Issuu on Google+

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

El valor de las promesas

Página 8

cer ante la grandeza de Dios. Dios no falla a sus promesas y el hombre sí. Dios dice en Hebreos 13:5: “No te desampararé ni te dejaré”. ¡Dios nunca abandona al creyente! Esa es una promesa incondicional de Dios. Cuando Dios da una promesa incondicional, Él dice: “HARÉ TAL COSA” y no importa que al hombre le guste o no le guste, que lo crea o no lo crea. Dios lo hará de todos modos. Sin embargo, hay otras promesas de Dios que están condicionadas a lo que nosotros hagamos, y una de ellas dice en Santiago 4:10: “Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.” Un poco antes, en Santiago 4:8, dice: “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros.” En Hechos 16:31: “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.” En Hebreos 4:2 la Escritura dice: “Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.” Todo lo anterior quiere decir, que fuera de las promesas incondicionales de Dios, hay otras que necesitan de nuestra fe y de una buena actitud delante de Dios para su cabal cumplimiento. Es decir, muchas promesas de Dios no nos beneficiarán a menos que las creamos y a la vez cumplamos las que nosotros hagamos. Así, pues, si se comprometió a consagrar su vida a Dios, a dedicar tiempo al ayuno y la oración; si ofreció colaborar en trabajos manuales en la Iglesia, tales como labores de mantenimiento y de mejora en las instalaciones, es hora de que comience a cumplirlas. Y recuerde la promesa de Dios: “No te desampararé ni te dejaré”.

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

domingo 7 de marzo de 2010

Oremos por nuestros pastores Págs. 4 y 5

No. 139

Dios ha dado promesa de bendición para nuestras vidas y es evidente que sus ojos están puestos sobre nosotros constantemente. Dios es un Dios que cumple sus promesas y, de la misma manera, debemos cumplirle las que le hacemos. ¿Qué es una promesa? Es el ofrecimiento voluntario de cada quien, de dar a alguien algo o hacer algo por él. A diario hacemos infinidad de promesas. Una muy común es la que hacemos a nuestros hijos: “Mañana te llevo al parque”, o bien el ofrecimiento a un compañero de trabajo: “espérame en el café a las cinco de la tarde”. A veces las cumplimos, pero la mayoría no. Y ahí está el problema. ¿No se han puesto a pensar en el significado que tiene una promesa para la persona a la que se la hacemos? La acción de prometer impacta a quien prometemos, pero muchas veces caminamos en la vida haciendo promesas por todos lados sin medir las consecuencias y sin tomar en cuenta los estragos que causamos. Una promesa es una promesa y se debe cumplir. No hay de otra. Por eso, si en enero pasado, durante el periodo de consagración y de ayuno y oración, hicimos algún compromiso con Dios para lo que resta del año, debemos cumplirlo. Dios cumple sus promesas y a nosotros corresponde la consagración de nuestras vidas a su servicio y la participación en los tiempos de oración y ayuno y la lectura de la Palabra que ofrecimos dedicar durante todos los meses de este año. Debemos recordar el compromiso de dedicar por lo menos tres días de cada mes al ayuno y la oración. Es lo que corresponde al diezmo de nuestro tiempo, y es lo menos que podemos ha-

La propiedad es un don de Dios, pero la posesión es por obediencia Pág. 2


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Directorio Nuestra visión: Ser una congregación sana, feliz y con ministerio. Tener un gran compromiso con Dios, la familia, la Iglesia y la comunidad.

Nuestra misión: Cumplir la gran comisión ministrando en este tiempo en el poder del Espíritu Santo, a las necesidades físicas, espirituales y emocionales de las personas.

Pastor principal: Juan Monge Zazueta

Pastores asistentes:

Yolanda de Zaragoza Carlos Castro

Comunicación: Daniel Anduaga G.

