l~lmlro so¡~';)ds~ sol u';) 9l¡U,;):) ';)s O{9S ';)nb s';) U9!S!1\. ~¡S';) ~ ~:)!¡Jl:) l~d!:)u!ld ~'1 .~~!~yw ~l~q ~l ';)p o:)!dJ¡ ~W~!p~l~d

un

u';) 'S~!~u';)!pn~ s~l ';)p ~¡~npuo:) Á s';)pm!¡~~ S~{ u';) o¡:)~dw! U~l~ un u~Ju,;)¡ SO¡S~ ';)nb ~Jwns~ ';)s Á 'soun~l~ l~UO!~U,;)w lod 'U9!:)drulO:) ~l Á OWS!loqO:)l~ {';) OWOO S~W';)lqold ,;)lqOS U9!:)~Z!¡~W~lP ~l u';) s~p~s~q U9!:)~WlOJU! ';)p s~y~dw~~ u~q

1

-~y';)S!P ';)s ";)¡u';)w~:)!dJ.L .OnOll~S,;)p ';)p S~Jl\.u';) s';)sJ~d SOl u';) o:)!W9uoo';) OnOll -~s';)p 1';)';)lq!sod l';):)~q ~l~d {~!~u';)¡od U~l~ un UO~ SO¡u';)wru¡SU! OWO:) U9!:)~~ -!unWO~ ';)p SO!p';)w sol ~ ~!~U~l\.,;){,;)l ';)¡l';)nJ ~un O!P ';)1 ';)s 'O¡x';)¡uo:) ';)¡s';)u3 "(OOOZ 'oÁ~W)

JvSn¡VSUal o:J!UJ9uo:JaO¡¡o.Llvsap¡a anb VJvd SOPV!qUJv:J Jas uaJa!nbaJ SV!:JuaaJ:J Á saJO¡VIl SOl :';)nboJu';) ';)¡S';) ';)ps';)p ,;)Sl~~!qn ';)p';)nd S!1\.\';)'] ';)p ~z,;)lqod ~l ';)p ~lmln:) ~{ ';)p ~';)P! ~l 'o{dw';)f';) lOa .,;)¡U,;)!llO~ ~¡S';) u~q~¡u,;)S,;)ld,;)l s';)u';)!nb ,;)l¡U,;) s~';)P! ';)p ~¡~q';)p osu';)¡U! un O!P ';)s ~~!¡d9 ~¡S';) ';)PS';)Q .OnOlIeS';)p 1';)u';) ~lmln~ ~{ ';)p os';)d 1';) UOl~Z!¡~Ju,;) ~~od? ~s';) ';)p OnOll~S,;)p ';)p SO¡:)';)Áold soq~nw .S';):)UO¡u';)';)s';)u';) l,;)l\. os!nb ';)1';)s owo~ 9!:) -';)¡UO:)~ ou ~!:)u,;)!l';)dx';) ~l 'O~Ieqw';) U!S .soP~{lOll~s,;)p s';)sJ~d sol ';)p OU!W~~ 1';) l!n~';)s ';)p s';):)~d~:) l';)S u~Jlpod opunw l,;)~l,;)¡ l';)P s';)sJ~d sol ';)nb 9!wns~ l~!punw ~ll';)nD ~pun~';)s ~l ';)p s?nds';)p OnOll~S,;)p ';)p ';)¡U~U!WOP ~w~!p~Ied 13 .o:)!X?W u';) O~!lqI)d lO¡~,;)S {';) u';) U9!:)~:)!unwo:) ';)p o¡d';)~uo~ Ol¡s';)nu ';)p ,;)¡l~d owo~ ';)Ánl:)u! ';)s ,;)¡U,;)W~!l~S -';)~';)U ';)nb O!l~¡!Unwo:) OnOll~S,;)p ';)p o¡d';)~uo:) un ',;)¡u~¡lodw! sou';)w ou ol';)d 'Ol';)WOS opow un ';)p ';)¡ros!P ';)s op~¡l~d~ ';)¡u';)s';)ld 1';) u';) 'U9Z~l ~¡S';) lOa 'Z,;)l\.~l¡O Á ~un os';):)Old ';)s';)opu';)!¡!d';)l 'O!qw~:) un lod U~¡OA S';):)UO¡u';)(s~p~w -!¡S';)';)lqOS) S~l\.!¡~¡:)';)dx';) ns s~P!{dwn:) ';)Sl';)l\.ou {~ ';)nb s';) A .l~{ndod U9!:):>';){';) ';)p so¡s';)nd sol u';) soP!¡l~d ';)p ';)¡U~¡SUo:) O!qw~:) {';) Á 'o~!X?W ';)p sou~p~pn!:) sol ,;)l¡U,;) O!qw~:) ';)p U9!:)~l!ds~ ';)¡U~¡SUo:) ~{ ~P!P';)w U~l~ u';) ~:)!{dx';) ';)nb {';) s';) lO¡~,;)S ';)~s3 .sOP!:),;){~¡lOJ syw SO~!W9uo:),;)O!:)os s';){';)l\.!U';)p SOl¡O ';)nb op -~¡!s';):)';)u syw y¡s';) ';)nb (%09) U9!~~{qod ~{ ';)p lO¡:),;)S U~l~ un ~¡!q~q -{~l,;)U,;)~ u';) ~U!¡~'1 ~:)!l?WY u';) owo~o:)!X?W u';) ',;)¡U,;)WlO!l,;)¡U~ 9!¡n:)s!p ';)s OWO;)

OllOJJesep Á eJmln~

'u9!~eZ!UJepoV'J

1-91-1"1"""~!!Vlln.\fSYI'3. ~,.


1621

Lasnuevasnecesidades de la comunicación política te en México-, la interdependencia con la economía estadounidense,la mala distribución de la riqueza, la pobreza y la necesidad de consolidar nuestro sistema democrático, se nos plantea la necesidad de implementar estrategias amplias que promuevan el desarrollo comunitario, lo mismo .en el ámbito urbano como en el rural; tanto con un sentido de manifestación de arte popular -expresado en los medios de comunicación-, como traducidos en la expresión de una política de desarrollo comunitario que involucre a la misma ciudadanía en la detección de sus necesidadesy en la solución de las mismas.

Rasgos metodológicos Los resultados que aquí se comentan representan la suma de dos estudios que se realizaron en dos diferentes zonas metropolitanas de México. A pesar de que se realizaron en periodos distintos, el diseño de la investigación fue el mismo en los dos casos. El diseño de investigación se dividió en dos etapas: fase cualitativa y fase cuantitativa. 1. Fase cualitativa: se llevaron a cabo seis sesionesde grupo en cada una de las zonas metropolitanas, con las siguientes características: .Objetivo de las sesiones: identificar las funciones y áreas del ayuntamiento desde la óptica del ciudadano. .Unidad de análisis: a) Dos sesiones con jóvenes entre 18 y 24 años de edad, hombres y mujeres, con credencial para votar con fotografía, switchers del partido del presidente municipal de la zona metropolitana. b) Dos sesiones con amas de casa entre 25 y 34 años de edad, con credencial para votar con fotografía, switchers del partido del presidente municipal de la zona metropolitana. c) Dos sesiones de grupo con empleados entre 25 y 34 años de edad, hombres y mujeres, con credencial para votar con fotografía, switchers del partido del presidente municipal de la zona metropolitana. .Fecha de sesiones: en Guadalajara se realizaron las seis sesiones de grupo en junio de 2000; y en Puebla en febrero de 2001. .Producto de las sesiones de grupo, se identificaron las funciones del gobierno, para incluirlas en un cuestionario para una medición cuantitativa.


t9

1..'

'u~JP~W ~nb S~uo!:)unJ s~1 ~ °pl~n:)~ ~P U01~!lP.A~nb 'tl~){!'l ~I~:)S~U~ SOp -!P~W SOA!t:)~~l~p ~!l~S ~un UO:)U01~Z!I~UO!:)~1~do~SS~lq~!l~A S~tS3 'OWS!W I~P P~P!I!q~suods~l OWO:) S~P!q!:)l~d uos ~nb S~~l~ o S~UO!:)unJS~I U~ I~d -!:)!unw OU1~!qOgI~ lod °P~Z!I~~l 01 UO:)oq:)~JS!t~S~tu~!S ~SOU~p~pn!:) I~ ~nb u~ OP~lg 'S~~l~ O S~UO!:)unJlod U9!:):)~JS!t~S:s~tu~!pu~d~pu! S~lq~!l~ A (q ¿oq:)~JS!t~SU!~tu~WI~tOt O oq:)~JS!t~SU! ogl~ 'oq:)~JS!t~Sogl~ 'oq:)~JS!t~S ~tu~WI~tOt S~ltu~n:)u~ ~t ~nb S~Jl!P? '(S~llOL UJ1~WO!l~W/~loz~ld z~l~d 10t:)~H) ...lod op~z~q~:)u~ ,( ~lq~nd/~l~f~l~p~nD) ..'~p OtU~!w~tunÁY I~m:)~ I~ OP~Z!I~~l ~q ~nb 01 uo:) S~ltU~n:)u~ ~t oq:) -~JS!t~SU~t ?nb 'l~l~U~g U3? :tl~){!'l ~I~:)s~ u~ Op!P~W OA!t:)~~l un uo:) 9Z!I~U -O!:)~l~do ~S ~lq~!l~A ~tS3 .~tu~P!S~ld ns lod op~z~q~:)u~ I~d!:)!unw OU1~!qOg I~ lod l~l~U~g u~ OP~Z!I~~l 01 uo:) oq:)~JS!t~S~tU~!S ~S ou~p~pn!:) I~ ~nb u~ OP~lg I~ owo:) ~U!J~P~S ~nb 'I~qolg U9!:):)~JS!t~S:~tu~!pu~d~p ~lq~!l~A (~ :S~lq~!l~A ~p sod!t sop u~ op~s~q OU1~!qOg ~p °1~poW un l!nltSUO:) 9:)snq ~S 'S~lq~!l~~A . .O!:)!U! un u~ S~P~~tu~ld U9!:)~g!tS~AU!~p S~tung~ld S~lt S~I~ u~pUOdS~l ~nb Á OU1~!qOg ~p °1~poW I~ U~l~!J~l ~S ~nb sol U~l~Z!I~U~ ~S °19S Jnby 'u9!ts~n:) u~ SOtU~!W~turtÁ~ sol lod SOP~t~ltUO:)SO!pmS~ UO1~nJ ~nb op~p 'SOSl~A!P UO1~nJ sop~tlnS~l sol :~ts~n:)u~ ~I ~p ot:)npold . '100Z ~p Ol~lq~J u~ ~Iq~nd u~ Á ~OOOZ ~p o!unf u~ S~tS!A~ltU~ 009 s~1 UO1~Z!I~~1~S ~l~f~l~p~nD u~ :odw~:) ~p ~q:)~d . "]iJp°}V.ll1iJuJ71V.I

-iJUiJO:OU1~!qOg~p °1~poW I~P U9!:)~1~U~g~I ~l~d ~:)!tsJP~tS~~:)!u:>~L . 'oq:)~JS!t~S ~tu~wI~tOL = S Á oq:)~JS!t~SogIV = 17'oq:)~JS!t~SU!!U-oq:)~JS!t~S!N = ~ 'oq:)~JS!t~SU!ogIV= Z 'oq:)~JS!t~SU!~tU~WI~tOL = 1 :s~lol~A s~tu~!ng!s sol uo:) sotund S ~p tl~){!'l ~I~:)s~ ~un 9~ldw~ ~S :u9!:)!P~W ~p ~1~:)s3 . '%S6 ~p ~ZU~!Juo:) ~p I~A!U un ~ '%17 -/+ :1011~ ~p U~gl~W . '~JJ~lgOtOJuo:) l~tOA ~l~d 1~!:)U~p~l:>uo:) 'O!pmS~ u~ s~p~pn!:) S~I u~ S~tU~P!S~l 's~w o soy~ 81 ~p s~uosl~d :S!S!I~U~ ~p p~P!Un . 'OU1~!qOg ~p ~~l~ o u9!:)unJ lod ~P!P~W ~un Á I~qolg ~P!P~W ~un ~ Ot:)~dS~l ou~p~pn!:) I~ ~tS~!J!U~W~nb U9!:):)~JS!t~S ~I ~ opl~n:)~ ~p OU1~!qOg~p °1~poW un l!nltSUO:) :~A!t~t!tu~n:) U9!:>!P~W~I ~p OA!t~fqO . :S~:)!tSJl -~t:>~l~:) S~tu~!ng!s S~Iuo:) 's~p~nl~A~ s~p~pn!:) S~I ~p ~un ~p~:) u~ S~tS!A~ltU~ 009 ~p S~A~lt ~ ~A!t~t!tu~n:) U9!:)!P~W ~un 9Z!I~~1 ~S:~A!t~t!tu~n:) ~s~d 'Z 'v'!::>~'v'~ ~V1ln~'v' S'v'!l3


164 I

Lasnuevasnecesidades de la comunicación política Evaluación

global

La evaluación global de los ciudadanos entrevistados en las dos zonas metropolitanas indica que se comportaron en forma similar; la diferencia de dos decimales no es estadísticamente significativa. El Ayuntamiento de Guadalajara, de filiación panista, reportó una media de 3.9, mientras que Puebla, de filiación priista, reportó 4.1 (véase gráfica 1). Gráfica 1

Evaluación global de los ayuntamientos metropolitanos Totalmente

Totalmente satisf~ho

satlsl~ho

Algo setisf~ho

Algo satisf~ho

Ni satisf~hol ni insatisfecho

Ni satisf~hol ni insatisfecho

Algo insatisfecho

A~o insatisfecho

Totalmente insatisl~ho

Totalmente insatisfecho

Parámetro

Satisfa(X:Jón gk!bal Guadalajara

--

Satisfacc",n global Puebla

Modelo de gobierno La diferencia más significativa no se encuentra en la satisfacción global del ciudadano, sino en el peso que le asignan los ciudadanos a las distintas funciones del gobierno municipal. Así vemos que los habitantes de la Guadalajara están satisfechos, en primer lugar, por los programas de participación ciudadana que ha emprendido el Ayuntamiento (predice 46% del desempeño global); en segundo lugar, por el servicio de agua potable y alcantarillado (29%); en tercer lugar, por programas de atención al deporte (15%) y; en cuarto lugar, por la eficiencia en los trámites en oficina (8%; véasegráfica 2). La intención de voto en este municipio favoreció ampliamente al PAN,el partido de origen del presidente municipal, Héctor PérezPlazola, ya que 63% de los ciudadanos entrevistados manifestaron su intención de votar por el PAN;mientras que 23% tuvo la intención de votar por el PRI.


0

~

~J

[~~

[~~J

[~~~

[~~J [~J

[~~J [~~~

[~~J

~~

0 ~ ~ ~ ~

I 0:)1l8(1d 03WI ~~~~~3~ [~~~~ I OrntM8Wn1'f/ I 1_I SOa'f/:)~3W I ! "I.6L I I :v~~~~~s I

SV:JISYB 3.LN\ll~Od~1 VI~Vll~OI~d ¡.¡..p I

1'f/8019 NOI:)1'f/8019 -:)'f/óSU'f/S

~

0~3dW3S30

30 13AIN NQI:)'f/;~ÓI1'f/:)

[~~J~~ ~ ~ ~ ~ [ ~::::J QI:J 3d~3S30 1I111n3~ -:JV,SIIVS NQI:JNV1~Od~1 VI:J 30 13111N -v:Jl~nv:J

NQI:JNn,

elqand ap pepn!a el ap OUJa!qoD ap olapoV'J f; ea!l\;?J9 l~d I~ lod %Pf ~nb SR1¡U~!m~NVdI~ lod lR¡OA ~p U<)!:)U~¡U!ns U01R¡S~J!URm SOURpRpn!:)SOl ~p %8f 13 lRd!:)!unm ~¡U~P!s~ld I~P °P!¡lRd IR <)!:)~lOARJ OUO¡OA~P U<)!:)U~¡U!RI 'R1RfRIRpRnü U~ °PR1¡UO:)U~01 R ~¡U~mR!lRl¡UOJ "(f R:)!JY18~SR9A~%fO °pRlqmnlR 'lR8nl o¡u!nb U~ ~(%P1) SopR:)l~m 'lR8nl O¡lRn:) U~ ~(%PO R:)!lqt)d pRp!rn8~s 'lR8nl l~:)l~¡ U~ ~(%90 U<)!:)R¡U~m!ARd'lR8nl opun8~s U~ ~ÚRqo18U<)!:):)RJS!¡RS RI ~p %81 ~:)!p~ld) S~U!P1RfÁ s~nblRd lod 'lR8nl l~m!ld u~ 'soq:)~JS!¡RSU~¡U~!S ~S SoURpRpn!:) sol 'I~d IR ~¡U~!:)~U~¡l~d 'S~llO.L UJ1RW O!lRW lod RpRz~q -R:)U~U<)!:)Rl¡S!U!mpR'Rlq~nd ~p O¡U~!mR¡UnÁVI~P OSR:)I~ U~ 'O!qmR:) U3

..al

I=:~

o,":::

...'...IIO!'d

I I

1 1

OP~N

1 1

ouoow...pop -."

1 1

eJefelepen9

1 eA!'~"_od..1 1 -""-"~"'~""I

1 1

..."",,1 -1

ap pepn!a el ap OUJa!qoD ap OlapoV'J

G eaU\;?J 9 S9 ~ I

VI:)~v~~V1In~v 8VI13


1661

Lasnuevasnecesidades de la comunicación política Con respecto a nuestras preguntas

de investigación

1. ¿Cómo evalúan a sus gobiernos los ciudadanos mexicanos? Los resultados aquí reportados sugieren dos niveles de evaluación: a) con respecto a la figura del presidente municipal; y, b) con respecto a una evaluación compleja. a) El peso que tiene la figura del presidente municipal en la evaluación que hace el ciudadano con respecto al desempeño de un Ayuntamiento y su relación con la lealtad ciudadana, señalada por la intención de voto, indica que es importante pero no suficiente para que un partido permanezca en el poder. Una evaluación positiva al desempeño de un gobernante no es suficiente para generar lealtad entre los ciudadanos. Por ejemplo, en el caso del Ayuntamiento de Puebla la calificación global de 4.1 alcanzada por el gobierno de Mario Marín es alto, los ciudadanos se encontraron entre algo y completamente satisfechos con su desempeño al frente del Ayuntamiento; sin embargo, no fue suficiente para generar lealtad entre los ciudadanos, dado que la intención de voto no favoreció a su partido en el momento en que se hizo la evaluación. Mientras que en el caso del Ayuntamiento de Guadalajara, la calificación global de 3.9 reportada por el gobierno de Héctor PérezPlazola lo ubica entre los gobiernos donde los ciudadanos se encuentran entre indiferentes y algo satisfechos con el desempeño del presidente municipal. Sin embargo, la intención de voto favoreceampliamente al partido del gobernante,enestecasoel PAN. Estos resultados, a primera vista parecen contradictorios, en el sentido de que se espera que un presidente municipal bien evaluado sea premiado con un voto a favor de su partido. A pesar de que diversos factores explican tal situación, como son: el contexto político muy particular de los municipios, las coyunturas, la evolución de la alternancia de partidos, la situación de los partidos a nivel nacional, estatal o local, entre otros, se puede afirmar que la imagen y una buena evaluación del presidente municipal no es suficiente para garantizar la continuidad de un partido en un Ayuntamiento. b) La valoración más relevante es la que se relaciona con las diferentes funciones que tiene el gobierno desde la óptica del ciudadano. Por ejemplo, en el caso del Ayuntamiento de Guadalajara la calificación de las cinco áreas más importantes fue mayor a los 4 puntos, es decir los ciudadanos se encuentran entre algo y totalmente satisfechos.Mientras que en el casode Puebla fue por debajo de ese nivel, excepto en las funciones de Tesorería Municipal y Aseo Público. Estos resultados señalanque los ciudadanos tienen una visión amplia del gobierno en funciones, y que no sólo valoran la buena o mala imagen del gobernante, sino más bien los resultados en las distintas áreas o funciones


L9

1-

:S;}UOZ~l S;}IJ 10d OSOl;}pOd Ánw U9!:>~:>!U -fimO:> ;}P 01U;}WUl1SU! un S3 .OU1;}!qO~ ;}P ~w~l'201d un Á U9!:>~:>!unwo:> ;}P 01 -u;}wnIJsu!

un ;)1U;}W~;}U~1Inw!s

S;) ~u~p~pn!:> U9!:>~d!:>!11~d 'SOp~:>l;}W o U9!:>

-~1U;)w!A~d 'OldW;)f;} 10d 'S;} 01 owo:> ;)lq!~U~1 U9!:>uUJ ~un S;) ou ~WS!W Js U;) ;)nb '~u~p~pn!:> U9!:>~d!:>!11~d ;)U;)!1 ;)nb os;}d 1;) S;) 1~11U;):>01und 1;) Jnby '%~1 ;)P os;)d un UD:> ';)110d;)p I~ U9!:>U;)1~ 'l~~nl 1;):>1;)1 U;) Á ~os;}d ;)P %6Z UD:> 'OP~II!1~1U~:>I~ Á ;)Iq~10d ~n~~ 'l~~nI opun~;}s U;) ~01U;)!W~1unÁy I;)P l~qoI~ U9!:>:>~JS!1~S~I lP.:>!ldx;) ~l~d %917 ;}P os;}d un UD:> '~u~p~pn!:> U9!:>~d!:>!11~d 'l~~nl l;}W!ld U;) ~S;)UO!:> -uUJ S;)1110d ~P~U!W1;)1;)P ;)1U;)W~A!1~:>!J!U~!S;)UJ U9!:>:>~JS!1~Sns '~l~f~l~p~nD ;)P sou~p~pn!:> SOl ;)P OS~:>1;) U3 'ou~p~pn!:> I;}P U9!:>:>~JS!1~S~I U;):>!p;)ld ;)nb S;)UO!:>UUJS~I U;) lP.~nl ;}U;)!1 ~A!1~:>!J!U~!S S~W ~!:>U;)l;)J!P ~I ';)1U~1sqo °N (q "NVd 1;) l!:>;)P S;) 'l;)pod 1;) U;) OP!11~d I;} 010A;)P U9!:> -U;)1U! ~I U;) U9!:>~d!:>!11~d ~11~ ~un ~11S!~;)1 ';)1U;)!n~!suo:> 10d 'Á S;)UO!:>UUJsus ;)P ~un ~p~:> U;) 011~ °P~:>!J!I~:> S;} ;}nb '~l~f~l~p~nD ;)P 01U;}!W~1unÁy I;)P OS~:> I;} ~11S;}nw 01 JSV "OP!11~d ;)S;} ~ P~11~;)1 ns U~l~PU;}lJ;}l ;)1U;)W;}Iq~q01d Ánw 'l;):>~q ;)PUOdS;)llO:> ;)1 ;)nb S;)UO!:>UUJS;)1U;)1;}J!P S~I UD:> ~!101:>~JS!1~S~W10J U;) ;)Idwn:> OU1;}!qo~ un ;}nb U~lOI~A Sou~p~pn!:> SOl opu~n:> '01X;}1UO:>;}1S;} U3 "soq:>;}JS!1~SO~I~ Á S;}1U;}1;)J!PU! ;}11U;}'s01und 17SOl ~ S;}l -O!l;}JU! S;}I;}A!U U;} U01~:>!J!I~:> 01 Sou~p~pn!:> SOl ~Iq;}nd ;}P I~d!:>!unw OU1;}!qO~ I;}P O~:> I;} U;} ;}nb S~11U;}!W 'soq:>;}JS!1~S;}1U;}W~1;}Idwo:> Á O~I~ ;)11U;} 'S01und 17 SOl ~ S;}lOÁ~W S;}UO!:>~:>!J!I~:>UOlP.110d;}1 S~;}l~ S~I S~p01 '~1:>;}110:> ~W10J U;} S~P~Z!I~;}l U~l;} S;}UO!:>UUJSUS ;}nb U01~10I~A Sou~p~pn!:> SOl '~l~f~I~p~nD ;}P 01U;}!W~1unÁy I;}P OS~:> I;} U;} ;}nb ;)1U;}W~1~1:> Ánw l;)A ;}p;}nd ;}S 01S3 "SOWS!W SOl 10d op~nI~A;} U;}!q ~l;}S ou~p~pn!:> I;)P ~:>!1d9 ~I ;}PS;}P S~SO:>S~I U;}!q ;}:>~q ;}nb OU1;}!qo~ un ;)nb O!AqO S;} ~!:>U;}1;}dwo:> ~I ;}P OU~Id I;} u3 (~ s~1 ;}P ~Z;}I~lm~U

