Issuu on Google+

zeroth. revista de automatizacion y robotica

numero 0

5â‚Ź


zeroth

En 1942 Isaac Asimov escribió Rundaround, un relato corto de ciencia ficción donde aparecerían por primera vez las “Tres leyes de la robótica”. Según Asimov, todos los robots debían cumplir tres normas muy sencillas, cuya función era proteger al ser humano de la imparable evolución tecnológica. Pero poco a poco se fue dando cuenta de que estas leyes no eran suficientes.

Los seres humanos son personas vulnerables y corrompibles que pueden cometer auténticas atrocidades contra los suyos y para Asimov, lo más importante, era proteger a la humanidad. Por eso ideó la Ley cero (Zeroth Law), que marcaría un antes y un después en el mundo de la robótica: Un robot no puede causar daño a la humanidad o, por inacción, permitir que la humanidad sufra daño. Por primera vez se planteaba la posibilidad de que un robot atacara a un ser humano siempre y cuando fuese para proteger a los demás. Es aquí donde aparecen las primeras discusiones. ¿Qué es exactamente la humanidad? ¿Qué se puede considerar una amenza? ¿Hasta qué punto se contradicen las otras leyes?

tra

s Ilu

EDITORIAL

En Zeroth hablaremos de aquellos proyectos de robótica médica, educativa, domótica e inteligencia emocional que tienen lugar en la Comunidad Valenciana. En nuestras universidades se están llevando a cabo proyectos brillantes que no tienen la difusión que se merecen. Con esta revista queremos dar voz a sus investigadores para que nos cuenten en qué consisten los proyectos y así poder demostrar que Sonny y R2D2 no tienen por qué quedarse en simples personajes de ciencia ficción.

n ció de a Isa ov

sim cA po ell rT itu ac iG a

revista zeroth |3


ALBA ORTEGA Redactora Jefe

Alba Ortega es una geek en toda regla. Siempre ha sentido fascinación por el diseño, la innovación y en general todo aquello que potencia el pensamiento creativo. Toca el piano, dibuja y desde hace años experimenta con las posibilidades que ofrecen los nuevos formatos audiovisuales. Es la Redactora Jefe de Zeroth y encargada del diseño y maquetación de la revista.

CONCHI SANCHEZ

Redactora

Conchi Sánchez es un proyecto de periodista cuyo sueño es viajar por todo el mundo descubriendo historias. Interesada en todo el mundo audiovisual siempre ha sentido predilección por el cine. Curiosa ante todo, descubrir la robótica ha sido todo un hallazgo y le ha permitido ampliar sus miras además conocer nuevas tecnologías y herramientas que dentro de un futuro convivirán con nosotros.


ANGELA RODRIGUEZ Redactora

Ángela es una apasionada del deporte desde pequeña. Pensó en dedicarse a ello como profesión pero con los años se dio cuenta de que para ella no era más que una afición que podía completar con el mundo de la comunicación. En 2011 empezó su andadura como periodista en la Universidad Miguel Hernández de Elche, donde todavía estudia a día de hoy.

ana Quiles

Redactora

Dedicación y empatía es lo que busca Ana Quiles como trasfondo principal de todos sus reportajes. Desde la curiosidad y a favor de todos los avances que sirvan para ayudar a las personas tanto física como emocionalmente, defiende a la robótica como "la gran revelación para la humanidad".


Fotografía de Pablo Fernández


aisoy robotics 8 entrevista a diego garcia 14 tribuna jose Manuel del rio 21 comentario editorial conchi 23 Especial robotica medica 24 comentario editorial angela 38 articulo arduino 40 cronica arduino day 2014 44 comentario editorial alba 56 publirreportaje: droide 58 realidad vs ficcion 61 comentario Editorial ana 70 tribuna osmary guevara 72 monta tu propio robot 74


AISOY ROBOTICS Rob贸tica social al alcance de todos por Alba Ortega | fotograf铆as de Aisoy Robotics S.L y Alba Ortega

8 | revista zeroth


C

uando el equipo de Aisoy Robotics lanzó al mercado el primer Aisoy 1 recibieron el mensaje de un ciudadano atemorizado. “Estáis creando a un monstruo”, decía. Diego García, desarrollador y cofundador del proyecto, no pudo evitar echarse a reír. “El monstruo al que tanto temía no era más que un robotito al que le hemos limado las manos para que no nos haga daño”,

bromea. “Lo único que puede hacer, por ahora, es insultarnos”. Y es que Aisoy1 es el primer robot español con inteligencia emocional. “Se enfada, ríe, cuenta chistes y puede deprimirse si le tratas mal”, explica el ingeniero.

“Estamo s creando vida”

El proyecto nació en 2009, cuando dos de sus creadores se encontraron después de mucho tiempo comprando pañales. Fue allí, en un supermercado de Madrid, donde surgió la conversación que lo originaría todo. “¿Por qué con la tecnología de hoy en día los juguetes siguen siendo tan arcaicos?”, se preguntaron. En ese preciso momento José Manuel del Río, director del proyecto, decidió que ya era hora de cambiar las cosas. Así surgió la idea de crear Aisoy Robotics, una empresa de robótica donde crear vida. “Nuestra intención era fabricar robots que pudiesen tomar decisiones de forma emocional, porque estamos convencidos de que esa es la esencia de la vida y la inteligencia humana”, comenta Diego.

Desde el primer momento intentaron que se tratase de un robot cien por cien Alicantino. La placa base es de Ibi, el plástico de Castalla, el montaje se realiza en Elche y el empaquetado en Aspe. Pero cuando llegó el momento de hacer el primer prototipado descubrieron que las empresas conjuntas de juguetes y peluches ya no trabajan en la provincia. Es entonces cuando decidieron embarcarse en lo que ellos llaman “la aventura en China”. “Nos dimos cuenta de que todas las empresas de juguetes subcontratan este tipo de cosas a Asia. Así que no nos quedó más remedio que abandonar nuestro sueño de crear un robot cien por cien nacional”, se lamenta el ingeniero. Y para colmo, asegura, las cosas no sa-

lieron como ellos esperaban. En lugar del peluche que habían imaginado recibieron lo que han bautizado como “cobaya zombie mutante”. “Nos mandaron un bicho horrible y no podíamos arriesgar todo lo que llevaba dentro el robot, tanto software como hardware, con una apariencia como esa ya que le iba a restar

revista zeroth | 9


muchísimo valor al producto”. Por eso decidieron simplificar el diseño y crear un robot lo más básico posible. “En realidad lo que queríamos era que transmitiera vida, así que decidimos potenciar la parte de interacción natural”, cuenta José Manuel del Río. Se centraron en los mecanismos de interacción humana: expresión facial (ojos, boca, cejas…), voz, tacto y movimiento; lo que supuso un intenso ejercicio de optimización de costes ya que no querían superar los 300 euros de precio de venta.

Acc esible a todos los públicos

Uno de los grandes atractivos de Aisoy es que está pensado para todo tipo de usuarios, desde expertos en robótica hasta gente creativa interesada por la tecnología. Por eso sus creadores han habilitado tres herramientas diferentes en función de los intereses y conocimientos del cliente. Por un lado se encuentra AIDIA, una aplicación que permite a los usuarios sin experiencia programar con un sencillo e intuitivo sistema de cajas de colores. “Hay gente sin un background tecnológico que lo que quiere es

que el robot le cuente un chiste a su novia. Aisoy está creado para que estas personas puedan disfrutar de su tecnología sin necesidad de escribir una sola línea de código”, explica su creador. Para aquellos con algo más de experiencia está SDK, una API disponible en lenguaje C++ y Pyton. Por último, Diego García y su equipo han desarrollado las Borapps, un nombre genérico para todas las aplicaciones creadas específicamente por ellos. Aisoy1 está basado en ROS (Robot Operating System), un framework software que facilita a

los desarrolladores las herramientas necesarias para crear aplicaciones robóticas. Uno de los

principales beneficios de este sistema es la posibilidad de actualizar y resolver problemas de

forma permanente y sin ningún esfuerzo por parte del usuario. Además, todos los protocolos de comunicación son gestionados directamente por ROS, lo que permite focalizar todo el esfuerzo en gestionar las “capas superiores” del robot.

10 | revista zeroth

AISOY ROBOTICS ES LA PRIMERA EMPRESA ESPAÑOLA EXPERTA EN ROBOTICA SOCIAL El complejo sistema que da vida a Aisoy1 se llama AIROS. Nada más arrancar el robot, el programa es lanzado y le permite, casi de forma inmediata, tomar decisiones emocionales. Junto a AIROS existen otros sistemas que mejoran y facilitan la interacción con el robot. TTS (Text-to-Speech) soporta la capacidad de hablar y ASR (Automatic Speech Recognition) permite al robot entender los sonidos que capta. Además el equipo de Aisoy ha creado el Botserver, un servidor web que se ejecuta en el propio robot y permite configurar y personalizar la experiencia (cambiar el nombre, instalar, desinstalar y ejecutar botapps…).

Un éxito tras otro

Sin duda un duro proceso que está dando resultados. En 2013 ganaron, por unanimidad del jurado, el Premio Emprendedores de la fundación Everis al mejor proyecto de emprendimiento e innovación; y, a día de hoy, son finalistas en el Robot Launch 2014 de Robohub, un concurso de startups tecnológicas celebrado en EEUU. Un primer paso para un proyecto que, asegura Diego, dará mucho que hablar. “Nosotros pensamos que la robótica va a ser la manera en que la tecnología se va a comunicar con los seres humanos y eso implica, desde dotar de emociones a cualquier objeto, hasta crear una flota de robots muy básicos que coordinados realicen tareas muy complejas”, explica. “Al final en lugar de estar creando robots, estamos haciendo que los robots ayuden a crear humanos”.


El primer prototipo de Aisoy1 quería simular la estética de un peluche F oto gr af ía : A lb a O rte ga

revista zeroth | 11


componentes que le permiten interactuar Servos

Cámara

Aisoy1 dispone de una cámara USB de 2 megapixeles en su ojo izquierdo que le permite reconocer caras y objetos.

Dispone de cuatro servos, dos para mover la cabeza, uno para abrir y cerrar los ojos y otro para subir y bajar las cejas.

Boca de matriz de LED

Corazón LED RGB

Sirve tanto para dibujar la boca del robot como para aportar información gráfica y textual. Algunas de sus funciones son indicar errores de programación y mostrar la dirección IP mientras arranca.

12 | revista zeroth

En el pecho tiene un LED multicolor. Sirve para informar de su estado de ánimo. Si está rojo indica que está enfadado y si está verde significa que está feliz.


