__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

Naturalia PRIMAVERA 2016 โ€ข Vol. 4 nยบ. 3 www.naturaliaonline.com

Ailarutan

Asociaciรณn Naturalia Ailarutan para el estudio y defensa de la naturaleza

AVES URBANAS NATURALIA_21.indd 1

10/8/16 5:45


S

U

M

A

R

I

O

3 EDITORIAL 4 AVES URBANAS José García-Pozuelo Ramos 16 NOTICIAS • Matemáticas y astronomía en Babilonia • ¿Cómo protegemos los ecosistemas? • El estado de la vegetación del planeta • ¿Se dispara el calentamiento global? • El cuidado de la prole no es de ahora • Adaptación genética “instántanea” • El menor de los genomas • El origen de las primeras rutas metabólicas 31 NATURALIA EN ACCIÓN • EDUCAMPTOUR 2015. Encuentro con la Creación • Ornitología en un parque urbano

Asociación Naturalia: Un espacio cálido y acogedor para la amistad, estudiar la Naturaleza, aprender a protegerla y acercarte a nuestro Creador. Nuestro compromiso con la naturaleza es un compromiso con el Creador.

Foto portada: Mariposa monarca, Danaus plexippus, hibernando en México. Celedonio García-Pozuelo Ramos

2

Naturalia

NATURALIA_21.indd 2

REDACCIÓN: Juan F. Sánchez, Celedonio García-Pozuelo y Joan Llorca MAQUETACIÓN Y EDICIÓN: Javier Zanuy, Celedonio García-Pozuelo y Joan Llorca CORREO ELECTRÓNICO: anaturalia@yahoo.es PÁGINA WEB: http://www.naturaliaonline.com Las opiniones vertidas en los artículos y las noticias de esta revista pertenecen a sus autores y no son necesariamente compartidas por Naturalia. Las ilustraciones de los artículos o noticias no están realizadas a propósito para ellos y sus autores pueden no compartir las opiniones expresadas en los artículos o noticias que ilustran.

10/8/16 5:45


E D I T

“No tomarás en vano el nombre del Señor tu Dios invocando su nombre pero ignorando su ley natural”1

O R I A L

Tengo en mis manos el “Manifiesto para la supervivencia”, publicado por Alianza Editorial en 1972 y escrito, junto a otros cuatro autores, por Edward Goldsmith, fundador de la revista “The Ecologist”. Para mí fue anteayer, aunque para la mayoría de vosotros, en pleno Jurásico. Lo compró el adolescente que fui al regreso del primer encuentro de anillamiento que organizó Naturalia en la Isla de Buda (delta del Ebro), en la primavera del 1977. Los autores del libro vaticinaban lo que sucedería en el año 2000 si no se ponía en marcha un programa riguroso para frenar el caos ecológico. Lo hacían plena euforia de la creencia en el papel unívocamente benéfico de la tecnología y la capacidad del ser humano de reajustar los desequilibrios generados. Es cierto y necesariamente ha de ser así por el dramatismo con que otea el horizonte el ecologista encaramado en su atalaya siempre frágil, insegura y arriesgada. Algunas catástrofes aún no han llegado al clímax que ellos preveían para el año 2000 que ya hemos -precariamente- superado. Sin embargo, hoy ya nadie duda que estamos en el irreversible camino para que se cumplan todas ellas en breve, y que se añadan otras que ni sospechaban los autores. Habrá que desempolvar viejos libros para que no nos sorprenda la tragedia repetidamente anunciada. Una vez más tengo el honor de invitaros a disfrutar de un nuevo ejemplar de nuestra revista. Como siempre, elaborada con esfuerzo, rigor e ilusión. En este número encontrarás las secciones habituales: artículos de fondo que parecen darle la razón al “Manifiesto para la supervivencia”; nuestro compañero José García-Pozuelo nos ayudará a descubrir que, además de “pájaros”, hay un montón de aves en nuestro entorno, como muestra de la fuerza con que la biodiversidad se abre camino en nuestra jungla de asfalto y hormigón; verás cómo Naturalia colaboró con asociaciones afines en México (Educamptour) y, tal vez mi sección preferida como creyente, la de noticias que acaban siendo invitaciones a la conciliación entre la ciencia y la fe, porque otra interpretación es posible y plausible cuando no se decide excluir del escenario al Creador. Por último, te invito a reservar en tu agenda las fechas del 28 de octubre al 1º de noviembre, para disfrutar de las XIII Jornadas Micológicas en Borja. Joan Llorca Contel (vicepresidente de Naturalia) 1. Hugh Montefiore (obispo de Kingston), 1972. Doom or Deliverance? Manchester UniversityPress, Manchester.

Naturalia NATURALIA_21.indd 3

3 10/8/16 5:45


AVES

URBANAS

P

or todas partes veo pájaros. No estoy describiendo ninguna enfermedad mental que padezca. Me refiero a que por cualquier lugar al que vaya, veo aves. O las oigo. Es una de las cosas que más me gusta de la ornitología, que encuentras aves en cualquier lugar. No es necesario emprender una costosa expedición para disfrutar de las aves. Simplemente saliendo a la calle en tu misma ciudad, podrás ver más aves de las que piensas. Y con un poco de práctica las podrás identificar por su forma, sus colores, el tamaño, su comportamiento e incluso por los cantos y sonidos que emiten.

Gorriones Voy a tratar de ayudarte a reconocer algunas, empezando por las más frecuentes. Así que comenzaré por el gorrión común (Passer domesticus), también llamado etxe-txolarrea, par4

dal comú o pardal en los diferentes lenguajes de nuestro país, o house sparrow por los anglohablantes. Podemos ver al gorrión común durante todo el año en toda la península, Baleares, Ceuta, Melilla y recientemente ha colonizado Gran Canaria. En realidad se puede encontrar en todos los continentes y en gran parte de las islas oceánicas, por lo que no te resultará difícil encontrarse con alguno. Se trata de un pajarillo de aspecto robusto y voluminoso con un pico fuerte y un plumaje de tonos pardos en el dorso, adornado con marcadas listas negras y grisáceas en el obispillo, el pecho y el vientre. La capucha de los machos es de color gris. Los machos y las hembras lucen grandes diferencias en su plumaje a lo largo de todo el año.1 Es un ave especialmente dependiente de la actividad del ser humano

Naturalia

NATURALIA_21.indd 4

10/8/16 5:45


Gorrión común (Passer domesticus).

Todas las fotos de este artículo han sido realizadas por el autor, José García-Pozuelo Ramos.

Naturalia NATURALIA_21.indd 5

5 10/8/16 5:45


Gorrión molinero (Passer montanus).

por lo que escasea en aquellos lugares donde no existen pueblos y está ausente tanto en las zonas de mayor altitud como en bosques sin ningún tipo de construcción humana. Resulta fácil ver gorriones comunes por las ciudades y probablemente es el ave más numerosa del planeta. Sin embargo sus poblaciones están disminuyendo alarmantemente. Está en declive en todos los países del continente europeo, donde se estima que su población disminuyó un 63% entre 1980 y 2013. En ciudades como Londres o Pekín ya resulta prácticamente imposible observarlos. Su po6

blación en nuestro país fue estimada por SEO/Birdlife en 165 millones de ejemplares en 2006. Pero entre 1998 y 2015 se calcula que se habrían perdido unos 8 millones de ellos, aunque este declive no sea igual en todas las regiones. Esta preocupante situación ha llevado a SEO/Birdlife a elegir al gorrión común como Ave del Año 2016, aunque tiempo atrás ya se había designado el 20 de marzo como el Día Mundial del Gorrión por el mismo motivo. Saber sobre la situación de las poblaciones de los gorriones y otros animales es importante para conocer la

Naturalia

NATURALIA_21.indd 6

10/8/16 5:45


AVES URBANAS

salud medioambiental. Hay que recordar que también es importante porque nosotros estamos en ese medio ambiente y aquello que perjudica a otras especies, también nos está perjudicando a nosotros. Un claro ejemplo lo encontramos en los pesticidas. Pero si nos centramos en aves que comparten tan estrechamente su entorno con nosotros, parece más que razonable pensar que lo que les afectará negativamente también nos afectara a nosotros de igual modo. Pasamos a un pariente cercano del gorrión común que también se puede encontrar en algunos de los grandes parques de nuestras ciudades. Se trata del gorrión molinero (Passer montanus). El macho tiene un aspecto parecido al del gorrión común, aunque su tamaño es ligeramente menor y su característica manchita negra en la mejilla y capucha de color castaño ayudan a diferenciarlo. El pico es menos robusto que el del gorrión común y el babero, más reducido. Prefiere las zonas de cultivo y arboledas cerca del hombre, pero evita las zonas fuertemente urbanizadas. Aprovechando que hablamos de gorriones mencionemos que puedes encontrar en nuestro país otras tres especies más de gorriones, todas ellas son residentes durante todo el año. Los machos del gorrión moruno (Passer hispaniolensis) tienen el mis-

mo tamaño que el gorrión común y parecido patrón de plumaje, con un llamativo barreado negro en el pecho y los flancos mientras que las hembras son muy similares a las del gorrión común. Es muy gregario y ruidoso y habita en el cuadrante suroccidental de la península, gustando de zonas abiertas de cultivo o matorral con lindes arboladas o bosques aislados de encinas, alcornoques, pinos, olivos o arbolado de ribera. El gorrión chillón (Petronia petronia), menos asociado al hombre que el resto de gorriones, tiende a formar grandes bandadas fuera de la época reproductora, y suele verse en hábitats rocosos, áridos o montanos. Los adultos tienen una pequeña mancha amarilla en la garganta y una ceja blanca bien diferenciada. Es grande y corpulento, con la cabeza robusta y el pico muy fuerte. En su plumaje dominan los tonos marróngrisáceos con un profuso listado oscuro en el dorso. Finalmente el gorrión alpino (Montifringilla nivalis) es un gorrión grande que se distingue del resto de gorriones por sus inconfundibles tonos blancos en el vientre -algo menos puros en verano- y en la cola, también blanca salvo las rectrices centrales, que son negras. En nuestro país lo podemos encontrar por encima de los 1.800 metros, únicamente en Pirineos y la Cordillera Cantábrica.