'ou~p~pn!:> I;}P U9!:>:>~JS!1~S~I U;):>!p;}ld ;}nb S;}UO!:>uUJ ~I Á ~!:>u;}1;}dwo:> :sou~Id sop U;} ~p ;}S U9!:>~!:>U;}1;}J!P~'l

'so~~p~pn!:> sus 10d soP~lol~A OPU;}!S U~1S;} ~1S!P!11~d U9!:>~!I!J ;}1U;}1;}J!P ;}P SOU1;}!qO~ SOl ;}nb U;} ~W10J ~I U;} S~A!1~:>!J!U~!SS~!:>U;}l;}J!P U~1U;}S;}ld ;}S 'S;}UO!:>uUJS~1S;}UD:> ~P!P;}W U~l~ U;} U;}P!:>U!O:>Sou~p~pn!:> SOl ;}nb Á '0:>!pJ1nf OU~ld I;} U;} S~P!U!J;}P ;}1U;}W~1~1:> UY1S;} 01U;}!W~1UnÁY

un ;}P S;}UO!:>UUJ S~I ;}nb ;}P l~s;}d

y

¿SOP!11~d S01 -U!1S!P ;}P SOU1;}!qO~ ;}11U;) ~!:>U;)l;}J!P ~un~l~ U;)q!:>l;}d Sou~p~pn!:> SOl? 'z 'l;}pod 1;) U;} OP!1lP.d I~ 01:>;}ds;)1 I;} ~lPU;}1 ;}nb P~11~;}1~I ~l;}S S~;}l~ S~1S;}U;} OU1;}!qO~ I;}P U9!:>

¡

UD:> ou~p~pn!:>

-~m:>~ ~I ;}P Opu;}!pu;}d;}p

1

V!:)'I:IV~

'I:IV1m~V'

A 'U9!:>m!1SU! ~I ;}P P~P!I!q~suods;}l

owo:> S~P~U~!S~

!

SVl13

I


168

Lasnuevasnecesidades de la comunicación política .Pone a consideración de la ciudadanía, en este casolos comités vecinales de las diferentes colonias de Guadalajara, una serie de programas de obra pública. y desde esemomento se está comunicando la obra del gobierno y es conciliada con las necesidades del ciudadano al ponerse a su consideración. .Promueve el consenso y la formación de ciudadanos responsables al involucrarlos en la resolución de los problemas que aquejan surealidad inmediata, en este caso su colonia. .Legitima y brinda credibilidad a la obra del gobierno; al participar, los ciudadanos legitiman la obra que se llevará a cabo, y también les constan, por experiencia directa, las acciones y obras que emprende su

gobierno. Estos tres factores explican por qué el Ayuntamiento de Guadalajara generó lealtad entre sus ciudadanos y altas calificaciones en las diferentes funciones que son percibidas como de su incumbencia. El hecho de que la participación ciudadana sea el principal predictor de la satisfacción ciudadana en Guadalajara redunda en un buena calificación en las demás áreas, dado que el ciudadano se involucró en la resolución de los problemas de su colonia, y en tal sentido las campañasde publicidad de obras de gobierno encuentran eco en la sociedad, pues a los ciudadanos les consta el trabajo que se realizó previo a las campañas. En el caso de la ciudad de Puebla, los resultados indican que probablemente el gobierno de esta ciudad gastó recursos tanto como su similar de Guadalajara (es una hipótesis), pero que al concretar las obras y sus funciones de una manera tradicional-es decir que el gobierno planeó, diseñó y concretó las obras, sin crear un instrumento sistemático y formal de consulta ciudadana-, no logró el consensoy la credibilidad necesaria para conseguir la tan anhelada lealtad ciudadana (votación a su favor). 3. ¿Se puede pensar en un concepto de comunicación que sea algo más que promocionar la obra de gobierno, tan puesto en práctica en los actuales gobiernos municipales y estatales en el país? No solamente es posible pensar en un modelo de comunicación que sea algo más que promocionar las obras del gobierno, o que busque vender una buena imagen del gobernante en turno o, en el peor de los casos,simular que los gobiernos estánhaciendo algo que definitivamente no estánhaciendo, sino que es necesario que los gobiernos en México busquen esquemasdecomunicación amplios por tres razones: a) La alternancia continua no es un beneficio por sí misma para la democracia en México, dado que promueve el desgastey la credibilidad de todos los partidos políticos, y por ende del sistema en general, el ciudadano terminará con una percepción de que todos los partidos son lo mismo, que no

j j


~

.sJ~d [:) OPO} u:) sou~p~pn!:)

Sor :)1}U:) P~}[~:)[ 1~1:)U:)8

uY1pod sou1:)!q08 sor s:)[~ro sor :)lqOS s:)f:) sor u~}U:)s:)ld:)l S~:)lY S:)l} S~}S3 °S:)[q~l:)U[nA sodru8 ~ oÁod~ (:) 'Á ~O!:)!Al:)s [:) u:) P~P![~:) (q ~~u~p~pn!:) U9!:)~d -!:)!}l~d (~ :s:)[~}U:)w~punJ so}:):)ds~ S:)l} u:) U~}:)l:)UO:) :)s :)}U:)w~:)!syq :)nb 'sop -~8:)18~ S:)lO[~1\. u~1:)u:)8 :)nb S~:)lY ~!:)~q SOZl:)nJS:) sns 1~}U:)!10 :)nb UY1PU:)} o:) -!X?W u:) [~d!:)!unw [~!:)OS '0:)!W9uo:):)

ou1:)!qo8:)p

s~w:)nbs:) Sor :)nb ~:)}U~[d :)s ':)}U:)W[~U!d .0:)!}J[od Á :)nb SO!qw~:) Sor o

:SO}!qwy sO}U!}S!P sor u:) sJ~d [:) :)l:)!nb:)l

O!qw~:) [:) oq~:) ~ :)1\.:)[[ :)s :)nb ~l~d U9!:)!puo:) [~d!:)U!ld owo:) 'osu:)SUo:) [:) op -~}[nS:)l owo:) opu:)!u:)} 'sou~p~pn!:) :)p sodru8 :)1}U:) Á '~Ju~p~pn!:) Á ou1:)!q08 :)1}U:) 's:)[:)1\.!U SO!l~1\. u:) 080[y!p un l:):):)[q~}s:) [~ 'U9!:)~[qod ~[ :)1}U:) ~:)!}Y1:) -ow:)p ~rnnn:) ~un ~1:)u:)8 'OP~[ 01}0 10d Á ~s~w:)[q01d SO!d01d sns :)p u9!:)n[os ~[ u:) SO[l~l:)n[O1\.U! [~ s:)[q~SUOdS:)l sou~p~pn!:)

:)p U9!:)~W10J ~[ :)1\.:)nw01d

'OP~[ un 10d :o1\.!}:)fqo :)[qop un :)u:)!} [~!lO}:):)S!nnw U9!:)~:)!unwo:) ~'1 .0!1~}!Unwo:) O[[Oll~S:)p :)p SO[:)pow sor ~ :)PUOdS:)llO:) owo:) '~u -~qrn!w:)s o [~rn1 ou Á ~u~qrn U9!:)~:)![d~ ~un :)u:)!} :)nb ~1\.!}~:)!J!u8!s ~!:)U:)l:)J!P ~[ uo:) 'O!l~}!Unwo:) O[[Oll~S~P :)p s~w:)nbs:) sor ~p ~:)uJ[ ~[ u:) '[~!lO}:)~S!nnw U9!:)~:)!unwo:)

:)p O[:)pow

un ~ :)PUOdS:)llO:) ~u~p~pn!:)

U9!:)~d!:)!}1~d

~'1

o(loP![dwn:) ou1:)!q08 un) S~lqO :)p U9!:)OW01d :)p U9!:)~:)!unwo:) :)p ~w:)nbs:) [~UO!:)!P~l} ~Á [~ ~l:)dns U9!:)~:)!unwo:) ~[ '~}s!i\. ~p o}und :)}S~ :)PS:)Q .( ou1~!q08 [~ ÁOS oÁ) ou1:)!q08 OWS!W [:) s:) ou~p~pn!:) [~ :)nb s:) :)}!WSU~l} ~S :)nb [~d!:)U!ld ~:)P! ~[ :)puop '~u~p~pn!:) U9!:)~d!:)!}1~d ~[ :)p l!}l~d ~ SOP~[[Oll~S:)p l:)S u:)p:)nd U9!:)~:)!unwo:)-ou1:)!q08 :)p s~w~1801d .so}U:)!W~}unÁ~ Sor u:) U9!:)~:)!unwoo :)p ~}U:)!W~ll:)q ~SO![~1\.~un s:) -OU1:)!q08 :)p s~w~1801d :)p U9!:)~1}S!U!WP~ ~[ ~}S~q SOPO} ~ U~}:):)J~ :)nb S~W:)} u:) sou -~p~pn!:) Sor ~ ~nnsuo:) ~[ :)ps:)p ~:)l~q~ :)nb- ~u~p~pn!:) U9!:)~d!:)!:Jl~d ~'1 .s~1\.!}~}:):)dx:) sns l!lqn:) ~l~d s:)}u:)!:)!Jns ou sou:)w [~ o 'SOP~~!W![ sosrn:):)l UD:) u~l:)do sou1:)!q08 Sor :)nb op~p 'U~}:):)J~ sor :)nb s~w:)[q01d sor :)p u9!:)n[Os:)1 ~[ u:) sou~p~pn!:) sor ~ l~l:)n[O1\.U! O!l~S:):):)U s:) 'O}U~} O[ 10d (:) .sou1:)!q08 sor :)p [~:)1 p~P!:)~d~:) ~[ U~S~q:)l sou~p~pn!:) sor :)p S~1\.!}~~:):)dx:)S~[ :)nb op~p 'o~u~:)u:)s:)p u:) Y1~nns:)1 [~UO!:)!P~l} U9!:)~:)!unwo:) :)p ~w:)nbs:) un 'O}U~} O[ 10d .u9!:)!puo:) ~S:) :)p :)nb~s sor ou1:)!q08 un :)nb u~l:)ds:) ':)pu:) 10d 'Á ~z:)lqod :)p U9!:)~nt!S ns :)p s:)[q~SUOdS:)l uos sou1:)!q08 sor '~:)!}d9 ~}S:) :)PS:)Q .s~:)od UDS ou :)nb 'S~!:)U:)l~:) sns ~ ~}s:)ndS:)l ~1~[:) ~un uos 'SOP!:):)lO1\.~Jsou:)w S:)lO}:):)S Sor u:) :)} -u:)W[~d!:)U!ld

'O:)!X?W u:) sou~p~pn!:)

Sor :)p S~1\.!}~~:):)dx:)S~[ :)p s~q:)nw (q

sns UY1~}U~:)U:)s:)p SOPO} [~U!J [~ 's:)}U~u1:)q08

.s~1\.!}~}:):)dx:) sor :)p U9!:)~![!J ~[ ~~lodw!

69"I VI:)~V~ ~'Vlln~'V SVI13


170 I

Lasnuevas necesidades delacomunicación politica Bibliografía

Arredondo, Vicente (1996), Hacia una nueva cultura ciudadana en México: elementospara transformar a la sociedad mexicana,México, DF,Universidad Iberoamericana. Cochran, William G. (1980)" Técnicas de muestreo,México, DF, Compañía Editorial Continental. Chiquiar, Daniel (1994), "Estudio de niveles socioeconómicos", en MéxicoPrimera Versión, México, DF, Seminario de Actualización Profesional, AMAI.

Dillon, R. William y Madden, J. Thomas (1982), The Latent StructureAnalysis, Chicago, American Marketing Association. Dillon, R. William (1984), Multivariate Analysis: Methods and Applications, Nueva York, Wiley. García Canclini, Néstor (1995), Consumidoresy ciudadanos: conflictos multiculturales de la globalización, México, DF, Grijalbo. Graber, Doris (1992), Public SectorCommunication: How OrganizationsManage lnformation, Washington, DC, Congressional Quarterly. Grayson, George (2001), "Mexico Changingof the Guard", en Foreign Policy Association, F~ll 2001, núm. 231, 78 pp. Garduño Ríos, Sergio O. (1998), lndicadores de bienestar en México, 19401995, México, Venecia. González Molina, Gabriel (2000), Cómo ganar las elecciones: estrategiasde comunicación para candidatos y partidos, México, DF, Ediciones Cal y Arena. Mayo, Marjorie (2000), Cultures, Communities, ldentities, Great Britain, Antony Rowe. Mc Cann, James (1996), "The Mexican Electorate in a North American Context: AssessingPatterns of Political Engagement", In Ai Camp, Roderic (1996), Polling for Democracy,Wilmington, Delaware, Scholarly Resourceso Mc Cann, James (1998), "The ChangingMexican Electorate: Political lnterest, Expertise and Party Support in the 1980sand 1990s", en Serrano, Mónica (1998), Governing Mexico: Political Parties and Elections, Londres, University of London. Melucci, Alberto (1999), Acción colectiva, vida cotidiana y democracia,México, DF, El Colegio de México.


¡¡(

r

"gUg~!l~WgOl~qI pgP!Sl~A!Ufl '~[q~nd ,¿ VZ3.lqod VI J?JvqwO.Jow9.J? :IV?JOSv.J?JJlodVI 3P SVW31?Ps07 '(oooz) ~IIg A uJq~!d~.L gJlgW guy Á n~~lpu~f)

g~!U9W '~nb!lU3

'J[~WO'1 g!~U~[g A

.8v-l~~ "dd '~ "wIJu 'Iv "[DA'S-661 ~p ~lqw~!¡d~S 'lfJIV3A1pUV 3WO.JU/ 10 M3?1t3N u~ '"JU3WJSn!pv ~u.una O.J?X3W U?ÁJ.l31t°cl"'(S-661) [~ng!w 'Á[~)[?ZS "SS~ld l.IW ~Q.L 's¡¡~snq~ -gSSgw '~gP!lqWgJ 'O.J?X3WU? 3suods3N puv JS3JOJcl'(vL6) d UÁ[~A3 'SU~A~¡S "l~g:)gld '¡n~!¡~~UUOJ '¡lodS~A\ 'O.J?X?W U? hVJ.JOW3a JOl 31á'Sn.tJS alfJ puv (S3SSVW (S3J?I3''(oooz) glgs 'Z¡gq~S "g~!l?WgOl~qI Ig!10¡!P3 odruf) 'O~!X?W '03JJS3nw 3P SOJU3W313' '(L86U ¡¡O UgWÁ'1 Á IIgqu~pu~W Wg!II!A\ "'1 Plgq~!'M 'l~JJg~q~S "S-vL-S-~L"dd'01 "wIJu (S-v "[DA'1;661 ~p ~lqm~o' JO?J3JX3' 0?JJ3W°.JU~ ',,0661-0L61 U~ SO!qWg~ :O~!X?WU~ gP!A ~P S~UO!~!PUO~Á OUgqln O¡U~!W!~~lJ" '(S-661) O~S!~Ugld 'Z~PUYU1~Hz~ngJlpO'M I-L 1-1

'v'1~~'v'f) ~'v'1ln~'v' S'v'113


:O:)!U911:)~I~O~llOJ

'u9~

sndwe;)

XW'wo:)'ooqeÁ@O"f'lP~A!~P 'eUe:)!l~Weol~qI

pep!Sl~A!Un

"I

~l ~p P~P!I~Sl~ASU~lt ~l °PU~Z!l~t:>~l~:> '(6661 'Z~U9W!O) S~I~!:>oSS~!:>U~!:> s~l u~ s~l~lmln:> SO!pmS~ sol ~P sg:>!89t~ltS~ S~UO!S!Auo:> O '(6661 'Z!tlO) O!pmS~ ~P SOt~fqo sol ~P P~P!:>!lOtS!qgl u~ s~tS~ndold uo:>~(6661 '!U!I:>Ug:) gJ:> -lgO) S~lglmIn:> S~UO!:>:>~Sl~tU! '(1:'661 'O:>ZOlO)S~UO!:>~!P~W Sgl s~lq!S!Al~:>gq g ,( 1002 'ol~ql~a UJtl~W) S~lgUO!:>~:>!unwo:> SOt~l sol uo:> 'Sg:>!tJl:>s~lmsod ~ps~P 'op~z~dw~ gq ~S gU!t~'1 g:>!l9WV u3 "ows!uo8~tu~ Á U9!:>~l8~tu! 'U9!:> -~!dOld~ Á U9!:>~U!WOP~P Sglm:>rutS~ 'sos~:>old 'S~UO!:>gl~l's~W~tS!S'sot~fns 'so!l~u!8~w! sol u~ uytS~ (S!S'!.J:J owo:> °P~tS~ ~tS~ U~U!WOU~PS~lOtn~ soq:>nw) S~!l~U!ld!:>s!p S~l~tUOlJ s~I u~II~tS~ ~nb sodw~!t Á so!:>~ds~ SOA~nu sol gp -uDjold ~l~U~W ~p 19su~d lod soJJ~s~Psol 'l~l~u~8 ~~P! ~tS~ ~P pml!A u3 "Op!tU~Ssow!:>npold s~lgn:> sol u~ sopow sol u~8!tsoq U9!qUIgt s~l~lm:>rutS~ SO!qw~:>sol ~nb rel~P!SuO:> sow~q~p 'l~lmln:>O!:>os ~A!t:>~dsl~d ~un ~ps~p 'Jsy "SOltO sol uo:> ~Sl~UO!:>~I~l ~p S~l~UgW S~A~nu u~:>~lq~tS~ Á opunw I~P U9!:>~t~ldl~tU! ~p s~W~tS!S u~uOdWO:>~l ~nb 'gA!S~W U9!:>g:> -!unwo:> ~p SO!P~Wsol lod ~P!t!WSUglt U9!:>~WlOJU! ~p U9!sDj!P ~l ~ltU~n:>u~ ~S 'odw~!t Á o!:>~ds~ I~P U9!:>oU ~l u~:>!J!POW~nb 'S~uo!su~dx~ s~P~l~I~:>g s~l ~ltu3 "~A!t~t~ldl~tU! p~P!:>~d~:>ns u~ s~w~lqold OpU~ltUO:>U~'-ollg!P -ms~ ow9:> Á- O!pmS~ ~p ot~fqo ns ~p U9!SU~tx~ gl ~ Op!q~p s~w~lrp SO!l~A u~ S~I~!:>oSS~!:>U~!:> s~l ~ Op~m!S ~q '~Ul~pOW P~P~!:>os~l ~p s~UO:>U!lsol Uglt -~u~d ~nb sos~:>old SOSl~A!P~p U9!Su~dx~ ~pgl~l~:>~ uo:> 'U9!:>~Z!lgqoI8 ~l ~p ~l~ ~'1 "(8661 '!UU~¡) lvqol~ pvpa!:JoS'gtl~!:> u~ ~tlns~l ~nb ~tS!I~~!d~:>Op!llO:>~l un l~A~ltU~ gf~p ~nb ,,~:>!l9tS!q gq:>l~W" ~un ~lqOSS~UO!:>~:>!ldw!~p pgp!U!JU! Opg!:>U~P!A~u~q S~I~!:>OSSO:>!l9~t Á S~lopg8!tS~AU! 'soyg SOW!tI9 sol u3

uQ!:J:JnpOJlUI (

~Z8PU?UJ8H

uesuer

Z81?ZUOE)

"8 sne/>I

P!l\eo

Á uosdWOLJl

"8 uLJor ep selsendold

se7

SO:J! 6 9/ OPO) e w -s O:J!J 9 e) So)ue!W!:Je/qe)se-eJ

Sop eJ)ue so6o/f}!Q


174

Diálogosentre dos re-establecimientos teórico-metodológicos cultura para fines operativos. Son los nuevos itinerarios, reconstrucciones teóricas y metodológicas que inician este siglo. Sin embargo, las posturas frente a los nuevos desafíos (supuesto hecho premisa) se distinguen de manera poco antagónica por dos influyentes autores en los estudios de las ciencias sociales. Por un lado, lmmanuel Wallerstein (1996) plantea una reestructuración argumentada históricamente (cuestionando la validez de las distinciones dentro de las ciencias sociales y, por ende, de los objetos de estudio) cuya propuesta se basa en "abrir las ciencias sociales", es decir, propone una convergencia transdisciplinar con base en la crítica de la práctica interdisciplinaria. Son los retos donde la apuesta se encuentra en la creación de una cultura abierta, integral, con referente amplio de la ciencia social. Wallerstein formula un saber enlazado de acuerdo a disciplinas con sus lógicas de fronteras que reflejan segmentaciones (pasado/presente, civilizad%tro, mercado/Estado/sociedadcivil), aspectosorganizacionales y comunidades de estudios que comparten ciertas premisas. En otro libro, Wallerstein (2001) discute la cultura sociológica para argumentar una propuesta integral de las ciencias sociales y de las ciencias naturales. Susobservaciones abordan la cultura, con suspremisas y prácticas, pero profundiza en la sociología clásica a partir de tres pensadoresque aportaron toda una tradición discursiva. Para el norteamericano, las contribuciones de Durkheim, Marx y Weber pueden resumirse en tres proposiciones o axiomas influyentes durante el siglo xx: a) en la realidad hay hechos sociales-grupos que tienen estructurasexplicables-, b) constitutivosde conflicto social-dentro de los grupos hay jerarquías que los escalonan y los contraponen en intereses-, y c) donde existen mecanismos de legitimación que contienen los conflictos y conceden legitimidad a la estructura. Esta es una base mínima y coherente para el estudio de la realidad social. Estas bases, según el autor, orientaron un pensamiento contemporáneo insuficiente. Por ello el término impensarlas ciencias sociales (Wallerstein, 1998)que implica un abandono de conjeturas "superadas" que oscurecenla interpretación de fenómenosactuales. Por otro lado, Anthony Giddens (1996) atiende el debate de forma distinta. Reconoce un "consenso ortodoxo" en las ciencias sociale~que distingue tres rasgosprincipales: el naturalismo, la causación social y el funcionalismo. Dicho consensose debilita por la gran pluralidad de perspectivasteóricas (no obstante, las premisa s siguen vigentes) que han originado reacciones de bienvenida o desdén. Según Giddens, ninguna reacción se justifica realmente -aunque simpatiza con la primera, pero advierte, con mucho cuidado, sobre la pertinencia de caer en pluralismos teóricos. Reconoce los defectos de las tres tradiciones: no consideraron el significado, tampoco la competencia del agente o las diferencias sociales y culturales al momento de intentar establecer leyes.

