Issuu on Google+

Director de programa y docente: Jaime Alonso Bautista Uribe / texto guía de: www.guiaacademica.com

Características de la comunicación oral

Lo primero que hay que tener, para que pueda haber comunicación, es ese algo que se desea transmitir: el mensaje. El proceso comunicativo Para que haya comunicación deben existir dos personas: una que entregue la información (emisor) y otra que la reciba (receptor). Con esto se necesita la intención de comunicar, ya sea para preguntar, felicitar, contar, argumentar, exponer, etc. Esta información (mensaje) debe ser transmitida por medio de un código, en el caso del lenguaje oral, un idioma compartido, a través de un medio físico (canal), que sería la voz. Todo este proceso debe estar enmarcado en un contexto, es decir, un lugar, situación y tiempo determinado. Ejemplo Nicolás y Jazmín se encuentran en el bus camino a la universidad. Son las 8 de la mañana del día lunes y ambos demuestran algo de sueño (contexto, lugar y tiempo). Nicolás (emisor del primer mensaje) le dice a Jazmín: “¡Hola!, ¿cómo estás? … parece que con algo de sueño… Jazmín (receptora del mensaje) escucha lo que le ha dicho Nicolás y responde (ahora pasa a ser emisora y Nicolás receptor del mensaje que enviará la joven): ¡Hola!, sí, estoy con harto sueño porque anoche estudié hasta muy tarde. El código que utilizaron fue el español de Chile y lo transmitieron a través de la voz. 1


Director de programa y docente: Jaime Alonso Bautista Uribe / texto guía de: www.guiaacademica.com

Características de la comunicación oral, considerando la comunicación escrita 1. En el lenguaje oral el mensaje es recibido por medio del oído (el mensaje se escucha). En el lenguaje escrito por medio de la vista (el mensaje se lee). 2. En el lenguaje oral existen dos o más personas que interactúan en un lugar y tiempo determinado, por lo tanto hay respuesta de los mensajes entregados hasta que uno de los dos decida terminar la conversación. A diferencia de la comunicación escrita donde no hay respuesta del emisor del lenguaje (el receptor lee algo que ha emitido alguien). 3. Cabe destacar que una de las grandes características del lenguaje oral es su espontaneidad, que es inmediato y momentáneo, es decir, que dura sólo el instante que es emitido y los mensajes enviados nacen en el momento y no han sido programados con anterioridad. Por su parte, la comunicación escrita, es duradera ya que se puede mantener a través del tiempo (en un libro, revista, carta, diario de vida, etc.) y se puede corregir cuantas veces sea necesario lo que se quiere decir. 4. Los mensajes emitidos en una comunicación oral, se crean a partir del contexto y situación en que se desarrolla el acto comunicativo. La comunicación escrita no requiere un contexto ni una situación para ser creado. Principalmente, en la comunicación oral se utiliza un lenguaje informal y en la escrita, uno formal. Características del lenguaje informal - Utilización de la intensidad, del ritmo y el tono de la voz. - Es redundante, es decir el mensaje puede ser repetitivo y superfluo. - Se repiten continuamente las palabras utilizadas, es decir hay poco utilización de vocabulario. - La información no está bien estructurada. - Se emplean oraciones simples y cortas. - Es común la presencia de desorden de los elementos de la oración.

2


Director de programa y docente: Jaime Alonso Bautista Uribe / texto guía de: www.guiaacademica.com

- Se omiten muchas palabras. - Es frecuente la presencia de frases inacabadas. - Hay utilización de modismos, muletillas, etc.

Ejemplo “Entonces fui al mall y estuve too el rato buscando el disfraz del Julito, cachai, menos mal que era temprano porque…mira ¡qué linda esa blusa!... pero está cara,.. ya po, y ….. ¡mira la Anita! ¡Anita, acá! Característica del lenguaje formal - Presencia signos de puntuación, organización de párrafos. - Utilización de vocabulario más específico. - No es redundante, se entrega la información de una sola vez. - No hay repetición de palabras muy evidente. - La información está bien estructurada y tiene un orden lógico. - Existe un uso de oraciones más complejas y largas. - El orden de las oraciones es más rígido. - No hay omisiones de palabras. - Las frases están completas.

3


Director de programa y docente: Jaime Alonso Bautista Uribe / texto guía de: www.guiaacademica.com

- No se utilizan modismos, muletillas, etc. Ejemplo Entonces la joven se dirigió al mall. Tenía que comprar el disfraz para su hijo, al cual cariñosamente llamaba “Julito”. Como nunca, no alcanzó a dar dos pasos y se encontró con su amiga Carola. Estaban felices ya que hace tiempo no se veían. Se dedicaron a conversar y a mirar las hermosas prendas que mostraban las vitrinas, cuando de repente la joven vio a su hermana Anita... Factores que intervienen en la comunicación Resumiendo Para que la comunicación pueda establecerse es necesario que se den los siguientes factores: Emisor: quien emite el mensaje. Receptor: el que recibe el mensaje (puede ser una persona, un animal, un grupo de personas. Mensaje: información o el conjunto de informaciones que se transmiten. Canal: vía por la cual circulan los mensajes. En el caso de la comunicación oral, el canal es sonoro: lenguaje oral, sonidos, música, ruidos, etc. Código: conjunto de los signos y sus reglas para combinarlos. Situación: contribuye esencialmente a comprender el mensaje. Por ejemplo si estamos en el colegio y suena un timbre, este significará que se terminó la hora de clases, en cambio, si estamos en casa, ello significará que alguien viene a nuestra casa.

