Page 1

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Escuela Dominical

Tema del Mes: El Espíritu Santo

Tema devocional de la semana: Conociendo al Espíritu Santo

Página 8

sobre la tierra; tiene su identidad en la trinidad de Dios (1 Juan 5:7); tiene emociones (Isaías 63:10), es bueno, tierno y amoroso, (Nehemías 9:20), habla (Hebreos 3:7-8), tiene cuerpo espiritual y voluntad propias (1 Corintios 12:11). Está unido a Dios padre y a Dios hijo, Jesucristo (1 Juan 5:8). Él fue enviado aquí con un propósito, el de prepararnos para nuestro encuentro con nuestro Amado. En el libro de Esther, podemos ver que ella pasó por un proceso de preparación antes de ver al rey Asuero. Había un eunuco encargado de las mujeres (Hegai=Separación), quien la preparó especialmente, le aconsejó en todo momento, la protegió, nunca la abandonó y le enseñó todo lo que debería de saber para ese gran día. Esta parte de la escritura nos describe el trabajo del Espíritu Santo en nuestra vida para prepararnos para nuestro encuentro con el Rey de reyes y Señor de señores, pero este proceso no es posible sin el consentimiento de nosotros. El Espíritu de Dios es un caballero y no llegará más lejos en nuestra vida de lo que le permitamos. El apóstol Pablo en (2 Corintios 13:14 NVI) termina su epístola: “Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sea con todos ustedes”. Conscientes de la importancia de esta comunión, debemos esforzarnos por tenerla. Como toda relación, requiere de voluntad y esfuerzo. Recordemos que Él es nuestro compañero en nuestro peregrinar sobre la tierra y que estamos en el mundo pero no somos de este mundo. El regreso de nuestro Señor será en un momento inesperado, de tal forma que debemos estar preparados en todo momento, tomados de la mano de su Espíritu y que nuestro anhelo sea el de Él, como dice la escritura: “El Espíritu y la esposa dicen: Ven” (Apoc 22:17) Vladimir Romero R. Superintendente Escuela Dominical

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

domingo 22 de mayo de 2011

No. 187

¿Quién es el Espíritu Santo?, ¿le conocemos realmente? ¿tenemos comunión con Él diariamente?, ¿le permitimos que obre en nuestra vida siempre?, ¿dependemos de Él para cada situación en nuestra vida? El día que aceptamos a nuestro Señor Jesucristo y le entregamos nuestras vidas se nos enseñó que somos nacidos de nuevo gracias al Espíritu Santo. Después emprendimos una búsqueda de Dios en su palabra, y cada día seguimos aprendiendo de las verdades del reino de Dios. Se nos enseña acerca de Jesucristo, su Sangre, sus verdades liberadoras, sus promesas, su amor y muchos otros temas que nos edifican y ayudan a crecer en Dios. Sin embargo, muchas veces en nuestro caminar dejamos de lado a la persona más importante sobre el planeta, quien está con nosotros y hace posible todo lo que mencionamos anteriormente. Nuestra salvación no hubiera sido posible si no fuese porque el Espíritu Santo nos convenció de pecado (Juan 16:8), y nuestro nuevo nacimiento no hubiese ocurrido si no fuese por el poder del Espíritu de Dios (Juan 3:5-6). No hubiésemos entendido las Escrituras (2 Pedro 1:21) ni aprendido las verdades del reino si no fuese porque Él nos enseña todas las cosas (Juan 16:13), y no avanzaríamos en nuestro caminar si no estuviese siempre con nosotros y en nosotros (1Corintios 3:16). Dios y Jesucristo están en el cielo y el Espíritu Santo es la persona divina que está con nosotros

Bievenido Dr. Ramírez


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Directorio Nuestra visión: Ser una congregación sana, feliz y con ministerio. Tener un gran compromiso con Dios, la familia, la Iglesia y la comunidad.

Nuestra misión: Cumplir la gran comisión ministrando en este tiempo en el poder del Espíritu Santo, a las necesidades físicas, espirituales y emocionales de las personas.

Pastor principal: Juan Monge Zazueta

Pastora asistente:

Yolanda de Zaragoza

Comunicación: Daniel Anduaga G.