. I

¡:


~

u~ 'S~UO!:>!PE1¡ SE¡S~ ~nb ~p OPEP!AI° oq:>~q 1~ °PEZ!¡EJU~ UEq (1661) !:){SMO:){ -uEf Á U~SU~f .pEP~!:>OS El ~P U9!:>m!¡Suo:> El U~ ~¡UEPodm! U9!:>E!:>OSEEun uE810~O s~l ~nb o¡u~!m!:>ouo:> l~P SE~lY SEl¡O u~ S~UO!:>E!dOldE ~P O¡~fqo °p!S UEq Á SE:>!JJ~U~!:> SE!:>u~81~AUO:>SE!lEA ~P l!PEd E UOIEpUnJ ~S U9!:>E:>!UnmO:> ~P SO!pmS~ SOl "SOA!¡E¡~ldl~¡U! so~u~!m!:>~lqE¡S~-~l SOl EIBd OÁOdE omo:> s~¡u~s~ld OPE¡S~ uEq (U9!:>E8!¡S~AU! ~p SE~uJl Á sEJ8o10U!ml~¡ ~p PEP~!lEA Eun EPO¡ u~q!qx~ ~nb) SOA!¡E¡!IEn:> s~nboJu~ "S~¡u~81~W~" sol u~ sE:>!891 -opo¡~m-o:>!19~¡

S~uo!:>Eln:>!pE SEl 'EA!SEm U9!:>E:>!Unmo:> ~P SO!pmS~ sol EIEd

U9!:Je:J!Unwo:J ep SO!pn~Se SOl ue pepe!JeU!ld!:Js!p-~sod el

lElm:>ru¡S~ EA!¡:>~dsl~d Eun ~ps~p ~Sl~pU~ld -wo:> u~q~p U9!:>d~:>~1 ~p sos~:>old sOl ~p SO!pmS~ sol ~nb 'Eq!llE E¡undE ~S owo:> 'lEP!AI°

U!S .U9!:>E¡~ldl~¡U!

~p sEw~nbs~

sol ~p I~A!U l~ u~ ~¡U~WE:>!JJ:>

-~ds~ 'EA!S!A~l~¡ U9!:>d~:>~1 El ~p S!S!lyuE un l~:>~lqE¡S~ ~pU~¡~ld -O¡~W-O:>!19~¡ E¡s~ndold

omo:> (~661

'166V

~nb E:>!8910P

U~SU~f Á (~661 '~661) uosdmoQ

~p so¡U~!WE~¡UEld sol ~l¡U~ so¡d~:>uo:> sol ~p U9!:>El~1 El ~lqos u9!sn:>s!p Eun lEplOqE E~S~p Á SE:>!19~¡ S~UO!:>!PE1¡ SEl u~ S~PEP!l!q!¡Edmo:> SEP~!:> u~ EIW~:>UO:> ~S OfEqEl¡ l~ 'OWS!W!sy

.17861 u~ EpE:>!lqnd ~¡U~WlEU!8!lO

'(~66¡)

SU~PP!D Áuoq¡uy lod EpEIOqEl~ E¡s~ndold Eun 'U9!:>Elm:>ru¡S~ El ~p EJIO~¡ El u~ lE!:>uE¡sns ~fEl:>UE un UOIEl¡UO:>U~ U9!:>E¡~ldl~¡U! ~p SEm~¡S!S soq:>!P om9:> l~uodx~ ~pU~¡~ld OÁESU~ ~¡u~s~ld 1~ 'OP!¡u~s ~¡S~ U3 .SO!P~W sol Á U9!:>E:> -!unwo:> El ~p O!pmS~ l~ EIBd so:>!19~¡ SEm~¡S!S OpUEIOqEl~ S~:>UEAEopEPodE UEq S~lO¡nE soq:>!G "EPUfiJOld E:>!¡n9u~Wl~q El ~p OA!¡E¡~ldl~¡U! O:>lEW l~ Á lE!:>oS EJIO~¡ El ~ps~p 'uosdmoq.L .g uqo f Á ~EUE!:>l!~d E:>!¡9!m~s El Á OWS!¡Em -8Eld 1~ ~ps~p 'U~SU~ f uqrug snEDI :O!pmS~ ns Á U9!:>E:>!Unmo:> El Uo:> U9!:>El -~l U~ (1OOZ 's~¡u~nd) SE:>!8910PO¡~W-O:>!19~¡ SEZ~P~:> sEun8lE °p!:>~lqE¡S~-~l UEq S~lo~nE sop ~puop S~IE!:>oS SE!:>U~!:> SEl ~p EWEIOUEd ~¡S~ U~ s3 "UEZ!IEUE Á uElqmou ~nb OII~nbE so¡d~:>uo:> SOl ~nb s~lopEmloJsuEl¡ SO¡:>~J~ sol E ~¡U~lJ ~lqOS l~U~¡ u~p~nd

SEP~IE lE¡S~ ~nb ÁEq 'JSV .sE:>!u:>9¡ s~uO!:>nq!l¡Uo:> u~nbsnq u~ ~nbunE EllEl¡n~U

~S S~l~A!U SOl¡O

'sosln:>S!p ~p EA!¡m!¡Suo:> °p!S Eq lE!:>oS E!:>U~!:> El ~p U9!:>E~lOdE S~ OU 'l!:>~p S~ 'SOSlEJso8~1 so¡u~!m!:>ouo:> ~p omS!:>!¡!l:> lE E¡!m!l Á

~:>np~l ~S ou 'SU~PP!D u1)8~s lE!:>OS E!:>U~!:> El ~p ElmSod El .S~~U~8E sol UE¡ -U~AU! ~ u~:>npold~nb so¡d~:>uo:> SO110d S91~¡U! lE Op!q~p v:J!ln?U3lU.13lf 3¡qOp Eun E:>!ldw! O¡S3 lE!:>oS opunw 1~ ~lqOS so8~1 S~lO¡:>E sol U~U~!¡SOS ~nb svxop SEl ~p E:>!ijl:> El Uo:> l~A ~nb ~U~!¡ lE!:>oS E!:>U~!:> El 'EuEwnq

u9!su~m!p

El ~p

SOPE:>!¡S!JosS~fEplOqE ~p E!:>UEPodw! El ~:>~lqE¡S~ opuEn:> S~lE!:>oSSE!:>U~!:>SEl ~p E:>!8910po~~m-O:>!19~¡ U9!:>:>ru¡SUO:>~1 El EZ!¡EJU~ SU~PP!D 'O¡S~ ~¡uy SL 1-1

Z3aNVN~3H Z31VZNO~alAVa


176

Diálogosentredos re-establecimientos teórico-metodológicos los estudios sobre comunicación, abrevan de las humanidades y del pensamiento social del siglo xx. Postulan una apuesta por la construcción de modelos complejos, ínter y multidisciplinarios, para entender las estructuras profundas de las manifestaciones sociales. Un esfuerzo plausible de estas apuestas, examinadas más adelante, son los textos The Social Semiotics of Mass Communication, del propio Jensen (1995), y The Media and Modernity: a Social Theory of the Media, de Thompson (1995), quien en 1990 ya había explorado las posibilidades de la hermenéutica profunda bajo un marco metodológico para analizar, a partir de las formas simbólicas, la ideología y la comunicación de masas(Thompson, 1993). Con este horizonte, en la actualidad no es discutible que los avancesen los estudios sobre recepción han estado influenciados por disciplinas de las ciencias sociales(antropología, psicología, sociología) y las humanidades (hermenéutica, crítica literaria, retórica) que utilizan métodos con enfoques cualitativos como punto de partida para susinvestigaciones y asíespecializarseen su disciplina para institucionalizar un campo: autores brasileños identifican estasconvergencias como una paradoja (Capparelli y Stumpf, 2001). En suma, puede establecerse, a primera vista, que tanto Giddens como Jensen y Thompson han desarrollado sistemas interpretativos a partir de reconstrucciones teórico-metodológicas, bajo la discusión de supuestosy escuelas orientados hacia los respectivos fines de estudio. Reconstrucciones que discrepan de las formulaciones de Wallerstein, pero que pueden convivir en la constitución de las ciencias sociales cuando se identifican ciertos desafíos. Además, las afirmaciones desarrolladas por Thompson y Jensen parten de premisas epistemológicas que resultan en una pertinente compatibilidad, relativa en algunos casos de acuerdo con los rumbos seleccionados. Si bien resulta esclarecedorque estosautores han sido influidos por Anthony Giddens y su teoría de la estructuración.

Teoría de la estructuración:

una breve revisión

En el capítulo primero del libro La constitución de la sociedad.Basespara la teoría de la estructuración, escrito en 1984, Anthony Giddens aborda los elementos constitutivos para una teoría de la estructuración integrando varias perspectivas que conllevan un marco para interpretar la vinculación entre el sujeto, la acción y la estructura. Para empezar, Giddens (1995) distingue su propuesta de diversas corrientes y tradiciones en la ciencia social: los supuestos del funcionalismo y el estructuralismo que otorgaron un privilegio de análisis a la estructura, al todo social sobre las partes (podría decirse: el sujeto); o en cambio, a la sociología de la comprensión, que centraba su

1 ,

;1 ,


O~U~!m!AOW un S3 o~:>!~:>Yld~I u~ sOp~:>~Sl~~U! so~!qmy '~ln~:>nl~S~ ~I Á U9!:>:>~ ~I ~p ~n~nw U9!:>~U!Wl~~~P

~un s~ ~ln~:>nl~S~ ~p p~P!I~np

~I 'l!:>~p s3 °s~lq

-~Z!I~l~U~5 U9!:>:>~ ~p SO~U~!W!p~:>old owo:> S~P!PU~~U~ 'S~15~l s~1 ~p l!~l~d ~ (v.lnl.:Jnlll)a ap pvp!lvnp) SOSln:>~l sol Á ~m~~s!s I~ l~U~~U~W ~lP.d SO!P~W sol uos ~nb S~I~!:>oS S~UO!:>:>~u~ 'U9!:>:>~l~~U! ~s~ u~ soP!:>npold~l Á soP!:>npold uos ow9:> ~Sl~pU~~U~ ~p~nd Á ,( ut}!.:Jv.lnl.:Jnlll)a) u~:>!ld~ ~S SOSln:>~l Á S~15~l s~'l it~ :~661 'SU~PP!f) ~:)!W9~S!S ~WlOl ~un SO~S?~ u~~s~ld ~nb f. 'o!:)~ds~ ~P f. odw~!~ ~P S~lq~!l~A so~u~wg~s ~P ogl~1 01 ~ U~~S!X~S~~~I!W!S ~~u~W~lq!Ul~:)S!P S~I~!:)OSs~:)!~:)Yld ~nb ~Iq!sod ~AI~nA ~S ~nb S~I lod S~P~P~!dOld S~I :s~I~!"oS S~W~~S!S u~ odw~!~-o!:)~ds~ un ["0] :~p "U9Z~5!1" ~I U~~U~!suo:> ~nb s~lop~ln:>!~l~ S~P~P~!dOld s~1 uos ~SOSln:>~l Á S~15~l 'S~UO!:>:>~Sl~~U!~ ~l~!l~l ~S '~ln~:>nl~S~ ~I ~lqOS ~q!l:>S~ opu~nJ 'V.lnl.:Jnlll)a ap pvp!lvnp Á ~m~~s!s '~ln~:>nl~S~ ~I ~p ~mloluo:> ~S ~JlO~~ ns ~p o~I:>1)u 13 ,( ut}!.:Jv.lnl.:Jn.lll)a ~I Á) V.lnl.:Jnlll)a ~I ~p ~P~U!l~ U9!Su~.!dwo:> ~un ~l~P!SUO:> SU~PP!D 'S~UO!:>m!~SU!u~ s~tu~Án[JU! uos S~UO!S!:>~p~~S~. ~p ~un5~ Á '~!:>U~l -~J~ld u~ op~s~q l~pod ~p ~S~I:> ~un51~ u~:>l~f~ :~lOP~uuolsu~l~ pn~!td~ uo:> opunw I~ u~ l!U~Al~tU! O l!nuU! 'S~!:>u~l~l!P l!:>npold ~p 'l!:>~p s~ 'S~P~P!A!t:>~ uo:> lP.z!I!A°m ~p s~:>~d~:> uos ~nb l~pod I~P u5I!qm~~ o.l~d l~q~S I~P ~:>u~:>I~ I~ ~Al~sqo ~S 'JSV -(,,~:>!t:>Yld ~PU~!:>uo:>,,) s~lq~l~d u~ l~lnwlol ~p~nd 01 ou S~~A ~ ~nbun~ 'SOltO OPU~!:>~q uYtS~ ~nb 01 ~q~s ~nblod S~I~!:>OSs~:>!t:>Yld sus ~p ofnu I~ ~~lOt!UOm '05l~qW~ U!S '~tu~m~tu~!:>suo:>U! O opo~ I~P s~loP -U5l!pu~ldwo:> ou S~:>~A~ Á 'S~UO!:>u~~U! uo:> S~:>~A~ ~lqO Á s~so:> ~:>~q ou~mnq l~S I~ 'SU~PP!D ~l~d 'S~!l~!P S~P~P!A!~:>~ s~1 ~ SOP~:>!1!u5!s l!nq!lt~ I~ pvp -!I1!XCJzfa.l ~I s~ Jnb~ ~~u~tlodm! ~tu~uodmo:> 13 'p~P!punlold ~p S~I~A!U SO!l~A uo:> (sOt:>~Áold) S~UO!:>u~tU! U~A~nw ~nb so~s~p Á 'so:>!t:>Yld ~tl~d lOÁ~W ns u~ 'S~l~q~S ~U~!~ onp!A!pu! I~ 'JSV 'I~UO!:>~ll~S ~:>~q 01 '~pu~ lod '~nb ~:>!l9~t U9!S -u~ldwo:> ~un '1~!:>oS P~P!A!t:>~ ~I ~p o~~fns I~ ~Z!I~~l ~nb SOA!X~U~l solts!5~l sol l~Z!lO~t ~l~d U9!:>~tu~wn5l~ ~un Á~H 's~sn~:> sus Á U9!:>:>~ ns ~p ~tu~n:> ).~p ~p Zt!d~:> s~ I~n:> I~ 'I~UO!:>u~~U! ~tu~5~ omo:> ou~mnq l~S le otu~!m!:> -OUOO~l un '~p~ltu~ ~p 'u~:>~lq~tS~ "S~A!Sln:>S!p Á s~:>!t:>Y.td S~!:>u~!:>uo:>" S~tS~ 'sot~fns

sol lod S~P~Z!I~~l S~UO!:>~t~ldl~~U! S~tS3 '~:>npold~l

~I ~nb 1~!:>oS~:>!t

-:>~ld ~I ~p ~tl~d U9!X~U~l el S~:>UOtU~ 'S~I~!:>OSs~tu~5~ ~ol lod sop~t~ldl~tU! ~Á s~w~nbs~ u~Ánl:>U! SOA!t~t~ldl~tU!. s~m~nbs~ sol ~nb l~:>OUO:>~l IV -(s05~1 ~p ~A!Sln:>S!p e!:>u~!:>uoo Á ~:>!t -:>Yld ~!:>u~!:>uoo) S~UO!:>~t~ldl~tU! (~tu~m~:>!5910PO~~w op~ln5~l) l~t~ldl~tU! s~ ~:>~q o:>!lJtU~!:> I~ ~nb 01 'l!:>~p s~ 'v.:J!ln?uauua!f alqop eun ~:>!Idm! OtS3 'U~tS~Y!U~W ~s S~UO!:>:>~s~s~ u~ ~nb ~!:>u~ts!X~ ~p S~l~U~W s~1 l~OUO:> ~n~J ~:>~q S~I~!:>oS S~UO!:x>~ l!q!l:>S~p ~l~d :e:>!tn5lU~ml~q ~I s~ ~P!tlP.d ~p o~und 13 's~UO!:>!P~lt S~tS~ l~l~dns ~~s~p 'S!S~tuJs u3 °ot~fns I~ u~ U9!:>~~~ldl~tU!

LL &.1 Z3aNVN'd3H Z31VZNO~ alAVa

:8


178

Diálogosentredos re-establecimientos teórico-metodológicos estable. La estructura es constrictiva y habilitante, no es una cosasino dimensiones de la práctica de manera estratificada donde los agentes reproducen condiciones orientadas hacia las acciones que seanposibles para mantenerla o cambiarla. En virtud de esto, Giddens expone un modelo denominado "modalidades de estructuración", que sirve para aclarar las dimensiones rectoras de la dualidad. Dichas dimensiones son relacionadas en tres grandes "estructuras institucionales" de la sociedad, de los sistemassociales: significación, dominación y legitimación. Estas dimensiones macrosocialesse relacionan por medio de "modalidades" o "mediaciones" de los esquemasde comprensión,medios y normas de sujetos involucrados en interacciones de comunicación, poder y sanción. En suma, el sujeto sabe a partir de las propias prácticas recurrentes y puede o no dar cuenta de sus acciones,dependiendo de niveles de conciencia; sin embargo, dichas acciones y saberesconformados tienen fuertes implicaciones con la estructura o las instituciones. En este sentido, la propuesta de Giddens puede retomarse para reflexionar las implicaciones de los medios masivos de comunicación como instituciones o estructuras de significación en su relación con los sujetos o audiencias. Así lo re articulan y desarrollan Thompson y Jensen. Para el primero son importantes los medios de comunicación en las sociedades modernas, pues inciden en nuevas formas de acción e interacción, nuevasmaneras de relacionarse con los otros y con uno mismo. Entonces, sienta las bases para un sistema teórico social de los medios donde permite pensar la modernidad considerando el legado del pensamiento social clásico. Para el segundo, los medios de comunicación también han aportado nuevas formas de interacción social en la política, los negocios y el placer; lo anterior, gracias a la vida de los signos y su circulación en la sociedad. Entonces, establece su sistema teórico por medio de marcos sociosemióticos que integran el fenómeno de la comunicación de masas. Aunque los argumentos son similares, las tradiciones que recuperan son divergentes, asícomo sus fines en algunos aspectos,en otros son compatibles -como se observó antes con la propuesta de Giddens-, en el sentido de no imperar en los estudios la estructura como tal (o medios como instituciones), tampoco al sujeto (y qué hace éste con los medios) sino de qué forma se relacionan los medios de comunicación y las audiencias, con sus respectivas repercusiones en la vida cotidiana y también en la estructura de la sociedad.

¡

;


6L ,,'

S~ gJgoI0~P!

~p o'Jd~:>uo:> 1~ :s~lgrn'Jln:> sg!~snpu!