Naturalia NATURALIA_21.indd 7

7

10/8/16 5:45


Palomas y tórtolas Paso a hablar de otras aves muy frecuentes en entornos urbanos que tienen bastante mala fama por las molestias que en ocasiones producen, hasta el punto de ser llamadas ratas con alas (wing rats). Se trata de las palomas domésticas, cuyo ancestro silvestre sería la paloma bravía (Columba livia). La paloma bravía es un ave de mediano tamaño, redondeada y de cabeza pequeña de coloración principalmente grisácea y dos características bandas alares negras, que tiene en el cuello una zona verdosa tornasolada. Y aunque algunas de las palomas domésticas que encontramos en las ciudades siguen manteniendo esas mismas características, podemos encontrar muchísima variedad de colores, llegando a haberlas completa-

mente blancas. Emite un arrullo característico. Ampliamente distribuida por todo el mundo, se puede observar a lo largo de todo el año en nuestras ciudades y zonas rurales. Un pariente cercano que podemos encontrar durante todo el año tanto en ambientes urbanos, como agrícolas y forestales de toda la geografía española (aunque falta en Canarias) es la paloma torcaz (Columba palumbus). Se trata de una paloma robusta y poderosa con el cuerpo grisáceo, pecho prominente y rosado y cabeza proporcionalmente pequeña. Resultan características y fácilmente reconocibles sus manchas blancas en las alas y muy particularmente en la parte posterior del cuello. Igualmente es muy característico su arrullo, grave y potente, formado generalmente por

Paloma doméstica.

8

Naturalia

NATURALIA_21.indd 8

10/8/16 5:45


AVES URBANAS

dos o tres series de cinco sílabas (guguu-gu, gu-gu). El número de individuos que podemos observar durante el invierno se incrementa con los que vienen del norte de Europa en busca de mejor clima y disponibilidad de alimento. Es entonces cuando podemos ver grandes bandadas que gustan de comer bellotas en encinares y alcornocales. Similar a la paloma bravía, pero de tamaño algo menor, es la paloma zurita (Columba oenas). Su plumaje es totalmente gris y en él destacan los tonos vinosos del cuello, el color gris pálido del obispillo y unas franjas más claras en las alas. También en sus alas destaca una única franja negra. Podemos observarla en la península de forma irregular y en núcleos dispersos, en una amplia variedad de ambientes como bosques aclarados, zonas fluviales, cultivos cerealistas, y también en algunos parques urbanos grandes o en explotaciones ganaderas y agrícolas. Las poblaciones del centro y el norte de Europa vienen a nuestra península a pasar el invierno. En las Islas Canarias hay dos especies endémicas de palomas, es decir, que sólo se pueden encontrar allí. Aunque no son habituales en zonas urbanas, las mencionaré por su interés. Se trata de la paloma rabiche (Columba junoniae) y la paloma turqué (Columba bollii).

Paloma torcaz (Columba palumbus).

La paloma turqué es de gran tamaño, similar a la paloma torcaz, aunque más oscura y sin marcas blancas. Su coloración general es grisáceo-pizarrosa destacando el pecho de color vinoso, con reflejos verdes y rosados en el cuello. Habita característicamente el bosque de laurisilva o monteverde, construyendo sus nidos en los árboles. La paloma rabiche también es de gran tamaño. El cuerpo tiene tonos vi-

Naturalia NATURALIA_21.indd 9

9 10/8/16 5:45


Tórtola turca (Streptopelia decaocto).

nosos oscuros. Su cabeza y cuello son grisáceos con irisaciones en los laterales y su cola es de un gris más pálido, que se torna blanquecino en su extremo. Se distingue de la paloma turqué por su coloración general más rojiza, la tonalidad de las alas más uniformemente oscura y el diferente diseño de la cola. Aunque también habita el bosque laurisilva y monteverde, gusta de barrancos en zonas de menor altitud y sitúa sus nidos directamente en el suelo o en pequeñas repisas rocosas. Emparentadas con las palomas se encuentran las tórtolas, de las que en España podemos disfrutar de dos especies. La tórtola turca (Streptopelia decaocto), de menor tamaño que las

palomas, se caracteriza por su tono ante pálido y su cola alargada, con el extremo blanco y la base negra. Es muy destacable un fino “collar” negro sólo en los laterales del cuello, pero que está ausente en los juveniles. Es habitual, durante todo el año en todo el territorio peninsular, Baleares y Canarias, que ha ido colonizando desde los años 70, cuando llegó de forma natural desde Asia y Oriente Próximo. Es muy frecuente verla y oírla en ambientes urbanos, suburbanos y su entorno (jardines, arboledas, urbanizaciones, cultivos, etc.) La otra tórtola que podemos observar en nuestro país es la tórtola europea (Streptopelia turtur). Es un

10 Naturalia NATURALIA_21.indd 10

10/8/16 5:45


AVES URBANAS

poco más pequeña que la turca, tiene pecho rosado, el dorso y los hombros anaranjados y moteados de negro, así como un ancho “collar” de listas negras y blancas sobre la parte posterior del cuello que destacan sobre su cabeza y cuello de color gris azulado. No la podremos observar en las ciudades, pero es relativamente común en ambientes que alternen zonas abiertas de pastizales y cultivos con zonas arboladas de toda la Península Ibérica, Baleares y Canarias. Se trata de una especie estival que sólo podremos observar entre marzo y noviembre. Su población ha experimentado un fuerte declive durante las últimas décadas, principalmente por factores relacionados con la destrucción o alteración del hábitat de cría por la intensificación agrícola, y del hábitat de invernada por las sequías y el sobrepastoreo en África. Aunque también hay que señalar la intensa presión cinegética a la que se ve sometida esta ave durante la migración otoñal en la media veda. Esta preocupante situación llevó a SEO/Birdlife a elegirla como Ave del año 2015.

De golondrinas, vencejos y aviones Termino este brevísimo repaso a las aves que más fácilmente podemos encontrarnos en nuestras ciudades, pueblos, parques y jardines hablando

de unas visitantes estivales que nos ayudan a controlar las poblaciones de insectos, justo cuando empiezan a aumentar, en primavera. Así pues se trata de unas excelentes aliadas tanto para hacer más habitables lugares urbanizados como para el control de plagas en medios agrícolas, puesto que su alimentación insectívora hace de ellas unos magníficos insecticidas naturales sin ninguna contraindicación. Los observadores menos experimentados pueden confundir las golondrinas con los vencejos y con los aviones, debido a su parecido. Empezaré hablando de la golondrina común (Hirundo rustica). Nuestro genial poeta romántico Gustavo Adolfo Bécquer ya nos habla sobre su vinculación con el ser humano desde tiempos antiguos, describiendo perfectamente cómo fabrican (con barro) sus nidos en nuestros edificios: «Volverán las oscuras golondrinas en tu balcón sus nidos a colgar.» Se trata de una conocida ave delicada y grácil de color negro con reflejos azules metálicos en su dorso y blancos crema en la región ventral. Su garganta y frente son rojas y pose un collar negro. Las alas son largas y apuntadas con tonos blancos en la parte inferior delantera. Su cola, muy larga y ahorquillada, es de color negro, con pequeños óvalos blancos cuando la extiende. Sus patas son

Naturalia 11 NATURALIA_21.indd 11

10/8/16 5:45


Golondrina común (Hirundo rustica).

cortas sin plumas. Su boca, muy ancha con pico corto, plano y negro, le sirve para capturar en pleno vuelo los insectos voladores de los que se alimenta. No es difícil observarla en sus vuelos acrobáticos a ras de suelo, como si quisieran demostrarnos su destreza. Y es que es frecuente que sus vuelos se produzcan en zonas bajas, incluso próximas al suelo. Como se trata de un ave muy cantarina, tampoco es inusual escuchar su acelerado parloteo musical formado por gorjeos encadenados que concluyen con final característico, un prrr áspero.

A pesar de su abundancia, se trata de una especie en declive, sobre todo por culpa de los cambios en el medio rural y de las políticas y técnicas agrarias, por lo que fue declarada en 2014 Ave del Año por SEO/BirdLife. De apariencia similar a la golondrina común, la golondrina dáurica (Cecropis daurica) es más escasa y falta o apenas abunda en la mitad norte de la península. Tiene el dorso negro con reflejos azulados y el vientre blanco sucio con flancos anaranjados y algunas rayas tenues. Su nuca, cara y obispillo anaranjados facilitan su identificación. Fabrica sus nidos con barro en forma de iglú invertido y con entrada a modo de túnel. No se encuentra tan ligada a los ambientes humanizados y aunque puede criar en construcciones humanas, casi siempre estarán alejadas de los núcleos urbanos. Tiene especial predilección por túneles y puentes, donde construye su nido adherido al techo de los mismos. El vencejo común (Apus apus) es de color pardo oscuro (pueden parecernos enteramente negros cuando

12 Naturalia NATURALIA_21.indd 12

10/8/16 5:45


AVES URBANAS

están en vuelo) excepto por la mancha pálida que tienen en el nacimiento de la garganta. Su silueta es inconfundible por sus largas y estrechas alas de perfil afilado (más largas y estrechas que en aviones y golondrinas) que nos recuerdan a la forma de una ballesta. Su cola ahorquillada es bastante corta. Su pico es corto y plano pero su boca es muy ancha, que abre para capturar su alimento en pleno vuelo. Vuelan a bastante altura y es frecuente oírles emitir un característico chillido breve, monótono y agudo. Sus patas emplumadas son extremadamente cortas, tanto que le impiden posarse en el suelo porque tendrían muchos problemas para despegar. Están adaptados a la vida en vuelo y sólo se les ve posados en los nidos. Incluso duermen volando. Por eso, si encontramos un vencejo en el suelo (adulto o cría) seguro que necesita ayuda. Los adultos en ocasiones se golpean al intentar entrar al nido y caen al suelo aturdidos. Si no se han roto nada bastará con ponerlos en la palma de la mano, lo más alta posible, en un sitio abierto, y si el vencejo está capacitado para volar saldrá desde nuestra mano. Nunca hay que lanzarlo o impulsarlo, si está listo saldrá volando por sus propios medios desde nuestra mano. Actualmente cría casi de forma exclusiva en zonas urbanas, incluso en

metrópolis enormes y contaminadas. No construye nidos y cría en huecos de edificios, llegando a colarse por la ranura que existe entre las persianas exteriores para acceder al cajetín interior. Durante el periodo estival, en la península también podemos observar otras especies de vencejo como el vencejo pálido (Apus pallidus), muy similar al común y de difícil diferenciación a simple vista, aunque es más pálido y su garganta es blanca. Puede criar en edificaciones humanas. El vencejo real (Apus melba), es reconocible por su gran tamaño (respecto al resto de vencejos) y su vientre y garganta pálidos, que cría en zonas de cortados y roquedos siendo raro en edificaciones humanas. Aún menos frecuente resulta el vencejo cafre (Apus caffer), que se reproduce en lugares muy concretos de nuestra geografía y que es de color uniformemente negro, excepto en la garganta y en una estrecha banda en el obispillo, que son blancas y bien delimitadas. En las Islas Canarias está presente el vencejo unicolor (Apus unicolor), allí coincide con el común y el pálido, de los que es difícil de diferenciar. El unicolor es de menor tamaño y su coloración es intermedia, más claro que el común y más oscuro que el pálido . El avión común (Delichon urbicum) tiene el aspecto y color de la