Colaboradores: Javier Iñiguez Ma. Eugenia de Iñiguez Guillermo Vázquez Takeshi So

Oficinas: Matamoros y E. Monroy Tels. 212-0468 y 213-2943

Portada Salida de los jóvenes de nuestra congregación al retiro juvenil

Página 2

La propiedad es un don de Dios, pero la posesión es por obediencia

“Mi siervo Moisés ha muerto. Ahora levántate, pasa el Jordán tú con todo este pueblo, a la tierra que yo doy a los hijos de Israel...” (Josué 1:2) La tierra se le da al pueblo de Israel, de la misma manera que la vida en Cristo está a nuestro alcance sin tener que hacer el más mínimo esfuerzo. En el versículo tres se observa que a pesar de que la tierra les había sido dada, seguía siendo necesario que tomasen posesión de ella. El título de propiedad es un don de Dios, pero la posesión es el resultado de nuestro caminar en obediencia. “Yo os he dado, como lo había prometido a Moisés, todo lugar que pise la planta de vuestro pie.” (1:3) La idea es que podemos tener todo cuanto tomemos. Podemos tener todo lo que queramos de la vida espiritual; nunca se nos dará más. Dios no da, nunca, más de lo que estemos decididos a tomar. De modo que si no estamos satisfechos con el grado de experiencia real de victoria, es debido sencillamente a que no hemos querido más. Podemos disfrutar de todo cuanto queramos. “Yo os he dado... todo lugar que pise la planta de vuestro pie.” A continuación se describe la tierra como abundante y de gran extensión, una vida en la que encontrará usted todo lo que necesite, en todos los aspectos de su vida. “Una tierra en la que fluye leche y miel. (Éxodo. 3:8) Pero paradójicamente nos encontramos con una tierra en la que se plantea al mismo tiempo el conflicto y la victoria: El secreto de vivir en la tierra incluye tanto una promesa como una presencia, un corazón obediente y un espíritu de poder. Dios dijo: “Esfuérzate y sé valiente, porque tú harás que este pueblo tome posesión de la tierra que juré a sus padres que les daría. Solamente esfuérzate y sé muy valiente”... Va a requerir valor porque no se puede ir de un lado a otro, sin ningún propósito, entre la multitud. Es preciso caminar contra corriente. La palabra escrita debe de ser nuestra continua meditación, que nos ha sido mandada, y debemos de estudiarla a fin de “conocer la verdad y la verdad os hará libres. (Juan 8:32) Y contamos con la presencia del Espíritu Santo que nos acompaña porque un corazón obediente da como resultado un espíritu de poder”. Así es la vida en la tierra. Pastor Juan Monge

El Nacimiento de la Iglesia Cuando Jesús murió, sus seguidores, asustados, se escondieron. Después Él resucitó de los muertos y se mostró a Sus discípulos. Jesús planeaba dejarlos, para volver al Cielo donde Él siempre había vivido con Dios, Su Padre. Antes de irse, Jesús prometió a Sus seguidores que mandaría al Espíritu de Dios para ser su Consolador y Ayuda. (Juan 15:26) Algunos días después de irse Jesús, vino el Espíritu Santo. Sucedió así: Alrededor de 120 seguidores de Jesús estaban orando juntos en una casa. De repente la casa se llenó del sonido de un fuerte viento. Llamas de fuego des-

cansaron sobre cada persona. Estaban todos llenos del Espíritu Santo ¡tal como Jesús había prometido! Afuera en las calles, los seguidores

de Jesús hablaron idiomas que nunca habían aprendido. Las visitas quedaron asombradas. “¿Qué significa esto?” preguntaron. “Están llenos de vino nuevo,” se burlaron otros. Pero Pedro dijo, “Estos no están ebrios… esto es lo que fue hablado por el profeta Joel. . .”

Pedro entonces les recordó que muchos años antes , Dios había prometido que el Espíritu Santo vendría a bendecir y ayudar a las personas. Pedro y Juan dijeron a la gente que debían arrepentirse de sus pecados y ser bautizados en el nombre de Jesucristo. “Y reciban el don del Espíritu Santo,” dijo Pedro. Unos 3000 obedicieron y se hicieron seguidores de Cristo. Al pasar tiempo, más y más personas fueron añadidas a la iglesia que el Señor había empezado el día que vino el Espíritu Santo. El Espíritu Santo llenó el pueblo de Dios con poder y la iglesia recién nacida creció y creció. Página 7


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Expectación por café de varones

Gran expectación ha despertado en nuestra congregación el anuncio de la celebración, el próximo día 16, del primer “Café de Hombres de Acción”. El pastor Juan Monge informó que hasta ayer se había confirmado la colocación de por lo menos cien boletos para otros tantos varones que asistirán como invitados al citado evento. Esto quiere decir que a pesar de que faltan días para la celebración del café, ya se han superado las expectativas. Ahora falta que la Palabra haga su efecto y muchos varones acepten a Jesús como el Salvador de sus almas. Esa es, precisamente, la finalidad del “Café de Hombres de Acción”: que muchos hombres de Hermosillo escuchen el Evangelio. El evento se desarrollará en el anexo del templo y la cuota de recuperación es de $30.00 por persona, por ser el primer café que organizan los varones de nuestra congregación.

