Page 1

Edición 83 de 2017

Un nuevo comienzo Págs 7 y 8

Lenguajes de paz Pág 9

Un amante de las letras y la siquiatría Págs 12 y 13


Facultad de Artes y Humanidades Decana: Rosy Eugenia Reyes Pinilla

Director de Programa campus Villa del Rosario: Orlando González

Dirección Editorial: Caterine Mojica Acevedo

Diagramación: Alam Parejo Castro

Comité de Redacción: Caterine Mojica Acevedo Vladimir Solano Giovanni Lizcano

Redacción: Sibia Guerrero Adriana Sánchez Natalia Villamizar Paola Pinto Felipe Gutiérrez Diego Hernández Fotografía: Sibia Guerrero Anderson Donado Jonathan Ruiz Facultad de Artes y Humanidades Comunicación Social Villa del Rosario Universidad de Pamplona

2


Proyecta

Visita de medios Por: Sibia Guerrero, estudiante de Comunicación Social Los estudiantes de Redacción Periodística II y redactores de Quiz Digital, con el acompañamiento del docente Giovanni Lizcano, visitaron las instalaciones de tres medios de comunicación y un centro educativo en Bucaramanga, con el fin de conocer los procesos de producción en cada uno de ellos. El recorrido inició en la Corporación ITAE, en donde los estudiantes recibieron charlas sobre producción audiovisual y las experiencias de la realización de los videos que han sido premiados en encuentros regionales e internacionales. Los estudiantes también pudieron conocer todas las instalaciones dedicadas a radio y televisión. Luego, tuvieron un recorrido por las instalaciones del periódico Vanguardia Liberal, en donde asistieron a una charla con periodistas sobre el día a día de este medio y sobre las tendencias en prensa escrita. En el recorrido también hubo espacio para recorrer las instalaciones de Caracol Radio, en donde los estudiantes conocieron las cabinas de radio de cada una de las emisoras y tuvieron la oportunidad de hacer grabaciones de comerciales. Se finalizó con la visita a las instalaciones del Canal TRO, en donde pudieron ver todo el proceso de producción de un programa de televisión y conocer los estudios de grabación, al igual que las distintas áreas de este medio.

3


Hablemos de Paz

La ruta de la aguapanela con abrazos Por: Adriana Sánchez, estudiante de Comunicación Social Parque Mercedes durante la noche, hay desde niños hasta ancianos, cada uno con diferentes necesidades, algunos de los que pasan por este lugar al ver esto, se dirigen hacia ellos y con un vaso en la mano esperan su turno. Dan las gracias por lo que acaban de recibir, se alegran al ver que hay jóvenes que ayudan a aquellos que necesitan de un apoyo sin esperar nada a cambio, solo les basta con el cariño y la gratitud que regalan a todo aquel que decide acercarse.

Suena el tambor, las baquetas rebotan sobre él mientras alegran el silencio de la noche, con cantos que dan la bienvenida a todo aquel que necesita un plato de comida y un grito del lema que los caracteriza, es el inicio de la ruta de la aguapanela con abrazos. “Ellos no son de la calle, ellos son nuestros” es la señal de que los jóvenes de la misión han llegado a llenar los corazones de los hermanos de la calle con un pan y una aguapanela que les da felicidad a aquellos que no han tenido la oportunidad de comer algo en todo el día. Esta misión se realiza todos los miércoles a las 7:30 de la noche, la iniciativa llegó a Cúcuta cuando unos dirigentes viajaron hacia la ciudad de Ibagué donde se creó el aguapanelazo, decidieron tomar esta idea al ver que eran muchos los habitantes de calle que se encontraban en esta ciudad. Al principio eran pocos, pero ahora son más los jóvenes que deciden formar parte de este grupo. Con una oración dan inicio a la actividad, una larga fila se percibe en el

