Issuu on Google+


EPDE-Pág-2

FEBRERO: MES DE LA GRACIA DE CRISTO JESÚS «Tú, pues, hijo mío, manténte fuerte en la Gracia de Cristo Jesús; y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a hombres fieles, que sean capaces, «GRACIA DE CRISTO JESÚS» a su vez, de instruir CON GENUINA APOSTÓLICA VOCACIÓN a otros.» ANUNCIANDO EL MENSAJE DE LA CRUZ... (2 Timoteo 2:1-2) EN LA GRACIA DE CRISTO JESÚS ¡ORANDO Y OBRANDO, EN COMUNIÓN! COMO BUENOS SOLDADOS DEL SEÑOR EN LA MILICIA DE CRISTO, ALISTADOS... SENCILLOS, HUMILDES, CONSAGRADOS... ¡TESTIGOS DE SU PODER Y DE SU AMOR!

70 AÑOS DE VIDA SACERDOTAL

Al “Patriarca”...

A NUESTRO QUERIDO ASESOR DE “EL PODER DEL ESPÍRITU”. A MONSEÑOR J. GUIDO PESCE, CON NUESTRO AMOR EN CRISTO Y ADMIRACIÓN...

HOMBRE DE CRISTIANA VALENTÍA, PADRE, MAESTRO, AMIGO... PASTOR CAMARADA, NUESTRO ASESOR, EN LA COMUNIDAD SANTA MARÍA...

SETENTAAÑOS, DE TU ORDENACIÓN COMO SACERDOTE DE CRISTO JESÚS... TESTIGO DE SU AMOR Y DE SU LUZ ¡VIVE SU ALEGRÍA EN TU CORAZÓN...! PADRE GUIDO, QUERIDO MONSEÑOR SIEMPRE LE AGRADEZCO AL SEÑOR POR TU INCONDICIONAL AMISTAD...

EN LA MADRE IGLESIA, CON ALEGRÍA LA COMUNIDAD SANTA MARÍA LLAMA A ESTE MES DE FEBRERO... «MES DE GRACIA DE CRISTO JESÚS...» EN EL ESPÍRITU SANTO, DE VIDA Y LUZ ¡CON CORAZÓN FRATERNO Y AMOR SINCERO! JUAN CARLOS HOVHANESSIAN

¡DICHOSO QUIEN VIVE PARA SERVIR! LO MEJOR, AÚN ESTÁ POR VENIR... ¡GRACIAS GUIDO, POR TU LEALTAD!

