Issuu on Google+

 

comité de empresa lantero cartón, s.l.

Boletín informativo

3ª etapa Nº2 – Febrero de 2011

CUATRO AÑOS MUY INTENSOS QUE SE HAN PASADO VOLANDO  En este tiempo hemos vivido las negociaciones de Convenio  Estatal  de  Artes  Gráficas,  y  la  de  nuestros  acuerdos,  la  FUSIÓN,  la  crisis,  prejubilaciones,  huelgas,  cambios  en  la  Dirección… Hemos publicado 15 boletines, hemos creado la  web…  Esperamos  haber  hecho  bien  las  cosas.  Y  que  el  comité       entrante lo tenga más fácil y lo haga mejor. 

Actualidad Salud Laboral Mi experiencia en el comité Aburrido Una mirada atrás La Nómina

comite.lantero@gmail.com ∙ www.lantero.blogspot.com


Editamos  el segundo número de esta tercera etapa y último de esta  repre‐ sentación de trabajadores. Confiamos que el nuevo comité continúe editan‐ do este boletín, ya que pensamos que es un buen modo de hacernos oir.    e‐mail:  comite.lantero@gmail.com  Web: http://lantero.blogspot.com    En la web podéis encontrar los boletines de la segunda etapa y muchos artí‐ culos que os pueden resultar interesantes. 

     

ULTIMA HORA:  EL  DÍA  28  DE  FEBRERO  DESPIDIERON  A  CUATRO  COMPAÑEROS  DE  LA  EMPRESA. ESE MISMO DÍA  LO COMUNICAMOS EN ASAMBLEA A TODOS LOS  TRABAJADORES  E  INFORMAMOS  DE  LOS  MOTIVOS  ALEGADOS  POR  LA  DIRECCIÓN  Y  DE  QUE  SE  HAN  CONSIDERADO  COMO  DESPIDOS  IMPROCEDENTES,  POR  LO  QUE  LOS  CUATRO  HAN  RECIBIDO  LA  MÁXIMA  INDEMNIZACIÓN.  TAMBIÉN  INFORMAMOS  DE  LAS  INTENCIONES  DE  ESTE  COMITÉ, DE LAS ACCIONES QUE SE VAN A ESTUDIAR, RECIBIENDO EL APOYO  DE LA INMENSA MAYORÍA DE LOS COMPAÑEROS.  SEGUIREMOS INFORMANDO.  

 

Página 2 

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  


Actualidad   Desgraciadamente no podemos comenzar este Boletín sin mencionar el des‐ afortunado accidente de José Luís Muñoz ocurrido el pasado 25 de enero en  la Nave 2.  Le hemos estado visitando en su habitación en la clínica Ruber y le seguire‐ mos viendo en su casa. Lo primero, darle un caluroso abrazo y nuestros me‐ jores deseos para su pronta y total recuperación. Y a continuación, informa‐ ros  que  su  estado  es  estable  y  su  recuperación  será  lenta,  con  visitas  a  la  clínica y una larga rehabilitación.  Sobre  aspectos  de  la  fábrica.  Recalcar  lo  que  todos  constatamos:  la  fusión  real  no  es  cosa  de  un  día  para  otro.  A  este  momento,  no  siempre  somos  conscientes del nuevo estatus de pertenencia a una única estructura empre‐ sarial.  Y  las  costumbres  y  prácticas  laborales  de  ambas  plantas  no  siempre  concuerdan. El hecho físico de mantenerse las dos naves con unidades pro‐ ductivas –como antes de la fusión–  no parece que ayude a esa integración.  Los planes de la Dirección se dirigen hacia ese objetivo. Unificar, en lo posi‐ ble, los medios de producción en una misma nave. No siendo descabellado la  intención de agrupar, así mismo, los vestuarios.  Pero el otro punto de esta fusión es lo que afecta a las condiciones económi‐ cas de los trabajadores de la antigua Contiber. Siempre se ha culpado al Co‐ mité de no mantener ciertas cláusulas de sus acuerdos. Sin reconocer a este  su poder de negociación para obtener lo conseguido –ya sea en materia de  calendario y turnos, como con esto que nos ocupa‐ y que estas tuvieran vi‐ gencia hasta finales de Diciembre de 2010 y no a Junio de 2010, fecha real de  la  fusión  y  primer  planteamiento  de  la  Dirección.  Dando  por  hecho  que  el  comité nunca ha presionado para evitar su eliminación. Nada más lejos de la  realidad. Y ahí están los datos que prueban lo contrario. Pero ahora le toca al  Comité resultante de las próximas elecciones sindicales ‐con una representa‐ ción fuerte y apoyada por todos‐ su valoración y plan de trabajo para estos  años venideros.   