4

Al terminar su labor en este lugar, se dirigen hacia el Parque Lineal donde se ve la verdadera realidad de los hermanos de la calle, cada cuadra recorrida para llegar allí es una experiencia nueva, con cantos y sonrisas, estos jóvenes reparten alegría a todo aquel que los escucha. Cantos originales como “Noviembre llegó con aguapanela y también con pan, a los hermanos de la calle” o “el que no salté, no quiere a Jesús” acompañados de palmas, saltos y un tambor que da vida al silencio de la noche, son característicos de este grupo de jóvenes que desde lejos se hacen sentir. Al llegar al parque, los hermanos de la calle los reconocen, alegres al ver su llegada, se levantan y con saludos que llevan a una sonrisa se abrazan, hacen un círculo en el que algunos de ellos se ofrecen con devoción para hacer la oración, otros solo cierran sus ojos y se dejan llevar con fervor por la palabra de Dios. Al culminar la oración, cada joven toma una aguapanela y un pan y se dirige hacia cada rincón del parque a buscar a un hermano que lo necesita, se sientan junto a ellos y comienzan a compartir momentos.


Hablemos de Paz Cada encuentro es una experiencia nueva, una historia más que contar, personajes que dejan una enseñanza, entre ellos se encuentra Doña Liliana, una abuela en silla de ruedas que en ocasiones se ha escapado de centros de rehabilitación. Tiene cinco hijos y una hermana gemela, cada uno de ellos le ha brindado una ayuda, pero ella se niega a aceptarla. Esta abuela se ha ganado el corazón de los jóvenes que se acercan a ella para compartir, entre risas y risas cada uno se encariña, es como una niña lista para jugar, pero a la que el cuerpo no le da para más. Uno de ellos es su consentido, en cada visita le pide lana y una aguja de tejer para hacer un gorrito, la única condición que este joven le hace para traérsela es que al volver ella debe recordar el nombre de él, con lapicero y hoja en mano le escribe un recordatorio que dice “Sebastián Carrillo, te quiero mucho”. Hay muchas historias que relatar, se descubren talentos como la banda del gato negro conformada por Alirio, Pedro coco e Isidro, más conocido como Toledo quien es el vocalista principal, este con su voz y buen sentido del humor cautiva a todos los que lo escuchan, con su baile de lado a lado y un palo en la mano comparte el tan anhelado canto. Cada uno de los que hace parte de esta actividad se lleva un aprendizaje, Juan Manuel, uno de los líderes que lleva menos de un año en esta misión, se siente motivado al servir, al escuchar una nueva experiencia y que lo escuchen a él, que le regalen un abrazo y el brindar amor en esta actividad. Ayudar a los que lo necesitan, dar una enseñanza a los jóvenes para que vean la realidad del mundo en un futuro, prevenirlos para que más adelante no se estrellen, concientizarlos de las consecuencias que puede ocasionar tomar un mal camino es uno de los factores importantes que lo motiva a que su inspiración crezca. Esta experiencia le ha aportado amor, alegría, bondad, le ha enseñado a valorar a una familia, un consejo dado por alguien cercano, ha aprendido a darle valor a cada

momento vivido, ayudar a las personas que no tienen un techo donde vivir, que tienen sus necesidades, problemas, que al igual que muchos se deprimen, son una de las razones por las que no ha dejado de asistir. Las anécdotas le han dejado enseñanzas que no olvidará, en el tiempo que ha compartido con los hermanos de la calle ha encontrado personas que han marcado su vida, que le han aportado vivencias que fortalecen su crecimiento espiritual. Han sido de mucha ayuda para los amigos de la calle, dentro de las vivencias que ha tenido, recuerda que una vez junto con un compañero le sacaron un diente a uno de ellos que estaba desesperado y no podía comer, al lograr esto botó sangre, lloraron, pero fue una celebración emotiva y el pago fue un abrazo. Otra de las anécdotas fue la ayuda que se le brindó a uno de los hermanos que se cayó y se clavó una varilla en la frente al estar ebrio, se fueron con él hasta el hospital, le sanaron la herida con puntos de sutura y pudieron salir adelante, un abrazo y una sonrisa fue el agradecimiento que recibieron por parte de él. Una de las experiencias que más ha marcado su recorrido en esta misión, fue el haber ayudado a Víctor Manuel conocido como el indio, lo impulsaron a salir de las drogas, a dejar de inyectarse heroína, una de las sustancias con efectos más perjudiciales, todo esto lo lograron con la fuerza de la oración de los jóvenes que acompañan cada miércoles este proyecto, le dieron una fuerza de motivación y aliento para salir adelante. Cada momento compartido con ellos ha sido de gran aprendizaje, más que un grupo se han convertido en una familia, comparten risas, abrazos, bailes, cantos y celebran festividades. En el día de las velitas hicieron un círculo, cada uno de ellos tomó una vela y la encendió, pidió un propósito e hizo una oración. Al terminar toda la actividad, se despiden de todos, con un abrazo y una sonrisa se da por terminada la noche. Un grito y el sonido del tambor dan paso al lema que se escucha fuerte y dicen “ellos no son de la calle, son nuestros”.