1944 -FEBRERO2014

Oremos sin cesar

JUAN CARLOS HOVHANESSIAN

MONS. HÉCTOR AGUER

El cap. 18 del Evangelio de San Lucas comienza con estas palabras: «Jesús les enseñó con una parábola que es necesario orar siempre sin desanimarse» y sigue el relato del Juez inicuo y la viuda insistente. En la 1° Tes 5 :17 el Apóstol San Pablo entre otras exhortaciones les dice a los fieles «oren sin cesar». Y subrayo los adverbios, en todo caso, o las expresiones adverbiales, de modo: Orar siempre, orar sin cesar.  Esto planteó un problema a las primeras generaciones cristianas. ¿Cómo es posible cumplir con este precepto del Señor, con este mandato apostólico de orar siempre? La misma vida cristiana nos exige toda una serie de ocupaciones diversas que son las ocupaciones propias de la vida humana que el cristiano transforma por su fe y por su amor a Dios y al prójimo.  ¿Cómo es posible orar siempre?  San Agustín, en una carta que se hizo célebre, la carta Nº 130, dirigida a una virgen llamada Proba, plantea una solución que apela a cuál es la finalidad de la vida cristiana. La finalidad de la vida cristiana es alcanzar la felicidad eterna. Lo que Agustín llama la wita beata, la vida feliz. Pero es la vida feliz en la eternidad, el don que Dios nos va a dar. La oración tiene sentido porque ella se identifica con el deseo de la vida eterna, con el deseo de la vida feliz. Entonces Agustín dice: es posible orar siempre con el deseo continuo de la fe, la esperanza y la caridad.  La fe, la esperanza y la caridad que enriquecen, por la gracia de Dios, la persona del cristiano, asumen el deseo natural de felicidad y apuntan a la felicidad verdadera, a la verdadera vida, a la vida eterna.  También San Agustín argumenta así: eso no quiere decir que no tengamos, que pedirle a Dios cosas que necesitamos. En realidad, dice Agustín, nosotros tenemos que pedirle a Dios esas cosas que necesitamos no porque Dios no sepa que las necesitamos sino porque al pedirlas vamos ejercitando nuestro deseo y así vamos como ensanchando el alma y preparándonos para recibir los dones que Dios nos quiere dar. Está pensando siempre en que todos los dones de Dios están orientados a ese gran don de la felicidad eterna.  Entonces, dice San Agustín, nosotros tenemos que orar en determinados momentos del día. Por eso en determinados días, en determinados momentos del día, nos dedicamos exclusivamente a la oración pero oramos continuamente con el deseo continuo de la fe, la esperanza y la caridad.  Podríamos decir que esta pequeña catequesis sobre la oración puede ayudarnos para plantearnos nosotros la cuestión acerca de la oración. Todos estamos acostumbrados, desde pequeños aprendemos a rezar, pero: ¿Esos rezos que hacemos cada tanto son realmente oración? ¿Están vinculados con ese deseo de la vida eterna, PERIÓDICO son expresión de la fe, la esperanza y la caridad? ¿No es que a veces nos desesperamos excesivamente por «EL PODER DEL ESPÍRITU» arrancarle a Dios tales o cuales beneficios que son los que consideramos nosotros necesarios? En la oración siempre hay una especie de confiarse en la Providencia de Dios sabiendo que Él sabe bien lo que necesitamos. Jesús mismo dice en el Evangelio pidan y recibirán. Sin embargo ese otro propósito que es casi un precepto del Señor, oren siempre, oren sin desanimarse, nos está sugiriendo que tenemos que abrir nuestro corazón, ensanchar nuestro corazón a la búsqueda de la verdadera felicidad.  Quizás allí tendría que apuntar muchas veces nuestra vida de oración. ¿Alguna vez se nos ha ocurrido *Dirección General: pedirle a Dios que nos asegure el camino que nos lleva a la vida eterna? ¿Y que nuestra oración sea un Juan Carlos Hovhanessian ejercicio verdadero de fe, de comunión con Dios, de amor a Él? Bueno, es allí donde el cristiano recarga las Diego Hovhanessian energías de su alma para luego dar testimonio de Cristo en la vida de todos los días. 

STAFF

*Asesor Espiritual: Monseñor José Guido Pesce

11-11-12 * FUENTE: «CLA VES P ARA UN MUNDO MEJOR» «CLAVES PARA

*Redacción: Alba Acosta Carmen Alviña Miriam B. de Mavilian Lourdes Chiappetta Liliana Escouteloup Laura Gómez Lucía Hovhanessian Lidia I. de Papazian Geraldine Miguel Lic. Anahí Raggio Lic. Valeria Salinas Agustina Spegazzini *Diseño: Roxana B. de Hovhanessian Lucía Hovhanessian Geraldine Miguel Agustina Spegazzini Miriam B. de Mavilian *Coordinación de contenidos: Dra. Mónica V. de Adanalian *Coordinación General: Roxana B. de Hovhanessian PUBLICACIÓN MENSUAL GRATUITA LA COMUNIDAD «SANTA MARÍA» NO ES RESPONSABLE DE DISTRIBUCIÓN ALGUNA HECHA POR TERCEROS

www.elpoderdelespiritu.org

Miércoles 20:30hs.


