Issuu on Google+

celebraciones

Celebración del jubileo -27 de abril de 2014 Con toda la familia “Amor de Dios” proclamamos:

¡Grande es el amor de Dios! Presentación

C

omo todos los años nos acercamos con gozo a la entrañable fecha del 27 de abril. Este año 2014, año de gracia especial, ese día tiene su momento alto la celebración de nuestro tiempo jubilar. Así, queremos darle especialísima solemnidad. Por eso además de la oración de cada uno de los días del Triduo, tendremos la Solemne Eucaristía del día 27 y, el día 26, una Gran Vigilia. Lo celebraremos, además, como la gran fiesta de la Familia “Amor de Dios”. Por tanto este año las celebraciones en torno al 27 de abril tendrán un marcado carácter familiar y lo celebraremos en comunión con todos aquellos que de alguna manera han sido alcanzados por el Carisma “Amor de Dios”. Damos gracias al Dios del Amor por el Carisma “Amor de Dios” con el que ha enriquecido y embellecido a su Iglesia por mediación del Venerable Padre Jerónimo Usera. Damos gracias a Dios por su historia de amor en la Congregación. Damos gracias por las hermanas que han sido presencia del amor de Dios, transmisoras del Carisma, semillas de santidad y fuerza misionera a lo largo de estos años de vida. Que la celebración de esta fiesta sea también una nueva oportunidad para reencontrarnos con las fuentes de nuestra identidad carismática; que el Espíritu encuentre en cada una de nosotras la docilidad y disponibilidad necesarias para hacernos más sabias y más santas; que Él nos urja y nos transforme en anunciadoras gozosas, creíbles y esperanzadas del Evangelio de Jesús.

Observaciones  Se ofrece material para cinco celebraciones: para los tres días del triduo, para la vigilia del día 26 y para la Eucaristía solemne del día 27, día especial de acción de gracias y de renovación de nuestro compromiso en la Iglesia.  Los subsidios y momentos de la oración pueden ser utilizados de la manera que se considere más oportuna y sería deseable que también en los días del triduo pudiesen estar los seglares si los hay.  Los cantos son simplemente orientativos y pueden elegirse otros.

Boletín Congregacional - 9 -


celebraciones Propuestas  Oración personal a lo largo de la semana anterior al día 27 de abril – semana pascual.  Celebración comunitaria del Triduo de preparación los días 23, 24 y 25 de abril. Sería deseable que en las celebraciones del triduo pudiesen estar los seglares. Este año el Triduo de preparación para la fiesta del 27 de abril, tiene como tema central la celebración del 150 aniversario y está estructurado teniendo presentes los objetivos del Año Jubilar: 

Día 23: “Haciendo memoria”

Día 24. “Generando vida”

Día 25: “Anunciando el Reino del Amor”

 Celebración de la Vigilia el día 26. Esta celebración será una celebración de Familia: Hermanas y Seglares y tendrá un marcado carácter vocacional.  Celebración solemne de la Eucaristía el día 27 de abril como Familia “Amor de Dios”, con la participación de los destinatarios de nuestra misión. Momento bellísimo para renovar nuestro compromiso en la Iglesia desde el carisma “Amor de Dios”. Dondequiera que nos encontremos, en esta celebración nos uniremos a la Acción de Gracias congregacional y de la Familia “Amor de Dios” que se tendrá ese día en Toro y especialmente estaremos en comunión espiritual con las Hermanas jóvenes que hacen su Profesión Perpetua y los Seglares “Amor de Dios” que, por primera vez, harán su Promesa pública en la Iglesia.

TRIDUO 27 DE ABRIL DE 2014 DÍA PRIMERO HACIENDO MEMORIA (Preparar rotuladores, velas o lamparitas y huellas del pie en papel para todas).

Símbolos 

Cartel: “EL SEÑOR HA ESTADO GRANDE CON NOSOTRAS Y ESTAMOS ALEGRES” (Sal 126,3).

Trazar un camino en el suelo.

Boletín congregacional - 10 -


celebraciones Introducción

huella o han marcado un hito en nuestra historia congregacional. Juntas vamos a hacer memoria de ellos escribiendo sus nombres en la huella que se nos ha repartido.

L

a Pascua es tiempo de alegría desbordante. El Señor vive, Él es nuestra esperanza y nuestra razón de vivir en comunidad. “La fe en Jesús resucitado y la fuerza del Espíritu convocó a los primeros cristianos y dio origen a la iglesia… Esta misma fe nos convoca a nosotras y da ser a nuestra vida comunitaria, elemento esencial de la vida religiosa.” (C 34) En este contexto, en que la liturgia nos habla de vida, de triunfo, de alegría, de misión, nosotras, Hermanas del Amor de Dios, celebramos con gozo y agradecimiento los 150 años de historia congregacional. Una efeméride que para todas es motivo de acción de gracias y ocasión de renovación de nuestra vocación “Amor de Dios” en la Iglesia y en el mundo. Iniciemos este primer día del triduo reconociendo la presencia de Jesús Resucitado entre nosotras.

Canto de Resurrección

¿Qué personas, qué acontecimientos considero especialmente significativos para la historia congregacional?

Se deja un momento de silencio Tiempo de compartir Con sencillez, gozo y agradecimiento proclamemos el nombre de las hermanas que nos vienen a la memoria, explicando qué las caracterizó, y de los acontecimientos que han dado un nuevo impulso a la Congregación. Después de cada participación cada una colocará la huella en el camino y al lado una lámpara, que encenderá en el cirio.

Momento de Silencio Oraión espontánea de acción de gracias a partir del símbolo

Gesto de acogida Nos vemos todos los días y en muchos momentos, pero no siempre nos prestamos la debida atención. En señal de comunión, tomemos conciencia de las hermanas que están a nuestro lado, mirémoslas como Dios las mira, con los ojos de Dios; expresémosles muestra de acogida con un abrazo, con una palabra. (Si la comunidad es pequeña puede repetirse el gesto con cada hermana.) Con este gesto tratamos de ponernos en sintonía mutua para que nuestra oración sea agradable a Dios.

Canto: Tu fidelidad es grande…. Monitora: “¡Vosotras no solamente tenéis una historia gloriosa para recordar y contar, sino una gran historia que construir! Poned los ojos en el futuro, hacia el que el Espíritu os impulsa para seguir haciendo con vosotros grandes cosas.” (VC 110).

Salmo de alegría

Monitora

Proclamado por dos hermanas

La historia congregacional la han forjado las hermanas que han vivido a lo largo de estos 150 años en un tiempo y en un espacio determinado. El siguiente capítulo de esta historia lo vamos construyendo hoy las hermanas en nuestro vivir diario. De nosotras depende el que sea un capítulo glorioso.

Éste es el tiempo del Dios de la vida. De la vida dada y de la vida realizada. De la gloria de Dios y de nuestra dignidad perdida.

Se reparte a todas un rotulador y una o dos huellas de papel A lo largo de este siglo y medio ha habido hermanas y acontecimientos congregacionales que han dejado

Es tiempo de presencias y encuentros, de paz, comidas y abrazos, de corazones encendidos y trajes blancos, de envío a rincones lejanos... Es el tiempo de la experiencia, del paso del Señor por todas las tierras por todos los rincones, por todas las personas.

Boletín Congregacional - 11 -


celebraciones corrido un largo camino ante el que hoy se abren nuevas posibilidades. Necesitamos la sensibilidad y creatividad de Jerónimo Usera ante los desafíos del mundo de hoy.

Tiempo de flores, sueños y utopías, de gritos, cantos y aleluyas. Tiempo de baños e inmersiones, de confesiones sinceras y comuniones para ser personas nuevas.

Momento de Silencio

¡Tiempo divino para el ser humano en camino! Es tiempo de primavera florecida, de liberación, profunda y definitiva, de cadenas, amuletos y miedos, de señores antiguos y nuevos, para sentir y vivir la vida.

Canto: Tu fidelidad…

Canto: Arriésgate… Minitora Pidamos al Señor que su Espíritu siga impulsando, animando y conduciendo a la Congregación por los caminos de amor, compromiso y creatividad rezando el salmo a dos coros.

