Issuu on Google+

Un  esquema  de  medicina  complementario    

Por  Azarel  Aragón  Ortega  

A  

l   mismo   tiempo   que   Oaxaca   es   el   estado   con   el   patrimonio   cultural   más   significativo  y  con  la  mayor  diversidad  biológica  de  México,  es  la  identidad  con   el  mayor  índice  de  pobreza  y  marginación  del  país.  Los  esquemas  de  salud  en   un  entorno  tan  complejo  y  tan  diverso  necesariamente  se  ven  afectados,  por  un  lado   se   encuentran   los   servicios   de   salud   y   por   otro   los   terapeutas   indígenas   y   sus   conocimientos   de   herbolaria,   esforzándose   por   contrarrestar   las   enfermedades   y   los   males   que   aquejan   a   todos   los   sectores   de   la   sociedad.   Aunque   de   manera   desequilibrada,   pues   la   concentración   de   los   servicios   de   salud   brindados   por   el   Estado   son   escasos   y   limitados   a   las   ciudades   principales,   de   tal   forma   que   para   las   comunidades   rurales   es   difícil   acceder   a   dichos   sistemas   de   salud,   además   de   que   han   contado  con  sanadores  y  métodos  ancestrales.  Por  lo  tanto,  vemos  que  para  el  medio   urbano  como  para  el  rural  en  nuestro  estado,  no  existen  ofertas  de  salud  que  integren   la   medicina   tradicional   y   la   medicina   alopática1,   ya   que   hasta   nuestros   días   sigue   rechazándose  un  sistema  en  contra  del  otro.     La  doctora  Donají  Barahona  Casas  es  médico  general  y  cuenta  con  28  años  de  ejercicio   profesional,   considera   que   la   vida   de   las   personas   depende   de   múltiples   factores;   el   ambiente   en   el   que   se   desenvuelven,   la   gente   con   la   que   se   relacionan   y   demás.   Su   formación  comenzó  en  el  entorno  rural  a  lado  de  un  medico  general,  lo  que  le  permitió   aprender  a  tratar  a  los  pacientes  de  manera  completa,  desde  el  punto  de  vista  físico,   emocional,   etc.   Con   lo   cual   ella   ha   podido   determinar   que   es   indispensable   contar   con   una   preparación   integral,   no   solo   para   un   médico   sino   para   cualquier   persona   que   brinda  sus  servicios  a  la  comunidad,  de  tal  manera  que  se  ayude    Además  de  aprender   a  respetar  las  costumbres  de  los  pacientes  y  determinar  la  necesidad  de  integrarlas  en   un  esquema  de  salud  complementario.     “[…el   hecho   de   vivir   en   un   pueblo   pequeño   donde   las   costumbres   prevalecen,   donde   había  al  principio  ese  temor  a  la  medicina  porque  les  quitaba  parte  de  sus  creencias  no?,   entonces  de  esa  manera  yo  empecé  a  interesarme  más  por  la  medicina  general,  y  no  a   rechazar  porque  sí,  todo  es  necesario…]  […yo  vi  eso,  crecí  de  esa  manera,  reforcé  mi  idea   de   ser   medico   general   para   no   atender   solamente   una   parte   de   la   gente   y   empecé   a   interesarme  por  observar  las  costumbres  de  la  gente,  respetar  sus  creencias,  sus  formas   de  curarse  y  ya  después  de  un  tiempo  cuando  ya  la  vida  me  lo  permitió,  pues  empecé  a   hacer   cursos   sobre   medicina   tradicional   mexicana,   sobre   herbolaria,   medicina   china,   masaje  terapéutico  de  origen  chino,  y  de  esa  manera  más  o  menos  me  formé,  para  tratar                                                                                                                   1  La  

palabra   alopatía   (del   griego   allos,   "otro",   y   pathos,   "enfermedad")   cura   con   drogas   realizadas   a   base   de   productos   químicos   en   dosis   ponderales   y   que   producen   en   el   hombre   sano   efectos   contrarios   a   los   que   se   manifiestan  con  la  dolencia,  mientras  que  la  homeopatía  (de  homos,  "semejante",  y  pathos,  "enfermedad")  utiliza   sustancias   naturales   en   dosis   infinitesimales   que   provocan   efectos   semejantes   a   los   que   se   quiere   combatir   para   que  el  organismo  se  defienda.  (A.P.E.N.B., 2012)  