Naturalia 13 NATURALIA_21.indd 13

10/8/16 5:45


golondrina común, de la que se diferencia por ser más pequeño, robusto, tener la horquilla de la cola más corta y el obispillo blanco, pero no la garganta ni la frente rojas. Vamos, que si te fijas un poco seguro que los diferencias. Al igual que las golondrinas, construyen nidos de barro en nuestros edificios, aunque son más gregarios y suelen formar colonias. El avión roquero (Hirundo rupestris o Ptyonoprogne rupestris) es el único presente todo el año en España. Nidifica tanto en roquedos como en construcciones rurales, sobre todo puentes y ruinas. Recientemente se han descubierto nidos en núcleos urbanos. Es de tamaño ligeramente mayor al de los demás aviones y golondrinas. Su coloración es parda y su corta cola no está ahorquillada (http://www.seo.org/ave/avion-roquero/). Termino con el avión zapador (Riparia riparia), que es el de menor tamaño. Su color es pardo como el avión roquero del que se diferencia por tener el vientre más claro y con-

Suriñe García-Pozuelo Iglesias nos ha enviado este dibujo de un avión común en vuelo.

trastado y también un collar pardo poco marcado. Además su corta cola está un poco ahorquillada. Nidifica en colonias excavando nidos en taludes arenosos, normalmente a orillas de ríos o lagunas. Aunque nidifica escasamente en España, nuestro país constituye una importante zona de paso migratorio de la muy abundante población europea.

Conclusión Por supuesto que en nuestras ciudades y pueblos pueden verse y oírse

14 Naturalia NATURALIA_21.indd 14

10/8/16 5:45


AVES URBANAS

muchas más especies de aves de las que hemos tratado aquí, pero puede ser una buena idea empezar poco a poco y por las más habituales y sus parientes más parecidos. Así que te animo a repasar las características de las especies y a salir por tu pueblo o ciudad en busca de nuestros alados amigos. Conforme vayas identificándolos verás cómo aumenta tu satisfacción y tus ganas de conocer más especies. Y cuando lo tengas más controlado, puedes animarte a participar en

los programas de ciencia ciudadana que SEO/Birdlife organiza, como el de Seguimiento de Aves Urbanas en Primavera (http://www.seo.org/sacreurbano/).

Para más información Puedes conocer más sobre las aves aquí tratadas y los aspectos mencionados referentes a SEO/Birdlife en la página de esta organización: www. seo.org José García-Pozuelo Ramos Licenciado en Ciencias Biológicas

Avión común (Delichon urbicum).

Naturalia 15 NATURALIA_21.indd 15

10/8/16 5:46


NOTICIAS

Matemáticas y astronomía en Babilonia

16 Naturalia NATURALIA_21.indd 16

como el siglo XIV, en la Europa medieval. Se trata de un método geométrico. Gracias a un área trapezoidal podían determinar cuál sería la situación futura del astro en el cielo. La figura trapezoidal no aparece representada en las tablillas, pero se deduce de los datos allí grabados. Los científicos modernos trabajan con conceptos matemáticos abstractos, relacionando la posición, el tiempo y el movimiento. En Babilonia también trabajaban con esa misma abstracción hace al menos veinticinco siglos. Su conocimiento era realmente sorprendente, pero Júpiter no es un dios, y solo Dios podía saber cuál era el sueño de Nabucodonosor...y lo que significaba. Referencias

1. Ossendrijver, M. 2016. Ancient Babylonian astronomers calculated Jupiter’s position from the area under a time-velocity graph. Science 351: 482-484.

Foto Wikipedia

No es de extrañar que Nabucodonosor pidiese a los sabios de la corte que le explicasen aquel sueño tal y como aparece relatado en el bíblico libro de Daniel (capítulo 2). Le inquietaba lo que podía significar aquella estatua confeccionada con diferentes metales y los sabios, que podían predecir los eclipses, tenían que poder encontrar el significado a su sueño. Conocer el movimiento de los astros era prácticamente equivalente a conocer el comportamiento de los dioses, puesto que astros y dioses eran la misma cosa. Esa fue quizá la razón que llevó al rey a pedir la interpretación por parte de los sabios. El saber astronómico acumulado por aquel pueblo de la antigüedad era realmente notable y se ha vuelto a poner de manifiesto al ser estudiadas unas tablillas de barro grabadas con escritura cuneiforme. La investigación ha sido publicada recientemente en la revista Science1, y el secreto que dormía en el barro cocido muestra que los “científicos” babilonios eran capaces de predecir la posición de Júpiter en el firmamento ya en el siglo IV a.C. Lo hacían gracias a un método matemático que se creía descubierto en una fecha tan tardía y tan lejana a Babilonia

Tablilla cuneiforme.

10/8/16 5:46


¿Cómo protegemos los ecosistemas? Muchos países del mundo poseen áreas protegidas para preservar sus valores ecológicos frente a la actividad humana. Aun así, parece que la pretensión de mantener estas zonas al margen de la degradación es prácticamente imposible. Al menos eso es lo que muestran varias investigaciones llevadas a cabo recientemente. Una de ellas, publicada en la revista Science, se refiere al futuro de la Gran Barrera de Coral australiana. Inevitablemente se ve afectada por el calentamiento global y los científicos han encontrado que el coral posee un mecanismo de respuesta a la elevación de la temperatura que le protege del denominado blanqueo del coral. Ese blanqueo supone generalmente la pérdida del microscópico endosimbionte fotosintetizador asociado al pólipo, y frecuentemente su muerte. El incremento de temperatura sufrido durante las pasadas tres décadas, con episodios importantes de blanqueamiento, ha sido superado gracias a los mecanismos adaptativos que poseen estos animales. El estrés causado por la elevación de temperatura activa esos mecanismos a temperaturas subletales, pero los científicos avisan de que esas defensas ya

han sido llevadas hasta el límite de su eficacia, y creen que podría producirse un blanqueamiento a gran escala. Además de una consecuente gran mortandad entre los corales, si la temperatura sufre un incremento de tan solo 0,5ºC1 sobre la temperatura media actual, algo que parece absolutamente inevitable. Tampoco parece que otros espacios protegidos se estén librando de la influencia humana, que amenaza con deteriorar aún más los sistemas ecológicos. Así lo ha puesto de relieve otro estudio realizado, durante cuatro décadas, por investigadores mexicanos en el bosque tropical protegido de Los Tuxtlas, y que ha sido publicado en la revista PNAS.2 A lo largo de esos años han observado el crecimiento espectacular de la población de una especie de palmera, Astrocaryum mexicanum. Su número se ha multiplicado casi por cuatro. Esto, a su vez, está correlacionado con cambios importantes en las poblaciones de otras especies de plantas y animales. ¿A qué se debe ese desequilibrio en un área protegida? Las alteraciones causadas por la actividad humana en los alrededores de la zona protegida parece estar en

Naturalia 17 NATURALIA_21.indd 17

10/8/16 5:46


NOTICIAS el origen del problema. La fauna que habita el área de protección no queda restringida a esta, y la lógica movilidad la lleva a enfrentarse con el desafío humano en el perímetro exterior de la reserva. La salud ambiental del interior pasa entonces a depender en buena medida de las condiciones de vida fuera del entorno protegido. Las especies de herbívoros cambian cuantitativa y cualitativamente, afectadas por su contacto con el exterior deteriorado. Esto determina que la vegetación del interior cambie y, en un efecto cascada, el resto de la fauna también lo haga en menor o mayor medida. Blanqueamiento severo de coral por elevación de la temperatura.

Por otra parte, la revista Science Advances se ha hecho eco de una investigación llevada a cabo con el fin de determinar el comportamiento de los espacios ecológicos con condiciones microclimáticas, en la conservación de la biodiversidad, frente a un cambio climático ya en marcha. Hasta ahora, las predicciones de declive de biodiversidad se fundamentaban solo en modelos a escala global, pero se desconoce cuál será el efecto sobre pequeñas áreas que crean su propio microclima. Los bosques de montaña estudiados, antiguos, con una ecología madura y muy completa, en los que la biomasa es elevada, al igual que su complejidad ecológica vertical, poseen un microclima propio capaz de amortiguar, hasta cierto punto, los efectos del calentamiento global. La investigación apunta a que podrían

Foto Peter Mumby

Selva de Tortuguero Costa Rica.

18 Naturalia NATURALIA_21.indd 18

10/8/16 5:46


resistir una elevación de la temperatura de 2,5ºC. Sin embargo, bosques recientes, maduros, pero aún sin la riqueza biológica y la complejidad vertical de los más viejos, no tendrían esa capacidad de resistencia a los cambios de temperatura.3 La protección de áreas ecológicamente significativas siempre es positiva, pero las mismas suelen tener un tamaño insuficiente para mantener los ecosistemas intactos, sobre todo si los espacios aledaños están muy degradados. Los estudios ponen en alerta a las autoridades medioambientales en cuanto a la consideración del tamaño de los espacios a proteger, la necesidad de establecer rutas de conexión entre espacios, la

preservación en cierto grado de los espacios periféricos y la conservación de espacios con ecosistemas especialmente dotados para neutralizar los cambios climáticos que se avecinan. Quizá el objetivo debería fijarse en la búsqueda de un desarrollo sostenible global frente al modelo de preservación de islas ecológicas, o ante la mera repoblación, y sobre todo conservar lo que aún nos queda. Referencias

1. Ainsworth, T. D. y otros. 2016. Climate change disables coral bleaching protection on the Great Barrier Reef. Science 352: 338- 342. 2. Martínez-Ramos, M. y otros. 2016. Anthropogenic disturbances jeopardize biodiversity conservation within tropical rainforest reserves. Proceedings of the National Academy of Sciences USA doi: 10.1073/pnas.1602893113. 3. Frey, S.J.K. 2016. Spatial models reveal the microclimatic buffering capacity of old-growth forests. Science Advances 2: e150139.