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Notas cortas Servicio

Quienes tengan interés en servir dentro de la Iglesia deben ponerse en contacto con el pastor Juan Monge. “Es importante saber quienes tienen interés en activar en lo que tiene que ver con la dirección de los servicios y con los diferentes ministerios de nuestro templo”, señaló. Todos serán tomados en cuenta.

Invitación

El ministerio de la Mujer invita a todas las mujeres a la celebración del décimo aniversario del ministerio de “Lazos de Amor”, que se llevará a cabo el martes 23 de marzo a las cinco de la tarde. El acto se efectuará en el salón anexo del templo, y la conferenciante invitada será nuestra hermana Bárbara Durán. El costo por asistente será de $75.00.

Lunes de oración

En cómodos camiones contratados ex profeso, más de un centenar de jóvenes de nuestra congregación salieron ayer a las ocho de la mañana hacia el rancho Bethania, en donde celebrarían su retiro anual. El evento inició ayer y termina hoy en la tarde. Página 6

Sigue creciendo el número de gente que le cree a Dios y está siendo testigo del mover de Dios en los lunes de oración. No falte mañana lunes, véngase a ver los milagros. Dios se está manifestando grandemente. Si tiene problemas o está enfermo, no se quede en casa. Hay solución.

Capítulos de la Biblia para leer esta semana Mes marzo

Día Lunes 8 Martes 9 Miércoles 10 Jueves11 Viernes 12 Sábado 13 Domingo 14

Lectura Números 31-32 Números 33-34 Números 35-36 Deuter. 1-2 Deuter. 3-4 Deuter. 5-7 Deuter. 8-10

Los recuerdos invadieron el templo. Historias vivientes de valor y templanza cristianos, personalizadas en cada uno de los integrantes del ministerio de la “Edad de Oro”, dieron un toque inusitado al primer servicio de adoración del domingo pasado. El culto fue dirigido por ese ministerio, como parte de la celebración del primer aniversario del programa radial que la “Edad de Oro” realiza todos los sábados, de dos a tres de la tarde, en Radio Capital, en la frecuencia 9.20 de AM. La Gloria de Dios se manifestó en los viejos himnos y “coritos” que se entonaron. Las fotografías muestran aspectos del culto. Página 3


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Oremos por nuestros pastores Retiro pastoral el fin de semana próximo

Como parte de su preparación, y del propósito de ser un instrumento que ayude a perfeccionar a los cristianos, los pastores de la zona sur del territorio noroeste-norte de la Iglesia de Dios asistirán a un retiro pastoral los días 10, 11 y 12 de marzo. Este retiro se efectuará en el campito de la familia Acedo, ubicado en el Real del Alamito, y es organizado por la Oficina de Cuidado Pastoral que presiden el pastor Juan Monge y su esposa Yolanda de Monge.

Pastores y sus esposas Dependiente de las oficinas territoriales de la Iglesia de Dios, la Oficina de Cuidado Pastoral tiene el propósito de que los pastores tengan un tiempo de ministración y de convivencia. Se calcula una asistencia de por lo menos cincuenta pastores y sus esposas. Los pastores desempeñan un importante, útil y necesario ministerio en la Iglesia. Su propósito, como lo declara el apóstol Pablo, es perfeccionar a los cristianos, y considerando que son un instrumento de Dios Página 4

que es una bendición para la Iglesia poder contribuir con el Señor en la atención de sus siervos. “Por eso –agregó-, hacemos un llamado a las congregaciones a que abracen este proyecto y le otorguen su apoyo a través de las ofrendas”. En el templo central, en los dos cultos de hoy domingo, se

para bendición de las diferentes congregaciones de la Iglesia de Dios, se busca fortalecerlos en su relación matrimonial, familiar y material.

