Issuu on Google+

INFORMATIVO DE LA CPAL Editor: Secretario nº 275 – 15 de marzo de 2013

La Palabra de la CPAL CPAL: 33ª Reunión del Equipo Ejecutivo Papa Francisco: El Cardenal Jorge Mario Bergoglio, S.J. Roma – Univ. Gregoriana:Misa de acción de gracias por Benedicto XVI Tauca: La Universidad Indígena de Venezuela Premio Goya al cortometraje de Alboan y Entreculturas “Aquel no era yo” Noticias de AUSJAL y de la Federación Internacional de Fe y Alegría Colombia: Movimiento Juvenil Huellas en el Colegio San Pedro Claver de Bucaramanga SJR Venezuela: Tiempo de reflexión ante un contexto complejo y cambiante Consejo Directivo del SJR LAC: Reunión y Nuevo Boletín Haití: La necesidad de desenclavar las zonas de frontera Venezuela: Testimonios de hospitalidad hacia refugiadas colombianas Pagola y su libro Jesús. Aproximación histórica Jesuita fallecido en febrero 2013 Espiritualidad: Artículo del Mes de Marzo

La Palabra de la CPAL

I.- Haití y Dominicana: Un camino de Fraternidad Hemos pasado la noche. El amanecer es hermoso. Después de la última expulsión la Compañía de Jesús volvió a la República Dominicana en 1936; los primeros jesuitas de este grupo se establecieron en Dajabón, en la misma frontera con Haití. Durante estos 77 años, la realidad de nuestra isla compartida, leída con ojos de evangelio, nos ha enseñado a ver la frontera no como línea que nos separa sino como lugar de encuentro, que nos pone en relación. Esta relación ha sido una rica experiencia de Dios, que puede iluminar la cuarta prioridad del PAC de la CPAL, en la que nos proponemos crecer en “conciencia y solidaridad latinoamericana”, con atención especial a Haití (junto con la Amazonia y Cuba). Así como en la frase del PAC, la solidaridad le sigue a la conciencia, porque cuando traemos a la memoria nuestra historia, nos descubrimos ya implicados en una relación antigua y profunda. Efectivamente, la historia de nuestros países con Haití no comienza con el terremoto del 2010, y en muchos casos comienza desde el mismo principio: Haití no sólo fue el primer país independiente de nuestra región, sino que los haitianos ayudaron a Simón Bolívar a liberar lo que hoy en día son seis países latinoamericanos, con la única condición de que aboliera la esclavitud. El modo en que hoy apoyamos la reconstrucción de Haití cambia cuando reconocemos que ellos nos amaron y lucharon por nuestra libertad primero. Nuestra solidaridad es respuesta a tanto bien recibido. En otras palabras, priorizar Haití es optar por fortalecer una relación de doble vía, cada uno dando al otro lo que tiene. Hemos experimentado los frutos de la generosidad mutua a 1


nivel latinoamericano a través, por ejemplo, de la formación de los nuestros. La Compañía en Haití es joven (su expulsión más reciente duró hasta la caída de Duvalier en 1986), y han contado con el apoyo de varias provincias para formar su primera generación. Este apoyo les ha fortalecido: en el 2001 Haití pudo abrir su propio noviciado. Y desde hace unos años nos han fortalecido a nosotros también con la presencia del P. Berthony Saint George, profesor de filosofía y acompañante de los escolares de diversas nacionalidades que estudian en Santo Domingo. La convivencia, sobre todo durante la formación, cala hondo y transforma nuestra sensibilidad. Hace posible que un maestrillo dé un testimonio como éste: La misión nos une en lo que realmente somos: una isla herida históricamente por las dictaduras de ambas partes pero con deseos de crecer en colaboración real y efectiva como parte de la misión de la Compañía Universal. En efecto, los maestrillos dominicanos y haitianos vemos cómo la Compañía en la isla nos lleva a establecer lazos de colaboración más fuertes, donde todos nos sintamos miembros de un mismo cuerpo universal al servicio de la misión a la que Cristo nos invita. La relación con Haití ha significado para nosotros esto: descubrir, en la fidelidad de Dios que se revela en nuestra historia, una Promesa que nos permite mirar más allá de las heridas y soñar juntos como cuerpo. Es decir, la relación con Haití ha sido para nosotros un verdadero lugar teológico, y a medida que hemos crecido en amistad y colaboración, sea a nivel de acuerdos importantes entre ambos provinciales o de los intercambios cotidianos de nuestras respectivas obras y comunidades, somos signo profético para nuestros pueblos: es posible tender puentes donde hay fronteras. Es posible ser hermanos. Optar por nuestra relación con Haití también significa colocarnos frente al Misterio Pascual. El P. Godefroy Midy, maestro de la contemplación a la vez ignaciana y haitiana, afirma a menudo que en su país está en peligro la vida misma, pero también constata que Dios vive en Haití y está vivo, dando vida, llamando a la vida, amando la vida. Esto lo descubrimos nosotros, en gran parte, a través de los migrantes haitianos que acompañamos. En todo el continente son sistemáticamente discriminados, excluidos, explotados. Y sin embargo ya son parte de nosotros, y su lucha y su dignidad nos hacen despertar ante las mentiras del mundo. Al escribir estas líneas (precisamente desde Dajabón, por cierto) me llega un correo de un jesuita antillense en Santo Domingo, avisando que: Doce jóvenes dominicanos de ascendencia haitiana iniciaron hoy tres días de vigilia y ayuno frente a la Junta Central Electoral. Exigen que se les entregue copia de sus documentos, que se pare la política de eliminación civil y social. Les pido les visiten y apoyen. Sin documentos no pueden entrar a la universidad, buscar cédula, casarse, solicitar pasaporte, etc., etc., etc. Pero vino la policía, nos desalojaron y encarcelaron violentamente sin mediar palabras… Nos dejaron ir sin dar explicación. Regresamos al lugar de la vigilia, ahora sin muchas de nuestras pertenencias. Hemos pasado la noche. El amanecer es hermoso. Los jóvenes están contentos. Ahora entramos en la oración de la mañana. Nos encomendamos a sus oraciones. No dejen de visitar a estos jóvenes para mostrar su solidaridad. La experiencia Pascual del pueblo haitiano, que es también nuestro pueblo, nos convoca a todos a responder – más en las obras que en las palabras – como un solo cuerpo. Fernando Polanco, SJ Provincial de Antillas