«David preguntó: «¿Queda todavía algún hijo de la casa de Saúl? Quiero favorecerle por amor a Jonatán.» Tenía la familia de Saúl un siervo llamado Sibá. Lo convocaron ante David y el rey le dijo: «¿Eres tú Sibá?» Respondió: «Tu siervo soy». Dijo el rey: «¿Queda alguien todavía de la casa de Saúl para que yo tenga con él una misericordia sin medida?» Sibá contestó al rey: «Vive todavía un hijo de Jonatán, tullido de pies». El rey le preguntó: «¿Dónde está?» Respondió Sibá al rey: «Está en casa de Maquir, hijo de Amiel, en Lo Debar». Y el rey David mandó traerlo de la casa de Maquir, hijo de Amiel, de Lo Debar. Llegó Mefibóset, hijo de Jonatán, hijo de Saúl, adonde David y, cayendo sobre su rostro, se postró. David le dijo: «Mefibóset», y respondió: «Aquí tienes a tu siervo». David le dijo: «No temas, quiero favorecerte por amor de Jonatán, tu padre. Haré que te devuelvan todos los campos de tu padre Saúl, y tú comerás siempre a mi mesa». Él se postró y dijo: «¿Qué es tu siervo, para que te fijes en un perro muerto como yo?» Llamó el rey a Sibá, criado de Saúl, y le dijo: «Todo lo que pertenecía a Saúl y a toda su casa, se lo doy al hijo de tu señor. Cultivarás para él la tierra tú, tus hijos y tus siervos, y se lo llevarás a la familia de tu señor para que pueda comer. Mefibóset, el hijo de tu señor, comerá siempre a mi mesa.» Tenía Sibá quince hijos y veinte siervos. Respondió Sibá al rey: «Tu siervo hará todo lo que mi señor el rey ha mandado a su siervo.» Mefibóset comía a la mesa de David como uno de los hijos del rey. Tenía Mefibóset un hijo pequeño, llamado Micá. Todos los que vivían en casa de Sibá eran siervos de Mefibóset. Pero Mefibóset vivía en Jerusalén porque comía siempre a la mesa del rey. Estaba tullido de pies.» (2 Samuel 9:1-13). Una historia bíblica para quienes -como yo- vivíamos en «el exilio» de Dios, huyendo de su Presencia, de su Gracia, por temor al castigo. Presuponiendo que el Rey, al hallarnos, nos iba a dar el escarmiento merecido. Viviendo en mi caso, en mi propio «lo Debar», es decir: «sin hallar sentido» a la vida. Alejado del «Rey», aún cuando pertenecía a «la casa real», como todo el género humano creado a Imagen y Semejanza del Creador; habiendo caído en desgracia, eso sí, por el pecado de nuestros padres: ¡Adán y Eva! Escapando y pecando, rechazando la Gracia del «Rey», negando así, su Misericordia... Huyendo, como si fuera posible huir, «... ¿A dónde podré huir de tu presencia?» dirá el rey David en el Salmo 139:7. Léalo y deléitese el hermano y amigo lector de EL PODER DEL ESPÍRITU en la Magnificencia del Omnisciente, Omnipresente y Omnipotente «REY DE REYES» y «SEÑOR DE SEÑORES». ¡Gloria a Dios! Si toda la Santa Biblia, Palabra escrita, se pudiera escuchar pronunciada en una sola frase, sería: ¡¡¡DIOS LOS AMA!!! De hecho, nuestro Señor Jesucristo, nos lo dice en el Evangelio. ¡Alabado sea Su Nombre! Cuánto le cuesta al hombre aceptar esta VERDAD: ¡DIOS LE AMA! Se esfuerza en querer ser él, quien «agrade» a Dios con sus fuerzas y acaba por huir... ¡Deténgase el alma y déjese amar por Dios! El Rey quiere mostrarse misericordioso con el hombre, por amor... Mas el hombre huye, en una actitud que siempre es ocasión para pecar, cada vez peor... El famoso «escapismo», respuesta a no hallar -sea por lo que fuere- sentido a la vida. Ansiedades, angustias, depresiones... por diferentes y variados motivos, biológicos, genéticos, psicológicos, psicosomáticos, etc. con un factor que sabe ser determinante en lo espiritual: odio - temor - culpa - inferioridad (baja autoestima). Lo que Satanás sabe aprovechar en su tenebroso y nefasto proceder, en el alma que huye de la «Fuente de la Gracia», la cual -consciente o inconscientemente- «traiciona su lealtad» (ver Jonás 2:9-11). Por otra parte, todo trastorno debe ser tratado profesionalmente por médicos, psiquiatras, recurriendo a ellos, «Honra al médico por los servicios que presta, que también a él lo creó el Señor. Del Altísimo viene la curación, del rey se reciben las dádivas.» (Eclesiástico 38:1-2). No huyas del Rey, Mefibóset, que Él quiere hacerte Misericordia. Por más que trates de vivir «en lo Debar», pasar desapercibido, hacerte pasar por quien no eres en realidad... por más que te escondas... ¡Huyes de ti mismo, Mefibóset! De tu discapacidad... «Tenía Jonatán, hijo de Saúl, un hijo tullido de pies. Tenía cinco años cuando llegó de Yizreel la noticia de lo de Saúl y Jonatán; su nodriza lo tomó y huyó, pero con la prisa de la fuga, cayó y se quedó cojo. Se llamaba Mefibóset.» (2 Samuel 4:4). Ella te sume en autocompasión, te vuelves «gris», «amargado»... y eso mismo le