5


Proyecta

Taller de escritura de blogs Por: Diego Hernández, estudiante de Comunicación Social El pasado 19 y 20 de abril del presente año se llevó a cabo un taller de escritura de blogs avalado por el Banco de la República de Colombia en la Universidad de Pamplona. Nicolas Martinez, fue el primer ponente, Diseñador Industrial y Blogger con 20 años de experiencia en diseño web y medios digitales. Ha estado vinculado a sitios web como soho.com.co, uniandes.edu.co (3 rediseños) y terra.com.co (coordinación). Es además influenciador en campañas de marcas como Netflix, FOX, Coca-Cola, Samsung, Nokia, Microsoft, ETB, Chevrolet, Aires, LG, Blackberry, Redbull, VICE, entre otras, con una gran experiencia en el campo laboral de un comunicador social, el diseñador industrial. Nicolas Martínez está marcando tendencia a la hora de la escritura de blogs, siendo de las primeras opciones para

6

muchas universidades en el momento de dictar conferencias sobre dicho tema, “él nos contaba a manera de experiencia que algunas veces lo llamaban periodista”, afirmó Alejandro Bedoya, asistente del taller. Cuando la magia de la escritura corre por la sangre es algo complejo de disimular. La pasión fue el primer detonante para que se convirtiera en una prioridad la proliferación de sus enseñanzas por muchas universidades, aprovechando el avance tecnológico y lo rápido que ha trascendido a la opinión, la cual toma un relevante papel en espacios digitales, y no se hace igual que un periódico habitual, por eso para el programa de Comunicación Social es notable interactuar con estos tipos de campos, mostrar a los estudiantes las ventajas que tienen a la mano, concluye Alejandro Bedoya.


A 40 grados

Gramalote, el comienzo de una nueva historia Por: Sibia Guerrero, estudiante de Comunicación Social comprometió a reconstruir. Ese motivo nos mantuvo unidos, durante estos seis años, y a la espera de la tierra prometida. Por un largo tiempo, construimos imaginarios de cómo serían las nuevas casas, el parque, las calles y los barrios. Imaginamos un pueblo moderno. En medio de nuestras ilusiones, fuimos testigos del día que se puso la primera, el primer ladrillo y las construcciones de la primera casa. Entre más rápido avanzaba el tiempo, la emoción se salía del cuerpo. Deseábamos seguir haciendo historia. El corazón de gramaloteros vibraba más fuerte.

Hace seis años salimos de Gramalote. Lo tuvimos que abandonar por causa de una falla geológica, que destruyó el casco urbano. Perdimos las casas donde crecimos tantas generaciones, el colegio en el que aprendimos valores, y las calles que recorrimos tranquilamente en nuestra niñez. Con la tragedia, los recuerdos, las tradiciones y las historias ya no tendrían el lugar físico y geográfico que merecían. Con apenas 13 años, en 2010, me preguntaba: ¿qué pasaría ahora?, ¿volveríamos?, ¿Y mis amigos, las navidades y las comparsas? Me entristecían todas esas dudas. Pero ya no había marcha atrás. Tendríamos que empezar de cero en diferentes lugares y culturas. Lo más duro sería convivir con personas que no tenían nuestras costumbres. Al principio fue un gran reto para todos, pero fuimos superándonos como jóvenes, familia y pueblo. La unión, el arraigo, la identidad se fortaleció. Las oportunidades de estudio, trabajo y de conocer nuevas formas de vida nos permitieron ver más allá de lo que teníamos. A pesar de que tuvimos que estar lejos y separados, tras el desastre natural, teníamos un sueño colectivo: volver nuevamente a Gramalote, a un pueblo que el gobierno se