José Aranda Ruiz.   

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  

Página 3 


Salud laboral, un reto de todos los días   Como todos sabéis y así comenzamos este Boletín, el accidente del compañe‐ ro José Luís Muñoz en la Nave 2 prioriza todo el trabajo del Comité de Salud  Laboral. Desde el primer momento, tanto la Dirección como los RR.TT. enten‐ dimos la gravedad del asunto  y así  quisimos reflejarlo con nuestra  presencia  en la Clínica hasta altas horas de la noche. Allí ya constatamos la gran preocu‐ pación  del  nuevo  Gerente  por  la  seguridad.  Preocupación  que  se  plasmó  en  permitir a los RR.TT. personarse –desde el primer momento– en todas las in‐ vestigaciones y visitas del Inspector, pudiendo aportar lo que creemos necesa‐ rio.  Así,  cuando  la  autoridad  competente  levantó  el  precinto  –y  nunca  antes  de esta acción– se inició la investigación. Como digo, desde el primer momen‐ to estuvieron presentes componentes de los trabajadores del Comité de Salud  Laboral. Nos cercioramos que todos los sistemas de emergencia funcionaban  como debieran y solo hubo una pequeña desviación de la medida del sensor  del carro, pero que no afectaba al accidente –según la propia declaración del  accidentado–.  Ni  era  factible  su  intervención  en  el  accidente  pues  el  daño  hubiera sido mucho peor. Este hecho se hizo constar al inspector así como la  mejora de las superficies laterales.  Solo después de habernos asegurado la total y exhaustiva correcta marcha de  los sistemas de seguridad, corrigiendo la medida del sensor, se puso operativo  el carro. Y como el propio Inspector de trabajo apuntó en su visita, se hizo lo  correcto. No es facultad nuestra plasmar aquí las impresiones o valoraciones  de  la  investigación.  Esas  llegarán  en  su  momento  por  los  cauces  oficiales.  Nuestra preocupación es la eliminación del riesgo de que otro accidente con  este medio, pueda producirse. Para ello, aconsejamos el cierre físico y total de  la  vía  del  Transfer.  Pero  en  charla  con  el  Inspector,  nos  indicó  otros  medios   para conseguir tal fin sin ser tan aparatosos. Todo eso se está valorando por  ambas partes para llevarlo a cabo lo antes posible.  Pero algo que encontramos inaceptable fue el trato de la Mutua con el trasla‐ do del compañero accidentado. De tal manera que pusimos una reclamación  al Ministerio de Trabajo. El cual ya ha decidido dando la razón al Comité.  En la siguiente reunión de Salud Laboral, se presentaron 2 personas represen‐ tantes de la Mutua UMIVALE. Lejos de venir a pedir perdón por su comporta‐ miento, su respuesta fue una serie de excusas para negar lo innegable; su ma‐ la gestión con el traslado de accidentados en ambulancia a partir de las 8 de la  tarde. Ya puestos en harina, esta RR.TT. mostró sus quejas sobre la atención  de  la  Clínica  Cellosa,  sobre  todo  en  lo  que  respecta  a  fallos  en  la    atención  médica, mientras la Mutua solo se preocupa en llamar a los enfermos a casa.   