de   tener   una   formación   más   integral,   tampoco   sin   dejar   de   lado   la   cuestión   de   la   ciencia   médica,  pues  existe  y  que  bueno  que  existe…]”  (Barahona  Casas,  2012)     No  obstante,  las  labores  en  que  se  ha  desempeñado  no  han  sido  sencillas,  pues  se  ha   enfrentado   a   diversas   dificultades,   ya   que   llevar   la   medicina   alopática   a   las   comunidades  rurales  es  en  una  palabra:  alfabetizarlas.  Gracias  a  las  enseñanzas  de  su   papá   (médico   también),   supo   de   las   barreras   culturales   existentes   en   las   comunidades,   además   de   la   resistencia   o   rechazo   incluso   a   los   médicos,   puesto   que   para  las  comunidades  se  trataba  de  agentes  externos  y  desconocidos  que  trastocaban   las  prácticas  a  las  que  estaban  acostumbrados,  ya  que  eran  las  únicas  que  aceptaban.     “[…la  gente  en  si,  en  los  pueblos  tiene  un  concepto  de  la  enfermedad  que  es  un  concepto   entre  mágico  y  religioso  no?  Entonces,  el  concepto  religioso  viene  a  entenderse  en  cómo   la   gente   piensa   que   su   enfermedad   es   como   un   castigo   no?,   a   un   pecado   y   el   aspecto   mágico   es   aquel   sentido   de   que   las   enfermedades   como   aire,   como   susto,   como   enfermedades   que   ellos   las   explicaban   o   se   las   explicaban   desde   un   punto   de   vista   mágico…]   […tengo   la   experiencia   (incluso   la   tesis   de   mi   papá)   donde   se   explican   esas   cosas,   de   rechazar   a   la   medicina   alópata   o   al   médico   por   que   el   médico   es   como   una   persona   para   empezar   desconocida   por   la   población   y   en   segundo   lugar   pues   es   alguien   que…  la  medicina  implica  explorarte,  revisarte,  desnudarte,  mirarte  y  la  gente  como  que   cuidaba   mucho   esos   aspectos   y   no   permitía   que   le   vieran   mas   allá   de   lo   que   ellos   querían,   entonces   si   era   como   un   problema   hacer   que   ellos   permitieran   ser   examinados…]”  (Barahona  Casas,  2012)     Sin  embargo,  ante  tales  complicaciones  logró  descifrar  una  de  las  claves  para  llegar  a   las   comunidades   y   convencer   a   su   gente   de   la   importancia   de   los   cuidados   médicos   para  obtener  una  buena  calidad  de  vida.  Como  ella  misma  comenta  a  través  de  generar   alternativas   ingeniosas   o   acuerdos   tácitos   con   los   pacientes,   es   como   podía   dejar   de   oponer  tanta  resistencia  primero  a  la  medicina  alópata,  luego  a  los  doctores  y  después   a  las  nuevas  medicinas,  vacunas  o  tratamientos.  Y  dicha  mediación  es  la  tarea  que  ha   venido  realizando  desde  hace  ya  varios  años,  aunque  es  de  llamar  mucho  la  atención   (por   lo   contradictorio   que   pueda   parecer),   lo   que   a   la   doctora   Donají   mejor   le   ha   funcionado,   es   respetar   los   métodos   tradicionales   e   integrarlos   con   los   métodos   científicos   de   la   medicina   alópata.   Todo   con   la   finalidad   de   producir   una   medicina   integral,  efectiva  y  para  todos.       “[…El   detalle   es   no   ser   radical   y   rechazar   por   necedad   o   de   una   manera   habitual   no?,   rechazar   los   conocimientos   de   la   gente,   porque   si   tu   analizas   lo   que   la   gente   esta   creyendo   y   lo   empiezas   a   estudiar   y   lo   comparas   con   lo   científico,   vas   a   encontrar   muchísimo   de   verdad   en   ello   y   este,   bueno   pues   ahora   ya   los   medios   de   comunicación   han   hecho   también   su   parte   y   la   gente   ya   solo   en   comunidades   lejanas   presenta   tanta   cerrazón  a  la  medicina  alópata,  pero  para  mi  que  hay  que  llegar  a  un  termino  medio  y  la   base   es   esto   no?:   el   respeto…]   […Por   ejemplo   una   gripa,   yo   les   digo   has   inhalaciones   con   tomillo,   cuanto   vas   a   gastar,   el   tomillo   te   destapa   y   no   vas   a   ir   a   comprar   una   spray   que   tiene  un  corticoide  que  te  destapa  la  nariz  pero  te  va  a  traer  un  efecto  de  rebote  después   no?.   Entonces   habrá   que   pensar   en   el   respeto,   en   la   economía   de   la   gente   en   toda   esa  