Es verdad que tantos los animales como los seres humanos nos distinguimos del resto de los seres (tanto vivos como inertes) por nuestra forma de comunicarnos; pero también es cierto que Dios le ha dado al ser humano esa capacidad casi ilimitada de expresarse; cuando definimos el término “comunicación” la mayoría de los individuos sólo se imagina a dos 4


Director de programa y docente: Jaime Alonso Bautista Uribe / texto guía de: www.guiaacademica.com

o más personas dialogando tranquilamente, intercambiando ideas y sentimientos de manera oral. La idea no es errónea pero sí incompleta, no existe un solo tipo de comunicación mediante la cual expresamos sentimientos, pensamientos y emociones; dentro de estas alternativas contamos con la comunicación oral, gestual, corporal, escrita, eficaz, simple, etc. Los procesos comunicativos para que sean eficaces deben adaptarse al contexto en donde los estamos practicando y también al tipo de persona, en especial si no referimos a la comunicación oral. Este tipo de comunicación se caracteriza por tener un único código (el idioma) y por utilizar un canal de transmisión que pocos nombran, el aire; la comunicación oral es la más antigua, se da entre dos o más personas. Decimos que es la más antigua de todas por el simple hecho de que al no existir imprenta, la noticias o los comunicados eran “cantados” por lo juglares, por ende lo único que se utilizaba aquí eran la cuerdas vocales y el aire para transmitir los mensajes. Una forma de contactarse La comunicación oral, como cualquier tipo de comunicación se destaca por un simple motivo, mantiene contactados a los seres humanos, si comprendemos a la perfección el mecanismo que se utiliza en la misma, nos daremos cuenta, a su vez, porque ejercer correctamente el idioma es tan importante. El lenguaje nos sirve para construir nuestras ideas, para hacer volar nuestra imaginación y para contactarnos con los demás, la comunicación oral fue la primera y hasta un largo tiempo la única, a medida que los años transcurrieron el hombre se dio cuenta que esta forma de contacto podía modificarse con el objetivo de alcanzar a una mayor cantidad de personas, es así como luego nace la comunicación escrita. Aunque nos parezca gracioso, la comunicación oral hace mucho tiempo consistía sólo en gritos y gestos, luego creció para convertirse en un medio rico y hasta complejo; debemos reconocer que la capacidad de transmitir información o el conocimiento adquirido por vía oral resultó un aspecto decisivo para la creación de lo que conocemos hoy como “cultura”. La comunicación oral nos ha dejado un legado incalculable de valores, normas, hábitos y técnicas que los seres humanos desempeñamos cotidianamente. La comunicación escrita junto con la oral son los dos tipos de comunicación principales; aunque tenemos muchas más divisiones de éste término, estas dos son las más relevantes; en la mayoría de los casos la comunicación oral se encuentra acompañada de una tipo gestual, esto se debe a que para los seres humanos nos resulta inevitable gesticular cuando hablamos, es una característica espontánea y muy flexible. A lo largo 5


Director de programa y docente: Jaime Alonso Bautista Uribe / texto guía de: www.guiaacademica.com

de este documento describimos las ventajas de esta forma de expresión, pero debemos tener en cuenta que la misma posee limitaciones, entre las mismas encontramos la más evidente, la incapacidad de difundirse fuera de ciertos límites. La comunicación oral sólo puede alcanzar los límites de la voz, o de algún instrumento que haga de ésta un sonido más potente, pero a diferencia de la comunicación escrita, no puede traspasar distritos, regiones o fronteras. Otra de las desventajas es la interpretación, ¿Cuántas veces hemos peleado o discutido por malinterpretar o confundir un mensaje?. La comunicación oral debe ser clara, y para eso debemos estar atentos a lo que se nos comunica escuchando cuidadosamente, en el caso de no entender el punto de la charla se debe pedir al emisor una aclaración. Por último y es aquí donde citamos una frase muy conocida, este tipo de comunicación puede ser negada, todos conocemos la expresión “a las palabras se las lleva el viento”; al no existir documentación que confirme o corrobore lo que se ha dicho, entonces puede ser negado por cualquiera de nosotros. Para lograr una comunicación oral eficaz es necesario tener en cuenta varios aspectos; el fundamental involucra al idioma mismo; las personas que se comuniquen deben hacerlo a través de un único lenguaje cuyos semas remitan para ambos la misma cosa. Otro de estos aspectos es la escucha, en especial si estamos en un contexto infestado de ruidos o interrupciones; por último, en caso de no entender correctamente lo que se ha transmitido, debemos pedir una repetición del mensaje. Aunque esto parezca obvio, las personas suelen quedarse con aquello mal escuchado y con sus propias ideas sobre lo escuchado, en lugar de solicitar la debida ratificación. Al fin de cuentas, saber expresar sonidos no lo es todo...

6


Comunicación Oral