La cabeza de Aisoy1 incluye servos de movimiento, una cámara USB y un micrófono F o tog ra fí a: Al ba O rt ega

Aisoy1 dispone de una serie de herramientas que le permiten relacionarse con su entorno. Además, los elementos de interacción natural -cejas, párpados, boca...- facilitan y potencian el componente “humano” que caracteriza a la robótica social.

Sensores táctiles

Tiene tres sensores, uno en la parte trasera de la cabeza y dos en la espalda. Permiten detectar cuando le tocan y la intensidad con que se hace. Si le acaricias con cuidado se sentirá feliz y te lo agradecerá.

Micrófono

Es el que se encarga de que el robot escuche y reconozca música, sonidos, y lo más importante, la voz humana.

Acelerómetro

Gestiona la orientación y el movimiento del robot. Informa de aspectos como la inclinación y la velocidad.

EL PRECIO DE VENTA EN EL MERCADO RONDA LOS 300€ revista zeroth | 13


entrevista

fotografías Alba Ortega y Conchi S.

por Conchi Sánchez

Cofundador de Aisoy Robotics S.L. y Responsable de Inegiería y Desarrollo

DIEGO GARciA Sanchez


revista zeroth | 15


Si hubiera sabido de pequeño que trabajaría “ con esta tecnología no habría dormido por las noches de lo emocionado que habría estado

E

l trabajo de Diego García no es como el de los demás, él crea vida. Una vida a base de cables, plástico y circuitos. Diego trabaja en Aisoy Robotics, una empresa situada en el parque científico de la Universidad Miguel Hernández que crea robots inteligentes. Un cartel preside la entrada de la sede: “Only Robots” reza. A partir de aquí mandan estos seres de no más de 40 centímetros. El despacho está lleno de ellos, o mejor dicho, lleno de piezas de ellos. Cabezas, cuerpos, placas y cables se hacen con todo el espacio. Al fondo disponen de un horario que les recuerda las tareas y una pizarra que quizás tenga escrita la fórmula de su éxito. Entre tanto robot solo 4 humanos están presentes: Jose Manuel, el director, Carles, encargado del software, Norman, encargado de test y montaje y por último Diego García, co-fundador y responsable de ingeniería desarrollo del producto. Cuando se pregunta por él sus compañeros se refieren a él como “el ser mediático”. Él es el encargado de atender a todos los medios. Si buscas Aisoy en Youtube es muy probable que salga Diego junto al simpático Robot. Mantener un buen ambiente de trabajo es clave en esta empresa “el ambiente en es fantástico, lleno de bromas y nunca hay discusiones. Diego además de ser un jefe fantástico es prácticamente un compañero más y un gran amigo. Así que no me puedo quejar” dice Carles. Parece que estas palabras le han gus-

tado a Diego ya que medio en broma le comenta que este mes cobra. El buen rollo es evidente cuando el equipo cuenta que para responder a una persona descontenta que les había mandado una carta diciéndoles que habían creado un monstruo, decidieron hacerles una foto a sus robots con cara de pocos amigos y se la enviaron. “Ya no supimos nada de él” comenta Diego. “El ser mediático” estudió Ingeniería de telecomunicaciones de especialidad electrónica en la universidad politécnica de valencia. Luego hizo un master en creación y gestión de empresas de base tecnológica y después ha ido complementado su educación con todos los cursos online que salen, desde inteligencia artificial hasta diseño de producto. Ha trabajado para Telefónica, Neptronic, Accenture y en la fundación para la investigación del hospital clínico de Valencia. Pero su corazón siempre le ha pertenecido a los robots, y por eso cuando le salió la oportunidad no dudó en dejarlo todo y arriesgarse por perseguir su sueño. ¿ L o s Ro b ot s s ueño ?

h an

s i do

s ie m pr e

su

Sí, siempre me ha encantado destripar cacharros y cuando tuve que elegir entre esto o destripar personas, elegí destripar cacharros. Q ueda pat ent e t u gus t o po r l a m edi c in a y a que c ons egui st e el I prem io en u n c ong res o de c ardi olo gía a pesar de

revista zeroth | 17


t e n er u na t i t u l ac i ó n en i ng e ni e rí a . ¿ T i e ne ot r o r ec o n oc im i e nt o d e s us añ os de est u dian te?

Fue curioso porque era el único ingeniero en un congreso de médicos y presenté una herramienta que había desarrollado para analizar imágenes de ecocardiografia. Además de esto también conseguí el premio del proyecto fin de master por el proyecto que realicé llamado “De la idea al producto. Plan de desarrollo en una empresa robótica”. ¿ T uvo algo que ver co n Ais oy el pro y ec t o f in al d el m as ter ?

Sí que tuvo algo que ver, pero era indepen-

18 | revista zeroth

diente. Fue hacer un estudio de cómo en una empresa como la nuestra se podría iniciar el desarrollo y diseño de un producto desde cero. Tuve en cuenta como crear un ambiente creativo en la empresa, como fomentar el intercambio de ideas y luego traducir esto en productos innovadores. ¿ De dó nde sali ó l a i dea de Ais oy ?

Juntando distintas ideas que teníamos en mente y al final surgió hacer robots que simularan o que pudieran tomas decisiones de forma emocional, porque pensamos que esa es la esencia de la vida o de la inteligencia humana. Que tú tomes una decisión en función


ducto, no solamente convenciendo a los evaluadores de tu capacidad técnica sino luego, a lo largo del desarrollo del proyecto demostrarlo con itos que se fueran cumpliendo. Y cumplimos el primer ito, que fue salir al mercado en el 2010, nos concedieron un neotec 2 y desarrollamos las dos versiones siguientes del producto. ¿ E s t a i n v er s i ón e s af ro nt ar el f ut ur o?

su f i c i en t e

pa r a

Ahora estamos en el momento en el que ya no es suficiente con un programa de este estilo y tiene que ir a una inversión más potente de capital riesgo. Estamos en el proceso de búsqueda de financiación, sobretodo fuera de España porque dentro de España la inversión en tecnología no se realiza de la misma manera que en EE.UU E l t r ab aj o s e ha v i s t o r ec o m pen s ad o de nu evo y a fi nale s del 20 1 3 ha g an ado el Pr emi o Ev eri s par a em pren ded or e s, ¿ q u é i m p ul s o ha s u pu es t o el g alar dón?

de tu percepción emocional de las cosas, del futuro, de lo que has vivido, de la experiencia y replicar eso. Empezamos con algo muy básico pero vamos trabajando en el robot con vida que esperamos tener. ¿ Cóm o se sac a adelan t e un pr oy ec t o t an am bic i oso ?

Pues con el dinero de los socias inicialmente y luego un neotec. Esto es un programa de ayudas del centro para el desarrollo tecnológico industrial. En el 2008, presentamos una propuesta y nos financiaron. Es un préstamo de crédito blando con poco interés. Tenias que demostrar la viabilidad del pro-

Pues vino en el mejor momento posible, porque dio mucha promoción cara a las navidades. Se ha vendido la última versión todo el stock y ahora estamos trabajando ya en la nueva versión. Ha supuesto sobretodo un plus de reconocimiento de una empresa como Everis, que recibió más de 300 solicitudes para el concurso. Llegar a la final y ganar y ha sido un boom de comunicación y de optimismo para nosotros para continuar con muchas ganas. Además del premio económico que también es genial. ¿ Po r qu é os si t uast ei s en elc h e?

Yo soy de Elche pero empezamos en Madrid. Al inicio yo estaba viviendo en Valencia, el resto de los socios estaban en Madrid y yo fui el que en su momento tomó la decisión de dejar lo que estaba haciendo y lanzarme de lleno en esta empresa, y me marché a la capital. Y hace dos años aproximadamente, teníamos la posibilidad de mudarnos a Elche parte

revista zeroth | 19


del equipo y no lo pensé. Seguimos teniendo gente en Madrid, pero las oficinas centrales están en Elche.

Pa ra sac ar adelan te un pr oy ect o c om o el su y o l a c r eat iv idad es esenc i al, ¿s e en seña es to en l as asi gn atu ras de au t om at izac i ón y ro bót ic a?

Cuando estudias ingeniería la parte de creatividad y de arte no se trabaja. Igual que este tipo de plataformas educativas que no son habilidades mecánicas sino habilidades interpersonales ahora mismo no las tenemos y se dejan de lado también. ¿ Se i m agi naba que a lgú n dí a c um pli rí a s u s ueño y dedi ca ría su vi da a los ro b ot s?

Sí, lo único que era imposible imaginar hasta donde iba a llegar la tecnología. Yo quería trabajar en robótica, pero no podía imaginar que trabajaría con esta tecnología, si lo hubiera sabido no habría podido dormir por las noches de lo emocionado que hubiera estado. Nosotros nos vemos a largo plazo, hemos empezado con un producto como Aisoy 1 porque aún no estamos preparados ni nosotros ni el público para esa nueva tecnología que está por venir ¿ Cóm o ha c am bi ado la r obót i ca des de qu e era un ni ño?

Era como todo muy naif, cuando pensabas en robots te venían a la cabeza R2D2 y C3PO, robots muy metálicos, muy angulosos y muy avanzados. Ahora se potencia más la ergonomía de la robótica, que pase desapercibida. Que esté contigo pero que no la veas y que te resulte imprescindible. Un robot con el que te puedes tropezar cada dos por tres o que te interrumpe no es lo que se esta haciendo ahora.

20 | revista zeroth

T ien e un a h ija pequeñ a, ¿ y a est á u ti l izan do Ai soy ?

Pues mi hija tiene 21 meses y aún no la puedo poner a programar con el robot porque no

tiene la capacidad, pero le encanta la tecnología. A partir de los 6 años si que le daría un robot que le pudiera enseñar valores o que le pudiera ayudar a comprender como funciona

la comunicación o las relaciones sociales. Toda herramienta que potencie la creatividad del niño y que además fomente su desarrollo en tecnología yo lo compro ya y se lo doy a mi hija dentro de dos años. Espero que utilice Aisoy. ¿ E s t á c a m b i an do l a t ec n o lo g í a m odo de l as rela ci ones s oc iale s?

el

Hay muchos chavales de 16 años que se pasan jugando todo el día en sus habitaciones a juegos en red. Para ellos las relaciones sociales es hablar con el casco. De esta manera y gracias a la tecnología, inconscientemente están aprendiendo a relacionarse de la forma más emocional, cómo interpretar las emociones del contrario y a empatizar. M uc ho s seña lan a la t ec no log ía c om o l a c ul pabl e de aisl ar a l as p erso nas de l as rel ac ion es hum ana s. ¿Có mo pu ede ay u dar l a r ob ót ic a a que su c eda to do l o c on tr ari o?