Discípulos de Cristo “De esa manera –dice el pastor Monge- es posible que esos pastores a su vez sean factores para que sus respectivas congregaciones sean integradas por familias sanas, felices y con ministerio.” ¿Qué es un pastor? Antes que nada es un discípulo de Jesucristo; es alguien sujeto en obediencia a Cristo y su Iglesia. Ha sido llamado por Jesucristo al ministerio de cuidar vidas en una congregación cristiana, labor que requiere una sólida capacitación espiritual, de parte de otros ministros con experiencia.

Mismos problemas Es necesario que recordemos que el pastor es una persona normal. Un pastor es un hombre o una mujer que ha recibido este encargo del Señor y tiene los mismos problemas y necesidades que las ovejas que pasto-

promoverá una ofrenda especial a fin de ayudar a solventar los gastos del retiro. Recuerde: su pastor ha sido llamado para servirle, y usted ha sido llamado por Dios para escuchar la Palabra de boca de su pastor. El apoyo y respeto mutuos construye el Cuerpo de Cristo.

Jehová es mi Pastor

rean, de ahí la preocupación de la Oficina de Cuidado Pastoral de organizar este retiro fortalecer su vida espiritual y mantener sus matrimonios sanos y felices a disposición plena de Dios. El pastor Monge dijo que en otra fecha que dará a conocer más adelante, se realizará un segundo retiro para los pastores de la zona norte del territorio noroeste-norte de la Iglesia de Dios.

Necesitan apoyo El pastorado es uno de los cinco ministerios de la Iglesia (Efesios 4:11), y su función es

muy necesaria, ya que en torno al pastor se desarrolla y crece la obra de Dios. Dada la importancia del evento, se hacen esfuerzos para que ningún pastor se quede sin asistir. Una medida que ayudará en este propósito es que este retiro no sea una carga económica para los asistentes. La Oficina de Cuidado Pastoral y las oficinas territoriales cubrirán los gastos, con el apoyo de las ofrendas que se levantarán en cada una de las congregaciones de los pastores asistentes.

Ofrenda especial El pastor Juan Monge dijo

Salmo 23 1 Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.(A) 3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. Página 5


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Oremos por nuestros pastores Retiro pastoral el fin de semana próximo

Como parte de su preparación, y del propósito de ser un instrumento que ayude a perfeccionar a los cristianos, los pastores de la zona sur del territorio noroeste-norte de la Iglesia de Dios asistirán a un retiro pastoral los días 10, 11 y 12 de marzo. Este retiro se efectuará en el campito de la familia Acedo, ubicado en el Real del Alamito, y es organizado por la Oficina de Cuidado Pastoral que presiden el pastor Juan Monge y su esposa Yolanda de Monge.

Pastores y sus esposas Dependiente de las oficinas territoriales de la Iglesia de Dios, la Oficina de Cuidado Pastoral tiene el propósito de que los pastores tengan un tiempo de ministración y de convivencia. Se calcula una asistencia de por lo menos cincuenta pastores y sus esposas. Los pastores desempeñan un importante, útil y necesario ministerio en la Iglesia. Su propósito, como lo declara el apóstol Pablo, es perfeccionar a los cristianos, y considerando que son un instrumento de Dios Página 4

que es una bendición para la Iglesia poder contribuir con el Señor en la atención de sus siervos. “Por eso –agregó-, hacemos un llamado a las congregaciones a que abracen este proyecto y le otorguen su apoyo a través de las ofrendas”. En el templo central, en los dos cultos de hoy domingo, se

para bendición de las diferentes congregaciones de la Iglesia de Dios, se busca fortalecerlos en su relación matrimonial, familiar y material.

Discípulos de Cristo “De esa manera –dice el pastor Monge- es posible que esos pastores a su vez sean factores para que sus respectivas congregaciones sean integradas por familias sanas, felices y con ministerio.” ¿Qué es un pastor? Antes que nada es un discípulo de Jesucristo; es alguien sujeto en obediencia a Cristo y su Iglesia. Ha sido llamado por Jesucristo al ministerio de cuidar vidas en una congregación cristiana, labor que requiere una sólida capacitación espiritual, de parte de otros ministros con experiencia.

