Page 15

200 años del cruce de los Andes Fray Aníbal Fosbery O.P. 27 de abril de 2017

El batir de tambores en los Andes el rumor de los bravos acrecienta. Escapa el cóndor airoso a las alturas y las mulas sus pasos señorean. Muchas muertes ha causado el cruce entre mulas y caballos de pelea, y perdidos en hondos precipicios han caído pertrechos de la guerra. Algunos granaderos encorvados morirán sin llegar a la frontera. Sólo cuatrocientas mulas han quedado de las mil que empezaron la epopeya. Granaderos murieron solitarios y en su tumba de nieve ventisquera una cruz recuerda al cristiano que olvidado está entre las peñas. El ejército por fin ha acampado y la jarilla con su olor impregna, el arroyo baja y el susurro como un canto de maleza llega. Una mula equivocó pisada y en la ladera del macizo rueda. Allá arriba, los picos venturosos, con diabólicas sombras ya se acercan; en la carpa el Jefe está rezando el rosario que a Belgrano prometiera. La Bandera de los Andes flamea con varios granaderos centinelas. Cuando el sol se oculta en la montaña es arriada con honores de grandeza. Esa noche es de viento y mucho frío; el morrión ajustado hasta las cejas, canta el gaucho con fervor criollo la nostalgia de su amor y de sus penas. Muchos muertos va dejando el cruce y aún no ha comenzado la pelea. Con días y ollas venceremos siempre, y si hay que morir por la Patria, sea. Noche oscura, el viento el rostro golpea. El soldado de guardia ceba mate, y un poncho de castilla le protege adentro y hacia afuera de la tienda. San Martín aguarda sigiloso, con coraje, el día y la refriega. Como Jefe de su tropa sabe que el día llegará, por eso espera. Amanece en el campo de los Andes cuando apenas el sol si calienta; el cóndor que domina en las alturas graznidos de alabanza a Dios eleva. La orden suena perentoria y firme: ¡Granaderos a escalar! La gloria espera. 13

Memoria Institucional 2017  

Red Educativa Fasta.

Memoria Institucional 2017  

Red Educativa Fasta.

Advertisement