Colaboradores: Javier Iñiguez Ma. Eugenia de Iñiguez Guillermo Vázquez Takeshi So

Oficinas: Matamoros y E. Monroy Tels. 212-0468 y 213-2943

Portada Dr. David Ramírez, director de campo en Latinoamérica

La compasión de Jesús

Mateo 9:36: “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”. Filipenses 2:5: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”. Fue algo muy especial lo que Dios vino a realizar aquí en la tierra. El Señor recorría las aldeas y las ciudades y sanaba toda dolencia; buscaba ayudar al hombre en todas sus necesidades. Cuando Dios veía las multitudes lo primero que sentía era compasión y una ardiente necesidad de ayudar a aquellas almas. Dice la palabra que las miraba como ovejas sin pastor. Miraba la necesidad y sentía compasión, y no pensaba en delegar para que alguien atendiese el asunto o para que alguien se preocupase y buscase hacer algo al respecto. Tampoco echó la responsabilidad sobre los líderes espirituales, los rabinos, los fariseos para que ellos hiciesen algo. El Señor vino a hacer la voluntad del Padre. NO vino a hacer su propia voluntad, sino la voluntad de su Padre, de Dios. En todo esto hay un llamado divino que debemos entender y al cual debemos reaccionar. Tenemos que empezar a mirar como el Señor miraba. En Juan 5 vemos un estanque, una multitud y en medio de esta multitud Jesús observa con compasión a un hombre paralítico. Jesús no fue indiferente a la necesidad del paralítico. El hombre que es indiferente a la necesidad, está perdiendo o ha perdido la VISIÓN y el corazón de Dios. En el corazón de Dios hay compasión por el alma angustiada, por el desanimado, por el afligido, por el caído, por el que se ha apartado, por el enfermo. Y nosotros muchas veces somos indiferentes a esta realidad. La vemos como algo normal, y cada quien busca lo suyo, su comodidad y como que no le importa lo de los demás. No miramos con el corazón de Dios y no podemos decir que tenemos un llamado de Dios si somos indiferentes a la necesidad. Si cada uno de nosotros hacemos la parte que nos corresponde, entonces veremos fruto abundante en nuestra vida, en la congregación y en nuestra Ciudad. Pastor Juan Monge.

Página 2

Jesús es el mapa Cuando viajamos por lugares que no conocemos es necesario tener un mapa que nos indique el camino para no perdernos. Seguramente pensarás que sería muy bueno contar con un mapa cuando tratamos de seguir a Jesús en nuestra vida diaria. ¿No es cierto? Seguramente esta es la forma en la que pensaban los discípulos de Jesús cuando Él les anunció que los iba a dejar. Jesús les dijo: “Voy a preparar un lugar para ustedes y cuando todo esté listo, vendré y los llevaré para que siempre estén conmigo. Saben el camino a donde voy”. Uno de los discí-

pulos, cuyo nombre era Tomás, le respondió: “No, no sabemos, Señor. No sabemos ni siquiera a dónde vas, así que

¿cómo podremos saber el camino?” Jesús le respondió: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino es por mí”. Otro discípulo llamado Felipe se unió a Tomás y dijo: “Señor, enséñanos al Padre y estaremos

satisfechos”. “Felipe”, contestó Jesús, “¿tanto tiempo has estado conmigo y todavía no sabes quien soy? El que me ha visto, ha visto a mi Padre. Así que, ¿por qué me estás preguntando que te enseñe al Padre? “. Seguir las enseñanzas de Jesús era todo lo que los discípulos necesitaban para tomar el camino correcto al Padre. Nosotros no hemos visto a Jesús como Tomás y Felipe lo hicieron, pero podemos seguir las enseñanzas que Él nos dejó en la Biblia. ¡Ese es nuestro mapa que nos mantendrá en el camino correcto. Página 7


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Notas cortas Café de mujeres

Las organizadoras del café “Especialmente para ti… mujer” piden a las mujeres de la congregación que no se olviden de llevar invitadas a este evento que periódicamente efectúan en el hotel Santiago Plaza. De preferencia deben ser mujeres que no han aceptado a Jesús como su Salvador. Estos cafés de alcance han dado muy buenos resultados. El próximo se efectuará el jueves 2 de junio.