Esto depende del lado por donde lo mires, en autismo el enfoque es diferente. Por ejemplo, si un niño tiene dificultad para comprender como funciona la comunicación utilizando tecnología como Aisoy1 le puedes estar entregando pequeñas piezas de cómo funciona, para que él vaya progresivamente comprendiendo como funciona la comunicación real con humanos.


TRIBUNA INVITADA

como estimular emocionalmente la creatividad e imaginacion por José Manuel del Río, CEO de Aisoy Robotics n los últimos años, la creatividad e imaginación de los niños se está viendo monopolizada por el creciente uso de tecnologías que fomentan el consumo de contenidos multimedias. Esos contenidos vienen en forma de videojuegos, películas, juegos, libros, etc. Contenidos que estimulan la imaginación y otras habilidades, pero que dejan la creatividad en un plano secundario, salvo raras excepciones. Esto sucede, porque estas tecnologías han sido pensadas para el consumo de contenidos o de información, no para la puesta en práctica de los mismos, lo cuál dificulta en demasía esa tarea. Cabe preguntarse, por tanto, ¿estamos estimulando la creatividad de las jóvenes mentes inquietas? Y en ese caso, ¿les estamos proporcionando las herramientas

E

adecuadas para favorecer su desarrollo de forma eficaz? En Aisoy creemos que jugando a crear y entender la tecnología es el mejor camino para ello. Y qué mejor que usar las tecnologías que más semejanzas tienen con nosotros, y que además son la base de la industria presente y futura. Éstas no son otras que la robótica y la inteligencia artificial. Dicho así, podría parecer un poco superficial o arbitrario. Sin entrar en valoraciones más profundas, y explicado de forma breve el uso de esas tecnologías, son las que permiten darle una dimensión emocional a todo el proceso creativo, estableciendo un vínculo bidireccional entre la persona y la tecnología que usa o crea a imagen y semejanza del vínculo que se crea entre las personas.Sirva como ejemplo el experi-


mento realizado con un grupo de niños cuyas edades estaban comprendidas entre los 8 y los 12 años. En distintas mesas, separadas, pusimos una tablet con una mascota virtual y un robot Aisoy1, ambos hablando en voz alta con un diálogo muy similar. ¿Qué observamos? O b se r v ac i ó n 1 . El 70% de los niños se acercaba primero al robot y luego a la tablet. Ob ser vac i ón 2. El 90% de los niños que se acercaba al robot intentaba hablar con él y tocarlo, mientras que el 100% de los niños que se acercaba a la tablet intentaba jugar con el dedo. Ob ser vac ió n 3. El 70% de los niños se interesaba por lo que podía hacer el robot, especialmente, si podía decir su nombre o de qué podía hablar.

A los niños que preguntaban por las capacidades del robot, se les comentó sus posibilidades de programación y se les mostró el entorno Scratch para que pudieran hacerlo si les apetecía. Los resultados fueron sorprendentes. Ob ser vac i ón 4. Más del 50% de los niños

que preguntaron sobre las capacidades del robot, una vez se le explicaba que podrían programarlo, hicieron un pequeño programa y trajeron a un amigo para enseñárselo. Obs erv ac ión 5 . El 100% de los niños que programó el robot dijo que les parecía muy divertido y fácil, y que les encantaría repetir la experiencia.

De estas vivencias, podemos sugerir que el vínculo emocional que se crea entre un niño y ‘su’ robot ‘vivo’ (en el sentido de características similares) es un vínculo emocional bidireccional tan potente que si se desarrolla puede ser un catalizador sin precedentes en el ámbito educativo. El concepto es tu robot y juega contigo utilizando tus mismos mecanismos: la voz, los sentidos, el movimiento es tan potente y único que no hay nada similar ni natural ni artificial, con la propia excepción de los seres vivos.

Pero eso es solo la parte emocional. ¿Y la creatividad e imaginación? Enseñar a tu robot nuevas capacidades que se te ocurran: coreografías, juegos, palabras, teatro... o crear nuevas herramientas para él que incrementen sus posibilidades es suficiente aliciente para jugar aprendiendo con un nuevo ‘amigo’.


editorial

en busca del santo grial por Conchi Sánchez

heodore es un solitario escritor que adquiere un sistema operativo que le ayuda en sus tareas. Samantha, que es el nombre de dicho sistema, se desarrolla a una velocidad muy rápida y éste se acaba enamorando de ella. Así es esta curiosa relación de la recién estrenada película “Her”. Algo más parecido a la realidad es el capítulo de “Black Mirror” en el que una mujer que ha perdido a su marido, compra un robot para que se comporte como su difunta pareja. Accediendo a los datos personales, correos e historial del difunto, este androide que luce exactamente igual que su marido parece que puede amar, llorar y sentir. Pero nada es lo que parece. Dotar de inteligencia y emociones a un robot es quizás la meta más perseguida por los investigadores. El afán de la humanidad por jugar a ser dioses nos incita a anhelar esa “vida artificial”. Pero lo cierto es que a pesar de los avances científicos son cada vez mayores, el humano no está capacitado para hacerles frente. El problema es que si no somos capaces de comprender aún nuestra propia mente, ¿cómo vamos a desarrollar una nueva?. Aún nos queda mucho para descubrir lo que el cerebro humano es realmente capaz de hacer. ¿Qué significa que un robot sea inteligente? Muchos piensan que dotarles de forma humana, con brazos y piernas ya hace humano a un robot cuando, en la mayoría de ocasiones, estos prototipos están menos desarrollados que un ordenador. Siguiendo estas premisas, un robot que sea capaz de caminar ya es llamado inteli-

T

gente, entonces ¿una persona humana que esté en una silla de rueda no lo es? Otra de las cuestiones es: una vez conseguido dotar de inteligencia a las máquinas…¿Qué pasará? Parece que la opción más famosa, infundada en gran parte por la ciencia ficción, es que se convertirán en seres malignos y acabarán sometiendo a los humanos. Por este planteamiento van las recientes declaraciones de Hopkins, que junto a otros científicos han afirmado que la Inteligencia Artificial podría ser el peor de nuestros errores. Lo más significativo que pudiese pasarle a la humanidad, pero posiblemente la última. A estas declaraciones, expertos en robótica se han echado las manos a la cabeza y han criticado duramente que un físico se haya metido en el terrenos de la Inteligencia Artificial. La verdad es que esta crítica fatalista no tienen ninguna base científica de rigor y simplemente se ampararán ente el hecho de que si un ser llega a ser más inteligente que nosotros, llegará a tener más poder. Por otro lado, también está la opción de que habrá una coexistencia pacífica. Esta última opción es menos segura ya que el hombre, siguiendo su afán de codicia, dotará de inteligencia a una máquina y luego la querrá someter. Personalmente la inteligencia artificial es algo que no llego a vislumbrar en nuestra generación, ni en la de mis hijos ni en la de mis nietos. Es como el santo grial de la robótica. Se llegará a conseguir grandes cosas en la búsqueda, pero el fin principal -dotar de plena razón y sentimientos a los robots- es algo que de seguro no veré yo, ni ustedes.

revista zeroth | 23


24 | revista zeroth


ESPECIAL ROBÓTICA MÉDICA

una cura robotica por Ana Quiles y Ángela Rodríguez | fotografías de Conchi Sánchez y Nbio

La robótica amplia ahora más que nunca sus horizontes y traspasa distintas fronteras convirtiendo el ámbito de la medicina en el nuevo foco de innovadores proyectos que ayudan tanto emocional como físicamente a pacientes con dificultades para sobrellevar su día a día. Desde la planta de Neuroingeniería Biomédica de la Universidad Miguel Hernández, Eduardo Fernández y su equipo han patentado tres robots que ayudarán a mejorar la calidad de vida de personas de una manera que años atrás era inimaginable. Un robot que facilita la recuperación de la movilidad tras padecer un ictus cerebral, un bastón que avisa de los obstáculos a personas invidentes y un robot humanoide que acompaña a pacientes y los impulsa a interactuar son las últimas novedades y ejemplos de cómo la robótica puede ayudar a las personas de una forma distinta y a la vez muy eficaz.

revista zeroth | 25


bastones inteligentes Por ANA QUILES | fotografias nbio

on muchos los impedimentos a los que se enfrentan las personas invidentes, desgraciadamente siempre ha sido así, pero no por más tiempo. La planta de Neuroingeniería de Universidad Miguel Hernández en colaboración con La Càtedra de L'investigació Bidons Egara de Barcelona ha desarrollado un dispositivo electrónico que será el nuevo acompañante indiscutible de las personas que sufren de un alto porcentaje de dificultad de visión. Empatía y humanidad. Éstas son las bases del invento que ayuda a mejorar el día a día de personas invidentes. Hasta ahora, los bastones normales de los que se servían solo rastreaban los posibles obstáculos con los que podían encontrarse de frente o en el suelo. Con el dispositivo electrónico adaptable a cualquier bastón normal que ha sido bautizado con el nombre de

S

26 | revista zeroth

"Egara", cualquier persona que lo use podrá saber si se va a encontrar con un obstáculo aéreo. Desde ramas de un árbol hasta techos bajos, este aparato avisa a su usuario de que tiene que parar a través de una pequeña vibración. El que más comprende el problema es el mismo inventor del aparato, Antonio Alarcón, que desde su punto de vista como afectado aporta continuamente posibles ideas para mejorar las siguientes versiones. Alarcón se encuentra dentro del grupo científico del médico y coordinador de la planta de Neuroingeniería Biomédica, Eduardo Fernández, y fue quien se lo propuso. "Es importante entender a los usuarios para poder adaptarnos de la mejor forma posible a sus necesidades y en este caso contamos con una gran ayuda desde dentro del equipo", asegura Fernández.


atenea, tu futura MEJOR AMIGA Por ANA QUILES | fotografia conchi sanchez

entro de la medicina, el sector de la robótica ha ganado cada vez más peso. Y no es solo para curar o ayudar a lidiar con problemas físicos, también tiene cabida la salud emocional. El nuevo robot humaoide creado íntegramente desde la Universidad Miguel Hernández, Atenea, permitirá a sus usuarios mejorar sus niveles emocionales, que se ha descubierto que son tan importantes como los físicos. "Atenea te acompañará por ejemplo por los pasillos de un hospital, te dirá por qué pasillo hay que ir e incluso te preguntará cómo estás. Servirá de gran ayuda para las personas a las que les cuesta mucho interactuar" aclara Eduardo Fernández, jefe de la planta de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Elche. Son muchos los avances de la ciencia que pretenden ayudar a mejorar "también el interior" de los seres humanos. Para Fernández y el resto de su equipo, este invento comporta un enorme avance que ayudará a muchas más personas de las que a priori se espera. El apoyo de un robot podrá servir como factor de motivación para personas con discapacidad al mismo tiempo que dará lugar a muchos estudios en los que se analicen las interacciones entre los robots y los seres humanos. Estudios que serán cruciales para dictaminar cómo será el futuro de la humanidad y su convivencia con los robots. "Existen muchos reacios a este nuevo tipo de tecnologías, pero en unos años será de lo más normal tener un robot en tu casa con el que se pueda hablar y que te ayude a realizar tareas", dice Fernández. Todos estos progresos parecen salidos de una película futurista pero no, es real. Tan real que en cuestión de meses, el Atenea comenzará a funcionar y se le podrá pedir "cualquier cosa" a través de su pantalla digitalizada.