Sgllod

gp!'J!WSUgl'J gJgoI0~P!

gl gl~do ow9:> ~lqOS so'Jund sol uo:> opJ~n:>gs~p u~ Y'JS~'(U9!:>gZ!I!'JUg:>l~w ~p os~:>old) so:>!19qW!S S~U~!q ~p gA!SgW u9!:>:>npold ns lod ¡v.LnJ¡n:> V!.LJsnpU!V¡ g Igl~u~g gl~UgW ~p gl~P!SUO:> U~!q !S "U~l~!gns ~nb SgA!'Jgg~U Sg:>!g910~P! Sg!:> -u~n:>~suo:> Sg[ g Op!q~p ou~w9u~J ~'JS~~'Ju~wgpgn:>~pg UOlg'Jgl'J ou SOUg!'Jlnp[ -UglJ s~l~'Jng sol ~nb ~U~!'Jsos 'OglgqW~ U!S -(t661 'uosdwoU) U9!:>g:>!unwo:> g[ ~p S~UO!:>m!'JSU! ~ SOWS!Ug:>~w sol lod S~pg!P~W syw Z~A gpg:> O'JS!AUgq ~S -SOpgU!Wl~'J~P SO'JX~'JUO:> U~ Sgpg'Jl~SU! ~ SgSl~A!P SgUl~'JU! Sglm:>ru'JS~ UO:> SgA!'Jg:>!J!ug!S S~UO!:>:>ru'JSUO:> OWO:>SgP!PU~'JU~- sv:>!¡9qW!S SVULlOjSg[ ~pUOp 'S~pgp~!:>OS Sg[ U~ gA!SgW U9!:>g:>!unwo:> g[ ~p pgP![gl'JU~:> g[ Á gZ~[glmgU gl s~ 'JlnJ)[Ugld ~p g[~n:>sa gl ~p gWO'J~l ~nb ~'Jug'Jlodw! U9!:>!sodns gUfl "z'Jl~~D PlOJJ![;) Á ln~o:>!'M [ngd lod Sgq:>~q s~uO!:>nq!l'Juo:> Sg[ uo:> g:>!'Jn5)u -~Wl~q g[ Á '(S!UUI P[OlgH 'ugqn'1:>W [[gqSlgW) SO!P~W sol ~p so:>!l9~'J '(SgW

i

-l~qgH '~sn:>lgw 'l~W!~q)[lOH 'OUlOPV) 'JlnPlUgld ~p g[~n:>sa :U~gl~AUO:> ~nb S~UO!:>!pgl'J S~l'J ~Sgq OWo:> ~U~!'J uosdwoU "U9!:>g:>!unwo:> ~p SO!P~W sol uo:> gA!'Jg:>!J!ug!S U9!:>g[~l u~ SgUl~POW S~pgp~!:>os Sg[ 19'J~ldl~'JU! ~'J!wl~d ~nb o:>!l9~'J gW~'JS!S un g[[OllgS~P ~pUop OW!'JltJ ~'JS~ U~ sa -«;661) v!paw al{Jjo tÚoal{.L ¡V!:>°S TI"",(¡!u.Lapow puv v!paw al{.L Á 'O661U~ Opg:>![qnd 'UO!Jv:>!U -nwwo;) ssvw jo V.L3"al{J U! tÚoal{.L ¡V!:>°S ¡v:>!J!.L;) "a.LnJ¡n;) u.Lapow puv ¡(:io¡oapI :solq!1 sop u~ gpg'Ju~wnglg '~'Ju~Wg:>!syq 'Y'Js~ uosdwoU ~p g'Js~ndold g'1

epunJoJd

e~!¡n9uewJeLl

Á le!~os

eJJoel

(e

"SOA!'Jg'J~ldl~'JU! SgW~'JS!S19loqgl~ glgd UOlP.[[OllgS~P ~nb Sg:>!l9~'J S~uo!:>g[nWlOJ sgung[g l~A~l'JU~ ~p O'J~rqo 1~ Uo:> 'Sg:>!'JJl:>SgA!:¡:>~ds~l sns Uo:> 'U~:>~lq~'JS~l ~nb Sg:>!g910PO'J~W Á Sg:>!l9~'J S~UO!:>!pg~ Sg[ 19U!WgX~

U9!~eJedn~eJ

sel ep

Sgll~:>~lqg'Js~

~'JU~U!'Jl~d g'J[nS~l S~lO'Jng sop SOl ~l'JU~ S~pgP![!q!'Jgdwo:>

seuo!~!peJ¡

glgd

el

"U~SU~f g[[OllgS~P ~nb SOA!'J!UgO:>Á SO:>!'J9!W~SO!:>OS so'J:>~dsg SOl g SOUlg:>l~:>g glgd uosdwoq.L ~p [g!:>OS gJlO~'J g[ Uo:> Ylg!:>!U! ogOIY!P la 19!:>os g:>!'J:>Yld Á pgP!A!X~LJ~l 'U9!:>glm:>ru'JS~/glm:>ru'Js~ gJlOg~'Jg:> gl :su~PP!D ~p SOU!Wl5)'J u~ o '[~!:>os U9!:>:>g g[ Á so'J~rns SOl 'U9!:>g:>!Unwo:> ~p SO!P~W sol ~p U9!:>gl~l gl ~p loP~P~llg Ugl!g ~nb so:>!g9[Opo'J~W-O:>!l9~'J so'Ju~!Wg~'JU~ld uo:> l~A ~nb U~U~!'J S~UO!:>!pgl'J Sgq:>!G "sgpgl~dn:>~l Sg:>!l9~'J S~UO!:>!pgl'J Sg[ ~p l!'Jlgd g gpgU~PlO Yl~S l~:>~[qg'Js~ opu~'J~ld

~nb o:>!l9~'J ogO[Y!P 1~ glgd U9!:>!sodx~ g'1

uesuer

"8 snel>i

Á uosdwO41

eJ~ue JeU!ld!~s!pJe~u!

"8 u4or o601r¡:?!P un

Z3aN,,/N~3H Z31,,/ZNOf) alA'v'a


180

Diálogosentredos re-establecimientos teórico-metodológicos restrictivo, los receptores son consideradoscomo consumidores manipulados, además de no haber un tratamiento sofisticado de la recepción y de las consecuenciasque insinúan Horkheimer y Adorno. De los teóricos de los medios rescata las aportaciones de Harold Innis, quien exploró sistemáticamente los medios y reflexionó sobre la organización de extensiones en tiempo y espacio del poder, ademásde las nuevas maneras de gestionarlo. También le corresponde el crédito de haber puesto en relieve la afectación de los medios por medio de las formas (no tanto el contenido), los modos de interacción para crear ámbitos de acción y relación. Estos temas son planteados para desarrollar categorías sobre la teoría de la interacción mediada, en el capítulo denominado "The Rise of Mediated Interaction", y en The Transformation ofVisibility. Para abordar el supuestode que los medios de comunicación tienen serias implicaciones con nuevas maneras de interaccionar con los otros, el autor recurre en gran medida al interaccionismo simbólico. La última tradición recuperada es.la hermenéuticaprofunda (parecida a la doble hermenéutica de Giddens). Thompson se apoya intelectualmente en Dilthey, Gadamer, Geertz y Ricoeur para trabajar premisas que valoran y reconocen la dimensión de la interpretación y comprensión de objetos o campos preinterpretados, constituidos éstos por sujetos reflexivos insertados en contextos históricos. Paul Ricoeur comprende el lenguaje como producción y no sólo como estructura, una producción cuyos mensajespueden tener más de un sentido, un excedente en posibilidades de ser apropiado por sujetos en diversas extensiones temporales y referepciales, lo que denomina"distanciamiento", donde pueden producirse nuevos sentidos en otras situaciones (Ricoeur, 1995). Así, Ricoeur demuestra la posibilidad de la hermenéutica como proceso de interpretación en la investigación social. Esta viabilidad es recuperada por Thompson, pero trabajada a partir de otra metodología relacionada con el análisis cultural, es decir, el "estudio de la constitución significativa y de contextualización social de las formas simbólicas" (Thompson, 1993) que aplica al análisis de la ideología. Para desa,rrollar el marco teóricometodológico del análisis cultural recurre a la antropología interpretativa de Clinord Geertz (1995), qonde recupera la concepción simbólica de la cultura, misma que establece al ser humano envuelto en tramas de significación. Recurre al interaccionismo ~imbólico postulado por la Escuela de Chicago, ,que tiene en Herbert Mead y John Dewey dos de sus principales teóricos. Mead otorgó un papel activo de significación al individuo al buscar éste satisfacer sus necesidad~ssociales en una situación de comunicación; al mismo tiempo que estas acciones sociales daban forma al "yo" cuyo desarrollo dependía de los procesos e interacciones sociales (Mead, 1993). En esta dinámica social, según Mead, se conformaba una matriz de percepción sobre

'if f


182

Diálogosentre dos re-establecimientosteórico-metodológicos Pero Peirce elabora un modelo triádico para comprender los elementos,

donde: [...] un signo o representamen,es algo que significa algo a alguien en algún sentido o calidad. Prepara a alguien, es decir, crea en la mente de aquella persona un signo equivalente, o quizá un signo más desarrollado. Este signo que crea lo denomino interpretanteo el primer signo. El signo significa algo, su objeto (Citado por Jensen, 1995: 21). La conclusión es que los signos median todo pensamiento, percepción y relación con el exterior debido al papel de los interpretantes: signos que articulan la orientación de una semiosis cuando evocan otro interpretante, y así en adelante, al momento de interaccionar con una realidad envuelta en circunstancias y discursos. En este sentido, las identidades son el producto interactivo de numerosas semiosis.

1

:

La dimensión

de la estructura,

la acción

y el sujeto

..Los

conceptos que Tecuperan Thompson y Jensen basados en tradiciones teóricas, cabe decir, no están desarrollados en los mismos niveles que los autores paradigmáticos. Thompson no sitúa su discurso en el mismo nivel que Giddens, por ejemplo, sino que retorna el modelo de la teoría de la estructuración como referente para ubicar un plano dimensional con la certeza del nivel que trastoca, y así dar pistas para una orientación a otro modelo con sus categorías correspondientes: la teoría interaccional. De manera similar sucede con el desarrollo de Jensen. Para empezar, establece críticas a Giddens con el objeto de transponer otro esquema que resuelva de manera operativa aspectos perceptua.1es de sujetos concretados en su teoría de la comunicación. Si bien esto puede aparentar una revoltura teórica a primera vista, el término adecuado es una combinación crítica y sistematizada. Asimismo, en el planteamiento de Giddens, el argumento sobre la reflexividad del sujeto se aborda por medio del término de la "conciencia discursiva", que expresa en oraciones sus formas de proceder en situaciones sociales. y que, además, también implica una "conciencia práctica" donde los sujetos saben lo que hacen ellos y los otros en situaciones sociales, aunque no puedan formularIo en palabras. En suma, los dos tipos de conciencia monitorean el: flujo de las prácticas sociales.¡ Respecto a los medios de comunicación de masas, Thompson y J enseni elaboran esquemas sobre la dimensión cognitiva y social del sujeto a partir de cómo los experimentan. Más adelante observaremos como Jensen articula a Giddens con la pragmática peirceana, con el fin de proponer un sistema teórico.I

I

I


Es"l

. OURld 01¡0 ~lqR 'S~PRP!IRpOm~P od!¡ ~¡S~ ~P OlW~P 'uosdmoQ .s~UO!~m!¡SU! SRIo Rlm~ru¡S~ RI UO~S~UO!~R~!ldm! S~¡l~nJ U~U~!¡ SRpRm!SSR~!¡~Yld SRI~P O!p~m lod SOpRmlOJUO~sal~qRs SOl'SU~PP!D uoo °pl~n~R ~a .U9!SU~ldmo~ ~P SRUI~nbs~SOlU~ SRPRZ!IRUO!~m!¡SU! S~UO!~U~Al~W!SRI~P ~W~l~J~l I~ UO~ SU~PP!D ~P Rm~nbs~ I~ Rl~P!SUO~uosdmoq.L ~nb ~1~!8ns sou 10!1~WR01 'SOA!¡R¡~ldl~W! SRUI~nbs~SOl ~P S~PRP!IRPOUI SRIUO~U9!~R!p~m ns lod O¡S!As~ 0~!19qm!s l~pod IR °PR!~OSR 081R OUI06 U9!~R~!UnmO~ RI ~P osn I~ '081Rqm~ U!S ~SU~PP!D ~P RUI~nbs~ I~ UO~ U9!~~!PR1WO~ RUn R!lRS~~~US~ ou ~nb lRÁRlqns ~WR¡lOdm! S~ 'O¡ -uold 01 10d .~WRI~pR SYUISOUI~lRU!UIRX~ ~nb 0~!8910PO¡~UIOw~!mR~WRld I~ °PUR1~P!SUO~'RPUnJ°ld R~!¡n?U~UI1~q RI ~P l!PRd R lR¡~ldl~W! R1RdSO¡~fqo uos U9!~R¡~ldl~W! ~P sofng SO¡S3.SOp!U!J~PU!U9!~R¡~ldl~W! ~P sofng Á S~I -Rnp!A!pU! SOSOp!l!qRqso1801 U~¡!UI1~d ~nb SRpRU!ml~¡~p S~UO!~Rm!SU~ RP!~ -~WO~RR!lRU!¡ru R~!¡~Yld RUn 'O¡X~WO~un U~ pRP!A!¡~RRun omo~ ~Sl1!Al~sqo ~q~p RA!S!A~I~¡U9!~d~~~1 RI 'JSV .S~UO!~m!¡SU!~P Sod!¡ opUR1~nIOAU!~ SO¡ -X~WO~U~ sopep (0~!19qUI!S 'lR¡!I!UI 'OA!¡!~l~O~ 'o~!mod '0~!UI9UO~~ :s~l~pod) SOW~!UI!~~WO~RU~ l!U~Al~W! ~P s~pep!~RdR~ SR!lRAUO~ SOPRUO!~RI~lÁ Sor -Rlm~ru¡S~ so!~Rds~ ~p OlW~P S~U!JUO~u9!~~e ~p emloJ Run omo~ ~SlRZ!IRUR ~q~p U9!~R~!UnUIO~R'l .U9!~R~!UnUIO~RI Á l~pod I~ 'U9!~~R RI OUIO~SO¡X~¡ -uo~ sOl lRSU~d Rled S~ARI~SR¡s!d SR!lRA~W~UIe~!19~¡ R~!ldm! UOSdUIOQ .ow~!m!~ouo~ ~p SRUI10JÁ SR!~u~¡~dmo~ 's~pep!l!qRq UO~'SOPR¡!~Rde~ S~W~8R ~p ~l~!nb~l u9!~~npOld Rq~!a .S~pRP~!~OS SRIu~ l~pod I~P O!~!~l~f~ 1~ R1Rd U~Al!S 'Z~Ans R '~nb SR~!19qUI!SSRUI10Jso!~Rds~ Á SOdUI~!¡S~W~l~J!P u~ URln~l!~ 'u~~npold~l 'URf!J~nb SO~!U~?¡s~podos ~p S?AR1¡R SO~!19qUI!S S~U~!q ~p U9!snJ!P R!ldme ÁepRz!leuo!~m!¡SU! u9!~~npOld RI R ~l~!J~l RA!SRUIU9!~R~ -!UnUIO~RI °II~ UO~'ouRUInq l~S I~ OP~SU! Y¡S~ ~puop U9!~R~!J!u8!s ~p RUIR1¡ RI ~p ~pRd uos so!p~m s°'l '(U9!~d~~~1 ~p OUIO~u9!~~npOld ~p OWR¡) S~IR!~OS SO¡X~WO~sOluos so!p~m sOl~p Rz~IRlmRU RI ~p S!s!lyue I~ 'OP!W~S~¡S~u3 .so!p~m sOl lod RSRd~nb PRP!Ul~POUIRI ~p U9!~Rlm~ru¡S~ RI l~pU~W~ Rl1!d 'l!~~P s3 .pRP!Ul~POUIRI Á SRsem~p U9!~R~!UnUIO~~p SO!P~UI sOl ~lW~ u9!~el~1 el l~pU~ldUIO~ R1Rd 0~!19qm!s l~pod I~P IR!~OSU9!~RZ -!uR810 RI l~pU~W~ ~nb ÁRq 'uosdmoQ R1Rd'081RqUI~ U!S 'SRlm~ru¡S~ SRIu~ opuRsu~d SU~PP!D Áuoq¡uy R1R~WRld01 OUIO~IR.L .U9!~RZ!IRUO!~m!¡SU!~p sos -~~old u~ sRpRl~nloAU! S~IR!~OS SR!~UR¡SU! omo~ OU!S'U9!~R~!UnUIO~o 0!~08~u omo~ ou 'S~IRUO!~m!¡SU!S~UO!~RUI10JSUR1¡ SRI ~p Rw~n~ lep ~p~nd ~S ~puop 'IRlmln~-0~!19¡S!q O¡X~WO~ un U~ 'S~UO!X~UO~l~W! SRI uos 'lO¡nR I~ R1Rd .OU1~pOUIIRlmln~o!~os opunm I~ Á SO!P~UIsOl ~p S~IRUO!~m!¡SU!S~UO!~RUI10J -SUR1¡SRI~lW~ S~U°!X~UO~l~W! SRIR10ldx~ 'S~~UOW3 'pRP!Ul~POUI RI UO~SRp -R!~OSR S~IRlmln~ S~UO!~RmlOJSUR1¡ SRIl~pU~ldmo~ S~uosdmoQ ~p o¡~fqo 13 o:J!19qW!S O}:Jef.oJd f. le!:Jos enbojU3

!

(e

Z30NVN~3H Z31VZNOE) OlflVa


184

Diálogosentredosre-establecimientos teórico-metodológicos de esquema relacionado con tipos de interacción o formas de mediación que refiere Giddens pero a los que no presta mucha atención. Thompson ~xplora cómo los medios han influido en la vida cotidiana. Por ello aborda la dimensión del sujeto, es decir, denomina la naturaleza del yo (self: mí mismo) como proyectosimbólico. Un proceso de constitución del self afectado por la proliferación de materiales simbólicos (producidos, circulados y distribuidos de manera desigual, en este caso, por los medios de comunicación: organización social del poder simbólico) que el individuo percibe, organiza y construye activamente. Es un planteamiento para pensar los medios de comunicación a partir de la conformación del sujeto en situaciones sociales y en la configuración con posibilidades de modificación o fortalecimiento de un yo en relación con un nosotros. Esto implica ciertas condiciones sociales en la constitución del yo. Es la herencia teórica de la hermenéutica y el interaccio., nismo simbólico. Esto último no se entiende sin observarlo que Thompson denomina como experiencia mediática (parecida a la e.xperiencia vivida, propuesta por Dilthey). Los medios producen una interminable lista de experiencias, pero lo que distingue a este tipo de experiencia es que se aleja temporalmente, en contextos y espacios distintos. Experiencias estructuradas respecto a la relevancia en referencia al yo. Esto habla de una organización activa de significación del individuo.

b) Sociedad del significado

I

Sin mucho contraste con el planteamiento anterior, Jensen designa el pragmatismo o la acción semiótica como el elemento constitutivo de la sociedad del significado, donde son las instituciones y los sujetos, a partir de sus acciones, los que llevaa a cabo dicha sociedad. El concepto de acción semiótica es emergente en contextos socialesque, afirma, se generan en forma local y situados históricamente. Estas emergencias se relacionan y constituyen lo que se conoce como una institución social. En suspalabras, Jensenrepresenta a la sociedad como "material-social así como discursiva-semiótica", en este aspecto la apuesta es por "el análisis de la semiosis como procesosdiscursivos en las prácticas socialespara integrar el estudio socio-científico y humanístico de la sociedad" (Jensen, 1995: 37). De esta manera, pretende elaborar la reconstrucción de la ciencia social en el marco metodológico de la comunicación de masas. Bajo esta formulación, Jensenrecupera los conceptos teóricos básicos del significado y cultura para la investigación de la comunicación de masas. Su planteamiento es una teoría de la comunicación que contemple la producción de significado que surge, ea parte, de la comunicación de masas.Esta cuestión remite a un problema clásico de los estudios en comunicación: los impactos,

j

I


"

u~ 'S~UO!:>m!¡SU!~p o:>!J!:>~ds~Á o¡nlosq~ Odill~ I~ ~ldll~¡UO:> ~SI~A!U ~¡S~u3

\

o~lmln:> ~I Á ~!llOUO:>~ ~I '~:>!¡!Iod ~[ u~ S~P~l~~¡U! S~UO!:>m!¡SU!U~ S~P~¡l~SU! S~I~!:>OS S~:>!¡:>!!ldS~I ~ ~l~!J~l ~S ~nb 'P~P~!:>os~[ ~P ~¡U~UOdllO:> [~ 'Ol~:>l~¡ Á o(SU~PP!f) ~ S~:>!¡!l:>SOp ~:>~[q~¡S~u~su~f o¡:>~ds~ ~¡S~ u~ 'S!!ll~p~) ~¡U~[ -~p~ S!!ll OU!ll~X~ 01 'SU~PP!f) lod ~¡S~ndOld ~:>!¡n9U~ml~q ~Iqop ~I ~:>!Idw! u~su~f ~nb I~ u~ 'P~P!Arx~IJ~l ~I ~ ~¡U~l~J~l ~¡u~uodmo:> opun~~s 13 °O¡U~!ll~¡lOdllO:> ~P Á U9!:>~¡~ldl~¡U! ~P S~I~~l ~ so¡~fns U!!¡S~s~lo¡d~:>~l sol Olla:> So!p~m sol ~p U9!:> -:>npold ~I O¡U~¡ 's!!m~p~ ~U9!:>:>npOld~p So!p~m SOl¡OOlla:> so:>!m9uo:>~S~l -OI~Al~U~!S~ Á l!:>npold I~ SOA!¡nq!l¡S!P sosm:>~l Olla:> ~Sl~sn u~p~nd SO!P~w sol 'u9!qm~.L O~!:>u~n:>~suo:> amo:> 19u~ l~m:>~ Á opunll I~ ~Sl~¡U~S~ld~l ~p S~l -~ln:>!¡l1!d s~mloJ U~ll!¡!~~1 ~nb soP~:>!J!U~!S u9!:>~ln:>1!:> u~ l~uod I~ P~P!lO¡n~ ~p sosm:>~l amo:> ~Sl~Z!I!¡n u~p~nd U9!:>~:>!UnllO:>~p so!p~m Sor 'Jsy

j

"(8E :S661 'U;}SU;}f) S~I~;}l Á SOSln:>;}l SOpBU~WOU;}P SO¡ -U;}~W~p;}:>old SO¡l;}~:> ;}P S?I1V.l1v ¡(I~~:>OSBp~A BI ;}P SBW~ld SB~l;}¡~W SBI B Op~:>;}lBd O~IB u~ ~l;}do -:>npold

Blm:>nl¡S;)

BI ;}P pBp~IBnp

ns U;}Ám~¡suo:> ;}nb S;}IBlmln:>

Bl

[000] u9~:>d;}:>;}l Á u9~S~WSUB1¡ 'u9~:>

Á S;}IB~:>OSSB:>~¡:>Ylds~1 U;} OU~S'sosln:>s~p sns

U;} o SO~P;}W SOl ;}P S;}UO!:>BZ~U~~lO SBI U;} ;}P~S;}l OU S~S~W ;}P U9~:>B:>~unwoo BI [o,,]

:~nb ~mlY~ U~SU~f 'U9!:>~1 -m:>ill¡S~ ~I ~p U9!:>~1~dn:>~1~¡S~ ug °s~lq~¡S~ ~¡U~ll~A!¡~I~l S~UO!:>m!¡SU!u~:> -npold~puop U9!:):>~~p so¡x~¡uo:> sol ~¡U~ll~nU!¡Uo:> opU~m¡:>ill¡S~ '~:>!¡:>!!ld ~I u~ U~:>~Sl~¡U! ~S ~m¡:)ill¡S~ ~I Á U9!:>:>~~I ~nb ~p Op!¡U~SI~ U~ 'SU~PP!f) ~p u9!:>~lnmlOJ ~[ ~l~dn:>~l '~l~ll!ld ~[ ug °P~P~!:>osÁ P~P!Arx~IJ~l 'p~P!I~np :S~J10~~¡~:>S~l¡ u~ S~¡u~uodmo:> S~l¡ sor ~[[Oll~S~p ~nb ~pu~ldmo:> ~s '(LE :S661 'U;}SU;}f) o~:>Bds;} I;} Á odw;}~¡ SBUl;}POW S;}PBP;}!:>OSSBI ;}P l~uo~:>m~¡SU~ ;} B:>~~910U:>;}¡u9~:>~ln~!}Uo:>;}l -!x;}IJ;}l

~p ~jlO~;}¡B:> BI 'VJ;)u~8v ~I Á Blm:>nl¡S;}

ns ;}P S~¡u;}uodwo:>

[",]

I;}P S~A~l¡ B BI Á pBp~A

BI ;}l¡U;} IBl;}U;}~ U9~:>BI;}l ~I :BjlO;}¡

S;}l¡ B~:>UB¡lOdw~ IB~:>;}ds;} U;}U;}~¡ Blmln:>

~I ;}P O~pmS;} I;} Bl~d

SOA~¡:>ru¡SUO:>~l Á SOO~¡~W;}¡S!S syw

~I Á U9~:>B:>~unwo:> SOl ;}P aun S~ [000]