Monitora 1

T

odo gran proyecto empieza desde algo muy pequeño. Desde el inicio de su predicación, Jesús se rodea de amigos y colaboradores. La llegada del reino de Dios está pidiendo un cambio de dirección en todo el pueblo, y esto no puede ser tarea exclusiva de un predicador particular. Es necesario poner en marcha un movimiento de hombres y mujeres salidos del pueblo que, a una con él, ayuden a los demás a tomar conciencia de la cercanía salvadora de Dios. “Jesús iba recorriendo ciudades y aldeas, predicando y anunciando la Buena Nueva del Reino de Dios. Lo acompañaban los Doce y también algunas mujeres…” ( Lc 8, 1 - 2) Después de la resurrección de Jesús estos hombres y mujeres experimentan dentro de sí la nueva vida de Jesús resucitado. Esta profunda experiencia les impulsa a reunirse, a hacer viva la memoria de Jesús y anunciarla por todas partes. Es así que comienza a surgir la Iglesia. “Acudían asiduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la convivencia, a la fracción del pan y a las oraciones. Alababan a Dios y se ganaban la simpatía de todo el pueblo; y el Señor agregaba cada día a la comunidad a los que quería salvar.” (Hch 2,42.47)

Momento de Silencio Monitora 2

Salmo: (a dos coros) Que tu Espíritu sea danza que inspire nuestro caminar. Que tu Espíritu sea aliento que convoque a la unidad. Que tu Espíritu se mezcle con nuestra humanidad. Que tu Espíritu transforme nuestras manos para dar. Que tu Espíritu madure nuestro sueño para amar. Que tu Espíritu fecunde con ternura nuestro ser. Que sea fuego en la campiña y encienda nuestra fe. Que tu Espíritu nos haga resistir la tempestad. Nos levante la mirada, nos regale libertad. Nos transforme en la palabra que restaure dignidad. Como ráfaga de vida, la esperanza traiga ya. Que tu Espíritu remueva nuestra tierra por sembrar. Que tu Espíritu inspire cada intento por sanar. Que tu Espíritu nos llene de gozo al mirar.

L

Que tu Espíritu sacuda nuestro miedo a la verdad. Que tu Espíritu nos mueva siempre a dar un paso más, nos invite a compartir la mesa con todo nuestro pan, nos inunde de sentido y alegría en el andar.

La fidelidad de tantas hermanas, su disponibilidad y creatividad han hecho que la Congregación haya re-

Compartir espontaneo

a historia congregacional comenzó con una persona, Jerónimo Usera, sensible a la realidad de su tiempo, y con un pequeño grupo de hermanas, que escuchando el llamado de Dios lo siguieron.

Boletín congregacional - 12 -


celebraciones

Segundo día: GENERANDO VIDA Preparar 18 lamparitas, una por país donde está presente la Congregación

Símbolos    

Escudo congregacional. Nombre de los países donde está presente la Congregación . Cuadro del P. Usera. Carteles: (se colocarán en el momento indicado)  

SABER Y VIRTUD MUJERES SANTAS

países donde la Congregación está presente, a la vez que colocamos una lámpara a su lado.

Inicio

(Cuando se hayan citado todos los países)

Canto de Resurrección

El Espíritu ha conducido y acompañado el caminar congregacional a lo largo de 150 años, actuando en y a través de las hermanas que nos han precedido. Ellas, personas que han servido a Dios de balde, nos han transmitido, con su vivir y hacer, lo que gratis habían recibido, es decir, el legado de una vivencia carismática de la que somos herederas y continuadoras. Nuestro futuro está confiado al dinamismo del Espíritu; invoquémosle abriendo nuestro corazón a su acción eficaz.

Monición

Ven, Espíritu de Amor y de Paz (de

Una hermana con el cirio encendido en alto frente a todas, dice: Hermanas, Cristo vive. “La fe en Jesús resucitado y la fuerza del Espíritu convocó a los primeros cristianos y dio origen a la Iglesia… Esta misma fe nos convoca a nosotras y da ser a nuestra vida comunitaria, elemento esencial de la vida religiosa.” (C 34)

Se reparten las lamparitas entre todas

E

l carisma “Amor de Dios”, que el Padre Usera nos legó, es actual y está llamado a generar vida llevando el amor de Dios por distintos países del mundo “El instituto de las Hermanas del Amor de Dios se consagrará a la enseñanza donde quiera que se crea necesario” (Est 1). Con agradecimiento por la expansión de la Congregación, vayamos diciendo el nombre de los Boletín Congregacional - 13 -

Juan Pablo II. Adaptación) Antífona cantada: Ven, ven, Espíritu de Dios. Ven, ven, ven sobre nosotras (u otro). (a dos coros) Espíritu Santo, dulce huésped del alma, muéstranos el sentido profundo del jubileo congregacional y prepara nuestro espíritu para celebrarlo con fe, en la esperanza que no defrauda, en la caridad que no espera recompensa.


celebraciones Espíritu de verdad, que conoces las profundidades de Dios, memoria y profecía de la Iglesia, dirige a la Congregación en los años venideros y haz que cada hermana, centrada su vida en Jesús de Nazaret, triunfador de la vida y de la muerte, sea fiel al Carisma inspirado por Jerónimo Usera. Espíritu de comunión, alma y sostén de nuestra Congregación, haz que la riqueza de nuestro Carisma contribuya a la construcción de una sociedad más fraterna, y que hermanas y seglares colaboremos juntos en la edificación del único Reino de Dios. Espíritu de consuelo, fuente inagotable de gozo y de paz, suscita en la Familia “Amor de Dios” solidaridad para con los necesitados, da a los enfermos el aliento necesario, infunde confianza y esperanza en los que sufren, acrecienta en todos el compromiso por un mundo mejor. A ti, Espíritu de amor, junto con el Padre y el Hijo alabanza, honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. Antífona cantada: Ven, ven, Espíritu de Dios. Ven, ven, ven sobre nosotras.

ILDEFONSO A LA CONGREGACIÓN DE HERMANAS DEL AMOR DE DIOS. (Lo leen dos hermanas) A: Fueron muchas las penurias con que Jerónimo Usera se encontró en su trabajo pastoral en las islas pero él se centró especialmente en la carencia de formación de los niños pobres y en la falta de maestras. Funda, entonces, la Casa de Caridad y Oficios de San Ildefonso. B: Jerónimo estaba contento con su obra; sin embargo comprendió muy pronto sus limitaciones, pues se apoyaba en la generosidad de dos señoras que se entregaban a tiempo pleno. Él soñaba con un tipo de mujer nueva que viviese más identificada con el Evangelio, que se consagrase de por vida al amor para entregarse desde ahí a la enseñanza. “Buscaré almas generosas que quieran servir a Dios de balde, solo desearán por recompensa consumirse en el santo amor de Dios.” A: En medio de un mundo pobre, donde la mayor parte de la infancia carecía de formación, Jerónimo acertó a descubrir que la suprema forma de hacerles visible que Dios les ama era ofrecerles testigos del Dios vivo que hiciesen realidad ese amor y presencia. B: Por eso escribía “Semejante clase de enseñanza sólo puede ser desempeñada con toda perfección por personas cuya profesión no sea otra que ejercer la caridad, enseñando a las niñas pobres…” A: Convoca a un grupo de señoritas, con las cuales forma la primera comunidad, principio de la Congregación.

Momento de Silencio

Monitora

E

chemos una mirada contemplativa a algunos acontecimientos que fueron dando origen a nuestra Congregación y descubramos en ellos las raíces de nuestro Carisma. DE LA CASA DE CARIDAD Y OFICIOS DE SAN

Canto: El Espíritu Santo nos dio vida… Monitora Una hermana mostrará el cartel: SABER Y VIRTUD y lo colocará en un lugar visible

“El amor de Dios hace sabios y santos”, proclamamos en nuestro escudo. Las Hermanas del Amor de Dios estamos llamadas a ser mucho más que meras profesionales bien preparadas, hemos de ser sabias, es decir hemos de ser capaces de transmitir saber y virtud a los corazones de las niñas, dirá el P. Usera (Cf. Reg 5,3). Ser sabias, con la sabiduría del Espíritu que nace de la contemplación y de la adhesión a Jesucristo en su misterio pascual, con la sabiduría que es conocimiento de la vida en profundidad. Boletín congregacional - 14 -


celebraciones Por muy buenas cualidades humanas e intelectuales que tenga una hermana, sin la sabiduría que procede de Dios, resultarán vanos sus esfuerzos para ser fiel al Carisma y para realizar con fidelidad la misión que se le ha encomendado. Momento de silencio Con el cántico de la Sabiduría, que recitaremos a dos coros, imploramos la sabiduría que viene de Dios.