Mismos problemas Es necesario que recordemos que el pastor es una persona normal. Un pastor es un hombre o una mujer que ha recibido este encargo del Señor y tiene los mismos problemas y necesidades que las ovejas que pasto-

promoverá una ofrenda especial a fin de ayudar a solventar los gastos del retiro. Recuerde: su pastor ha sido llamado para servirle, y usted ha sido llamado por Dios para escuchar la Palabra de boca de su pastor. El apoyo y respeto mutuos construye el Cuerpo de Cristo.

Jehová es mi Pastor

rean, de ahí la preocupación de la Oficina de Cuidado Pastoral de organizar este retiro fortalecer su vida espiritual y mantener sus matrimonios sanos y felices a disposición plena de Dios. El pastor Monge dijo que en otra fecha que dará a conocer más adelante, se realizará un segundo retiro para los pastores de la zona norte del territorio noroeste-norte de la Iglesia de Dios.

Necesitan apoyo El pastorado es uno de los cinco ministerios de la Iglesia (Efesios 4:11), y su función es

muy necesaria, ya que en torno al pastor se desarrolla y crece la obra de Dios. Dada la importancia del evento, se hacen esfuerzos para que ningún pastor se quede sin asistir. Una medida que ayudará en este propósito es que este retiro no sea una carga económica para los asistentes. La Oficina de Cuidado Pastoral y las oficinas territoriales cubrirán los gastos, con el apoyo de las ofrendas que se levantarán en cada una de las congregaciones de los pastores asistentes.

Ofrenda especial El pastor Juan Monge dijo

Salmo 23 1 Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará.(A) 3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días. Página 5


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Expectación por café de varones

Gran expectación ha despertado en nuestra congregación el anuncio de la celebración, el próximo día 16, del primer “Café de Hombres de Acción”. El pastor Juan Monge informó que hasta ayer se había confirmado la colocación de por lo menos cien boletos para otros tantos varones que asistirán como invitados al citado evento. Esto quiere decir que a pesar de que faltan días para la celebración del café, ya se han superado las expectativas. Ahora falta que la Palabra haga su efecto y muchos varones acepten a Jesús como el Salvador de sus almas. Esa es, precisamente, la finalidad del “Café de Hombres de Acción”: que muchos hombres de Hermosillo escuchen el Evangelio. El evento se desarrollará en el anexo del templo y la cuota de recuperación es de $30.00 por persona, por ser el primer café que organizan los varones de nuestra congregación.

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Notas cortas Servicio

Quienes tengan interés en servir dentro de la Iglesia deben ponerse en contacto con el pastor Juan Monge. “Es importante saber quienes tienen interés en activar en lo que tiene que ver con la dirección de los servicios y con los diferentes ministerios de nuestro templo”, señaló. Todos serán tomados en cuenta.

Invitación

El ministerio de la Mujer invita a todas las mujeres a la celebración del décimo aniversario del ministerio de “Lazos de Amor”, que se llevará a cabo el martes 23 de marzo a las cinco de la tarde. El acto se efectuará en el salón anexo del templo, y la conferenciante invitada será nuestra hermana Bárbara Durán. El costo por asistente será de $75.00.

Lunes de oración

En cómodos camiones contratados ex profeso, más de un centenar de jóvenes de nuestra congregación salieron ayer a las ocho de la mañana hacia el rancho Bethania, en donde celebrarían su retiro anual. El evento inició ayer y termina hoy en la tarde. Página 6

Sigue creciendo el número de gente que le cree a Dios y está siendo testigo del mover de Dios en los lunes de oración. No falte mañana lunes, véngase a ver los milagros. Dios se está manifestando grandemente. Si tiene problemas o está enfermo, no se quede en casa. Hay solución.

Capítulos de la Biblia para leer esta semana Mes marzo

Día Lunes 8 Martes 9 Miércoles 10 Jueves11 Viernes 12 Sábado 13 Domingo 14

Lectura Números 31-32 Números 33-34 Números 35-36 Deuter. 1-2 Deuter. 3-4 Deuter. 5-7 Deuter. 8-10

Los recuerdos invadieron el templo. Historias vivientes de valor y templanza cristianos, personalizadas en cada uno de los integrantes del ministerio de la “Edad de Oro”, dieron un toque inusitado al primer servicio de adoración del domingo pasado. El culto fue dirigido por ese ministerio, como parte de la celebración del primer aniversario del programa radial que la “Edad de Oro” realiza todos los sábados, de dos a tres de la tarde, en Radio Capital, en la frecuencia 9.20 de AM. La Gloria de Dios se manifestó en los viejos himnos y “coritos” que se entonaron. Las fotografías muestran aspectos del culto. Página 3


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

Directorio Nuestra visión: Ser una congregación sana, feliz y con ministerio. Tener un gran compromiso con Dios, la familia, la Iglesia y la comunidad.