:su~PP!f) Áuoq¡uy lod Op~lOq~[~ o:>rell [~ ~nb ~l~P!SUO:> 's!!m~py °UOSdllOq.L °g uqof DO:>O!pmS~ ~p o¡~fqo u~ ~!:>U~d~l:)S!P~[~:>!P~l Jnby 'U9!:>~Z![~qO[~~I Á U9!:>~Z!I~UO!:>n:¡!1SU!¡U9!:>~Z!Ul~pom ~[ ~¡~mp o!:>~ds~ [~ Á Odll~!¡ [~P U9!:>~Z!llt!~10~1~[ amo:> 'S~[~!:>OS sou~m9u~J SOl¡O~p o¡x~¡UOO [~ u~ SOp!q~:>uo:>U~~S so!p~m sor ~nb ~p ~d~l:>S!P ol~d °n~!pmog ~ll~!d ~p ~m¡ln:> ~[ ~p ~J~OIO!:>OS ~[ Á (S!llOW Á P~~W ~p OllS!¡~m~~ld [~ ~UO!:>~[~l U~sU~f) u~mJJ°f) ~U!Alg ~p 0:>![9qll!S OllS!UO!:>:>~l~¡U!I~ 'ZJlnq:>s P~lJlY ~p ~:>!~910U~mou~J~J~OIO!:>OS ~I ~p l!¡j.~d ~ U9!:>~lm:>ill¡S~ ~I ~p ~J10~¡ ~I ~p s~!:>u~nIJu! s~1 ~lqOS u9!:>~ln:>!¡1~~un Opu~¡U~mn~l~ SU~PP!f) ~p ~m~nbs~ I~ ~:>!Id~ u~su~f '~¡u~m~¡!:>Jldx~ 'o~l~qm~ U!S °S~UO!:>~:>!J!¡~.I8 Á sosn 'SO¡:>~J~ S8 a.1

Z30NVN~3H Z31VZNO~ OIi\'v'O


186

Diálogosentredos re-establecimientos teórico-metodológicos su proceso de institucionalización a partir de acciones re cursivas de interacción y legitimación que contribuyen, además,a la construcción de identidades sociales. Retorna de Giddens las dos formas de integración: la social -circunstancias de copresencia- y la sistémica -condiciones de no copresencia. Estos componentes constituyen la sociedad del significado, la sociedad "triádica", estableciendo una analogía con el modelo del signo peirceano, donde el agente es el interpretante, la estructura, el objeto y la medicación es el signo, que juntos y en continua referencia resultan la construcción social de la realidad, como lo denominan Berger y Luckman (1994). Es también la semiosis de la sociedad que recontextualiza formas específicas de elaborar significados cuando los sujetos articulan y re articulan la sociedad otorgando significado a los demás, los' acontecimientos y estructuras sociales. Jensen desarrolla estos aspectospor medio de cuatro semiosiso formas de acción: a) cognición, donde el sujeto orienta su interpretación a partir de signos e interpretaJ)tes; b) comunicación, donde los sujetos que conocen los objetos interactúan por medio de significados, es decir, la semiosisproduce significados en común negociados en grados intersubjetivos; c) interacción,donde los sujetos que construyen los objetos interactúan, pueden redefinirse mutuamente así como sus intenciones y contextos, y d) reflexividad,donde el sujeto construye mediado por signos en otro tiempo por proceso análogo. En términos de Giddens, los sujetos hacen la transición entre la conciencia discursiva, la conciencia práctica y el inconsciente para recontextualizar el signifi~ado. La categoría de interpretante de Peirce es la idea clave. El filósofo norteamericano desarrolló varias tipologías del interpretan te. Lo anterior permite a Jensen explicar la relación entre los discursosde los medios masivos de comunicación, la de codificación de la audiencia y los usos sociales de los signos "massmediados". Para Jensen, los medios comprenden tres fases de significado interrelacionados en una secuencia semiótica: a) interpretanteinmediato, el significado estructural del discurso de los medios donde se esperan los efectos semióticos de un signo considerado como potencial; b) interpretante dinámico, la decodificación que realiza la audiencia, o sea, el efecto directo que orienta el signo en agentes interpretativos que producen significado situado, y c) interpretante final, son los efectos completos de un signo mediado por un proceso de semiosis que conduce al intérprete hacia alguna actividad. Otro concepto clave es el de diferencia. Jensenhace una distinción entre la diferencia, que corresponde a tres tipos de interpretantes: a) discursiva,es la diferencia de los elementos mínimos de los signos y la diferencia en el uso práctico, es decir, permite una variedad de interpretaciones de discursos específicos; b) interpretativa, movilizan y orientan las estrategias de interpretación concretas en su respuesta a los medios de comunicación, tomando en. cuenta la producción de significado situado en contextos socio-históricos, y c)


La ,,'

-!PU~~S~l:Jl~S" u~p~nd [~np!A!pu! "~!~U~S~ld,, ~un ~p S~UO!~~:J!W!1 s~l ~nb l~~ -!ldx~ ~:Ju~:JlodW!S~ OS~lOa "(S~lq!Sl~A~l) oz~ld 0B'1~1~ ~!~u~:Js!X~~p 's~l~np -!A!PU! ~ldns 'S~UO!~m!:JSU!s~l ~p U9!~~lnp ~B'l~l ~l Á ~(~lq!Sl~A~ll!) 0~!B'910!q '0~19dlO~ 'Onp!A!pU! I~P ~P!A ~P osd~l l~ ~(~lq!Sl~A~l) ~A!:J!:J~d~l'~!l1!U!:Jru '~U~!P!:Jo~~!~u~!l~dx~ ~l :sod!:JS~l:Ju~ S'auC?!:J1J.Lnp s~l ~lqOS~q!1~S3 .odw~!:J I~P l~d~d l~ 'U?!qw~:J '~~~lJO SU~PP!D l~lOdw~:J-o!~~ds~ U9!SU~W!P~l s~:Js~ndold sns u~ u~l~dn~~l U~SU~fÁuosdwoq.L owo~ l~Al~SqO ~:Ju~:Jlodw! s3 's~UO!~~~S -l~~U! s~l UO~'SU~PP!D ~P U9!~~~~ldl~~U! ~P ~w~nbs~ I~P S~P~P!I~POWs~l ~P Ol~U~Psou~ld ~P S~UO!~~!ldw~ UO~l~A ~nb U~U~!.L 'S~S~W~P U9!~~~!unwo~ ~P SO!P~Wsol ~P U9!~d~~~1 ~l UO~ SOP~UO!~~I~lSO~!19~~s~~lod~ ~P ~~u~~lodw! syw U9!~~~I~S ~l U~l~P!SUO~U9!:>~~s~~S~u~ so~s~ndx~ SO~U~!W~~:JU~ld s°'l se:)!6910pOleW-O:)!Jgel

selSendoJd

sel

.s~A!Sln:>S!pS~!~U~B'~S~:Jl~!~l!~l~dwo~ u~p~nd ~nb s~P~z -!I~~OIS~P~:JU~WI~!~~ds~S~A!~~~~ldl~:JU!S~p~P!unwo~ S~Sl~A!Pu~:Js!X~'~Wl!J~ '~puop U9!~d~~~1 ~P so!pn~s~ sol ~l~d ~~:Ju~ld~l 01 U?!qw~~ 'OB'l~qW~ U!S .p~p -!unwo~ ~un ~P Ol:JU~PSOW~ZlOJ~lO SOW~~!J!POWs~l P~P!I~~l ~l ~P sow~U~~ ~nb S~uo!su~ldwo~~Jd s~l ~puop 'S~A!:J~~~ldl~:JU!S~p~P!unwo~ ~P o:Jd~~uo~ l~ ~J~dn~~l u~su~f 'sOSln~S!p sol ~P s~:J~ldl?:JU! sol ~ syw l~m!S ~l~d .U~WIOJ~l

~S S~P~P~!~OSs~l Á so~~rns sol s~l~n~ sol ~P S?A~l:J~ so:J~!IJuo~ sol Á o~~rns I~P S~~!JJ~~ds~S~uo!~!sod s~l l1!ln~!:Jl~ ~l~d ~Al!S S!SO!W~S~l ~nb ~lnwloJ u~su~f 'OP!:Ju~s~~S~u3 .s~I~!:>oSSO:JX~~UO~ sol u~ 'SO~!~~YldO SOA!Sln:>S!p U~~S '~!~U~!~UO~~l ~P SO!lO:J~!P~l~UO~ SO~U~W~[~sol ~P!n~s~p ~nblod 'P~P!A!~~rqns ~1 ~P O:J~~ l~ Op~B'lO:JO101~Ao~od l~ ~uodx~ ~pUnB'~S~'l .~w~nbs~ ns u~ ~U -O!~U~Wsol ~nbun~ '~ln~~ru:Js~ ~l ÁU9!~~~ ~l ~l:JU~U~!P~W ~nb SOA!:J~~~ldl~~U! SO~l~WÁ SOUB'!S sol ~ SU~PP!D ~P ~p~n~~p~ ou U9!:>u~~~~l ~ ~l~!J~l ~S~l~W!ld ~'l 'S~~!~Jl~ sop ~~~lq~:Js~'-uosdwoq..L ~P ~!~U~l~J!P ~ Á- °P~I~tJ~s ~Jq~q amo;) .~~U~!~SUO~ ~l~U~W ~P °p~lnwloJ ?:Js~ou OP~~!J!UB'!S l~ opu~n~ osnl~u! '~!l~!P ~P!A ~l ~P S~UO!~~!~OB'~U s~l ~ OP~~!J!UB'!S~Ánq!l:J~ o~~rns l~ ~nb ~P °P!:Ju~s l~' u~ 'U9!~~lm~ru~s~ ~l ~P ~JIO~:J~l ~P ~~u~uodwo:> opunB'~s l~ owo~ 'SU~PP!D lod ~P!q~uoo 'P~P!A!X~IJ~l~l ~~OUO~~lu~su~f 'o:J~rns~ o:J~~ds~'M .s~:Ju~8~O so~~rns sol ~P SO~~:JUO~ sor Á SO~!S -9dold sol 'so:Ju~!W!~~:Juo~~sol u~:Ju~s~ld ~S?nblOd l~ :1~!~OSU9!~~lm~ru:JS~ ~l ~P ~~!:J9!W~SU9!SU~W!P ~l 'u~su~f ~l1!d 'u~Ám!:Jsuo~ so:Ju~w~l~ SO:JS~ sop°:J '~wns u3 .p~P~!~OS~l ~ ~~~~J~Á ~~npold~l 'Js~ P~P!A!:J~~~un l!~S!X~l~ 'o:J~rqo I~P ~WIOJ ~A~nu ~un S!SO!W~S~l u~ ~Z!:J~Ju~~!~U~l~J!P ~'l .s~I~!~OSS~~!~~Yld Á S~lm~ru~s~ ~P P~P!I~~l ~un u~q~rud ~!:>U~l~J!P ~P S~WIOJS~l~ s~:Js3 .SO~~l:>UOO S~I~!~OSSO~~:JUO~ u~ ~~!JJ~~ds~~WIOJ ~P l~m~~ ~l~d S~!~u~!pn~ s~l ~P S~I~!~OSS~~!:J~Yld~ ~Ánq!l~UO~ ~nb '¡1J!:JOS' Z3aNVN~3H Z31"{ZNOE) alAVO


188

Diálogosentredos re-establecimientos teórico-metodológicos das en el estiramiento de las relaciones sociales por un tiempo y un espacio" (Giddens, 1995:70). a) Formas o tipos de interacción Thompson propone una serie de categorías sobre las experiencias en situaciones interactivas. Reconoce la interacción cara a cara (donde los participantes coexisten en una situación de espacio y tiempo común),1a interacción mediada (un tipo de interacción que implica el uso de recursos técnicos y que extienden el tiempo y espacio), y la cuasi-interacción mediada. La cuasi-interacción mediada (Mediated Quasi-Interaction) es un tipo de relación social establecida por los medil;)sde comunicación de masas,donde no hay sujetos específicos y su carácter es monológico (en la interacción cara a cara e interacción mediada la relación es dialógica y específica). La cuasi-interacción mediada tiene como características que su campo de interacción se extiende más allá del espacio (contextos) y del tiempo (cuando se produce, el mensaje mismo difundido y cuando se consume y apropia). Este tipo de interacción involucra dos acciones,la primera es una acción a distancia para los.otros no presencialesque habla de las instituciones (orientadas al receptor, mostrando la vida, eventos considerados como importantes y ficciones), y la segunda, acción a distancia, respuestaen contextosdistantes, da cuenta de los receptores y cierto tipo de apropiaciones (reacciones similares y colectivas pero no organizadas, respuestasparecidas al formato televisiyO,y algún tipo de organización y coordinación de forma colectiva). Estas tipologías sobre las formas de interacción sugieren que la comunicación se encuentra intersecada en las interacciones, como dimensión de la vida social y los medios. Si bien la propuesta de Thompson es estudiar la comunicación de masas, ésta es a partir de la ideología, estableciendo un modelo de hermenéutica profunda como marco metodológico que recupera varias tradiciones. Inicia por las primeras interpretaciones de los sujetos e intenta "ir más allá". Sus fases, como marco metodológico para aplicarlo al análisis de la ideología, son tres: a) análisis socio-histórico,donde se reconstruyen las condiciones sociales e históricas de la producción, circulación y recepción de las formas simbólicas considerando instituciones, escenarios espacio,.temporales,camposde interacción, estructura social, medios técnicos de transmisi6n, etc., b) análisisformal o discursivo,en esta fase se analizan los productos puestos en circulación a partir de análisis semiótico, conversacional, sintáctico, narrativo, argumentativo, y c) interpretación/reinterpretación, donde la necesidad se ubica en una construcción creativa del significado, una explicación interpretativa (con reinterpretaciones simultáneas) de lo que se

representa.

I ~ J'" ii


68"1

-l~q~H lod OP~Z!I~~l °1~poW I~ ~l~dn:>~l u~su~f .~lmln:> ~I ~p Ol¡u~p-odw~!¡ :S~I~!:>OSS~U!¡ru 'Z~A ns ~ 'u~l8~¡u! S~UO!:>~¡u~s~ld~l S~¡S~ ~nb l~P!Alo U!S .s~u(j!:>m!¡SU! owo:> ~Sl~WlOJUO:>I~ 's~:>!W9uo:>~Á S~:>!¡Jlods~:>!89[ S~A!¡:>~ds~l sns no:> 'S~P~A!ld Á S~:>!lqt)d S~l~JS~ U~ SOP!ru¡suo:> S~¡U~U!WOPsosln:>S!p u~8~dold ~S ~puop lod I~lmln:> ~:>!¡:>Yld OWo:>U9!qw~¡ Á 'U9!:>~¡U~S~ld~l OWo:>'l!:>~p S~'~lmln:> ~I ~p ~l~nJ -odw~!¡ ~p ~lOSlndw! u~l8 ~I OWo:>S~S~W~p U9!:>~:>!unwo:>~I ~ l~PU~¡U~ ~l~d I~lmln:> ~f~l!A un ~¡u~s~ld~llO!l~¡U~O'l l~!:>oS U9!:>:>~~I ~l -n8!J~ld ~SJs~ '~so!8!I~l o ~:>!¡SJ¡l~'1~!:>oS~A!¡:>~dsl~d ~un ~ps~p ~Sl~ldw~¡uo:> -o¡n~ Á i~UO!X~IJ~l ~l~d U~z!I!¡n s~uosl~d s~1 ~nb o!:>~ds~-odw~!¡ OWS!Wun u~ S~I~!:>oSS~UO!:>~m!S~p ~p~l~d~s S!SO!W~S ~I s~ 'V.lnl]n;> V] iJp V.liJnf-OdUliJ!l

; '

(q Á ~1~!:>oS U9!:>:>~~I ~Jn8!Juo:> ~SJs~'o!:>~ds~-odw~!¡ OWS!Wun u~ oP~:>!J!u8!s ~p S~I~!:>oSS~UO!:>~I~ls~1 ~:>npold~l ~nb Á S~I~!:>oSs~:>!¡:>Yld ~¡U~!lO ~nb ~p~m!S l~!:>oS S!SO!UI~S ~I s~ 'V.lnl]n;> V] iJp O.llUiJp-odUliJ!l(~ :uos U9!:>~:>!UnUIo:> ~I Á ~lmln:> ~I ~p ~lOP~l8~¡u! ~JlO~¡ ~un ~l~d SO!l~¡U~UI~ldUIO:>Á ~A~I:>so¡d~:> -uoo sol '(~UI!¡J'8~1 ~ln¡ln:> 'l~lndod ~ln¡ln:» S~JUIO¡OO!P l~¡d~:>~ u!S .s~l~!:>oS so¡~fns lod SOP~Z!I~~lso¡:>npold Ásos~:>old OUIO:>'O!ldw~ OP!¡U~Sun u~ '~P~ld -W~¡UO:>~lmln:> ~'l .S~S~UI~p U9!:>~:>!UnUIo:> ~I ~p ~JlO~¡ ~un ~l~d ,,~lmln:> ~I ~p p~P!l~np" ~un u~ ~Jl~m!S ~l~d SU~PP!D ~P ,,~lm:>ru¡S~ ~I ~P p~P!I~np" ~I ~UIO¡~l ~¡S~ndOld ~'l .oP~:>!J!u8!sl~ln:>l!:> u~:>~q Áu~:>npol!:l ~nb S~UO!:>m!¡SU! owo:> SO!P~UISOl~ ~q!l:>SU! ~S ~II~ ~P Ol¡u~a .SOSl~A!PsoP~:>!J!u8!su~l~u~8 ~S ~Ul~pOUI P~P~!:>OS~PO¡ u~ ~nb s~ ~S!UI~ld ns .S~S~UI~P U9!:>~:>!UnUIO:> ~I ~P ~JlO~¡ ~un ~P S~¡U~UOdUIO:> OUIO:>~:>!¡9!UI~S~I ~P SO!lO¡l~d~l SOI~Z!I!¡n U~su~f '~¡U~UIlO!l~¡U~ SOp~plOq~ SO:>!l9~¡ SO¡U~!W~~¡U~ld SOl ~P SYUI~PV sesew

ep U9!~e~!unwo~

el ep e!Joe~ Á le!~os e~!~9!wes

(q

l~!:>OSO!qUI~:>I~P P~P!I!q!sod ~I ~q~:>'l!:>~P s~ '~su~!d ~S s~l~n:> S~I ~P S~WS!UIS~!:>u~¡Sun:>l!:> S~I u~ S~I~!:>u~¡od S~UO!:>~:>!J!POUI l!nIJU! u~p~nd U9!qUI~¡ Á .U9!X~IJ~llO¡n~ ~P O!d!:>U!ld un Á~q S~:>UO¡u~'O!pmS~ ~P so¡~fns SOl Á lop~8!¡S~AU! I~ ~IP.d S~UO!:>~:>!J!¡snf s~1 U~I~A !S .s~!:>u~P!A~ 's~s~q 'S~UOZ~ll~UO!:>lOdold ~q~p 'l!:>~P s~ '~sl~:>!J!¡snf ~q~p 1~!:>oS~¡S!I~U~ I~ OS~ lod .s~:>!ut) S~UO!Sl~AÁ~q ou ~nb ~q~rudUIO:> ~S ~puop s~uo!sn:>s!p ~ ~sl~8s~!ll~ s~ S~UO!:>~¡~ldl~¡U! ~P O!P~UI lod S~UO!:>~UIl!J~lP-loq~l~ 'lO¡n~ I~ ~l~d '~:>!¡Jl:>u9!:>:>npuo:>~un ~l:>nloAU! 0:>!8910PO¡~UIO:>l~W~¡S~ 'U!J u3 'u9!:>~!dold~ ~I ~p S9A~l¡ ~ S~P!:>~lq~¡S~ ~P~!P~UI U9!:>:>~l~¡U!-!s~n:>~P Á U9!:>:>~l~¡U! ~P S~WlOJ s~1 (J 'Á SOP~!P~UI s~f~SU~UI SOl ~P ~A!Sln:>S!pU9!:>~lOq~l~ ~I (~ 's~lo¡d~:>~l SOl u~¡~ldl~¡U! 01 ut)8~s s~f~SU~UISOl~p oP~:>!J!u8!sI~ (p 'U9!:>d~:>~l~p S~P~P!A!¡:>~S~[ ~p ~!:>U~¡ -lodw! ~ ~Z~[~lm~U ~[ (:> 'U9!:>d~~l ~p SO¡X~¡Uo:> sor ~p s~:>!l9¡S!q-0!:>osS~:>!¡ -SJl~¡:>~l~:>s~1 (q 'U9!:>~!dold~ ~p SOpOUIsor (~ :S08S~l S!~Sl~l~P!SUOO~UOdOld UOSdUIO~ 's~f~SU~UI ~p U9!:>~!dold~ Á U9!:>d~:>~l~[ u~ lP-z!punJold ~lP-d

Z30NVN~3H Z31VZNO~ O'i\Va


190

Diálogosentredos re-establecimientos teórico-metodológicos mas con el objeto de interconectar las esferas e identificar en el modelo el conjunto completo de determinaciones estructurales en el proceso. En este aspecto, Thompson lo recupera para explorar el impacto de los medios en la cambiante vinculación entre visibilidad y poder donde emergendicotomías: lo visible o abierto y lo invisible o secreto, lo político y lo económico, es decir, entre lo político y económico. Sin embargo, estableceque los medios crearon formas de propiedad nuevas, el campo de visión se amplió y tuvo dirección. Así, la visibilidad tuvo que gestionarse. Con lo anterior, se formula que los medios son instituciones que determinan en gran medida la producción social de significado, sus discursos sirven de recursos culturales para las audiencias. En este sentido, la semiótica social puede ser estudiada como práctica discursiva (construye la realidad) en un contexto social por medio de' una metodología y un enfoque conceptual. Jensenubica los constituyentes para el marco metodológico. Los constituyentes de los medios serían, en un nivel epistemológico de la semiótica, los signos; en humanidades, los discursos, y en ciencias sociales, los contenidos. Los constituyentes de la audiencia serían, en el nivel epistemológico de la semiótica, los interpretantes; en humanidades, las subjetividades; y en ciencias sociales,las prácticas. y los constituyentes del contexto (analíticos) serían, en el nivel epistemológico, los objetos; en humanidades, los contextos; y en ciencias sociales, las instituciones. Esto intenta subrayar, también, que la investigación de estos fenómenos es una práctica reflexiva que se lleva a cabo por medio de signos que asignan significado en varios niveles de análisis o semiosis: Los discursos de los medios de comunicación y de las audiencias sobre los medios de comunicación son objetos de análisis en el primer nivel del discurso cotidiano, que van a ser captados y documentados en el nivel del discurso analítico, por ejemplo, el análisis del discurso lingüístico o la codificación analítica del conteni.; do. El tercer nivel discursivo especifica un discurso metodológico en cuanto a planes de investigación, procedimientos analíticos y basesde inferencia. Además, las conclusiones sobre los medios de comunicación y las audiencias se interpretan, necesariamente, en el marco de un discurso teórico. Finalmente, la situación y el valor explicativo de los otros discursos se deben justificar a nivel del discurso epistemológico.Cada nivel crea un interp!etante en cadena de la semiosis científica. El estudio científico de la comunicación es sólo un ejemplo que ilustra que toda ciencia es,entre otras cosas,una empresa semiótica (Jensen, 1995: 63-64).

La teoría de la comunicación es homologada como la semiótica de primer orden. En cada componente constitutivo Jensen propone un acercamiento metodológico, que en su conjunto es multidimensional y complejo: sobre el contexto, la audiencia, los medios y los discursos.La propuesta metodológica sobre la audiencia (contemplada como repertorios interpretativos), por ejem-


1.6l.'

ol~u:}p-odm:}!~ :}p S:}UO!:>~n~!Su:} -U9!:>~~U:}S:}ld:}1 :}p s~m:}nbs:} SOl :}p O!p:}w lodI~!:>OS°P!~U:}S l~lOq~l:} ~l~d ~m~ln:> ~I :}p ~l:}nJ-odw:}!~ ns U~Z!U~glO 'S:}I -~m~ln:> S~:>!~:>~ld sns UO:>'S~!:>u:}!pn~ S~I :}PUOp s~m~:>ru~s:} S~S:} UO:>U9!:>~1:}1 u:} s3 l~ng!s:}p ~l:}U~W :}p SOP~:>!J!ug!S l!pUnJ!p Á l~ln:>l!:> 'l!:>npOld ~l~d S~!g';J~~l~S:}:}p SOA!X:}IJ:}l S:}~U:}g~ U:}~S!X:}O:>~pUOp 's:}~u~m~:>ru~s:} 'ul}!:Jv:Jy!u8!s ap SV.ln¡:JnI¡sa S~~S:} uoS 'S~S~W :}p U9!:>~:>!unmo:> :}p SO!p:}w o s:}uo!:>n~!~su! s~1 uo:> U9!:>~1~1 ns U~ S~!:>U:}lm:>~l Á S~U!~ru u~:>![dw! 'su:}PP!ü Áuoq~uy uo:> Opl:}n:>~ :}p ':}nb 'so:>!JJ:>:}ds:} SO~X:}~UO:> Á so!:>~ds:}-odm:}!~ u:} sop~n~!s so~ -:}fns u~l:>nIOAU! :}nb s:}uO!:>:>~l:}~uI ,( OA!S!A:)I:}~o~~l~d~ I:}) S:}I~!l:}~~W s:}~lodos SOA!~:>:}ds:}l sns 'S:}:>~A~ 'UO:> o:>!19qW!S l:}~:>~l~:> un u:}u:}!~ s:}uO!:>~I:}l s~1 :}nb l~:>!ldx:} :}p:}nd sou u9!~s:}n:> ~~s3 .s~mlOJ sns :}p S~JlOg:}~~:>S~[ ~IIOll~s:}p Á U9!:> -:>~l:}~U! :}p S:}I:}A!U sol ~:>!Idw! 'I~!:>OS :}nboJu~ un u:} 'uosdmo~

'g uqof

.Ul}!:JV:JY!US!S ap SV.ln¡:Jn.l¡sa S~I :}p l!~l~d ~ S:}I~ln~ln:> S:}lO~:>:}Su:} Sop~p Ul}!:J:JV.la¡u! ap sa¡alt!U Sor uo:> U9!:>~I~l u:} SOA!~:}fqns sos:}:>old Á sa¡v!:Jos S!So!was S~[ :}p O!p:}w lod op -~In:>!~l~ 'S~A!Sln:>S!p s:}uO!:>~~u:}s:}ld:}l s~1 l~!pn~s:} ~IP.d s:}~u~~lodw! "s:}P~P![ -~pow" o S~JlOg:}~~:>uos Solt!¡v¡a.ld.la¡u! o sa¡vn¡da:J.lad svUlanbsa sol '~A!S!A:}I:}~ U9!:>d:}:>:}1 ~I uo:> ~UO!:>~I:}l :}s u9!:>~dn:>o:}ld

~I !S ::}~U:}W1O!1:}~U~ S~P~Z!~~Ju:}

S:}P~P!I!q!~~dwo:> s~p~U!ml:}~:}p u:} s~p~f~q~l~ uosdwo~ Á u:}su~f :}p s:}uO!:>~1 -n:>!~l~:}l s~ungl~ uo:> 'su:}PP!ü Áuoq~UV lod oP~loq~l:} ~m:}nbs~ I:} s:} o~S:} l:}p -u:}~u:} ~IP.d :}A~I:> °l:}pom un .s~!:>u:}!pn~ s~1 Á s:}uo!:>n~!~su! s~1 'sosm:>s!p sol amo:> S:}I:}A!U ~ Ol:}!J:}l :}W .so~u:}mru~su! SOSl:}A!P :}ps:}p SO[IP.plOq~ ~l~d O!P -n~s:} :}p o~:}fqo :}p S:}I:}A!U sol u~u!wnl! s~m:}nbs:} o SOI~POW sounglY .S~JlO~~ s~1 UO:> ogol~!P un l:}U:}~ ~~u~~lodm! s:} ~:>!g9IoPO~:}W ~A!~:>:}dsl:}d ~un u3 .s~:>!g91 -opo~~w Á s~:>!19:}~ s:}UO!:>~AOUU! s~1 l:}uodold ~l~d ~:>!~Jl:> Á U9!:>~z!~~m:}~s!s ~I s:} :}~u:}!I~S:}lqOS ~:>!~SJ1:}~:>~1~:> ~un '~u~:}:>l!:}d ~:>!~9!m:}s ~I Á oms!~~mg~ld I~ '~:>!~n9u:}ml:}q ~I '~:>!S~I:> 1~!:>oS ~JlO:}~ ~I :}p sopo~9m Á sop~ln~sod u:}:> -:}lq~~S:}-:}l o~unfuo:> u:} ':}nbuny .s~!:>u:}!pn~ s~1 uo:> S~S~W :}p U9!:>~:>!unwo:> :}p so!p:}m sol :}p U9!:>~1:}1 ~f:}ldmo:> ~I l:}A~l~U:} ~l~d s:}I~!:>ru:> uos 'S~!g:}~~l1s:} Á sol:}poW sns amo:> JS~ 's:}lo~n~ Sor :}p s:}uO!:>~lnmloJ s~'1 'U9!:>d:}:>:}l :}p sos:}:>old sol ~p o!pn~s:} I:} u:} s~ll~n~!S ~IP.d s:}I~!:>u:}s:} so~u:}mngl~ u~Án~!~suo:> :}nb s:}~u~~lodm! S~:>!g9IoPO~:}W-O:>!l9:}~ s~:)s:}ndOld s~1 9u!m~x~ Of~q~l~ :}~s3

se~!6910pO~eW-O~!Jge~ Sepep!l!q!SOd

sel

.u9!:>:>~ :}p S~W1OJs~lq!sod U~t)I~A:} :}s Á s~I~:}P! so~:>:}ds~ OPu~u!g~m! s:}uo!:>nlos U:}UOdOld :}s 'S~:>!~Jl:>u:}:>:}lq~~s:} :}s :s:}s~J S:}l~ u:} o~unfuo:> amo:> ~m:}~ un ~u!m~x:} :}nb 'I~drug U9!:>:>~l:}~U! :}p os:}:>old un u:} :}~S!suo:> :}nb 'Oln~nJ I~ :}lqOS S~l:}II~~ :}p lOp:}p:}ll~

~l!g 'Old

Z30NVN~3H Z31VZNO~ Ol/lVa


192

Diálogosentredos re-establecimientos teórico-metodológicos de la cultura. Lo que nos habla de acciones o usos sociales a partir de los esquemasperceptuales. Son las intersecciones de estas dimensiones las que, esencialmente, median y orientan la semiosis hacia una puesta en común de sentido. En suma, la hermenéutica profunda y la semiótica social presentan toda una serie de rutas reflexivas que bien vale la pena recorrer.

Bibliografía Berger, Peter y Thomas Luckman (1994), La construccióll social de la realidad,firgentina, Amorrortu Editores. Carey, James (1989), Communication as Culture. Essays on Media and Society, Nueva York, Routledge. Capparelli, Sérgio e Ida Regina Stumpf (2001), "El campo académico de la comunicación revisitado", en Vassallo de Lopes, María Immacolata y Raúl Fuente (comps.), Comunicación: campoy objeto de estudio.Perspectivas reflexivas latinoamericanas, México, ITESO-UAS-uc-UdeG. García Canclini, Néstor (1999), "De cómo Clifford Geertz y Pierre Bourdieu llegaron al exilio", en Reguillo y Fuentes (coords.), Pensar las ciencias socialeshoy. Reflexionesdesdela cultura, Guadalajara, ITESO. Geertz, Clifford (1995), La interpretación de las culturas, España, Gedisa. Giddens, Anthony (1995), La constitución de la sociedad.Basespara la teoría de la estructuración,Buenos Aires, Amorrortu. -(1996), "¿Qué es la ciencia social?", en Lidia Girola (coord.), Una illtroducción al pensamiento de Anthony Giddens, México, UAM-Atzcapotzalco. Giménez, G. (1999), "La importancia estratégica de los estudios culturales en el campo de las ciencias sociales", en Reguillo y Fuentes (coords.) Pensar las ciencias socialeshoy. Reflexionesdesdela cultura, Guadalajara, ITESO.

Jensen, Klaus Bruhn (1995), The Social Semiotics of Mass Communication, Londres, Sage (en español: La semiótica social de la comunicación de masas,Barcelona, Bosch, 1997). Jensen, Klaus y Nicholas Jankowsky (eds.) (1991),A Handbook ofQualitative Methodologiesfor Mass Communication Research,Londres, Routledge (en español: Metodologías cualitativas de investigación en comunicación de masas,Barcelona, Bosch, 1997). Ianni, Octavio (1998), La sociedadglobal, México, Siglo XXI.

I

.


t61.1

"IXX oIg!S-WVNn 'HIIJ '0;)!X9W '1 XX O¡S!S¡a V.lvd ¡V!.?osv!.?ua!.? VUfl .op!pua.ldv O¡ ap uy ¡a :opUnUl¡a .laqvs 'OpUnUl¡a .la.?ouo.) '( 100Z) -i .1 XX OIg!S 'O;)!X9W 'sa¡v!.?ossv!.?ua!.?Sv¡.lVSUadUl¡'(866U -i .WVNfl 'HIIJ- 1 XX OIg!S '0;)!X9W 'sa¡v!.?os sv!.?ua!.?sol .l!.lqy '(9661) (.plOO;)) I~nu~wwI 'U!~1Sl~II~A\ .ss~ld pOOA\U~~lO '.LJ 1Uods~A\ 'lf.?lvasaH UO!1v.?!UnUlUlo.)U! SUO!1.?a.l!G MaN :svpuaSy puo¡(a[j '(.p~) 1un~o d!I!qd u~ '"ÁPll1S UO!1~;)!unwwoJ Jo Álll1U~J ~ :plBAUOd gU!){OO'1 '){;)Bg gU!){O°'1" '(f661) 11~l~A3 'Sl~gO"M .1 xx oIg!S '0;)!X9W 'Op!1UaS ap a1uapa.?X3¡( os.ln.?s!G .u9!.?v1a.ld.la1U!V¡ ap vJ.loa.r '(~66U InBd 'ln~O;)!"M '(8661 'S9P!~d '~UOI~;)l~g 'U9!.?v.?!unwo.?ap so!paw sol ap v,uoa1 vufl .pvp!U.lapow V¡ ¡( V!paUl s07 :IOYBds~ u~) ss~ld Á:¡!Sl~A!Un PlOJU~1S'PlOJP -U~1S 'v!paw alf1 Jo ¡(¡oalf.r ¡V!.?°S v :N!U.lapOW puv v!paw alf.r '(~661) .0;)I!W!q;)°x-wvn '0;)!X9W 'SVSVUlap U9!.?v.?!unwo.?ap V.laV¡ ua ¡V!.?osV.?!1J.l'? vJ.loa.r .vu.lapow V.ln1¡n.?¡( vJSo¡oap¡ '(f66U .g uqof 'uosdwoU .IIA .w1)u '0;)I!W!q;)°X-WVfl-JJI3NOJ 'U9!.?v.?!unwo.) V¡ ap U9!.?vS!1SaI\U¡ ap o!.lvnuy ,( .p~) sIloS Z!l1B~g u~ '"IBlll1In;)O!;)Os ~A!1;)~dsl~d ~un ~ps~P BPB!P~W U9!;)~;)!unwo;) SBI lBSU~dw! Bl~d" '( 100Z) I1)~"M'Oll~A~N s~1u~nd .OS3.LI'BlBf~I~p~no 'V.ln1¡n.?V¡ apsap sauo!xal!aH .¡(olf sa¡v!.?ossv!.?ua!.?Sv¡.lvsua¿ ,( .SplOO;))s~1u~nd Á OII!ng~"M u~ '"s~wg!p~l~d Á U9!;)~Z!IBqoIg 'S~I~!;)OSS~!;)U~!J" '(6661) 01~u~"M 'Z!1l0 .s~I~!;)°S SB;)!1;)YldÁ U9!;)~;)!unwoJ ~P Soul~p~nJ '~U~;) -!l~W~ol~qI P~P!Sl~A!Un '0;)!X9W 'vl\!S!l\a¡a1 u9!.?da.?a.lap soS'a.?o.ld sol ap SJS!¡PUV ¡a v.lvd SVI\!1.?ads.la¿ .v!.?uap!l\a¡a.r '(17661) (.plOO;)) owl~II!no 'O;)ZOlO .s9P!~d 'S~l!V sou~ng 'pvpa!.?os ¡( vuos.lad 'n1!.lJds,3" '(f66V

.H ~glO~O 'P~~W

.OS3.LI'Bl~f~IBP -Bno 'svuv'?uawVOU!1V¡ SVI\!X3l!a.lsvl\!1.?ads.la¿.O!pmsa ap 01a!qo ¡( odwv.? 'U9!.?v.?!unwo.) ,( .sdwo;)) s~1u~nd Á s~dO'l u~ '"U9!;)~g!1S~AU! ~I ~P SO!l -Bl~U!1! SOA~nu:~;)!1Jl;)~I ~P U9!;);)ru1SUO:)~a" '(100Z) s1)s~f 'Ol~ql~g UJ1lBW Z3aNVN"!:I3H Z31VZNO~ altiVa


"xw"wsa1!@eZOlpad8

:o:>!U9l1:>aIa oallOO 'f,alla1uow

sndwe:> 'WS3.LI

"1

!

\ .~A!S~WU9!:>~:>!Unwo:>~I ~p S~10p~1~U~8 SOl ~p S~P~P!I~UO!:>U~:¡U! S~I OpU~f~1J~l u~q~:¡S~ ~nb s~f~SU~W SOl U~ ~s~q UD:>s~lo:¡.d~:)~l SOl~P U9!:>~lnd!u~w ~lq!SOd ~I u~q~8!:¡S~AU!~nb S~UO!:>~:¡U~!lO S~I U01~A!1~P~SU9!:)d~:)uo:) ~:¡S~~a .~A!:¡~:¡!:¡u~n:)U9!:>!P~W~I ~ ~P~:¡U~!lOsyw ~:)!8910PO:¡~WU9!:)~W!XOld~ ~un 9IIOll~S~P ~nb 01 '~Jwnsuo:) SOl Á s~f~su~W SOl ~Jq!:)~l ~:¡U~W~A!S~dlo:¡d~:)~l I~ ~nb S~l:¡U~!W 'lOS!W~ I~ U~ ~:¡U~WI~d -!:)U!ld ~q~p ~SU9!:>~:)!Unwo:) ~P SOA!S~WSO!P~WSOl~P s~f~sU~WSOl~P SOp~:> -Y!U~!S ~P U9!:)~1~U~~~I ~nb ~P ~~P! ~I 9!~~(!A!ld ~nb '~:¡S!I~UO!:>unl~nb01U~ un lod OP~u!WOP OAn:¡s~SO!:>!U!sns U~ S~!:)u~!pn~ S~I ~P o!pn:¡s~ 13 .u9!:)~:>!unwo:) ~p SOA!S~WSO!P~Wsol ~p s~f~su~w sol ~p u9!:>~ln:)1!:) ~p so:¡!n:>l!:>sol u~ ~lOP~Z!:¡u~w~s P~P!A!:¡:)~amo:) 's~lo:¡d~:>~l sol ~P ~:)!19qW!S U9!:)~~1:>~I ~:¡~:)S~l ~nb ~:)!~910po:¡~w ~!~~:¡~l:¡S~ ~un UD:> S~!:)u~!pn~ S~I ~p o!pn:¡s~ (~ U9!:>~W!XOld~~I ~l~d ~:¡s~ndOld ~un ~p s~:>Uo:¡u~ ~:¡~l:¡~S .U9!:)~:)!1!U~!S~I ~p ~A!:¡:)~dsl~d ~I ~ps~p ~:¡s~ndold ~I ~p l!:¡l~d ~ ~q:)~q ~I s~II~ ~p ~un OPU~!S'S~UO!:)~Z!I~n:¡d~:)uo:)Á s~d~:¡~ s~:¡u~l~l!P lod opes~d ~q U9!:)~:)!unwo:) ~p SOA!S~WSO!P~Wsol ~p U9!:)d~:>~1 ~I ~p o!pn:¡s~ 13 .S~I -~rn:¡ln:> S~!l:¡snpU! o u9!:)nq!1:¡S!P ~p so:¡~l~d~ sol u~ s~:¡u~ln:)l!:) s~f~su~w sol ~p l!:¡l~d ~ soP~:)Y!U~!Ssol ~p U9!:)~~1:) ~I ~J10~:¡~I ~ps~p OP~S!A~l~q ~s ow9:> u~ '~:¡u~W~s!:)~ld syw Á '~A!S~WU9!:)~:)!unwo:) ~I ~p s~f~su~w sol ~p U9!:>d~:)~1 ~p o!:)~ds~ I~P U9!:)el~P!SuO:)~I u~ ~:¡u~wI~:¡u~w~punl ~l:¡U~:)~s Of~q~l:¡ ~:¡s3

U9!:):)npOJ~UI

:t1 ~le8JJell!!\

ezOJp8d

eI8!JqeE)

f'

eSUep!UnopeJse

Á eedoJne

seuo!.'Jew!xoJde se/ ep u9!s!l\eJ eun .se!.'Jue!pne se/ ep o!pnJse /3

,{li¡¿ 1~

:-

~

-


196

El estudiode las audiencias Este concepto, lo que produjo es la idea de la recepción más comopúblico que como audiencia, dado que un público lleva asociada la idea de merca~o potencial de consumidores. Los emisores podrían entonces orientar las preferencias de los receptores convirtiéndolos en mercados potenciales a los ojos de los anunciante s que sosteníanla costosaproducción masiva. Estos públicos podrían ser entonces organizados desde esa visión de la emisión por criterios demográficos, para permitir una estratégica planeación de los mensajes y crear necesidades que serían satisfechas con la compra de los productos anunciados. Por el otro lado, las aproximaciones más recientes intentan demostrar que los receptores son activos participantes en la generación de significados acerca de los mensajes que se distribuyen por los aparatos de las industrias culturales, para lo cual contar a los receptores acomodados por variables como sexo y edad no es suficiente, sino que hay que tomar una aproximación diferente para desentrañar los mecanismosde semantizaciónde los mensajes de los medios masivos de comunicación como elementos culturales. Los sentidos de los mensajes de la comunicación masiva surgen de la interacción de emisores, mensajes y receptores en situaciones contextualizadas, lo que demanda la aplicación de técnicas de corte cualitativo, en donde el dato se construye de manera interpretativa. Se trata entonces de una interpretación acerca de las interpretaciones de los mensajesde los medios, mediante procesos de significación complejos y sofisticados realizados tanto por los receptores (televidentes, radioescuchas, espectadorescinematográficos), como por los investigadores y académicos. Es por consiguiente una actividad semiótica relacional,donde el sentido surge en la interacción de los diferentes actores y factores de la comunicación masiva. En este trabajo se revisa de manera general el concepto de audieQcias, según se ha aplicado en investigaciones, desde el enfoque semiótico o interpretativo. Se intenta hacer esta reconstrucción desde la perspectiva anglosajona, con el propósito de establecercómo en la literatura en inglés proveniente de Reino Unido y Estados Unidos se ha realizado un giro en la conceptualización de los sujetos de las audiencias para que puedan ser considerados reflexivos, y ser analizados como operadores hermenéuticos que generan las interpretaciones de los mensajes,más que simplemente consumirlos pasivamente. Esta reflexividad (Lash y Urry, 1994) en los sujetos no sólo reconoce la actividad que supera las primeras aproximaciones al estudio de la recepción, sino que al mismo tiempo demanda una aproximación metodológica que rescate esosprocesosinterpretativos, a través también de interpretaciones por parte del investigador. De ahí que se relacione con las interpretaciones de segundo orden propuestas por Giddens (1995).