EPDE-Pág-3

haces vivir a quienes comparten la vida contigo, por supuesto, sin desearlo... sin quererlo. El Rey te llama, Mefibóset, por amor... «No cabe temor en el amor... el amor pleno expulsa el temor, porque el temor entraña castigo...» (1 Jn 4:18). Necesitamos redescubrir la Gracia, lo digo con humildad y reverente respeto, pues para no pocos, hoy la Gracia se ha convertido en «un lugar» y -paradójicamente- el Cielo se ha convertido en «un estado». ¿Por qué lo digo? Pues escucho a menudo que me dicen de tal o cual persona que es «muy piadosa» sólo porque «sabe estar a una hora en un determinado lugar»... asiduamente. También, quienes al hablar del Cielo, dicen... «bueno, es un estado». Es decir «estado Cielo», no un lugar concreto, como declara nuestro Señor en el Evangelio: «En la casa de mi Padre hay muchas mansiones; si no, os lo habría dicho; porque voy a prepararos un lugar. Y cuando haya ido y os haya preparado un lugar, volveré y os tomaré conmigo, para que donde esté yo estéis también vosotros.» (Juan 14:2-3). El Cielo es un LUGAR, la Gracia es un ESTADO. No viceversa. Pues quien pueda estar en un lugar a una hora, puede que sea piadoso... o no. Si no, ¿qué del que está preso a causa de Cristo y nadie puede verlo... del enfermo, del marginado... al que «no se lo puede ver en un lugar o una hora» y vive en la Fe en Cristo? La Gracia es un ESTADO, el Cielo es un LUGAR. Si a la motivación del corazón creyente, le podemos aplicar el método correcto: ¡cuánto mejor! Pero no debemos confundirnos, pues casi siempre eso nos lleva a escapismos, es decir a «huir del Rey». Mefibóset fue restaurado por la Gracia que recibió por misericordia del rey David, leal al voto que había hecho a Jonatán, su padre, y se sentó todos los días a la mesa del rey. No volvió a vivir en la mediocridad decadente de su exilio, recobró tierras, ganado, riquezas... y por sobre todo: ¡DIGNIDAD! Si «una medida de Gracia» pudo hacer semejante obra en Mefibóset y su familia, ¿cuánto más hace la Gracia plena de Jesucristo -EL GRAN REY- con quienes acuden a su llamado? ¡Él me sentó a su mesa! Aunque yo, «discapacitado» -todos sabemos tenerla- y estoy hablando de la fragilidad de la naturaleza humana, no de vida de pecado, pues «el que vino a Cristo, nueva creatura es...» (ver 2 Cor 5:17). Él me bendice, me fortalece, me MEFIBÓSET prospera, me recuesta en su pecho « » y sentado a Su mesa, como Mefibóset «a la mesa del Rey» que MEFIBÓSET, DE ESTIRPE REAL cuando quería mirar EN EL EXILIO, VIVÍA ESCONDIDO... hacia abajo, a «sus DE NIÑO, DE SUS PIES, TULLIDO pies tullidos» es decir, EN DESGRACIA, DE MAL EN MAL... a su indignidad, ya no MIS OJOS EL BIEN YA NO VERÁN podía verlos, pues el QUÉ SERÁ DE MÍ Y DE LOS MÍOS... mantel precioso de la NOS ESPERAN DÍAS SOMBRÍOS... mesa del Rey, cubría ¡PENSABA EL HIJO DE JONATÁN! su defecto... Y el Rey le sonreía... EL REY DAVID, UN DÍA LE HALLÓ ¡Cristo me sentó a Su MAS NO PARA DARLE MUERTE... mesa! A mi familia, a MEFIBÓSET, ¡CAMBIÓ TU SUERTE! la gran familia, a A DIGNIDAD, ÉL TE DEVOLVIÓ... nuestra Comunidad... ¡A toda Su Santa YA NO MÁS «VIDA SIN SENTIDO» Iglesia! MEFIBÓSET, COMO HIJO QUERIDO «Mefibóset»: ÁNIMO, TE SENTARÁS EN MI MESA REAL... EL REY QUIERE H A C E R T E A TI Y A LOS TUYOS EN LIBERTAD MISERICORDIA... SU EN MI AMOR, SALUD Y PROSPERIDAD... GRACIA NOS HACE ¡A MI MESA, EN EL BANQUETE CELESTIAL! DIGNOS, EN CRISTO JESÚS!!! JUAN CARLOS HOVHANESSIAN ¡A Su Nombre, GLORIA!