Página 4 

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  


Su  respuesta  es  desconocer  los  casos  concretos  o  dificultad  a  la  hora  de  diagnosticar. Hay que aclarar, que la Dirección se puso del lado de esta RRTT  en sus alegaciones contra la Mutua. Como resultado se sacó un procedimien‐ to semanal entre Mutua y Empresa para estudiar las incidencias. Pero como  muchas veces hemos recomendado, ante cualquier malestar con la atención  o tratamiento de la Mutua o Cellosa, poner una reclamación por escrito y fa‐ cilitársela al Comité. Con ello, podremos poner en su sitio a la Mutua.  Otras cuestiones tratadas en la última reunión es la realización por 3 distin‐ tas  empresas  de  una  auditoría  para  mejorar  las  condiciones  ambientales  – tanto  de  invierno  como  de  verano‐  de  la  planta  1.  Sus  resultados  se  anali‐ zarán en una próxima reunión de Salud Laboral y os comunicaremos sus re‐ sultados. Sobre el calzado, vistos los problemas que están ocasionados en los  trabajadores.  Hemos  concluido  que  su  causa  puede  deberse  a  la  implanta‐ ción de una plancha de chapa en la suela –debido a un accidente en la Ondu‐ ladora‐ por lo que ahora se pedirán sin esta chapa para los trabajadores sal‐ vo los que trabajan en Onduladora.  Respecto a las diferentes máquinas y zonas de las Naves 1 y 2 a tratar en Se‐ guridad Laboral; próximamente realizaremos una ronda con el nuevo geren‐ te por la fábrica para ver los problemas y posibles soluciones “in situ”.  Para evitar el mal color del agua de las fuentes de agua, se unirá a otra toma  de agua que no presente este problema.   Se arreglarán los vestuarios de la Nave 2, instalando un suelo anti‐deslizante  –que  los  RRTT.  ya  hemos  dado  nuestro  visto  bueno‐  y  mejorando  los  desa‐ gües de las duchas. Cuando se realicen las obras, se harán intentando que se  realicen con los menores problemas posibles. Por lo que se hará una primera  parte  para  terminarla  en  otra  segunda  etapa.  Pedimos  a  todos  la  máxima  comprensión a la hora de usar los vestuarios pues esta mejora es para bene‐ ficio de todos y llevamos reclamándolo desde hace mucho tiempo.  Estas son algunas de las cuestiones que más os preocupan pero siempre hay  otros detalles que siempre nos hacéis llegar y que intentamos solucionar lo  antes posible. Por lo que nunca dudéis en decirnos, las veces que hagan fal‐ tan, los problemas de esta índole que consideréis necesarios arreglar.  José Aranda Ruiz 

 

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  

Página 5 


Mi experiencia en el Comité     Parece que fue ayer cuando el Poly me pidió que entrara en el Comité. La ver‐ dad es que nunca me sentí atraído por el trabajo del comité, ni sabía muy bien  a qué se dedicaba exactamente. Pero me lo pidió por el bien común, y no pu‐ de negarme. Y le prometí que mi compromiso sería hasta el final de la legisla‐ tura.   Y he cumplido. Han sido cuatro años de trabajo duro, de “peleas”, de disgus‐ tos… y también de alegrías y de problemas resueltos. No ha sido fácil. No ha  sido el mejor de los tiempos y no hemos podido hacer todo lo que nos hubiera  gustado. No todo ha salido como hubiéramos soñado, pero nos hemos esfor‐ zado y creo que no lo hemos hecho mal del todo.  Me siento bien por haber aportado mi granito de arena. Y me alegro de haber  sido  parte  de  este  comité.  Villez,  Aranda,  Óscar  y  Ángel  han  demostrado  su  compromiso con el colectivo y además han sido unos compañeros excelentes  y les agradezco estos años de trabajo juntos.  Yo me bajo aquí. Sé que las personas que vengan al comité lo harán con mu‐ chas ganas, con nuevas ideas, y con ilusión. Y que lo harán bien.  Hace  cuatro  años,  cuando  empezamos  a  escribir  en  el  blog,  ya  teníamos  la  sensación  de  que  el  futuro  venía  torcido.  Aquella  nueva  dirección  no  nos  gustó desde el principio, porque nos daba la mala espina que estaba llevando  a  la  empresa  por  el  camino  equivocado.  Lamentablemente  el  tiempo  nos  ha  dado la razón.  Ahora,  mi  sensación  es  (necesito  que  sea)  muy  diferente.  Se  han  producido  cambios en la dirección que seguro que da buenos frutos.   La empresa nos ha pedido colaboración y compromiso. Y nuestra respuesta es  que nosotros estamos aquí para trabajar y para que esto funcione. Siempre ha  sido así. Sentimos a Lantero como parte de nuestra vida, como algo nuestro. Y  esperamos que siga siendo así mucho tiempo.     Manuel Pozo 

 