Semana juvenil

Dos aspectos de la Escuela dominical

Avance en Escuela Dominical Avances significativos ha tenido la asistencia a la Escuela Dominical en las últimas semanas, fruto del interés creciente de las familias y de las personas en lo individual por aprender más de la Palabra de Dios. Las verdades bíblicas y la doctrina básica de la Iglesia de Dios son la base fundamental de las enseñanzas de la Escuela Dominical, lo cual pone de manifiesto la necesidad de todos de asistir a sus aulas, si es que quieren crecer en los caminos del Señor. El cuerpo pastoral hace un llamado a todos los miembros que asisten a los cultos dominicales para que no se conformen solamente con eso, sino que su proyecto de alabanza y adoración a Dios incluya la asistencia a la Escuela Dominical. Asimismo se informa a quienes recientemente aceptaron a Jesús como su Salvador que aún pueden inscribirse en los cursos de discipulado CRECE que se ofrecen al mismo tiempo que la ED. Página 6

Muy avanzados están los preparativos de la próxima Semana Juvenil que se efectuará del 15 al 18 de junio próximo. A este evento que se realizará en nuestro templo asistirán jóvenes de las Iglesias de la Olivares, de San Benito, Las Quintas y Pan de Vida.

Preparan seminario

El pastor Juan Monge anuncia que el 17 y 18 de julio se reanudará la impartición del seminario Sendas Antiguas, dirigido a líderes de nuestra congregación. Así, pues, anoten esas fechas en la agenda, pues se pretende seguir preparando al liderazgo para un mejor desempeño en el trabajo del Señor.

Recibirá la Iglesia a 15 nuevos miembros El domingo 29 serán recibidos como nuevos miembros de la Iglesia de Dios los quince hermanos que fueron bautizados en el campamento familiar de Bahía de Kino. La congregación local se congratula por la decisión tomada por los futuros miembros, pues ellos, al bajar a las aguas bautismales, anunciaron públicamente que han aceptado a Jesús como su único y suficiente salvador. Los recién bautizados son; Génesis López Montoy, Dulce Mireya Verduzco Martínez, Mirna Francelin Hernández Gutierrez, Francis Pamela Arámburo Pérez, Martha Mariana Lugo Aguilar, Guillermo Hernández Montes, Maria Je-

sús Navarro López, Ramón Gámez Velásquez, Génesis Ivonne Morales Llanos, Paula Guadalupe Hernández Cabral, Víctor Hugo Lezama Ríos, Ludwiga Anahi González Fal-

cón, Isaac González Falcón, Carmen Leticia Togawa Barraza, y Maria Alejandra Yépiz Soto. Dios los bendiga y los felicitamos por haber tomado la decisión más importante de su vida.

Bienvenido Dr. Ramírez; predicará hoy El Dr. David Ramírez, director de campo de la Iglesia de Dios en Latinoamérica, nos visita y hoy predicará en los dos servicios matutinos que se efectuarán en nuestro templo, a las nueve de la mañana y doce del día. Su visita a Hermosillo obedece a la invitación del Seminario Bíblico Mexicano, SEBIME, para que asistiera ayer sábado a la graduación de la última generación de seminaristas. Este evento se realizó en nuestro templo. Asimismo, el Dr. Ramírez ofrecerá a partir de mañana y hasta el día 28, un curso para pastores y estudiantes de SEBIME denominado “Lide-

razgo de alto impacto en tiempo de crisis”. Este curso se desarrollará en las instalaciones del Seminario. El Dr. Ramírez es originario de Chile y ha ocupado importantes cargos administrativos en la Iglesia de Dios. Ha fundado numerosas iglesias y es un gran predicador de la Palabra. Así pues, esté listo para escucharle hoy dos poderosos mensajes. Además, hoy mismo, en el servicio de las seis de la tarde, tendremos también un predicador invitado. Él es el destacado concertista y predicador Israel Martínez. Invite a sus amistades y asista usted mismo a este servicio. Es importante que lo haga. El hermano Martínez estará también en los servicios matutinos en su faceta de concertista. Página 3


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

El sueño de Dios ¿se frustrará? Depende de nosotros lograr unidad con Cristo

El hombre fue creado para servir a Dios (Efesios 2:8-10) y para servir a otros. Por esto el gran deseo del Creador es que la Iglesia esté unida entre sí y sea una con Él en la Gran Comisión para que nadie se quede fuera. Sin embargo, a través de la historia, el deseo de Dios se ha quedado trunco porque no todos han estado dispuestos a servirle. La gran paradoja es que Dios, siendo el Creador y Quien todo lo puede, está impedido de obligar al hombre a servirle, por respeto a su decisión de aceptar la voluntad de su creación.

