Page 1


2


3


Primera Edici贸n. Junio 2009 Ediciones aPULSO. Los Aguilera 246. Concepci贸n, Chile. 100 Ejemplares. Dise帽o portada ilustraciones y montaje final del autor. 4


5


6


7


8


9


10


Ahorcando una paloma en vuelo este deseo que te desea establece una protesta por mi, por ti, por los cielos, por el tiempo que demora y acaba todo. En los pasillos de buses y tiendas la gente corre y tropieza y se toca y se hace amiga y enemiga y toda esa gente, toda esa gente habita dentro de ti y levanta edificios al interior de tu piel y te habla y te llama y te fornica la vez que puede de aquĂ­ hasta el Apocalipsis que es cuando el mundo se acaba al interior de cualquier casa. 11


Ésta sinrazón que se hace trizas, que alega desde piedras. El eclipse de lo posible, la orfandad del amor sanitario, se escuchar gemir a las monjas en un idioma animal, varios vacíos forman el hambre, hay un hombre comiéndose así mismo cada vez que se descubre una estrella. La muerte limpia las mesas en el bar de la vuelta, un hombre millonario se mira un millón de veces en el espejo. El universo se esparce en un pan con mantequilla. Todo se cae, las cosas que vuelan se han caído hacia arriba, cualquiera divinidad es monstruosamente humana. Todo se anima, la burocracia es una enfermedad de transmisión sexual.

12


a la hora del té se casan los fantasmas, toda casa es una casa de orates, mi madre era una santa hasta que se le ocurrió lo contrario.

En el baile demente una abuela dio a luz, hay una mujer gorda y denuda declamando alarmantes poesía, sus escenarios están pulcramente cubiertos de azulejos, y creo que es un hombre.

Todo se trasmuta en todo, la verdad también se encuentra a la venta en las cunetas, las putas viejas escriben una enciclopedia con un cigarro en la mano, viento, color, ausencia de figuras geométricas al interior del pecho, lo indivisible se acabó cuando cayó al suelo. Unos coristas desnutridos cantan y bailan sobre la tierra de tu tumba.

13


Los robots se apagan en defensa propia. Todo cae al vacío, el vacío es un plato de legumbres. Tu tía y la mía hacen un salud mirando al infinito a los ojos. Una caravana de buses viejos comienzan a estacionarse lentamente en una cosa llamada corazón, todo tenía razón, todo tendrá demencia, la constitución se escribe en un carrusel, las tablas de la ley también sirven para hacer fuego, hay un desfile de modas a dos cuadras del infierno. De éste beso nacen algunas orugas, de ésta lengua emerge el abecedario de todos tus agujeros de este cuerpo nacen varios cadáveres, con éstas manos se estrangula mejor, dios se está masturbando mientras separa la luz de la tiniebla.

14


Y resulta que a esta hora a llegado el fin como vacío y nada dejó en las manos, ni en la cama ni el refrigerador. La soledad abunda y se ve tan sirena sobre la mesa del comedor los muebles duermen la vajilla los papeles los países que fueron paraíso está todo con sensación de ausencia con la sensación de pasos en la arena como casa sin las boletas de pago sin el tedio de las ciudades y sus paseos y sus plazas infectadas de palomas fagocitas y animales complejos con pasaporte humano. La cacofonía del color, la jubilación de las flores las pocas horas donde nunca pasa nada donde intentas dormir como si esa cama no fuera otra roca.

15


Había que tenerlo todo todo y bajo control pero la verdad es que el mundo nos comió las entrañas y ahora descansan hasta los payasos besar es un lujo y olvidarse de todo: la utopia. Y más ahora que los mendigos hacen turismo aventura que al mundo le cuesta girar que somos todos una tropa de viudas con la inseparable certeza del abandono y que los tiranos en el letargo de su jubilación juegan al sudoku para olvidarse de la crisis.

Y que, con ello, ya no tengo intensiones de abrazar por miedo a perderlo todo.