Nuestra misión: Cumplir la gran comisión ministrando en este tiempo en el poder del Espíritu Santo, a las necesidades físicas, espirituales y emocionales de las personas.

Pastor principal: Juan Monge Zazueta

Pastores asistentes:

Yolanda de Zaragoza Carlos Castro

Comunicación: Daniel Anduaga G.

Colaboradores: Javier Iñiguez Ma. Eugenia de Iñiguez Guillermo Vázquez Takeshi So

Oficinas: Matamoros y E. Monroy Tels. 212-0468 y 213-2943

Portada Salida de los jóvenes de nuestra congregación al retiro juvenil

Página 2

La propiedad es un don de Dios, pero la posesión es por obediencia

“Mi siervo Moisés ha muerto. Ahora levántate, pasa el Jordán tú con todo este pueblo, a la tierra que yo doy a los hijos de Israel...” (Josué 1:2) La tierra se le da al pueblo de Israel, de la misma manera que la vida en Cristo está a nuestro alcance sin tener que hacer el más mínimo esfuerzo. En el versículo tres se observa que a pesar de que la tierra les había sido dada, seguía siendo necesario que tomasen posesión de ella. El título de propiedad es un don de Dios, pero la posesión es el resultado de nuestro caminar en obediencia. “Yo os he dado, como lo había prometido a Moisés, todo lugar que pise la planta de vuestro pie.” (1:3) La idea es que podemos tener todo cuanto tomemos. Podemos tener todo lo que queramos de la vida espiritual; nunca se nos dará más. Dios no da, nunca, más de lo que estemos decididos a tomar. De modo que si no estamos satisfechos con el grado de experiencia real de victoria, es debido sencillamente a que no hemos querido más. Podemos disfrutar de todo cuanto queramos. “Yo os he dado... todo lugar que pise la planta de vuestro pie.” A continuación se describe la tierra como abundante y de gran extensión, una vida en la que encontrará usted todo lo que necesite, en todos los aspectos de su vida. “Una tierra en la que fluye leche y miel. (Éxodo. 3:8) Pero paradójicamente nos encontramos con una tierra en la que se plantea al mismo tiempo el conflicto y la victoria: El secreto de vivir en la tierra incluye tanto una promesa como una presencia, un corazón obediente y un espíritu de poder. Dios dijo: “Esfuérzate y sé valiente, porque tú harás que este pueblo tome posesión de la tierra que juré a sus padres que les daría. Solamente esfuérzate y sé muy valiente”... Va a requerir valor porque no se puede ir de un lado a otro, sin ningún propósito, entre la multitud. Es preciso caminar contra corriente. La palabra escrita debe de ser nuestra continua meditación, que nos ha sido mandada, y debemos de estudiarla a fin de “conocer la verdad y la verdad os hará libres. (Juan 8:32) Y contamos con la presencia del Espíritu Santo que nos acompaña porque un corazón obediente da como resultado un espíritu de poder”. Así es la vida en la tierra. Pastor Juan Monge

El Nacimiento de la Iglesia Cuando Jesús murió, sus seguidores, asustados, se escondieron. Después Él resucitó de los muertos y se mostró a Sus discípulos. Jesús planeaba dejarlos, para volver al Cielo donde Él siempre había vivido con Dios, Su Padre. Antes de irse, Jesús prometió a Sus seguidores que mandaría al Espíritu de Dios para ser su Consolador y Ayuda. (Juan 15:26) Algunos días después de irse Jesús, vino el Espíritu Santo. Sucedió así: Alrededor de 120 seguidores de Jesús estaban orando juntos en una casa. De repente la casa se llenó del sonido de un fuerte viento. Llamas de fuego des-

cansaron sobre cada persona. Estaban todos llenos del Espíritu Santo ¡tal como Jesús había prometido! Afuera en las calles, los seguidores

de Jesús hablaron idiomas que nunca habían aprendido. Las visitas quedaron asombradas. “¿Qué significa esto?” preguntaron. “Están llenos de vino nuevo,” se burlaron otros. Pero Pedro dijo, “Estos no están ebrios… esto es lo que fue hablado por el profeta Joel. . .”