Página 6 

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  


Aburrido    Estoy en casa, aburrido sin poder hacer nada por culpa de una rebelde ciáti‐ ca. Me encarga “el presi” que escriba algo para el próximo Boletín. No tengo  muchas ganas pero por mi Novi lo que haga falta. Lo primero que se me ocu‐ rre es felicitarle porque ha demostrado ser una excelente persona. Hace un  trabajo encomiable dentro del comité, estando muy implicado e intentando  hacer las cosas lo mejor posible. Después de la salida de José Villez, ha cogi‐ do el toro por los cuernos. A lo mejor, no muy bien apoyado pero ahora es lo  que hay.  Quien me lo iba a decir a mí la primera vez que entró en Lantero. Me moles‐ ta mucho que todos los palos se los lleve él. A veces sin razón o por tonter‐ ías. No puede estar enjuiciado todos los días.  Bueno, después de haberle hecho la pelota al que considero un amigo, decir  que hay que reconocerle su labor y ganas.  Cambiando de tema; ¿cuál es la situación de la empresa? Me acuerdo que ya  hace años  llegó el señor Casal desde Galicia para decirnos a todas horas que  “el barco se hundía”. Ahora llega el Sr. Albert desde Cataluña y nos pinta la  situación igual o peor. Pero, ¿sabremos realmente en qué estado nos encon‐ tramos? Lo que sí tengo claro es que los trabajadores siempre hemos puesto  todo de nuestra parte y que somos el mayor activo de esta empresa.  Ahora llegan las elecciones de Comité de empresa y espero que todos sepa‐ mos que son muy importantes. Debemos ser responsables y elegir a las per‐ sonas que mejor nos representen. Un comité integrado por compañeros de  las dos naves donde no haya dos bandos sino solo uno mirando por el bien  común. Olvidando el pasado y centrados en el presente y futuro.  Un saludo a todos los compañeros.    Juan Francisco “El Polly”. 

 

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  

Página 7 


Un tiempo para una mirada atrás.  

Es hora, con el inicio del proceso electoral que llevará a la elección de un nue‐ vo Comité de Empresa, para mirar lo conseguido y prepararse para los nuevos  retos.  Desde la fusión de ambas plantas, este Comité ha tenido que ir adaptándose a  la nueva situación que la misma fusión ha generado a la vez que asumir las di‐ ferentes “bajas” sufridas en nuestras filas. Por todo ello, no ha sido una etapa  fácil.   Primeramente,  lo  importante fue conseguir  que la empresa no  impusiera  un  horario ni unos cambios de rotación. Esa tarea fue un objetivo del comité y así  se consiguió. El horario que fue aprobado no ha sido un capricho, sino el re‐ sultado  de  un  estudio  donde  se  reflejó  que  los  compañeros  que  carecen  de  medio de transporte y que residen en Madrid y alrededores, tendrían graves  problemas de llegar a tiempo a su puesto de trabajo de aplicarse un horario  más  temprano  al  que  tenemos.  Así  mismo,  el  periodo  de  rotación  aprobado  debe  ser  interpretado  como  un  intento  de  unirnos  de  la  manera  menos  traumática para ambas plantas. Ni las 4 semanas que tenía la antigua Lantero,  ni la semana de la antigua Contiber. Y sobre el comienzo del turno de trabajo  del turno nocturno, fue una decisión de la mayoría.  A partir de ahí, lo que quedaba era armonizar los intereses de la empresa con  los de los trabajadores, que no es moco de pavo.  También  por  la  lucha  del  comité  se  consiguió  que  aquellas  condiciones  económicas  de la antigua Contiber que a partir de la fusión –Julio del 2010–,  la  empresa  quería  eliminar;  se  mantuvieran  hasta  Diciembre.  Y  a  todo  esto,  comentar las continuas reuniones con los asesores y abogados de CCOO        – incluso a día de hoy– para calibrar las posibilidades de luchar por ellas.  En  un  resumen  rápido,  podemos  destacar  aquellas  otras  condiciones  que  hemos conseguido mejorar o equilibrar:  ‐ Igualar las condiciones de la Nave 1 con la Nave 2 del Plus de Nocturnidad  cuando la empresa traslada a los trabajadores que lo cobran a otro turno que  no sea nocturno. 