En todo lugar

El hombre no fue creado para consumir, respirar y luego morir. Fue creado para servir a Dios en el hogar, en su ciudad, en el país, en la Iglesia. Por tanto, todo aquel que se dice seguidor de Jesús y sólo está sentado en la banca y no siente ninguna inclinación a servir, sólo está diciendo que Jesús no ha entrado a su vida. El verdadero cristiano busca ser de bendición y aportar con su esfuerzo al enPágina 4

que Dios no violará la capacidad de libre elección de cada quien para forzarlo a optar por el servicio y la sumisión a su más alto propósito y a su voluntad.

grandecimiento del reino. Las estadísticas revelan que sólo un 20% de los miembros de nuestra congregación hace el trabajo de la congregación. Lo ideal es que el resto acepte el gran desafío y que el número de hermanos comprometidos con Dios aumente y participe y active en la obra. Que se decidan a formar parte del equipo de Dios.

La disyuntiva

Jesús dice en el versículo 21: “Para que el mundo crea que tú me enviaste”. No existe razón para que nuestros familiares y el mundo crean que somos de Dios si actuamos como hijos del enemigo y no como hijos de Dios.

A un nuevo nivel

La Iglesia, gracias al esfuerzo de quienes han entendido el llamado, ha crecido. Esto no se puede negar; pero imaginen lo que pasaría si el número de comprometidos con Dios aumentara. Nuestra congregación entraría a una nueva etapa en la que cosecharía el resultado de su trabajo y sería luz para Hermosillo. Los asistentes a esta congregación son pueblo escogido para llevar adelante la obra y comenzar a levantar la cosecha. Urge que se integren al equipo de Dios, y nadie debe quedarse fuera del proyecto.

El sueño de Dios

Jesús dice en Juan 17:20-

23: “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”. Esto demuestra que Dios

sueña con una Iglesia en la cual la unidad sea la regla y no la excepción. Sueña con un tiempo cuando seamos uno solo, con él y con los demás hijos suyos.

El “equipo soñado”

Jesús compartió su sueño cuando dijo: “Yo ruego por ellos… para que sean uno¨. En cinco ocasiones lo expresó como si esperara que ese énfasis lo hiciera realidad Dios desea formar con nosotros un “equipo soñado”, que sea invencible y que no sufra humillantes derrotas ante el enemigo. Dios sigue esperando

que la voluntad del ser humano sea quebrantada y le crea para que su sueño se pueda hacer una realidad.

Está en nuestras manos

Ese sueño de Dios se encuentra en nuestras manos. No impidamos con nuestras actitudes el deseo de Dios de entrar a la cancha para que, juntos, Él y nosotros, le demos una inolvidable vapuleada al enemigo. Todos nosotros hemos sido escogidos por nuestro capitán para integrar un equipo de ensueño que impacte al mundo. Pero tampoco debemos olvidar

Quizá esto te sorprenda, pero las súplicas de Jesús por la unidad parecen ser su única oración sin respuesta, lo cual nos pone en una disyuntiva en la que nosotros decidiremos el futuro espiritual de nuestras familias, de la Iglesia y de nuestra Ciudad. La disyuntiva es: o nuestra voluntad se quebranta, o el sueño de Dios se frustra. Démosle a Dios el equipo que él siempre ha soñado y que nunca ha conseguido. Nuestra familia, la iglesia y la ciudad serán bendecidas con nuestro testimonio y compromiso con Dios dentro y fuera de la congregación, si nuestra decisión es integrarnos al “equipo soñado” de Dios. Página 5


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

El sueño de Dios ¿se frustrará? Depende de nosotros lograr unidad con Cristo

El hombre fue creado para servir a Dios (Efesios 2:8-10) y para servir a otros. Por esto el gran deseo del Creador es que la Iglesia esté unida entre sí y sea una con Él en la Gran Comisión para que nadie se quede fuera. Sin embargo, a través de la historia, el deseo de Dios se ha quedado trunco porque no todos han estado dispuestos a servirle. La gran paradoja es que Dios, siendo el Creador y Quien todo lo puede, está impedido de obligar al hombre a servirle, por respeto a su decisión de aceptar la voluntad de su creación.

