Page 42

REPORTAJE

F. JUSTO

“Acompañar por amor a quien sufre” El domingo 20 de julio de 2008 después del Ángelus, Benedicto XVI nos desvelaba por fin la ciudad que acogería la próxima JMJ: “Queridos amigos: Llega ahora el momento de deciros adiós o, más bien, hasta la vista. Os doy las gracias a todos por haber participado en la Jornada Mundial de la Juventud 2008, aquí en Sídney, y espero que nos volvamos a ver dentro de tres años. La Jornada Mundial de la Juventud 2011 tendrá lugar en Madrid, en España. Hasta ese momento, recemos los unos por los otros, y demos ante el mundo un alegre testimonio de Cristo. Que Dios os bendiga.” ¡MADRID! Cuantos gritos y saltos de alegría, entonces no podía imaginar lo que esto iba a suponer en trabajo, entrega, desasosiego, emoción, ilusión, quebraderos de cabeza y, sobre todo en reafirmar la Fe. Dos años antes, desde la parroquia, comenzaban ya los trabajos para empezar a organizarlo todo, voluntarios, logística, alojamiento, manutención, catequesis, actividades culturales, actos centrales..., grandes pinceladas que al principio no parecía que pudiesen definir nada y que poco a poco fueron dando forma a este impresionante evento, siempre vivido desde la experiencia de peregrino, del que va al encuentro de Cristo y que, en esta ocasión, iba a ser desde la de voluntario, la del que acoge, del que da y dando con alegría lo recibe todo. Entre tanto continuaban las reuniones en la parroquia y entonces llegó la noticia, el Papa tendría un encuentro con jóvenes discapacitados en nuestra casa, me parecía increíble, después de seguirle por los confines de la tierra venía, no sólo a Madrid sino a la Fundación, me sentí como Zaqueo, ”…baja, conviene que

42

“Impresionante evento siempre vivido desde la experiencia de peregrino”

vaya a tu casa….” y su corazón se transformó al recibir a Jesús, el mío de momento se me salía del pecho, había que formar parte de esto. Ahora más reuniones y poco a poco se fue definiendo y perfilando la visita, voluntarios, trabajadores, pacientes y residentes, cada vez más motivados iban transformando la Fundación tanto por dentro como por fuera. Después de tanto trabajo, tanta gente nueva conocida, alegrías y algún disgusto, por fin el gran día, que intenso y emocionante, más de 200 personas nos reuniríamos en este encuentro con Pedro. La Fundación estaba totalmente engalanada para el encuentro, solamente quedaba esperar el gran momento; el ambiente, cálido y acogedor comenzó a vibrar, ya estaba aquí, parecía mentira. El testimonio del joven que habló y cómo Benedicto saludó a los jóvenes que estaban en el escenario fue sobrecogedor, pero fueron sus palabras las que dieron frescura a mi fe, recordándome que el rostro de Dios se muestra en los que padecen y que este amor hacia el que sufre sólo surge del encuentro personal con Cristo. “Vuestra vida y dedicación proclaman la grandeza a la que está llamado el hombre: compadecerse y acompañar por amor a quien sufre, como ha hecho Dios mismo”… Y ahora, como Zaqueo… ”la salvación ha llegado a esta casa”, mi corazón se renueva con el encuentro con Cristo. Susana Mª Alvarez Hernando Terapeuta Ocupacional

IN_221  

Boletín bimensual de noticias de la Provincia de Aragón-San Rafael

Advertisement