Solista: Dios de los Padres y Señor de la misericordia que con tu palabra hiciste todas las cosas, y en tu sabiduría formaste al ser humano, para que llegase a ser hijo de Dios, acogiese la Palabra y lograse ponerla en práctica.

Todas:

Es la fuerza de nuestra debilidad para que podamos definirnos, entregarnos, mojarnos... hasta lograr la santidad y la justicia. Nos enviará a los pobres y a consolar a todos los que lloran.

Solista: Mándala para que construya nuestra comunidad; para que allí donde vivamos seamos instrumentos de paz y fermento de fraternidad.

Todas:

Danos el don de la sabiduría, que es el don del buen gusto en las cosas. El saber discernir, disfrutar, agradar. Concédenos la espontaneidad con Dios y la familiaridad con los hermanos.

Ella fortalecerá nuestras promesas y esperanzas para que el amor de Dios derramado en nuestros corazones crezca y la empresa iniciada por ti no se abandone. Momento de silencio

Solista: La facilidad de seguir los pasos del Espíritu, de saber gustar a Dios donde la gente se confunde; en nosotros, nos convierte y cambia el corazón.

Todas: Danos luz para saber lo que te es grato y poder llegar al corazón de las cosas.

Solista: Danos luz para dejarnos sorprender por los que nos rodean. Reconocer la obra de tu amor donde otros sólo ven circunstancias humanas; ver con los ojos de Dios y escuchar, dentro de nosotros, el grito que nos hace servidores de la vida.

Mándala de tus santos cielos, y de tu trono de gloria envíala para que escuchemos atentos cuando alguien cuenta y narra sus ilusiones y sus desánimos.

Mándala para que vayamos creando el espacio donde nos sintamos hermanos y encontremos juntos la salida oportuna en la búsqueda continua del camino que nos acerca a Ti. Porque ella conoce y entiende todas las cosas, nos llena de valor, constancia y fortaleza.

Todas:

Cántico de la sabiduría (Sab 9,1-11, adaptación)

Todas:

Solista:

Monición Una hermana muestra a todas el cartel: MUJERES SANTAS y lo coloca en un lugar visible. “El amor de Dios hace sabios y santos”. “Sed santos como vuestro Padre celestial es santo”(Mt 5,48), dirá Jesús. El camino de la santidad es el camino del amor, único y principal mandamiento, un amor real que se concretiza en la vida: “Amaos unos a otros”. Como Hermanas del Amor de Dios estamos llamadas a ser santas desde la perspectiva del amor y en su doble dirección: amor a Dios y amor al prójimo. Nuestra identidad está constituida por el “ser amadas por Dios”: ”Y nosotras hemos conocido y creído el amor que Dios nos tiene.” La experiencia de filiación se torna experiencia de fraternidad. La respuesta al amor de Dios es el amor a nuestros hermanos. “El que no ama no conoce a Dios porque Dios es amor”. Momento de silencio

Se escucha la canción conmemorativa del jubileo: AMOR DE DIOS, PRIMAVERA Boletín Congregacional - 15 -


celebraciones Oración

de amor que ama desinteresadamente.

La recita una hermana. Todas contestan a coro: ENSÉÑANOS A AMAR CON TU MISMO AMOR.

Todas: ENSÉÑANOS A AMAR CON TU MIS-

Queremos amar, como Tú, sin medida. Impregna de tu luz nuestro corazón para que no vivamos la cerrazón de buscar en nuestro amor contrapartida. Todas: ENSÉÑANOS A AMAR CON TU MISMO AMOR Queremos, como Tú, amar sin fronteras. Llena de tu gracia nuestro camino para que no cometamos el desatino de poner a nuestro amor barreras.

Todas: ENSÉÑANOS A AMAR CON TU MISMO AMOR Queremos, como Tú, amar hasta la muerte. Danos la valentía de tu fortaleza para que no caigamos en la tibieza de querer proteger nuestra suerte.

Todas: ENSÉÑANOS A AMAR CON TU MISMO AMOR Queremos, como Tú, amar gratuitamente. Haznos tener tus mismos sentimientos para que seamos eficaces instrumentos

MO AMOR

Tiempo para compartir Oración final Te damos gracias, Señor, por nuestro Fundador Jerónimo Usera, por su vida consagrada a tu amor en el servicio de los hermanos, principalmente de los más pequeños; gracias porque hiciste de él el mediador del Carisma congregacional, para la Iglesia y para el mundo entero. Que su vida ejemplar pueda pronto ser una lumbrera en la Iglesia. Gracias, Señor, por las hermanas que a lo largo de los años con su disponibilidad y entrega han hecho posible la extensión de la Congregación. Por ellas, te damos gracias a Ti que vives y reinas con el Padre en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos. Amén. Himno: Cantemos hoy... CANTEMOS HOY AL AMOR DE DIOS

Tercer día: ANUNCIANDO EL REINO DEL AMOR Preparar rotuladores y tarjetas de papel para todas

Símbolos  Cartel: ¡AY DE Mí SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!  En cartulina la cruz congregacional en grande con el lema: “LA CARIDAD DE CRISTO NOS URGE”  Collage en el piso con noticias del periódico, de todo tipo, en formar circular.

Boletín congregacional - 16 -


celebraciones Inicio

Cada una puede ir expresando cuál es esa fuerza, esa pasión que le empuja en la vida, después colocará la tarjeta en el collage.

L

a celebración de los 150 años de la Congregación es una invitación a recrear nuestra vida consagrada bebiendo en las fuentes del Carisma. Como comunidad reunida en el nombre de Jesús, acojamos con gozo su presencia viva y resucitada en medio de nosotras cantando.

Momento de silencio

Monitora: “Las Religiosas del Amor de Dios hacemos nuestra la consigna paulina que el Padre Fundador nos dio por lema: La caridad de Cristo nos urge, y esta urgencia impulsa todas nuestras acciones.” (C 4) Quien entra en comunión con Jesucristo y le acoge como centro de su vida, vive como El la pasión por Dios y la pasión por la humanidad. El amor de Cristo le urge a dejarse reconciliar con Dios y a ser instrumento de reconciliación. “ (DC 2008, pág. 46)

Canto de Resurrección

Es la hora de la vida nueva

Introducción

(recitado a dos coros)

D

ice el Evangelio que Jesús “Fue caminando de pueblo en pueblo y de aldea en aldea proclamando y anunciando la buena noticia del reino de Dios” (Lc 8,1.10). Jesús dedica su tiempo, sus fuerzas y su vida entera a lo que Él llama el “reino de Dios”. Es, sin duda, el núcleo central de su predicación, su convicción más profunda, la pasión que anima toda su actividad. Todo lo que dice y hace está al servicio del reino de Dios. Todo adquiere su unidad, su verdadero significado y su fuerza apasionante desde esa realidad. “Siento que Dios me llama a hacer el bien en la tierra”, expresará Jerónimo Usera. El P. Usera se identifica con la misión de Jesús. Su motivación “hacer el bien” lo empujó por los caminos del mundo haciéndose solidario con el ser humano excluido, pobre, necesitado. A nosotras nos toca vivir en el hoy de Dios, en un mundo con tantos problemas como bondades, como expresan las noticias del periódico. Y es éste el mundo que estamos llamadas a transformar con la fuerza del amor. Y a ti, hermana, ¿qué te motiva?, ¿qué te empuja?, ¿qué te arrastra?, ¿cuál es la pasión de tu vida? Piensa un momento y trata de expresar tu motivación principal en una palabra escribiéndola en una tarjeta. Se reparte un rotulador y una tarjeta a cada una, dejando un momento de reflexión

Tiempo para compartir

Es hora de entrar en la noche sin miedo, de atravesar ciudades y pueblos, de quemar lo viejo y comprar vino nuevo, de quedarse en el corazón del mundo, de creer en medio de la oscuridad y los truenos. ¡Es la hora de la vida nueva! Es hora de levantarse del sueño, de salir al balcón de la vida, de mirar los rincones y el horizonte, de asomarse al infinito aunque nos dé vértigo, de anunciar, cantar y proclamar. ¡Es hora de la vida nueva! Es hora de romper los esquemas de siempre, de escuchar las palabras del silencio, de cerrar los ojos para ver mejor, de gustar su presencia callada, de andar por los desiertos. ¡Es hora de la vida nueva! Es hora de despertar al alba, de descubrir su presencia entre nosotros, de iniciar caminos nuevos, de andar en confianza, de pasar a la otra orilla. ¡Es la hora de la vida nueva!