¡Llegó el día esperado! Algunos paisanos podrían comenzar a habitar sus viviendas en el nuevo casco urbano. Aunque no éramos todos, nos alegró el hecho de pensar que nuestros amigos y hermanos empezarían a despertar bajo el cielo gramalotero para, además, disfrutar del paisaje, el clima y las construcciones modernas. Jamás olvidaremos el 11 de marzo del 2017. Los primeros pobladores retornaron a Gramalote. Fue inevitable ver ojos llenos de lágrimas, pero también fue inexcusable no responder con una sonrisa a aquellos rostros llenos de alegría, que reflejaban la esperanza, el renacer de una nueva vida y el resurgir después de tantos años lejos de lo propio. Fue histórico. Nos reunimos en Cúcuta para, al ritmo de una caravana, movilizar corotos, camas, mecedoras y tantos recuerdos: el disfrutar del paisaje, visualizar las cafeteras que aromatizan el pueblo y, sobre todo, efectuar los rincones por el nuevo terruño.

7


A 40 grados Empezamos la caravana. Globos de colores adornaban los carros y un letrero grande decía: “Nos vamos para Gramalote”. Nos enorgullecía saber que estábamos siendo parte de la nueva historia, de hechos, acontecimientos que más alenté recordaremos y contaremos a los más pequeños. El recorrido duró 2 horas. En ese lapso, muchos rezaban, agradecían, bailaban y cantaban emocionados. Cuando estábamos cerca de llegar a nuestro destino vimos casas blancas, con tejas naranjas, que mostraban una pequeña colonia antigua, sin perder el toque moderno. Un letrero grande, con el nombre Gramalote, nos dio la bienvenida. Hubo abrazos y reencuentros. “Llegamos a construir más de lo que ya hay”, fueron las palabras de una joven al pisar el asfalto gramalotero. Inició el acto inaugural del pueblo con una celebración eucarística en el parque principal. El obispo dio grandes consejos de unión, que quedarán para siempre en la

8

memoria de los testigos de este primer día en el pueblo. Después vinieron los actos culturales, bailes y actividades con las que los jóvenes fueron protagonistas y dejaron entrever que el pueblo ya tiene líderes. Demostramos, en el parque y frente a todos los asistentes, que somos similares al ave fénix: renacimos dentro de las cenizas y alzando el vuelo alto, muy alto. Nos impresionó aquellos elementos que llevaron los gramaloteros y que conservaron durante los últimos años: sus réplicas de la patrona del pueblo, el viejo dominó de Ana, la guitarra desgastada de Nain y los termos de café de doña Rosa. Todo lo vi aquel sábado 11 de marzo, no como la niña de 13 años y con mil preguntas, sino como una joven de 19. Capté cada detalle por medio de una cámara. Solo me bastó capturar un rostro para dar respuesta a todas mis preguntas.


Univerciudad Lenguajes de paz, herramienta para el cambio social Por: Sibia Guerrero, estudiante de Comunicación Social

“No hay camino para la paz, la paz es el camino”. Con estas palabras de Gandi se dio inicio al IV encuentro denominado 'Sostenible'. Se trata de un espacio académico creado por docentes y estudiantes del 4 y 5 semestre del Programa de Comunicación Social de la Universidad de Pamplona, Campus Villa del Rosario, con el que se genera investigación y desarrollo. La actividad contó con la participación de jóvenes de las universidades e institutos de la región, que intentan generar diálogo y adquirir nuevos aprendizajes. Uno de los ponentes fue el profesor y director de la maestría sobre 'Paz, desarrollo y resolución de conflictos', Bernardo Salazar, quien aseguró que “debemos empezar a desarmar y a cambiar el lenguaje desde nuestros hogares”. El secretario de Fronteras de Norte de Santander, Juan Calos Cortes Arias, aprovechó la invitación para exponer los procesos y proyectos que se ejecutan en la región para construir un leguaje de paz y el beneficio de las comunidades. En representación de los medios de comunicación, la periodista Lucy Araque, del diario La Opinión, aseguró que desde su trabajo también se intenta generar una construcción de la paz. Gabriel Tarazona, quien vela por el cumplimiento de los derechos humanos en Norte de Santander, invitó a los periodistas a contar nuevas historias y ejercer una comunicación de transformación.