2


II.- Haití, una de las prioridades de la CPAL

Desde el año 2008 participamos como invitados a las Asambleas de la CPAL. Hemos apreciado la apertura y el interés que el equipo central de la CPAL ha manifestado hacia la Compañía de Jesús en Haití y su misión. Debo reconocer que hay una larga historia de apoyo a la formación de los nuestros. Desde el principio de los años 80, algunas provincias empezaron a recibir a nuestros jóvenes en las etapas del noviciado, juniorado, filosofía y teología. Un primer grupo fue enviado al noviciado en la Provincia de las Antillas. Luego fue el turno de la Provincia de México, que recibió durante casi 15 años a distintos grupos en el noviciado de Ciudad Guzmán y en el filosofado de Guadalajara. Cuando las entradas empezaron a aumentar, la Provincia Centroamericana abrió sus puertas a nuestros jóvenes para el noviciado en Panamá, el juniorado en Nicaragua, las etapas de filosofía y teología en El Salvador. Este apoyo a la formación nos ha preparado para abrir el noviciado en Haití el año 2001. El año 2004 y el año 2006 empezamos a enviar a jóvenes a la Provincia de las Antillas y la Provincia de Colombia, respectivamente, para las etapas de juniorado y filosofía. La apertura de una oficina del SJRM en Ouanaminthe el año 2000 y luego la integración de Haití en la red de Fe y Alegría han abierto el camino a una mayor colaboración. El sismo del 2010 fue ocasión para una mayor expresión de esta colaboración. Hemos apreciado mucho la generosidad y el apoyo de las Provincias latinoamericanas, tanto en recursos económicos como en recursos humanos, para ayudarnos a responder de manera eficaz a la situación de emergencia. El mayor apoyo en recursos humanos (jesuitas y laicos) ha venido de la Provincia de las Antillas, por el hecho de compartir la misma isla. Esta colaboración se ha estructurado a través de la integración de algunos compañeros de la Provincia de las Antillas y de Alfredo Ferro (Delegado Social de la CPAL) en el Comité Interprovincial para los Jesuitas de Haití (CIJH), encargado de acompañar las acciones apostólicas de los Jesuitas de Haití. La CPAL, en su Proyecto Apostólico Común (PAC), ha puesto Haití como una de sus prioridades apostólicas territoriales, al lado de la Región de Amazonia y de Cuba. Apreciamos mucho esta opción apostólica de la CPAL. En el mes de enero el P. Jorge Cela, presidente de la CPAL, nos visitó para confirmar el compromiso de la CPAL en favor de Haití. Apreciamos el apoyo institucional que se está dando a nuestras obras. Fe y Alegría se ha beneficiado de la solidaridad de FLACSI a través de “Ignacianos por Haití” y de América Solidaria. Seguimos contando con el apoyo de la CPAL en recursos humanos para el fortalecimiento de nuestras obras. En nombre de los Jesuitas de Haití, agradezco a todos los jesuitas y a todos los colaboradores y colaboradoras del SJR y de Fe y Alegría por su apoyo al trabajo apostólico que realizamos en Haití. Miller Lamothe, SJ Superior de Haití Para ler o artigo em português clique clique aqui.