D

Los pacientes con dificultades para relacionarse tendrán en Atenea un compañero en el que apoyarse emocionalmente

revista zeroth | 27


robots rehabilitadores: robotherapist 2D Por ANA QUILES | fotografias nbio

a robótica también tiene su presencia a la hora de ayudar a los seres humanos a lidiar con problemas de psicomotricidad a los que tienen que enfrentarse día tras día. Desde el departamento de Neuroingeniería Biomédica de la Universidad Miguel Hernández se desarrolló un proyecto de gran calidad y ayuda para aquellos pacientes que padecieran de algún problema físico debido a un daño neurológico: el Robotherapist. Las dificultades con las que tienen que lidiar las personas que sufren parálisis o pérdida de control de alguna de sus extremidades han sido aliviadas gracias a este nuevo robot que ya se encuentra en varios hospitales de las Comunidad Valenciana y que ha dado notorios resultados.

L

Curarse pasando niveles

Un ejemplo sería el síndrome de la "mano de alíen" que impide que la persona que lo sufre tenga el control que un ser humano tiene sobre su mano. Mediante el sistema robótico basado en la estimulación neurológica, ideado en la planta de Neuroingeniería de la UMH y coordinada en su integridad por el médico Eduardo Fernández, se ha logrado que los pacientes que han hecho uso de él se hayan recuperado parcial o totalmente de su enfermedad. "Recientemente probamos este robot con una señora que padecía del síndrome de mano de alíen. Es una enfermedad difícil de curar. Para ella significaba un mayor trastorno porque daba la casualidad que era profesora de piano y había perdido por completo la habilidad de tocar el instrumento que la hacía feliz. A través de una realidad virtual que creamos en exclusiva para ella, fue progresando. A día de

28 | revista zeroth

Una profesora de piano que sufría “mano de alien” pudo recuperar el control de su brazo gracias a este invento

Todos los pacientes que han probado el “Robotherapist” se han recuperado total o parcialmente de sus lesiones hoy, y tras muchas sesiones, ha logrado un avance clínico espectacular, ha vuelto a leer partituras", afirma Eduardo Fernández. Algo especial debe de tener esta nueva invención para que entre los pacientes de los hospitales se disputen entre ellos para ver quién lo usa. "Nos llaman desde los hospitales para decirnos que sus pacientes están deseando volver a usar nuestro robot, es gracioso, la mayoría de programas a los que juegan con el robot hay que pasar niveles y entre ellos se calientan para ver quién llega al más alto, es genial", asevera Fernández. Desde su planta de investigación, Fernández y su equipo tienen un objetivo principal: "ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida a través de inventos especializados para cada uno de ellos". Y así es, igual que la paciente que perdió la sensibilidad de su mano y ha vuelto a tocar el piano, hay numerosos casos de mejoras en pacientes que han avanzado en gran medida a recuperar el control que un día tuvieron, y lo que es más importante, de una forma divertida.


Un paciente haciendo uso del Robotherapist para superar su parĂĄlisis parcial F o tog ra fĂ­ a: Nb io

revista zeroth | 29


30 | revista zeroth


Nicolas garcia aracil Coordinador del Área de Rehabilitación de Nbio por Ángela Rodríguez | fotografías Conchi Sánchez

En ningún caso lo que pretendemos es reemplazar al fisioterapeuta, sino darle una nueva herramienta

revista zeroth | 31


N

icolás García compagina su trabajo como profesor de la Universidad Mi-

guel Hernández con las tareas de investigación de Nbio, un grupo que está adquiriendo cada día más notoriedad con sus nuevos proyectos. Ni-

colás se encarga de coordinar el área de rehabilitación, donde recibe ayuda de estudiantes y personal contratado a través de

becas. Su máxima motivación es encontrar la fórmula por la cual construir una máquina que cumpla sus expectativas y que esté al alcance del bolsillo de instituciones y de los mismos pacientes. ¿ C uá l es f ue r on lo s in i c i o s d el g r u po Nb io?

Sobre el 2009, nos juntamos un grupo de investigadores. Nbio es un grupo multidisciplinar y hay médicos, ingenieros, informáticos y biólogos. En sus inicios había gente que pertenencia al departamento de Ingeniería y Automática, y gente del Instituto de Bioingeniería que teníamos intereses comunes. Decidimos que lo mejor era unirnos porque lo que le faltaba a la bioingeniería en conocimientos técnicos lo teníamos los ingenieros. ¿ Qué une a Nb io y a la Un iv ers idad Migu el H er nández de El c he?

Nbio es un grupo de investigación de la universidad y está formado por profesores. Además hace 2 años, en abril de 2012, se formó una empresa de base tecnológica para dar salida a los desarrollos que hacemos el grupo de investigación Nbio. La empresa se llama “instead technologies” y está situada en el mismo parque científico de la universidad. ¿ Cóm o t rab ajáis en el área de reh abili t aci ón rob ót ic a de Nb io?

Básicamente, lo que hacemos son robots que ayudan a dar terapias de rehabilitación a las personas y en ningún caso lo que pretendemos es reemplazar al fisioterapeuta o al reha-

32 | revista zeroth


bilitador de esas terapias, si no darle una herramienta. A raíz de eso y de muchas investigaciones resultó Robotherapist3D, un robot de rehabilitación que ha sido patentado. ¿ P a ra q ui é n f u e i dea do R o bo t h er a pi st 3D?

En principio se desarrolló para para la rehabilitación de personas que hayan sufrido un ictus y pierden funcionalidad en un lado. Estamos consiguiendo muy buenos resultados con los robots. Sin embargo, también lo estamos aplicando a otro tipo de enfermedades como la mano alien, un síndrome degenerativo. Esto significa que la enfermedad no deja de avanzar, pero mediante el uso del robot hemos conseguido que no se pierda tanta funcionalidad. Después de unas cuantas sesiones con el robot, el paciente sigue manteniendo su funcionalidad, aunque como hemos visto con imágenes de su cerebro, la enfermedad no desaparece. ¿ S e h a em p ez ad o a u t i li z ar c on pa c ien t es?

Sí, tenemos varios modelos de este Robotherapist, el 2D y 3D. El de 2D sí que se está probando con pacientes y trabaja en dos dimensiones, el 3D todavía no. Se utiliza en pruebas clínicas que en el hospital universitario de San juan y en el de Denia. Gracias a ello, hemos podido realizar pruebas con distintos tipos de pacientes. ¿ Y c ó m o e s l a r e sp u es t a d e l os pa c ien t es?

La primera vez que se enfrentan a un robot están frente algo nuevo, en un principio mantienen las distancias, pero en cuanto han hecho dos o tres sesiones, los pacientes están encantados. P ara l a f ase de pru eba de est os pro y ec tos, ¿ có mo se enc uent ran vol unt ar ios ?

Nbio es un grupo multidisciplinar, aparte de la gente de la universidad, también tenemos dentro del grupo distintos facultativos de dis-

34 | revista zeroth

tintos hospitales, y son ellos los que se encargan de buscar a una persona que sufra determinada enfermedad, o que podría entrar dentro de los parámetros que serían útiles para realizar un trabajo con el robot. Son los propios hospitales los que seleccionan unos requisitos de entrada para los pacientes porque para utilizar el robot de rehabilitación necesitan tener una serie de requisitos mínimos cognitivos, es decir, enterarte de lo que estás haciendo, saber que si sale un puntito en la pantalla, tienes que saber que cuando mueves tu brazo el puntito es el que estás controlando. Y eso que a nosotros nos parece muy


Los robots para la rehabilitación no tienen la imagen humanoide a la que asociamos el término F o tog ra fí a: Con ch i S.

obvio, para personas que han sufrido un daño cerebral, no lo es tanto.

medidas de recuperación de una persona después de un ictus.

La medicina robótica junto a un humano puede ayudar en que se hagan terapias más intensivas, que el rango de movimientos sea mucho más amplio. Hay una realimentación del paciente, porque tenemos un entorno de juego, de realidad virtual, unido al robot, y esa realimentación influye en las mejoras que puede tener. Entre nuestros objetivos actualmente, se encuentra la investigación en las

Ahora estamos trabajando con un robot para la rehabilitación de las manos, que es fundamental, porque si no tienes control de la mano no puedes hacer las actividades de tu vida diaria. Hasta el momento solamente trabajábamos de tronco para arriba, y ahora estamos empezando a desarrollar robots para la extremidad inferior.

¿Qué puede hacer la m edicina robótica que no pueda hac er el ser hum an o?

¿ Qu é o t r o s pr o y e c t o s s e es t á n l l evan do a c ab o e n e l área de reha bil it aci ón?

revista zeroth | 35


Pese a estar ideado para el tratamiento del iptus, Robotherapist se está utilizando para la terapia de otras enfermedades F oto gr af ía : Co nc h i S.

¿ Im ag ina ba c ua ndo em pezó el avan c e t ec nol ógi co c on el qu e t r abaja ho y en día ?

Para nada. Nosotros empezamos a dirigir nuestras investigaciones desde el campo de la medicina actual. En 2005, cuando empezamos con cirugía, no me podía imaginar que ahora que han pasado diez años hayamos hecho lo que hemos hecho. En Nbio, y gracias a que entre nuestras filas se encuentran expertos de diversas ciencias, contamos con distintos puntos de vista. Además, es imprescindible la opinión del ingeniero, el médico y el paciente. Y con esos puntos de un triángulo, se consiguen unos requisitos para diseñar algo que pueda ser útil. ¿ En que s e b asa N bio pa ra lo s dis eños de s us ro bot s?

La gente cuando le hablas de robots piensa en el típico prototipo humanoide, y en el

36 | revista zeroth

campo de la rehabilitación no es así. Intentamos que sean lo menos intrusivos posibles dentro del espacio, es decir, que lo que llevas a contactar con tu mano sea siempre algo muy liviano, lo máximo posible. Por supuesto que existen otro tipo de robots, eléctricos, grandes, pero si intentas conectar a un paciente un robot de estas características, la reacción es el rechazo. ¿H ay quien pien sa que l a m edi c ina r obót ic a va a qui t ar t r abajo a l os prof esio nales ?