En todo lugar

El hombre no fue creado para consumir, respirar y luego morir. Fue creado para servir a Dios en el hogar, en su ciudad, en el país, en la Iglesia. Por tanto, todo aquel que se dice seguidor de Jesús y sólo está sentado en la banca y no siente ninguna inclinación a servir, sólo está diciendo que Jesús no ha entrado a su vida. El verdadero cristiano busca ser de bendición y aportar con su esfuerzo al enPágina 4

que Dios no violará la capacidad de libre elección de cada quien para forzarlo a optar por el servicio y la sumisión a su más alto propósito y a su voluntad.

grandecimiento del reino. Las estadísticas revelan que sólo un 20% de los miembros de nuestra congregación hace el trabajo de la congregación. Lo ideal es que el resto acepte el gran desafío y que el número de hermanos comprometidos con Dios aumente y participe y active en la obra. Que se decidan a formar parte del equipo de Dios.

La disyuntiva

Jesús dice en el versículo 21: “Para que el mundo crea que tú me enviaste”. No existe razón para que nuestros familiares y el mundo crean que somos de Dios si actuamos como hijos del enemigo y no como hijos de Dios.

A un nuevo nivel

La Iglesia, gracias al esfuerzo de quienes han entendido el llamado, ha crecido. Esto no se puede negar; pero imaginen lo que pasaría si el número de comprometidos con Dios aumentara. Nuestra congregación entraría a una nueva etapa en la que cosecharía el resultado de su trabajo y sería luz para Hermosillo. Los asistentes a esta congregación son pueblo escogido para llevar adelante la obra y comenzar a levantar la cosecha. Urge que se integren al equipo de Dios, y nadie debe quedarse fuera del proyecto.

El sueño de Dios

Jesús dice en Juan 17:20-

23: “Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado”. Esto demuestra que Dios

sueña con una Iglesia en la cual la unidad sea la regla y no la excepción. Sueña con un tiempo cuando seamos uno solo, con él y con los demás hijos suyos.

El “equipo soñado”

Jesús compartió su sueño cuando dijo: “Yo ruego por ellos… para que sean uno¨. En cinco ocasiones lo expresó como si esperara que ese énfasis lo hiciera realidad Dios desea formar con nosotros un “equipo soñado”, que sea invencible y que no sufra humillantes derrotas ante el enemigo. Dios sigue esperando

que la voluntad del ser humano sea quebrantada y le crea para que su sueño se pueda hacer una realidad.

Está en nuestras manos

Ese sueño de Dios se encuentra en nuestras manos. No impidamos con nuestras actitudes el deseo de Dios de entrar a la cancha para que, juntos, Él y nosotros, le demos una inolvidable vapuleada al enemigo. Todos nosotros hemos sido escogidos por nuestro capitán para integrar un equipo de ensueño que impacte al mundo. Pero tampoco debemos olvidar

Quizá esto te sorprenda, pero las súplicas de Jesús por la unidad parecen ser su única oración sin respuesta, lo cual nos pone en una disyuntiva en la que nosotros decidiremos el futuro espiritual de nuestras familias, de la Iglesia y de nuestra Ciudad. La disyuntiva es: o nuestra voluntad se quebranta, o el sueño de Dios se frustra. Démosle a Dios el equipo que él siempre ha soñado y que nunca ha conseguido. Nuestra familia, la iglesia y la ciudad serán bendecidas con nuestro testimonio y compromiso con Dios dentro y fuera de la congregación, si nuestra decisión es integrarnos al “equipo soñado” de Dios. Página 5


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Notas cortas Café de mujeres

Las organizadoras del café “Especialmente para ti… mujer” piden a las mujeres de la congregación que no se olviden de llevar invitadas a este evento que periódicamente efectúan en el hotel Santiago Plaza. De preferencia deben ser mujeres que no han aceptado a Jesús como su Salvador. Estos cafés de alcance han dado muy buenos resultados. El próximo se efectuará el jueves 2 de junio.