3


CPAL: 33ª Reunión del Equipo Ejecutivo

El Equipo Ejecutivo de la CPAL se ha reunido en Río de Janeiro para su acostumbrada reunión semestral (12 al 16 de marzo), que tiene como objetivo el conocimiento de los Informes de actividades y proyectos de los diversos sectores y redes apostólicas, presentados por los delegados, así como el desarrollo del Proyecto Apostólico Común (PAC) y la preparación de la próxima 26ª Asamblea de Provinciales que se celebrará en La Habana, Cuba (7 a 11 de mayo). El Equipo está compuesto por el Presidente, Jorge Cela, el Secretario y Delegado de Formación, Juan Miguel Zaldua, la Delegada de Colaboración, Clarita Burguez, el Delegado de Comunicación, José Victoriano, el Delegado de Apostolado Social, Alfredo Ferro, el Delegado de Juventud, Vocaciones y Economía, Armando Raffo, el Delegado de Espiritualidad y Parroquias, Álvaro Quiroz, y el Delegado de Educación, Luis Ugalde. La noche del segundo día la CPAL ofreció una recepción a los jesuitas de las tres comunidades de Rio, aprovechando para conversar sobre la colaboración de jesuitas y laicos en la misión, y escuchar el estado de la cuestión por boca de la Delegada de la CPAL.

Papa Francisco: El Cardenal Jorge Mario Bergoglio, S.J.

Ayer, miércoles 13 de marzo, en horas de la tarde, el Cónclave de Cardenales eligió como Obispo de Roma y Sumo Pontífice de la Iglesia Católica al Cardenal Jorge Mario Bergoglio, jesuita, Arzobispo de Buenos Aires (Argentina). El nuevo Papa nació el 17 de octubre de 1936, entró a la Compañía de Jesús el 11 de marzo de 1958, fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969, e hizo los Últimos Votos el 22 de abril de 1973. Después de haber servido en la Compañía como formador, profesor de teología y provincial, fue nombrado Obispo Auxiliar de Buenos Aires (27 de junio de 1992), y después Arzobispo de esa misma ciudad. El Papa Juan Pablo II lo creó Cardenal el 21 de febrero de 2001. Sus primera palabras como Obispo de Roma y Sumo Pontífice, desde el balcón central de la basílica de San Pedro, fueron: "Queridos hermanos y hermanas, buona sera. Como ustedes saben los cardenales en el cónclave tienen que encontrar un obispo para Roma, y parece que los hermanos cardenales fueron a buscarlo casi al final del mundo; pero estamos aquí. Agradezco la acogida a la comunidad diocesana de Roma como su obispo. Y ahora, comenzamos nuestro camino: Obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma que es la que preside en la caridad a todas las Iglesias. Un camino de hermandad, de amor, de confianza entre nosotros. Recemos siempre por nosotros: el uno por el otro. Recemos por todo el mundo, para que haya una gran hermandad (...) Y ahora quisiera darles la bendición, pero primero os pido un favor: antes de que el Obispo bendiga al pueblo, les pido que recen al Señor para que me bendiga. La oración del pueblo que pide la bendición para su Obispo. Hagamos en silencio esta oración de ustedes por mí". Para conocer algunos Comunicados emitidos en las provincias de la Compañía de Jesús clique aquí

4


Roma – Universidad Gregoriana: Misa de acción de gracias por Benedicto XVI

"El santo padre nos ha pedido que recemos por él y por la Iglesia, rezar para que el Espíritu de Dios ilumine y guíe a aquellos que tendrán que elegir a su sucesor. Y estamos aquí, como una familia que desea expresar su cercanía y su afecto, su admiración y su gratitud hacia el papa, Benedicto XVI", éstas son las palabras del rector magnífico de la Pontificia Universidad Gregoriana, el jesuita François-Xavier Dumortier (foto) en la misa celebrada ayer en el Gesù. Ha añadido: "Nos encontramos juntos con sentimientos de gran conmoción y de profundo respeto. Hemos aprendido del santo Padre la importancia del silencio interior y exterior, porque 'sólo en el silencio la Palabra puede encontrar morada en nosotros', porque en el silencio los ojos del corazón pueden reorientarse hacia Dios" Las clases del miércoles por la mañana serán suspendidas para que todos puedan participar en la última audiencia con el papa. El padre Dumortier dijo que "hay momentos de conmoción profunda que no permiten muchas palabras, pero nos llevan ante todo y sobre todo a la oración". En la homilía destacó las características de este pontificado: la sequela Christi, el encuentro con el Resucitado, el servicio a la Iglesia, el coraje de la verdad, la inteligencia de la fe. A partir de la encíclica Deus caritas est, de hecho, el papa "nos ha animado incansablemente a seguir y amar al Señor en el camino de la misericordia y del amor, un camino que va del pasado al porvenir, que atraviesa el mundo como una flecha de fuego, que implica tanto al corazón como a la inteligencia". La vida cristiana no puede ser otra cosa que el encuentro con una Persona viva. El rector de la Universidad Gregoriana invitó también a meditar en la persona y el estilo comunicativo de Benedicto XVI: "Como siempre, sin muchas palabras, nos ha recordado lo que está en el corazón de la fe. Lo ha hecho en su forma sobria y paterna que significaba respeto y confianza. Respeto al otro y confianza en el Espíritu que mora en cada uno. Todos nosotros hemos visto --y de alguna forma contemplado- tantas veces esta sencillez de un hombre poco propenso a lo sensacional, esta presencia humilde y sonriente que nos hacía recordar sus palabras del 19 de abril de 2005 'soy un humilde obrero de la viña del Señor'" Un trabajo siempre al servicio del Señor y de la Iglesia, el de Benedicto XVI, conducido a través de tantas dificultades, obstáculos y pruebas, pero equilibrado por estar profundamente arraigado en una escucha atenta a ese Dios que ha hablado y continua a hablarnos. Él --afirmó el padre Dumortier - "ha querido y osado afrontar la realidad y los desafíos del mal en su diversidad, incluso dentro de la Iglesia. No podemos olvidar su libertad y su impresionante determinación en el no aceptar lo que se resiste a la verdad o la niega. La fuerza de la verdad es liberadora y es importante tener el valor de mirar la realidad con los ojos abiertos para obedecer al Señor. La Iglesia camina con la gracia de Dios sobre los caminos de la historia y recuerda siempre que no es el poder mundano que salva, sino el poder de la Cruz, de la humildad y del amor. El valor de la verdad y la lucha espiritual por la verdad abren el camino de una fe cada vez más profunda, cada vea más verdadera". Para finalizar, el rector Dumortier recordó la misión que Benedicto XVI, en su discurso a la Gregoriana el 3 de noviembre del 2006, confió de forma particular a la Universidad fundada por san Ignacio de Loyola. "El santo padre nos ha llamado a dedicarnos a la inteligencia de la fe con todo el empeño y la dedicación de los que saben que muchos desafíos de nuestro tiempo son en el fondo intelectuales y piden los recursos de la razón, el conocimientos de nuestra tradición y la conciencia de las problemáticas de hoy. Se trata de un comprometerse sin miedo en este servicio de la inteligencia para hacer llegar al hombre de hoy el mensaje de la fe, Palabra que hace vivir y tener esperanza".