El estado de la vegetación del planeta Los jardines de Kew, en el Reino Unido, han llevado a cabo una enorme labor para revisar cuál es la situación de las plantas vasculares (árboles, plantas con flor...) en la Tierra. La lista de estas plantas asciende a 391.000 especies reconocidas y, de estas, se consideran directamente útiles para el ser humano nada menos que 31.128. El informe también destaca que casi 18.000 especies tienen un uso medicinal. Resulta evi-

Naturalia 19 NATURALIA_21.indd 19

10/8/16 5:46


NOTICIAS

dente que el mundo vegetal supone un inmenso torrente de recursos para el ser humano, y para toda la biosfera. Sin embargo no todo son buenas noticias. Solo el año 2015 se describieron 2.034 nuevas especies, pero algunas de ellas ya estaban extintas para entonces. Se ha comprobado que

más del 10% de las superficies cubiertas por vegetación son muy sensibles a la variación climática y, por tanto, corren grave riesgo de degradación con el calentamiento global. Pero no es solo el cambio climático una causa humana de degradación. Ese calentamiento global afecta a todo el planeta, pero otras actuaciones humanas adicionales, de índole diversa, afectan a unas tres cuartas partes de la tierra libre de hielos, y eso supone un riesgo añadido. De los catorce biomas reconocidos en el planeta, diez dan muestra de declive en su productividad y los cuatro restantes un incremento, posiblemente debido al cambio climático. La superficie forestal ha decrecido globalmente casi un 10% entre 1990 y 2015 y una de cada cinco plantas está en peligro de EXTINCIÓN.

¿Se dispara el calentamiento global? Los propósitos más optimistas, pretendiendo un techo de 1,5ºC de incremento de la temperatura media, parece que no son más que una quimera. Una puesta al día sobre el tema, realizada por el diario El Mundo, del día 17 de mayo de 2016, presenta un panorama poco halagüeño. Diferentes informes emitidos

recientemente por la NASA o el servicio meteorológico británico, sirven de base a esta nota tan necesaria por la importancia de los últimos datos conocidos. Esos datos, recabados en el tiempo que llevamos andado este 2016, no confirman las pretensiones edulcoradas de las vacilantes y puramente gestuales decisiones de la

20 Naturalia NATURALIA_21.indd 20

10/8/16 5:46


política internacional. Los últimos años han ido convirtiéndose, uno tras otro, en récords de temperatura. Ya se ha superado el grado centígrado de incremento sobre la temperatura media preindustrial. Pero la Oficina Meteorológica Británica pronostica un aumento que puede ser 1,4ºC superior a esa temperatura media preindustrial. Con esta preocupante cadena de datos recientes, el científico australiano Andy Pitman afirmaba para El Mundo: “No sé siquiera si podríamos evitar llegar a esa temperatura (1,5ºC) de incremento si las emisiones se detuvieran de pronto.” Es realmente cauto en sus declaraciones, si bien es cierto que de lo que habla es de promedios y no del incremento sufrido en un solo año. Los cuatro primeros meses de 2016 ya apuntan un nuevo registro máximo de temperatura anual. Esos meses de 2016 han superado la

media de los mismos meses en años anteriores, y abril ha sido excepcional. El climatólogo alemán Stefan Rahmstorf aseguraba a El Mundo: “Nunca se había producido un salto tan espectacular en las temperaturas de un solo mes.” Por su parte, en España, la Agencia Estatal de Meteorología ha constatado que la temperatura media del mes de abril no ha tenido nada de excepcional. Se ha situado prácticamente en la media para un mes de abril. Pero no olvidemos que los datos de incremento notable de la temperatura de este mes se refieren a todo el planeta. Por ejemplo, en México capital la temperatura registrada este mes de abril ha sido superior en varios grados a la media historica, según recoge la página meteorológica AccuWeather. com. La expresión que hacen los científicos de lo que está aconteciendo,

Naturalia 21 NATURALIA_21.indd 21

10/8/16 5:46


NOTICIAS tal y como se recoge en el artículo de El Mundo, resulta totalmente preocupante: “Hemos entrado en una especie de emergencia climática” (Stefan Rahmstorf) “Da miedo lo que está ocurriendo. Estamos llegando a un punto en que no sabemos qué va a ocurrir” (Eric Holthaus) meteorólogo. “Lo preocupante es la escala con la que se están rompiendo los records” (Andy Pitman) En este siglo XXI resuenan palabras escritas en la Biblia hace más de veinticinco siglos: “Miré a la tie-

rra, y era un desierto sin forma; miré al cielo, y no había luz. Miré a los montes, y estaban temblando; todas las colinas se estremecían. Miré y ya no había ningún hombre, y todas las aves habían escapado. Miré y vi los jardines convertidos en desierto, y todas las ciudades estaban en ruinas” (Jeremías 4: 23-25) Pero ese mismo libro ofrece la esperanza: “El Señor dice: ‘Vosotros decís que este lugar está desierto, que no hay hombres ni animales... Pues bien, aquí se volverán a oír los cantos de fiesta y alegría...’ ” (Jeremías 33: 10-11)

El cuidado de la prole no es de ahora La paleontología nos dibuja frecuentemente una realidad de la vida prehistórica más sorprendente de lo que la teoría de la evolución sostiene. Un nuevo estudio publicado en la revista PNAS mostraba recientemente un caso de posibles cuidados parentales complejos en el momento de formarse los estratos silúricos en el Reino Unido.1 Esto supone que según la cronología evolucionista tenemos que retroceder unos 450 millones de años en la historia de la tierra. En un momento tan antiguo como este, y gracias a una preserva-

ción increíblemente precisa de la vida de aquel momento y lugar, los científicos han encontrado pruebas de un modo excepcional de cuidado de la prole. Se conocían ya casos de protección de la puesta de huevos, e incluso de la protección de estadios larvarios iniciales, en fósiles hallados en estratos profundos,2 pero en este fósil, una nueva especie que ha sido definida también por este equipo de investigadores (Aquilonifer spinosus), se ha encontrado lo que parece la conexión anatómica entre un adulto y un conjunto de formas

22 Naturalia NATURALIA_21.indd 22

10/8/16 5:46


Ilustración: autores de la investigación

juveniles situadas fuera del cuerpo del adulto. Podría tratarse de una parasitosis, y esa posibilidad ha sido considerada por los científicos. No la descartan por completo, pero el análisis minucioso parece apuntar con mayor probabilidad a que lo observado es la conexión entre adulto y prole. Ni la longitud del nexo de conexión, que es muy largo, ni el lugar del cuerpo del adulto al que se ancla los inmaduros parecen ser los más convenientes para un caso de parasitismo eficaz. Por otra parte, la constitución orgánica de los aparentes organismos adventicios parece corresponder con la de los artrópodos, igual que lo es el adulto al que se encuentran unidos. La hipótesis que consideran más probable es que se trataría de formas juveniles que se encuentran resguardadas en el inte-

Reconstrucción tridimensional, en falso color, del artrópodo con las supuestos juveniles unidos (flechas verde).

rior de una cápsula transportada por el adulto, siguiendo una estrategia de protección de la prole ciertamente compleja...y moderna. Referencias

1. Briggs, D. E. G. y otros. 2016. Tiny individuals attached to a new Silurian arthropod suggest a unique mode of brood care. Proceedings of the National Academy of Sciences USA 113: 44104415. 2. García-Pozuelo Ramos, C. 2015. Cuidados parentales de un artrópodo cámbrico. Naturalia ailartán, vol. 4 nº 2 pág. 25-26.

Adaptación genética “instántanea” Darwin propuso que los seres vivos habrían evolucionado, transformándose, por medio de cambios mínimos acumulados durante largos períodos de tiempo, que el evolucionismo determinaría en millones de años. Las actualizaciones de aquella famosa teoría evolutiva han ido perfilando los detalles, tanto en lo referente a los

modos como a los tiempos requeridos para esa supuesta transformación. Aun así, se considera que la variación genética mínima implicada en la especiación requiere miles de años para producirse. Un artículo publicado recientemente por la revista Naturalia revisaba con cierto detalle los espectaculares cambios producidos en la

Naturalia 23 NATURALIA_21.indd 23

10/8/16 5:46


Dibujo: Kókay Szabolcs, Wikipedia

NOTICIAS

Gasterosteus aculeatus

familia de los peces cíclidos, en los grandes lagos del este de África.1 Esos cambios han supuesto la formación de un buen número de especies en solo unos miles de años y se proponía en ese artículo que los cíclidos, además de otros casos semejantes, podían ser un ejemplo de lo que pudo suceder con las especies tras el Diluvio, según los planteamientos creacionistas. Conforme a este modelo, la vida podría diversificarse dando lugar a nuevas especies e incluso nuevos géneros, en cortos periodos de tiempo y con los límites que el modelo propone. Aun así, no es la familia de los cíclidos la única que ha mostrado esta capacidad de cambio, limitado pero extenso en poco tiempo. En otros grupos de peces también se ha observado un proceso similar. Se tiene constancia de ello en los guppies (Poecilia sp.), los salmones, las gambusias y los espinosos (Gasterosteus aculeatus). Pues bien, precisamente estos espinosos han vuelto a sorprender, ahora aún

más, a los científicos con su capacidad de variación. Aunque ellos lo llaman evolución. La revista PNAS se ha hecho eco del descubrimiento y en ella se cuantifica la amplitud de los cambios.2 En 1964 se produjo uno de los mayores terremotos registrados en la historia y tuvo lugar en las costas de Alaska. Algunas islas se elevaron varios metros sobre su cota original y se formaron lagos de agua dulce en los que Gasterosteus aculeatus se ha desarrollado a partir de ancestros marinos. El estudio de las poblaciones de estos peces ha revelado cambios bien conocidos en otros casos de variación ya estudiados, pero se suponía que habían sucedido tras un periodo de 12.000 y 20.000 años de aislamiento, como radiación adaptativa postglacial. Los cambios suponen una alteración en el número de placas de protección dérmica de sus costados. Pero también se ha constatado que han cambiado sus hábitos alimen-

24 Naturalia NATURALIA_21.indd 24

10/8/16 5:46


tarios y su modo de desplazamiento natatorio. Estas son modificaciones destacadas, pero no suponen un aislamiento reproductivo, motivo por el cual no se habla de especiación, aunque la variación morfológica podría justificar considerarlas especies diferentes. Pero la mayor sorpresa ha surgido al comparar la genética entre los precursores y las formas surgidas del terremoto en 1964. Los investigadores que han realizado el estudio han demostrado que no se trata simplemente de una adaptación debida a la plasticidad genética de la especie. Parece deberse a cambios más profundos. Y todo ello en unas decenas de años. Así expresan los autores el hallazgo: “... Estudios empíricos en la naturaleza particularmente como respuesta a cambios significativos del entorno han demostrado que una selección fuerte y una evolución rápida durante décadas puede ser más común de lo que una vez se pensó.” Bueno, hablan de evolución, pero esta es perfectamente asumible por parte del modelo creacionista, aunque en el contexto de este último se hable más bien de variación dentro de límites.1 El creacionismo especula con la existencia de cambios y resultaba previsible que estos fuesen rápidos, tal y como se comprueba que se producen en los peces cíclidos o los espinosos.