bola   de   cosas,   que   yo   creo   que   como   esto   es   bien   multifactorial…]”   (Barahona   Casas,   2012)     Pero  que  complejo  generar  confianza  en  la  gente  de  las  comunidades  para  que  acepten   la  idea  de  retomar  los  mejores  elementos  de  una  y  de  otra  medicina  en  beneficio  de  su   salud,   anteriormente   los   médicos,   maestros,   curas,   etc.   Se   internaban   en   las   comunidades   y   se   convertían   en   modelos   a   seguir   para   los   pobladores   y   de   esa   manera   obtenían   respeto   y   entonces   seguían   sus   indicaciones   a   pesar   de   ser   gente   ajena   al   lugar.   Aunque   ahora   no   sea   práctico   o   redituable   por   las   mismas   dinámicas   comerciales   y   el   ritmo   de   vida   tan   acelerado   que   caracteriza   a   la   sociedad   actual.   La   doctora   Donají   plantea   como   propuesta   replantear   parte   de   los   esquemas   tradicionales   desde   la   educación,   desde   una   formación   apoyada   en   los   líderes   o   la   gente   respetable   de   las   comunidades   para   que   se   conviertan   en   promotores   de   la   salud  integral.     “[…es   como   volver   un   poquito   al   modelo   médico,   o   al   modelo   del   maestro,   de   cura   de   antes,  de  que  vivían  en  los  pueblos,  convivir  con  la  gente,  ser  el  médico  el  modelo,  como  el   ejemplo   a   seguir   y   la   gente   así   como   en   algunos   pueblos   es   bien   desconfiada;   -­‐no   pues   como   me   voy   a   poner   esas   agujas   o   voy   a   dejar   que   hagan   ese   masaje-­‐,   pero   si   en   un   momento  dado  el  médico  convive  y  enfrenta  digamos  o  no  pone  la  dirección  y  corre:  ya   no  esta  en  el  momento  en  que  le  da  una  reacción  al  paciente  no?...]  […la  educación  no?   La  formación,  osea,  como  hacer  que  en  una  comunidad  la  gente  acepte  al  médico,  en  la   atención  de  sus  partos,  a  lo  mejor  no  va  a  aceptar  la  intervención  de  un  medico  extraño   en   su   parto   esa   mujer,   solamente   va   a   seguir   dejándose   atender   por   una   partera   o   alguien  muy  cercano  a  su  cultura.  Entonces  que  hacer,  tomar  a  los  líderes,  a  la  gente  que   tiene   ascendencia   o   como   se   dice?   Ellos,   como   gente   de   respeto   (le   llaman   en   los   pueblos),   yo   tomo   a   la   partera   y   mejor   le   enseño   a   esa   partera   a   hacer   las   cosas   correctamente,   entonces   la   educación   para   que   la   partera   siga   utilizando   sus   propias   técnicas   pero   agregue   técnicas   como   de   higiene   o   que   conozca   cual   es   la   fisiología   del   parto   para   pueda   detectar   una   emergencia   o   cosas   de   esas   no…]”   (Barahona   Casas,   2012)     Otra  de  sus  propuestas  es  “empezar  desde  uno  mismo”,  con  lo  cual  hace  referencia  a   dejar  de  tener  grandes  aspiraciones  económicas  y  obsesionarse  con  la  acumulación  de   capital   económico   y   material,   pues   en   la   actualidad   las   aspiraciones   de   la   gente   van   al   ritmo   que   marca   la   sociedad   y   la   competencia   del   mercado   más   que   a   cumplir   con   cometidos  humanos  como  el  cuidado  y  la  preservación  de  la  vida,  como  el  caso  de  la   medicina.   Bajo   este   mismo   tenor   la   doctora   propone   la   humanización   de   la   relación   entre   médicos   y   pacientes,   por   ejemplo.   En   donde   el   médico   como   propietario   del   conocimiento   lo   comparta   con   los   demás   explicándoles   porque   presentan   algún   padecimiento   o   aceptando   que   la   integración   de   métodos   de   diversas   medicinas   es   valido  y  respetable  siempre  y  cuando  no  se  alteren  los  efectos  de  unas  por  otras  y  se   vuelva  contraproducente.  A  final  de  cuentas  se  trata  del  respeto  intercultural.     “[…Desde  empezar  por  uno  mismo,  de  no  tener  grandes  aspiraciones  económicas  o  tener   paciencia  para  tener  una  casa  osea,  el  medico  que  esta  en  la  escuela  sale  con  una  imagen  