Boletín Congregacional - 17 -


celebraciones Es la hora de confesar la vida, de hablar poco y vivir mucho, de arriesgarlo todo apostando por Él, de sentarse a la mesa y calentar el corazón, de esperar contra toda esperanza. ¡Es la hora de la vida nueva! Es la hora del paso de Dios por nuestro mundo lavando los pies y las heridas más íntimas, acercándose a nuestras miserias y sembrando esperanza, levantando la vida que se cae o es derribada, llenando de semillas nuestras alforjas vacías. ¡Es la hora de la vida nueva!

De nuestros Documentos Capitulares

E

l carisma “Amor de Dios” es un don concedido a la iglesia, es dinamismo que va haciendo realidad el Reino de Dios entre los hombres… (DC 2008, pág. 96) El Espíritu nos está llamando a compartir nuestro Carisma con los seglares y a buscar la mejor manera de hacerlo realidad… El compartir el Carisma nos exige apertura, creatividad y escucha atenta para intuir el cómo y el por dónde… (DC 2008, pág. 97) Todas las personas pertenecientes a la Familia “Amor de Dios” tienen como misión específica ser testigos del amor de Dios… La misión pide una presencia significativa en medio del mundo, como levadura en la masa. Un compromiso explícito a favor de los demás, desde la fe, con una opción preferencial por los más desfavorecidos… (DC 2008, pág. 103) Momento de silencio.

Jesús se acercó y les habló así: «Me ha sido dada toda autoridad en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautizadlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñadles a cumplir todo lo que yo os he encomendado a vosotros. Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin de la historia.»

Comentario

T

erminada su misión, Jesús "se va", y su misma misión queda en manos de los discípulos, de la Iglesia. La aceptación de Jesús es la aceptación de la misión. Para eso se nos manifiesta Jesús. El sentido de la vida de los cristianos es muy preciso: han sido elegidos para la misión, para dar a conocer a todos lo que han recibido. LA CARIDAD DE CRISTO NOS URGE, nos empuja a anunciar a otros lo que hemos visto y oído, a dar razón de nuestra esperanza. La caridad de Cristo nos empuja a vigilar para captar la permanente novedad del Dios presente en el tiempo. “Las Hermanas del Amor de Dios estamos urgidas a contemplar la historia con mirada amorosa y compasiva, analizando y discerniendo los signos del Reino que hay en ella. Actuamos con los mismos criterios y actitudes que Jesús.” (DC 2008, pág. 43). No podemos olvidar el legado de nuestro Fundador, un hombre de Dios que supo contemplar la realidad y responder a sus clamores. Momento de silencio “Conocer a Jesucristo por la fe es nuestro gozo; seguirlo es una gracia; y transmitir este tesoro a los demás es un encargo que el Señor, al llamarnos y elegirnos, nos ha confiado.” (DC 2008, n. 17) A la oración respondemos todas: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Canto:

Ve por el mundo, grita a la gente… (u otro)

Id y anunciad ESTRIBILLO AL PRINCIPIO Y AL FINAL: Id amigos por el mundo…

Monición resucitado sale al enJ esús cuentro de sus discípulos, los

Todas repiten: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

saca de su encierro, de sus miedos, los empuja a salir, los envía a anunciar la Buena Noticia. Escuchemos el Evangelio. Mt 28, 16-20 Boletín congregacional - 18 -


celebraciones Solista: Id y anunciad el Evangelio, porque nadie debe quedar sin escucharlo. TODAS: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Id y anunciad el Evangelio porque a nadie se le puede negar este tesoro.

Todas: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Id y anunciad el Evangelio, porque si gratis lo habéis recibido, gratis lo debéis de dar.

Todas: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Id y anunciad el Evangelio, porque sus palabras son palabras de vida.

Todas: AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Id y anunciad el Evangelio, porque Dios os habla a través de la Palabra.

Todas: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Id y anunciad el Evangelio, porque nunca se debe ocultar.

Todas: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Id y anunciad el Evangelio, porque lo que es bueno para vosotras con otros lo tenéis que compartir.

porque de Mí te vendrá la fuerza para anunciarlo; porque tú sola no eres nada, pero conmigo lo eres todo. Confía, confía en Mí... Tú eres mí mensajera... Confía, confía...

Estribillo: Id amigos por el mundo… Oración espontanea Monición inicial

M

aría, estrella de la evangelización, es guía y norte en la tarea de la misión. Es fuerza viva y garantía de fecundidad. Nos alienta a continuar en el mundo la obra de su Hijo Jesús dando testimonio del amor gratuito de Dios Padre. Terminamos la oración implorando su intercesión.

Monitora

T

erminemos invocando a María, la cual acompañó a la primera comunidad de discípulos y discípulas en los inicios de la Iglesia. Que Ella acompañe y fortalezca a nuestras comunidades para seguir anunciando con gozo el amor de Dios.

Canto a María Quiero decir que sí, como Tú, María, como Tú un día, como Tú, María.

Todas: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Id y anunciad el Evangelio, porque Dios os necesita.

Todas: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Id y anunciad el Evangelio, y Yo estaré con vosotras hasta el final de los tiempos.

Todas: ¡AY DE MÍ SI NO ANUNCIO EL EVANGELIO!

Solista: Porque sin Mí no puedes hacer nada; Boletín Congregacional - 19 -


celebraciones

Día 27 de abril Vigilia de oracion vocacional

Introducción: Ambientación:  En un lugar central y visible se coloca:    

un recipiente con fuego la Palabra de Dios el logo del jubileo tres velas representando lo tres continentes con presencia congregacional. Cada vela tiene el nombre y

Monición: “Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. Que vuestra bondad sea conocida por todos. El Señor está cerca. No os inquietéis por cosa alguna; antes bien, en toda ocasión, presentad a Dios vuestras peticiones, mediante la oración y la súplica, acompañadas de la acción de gracias. Y la paz de Dios, que supera todo conocimiento, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” (Fil 4,4-7)

E

n la víspera del gran acontecimiento, la celebración del 150 aniversario de la fundación de la

el color que representa el continente: vela blanca - Europa, vela verde - África y vela roja - América. Antes de comenzar la celebración se puede explicar el desarrollo de la misma.

 Música ambiental mientras está entrando la gente

Cántico: (audición): El amor de Dios reine en nuestros corazones (Memoria musical, CD1 pista 3).

Congregación, queremos reconocer y proclamar que el amor de Dios ha sido grande con nosotros y nos impulsa a ser testigos de ese amor. La memoria de estos 150 años de vida e historia nos lleva a expresarle nuestro profundo reconocimiento, pues el Carisma del Amor de Dios, legado al Venerable Padre Usera, da frutos y se expande en el mundo: está presente en 18 países de 3 continentes. En ambiente de oración agradecemos, renovamos nuestro sí como miembros de la Familia “Amor de Dios” y celebramos con alegría y amor renovado el don de nuestra vocación. El Señor nos llama y desafía a bogar mar adentro, a echar las redes y a anunciar el Evangelio. Pidamos al Señor que abra nuestros oídos y nuestro corazón para que, al escuchar su Palabra, la acojamos con gozo y respondamos con generosidad.

Boletín congregacional - 20 -


celebraciones Cántico de aclamación al Evangelio Habla, Señor, que tu hijo escucha; habla, Señor, te quiero escuchar. Habla, Señor, danos tu mensaje; habla, Señor, danos tu verdad.

Proclamación del Evangelio (Lucas 5,1-11) Estaba él a la orilla del lago Genesaret y la gente se agolpaba a su alrededor para oír la palabra de

jos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Jesús dijo a Simón: «No temas. Desde ahora serás pescador de hombres.» Llevaron a tierra las barcas y, dejándolo todo, le siguieron. Silencio

Testimonio vocacional Hermana, seglar y destinatario de la misión: ¿Qué mensaje quiero ofrecer, como miembro de la Familia “Amor de Dios”?