5


Tauca: La Universidad Indígena de Venezuela

Su Rector, el Dr. Esteban Emilio Mosonyi, escribe que “Frente a todo signo de escepticismo y pesimismo, tan comunes en este difícil momento histórico, quiero hacer énfasis en la gran significación nacional e internacional de esta Institución y sus proyecciones aún más esperanzadoras para el futuro. En todo caso, si bien el presente parece todavía incierto, el futuro puede guardarnos múltiples y agradables sorpresas. En lo fundamental no hay equívoco: Tauca constituye una referencia para la Educación Universitaria Indígena a nivel mundial. Para leer el texto completo clique aquí .

Premio Goya al cortometraje de Alboan y Entreculturas “Aquel no era yo”

El pasado 12 de febrero se conmemoró el día internacional contra la utilización de menores soldado, es decir, el día en que nos acordamos más que nunca de los millones de menores que son reclutados en, al menos, 17 países del mundo. (Afganistán, Chad, Colombia, Filipinas, India, Irak, Libia, Mali, Myanmar, Pakistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Tailandia, y Yemen) Los niños y niñas soldado son menores de 18 años reclutados a la fuerza no sólo para combatir en un conflicto armado, sino también para ser usados para fines sexuales y o para servir, cocinar, limpiar y hacer otras tareas en condiciones de esclavitud. Reclutar a estos chicos y chicas es una práctica habitual en estos países, y las formas de reclutamiento son auténticas pesadillas: “Estos niños y niñas han sido secuestrados en la calle o sacados de las aulas. Otros muchos son forzados a salir de sus casas a punta de pistola, mientras unos padres angustiados los ven partir sin poder hacer nada. Otros son reclutados mientras juegan cerca de casa o caminan por la carretera” (Amnistía Internacional) El cortometraje “Aquel no era yo”, apoyado por las ONG Fundación El compromiso, Amnistía Internacional, Dyes, Save the Children, Entreculturas y Alboan, refleja este drama. Además, el 17 de febrero le concedieron el premio Goya al mejor cortometraje de ficción. ¡Enhorabuena! Para ver el cortometraje clique aquí: http://www.clipmetrajesmanosunidas.org/ninos-y-ninas-soldado-la-realidad-supera-a-laficcion/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=ninos-y-ninas-soldado-larealidad-supera-a-la-ficcion

Noticias de AUSJAL y de la Federación Internacional de Fe y Alegría

Para leer el boletín de la Asociación de Universidades Jesuitas de América Latina (AUSJAL) – “AUSJAL al día” – número 60 clique aquí Para leer el boletín de la Federación Internacional de Fe y Alegría (FIFyA) número 68 clique aquí