Semana juvenil

Dos aspectos de la Escuela dominical

Avance en Escuela Dominical Avances significativos ha tenido la asistencia a la Escuela Dominical en las últimas semanas, fruto del interés creciente de las familias y de las personas en lo individual por aprender más de la Palabra de Dios. Las verdades bíblicas y la doctrina básica de la Iglesia de Dios son la base fundamental de las enseñanzas de la Escuela Dominical, lo cual pone de manifiesto la necesidad de todos de asistir a sus aulas, si es que quieren crecer en los caminos del Señor. El cuerpo pastoral hace un llamado a todos los miembros que asisten a los cultos dominicales para que no se conformen solamente con eso, sino que su proyecto de alabanza y adoración a Dios incluya la asistencia a la Escuela Dominical. Asimismo se informa a quienes recientemente aceptaron a Jesús como su Salvador que aún pueden inscribirse en los cursos de discipulado CRECE que se ofrecen al mismo tiempo que la ED. Página 6

Muy avanzados están los preparativos de la próxima Semana Juvenil que se efectuará del 15 al 18 de junio próximo. A este evento que se realizará en nuestro templo asistirán jóvenes de las Iglesias de la Olivares, de San Benito, Las Quintas y Pan de Vida.

Preparan seminario

El pastor Juan Monge anuncia que el 17 y 18 de julio se reanudará la impartición del seminario Sendas Antiguas, dirigido a líderes de nuestra congregación. Así, pues, anoten esas fechas en la agenda, pues se pretende seguir preparando al liderazgo para un mejor desempeño en el trabajo del Señor.

Recibirá la Iglesia a 15 nuevos miembros El domingo 29 serán recibidos como nuevos miembros de la Iglesia de Dios los quince hermanos que fueron bautizados en el campamento familiar de Bahía de Kino. La congregación local se congratula por la decisión tomada por los futuros miembros, pues ellos, al bajar a las aguas bautismales, anunciaron públicamente que han aceptado a Jesús como su único y suficiente salvador. Los recién bautizados son; Génesis López Montoy, Dulce Mireya Verduzco Martínez, Mirna Francelin Hernández Gutierrez, Francis Pamela Arámburo Pérez, Martha Mariana Lugo Aguilar, Guillermo Hernández Montes, Maria Je-

sús Navarro López, Ramón Gámez Velásquez, Génesis Ivonne Morales Llanos, Paula Guadalupe Hernández Cabral, Víctor Hugo Lezama Ríos, Ludwiga Anahi González Fal-

cón, Isaac González Falcón, Carmen Leticia Togawa Barraza, y Maria Alejandra Yépiz Soto. Dios los bendiga y los felicitamos por haber tomado la decisión más importante de su vida.

Bienvenido Dr. Ramírez; predicará hoy El Dr. David Ramírez, director de campo de la Iglesia de Dios en Latinoamérica, nos visita y hoy predicará en los dos servicios matutinos que se efectuarán en nuestro templo, a las nueve de la mañana y doce del día. Su visita a Hermosillo obedece a la invitación del Seminario Bíblico Mexicano, SEBIME, para que asistiera ayer sábado a la graduación de la última generación de seminaristas. Este evento se realizó en nuestro templo. Asimismo, el Dr. Ramírez ofrecerá a partir de mañana y hasta el día 28, un curso para pastores y estudiantes de SEBIME denominado “Lide-

razgo de alto impacto en tiempo de crisis”. Este curso se desarrollará en las instalaciones del Seminario. El Dr. Ramírez es originario de Chile y ha ocupado importantes cargos administrativos en la Iglesia de Dios. Ha fundado numerosas iglesias y es un gran predicador de la Palabra. Así pues, esté listo para escucharle hoy dos poderosos mensajes. Además, hoy mismo, en el servicio de las seis de la tarde, tendremos también un predicador invitado. Él es el destacado concertista y predicador Israel Martínez. Invite a sus amistades y asista usted mismo a este servicio. Es importante que lo haga. El hermano Martínez estará también en los servicios matutinos en su faceta de concertista. Página 3


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Directorio Nuestra visión: Ser una congregación sana, feliz y con ministerio. Tener un gran compromiso con Dios, la familia, la Iglesia y la comunidad.