Cántico después de los dos primeros testimonios Tu fidelidad es grande, tu fidelidad incomparable es; Nadie como Tú, bendito Dios. ¡Grande es tu fidelidad!

Cántico (vocacional) después del último testimonio 1. Tú, Señor, cada mañana llamas a mi puerta y me dices: ven. Yo quiero seguirte con todas mis fuerzas; que se haga tu voluntad. Sabes que no tengo nada, que soy muy débil y pecador. Dios, cuando vio dos barcas que estaban en la orilla del lago. Los pescadores habían bajado de ellas y estaban lavando las redes. Subiendo a una de las barcas, que era de Simón, le rogó que se alejara un poco de tierra; y, sentándose, enseñaba desde la barca a la muchedumbre. Cuando acabó de hablar, dijo a Simón: «Boga mar adentro, y echad vuestras redes para pescar.» Simón le respondió: «Maestro, hemos estado bregando toda la noche y no hemos pescado nada; pero, por tu palabra, echaré las redes.» Y, haciéndolo así, pescaron gran cantidad de peces, de modo que las redes amenazaban romperse. Hicieron señas a los compañeros de la otra barca para que vinieran en su ayuda. Vinieron, pues, y llenaron tanto las dos barcas que casi se hundían. Al verlo, Simón Pedro cayó a las rodillas de Jesús, diciendo: «Aléjate de mí, Señor, que soy un hombre pecador.» Pues el asombro se había apoderado de él y de cuantos con él estaban, a causa de los peces que habían pescado. Y lo mismo de Santiago y Juan, hi-

Mi vida te ofrezco, mis pies, mis manos, te entrego mi corazón. Tú, Señor, has tomado todo lo que soy; me seduce tu evangelio y tu verdad, tu amor y tu amistad. Tú, Señor, me has mostrado un modo de vivir, un camino de renuncia y caridad: contigo soy feliz. 2. Tú me has hecho un hombre nuevo, un hombre libre, capaz de amar. María me enseña a ser sencillo, viviendo en fidelidad. Tú me has puesto entre los hombres como testigo de tu verdad. Ser sal de la tierra, ser luz del mundo. Tu fuerza me bastará.

Boletín Congregacional - 21 -


celebraciones Exposición del Santísimo

Asamblea: que es constante y eterno tu amor conmigo.

Canto de adoración

Solista: Me has dado, Señor, parte de tu herencia, la necesidad de encuentro, fuerte sensibilidad y capacidad interior, ansias de luchar y, a veces, de sentir insatisfacción. Cuando lo experimento, recuerdo y vivo.

Cantemos al Amor de los Amores, cantemos al Señor. Dios está aquí, ¡venid, adoradores; adoremos, a Cristo Redentor! ¡Gloria a Cristo Jesús, cielos y tierra, bendecid al Señor, honor y gloria a Ti, Rey de la gloria; amor por siempre a Ti, Dios del Amor!

Tú me das, Señor, el pan que necesito, el pan que me da vida y aunque me canso.... vivo

Asamblea: porque es constante

Silencio orante

y eterno tu amor conmigo.

Salmo 135 (adaptado): Salmo del amor de Dios conmigo (Pastoral sj)

Canto como antífona: Cantaré, gritaré el amor de mi Dios (bis) o Busca el silencio, ten alerta el corazón, calla y contempla.

Solista: Te doy gracias, Señor, porque eres bueno. Tú haces grandes maravillas: la potencia del Universo, el misterio de la Vida, la fuerza del Amor, mi propio ser… Te doy gracias, Señor, Dios de todo, porque en todo lo mío, Tú intervienes,

Asamblea: porque es constante y eterno tu

Canto como antífona: Cantaré, gritaré el amor de mi Dios (bis) o Busca el silencio, ten alerta el corazón, calla y contempla. Se continúa el salmo con intervenciones espontáneas y después de varias intervenciones, se puede repetir la antífona.

Canto de adoración Te doy gracias, Señor (2), desde lo más profundo de mi corazón. Yo te adoro, Señor (2), desde lo más profundo de mi corazón. Te doy gracias, Señor (2), desde lo más profundo de mi corazón.

amor con todo y también conmigo.

Oración

Solista: Me sacaste de aquello que un tiempo me

Queremos seguirte: (Ángel Sanz Arribas, cmf )

hizo esclavo, con mano tensa y fuerte brazo como 'tira de uno' aquel que es buen amigo... Cuando no tenía fuerzas, me abriste el camino: pasé y fui salvado por Ti y desde la experiencia del antiguo Egipto sentí en mi vida una vez más

Asamblea: que es constante y eterno tu amor conmigo.

Solista: Me llevas al desierto, pero vienes conmigo, me sacas... y me guías a tu estilo haciendo brotar fuera aquello que en mí, tú pusiste escondido, pero yo nunca supe por qué no había podido: quitaste de muy dentro "poderes escondidos", rompiste mis cadenas y viniste conmigo; yo, a tientas, descubría.

Coro 1:

Señor Jesús, queremos seguirte como los primeros apóstoles a quienes llamaste “para que estuvieran contigo” (cf. Mc 3,14).

Coro 2:

Tú eres el Camino hacia el Padre, por eso no podremos extraviarnos si te seguimos. Tú eres luz, guía segura, señal de pista hacia la meta; sólo Tú das sentido a nuestro vivir.

Coro 1:

Tú eres la Verdad de Dios, el Alfa y la Omega; eres nuestra raíz y nuestro cimiento, la roca firme, la piedra angular, el monte que no tiembla, el “Amén”, el “sí” total, continuo y gozoso a la voluntad del Padre.

Boletín congregacional - 22 -


celebraciones Coro 2:

Tú eres la Vida de Dios, por eso nos animas y nos salvas de todas las muertes que amenazan con destruirnos.

Coro 1:

Tú nos acompañarás cuando atravesemos la frontera. También entonces -entonces sobre todo- serás nuestro alimento, nuestro viático para el camino: continuarás llamándonos y nosotros te seguiremos, emprenderemos contigo nuestro último viaje.

Coro 2:

cución en Cuba y Puerto Rico…. También nosotros experimentamos la confianza en Dios, a pesar de las dificultades y fracasos.

Todos:

Lector 3: El Padre Usera se interesa por todo lo humanamente honesto, por todas las realidades que hacen crecer a la persona -economía, arte, cultura, ciencia, política-. Nada humano le es ajeno o extraño. A nosotros todo lo humano nos afecta, valoramos la cercanía, el encuentro, el diálogo, el corazón.

Tú, Señor, nos conduces, nos iluminas y nos salvas. Nosotros creemos en ti y no somos menos privilegiados que tus primeros discípulos. Aunque te has ocultado a nuestra vista, has puesto ojos en nuestro corazón y has reservado para nosotros una bienaventuranza: “Dichosos aquellos que, sin ver, creerán en mí”.

Todos:

Silencio y música ambiental

Todos:

REFLEXIÓN: Carisma “Amor de Dios” Introducción Diez rasgos caracterizaron al Venerable Padre Jerónimo Usera. Estos mismos rasgos son propios de las Hermanas y de los Seglares “Amor de Dios”. Son rasgos de la identidad de nuestra familia carismática. Los interiorizamos comunitariamente.

Lector 1:

El Padre Usera se siente llamado a hacer el Bien. Tiene conciencia de ser llamado a una misión de servicio. También nosotros somos llamados a servir y tenemos conciencia de que la llamada es personal y comunitaria.

¡Grande es el amor de Dios!

¡Grande es el amor de Dios!

Lector 4: El Padre Usera sabe leer los acontecimientos de la vida, los signos de los tiempos y su propia existencia. Nosotros, como él, leemos los signos de los tiempos y respondemos desde el amor de Dios. ¡Grande es el amor de Dios!

Lector 5:

El Padre Usera es un evangelizador de amplios horizontes. Nosotros también sentimos la llamada a anunciar el Evangelio donde sea necesario.

Todos:

¡Grande es el amor de Dios!

Lector 6:

El Padre Usera es un servidor de los hombres, sus hermanos, especialmente de los más pobres y desfavorecidos y de todos los que necesitan experimentar el amor liberador y redentor de Dios. Nosotros también somos servidores y damos respuesta al dolor desde el amor.