EL Sudoku En los Tiempos De crisus 16


Soy un eco. Un eco en tus entrañas. La rosa de Alejandría y las mareas de fuego. Toda cosa, eso soy, toda cosa que se diluye, lo que mancha, lo que da vida, lo que sumerge a los hombres en los pecados. La odisea de lo que perdura en el aire, la ausencia frente al espejo, la risa en tu bajo vientre una melodía cada vez que ríes. Soy un ojo, la verdadera historia de los duendes, una pelea de serpientes, una extraña especie entre tus ríos, soy un dios pobre, la sobredeuda de los deseos. Están los que se entienden con las manos, los edificios viejos mendicantes, las horas que fraguan nostalgias la unidad resbaladiza de los cuepos, el paseo del aliento en las orejas, la media hora del canal salvaje, el sudor de los santos de vitrina y soy un eco, que repite, que repite la mojada virtud de tus estrellas.

17


Archivos, miseria, pena flotando en la luna, fantasmas de algodón, todo sobra, hay una momia fumando tus palabras, equinoccio de madrugada, invierno de pecho, parece que todo da vueltas, una señora protesta con ganas de quemarlo todo, se fisuran las escuelas un conde habla despacio bajo tu cuello, todo el mundo en el cielo hace su propio baile el alma se vuelve mecánica, mecánico el pan y la cama donde duerme tu vampiro. El universo se ha volteado, todo se cae y se pierde y no encuentro la llave que hace juego con tu ombligo.

18


La verdad es que las cosas no dan para esperar mucho solo podemos dejamos suspender del aliento aprovechar que el cielo nos olvida esperar al sediento de deseo y hacer como que todo esto sucede en otro planeta, pensar que en ese planeta las mareas son distintas y el mar viene a lo mรกs alto cuando se le llama o en su defecto buscar cualquier humedad solidaria y entregarse al fornicio por razones humanitarias.

19


Esa que te mira y deja mirar la que se hace carne la que dice que estas viva la que habla por ti la que muere cuando mueres la aparición infame de tu fantasma la que te captura al desnudo en plano entero por que estás en el peor momento de la historia por que tuenes una lágrima en technicolor por que a veces vives más allá de la apariencia por que lo humano huele a tristeza y vouyerismo como una cama abandonada y como cualquier mar con marea en retiro. Es cuando se calla el universo y aparecen los rostros lascivos del hambre y el despojo. Es el abandono total el exilio de ti y de tu propia casa cuando alguien al fin alguien se muere de pena tras una pantalla en la impávida melodía del the end.

20


Extraña participación de los fantasmas en la fiesta. Extraño suceso eso de entregar el todo. Extraña situación social en el insectario de tu espalda. Hay momentos de fe, bolsa de cebollas en la cocina, países que aparecen en los crucigramas y un mar de gente esperando en el metro de tus entrañas. Extraño fornicio en el ayuntamiento y yo estaba sólo y tu también pero con un poco de imaginación parecía que estábamos juntos y punto de eyacular sobre las estrellas.

21


Conspiración contra el veneno, contra los hombres que son como madres viejas y tristes contra las mujeres que se hacen faldas de billetes contra las putas no honestamente cobran por el servicio. Decapitación para los docentes a punto de recibir la taxidermia, confabulación contra las leyes del mercado que compra-venden el corazón. Abolición del mester de hipocresía que nos hace bailar sobre las fecas de la incertidumbre.

22


En el delta de las pieles con ardor, donde junta donde abre donde aparece el paraíso que es la carne, donde el ángel se humecta y hay tercianas. Esta cosa viva, un silabario del deseo, la extensión del hambre contra la piel, la construcción de rascacielos sobre el abdomen. Lengua, conjunción de salivas más allá del cielo, territorio nómade donde habitan calderas, madre de toda serpiente, una cosa animada recorre mi espalda, lengua y sonido de catedrales, lengua y desborde de mares lengua y total penitencia en tus denudas mezquitas. Constelación de planetas viscosos,

23


exposición del ser en tus sagradas cavidades, habitación de dios en lo más alto de la nalga, sonido de carnavales llegando embebidos a la garganta ajena, intento de derrumbe de dólmenes salinos, lengua y universo, intersección de planetas mojados y depósito de flores en las ranuras, lengua y muerte del ídolo que trasforma el sol en piedra, aparición de frutos brillantes colgando de la boca, situación de desamparo total en esta tibia lluvia que necesita del fuego y las entrañas para poder vivir.

24


¿Qué era aquello con un halo de rojo murmullo? Lo que se ve y se piensa, las notas ahogadas en el mar de los muertos, la naturaleza y las sabias melodías que no alcanzan para vivir. Retrato de lo ignorado, misericordia en fa menor grados centígrados andando por la calle lo justo y el silencio las ansias que se escapan de la boca tonadas de sol y cuadratura el abrazo para un universo convexo hay alguien paseando en las dunas de los imposible un mísero rumor de los sentidos la palabra y el estaño de donde nace la cosa salina, la madre de todo labio la latitud incorrecta en el pecho del desvarío. Retrato de joven con violín de fondo o violín con figura de joven de frente o joven con retrato de sí mismo en un bolsillo o parcas abriendo por do más teclado hubiere y la clara imagen que escribe ya para desorientar a la muerte y a la cobardía.

Retrato De joven Con violín De fondo 25


El demonio también es amigo mío es un ángel al revés con albedrío.

No es que el cielo cicatrice, no es que muera el infierno en sus matrices, las parteras han dejado por la boca la alegría, las pasiones van de loca cacería. Presidentes con la dieta de las heces, se han pegado los profetas eteses.

Seminales aguaceros en moteles de poemas placenteros sin papeles. Lobos con caperucitas indispuestas dejan a los sibaritas en indigesta

Al que esto justo quepa ponga el sayo, me devuelvo a las estepas luego callo.

Me mastico con las manos y me engullo los amores del gusano y los tuyos. Una madre pare y toma cocacola con el feto que se asoma por la cola. 26


27


Trizas, pieles. matado.

De hacer de envolver al todo en secas Escuchar Ganas de matar y ser mundos. Intensión continua de herir, el réquiem de los infamia. De devorar y deseos, de desgarrar la seque, Deseos de abrir los mire, que el agua viva, que cuerpo cosas, que la sangre públicos, deseos de voltear las bancos, de acabar con la tos de los edificio animales, ganas de fornicar en la fila de los incendie, codiciar la sabia crudeza de los iglesias, que el cielo se pecho que se quiebren las mundo, que una cicatriz aparezca en el deformes del hombre más poderoso del boca, que una marcha de hombres incendia, deambule por tu todo, todo se seca y se ausencia, hay ganas de quemarlo demencia, de hacerse cargo de la dios, de aplaudir la suspirar es la codicia de desnudar a tierra, el afán de ajenas, en el hito más profundo de la miseria, la necesidad de comer de las carnes la ausencia en ser el baile de la universos la posibilidad de vivir. el único en todos los y dejar de ver

28


El dios sólo vive en el sonido es el eco del es la renuncia a las naturalezas el delirio constante de los de las la danza idiota de los que se arrojan en los imposibles formas de extinción de países tristes y habitando tras las un ocaso para la epidemia de el magnicidio es una forma de el sexo es un la lengua da en las palmas de las habitan la tierra prometida se en el bajo

Hay ganas de matar, de acabar con el fuego purifica, el fin de la se convierte en un la ciudad se abraza a las masas de la la llama es el ápside del hay que quemarlo hay que quemarlo hay que quemarlo

soledad, vacío, vulgares, venenos flores, hombres mares, animales, grises ventanillas, oportuno formularios, baile, mesías, vida, manos paraísos, encuentra vientre.

todo, espalda templo, luz, desvarío, todo, todo, todo.

El infinito tiene aspecto de difunto.

29


Y con orden se emanciparon la fieras y con orden y mas orden de sus causas y sus efectos ya nadie baila arriba de su propia piel.

Por ello las cosas están como están todas ciertas todas normales y el perfecto orden de las sienes nadie embarcado en viaje con naufragio seguro nadie escupiendo moscas más de los debido nadie haciendo un cabriolé por la calle de las putas nadie haciendo el teatro de la calavera Por esa certera razón y la voz de la razón y sus leyes hay un hombre que se acuesta sólo raquítico de deseo. 30


Yo soy la pirámide viviente el pi y la theta la sopa de letras y las palabras cruzadas. Yo soy el carbono 14 y el B-52 Yo soy la estrella central de la boite el conejo del sombrero El cordero degollado y el conejillo de indias. Yo soy el que voy a comprar pan en la mañana aunque haya que cruzar la calle. Soy la serpiente emplumada y el zorro en el cogote la trinidad y el cuarteto de cuerdas. La estrella en el infierno y la lava en la luna. El Aquiles, la tortuga, la cera y el sol. El monumento viviente la verdad develada de que algún bendito inventó la escritura.