6


Colombia: Movimiento Bucaramanga

Juvenil

Huellas

en

el

Colegio

San

Pedro

Claver

de

Iniciamos nuestro año escolar 2013 y la respuesta de los claverianos al Movimiento Juvenil Huellas ha sido muy positiva. Terminamos el 2012 sembrando la inquietud Huellista desde los grados 4° hasta 11°. Gracias a este proceso, el miércoles de ceniza se consagraron como “huellistas dorados” 13 exalumnos y como “huellistas azules” 26 claverianos de 10° y 11° grado. Los felicitamos por su esfuerzo en estos ocho meses y por conformarse como grupo para empezar una formación al estilo ignaciano. Huellas tiene una aceptación positiva en los jóvenes del colegio; en este momento contamos con 75 integrantes para “huellas blancas” en primaria, 79 para “huellas blancas” de 6°; 45 para “huellas rojas” de 7°; 35 para “huellas verdes” de 8°, y 35 para “huellas azules” de 9°, 10° y 11°. ¡Lo mejor es que ya están llegando más exalumnos interesados en conocer este movimiento! Esta labor no se hubiera logrado sin el impulso juvenil de Mauricio Bueno y Daniel Cabezas, dos escolares jesuitas que se encuentran en su etapa de magisterio.

SJR Venezuela: Tiempo de reflexión ante un contexto complejo y cambiante

Más de dos mil kilómetros de frontera comparten Colombia y Venezuela, desde La Guajira hasta Arauca, pasando por Norte de Santander y Boyacá. Muchas personas y familias habitan el área fronteriza que sirve no sólo para dividir sino también para conectar ambos países a través del tiempo. Las relaciones entre ambos países, mediadas por una historia compartida, el intercambio comercial, las migraciones económicas, la búsqueda de nuevos proyectos de vida y las dinámicas culturales y propias de la misma frontera común, han facilitado la acogida y la integración en Venezuela de población en situación de refugio, migrantes o personas con necesidad de protección internacional, principalmente desde el estallido del conflicto armado en Colombia. Sin embargo, las personas que llegan a Venezuela buscando recomenzar su vida enfrentan varios desafíos que limitan las posibilidades de acceder a una solución duradera. Uno de los desafíos más frecuentes tiene que ver con el acceso a la documentación requerida, en términos de regularización de su situación migratoria como refugiados o migrantes, para acceder a los beneficios que les ofrece el país receptor, entre ellos, el disfrute efectivo del derecho al trabajo, a la educación, a la salud y demás derechos fundamentales. Durante los últimos años, Venezuela ha venido cambiando con el tiempo, al igual que el SJR. Por ello, del 4 al 7 de febrero se realizó un encuentro nacional del Equipo Venezuela, con el objetivo de planear acciones frente a un contexto complejo y cambiante. Contexto marcado por un flujo continuo de población, una dinámica política un tanto incierta y una economía inestable, que afecta tanto a la población local, como a las personas en situación de refugio y desplazamiento. Es en este escenario en el que el SJR Venezuela debe trabajar. El 2013 se presenta lleno de retos, cambios y apuestas. Espacios, como el Encuentro nacional, sirven de reencuentro, de respiro, de tomar energía y volver con mayor claridad a acompañar, servir y defender los derechos de las personas en situación de refugio y desplazamiento. Nuestro agradecimiento a todo el equipo del SJR Venezuela: Cilena, Nelson, Gipsy, Luis, Saturio, Ingrid, Hortensia, Manuel, Carla, Tania, Martha y José Luis, por el tiempo, por las claridades, por el esfuerzo conjunto y por la construcción de conocimiento. Enlace: http://sjrlac.org/Assignment_Detail?TN=DTN-20130221012536&L=3 7


Consejo Directivo del SJR LAC: Reunión y Nuevo Boletín

El Consejo Directivo de la oficina regional del Servicio Jesuita a Refugiados para Latinoamérica y el Caribe (SJR LAC) se reunió el 21 de febrero en la Curia de la Provincia Colombiana de la Compañía de Jesús en Bogotá. Durante la reunión, muy provechosa para la misión del SJR LAC y la consolidación de su presencia en Colombia, se nombró al Padre Mauricio García Durán, SJ como Presidente del mismo Consejo. La actual directora del SJR LAC, Merlys Mosquera Chamat, presentó ante el Consejo un panorama del contexto regional en el que la institución se desenvuelve, así como el reporte de logros y actividades realizados en 2012 y las grandes líneas del Plan estratégico del 20132015. Entre los hechos resaltantes en el componente de Haití figuran: la difícil situación de los desplazados en los campamentos en Puerto Príncipe y la migración cada vez más numerosa y en condiciones de mayor vulnerabilidad de los haitianos hacia la región. En el componente de Colombia vale destacar el creciente impacto del conflicto armado en fronteras de Colombia con sus países vecinos (Ecuador, Panamá y Venezuela), el inicio de negociaciones entre las FARC y el gobierno colombiano, los retrocesos en la legislación Ecuador en materia de refugio y el incremento del fenómeno de la trata y el tráfico ciudadanos de la región, incluso de afganos y africanos.