Eso nos ha pasado siempre a la gente que trabajamos en automática y en robótica. Anteriormente decían que íbamos a quitar puestos de trabajo en la industria. Yo creo que no, nosotros estamos dando herramientas a médicos y fisioterapeutas. De hecho, en las pruebas médicas, el fisioterapeuta esta siempre en contacto con el paciente. No solo para configurar la terapia, sino porque hay veces que


La mayoría de los proyectos de investigación de Nbio cubren la extremidad superior F oto gr af ía : Co nc hi S.

necesita ayuda, y este robot se la aporta. Lo que sí que podemos hacer es permitir dar más sesiones para los pacientes porque por ejemplo ahora, unos de los grandes problemas de la sanidad es la rehabilitación. En la seguridad social el seguimiento es tan solo de seis meses. Luego se acaba. Si pudiéramos de alguna manera abaratar costes y alargar el periodo de rehabilitación sería idóneo, y es algo que mediante nuestros dispositivos se puede llegar a conseguir. Si la gente se puede llevar el robot a casa y seguir trabajando, conseguimos mantener el nivel de autonomía y movilidad de la persona. De la otra forma acabamos perdiendo funcionalidad. ¿ H abéis c ons egu ido el equi li bri o en tr e i nno vac ió n y co st es?

Nuestra tecnología la estamos intentando desarrollar desde ese punto de vista. Queremos que sea alcanzable para el sistema nacional de salud. Existen también otras empresas

internacionales que fabrican robots de rehabilitación, pero que no bajan de los 80.000 euros. En estos casos, tan solo algunos centros privados podrían permitírselo, y en uno público sería imposible. Estamos intentando bajar los costes teniendo en cuenta que hay que hacer robots que estén al alcance del sistema nacional de salud. De alguna manera, intentamos hacerlo lo más económico posible para que incluso pudiera ser factible que la persona lo adquiera. ¿ Có m o e s t á el t e m a d e l a i n ve s t i ga ci ón rob ót ic a en Esp aña?

El campo de aplicación de la robótica es inmenso. Hay muy buena gente en España, muy buena gente en robótica, y de hecho se mueven bastante bien a nivel europeo. Pero claro podría haber mejor gente si hubiera mayor inversión en la investigación y tuviéramos la capacidad de ser más productivos.

revista zeroth | 37


38 | revista zeroth

FotografĂ­a de Jenn and Tony Bot


editorial

robots que dan la vida

por Ángela Rodríguez

cualquier otro ser vivo tengamos la posibilidad de vivir más y mejor. Con la llegada de la robótica esto se acrecienta y es de gran utilidad para realizar cirugías complejas donde el trabajo humano no es suficiente. En 2013 saltó a la prensa la primera operación de rodilla en España utilizando un brazo robótico avanzado. La intervención fue realizada por el doctor Jan Koening en el hospital catalán de la Vall d’Hebron. También en España se realizó el pasado año la primera intervención quirúrgica en la que el cirujano usó las famosas Google Glass. Ambas resultaron un éxito. Con estas técnicas se permite mayor precisión y mayor seguridad para quién opera y aunque todavía no está totalmente extendido son cada día más frecuentes. Se han llegado a realizar operaciones sin la necesidad de intervención humana. La rehabilitación suele ser la parte más dura para quien ha sido operado, y gracias a la gran precisión que muestran los robots y el mínimo daño que puedan hacer en los alrededores de la zona afectada, la convalecencia será más corta. Gracias también a los robots para la rehabilitación, los fisioterapeutas tan solo deben hacer un seguimiento del paciente y aplicar sus esfuerzos en realizar terapias más eficientes. Sin embargo existen dos puntos en contra. Uno de ellos es su alto coste, y es desgraciadamente el mayor impedimento para el uso de robots en intervenciones médicas. El otro problema es que a día de hoy no todos los casos son apropiados. La ayuda en las intervenciones no es la única aplica-

ción para la robótica en la medicina. Las prótesis robóticas en pacientes con disca-

pacidad les permiten llevar una vida que se acerca mucho más a lo que ellos pueden considerar normal. El poder dejar aparcada la silla de ruedas para ponerse en pie y caminar es un logro para muchas personas y lo es más cuando estas prótesis cada día se parecen más a las mismas extremidades humanas, ya no solo en apariencia física sino también a la hora de su manipulación mediante corrientes al cerebro. La creación de estas prótesis es realmente compleja. Requiere el trabajo de muchos sectores de la ciencia como son la neurociencia, la ingeniería eléctrica, ciencias cognitivas, procesamiento de señales, nano-tecnologías y ciencias del comportamiento. Estas, tienen que ser hechas a la medida del paciente, al igual que las conexiones. Uno de los problemas con los que se encuentran los desarrolladores es la ba-

N · Revista Error 304

L

a medicina ha permitido durante los años que tanto humanos como

tería. Por ahora consiguen tener una autonomía de 16 horas, aunque sería oportuno conseguir una autonomía absoluta. Sin embargo el principal reto al que se enfrentan los investigadores es conseguir crear prótesis fiables que consigan emular apropiadamente el comportamiento del miembro al que sustituyen. Está claro que por el momento no son accesibles para cualquiera por su alto coste, aunque es algo a lo que muchas empresas están intentando poner remedio. No sabemos aún los límites de la tecnología ni cuál será su futuro en la medicina pero lo que queda muy claro es el papel tan importante que ya están realizando. Como en otros muchos sectores, la tecnología nos permite una vida más fácil.

revista zeroth | 39


40 | revista zeroth


ARDUINO

Hardware para principiantes por Conchi Sánchez | fotografías Alba Ortega

Arduino es una plataforma basada en hardware, software y documentación libres nacida en el año 2005 como proyecto del instituto IVREA en Italia. Ante el alto coste del microcontrolador que se utilizaba con anterioridad (100 dólares) y el cierre del instituto, Massimo Banzi decidió actuar y junto al estudiante colombiano Hernando Barragán y el investigador español David Cuartielles desarrollaron Arduino. El nombre del proyecto viene del nombre del Bar di Re Arduino (Bar del Rey Arduino) donde Massimo Banzi pasaba algunas horas. Arduino es una placa que lleva un microcontrolador Atmel AVR. Se utiliza para desarrollar proyectos vinculados al mundo de la electrónica o tecnología (se programa en el lenguaje Processing pero es posible utilizar otros lenguajes) con el aliciente de que es de un coste bajo. Ven ta jas e in co nv enien tes

Según Borja Hernando, estudiante de 4º grado de ingeniería electrónica y automática industrial, uno de los principales ventajas que presenta Arduino es que es libre. “La gente puede subir sus propios códigos y la propia marca facilita los planos, no está privatizado” comenta Borja. A partir de estas premisas se ha formado una comunidad muy extensa que se dedica a compartir de manera gratuita los proyectos desarrollados con Arduino, además gracias a esto cualquier cosa que busques acerca de esta plataforma lo puedes encontrar en Internet gratis. Otro de los aspectos que destaca el estudiante de la UMH es que es una excelente plataforma para comenzar en temas de electrónica. “Tiene

revista zeroth | 41


cuatro comandos bastante fáciles de utilizar y y es la mejor manera para iniciarse”. De hecho,

esta facilidad de uso ha sido la causante de que esta plataforma haya adquirido tales dimensiones de popularidad. Gracias a Arduino

personas de todas las edades que no hayan tenido nunca ningún conocimiento en el tema

pueden comenzar a construir pequeños robots desde cero.

En cuanto a las desventajas que ofrece la principal es “que cuando ya has aprendido y te has iniciado en este mundo Arduino te limita” explica Borja, “cuando quieres hacer cosas más importantes, tienes que ir a algo más potente y donde puedas configurar todo lo que quieras”. Es decir, Arduino es una catapulta que te lleva de no tener ningún conocimiento a la

idea de dedicarte al mundo de la electrónica o robótica. Pr oy ec to s en lo s qu e se a plic a Ardu ino

El campo de la educación es el sector donde más uso se le da a Arduino. Además se utiliza mucho en robótica, pero a nivel de principiantes. Con esta plataforma se pueden desarrollar pequeños robots capaces de caminar y que se programan y construyen de una manera rápida y sencilla. Ideal para niños. También se utilizan en el campo de impresoras 3D y sobretodo en domótica. Arduino es la clave que permiten automatizar procesos en nuestros hogares. Que fuera accesible fue uno de los principales objetivos de sus creadores y el coste oscila entre los 10 y 50 euros, dependiendo del tamaño. El color azul de las placas ya es característicos de Arduino, que es capaz de trabajar con todas las plataformas informáticas como MacOSX, Windows y GNU/Linux. Entre los proyectos ideados basados en Arduino podemos encontrar un sistema para jugar al ajedrez contra un oponente que esté en remoto sin sacrificar a jugar en un tablero tradicional, o el famoso robot Pinokio, cuyo diseño se asimila a la lámpara de Pixar, que es capaz de interactuar con seres humanos y ser consciente de su entorno.

42 | revista zeroth


revista zeroth | 43


44 | revista zeroth


ARDUINO DAY por Conchi Sánchez | fotografías Alba Ortega y Conchi Sánchez

revista zeroth | 45


l pasado 29 de marzo Arduino celebró su aniversario. Una fecha muy especial porque se festejaban los 10 primeros años de existencia. Una vida muy joven pero bastante popular para una plataforma que cada vez gana más simpatizantes por todos los lugares del mundo. Gracias al éxito de Arduino se han creado comunidades por todo el planeta que se reunieron para celebrar el cumpleaños de este hardware libre. Para rememorar el evento, Droide, una tienda de robótica educativa situada en Valencia, se sumó a las celebraciones y organizó una jornada llena de talleres y concursos. Desde el blog y redes sociales de la tienda, Bla Bla invitó a que todo aquel que quiera se apuntara para participar en el concurso presentando proyectos elaborados con Arduino antes del día 27 de Marzo y a los workshops que se celebrarían durante todo el día y que tenían una afluencia limitada de 18 personas. El evento se inaguró con el comienzo del primer taller a las 10 de la mañana llamado “construye y programa un robot cuadrú-

E

46 | revista zeroth

pedo”. En este workshop tuvo una duración de dos horas y consistió en montar un robot cuadrúpedo con piezas impresas en 3D y con Arduino. El robot llevaba dos servos por cada pata que le otorgaba total libertad de movimientos y le permitía dirigirse en cualquier dirección. Aparte de la placa configurada de Arduino también lleva una placa que facilita la conexión de los componentes. A las 12 de la mañana se procedió a pasar al segundo taller llamado “Cojín de lectura con arduino Lylipad”. Un cojín controlado por una placa Arduino Lylipad, que se utiliza para tejidos. De manera que uniendo mediante un hilo conductor a la placa una serie de leds se llegaban a encender. Gracias a un sencillo taller todos los asistentes consiguieron llevarse a casa uno de estos cojines que les serviría para “leer un libro mientras estas descansando en el sofá” tal como explicó Jose. Con la elaboración de este taller la sesión de la mañana quedó terminada y los asistentes y participantes abandonaron la tienda de 2 a 4 para comer, descansar y recargar las pilas para volver a punto por la tarde.