Todos:

¡Grande es el amor de Dios!

Lector 2:

El Padre Usera vivió la confianza en Dios en las ricas y variadas experiencias de su vida: la exclaustración, el fracaso de Fernando Poo, la perseBoletín Congregacional - 23 -

Todos:

¡Grande es el amor de Dios!

Lector

7:

El Padre Usera es un profeta porque con su vida denuncia las injusticias y proclama el mensaje de las Bienaventuranzas. Nosotros no podemos olvidar la dimensión profética de nuestra


celebraciones gra, a la que amo en Jesucristo que es el mejor y más desinteresado amor.” (P.U.)

vocación y del Carisma.

Todos:

¡Grande es el amor de Dios!

Lector 2:

Lector 8:

El Padre Usera apuesta por la liberación integral de la persona y de los pueblos. También nosotros nos sentimos liberadores y no renunciamos a vivir nuestra vocación liberadora.

Ayúdanos, Señor, a acoger a todos, al desconocido, al maltratado, al marginado, con ojos

Todos: ¡Grande es el amor de Dios! Lector 9:

El Padre Usera vive en clima de oración y espiritualidad. Formado en el Císter, es un contemplativo en la acción apostólica. De María aprendemos el arte de la contemplación: Ella, Madre y Patrona de la Familia “Amor de Dios”, es para nosotros modelo de seguimiento de su Hijo, Jesús.

Todos:

Grande es el amor de Dios! de misericordia, como Tú lo hiciste.

Lector 10:

Jerónimo Usera es un hombre eclesial: se siente hijo de la Iglesia y la ama con pasión; la Iglesia forma parte de su vida. Nosotros también somos Iglesia, amamos a la Iglesia y nos sentimos a gusto en ella Iglesia.

Todos:

¡Grande es el amor de Dios!

Silencio orante con música de fondo

Canto

(audición): El amor de Dios hace sabios y santos (Memoria musical, CD 1- pista 6).

Preces

Todos:

Escúchanos, Señor.

Lector 1:

“Trabajemos pues, únicamente por Dios y por la Patria, y ¿cómo cumpliremos uno y otro deber? Diciendo siempre la verdad y haciendo siempre el bien.” (P.U.)

Lector 2:

Mira, Señor, con compasión a nuestra sociedad. Concédenos la conversión y la fortaleza para vivir en la luz y la verdad.

Todos:

Escúchanos, Señor.

Lector 1:

Monición Jesús miraba al mundo con entrañas de misericordia. El Padre Usera lo miraba con ojos solidarios y llenos de esperanza. Necesitamos de aprender a contemplar al mundo de igual modo. Por eso rezamos por nuestra Familia “Amor de Dios”, por la Iglesia y por toda la sociedad.

“El porvenir del mundo está reservado a la ley santa de Cristo. Ley de amor y de conveniencia para todos.” (P.U.)

Lector 2:

Señor, ayúdanos a encontrar palabras, formas de estar y de actuar que sean coherentes con tu Evangelio y las exigencias de los tiempos, para que tu vida y tu mensaje sean acogidos por quienes quieren conocerte y amarte.

Todos:

Pidamos a Dios Padre que acoja nuestras oraciones y digamos con confianza filial: Escúchanos, Señor.

Escúchanos, Señor.

Lector 1:

“La mujer es la base de la sociedad, porque tales cuales fueron los sentimientos de la madre, estos serán siempre los sentimientos de la familia y por consiguiente los

Lector 1:

“Hace tiempo que me he consagrado a defender los derechos de la raza neBoletín congregacional - 24 -


celebraciones del pueblo.” (P.U.)

No adoréis a nadie, a nadie más que a Él.

Lector 2:

Señor, te pedimos por las familias heridas por las injusticias sociales, por las mujeres que no tienen tiempo para educar a sus hijos; que nosotros, con tu ayuda, seamos signos de esperanza y de apoyo generoso para las familias.

Todos:

Escúchanos, Señor.

Lector 1:

El evangelio simboliza la verdadera libertad de los pueblos, contiene en sí la paz del mundo, el esplendor de la ciencia y la gloria de la virtud. (P.U.)

Lector 2:

Señor, que la Iglesia sea fiel en el anuncio de la Buena Noticia que le fue confiada por Ti.

Todos:

Escúchanos, Señor.

Lector 1:

“La Verdad, como el sol, no es patrimonio exclusivo de nadie, sino que pertenece a todos y para todos produce luz y vida.” (P.U.)

Lector 2:

Ayúdanos, Señor, a ser y a actuar como sal y luz, en los ambientes de misión donde nos encontramos anunciando tu Reino.

Todos:

Escúchanos, Señor.

Porque sólo Él, nos puede sostener. (2) No adoréis a nadie, a nadie más. (2) No adoréis a nadie, a nadie más que a Él.

Bendición Despedida espontánea agradeciendo a la gente la participación y entrega del símbolo: a cada participante se entrega una vela con el logo de la celebración jubilar (mientras se entrega el símbolo se escucha la canción conmemorativa “Amor de Dios Primavera”).

Canto 1. El amor vino a la tierra un día de primavera. amor de Dios, brisa suave, caricia, ternura, entrega. Fue un día del mes de abril y fue nuestro Padre Usera quien acogió el don de Dios. AMOR DE DIOS, PRIMAVERA. 2. El amor es arriesgado. El amor es coherencia. Encarnemos el amor con audacia y con nobleza. Con la fuerza del Espíritu cada día se renueva el manantial del Carisma. AMOR DE DIOS, PRIMAVERA.

Padre nuestro...

Estribillo

Oración Señor, Tú eres Padre todopoderoso porque mucho nos amas y por nosotros haces grandes maravillas. Por intercesión de la Virgen Santa María haz que sepamos decir un SÍ total a tu proyecto, abriendo nuestro corazón a tus maravillas; haznos poderosos en el amor y el servicio, y que seamos, Dios-Amor, imagen atrayente de Ti, como lo fue Jesucristo, tu Hijo, que vive y reine contigo en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Ámen.

Somos una gran familia, avanzamos en unión, vivimos con alegría un compromiso de amor. Somos una gran familia, nos une nuestra misión. Soñamos un nuevo día, primavera, Amor de Dios. 3. La Congregación es hoy arco iris, flor, estrella… un hermoso colorido… Comunidad, vida nueva. El Carisma compartido, corazón que abraza al mundo,

Reserva del Santísimo

es promesa, vida, fuerza…

Canto de adoración

AMOR DE DIOS, PRIMAVERA

No adoréis a nadie, a nadie más que a Él. (2) No adoréis a nadie, a nadie más. (2)

4. La Familia “Amor de Dios” sembraremos con largueza Boletín Congregacional - 25 -


celebraciones semillas de amor y fe en la misión de la Iglesia. La fe y la ciencia se abrazan, la cultura y la belleza. Humanidad, evangelio…

Cantemos hoy al amor de Dios en Jerónimo Usera, porque él fundó la Congregación y su estrella nos orienta.

AMOR DE DIOS, PRIMAVERA

Misionero de la verdad, sembrador de fe y esperanza, defensor de la libertad, humanista del alma.

Somos una gran familia… 5. Semillas de amor divino en nuestra misión florezcan, trayendo paz y justicia, fuego que abrase la tierra. María, mujer, ternura, eres nuestra madre buena. Queremos seguir tus pasos. AMOR DE DIOS, PRIMAVERA. 6. Son ciento cincuenta años de historia de amor, de entrega. Celebremos hoy el don que sigue vivo en la Iglesia. Gracias, Señor, por tu amor, don divino, vida plena. Gracias porque hoy sentimos el gozo de tu presencia.

Celebrando la fiesta en su honor, seguiremos sus huellas; proclamando en la Iglesia su voz, se abrirán nuevas sendas. Avanzamos en comunidad, con la luz de la fe en nuestras manos. Hoy queremos que reine el amor y seamos hermanos. Mi palabra será siempre el amor, acogida, respeto y plegaria, y en mis obras los hombres verán que el amor hoy se encarna.

El amor de Dios reine en nuestros corazones.