A MI MESA

www.elpoderdelespiritu.org


EPDE-Pรกg-4


EPDE-Pรกg-5

www.elpoderdelespiritu.org


EPDE-Pág-6

Dice Jesús: «…todo cuanto pidáis con fe en la oración, lo recibiréis.» (Mateo 21:22). La oración es el vínculo perfecto entre Dios y el hombre. Nada hay que pueda sustituir la íntima comunión con Dios que se realiza a través de ella. Para que la oración sea eficaz y obtenga resultados, hay siete claves que conocer: 1. BASA TU ORACIÓN EN LA PALABRA DE DIOS: Debes enfocarte en lo que el Señor te promete en Su Palabra y no en las circunstancias que te rodean, las preocupaciones o problemas. Sanidad, gozo, restauración, prosperidad, todo está contemplado en la Biblia: «Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y os será hecho.» (Juan 15:7). 2. APLICA LA FE: «Porque, si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios le resucitó de entre los muertos, serás salvo. Pues con el corazón se cree para conseguir la justicia, y con la boca se confiesa para conseguir la salvación.» (Romanos 10:9-10). Hablar la fe, confesar con voz audible lo que has creído. Dice Jesús: «pedid y se os dará». «Pero que pida con fe, sin dudar; porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, ese hombre, que recibirá cosa alguna del Señor…» (Santiago 1:6-7). 3. NO PERMITAS QUE LAS DUDAS Y EL TEMOR, TOMEN EL CONTROL DE TUS PENSAMIENTOS: Dudas y temores muchas veces tratan de «instalarse» en el pensamiento al momento de orar, generando distracción y desánimo. Dios ya te dio el Poder y la Autoridad para vencer todo pensa-

miento que no provenga de Él, puedes hacerlo, «poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo» (ver 2 Corintios 10:3-5). 4. MÍRATE A TI MISMO COMO UN TRIUNFADOR: Es fundamental tener la imagen visual de lo que pides. Eso te llevará a glorificar a Dios y agradecerle. Mírate como tu Padre del Cielo lo hace: eres más que vencedor. ¡Prepárate para el éxito! pues «El que no escatimó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿no nos concederá con Él toda clase de favores?» (Romanos 8:32) 5. TESTIFICA Y CONFIESA CON TU BOCA, LO QUE CREES: No tengas temor de confesar tu fe y de dar testimonio. Eres un cristiano, hijo de Dios y salvo por la Sangre de Cristo. 6. INVOLÚCRATE EN AYUDAR A ALGUIEN: Abrir el corazón y ocuparse de la necesidad de otro invirtiendo tiempo y bienes materiales. Dios te bendecirá abundantemente. Actúa «…contribuyendo para las necesidades de los santos, practicando la hospitalidad.» (Romanos 12:13). «Y que nuestro pueblo aprenda a ocuparse en buenas obras, atendiendo a las necesidades apremiantes, para que no estén sin fruto.» (Tito 3:14). 7. APRENDE A DAR: La Palabra de Dios nos enseña a «dar» y a «sembrar» en el Reino de Dios. «Dad, y os será dado; medida buena, apretada, remecida y rebosante, vaciarán en vuestro regazo. Porque con la medida con que midáis, se os volverá a medir.» (Lucas 6:38). «Esta es la confianza plena que tenemos en Él: que si le pedimos algo según Su voluntad, nos escucha. Y si sabemos que nos escucha cuanto le pedimos, sabemos que tenemos conseguido lo que hayamos pedido.» (1 Juan 5:14-15).

BREVE EXTRACCIÓN DE LA PRÉDICA DE ROXANA B. DE HOVHANESSIAN

¿Gritas un gol pero no alabas fuerte a Dios? ¡No es sólo para

la Renovación Carismática!