Durante la jornada hubo, incluso, una exposición fotográfica llamada 'Acciones de paz'. Los protagonistas fueron esos actos simbólicos de transformación y aceptación al otro, para dar un mensaje de esperanza y convivencia. “Para captar las fotografías investigamos y analizamos conceptos y situaciones que se están dando en nuestro país”, afirmó la estudiante Patricia Viloria. “Sostenible es instructivo e interesante. Nos permite identificar e interpretar más nuestro territorio”, manifestó Lucia Palacios. Los asistentes coincidieron en afirmar que estos espacios académicos permitan transformarla sociedad y alcanzar su desarrollo, gracias al trabajo de estudiantes y docentes comprometidos con el cambio social.

9


A 40 grados Batalla por la legalización de asentamientos humanos Por: Felipe Gutiérrez, Paola Pinto y Natalia Villamizar, estudiantes de Comunicación Social

A unos 200 metros de la autopista Internacional Simón Bolívar, se encuentra el asentamiento ilegal Villas de Montevideo. Sus calles están repletas de barro. Allí se albergan alrededor de 240 familias, las cuales están en proceso de la legalización del sector. Centrales Eléctricas del Norte de Santander (CENS) está en el proceso de la instalación de luz en el asentamiento. Este es el primer servicio que obtiene legalmente, pues el alcantarillado fue instalado ilegalmente por los invasores. La presidenta de la Junta de Acción Comunal, Carmen Villegas, puso a disposición la situación ante la Alcaldía de Villa del Rosario. “El alcalde Pepe Ruíz Paredes nos dio el permiso para instalar las redes eléctricas en la comunidad, y estamos adelantando el proceso de legalización del alcantarillado”, explicó Villegas. Prestar los servicios públicos a asentamientos humanos no es ilegal porque todos tienen derecho a recibirlos. La empresa aguas Kpital Cúcuta cuenta con una fundación

10

llamada V y C, que beneficia a los habitantes de estos asentamientos con agua, que es distribuida en pilas que se han adecuado en sitios estratégicos.

Alfonso Barajas, coordinador de servicios de aguas Kpital dijo: “Actualmente contamos con 132 pilas que benefician a 15.500 familias y son recargadas cada 2 días”, una vez los asentamientos son legalizados se les provee el servicio de alcantarillado público. Los habitantes de Villas de Montevideo, llevan tres años en espera de la carta de desalojo del lugar. La inspección de Policía Metropolitana, ha desmentido estos rumores a lo largo del tiempo, al aclarar la situación. El asentamiento en la actualidad lleva su caso a disposición de un abogado. Según la Ley 1801 de 2016, del Código Nacional de Policía y Convivencia Ciudadana, el proceso para la legalización del sector debe pasar por 5 fases.


A 40 grados El asentamiento Villas de Montevideo se encuentra en el inicio de la acción. Ellos esperan el llamado de la alcaldía de Villa del Rosario para cumplir con las siguientes etapas. 1. 2. 3. 4. 5.

Iniciación de la acción. Citación. Audiencia pública. Recursos. Cumplimento o ejecución de la orden de policía.