las las de de

Los principales retos para el 2013 incluyen el seguimiento a nuestra presencia en América Latina, el fortalecimiento de procesos de reconciliación e integración de desplazados colombianos y refugiados, y el llamado a una mayor solidaridad con el pueblo haitiano y a la hospitalidad hacia los migrantes haitianos en la región. Seguiremos influyendo en espacios de incidencia regional e internacional para visibilizar la situación de los jóvenes, adolescentes y niños en las fronteras colombianas, abogar por la reducción de los riesgos de vinculación de menores colombianos al conflicto armado y por la aplicación y comprensión amplia del desplazamiento forzado, migración forzada y refugio desde la Declaración de Cartagena y Plan de Acción de México. El proceso de fortalecimiento seguirá siendo uno de nuestros retos por medio del seguimiento sistemático a las prioridades de nuestro plan estratégico, para consolidar una organización internamente más sólida y, sobre todo, una mejor articulación con las oficinas nacionales. La reunión fue también la oportunidad de dialogar con los miembros del Consejo, quienes emitieron oportunas recomendaciones para optimizar el desarrollo de nuestro plan de trabajo y fortalecer el trabajo con los equipos nacionales. Nuevo Boletín del SJR-LAC Tenemos el placer de presentarles nuestro primer Boletín que contiene informaciones del SJRLAC y de la Red Jesuita con Migrantes. Simplemente tienen que hacer click sobre la sinopsis de cada artículo para leer el texto completo en nuestra página web. Las informaciones que les ofrecemos en este primer Boletín cubren: Haití, Ecuador, Venezuela, Colombia, Panamá (SJR LAC) y Frontera México-EEUU (RJM). En el próximo número, el Boletín pasará a ser únicamente de la Red Jesuita con Migrantes (RJM) con informaciones de todo el continente. Para leer el boletín clique aquí . Wooldy Edson LOUIDOR Comunicaciones SJR-LAC Servicio Jesuita a Refugiados para Latinoamérica y el Caribe (SJR LAC)

8


Haití: La necesidad de desenclavar las zonas de frontera

Mientras que existen facilidades de acceso a las zonas fronterizas de la República Dominicana, sigue siendo difícil el acceso a varios puntos del lado haitiano de una frontera de 360 kilómetros aproximadamente que comparten ambos países. Gran parte de las comunidades fronterizas haitianas están marginadas, aisladas, excluidas. Constituyen una región ubicada geográficamente dentro de Haití, pero social y económicamente fuera del país. Se encuentran en los márgenes de Haití. Dado este contexto, grupos criminales binacionales de tratantes de mujeres, adolescentes y niños, así como de traficantes de migrantes irregulares y de productos prohibidos (armas, estupefacientes, objetos y animales robados) han convertido la frontera, principalmente del lado haitiano, en una zona de no derecho. De allí la necesidad de desenclavar las zonas de frontera de Haití para poder empezar a pensar en su desarrollo o, simplemente, en la mejora de las condiciones de vida de sus habitantes, los más excluidos entre los excluidos. Seguridad, migración, infraestructuras y presencia del Estado haitiano constituyen los cuatros grandes retos de la frontera haitiana, según la organización haitiana “Plataforma regional para el desarrollo socio-económico de la región fronteriza“ en un documento transmitido a parlamentarios de su país el pasado 20 de febrero en Puerto Príncipe. El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) de Haití ha hecho de la frontera una de sus principales prioridades. Además de su oficina en el norte de la frontera haitiano-dominicana (Solidarite Fwontalye en Ouanaminthe), abrió otra oficina en Fonds-Parisien (al oeste de la misma frontera) luego del terremoto del 12 de enero de 2010. Parte de la misión del SJM-Haití es acompañar, servir y defender a los migrantes haitianos repatriados por las autoridades dominicanas, muchas veces de manera injusta, así como a mujeres y hombres víctimas de trata y tráfico en la frontera. Vale subrayar el esfuerzo continuo que ha realizado, desde más de una década y con otras organizaciones de la sociedad civil de los dos países de la isla, para crear y sostener una red binacional de promoción y defensa de los derechos humanos (Red Fronteriza Jano Siksè) a lo largo de la frontera común. Una red integrada por haitianos y dominicanos, habitantes de la frontera compartida, que se unen para monitorear y denunciar las violaciones a los derechos humanos y trabajar por la solidaridad, la convivencia pacífica, la justicia entre las comunidades de ambos lados. El SJM-Haití se enfoca también en promover una migración regular, digna y segura de los haitianos hacia República Dominicana, conjuntamente con el SJM-República Dominicana. Trabaja con las comunidades fronterizas del norte y el oeste de la frontera haitiana con República Dominicana, empoderando sus organizaciones, brindándoles ciclos de formación sobre temas relevantes (huerta comunitaria, transformación de productos agrícolas, granja agro-ecológica), implementado junto con ellos micro-proyectos de desarrollo comunitario y programas de micro-crédito para mujeres. Contribuye también a promover el acceso de la población fronteriza haitiana a sus derechos humanos fundamentales como el derecho al agua potable y a la salud (mediante la instalación de bombas de agua), la educación (apoyando las escuelas comunitarias). Todo ello en la perspectiva de brindar a las comunidades fronterizas mayores posibilidades de vivir dignamente en su propio país. Wooldy Edson LOUIDOR Comunicaciones SJR-LAC