de   que   “me   voy   a   hacer   rico,   voy   a   tener   mi   casa   en   5   años”…]   […como   que   tus   aspiraciones   económicas   como   que   las   tienes   que   ir,   no   ir   al   ritmo   que   la   sociedad   te   dice,   “en   una   año   tienes   un   coche,   en   5   años   tienes   5   coches   y   una   casa   y   con   alberca”   entonces   eso   es,   como   muchos   factores,   como   llegar   a   que   esas   practicas   que   te   digo   como   de   educación,   demostrarle   a   la   gente   como   son   las   cosas,   pues   que   no   te   sientas   afectado  como  medico  no?  Y  que  no  te  sientas  desplazado  como  médico…]  […   el  medico  o   la   gente   que   es   propietaria   del   conocimiento   lo   comparta   con   la   demás   gente,   osea,   si   seguimos   actuando   de   esa   manera   en   que   no   te   explico   porque   te   enfermaste,   lo   único   que  tienes  que  hacer  es  obedecerme  y  tomarte  este  medicamento,  yo  creo  que  estamos   mal,  osea  el  enfermo,  el  paciente  y  el  medico,  el  curador,  el  sanador,  o  como  le  puedas   llamar,  se  van  separando  y  se  van  haciendo  contrarios  y  enemigos  que  no  va  a  ayudar  en   nada   a   ayudar   a   mejorar   la   salud   de   la   gente,   entonces   es   como   que   se   baje   de   su   pedestal  el  médico,  y  que  acepte  que  bueno,  yo  recibí  una  educación  medica  no  porque  yo   sea   muy   inteligente   sinceramente   sino   que   a   mi   se   me   dio   la   oportunidad   de   tenerla   y   poder  ir  a  la  escuela  no?...]  […nosotros  en  Casa  Compasiva,  les  exigimos  un  mínimo  de  8   clases   en   el   embarazo   no?,   entonces   se   les   enseña   desde   como   quedaron   embarazadas   (porque  te  lo  juro  que  todavía  hay  gente  que  no  sabe  como  quedan  embarazadas),  como   es  la  fertilización,  si  tienen  idea  no,  por  supuesto  que  saben  como,  pero  a  nivel  celular  o   como  va  creciendo  su  hijo  no  lo  tienen  bien  claro.  Como  va  a  ir  produciendo  cambios  su   cuerpo,   por   ejemplo;   a   bueno   la   mujer   tiene   nauseas   porque   tiene   un   trastorno   hormonal,   porque   la   progesterona,   los   estrógenos   actúan   en   el   aparato   digestivo,   entonces   su   intestino   se   vuelve   mas   lento,   su   estomago   se   vuelve   mas   lento,   entonces   tiene   la   tendencia   a   que   no   se   vacié   tan   rápido   como   cuando   no   se   esta   embarazada.   Osea,   hay   muchas   explicaciones,   pero   esas   explicaciones   te   van   a   tranquilizar…]”   (Barahona  Casas,  2012)     Por  último  agradezco  a  la  doctora  Donají  Barahona  Casas  por  las  facilidades  brindadas   para  la  realización  de  la  entrevista  titulada  Medicina  tradicional  y  alopata,  en  la  cual   nos  proporcionó  la  información  necesaria  para  dejar  en  claro  que  teniendo  la  idea  de   sumar  y  hacer  cada  quien  lo  que  le  corresponde  desde  su  área  de  conocimiento  (sea   científica   o   tradicional)   además   de   dejar   de   mantener   una   postura   cerrada   a   los   conocimientos   de   los   demás   por   egoísmo   o   competencias   comerciales,   es   como   se   puede   contribuir   con   la   humanización   del   ser   humano,   porque   aunque   suena   redundante,   basta   con   apreciar   cualquier   sector   de   la   sociedad   de   manera   objetiva   para   darnos   cuenta   hasta   donde   hemos   llegado   en   nuestra   búsqueda   incesante   de   bienes   materiales   y   económicos   ante   la   falsa   idea   de   que   su   acumulación   otorga   seguridad  y  felicidad  a  un  futuro  totalmente  incierto  para  todos.     “[…La   sociedad   te   hace   creer   en   las   cosas   grandes   o   instantáneas,   pero   ganar   por   poquitos  genera  mayores  satisfacciones…]”  (Barahona Casas, 2012)     En   la   actualidad   se   desempeña   como   partera,   instructora   de   parteras   y   educadora   prenatal  en  la  Casa  Compasiva  A.C.  un  espacio  que  brinda  cuidado  integral  a  la  mujer   durante   el   embarazo,   parto   y   post-­‐parto,   y   tiene   grandes   esperanzas   de   que   las   escuelas  de  educadores  prenatales  se  hagan  realidad  y  dejen  de  ser  parte  solamente   de  la  iniciativa  privada.  


Bibliografía       • A.P.E.N.B.  (2012).  Asociación  Profesional  Española  de  Naturopatía  y  Bioterapia.   Obtenido  de  http://www.apenb.org/web/index.php/noticias-­‐apenb/144-­‐ concepto-­‐de-­‐medicina-­‐alopatica     • Barahona  Casas,  D.  R.  (17  de  Octubre  de  2012).  Medicina  Tradicional  y   Alopática.  (A.  A.  Ortega,  Entrevistador)  Oaxaca,  México.                              


Entrevista Dra. DonajíBarahonaCasas