__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

INTRODUCCIÓN A LA TRADUCCIÓN

PRIMERA

PARTE

CONSEJOS SOBRE LAS REVOLUCIONES ANUALES 1 – No presentamos estos juicios como una ley, sino que los damos para que se recuerden las configuraciones y los efectos de los cuerpos celestes. No existe la obligación de adoptar estos juicios, sin embargo ayudarán a conocer el porvenir. Estos juicios serán muy útiles si se aplican con orden y discernimiento. 2 – No hay que buscar más allá, como la mayoría de lo que se ha descrito, sólo hay que adoptar los mismos y los más cercanos a ellos. Hay que adoptar pues el término medio entre unos y otros, como un juez experimentado por las leyes de la naturaleza y el discernimiento. 3 – Hay que estudiar admitiendo todas las generalidades, y luego examinando las aquí expuestas; el estudio debe partir de la experiencia de los numerosos autores, luego habrá que decidir según los juicios expuestos aquí; hay que trabajar profundizando en lo que otros dicen, y finalmente lo que se expone aquí.


4 – Si una vez estudiados los trabajos de autores, se trabaja, se conocerá mejor la naturaleza de las cosas, pero habrá que penar si se pretende adquirir habilidad en esta ciencia. El tiempo así como el estudio y las disposiciones naturales, conducen al estudiante a la perfección. 5 – No hay que creer que las configuraciones celestes culminan todos sus efectos, si el estudiante, una vez advertido de ello, no los amplía. El sabio puede ayudar a las apariencias celestes, como el agricultor ayuda a la tierra mediante el cultivo de un campo, sin embargo el resultado se encuentra siempre en un juicio medido. 6 – El radical indica los acontecimientos futuros con una duración para toda la vida, mientras que la revolución no indica mas que los acontecimientos futuros para un único año. Debemos tomar en consideración una revolución y no debemos desdeñarla. Cuando está en concordancia con el radical, siendo el radical más fuerte, mientras que la revolución sólo produce efectos rápidos, habrá que temer las revoluciones y profundizar en ellas, sobretodo si en este momento coinciden con un eclipse o una fuerza celeste escondida, y examinarlos como un todo, especialmente si las luminarias son débiles en el radical, o si se tiene una luminaria eclipsada en la revolución. En ocasiones, los efectos de una dirección desaparecen en lo que tienen de bueno, o bien los malos efectos muy potentes en una revolución, cambian en efectos contrarios. Asimismo, aquél que hace los juicios debe ser prudente en las interpretaciones de las revoluciones. 7 – Una revolución potente se produce por las bebenias1 de primera magnitud, colocadas en la latitud del zodiaco, aunque el efecto viene más bien de aquellas situadas en el cénit de nuestras cabezas. Será mayor cuando el significador principal se encuentre con ellas, y sobretodo cuando estas estrellas del zodiaco no estén en la latitud. 8 - Para emitir un juicio sobre el exterior, se examinará el Sol, y para juzgar la cualidad y los acontecimientos, se examinará la Luna; el Sol da en efecto la forma, y la Luna la materia; luego se mezclan los

1

Estrellas fijas benéficas de la naturaleza de Júpiter y Venus.


juicios de los demás significadores examinando el país, las posiciones y los lugares de las personas, sus padres y sus hijos. 9 – Cuando el ascendente del radical y de la revolución esté en la revolución, se juzgará para bien o para mal, según la existencia del maestro del ascendente de la revolución. 10 – La revolución de un nacimiento establecida en el momento en el que el Almutem del nacimiento empieza a retrogradar, si se trata de planetas inferiores que se dirigen hacia la combustión, indica muerte; si se trata de planetas superiores con un mal aspecto de los maléficos, significará lo mismo. 11 – En las revoluciones, Júpiter colocado en los grados en que estaba en el momento del nacimiento, empuja al nacido hacia el matrimonio. 12 – No se alcanzará ningún don ni regalo si no lo promete el tema natal. 13 – Los expertos en Astrología dicen que en el año en el que el signo de la casa IV radical llegue al Ascendente de la revolución, el carácter del nacido será más grosero y malvado. Si en ese lugar se encuentra algún planeta que viene del signo ascendente, será asesinado, y tendrá que afrontar dificultades por parte de los padres. Si un planeta afortunado se encuentra en ese lugar, será sano de cuerpo y espíritu y heredará de sus padres. 14 – Todo año en el que el signo de las casa VI, VIII o XII, se convierte en el Ascendente de la revolución, será malo; será peor si su Almutem es un planeta desafortunado, o si un planeta maléfico es desafortunado en el nacimiento, o en la revolución. 15 – Si el Almutem de la casa VII del radical se convierte en el signo del Ascendente de la revolución, y si un planeta benéfico se encuentra en él, el hombre será feliz a través de las mujeres y obtendrá reconocimiento del pueblo. Pero si el planeta no es afortunado, crecerá entre enemigos y por causa de las mujeres.