9


Venezuela: Testimonios de hospitalidad hacia refugiadas colombianas

Desde la creación de la oficina en Guasdualito hacia el año 2002, durante casi once años, el Servicio Jesuita a Refugiados (SJR) ha venido acompañando, sirviendo y defendiendo a la población colombiana en necesidad de protección internacional que ha llegado a Venezuela en busca de garantías para el ejercicio de sus Derechos. Guasdualito es a la vez la capital y el principal centro petrolero del Estado Apure, al sur de Venezuela. Esta ciudad fronteriza venezolana, que cuenta aproximadamente 70.000 habitantes, limita con el municipio de Arauca, Colombia. Tiene gran importancia para el intercambio comercial, la movilidad humana y la recepción de población en situación de desplazamiento, que sale hacia Venezuela en busca del estatus de refugiados. La hospitalidad es el valor humano que consiste en crear un espacio de encuentro seguro y cálido, en el que el huésped que llega (migrante, desplazado o solicitante de refugiado) y la comunidad de acogida experimentan confianza y aceptación mutua, y se dan ambos la posibilidad de conocerse, compartir y convivir. Guasdualito ha dado la bienvenida a dos refugiadas colombianas, Constanza y Esperanza, quienes compartieron sus testimonios con el SJR. Constanza mira al futuro con optimismo en Venezuela Constanza, quien vive con su esposo y 4 de sus hijos, es una de las personas atendidas por el SJR en Guasdualito. Hace 7 años salió desplazada de Tame, Arauca (Colombia). Desde entonces, está en proceso su solicitud de refugio, por lo que durante estos años ha tenido que renovar cada tres meses el documento provisional. Documento que le ha permitido instalarse de manera regular y emprender una nueva vida con su familia en el país de llegada, esperando obtener pronto el estatuto definitivo de refugiado. Desde que llegó a Guasdualito, Constanza mira con optimismo al futuro, sin temor a ser víctima, ella o algún miembro de su familia, de la violencia relacionada con el conflicto armado en su país de origen. Con mucha esperanza, ella y su familia tramitan sus solicitudes de refugio en el país vecino, con el acompañamiento y la asesoría jurídica del SJR Venezuela, a pesar de que el proceso para obtener el estatuto de refugiado no es muy fácil en Venezuela. Esperanza se ha sentido acogida en Venezuela A 20 minutos de la casa de Constanza vive Esperanza, otra colombiana que hace 8 meses salió desplazada de Cúcuta, Norte de Santander. Actualmente, Esperanza trabaja en el comedor comunitario de un colegio y su esposo, como jornalero en un fondo. Sus tres hijos van a la escuela. Esperanza, siempre sonriente, cuenta que se ha sentido acogida en Venezuela, donde ha sido invitada incluso a los consejos comunales de su zona, que son espacios para la participación política y la toma de decisiones locales. Su única dificultad es que aún las autoridades no responden su solicitud de refugio, por lo que todavía no cuenta con la ciudadanía venezolana. La poca estigmatización de las personas solicitantes de refugio y las relaciones históricas entre Venezuela y Colombia han contribuido a una acogida favorable de personas como Constanza y Esperanza. A lo mejor es por esto que al hablar con ellas no expresan nostalgia por la tierra perdida, sino la fortaleza, el optimismo, la pujanza y las ganas de quienes están iniciando un nuevo proyecto de vida en otro territorio. Escribe: Randolf Laverde Tamayo, técnico de programas del SJR LAC

