Page 1

Bolivia: el golpe avisa JOSÉ STEINSLEGER

¿Qué buscaba la CIA cuando el 2 de julio, en los militarizados cielos de Europa, puso en peligro la vida del presidente del Estado Plurinacional de Bolivia Evo Morales Ayma? ¿Al réprobo de la CIA y de la Agencia Nacional de Seguridad que denunció el monitoreo de Washington en las llamadas telefónicas, correos electrónicos y conversaciones de chat de sus aliados europeos? Algunos gobernantes, fingieron indignación. Angela Merkel, caudilla democristiana y premier de Alemania, dijo: “A los amigos no se les espía…”. Y el presidente socialista de Francia, François Hollande, junto con su homólogo de Italia, el ex comunista Giorgio Napolitano, exigieron una explicación inmediata (sic) del gobierno de Obama. Sin embargo, el 8 de julio todos andaban de besos para celebrar un tratado de libre comercio entre la UE y Estados Unidos. Los medios del norte (y las cotorras que en el sur les hacen eco), priorizaron el vía crucis de Snowden, menospreciando el gravísimo atentado a Evo. La Nación de Buenos Aires, por ejemplo, publicó un artículo titulado Los riesgos de provocar a Estados Unidos (3/7/13), firmado en Washington por una corresponsal de la agencia de noticias alemana Dpa. Pero en lugar del caso Snowden, el tono del texto aludía a los países del Mercosur y la Alba. Se ha dicho que la agresión al gobernante del país andino, carece de antecedentes. Un modo de seguir olvidando que en 1802, Francia apresó con enga ños al líder independentista de Haití, Toussaint L’Ouverture, confinándolo luego en una fortaleza al pie de los Pirineos, donde Napoleón lo dejó morir de frío. ¿Y el secuestro del general Manuel Antonio Noriega, jefe de Estado de Panamá, a quien Estados Unidos encerró 20 a ños en una prisión de Miami, tras la invasión militar de 1989?


De pu ño y letra de Evo, La Paz, 10 de julio: La prohibición de sobrevolar (NR: el espacio aéreo de Francia Italia, Espa ña y Portugal), aplicada simultánea y coordinadamente por cuatro países bajo el mando único de la Central Intelligence Agency (CIA) contra un país soberano, bajo el único pretexto de que pudiéramos estar trasladando a Snowden, ha dejado al descubierto el peso político de la principal potencia imperial: Estados Unidos. Evo cuenta que a minutos de llegar a territorio francés, París canceló la autorización de sobrevolar su espacio aéreo. La primera opción era volver a Rusia, de donde habían partido. Pero corríamos el riesgo de quedarnos sin combustible, dice. Afortunadamente, el avión pudo aterrizar en Austria, pues también Italia y Portugal se habían negado por problemas técnicos (sic). Y al embajador de Espa ña en Viena, Alberto Carnero, le tocó protagonizar el tramo final del torpe y miserable sainete urdido por la CIA, en comunicación directa con el viceministro de Relaciones Exteriores Rafael Mendívil Peydro. Para autorizar escala en Las Palmas, Carnero puso como condición la revisión del avión. Evo plantó bandera: Usted no puede revisar el avión. Descolocado, el esbirro pidió entonces que lo invitara a tomar un cafecito en la nave… Evo le dijo: ¿Está usted tratándome de delincuente? Si usted intenta ingresar en ese avión deberá hacerlo por la fuerza. Y yo no voy a resistir una operación militar o policial: no tengo los medios de hacerlo. Evo cuenta que el embajador se asustó, descartándose “…la opción de la fuerza, no sin antes precisar que, en esas condiciones, no podía autorizar nuestro plan de vuelo”. El esbirro de Rajoy manifestó: A las nueve de la ma ñana le vamos a informar si puede partir o no. Vamos a discutir con nuestros amigos, me explicó. ¿Amigos?, observó Evo. “¿Quiénes son esos ‘amigos’ a los que usted hace referencia? Francia e Italia, sin duda… Pero no me respondió, y se retiró”. El periodista espa ñol Juan Manuel Martín Medem, del periódico Diagonal, resumió el atropello diciendo: Los vigilados


por Washington se convirtieron en mercenarios del espía, para perseguir al arrepentido de la CIA que denunció la penetración electrónica de Estados Unidos en la soberanía nacional de sus aliados. Tres lecciones se desprenden del secuestro y humillación del presidente que en el Encuentro Mundial Antimperialista y Anticolonialista de Cochabamba (31 de julio/2 de agosto) fue proclamado líder de las organizaciones y movimientos sociales del mundo frente a un millón de personas y mil delegados de 20 países: 1) A los pueblos del mundo mostró que la piratería de las naciones civilizadas continúa vigente, y guarda pocas diferencias con la ejercida por Carlos V, Isabel I y Felipe II; 2) A los gobiernos latinoamericanos envió un mensaje de advertencia frente a sus esfuerzos de integración, cooperación, independencia y solidaridad, y 3) A los intelectuales de invernadero que hablan del oto ño del progresismo, probó que el imperialismo existe, tiene centro, y que sólo la lucidez de los de arriba y abajo podrá consolidar una política de paz. El atentado a Evo probó también que los discursos antiimperialistas de América Latina responden a 200 a ños de luchas emancipadoras y, por consiguiente, empiezan a ser algo más que retórica vacía de verdades, contenidos y acciones efectivas. http://www.jornada.unam.mx/2013/08/07/opinion/023a2pol 07/08/2013 11:15:54 a. m.

Bolivia el golpe avisa  

Análisis que hace el periódico de la jornada sobre el peligro de la vida de Evo Morales que corrió mientras volaba por cielos europeos

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you