'

" ¡

1 ; "-


) zudu:) 'OA!1:)U 01~rns un u 19 u~ u~:)OUO:)~l '0!lU11uO:) I~ 10d '~nb sol Á 'u<)!snJ!p uI ~p os~:)old [~ 1U1~Idwo:) u U1!W!I ~S °I9s ~nb 'PUP!A!1:)U ~P ~1U~lU:) 'oA!sud ~1U~ un amo:) u<)!:)u:)!unwo:) uI ~P 101d~:)~1 Iu UUI~P!SUO:) ~nb SO!pmS~ sol ~11U~ U<)!S!A!P uun ~P 1!11Ud sbw~pod

u<)!sn:)s!p U1S~10r~W 1UZ!UU'B10U1Ud

'O:)!'B<)IO~P! syw ~1U!1 un uup S~[ ~nb so:)!'B<)[O!W~Sso~pms~ sol ~lqOS UU1U~~SU~S ~nb suI ~p o (.lO!I1Vl{3q) S01U~!WU1IOdwo:) ~p u<)!:)un[UA~ ~p °puI I~P syw SUPUU!I:)U! sU:)~1<)~1S~uo!:)~sod Á so~pms~ ~p UU'BU~A01d ~nb U~S uÁ 'UA!SUW u<)~:)u:)~unwo:) uI ~p ou~w<)u~J I~P u<)~su~ldwo::> uI u1ud S~I~11)Á s~1UUS~1~1U!S!S!IYuU ~P S01U~W~[~ U~1S!X~ suqwu u~ ~nb 1Uq:)~A01dÉ u1ud SU!l -U1u~W~ldUlO:) l~S uuJ1pod~nb Á 'UA!SUUl U9!:)u:)!unwo:) uI ~p OU~Ul<)U~J Iu S~1 -U~l~J!P S~UO!:)uw!X01du sop ~p U1U11~S PUp!IU~l u~ opuun:) '0110 I~P aun u<)!:) -!SOdU11uO:) u~ Á SU1S!UO'Bu~uuSOI~POUl OulO:) s~nboJu~ soq:)!P l~A u opuA~II uq U9!S!A!P u1sg .~1U~UlIUd!:)U!ld ud01ng u~ u01uIl011US~P ~S ~nb UJ'Bolo~P~ uI ~P U9!:)uU!W~S!P O u<)!snJ!p ~pos~:)old I~ u~ SYul SOpU11U~:)s~nboJu~ SOl Á '"[1[1"33 u~ SOPUZ!IU~l SO!pmS~ SOl u~ 61:)udUl! SYul U01~!Am ~nb '01U~!WU110dUlO:) I~ u~ SOpU11U~:) s~nboJu~

SOl :u<)!:)d~:)~l

uI ~p U:)l~:)U sus!nbs~d

~P su~uJI

sop ~1U~wlu1~U~'B °PUU!ul°P uuq U9!:)u:)~unwo:) uI ~P u<)!:)U'B~1S~AU!uI ug .suu~'Byd s~1u~~n'B~ssuI u~ Y1~A ~S omo:) 'S~IU1mln:) so~pms~ sol 10d soP~pu~J~P UJ'BoIO~P! ~P so~pms~ sol u~ SU!:)u~!pnu suI ~P u<)!snI:)u! uI °p01 ~lqOS Á 'OdUlU:) ~1S~ u~ S~1UUA~I~1°P!S uuq uJJU1'Bou1~ uI ~P S~110du sol no:) 01un[ ~nb 'u<)!:)d~:)~l uI ~P ~1U:)S~1I~ ~Iq!PU!:) -S~ldUl! OZ!q ~S 's~nboJu~ S01S~ ~P U<)!S!AUI 1U!Idwu u1ud Á '~1uUI~PU SYW UI u 01u~Ul~ldmo:)

'u<)!S!W~ UI S~ ~nb 'IU11U~:) PUP!A!1:)U I~ ~1u~wU:)!~1) S~ SUJ10~1SU1S~u~ °I<)S u<)!:)d~:)~l u'] .UA~SUW

U9!:)u:)!unwo:) UI ~P SO!pmS~ sol odw~!1 u1)'BIU 10d U01UU!WOP ~nb 'IU1mln:) OUlS!IU!l~dUl! I~ Á U:)!1JIOd UJWOUO:)~ UI ~P UI amo:) SU:)!1<)~1S~UO!:)UUl!X01du 10d OPU!'B~I!A!ldop~s uq S~lOS!Ul~ sol ~ps~p O!pmS~ Ig 'S~[USU~ul sol ~P u<)!:) -UU!ul~S!P uI UUIO11uO:)S~Uo!:)u10d10:) S~pUU1'Bamo:) SOpUZ~UU'B10~nb S~lOS!W~ sol ~P osol~pod UU1 os~d I~ 10d '-oPUP!AIO ~nb l!:)~P ou 1Qd- °PU!AqO uq ~S S~:)~A suun'Blu ~nbunu 'U1S!A~P S01und S~1U~1~J!P 10d UPU1U~W~IU°PU1S~ uq U9!:)u:)!unwo:) UI ~P U!:)u~!pnu UI ~P UJ10'B~1U:)UI ~P U<)!:):)nJ1SUO:)u'] '01d~:)uo:) I~P U:)l~::>US~UO!:)UZ!IUmd~:)uo:) Á S~Uo!:)!sod ~P PUP~!lUA U:)!l uun u!:)u~n:)~suo:) aula:) ~U11 ~nb OI's~1uq~p ~p U!1~1UW UDS Á S~1U~~:)~1~1U~UlUA~1UI~1nos SU:)~1<)~1s~uo~:)uw!Xo1du SU1sg .Su~:)u~~pnu SUI u~ U:)°Ju~ ~S ~nb u<)~:)U'B~1S~AU~ UI ~pS~P oq:)~q uuq ~S ~nb S~110du sol 1US~A~1 O~lUS~:)~U s~ 's~lOpUZ~1UUUl~S o SOA~1U:)!J!u'B~s S01U~Ul~I~ uU1~U~'B OulS~W I~P °pu1Ins~1 aula:) Uup ~S ~nb u<)~:)u:)~J~u'B~s ~P SO1!n:)1~:)sol OW<):) JUS!A~l Á U1~ld -ulO:) SYul UUl10J ~P u<)!:)u:)!unwo;) UI ~P os~:)old I~P O!pmS~ I~ 1U~1UUld U1Ud

Se!~Ua!pne sel e SO~!lqlJd SOl ap :o~arqo la opuaÁnJ~suoJ L6 "11V3~~"V11IA vzo~a3dV131~8VE)


1981

Elestudio delasaudiencias

J

no sólo de rechazar sino de participar en los procesos de producción de significado. Si se considera al sujeto receptor como pasivo se le da al emisor y/o al mensaje una posición privilegiada, incuestionada en términos de Radway (1988). Existe la tendencia de centrar la producción cultural en el momento de la enunciación solamente y se asume que ese momento es siempre necesariamente determinante. Los emisores son centrales en la producción de significados y el mensaje domina el resto del circuito de significación, ya que la audiencia sólo tiene que entender qué se le quiso decir para que el mensaje tenga efecto. Este enfoque conocido como el de efectosha sido actualmente superado por posiciones más dinámicas, pero en su momento -la temprana década de 1940- esta aproximación estabafundamentada en un conductismo casi radical. Como contraparte, se necesitaba repensar el proceso de la circulación cultural desde un nuevo punto de vista, el punto de vista de que los sujetos receptores son activos productores de la cultura, que construyen narrativas, historias, objetos y prácticas significativas a partir de muchas fuentes y fragmentos de discursos anteriores a ellos. Esto supone que los receptores colaboran y cooperan en el proceso de significación, y que el mensaje no está cerrado en su significación desde el momento en que se emite, sino que es precisamente en la recepción en donde cobra finalmente susentido. Esto abre la posibilidad a la existencia de significados divergentes, distintos y hasta contradictorios a los fijados por el emisor, ya que el sujeto receptor puede ejercer cierto poder en la interpretación y así resistir a la intención de dominación, si es que la hay, por parte del emisor. En esta línea se encuentran estudios que provienen de dos enfoques: el de usos y gratificaciones y los estudios que enfatizan más los aspectossemióticos. Los enfoques de efectos y usos y gratificaciones corresponden a una corriente más del lado del positivismo y tienden a ver el proceso de la comunicación como lineal y unilateral, lo que implica una predeterminación de los significados. El enfoque de usos y gratificaciones parece tomar más en cuenta a los receptores, pero cae en una clasificación de los públicos de los mensajespor variables sociodemográficaso de localización geográfica, que de alguna forma están tomando a los receptores sólo como miembros de una división abstracta, creada externamente a los procesos de significación, sin tomar en cuenta a los sujetos que conforman a los públicos. Así, los públicos se van determinando por su edad, sexo, nivel socioeconómico, localización geográfica, etc., lo que reduce y hasta cierto punto predetermina las posibles interpretaciones d~ los mensajes de los medios masivos por parte de los receptores. Esto generaliza los procesos de significación, desapareciendo las diferencias más sutiles de los procesos de recepción.

c .,

, " i .'

1


66 "1

.U~~.L:JS es~18u! ~U!:) ~p etS!A~l el e e!:)U~l~J~l e[ lod O[ntJt ~tS~ ~q!:)~M

I 'Z

.S;}l~!:>OS S;}UO!:>~l;}lÁ l~rn¡ln:> l;}pod ;}lqOSS~A!¡:>;}dSl;}d l!nl:>U! ~l~d °P~:>!J!u8!s ;}P U9!:>:>ru¡suo:>~l ;}P O!pmS;} l~ s;}nboJu;} SOS;}OPU~¡:>;}uo:>'so:>!89l0!:>OSÁ so:>!¡9!W;}SS;}S;}l;}¡U!;}¡U;}W~SO¡!X;}l~U!qwO:> ~q~:>snqU~!qw~.L .SO!P;}WSOl;}P s;}u;}8yw! ;} SOP!UOS SOl;}P l~mX;}¡ U9!:>~z!u~810Áu9!:>:>npold ~l ;}P owo:> Js~ 'OA -!¡:>~ ownsuo:> l;}P ~¡u;}n:> l~p ~q~¡U;}¡U! ;}nb "U9!:>~:>!J!po:>;}P/u9!:>~:>!J!p°:>" ;}P °l;}POW l;} l~qOld ~l~d S~A!¡:>~S~!:>u;}!pn~s~l ;}P SO!pmS;}oq~:>~ U01~A;}IIÁ UOl -;}!SndOld w~q8U!Wl!H ;}P P~P!Sl;}A!Ufl ~l ;}P S;}!pms l~lmln:) Ál~lodw;}¡uo:) 10J ;}l¡U;}:) l;}P SO!P;}W;}P SO!pmS;} ;}P odru8 l;} Á II~H p~ms ';}p~d ns lod .0¡:>~1¡Sq~o¡;}fns un uo:> l~!:>OSo¡;}fns l~ Opu;}!punJuo:> 'U9!:>~:>!J!u8!s;}PO¡!n:>l!:>I;}P so¡und °l9S U;}Al;}nA ;}S S;}f~su;}w sol ;}P SO:>!lqt)cisol ;}nb ;}P ;}p~d~ ';}U!:> I;}P o:>!u:>~¡O!P;}W l~ ~!:> -u~podw! ~P~!S~W;}P~P ;}l ;}nb ~Á'~J1O;}¡~¡S;}uo:>S~W;}lqOld ;}P ;}!l;}S ~un Á~H .~:>!wUJ~!lO¡S!q ~l ~¡u;}n:> ;}l ;}S ;}nb l~ "t)¡" l;} Js~ OPU;}!S'o¡;}fns ;}P S;}uo!:>!sod ;}P u9!:>:>npold ~l ;}P S~A~l¡ ~ ~ln:>Jl;}d ~l ;}P ~A!¡~ll~U ~l ~ solopuy¡~ 'S;}lO¡:>;}1 sns ;}lqOS P~P!A!¡;}fqns U;}l;}!JUO:>so:>!JY180¡~w;}u!:>"SO¡X;}¡" sol s;}l~n:> sol ;}P S~A~l¡ ~ so:>!19qW!SSOWS!U~:>;}W sol l!lqn:>S;}p 0¡!S9dold owo:> ;}U;}!¡ Á~:>!JY180¡ -~W;}U!:>~lqO ~l ;}P U9!:>~:>y!u8!s ;}P sos;}:>old sol U;} ~l¡U;}:> ;}S ;}nb '"uaa.J:JS';}P ~J10;}¡" ~l S;} ~W;}l¡X;} syw ~l yz!nb 'OA!¡:>~l;}d~d l;} U;} s;}lo¡d;}:>;}l sol Á~!:>u;}!pn~ ~l ~ u~:>°l°:> ;}nb 'S~:>!¡Jl:>owo:> ~lqWOU S;}lOOW ;}nb S~J10;}¡ s~l ;}lqOS ."S;}UO!:>~:>!J!¡~18 Á sosn" ;}P ~W8!P~1~d l;} 'op~n:> Á ~"S~A!¡~¡ -;}ldl;}¡U! S;}p~P!unwo:>" s~l U~!qw~¡ u;}:>;}l~d~ ;}PUOP'SO!P;}Wsol ;}P S;}f~su;}w sol ;}P S;}lOP~:>!J!p°:>;}Pnos s;}lo¡d;}:>;}l sol ;}PUOP '"U9!:>~:>!J!PO:>;}P/u9!:>~:>!J -!po:>" ;}P II~H 's ;}P °l;}POW l;} 'Ol;}:>l;}¡ ~s;}l~np!A!pu! S~uosl;}d ;}P U9!:>d;}:>uo:> ~l ;}P ~!:>u;}!pn~ ~l ~ ;}~l¡Sq~ ;}nb 01 'U9!:>~1l~U ~l U;} o¡;}fns l;}P U9!:>!sod ~1¡0 OWo:>lOS!W;} I;}P O¡X;}¡ l~ ~p~8!l ~!:>u;}!pn~ ~un OWo:>'U9!:>~:>!unwo:> ;}P os;}:>old l;}P s;}d!:>JP~dSOA!¡:>~Wl!J I;}P s;}lo¡d;}:>;}l sol ~ ;}:>~q ;}nb 'lO!l;}¡U~ ~l ~ ~:>!¡!l:> ;}nb ~;}uJl ~un U;} z"uaa.J:JS';}P ~J10;}¡" ~l ;}:>;}l~d~ 'opun8;}s ~S~A -!s~d U~l;} S~!:>u;}!pn~ s~l ;}PUOP"SO¡:>;}J;}";}P l;} 'Ol;}W!ld :s~W8!P~1~d Ol¡~n:> ~:>!J!¡U;}P! 10¡n~ ;}¡S3 'soy~ ;}:>u!nb SOW!¡lt) sol ;}P ~W;}¡ l;} ;}lqOS ~lm~l;}¡!l ~l ;}P U9!S!A;}1~l U;} (f:661) S;}lOOW lod l~l!W!S ~l;}U~W ;}P ~P~¡u;}s;}ld S;}S~!:> -u;}!pn~ s~l ;}P O!pmS;} l~ S;}UO!:>~w!Xold~Á s;}nboJu;} ;}P U9!:>~:>!J!S~l:> ~¡S3 .0A!¡~:>!Unwo:>O¡!n:>l!:>l;}P SOlqW;}!W sol ;}l¡U;} ~p~Z!l~mX;}¡Uo:>Á ~p~m!S U9!:>~t;}1~l ;}P ;}81;}W;};}nb OU!S's;}f~su;}w sol U;}O¡!:>Jldw! y¡S;} ou oP~:>!J!u8!sl;} ;}¡U;}W~s!:>;}ldÁ 'U9!:>~:>!unwo:>;}P SO!P;}Wsol U;} u~ln:>l!:> ;}nb S;}f~su;}w sol ;}P soP~:>!J!u8!ssol ;}P U9!:>~;}1:> ~l l~n8! lod u;}p~dwo:> lo¡d;}:>;}l l;} Á lOS!W;} o¡;}fns l;} U9!:>~W!XOld~ ~¡S;} U3 'u9!:>~:>!unwo:> ~l ;}P O!pmS;} l;} U;} ows!l~rn¡:>nl¡s;} I;}P Á ~:>!¡9!W;}S~l ;}P ~!:>u;}nIJu! ~l lod ;}:>npold ;}S'oP~:>!J!u8!s l;}P U9!:>~;}1:>~l U;} U9!:>~d!:>!p~d U;}U;}!¡ u;}uodwo:> sol ;}nb so¡und S;}¡U;}l;}J!Psol s;}l~n:> sol U;} 'U9!:>~:>!J!u8!s;}P SO¡!n:>l!:>owo:> U9!:>~:>!unwo:>~l ;}P U9!S!A~l 'O!qw~:> U3

,

lV3~~Vlll¡\ vzo~a3dV131~8V9


200 I

Elesbld;o delasaudiencias

J

Se intentaba considerar los contextos sociales donde los sujetos sociales están insertos -como personas reales, concretas- y sobre todo los elementos que podrían tener influencia en la creación del significado de los mensajesde los medios.

La teoría de la articulación Radway (1988: 363-4), al hablar de este modelo y la llamada 'teoría de la articulación", explica que es una manera de entender cómo los elementos ideológicos, bajo ciertas condiciones, son coherentes dentro de un discurso, y una manera de preguntar cómo dichos elementos son o no coherentes, en coyunturas específicas,para ciertos sujetos políticos. Esto implica una transformación de cómo se piensa la producción y los usos culturales, ya que esta teoría busca la respuesta a la pregunta de cómo discursos múltiples, públicamente constituidos, se dirigen e interpelan a sujetos sociales,quienes, a suvez, a través de procesos complicados de identificación, activamente se ubican o localizan a sí mismos dentro de al menos varios de esosdiscursos. Radway enfatiza dos rasgos de este proceso intrincado y de múltiples niveles. Es esencial entender que .los discursos ideológicos son múltiples, producidos dentro y a través de la formación social. Mientras algunos de ellos ciertamente son coherentes yse apoyan mutuamente, otros no. Esta posibilidad de discontinuidad de los discursos subraya las características de un proceso más grande de formación de subjetividades, que destaca la autora: el hecho de que los sujetos sociales activamente participan en el proceso de creación de significación cultural, aunque por esa participación no la controlan completamente ni a sus efectos, y esta participación se hace de forma deliberada, articulando piezas y fragmentos de varios discursos a veces contradictorios. Los suj~tos sociales, en efecto, activa y articuladamente participan en el proceso de lá producción de subjetividad en el momento en que fraguan articulaciones entre fragmentos ideológicos y discursosmás grandes, que son siempre ofrecidos a ellos en razón de la prioridad de la formación

social. Por su parte, Hall (1994), al hablar de su propuesta de "codificación/decodificación", clarifica que el proceso de significación cultural es una totalidad, que él separa analíticamente en dos momentos y los ve además con niveles hacia su interior. Por ejemplo, en la codificación ve dos niveles: el ideológico/cultural, que no tiene fin, es una instancia de las formaciones sociales, es la "significación en general"; y el nivel específico de producción de significados al hacer un artículo cultural o una práctica discursiva concreta, por ejemplo un programa de televisión. Así, estas dinámicas podrían enten-

:1

I

I


JSU Á SO:>!~SJpu~S~sol~poli

UD:> SOPUZ!IUUUl~S ulud

UIU:>S~UU1~ ~P su~s~n:>u~

~P SO!lUUO!~S~n:> sol OliO:> 'SU~S!A!~U~!~uuroU9!:>U~!~S~AU! ~P su:>!u:>?~~P osn l~ 9~U~liOJ 'sopu:>!J!U~!S ~P s~lo~:>npold

so~~fns OliO:> ou Á 'S~lOp!linsuo:>

OliO:>

s~lo~d~:>~l sol ~P U9!:>d~:>uo:> uI U!:>uq UPUU!I:>U! 'U9!S!A u~s3 .s~UO!:>u:>!J!~Ul~ Á sosn ~P Á so~:>~J~ ~P so!pn~s~ u~ SO~U~!liU~lOdliO:> sus lod s~lqUAl~sqo UU1~ ~nb 'S~lOp!Wnsuo:>

SO:>!lqr;d amo:> su~S!A uul~nJ

SU!:>u~!pnu suI ~nb l~

u!:>u~n:>~suo:> amo:> OpU~ÁU1~ 'Olinsuo:> ~p PUP~!:>OSUI ~p U9!:>UZ!luuo!:>n~!~su! UI UO11:lZ!PUlljOld Á U01~!puudx~ U9!S!A~I~~ Á O!PUl UI ~p o~:>udw! l~ Á SO!q -rnqns sol ~p O~U~!li!:>~D l~ 'IU!l~SnpU! U9!suudx~ u'l .Olinsuo:> ~p OWS!IU~!du:> I~P S~lOp!Wnsuo:> ~p SOpU:>l~li ~p U9!:>U~1:> uI u SOPU!:>osu 'SU!:>u~!pnu suI ~p U9!:>U~!~S~AU! uI u~ SOl!~ sol uu~u~s~ld U?!qwu~ S~lo~nu SOliS!li so~s3 lU!:>oS O!qliU:>l~~U! ~p SOpOli Á s~luln~ln:> su:>!~:>Yld 's~uo!:>n~!~su! 'UJ~OIO~P! U[ UD:>U9!:>UI~1 ns Á U9!:>U:>!J!U~!SuI ~p o!pn~s~ l~ l!lqU U U01UpnÁU u~S!A ~p so~und S~~U~l~J!P SO~S~SOP°.L .0WS!IUln~:>nl~s~~sod l~ Á U:>!~9!li~S UJ10~~ UI ~p SOdliR:> sol Á 's~!pn~s luln~lnJ Álulodli~~UOJ 10J ~l~U~J l~ lod op!:>npuo:> SO!P~li ~p S!S!IYuU Á Rln~ln:>qns uI ~p S!S!IYuU I~P U9!:>U10quI~ uI 'S?:>UU1JOlis!luln~ -:>nl~S~ l~ u~ o:>!~SJ~~U!1Ol!~ l~ 'OA!~R10dlO:> OWS!IUl~q!1 I~P UUR:>!l~liU R:>!~Jl:> U[ 'IU~U~P!:>:>o OliS!X1UW I~P Ol~U~p luln~ln:> U9!:>U~U~!10 RI :s~~u~!n~!s sol op -uu:>!J!~U~P! 'S~IUl~U~:> SUli~!PU1Ud lod U9!S!A~1 uI l~:>Uq lu (v661) s!A\~'l Á ZnlJ u~:>uq 01 OliO:> 'l!linS~l uJ1Pod ~S Á 'RA!SRli U9!:>u:>!unwo:> uI ~p SU!:>u~!pnu suI ~p o!pn~s~ l~ op!:>~nb!lU~ uI~AOU u1 u~ sopu~u~s~ld

uuq SUJ10~~SUS1~A!PÁ s~uo~:>uw!Xoldu SR~s3 -(L861 'ÁUM.pR~) USOl sol u o~:>~dS~l UD:> s~l~fnw ~p U!:>u~!pnu

s~fusu~w

~p So~pms~ °PUZ!IU~l uq ÁUM.pU~ ~~U~WUS!:>~ld .U9!:>U~~ldl~~U! ~p SO:>lUli OliO:> U9!:>d~:>~1 U[ U~lil~d ~nb Ol~U?~ l~ U?!qwu~ OliO:> 'SO~p~li SOliS!li sol u U9!:>!sodx~ uI R~SUq Ul~I!J ~nb 'R![!liUJ uI '~~U~Wlud!:>U!ld 'l~S RJlpod .SOA!SUli SO~p~li sol lod sopu~u~s~ld s~fUSU~li sol ~p U9!:>u:>!J!p°:>~P uI u~ UR10qul°:> ~nbsoA!~:>~IO:> OliO:> U~PU~!~U~ ~S ~nb SUA!~U~~ldl~~U! S~pUp!Unlio:> ~p l~ s~ U9!:>Rlro!~lU uI ~p UJ10~~ U~S~-~p ~~UUS~l~~U! o~d~:>uo:> Ol~O .S~lq~sod SU1~0~lqOS U9!:>U~~ldl~~U! uun lU:>OAOld ~p OA!~~fqo ns UD:> ~ldlin:> U~S? ~ldli~!S ou ol~d '~~U~l~J~ld Rln~:>~[ uI u~ U9!:>RU~Wl~~~p ~p O~IU ÁuH .UJ10~~ U~S~ulud ~fUSU~li l~ u~ u9~:> -UU~lil~~~p Á ~U9!:>u:>~unlio:> ~p S~IR~U!1 sol~poli sol u OPU!:>osu SYliOliS!U -!lil~~~P ~l~U~ U!:>U~l~J!P uun U~Rq ~S ~nb Jqu ~p 's~lo~d~:>~l sol ~p ~~lRd lod l~:>Uq uup~nd ~S ~nb s~lq!sod SU1~0~lqOS U9!:>U~~ldl~~U! uun OliO:> ~pu~~~ld O ul~ds~ 'u~s~p ~~S? ~nb 01 ~p Á 10S!li~ I~P I~A!U OliS~li lu uY~s~ ou SR~:>u~~pnusuI ~nb RÁ 'UJ10~~ O °1~poW ~~S~u~ 10S!W~ l~ u~ l~pod ~p U9!SU~li!P uI ulodlO:>U! ~S S~~U~l~J~ld suln~:>~l suI ~p o~d~:>uo:> l~ UD:> ~nb US!:>~ld .SU:>!~910!:>OS S~UO~:> -d!l:>S~p OliO:> ou Á S~uo!:>!sod amo:> °19S ~IUUO!:>!sodo uI Á UPU!:>o~~u uI '~~U~l -~J~ld uI :s~uo!:>!sod S~l~ ~UOdOld IluH luln:>!~lRd