Actualmente otro asentamiento ilegal que está llevando a cabo el proceso de legalización es la invasión María Gracia II, ubicada en la parcela el Diamante, indicó, Isaías Garzón, Inspector de Policía. Las personas que habitan en estas zonas por lo general son desplazados y deportados de zonas aledañas al departamento de Norte de Santander, la mayoría de estos se ubican en el Anillo Vial y la ciudadela de Juan Atalaya. El mirador, es una pequeña caseta que se ubica en la entrada del Asentamiento Villas de Montevideo. Gildardo Antonio, es su dueño, reside desde el 9 de febrero de 2014 en la zona, día en el que se comenzó a invadir esta propiedad. “Soy desplazado de la violencia en la zona de la Gabarra, cuando llegué, no encontré oportunidades de trabajo. Tengo 2 hijos por los cuales tenía que buscar algún sustento por los que trabajaba en la calle de manera informal. No tenía un lugar donde vivir, así que me reuní con un grupo de personas que estaban en las mismas condiciones, y decidimos invadir este terreno”, cuenta Gildardo. Junto a él existen otras 239 familias que habitan en el sector.

Así como el asentamiento Villas de Montevideo, existen más de 50 asentamientos en Cúcuta y su área metropolitana que buscan la legalidad. El Secretario de Gobierno, Oscar Gerardino, declara que “hay gente que se aprovecha de los terrenos de invasión porque van hacer legalizados, quitándoles espacio a lo que a futuro pueden ser canchas de fútbol”. Además, afirma que en el presente año no se han registrado nuevos asentamientos humanos. Según el acuerdo 0083 del 17 de enero de 2001 del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), los asentamientos que quieran ser legalizados deben expedir la resolución de delimitación establecido en el artículo 82 del decreto 1052 de 1998. Actualmente la oficina de Planeación Municipal ejecuta un cronograma de trabajos por comunidades para adelantar los procesos de legalización con los representantes de las comunas presidentes de las Juntas de Acción Comunal, J.A.L, Asociaciones de Barrios, ONG y en general todos los interesados en vincularse en el proceso de delimitación. Uno de los requisitos indispensables es la presencia de las Juntas de Acción Comunal y comités de trabajo de las zonas limítrofes de los asentamientos, con el fin de garantizar un proceso transparente. Las organizaciones cívicas que estén involucradas deben estar reconocidas, y los procesos que se den deben de ser a través de mecanismos democráticos que aseguren la representatividad de los elegidos.

11


Perfiles

Entre las ruinas y la melancolía Por: Felipe Guitiérrez, estudiante de Comunicación Social consiguió trabajo en un barco, para llegar a la península ibérica. Tras desembarcar en Catalunya, España, se presentó en dos universidades prestigiosas, pero solo paso en una. Estudió periodismo con enfoque en psicoanálisis, en la Universidad de Salamanca, institución reconocida por ser de las más longevas del planeta. Al terminar la formación como periodista, cuando tenía 28 años, trabajó en El País, de España, diario que hasta ahora daba sus primeros pasos para, después, convertirse en uno de los más leídos en el mundo. En ese medio laboró poco tiempo, por causa de su fuerte temperamento. La plática entre Antonio y el hombre que visita su tienda se torna interesante. El relato de su vida se detiene cuando entra una señora, amiga de su hermana, quien también reside en la casa de corte colonial. La mujer se va y continúa el relato. Después de salir de El País, consiguió trabajo en el ABC, importante diario español. De un periódico liberal, como lo era el primer diario, pasó a uno de ideología conservadora.

Son las 11 de la mañana en Cúcuta. El calor es insoportable. Los transeúntes buscan sombra para resguardarse. De entre la multitud, un hombre entra a una tienda de revistas, saluda a Antonio, el encargado de atender, y entablan una conversación. La tienda, en la que también queda la casa de Antonio, llama la atención. Está ubicada sobre la avenida 2 con calle 11, en el centro de la ciudad. Tiene una infraestructura clásica, paredes blancas inmensas y revistas emblemáticas del siglo XX. Esa edificación la heredó de sus padres, quienes tenían descendencia judía y alemana. Antonio cuenta a su interlocutor que salió de casa, a los 18 años, y emigró a España para estudiar. Al irse del hogar,

12

Cuando no se amañó más en la capital española, regresó a su natal Valdivia, en Chile. Allí laboró en El Nacional, periódico que llegó a su final, luego de la caída de Augusto Pinochet. Su retorno a ese país también fue efímero y rápidamente se embarcó de nuevo a Europa. Antes de avanzar con los detalles de su vuelta al viejo continente, agacha la cabeza y con una frase resume su paso esporádico por Holanda y España: “el amor llegó a mi vida, pero no pude retenerlo”, sostiene. A sus 50 años conoció una joven veinteañera. Los días a su lado “fueron agradables, sentía que la vida me había cambiado. El temperamento fuerte fue convertido en aires de esperanza. Solo tenía ojos para la muchacha. Con ella nació mi única hija”, añade.