10


Pagola y su libro Jesús. Aproximación histórica

El sacerdote José Antonio Pagola, autor del libro Jesús. Aproximación histórica, comunica que el Vaticano no ha condenado su obra ni le ha pedido corregir ningún error doctrinal o afirmación herética. Nuestra página web publica todos los domingos un comentario al evangelio del día, procedente de la pluma de José Antonio Pagola. Tanto para quienes la siguen con gusto, como para quienes han expresado su extrañeza por divulgar textos de alguien “sospechoso” de herejía, les presentamos la comunicación ofrecida por el autor. "La Congregación para la Doctrina de la Fe reconoce que mi libro no contiene ninguna proposición contraria a la fe" He recibido con satisfacción la resolución definitiva de la Congregación Romana para la Doctrina de la Fe sobre mi libro “Jesús. Aproximación histórica”. Con este motivo quiero dirigirme a quienes han leído mi libro o han seguido de cerca las polémicas suscitadas a lo largo de estos seis años. 1. Antes que nada, quiero decir que recibo las decisiones que se han tomado sobre mi libro como un estímulo que me reafirma en lo que, en estos momentos, es el único objetivo de mi vida: contribuir a que los hombres y mujeres de hoy podamos conocer mejor la personalidad apasionante de Jesús, acoger con más entusiasmo su proyecto de construir un mundo más humano, y acercarnos con más fe al misterio de esperanza que se encierra en su persona. 2. A quienes habéis leído mi libro os puede interesar conocer, aunque sea de manera concisa, las principales decisiones tomadas por Roma. En lo referente a cuestiones doctrinales, la Congregación reconoce que mi libro no contiene ninguna proposición contraria a la fe, por lo cual no me ha pedido corregir ningún error doctrinal o afirmación herética. En lo referente a cuestiones metodológicas, la Congregación hace diversas consideraciones sobre el objetivo y la naturaleza de mi libro, y sobre la relación entre fe e investigación histórica. Sin embargo, no ha considerado necesario pedirme una revisión del enfoque de mi obra ni tampoco corrección alguna sobre la metodología que empleo en mi trabajo. 3. Lo que se me ha pedido es que, "para evitar equívocos y malentendidos" introduzca en futuras ediciones "las modificaciones" sugeridas por mí mismo, en torno a cinco puntos concretos. No he dudado en ningún momento en colaborar con esta disposición, pues lo único que he buscado siempre ha sido que mi libro siga sembrando la Buena Noticia de Jesús. La nueva edición saldrá próximamente. 4. En estos momentos quiero agradeceros vivamente a los que, a lo largo de estos años, me habéis manifestado de diversas maneras vuestra cercanía y apoyo incondicional. He podido leer conmovido la experiencia que habéis vivido muchos de vosotros al leer mi libro. Me decís que Jesús ha cambiado radicalmente vuestra vida, que en él os habéis encontrado por fin con un Dios Amigo, que os habéis reafirmado en vuestra fe, que os habéis comprometido a vivir de manera evangélica... Gracias a todos. Me habéis hecho experimentar que Jesús sigue vivo en medio de nosotros. 5. Ahora solo miro al futuro. Quiero vivir mis últimos años colaborando en lo que considero la tarea más urgente en la Iglesia actual: volver a Jesucristo como la única verdad de la que nos está permitido vivir y la única fuerza que nos puede hacer caminar hacia una Iglesia más evangélica al servicio de un mundo más humano. Ya no sabría vivir de otra manera.

11


Jesuita fallecido en Febrero

27/02 - Her. Simón Peric, Montevideo, Uruguay, 84 años de edad

Espiritualidad: Artículo del Mes de Marzo

Armando la propia soledad , José Javier Aizpún SJ, CEIA Centro de Espiritualidad Ignaciana de Argentina, Boletín de Espiritualidad, Año XLI | nº 231 | Octubre - Noviembre - Diciembre 2010. La experiencia de la soledad es parte de la vida humana. Es importante comprender esta experiencia para poder vivirla en forma que no nos deshumanice, que incluso nos ayude a crecer y madurar humana y espiritualmente# Tenemos que aprender a “armar” nuestra soledad. La soledad estéril es una soledad que deshumaniza. Es la soledad de la persona que se cierra en sí misma, en su mundo propio y se cierra al contacto con los otros. Este tipo de soledad es un obstáculo al crecimiento de la persona# En cambio, la soledad habitada es espacio propicio para la experiencia de Dios. Es igualmente una experiencia necesaria para crecer en la capacidad de formar relaciones maduras con otros y llevar una vida fecunda de trabajo y servicio, y también de descanso y esparcimiento. Nuestra espiritualidad centrada activamente en la misión, en el compromiso apostólico con el mundo, con la vida de la gente, exige momentos y espacios de soledad. El Señor llamó a los apóstoles para que estuvieran con Él y para enviarlos #en misión## El jesuita vive enviado a la misión, pero no puede olvidar que tiene que “estar con Él”. “Dime qué deseas y te diré quién eres”. Los deseos que anidan en lo hondo de uno mismo son los que dan dirección a una vida. Y es en la soledad donde esos deseos afloran y llaman a la puerta insistentemente. Lo importante es “que no sea sordo a su llamamiento”. ¡Qué importante es en la vida hacer ese camino desde la soledad temida a la soledad buscada y habitada! ------------------Ponemos, pues, a tu disposición el artículo correspondiente al mes de marzo: Armando la propia soledad Este servicio -"Espiritualidad: Artículo del Mes"- se quiere situar expresamente en la línea de la 5ª Prioridad del Proyecto Apostólico Común de la CPAL: “Espiritualidad encarnada y apostólica: Compartir la riqueza de nuestra espiritualidad, especialmente por medio de los Ejercicios Espirituales, para alimentar una experiencia encarnada de Dios en las personas y comunidades cristianas, contribuyendo así al proceso de evangelización al que nos llama Aparecida.” Se trata de un aporte de CLACIES Confederación Latinoamericana de Centros Ignacianos de Espiritualidad# a la formación permanente de quienes tienen interés en la espiritualidad ignaciana# Para ver la lista de los títulos publicados hasta ahora, hacer CLIC Si deseas recibir estos artículos mensuales en tu buzón electrónico puedes inscribirte en nuestra lista de distribución gratuita enviando un correo a espiritualidad.articulo@cpalsj.org

12


Informativo 275