 

Página 8 

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  


‐  Equiparar los conceptos salariales a los acuerdos de trasposición del actual  convenio para aquellas subidas de Nivel actuales. Con reconocimiento de Ni‐ vel para compañeros de ambas naves.  ‐ La correcta trascripción en nómina del puesto de trabajo. Un requisito legal  y de gran importancia.  ‐ Continuar con el plan de pre‐jubilaciones. Beneficiándose ambas plantas de  la aplicación de estas.  ‐  Corrección  de  la  fórmula  del  cálculo  del  Complemento  de  Nocturnidad.  Aplicando días trabajados como es de ley.  ‐ El respeto de las condiciones de aquellos compañeros que no son fijos en la  empresa pero contamos con ellos durante todo el año.  ‐ Equiparación del Complemento de Nocturnidad de la Nave 2 con el que te‐ nia la Nave 1. Quedando para todos a 147,12 euros mensuales.  Pero ahora queda mirar hacia delante. En la última reunión a la que asistió el  Consejero del Grupo, el Sr. Amela, se nos describió una situación laboral muy  pesimista. Este Comité comprende el momento y acepta las reflexiones res‐ pecto al aunar esfuerzos, todo el mundo, para salir airoso del actual estado.  Concediéndole una enorme importancia al ahorro y a la flexibilidad; como a  la mejora del sistema de calidad y productividad. Pero no hay que olvidar –y  así  se  lo  hicimos  constar  al  Sr.  Amela–  que  el  principal  problema  de  la  em‐ presa,  dejando  a  un  lado  la  crisis  que  afecta  a  todos,  es  la  mala  gestión  de  años  anteriores  que  han  dilapidado  la  nuestro  crédito  en  cuanto  calidad  y  servicio. Unida a una desastrosa política de  recursos económicos, traducién‐ dose  en  grandes  desajustes  en  los  gastos  de  la  empresa.  Todos  estos  pro‐ blemas,  ya  los  habíamos  reflejados  en  escritos  a  la  empresa.  Mostrando  nuestra preocupación por esta situación. Tampoco hay que olvidar de aque‐ llo  que  se  ha  hecho  bien  como  todas  las  pre‐jubilaciones  habidas.  Que  han  ahorrado una importante cantidad de dinero. Por lo que no se puede acen‐ tuar  todo  el  peso  del  intento  de  salir  adelante,  en  los  costes  salariales  del  personal.  Todo  esto  lo  tendremos  en  la  cabeza  en  todo  el  tiempo  que  ha  de  venir.  Y  por  supuesto,  os  mantendremos  informados  por  todos  los  medios  disponi‐ bles a nuestro alcance.  Jose Aranda.   

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  

Página 9 


La nómina: así se estructura el sueldo La nómina no es, en definitiva, más que un recibo de salario en el que la em‐ presa acredita el pago de las diferentes cantidades que forman nuestro suel‐ do. En ella quedan registradas también las deducciones que se realizan sobre  el  salario,  básicamente  las  cuotas  a  la  Seguridad  Social  y  las  retenciones  a  cuenta del IRPF.  Todas las empresas están obligadas por ley a entregar este documento a sus  trabajadores y a hacer constar en él todos los pagos que éstos perciban por su  trabajo. Aunque existe un modelo oficial de nómina, las empresas pueden uti‐ lizar otras variantes similares. El modelo más utilizado, en todo caso, no se di‐ ferencia  mucho  del  oficial.  Está  formado  por  tres  grandes  bloques:  encabe‐ zamiento, devengos y deducciones.  El encabezamiento  En él deben constar los datos de la empresa y del trabajador. Los de la em‐ presa son el nombre o razón social, el domicilio y el número de la Seguridad  Social.  Los del trabajador son nombre y apellidos, número de afiliación a la Seguridad  Social y, sobre todo, tres datos clave:  

Categoría profesional: es uno de los elementos más determinantes para el  sueldo final, ya que, como veremos más adelante, el salario base depende  de ella. Para saber si una persona está encuadrada en la categoría que re‐ almente le corresponde, debe comparar las funciones que desarrolla en su  puesto con las descritas para cada categoría en el convenio colectivo de su  sector.  Puesto  de  trabajo:  indica  la  tarea  que  realiza  la  persona  en  la  empresa.  Debido a la distinta  valoración de puestos de trabajo que hace cada em‐ presa,  dos personas  con idéntica categoría profesional y  que  trabajen en  el mismo  sector pueden tener sueldos diferentes, aunque  el salario  base  sea igual.  Antigüedad en la empresa: influye en conceptos como los pluses de anti‐ güedad, los ascensos, los premios o las indemnizaciones en despidos. 