Tanto tras la Creación, como tras el Diluvio, la hipótesis supone que el potencial de cambio de las especies se puso de manifiesto de manera explosiva debido a la posibilidad de ocupación de un enorme número de nichos ecológicos que se encontraban libres. Pero la hipótesis también supone cómo, previsiblemente, los cambios deberían ser limitados. La equivalencia de los cambios postglaciales producidos supuestamente durante miles de años, en Gasterosteus, y los acaecidos en decenas de años parece corroborar que dichos cambios son rápidos y no exceden unos límites establecidos, porque los reconocidos en miles de años pudieron producirse en el principio de ese periodo temporal y después no fueron a más. Todo esto es lo que parece ocurrir y haber ocurrido con los peces estudiados y con un número creciente de especies. ¿Cuál fue el devenir de la vida en el pasado? Seguro que investigaciones futuras nos ofrecerán un cuadro más completo y preciso de lo que entonces sucedió.

Referencias

1. García-Pozuelo Ramos, C. 2015. La variabilidad de los seres vivos ¿evolución? Naturalia ailarután vol. 4, nº 1, págs. 12-18. 2. Lescak, E. A. y otros. 2015. Evolution of stickleback in 50 years on earthquake-uplifted islands. Proceedings of the National Academy of Sciences USA 112: 7204-7212.

Naturalia 25 NATURALIA_21.indd 25

10/8/16 5:46


NOTICIAS

El menor de los genomas El diario español El País publicaba el pasado 24 de marzo un artículo con un titular realmente contundente: “Creada vida artificial más sencilla que la vida misma”. Sin embargo, el titular parece quedarle demasiado grande a la noticia. La manipulación del genoma de una de las bacterias más pequeñas conocidas ha dado lugar a la célula con el genoma más pequeño que existe. Tras eliminar todos los genes que no son absolutamente necesarios para la supervivencia de Mycoplasma

mycoides, un equipo de científicos ha colocado uno a uno los nucleótidos, los “ladrillos” del ADN y han reconstruido un genoma sintético con los genes imprescindibles para sobrevivir. Después de introducir ese genoma de laboratorio en un citoplasma de otra especie, Mycoplasma capricolum, al que se había eliminado su genoma, consiguieron que la nueva célula activase un metabolismo bajo las instrucciones del nuevo genoma reducido y se reprodujese en condiciones de laboratorio.

Foto SCIENCE

La bacteria sintética.

26 Naturalia NATURALIA_21.indd 26

10/8/16 5:46


El resultado ha sido la obtención de la célula viva con el menor genoma conocido y posiblemente existente.1 Sin duda, se trata de un logro importante para la llamada biología sintética. El objetivo es diseñar células que lleven a cabo una función previamente definida. A partir de la célula básica se pretende dar lugar a células que produzcan los compuestos bioquímicos que convenga. Y todo ello, asegurando que no haya interferencias. Se trataría de una célula a la carta. La célula sintética, de nombre JCVI-syn 3.0, ha puesto de manifiesto que los genes imprescindibles para permitir la supervivencia de la más sencilla de las bacterias son 473, un genoma menor que el más pequeño conocido, el de Mycobacterium genitalium con 525 genes. Eso sí, aunque hablamos de la bacteria sintética más pequeña, de esos 473 genes, 149 son un enigma en cuanto a su función. Son imprescindibles pero de funcionalidad absolutamente desconocida. Todo un desafío y toda una lección de humildad. Pretendemos conocer con cierta profundidad un genoma como el humano y desconocemos una parte importante del que poseen las bacterias más sencillas. Luis Serrano, director del Centro de Regulación Genómica afirmaba a El País que solo conocemos a la perfección apro-

ximadamente un cuarto de nuestros genes, y en cuanto al nuevo logro de la biología sintética, afirma que no es ni vida sintética, ni artificial. Esto parece totalmente cierto. No se ha hecho nada realmente nuevo. Y en cuanto al título del artículo del diario, este experimento está lejos de haber producido nada más pequeño que la vida misma, porque este pequeño organismo de laboratorio es incapaz de sobrevivir fuera del tubo de ensayo. En la naturaleza no tiene ninguna oportunidad de supervivencia. Solo bajo unas condiciones óptimas, dadas por los científicos, es capaz de proliferar. En la naturaleza ya existen los seres con los genomas más pequeños posible, aquellos que les permiten vivir procreando en un contexto ecológico de interacción entre especies. El resto no es más que un producto tecnológico, quizá útil, si somos capaces de administrarlo sensatamente, pero tan solo un producto de laboratorio.

Referencias

1. Hutchison III, C. A. y otros. 2016. Design and synthesis of a minimal bacterial genome. Science 351

Naturalia 27 NATURALIA_21.indd 27

10/8/16 5:46


NOTICIAS

El origen de las primeras rutas metabólicas Un equipo de investigadores ha propuesto recientemente un mecanismo para la aparición evolutiva, sin un precedente con vida, de dos rutas metabólicas básicas y universales: la glucólisis y la ruta de la pentosa fosfato.1 La glucólisis es una ruta que produce energía mediante la oxidación de la glucosa, además de proveer metabolitos para otros procesos tales como la ruta de la pentosa fosfato. Esta última es imprescindible para conformar la parte glucídica de los nucleótidos con los que se construye el ácido ribonucleico. La propuesta de los científicos se fundamenta en un experimento rea-

Dibujo: Miller-Urey. Wikipedia

Experimento

lizado en el laboratorio, simulando las condiciones que suponen que existieron hace miles de años en estratos arqueanos. En condiciones anóxicas, sin oxígeno, el hierro reducido Fe(II), y unos cambios específicos del pH, se producen las reacciones propias de ambas rutas metabólicas. Estas, se sumarían así a la ya larga lista de moléculas orgánicas producidas en condiciones abióticas, sin vida, de laboratorio. Las condiciones bióticas, o biológicas, implican generalmente la existencia de proteínas con función catalizadora de reacciones, las enzimas, específicas de cada reacción. Pero en las supuestas condiciones reinantes en un mundo evolutivo, alejado del presente por miles de millones de años, no habría enzimas así que imaginan que las condiciones reinantes debían ser suficientes para ir construyendo seres que con el tiempo alcanzarían la complejidad de un ser humano. La búsqueda en el laboratorio de esas supuestas condiciones primigenias no es reciente. Tras las propuestas teóricas de Oparín y Haldane, el experimento de Miller-Urey de 1953 desató la euforia. Como

28 Naturalia NATURALIA_21.indd 28

10/8/16 5:46


resultado de aquel experimento se obtuvo un buen número de moléculas orgánicas, que llevaron a pensar en una resolución rápida del problema evolutivo del origen de toda la materia viva. Pero no tardó mucho en hacerse evidente que no era posible sintetizar todas las moléculas necesarias para la vida bajo unas mismas condiciones. Estas moléculas sólo se forman en situaciones específicas que, en muchos casos, son incompatibles unas con otras. Frecuentemente, las condiciones en las que se producen unas moléculas resultan ser letales para otras. De la euforia de 1953 se pasó a un escepticismo que ha llevado a las propuestas más variopintas. En los años 70 del pasado siglo la perspectiva era tan poco alentadora que se llegó a revivir una teoría que en su momento fue descalificada por fantasiosa. La panspermia que el químico Arrhenius propuso a principios del siglo XX, volvía a recuperarse ante el callejón sin salida en el que se encontraba el problema. De aquel renacer ha quedado la idea recurrente de una llegada a la Tierra de moléculas orgánicas que se encuentran en cometas y meteoritos. Otras propuestas también han revitalizado la idea de un ambiente en el que se produjeron las primeras moléculas orgánicas, y la que quizá goza del mayor predicamento se refiere a un original mundo de ARN (ácido

ribonucleico). Lo fundamental de ese supuesto mundo de ARN se fundamenta en que esta macromolécula puede ser portadora de información y, además, puede catalizar reacciones bioquímicas, comportándose como una ribozima, una enzima de ARN. Aun así, la sensación de estar siempre en un callejón sin salida no abandona a ninguna de las propuestas que se hacen en cuanto a los albores de una vida evolutiva. Entonces, siempre en un contexto evolucionista, aparecen voces que se preguntan si realmente se está mirando en el lugar apropiado. Reconociendo que las moléculas de la vida y sus interacciones vitales son demasiado complejas, aun en un supuesto momento sencillo por primigenio, proponen mirar a algo más sencillo aún.2 La vida, en un sentido fundamental podría definirse como información que se reproduce. Estructuras más sencillas que las moléculas orgánicas habrían sido la “vida” original, capaz de reproducirse. Esta habría sido sustituida en algún momento por las moléculas orgánicas. Piensan que un antecedente de este tipo llevaría a encontrar una ley de la vida más general que la que ahora tenemos. Esto permitiría entrar en el territorio de la vida realmente artificial... y de la vida en otros planetas. Incluso se podrían encontrar otras formas de vida en nuestro plane-

Naturalia 29 NATURALIA_21.indd 29

10/8/16 5:46


NOTICIAS ta, aún no descubiertas porque no se ha mirado del modo apropiado. Quienes realizan tan, a nuestro juicio, desesperada propuesta, plantean también los problemas que presenta. ¿Cómo comenzó la evolución si las complejas maquinarias sobre las que actúa no existían? ¿Cómo y por qué se produciría el paso de una forma de vida que no se basa en moléculas orgánicas a la vida tal y como la conocemos? Primero, en el tiempo, se publica un posible origen para unas rutas fundamentales para la vida, y poco tiempo después se publica una propuesta que pretende desbloquear una situación que se muestra irresoluble dentro del paradigma evolutivo. Es

la contradicción en la que se mueven quienes estudian esta problemática. A pesar de la cadena de suposiciones que hay que asumir para aceptar que el origen de la glucólisis y la ruta de la pentosa fosfato se produjo en un entorno arqueano, algunos bioquímicos se han preguntado algo más: muy bien, tenemos el hipotético mecanismo, pero ¿para qué? ¿Dónde estaba la molécula de glucosa, el objetivo de estas reacciones, si era imposible de formar en aquellas supuestas condiciones? Referencias

1. Keller, M. A. y otros. 2016. Conditional iron and pH-dependent activity of a non-enzymatic glycolysis and pentose phosphate pathway. Science Advances 10.1126/sciadv.1501235. 2. Cromin, L. e I. Walker. 2016. Beyond prebiotic chemistry. Science 352: 1180- 1181.