Perfiles Pasadas dos horas de conversación, el reloj de esta tienda marca la 1:00 de la tarde. El tiempo ha pasado casi que en un pestañear. Para no dejar la historia de su vida inconclusa, precisa que en sus planes jamás estuvo radicarse en Cúcuta, pero decidió volver a la casa de sus padres cuando se dio cuenta que tenía poco dinero para sobrevivir en Europa. Como estaba en bancarrota, un amigo le ofreció revistas para adultos, que ya no necesita y que pensaba regalar. Antonio encontró en esas páginas una oportunidad para hacer dinero. Sin pensarlo demasiado trajo las publicaciones a la capital nortesantandereana y se convirtió en el primer vendedor de esta clase de material en la ciudad.

Una mañana, al despertar, se dio cuenta que no tenía dinero para sostener una relación formal con la mujer y ofrecer un futuro prometedor. Al borde de una playa renunció a su amor por la joven. La aventura que tenían llegó a su fin. “Como en las películas”, dice, en medio de una risa con la que intenta ocultar su melancolía.

Su tienda, con un toque autónomo colonial, y las valiosas revistas que vende convirtieron a Antonio en un ícono. En una persona que logró ganar el respeto de los habitantes de esta ciudad fronteriza.

13


Buscando ando

Seminario: Las mujeres y los medios en los procesos

La Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género celebra 10 años de existencia con el Seminario internacional: Las mujeres y los medios en los procesos de paz. El evento se llevará a cabo en Bogotá los días 2 y 3 de mayo de 2017, en el Teatro México de la Universidad Central (calle 22 No- 5-85). Allí se pretende analizar el quehacer del periodismo en la búsqueda de la igualdad de derechos para las mujeres y su aporte en la construcción de la paz en Colombia. El seminario cuenta con grandes partidarios del evento: tres agencias de las Naciones Unidas (ONU Mujeres, PNUD y UNFPA), la Mesa de Género de la Cooperación Internacional, el diario El Espectador con el proyecto Colombia 2020, la Universidad Central, los ministerios del Interior y de Cultura, la Fundación Friedrich-Ebert-Stiftung en Colombia (Fescol), la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip). Se tratarán temas relacionados con experiencias de inclusión y discriminación de las mujeres en medios masivos durante procesos construcción de una cultura de

14

las no los de negociación y paz; propuestas

alternativas desde la comunicación para narrar el posconflicto con perspectiva de género desde los derechos de las mujeres; el papel de la sociedad civil en la información y el rol de las redes sociales para promover los derechos de las mujeres, entre otros. Además, se contará con la presencia de invitadas internacionales. Entre ellas se destacan: Caddy Adzuba (El Congo), abogada, periodista, locutora y activista por los derechos de las mujeres, la infancia y la libertad de prensa en su país, fue galardonada en 2014 con el Premio Príncipe de Asturias; Rosalinda Hernández Alarcón (Guatemala), fundadora de La Cuerda, publicación feminista que surge luego de la firma de los Acuerdos de Paz en ese país; María Cidón Kiernan (El Salvador), editora del Diario El Mundo de El Salvador y Premio de Periodismo de Investigación en las Américas. Para asistir al seminario es necesario inscribirse en el siguiente enlace: https://goo.gl/dnSsdB. En caso de necesitar mayor información puede comunicarse al celular 311-2569880, e s c r i b i r a l c o r r e o e l e c t r ó n i c o redcolombianaperiodistasgenero@gmail.com.


Rostros

15


Rostros

Quiz 83  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you