revista zeroth | 46


48 | revista zeroth


Los robots cuadrĂşpedos realizados por los participantes en la jornada dedicada a Arduino F oto gr af Ă­a : Co nc hi S.

revista zeroth | 49


50 | revista zeroth


Después del descanso de la comida el ambiente en la tienda comenzó a animarse mientras se acercaba la entrega de premios. Muchos curiosos y amigos de los cuatros proyectos participantes se acercaron al establecimiento, que ofrecía un 10% de descuento en todos los productos Arduino, para conocer el resultado. A las cuatro de la tarde dio comienzo el últimos de los talleres llamado “Construye y programa un Sumobot” que consistía en la elaboración de un pequeño robot para la celebración de un original competición. El listado de participantes fue de lo más variado, personas de diferente sexo y edades se mostraron interesadas en participar en la jornada para conocer y ganar más experiencia en en la robótica. Entre ellos varios profesores animaron a presentarse a sus alumnos para el concurso. Bernard LLopis, profesos de la escuela San José de Valencia fue uno de ellos. En sus clases ha incorporado con Arduino algo de robótica y programación y “a los chavales les resulta muy creativo, muy práctico y se ilusionan con lo que hacen” afirma LLopis. Lo que hace viniendo a esta clase de jornadas es intentar coger soltura soltura y vivir la robótica desde el principio. Bernard no fue el único miembro de la familia que asistió a las jornadas dedicadas al aniversario de Arduino, también le acompañó su hijo, que a pesar de su corta edad no se mostró cohibido en ningún momento. Una señal de lo sencillo que puede resultar iniciarse en la robótica. Aunque la experiencia del hijo de Bernard en varios concursos de robótica educativa anteriores, por lo que salió en televisión, pueden haberle confinado algo de soltura en el campo. Rafa Villatoro, profesor de telecomunicaciones de grado medio del mismo centro también se animó a participar en las jornadas y animó a alguno de sus alumnos a que participaran en el concurso. “Hemos venido al concurso porque los alumnos se motivan mucho haciendo este tipo de robots y luego les sirve para aplicar las cosas dadas en el curso” afirmó Villatoro. “Creo que es una gran oportunidad para que ellos aprendan y compartan otro tipo de ideas que vayan surgiendo, porque ya tienen ganas de montar otro robot para otros concursos que vayan surgiendo . Para muchos esto es un buen enganche”.

Droide conmemora el día de Arduino con talleres y concursos de robótica Robots cuadrúpedos, cojínes de lectura y robots de lucha entre los talleres del día revista zeroth | 51


52 | revista zeroth


Los cuadrĂşpedos se programan con Arduino y tienen dos servos en cada pata para facilitar el movimiento F oto gr af Ă­a : Co nc hi S.

revista zeroth | 53


Pasadas las cinco de la tarde y una vez terminados todos los talleres dio comienzo con un poco de retraso las presentaciones de los proyectos finalistas. Los concursantes tenían que presentar un Power Point y vídeo explicativo optativo de su inventos, además tenían que realizar una demostración delante del jurado y los asistentes. Los alumnos del profesor Bernard Llopis que pertenecían al centro San José de Valencia presentaron un ascensor que se elevaba gracias a Arduino. además todo el proyecto estaba construido con materiales

54 | revista zeroth

reciclados. Como ninguno de los ideadores del proyecto pudo asistir, fue el propio profesor el que se presentó el proyecto. Bernard Llopís presentó una maqueta de una calle que ante la ausencia de iluminación se encendían las farolas que había colocado. Los problemas del directo provocaron que tuviera problemas con su proyecto y no se encendieran las luces hasta que entre todos consiguieron solucionar el problema. Los alumnos de Rafa Villatoro presentaron un vehículo de detección de gases controlado mediante


David Cuartielles, fundador de Arduino, mandó saludos desde su despacho en Suecia Francisco Agustí fue el ganador gracias a el escalestrix controlado por la mente que ideó

las teclas 0 y 1 por wifi. Por supuesto también estaba realizado con Arduino. Y Francisco Agustí presentó un circuito de escalestrix controlado por la mente. El inventor vino acompañado por su hijo que le ayudó a construirlo. El funcionamiento del proyecto consistía en la colocación de un casco en la cabeza y luego mediante la concentración se era capaz de mover el

coche de juguete. Para facilitar esta misma en una sala llena de gente, Agustí colocó pegatinas de colores en el circuito para que cuando la gente se fijara en una se concen-

trara rápidamente. Francisco que es psicólogo ha estado utilizando su propia ideación con niños con problemas de atención. Una vez finalizada la presentación de los proyectos se procedió a la entrega de premios. El jurado estaba compuesto por Colin Dooley, los miembros de Droide y un miembro muy especial: David Cuartelles. Unos de los fundadores de Arduino que quiso agradecer a los asistentes y participantes tanto de las jornadas como del concurso. A través de un video desde su taller en Suecia y ultimando los preparativos para celebrar su aniversario deseó suerte y mandó saludos. Con antelación ya había hecho llegar su voto del proyecto que a él más le agradaba. Después de unos minutos de deliberación se dio el resultado. El primer premio fue a parar a manos de Francisco Agustí y a su peliculera escalestrix controlado por la mente. Sin duda un invento que le ha supuesto un sacrificio de tiempo y dinero pero que valió la pena al ver el éxito que tuvo entre los asistentes, ya que nadie se quiso ir sin probarlo.

revista zeroth | 55


editorial

Los magos del futuro “ T por Alba Ortega

odo el mundo en este país debería aprender a programar un ordenador… Porque te enseña a pensar”. Con la mítica frase de Steve Jobs comienza el vídeo de la nueva campaña lanzada por code.org, una organización norteamericana que pretende concienciar a la sociedad de la necesidad de aprender programación desde niños. Una apuesta a lo grande que ya ha logrado acumular más de 35.000.000 horas de código. El 9 de diciembre del 2013 code.org sorprendió con esta innovadora iniciativa en la que participaron no solo los líderes de las empresas informáticas más importantes del mundo, sino estrellas del deporte, cantantes, actores e incluso el presidente de los Estados Unidos. Bajo el lema “Anybody can learn” (“Cualquiera puede aprender”), dos jóvenes estudiantes de Ciencias de la Computación mostraban a niños y adultos lo sencillo que puede resultar escribir una línea de código. Bill Gates, Mark Zuckerberg, the Boys&Girls Clubs y los creadores de Twitter y Dropbox, son algunos de los “gurús” tecnológicos que han querido sumarse a la campaña. Pero no se trata de la única iniciativa que se ha llevado a cabo en los últimos años. En 2007, un grupo de investigadores del Lifelong Kindergarden Group del Laboratorio de Medios del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), creo el Scratch, un entorno de aprendizaje de programación enfocado a niños de entre 6 y 16 años.

56 | revista zeroth

Ambos proyectos quieren demostrar los beneficios de aprender programación durante la infancia: potencia la creatividad, el pensamiento constructivo y la aplicación de conceptos abstractos. Aunque no solo responden al deseo de mejorar el sistema educativo estadounidense, sino a una necesidad y una demanda real. En los próximos 10 años más de un millón y medio de puestos de trabajo estarán relacionados con la programación y solo un 25% de los recién graduados estará capacitado para llevarlos a cabo. El resultado no tiene mucho misterio: faltan más de un millón cien mil programadores. Por eso España, para sorpresa de muchos, se ha sumado a esta imparable carrera tecnológica. En los últimos años se han lanzado varios proyectos que complementen la educación de los colegios. Cada vez son más frecuentes los talleres de robótica en los que aprender a crear cojines de lectura, robots cuadrúpedos e incluso teléfonos móviles con Arduino y Raspberry Pi. En un futuro marcado por la tecnología y la robótica parece inevitable que la programación se convierta en la piedra angular de todo sistema educativo. Tal y como dice Gabe Newel, creador de la empresa de videojuegos Valve, los programadores del mañana serán los magos del futuro. Quizá solo necesitemos enseñar a los más pequeños que la magia estás más cerca de lo que en realidad piensan. A veces, solo depende de un gesto tan sencillo como hacer click.


revista zeroth | 57


PUBLIRREPORTAJE

Droide, un proyecto pionero en robotica educativa 58 | revista zeroth


a hace un año que nació Droide, se dice pronto ¿verdad? Ha sido un año muy positivo gracias a la gente que hemos conocido, a los que se han animado a hacer nuestros talleres, a los peques y a los adultos que se han formado en robótica, arduino o impresión 3D junto a nosotros. Mi nombre es Jorge Pérez, licenciado en Ingeniería Informática y eléctronica, emprendedor y autodidacta. Para mí Droide es un sueño hecho realidad y la robótica educativa es una herramienta con la que enseñanza puede ser capaz de romper barreras. En mi opinión, el uso de la tecnología en las aulas es muy importante y afecta de manera positiva al aprendizaje de los más pequeños. ¡No nos equivoquemos, es el futuro de nuestros hijos e hijas! Es increíble ver cómo niños y niñas de menos de 8 años son capaces de construir y programar un robot como el Lego Mindstomrs, que les ayuda a adquirir y desarrollar conceptos de mecánica, física, matemáticas o programación. Nos gusta decir que nuestros niños “van a cambiar el mundo”. Uno de nuestros mayores logros está siendo la preparación de más de 20 niños, de entre 7 y 15 años de la Comunidad Valenciana, para competir en las World Robot Olympiad 2014, en las que deberán superar una serie de desafíos basados en pruebas del país organiza-

Y

dor, este año es Rusia. El 7 de junio, durante la celebración de la Maker Faire Valencia, viviremos la final local y sabremos qué dos equipos ganadores de las dos categorías que participan, podrán llegar a la final nacional que se disputará en octubre en Barcelona. Desde aquí queremos dar las gracias a todos y desearles el mayor de los triunfos, son auténticos campeones.