Pedro entonces les recordó que muchos años antes , Dios había prometido que el Espíritu Santo vendría a bendecir y ayudar a las personas. Pedro y Juan dijeron a la gente que debían arrepentirse de sus pecados y ser bautizados en el nombre de Jesucristo. “Y reciban el don del Espíritu Santo,” dijo Pedro. Unos 3000 obedicieron y se hicieron seguidores de Cristo. Al pasar tiempo, más y más personas fueron añadidas a la iglesia que el Señor había empezado el día que vino el Espíritu Santo. El Espíritu Santo llenó el pueblo de Dios con poder y la iglesia recién nacida creció y creció. Página 7


Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

El valor de las promesas

Página 8

cer ante la grandeza de Dios. Dios no falla a sus promesas y el hombre sí. Dios dice en Hebreos 13:5: “No te desampararé ni te dejaré”. ¡Dios nunca abandona al creyente! Esa es una promesa incondicional de Dios. Cuando Dios da una promesa incondicional, Él dice: “HARÉ TAL COSA” y no importa que al hombre le guste o no le guste, que lo crea o no lo crea. Dios lo hará de todos modos. Sin embargo, hay otras promesas de Dios que están condicionadas a lo que nosotros hagamos, y una de ellas dice en Santiago 4:10: “Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.” Un poco antes, en Santiago 4:8, dice: “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros.” En Hechos 16:31: “Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.” En Hebreos 4:2 la Escritura dice: “Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.” Todo lo anterior quiere decir, que fuera de las promesas incondicionales de Dios, hay otras que necesitan de nuestra fe y de una buena actitud delante de Dios para su cabal cumplimiento. Es decir, muchas promesas de Dios no nos beneficiarán a menos que las creamos y a la vez cumplamos las que nosotros hagamos. Así, pues, si se comprometió a consagrar su vida a Dios, a dedicar tiempo al ayuno y la oración; si ofreció colaborar en trabajos manuales en la Iglesia, tales como labores de mantenimiento y de mejora en las instalaciones, es hora de que comience a cumplirlas. Y recuerde la promesa de Dios: “No te desampararé ni te dejaré”.

Iglesia de Dios, templo central, Hermosillo, Sonora

domingo 7 de marzo de 2010

Oremos por nuestros pastores Págs. 4 y 5

No. 139

Dios ha dado promesa de bendición para nuestras vidas y es evidente que sus ojos están puestos sobre nosotros constantemente. Dios es un Dios que cumple sus promesas y, de la misma manera, debemos cumplirle las que le hacemos. ¿Qué es una promesa? Es el ofrecimiento voluntario de cada quien, de dar a alguien algo o hacer algo por él. A diario hacemos infinidad de promesas. Una muy común es la que hacemos a nuestros hijos: “Mañana te llevo al parque”, o bien el ofrecimiento a un compañero de trabajo: “espérame en el café a las cinco de la tarde”. A veces las cumplimos, pero la mayoría no. Y ahí está el problema. ¿No se han puesto a pensar en el significado que tiene una promesa para la persona a la que se la hacemos? La acción de prometer impacta a quien prometemos, pero muchas veces caminamos en la vida haciendo promesas por todos lados sin medir las consecuencias y sin tomar en cuenta los estragos que causamos. Una promesa es una promesa y se debe cumplir. No hay de otra. Por eso, si en enero pasado, durante el periodo de consagración y de ayuno y oración, hicimos algún compromiso con Dios para lo que resta del año, debemos cumplirlo. Dios cumple sus promesas y a nosotros corresponde la consagración de nuestras vidas a su servicio y la participación en los tiempos de oración y ayuno y la lectura de la Palabra que ofrecimos dedicar durante todos los meses de este año. Debemos recordar el compromiso de dedicar por lo menos tres días de cada mes al ayuno y la oración. Es lo que corresponde al diezmo de nuestro tiempo, y es lo menos que podemos ha-

La propiedad es un don de Dios, pero la posesión es por obediencia Pág. 2


Noticentral 139