Page 1

Boletín Nº 18 Marzo de 2012

Celebración de la pascua del Señor. Guillermo Hoyos Gómez Rector

"La Pascua es el hecho primordial de nuestra fe y el centro de todas las celebraciones litúrgicas cristianas"

Mandina QuizzaTomich Vicerrectora Carlos Pareja Figueredo Director Planeación Luis Carlos Bernal Rico Capellán Claudia Lucia Caro Gómez Directora Departamento de Investigaciones Jennifer Karina Sánchez Martínez Coordinadora Comunicación y Medios Carlos José Dominguez Arce Web Master Equipo Virtualidad Alejandro Martínez Comunicador Social en formación Héctor López Acero Diseño y diagramación

La cuaresma constituye un tiempo de reflexión, meditación y encuentro con Nuestro Señor. (ImagE ID 1288619)

Por cuarenta días nos hemos preparado para, como comunidad cristiana, recordar y actualizar el misterio central de nuestra vida cristiana, la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, que se conoce también con el nombre de Santo Triduo Pascual. Estos días constituyen un tiempo de reflexión, meditación y encuentro con Nuestro Señor, para dialogar con Él y confrontar nuestras vidas a la luz del acto de Amor más grande, la entrega de Jesús en la cruz para darnos Vida.

Domingo de Ramos en la Pasión del Señor

En este día la Iglesia recuerda la entrada de Cristo, el Señor, en Jerusalén para consumar su misterio pascual. El Domingo de Ramos nos dispone de manera inmediata a celebrar el gran acontecimiento de nuestra fe: la pasión, muerte y resurrección del Señor. Que nuestra participación en esta celebración no sea una repetición de la actitud de la multitud que hace dos mil años recibió con alegría al Señor, y después, el viernes santo, pidió a gritos su crucifixión.

Lo importante de la celebración es el sentido, la acogida a Jesús, por tanto, es posible participar con ramos de distintos materiales, ojalá trabajados manualmente como hojas de papel (recicladas), junco, y otros. Como cristianos expresemos nuestra reconciliación con la naturaleza, no usemos ramas que afecten las especies en vía de extinción.


tierra de Jesús, para ayudar en la conservación de los centros de culto cristianos que allí existen y además, sostener las obras de caridad y de evangelización en estos lugares, donde la Iglesia es fuertemente perseguida.

Todos los ritos tienen la finalidad de hacer ver a los cristianos cada vez con mayor claridad cómo la vida de Cristo pasa a la Iglesia por los sacramentos. (Image ID 1364041)

Jueves Santo

Viernes Santo

Hoy celebramos el misterio del Amor de Dios Hijo que se queda con nosotros en La Eucaristía. Hoy es un día privilegiado para dar gracias al Señor por el don del ministerio sacerdotal de nuestros pastores, para orar por ellos y por las vocaciones a los ministerios ordenados, así como también para que todos los bautizados, pueblo sacerdotal, nos dispongamos a crecer en el servicio y el amor a los hermanos. Aprovechemos el tiempo siguiente a la celebración de la Cena del Señor para estar con Él, al visitar el monumento adoremos a Jesucristo, presente en la reserva eucarística. Los ministros ordenados renuevan sus compromisos sacerdotales cada año en la Misa Crismal, y en dicha celebración se bendicen los óleos con que serán ungidos los nuevos bautizados, los confirmandos, los nuevos presbíteros y obispos y los enfermos de nuestra Iglesia hasta la próxima misa crismal. Esta celebración, en la nuestra Arquidiócesis de Bogotá es el lunes 2 de abril a las 10:00 de la mañana en la Catedral.

Día penitencial. Ayuno y Abstinencia. Según una antiquísima tradición, la Iglesia no celebra la eucaristía ni en este día ni en el siguiente, en el que se recomienda prolongar el ayuno del Viernes Santo. De hecho, durante el Sábado Santo la Iglesia permanece junto al sepulcro del Señor, meditando su pasión y muerte, y se abstiene del sacrificio de la misa, quedando por ello desnudo el altar hasta que, después de la solemne Vigilia o expectación nocturna de la resurrección, se inauguren los gozos de la Pascua, cuya exuberancia inundará los cincuenta días pascuales. Hoy tiene lugar la celebración de la Pasión del Señor, que consta de tres partes: 1. Liturgia de la palabra; 2. Adoración de la Cruz, porque en ella, por la victoria de Jesús, encontramos salida a todo dolor humano que nos toca a cada uno en particular; y 3. Distribución de la sagrada comunión, que ha sido consagrada el día anterior y se ha conservado como reserva. La ofrenda económica que entregan los fieles hoy se envía a los lugares santos, la

Luis Carlos Bernal Rico, Pbro. Capellán de la San José, Fundación de Educación Superior.

Los cristianos esperamos la segunda venida de Cristo, donde se alcance la plenitud de la fe, la esperanza y el amor, la instauración plena del Reinado de Jesús

Domingo de Resurrección

Después del ayuno del Viernes Santo, prolongado hasta el sábado, en la noche del mismo sábado, celebramos la pascua, con la Vigilia Pascual, que es ya la misa de Pascua del Domingo de Resurrección.


La celebración central de la Iglesia se realiza hoy. Todos los ritos tienen la finalidad de hacer ver a los cristianos cada vez con mayor claridad cómo la vida de Cristo pasa a la Iglesia por los sacramentos. A este día los fieles nos hemos preparado con la penitencia cuaresmal. Esta noche viviremos la victoria de Cristo sobre la muerte a la vez que nuestra victoria por medio de la fe sobre los poderes del mal y sobre la misma muerte. Cristo ha triunfado definitivamente, pues “una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más” (Rm 6, 9). Los cristianos esperamos la segunda venida de Cristo, donde se alcance la plenitud de la fe, la esperanza y el amor, la instauración plena del Reinado de Jesús: Justicia y Paz para todos. Esta celebración es la misa solemnizada en cuatro partes: la bendición del fuego, la proclamación de la Palabra de Dios, la bendición del agua y la Eucaristía. "Este es el día en que actuó el Señor, sea nuestra alegría y nuestro gozo" es el canto festivo de la comunidad cristiana de este día. Hoy Jesús ha resucitado y sigue actuando en el mundo. Es esta la gran noticia y el acontecimiento extraordinario que colma de alegría y esperanza nuestra vida. Se recomienda festejar la resurrección con una cena familiar especial, La Cena de Pascua. Ser cristiano es reconocerse Hijo de Dios, hermano de la familia humana y protector de la obra creada. Trabajemos en comunidad, mantener limpia nuestra Fundación y la ciudad es muestra de caridad y de servicio.

“FELICES PASCUAS DE RESURRECCIÓN” Luis Carlos Bernal Rico, Pbro. Capellán de la San José, Fundación de Educación Superior.

El Domingo de Ramos nos dispone de manera inmediata a celebrar el gran acontecimiento de nuestra fe: la pasión, muerte y resurrección del Señor. (Image ID 1334400)

18 boletín celebración semana de pascua  
Advertisement