Somos una gran familia…

Canto final: El Papa Francisco autoriza la promulgación del decreto de virtudes heróicas de Sor Rocío de Jesús Crucificado la Congregación para las Causas de los Santos, informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede en un comunicado. Durante la misma, el Santo Padre autorizó a la Congregación la promulgación de decretos relativos a varias personas. Entre ellas, nuestra hermana Sor Rocío. La noticia del Vaticano dice textualmente:

SOR ROCÍO DE JESÚS

F

inalmente nos ha llegado la buena noticia que con mucha alegría y gratitud a Dios compartimos: Ayer, viernes, día 7 de febrero de 2014, el Santo Padre, Papa Francisco, recibió en audiencia privada al Cardenal Ángelo Amato, Prefecto de

“Las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Sor María Rocío de Jesús Crucificado (nombre de pila: María Josefa Rodríguez Xuárez de la Guardia), religiosa profesa de la Congregación de Hermanas del Amor de Dios; nacida en Colmenar (Málaga, España) el 23 de mayo de 1923 y fallecida en Roma (Italia) el 30 de marzo de 1956. Agradecemos al Señor esta merced que nos hace en el tiempo jubilar. Quedamos aguardando la promulgación del Decreto. Esperamos que Boletín congregacional - 26 -

pueda estar antes del próximo 30 de marzo. Para esta fecha se invita a todos las comunidades del Amor de Dios y personas devotas de Sor Rocío a celebrar esta gracia con una oración de gozo y gratitud. Oportunamente se enviará desde el Departamento de las Causas una propuesta para esta celebración. ¡Grande es el amor de Dios! Que Él llene nuestros corazones y dé en nuestras vidas muchos frutos de sabiduría y de santidad como en nuestra hermana Sor Rocío. Aprovecho para hacer público nuestro reconocimiento a Hna. Natividad Hidalgo Borbujo, postuladora de la Causa, infatigable en la dedicación y trabajo para que las Causas avancen. Desde inicio de enero se encuentra en su comunidad de Roma; continuamos encomendando a Sor Rocío su salud. Hna. Margarida Martins da Silva, rad Superiora General


celebraciones

Eucaristía 27 de abril de 2014 Solemne celebración de Acción de Gracias y Envío nos acompañan en esta celebración y con nosotros alaban a Dios por las maravillas que el Espíritu Santo fue realizando en la tierra a lo largo de estos 150 años de vida de la Congregación (se coloca el Espíritu Santo y los 150 años) Hoy, la Familia “Amor de Dios”, hermanas y seglares, en fiesta, celebra la grandeza del amor de Dios que se manifiesta en la vivencia del Carisma presente en el mundo (se coloca el mundo). Hoy, el amor de Dios, bajo la acción del Espíritu Santo, abraza y ama al mundo a través del corazón de nuestra familia integrada por hermanas y seglares (se colocan los dos colores del corazón) y le ofrece las flores de la gratuidad, la sencillez, la humildad, la alegría, la ternura y la cercanía (se colocan las flores). Hoy entramos en la casa de Dios para proclamar con júbilo ¡¡¡Grande es el amor de Dios!!! (se coloca la frase). Fue el 27 de abril de 1864, un día de primavera en Toro, tierra zamorana, que la Iglesia vio nacer la Congregación de Hermanas del Amor de Dios. En esta celebración, nos unimos a la Familia “Amor de ºDios” que en Toro, este mismo día, al mismo tiempo que celebra con gozo la fidelidad de Dios a lo largo de estos 150 años de historia congregacional, acoge a nueve jóvenes hermanas, de América y África,

Ritos Iniciales Introducción (En los lugares donde se pueda, se va construyendo el logo a medida que se mencionan las diferentes partes del mismo; en los demás sitios se tiene un cartel con el logo en un lugar destacado). hermanos, bienvenidos a esta celebraQ ueridos ción de júbilo y acción de gracias. Hoy la Iglesia se alegra y da gracias a Dios. Hoy, el Venerable Padre Jerónimo Usera y las Hermanas del Amor de Dios que nos precedieron, desde el cielo

Boletín Congregacional - 27 -


celebraciones que hacen aquí su entrega definitiva al Señor mediante su profesión perpetua. Damos gracias a Dios por sus vidas y oramos por su respuesta generosa a la llamada que el Señor les está haciendo. También hoy, en diversos lugares, los primeros Seglares “Amor de Dios” pronuncian públicamente su promesa de vivir, en medio del mundo, el Carisma “Amor de Dios” incorporándose así al Movimiento Seglar “Amor Dios”. Todo es don gratuito de nuestro Dios. En esta celebración nos unimos a toda la Iglesia que hoy celebra en Roma la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, santos cuyas vidas están muy presentes en nuestra memoria y nos invitan a acoger el amor de Dios y caminar en una vida santa. Con júbilo disponemos nuestro corazón para acoger el don de Dios y participar en esta celebración solemne, cantando la alegría de vivir.

Procesión de entrada  Cruz y dos velas.

Acto penitencial Reconozcamos nuestros pecados:  Perdona Señor, a las Hermanas del Amor de

Dios sus infidelidades y también a todos los aquí presentes. Perdona nuestras infidelidades a la vocación recibida. Señor, ten piedad (cantado).  Perdona Señor, a los miembros de la Familia

“Amor de Dios”. A veces, no encarnamos el Carisma en nuestra realidad concreta. Cristo, ten piedad (cantado).  Mira con misericordia, Señor, a nuestras comu-

nidades de misión. No siempre han respondido a la llamada de la evangelización y a las necesidades de nuestros hermanos, a la luz del Evangelio. Señor, ten piedad (cantado).

Gloria

 Cuadro del Padre Fundador (si es posible, copia del cuadro de Pedro Torres Cotarelo de la Exposición Permanente de Toro – Casa Fundacional).

 Se canta un estribillo: Gloria a Dios en el

cielo y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor (u otro propio del lugar).  Se proclama el Gloria litúrgico.

 Celebrantes.

Canto de entrada:

CANTANDO LA ALEGRÍA DE VIVIR (u otro semejante)

 Se canta el estribillo.  Se proclama el Gloria de la Congregación

(donde sea permitido): Cantando la alegría de vivir lleguemos a la casa del Señor, marchando todos juntos como hermanos, andemos los caminos hacia Dios. Venid, entremos todos dando gracias, venid, cantemos todos al Señor. Gritemos a la Roca que nos salva, cantemos la alabanza a nuestro Dios. La paz del Señor sea con vosotros, la paz que llena solo el corazón; la paz de estar unidos como hermanos, la paz que nos promete nuestro Dios. Entremos por sus puertas dando gracias, pidamos al Señor también perdón; perdón por nuestra falta a los hermanos, perdón por nuestro pobre corazón.

Te alabamos, Padre, por Jerónimo Usera que acogió y transmitió el carisma “Amor de Dios” a la Congregación y hoy sigue siendo un faro que nos indica el camino. Te alabamos, Señor Jesús, por la vida de todas aquellas hermanas que nos han precedido, y fieles en su camino de seguimiento, han hecho posible que el Carisma llegara hoy hasta nosotros. Te alabamos y te bendecimos porque el Espíritu Santo mantiene hoy vivo el Carisma en la Iglesia y suscita nuevas formas de vivirlo. Gloria a Dios por estos 150 años en los que ha mostrado su amor a través de la Congregación y la Familia “Amor de Dios”.

 Se canta el estribillo. Boletín congregacional - 28 -


celebraciones Liturgia de la Palabra (Se comienza introduciendo la Palabra de Dios con solemnidad: con una danza, una procesión, un canto…)

3.- Como creyentes llenos de esperanza en el futuro…  Comprendemos que se ha desarrollado una globalización de la indiferencia y que la cultura del bienestar nos anestesia.  Dios de todos los hombres: danos coraje para

1ª Lectura: Hch 2, 42-47

ser capaces de tomar las riendas de nuestras vidas, para sentir como propias las necesidades de los demás, para ser verdaderamente motor de progreso y desarrollo en nuestro mundo. ROGUEMOS AL SEÑOR

Salmo responsorial: Sal 117 2ª Lectura: 1Pe 1, 3-9 Evangelio: Jn 20, 19-31

Promesa de los Seglares “Amor de Dios”: Donde haya seglares que fueron admitidos a la Promesa, puede ser este el momento adecuado para que la hagan públicamente y sean acogidos como consta en las Directrices del Movimiento Seglar “Amor de Dios”.

Homilía

4.- Como Hermanas del Amor de Dios...  Comprendemos que estamos llamadas a “ser manifestación permanente del amor gratuito de Dios a los hombres”.  Dios y Padre nuestro: en la celebración del 150 aniversario de la Fundación de nuestra Congregación, concédenos ser audaces y creativas en la actualización del Carisma. ROGUEMOS AL SEÑOR.

5.- Como familia “Amor de Dios” llamada al compromiso...  Comprendemos que el compromiso da sentido

a nuestras vidas.

Oración de los fieles

 Dios nuestro que en los lugares donde vivimos

1 .- Como ciudadanos del mundo…  Comprendemos que junto a todos los hombres y mujeres de la tierra podemos construir la civilización del amor, de la justicia y la solidaridad.  Padre nuestro, queremos pedirte por el mundo

en el que estamos viviendo, por todos los hombres y mujeres de la tierra: que seamos capaces de construir esa fraternidad de hermanos que Tú constantemente nos llamas a vivir. ROGUEMOS AL SEÑOR. 2.- Como creyentes...  Comprendemos que estamos viviendo en una realidad cada vez más diversa, compleja y a su vez apasionante.

ayudemos a cambiar las estructuras inhumanas del mundo, para que reine la justicia, la paz y la caridad. ROGUEMOS AL SEÑOR. 6.- Como jóvenes “Amor de Dios”...  Comprendemos que, en esta era de globalización, hay una carencia de testimonios positivos de los jóvenes.  Dios nuestro, te pedimos por todos los jóvenes

que formamos parte de la familia “Amor de Dios”. Que allí donde estudiemos o trabajemos, o nos divirtamos seamos transmisores del Carisma que el P. Usera nos regaló: “ser testigos del amor que Dios tiene a la humanidad”. ROGUEMOS AL SEÑOR.

 Dios Padre del amor y de la vida, te pedimos

por la Iglesia, que nos des fuerzas a todos para ser capaces de rejuvenecer nuestro mundo con gozo, alegría y esperanza. ROGUEMOS AL SEÑOR Boletín Congregacional - 29 -


celebraciones

 Las hermanas, junto con el pan y el vino, pre-

Liturgia Eucarística Ofertorio: Junto con el pan y el vino, traemos algunos símbolos que expresan la presencia de la Congregación de Hermanas del Amor de Dios a lo largo de estos 150 años de vida:  Toro, ciudad situada en una atalaya desde don-

de se contempla la inmensa vega del Duero. Para nosotros es cuna, casa, comienzo, espiritualidad, historia, referencia, renovación, llamada. Es alegría de un camino iniciado, alegría que se experimente al acoger el amor de Dios y al invitar a otros jóvenes a descubrirlo. (Dos jóvenes, con algún símbolo de Toro, llevan una guitarra.)

sentan toda la historia de estos 150 años de vida congregacional, urgidas por el santo amor de Dios. El Señor ha ido conduciendo y transformando. Esta historia de amor que está en tus manos, Señor. (Una hermana joven y otra hermana mayor llevan el pan y el vino.)

Plegaria Eucarística propia del segundo domingo de Pascua Rito de comunión Padrenuestro cantado En el mar he oído hoy, Señor, tu voz que me llamó y me pidió que me entregara a mis hermanos.

 Congregación de Hermanas del

Amor de Dios, extendida por África, América y Europa, universal, como el corazón de Dios. Todas las personas, de cualquier raza, lengua o religión o cultura tienen en ti un punto de encuentro. Porque el Amor de Dios es para todos. (Alumnos u otros destinatarios de la misión congregacional, según los casos, con símbolos de los tres continentes (trajes u otros), llevan la bandera de la Congregación.)  Los seglares, comunión en la misión de la Con-

gregación realizada desde los orígenes como misión compartida. Fuerza del carisma “Amor de Dios” que se está expresando en formas nuevas a través del Movimiento Seglar “Amor de Dios”. (Un profesor con uno o dos niños: el profesor lleva el escudo; un seglar “Amor de Dios” lleva un pequeño olivo.)

Esa voz me transformó, mi vida entera ya cambió y solo pienso ahora Señor en repetirte: Padre nuestro, en Ti creemos, Padre nuestro, Te ofrecemos, Padre nuestro, nuestras manos de hermanos. (se recita el Padrenuestro) Cuando vaya a otro lugar tendré yo que abandonar a mi familia, a mis amigos por seguirte. Pero sé que así, algún día podré enseñar tu Verdad a mi hermano y junto a él yo repetirte. Padre nuestro, en Ti creemos, Padre nuestro, Te ofrecemos, Padre nuestro, nuestras manos de hermanos.

Boletín congregacional - 30 -


celebraciones Rito de Conclusión Envío de la Superiora Mayor

o su representante o de la Superiora local, según el caso en cada lugar (después de la comunión y antes de la bendición final) (Propuesta de texto para ser adaptado según las circunstancias)

C

on el corazón rebosante de gozo, en nombre de la Congregación de las Hermanas del Amor de Dios, a todos dirijo mi palabra de saludo agradecido, en este momento que estamos llegando al final de esta celebración en la que juntos participamos en el Banquete de la Eucaristía como gran oración de Acción de gracias a nuestro Dios. Gracias, Señor y Dios nuestro por el don de Jerónimo Usera, cuyo ejemplo de vida nos ayuda a llevar adelante la tarea de la evangelización, queremos ser fieles a su sueño, y en nuestra entrega a la comunidad y en la misión, continuar manifestando tu amor gratuito. Te damos gracias, Señor, por la Congregación de Hermanas del Amor de Dios, porque su presencia como Familia “Amor de Dios” en misión está siendo fecunda en la Iglesia, dando frutos de fe y de amor, cuyas semillas van germinando. Gracias, Señor Dios, por la llamada que nos haces a abrir nuestros corazones como ofrenda dando la posibilidad que los niños y jóvenes puedan realizar sus sueños de seguir a Jesús, como cristianos comprometidos con el Evangelio. Te damos gracias por María, la Virgen Inmaculada, la Señora del Sí: que de Ella aprendamos la fidelidad y así crecerá nuestra fecundidad y felicidad. El gran jubileo que hoy celebramos, 150 años de la Fundación de la Congregación “Amor de Dios”, es don y llamada. Hoy el Señor nos invita a continuar llenando el mundo con las flores que brotan del Carisma, flores de sencillez y entrega, de generosidad y alegría, de humildad y

cercanía, flores de sabiduría y santidad. No sólo las hermanas, sino cada niño y joven que se acerca de la Congregación, cada adulto que comparte su misión, cada seglar que experimenta la llamada a vivir el Carisma y ser fermento del amor de Dios en medio del mundo. Se le acercan una hermana, un joven, un seglar que comparte la misión “Amor de Dios” y un seglar del Movimiento; la representante de la Congregación enciende una vela en el Cirio Pascual que entrega a cada uno y al final les dice: Id y anunciad el amor de Dios. Decid con vuestra palabra y vuestra vida: ¡Grande es el amor de Dios!

Bendición final Himno de la Congregación: “El Espíritu Santo nos dio vida”

Coro: El Espíritu Santo nos dio vida en la herida del Sagrado Corazón en el huerto de la Iglesia Sacrosanta somos planta que promete fruto y flor. La Virgen nos cobija con su manto. Somos esposas del Cordero Santo. Somos las Hermanas del Amor de Dios.

Estrofas: Las almas se hielan, la tierra se enfría, el mundo se hiela por falta de amor. Sólo ha de salvarle el fuego que un día trajera a la tierra Jesús Redentor. Nosotras venimos mundo loco y ciego a encenderte todo en el santo fuego del Amor de Dios. Vivir como hermanas es nuestra alegría, la cruz nuestra enseña, Jesús nuestro amor; nuestra Madre pura la Virgen María, nuestro lema es éste: “Amor urget nos”. Nosotras venimos, ciego y loco mundo, a salvarte hundiéndote en el mar profundo del Amor de Dios. Nuestras tocas blancas tenderán su vuelo, predicando al hombre pureza y candor; nuestro hábito pobre de color de cielo hablará a las almas del Divino amor.

Boletín Congregacional - 31 -


Triduo para el día 27 de abril de 2014