En Droide ofrecemos formación para profesores, extraescolares y talleres personalizados con Lego Mindstorms, mOway, arduino, scratch, raspberry Pi, Android o impresoras 3D Droide quiere ser un punto de encuentro, tanto para los aficionados a la robótica como para aquéllos que quieran aprender a construir su propio robot. “ El c o n c ep t o “ c om u n i dad ” es fu ndam ent al p ara n osot r os, ya

que no pretendemos ser únicamente una tienda de robótica, sino que lo que nos motiva es crear vínculos y conocimiento entre los amantes de los robots”. Para lograr su objetivo de crear “comunidad”, Droide imparte talleres de robótica educativa para niños y adultos en los que los participan-

revista zeroth | 59


tes aprenden a construir y a programar sus propios robots. “La robótica, además de ser amena y divertida, es un recurso educativo muy valioso para los tiempos actuales. Inicia a los niños desde edades muy tempranas, en el manejo físico de herramientas tecnológicas que podrán abrirles las puertas a profesiones de futuro muy demandadas”. Droide, tiene además una tienda de robótica educativa on-

60 | revista zeroth

line y una física en Guillem de Castro 77. Internet tampoco ha pasado desapercibido para los impulsores de este proyecto que prometen ser muy activos en la red a través de su web, blog y redes sociales en las que se mantiene informada a la “comunidad Droide” de los últimos productos y eventos que salgan al mercado relacionados con la robótica educativa.


-

realidad vs ficcion

por Conchi Sánchez | Infografía Alba Ortega | Fotografías Creative Commons

La ficción es uno de los mayores escaparates para divulgar la robótica. Películas de ciencia ficción como Terminator, Robocop o Star Wars con tantos seguidores, encumbran a la fama a sus protagonistas robóticos. Pero ¿qué tienen de realidad estos personajes?, ¿qué cualidades podrían existir en la realidad en un futuro? y ¿qué cosas son pura ficción?. En la revista Zeroth hemos hablado con Arturo Gil Aparicio, profesor de laboratorio de automatización, robótica y visión por computadora de la Universidad Miguel Hernández acerca de las dosis de realidad y ficción que tienen estos robots.

revista zeroth | 61


1977

r2-d2

R2-D2 es un personaje de ficción del universo de Star Wars. Es un droide astromecánico cuya función es la de mantenimiento y reparación de las naves y cuyo cometido principal es la de astronavegación pudiendo ser programado para realizar hasta diez saltos hiperespaciales seguidos. La primera película donde apareció fue en el Episode IV - A New Hope. En esta película dirigida por George Lucas se usaron modelos radiocontrolados de R2-D2 (Grant Imahara trabajo en esta función durante la nueva trilogía) y también modelos controlados por el actor Kenny Baker. El nombre de R2-D2 surgió en el doblaje de American Graffiti. Cuando una noche George Lucas se quedó trabajando hasta tarde y estaba buscando el Rollo 2, Diálogo 2. De repente alguien gritó “R2-D2”.

62 | revista zeroth

1977

c-3po

C-3P0 es un androide de protocolo, diseñado para el servicio de los humanos. Su primera aparición en el Episode IV - A New Hope. Fue construido por Anakin Skywalker en el planeta Tatooine, para ayudar en las tareas del hogar a su madre. Es amigo y compañero del Droide astromecánico R2-D2. C-3PO fue protagonizado Anthony Daniels en las seis películas de la Guerra de las Galaxias. En Episodio I, un modelo de C3PO fue usado como una marioneta y Daniels se limitó a poner la voz del personaje. En el segundo episodio fue este quien se encargó de las tareas del marionetero aunque las escenas fueron eliminadas. En el resto de entregas Daniels proveyó la voz y utilizó el disfraz para la mayoría de las escenas de las películas.


1984

terminator

T-800 (Terminator) un cyborg asesino modelo Cyberdyne 1.0.1. enviado desde el futuro para exterminar a Sarah J. Connor, madre de John Connor, líder de la resistencia humana en el futuro. Esta película dirigida por James Cameron y coescrita entre Cameron y William Wisher Jr fue protagonizada por Arnold Schwarzenegger en el papel de T-800. A partir del éxito de taquilla y público se han rodado tres secuelas: Terminator 2: el juicio final (1991), Terminator 3: la rebelión de las máquinas (2003) y Terminator Salvation (2009). A lo largo de esta saga han ido apareciendo más modelos como el T-600, el T-1000 y el T-X, el primero con apariencia de mujer que era un prototipo altamente avanzado que contenía las mejoras del modelo T-800 y T-1000.

1987

robocop

El programa “Robocop” que da nombre al famoso robot requería un candidato recientemente fallecido para la conversión. El oficial Murphy fue el candidato idóneo al morir en una emboscada. El personaje de RoboCop fue inspirado por el antihéroe de los cómics Juez Dredd, así como el superhéroe de Marvel Comics "ROM". RoboCop fue escrita por Edward Neumeier y Michael Miner, dirigida por Paul Verhoeven y protagonizada por Peter Weller, A pesar del bajo presupuesto la película recibió críticas positivas y fue considerada una de las mejores del año, dando comienzo a dos secuelas, una serie de televisión, una mini-serie, dos series animadas, videojuegos, varias adaptaciones en cómic.

revista zeroth | 63


64 | revista zeroth

FotografĂ­a de Dude of Lego


c-3po y r2-d2

C-3P0 es un androide de protocolo, diseñado para el servicio de los humanos para llevar a cabo diferentes tareas, es el robot “mayordomo” más famoso de la ficción. Una de las demandas populares más repetidas en cuanto a robots es la de que sean capaces de realizar las tareas del hogar, pero ¿es posible obtener un androide con semejantes condiciones sin que sea necesario que piense? La madre de Arturo siempre le pide uno a su hijo que pueda ser capaz de fregar los platos, sacar el perro y limpiar el suelo. A estas demandas el profesor de la UMH explica que un robot sea capaz de realizar todas las tareas al margen de la inteligencia “es muy complicado y que aún estamos a más de 50 años para conseguir ese nivel”. Todavía hay mucho que avanzar en este campo, sobretodo en la capacidad de decisión y capacidad de percepción. “Si queremos que el robot sea capaz de abrir la puerta, de limpiar la casa, de hacernos el desayuno”, aclara Arturo, “tendrían que parecerse mucho a nosotros en cuanto a inteligencia y a movilidad, si lo queremos que haga las cosas de la misma forma en la que lo hacemos nosotros”. La verdad es que para conseguir en la actualidad un robot de estas características se tendría que enseñarle absolutamente todo, plantear un algoritmo para cada tarea específica y además personalizarlo para cada casa en especial, teniendo en cuenta la distribución del hogar y adaptándolo a unas capacidades específicas, porque en una casa se friega y en la otra se pone el lavavajillas. Además el avance tecnológico no sería el principal problema para conseguir un robot capaz de realizar todo esto, habría que sumarle los costes. Si la pretensión es que haya uno en cada casa tendría que tener un precio razonable y eso es todavía más improbable. Lo más parecido que se está comercializando son los productos de domótica. Aunque Arturo confiesa que jamás se compraría un robot de

los que te limpian el suelo “porque son muy tontos”. R2D2 puede que sea uno de los robots más queridos del cine, pero también es uno de los más inconcluyentes. Dentro de su minúscula armadura contenía objetos tan dispares como unos cohetes propulsores, pistola de cables, un compartimento secreto para sables laser, un extintor/detector de humos, paraguas plegable, manguera, matamoscas, colchón inflable, tocadiscos y hasta un dispositivo de creación de confeti. Pero lo que a Arturo siempre le ha llamado la atención es la especie de interfaz que R2D2 utiliza para conectarse a las naves y hackearlas “se ve que en el futuro habremos superado el USB y las cosas se enchufaran de otra manera” afirma. Aunque lo que de vedad resulta curioso es que si es un robot tan inteligente ¿por qué Luke Skywalker tiene que aprender a interpretar los pitidos que emite y no aprende a hablar? Y si seguimos la lógica, estos dos robots que eran tan amigos en la película jamás podrían haber sido capaces de comunicarse entre sí. Cada robot tiene sus librerías y normalmente se programan en un lenguaje determinado. Sería bastante improbable que dos robots distintos compartieran dicha librería y se pudieran comunicar. “Estamos trabajando todos y cada uno quiere su nicho y somos incapaces de que hayan unos estándares unificados para que se comuniquen los robots” explica el profesor Gil. Por lo tanto si no cambia la cosa, en el momento en el que tengamos robots inteligentes en casa de diferentes fabricantes, se intentará desde las propias marcas que no se hablen entre ellos. “Ahora mismo te instalas el Whatssap y no es compatible con Telegram” aclara Arturo. Siguiente esta línea, hace años salió un sistema llamado ROS, que integraba muchos algoritmos sencillo de utilizar y que es un framework para el desarrollo de software para robots

revista zeroth | 65


66 | revista zeroth

FotografĂ­a de Pedro Vezini


terminator

Actualmente un robot como Terminator sería imposible. “No hemos llegado hasta este nivel, tú puedes hacer que una máquina sea capaz de aprender pero con ciertos parámetros y planeando unos al-

goritmos” comenta el profesor de la UMH. Para cada función que quieras que realice

tu robots tienes que elaborar una serie de algoritmos para que consiga realizar dicha tarea. El hecho de que el robot aprenda cualquier cosa que le surja en el ambiente igual que hacemos nosotros, todavía no ha sido capaz de reproducirse en un algoritmo que sea genérico de inteligencia. Sería a partir de este, que el robot fuera capaz de ir aprendiendo diferentes cosas

como un lenguaje, aprender matemáticas o aprender a resolver problemas de diferente estilo. Lo más cerca de lo que hemos llegado a

esto son a una serie de algoritmos que plantean diferentes tipos de funciones de

forma aleatoria y los robots van probando

hasta dar con la correcta, algo que no deja de ser un algoritmo de prueba y error según Arturo. El aprendizaje humano tiene

una parte de prueba y error pero también tiene una parte de inductiva y deductiva. Entonces, ¿llegará el día que se llegue a

crear ese algoritmo que le permita al robot

esa intuición? El experto en robótica piensa que en el momento en el que sepamos como funciona la inteligencia humana a lo mejor somos capaces de reproducirla.

“No se puede decir que nunca pasará. Hay tantas cosas, mas de las que desconocemos que las que conocemos. Es muy difícil. Pero me apuesto 50 euros que no se

hace en menos de 50 años” Una línea de la película Terminator indica que las unidades en aprendizaje pueden lograr entender emociones: "Ahora se por-

qué lloráis, pero es algo que yo nunca podré hacer". ¿Puede un robot ser capaz de reconocer las emociones? Esto sí que es posible. Según una serie de señales se puede entrenar a un robot y luego clasificar el estado emocional de cualquier persona en base a su curso, temperatura, frecuencia de respiración. “Es como un polígrafo” explica Arturo. El aspecto del androide en el film está pensado para pasar desapercibido. Es capaz de sudar y sangrar. Aquí Arturo apuesta 50 euros a que es real. “Se puedes tener una prótesis de titanio en la cadera y podríamos llegar a una maquina que sea soporte de vida”.