31


32


33


Un día a las dos de la tarde descendió por la Tercera Avenida. Paró donde se juntan las cuatro esquinas y, como si fuera la quinta esencia, tomo el bus que llevaba seis pasajeros. Los siete días de la semana los pasaba cesante. Ocho empleos inconclusos acabaron con su paciencia. Pensando que los nueve planetas estaban en su contra, maldijo 10 veces su maldito infortunio. Bajó cerca del metro y ascendió los 11 escalones con tal parsimonia que parecía que se tardaría los doce meses del año en hacerlo. Era un martes trece y catorce grados indicó el cartel electrónico cuando entró al edifico. Subió al elevador y descendió en el piso15. Cerca de la caja tomo el número dieciséis. Cuando ya llevaba 17 minutos de espera la secretaria anunció “Todas las personas mayores de 18 anos deben esperar en la oficina 19”. El, por supuesto, con sus veinte años se dirigió con desgano. Estamos en el siglo XXI –pensó- y aún no se acaban las filas. Completó el formulario 22 con la paciencia del Papa Juan XXIII. Le informaron que, dentro de 24 horas recibiría el cheque y así, algo más contento, pensó en los mendrugos que podría comer el día de navidad.

34


Entonces el Sha de Bahrein, como cada noche de viernes, hace su aparición triunfal bajo el arco de herradura antes que los sirvientes le muevan silla, le sirvan la cena y le arreglen la vida. Se sienta y, frente a su majestad, el suculento Beram de Perdices y todo los demás. Sobre el turbante de enrollado verde eléctrico el Huevo de Kandahar, maravilla de millonaria belleza esmeralda. De pronto se apaga la luz, se prende la luz y se pierde el huevo. La guardia del Sha interroga a un sirviente, un músico y una bailarina. ¡Alá!¡Ala!. El huevo no aparece y los tres son sentenciados a muerte por conspirar en el robo del huevo. Madrugada del sábado y la guillotina cercena con prisa los cuellos un sirviente, un músico y una bailarina. Viernes de la próxima semana y el Sha hace su aparición triunfal bajo el arco de herradura antes que los sirvientes le muevan silla, le sirvan la cena y le arreglen la vida. Huevo en la cabeza, se sienta y aprieta el interruptor debajo de la mesa que apaga la luz y la enciende, como cada noche de viernes.

35


Se alza a media altura y cae dolorida sobre la madera. Lleva cinco horas en lo mismo. Practica un swing pendular con la profunda convicción de que aquel movimiento lo dejará encantado. De vez en cuando mira la plaza cuando pasa por la ventana ejecutando un droit, vano intento para deshacer el espacio entre dos puntos. Mira de nuevo al pasar y se imagina ella sirena, dorada y central, lanzándole desde la fuente su humedad amatoria. Ya van seis horas y la bailarina no cede. Su pieza se estrena en la noche y la perfección debe ser notable, único modo para que el ceda y le pueda amar como ella ama. El impacto último sobre el suelo le hace sangrar los pies descalzos. No puede parar, so pena de muerte o muerte de pena. Mañana el estará en primera fila con una pasión exigente y crítica. Sigue sangrando hasta el olvido. La pieza esta completa y perfecta. Noche del otro día. Nervios en el estómago y ansiedad en el alma. Se saca las vendas, toma impulso y salta sobre el escenario. Mira la primera fila y él no está. Va caminando solo, haciendo un cabriolé,

36


37


Primera Edici贸n. Junio 2009 Ediciones aPULSO. Los Aguilera 246. Concepci贸n, Chile. 100 Ejemplares. Dise帽o portada ilustraciones y montaje final del autor.

38


39

CADÁVER  

Libro de poesía y cuento que interactúa con montajes fotográficos del autor.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you