La lectura de la misa en la que la esposa del rey David, Mikal, se burla injustamente de su marido por «perder la compostura» al bailar en alabanza para Dios fue el motivo que llevó al Papa Francisco a animar a todos los cristianos a alabar fuerte a Dios, con alegría, como parte de su vida de oración (…) La oración de alabanza de David, ha explicado, «le llevó a salir de cualquier compostura y a bailar delante del Señor» con «todas las fuerzas». ¡Esto era precisamente la oración de alabanza!, ha exclamado el Papa. (…) Francisco ha señalado que «para nosotros es fácil de entender la oración para pedir algo al Señor, también para dar gracias al Señor» o la «oración de adoración». Pero la oración de alabanza «la dejamos de lado, no nos viene espontánea», lamentó. Y de este modo lo ha explicado: «¡Pero, padre, esto es para los de la Renovación Carismática, no para todos los cristianos!» No. ¡La oración de alabanza es una oración cristiana para todos nosotros! (…) «Pero, padre, yo no soy capaz... Yo debo... ¿Pero eres capaz de gritar cuando tu equipo marca un gol y no eres capaz de cantar alabanzas al Señor? ¿De salir un poco de tu compostura para cantar esto? ¡Alabar a Dios es totalmente gratuito! No pedimos, no damos las gracias: ¡alabamos!» Debemos rezar «con todo el corazón». Ha continuado matizando el Papa que alabar a Dios «es un acto de justicia, ¡porque Él es grande! ¡Es nuestro Dios!». Francisco ha continuado lanzando «una buena pregunta que podemos hacernos hoy: Pero ¿cómo va mi oración de alabanza? ¿Sé alabar al Señor? ¿Sé alabar al Señor o cuando rezo (…) lo hago solamente con la boca y no con todo el corazón? (…) La fecundidad que nos da la alabanza al Señor, la gratuidad de alabar al Señor. Ese hombre o esa mujer que alaba al Señor, que reza alabando al Señor, (…) es un hombre o una mujer fecunda». El Pontífice, para finalizar, ha advertido que «aquellos que se cierran en la formalidad de una oración fría, medida, quizá terminan como Mikal: en la esterilidad de su formalidad». Por ello, el Papa ha invitado a imaginar a David que danza «con todas las fuerzas delante del Señor y pensemos qué bello es hacer la oración de alabanza».  Fuente: Zenit.org

¿CÓMO ES POSIBLE, TANTO ODIAR...? SÓLO SATANÁS PUEDE INSPIRAR EL «ROBAR, MATAR Y DESTRUIR...» CON CRUELDAD INENARRABLE, HUMANAMENTE INEXPLICABLE QUE CAUSA VERGÜENZA, DESCRIBIR... JAURÍA DE LOBOS HAMBRIENTOS DE SANGRE HUMANA, SEDIENTOS... ¡AJENO A LA NATURAL RAZÓN! FRENTE A LOS INDEFENSOS, «FUERTE» A MUJERES Y A NIÑOS, «MUERTE» ¡DE DIABÓLICA INSPIRACIÓN! ¡ARMENIA, LA DEL ARCA DE NOÉ! ARMENIA, DE LA CRISTIANA FE... ¡TIERRA DE POESÍA Y CANCIÓN! ARMENIA, A CRISTO CONSAGRADA CON SANGRE DE MÁRTIRES, REGADA... ¡TIERRA DE VIDA Y BENDICIÓN! JUAN CARLOS HOVHANESSIAN

Primero... LO PRIMERO!!!

Un experto asesor de empresas en Administración del Tiempo quiso sorprender a los asistentes a su conferencia. Sacó de debajo del escritorio un frasco grande de boca ancha. Lo colocó sobre la mesa, junto a una bandeja con piedras del tamaño de un puño y preguntó: ¿Cuántas piedras piensan que entran en el frasco? Después que los asistentes hicieran sus conjeturas, empezó a meter piedras hasta que llenó el frasco. Luego preguntó: ¿Está lleno? Todos contestaron afirmativamente. Entonces sacó de debajo de la mesa un cubo con piedras muy pequeñas. Metió parte de ellas en el frasco y lo agitó. Las piedrecillas penetraron por los espacios que habían dejado las piedras grandes. El experto sonrió con ironía y repitió: ¿Y ahora, está lleno? Esta vez los oyentes dudaron y dijeron: ¿Tal vez no...? -¡Bien! Afirmó el experto mientras ponía en la mesa un cubo con arena que comenzó a volcar en el frasco. La arena se filtraba en los pequeños recovecos que dejaban las piedras grandes y las pequeñas. -¿Está lleno ahora? preguntó de nuevo. -¡No! exclamaron los asistentes. -Bien dijo mientras tomaba una jarra de agua que comenzó a verter en el frasco... y aún había lugar, pues el agua cabía dentro. Preguntó entonces a sus alumnos, cuál era la conclusión. Ellos dijeron: -Hemos demostrado que no importa lo llena que esté tu agenda, si lo intentas, siempre puedes hacer que quepan más cosas. -¡¡¡NO!!! se alarmó el experto. Lo que esta lección nos enseña es que si no colocas las piedras grandes primero, nunca podrás colocarlas después. ¿Cuáles son las prioridades en tu vida, las que no pueden quedar fuera? ¿Tu relación con Dios, tu familia, tu trabajo...? Recuerda, ponerlas PRIMERO. El resto encontrará su lugar...

www.elpoderdelespiritu.org


EPDE-Pág-7

*La vida entera está llena de decisiones

por tomar. Y lo que hagas de estas decisiones es lo que harás de ti mismo. Las decisiones que tomes hoy, mañana y todos los días de tu vida crearán una imagen de lo que tú eres, de lo que tú quieres y de lo que vas a hacer con la vida que quieres vivir. Pregunta: ¿Cómo hacer entonces, para tomar decisiones correctas y alcanzar el éxito? Respuesta: «No se aparte el libro de esta Ley de tus labios: medítalo día y noche; así procurarás obrar en todo conforme a lo que en él está escrito, y tendrás suerte y éxito en tus empresas. ¿No te he mandado que seas valiente y firme? No tengas miedo ni te acobardes, porque Yahvé tu Dios estará contigo dondequiera que vayas.» (Josué 1:8-9). FIRMEZA y VALENTÍA para hacer frente a la vida, pero BAJO LA PODEROSA GUIANZA DE LA PALABRA DE DIOS, que garantiza el ÉXITO en nuestras decisiones. LO MEJOR ESTÁ POR VENIR!!!

*Extraído de Prédicas de DIEGO HOVHANESSIAN

*Dice en 2 Crónicas 7:13-14: «Si

yo cierro el cielo y no llueve, si yo mando a la langosta devorar la tierra, o envío la peste entre mi pueblo, y mi pueblo, sobre el cual es invocado mi Nombre, se humilla (ARREPENTIMIENTO), orando y buscando mi rostro (ORACIÓN PERSONAL Y COMUNITARIA), y se vuelven de sus malos caminos (CONVERSIÓN, CAMBIO DE ACTITUDES Y CONDUCTAS), yo les oiré desde los cielos (LA PROMESA DE DIOS), perdonaré su pecado y sanaré su tierra (COMPENSACIÓN Y ABUNDANCIA)». Hermanos, TODO está contemplado y previsto por Dios en Su Palabra. Si necesitamos restauración, sanidad, abundancia en lo material y las demás bendiciones, sigamos la estrategia bíblica. SU PALABRA NO FALLA!!!

*«La fe es garantía de lo que se

espera; la prueba de las realidades que no se ven» (Hebreos 11:1), es estar seguros de que algo, que todavía no vemos, «ya está sucediendo», a tal punto que actuamos como si ya lo tuviéramos (Marcos 11:24). Fe es «ver» lo invisible (2 Corintios 4:18) y llamar a las cosas que no existen «como si ya existieran» (Romanos 4:17). Para quien tiene fe, no hay imposibles (Mateo 17:20). Hermano, ¿tú eres de éstos... de los que ejercitan su fe para alcanzar imposibles? Si estás pasando por momentos difíciles, recuerda que la fe no niega lo que te está sucediendo: la fe transforma esas realidades. Ejercítala, aplica tu fe, clama al Señor y PERSEVERA, pues Dios no falla. DIOS TE BENDIGA!!!


EPDE-Pรกg-8

www.elpoderdelespiritu.org


El poder del Espíritu [febrero 2014]