U9!:>u:>!J!p°:>~P uI u~ '~~lud ns lod

Á IUS1~A!Un S~I~A!U ~p U9!:>U:>!J!U~!S ~p sos~old

.osu:> upu:> u~ aUla:> lof~w ~Sl~p

a.OZ I lV3~~VllIA VZO~a3d 'v'l31~8V9


2021 Elestudio delasaudiencias

.

demostrar las preferencias de los públicos y si los mensajes tenían el efecto deseado en ellos. Es precisamente el giro hacia lo ideológico, por influencia de la semiótica y el estructuralismo, lo que abrió la posibilidad de utilizar otro tipo de métodos que intentaran algo más que medir. Los modos dominantes de la investigación de audiencias habían confiado en procedimientos hipotético-deductivos para explicar los usos y efectos del contenido manifiesto de los midios. Se puede así clasificar a la investigación de audiencias en cuanto a métodos y técnicas de investigación en dos en los paradigmas que emergieron de dicha tradición: el determinista y el funcionalista. El primero estudiaba los efectos, y el segundo los usos y gratificaciones. Lindolf y Meyer (1987) introducen un tercer paradigma: el interpretativo. En este paradigma interpretativo se encuentra lo que ellos llaman la investigación cualitativa, donde se encuentran un número de métodos que están diseñados para tener accesoa los dominios naturales en que los actores sociales llevan a cabo sus actividades características. El cuestionamiento de cómo obtener los datos para la investigación social no es nuevo, ya que se trata de argumentar a favor o en contra de dos formas diferentes de aproximarse a la realidad. Este debate entre lo cuantitativo y lo cualitativo, asociado a las dimensiones microy macro de observaciónde la realidad social, está presente en toda la investigación social, no nada más en el dominio de los estudios de comunicación. Sin descalificar a ninguna aproximación a la realidad que busca entender y explicar un fenómeno social, el paradigma interpretativo que proponen Lindlof y Meyer es más apropiado para el estudio de cómo se formulan los procesos de significación en la comunicación masiva.

Las audiencias como puntos de encuentro y prácticas sociales

, i

En otra línea de desarrollo de los estudios de las audiencias, Fiske (1994) discute la posibilidad de estudiar a las audiencias y los discursos que circulan en ellas, ya sean los provenientes de los medios de comunicación o los generados por ellas mismas, como un momento o punto de encuentro donde se crea otro discurso que tiene significación por su particularidad, por su unicidad, al mismo tiempo que logra recrear una estructura u orden de cosas, una organización de la vida y semantización aceptada y hecha común a través de los mundos de vida. En el estudio de las audiencias, y utilizando los grupos de discusión, se encuentran para este autor las dos dimensiones: lo micra y lo macro de la realidad en una investigación.


un 'Jp jt?:)snq ~~u'J~u! ~S ~nb 01 So~~pu~ l!:)np~l~ Á l~m~d~:) ~p o~:)!guo:) I~ l~AIOS~l ~p P~P!I!q!sod ~I S~s~nd '0:)!~910PO~~Wsyw OU~ld un S~ ~~S3 .SOWS!W SOlc~P~:)!~910:)~ Z~P!I~A~I ~P u9!:)~nl~A~ ~un ~ u~Ánq!l~uo:) ~nb s'JUó!X~uo:) '19 ~P l~U~~qO u~p~nd ~S ~nb so~~P sol Á op~!pn~s~ ou~w9u~J I~ ~l~U'J S~ld!~I1)W s'Ju°!X~uo:) s~1 ~ ~l~!J~l ~Sp~P!I~n~x~~uo:) ~'1 -(Z861) SU~PP!D lod o~s'Jndold ~m~:)ru~s~ ~I ~P p~P!I~np ~P o~d'J:)uo:) I'J uo:) ~~:)~Uo:) ~S ~nb 01 's~JP sol sopo~ ~P ~P!A~I ~P os~:)old un lod amo:) o~:)npold un amo:) o~u~~U9!:)~~!~S~AU! ~P o~:)~ I~P OA!~~:)!J!U~!S O~U~!W~l:)nIOAU!I~ ~PU~!~U~'JS P~P!A!X~g~l lOd .SOPO~9W SO~S~ U~~!wl~d ~nb S~JlO~~~P °IIoll~s~P I'J Á soP~:)!J!uS!S ~P ~W~~S!SI~P U9!:)~:)!ldx~ ~P P~P!I!q!sod ~I 'p~P!I~n:}X~~uo:)~I 'P~P!A!X~g~l ~I UOSamo:) '~A!S~WU9!:)~:)!unwo:) ~( ~P S~!:)u~!pn~ s~1 ~P o!pn~s~ I'J ~l~d SOA!~ -~~!I~n:) sopo~9w sol ~P osn I~ U~PU~!WO:)~l~nb SOA!~U!~S!P SOSS~lsounSI~ Á~q 'Jnb l!:)~P ~p~nd 'JS'(L86V l~Á'JW Á JolpU!'1 ~P o~u~wn~l~ I~ opu~!nS!s 'P~P -!I!~n ns °p~l~SOW'Jp u~q SOA!~~~!I~n:)sopo~9w sol 'U9!:)~:)!J!US!S~P SO~!n:)l!:) sol u~ U9!:)~~~ldl~~U! ~P s~zl~nJ S~~S'J u~l~do ow9:) ~P U9!:)~Al~sqo ~I ~l~d .s~r~su~w sol ~P op -~:)!J!uS!SI~P U9!:)~U!Wl~~~P ~I ~ u~pnÁ~ ~nb U9!:):)ru~suo:)u~ 'Jldw~!s Á so:)!W -yU!P U9!:)~~'Jldl'J~U!~P SO:)l~WsoII~nb~ amo:) '~r~n~u~1 I~P ~~!U!JU! S!SO!W~S ~I ~~lO:) ~nb oII~nb~ amo:) ~JSOIO~P!~I ~ °1~poW ns u~ ~:)!Id~ (~9Z :17661 "(~ ~~ zruJ u~ OP~~!:) II~H OWS!W13 .U9!:)~:)!J!US!S~I u~ SO~:)I~ ~~l'Jnd ~I s~ 's~lo~d~:)~l so~~rns sol ~P U9!:)~d!:)!~l~d ~I ~P P~P!I!q!sod ~I l!lq~ ~nb syw '~!W -~s!(od ~I ~nb Á'O~!U!JU!~ O~l~!q~ os~:)old un s~ oP~:)!J!uS!SI~ ~nb l~l~P!SUO:) ~P OW~l~X~ (~ u~ l~~:) ~p~nd ~S o:)odw~~ 'S~!:)u~!pn~ S~I ~P o!pn~s~ I~ u~ SO:)!~9!W~Ssos~:)old sol ~ U9!:)u~~~ lOÁ~W ~un ~{l~P lod u~Soq~ ~nb s~II~nb~ ~P Á II~H ~P ~~s~ndold ~I uo:) ~pl~n:)uo:) ~:>{S!d~P U9!:)!sod ~~S~U~!q !s -(~61 :P661 ';})[S!d) Jal{laSol ,(a1{1 aJl1 JOU

'JJa~IJ UJ lUap!JJn~

.~IUaJJn;)Japun

aJqJ~~a;);)l1uJ

aJqJ~~a;);)l1 ~aUJo;)aq

SJ Jal{lJau al{l

~SuJUl1aUJ 10

lnq

aZJ-'oal{l

'~alJ~ a~OI{I 10 OM¡ aJl1 ~lXdl 01

uoJll1Jn;)Jp

I{;)JI{M

UJoJj

SJI{I ual{M

~luJod

SJ~,(Jl1Ul110

PUl1 ~a;)uaJpnv

~l1 UJal{l

am

~alJ~ paJa~

PUl1 01 ~l11{

:~~S!I~U~I~ ~puop u~ sodruS SOlu~ s~ ~nb ~Z!l~ln:)!~l~d Á 'I~l~U~S u~ P~P~!:)os ~I ~P S~~U~!llO:)Á S~I~A!USO~U!~S!P SOl U~ U~ln:)l!:) ~nb S~UO!:)t!:)!J!US!S ~P OU!IOW~l or~ldwo:) I'J U~ l~l~U~ S~~m~ln:) ~I ~P o!pn~s~ I~ '~:>{S!d~l~d .O!P~WI~P 9Á~1 O 9q:)n:)s~ 'O!A ~S ~nb ~:)!P ~S ~nb 01 U~ 'osm:)s!p un u~ U~~~l:)UO:)~s sos~old soS'J ~nb u~ t!WlOJ ~I Á 'S~I~!:)OS S~UO!:)~WlOJS~~S~ u~ u'JÁng 'Jnb so:)!19qW!Ssos~:)old SOl'Jp S!S!IYu~I~ ~:)!Idw! 'O!P~W un ~ U9!:)!sodx~ ~I ~P U9!:):)~~I lod ~AI~ns!p ~SÁ ~Án~!~suo:)~S ~nb odruS un 'OP!U~~UO:)un O~W~lSOld un l!q!:)~l I~ u~un ~S ~nb o!:)~ds~ I~ u~ sosl~ds!p Á sO~U9S~l~~~q sotIruS SOl ~P ~~lt!d lod 'U9!:)~:)!unwo:) ~P SOA!S~WSO!P~W SOl~P s~r~su~w SOl~P U9!:)d~:)~l ~( ~P O 'S~!:)u~!pn~ st!1~P o!pn~s~ I~ 'Jsy

tOZI

lV3~~'v111/\ vzo~a3d 'v'131~8V9


2041

El estudiode las audiencias fenómeno, la cuestión de que si efectivamente se está observando y reflejando en ese dato el fenómeno estudiado. Al explicar los sistemasde significado, el investigador construye un argumento para las alineaciones simbólicas que motivan o informan el comportamiento patente, lo cual es difícil en el caso de los medios, porque el momento de la recepción dista mucho de la emisión, ademásde que muchos comportamientos son propios de la esfera de lo privado. En este rasgo o aspecto,lo que surge del uso de la investigación cualitativa aplicada a la comunicación masiva es la idea de competencia, en el sentido de que si asumimos que la acción social está coordinada por constructos intersubjetivos sostenidos en común por los miembros de una comunidad particular, entonces deberá existir comportamiento específico que públicamente demuestre a esosmiembros ciertos niveles de competencia en el manejo de significados. Los métodos cualitativos son especialmente útiles en determinéír la existencia de valores de competencia indicados como regularidades de comportamiento -con las excepciones que comprueban la regla-, así como también la distribución de esossignificados en la sociedad. El desarrollo de teoría significa partir a la investigación sin instrumentos de medición totalmente desarrollados o estandarizados. El producto teórico de muchos proyectos cualitativos es el desarrollo o refinamiento de tipologías descriptivas que pueden llegar a la explicación. Esto se puede relacionar a lo étic y lo émic de la antropología, donde encontramos que lo émic representa categorías naturales, insistiendo en la inconmensurabilidad de las perspectivas culturales; mientras que lo étic principalmente descansaen observaciones de un investigador ajeno a la situación de observación que se esfuerza en construir explicaciones o sistemasde comportamiento "objetivo" estructurales que atraviesen las culturas. Ibáñez (1994) indica varias características oposicionales de estos dos conceptos: lo émic es específico e intracultural, se basa en el descubrimiento, es un punto de vista interior, es relativo, es integrador y es un punto de llegada; mientras que lo étic es genérico e intercultural, tiende a la predicción, es exterior, es absoluto y es un punto de partida. Si lo que se intenta es el entendimiento -no necesariamente la causalidad, que es difícil de comprobar en el comportamiento humano-, los métodos cualitativos nos llevarían a la interpretación y al detalle de lo émic,porque sería difícil construir una audiencia y una recepción que fuera intercultural y predictiva. Los procesos de significación son muy particulares y específicosde ambientes microsociales -como la familia, o el grupo de amigos-, y aún más es todavía difícil precisar los sentidos si se prefiere el nivel individual, lo mismo si se avanza a nivel de grupos ya las prácticas sociales de los mismos, lo que nos hace perder esa dimensión personal. Fenómenosúnicos demandan

1

!


.sEl~~u~~Eld S~PEP!A!~~E sns ~P °p!~U~S l~ S~UO!S!~~PSE!dold sns O[Eq l!nl~SUO~ S~~UO~U~Á pE~l~q!1 lOÁEm UO~ ~z!nb l!g~l~ u~p~nd sodní3 sol OjÁ so~~[ns sol ~puop s~ ~nblod U9!qmE~ omo~ 'lEmloJU! 'l!~l~A!P 'l~U -~~~l~U~UE~U~~U!~nb S~[Esu~m ~p opuEu~Il 'O[EqEl~ I~P U9!~EZ!UEglO El lod OpE~l~ '~lq!l odm~!~ ~p El~JS~ ES~u~ PEP!A!~~Ens OpUEl~U~ u~1S~ SO!P~UIsol ~nblod ~:tlEd u3 'SO!P~UIsol ~p SOPE~!J!Ug!Ssol ~p U9!~~nl~SUO~~p sos~~old S01S~'EJJElgOU~~El ~p SE!dOld SEA!~E~!IEn~SE~!U~9~~p S9AEl~ E 'lEAl~SqO EJlPod ~S ~pUOp O~U~!m!U~~~l~U~~p SE~!~~~ld SEl U~ Á lElndod 01 U~ S~ ~nb UEIEY~SgUEq;) omo~ ÁEMpE'NO~UE~ 'U9!~E~u~mnglE ~p E~UJlE~S~U3

I

.,.:

j

'S~[Esu~m SOl ~p O~!JJ~~ds~OPE~!J!Ug!Sl~ ~glns ~nb ~PU~!~U~~S ~nb 01 UO~'l!~~P os!nb ~S ~nb 01 ~p U9!~~El~~U! ~p E~!~~~ld El ~~U~mES!~~ld S~ ~nb OU!S'lo~d~~~l l~ U~ u~~s~ 01 o~odmE~ omo~ 'lOS!m~ l~ U~ ~~u~mlE~o~ u~~s~ ou so!p~m sol ~p ~[Esu~m ~~S~~p SOPE~!J!Ug!S sol El~UEm E~S~~a 'so!p~m sol ~p ~[Esu~m l~ ~~u~mE!dold l~S E EJlPU~A ~nb 01 U~Ánl~SUO~Á ,.~~~ 'OrEqEl~ ~p Ol~U~~ l~ 'EI~n~s~ El omo~ S~IE!~OSs~uo!~n~!~su! SEl~O~p sOSln~S!p sol l~S UEJlPod omo~ 's~~u~nJ SESl~A!P Ánm SEl~O~p Á so!p~m SOl u~ UE~U~S~ld s~l ~S ~nb sOSln~S!p~p OgUEl I~P Ol~U~p UEUO!~~~I~S so~!~n9U~ml~q S~lOpEl~do sol 'Eln~ln~ El ~p E!~U~n~~suo~ U~ Á 'SOPE~!J!Ug!Ssol ~p U9!~~nl~SUO~El U~ o~~[ns I~P l~dEd l~ opuEloIEA~l 'S~UO!~E~!J!~ElgÁ sosn ~p Á so~~~J~~p SE~S~A!~!SOd s~nboJu~ sol u~ SOpESEqso!pn~s~ sol lod SEP!l~gns E~!JYlgO~gU9!~EZnE~01~p OsE~g~lgom -~PO!~OSSE~~U~l~J!PSEl ~p YIlE sym l~A E~~ldm! V:J!I:Jp.ldEun omo~ E!~U~~pnE El ~p U9!~EZnEn~d~~uO~~l E~s3 'sE~!myU!p uos E!~U~n~~suo~ lod Á O!~EdS~ Á odm~!~ ~p SEpEU~plOO~SEIU~ U~A~nm ~Ss~nd 'SE~!~~~S~ uos !U SE[g u~~s~ ou Ol~d'IE!~OS U9!~EmloJ El ~p OA!Sln~S!pl~~U!O!~EdS~l~ U~ 'S~IE!~OSso~~[ns sol '"so~!~n9U~ml~q S~lOpEl~do" sol lod sEpEmloJ uos SE~!~~~ld SE~s3 "(099 :L861 -OJp1 PUlJ /lJ.ln}/n.1 jo pJwnsuo.1 fo

'~UUl!J)

S}UJWOW /DJ.1.i°}SIl{ }UJ.lJjj,P}lJ

J.1UJ.lJfJ.l/lJ.11So/

'f.lOMJIUlJ.lf .llJ/n.1p.llJd lJfo ÁJ1SSJ.1JU SUI¡(f1US1SJl{} O} SUIP.lO.1.1lJ

PUlJ pJ}n}psuo.1

.{/snoJulJ}/nw1s

J.llJ }XJ} lJ1pJW l{.11l{M l{Sno.ll{} SU1UlJJW

JSUlJl{.1XJjuoplJ/n.1.l1.1 /lJ1.10S Jl{} U1 pJppJqWJ

SJ.1p.1lJ.ldfo

sJ/punq

.lO J/punq

lJ

:omo~ E!~U~!pnE El ~p U9!~!U~J~PEun ~~~lJO u~!nb '(L86U gUEq;) E~~UEldOWo~ '~~ -U~WEA!Sln~S!pl~~U!O 'sOSln~S!pomo~ Á so~undomo~ ~Sl~Au~p~nd U9!~d~~~l El Á E!~U~!pnE El 'JSY .U~plO opung~s ~p OSln~S!pun EmEIl ~S ~nb 01 U~ 'U9!~ -E~~ldl~~U~ El ~p S9AEl~E U9!~E~~ldl~~U! El ~p lElqEq sg 'sEA!~El~l S~Uo!~!sod SEl'S~UO!~~El~~U!SEI'so~u~m~l~ sol 'SE!~U~nIJu! SEllE~dE~ ElEd 'SOWS!WSOl~p o~u~!m!pu~~u~ l~ s~ U9!~E~!J!ug!S ~p sos~~old sol ~p o!pn~s~ I~P E~~WEl '~lqEznEl~u~g l~S ou lod Ep~u~~qoU9!~EWlOJU!El ~p Z~pnEA El l~pl~d E~!J!Ug!S ou OS~ Á 'sou:)w9U~J SOS~EIed SO~!ut) sopo~9w ~p °IlollEs~p l~ SO'Z 11'v'3~~Vllll\

'v'ZO~a3d Vl31~8'VE)


2061

Elestudiode lasaudiencias La construcción por parte de los sujetos, de los significados de las actividades de tiempo libre y de entretenimiento, se hace entonces en 10que Fiske llama una "lucha semiótica y social" (1994: 198), donde las audiencias son prácticas realizadas por formaciones sociales, que aunque se pueden organizar para su estudio en una primera instancia, siguiendo categoríascomo edad y nivel socioeconómico, provenientes de la investigación con los modelos lineales de comunicación, se constituyen al momento de la creación de los significados como entidades que se van diferenciando y organizando con criterios que surgen de ellos mismos y que no son impuestos exteriormente, entidades activas que hacen mucho más que solamente responder a los mensajesde los medios. Para intentar explorar estas actividades de la construcción de 10 popular en la esfera del entretenimiento y del tiempo libre se hace necesario, como se dijo arriba, echar mano de las técnicas que permitan una observación y traducción de estos momentos del proceso de significación, que en este caso concreto no intentan comprobar, sino describir primero, e interpretar después, estas prácticas. Intentar dibujar entonces una ruta de exploración de este espacio de lo lúdico para los sujetos sociales es echar mano de técnicas de observación en los ambientes "naturales" de interacción y de construcción de significados, en la vida cotidiana y con la búsqueda del dato que desde el mismo sujeto indique por dónde se dirige el proceso de la significación. Una estrategia que intente entonces rescatar desde los sujetos sociales la creación de discursos de construcción de significados implica crear espacios donde ellos puedan expresarse, y los grupos de discusión aparecen COnlOel camino adecuado. Además se podrían intentar otras técnicas, como la observación participante, que arrojaran datos sobre cómo los sujetos van elaborando en esos espacios de descanso los circuitos de significación que crean los discursos de los medios de comunicación. U na vez recogida esa información, el investigador tiene que darse a la tarea de la interpretación de segundo orden, a fin de ir al mismo tiempo reconstruyendo los procesos de significación y buscar las regularidades o los elementos comunes que permitieran una explicación más generalizable que rebasara el ámbito de lo particular y micro-episódico. Esta tarea no es fácil, ni mucho menos asequible en periodos de corto plazo, sino que son tareas de largo alcance, de detalle y minuciosidad, pues el intento de capturar esa explicación implica cubrir todo el espectro de los discursos que se combinan y se mezclan, así como el reconocimiento de los procesos más amplios de significación que se suceden en las formaciones sociales. Esa dificultad no es sinónimo de imposibilidad, es más que todo el reto de la investigación en el ámbito de los procesos de significación en la comunicación masiva inmersa en la sociedad.

J