En la saga Terminator, el robot ha ido mejorando entrega tras entrega. El modelo T-

1000 era en realidad una masa de metal líquido polimérico, sin ninguna base firme, moldeable a la forma de cualquier humano. El ingeniero está de acuerdo en que eso es más ciencia ficción que realidad. “Ahora

tenemos impresoras 3D y se puede coger una base polimérica e imprimirla con la

forma que se elija. Pero el planteamiento de la película va un poco en contra de la definición de la vida. Yo creo que empezaron a inspirarse a en los sistemas de prototipado rápido, en los que se podía generar una pieza casi de la nada. Pero

queda mucho camino hasta que un robot se autogenera. Más que nada querían mostrar que eran capaces de mostrar efectos

especiales pioneros de la época”. Lo que también es ciencia ficción son los 120 años que puede operar Terminator sin recargar su célula energética de hidrógeno. Arturoafirma que se puedes sacar bastante energía pero tanto no. Planteando uranio puedes obtener más energía. En esto ya no estamos dentro de los 50

años de margen, esto es para 100.

revista zeroth | 67


68 | revista zeroth

FotografĂ­a de Neil Grosby


robocop

RoboCop  originalmente era un oficial de policía . Al salir en su primer patrullaje es emboscado y asesinado de forma brutal, a pesar de los esfuerzos de los médicos, es declarado muerto y su cuerpo entregado para experimentación, siendo reactivado su cerebro sin memoria y con-

vertido en el primer prototipo exitoso del proyecto RoboCop. La primera película fue estrenada en 1987 y este mismo año se

estrena la última entrega, renovada y con nuevos planteamientos.

Pero lo cierto es que la única realidad que hay en este policía es la capacidad del cuerpo humano de aceptar aparatos mecánicos y tecnológicos como partes del mismo, como las personas que tienen marcapasos. A pesar de que tampoco se ha alcanzado el nivel para desarrollar un Robocop en la actualidad Arturo Gil cuenta

que no se puede afirmar con un no rotundo que esto podrá pasar en un futuro. Un ejemplo de que las cosas se están in-

tentando es la presentación de Telebot llevado a cabo por investigadores y estudiantes que trabajan en el Discovery Lab de la Universidad Internacional de Florida

(FIU). Este es un nuevo robot que pronto podría permitir que tanto agentes de poli-

cía con discapacidad, como veteranos de guerra puedan reanudar su trabajo. Este robot no trata de las transformacio-

nes de policías en Cybors sino en un robot

de telepresencia con tecnología virtual Oculus Rift y brazos y manos. Aunque ya se está dando a conocer, se sigue trabajando en ello ya que de momento existe un poco de retraso notable entre los controles y el robot. A pesar de todo, el profesor Gil no compra la idea. “Esto sería

aplicación de teleoperaciones y es una tecnología que está estudiada desde hace más de 50 años y aunque consiguiéramos conectividad en cualquier punto y la batería durara lo suficiente para que los Telebot pudieran patrullar ¿serían capaces de tener el mismo comportamiento en cuanto capacidad de reacción? Lo que si que destaca Arturo son los exoesqueletos que desde el punto de vista del control son más viables para tener dispositivos que andan por ti, algo en lo que apuesta y afirma que se desarrollará en

menos de 50 años.

revista zeroth | 69


editorial

segun como se mire

por Ana Quiles

a robótica se hace un hueco más grande en la vida de los seres humanos día tras día. A pesar de que muchos se muestren reacios a las nuevas tecnologías y más aún a esos "seres desconocidos" que en un futuro nos ayudarán a realizar tareas del día a día, también existe una gran parte de la población totalmente abierta y consciente de la importancia de estos avances. Como si de la película "Yo Robot" o "La Guerra de Los Mundos" se tratara, algunos temen en su interior lo que muchos films presagiaban, una rebelión. La sociedad científica deja a un lado todas las profecías y logra avanzar con pasos de gigante en el bienestar de los seres humanos con sus nuevos amigos eléctricos. Pero los robots no son solo esa imagen que se nos crea rápidamente en la cabeza de un ser humanoide y que te habla como lo hacía el pequeño R2 en Star Wars. Los distintos dispositivos eléctricos que han nacido en estos últimos meses para ayudar a mejorar la calidad de personas invidentes o a curar las consecuencias neurológicas tras sufrir un ictus no se parecen ni de lejos. Estos pequeños, pero trascendentales, dispositivos han venido para quedarse. Y lejos de pararse en el tiempo, todo apunta a que irán apareciendo miles más y todavía más poderosos, innovadores e ingeniosos conforme transcurran los meses, quizás los

L

70 | revista zeroth

días. ¡Bienvenidos sean todos!, digo yo. Siempre y cuando su grado de facilitar las tareas sea mayor que el de entorpecerlas. Quién imaginaría que un hombre en silla de ruedas a través de sus impulsos sensoriales podría hacer que un brazo robótico le acercara un vaso de agua o que un ciego podría evitar accidentes con el uso de un simple aparato que le avisara por qué camino podría encontrarse con un obstáculo y por cual no. Así es, la ciencia avanza y la calidad de vida de las personas lo hará con ella dando lugar a una sociedad de códigos binarios. Lo más importante de todo el que todos tomemos conciencia de que no podemos evitar ese curso, y que al final no existirá mejor actitud a adoptar que la que promulgaba Benjamin Franklin allá en 1754 con su "unirse o morir". Es increíble como en cuestión de pocos años, problemas que parecían imposible tener una solución encuentren hoy su respuesta con un nuevo invento ingeniado por un equipo de mentes prodigiosas que se dedican en cuerpo y mente a mejorar la calidad de vida de sus pacientes. La robótica actual es lo que podría resumirse, pese a quien pese, en la poderosa cita del astronauta que pisó por primera vez la Luna, Neil Armstrong, que pronunció para todos los habitantes de la Tierra desde el satélite gris: "Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad".


FotografĂ­a de Don

revista zeroth | 71


TRIBUNA INVITADA

los coches robot del manana por Osmary Guevara, miembro de Geek Theory upongamos que un coche robot se enfrenta a la decisión inevitable y terrible de tener que chocar contra un objeto. Podría desviarse a la izquierda y golpear un coche Volvo o podría virar bruscamente hacia la derecha y golpear un Mini Cooper. Si el coche está programado para minimizar el daño ¿qué decisión debería tomar en este escenario? Si nos basamos en los principios físicos, se debería elegir la colisión con el vehículo más pesado ya que este absorbe mejor el impacto. Esto significa que el coche debe programarse para que elija chocar contra el Volvo. Tiene sentido determinar la elección de colisión del vehículo si esto implica mejorar la seguridad de los pasajeros. Pero la física no es la única cosa que importa. La programación de un coche para que sea inteligente y sepa con qué objeto particular debe colisionar se basa en un algoritmo de focalización similar al sistema de las armas militares, lo que plantea a la industria de robótica algunas interrogantes éticas y legales incómodas. Lo que parecía ser un diseño de programa-

S

72 | revista zeroth

ción sencillo y útil se encuentra con retos éticos. Volvo y otras empresas pueden tener una queja legítima contra el fabricante de los coches robot ya que favorece el choque contra ellos, incluso si la física nos dice que es lo mejor. ¿Es un problema realista? Algunos accidentes de tráfico son inevitables, e incluso los 'smartcars' no pueden escapar de ese destino. Un gato podría cruzarse en tu camino o un coche del otro carril podría virar bruscamente hacia ti. Un coche robot sin embargo podría hacer las cosas mejor. Mientras que los conductores humanos sólo pueden reaccionar instintivamente en una emergencia, un coche robot es impulsado por el software, explorando constantemente su entorno con sensores que no parpadean y que son capaces de realizar muchos cálculos antes de estar siquiera conscientes del peligro. Ellos pueden tomar decisiones en fracciones de segundo para optimizar los accidentes, es decir, para minimizar el daño. Pero el software tiene que ser programado, y no está claro cómo hacerlo para los casos difíciles. Los algoritmos


de prevención de accidentes pueden estar sesgados de manera preocupante. Google ha anunciado recientemente que ha dado el siguiente paso en la prueba de su coche automático en un casco urbano. A medida que su entorno operativo se vuelve más dinámico y peligroso, los coches robot se enfrentan a decisiones difíciles, ya sea respecto a los objetos o incluso a las personas. Pensemos en otro escenario. El coche robot debe elegir entre un motociclista que lleva un casco o un motociclista que no. ¿Cuál es la manera correcta de programar el coche? Según el criterio de optimización en colisiones se debe programar que el coche choque contra cualquier cosa que pueda sobrevivir. En el último escenario, eso significaba estrellarse contra el Volvo. En este caso significa golpear el motociclista que lleva puesto un casco. Un buen algoritmo explicaría que es más probable estadísticamente que el ciclista sin casco muera, y no creo que matar a alguien es una de las cosas que más desean los fabricantes de automóviles. Deliberadamente al estrellarnos contra motociclista con casco, estamos penalizando a una persona responsable, a alguien que cumple con la normativa (lleva casco como debe ser) Esta discriminación parece poco ética y además podría promover una mala política.

Se podría alentar a algunos motociclistas a no usar casco con el fin de no ser objetivos privilegiados de los coches robot. De la misma forma, las personas comprarían menos coches de la marca Volvo y Mercedes Benz, si quieren evitar ser el blanco de un 'smartcar'. Una solución elegante a estos dilemas que crean desconcierto es simplemente no hacer una elección deliberada. Podríamos diseñar un coche autónomo para tomar ciertas decisiones a través de un generador de números aleatorios. Es decir, si es éticamente problemático quéelegir, ¿por qué hacer una elección calculada? La programación del coche robot podría generarse gracias a la aleatoriedad. Si es un número impar, el coche toma un camino, y si es un número par, toma otro. Esto evita la posible acusación de que la programación del coche es discriminatoria contra las marcas más seguras o los motociclistas responsables, o cualquier otra cosa. La aleatoriedad no introduce nada nuevo en nuestro mundo: la entropía nos rodea, tanto para bien como para mal. Una decisión al azar imita mejor la conducción humana. Aunque la principal razón para la creación de los coches robots es que sean capaces de tomar mejores decisiones que nosotros todavía queda un paradigma que romper: la matemática moral.

revista zeroth | 73


MONTA TU propio robot con cubecraft.com LO MÁS DIFÍCIL QUE TENDRÁS QUE HACER ES DECIDIRTE POR UNO DE LOS DOS

74 | revista zeroth


Baby Robot Friend!

revista zeroth | 75



Zeroth