30 Naturalia NATURALIA_21.indd 30

10/8/16 5:46


NATURALIA en acción EDUCAMPTOUR 2015 Encuentro con la Creación 13-20 de diciembre

Para Naturalia, diciembre de 2015 tuvo como protagonista la naturaleza y el pasado arqueológico de México. El Departamento de Educación de la Unión Mexicana del Norte de la Iglesia Adventistas del Séptimo Día, reunió a casi un centenar de estudiantes uni-

versitarios y de preparatoria (el equivalente al bachillerato español), además del grupo de maestros que trabajaron como monitores. Acudimos a la convocatoria Educamptour 2015 ilusionados ante la perspectiva de un apasionante recorrido por las maravillas naturales

El grupo...casi completo.

Naturalia 31 NATURALIA_21.indd 31

10/8/16 5:46


El director de la experiencia Educamptour 2015, Juan Jorge Acuña, da las indicaciones antes de partir.

y culturales de Michoacán, uno de los estados de México. Prácticamente cualquiera de los estados de México ofrece posibilidades espectaculares en lo referente a naturaleza y/o arqueología, y Michoacán demostró ser un claro ejemplo de ello. El doctor Antonio Cremades era el encargado de dirigir todo el desarrollo científico de la expedición, pero su estado de salud le obligó a volver hacia la Universidad de Montemorelos. Echamos en falta su entusiasmo y su saber. Y aun siendo el resultado de la

Avispa de papel Mischocyttarus mexicanus.

experiencia tan satisfactorio su presencia la habría enriquecido muy significativamente. El recorrido comenzó en la ciudad de Uruápan, donde se encuentra localizado el Parque Nacional Barranca del Cupatitzio, en su parte urbana. Debíamos llegar a la costa del Pacífico y volver para concluir nuestro periplo de diez días en México, la capital.

Paricutín

Los únicos restos que sobrevivieron al Paricutín de San Juan Viejo pertenecen a su iglesia.

Camino del océano Pacífico tuvimos nuestra primera aventura, y el lugar llevaba por nombre: Paricutín. Este volcán surgió en el Eje Volcánico Transversal en el año 1943. Enterró por completo dos pueblos, Paricutín y San Juan Viejo. Bueno, lo cierto es que la iglesia de San Juan Viejo no quedó totalmente sepultada por la lava y sus paredes y campanario permanecen impresionantes, rodeadas por la lava, que también entró en el templo, sin alcanzar el altar.

32 Naturalia NATURALIA_21.indd 32

10/8/16 5:46


NATURALIA EN ACCIÓN

Desde la cumbre del Paricutín el zoom nos mostraba el duro camino entre las afiladas rocas.

Desde la cúspide del volcán Paricutín se puede apreciar un mar de lava en medio del cual se alza la torre de la iglesia, desafiante ante los poderes de la naturaleza. Subir al volcán se convirtió en una experiencia extenuante. El cono no está construido por un material sólido, como la lava solidificada, sino por los restos escupidos mayoritariamente en forma de materiales de pequeñas dimensiones, cenizas, lapilli y bombas volcánicas de pocos centímetros de diámetro. La lava solo fluyó desde la base del volcán y de su cono parásito, el Sapichu. La causa de la dificultad del ascenso no solo se debía a lo empinado del trayecto y su longitud. El esfuerzo de las piernas, realizado sobre los materiales sueltos, se perdía empujando y arrastrando esos materiales hacia abajo, en lugar de impulsarnos hacia la cumbre. Aun así,

ese esfuerzo para el ascenso no fue el mayor desafío. Llegar hasta la base del volcán para atacar el flanco de ascenso no es sencillo. Se puede atravesar el manto de lava, de unos cuatro kilómetros de longitud, en dirección norte-sur. También es posible llegar a la base bordeando el mar de lava, y aunque los caminos no son fáciles y suponen una mayor distancia, casi el doble que la línea recta sobre la lava, se llega al flanco sur en la zona de Los Hornitos de un modo más cómodo. Algunos realizamos el trayecto utilizando esta segunda ruta, y era la ruta elegida originalmente para toda la comitiva. Esperamos en aquel punto al resto del grupo, formado por los estudiantes y monitores. Pero ante la demora, de aproximadamente una hora, decidimos el ascenso. Esperaríamos en la cumbre. Una vez llegamos, la sorpresa fue constatar que el

Naturalia 33 NATURALIA_21.indd 33

10/8/16 5:46


Parábola del Paricutín El reino de los cielos puede compararse con el camino hacia la cima del volcán Paricutín. La travesía de aquellos kilómetros que te separan del volcán y se interponen hasta llegar al objetivo se asemejan a nuestra vida como cristianos. El camino inicial parecía fácil, pero conforme avanzábamos se convertía en largo y duro. Mediado el trayecto se puso a prueba nuestra fe. Aquellas rocas filosas amenazaban con terminar con las esperanzas de alcanzar la cumbre. Algunos marchaban rápido. Otros caminaban más lento, e incluso algunos tuvieron que quedarse al pie y no pudieron culminar el viaje. Pero a quienes pudimos llegar nos fue dado contemplar el tremendo camino resto de la expedición no había seguido la ruta elegida originalmente, más larga pero menos tortuosa. Desde allá arriba fuimos testigos de la dureza de aquel camino, realmente una vereda, cuando el tramo permitía darle ese nombre, sobre la lava. Los avistamos atravesando aquel implacable mar de lava formado mayoritariamente por rocas cortantes como el vidrio. Los guías del pueblo les hablaron de la posibilidad de atajar por un camino más corto al propuesto y cayeron en una

Tras el cono parásito Sapichu, el volcán Paricutín.

Difícil de ascender la empinada ladera del Paricutín.

recorrido y la hermosísima vista que Dios nos brindó. La hermosísima experiencia prometida. Autores: Vasty, Sandy, Isaí, Julio y Paco. Guasave, Sinaloa. trampa formada por las lavas enfriadas, erizadas de tipo aa, que más que ásperas resultaban cortantes. Tras kilómetros de penosa travesía no había posibilidad de retroceso. Había que seguir por aquel “camino”, a pesar del desánimo causado por la visión de un objetivo que parecía inalcanzable. Pero finalmente llegaron. Apenas hubo bajas, y ninguna de importancia. Tan solo hubo algunos esguinces, mucho cansancio y alguna suela de calzado seccionada literalmente por la afilada roca. Así fue como aquellos aguerridos, probados por el fuego ya frío del interior de la tierra acabaron convirtiéndose para el resto del viaje en los “valientes del Paricutín”. A pesar de todo la aventura valió la pena. La visión desde el cráter volcánico, tanto hacia el interior

34 Naturalia NATURALIA_21.indd 34

10/8/16 5:46


NATURALIA EN ACCIÓN

como hacia el exterior resultaba absolutamente fascinante. La lava emitida por el volcán, ya sólida, las fumarolas que se encontraban aquí y allá, incluso en aquel borde del cráter a nuestro alrededor, nos hacía partícipes de una historia que había comenzado a escribirse hacía tan solo unos decenios atrás, permaneciendo aún inconclusa. La tierra ardía literalmente bajo nuestros pies. El objetivo de nuestro periplo estaba claro: pretendíamos un contacto con la naturaleza que nos ayudase a conectar, a resintonizar, con el Creador. Naturalia convoca buen número de actividades cada año y el objetivo es siempre el mismo. Varían los lugares, las fechas y el objeto de observación, estudio y conservación, pero el objetivo es claro: encontrarnos con el Creador en su Creación. Para “medir” el grado de conexión, el fundador de Naturalia, el naturalista y pastor Manuel Martorell Sanz propuso, con ocasión de un viaje

De vuelta en la ladera del volcán. El regreso sería en caballo.

Fumarolas en la cumbre del Paricutín

a Marruecos, construir parábolas que, como las de Jesús, nos conectasen con el reino de los cielos a través de la naturaleza. En México reeditamos la experiencia que Manuel Martorell titulase en su momento: Las parábolas del Maestro y el Maestro de las parábolas. El presidente de la Unión del Norte de la Iglesia Adventista, el pastor King, fue el primero que, si bien no llegó a escribir, sí que esbozó una parábola que nos atrevemos a reproducir en sus líneas fundamentales. La percibió clara en su ascenso al Paricutín. La subida era dura. El camino parecía inacabable. Pero enseguida se apercibió de que pisar sobre una pisada ya marcada en el terreno aliviaba el esfuerzo. “El reino de los cielos es semejante al camino de ascenso al Paricutín. Resulta duro, y en ocasiones el esfuerzo se nos antoja infructuoso. Pero hay quien ya ha hecho el camino antes, tu Salvador. Y si pisas sobre sus huellas, el camino hacia la cumbre se hará posible.”

Naturalia 35 NATURALIA_21.indd 35

10/8/16 5:46


Tortugas Continuamos camino hacia el Pacífico, atravesando el territorio purépecha, etnia que mantiene una lengua aún viva y que conserva restos arqueológicos que conectan con el resto de las destacadas culturas mesoamericanas de periodo prehispánico. Lázaro Cárdenas, importante ciudad costera fue el punto de contacto con el gran océano. Allí desemboca el río y en la costa adyacente se forman esteros que constituyen importantes enclaves ecológicos, en los que el manglar alberga una rica flora y fauna. Pudimos observar allí aves acuáticas tales como la garceta grande (Ardea alba) o el fascinante cocodrilo americano (Crocodilus acutus). Iniciando el viaje propusimos un ejercicio práctico que nos debía ayudar a integrar en nosotros, más aún, la experiencia que nos disponíamos a vivir en la naturaleza. Para conseguir este objetivo llevaríamos a cabo una recopilación de la biodiversidad con la que habríamos La inquietante presencia del cocodrilo americano en el estero Barra de Santana

Regresando a casa tras el enorme esfuerzo de arribar para el desove.

de toparnos. Parte de esa biodiversidad es la que encuentras en las fotografías de estas páginas. Ya asentados en la playa del Carmen, y a pesar del largo viaje, la perspectiva del encuentro con las tortugas marinas emergiendo de las aguas para desovar en la playa hizo la espera final especialmente emocionante. Según los guías del lugar era posible que coincidiésemos con la tan escasa como increíble tortuga laúd (Dermochelys coriacea). No pudo ser, pero aquella noche, pasada prácticamente en vela, nos deparó tres contactos con una “pequeña” pero no menos asombrosa especie de tortuga marina. Localmente es denominada tortuga golfina (Lepidochelys olivacea). El tercero de los avistamientos, a las cuatro de la madrugada, resultó ser el más fructífero. La mayor parte del grupo intentaba recuperar fuerzas dormitando mientras que algunos patrullábamos por la playa. Nahúm, uno de los profesores que ejercían como monitores de los estudiantes, fue quien primero vis-

36 Naturalia NATURALIA_21.indd 36

10/8/16 5:46


NATURALIA EN ACCIÓN

Parábola de las tortugas marinas Con el reino de Dios sucede como con el viaje que las pequeñas tortugas marinas realizan desde que salen del huevo hasta llegar al mar. Se lanzan con ánimo a cubrir el camino, que para ellas es largo, porque son de pequeño tamaño. Se esfuerzan, pero algunas flaquean en el empeño, como a quien le faltan reservas del Espíritu Santo. Estas, cansadas de luchar se rindieron y murieron. Pero otras, con la energía suficiente, se esforzaron más, llegando al lugar en el que rompían las olas. Las tortuguitas habían conseguido su primer objetivo. Aun así, como sucede en la vida del cristiano, todavía debían luchar ante más peligros. Debían sobrevivir al ataque de los depredadores. Algunas no

superaron esta nueva prueba, pero otras sí que consiguieron adentrarse en el mar. Las pruebas las iban fortaleciendo para poder llegar a la meta.

lumbró la figura del titán marino avanzando pesadamente sobre la arena. La hembra buscaba un lugar idóneo para depositar los huevos, fuera del líquido en el que, ingrávida, mejor se desenvuelve. Las circunstancias del contacto con este animal nos permitieron tomar los tiempos que ocupaba en cada etapa del proceso, desde el comienzo de la apertura del hoyo/nido, hasta el inicio de la marcha de regreso al océano, y así lo anotamos en nuestra libreta de campo. No recogimos la puesta de esta tortuga, pero sí que lo hicimos con las dos anteriores. Una de ellas arrojó la cifra de ciento cinco huevos, la segunda fueron noventa y tres. El motivo por el cual se rescataban los huevos tiene como objetivo la liberación posterior de las

pequeñas recién nacidas. Así, se evita la predación que los furtivos realizan sobre las puestas. Es el único modo de preservar un fenómeno tan espectacu-

Autores: Grecia, Fer, Ari, Jorge, David, Valeria, Daniel y la profesora Josefina. Comienza el viaje.

Una puesta de tortuga librada de los furtivos.

Naturalia 37 NATURALIA_21.indd 37

10/8/16 5:46


La pequeña recien nacida lista para el gran viaje.

lar como la arribada de estos singulares seres. Y entonces amaneció en aquel océano con absoluta calma, Pacífico. La tersura de las aguas solo quedaba interrumpida por la silueta de los restos de un naufragio. Aquel amanecer fue tan especial como la intensa noche transcurrida entre paseos por la playa. Este era el momento de la liberación de las pequeñas tortugas.

La labor de quienes recuperan los huevos, y los guardan hasta el nacimiento, ha hecho su parte y ahora, sobre la arena de la playa serán las tortuguitas las que deberán enfrentarse solas a su camino. A pesar de la fragilidad de esas pequeñas vidas, inmediatamente tomamos conciencia de su increíble capacidad de supervivencia. Enseguida se orientaron disponiéndose en la posición correcta y se encaminaron hacia las aguas oceánicas. Las olas ya rotas en la playa se encargaron de engullirlas. Otra prueba que habían superado. Pero entonces entran en escena las gaviotas. En medio de las aguas, los apenas recién nacidos reptiles dependen de sí mismos para superar cualquier obstáculo. Necesitan respirar en el aire y tras haber desaparecido bajo las aguas los vemos sacar sus cabecitas para tomar su bocanada de aire. Es el

El Reino de los Cielos es semejante al gran viaje de la tortuga.

38 Naturalia NATURALIA_21.indd 38

10/8/16 5:46


NATURALIA EN ACCIÓN

momento que aprovechan las gaviotas para lanzar su rapaz ataque. Y damos fe de que algunas de aquellas pequeñas tortuguitas caían presa de otro animal que también buscaba cumplir su ciclo biológico. Comprobamos así que el orden biológico de la naturaleza seguía un curso que no se correspondía con aquel que fue dispuesto originalmente por el Creador. La ocasión nos ofreció entonces la oportunidad para una segunda parábola. Tampoco esta fue escrita, pero sí que fue desarrollada como reflexión matutina por parte del presidente de Educación Juan Jorge Acuña. ¿A qué se parece el reino de los cielos y a qué podremos compararlo? Es semejante al inmenso océano. Los primeros pasos de nuestros hijos por el océano de la vida son causa de angustiosa incertidumbre para los padres, y de dolor para el Creador. Nuestro tránsito por aguas turbulentas nunca fue deseado por Dios como parte de nuestro destino ¿Qué será de los que inician el tránsito? ¿Qué será de nosotros, enfrentados a esa inmensidad plagada de peligros? Solo la conexión con el Señor, que en la pequeña tortuga se hace efectiva mediante el increíble diseño del que fue provista, y la relación cultivada en nuestro caso, facilitan un viaje que debe terminar en la Tierra de Promisión, la playa de las tortugas, la vida eterna para los hijos de Dios.

Monarca hembra.

Monarca macho.

La monarca Desde el inmenso océano Pacífico, el camino nos llevaba ahora hasta las montañas con bosques de oyamel, en el Santuario de la Mariposa Monarca el Rosario, en Michoacán. A pesar de las horas de viaje transcurridas, la expectativa del encuentro con un fenómeno tan singular como la hibernación de la mariposa monarca (Danaus plexippus) convierte en anécdota cualquier posible inconveniente. El pequeño invertebrado alado, que solo excepcionalmente alcanza el gramo de peso, realiza un increíble viaje desde el sur de Canadá y el norte de Estados Unidos hasta un reducido número de bosques montanos situados en el centro de México. El número de lugares y fenómenos de la naturaleza que se

Naturalia 39 NATURALIA_21.indd 39

10/8/16 5:46


Parábola de la metamorfosis ¿A qué se parece el reino de los cielos, o con qué podremos compararlo? Es semejante a la metamorfosis de la mariposa monarca. Desde que nace la oruga sufre transformaciones, como sucede durante la vida del cristiano. Pasa por diferentes etapas. Todas son difíciles en la vida del insecto y la última de ellas, la crisálida, es extrema, porque permanece quieta y sin posibilidad de defensa o escape. También el cristiano tiene que afrontar momentos difíciles que debemos superar con fe, quedando en manos del Señor, como la monarca que se encierra, y quedando indefensa, solo la

protege el increíble diseño que Dios proveyó para ella. Eso corresponde en la vida del cristiano al momento del cambio radical de vida que supone un salto de fe que nos transformará definitivamente. Es la metamorfosis. Es la transformación que mediante el poder de Dios convierte a la oruga en increíble mariposa. Es el mismo poder que puede transformarnos a la belleza que Dios ha deseado siempre para cada uno de sus hijos. Autores: Aresha, Ricardo, Jesús, Raúl, Johan, Juan, Cyntia, Vivian, Rodolfo, Daniela, Areli, Darío, Araceli y Leslie. Sector Noreste, Monterrey.

Parábola de la mariposa El reino de los cielos es semejante a la mariposa monarca. Sin la energía del sol la mariposa no podría salir de su letargo para alcanzar su destino. También las provee de la fuerza suficiente para volar hasta los arroyitos cercanos donde tomar el agua que las mantiene con vida durante el invierno. El sol de justicia

provisto por Dios y el agua de vida son igualmente imprescindibles para que el cristiano pueda llegar a la Tierra Prometida. Autores: Grecia, Fer, Ari, Jorge, David, Valeria, Daniel y la profesora Josefina.

Parábola del sol y la mariposa monarca ¿A qué se parece el reino de Dios? A la salida del sol para la mariposa monarca en su santuario de invierno. Mariposa monarca en el oyamel.

Antes de ser alcanzada por los rayos solares apenas si parecen mariposas porque están frías, colgadas del oyamel. Necesitan la llegada de la luz y el calor para mostrarse como verdaderas mariposas. Ese sol es el que da verdadero sentido a su vida, para vivirla plenamente. Duermen colgadas de las ramas del árbol, hasta que la luz las alcanza dando color a sus alas y calor a su cuerpo. Entonces, salen de su letargo para buscar agua y volando se muestran realmente como mariposas. Necesitamos exponernos a la luz de Dios para manifestarnos como sus hijos. Autores: Daniela, Sofía Orta y Carmina.

40 Naturalia NATURALIA_21.indd 40

10/8/16 5:46


NATURALIA EN ACCIÓN

nos muestran fascinantes es incalculable. Pero el viaje realizado por una sola generación de la mariposa monarca, cubriendo hasta 4.000 kilómetros, y su concentración en una reducida superficie boscosa, se encuentra entre los más singulares. Ningún otro espectáculo natural me ha causado tan onda impresión. Millones y millones de mariposas descansan esperando la luz de la primavera para dispersarse hacia el norte, alcanzando de nuevo el sur de Canadá, en tres o cuatro generaciones. Pero, desde noviembre hasta marzo, esperan el momento colgadas de las ramas de los oyameles en inmensos racimos. Impresiona tanto al lego como al avezado naturalista el sentido de la orientación de estos organismos dotados de una nanotecnología que les permite saber cuál es la dirección que tienen que seguir, el lugar hacia el que se dirigen, y los tiempos que viven. La generación que viaja hacia el sur hiberna y reinicia el viaje hacia el norte. Su vida es de entre siete y nueve meses. Las generaciones que van cubriendo el trayecto hacia el norte no viven más de un mes y medio, en el mejor de los casos. Muchos de los detalles que se conocen del comportamiento de esta mariposa dieron pie a una ponencia que desarrollamos en el Centro de Interpretación del Santuario de El Rosario. La solicitud realizada por los organizadores del viaje, para poder explicar al grupo los detalles en un entor-

Capulinero gris Ptilogonys cinereus.

no apropiado, fue aceptada por los anfitriones del santuario y se unieron a los estudiantes los guías del lugar, tras pedir la posibilidad de asistencia a la ponencia para su mejor formación. Allí se explicaron los detalles fisiológicos y sensoriales que subyacen al fenómeno. También se comentaron los detalles del seguimiento de la migración que llevábamos monitorizando desde el final de septiembre hasta la llegada de las primeras agrupaciones de mariposas al final de octubre. Voluntarios en Estados Unidos y Canadá comunican el avistamiento de pequeños grupos de mariposa monarca que se van formando al inicio del proceso migratorio. Pero llegó el día 20 de octubre y la llegada del huracán Patricia a México nos hacía temer lo peor: la mariposa monarca estaba entrando en México y se iba a encontrar con vientos huracanados que eventualmente podían acabar con su viaje y su existencia. Ha sido el huracán

Naturalia 41 NATURALIA_21.indd 41

10/8/16 5:46


más potente en la zona de cuantos se hayan producido, pero la pequeña mariposa cuenta con los recursos necesarios para evitar el desastre. Detectando el fenómeno atmosférico se desviaron de su ruta hacia el este, esperaron en unas cañadas del estado de Nuevo León, y cuando percibieron que había pasado el peligro retornaron a su ruta y a su cita con los bosques de oyamel. Y allí encontramos a aquellas heroínas silenciosas. Fuimos testigos directos de la proeza anual de aquellas pequeñas gigantes. Nos ofrecían, humildemente, la historia de aquel milagro sobrenatural. No nos lo contaron otros. Quienes visitamos el santuario lo comprobamos en primera persona. Una mariposa muerta, quizá debido al extenuante esfuerzo realizado por el viaje desde el norte, había dejado al pie de uno de los árboles refugio una marca

Otro lepidóptero en nuestro listado de biodiversidad. No es nuestra mariposa protagonista pero también es hermosa.

puesta en su ala por alguna de las personas que voluntariamente realizan esa tarea, con el objetivo de determinar los tiempos y las distancias del recorrido. Esa pequeña marca, un trocito de papel, como sucede con las anillas que se colocan a las aves, llevaba un código similar al de las matrículas de los coches, lo que permite saber cuándo, dónde y quién ha puesto esa identificación al animal. En la otra cara del papelito, un poco de adhesivo sirve para pegarlo al ala de la mariposa. Así que enviamos la clave a la dirección que aparece reflejada en la pequeña etiqueta. De allí, de la agencia de la naturaleza que en Estados Unidos se ocupa de este asunto, nos enviaron la información que nos hacía más partícipes aún de la aventura vivida por aquellos insectos. Había sido marcada el 25 de septiembre en Kansas. No sabemos cuántos kilómetros podía llevar recorridos ya para esa fecha, pero desde allí fueron unos 2.000 kilómetros los que recorrió hasta El Rosario. Pero los peligros no terminan al llegar a los santuarios. Nosotros nos marchamos, en medio de una increíble nube de pétalos voladores, las mariposas que acudían a las fuentes de agua a beber en el caldeado centro del día. Ellas quedaban para pasar el invierno, y este pasado ha sido duro. A punto de partir hacia el norte, aquellas mariposas que tuvimos la dicha de tener frente a nuestros ojos, se enfrentaron a vientos de 80 kilómetros por hora que arrancaron algunos de sus

42 Naturalia NATURALIA_21.indd 42

10/8/16 5:46


NATURALIA EN ACCIÓN

En la magnífica Teotihuacán, la Piramide de la Luna y la calzada de los muertos vistas desde la cúspide de la Pirámide del Sol.

árboles dormitorio, sufrieron lluvias e incluso una nevada que llevó consigo temperaturas bajo cero. Las autoridades han comunicado que la mortandad causada fue importante. Aun así, los informes indican que la vida ha vuelto a abrirse paso durante la primavera, y la monarca, tras varias generaciones de viaje hacia el norte, ya se encuentra en el sur de Canadá. El milagro no termina. Aún impactados por la experiencia con la mariposa seguimos aquellos días nuestra ruta hacia la ciudad arqueológica de Teotihuacán. Allí admiramos los imponentes restos de una de las ciudades más asombrosas de la antigüedad. Finalizamos el recorrido en el Museo Nacional de Antropología. Las impresionantes colecciones allí conservadas nos depararon un recorrido rápido e intenso por la riqueza cultural del México arqueológico prehispánico. Pero nos detuvimos de manera especial en la sala inicial, la que explica la teoría de la evolución humana. Allí, encontramos

Detalle de la pirámide de Quetzalcoatl, Teotihuacán.

elementos de interpretación de los restos paleontológicos que se mostraban acordes con una visión cosmogónica que resulta opuesta a la evolucionista: la creacionista. En definitiva, el viaje tocaba a su fin y recapitular aquellas vivencias nos ha llevado a comprobar que ha sido una experiencia intensa, en la que milagros, asombro, fascinación y una inolvidable convivencia quedan grabados de manera indeleble en nuestro recuerdo. Tan solo falta agradecer a quienes atendieron las necesidades de descanso y reparación de todos los que participamos en este Educamptour 2015: • Gracias al colegio adventista “Centro de Estudios Ignacio Manuel

Naturalia 43 NATURALIA_21.indd 43

10/8/16 5:46


No todo fueron animales. Hongo de olote, bolsita, colmena o colmenilla. Una es especie comestible. Morchella sp.. El Rosario, México.

Altamirano”, al Hospital Adventista y a la Iglesia Adventista de Tacubaya, en ciudad de México. • A la familia Orejel García que habilitó para nosotros un lugar de reposo y

nos dio mucho cariño en Uruápan. • A la familia Ventura Orejel que nos concedió un lugar, su cariño y su trabajo con las tortugas marinas en playa del Carmen. • A Don Manuel y Doña Lupe, amantes de la Creación y ecologistas entusiastas que nos atendieron con un afecto que no podemos pasar por alto, en su campo turístico Cerro Chico. Situado a unos tres kilómetros de Áporo, en dirección a Angangueo, en las inmediaciones de un bosque recuperado por este matrimonio, resultó ser el lugar ideal para pernoctar próximos a los bosques de la mariposa monarca. A todos ellos gracias, y especialmente al Creador que nos dio la oportunidad de compartir maravillas que solo pertenecen a él.

Tus fotos en la revista Fotos Gerard

Foto de oruga de mariposa Psychidae en su estuche protector.

Gallineta.

44 Naturalia NATURALIA_21.indd 44

10/8/16 5:46


NATURALIA EN ACCIÓN

Ornitología en un parque urbano

Gorrión molinero.

Es posible que pasen casi desapercibidos, pero tanto si paseamos por el campo como si lo hacemos en un parque, nos veremos envueltos por los sonidos emitidos por multitud de pájaros...multitud de especies de pájaros. Si somos conscientes de su presencia sonora es casi seguro que pensaremos que todo son gorriones y palomas. Quizá seamos capaces de distinguir a los mirlos, y puede ser que también a la urraca o la cotorra invasora de allende los mares. Sin embargo, para quien conoce el mundo de las aves, aun someramente, el número de especies identificadas, incluso en un parque urbano, se

multiplica más allá de lo que podemos imaginar. Los meses de abril y junio, un grupo de Naturalia, decidimos profundizar en el territorio ornitológico, el de las aves. No fuimos lejos. En el Parque del Oeste, en el centro de Madrid, junto al río Manzanares, ornitólogas de la Universidad Complutense de Madrid, Beatriz y Eva, nos mostraron un mundo que compartimos con los pájaros, aunque hasta ese momento no éramos conscientes de ello. En abril participamos de una jornada de anillamiento científico. Descubrimos entonces que los gorriones son en realidad varias especies, y el parque alberga al menos dos. El gorrión común

Anillando a un petirrojo.

Naturalia 45 NATURALIA_21.indd 45

10/8/16 5:46


Cogiendo una caja nido para revisión.

(Passer domesticus) y el gorrión molinero (Passer montanus). El hasta entonces desconocido carbonero común (Parus major), de un tamaño similar al de los gorriones, también se encuentra es este lugar, junto a su compañero de género (Parus ater), un poco menos colorido que el primero. Identificamos a la paloma doméstica (Columba libia) y a la torcaz (Columba palumbus), a la urraca (Pica pica), al mirlo (Turdus merula), al petirrojo (Erithacus rubecula)... y a la cotorra de Kramer (Psittacula krameri). Muchas de estas especies cayeron en la red de las científicas, y pudimos tenerlas

en las manos, disfrutando de semejante maravilla de la Creación. Incluso cayó la cotorra de Kramer, pero esta quedó para las expertas. Ellas sabían cómo lidiar con un pico capaz de hacer mucho daño. En junio volvimos al parque. En esta ocasión nuestro objetivo, junto con nuestras ornitólogas, era revisar los nidos que los pajarillos hacen en las cajas que se distribuyen por el parque. Observamos el desarrollo de las nidadas de gorrión molinero. La perfecta confección del nido nos asombró. Los huevos nos dieron pistas en cuanto a si pertenecían a la primera puesta de la hembra o a una posterior. Resulta que los huevos tienen una cáscara más oscura en los primeros huevos puestos, marrón oscuro casi uniforme al principio, para dar paso a huevos más claros y con pintas oscuras conforme pone más huevos. Esto se debe a que el pigmento con el que tiñe la cáscara, la melanina,

46 Naturalia NATURALIA_21.indd 46

10/8/16 5:46


NATURALIA EN ACCIÓN

va siendo cada vez más escasa conforme va poniendo los huevos. Y ¡tener los pollitos en la mano! Aunque debemos pensar que, al coger del nido a los polluelos, estos corren el innecesario riesgo de que los padres puedan aborrecerlos, lo cierto es que no hay problema en ello, y sólo lo hicimos para recabar información con la que analizar el progreso de su desarrollo. Así que pudimos tenerlos y palpar, una vez más, el milagro de la vida. En definitiva, descubrimos un mundo increíble que está al alcance de la mano ¡y no lo sabíamos! Además, los participantes, miembros del Club de

Puesta de gorrión molinero y su variable pigmentación.

Exploradores alfa y omega de la Iglesia Cristiana Adventista de Aluche, en Madrid, obtuvieron su especialidad de ornitología. ¡Toda una experiencia!

Tus fotos en la revista Fotos José García-Pozuelo

Ranita de San Antonio.

Sapo de espuelas.

Tu aportación tiene un espacio en esta revista, en la página web (www.naturaliaonline.com) y en el facebook Naturalia ailarután.

Naturalia 47 NATURALIA_21.indd 47

10/8/16 5:46


Asociaciรณn Naturalia Ailarutan para el estudio y defensa de la naturaleza www.naturaliaonline.com

NATURALIA_21.indd 48

10/8/16 5:46

Profile for Comunicacion UMN

Revista naturalia primavera alta 2016  

Publicación del Revista Naturaliza sobre Educamptour 2015. El Departamento de Educación de la Unión Mexicana del Norte de la Iglesia Adventi...

Revista naturalia primavera alta 2016  

Publicación del Revista Naturaliza sobre Educamptour 2015. El Departamento de Educación de la Unión Mexicana del Norte de la Iglesia Adventi...

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded