Issuu on Google+

BOLETÍN © Asociación Grupo de Amigos para la Investigación y Conservación de las Aves GAICA—2012

ISSN: 2027 - 9132

Nuevos registros de Aves para Nariño

No. 4 (Abr) 2013

Encuentro con el resguardo Inga de Aponte

LA ERA DE LAS CIENCIAS “OMICAS”


BOLETÍN GAICA

JUNTA DIRECTIVA 2013

Boletín Técnico-Científico e Informativo de la Asociación GAICA

DIRECCIÓN GENERAL Jhon Jairo Calderón

Asociación GAICA Nit. 814006559-5

SUBDIRECCIÓN DE INVESTIGACIONES Cristian Flórez

No. 4 (Abril) 2013 ISSN 2027 - 9132

SUBDIRECCIÓN ACADÉMICA Diego Martínez SUBDIRECCIÓN DE PROYECCIÓN SOCIAL Sandra Álvarez

COORDINACIÓN EDITORIAL Ronald A. Fernández-G.

COORDINACIÓN DE COMUNICACIONES Ronald Fernández

APOYO EDITORIAL (NO.4) Elkin A. Noguera Sandra Urbano Oswaldo Cortés Byron Fernández

SECRETARÍA GENERAL Eliana Villarreal TESORERÍA Diana Burbano

DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN Ronald A. Fernández-G. PORTADA Arco Iris en el Asfalto, Carnaval de Negros y Blancos, Pasto. Foto: J. Leytón, 2013.

FISCAL Yina Pantoja

AGRADECIMIENTOS Manifestamos nuestro agradecimiento a todos los investigadores y amigos quienes participaron de manera activa con sus escritos e hicieron posible este número 4 de nuestro Boletín GAICA. De igual manera agradecemos la participación de nuestros amigos del Círculo de Observadores de Aves del Norte del Ecuador por compartirnos sus experiencias mas recientes. A Oswaldo Cortes por su apoyo Editorial y a Byron Fernández por la revisión de textos.

Coordinación de Comunicaciones Asociación GAICA 2013 © San Juan de Pasto Colombia


TABLA DE CONTENIDO PAG. EDITORIAL

4

NOTA CIENTÍFICA - Nuevos registros de aves para Nariño y su costa pacífica - Nuevos registros de aves en el humedal Ramsar de la Laguna de La Cocha, Suroccidente de Colombia

5 11

NOVEDADES - Estudiando la avifauna del municipio de Sotomayor, Nariño - “Una visita al nororiente de la biodiversidad” Un encuentro con el resguardo Inga de Aponte

14 15

EVENTOS - Importantes registros deja el primer conteo navideño de aves Chiles-Chical

19

NUESTRAS ACTIVIDADES - Pajareando Ando “Arco Iris en el Asfalto”

20

DE INTERÉS - En la era de las ciencias “OMICAS” Proteómica

21

RESEÑA - Sociedad Caldense de Ornitología 1984-2014, 30 años de investigación y Conservación de las aves

24

FOTOGRAFÍA - Terlaque de Nariño, Especie Emblemática del Departamento

25

Las opiniones expresadas en este documento son única y exclusivamente de sus autores y no reflejan necesariamente la posición oficial de la Asociación GAICA


E DITORIAL

Laguna de la Cocha. Foto: R. Fernández

Iniciamos un nuevo año lleno de expectativas y nuevas metas por alcanzar, con un nuevo plan de trabajo que nos permita alcanzar nuestros objetivos con la comunidad y su biodiversidad. Conservamos por pasión será un lema que identificara nuestra campaña en pro de la conservación, donde el apoyo de nuestra comunidad será vital para lograrlo. Este numero a contado con el apoyo editorial de nuestros investigadores al igual que de aportes por parte de investigadores externos, todo con el animo de enriquecer y fortalecer nuestras producciones. En esta ocacion presentamos los trabajos, noticias y eventos mas relevantes durante la finalización del 2012 y el inicio de 2013.

La base de nuestra asociación, la semilla de la investigación ese grupo de investigación ha sido también una alegría para la asociación, el grupo de investigación en Ecología Evolutiva logro la aceptación de varios proyectos de investigación en la universidad de Nariño y recibió su reconocimiento ante Colciencias, hecho que nos llena de profunda satisfacción y nos compromete aun mas con el proceso investigativo que hemos venido forjando desde nuestros inicios. Los paramos de Nariño nos abrieron una vez mas sus puertas y este año hemos iniciado con una serie de caracterizaciones biológicas en estos ecosistemas aportando información para su conservación.

Finalizamos el 2012 con un nuevo monitoreo de la biodiversidad en nuestros paisajes cafeteros y se vislumbran nuevos desafíos para este 2013.

2013 un año de nuevas metas y retos, el crecimiento de la asociación es evidente y toda esta alta capacidad de nuestros investigadores nos generan aun mayor responsabilidad, hoy en dia comprometidos no solo con nuestra región sino a nivel nacional e internacional. Esperamos tener para ustedes nuestros lectores los resultados mas relevantes sobre nuestros nuevos retos ahora en el contexto que sobrepasa nuestras barreras regionales. Mucho volar y éxitos para todos nuestros socios en estos nuevos tiempos. Que disfruten este numero...

El inicio del año con nuestra Asamblea General de Asociados permitió mirar en que estamos fallando y ponernos al mismo tiempo compromisos para mejorar, también fue un espacio de reflexión y de celebración por lo alcanzado. Hoy en día tenemos mas socios mejorando sus habilidades, grandes amigos y amigas nos han dejado por un momento para seguir creciendo académica y profesionalmente, a todos ellos el mejor de nuestros deseos y esperamos pronto volver a tenerlos con nosotros.

Ronald Armando Fernández Gómez ronaldehido@gmail.com

4


Nota Científica N UEVOS

REGISTROS DE AVES PARA

N EW

BIRD RECORDS FOR

N ARIÑO

N ARIÑO

Y SU COSTA PACÍFICA

AND ITS PACIFIC COAST

Jhon Jairo Calderón1,2, Yuri Rosero1,2, Francis Ramírez1,2, Eliana Villarreal1,2 & Carlos Trujillo1,2 1 Asociación GAICA 2 Grupo de investigación en Ecología Evolutiva, Departamento de Biología, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Nariño, Pasto, Colombia. direccion@gaica.org.co

RESUMEN Hacia el año 2011 Calderón et al. reportaron un total de 1048 especies de aves en Nariño, de las cuales 518 tienen su distribución en la zona pacífica del departamento. El grupo de investigación en Ecología evolutiva de la Universidad de Nariño e investigadores de la Asociación GAICA hemos continuado con el desarrollo de inventarios en la parte pacífica, específicamente en la finca Mar Agrícola, propiedad de la Universidad de Nariño en el municipio de Tumaco, donde hemos reportado hasta el momento un total de 167 especies asociadas a ecosistemas acuáticos, espacios abiertos, zonas en regeneración, zonas de bosques y zonas mixtas. Los inventarios periódicos nos permitieron detectar la presencia de tres especies aun sin registrar en Nariño y una aun sin registrar en la costa del departamento. El registro de Tachybaptus dominicus representan una ampliación en el rango de distribución hacia la costa pacifica nariñense, mientras que Pardirallus maculatus, Anas bahamensis y Tangara inornata representan nuevos registros para la avifauna de Nariño. Con las nuevas adiciones a la avifauna de Nariño realizadas en la finca Mar Agrícola, se resalta la importancia de la zona como ecosistema para el estudio y conservación de las aves. Palabras clave: Aves: Costa Pacífica, Mar Agricola, Nariño. ABSTRACT By the year 2011 Calderon et al. reported 1048 bird species in Nariño, of which 518 have distribution in the pacific zone of the department. The research group Ecologia Evolutiva of the University of Nariño and researches of Asociación GAICA, we have continued to develop inventory on the pacific zone, specially on Mar Agricola farm, property of University of Nariño in Tumaco, where we reported 167 bird species associated with aquatic ecosystems, opened spaces, regeneration zones, forest zones and mixed areas; the periodic inventories allowed us to detect the presence of three species without register in Nariño and one without register on the coast of the department. The report of Tachybaptus dominicus represents a range extension of distribution on the pacific coast of Nariño, and the reports of Pardirallus maculatus, Anas bahamensis and Tangara inornata are new for the department. With this new registers for the birds of Nariño on Mar Agricola, we reiterate the importance of the zone like a study ecosystem for the conservation of birds. Key words: Birds, Mar Agricola, Nariño, Pacific coast. INTRODUCCION

hábitats, pues muchas son muy sensibles a cambios mínimos en ellos (Ahumada 2001).

En el departamento de Nariño, la avifauna se ha desarrollado asociada a condiciones de heterogeneidad en los ecosistemas, que van desde los páramos hasta las selvas lluviosas tropicales. Sin embargo, en las últimas décadas la tala, la inadecuada producción agropecuaria y distintas formas de intervención antropogénica han generado un deterioro acelerado de los ecosistemas, provocando la fragmentación de los hábitats naturales y la disminución en las especies silvestres (Galindo-González et al. 2000). La presencia o ausencia de las especies se encuentra estrechamente relacionada con la condición de los

Por este motivo es clave realizar estudios que permitan conocer el estado de la biodiversidad con el fin de tomar decisiones y acciones de conservación. Dentro de los estudios de los recursos biológicos para el manejo y conservación de áreas, uno de los primeros pasos es la evaluación de la diversidad a través de inventarios que permitirán conocer la riqueza de especies en un tiempo y lugar determinado. Con el propósito de contribuir al conocimiento de la

5


diversidad biológica en Nariño. El grupo de Investigación en Ecología Evolutiva de la Universidad de Nariño, con el apoyo de investigadores de la Asociación GAICA, hemos venido trabajando en el complemento de los vacíos existentes sobre la distribución de las aves. En este documento presentamos los resultados obtenidos en una práctica académica financiada por el departamento de Biología de la Universidad de Nariño en la Finca Mar Agrícola, un área en el suroccidente del departamento de Nariño.

2001). A. bahamensis es ampliamente distribuida y común a nivel local en el Caribe y principalmente en las zonas costeras en América del sur, alcanzando en su límite meridional el sur de Chile y centro de Argentina (Conama, 2008). T. inornata se distribuye hasta los 1200m, en la parte sur del Pacifico hasta Valle del Cauca; y T. dominicus, ha sido reportada en humedales del norte de la costa Caribe, Alto Valle del Cauca y Patía.

Reportamos cuatro registros de importancia que contribuyen al aumento en la riqueza de la avifauna con distribución en el departamento de Nariño y específicamente en la costa pacífica. El registro de Tachybaptus dominicus representa una ampliación en el rango de distribución hacia la costa del departamento de Nariño; mientras que los registros de Pardirallus maculatus, Anas bahamensis y Tangara inornata representan nuevos registros para Nariño. Previamente, P. maculatus ha sido registrada en Colombia en los valles medio y alto del Cauca, valle medio del río Magdalena, oriente de los Andes y Occidente del Meta (Hilty & Brown 2001), hasta la meseta de Popayán (Ayerbe et al 2008), Meta (Murillo- Pacheco 2005) y Manizales (Verhelst et al

Área de estudio Los muestreos fueron realizados en la Granja Mar Agrícola de propiedad de la Universidad de Nariño, en el municipio de Tumaco (1°40'44''N y 78°45'17''W), a una altitud de 35m. La localidad corresponde a la zona de vida bosque muy húmedo Tropical (bmh-T) (Holdridge, 1967), con temperatura mínima de 22°C y máxima de 40°C.

MATERIALES Y MÉTODOS

En cuanto a vegetación es posible reconocer cuatro grandes zonas: 1. Bosque con alta intervención antrópica; 2. Bosque de manglar en esteros que rodean la finca; 3. Bosque secundario en recuperación y 4. Áreas abiertas asociados a cuerpos de agua artificiales (Fig. 1). Hay árboles que superan 15 m de altura, con briophytos y

Fig. 1 Habitats de la Granja Mar Agrícola. A) Zonas abiertas. B) Zonas mixtas. C) Zonas de Humedal. D) Bosque en regeracion.

6


plantas epífitas principalmente bromelias (Guzmania spp) y orquídeas. En el estrato arbustivo predominan Castilla spp, Perebea spp, Poulsenia spp, Ficus spp, Brosimum spp, Virola spp, Otoba spp, Guarea spp, Cecropia spp, Pourouma spp, Piper spp, Inga spp, Myrsine spp y las palmas Wettinia spp, Euterpe spp e Iriartea spp (González com. pers. 2011).

Detecciones auditivas y 3. Uso de redes de niebla (2.5 x12 m) (figura 2). Las aves fueron identificadas taxonómicamente empleando las guías de aves de Hilty & Brown (1986 y 2001) y Restall et al. (2006); seguimos la nomenclatura taxonómica propuesta por Remsen et al. (2012). Los nuevos registros fueron determinados consultando la lista de chequeo reportada para Nariño por Calderón et al. (2011).

Trabajo en campo Este trabajo lo realizamos del 23 al 27 de octubre de 2012, en una práctica académica de la electiva ornitología del programa de Biología (Universidad de Nariño), realizamos recorridos en los cuatro zonas de vegetación de la granja siguiendo la metodología propuesta por Ralph et al. (1996), combinado diferentes técnicas como: 1. Observación directa con el uso de binoculares y telescopios; 2.

RESULTADOS La avifauna de la Finca Mar Agrícola está compuesta de 167 especies asociadas a humedales y ecosistemas acuáticos, confinadas a zonas abiertas, zonas en regeneración, zonas de humedales y zonas mixtas. Considerando la lista de las aves reportada para Nariño por Calderón et al. 2011, la presencia de T. dominicus

Fig. 2 Métodos de evaluación de la avifauna. A) Observaciones visuales B) Captura con redes de niebla. C) Grabación de vocalizaciones.

representa una ampliación en el rango de distribución de la especie hacia la costa pacifica nariñense; mientras que los avistamientos de P. maculatus, A. bahamensis y T. inornata representan nuevos registros para la avifauna de Nariño. Con los nuevos registros se incrementa a 170 la riqueza de aves conocida en la Costa Pacifica de Nariño y 1051 el número de especies de aves en Nariño. Para cada una de las especies registradas por primera vez realizamos las siguientes anotaciones:

Pardirallus maculatus - Rascón Pinto o Moteado - Spotted Rail: En la finca Mar Agrícola, siendo las 11 de la mañana observamos un individuo en los bordes de un estanque de camarón. El individuo se encontraba reposando sobre vegetación herbácea y cubierta con hojarasca. Al sentirse descubierto sale corriendo por entre la vegetación, indicando un comportamiento asustadizo. Rápidamente se escabulle entre la vegetación y se lo pierde de vista. El rascón pinto o moteado (Pardirallus maculatus) es un ave

Foto: J. Calderon, Granja Mar Agrícola, 2012

de la familia Rallidae que vive asociada a humedales, arrozales, campos inundados, pantanos densos, juncales, por lo cual es difícil su observación (Kenneth et al 1978, Del Barco & Beltzer, 2002). Según Hilty & Brown (2001) se

7


reporta entre 400 y 1000 metros. Se reconocen dos subspecies: P. m. insolitus desde México hasta Costa Rica y P. m. maculatus: Cuba, Indias Occidentales y desde Colombia y Ecuador hasta este de Brasil y norte de Argentina. Se considera sedentaria, pero en la época reproductiva puede dispersarse ampliamente (Del Barco & Beltzer, 2002).

las islas Galápagos, sin embargo también hay reportes para la provincia de Guayas en la localidad de Salinas, en la provincia de El Oro en la Reserva Buenaventura, Parque Extremo Yunguilla y el Parque Nacional El Cajas en la provincia Azuay, en la Reserva Ecológica Antisana al Oriente de Ecuador, la Provincia de Napo, este último es de especial interés debido a la lejanía con humedales salobres, esta reserva se ubica entre los 1400 y 5700 metros sobre el nivel del mar (GBIF 2012). A. bahamensis se lo encuentra en salitres o humedales de agua salada y rara vez se lo encuentra en aguas dulces, se lo encuentra solitario o generalmente en parejas, muy raramente en bandadas grandes. Bucea en aguas poco profundas, alimentándose principalmente de materia vegetal, como hierbas y semillas, brotes, hojas y tallos de plantas acuáticas, también se alimenta de invertebrados acuáticos.

La distribución de esta especie es muy amplia, se tiene registros en Argentina, Belize, Bolivia, Brasil, Islas Caimán, Chile, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guyana Francesa, Guatemala, Guyana, Haiti, México, Panamá, Paraguay, Perú, Suriname, Trinidad y Tobago, Estados Unidos, Uruguay y Venezuela . Se considera errante en Jamaica y su presencia es incierta en Honduras (BirdLife, 2012). Para Colombia se tienen registros en los Valles medio y alto del Cauca, Valle medio del río Magdalena, oriente de los Andes y Occidente del Meta (Hilty & Brown 2001). Se ha reportado en la meseta de Popayán (Ayerbe et al 2008), Meta (Murillo- Pacheco 2005) y en Manizales (Verhelst et al 2001). No se lo había registrado para Nariño (Calderón et al 2011) lo cual se convierte en una ampliación de rango para esta especie, especialmente hacia zonas costeras del pacífico colombiano ya que los registros más cercanos proviene de la meseta de Popayán (Ayerbe et al 2008).

Calderón et al. (2012) reportan 11 especies de patos para el departamento de Nariño de estos cinco pertenecen al género Anas, sin embargo no se reporta A. bahamensis, por lo cual este es un registro nuevo para Nariño. En la zona se observó inicialmente un par de individuos en un canal de agua dulce cerca a la vegetación acuática. En días posteriores se registró un macho y un juvenil nadando juntos en los estanques de camarón junto con otras aves playeras. Los dos individuos estaban realizando pequeñas maniobras de buceo y nadando por las orillas del estanque en aguas cuya profundidad no superaba el metro cincuenta.

Anas bahamensis - Pato Cariblanco - White-cheeked Pintail: El Pato cariblanco es un ave endémica de la región neotropical, ampliamente distribuida y común a nivel local en el Caribe y principalmente en las zonas costeras en América del sur, alcanzando su límite meridional el sur de Chile y centro de Argentina (Conama, 2008). Los registros contenidos en la Base de Datos GBIF (Consultada en Diciembre de 2012), soportan la distribución de A. bahamensis en costas ecuatorianas, principalmente en

Tachybaptus dominicus - Zambullidor Chico - Least Grebe: Es un ave acuática perteneciente a la familia Podicipedidae. Mide entre 21 y 27 cm de largo y pesa entre 112 y 180 gramos. Es pequeño, tiene un pico corto y redondeado, ojos amarillentos brillantes y su plumaje es

Foto: S. Preisz, Parque Provincial Pereyra Iraola, Buenos Aires, Argentina, 2010

Foto: F. Ramírez, Granja Mar Agrícola, 2012.

8


de color oscuro. El adulto es de color gris amarronado con corona y cuello más oscuros. El pecho es marrón y la parte baja de su cuerpo es más pálida; durante el vuelo se aprecia una coloración blanca en las alas. Las aves más jóvenes son de color más claro y tienen el cuello más blanco, y los pichones son aún más pálidos y grises que los adultos. Vive en una gran variedad de hábitats húmedos, incluyendo estanques de agua dulce, lagos y pantanos, ríos poco caudalosos, zanjas ubicadas al borde de las carreteras y manglares. Por lo general, prefieren cuerpos de agua con cantidades considerables de vegetación, particularmente a lo largo de los bordes (INBIO, 2000; Hilty & Brown, 2001). En la granja Mar Agrícola, se observó un par de individuos en estanques de camarones, cerca de las orillas realizando pequeñas maniobras de buceo. junto con Podylimbus podiceps y A. bahamensis.

Foto: Ben Lascelles, Gamboa. 2006.

Cauca, y en la parte Caribe en Sinú y Valle del Magdalena. No se lo había registrado para la costa pacífica nariñense considerándose una ampliación de rango. En el área de estudio se observó una pareja en la parte del dosel en la zona boscosa de la reserva; forrajeaban entre el follaje activamente, no se los observo junto con otras especies.

En América se lo registra en las Antillas Holandesas, Argentina, Bolivia, Brasil, Bahamas, Belice, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Ecuador, Guyana Francesa, Guatemala, Honduras, Haití, Jamaica, Islas Caimán, México, Nicaragua, Panamá, Perú, Puerto Rico, Paraguay, Surinam, El Salvador, Trinidad y Tobago, Venezuela e Islas Vírgenes Británicas. Existen cinco subespecies reconocidas diferenciadas principalmente por su tamaño y color, para Sudamérica se encuentra T. dominicus speciosus en Colombia, Venezuela y Trinidad y Tobago hasta Argentina y el sur de Brasil. Para Colombia se lo registra en humedales del norte de costa Caribe, Altiplano Cundiboyacense, Alto Valle del Cauca y Patía. No se lo había registrado para la costa pacífica nariñense considerándose una ampliación de rango para la misma (Hilty & Brown, 2001).

Recomendaciones: Si bien los trabajos previos realizados en la región cuentan con numerosos registros (Calderón et al. 2011), la presencia de nuevos reportes y ampliaciones de rango de diferentes especies de aves nos indican que se requiere un monitoreo amplio y continuo en el departamento, con el fin de consolidar un listado completo de la avifauna de la región que permita la ejecución de planes de manejo y conservación de la biodiversidad. Agradecimientos: Al departamento de Biología de la Universidad de Nariño, a los estudiantes de la Universidad de Nariño participantes de la electiva ornitología, a la Asociación GAICA por el apoyo logístico y científico, a los coordinadores de la Finca Mar Agrícola, a Don Silvio y su familia por los servicios prestados durante el muestro, y a las personas que apoyan el conocimiento de la diversidad en Nariño.

Tangara inornata - Tangara Cenicienta - Plain-colored Tanager: La Tangara Cenicienta se encuentra principalmente en partes de dosel de bosque, bordes de bosque, arboles con áreas despejadas adyacentes, bosques de crecimiento secundario, bosques de galería y plantaciones de Cacao (Willis & Eisenmann 1979, Isler & Isler 1987). Generalmente se la encuentra en árboles frutales forrajeando en grupos de cuatro a seis individuos o haciendo parte de grupos mixtos.

LITERATURA CITADA Se distribuye hacia la vertiente del Golfo del caribe y en el Norte de Sur América, en tierras bajas hasta 1200 m (Parker et al. 1996, Ridgely & Tudor 1989), en la vertiente Caribe en Costa Rica y Panamá y en la vertiente pacifica en el Oeste de Panamá y en la parte noroeste de Colombia. Para Colombia se lo registra hasta los 1200 m (Hilty & Brown 1986), en la parte sur del Pacifico hasta Valle del

AHUMADA, J. A. 2001. Impacto de la fragmentación sobre la reproducción, estructura y comportamiento de la comunidad de colibríes de bosque altoandino. Proyecto N° 973. Fundación para la promoción de la investigación y la tecnología. Pontificia Universidad Javeriana. Bogotá, D.C. 31 pp.

9


ANABELLE, S.D. 1980. First records of the spotted Rail (Pardirallus maculatus) on the island Hispaniola. AUK Vol 97 No 2: 407.

Costa Rica. (Consultado 12 Noviembre 2012: http:// darnis.inbio.ac.cr/FMPro?-DB=UBIpub.fp3&-lay=WebAll&Format=/ubi/detail.html&-Op=bw&id=2856&-Find).

AYERBE-QUIÑONES, F., LÓPEZ-ORDÓÑEZ, J. P., GONZÁLEZROJAS, M. F., ESTELA ,F. A., RAMÍREZ-BURBANO, M. B., SANDOVAL-SIERRA, J. V. & L. G. GÓMEZ-BERNAL. 2008. Aves del Departamento del Cauca, Biota Colombiana 9 (1): 77 – 132.

INFONATURA: Animals and Ecosystems of Latin America [web application]. 2007. Version 5.0. Arlington, Virginia (USA). NatureServe. (Consultado 20 Noviembre 2012: http:// www.natureserve.org/infonatura. (Accessed: November 20, 2012).

BIRDLIFE INTERNATIONAL. 2012. Pardirallus maculatus. In: IUCN 2012. IUCN Red List of Threatened Species Version 2012. (Consultado Enero 2013: www.iucnredlist.org; http:// www.planetofbirds.com/gruiformes-rallidae-spotted-railpardirallus-maculatus.

KENNETH, C., PARKES, D., KIBBE, P. & E. L. ROTH. 1978. First records of the Spotted Rail (Pardirallus maculatus) for the United States, Chile, Bolivia and western Mexico. American Birds 32(3): 295-299.

CALDERON- LEYTON, J., FLOREZ-PAI, C., CABRERA-FINLEY, A & Y. ROSERO-MORA. 2011. Aves del departamento de Nariño, Colombia. Biota Colombiana 12 (1): 31-116.

MURILLO-PACHECO, J. 2005. Evaluación de la distribución y estado actual de los registros ornitológicos de los Llanos orientales de Colombia. Trabajo de grado. Universidad de Nariño.

CONAMA. 2008. Biodiversidad de Chile, Patrimonio y Desafíos. Ocho Libros Editores (Santiago de Chile), 640 pp.

PARKER III, T. A., STOTZ, D. F. & J. W. FITZPATRICK. 1996. Ecological and Distributional Databases for Neotropical Birds. Pág. 113-436 en D. F. Stotz, J. W. Fitzpatrick, T. A. Parker III, & D. K. Moskovits, Neotropical birds: ecology and conservation. University of Chicago Press, Chicago, Illinois.

DEL BARCO, O. D. & A. H. BELTZER. 2002. Dieta de Pardirallus maculatus (AVES: RALLIDAE) en el Paraná medio (SANTA FE, ARGENTINA). Revista FAVE - Ciencias Veterinarias 1 (2): 51- 57 GALINDO-GONZÁLEZ, J., GUEVARA, S. & V. SOSA. 2000. Bat and bird generated seed rains at isolated trees in pastures in a tropical rainforest. Consevation Biology 14(6):1693-1703. GEORGE, E. W. 1962. Notes on the spotted rail in Cuba. The Wilson bulletin 74 (4): 349-356. GLOBAL BIODIVERSITY INFORMATION FACILITY. Anas Bahamensis. (Consultado Diciembre 2012: http://data.gbif.org/ species/2498090/). HILTY, S.L. & W.L. BROWN. 1986. A guide to the birds of Colombia. Princeton University Press, Princeton, New Jersey. HILTY, S.L. & W.L. BROWN. 2001. Guía de las Aves de Colombia. American Bird Conservancy, Imprelibros S.A., Bogotá, Colombia. HOLDRIGE, L.R. 1967. Life zone ecology. San José, Costa Rica, Tropical Science Center. (Consultado 11 enero 2013: http:// www.g obant.g ov. co/organism os/ag ricultura/atlas/ MEMORIA%20EXPLICATICA%20DEL%20MAPA%20DE% 20ZONAS%20DE%20VIDA.pdf). HOSNER, P., BEHRENS K. & N. HUACA. 2009. First record of red fronted coot (Fulica rufufronst in Bolivia and others notes on Bolivia bird distribution. Boletín SAO 19(112): 27-31. ISLER, M. L. & P. R. ISLER. 1987. The tanagers. Second edition. Smithsonian Institution Press, Washington, DC.

RALPH, C. JOHN; GEUPEL, GEOFFREY R; PYLE, PETER; MARTIN, THOMAS E.; DE SANTE, DAVID F; MILÁ, BORJA. 1996. Manual de métodos de campo para el monitoreo de aves terrestres. Gen. Tech. Rep. PSW-GTR-159. Albany, CA: Pacific Southwest Research Station, Forest Service, U.S. Department of Agriculture, 46p. REMSEN JR, J. V., CADENA, C. D., JARAMILLO, A., NORES, M., PACHECO,J., PÉREZ-EMÁN, F. J., ROBBINS,M. B., STILES, F. G., STOTZ, D. F. & K. J. ZIMMER. VERSION [dic 2012]. A classification of the bird species of South America. American Ornithologists' Union. http://www.museum.lsu.edu/~Remsen/ SACCBaseline.html RESTALL, R., RODNER, C. & M.LENTINO. 2006. Birds of Northern South America: An Identification Guide. Volume 2: Plates and Maps. Yale University Press. RIDGELY, R. S., & G. TUDOR. 1989. The birds of South America. Volume I. The oscine passerines. University of Texas Press, Austin, Texas VERHELST, J. C., RODRÍGUEZ, J. C., ORREGO, O., BOTERO, J. E., LÓPEZ, J. A., FRANCO, V. M. & A. M. PFEIFER. 2001. Aves del Municipio de Manizales, Caldas, Colombia. Biota Colombiana 2(3): 265-284. WILLIS, E. O., & E. EISENMANN. 1979. A revised list of birds of Barro Colorado Island, Panamá. Smithsonian Contributions to Zoology. No 291. Smithsonian Instititution, Washington, D.C.

INBIO. 2000. Instituto Nacional de Biodiversidad. Species of

10


Nota Científica N UEVOS REGISTROS DE AVES EN EL HUMEDAL R AMSAR DE L A L AGUNA DE L A C OCHA , SUROCCIDENTE DE C OLOMBIA N EW BIRD RECORDS IN THE R AMSAR W ETLAND L AGUNA DE L A C OCHA , SOUTHWEST OF C OLOMBIA Alejandro Mendoza Santacruz1,2 1 Asesor Asociación para el Desarrollo Campesino ADC 2 Grupo de investigación en Ecología Evolutiva, Departamento de Biología, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Nariño, Pasto, Colombia. alejandro.mendoza@adc.org.co

RESUMEN Desde la primera edición del libro AVES DE LA LAGUNA DE LA COCHA, Serie “Un canto a la vida” de la Asociación para el Desarrollo Campesino (Calderón 2002), se vienen registrando nuevas observaciones de aves en la Laguna de la Cocha y en las Reservas Naturales de la Sociedad Civil ubicadas alrededor del espejo de agua. Presento una reseña de 22 especies registradas en censos, salidas esporádicas a las Reservas, actividades con Herederos del Planeta y últimamente en el “Festival de Aves del Humedal Ramsar”. Palabras clave: Aves: Aves, Laguna de la Cocha, Nariño, Herederos del Planeta ABSTRACT Since the first edition of “AVES DE LA LAGUNA DE LA COCHA, SERIE: UN CANTO A LA VIDA” by Asociación para el Desarrollo Campesino (Calderón 2002), has been done new bird records in the Laguna de la Cocha and the Natural Reserves of the Civil Society ASOYARCOCHA. I show a review of 22 species recorded in the bird counts and activities of Herederos del Planeta and the last Bird Festival “Festival de Aves del Humedal Ramsar” Key Words: Birds, Laguna de la Cocha, Nariño, Herederos del Planeta LA LAGUNA DE LA COCHA La Laguna de la Cocha o Lago Guamúes declarado como Humedal de Importancia Internacional por la Convención Ramsar en el año 2.000, está ubicado en la zona de confluencia entre los andes colombianos y la región amazónica. Esta laguna con más de 4.200 ha de superficie de agua, se ubica geopolíticamente en el corregimiento de El Encano, municipio de Pasto, departamento de Nariño (1° 09’ 38.4’’ N y 77° 09’ 19.4’’W). Las zonas de montaña que rodean La Cocha han sido dominadas por bosques altoandinos y pequeñas islas de vegetación paramuna (Rangel 2000). En algunas áreas bajas que rodean a la Cocha se presentan comunidades de páramo azonal o páramo bajo, el cuál ha sido originado posiblemente por fenómenos de paramerización. La Laguna de la Cocha ha sido foco de atención por parte de diferentes instituciones públicas y privadas, organizaciones de base y comunidad en general que

11

promueven la protección del Humedal por su importancia ecosistémica y cultural. Sin embargo, aún es necesario continuar adelantando acciones de conservación, como las desarrolladas por la Red de Reservas Naturales de la Minga Asociativa YARCOCHA, colectivo de campesinos e indígenas que le dan un significado especial a la conservación, salvaguardando los hábitats de muchas especies de flora y fauna, manejo adecuado del suelo y preservación de fuentes de agua, aportando a la conservación del reservorio de agua dulce más grande del Departamento de Nariño y manteniendo poblaciones de las encantadoras aves que adornan su paisaje. Diferentes estudios y actividades realizadas en la zona, como investigaciones de la Universidad de Nariño, censos y jornadas de avistamientos de aves acuáticas desarrolladas por GAICA y PARQUES NACIONALES, acciones de educación ambiental con Herederos del Planeta y festivales de observación de aves en las Reservas Naturales promovidas por la Asociación para el


Desarrollo Campesino ADC, han permitido elaborar un listado actualizado de aves de la Laguna de la Cocha, que reporta un total de 143 especies (Mendoza 2012). En esta nota describo los nuevos registros de aves después de la publicación de AVES DE LA LAGUNA DE LA COCHA (Calderón 2002). La nomenclatura científica y el orden filogenético fue tomado de Remsen et al. (2012). TINAMÚ LEONADO - Nothocercus julius: Este tinamú tiene un probable registro, basado en un cascarón en la Reserva Natural Refugio Cristalino (1°08’07.59’’N, 77°16’52.33’’W). Los pobladores distinguen las vocalizaciones poco frecuentes de esta especie en la zona. Su distribución se presenta en la tres coordilleras (Hilty & Brown 1986). PATO CARETO - Anas discors: Se han registrado en varios censos de Aves Acuáticas realizados por GAICA (Pantoja et al. 2010). El mayor número observado fue de 16 individuos de esta especie migratoria, en cercanías a la vereda Santa Clara. PATO COLORADO - Oxyura jamaicensis: Común en las veredas de El Puerto y Casapamba, se observa en grupos numerosos en horas de la tarde. En avistamientos es una especie infaltable en cualquier época del año.

Lagunero Cenizo, RN El Vicundo. ©A. Mendoza / ADC

GAVILÁN VARIABLE - Geranoaetus polyosoma: Dos registros visuales en el Santuario de Flora Isla La Corota, en el mes de octubre, durante el Festival de Aves de La Cocha. Sin registros anteriores. Hacia el Sur de los Andes a través de Nariño (Hilty & Brown 1986). CHILLÓN VERDE - Colibri thalassinus: Desde el año 2006 en prácticas de campo universitarias se ha registrado esta especie. Común en la Reserva Natural Las Pavas (1° 12’08.25���’N, 77°17’09.47’’W). COLIBRÍ PARAMUNO - Aglaeactis cupripennis: Este chupaflor característico de páramos fue observado en junio de 2011, en la parte alta de la “Cascada del Quilinsa”, en la vereda Santa Clara a 2.920 m. GUARARGUACO - Caracara plancus: Un registro fotográfico en la vereda Mojondinoy, en noviembre de 2011. Anteriormente en La Cocha solo registros de otra Caracara (Phalcoboenus carunculatus). En todo el país, excepto Costa Pacífica (Hilty & Brown 1986).

Hembra y macho de Pato Colorado ©A. Mendoza / ADC

GARZÓN AZUL - Ardea cocoi: Un individuo registrado en el área del Garzario, durante el Festival de Aves de La Cocha, en el mes de octubre de 2012 (Loaiza JM obs.pers.). Su distribución va hasta los 1500 m. en todo el país (Hilty & Brown 1986), sin embargo en Ecuador ha sido registrada en zonas más altas en la laguna de Yahuarcocha (Santander et al. 2011). LAGUNERO CENIZO - Circus cinereus: Esta pequeña águila ha sido registrada en varias investigaciones (Fernández 2011). En particular la observé en la RN El Vicundo (1° 06' 04,90"N, 77° 07' 8,30''W), volando cerca al suelo y la RN Encanto Andino (01° 04’ 50.8’’N, 77° 07’ 32.6’’W). A 2200 – 3000 m en Nariño y W Putumayo (Hilty & Brown 1986).

TAPACULO CENIZO - Myornis senilis: Se obtuvo un registro sonoro (grabación de mediana calidad) de este tapaculo (Loaiza JM com.pers), en el mes de octubre 2012, durante el Festival de Aves en la RN Encanto Andino. CHAMICERO CEJIBLANCO - Hellmayrea gularis: Un individuo registrado por vocalizaciones en enero de 2011, en la Reserva Natural Herederos del Planeta, vereda Naranjal (01° 03’53.11’’ N, 77° 07 19.31’’ W). ATRAPAMOSCAS CABECINEGRO - Phyllomyias nigrocapillus: Desde el 2006 plenamente identificado y registrado en prácticas de ornitología de la Universidad de Nariño (RN El Vicundo). Observado en grupos mixtos en la RN Refugio Cristalino, en horas de la mañana. DORADITO LAGUNERO - Pseudocolopteryx acutipennis: Reportado en estudios de influencia aviar en la zona

0 12


(Fernández-G 2011). Este atrapamoscas ha sido observado cerca a la zona del Garzario. Desde 2006 reportado en Valle de Sibundoy-Putumayo (Lombana et al. 2007). ATRAPAMOSCAS CANELO - Pyrrhomyias cinnamomeus: Dos individuos observados (registro fotográfico) y escuchados en la RN Encanto Andino, en el mes de octubre de 2012, durante Festival de Aves. Sin registros anteriores en el Humedal. SIRIRÍ NORTEÑO - Tyrannus tyrannus: Desde el 2008, se tenía sospecha de la ocurrencia de este migratorio boreal en el Humedal. Estudios de PARQUES NACIONALES reafirmaron el registro. Observé dos individuos en el mes de octubre en la Santuario Isla La Corota, en el mes de noviembre en RN Las Pavas. Presento fotografías tomadas al individuo.

espejo de agua de la Laguna de la Cocha. Común en los totorales y pastizales. PIRANGA ABEJERA - Piranga rubra: Registro fotográfico de un individuo en el Santuario Isla La Corota (Velásquez obs.pers). Este migratorio boreal fue observado en los meses de septiembre y octubre de 2012. GORRIÓN CABECIRRUFO - Atlapetes latinuchus: Varios registros en las Reservas Naturales, con frecuencia observado en zonas arbustivas. En RN Herederos del Planeta en enero de 2011, integrando bandadas mixtas. AGRADECIMIENTOS Agradezco la colaboración de cada uno de los propietarios de la Red de Reservas Naturales de la Cocha, asesores directivos y técnicos de la Asociación para el Desarrollo Campesino ADC, Observadores Herederos del Planeta, Investigadores GAICA, a José María Loaiza de la Fundación ALTROPICO en Ecuador y al Círculo de Observadores del Norte de Ecuador. LITERATURA CITADA

Sirirí Norteño, Isla La Corota. ©A. Mendoza / ADC

GOLONDRINA BLANQUIAZUL - Pygochelidon cyanoleuca: Común y fácil de distinguir en toda el área del humedal de La Cocha. Esta golondrina está presente en zonas abiertas y en grupos numerosos. GOLONDRINA RIBEREÑA - Riparia riparia: Esta golondrina que migra desde el norte fue reportada en estudios de influencia aviar desarrollados en Laguna de la Cocha (Fernández-G 2011). GOLONDRINA TIJERETA - Hirundo rustica: Desde noviembre de 2008, observé un grupo de 12 individuos en la vereda Santa Rosa. Luego registrada en mayor número en RN Raíces Andinas (1°14’31.55’’N, 77°16’21.33’’W). CUCARACHERO RUFO - Cinnycerthia unirufa: En el mes de octubre, tres individuos fueron observados en la RN Encanto Andino. Este cucarachero no tiene registros anteriores en la zona. Coordillera Central y ambas vertientes de Nariño (Hilty & Brown 1986). CANARIO SABANERO - Sicalis luteola: En Censos de Aves Acuáticas observado en pequeños grupos, asociado al

CALDERÓN, JJ. 2002. Aves de la Laguna de la Cocha. Serie Un canto a la vida. Primera Edición. San Juan de Pasto. Asociación para el Desarrollo Campesino –ADC. 172 p. HILTY, S. L. & W. L. BROWN. 1986. A guide to the birds of Colombia. Princeton University Press, Princeton, N.J. FERNÁNDEZ-G 2011.Vigilando la influencia aviar. Nota Boletín GAICA No.1. LOMBANA M, ROSERO Y. y CALDERÓN JJ. 2007. Nuevo registro del doradito lagunero (Pseudocolopteryx acutipennis) en el Valle de Sibundoy, Departamento del Putumayo. Memorias segundo Congreso Colombiano de Ornitología. MENDOZA-SANTACRUZ.2012. Informe técnico Festival de Aves Humedal Ramsar de la Laguna de la Cocha. ADC-DvVFundación ALTROPICO-Amigos de la Tierra Suecia. PANTOJA Y., MENDOZA-S., CALDERÓN JJ.2010. Censos de Aves Acuáticas como herramienta de conocimiento, seguimiento y conservación del Humedal Ramsar de La Cocha. Memorias III Congreso Colombiano de Ornitología. RANGEL-CH. 2000. . Colombia Diversidad Biotica III. La región Paramuna. Instituto de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Colombia. Bogotá. REMSEN, J. V., JR., JARAMILLO, A., NORES, M., PACHECO, J. F., ROBBINS, M. B., SCHULENBERG, T. S., STILES, F. G., DA SILVA, J. M. C., STOTZ, D. F. & K. J. ZIMMER. Version 7 2012. A classification of the bird species of South America. American Ornithologists' Union. http://www.museum.lsu.edu/ ~Remsen/SACCBaseline.html. SANTANDER G., TERÁN K,, MUECES T,, LARA A., LLUMIQUINGA C., Y GUEVARA E. 2011. Registros inusuales de aves costeras en lagunas Altoandinas de Ecuador. Cotinga 33: 105–107.

0 13


Novedades E STUDIANDO

LA

A VIFAUNA

DEL

M UNICIPIO

DE

S OTOMAYOR , N ARIÑO

Jhon Jairo Calderón1, Yuly Lorena Caicedo1 1 Asociación GAICA direccion@gaica.org.co

El municipio de Sotomayor está localizado al noroccidente del Departamento de Nariño, sobre la Cordillera Occidental, su extensión total es de 809 Km2, la extensión área urbana de 28 Km2 y una extensión área rural de 781 Km2. La cabecera se encuentra a una altitud de 1580 m y presenta una temperatura promedio de 22ºC.

Según algunos historiadores en el año de 1540, los soldados Antonio Linares y Juan Florentino Sotomayor, integrantes de la expedición emprendida por Sebastián de Belalcázar desde Quito a Santafé, llegaron a la zona por la vía de Samaniego, descubriendo estos territorios y sus habitantes, los Pangas e Ijazal.

Los primeros pobladores de la Región pertenecieron a la comunidad Indígena de los Abades, asentados sobre el territorio que hoy se conoce como Los Andes. Su organización social estaba constituida en clanes, jerarquizada así: Caciques, Chamanes, Jefes Guerreros y el Pueblo. Se caracterizaron por la fabricación de objetos de barro, piedra y hueso, con los cuales elaboraron utensilios con propósitos rituales, estéticos, para la minería y la pesca.

El territorio Panga, nombre que en sus indios tuvo el Municipio, era una hacienda denominada Hato Viejo, la que fue donada a los hermanos Arteaga en el año de 1681 y sobre la cual los españoles Justo Oviedo y Bacca levantaron San Francisco de Panga en el año de 1810, hoy Sotomayor, capital del Municipio de Los Andes. En 1911, fue erigido como Municipio mediante Ordenanza 25 de Abril 11, emanada de la Asamblea Departamental de Nariño. En el Municipio se encuentran tres regiones topográficas: la región oriental de altas pendientes hacia las cuencas hidrográficas, la región central conformada por la zona montañosa y la región occidental conformada por la llanura del Pacífico. Se encuentran accidentes topográficos en todo su territorio, predominando las pendientes superiores al 50%, los peñascos y cañones, principalmente en el entorno de las cuencas, subcuencas y microcuencas de los ríos Patía, Guáitara y Pacual, y de Dos Quebradas, Quebradas Piscoyaco y Quebrada Honda . Son pocas las terrazas o vegas de topografía entre ondulada y plana, las que no alcanzan un 0.5% del área habitada del municipio, éstas pequeñas terrazas están localizadas en el sector de Campobello y donde está ubicado el casco urbano de Sotomayor.

Municipio de Sotomayor. Foto Caicedo-Ortiz Yuly L. 2010

SOBRE SU AVIFAUNA Dada su ubicación estratégica dentro del departamento de Nariño, este municipio comparte una avifauna especial correspondiente a la zona seca del Patía, componente de la zona Andina y un fuerte componente de la región pacífica, lo que la convierte en una región de confluencia de la avifauna de estas tres zonas. Hemos realizado escasos recorridos por algunos sectores del municipio, registrando hasta el momento 100 especies de aves, pero creemos que este número puede superar las 200. Es de destacar entre las especies las del grupo de las Tángaras tanto pacíficas como de la zona del Patía, la presencia del Loro Orejiamarillo.

14


Novedades “UNA VISITA AL NORORIENTE DE LA BIODIVERSIDAD” UN

ENCUENTRO CON EL

RESGUARDO INGA

DE

APONTE

Grupo de Investigación en Ecología Evolutiva, Universidad de Nariño ecoevolutivaudenar@gmail.com

en regeneración natuEl grupo de investigaral, bosques intervenición en Ecología dos y bosque altoanEvolutiva de la Univerdino en buen estado sidad de Nariño e de conservación en las investigadores de la zonas más altas. Estos Asociación GAICA bosques poseen una visitaron el resguardo mezcla entre vegetaindígena de Aponte, ción andina y andino ubicado en el noroamazónico. riente de Nariño en el municipio de Tablón El clima de la zona es de Gómez. Con la generalmente templacolaboración de las do influenciado por autoridades indígenas corrientes secas del nos ubicamos en la Juanambú y corrientes Figura 1. Vereda Paramo Alto. Foto: Y. Rosero / Asociación GAICA. 2013. vereda Páramo Alto húmedas del Putuma( Fig. 1) la cual se yo. Pertenece a la Cuenca del Juanambú, microcuenca del ubica al nororiente del departamento de Nariño, en el río Negro y presenta diferentes quebradas entre ellas Municipio de Tablón de Gómez, y pertenece al corregiFlautayaco, Guracayaco, quienes vierten sus aguas al río miento de Aponte; sus coordenadas geográficas son N: Negro y posteriormente al río Juanambú (Fig. 2) 01° 21´7,01´´ W 77° 01´34,1´´. La zona presenta un mosaico de hábitat: zonas de cultivos mixtos, potreros, zonas

Figura 2. Derecha: Quebrada Flautayaco, Centro e Izquierda: Quebrada Guracayaco. Foto: Y. Rosero. / Asociación GAICA. 2013. .

VEGETACIÓN En cuanto la evaluación florística de la zona, se encontró gran diversidad de plantas arbóreas, arbustivas epifitas y herbáceas, propias de un bosque altoandino (Fig 3); existen plantas de uso maderable para leña y construcción como el eucalipto (Eucalyptus sp.), cedro (Cedrela odorata) , medicinal, mágico-ritual como el borrachero (Brugmansia aurea),

15


Figura 3. Flora característica de la Vereda Paramo Alto. Iochroma fuchsioides [izq.], [centro], Cleome arborea [der.]. Foto: Y. Rosero / Asociación GAICA. 2013.

(Bejaria aestuans) y alimenticio como la arveja (Pisum sativum), chaquilulo (Macleania rupestris), mora (Rubus sp.), frijol silvestre (Phaseolus dumosus), motilón (Hieronyma macrocarpa). Se observaron plantas de importancia para la conservación, como las orquídeas de los géneros Epidendrum, Masdevallia, Odontoglossum, Stelis, las cuales presentan categoría de amenaza a nivel nacional. Se evidencian interacciones ecológicas importantes respecto a plantas y animales, por ejemplo los procesos de polinización de especies de colibríes y plantas con flores adaptadas para dicha actividad, especies como, el Colibri colirojo (Metallura tyrianthina), Silfo coliverde

(Aglaiocercus

kingi), Colibrí paramuno (Aglaeactis cupripennis), Colibri pico de sable (Ensifera ensifera),

entre otras (Fig. 4). Además de procesos de frugivoría en la que los animales consumen diversos frutos disponibles u ofertados y cumplen un papel importante en la dispersión de semillas, mantenimiento y restauración de bosques, tales como el Carpintero carmesí ( Colaptes rivolii), Piranga cabeciroja (Piranga rubriceps), Tangara berilina (Tangara nigroviridis), Tangara azul y negra (Tangara vassorii), Viuva de antifaz (Pipraeidea melanonota), entre otras (Fig.5).

Figura 4. Izquierda: Silfo coliverde (Aglaiocercus kingi), Derecha: Colibri paramuno o Rayito acanelado (Agleactis cupripennis). Fotos: Y. Rosero. / Asociación GAICA. 2013.

Figura 5. Izquierda: Piranga cabeciroja (Piranga rubriceps), Derecha: Tangara berilina (Tangara nigroviridis). Fotos: Y. Rosero / Asociación GAICA. 2013.

16


AVIFAUNA Durante la estadía en la zona se logró observar un total de 95 especies de aves propias de bosques altoandinos: Destacamos la presencia de especies como los tucanes conocidos como, Terlaque andino (Andigena hypoglauca) y el Tucancito esmeralda (Aulacorhynchus prasinus), ya que estas especies en algunas localidades de Nariño tiene usos ornamentales y tiene importancia cultural, como el uso del pico en rituales, y sus vocalizaciones conjugan admiración y respeto, y se los involucran con concepciones culturales relacionadas con condiciones climáticas, ecológicamente tienen una gran importancia, ya que cumple funciones de interés en la dispersión, lo cual influye en el mantenimiento de los bosques. (Fig. 6), catorce especies de colibríes y diez especies migratorias, como la Paloma collareja (Patagioenas fasciata), Elaenia

migratoria (Elaenia parvirostris), Golondrina azul y blanca Reinita Gorginaranja (Pygochelidon cyanoleuca), (Dendroica fusca), entre otras (Fig. 7). Los registros obtenidos y sus abundancias permiten concluir, que a pesar de la alta intervención antrópica asociada a la ampliación de la frontera agropecuaria; la conservación de grandes extensiones de bosques, fragmentos de bosques de diferente extensión, la existencia de zonas en regeneración natural, corredores biológicos a través del mantenimiento de las rondas hídricas, son alternativas positivas que ayudan a la conservación de esta alta diversidad de aves. Esperamos con los datos obtenidos en este estudio contribuir al conocimiento de la biodiversidad en el resguardo y que este sea trasmitido a sus pobladores como estrategia de apropiación de su biodiversidad y la sensibilización hacia su conocimiento y conservación.

Figura 6. Izquierda: Aulacorhynchus prasinus. Derecha: Cuco Ardilla (Piaya cayana). Fotos: Y. Rosero / Asociación GAICA. 2013.

Figura 7. Aves migratorias. Izquierda: Elaenia migratoria (Elaenia parvirostris), Derecha: Reinita Gorginaranja (Dendroica fusca). Fotos: Y. Rosero / Asociación GAICA. 2013.

El resguardo ha adelantado propuestas relacionadas con la conservación de la biodiversidad, basados en su cosmovisión indígena, guiada por creencias espirituales, permitiéndoles reflexionar sobre el estado de su territorio y tomar decisiones para la conservación de flora y fauna, como: “El agua es fundamental para animales, plantas y seres humanos por eso no la maltratemos porqué sin agua no hay vida” Niños Centro Educativo Páramo Alto.

Cambio de cultivos de uso ilícito por zonas en regeneración: desde hace aproximadamente 10 años por decisión de las autoridades indígenas se prohibió el cultivo de amapola, destinando los territorios a la regeneración natural asociada a la protección de micro-cuencas. Prohibición de caza: En épocas anteriores se cazaban animales como dantas, venados, pavas, armadillos, loros, tucanes, entre otros. Las autoridades indígenas orientadas por sus gobernadores tomaron la decisión de prohibir esta actividad gracias a lo cual hoy estas poblaciones garantizan su continuidad dentro de la zona. Protección de rondas hídricas y nacimientos: durante la visita a los bosques del resguardo observamos cómo se están protegiendo las rondas hídricas y los nacimientos de agua garantizando para las actuales y futuras generaciones el recurso agua, recurso vital para cualquier plan de vida que se quiera desarrollar dentro de su territorio. Incorporación de la educación ambiental en sus planes de estudio: observamos dentro del horario de clase del Centro Educativo Páramo alto asignaturas como identidad cultural,

“No talemos los árboles porque se acaba el oxígeno, se acaban las aves porque en ellos hacen nidos las aves y no cortemos los árboles porque si talamos tienen que sembrar más árboles porque se debe estar acabando el medio ambiente” Niños Centro Educativo Páramo Alto.

“la chagra es fundamental para la alimentación de los indígenas y demás personas que cultivan la chagra. De la chagra se cultivan muchos productos con los que nos alimentamos entre ellos se encuentran el maíz, frijol, zanahoria, repollo, tomate, entre otros y también se siembra algunas plantas medicinales. Por eso es importante una chagra en cada comunidad y en cada casa” Niños Centro Educativo Páramo Alto.

17


Figura 8. Aves registradas en la Vereda Paramo Alto. A. Inca collarejo (Coeligena coeligena), B. Elaenia migratoria (Elaenia parvirrostris), c. Cucarachero pechigris (Henicorhina leucophrys), D. Frutero verdinegro (Pipreola riefferi), E. Diglosa albilatera (Diglossa albilatera), E. Mionectes estriado (Mionectes Striaticollis). Fotos: Y. Rosero / Asociación GAICA. 2013.

chagra, espiritualidad, mandato de vida además de su lengua nativa Inga, lo que muestran la interacción de sus comunidades con la naturaleza y su protección. Estrategias sostenibles de producción: La chagra y la recuperación de sus semillas y sistemas tradicionales de producción se convierten en tecnologías apropiadas para el entorno que asocian su cultura, trasmitiendo los saberes ancestrales y manteniendo la autonomía frente al uso y control de sus semillas y productos de intercambio entre sus habitantes y otros pobladores.

Se recomienda continuar los procesos de transmisión de conocimiento de los mayores a los pobladores del resguardo y de esta manera fomentar la conservación de los bosques que rodean su entorno. Agradecimientos. El equipo investigador conformado por Sandra Urbano, Yuri Rosero, Eliana Villarreal, Edna Calpa, Carlos Trujillo, Rubén Jurado, Francis Ramírez, Yulieth Viviana Castillo y Jhon Jairo Calderón expresan sus agradecimientos al sistema de investigaciones de la Universidad de Nariño, Al cabildo Indígena de Aponte y a los pobladores de la Vereda Páramo Alto, a nuestros guías y acompañantes: Don Antonino, Don Alberto y Doña Oneida.

18


Eventos “IMPORTANTES REGISTROS DEJA EL PRIMER CONTEO NAVIDEÑO DE AVES CHILES-CHICAL” Circulo de Observadores de Aves del Norte del Ecuador - COAN observadores.de.aves.ci@gmail.com

I CONTEO NAVIDEÑO CHILES-CHICAL

Red-ruffed Fruitcrow - Pyroderus scutatus

El I Conteo navideño de aves Chiles-Chical, organizado por el Círculo de Observadores de Aves del Norte “COAN” (colectivo que cuenta con las asistencia técnica y financiera de la Fundación ALTROPICO y el Gobierno Provincial del Carchi )y llevado a cabo los días 4, 5 y 6 de

Enero del 2013 en el Noroccidente de la provincia del Carchi (parroquias de Tufiño, Maldonado y Chical, con un rango altitudinal desde 4640 msnm hasta 1300 msnm. ) deja excelentes resultados en virtud Andean Condor - Vultur gryphus de que se logró contabilizar 318 especies de aves, en un fragmento del circulo inscrito, mismo que corresponde al territorio ecuatoriano, puesto que, la otra mitad se encuentra en Colombia. El evento obtuvo muy buena acogida ya que contó con la participación de aficionados de las aves, de diferentes provincias del Ecuador como: Pichincha, Imbabura, Napo,

DATOS DE IMPORTANCIA En el desarrollo del evento se logró observar a varios individuos de especies representativas de aves, como fueron: dos individuos de Margarornis stellatus, dos individuos de Vultur gryphus, cinco individuos de Iridosornis porphyrocephala y tres individuos de Pyroderus scutatus, es importante relevar que las especies mecionadas no han tenido registros durante los últimos años….

Purplish-mantled Tanager

Iridosornis porphyrocephalus

Organizado por: Fundación Altrópico Circulo de Observadores de Aves del Norte Con el Apoyo de:

Fulvous-dotted Treerunner Margarornis stellatus

19

G.A.D. Provincial del Carchi.

G.A.D´s. Parroquiales Rurales de: Maldonado, Tufiño, Goaltal y Chicla.

Comuna Jurídica la Esperanza.

Colectivo Corredor de Vida Chiles-Mataje.

FF.AA.


Nuestras Actividades PAJARAENDO ANDO “ARCOIRIS EN EL ASFALTO” Jhon Jairo Calderón, Yuri Rosero, Edna Calpa Asociación GAICA direccion@gaica.org.co

sobre el asfalto” organizada por Corpocarnaval. En esta ocasión tuvimos la oportunidad de hacer un homenaje a nuestras especies emblema “Terlaque de Nariño y el Frailejón”, las cuales fueron seleccionadas bajo un proceso liderado por la Asociación junto con la Gobernación de Nariño el año pasado y que hoy queremos posicionar dentro de los habitantes del departamento como un icono de nuestra identidad. Esta es

Como iniciativa de los integrantes de la Asociación GAICA y con la participación de algunos estudiantes de artes, diseñadores gráficos de la Universidad de Nariño y los pequeños niños de la familia Gaica, se participo en la jornada “Arcoíris

una oportunidad para proyectar nuestra asociación e integrarnos a las actividades culturales programadas dentro de la realización de los carnavales de Blancos y Negros. Para este año es nuestra prioridad el dar a conocer y posicionar las jornadas de observación de aves dentro de la programación oficial de este evento y desde ya invitamos a nuestros socios y amigos a proponer nuevas ideas para seguir aportando a este evento cultural y biodiverso.

20


De Interés EN LA ERA DE LAS CIENCIAS “OMICAS” PROTEÓMICA Diana Lorena Mora Obando1,2 Estudiante Maestría Ciencias Biomédicas Universidad de Costa Rica. 2Asociación GAICA dilmo309@hotmail.com

1

Dentro de la maquinaria celular, el ADN brinda las instrucciones precisas sobre el requerimiento de proteínas en tiempo y espacio, por lo que estas moléculas orgánicas complejas formadas por aminoácidos, no se producen a la vez y en las mismas condiciones. Así, la dotación proteica encontrada en una célula en un ambiente particular se conoce como proteoma, cuya estructura depende de factores internos y externos tales como, la edad, el sexo, las enfermedades, el estrés celular, entre otros. La palabra ―proteoma‖ surgió de la unión de ―PROTEína‖ y ―genOMA‖, y fue acuñada por Marc Wilkins en 1994, mientras trabajaba en ese concepto como estudiante de doctorado. El estudio del proteoma en relación con la composición, estructura, función e interacciones de las proteínas, que dirigen las actividades para la supervivencia celular, es el objeto de estudio de la proteómica, ciencia reciente de la familia de las ―ómicas‖ que ha tenido auge con el cambio de siglo. Las proteínas, ladrillos estructurales y funcionales de los seres vivos, las cuales definen a las células, tejidos y en general al organismo, se han convertido en el centro de investigación desde hace varias décadas. Su cuantificación, caracterización, el entendimiento de sus funciones, estructuras e interacciones, son tareas complicadas para muchos investigadores; pero se han logrado con el desarrollo de las nuevas tecnologías de identificación proteica multidimensional (MudPIT, por sus siglas en inglés) cada vez más sensibles. Desde la separación de proteínas por electroforesis de una y dos dimensiones hasta las más sofisticadas técnicas de espectrometría de masas, que permiten la selección de partículas o iones con base en la proporción masa/carga. Las técnicas de cristalografía por rayos X por ejemplo, permiten la reconstrucción de las posiciones de los átomos que componen las proteínas mediante la formación de un patrón de difracción cuando los rayos X atraviesan los cristales, y de esta manera se obtiene un mapa tridimensional de la molécula. Debido a que no todas las proteínas son fáciles de cristalizar, tales como las proteínas de membrana, la resonancia magnética nuclear ha permitido el análisis de proteínas en solución; se fundamenta en el hecho de que los átomos de un elemento que forman parte de una proteína (e.g. hidrógeno) emiten una resonancia al entrar en contacto con un campo magnético y la medida depende de la distancia entre los átomos.

Figura 1. Estudios en proteómica. Una muestra compleja de proteínas es digerida por una proteasa de secuencia específica. La mezcla de péptidos puede ser fraccionada y separada. Los péptidos separados son sometidos a espectrometría de masas. Después de adquirir los espectros, se seleccionan los péptidos y se fragmentan, a esta técnica se le conoce como espectrometría de masas en tándem. Posteriormente son identificados y con ello se determinan las proteínas de la muestra original (Fuente: Tambor et al., 2010).

21


De igual manera, la espectrometría de masas es una de las técnicas más sensibles en la actualidad. Un espectrómetro consta de tres partes fundamentales: una fuente de ionización, el analizador y un detector. Las moléculas son cargadas mediante distintas técnicas de ionización: electrospray (ESI), una matriz asistida por laser (MALDI), entre otras, las cuales se diferencian por la suavidad de la técnica. Luego de cargadas son seleccionadas por un analizador (tiempo de vuelo (TOF), quadrupolo (Q), trampa de iones, Orbitrap), a través del cual pasan las moléculas dependiendo de su relación masa/carga. Existen diferentes acoplamientos entre la fuente iónica y el analizador; sin embargo las más frecuentes son MALDI-TOF y ESI-Q. Finalmente llegan al detector, el cual permite el ordenamiento de las moléculas y la representación gráfica de los iones por medio de picos que reflejan su masa. Al realizar una comparación, entre la masa de cada pico con la masa teórica, mediante un programa acoplado, se identifican y predicen los péptidos con base en las proteínas disponibles en las bases de datos, a esto se le conoce como la huella peptídica (Figura 1). La espectrometría de masas también se ha utilizado para identificar la presencia o ausencia de proteínas empleadas como marcadores para la detección de enfermedades. Otra de sus aplicaciones es el conocimiento de las interacciones proteínaproteína. Microarreglos de proteínas, sistema de dos híbridos utilizando levadura, redes de proteínas entre otras, son técnicas adicionales empleadas para el estudio de estas versátiles moléculas. Pese al desarrollo tecnológico actual, existen muchas estructuras proteicas desconocidas, por lo que la bioinformática ha jugado

un papel importante en su predicción, y es considerada uno de los motores en el avance de la proteómica. Esta herramienta puede ayudar a interpretar, validar y generar información biológica a partir de datos experimentales; además permite predecir la estructura primaria y secundaria de las proteínas a partir de comparación con secuencias de proteínas previamente almacenadas y disponibles en las bases de datos. En los últimos 20 años, la bioinformática ha evolucionado desde el alineamiento de secuencias y del análisis de imágenes de electroforesis de dos dimensiones a programas que integran datos procedentes de diferentes métodos de separación, disminuyendo cada vez el análisis manual, por lo que se reduce el tiempo de operación, se mejora el rendimiento y la objetividad de los resultados. Algunas de las bases de datos de mayor acceso son: Protein Data Bank (http://www.rcsb.org/pdb/ home/home.do), SWISS-Prot (http:// web.expasy.org/docs/swissprot_guideline.html) y Protein Information Resources ( http:// pir.georgetown.edu/), entre otras más especializadas. Sin embargo, pese a la simbiosis proteómica-bioinformática, las tecnologías proteómicas experimentales evolucionan más

rápidamente que las aplicaciones bioinformáticas. La proteómica es una rica fuente de información biológica, permite el análisis substractivo y cuantitativo de las proteínas. Incluso se ha convertido en una herramienta muy útil en el campo del diagnóstico de una variedad de enfermedades, pues el hecho de que un patrón proteico refleje con mayor precisión el estado de un organismo que el genoma, genera grandes expectativas a nivel biomédico. Por lo que es más frecuente el interés en la investigación de biomarcadores específicos y sensibles, a partir de los estudios del proteoma, como indicadores apropiados de un proceso biológico normal, una patología o una respuesta farmacológica a una intervención terapéutica. Además, es un componente esencial en la emergencia de la biología de sistemas, busca la comprensión de los sistemas biológicos complejos a través de la integración de diversos tipos de datos con el objeto de permitir su simulación computacional (Figura 2). Un campo de aplicación reciente es el estudio de los venenos, contribuyendo con el entendimiento sobre la biología, ecología y fisiopatología de envenenamientos causados por

Figura 2. Estado actual de las tecnologías proteómicas. A partir de los diferentes datos obtenidos de la investigación típica en proteómica y las tecnologías respectivas y disponibles, se ha logrado una madurez relativa de las mismas y otras herramientas claves en esta ciencia del descubrimiento (Fuente: Patterson & Aebersold, 2003).

22


animales ponzoñosos. Se han logrado identificar diferentes proteínas que desencadenan efectos tanto locales como sistémicos; aunque es necesario profundizar en la investigación de sus mecanismos de acción. De esta manera la proteómica ha dado lugar al surgimiento de nuevas ciencias ómicas como la venómica (Figura 3) y la antivenómica. Paradójicamente el hombre comparte genes con diferentes organismos; sin embargo no expresan las mismas proteínas. De igual manera la expresión diferencial de los genes en las células somáticas resulta en distintos tipos de tejidos. Por lo tanto las fuerzas evolutivas, mecanismos como el splicing alternativo, la modificación postraduccional de las proteínas, la duplicación génica, entre otros procesos, además de tener un papel fundamental en la diversificación y especiación; y al mismo tiempo reflejan la multifuncionalidad, la alta variabilidad, y la dinámica natural de la información proteómica.

Figura 3. Venómica de serpientes. Representación esquemática de los pasos a seguir para un estudio típico en venómica de serpientes. A. Separación de las proteínas del veneno por cromatografía de fase reversa. B. Secuenciación N-terminal de las fracciones proteicas aisladas. C. SDSPAGE de las proteínas aisladas por RP-HPLC. D. Determinación de la masa molecular de las proteínas aisladas en A. E. MALDI-TOF huella peptídica de las bandas proteicas digeridas obtenidas a partir del SDS-PAGE. F. Determinación de la secuencia aminoacídica mediante espectrometría de masas en tándem. G y H. búsqueda de espectros en bases de datos. I. Representación gráfica de las cantidades relativas de las familias de toxinas (Fuente: Calvete & Sanz, 2007).

BIBLIOGRAFÍA Calvete, J. Sanz L. 2007. Snake venomics. Strategy and applications. Journal of Mass Spectrometry. 42:1405-1414. Palagi P., Hernández P., Walther D., Appel R. 2006. Proteome informatics I: Bioinformatics tools for processing experimental data. Proteomics. 6: 5435–5444 Patterson S., Aebersold R. 2003. Proteomics: the first decade and beyond. Nature genetics supplement. 33: 311-323. Tachibana C. Proteins and Proteomics. 1-17. En: Does A., Johnson N., Thiel T. Rediscovering Biology. http://www.learner.org/courses/ biology/support/textbook_full.pdf Tambor V., Fucikova A., Lenco J., Kacerovsky M., Rehacek V., Stulik J., Pudil R. 2010. Application of Proteomics in Biomarker Discovery: a Primer for the Clinician. Physiol. Res. 59: 471-497. Wen Hong M., Jiang N., Gopinath S., Chew F. 2006. Proteomics technology and therapeutics. Clinical and Experimental Pharmacology and Physiology . 33: 563–568. Wu Q., Yuan H., Zhang L., Zhang Y. 2012. Recent advances on multidimensional liquid chromatography–mass spectrometry for proteomics: From qualitative to quantitative analysis—A review. Analytica Chimica Acta. 731: 1– 10.

23


Reseña SOCIEDAD CALDENSE DE ORNITOLOGIA 1984-2014 30 años de investigación y conservación de las aves

Ronald Armando Fernández Gómez Asociación GAICA ronaldehido@gmail.com

Hace unos pocos días una las primeras organizaciones ornitológicas del país acabo de cumplir 30 años de ardua labor en pro del conocimiento de las aves y su conservación en nuestro país, la Sociedad Caldense de Ornitología SCO. Desde la Asociación Grupo de Amigos para la Investigación y Conservación de las Aves GAICA queremos extender nuestro saludo de afecto y felicitaciones a cada integrante de la SCO, por ser un ejemplo de trabajo para el resto de las organizaciones ornitológicas del país y les deseamos el mayor de los éxitos en cada nuevo proyecto y actividad planteadas. Invitamos a nuestros lectores a conocer un poco mas del desarrollo de la ornitología colombiana a través de un escrito publicado en el boletín SAO que pueden descargar desde AQUÍ. Y a visitar la pagina de la SCO: www.rnoa.org/sco A continuación compartimos el texto publicado en el Manifiesto de conformación de la SCO:

“El domingo 24 de abril de 1983, bajo los bosques que rodean la ciudad de Manizales, se conformó oficialmente la Sociedad Caldense de Ornitología. Quedan como testigos los alisos, robles, mariposas, insectos y aves que comparten este bastión de vida localizado en las goteras de la ciudad; de la firme voluntad de quienes se reunieron por amor y esparcimiento para conocer, divulgar y defender el recurso avifaunístico más variado del planeta, al mismo tiempo que interpretarlo como un elemento indispensable pero no independiente del medio ambiente, máximo tesoro del cual el hombre es el mayor beneficiario.

Son objetivos primordiales de la Sociedad: Promover el estudio, la protección y la apreciación estética de las aves silvestres en los diversos niveles educativos y sociales y crear conciencia de los valores científicos, estéticos, culturales y económicos que les son inherentes. Sabemos que no es posible proteger a las aves en medio de un paisaje en pleno proceso de degradación. Que si preservación implica la de sus condiciones de existencia: Los bosques, los ríos, las lagunas, el aire mismo y en suma, del complejo de condiciones ecológicas que ha hecho posible que nuestra región aloje tan precioso patrimonio. Tampoco ignoramos que la continuidad de esta riqueza sólo podrá lograrse mediante un cambio radical en la concepción de las relaciones Hombre-Naturaleza. Consideramos que, como una de las condiciones básicas para la lucha por la preservación del medio ambiente, cada persona debe establecer vínculos afectivos, estéticos e intelectuales con aspectos particulares de ese enorme complejo. Damos igual importancia a la observación de las aves como simple esparcimiento y a su valiosa función en la salud física y mental, en especial para el número creciente de urbanistas que por fuerza de su sistema de vida, han cortado todo vínculo sensorial y consciente con la naturaleza, limitando cada vez más la variedad de su experiencia vital. Nuestras metas imponen un trabajo intenso, imaginativo y persistente. Para lograrlas contamos con la motivación, la creatividad y la y la unidad de propósito de todos los asociados. Y con el convencimiento de que cada uno puede y debe hacer un aporte sustancial al cumplimiento de los objetivos bajo los cuales hemos decidido agruparnos. Hacemos un llamado a todas las personas y entidades con motivaciones hacia la naturaleza para que se unan a nuestro esfuerzo. En un futuro no muy lejano, será conformada la Sociedad Colombiana de Ornitología y el núcleo de Caldas deberá ser vanguardia de la Ornitología popular.

La nueva generación que emerge asfixiada del medio urbano y encuentra como camino el modelo natural para las relaciones económicas de la comunidad humana, despierta en el interés y amor por las aves silvestres una luz hacia la cual confluyen múltiples motivaciones, resumidas hoy en una frase: "En Caldas también se acepta el desafío de la lucha por la vida diversa y equilibrada que el planeta nos entrega" Nuestra sociedad es la respuesta de un variado grupo de personas a la honda preocupación ante una avifauna rica y variada que, junto con el resto de nuestro patrimonio natural, se disminuye al ritmo acelerado de las agresiones al ecosistema por un mal llamado desarrollo.

Tomado de www.rnoa.org/sco

24


Fotografía TERLAQUE DE NARIÑO Especie Emblemática del Departamento

Fotografía realizada por Cristian Flórez, obtenida en la Reserva Natural El Bosque, San Isidro, municipio de - Ricaurte; en el marco del PLAN DE MANEJO Y CONSERVACIÓN DEL TERLAQUE DE NARIÑO - ESPECIE EMBLEMÁTICA DEPARTAMENTAL -2013. Gobernación de Nariño, Asociación para el Desarrollo Campesino, Fundación Ecológica Los Colibríes de Altaquer – FELCA

25


BOLETÍN GAICA Este boletín es publicado por la Asociación GAICA. Si deseas obtener este documento de manera electrónica ponte en contacto con nosotros o síguenos en:

Si estás interesado en publicar en nuestro boletín escríbenos a : info@gaica.org.co Asociación GAICA Nit. 814006559-5 www.gaica.org.co Calle 11A No. 32-21, Barrio San Ignacio San Juan de Pasto Colombia Coordinación de Comunicaciones 2012 ©


BOLETIN GAICA 4