Nuestra misión: Cumplir la gran comisión ministrando en este tiempo en el poder del Espíritu Santo, a las necesidades físicas, espirituales y emocionales de las personas.

Pastor principal: Juan Monge Zazueta

Pastora asistente:

Yolanda de Zaragoza

Comunicación: Daniel Anduaga G.

Colaboradores: Javier Iñiguez Ma. Eugenia de Iñiguez Guillermo Vázquez Takeshi So

Oficinas: Matamoros y E. Monroy Tels. 212-0468 y 213-2943

Portada Dr. David Ramírez, director de campo en Latinoamérica

La compasión de Jesús

Mateo 9:36: “Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”. Filipenses 2:5: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús”. Fue algo muy especial lo que Dios vino a realizar aquí en la tierra. El Señor recorría las aldeas y las ciudades y sanaba toda dolencia; buscaba ayudar al hombre en todas sus necesidades. Cuando Dios veía las multitudes lo primero que sentía era compasión y una ardiente necesidad de ayudar a aquellas almas. Dice la palabra que las miraba como ovejas sin pastor. Miraba la necesidad y sentía compasión, y no pensaba en delegar para que alguien atendiese el asunto o para que alguien se preocupase y buscase hacer algo al respecto. Tampoco echó la responsabilidad sobre los líderes espirituales, los rabinos, los fariseos para que ellos hiciesen algo. El Señor vino a hacer la voluntad del Padre. NO vino a hacer su propia voluntad, sino la voluntad de su Padre, de Dios. En todo esto hay un llamado divino que debemos entender y al cual debemos reaccionar. Tenemos que empezar a mirar como el Señor miraba. En Juan 5 vemos un estanque, una multitud y en medio de esta multitud Jesús observa con compasión a un hombre paralítico. Jesús no fue indiferente a la necesidad del paralítico. El hombre que es indiferente a la necesidad, está perdiendo o ha perdido la VISIÓN y el corazón de Dios. En el corazón de Dios hay compasión por el alma angustiada, por el desanimado, por el afligido, por el caído, por el que se ha apartado, por el enfermo. Y nosotros muchas veces somos indiferentes a esta realidad. La vemos como algo normal, y cada quien busca lo suyo, su comodidad y como que no le importa lo de los demás. No miramos con el corazón de Dios y no podemos decir que tenemos un llamado de Dios si somos indiferentes a la necesidad. Si cada uno de nosotros hacemos la parte que nos corresponde, entonces veremos fruto abundante en nuestra vida, en la congregación y en nuestra Ciudad. Pastor Juan Monge.

Página 2

Jesús es el mapa Cuando viajamos por lugares que no conocemos es necesario tener un mapa que nos indique el camino para no perdernos. Seguramente pensarás que sería muy bueno contar con un mapa cuando tratamos de seguir a Jesús en nuestra vida diaria. ¿No es cierto? Seguramente esta es la forma en la que pensaban los discípulos de Jesús cuando Él les anunció que los iba a dejar. Jesús les dijo: “Voy a preparar un lugar para ustedes y cuando todo esté listo, vendré y los llevaré para que siempre estén conmigo. Saben el camino a donde voy”. Uno de los discí-

pulos, cuyo nombre era Tomás, le respondió: “No, no sabemos, Señor. No sabemos ni siquiera a dónde vas, así que