16 – Si el signo en el que se encuentra Saturno en el nacimiento se convierte en el signo del Ascendente de la revolución, aparecerá una enfermedad provocada por el frío, y será peor si Saturno está en cuadratura u oposición al signo del Ascendente del nacimiento. 17 – Si el signo en que está colocado Júpiter se convierte en el signo del Ascendente de la revolución, la fortuna y los bienes del hijo aumentarán. 18 – Si el signo en el que está colocado Marte es el signo del Ascendente de la revolución solar, los enemigos tendrán honores, herirán al nativo con el hierro, o bien sufrirá una fiebre violenta, o una quemadura dependiendo del signo en el que se encuentre Marte. 19 – Si el signo en el que se encuentra el So se convierte en el signo del Ascendente de la revolución, si es afortunado, el nacido tendrá éxito debido al rey y a sus padres. 20 – Si el signo en el que se encuentra Venus se convierte en el Ascendente de la revolución, será afortunado y feliz a causa de las mujeres. 21 – Si el signo en el que se encuentra Mercurio se convierte en el signo del Ascendente de la revolución, será rico, su erudición y su éxito aumentarán. Pero si es desafortunado será odiado por todo el mundo a causa de su maldad. 22 – Si el signo en el que se encuentra la Luna se convierte en el sino del Ascendente de la revolución, y si es afortunada, la fuerza del cuerpo y el espíritu aumentarán. 23 – Si el signo en el que se encuentra la cabeza del dragón se convierte en el signo del Ascendente de la revolución, se le prometen al nacido honores y alegrías. 24 – Si el signo en el que se coloca la cola del dragón se convierte en el Ascendente de la revolución, significará privación de cualquier bien.


25 – Seguidamente se examinará el grado de la partición del Horóscopo, si aspecta a Venus, aumentará el encanto de espíritu, y la felicidad vendrá por las mujeres. Si el grado de la partición aspecta Saturno con Venus, significa un amor voluptuoso que engendrará la vergüenza y el deshonor. Si el grado de la partición aspecta a Júpiter con Venus, significa honestidad y una riqueza con felicidad. Si el grado de la partición aspecta a Mercurio desafortunado, significa exceso de amor. Si aspecta sólo a Júpiter, dará riqueza. Si aspecta a Marte o Saturno con Júpiter, el nacido perderá su fortuna. Si el aspecto de Marte y Saturno es benéfico con Júpiter, indica pérdidas voluntarias o numerosos gastos. Si el aspecto no es amistoso, indica pérdidas involuntarias y robo por bandidos o ladrones. Así es como se hará el juicio de cada planeta según su naturaleza y gado de la división espectada. 26 – Cuando en la revolución del año, un planeta afortunado está en el lugar de un planeta desafortunado, en el momento del nacimiento, convierte el mal en bien. Y en el año en el que el signo del fin2 es el domicilio del Sol y de la Luna, el juicio será considerado por los Almutem de sus domicilios. Una revolución lleva a los hombres a las mismas cosas cuando el significador de la cosa vuelve al mismo lugar de su radical. Y la cosa significada es más duradera cuanto más fuerte es la figura de la revolución con relación a la figura radical en lo que concierne al asunto prometido.

2

N.T. Signo que está en la cúspide de la Casa VIII, que es la casa del fin.


EL MAESTRO DEL AÑO Para encontrar el maestro del año En las revoluciones solares de los nacimientos, se le concede a cada año solar un signo entero, empezando en el grado del ascendente del tema radical, de tal forma que si una persona tiene el grado 11 de Leo en el horóscopo de nacimiento, el espacio comprendido entre el grado 11 de este signo y el grado 11 de virgo será el signo de la profección, que se concederá al primer año a partir del nacimiento, y se continuará así siguiendo la sucesión de los signos hasta el final de la vida, dando el valor de un signo a cada año. El planeta regente de este signo se denomina “Maestro del año” mientras dure este signo, pero al cambiar de signo cambiaremos de maestro. SATURNO MAESTRO DEL AÑO Y EN BUEN ESTADO Hermes: libro 2, capítulo 4. Abenragel: parte 6, capítulo 3. Saturno es por naturaleza maléfico y destructor. Por el contrario, Júpiter es benéfico y significador de bienes. Sin embargo, sucede a menudo que un maléfico significa la prosperidad y un benéfico adversidad y sus diferentes disposiciones. Un benéfico mal dispuesto, ya sea por su naturaleza, sea por su disposición contraria, significa desgracias y pérdidas; si está en aspecto con otro planeta, en mala disposición, el perjuicio es mayor. Pero si un planeta está bien dispuesto, ya sea en trígono o en sextil con Saturno, no crea problemas, sino que significa lo bueno. Cuando un benéfico está en mala disposición y débil, sus significaciones son débiles. Pero si en este estado un maléfico lo mira, recibirá de este maléfico una actividad desgraciada y el benéfico producirá los efectos del maléfico.

Profile for Escuela de Yoga Conchita Morera

Rev. Solar de Junctino  

Libro sobre las revoluciones solares

Rev. Solar de Junctino  

Libro sobre las revoluciones solares

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded