Page 1


no, no es lo mismo con ĂŠste o con ĂĄquel


y ésta es la línea que señala la frontera entre el amor y el erotismo. el amor es una atracción hacia una persona única: a un cuerpo y a un alma.


Directora / Editora - Trinidad Tamayo Diseño Portadas - Macarena Farías

Colaboradoras :

Magdalena Derosas Alexandra Martina Pomar Victoria Allende Cata NO Under Nacho de Hecho a Mano Begoña Abadía Juanet


ÍNDICE EDITORIAL

p.4

MORIR DE AMOR

p.5

VICTORY AGAINST LOVE

p.12

CUANDO MINTIÓ

p.10

2, 3, 4, 5, 6

p.18

¿QUÉ ES EL AMOR?

p.22

RECOMENDACIÓN

p.24

magdalena + alexandra

martina

cata + nacho

begoña + trini


La atracciรณn que experimentan los amantes es involuntaria, nace de un magnetismo secreto y todopoderoso; pero al mismo tiempo es una elecciรณn. Azar y elecciรณn, los poderes objetivos y los subjetivos, el destino y la libertad se cruzan en el amor.

4


El erotismo de los corazones es el mĂĄs fuerte, descoloca, remueve; se hace muerte con el encuentro de dos personas. Este territorio del des/amor nos desconoce en el otro, nos pierde en el placer y nos vuelve inherentemente cuerpo, espĂ­ritu. 5


Cuando tenía 6 años me contaron que mi tía murió de amor a los 18 años.

8


Imaginé cientos de veces como era posible: cuando Manuel, su amor de adolescencia le decía: “ya no te amo”, su corazón dejaba de funcionar como un aparato viejo y caía muerta en la plaza de otoño, en la cual meses más tarde, o quizás sólo semanas, pondrían una animita que diría: “aquí, Orquídea murió de amor”, y la rodearían de fotos, poemas y algunas flores de plástico. Otra vez, imaginé que ella sentía tanto amor que explotaba, y Manuel quedaba desolado y cubierto de las entrañas e interiores de Orquídea, llorando y clamando que nunca volvería a amar. A ratos se me cruzaba por la cabeza que ella había pasado años en cama porque su cuerpo era intolerante al amor. Imaginaba al médico recetando remedios para sacar a ese hombre de su corazón y poder mantenerla viva, a mi abuela rezando porque nunca más se volviera a enamorar y a mi abuelo queriendo matar al desgraciado que producía esa alergia en su cuerpo. Pero Orquídea no podía dejar de amar, entonces solo cerraba los ojos y se dejaba ir. A los 20 años me contaron que se pegó un tiro en la nuca el cual falló, entonces se la llevaron lejos, se volvió drogadicta y murió sola en Lima de una sobredosis, pensando en el amor de Manuel. Ahí se acabaron mis fantasías. Sin embargo, siempre pensé que sería una muerte perfecta: morir de amor. Desde ese entonces empecé a intentarlo, no sé si mis intentos eran verdaderos, pero la imagen rondaba por mi cabeza frecuentemente. Lo primero que tuve que hacer fue aprender a amar, pero no del todo, porque si lograba dominar todas las peripecias del amor, nunca podría morir por él. 9


Tengo un pรกjaro oculto debajo de mi pecho. Ya no puede cantar, se ha ahogado en mi sangre. He intentado que escape, pero estรก atascado en mis costillas.

14


A veces creo que ya no existe, pero siento su angustia cuando no puede moverse, cuando trata de cantar, cuando trata de volar. Tengo un pĂĄjaro oculto y no sĂŠ como liberarlo.

15


2, 3, 4, 5, 6.. veces al día, pienso en ella, pero se enfría, la melancolía, todos dijeron que con el tiempo desaparecía, me doy cuenta: no mentían. Sigo adentro de esto, por eso estoy contento, tengo muy claro el número de mi asiento, aunque a veces cuesta, las cuestas tienen subidas y bajadas, me gustaría subir como bala, pero tuve que hacer caso a los letreros, y mis sermones me los tuve tragar enteros, borrón y cuenta nueva, blaa! Me sirvió de nada, quedé botao y seco en el desierto del Sahara, entonces me encuentro aquí buscando agua, chapoteando en lo poco profundo de tu mirada, patinando en el hielo de tu corazón, abrigándome del frío de tu reacción, tratando de consolarme con lo poco que me queda, haciéndome autocariño con mi tuto de seda, buscando el amor en donde pueda, refugiándome en sábanas nuevas.

20


2, 3, 4, 5, 6.. veces al día, pienso en ella, pero se enfría, la melancolía, todos dijeron que con el tiempo desaparecía, me doy cuenta: no mentían. Y sigo pensando en el momento del fin, y trato que mi cabeza salga del ring, no quiero seguir ya con esta discusión, solo quiero poner mi mente en off, tiempo al tiempo…me recomiendo luego paciencia para entenderlo, y de apoco domino al sentimiento para tratar de volver al centro, del cual estoy alejado hace bastante rato, sin embargo los extremos me hacen más sensato, entonces lo aprovecho… y rompo el techo, me voy al sur a navegar por los estrechos, aunque no llegue a Magallanes, me di el lujo de ir en busca de la ceniza de los volcanes anes-tesia, es lo que me inyecto, como no uso agujas entonces tomo por defecto.

21


22


23


El fuego original y primordial, la sexualidad, levanta la llama roja del erotismo y ésta, a su vez, sostiene y alza otra llama, azul y trémula: la del amor. Erotismo y amor: la llama doble de la vida. Obscena recomienda la vida y obra de Octavio Paz, escritor mexicano y premio Nobel de Literatura en 1990. Su libro “La llama doble” ilustra parte de nuestra editorial y es resultado de décadas de anotaciones que el autor fue haciendo sobre los conceptos, sentimientos y vivencias que mueven el mundo: el sexo, el erotismo y el amor. A través de sus palabras logramos entender una realidad sensible e íntima que nos permite relacionar el erotismo y la poesía desde otra perspectiva.

24


En Obscena siempre estamos buscando nuevos talentos con quien colaborar. Si te gusta dibujar, escribir, pintar, fotografiar o cualquier forma de expresión creativa, contáctanos vía mail a obscenacomunidad@gmail.com o a nuestro facebook/obscena para incluirte en futuras publicaciones web o en el próximo fanzine.

desvelemos el erotismo femenino juntas


Des/amor - Fanzine 3 - Obscena  

Fanzine de 36 páginas, tamaño 13,47 x 20,59 cm. Impreso en láser en papel fotocopia salmón y amarillo. La tercera entrega de nuestra revist...

Des/amor - Fanzine 3 - Obscena  

Fanzine de 36 páginas, tamaño 13,47 x 20,59 cm. Impreso en láser en papel fotocopia salmón y amarillo. La tercera entrega de nuestra revist...

Advertisement