¿cómo podremos saber el camino?” Jesús le respondió: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie llega al Padre sino es por mí”. Otro discípulo llamado Felipe se unió a Tomás y dijo: “Señor, enséñanos al Padre y estaremos

satisfechos”. “Felipe”, contestó Jesús, “¿tanto tiempo has estado conmigo y todavía no sabes quien soy? El que me ha visto, ha visto a mi Padre. Así que, ¿por qué me estás preguntando que te enseñe al Padre? “. Seguir las enseñanzas de Jesús era todo lo que los discípulos necesitaban para tomar el camino correcto al Padre. Nosotros no hemos visto a Jesús como Tomás y Felipe lo hicieron, pero podemos seguir las enseñanzas que Él nos dejó en la Biblia. ¡Ese es nuestro mapa que nos mantendrá en el camino correcto. Página 7


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Escuela Dominical

Tema del Mes: El Espíritu Santo

Tema devocional de la semana: Conociendo al Espíritu Santo

Página 8

sobre la tierra; tiene su identidad en la trinidad de Dios (1 Juan 5:7); tiene emociones (Isaías 63:10), es bueno, tierno y amoroso, (Nehemías 9:20), habla (Hebreos 3:7-8), tiene cuerpo espiritual y voluntad propias (1 Corintios 12:11). Está unido a Dios padre y a Dios hijo, Jesucristo (1 Juan 5:8). Él fue enviado aquí con un propósito, el de prepararnos para nuestro encuentro con nuestro Amado. En el libro de Esther, podemos ver que ella pasó por un proceso de preparación antes de ver al rey Asuero. Había un eunuco encargado de las mujeres (Hegai=Separación), quien la preparó especialmente, le aconsejó en todo momento, la protegió, nunca la abandonó y le enseñó todo lo que debería de saber para ese gran día. Esta parte de la escritura nos describe el trabajo del Espíritu Santo en nuestra vida para prepararnos para nuestro encuentro con el Rey de reyes y Señor de señores, pero este proceso no es posible sin el consentimiento de nosotros. El Espíritu de Dios es un caballero y no llegará más lejos en nuestra vida de lo que le permitamos. El apóstol Pablo en (2 Corintios 13:14 NVI) termina su epístola: “Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sea con todos ustedes”. Conscientes de la importancia de esta comunión, debemos esforzarnos por tenerla. Como toda relación, requiere de voluntad y esfuerzo. Recordemos que Él es nuestro compañero en nuestro peregrinar sobre la tierra y que estamos en el mundo pero no somos de este mundo. El regreso de nuestro Señor será en un momento inesperado, de tal forma que debemos estar preparados en todo momento, tomados de la mano de su Espíritu y que nuestro anhelo sea el de Él, como dice la escritura: “El Espíritu y la esposa dicen: Ven” (Apoc 22:17) Vladimir Romero R. Superintendente Escuela Dominical

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

domingo 22 de mayo de 2011

No. 187

¿Quién es el Espíritu Santo?, ¿le conocemos realmente? ¿tenemos comunión con Él diariamente?, ¿le permitimos que obre en nuestra vida siempre?, ¿dependemos de Él para cada situación en nuestra vida? El día que aceptamos a nuestro Señor Jesucristo y le entregamos nuestras vidas se nos enseñó que somos nacidos de nuevo gracias al Espíritu Santo. Después emprendimos una búsqueda de Dios en su palabra, y cada día seguimos aprendiendo de las verdades del reino de Dios. Se nos enseña acerca de Jesucristo, su Sangre, sus verdades liberadoras, sus promesas, su amor y muchos otros temas que nos edifican y ayudan a crecer en Dios. Sin embargo, muchas veces en nuestro caminar dejamos de lado a la persona más importante sobre el planeta, quien está con nosotros y hace posible todo lo que mencionamos anteriormente. Nuestra salvación no hubiera sido posible si no fuese porque el Espíritu Santo nos convenció de pecado (Juan 16:8), y nuestro nuevo nacimiento no hubiese ocurrido si no fuese por el poder del Espíritu de Dios (Juan 3:5-6). No hubiésemos entendido las Escrituras (2 Pedro 1:21) ni aprendido las verdades del reino si no fuese porque Él nos enseña todas las cosas (Juan 16:13), y no avanzaríamos en nuestro caminar si no estuviese siempre con nosotros y en nosotros (1Corintios 3:16). Dios y Jesucristo están en el cielo y el Espíritu Santo es la persona divina que está con nosotros

Bievenido Dr. Ramírez

Noticentral 187  

Boletin Informativo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you