Page 41

38 Carpeta Personalizada

Burlémonos de los ciegos (2013-07-12) (2013-07-12) proceso.com, 09:09:27 hrs

?     Que me hagan menos, ¿por qué? ¡Yo le estoy echando ganas, estoy haciendo lo mismo que los demás aunque me cueste cuatro veces más trabajo, pero lo estoy haciendo, no es para que me tengan lástima ni se sientan mal por mí, yo no estoy chillando! Katya me habla del mundo de las personas ciegas en México. Entre la población existe la creencia generalizada de que, por el sólo hecho de no ver, son buena gente y no es así, me aclara Katya. También hay egoísmos y vilezas. Además, es un sector que tienda a excluirse, a evitar el contacto con el resto del mundo. ?A mí me da pánico volverme así, muchos ciegos no se arreglan porque no se ven, a mí no me gusta estar fachosa, no quiero pensar que me van a discriminar o hacer menos, sino poner todo para que me reconozcan y me vean normal?, asevera con determinación. A lo anterior hay que añadir la hostil vida urbana. El transporte público, una odisea; ser peatón entre banquetas carcomidas; conseguir un lugar en los escasos estacionamientos para personas inválidas; subir escaleras eléctricas? Katya ejerce la profesión de terapeuta física y, al mismo tiempo, actualmente recibe muchas invitaciones para presentar su espectáculo de stand up comedy . Su acto provoca sentimientos contrapuestos: una combinación de incredulidad, admiración, miedo y alegría. Durante su rutina, se burla de su condición. Su colmo, refiere, es que su madre se llama Luz y vive en la colonia Bella Vista. A las personas les llega a decir: ?Tendré confianza ciega en ti?. Cada intervención desata una risa extraña, pero potente. Tal vez el auditorio piense en la fragilidad de su salud, de la vida. O en la valentía de Katya, en cómo se planta frente a los demás para hacer escarnio de sí misma y no tomarse las cosas tan en serio. Podemos perderlo todo en un segundo. Al final de cuentas, la muerte es nuestra única certeza. Le pregunto si piensa dedicarse a la comedia de tiempo completo. Responde con una lección que aprendió a partir de todo esto: ?Vivo una vida desesperanzada, no tengo ilusiones ni expectativas, en tres días dejé de ver completamente, antes planeaba todo, pensaba todo el tiempo en lo que sigue, dejé de salir con amigos, de llevar las cosas tranquilas, de disfrutar a mi familia, decía ya tendré tiempo de descansar, de irme de viaje, de relajarme. Ese tiempo nunca llegó. Prefiero que la vida me sorprenda y no estar pensando en el futuro?. P.D. El correo electrónico para contactar a Katya es katya_vega@hotmail.com Compartir en:

índice

Síntesis Informativa. Julio 12 de 2013  

Síntesis STCONAPRA

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you