Lo que recibimos  El segundo bloque dentro de la nómina es el de los devengos, o lo que es lo  mismo,  las  cantidades  que  percibe  el  trabajador  por  diferentes  conceptos.     

Página 10 

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  


Hay dos tipos de devengos: los que cotizan a la Seguridad Social (percepcio‐ nes salariales, que incluyen el  salario  base y los complementos salariales) y  los que están excluidos de cotización (percepciones no salariales).  

El salario base no lo establece la empresa, sino que cada categoría profe‐ sional  tiene  fijado  uno  en  cada  convenio  colectivo.  Todas  las  personas  que  trabajen  en  empresas  regidas  por  el  convenio  del  sector  químico,  por  ejemplo,  y  cuya  categoría  sea  la  de  auxiliar  administrativo,  tendrán  siempre el mismo salario base.  Lo que marca la diferencia entre sueldos son los complementos salaria‐ les. Existen varios tipos:  o Personales: se derivan de las condiciones del trabajador. Entre ellos  están la antigüedad, los conocimientos especiales (idiomas, titulacio‐ nes...) y todos aquellos que la empresa quiera incluir para mejorar el  sueldo de la persona.  o Por el puesto de trabajo: son pluses asociados a algunos puestos (por  peligrosidad, por trabajar en horario nocturno, por una responsabili‐ dad especial, etc.).  o Por calidad/cantidad de trabajo: aquí se incluyen los incentivos  por  rendimiento o por objetivos conseguidos, los pluses por la puntuali‐ dad, las horas extras...  o De vencimiento periódico superior al mes: bajo este concepto se en‐ globan las pagas extras y las posibles participaciones en los beneficios  anuales de la empresa.  o En especie: todas las percepciones que el trabajador reciba en bienes  distintos del dinero: casa, manutención, etc. 

En  los  devengos  también  deben  constar  las  percepciones  de  carácter  asistencial y acción social de la empresa. No forman parte del salario, pe‐ ro cotizan a la Seguridad Social. Aquí se incluyen todas las ayudas de la  empresa al trabajador (ayuda por hijos, permisos nupciales, comedores,  ayudas para la compra de viviendas, créditos...).  Llegamos  finalmente  a  las  percepciones  que  no  cotizan  a  la  Seguridad  Social. Las más habituales son las dietas de viaje, los gastos de locomo‐ ción,  los  pluses  de  distancia  y  las  indemnizaciones  por  traslado  a  otro  centro de trabajo. Todas ellas se consideran percepciones no salariales. 

Lo que nos descuentan  De la suma de las cantidades anteriores (salario base, complementos de todo  tipo,  acción  social  de  la  empresa  y  percepciones  no  salariales)  se  extrae  la  cantidad total de nuestra remuneración, que aparece como "total devenga‐ do".   

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  

Página 11 


Pero ésa no es la cantidad que finalmente recibimos, ya que antes se le des‐ cuenta todo lo que hemos de pagar a cuenta del IRPF y a la Seguridad Social,  es decir, las deducciones. No se realizan sobre la cantidad exacta del total de‐ vengado, sino sobre esa cifra redondeada.   

La primera deducción se hace a cuenta del IRPF y aparece expresada con un  tanto por ciento a descontar del total.  La  segunda  deducción,  a  cuenta  de  la  Seguridad  Social,  se  divide  en  dos  conceptos: contingencias comunes (un 4,70% del salario para todos los tra‐ bajadores) y desempleo y formación profesional (un 1,65% del salario en el  caso  de  los  trabajadores  con  contrato  indefinido  y  un  1,70%  para  los  que  tienen contrato temporal). 

¿Qué  estamos  pagando  en  cada  caso?  En  el  primero,  la  asistencia  sanitaria  pública. En el segundo, las ayudas a las personas sin empleo y las acciones de  formación profesional que financia el Estado. Hay otros tipos de deducciones,  pero éstas son las que afectan a todos los trabajadores.  La cifra final, por tanto, de líquido total a percibir será el resultado de restar  al "total devengado" el total de las deducciones. Eso es lo que realmente ga‐ namos.  Es  absolutamente  recomendable  conservar  todas  las  nóminas.  No  sólo  para  probar que hemos trabajado, sino para prevenir los efectos de fraudes de las  empresas o errores de la administración.  © Laboris   

 

Página 12 

Comité de Empresa – Lantero Cartón, S.L.  


Boletín Informativo 3.2b